You are on page 1of 2

Embajada de Turquía

Lima 12 de octubre de 2012

Comunicado de prensa sobre la aeronave siria que fue obligada a aterrizar en Ankara
Con respecto a los reportes recibidos por las autoridades turcas el día 10 de octubre del año en curso, en relación al vuelo comercial SYRK442 de Siria Airlