You are on page 1of 44

Universidad Nacional de Trujillo

Universidad Nacional de Trujillo
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

DERECHOS REALES DE GARANTIA
LA PRENDA

Profesor: Dr. César A. Quevedo Paredes
AGUILAR SANDOVAL, Juan Miguel ALBARRAN VAZQUES, Roxana ALIAGA ESCALANTE, Saira ANHUAMAN ÑIQUE, J. Dennis BENITES TORRES, Lizbeth Miriam CRUZ CASTILLO, Jorge ESPINOZA MENDOZA, Luis Manuel FIGUEROA FLORES, Guillermo Luis GUEVARA ORBEGOZO, Luz LA BARRERA MARCELO, María Noelia LUJAN RAMIREZ, Anaïs

Trujillo – Perú
55

Universidad Nacional de Trujillo

2010 ÍNDICE
Pág.

Presentación…………………………………………………………………………… ……………3 Introducción…………………………………………………………………………… …….……..4

A. Derechos reales de garantía 1. Concepto………………………………………………………………….. …… ……..5 2. Naturaleza……………………………………………………………….. …………….5 3. características………………………………………………….. …………………….6 4. importancia…………………………..…………………………….. ………………..8

B. La prenda o garantía mobiliaria 1. Definición……………………………………………………………………… …………11 2. Naturaleza…………………………………………………………………….. ………..11 3. Características………………………………………………………………… ………12

55

Universidad Nacional de Trujillo
4. Elementos…………………………………………………………………….. ………..16 5. Requisitos de validez……………………………………………………………..17 6. Clases…………………………………………………………………………… ………… 17 7. Extensión de la garantía mobiliaria……………………………………...21 8. Derechos y obligaciones……………………………………………………. …23 9. Constitución de la ley de garantía mobiliaria……………………. 28 10.Prelación de los acreedores………………………………………… 11.Inscripción registral………………………………………………………. 12.Ejecución de la garantía mobiliaria……………………………….

Conclusiones Bibliografía

PRESENTACIÓN
Los alumnos de V ciclo, sección “A” de la Escuela de Derecho de la Universidad Nacional de Trujillo, tienen el agrado de presentar el trabajo encomendado: “Derechos Reales de Garantía - la prenda”.

55

Universidad Nacional de Trujillo
En esta oportunidad se realizó una búsqueda exhaustiva de los puntos concernientes al presente tema, consignando así el concepto, naturaleza, las características e importancia de los Derechos Reales de Garantía. Asimismo abordamos el tema de “la prenda”, conocida actualmente como “Garantía Mobiliaria” considerando, la definición, el concepto, naturaleza, clases y otros puntos considerados de importancia por el grupo. Por último, se analizo la ley 28667 de la garantía mobiliaria, con el fin de poder encontrar similitudes y diferencias con los artículos 1055 a 1090 del código civil derogados actualmente por la ley antes mencionada, lo que nos permitirá tener una visión amplia y completa del tema a tratar. Esperamos que este trabajo sea de utilidad, y que sobre todo forme una apreciación crítica para los futuros hombres de Derecho del Tercer Año, que es lo que se requiere para que el Estado peruano mejore cada día.

LOS AUTORES

INTRODUCCIÓN
Las garantías en el concepto de derecho real ofrecen una seguridad suplementaria o accesoria a una obligación principal. La ley 28677, que es la nueva ley de garantía mobiliaria, tiene vigencia desde el 30 de abril de 2006; esta ley tiene la virtud de unificar y simplificar la regulación de la diferentes prendas e hipotecas que incidían sobre bienes muebles incluidos naves y aeronaves y otros

55

Universidad Nacional de Trujillo
bienes que hasta antes de la promulgación de esta ley eran considerados como inmuebles. La ley 28677 instituye un nuevo régimen de garantías

mobiliarias derogando totalmente los artículos del 1055 a 1090 del código civil referentes a la prenda. La nueva Ley tiene por objeto regular la denominada garantía mobiliaria que recaerá sobre los más distintos bienes muebles para asegurar obligaciones de toda naturaleza: presentes o futuras, determinadas o determinables, sujetas o no a modalidad. Aunque está dirigida principalmente hacia la falta de desposesión del bien, también se incluye la garantía con desplazamiento, que equivaldría a la prenda clásica. Pero no sólo se ocupa de la constitución y régimen de la garantía, también estructura un sistema de publicidad registral mobiliaria y se ocupa de los procedimientos de realización del bien, en todo lo cual se introduce importantes innovaciones en el Derecho civil y mercantil peruano.

DERECHOS REALES DE GARANTIA
1.-DEFINICION:
Los derechos reales de garantía son aquellos que tienen por objeto otorgar seguridad al acreedor con el propósito de que los préstamos que otorga le sean devueltos por el deudor quien es el que debe responder con su patrimonio por todas las obligaciones que contraiga.

55

Universidad Nacional de Trujillo
Los derechos reales de garantía, según Bevilaqua1, como «aquellos que recayendo sobre determinada cosa corporal la vinculan al cumplimiento de una ob1igacion». Esta definición solo hace alusión a bienes corporales, pues el derecho real de garantía puede recaer sobre bienes también inmateriales, por ejemplo, la hipoteca constituida sobre una copropiedad, recaer sobre las cuotas ideales o abstractas -derechos y accionesde uno o más copropietarios. Para Albaladejo2, los derechos reales de garantía «son aquellos que aseguran el cumplimiento de una obligación mediante la concesión de un poder directo e inmediato (real) sobre una cosa ajena, poder que faculta a su titular para, si aquella se incumple promover una enajenación de esta y hacerse pago con su precio de dicha obligación asegurada o de 1a suma a que ascienda la responsabilidad por el incumplimiento». Es importante dejar claro que no es la posesión del bien lo que concede la garantía sino la transmisión de la facultad de disposición que puede ejercer el acreedor este o no el bien gravado bajo su posesión, de modo que el acreedor está facultado para vender el bien cuando hay incumplimiento de la obligación principal puesto que es la voluntad manifestada del deudor.

2.-NATURALEZA JURIDICA
Para nosotros, y para la mayoría de autores (Los Mazeaud, Messineo, Borda, Lafaille, Cuadros, entre otros) se trata de derechos reales inmobiliario, mobiliarios y accesorios sobre bienes ajenos que operan en función de una garantía real destinada al cumplimiento de una obligación principal. Las garantías reales tienen una clara inherencia en el acreedor, que se advierte a través del ejercicio de los derechos de preferencia y persecución (rasgos propios de derechos reales).Sin embargo, para algunos, por ejemplo, la hipoteca no es derecho real, y esgrimen para fundamentar ella, que en esta garantía no existe par parte del acreedor la inherencia can la posesión del bien otorgado en garantía; pero olvidan que, can la hipoteca se está transmitiendo al acreedor las facultades de disposición del bien venta- para su
1

enajenación

y

hacerse

pago

-el

acreedor-

en

el

supuesto

del

Citado par Cuadros Villena ob. Cit., t. 4°, p. 56. Cit. par ARIAS-SCHEREIBER, M., Exégesis del Código Civil de 1984 - los derechos reales de garantía - Gaceta Jurídica, t. VI, Lima, 1995, pp. 13-14.
2

55

Universidad Nacional de Trujillo
incumplimiento del pago de la deuda. No es pues la posesión la que concede la garantía --como dice Cuadros--, sino, es la transmisión de la facultad de disposición, que puede ejercitarla este o no el bien gravado bajo la posesión del acreedor. La facultad de disposición en la hipoteca, a las facultades de uso y disfrute en la prenda y la anticresis, no son sino inherencias del derecho real de propiedad, que ejerce el acreedor como garantía efectiva para el cumplimiento de las obligaciones del deudor. Siendo así, no es propiamente que sea el ejercicio de la posesión la que le otorgue la naturaleza jurídica de derechos reales de garantía, sino, el ejercicio mismo de los atributos del derecho real de propiedad (disposición, usa y disfrute). El acreedor está facultado para vender el bien cuando hay incumplimiento de la obligación principal, porque es la voluntad manifestada par el propio deudor al constituir la hipoteca -si no te pago vende el bien-, haciendo uso de las facultades que el derecho de propiedad le concede. Tampoco podemos creer que la accesoriedad de la prenda, anticresis a hipoteca, frente al derecho creditorio del acreedor, pueda determinar que no son de naturaleza real. Lo que determina, en sí, la naturaleza real de estas garantías, son 1os bienes sobre los que recaen mobiliarios (prenda) a inmobiliarios (hipoteca y anticresis), muebles e inmuebles (retención).

3.-CARACTERISTICAS GENERALES
La aproximación al concepto de garantía, sin duda, debe partir, de un acercamiento y estudio de la relación de responsabilidad dentro de la obligación principal garantizada, porque siempre la contratación de una garantía se encamina a asegurar la responsabilidad del deudor frente al acreedor, entiéndase, determinación del modo en que se resarcirá el acreedor del incumplimiento del deudor, modo en que según la garantía acordada tendrá características jurídicas propias en cuanto a su forma de realización y alcance en cada caso. De tal forma, se construye la certeza de que la garantía es a la responsabilidad, lo que ésta a la obligación. Las principales características son:

55

Universidad Nacional de Trujillo
• Son Derechos Reales: Estos derechos recaen como gravámenes sobre el derechos de propiedad. Quien no ostenta la calidad de propietario no puede gravar un bien, el cual debe soportar el gravamen, como que es el más completo de los derechos reales, a través del cual se ejerce directamente la disponibilidad del bien; consiguientemente, hacer uso de los derechos reales de garantía importa el ejercicio del ius abutendi sobre los bienes.3 • Accesoriedad: No tienen independencia, sino, que dependen y sirven a los fines de la obligación principal. Esto es tan cierto que si la obligación principal de extingue, también se extingue la garantía real • Son Indivisibles: La garantía se mantendrá incólume durante la vigencia de la obligación hasta que sea cancelada en su integridad, sin admitir en lo absoluto que la obligación sea cumplida en parte o que tenga injerencia en la garantía real , esta permanecerá indivisible. El que la obligación sea pagada en partes, no significa que la garantía sea reducida o fraccionada, es decir, lo que no está permitido es que la garantía constituida sea disminuida parte por parte; en todo caso, se puede reducir el monto o la suma de la hipoteca, por voluntad de las partes, pero no la reducción o disminución de los bienes que soportan el gravamen con la hipoteca u otra garantía real. • Son Voluntarios: puesto que estas garantías recaen exclusivamente sobre los bienes de la propiedad del deudor como expresión de su propia voluntad coincidente con la del acreedor. • No se admite el Pacto Comisorio: Se trata de una prohibición legal que tiene como objeto impedir el abuso del acreedor. Consiste en adquirir o apropiarse de la propiedad del bien objeto de la garantía real, por la falta de pago de la deuda dentro de la vigencia del plazo convenido. Por lo tanto el acreedor está prohibido de pactar para apropiarse del bien objeto de la garantía real, aun cuando no se haya cumplido con la obligación principal.

3

GONZALES LINARES, Nerio. Derecho Civil Patrimonial: Derechos Reales. 1era Edición. Pág. 701.

55

Universidad Nacional de Trujillo
• Crean Derechos Preferenciales: Tiene como objeto asegurar el pago de la obligación de manera preferente frente a los otros acreedores del deudor. Este derecho faculta al acreedor para ser pagado con el valor económico de los bienes sobre los que recayó la garantía real. Desde luego, el derecho de preferencia de pago de la deuda opera en el caso de incumplimiento de la obligación, y además, se produce cuando hay el concurso de otras personas acreedoras (naturales o jurídicas) del mismo deudor también garantizadas con los mismos bienes. Como consecuencia de aquel derecho de preferencia surge otro derecho real, que es el de persecución, que faculta al acreedor perseguir el bien otorgado en garantía, allí donde este y en poder de quien se encuentre. • La Especialidad: Esto quiere decir que recae sobre bienes concretos. No puede haber una garantía sobre todos los bienes, hay que especificar cada uno de ellos.

4.-IMPORTANCIA:
Las garantías es un tema de vital importancia porque permite conocer que las garantías abarcan áreas no sólo del derecho civil (específicamente derechos reales y contratos), sino que también abarcan áreas del derecho industrial, del derecho cambiario o derecho cartular, del derecho bancario y del derecho registral, entre otras áreas del derecho. No sólo es necesario redactar bien los contratos sino que también es necesario conocer cuáles son los contratos existentes para que según el caso sepamos elegir cuál es el contrato que corresponde redactar frente a un caso o supuesto determinado. Lo mismo ocurre cuando queremos constituir una garantía ya que no sólo es necesario conocer los contratos sino que también es importante saber cuáles son las garantías existentes en cada Estado para posteriormente recién elegir dentro de dichas garantías cual se ajusta más al caso concreto o supuesto determinado. 4.1. Importancia Económica de las Garantías: Las garantías tienen la ventaja de agilizar el otorgamiento de un crédito o el cumplimiento del

55

Universidad Nacional de Trujillo
pago del precio en los contratos de compra venta. De todas las ventas realizadas gran parte de ellas son efectuadas al crédito, es decir, no todas las compra ventas se celebran al contado, por lo cual es importante brindar a los empresarios mecanismos que garanticen el cumplimiento de las obligaciones consistentes en el pago, sin embargo, es necesario precisar que el contrato de compra venta no es el único contrato que cuando es celebrado al crédito, amerita la constitución de una garantía. Sino que para el cumplimiento de otros contratos también es posible constituir garantías por ejemplo para asegurar el pago de la merced conductiva en los contratos de arrendamiento de inmuebles o de vehículos, en otros contratos la garantía lo que garantiza no es el pago de la merced conductiva sino la devolución del bien por ejemplo en los contratos de arrendamiento de vehículos es importante no sólo el pago de la merced conductiva sino también la devolución del vehículo. Las garantías también pueden ser necesarias para garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los contratos de arrendamiento de computadoras. En tal sentido resulta indispensable comprender que el tratamiento de las garantías en el derecho positivo peruano rebasa las garantías reguladas por el Código Civil Peruano de 1984, ya que para muchos autores hablar de garantías es hablar de las garantías reguladas por el Código Civil Peruano de 1984 en el Libro V titulado Derechos Reales que son la hipoteca, el anticresis y el derecho de retención. La elección por parte del empresario y/o asesores de la garantía es determinante para el desarrollo de las empresas ya que cuando se elige la garantía es importante porque al elegir la garantía no sólo es necesario tener en cuenta que la misma garantizará el cumplimiento de la obligación, que sea de fácil realización y de un costo reducido, sino que además se debe tener en cuenta que dicha garantía sea una garantía fácil de constituir. 4.2. Eficiencia de las Garantías: La eficiencia de las garantías es determinada en distinto nivel para cada bien o para cada caso concreto. Por lo cual algunas garantías resultan ser más eficientes que otras en algunos supuestos. Por ejemplo para garantizar el pago de una casa

55

Universidad Nacional de Trujillo
puede resultar eficiente constituir un derecho real de hipoteca o celebrar un contrato de fideicomiso en garantía. También es necesario precisar que la eficiencia de las garantías puede ser determinada por diversos factores como el costo de su constitución, el tiempo que demora constituir la garantía, la forma de ejecución de la garantía, los beneficios de la garantía frente a otras formas de garantía. Es decir, que algunas garantías tienen ventajas frente a otras garantías. Por ejemplo el contrato de fianza resulta ser muy eficiente por el costo en su constitución. También es necesario precisar que el contrato de fideicomiso en garantía resulta ser muy eficiente porque su ejecución es extrajudicial, a diferencia del derecho real de hipoteca que su forma de ejecución es judicial. Es necesario aclarar que las garantías desde cierto enfoque pueden resultar eficientes, pero desde otro enfoque pueden resultar no eficientes, en tal sentido podemos afirmar que el contrato de fianza resulta eficiente desde el punto de vista que su constitución es rápida, pero teniendo en cuenta que es una garantía de tipo personal, no resulta ser tan eficiente como el derecho real de hipoteca por que éste persigue al bien, conforme al segundo párrafo del artículo 1097 del Código Civil Peruano de 1984 que establece que la garantía no determina la desposesión y otorga al acreedor los derechos de persecución, preferencia y venta judicial del bien, es decir, el derecho real de hipoteca resulta eficiente por que tiene como característica el ser persecutorio. 4.3 Función Económica: Las garantías cumplen una importante función económica por que gracias a la existencia de las garantías la celebración de algunos contratos es mayor, ya que por ejemplo no todos los contratos de compra venta se celebran al contado, sino que muchas compra ventas son a plazos. Las garantías no sólo son importantes para la celebración de contratos de compra ventas a plazos, sino también para la celebración de otros contratos como son el contrato de cuenta corriente, el contrato de mutuo, el contrato de arrendamiento de vehículos y el contrato de crédito bancario, entre otros contratos. Es decir, las garantías facilitan el

55

Universidad Nacional de Trujillo
otorgamiento de créditos por parte de las Empresas del Sistema Financiero, empresas que además se valen de la información contenida en las Centrales de Riesgo a que se hace referencia en el artículo 158 de la Ley General del Sistema Financiero de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros, contenida en la Ley 26702.En caso de no existir garantías sería más difícil para las Empresas del Sistema Financiero calificar como pasible de otorgar un crédito a un cliente, es decir, de no existir garantías existiría mucha inseguridad al momento de otorgar un crédito bancario. Punto importante es que las prendas se inscriben en un registro diferente. Así, la prenda de vehículos terrestres en el registro de la propiedad vehicular, la de los derechos de propiedad industrial e intelectual en el INDECOPI, la de las acciones de las sociedades anónimas en la matricula de acciones de la sociedad de que se trata.En realidad, la prenda con registro ha sido habilitada por primera vez a nivel de código en el actual de 1984. El código anterior, de 1936, no tenía provisiones sobre este tipo de prendas, pese a que la prenda agrícola ya existía antes de que se expidiera en dicho código.

LA GARANTIA MOBILIARIA
1.- DEFINICION
Según NERIO GONZALES LINARES, es el derecho real de garantía, de naturaleza accesoria que tiene por finalidad garantizar el cumplimiento de una obligación derivada de la obtención de un préstamo o crédito de dinero, teniendo como objeto todos los bienes muebles en toda su clasificación. En palabras de SALVAT “habrá constitución de prenda cuando el deudor, por obligación cierta o condicional, presente o futura, entregue al acreedor una cosa mueble o crédito en seguridad de la deuda”.

55

Universidad Nacional de Trujillo
SANCHEZ ROMAN, define a la prenda como un derecho real constituido para garantía de una obligación en una cosa ajena, que entra en la posesión del acreedor o de un tercero, y por virtud del cual el acreedor puede promover a su tiempo la venta de la cosa empeñada, para satisfacer con su importe las responsabilidades peculiares que nazcan de la obligación garantizada. LA LEY DE GARANTIA MOBILIARIA denomina a la prenda como “la garantía mobiliaria” y la define como la afectación de un bien mueble mediante un acto jurídico, destinada a garantizar el cumplimiento de una obligación.

2.- NATURALEZA JURIDICA
La prenda, ahora llamada garantía mobiliaria, corresponde a los derechos reales de garantía, que están destinados solo a asegurar el cumplimiento de la obligación principal del deudor prendario, y en cuanto al acreedor, le confiere los derechos que le asigna la ley. Ni la ley común ni la especial le confieren a la prenda la denominación de contrato, menos la de contrato de garantía mobiliaria, puesto que es solamente un derecho real de garantía y accesorio de la obligación principal. La prenda como garantía en potencia queda ahí, manteniéndose en poder del acreedor o ya en poder del mismo deudor, para hacerse efectiva y operativa cuando la obligación no haya sido cumplida a satisfacción plena del acreedor. Va a dar nacimiento a derechos y obligaciones de carácter patrimonial, y es la obligación principal la que recae en el deudor, consistente en que debe de pagar el préstamo o crédito obtenido; pero a la vez y correlativamente, surge en el acreedor del derecho de exigir toda seguridad necesaria para garantizar el cumplimiento de dicha obligación. Es aquí que surge la presencia de la garantía de naturaleza real mobiliaria, que se perfecciona ante la oponibilidad frente a terceros. La prenda no se puede denominar contrato puesto que no se ajusta a la ley ni a la doctrina sobre la materia. No nace del acuerdo de las partes, sino de la ley como derecho real. Los que nacen del contrato o acuerdo de voluntades es el crédito o mutuo del que emergen derechos y obligaciones de con la entrega física o real a favor del acreedor y la inscripción registral como fundamento

55

Universidad Nacional de Trujillo
naturaleza. Si se toca la práctica jurídica , en lo concerniente a como es manejado el derecho real de prenda o garantía lo encontraremos casi de manera generalizada bajo la denominación de contrato real de prenda o contrato mutuo con garantía prendaria y esto porque la prenda como derecho real de garantía no nace del contrato sino de la ley. La garantía no es mutuo ni crédito, es garantía real y por si sola accesoria de la obligación principal.

3.-CARACTERISTICAS
3.1. Derecho Real De Garantía: Es un derecho real de garantía porque recae sobre el derecho real de propiedad del deudor con el objeto de asegurar el cumplimiento de sus obligaciones frente a su acreedor 3.2. Afectación O Gravamen De Un Bien Mueble: Es la característica de mayor peso de la garantía mobiliaria para establecer su propia configuración típica, entre los demás derechos reales de garantía. Gonzáles Nerio define a los bienes muebles como aquellos considerados por su movilidad o desplazamiento por acción de una fuerza externa o por sí mismos, son pues, aquellos que se puede trasladar de un lugar a otro, sin menoscabo de su sustancia4. Legislativamente se hallan determinados en el artículo 886 del Código Civil. No obstante, con la derogatoria de los incisos 4, 6, y 9 del artículo 885 del Código Civil, los bienes que eran calificados como inmuebles han pasado a tener la naturaleza de bienes muebles, para los fines de la Ley 28677. En suma, el derecho real de garantía mobiliaria excluye todo bien inmobiliario, recayendo únicamente sobre los bienes muebles, los mismos que son, en armonía con el artículo 886 del Código Civil y Garantía Mobiliaria, los que a continuación se señalan. Bienes muebles comprendidos en la Ley de la garantía mobiliaria5 1. 2. Los vehículos terrestres de cualquier clase. Las fuerzas naturales susceptibles de apropiación. la Ley de la

4

GONZÁLES LINARES, Nerio. 2007. “Derecho civil Patrimonial. Derecho Reales”. Edit. Palestra Editores. pág.722. 5 Artículo 4 de la Ley de la Garantía Mobiliaria. Ley N° 28677

55

Universidad Nacional de Trujillo
3. 4. 5. 6. Las construcciones en terreno ajeno, hechas para un fin Los materiales de construcción o procedente de una Los inventarios, estén constituidos por bienes fungibles o El saldo de cuentas bancarias, depósitos bancarios, temporal. demolición si no están unidos al suelo. no fungibles. cuentas de ahorro o certificados de depósito a plazo en bancos u otras entidades financieras. 7. 8. 9. 10. 11. Conocimientos Las acciones de o embarque o títulos en de análoga o naturaleza. participaciones sociedades asociaciones, aunque sean propietarias de bienes inmuebles. Los derechos patrimoniales de autor, de inventor, de Los créditos, con o sin garantía mobiliaria. Los títulos valores de cualquier clase incluyendo aquellos patente, nombres comerciales, marcas y otros similares.

amparados con hipoteca o los instrumentos en los que conste la titularidad de créditos o derechos personales, excepto los cheques. 12. 13. 14. bien. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. Todo tipo de maquinaria o equipo que conserve su Los derechos a dividendos o a utilidades de sociedades. Todo bien mueble dado en arrendamiento financiero o Las concesiones privadas que sean muebles y que no Las naves y aeronaves. Los pontones, plataformas y edificios flotantes. Las locomotoras, vagones y demás material rodante carácter mobiliario. Los bienes muebles futuros. Las pólizas de seguro. El derecho de obtener frutos o productos de cualquier

arrendado. tengan carácter personalísimo.

afecto al servicio de ferrocarriles.

55

Universidad Nacional de Trujillo
Se advierte que la ley en cuanto a los bienes que pueden ser objeto de garantía real mobiliaria, instituye un sistema abierto o libre, cuando dice, “en general, todos los bienes muebles registrados o no registrados” (art. 4 inc.22 de la ley 28677). Excepciones: La misma ley se encarga de exceptuar los bienes muebles que no pueden ser objeto de garantía real mobiliaria que, por convenir a su individual naturaleza, los enumeramos: 1. Los bienes muebles inembargables, señalados en el

artículo 648 del Código Procesal Civil, no están afectos a garantía mobiliaria. 2. Los recursos que constituyen el encaje bancario de

conformidad con el artículo 163 de la Ley N° 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros. 3. Los bienes que integran los Fondos de Aportes

Obligatorios, el Encaje Legal, el Fondo de Longevidad, el Fondo Complementario y los demás señalados en el artículo 20 del Decreto Supremo Nº 054-97-EF, TUO de la Ley del Sistema Privado de Administración de Fondos de Pensiones.

3.3. Accesoria de la Obligación Principal: La garantía mobiliaria es siempre accesoria de una obligación principal ya que su objeto es garantizar su cumplimiento. No tiene independencia, sino depende de todo cuanto le suceda a la obligación principal, si ésta se extingue desaparece la garantía mobiliaria. Para Arias - Schereiber, Max esta característica es sumamente importante porque en virtud de la aplicación del principio de que lo accesorio sigue la suerte de lo principal, la garantía mobiliaria se extinguirá con la extinción de la obligación que garantiza, lo que ocurre normalmente cuando se paga6. 3.4. Con o sin Desposesión: El bien mueble objeto de garantía debe ser entregado al acreedor o a la persona que éste designe, es la regla general; la
6

ARIAS – SCHEREIBER PEZET, Max. 2002. “Exégesis del Código Civil Peruano de 1984”. Tomo IV. 3ª Edic. Edit. Gaceta Jurídica. Pág.31.

55

Universidad Nacional de Trujillo
excepción, es la garantía mobiliaria sin tradición o llamada “con entrega jurídica”7. En consecuencia, la entrega del bien puede ser física o jurídica, de tal modo que de darse con desposesión, se pueda pactar la entrega del bien mueble afectado en garantía al creedor garantizado o a un tercero depositario; como también puede recaer la garantía sin entrega de la posesión o sin el desplazamiento, quedando en posesión del bien el constituyente deudor, o en su caso, se puede desplazar la posesión a un tercero designado por las partes. Con respecto a la entrega o la traditio real en la prenda de títulos – valores o créditos, Gonzáles, Nerio expresa que “debe constar materialmente por escrito u obrar en documentos, que será entregado al acreedor o a quien lo represente legalmente, de tal manera que, en esta clase de garantía mobiliaria, se exige la tradición de la posesión a favor del acreedor”8. Sobre el particular se tiene los artículos 16 y 18 de la ley 28677, que contiene las facultades para poder constituir la garantía mobiliaria sobre los créditos presentes o futuros del deudor. Por su parte, el acreedor puede solicitar al constituyente de la garantía mobiliaria la información relativa al proceso de cobro de los créditos dados en garantía mobiliaria. 3.5. Indivisibilidad: Al respecto Puig Peña9, Federico manifiesta que como consecuencia de esta característica, mientras la deuda no esté totalmente pagada el acreedor está autorizado a conservar el bien, pues un pago parcial no autoriza al deudor a retirarla parcialmente del poder del acreedor, aunque el objeto de ella sea divisible; es decir se mantienen incólumes durante la vigencia de la obligación hasta que sea cancelada en su totalidad sin admitir en lo absoluto que la obligación sea cumplida en partes o que tenga injerencia en la garantía real, esta permanecerá indivisible. 3.6. Tiene por objeto garantizar una obligación: Todo contrato de mutuo o de crédito con garantía mobiliaria con o sin entrega posesoria, se constituye con el objeto de garantizar el cumplimiento de una obligación principal del deudor, esto es, vencido el plazo sin que se haya cumplido la obligación, el acreedor procede a la venta del bien mueble, en la forma como
7

Al respecto el articulo 3 inciso 3.1. de la Ley 28677, dice “La garantía mobiliaria puede pactarse con o sin desposesión del bien mueble. En caso de desposesión, puede pactarse la entrega del bien mueble afectado en garantía al acreedor garantizado o a un tercero depositario”. 8 Ob. Cit. pág. 724. 9 PUIG PEÑA, Federico. 1976. “Compendio de Derecho Civil Español”. 3a Edic. Edit. Ediciones Pirámide. pág. 633.

55

Universidad Nacional de Trujillo
se pactó en el documento de constitución de la garantía mobiliaria.

4.-ELEMENTOS
Según el artículo nº 2 de la ley de garantía mobiliaria, se establecen los siguientes elementos: 4.1. Personales a) Acreedor garantizado: la persona en cuyo favor se constituye la garantía mobiliaria o quien hubiese adquirido, bajo cualquier título, la obligación garantizada. b) Adquirente: el tercero que por cualquier título adquiere un bien mueble afecto a la garantía mobiliaria. c) Constituyente: la persona, sea el deudor o un tercero, que constituye la garantía mobiliaria conforme a esta Ley. d) Depositario: la persona natural o jurídica que custodia el bien mueble, materia de la garantía mobiliaria. e) Deudor: la persona obligada al cumplimiento de la obligación garantizada. 4.2. Reales a) Bien mueble: cualquier bien mueble o conjunto de bienes muebles, de acuerdo a la enumeración que contiene el Código Civil y la presente Ley. b) Formulario de Inscripción: aquel en el que consta, para efectos de su inscripción, la garantía mobiliaria y los otros actos inscribibles. Mediante este formulario se inscriben dichos actos en el Registro correspondiente. El texto de los formularios es aprobado por resolución de la SUNARP. c) Formulario de Cancelación: aquel en el que consta la cancelación de la garantía mobiliaria y de los otros actos inscribibles y mediante el cual se inscribe dicha cancelación en el Registro Correspondiente. El texto de los formularios de cancelación es también aprobado por resolución de la SUNARP.

55

Universidad Nacional de Trujillo
d) Garantía mobiliaria: el gravamen constituido sobre bienes muebles en virtud de un acto jurídico dentro del ámbito de aplicación de la presente Ley. e) Obligación garantizada: obligación cuyo cumplimiento se encuentra asegurado por la garantía mobiliaria o en virtud de cualquier acto jurídico dentro del ámbito de aplicación de la Ley.

5.- REQUISITOS DE VALIDEZ
Para la validez del derecho real de garantía mobiliaria que no es otra cosa que el derecho real de prenda mobiliaria se requiere: a) Bien mueble inscrito: Este requisito se encuentra establecido en el artículo 17 de la ley materia de mi análisis según el cual, la obligación principal a la cual sigue la prenda como derecho accesorio exige, para su constitución, un acto solemne, esto quiere decir que para su oponibilidad requiere la formalidad de contar con la escritura pública y su perfeccionamiento mediante la inscripción en los registros públicos. b) La entrega con o sin desposesión del bien objeto de la garantía: Como ya dije, este derecho real de garantía se perfecciona generalmente con la tradición la cual consiste en el desplazamiento de la posesión del bien a favor del acreedor o de un tercero elegido por las partes. Pero también puede ser perfeccionado sin tradición o con tradición jurídica mediante la cual el bien se encuentra bajo la posesión del deudor. c) La inscripción: Al constituirse el negocio jurídico, el acto constitutivo debe estar inscrito en el registro correspondiente. d) La capacidad de las partes: Además de los requisitos anteriores se necesita que los sujetos tengan la plena capacidad de ejercicio de sus derechos civiles por si mismos o por representación convencional, otorgada con las facultades especiales expresadas literalmente y por escritura pública o representante legal.

55

Universidad Nacional de Trujillo
6.- CLASES
6.1. Garantía Mobiliaria Sucesiva: El artículo nº 7 de la ley de Garantía Mobiliaria lo prescribe. Durante la vigencia de la garantía mobiliaria, el constituyente puede constituir garantías de segundo y posteriores rangos sobre el mismo bien mueble, siempre que cumpla con dar aviso notarial al acreedor garantizado de la misma garantía. El anteproyecto de la LGM disponía que no se requería dar aviso a los acreedores garantizados de rangos precedentes ni menos contar con su autorización. Aun más, indicaba que era nulo el pacto que hiciera vencer en forma anticipada el plazo establecido para el cumplimiento como consecuencia de la constitución de garantías sucesivas. Como la ley no dice nada al respecto, no existiendo prohibición expresa sería válido un pacto de semejante naturaleza, lo que poco contribuiría a la capitalización del patrimonio mobiliario. 6.2. Garantía Mobiliaria Sobre Crédito: El código civil de 1936, tibiamente llego a regular la prenda sobre crédito y títulos valores, como aparece del artículo 982 que decía “si la prenda consiste en créditos o valores, deben cederse o entregarse los títulos y notificarse al deudor, pero la notificación no es necesaria si los documentos son endosables al portador” se introduce esta clase de prenda fundada en la tradición. En el actual código civil, la prenda que nos ocupa estaba regulada en el

capítulo tercero, de la sección cuarta del libro V, derechos reales, comprende los artículos 1084 a 1088. Se advirtió un avance no solo metodológico, sino legislativo, al dotar a esta modalidad prendaria, una mayor dinámica económica y financiera por recaer en los bienes tipificados en el artículo 886 inciso 5, del código civil- títulos valores de cualquier clase o instrumentos donde conste la adquisición de créditos o derechos personales-; bienes muebles que sin tener naturaleza corpórea, por tratarse de derechos, son susceptibles de gravamen mediante la prenda como derecho real de garantía. Esta figura prendaria se presenta cuando el propietario de un crédito, lo mantiene en documento y obtiene un préstamo con la entrega a su acreedor en garantía de una obligación, o en su caso, si hay acuerdo entre las partes lo entrega a un tercero o lo deposita en una institución de crédito. La prenda de crédito está caracterizada por la irrevocabilidad de la aceptación del constituyente deudor y por la necesaria notificación valida al deudor del

55

Universidad Nacional de Trujillo
crédito. En consecuencia, la prenda sobre créditos solo procede cuando estos constan en documentos o instrumentos, que deben ser entregados al acreedor para mantenerlos en su poder. Del derogado artículo 1084 del código civil, se deducía que se trata de un concepto genérico de “crédito”, con obligaciones imperativas que debe cumplir el acreedor prendario, como las señaladas en el también derogado artículo 1086 del mismo código, que ala ves permitía esclarecer el concepto legal de créditos, como las obligaciones que generan intereses y otras prestaciones de manera periódica. Los créditos susceptibles de garantía mobiliaria son aquellos que otorgan el derecho al cobro de intereses, prestaciones periódicas y capital. Según las normas indicadas estamos ante la cobranza de créditos de sumas de dinero. las obligaciones que adquiere el acreedor prendario son impuestas por la ley; es decir, están más allá de cualquier acuerdo de las partes; por consiguiente, el acreedor está obligado a cobrar los intereses del crédito u otras prestaciones periódicas, que deben ser imputados primero a los intereses y gastos, si es el caso, y luego al capital, es más, los acreedores prendarios están obligados a efectuar actos de conservación de crédito recibido en prenda. Presenta los siguientes requisitos: • Formalidad: Este requisito debe cumplirse inexorablemente-es

exigencia imperativa de la ley-, por cuanto solo procede la prenda de crédito cuando conste en documento (público o privado), que debe ser entregado al acreedor, o si existe entre partes, se puede hacer la entrega a un tercero, o en su caso puede ser depositado en una institución de crédito. La aceptación del constituyente es irrevocable y el deudor debe ser notificado. • La tradición.- Se trata de la traditio del documento o titulo (privado o público), en el cual conste expresamente el crédito. Si los documentos de crédito no son entregados al acreedor, sencillamente no se habrá constituido la prenda, porque la obligación del deudor para que los entregue es mandato imperativo de la ley. • La aceptación irrevocable.-El propietario del crédito prendado debe expresar de manera indubitable e irrevocable su aceptación de transmitir su derecho de cobro del crédito prendado a favor del

55

Universidad Nacional de Trujillo
acreedor, a quien se le deberá entregar el documento en el que conste el crédito; solo cuando se haya hecho la tradición -al acreedor-de los documentos y producido el asentimiento irrevocable que debe expresar el constituyente, adquiere la situación de cesionario del crédito, calidad que le da ejecutabilidad al crédito. El artículo 55 de la ley 28677, se ocupa de la garantía mobiliaria de créditos. • La notificación del deudor del crédito: se da con el objeto de que se adquiera conocimiento, mediante la comunicación directa y expresa, de los actos de disposición del propietario del crédito y que la obligación del deudor (del crédito) tenga que cumplir sus obligaciones ante el acreedor prendario. La notificación debe ser oportuna, expresa y directa; es decir, debe ser practicada inmediatamente que el acreedor y deudor prendarios (del crédito), hayan generado y concretizado sus acuerdos y en la forma más idónea, v. gr., mediante la carta notarial con fecha cierta, notificada directa y personalmente al deudor del crédito. 6.3. Garantía Mobiliaria Sobre Títulos Valores: se entiende por títulos valores, entre otros, las letras de cambio, los cheques, los pagares, los vales, y desde luego cualquier otro documento de contenido patrimonial que tenga por objeto circular. El titulo es el instrumento de percepción material para la constitución del gravamen prendario, es pues mediante el titulo que el crédito tiene existencia y presencia material, que a la vez hace posible la entrega de la posesión del crédito, además le da legitimidad al constituyente para el ejercicio del derecho real de prenda, obviamente en razón de tener el derecho incorporado en el documento o titulo valor. La expresión “valores”, según WOLFF-citado por ROMERO-comprende en el derecho comercial las acciones, bonos, títulos de crédito negociables, que pueden consistir en: a) títulos nominativos, no endosables, que requieren la notificación del deudor a más de la entrega de titulo; b) títulos a la orden, como letras de cambio, cheques nominativos, acciones y la entrega del título sin notificación del deudor; y, c) títulos al portador, en que basta la entrega del título sin endoso alguno, ya que son abonables a quien presente el titulo. En todo caso, creemos que la entrega debe perfeccionar la prenda sobre títulos valores, es la posesión del bien lo que hace del poseedor su titular (estamos aludiendo a bienes considerados muebles como establece el artículo 886, inciso 5 del código civil). En cuanto a la notificación resulta que se trata de una 55

Universidad Nacional de Trujillo
formalidad que se hace imprescindible para la validez de la prenda, lo que significa que esta clase de bienes patrimoniales (títulos valores) se hace también necesaria aun cuando se trate de documentos a la orden, se tramiten por el endoso, pues basta la firma del acreedor. En lo que corresponde al título girado al portador, no es necesario ningún endoso, sino la simple entrega del título valor, y circula para quien sea su portador, aquí es suficiente el acuerdo de la transmisión de la posesión del título valor para tenerse por hecha la tradición, con esta se cumple con la exigencia legal del aseguramiento del derecho incorporado en el titulo valor. La ley de la garantía mobiliaria 28677, en su artículo 54, se ocupa de la garantía mobiliaria sobre títulos valores, expresando “el acreedor garantizado que hubiese recibido títulos valores en garantía mobiliaria, queda subrogado en los derechos del deudor para practicar todos los actos que sean necesarios para conservar la eficacia del título y los derechos de su deudor, así como para su cobro o la enajenación en caso de incumplimiento”. La naturaleza jurídica de los títulos valores10 es la de bienes muebles, los cuales legalmente están considerados entre los objetos de los derechos reales para los efectos de servir de garantía prendaria.asi han quedado establecidos en el artículo 886, inciso 5 del código civil, al regularse que: “son muebles los títulos valores de cualquier clase o los instrumentos donde conste la adquisición de créditos o derechos personales. Para la configuración jurídica de la prenda o garantía mobiliaria sobre títulos valores, se requiere: • La tradición: el titulo valor que es objeto de garantía debe ser entregado al acreedor o a la persona que este designe, o en su caso a una institución de crédito que las partes hayan determinado, la entrega de los títulos valores a favor del acreedor es obligación imprescindible del deudor prendario, en otras palabras, si la prenda consiste en títulos valores, estos deben ser entregados al acreedor. Se debe aclarar que en la prenda sobre títulos valores no opera la tradición constituto possesorio ni la traditio brevi manu (supra 202), pues en la prenda sobre títulos valores la traditio opera en el concepto real o material, y esta tradición es requisito sine qua non para su perfeccionamiento, lo
10

El artículo 886, del código civil, señala: “son muebles (…) 5. Los títulos valores de cualquier clase o los instrumentos donde conste la adquisición de crédito o derechos personales”.

55

Universidad Nacional de Trujillo
que quiere decir sin la entrega física del título valor no existe prenda. Esta es la ratio de la ley para crear la obligación del deudor de entregar el titulo valor prendado a favor del acreedor. • Los títulos a la orden y nominados: tratándose de los títulos a la orden y nominados es necesario observar la ley de la materia. Al respecto la jurisprudencia nacional ha asentado el antecedente siguiente: “la entrega de valores mobiliarios para asegurar el cumplimiento de una obligación de comercio constituye el contrato de prenda mercantil y vencido el plazo de préstamo sin haberse pagado, el acreedor puede proceder a la venta de la prenda en la forma estipulada en el contrato respectivo, como disponen el articulo 315 y 317 del código de comercio lo que concuerda con el derogado artículo 1087 del código civil”11. Los títulos valores girados bajo la denominación “a la orden” o ya a nombre de determinada persona, son los que pueden ser endosados a favor de otra persona en garantía de un crédito y en razón de este endoso adquiere derecho el acreedor endosatario para efectuar o realizar el valor que contiene el titulo. La entrega de un titulo nominativo en garantía prendaria, debe constar en el mismo título y para ser exigible, al emisor de dicho título, se le debe notificar personalmente y por escrito al deudor prendario, cuyo acto debe constar en el registro de los títulos, desde luego será firmado por el mencionado.

7.- EXTENSION DE LA GARANTIA MOBILIARIA
En la Ley de Garantía Mobiliaria se establece que salvo pacto en contrario, la garantía no sólo comprenderá la deuda principal, sino también los intereses, comisiones y gastos, primas de seguro pagadas por el acreedor garantizado, costas y costos procesales, gastos de custodia y conservación del bien, penalidades y la indemnización de daños y perjuicios y cualquier otro concepto acordado hasta el monto del gravamen establecido en el acto jurídico12. El monto de las obligaciones garantizadas puede ser variable, siempre que sea determinable. Por ejemplo, no será obligatorio indicar un monto determinable de las obligaciones garantizadas cuando la garantía mobiliaria
11 12

El peruano, 21.01.99. Artículo 6 de L.G.M - Ley Nº 28677

55

Universidad Nacional de Trujillo
asegure todas las obligaciones presentes y futuras, en lo que se conoce como garantía sábana. Precisamente la garantía abierta o sábana fue regulada en el Art. 172 de la Ley 26702, General del Sistema Financiero, con el propósito de dar el marco jurídico a una práctica común entre las instituciones bancarias por la que se garantizan todas las obligaciones directas o indirectas, existentes o futuras que asumieran los clientes con las empresas del sistema financiero. Con la finalidad de evitar prácticas abusivas, esta norma fue modificada por la Ley 27682 y ésta a su vez por la ley 27851, estableciéndose finalmente que éstas garantías respaldarán obligaciones propias, existentes o futuras cuando así se estipule expresamente en el contrato. Asimismo se dispuso que los bienes garantizados por terceros sólo garantizarán las obligaciones del deudor que hubieran sido expresamente señaladas por el otorgante de la garantía. Con la dación de la Ley 28677 de la Garantía Mobiliaria, se quiebran estas previsiones puesto que se permite todo tipo de pacto en cuanto a la determinación de la obligación. Peor aún, la ley va más allá del campo estrictamente mobiliario, pues deroga las leyes que se han mencionado. 7.1. SOBRE EL PRECIO DE LA ENAJENACIÓN: Eventualmente, la garantía mobiliaria también comprenderá el precio de la enajenación si el deudor enajena a título oneroso el bien dado en garantía mobiliaria mientras permanezca en su posesión o control, sin perjuicio de la persecutoriedad. Se presumirá que el precio de la enajenación es resultado de la disposición o transferencia del bien mueble dado en garantía mobiliaria, salvo que el deudor pruebe lo contrario13. 7.2. SOBRE UN NUEVO BIEN MUEBLE: Asimismo, se extenderá la garantía mobiliaria al nuevo bien mueble que resulte de la transformación del bien mueble afectado en garantía mobiliaria; es decir que comprenderá los nuevos bienes muebles en los que se conviertan el bien mueble gravado(s), o a los que se incorporen en su proceso de producción, transformación y elaboración de nuevos bienes, quedando dichos bienes muebles nuevos y elaborados o producidos con la incorporación total o parcial de los bienes muebles gravados, también en Garantía Mobiliaria, sean o no fungibles, identificables, o materias primas sujetas a transformación. Es obligación del deudor comunicar al acreedor garantizado, dentro de los 5 días y mediante carta notarial, la fecha en que ocurra la transformación y las características
13

Artículo 14 de le Ley Nº 28677

55

Universidad Nacional de Trujillo
del nuevo bien mueble, resultante de la transformación. En este caso, el acreedor garantizado deberá inscribir en el Registro correspondiente la garantía mobiliaria que recae sobre el nuevo bien mueble, levantándose la garantía anteriormente constituida14.

8.- DERECHO Y OBLIGACIONES
8.1 Derechos del constituyente prendario (garantía mobiliaria) a) Derecho a la disposición del bien: Quien transfiere un bien por acto inter vivos o mortis causa, está realizando actos de libre disponibilidad, y es que ocurre lo mismo con quien grava su derecho de propiedad que tiene como objeto un bien mueble entregándolo en garantía de un crédito. Sólo el propietario derecho o quien lo represente legalmente, tiene para enajenar y gravar un bien de su propiedad. Esta del bien a favor de su acreedor (prenda

situación además; nos demuestra que el deudor-propietario al desplazar la posesión ordinaria), no pierde el poder de disposición del mueble que entrega en garantía prendaria. Al respecto hay que recordad que la garantía no es transferida del derecho de propiedad, pues no le priva al deudorpropietario de su derecho de disposición, puede sustituir el bien prendado con otro que tenga el mismo valor o como también puede el deudor disponer del bien entregado, etc. La prenda no es transferencia de propiedad, es gravamen que recae sobre el derecho de propiedad del deudor. b) Derecho a la conservación del bien: El acreedor tiene la obligación de mantener en buen estado de conservación el bien prendado, y el deudor tiene el derecho de exigir la conservación sea en un estado óptimo, por las razones siguientes: 1. Para mantener el valor del bien que es en definitiva el que

constituye la garantía de la obligación. 2. Por nacer la garantía del derecho de propiedad del deudor

prendario.

14

Artículo 15 de la L.G.M.

55

Universidad Nacional de Trujillo
3. Para dar cumplimiento a la obligación legal del acreedor, consistente en el cuidado del bien prendado con la diligencia ordinaria requerida (artículos 1075 y 1819 del Código Civil) 4. La obligación de mantener el cuidado y la conservación del

bien inmueble corresponde tanto al acreedor como al deudor o el depositario en general. 5. La conservación del bien para los efectos de la restitución, que

debe ser del mismo bien que fue objeto de tradición. c) Derecho de exigir el no uso del bien (sin autorización): La se trata de ejercer actos

posesión del acreedor prendario es una de custodia o de cuidado y de conservación. En consecuencia, no posesorios, sino del valor de uso del bien. El acreedor puede tener acceso a poseer el bien preñado-uso y disfrute cuando haya obtenido del deudor-propietario su consentimiento expreso como disponía el artículo 1076 del Código Civil: “El acreedor no puede usar el bien sin el consentimiento del constituyente”. d) Derecho a la devolución del bien: El acreedor prendario tiene el derecho a exigir el cumplimiento de la obligación principal consistente en el pago del capital, sus intereses y los gastos de conservación hasta que se haya cancelado la totalidad de la obligación-aquí funciona el carácter indivisible de la prenda; esta es la condición sine qua non, para que el deudor prendario tenga el derecho de pedir la devolución del bien. Si no opera el pago total del capital, sus intereses y otros gastos, no es posible pretender la restitución del bien. La devolución del bien prendado encuentra su regulación positiva en el artículo 1080 del Código Civil: “El que guarda el bien prendado está obligado a devolverlo cuando se cumpla obligación y queden satisfechos los gastos de conservación, bajo responsabilidad”. 8.2. Derechos Y Deberes Del Acreedor Garantizado: a) Derecho a la Tradición: En la prenda, hoy garantía real mobiliaria, el bien mueble objeto de garantía implica la efectiva tradición física o real.

55

Universidad Nacional de Trujillo
La esencia de la prenda radica en la entrega de la posesión, que es sustento de la propia garantía real mobiliaria. Si no se efectuara la tradición real simplemente la prenda no tendría existencia jurídica. La posesión y su importancia en la garantía mobiliaria. El derecho de posesión del bien mueble objeto de la garantía mobiliaria corresponde al acreedor, o al tercero designado por las partes para que mantenga en su plena posesión el bien. La posesión, en la prenda o garantía mobiliaria, juega un papel importante. b) Derecho de retención: Consecuencia de la tradición es el ejercicio de la posesión inmediata del acreedor sobre el bien objeto de garantía real mobiliaria, de esta manera nace el derecho del acreedor para retener el bien frente a la aparición de un tercer adquiriente, sin que el deudor pueda exigir su restitución del bien a favor suyo o de dicho adquiriente si antes no ha llegado a pagar la totalidad del capital, los intereses, los gasto, reembolsos, y otros. c) Derecho de preferencia (ius preferendi): Es el derecho que tiene el acreedor, al pago preferente frente a los demás acreedores del mismo deudor. La preferencia está determinada por la calidad del instrumento en el que conste la prenda (privado, público o prenda registral), y desde luego la concurrencia de varios acreedores prendarios como consecuencia de la denominada prenda sucesiva. La preferencia de pago es básicamente para el poseedor del bien prendado, con relación a los demás acreedores. Ésta ópera sólo para el acreedor prendario que se mantiene en plena posesión. Todo esto en cuanto a la prenda ordinaria. En lo que respecta a la prenda con pacto de no tradición o la jurídica, la preferencia en el pago debe regirse de acuerdo con el principio registral de la “prioridad de rango” (art 206 del c. c), entendido como la inscripción en el tiempo o “la prioridad en el tiempo”, que determina la preferencia de los derechos que otorga el registro. De este principio emerge la regla general, “quien es primero en el tiempo es mejor en el derecho”. La regulación positiva estuvo en el derogado artículo 1068 del Código Civil.

55

Universidad Nacional de Trujillo
En la ley 28677 sobre garantía mobiliaria el derecho de preferencia se encuentra regulado en sus artículos 22, 25, 26,27. La garantía mobiliaria confiere al acreedor garantizando preferencia sobre la base de la fecha de su inscripción en el Registro correspondiente. El orden de privilegios esta determinado en el principio de derecho registral “primero en inscribir, primero en derecho”. d) Derecho a la venta del bien prendado: Este desplazamiento del poder de disposición a favor del acreedor prendario, tendrá operatividad efectiva cuando una vez vencido el plazo pactado, el deudor incumpla con la obligación de pagar lo que debe; si así sucediera, el acreedor procederá con la venta del bien prendado en las condiciones como se pactó en el acto constitutivo del crédito obtenido con garantía prendaria Requisitos (venta o enajenación del bien) Tenemos los siguientes: 1. Que se haya vencido el plazo sin haberse cumplido con la del mutuo obligación principal, estipulada que el acto constitutivo prendario. 2. 3. e) Que el acreedor decida proceder con la venta del bien prendado. Que en el acto constitutivo exista autorización expresa para Derecho a la explotación del bien prendado: Efectuada la proceder con la venta, en caso de incumplimiento. tradición del bien mueble como consecuencia de la garantía mobiliaria, el acreedor adquiere la calidad de poseedor legítimo, pero no puede usar o servirse del bien sin el consentimiento expreso del deudor propietario. Si se cuenta con el asentimiento mencionado, y el bien, por su propia naturaleza, está destinado a la explotación económica, como sucede con las maquinarias agrícolas (tractor), el acreedor puede asumir la explotación del bien (uso y goce); pero con la obligación de poner en conocimiento del propietario-deudor a fin de obtener su autorización expresa, si no la tuviera. De tal manera los frutos (civiles, industriales) obtenidos como consecuencia de la explotación pertenecen al dueño o deudor, pero el acreedor puede imputarlos a la amortización de los intereses, etc. El propietario deudor puede no consentir o autorizar la explotación del bien

55

Universidad Nacional de Trujillo
prendado y puede oponerse a su explotación, alegando que existe inminente riesgo sobre la integridad del bien. f) Derecho a la sustitución de la prenda: Constituido el préstamo de dinero con la garantía prendaria sobre bien mueble determinado, éste puede ser sustituido por otro. La sustitución del bien prendado requiere de comprobación judicial, con el objeto de demostrar la necesidad de su sustitución, y de establecer la equivalencia entre el bien originariamente prendado y el que debe sustituirlo como objeto de la prenda. La facultad para ejercer este derecho no sólo corresponde al acreedor, sino a cualquiera de las partes. Es principio de derecho real que los bienes deben tener determinación o individualidad propia, si así es, una vez entregado el bien al acreedor queda fijada su individualidad y deberá mantenerse como tal en su posesión hasta que la obligación sea cumplida en su totalidad; sin embargo, se da la figura de la sustitución del bien objeto de la garantía, siempre que no afecta, perjudique o menoscabe los derechos del acreedor. g) Derecho al cambio de la garantía mobiliaria: Este derecho conocido como prenda sobre bien ajeno del acreedor prendario es el resultado de la actitud del constituyente al haber entregado al acreedor un bien que no le pertenecía en propiedad, y como resultado lógico surge el derecho del acreedor para exigir que se le cambie o entregue otro bien equivalente en valor al que se le había entregado. El acreedor prendario también tiene derecho al cambio del bien prendado cuando el deudor procedió con engaño o negligencia, entregando un bien con un valor que no cubre la obligación asumida por él, o en su caso, el bien entregado resulte con vicios ocultos. h) Derechos a la defensa posesoria y reivindicatoria: El acreedor prendario es poseedor legítimo, directo, real y efectivo del bien mueble objeto de la garantía mobiliaria (prenda), situación que se funda en el título posesorio que contiene el acto de constitución de prenda. El acreedor tiene todo el derecho a la posesión; sin embargo, pueden sobrevenir hechos de perturbación o de despojo de la posesión, provocadas por acciones ajenas a la voluntad del poseedor. Frente a tal situación, el poseedor prendario tiene el derecho de accionar en defensa de la posesión, utilizándola pretensiones interdictales de retener y recobrar y, si se tarta de los interdictos

55

Universidad Nacional de Trujillo
sobre viene mueble, estos deben estar inscritos en el registro correspondiente.. En el caso de pretender el acreedor-poseedor la discusión judicial del derecho de propiedad sobre bien mueble objeto de la garantía, será mediante la reivindicación, para cuyo efecto el acreedor deberá exigir al deudor propietario que asuma la defensa de su derecho de propiedad, es el legitimado de conformidad con el art 923 del C.C. i) Derecho al reembolso para la conservación del bien: Este derecho lo regulaban los derogados artículos 1075 y 1080 del Código Civil, hoy no existe norma expresa asignada para este derecho del acreedor. Pues con ocasión de la retención del bien prendado, se exige que la devolución del bien no pueda efectuarse mientras no se haya pagado, o cancelado la obligación principal, junto con los intereses y gastos de la conservación del bien. Los gastos efectuados por el acreedor para la conservación del bien mueble, también emergen de la misma obligación del acreedor, de cuidar el objeto de la prenda con la diligencia ordinaria requerida, esta obligación tiene intima vinculación con la conservación del bien. El acreedor prendario que mantiene en su posesión en garantía del préstamo, tiene la obligación de devolverlo al concluirse el plazo, pero sólo cuando el deudor haya cumplido con la obligación principal de manera total a la que debe incluirse el reembolso por los gastos de conservación del bien. j) Derecho a evitar la prescripción de la obligación principal: Se trata del derecho que tiene el acreedor para ejercitar la acción judicial a efecto de que el crédito no se extinga. Estamos ante un derecho-deber, esto, es que no sólo se tarta de un derecho, sino de un deber del acreedor, que consiste en hacer efectiva la obligación principal oportunamente, sin permitir que por su descuido se prescriba o k) extinga la pretensión para la cobranza de la obligación, oportunamente. Derecho a la prelación sobre el crédito: Es legal que todo acreedor tenga el derecho a cobrar el dinero que en un momento dado entregó a favor del constituyente, pero si existen varios acreedores prendarios la ley le confiere al acreedor el derecho de preferencia. La preferencia tiene la virtualidad de excluir a los otros acreedores que el mismo deudor tiene, además la preferencia permite

55

Universidad Nacional de Trujillo
en primer lugar, con relación a los demás acreedores se le pague o se haga con lo obtenido por la venta del bien, este proceder s porque los derechos de los demás acreedores emanaron después del primer acreedor prendario

9.- CONSTITUCION DE LA G. M.
9.1. Constitución De la garantía real mobiliaria Formalidad: El artículo 17 de la Ley de Garantia Mobiliaria, prescribe que la relación jurídica entre las partes derivada de la relación de la garantía mobiliaria sobre el bien mueble se constituye mediante el acto jurídico constitutivo unilateral o plurilateral debidamente otorgado con la finalidad de asegurar el cumplimiento de una obligación. Para que la garantía mobiliaria sea oponible frente a terceros debe estar inscrita en el registro correspondiente. Con respecto a su formalidad, se establece que el acto jurídico constitutivo constara por escrito y podrá instrumentarse por cualquier medio fehaciente que deje constancia de la voluntad de quien lo otorga incluyendo el télex, telefax, intercambio electrónico de datos, correo electrónico, medios ópticos o similares. Si esta garantía mobiliaria se constituya por un tercero, no se requerirá el consentimiento del deudor. La garantía real mobiliaria es ad solemnitatem en cuanto la garantía mobiliaria sea oponible a terceros. De esta afirmación no hay duda porque solo la inscripción registral asigna al acto publicidad registral y vale erga omnes o frente a todos. Sin embargo, la norma también da paso a que la garantía real mobiliaria pueda ser constituida por acto ad probationem, en cuanto requiere instrumentarse por cualquier medio fehaciente que deje constancia de las manifestaciones de voluntad del acreedor y del deudor, por ejemplo mediante los medios mencionados (telex, telefax, correo electrónico, etc.). La garantía mobiliaria se constituye por documento que conste por escrito y debe registrarse en un nuevo Registro Mobiliario de Contratos o en el Registro Jurídico del bien afectado o gravado con el objeto de que sea oponible a terceros.

55

Universidad Nacional de Trujillo
9.2. De la garantía mobiliaria sobre títulos valores: Cuando se afecten en garantía mobiliaria títulos valores o valores representados mediante anotaciones en cuenta, la garantía mobiliaria se constituirá de acuerdo a lo dispuesto en la ley de la materia (articulo18 de la ley 28677). En cuanto a las garantías sobre títulos valores debemos remitirnos a la ley de títulos valores peruana y en cuanto a las anotaciones en cuenta a la ley del mercado de valores. Sin embargo, debemos precisar que la primera ley citada también regula las anotaciones en cuenta, las cuales son materia de estudio y aplicación por el derecho cambiario. 9.3. Garantía mobiliaria preconstituida: La ley autoriza a las partes a preconstituir una garantía mobiliaria; esto es, a establecerla con anterioridad a la existencia de una obligación garantizada, o ante obligaciones eventuales; sobre bienes ajenos aun no transferidos al constituyente o sobre bienes futuros. En dicho caso, su eficacia está sujeta a que el constituyente adquiera la propiedad de dicho bien mueble, a que el bien mueble llegue a existir o a que se contraiga una obligación futura o eventual. Es decir, este artículo materia de comentario introduce en el derecho positivo peruano la garantía preconstituida, e incluso establece los supuestos en los cuales procede, en tal sentido el mercado se hace más ágil y en todo caso al momento de aplicarse la securitización, titulación o titulización de activos es cuando realmente se comprende las bondades de la ley, es decir, de esta forma el mercado bursátil crece y por lo tanto aumenta la competencia frente al mercado bancario, lo cual trae como consecuencia algo inevitable, pero que es adecuado para el mercado, como es que las tasas de interés bajan. Lo cual es muy ansiado, no sólo en el derecho peruano, sino también en el derecho extranjero, ya que facilita de compra de bienes y servicios al crédito ya que la tasa de interés es baja. Por ejemplo podemos precisar que con este artículo se pretende que los créditos con el tiempo se conviertan en blandos y se pueda financiar en el mercado financiero y extrafinanciero la compraventa de vivienda con un plazo de pago a treinta años, lo cual hasta donde alcanza nuestro conocimientosi bien es cierto existe en algunos otros países todavía no ocurre en el derecho peruano.

55

Universidad Nacional de Trujillo
9.2Contenido de acto jurídico :El acto jurídico constitutivo de la garantía mobiliaria deberá contener como mínimo: Los datos que permitan la identificación: el domicilio del constituyente, del acreedor garantizado y del deudor, así como la firma escrita o electrónica cuando menos del primero. - En caso de bienes no registrados, la declaración jurada del constituyente sobre su condición de propietario del bien mueble afectado en garantía mobiliaria. El constituyente asumirá las responsabilidades civiles o penales que pudieran derivarse de la falsedad o inexactitud de esta declaración. - El valor del bien mueble afectado en garantía mobiliaria, acordado entre las partes o fijado por un tercero de común acuerdo. - El monto determinado o determinable del gravamen. - La identificación y la descripción del bien mueble afectado en garantía mobiliaria. La descripción se realizará preferentemente de forma específica o genérica, según lo acuerden las partes. - La descripción específica o genérica de la obligación garantizada, según lo acuerden las partes. - El nombre o razón social, documento oficial de identidad y domicilio del depositario, si fuera el caso. - La fecha cierta del acto jurídico constitutivo. - El plazo de vigencia de la garantía mobiliaria. Podrá pactarse un plazo indefinido. En defecto de plazo pactado, se presume que es indefinido. - La forma y condiciones de la ejecución del bien mueble afectado en garantía mobiliaria. - Indicación de los datos de inscripción del bien mueble en un Registro Jurídico de Bienes, cuando corresponda. - De ser el caso, identificación de los representantes a que se refieren los artículos 47, inciso 1, y 53, numeral 53.6 de la Ley de Garantía Mobiliaria.

55

Universidad Nacional de Trujillo
Esta información deberá constar en el formulario de inscripción correspondiente.

10.- PRELACION DE LOS ACREEDORES

11.- INSCRIPCION REGISTRAL
Como se sabe, La ley Nº 28677, Ley de la Garantía Mobiliaria, uniformiza la regulación sobre las garantías mobiliarias y los contratos que afecten bienes muebles, con la finalidad de permitir a cualquier agente económico utilizar el mecanismo de las garantías como palanca de desarrollo. Uno de los puntos centrales de dicha ley es el tema de la publicidad de las garantías para su oponibilidad a terceros, la que se obtiene con su inscripción en el Registro correspondiente.

El procedimiento de inscripción ha sido regulado en el Reglamento de Inscripciones del Registro Mobiliario de Contratos y su Vinculación con los Registros Jurídicos de Bienes Muebles, aprobado por Resolución Nº 142-2006SUNARP/SN.<BR<15

11.1 Inscripción: Debemos dejar constancia que la L.G.M confunde la inscripción con la registración ya que utiliza el primer término jurídico en lugar del segundo. La ley identifica en forma expresa los actos inscribibles; Según el art 32 de la L.G.M, son inscribibles sobre los bienes muebles a que se refiere el artículo 4 de esta Ley: la constitución de la garantía; las resoluciones judiciales, arbitrales o administrativas referidas a las garantías mobiliarias; determinados actos jurídicos como la cesación de derechos, fideicomisos, arrendamiento financiero, contratos de consignación; medidas cautelares; contratos preparatorios; contratos de opción y otros que afecten bienes muebles.

15

(Fuente: SUNARP)

55

Universidad Nacional de Trujillo
Cuando los actos inscribibles a los que se refiere este artículo recaigan sobre bienes muebles registrados en un Registro Jurídico de Bienes, éstos se inscribirán en la correspondiente partida registral. En caso contrario, se inscribirán en el Registro Mobiliario de Contratos. Los actos inscribibles referidos a bienes muebles futuros serán inscritos en el Registro Mobiliario de Contratos y permanecerán allí luego de que dejen de serlo, a excepción de los bienes muebles ciertos que deban ser registrados en un Registro Jurídico de Bienes, cuyos actos ya inscritos serán trasladados al registro correspondiente. 11.2 Creación del Registro Mobiliario de Contratos: Una de las grandes novedades de la L.G.M es la eliminación de los 16 registros prendarios existentes y su reemplazo por un solo Registro Mobiliario de Contratos. La LGM crea el Registro Mobiliario de Contratos, en el que se inscribirán las garantías y sus modificaciones posteriores. Este registro reemplazará y eliminará a los actuales 16 registros prendarios existentes, y estará conformado por una única base de datos centralizada para todo el país, la cual será administrada y regulada por la SUNARP. En efecto, la LGM ha autorizado la creación del Sistema Integrado de Garantías y Contratos sobre Bienes Muebles (en adelante, SIGCBM) el cual, a través del sistema de índices de búsqueda, que será diseñado por la SUNARP, y que permitirá en general acceder a todos los asientos electrónicos que registren actos inscritos, otorgados por una misma persona tanto en el Registro Mobiliario de Contratos como en todos los Registros de Bienes. Cabe señalar que no se trata de un registro de bienes, sino de un sistema de publicidad de garantías sobre cualquier tipo de bien o derecho en razón de la persona del constituyente (art°44) El registro mobiliario de Contratos seria empleado en el caso de los bienes muebles no registrados a diferencia de los bienes muebles ya registrados cuyos actos seguirían inscribiéndose ante los diferentes Registros Jurídicos de Bienes ya existentes o por crearse, como es el caso del Registro de Propiedad Vehicular (art°32 segundo párrafo). Este registro será administrado por la SUNARP, por ser lo que corresponde a su propia naturaleza de registro jurídico (art°44)

55

Universidad Nacional de Trujillo
Con el empleo de los formularios de inscripción se deja der lado el requisito de inscribir el contrato de garantía, optándose por la información mínima necesaria para informar al público acerca de la existencia de derechos preferentes. Así, con el fin de facilitar la inscripción, la calificación de legalidad, así como la validez del acto inscribible y la capacidad de los otorgantes por parte del Registrador Publico se limitara únicamente a lo que se desprenda del contenido del Formulario de Inscripción y su certificación (art°36). De esta forma, al inscripción siempre será efectuada por el Registrador previa calificación registral, pudiendo ingresar Registro a través de medios electrónicos (art°35) Además, en todos los casos los Notarios Públicos efectuaran la certificación de los formulario de inscri8pcion correspondientes, de manera que el trámite de inscripción se agilice sin perjudicar la seguridad jurídica que brinda el sistema registral (art°34, primer párrafo). 11.3 Formatos: Para facilitar la aplicación de la LGM, la SUNARP ha publicado el Reglamento de Inscripciones del Registro Mobiliario (Res. 1422006- SUNARP, El Peruano: 26.05.06), así como los formularios que deberán llenar y suscribir el acreedor y el deudor del crédito mobiliario, así como el tercero responsable que se encargara de vender el bien dado en garantía, cuando el crédito no se pague oportunamente. Los formularios aprobados por al SUNARP son 3: • • • De inscripción mobiliaria De inscripción de otros actos De cancelación de la garantía mobiliaria. el título al

Estos formularios podrán ser impresos de la página web de SUNARP 11.4 Efectos de la Inscripción Los efectos de la inscripción, efectuada directamente o a partir de una anotación preventiva que se convierta en definitiva, se retrotraen a la fecha y hora en que se haya ingresado el Formulario correspondiente al Registro, momento a partir del cual tal inscripción goza de oponibilidad frente a terceros. La inscripción en el Registro correspondiente se presume conocida, sin admitirse prueba en contrario.

55

Universidad Nacional de Trujillo
El que intencionalmente solicite la inscripción de un formulario de inscripción consignando información diferente a la del título constitutivo del acto inscribible o que no corresponda a la realidad, será responsable por los daños que ocasione, sin perjuicio de la responsabilidad penal en que pudiera incurrir. 11.5 Discrepancia entre el Acto Inscribible y el Asiento Electrónico Si existiese discrepancia entre el acto jurídico inscribible y la información en el asiento electrónico, prevalecerá frente a terceros la información contenida en este último. El domicilio de acreedor garantizado, el deudor, y en su caso, del constituyente, será el que aparezca consignado en el asiento electrónico para efectos de toda notificación derivada de lo dispuesto en la presente Ley. Las partes podrán modificar su domicilio pero dicha modificación deberá constar en el asiento electrónico correspondiente conforme al procedimiento que establezca la SUNARP.

12.-EJECUCION DE LA GARANTIA MOBILIARIA
12.2. Venta extrajudicial: La nueva ley fomenta al máximo la ejecución extrajudicial de los bienes que sirven a la garantía. La venta extrajudicial no es una novedad en la ley. El CC de 1984 ya la introdujo en el Art. 1069. La diferencia está en que ahora no hará falta pacto expreso para que pueda llevarse a cabo, pues el Art. 47 de la ley hacer de este sistema de realización la regla general, mientras que el pacto en contra para que la venta se haga con arreglo al CPC viene a ser la excepción. Para que opere hace falta que en el acto constitutivo de la garantía las partes otorguen un poder específico e irrevocable a un tercer para que realice y formalice la transferencia. Este representante no podrá ser en ningún caso el propio acreedor. No opera en este caso, el segundo párrafo del Art. 153 CC que limita a un año el plazo del poder irrevocable. Tampoco el Art. 156 CC que manda que el poder conste en escritura pública. A estas dos excepciones debió seguirse otra por la cual el fallecimiento del poderdante no impida que el representante cumpla con el encargo, al modo de lo que opera en la legislación mercantil, en la que el poder conferido mediante el endoso de títulos valores en procuración o garantía no son afectados por la muerte del endosante.

55

Universidad Nacional de Trujillo
Así como el acreedor garantizado será civil y penalmente responsable de la existencia, exigibilidad y cuantía de la obligación garantizada al momento de la venta del bien, el representante será civilmente responsable del cumplimiento de las condiciones acordadas para la venta. Se le impone el deber de actuar con diligencia y buena fe. Se prevé la necesidad de una carta notarial en la que el acreedor comunique al deudor el incumplimiento. Es importante resaltar que la ley introduce una medida de protección a favor del deudor. El bien no podrá venderse por menos de las 2/3 partes de su valor pactado o en su defecto de su valor comercial. La nulidad de la venta, sujeta a un plazo bastante corto de 15 días, opera como un remedio a la contravención de esta norma. En caso de que el mueble estuviese afecto a gravámenes anteriores a la garantía mobiliaria que dio lugar a la venta, el representante designado deberá consignar a la orden del Juez especializado en lo civil el importe total de la venta del bien mueble dentro de los 3 días hábiles siguientes al cobro del precio. En caso de gravámenes posteriores se deberá consignar el saldo de precio de venta que hubiese luego de hacerse cobro el acreedor garantizado. 12.2. La venta judicial: La realización judicial es claramente excepcional. Solo procede en caso de pacto expreso en contra de la venta extrajudicial o en los casos de imposibilidad de venta directa (Art. 47,6). En efecto, de no conseguirse la venta directa dentro de los 60 días de la remisión de la carta notarial del deudor, el acreedor podrá solicitar la venta judicial. 12.3. Incautación: La ley contempla un mecanismo novedoso de tipo judicial policial que va a ser parte del debate sobre el nuevo modelo. Nos referimos al expeditivo instituto de la incautación del bien objeto de la garantía, que permitirá que el acreedor mobiliario o el adquirente del bien puedan tomar posesión de éste. En caso de que el deudor no cumpla con entregar el bien, se podrá solicitar en vía sumarísima que el Juez ordene a las autoridades policiales su incautación, dentro de las 48 horas de recibido el requerimiento. El Juez deberá ordenar la incautación con la sola solicitud del interesado, sin notificar al deudor del pedido ni admitir ningún medio impugnatorio que pudiera entorpecer la ejecución de su mandato. 12.4. El pacto comisorio: Una de las más llamativas innovaciones de la ley es la inclusión del pacto comisario, prescrito tradicionalmente en le legislación civil peruana. Derogado el artículo 1066 del CC, el acreedor podrá 55

Universidad Nacional de Trujillo
adjudicarse el bien garantizado como parte del pago ante el incumplimiento del deudor. Para que opere, tan solo se impone al acreedor el procedimiento de comunicar notarialmente al deudor su interés de adjudicarse el bien consignando el monto detallado de la obligación garantizada no pagada y el valor del bien afectado que hubiera sido acordado por las partes (Art. 53,2LGM). Se debe recalcar que para la validez del acuerdo que permitirá la adjudicación al acreedor, se requiere, bajo sanción de nulidad, incluir el valor del bien mueble afecto acordado por las partes, además de haber otorgado poder irrevocable común para la realización del bien (Art. 53). Consideramos que puede pactarse que el valor del bien se actualice a la fecha de su apropiación, con intervención de peritos independientes adjudicándose el acreedor el 100% de ese valor. Si el valor del bien mueble afecto fuera mayor que el monto de la deuda, el acreedor garantizado podrá exigir el saldo mediante la emisión de un título ejecutivo o en la vía del proceso de ejecución. Si por el contrario, el valor del bien fuera mayor que la deuda, el acreedor deberá pagar la diferencia dentro del plazo de 10 días de recibida la comunicación del acreedor. Vencido dicho plazo sin pagarse la diferencia, el deudor podrá exigir en la vía sumarísima el pago de una multa no menor de cinco veces la diferencia, más intereses y gastos. En realidad la multa es de 4 veces el saldo, pues la quinta parte corresponde al saldo propiamente dicho.

CONCLUSIONES
En resumen, podemos señalar que las principales innovaciones de la LGM son: 1. La garantía mobiliaria puede constituirse no sólo sobre bienes específicos, sino también sobre conjuntos de bienes, categorías genéricas de bienes y bienes muebles de un patrimonio. 2. Se han reducido los costos de transacción de acceso al registro de bienes susceptibles de garantía. Asimismo, se ha posibilitado la ejecución de los mismos, permitiendo inclusive la adjudicación

55

Universidad Nacional de Trujillo
del bien afectado en garantía por el acreedor (“Pacto Comisorio"). 3. Se ha creado un “Registro Mobiliario de Contratos” para inscribir la garantía sobre aquellos bienes muebles que no gozan de inscripción en el “Registro Jurídico de Bienes”. 4. Un tercero en calidad de representante se encargará de la venta extrajudicial de la garantía mobiliaria o de la adjudicación del bien al acreedor garantizado 5. Se permite el uso de las garantías abiertas o sábanas toda vez que pueden asegurarse obligaciones propias o de terceros, presentes o futuras, no siendo exigible la determinación del monto garantizado cuando sea un tercero quien garantice la obligación del deudor 6. Hay la posibilidad de preconstituir garantía mobiliaria sobre bienes muebles ajenos y futuros. 7. La eliminación de los 16 registros prendarios existentes y su reemplazo por un solo Registro Mobiliario de Contratos. 8. Se autoriza al acreedor a apropiarse del bien en caso de que el deudor incumpla en el pago de su obligación, esto es, se permite el pacto comisorio. 9. En caso de que el acreedor decida apropiarse de los bienes del deudor, deberá reembolsarle la diferencia (si es que la hubiera) en un plazo de 10 días; en caso contrario, el deudor podrá exigir el pago de una multa no menor de 5 veces la diferencia, más intereses y gastos. 10. Se promueve y regula la venta extrajudicial de los bienes garantizados. De esta manera se intenta evitar que el remate de los bienes sea solicitado ante el Poder Judicial. 11. Se regula un procedimiento expeditivo de incautación, con la finalidad de que el acreedor pueda tomar posesión inmediata de los bienes garantizados que se encuentran en poder del deudor.

55

Universidad Nacional de Trujillo
12. En la garantía mobiliaria sobre créditos la transmisión posesoria se tangibiliza mediante la objetividad que presentan los documentos del crédito pignorado, en los cuales se hallan involucrados los derechos de crédito del constituyente, de esta manera se hace posible el objeto de la prenda, toda vez que la posesión del documento significa al mismo tiempo ejercer la posesión del derecho que se halla incorporado en el documento. 13. Únicamente se puede dar en prenda créditos que cobren

en documentos, que deben ser tramitados o entregados al acreedor. 14. Por acuerdo de partes el documento puede ser confiado a

un tercero o en su caso depositado en una institución bancaria o de crédito. La aceptación del constituyente es irrevocable y desde luego el deudor debe ser válidamente notificado.

BIBLIOGRAFIA
• AVENDAÑO V. Jorge, AVENDAÑO O. Francisco. Derechos Reales, selección de textos de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Facultad de Derecho. Lima- Perú. 2004.

• GONZALES LINARES, Nerio. Derecho Civil Patrimonial: Derechos Reales. Palestra Editores. 1era Edición. Lima – 2007. 899 pp.

• ARIAS SHREIBER, Max. Exegesis del Código Peruano de 1984. Tomo II. Gaceta Jurídica. Lima- Perú. 959pp.

55

Universidad Nacional de Trujillo
• CODIGO CIVIL COMENTADO. Derechos Reales Tomo V. Gaceta Jurídica. 1era Edición. Lima – Perú. 1149pp.

Psicopatologías del afecto

55

Universidad Nacional de Trujillo

55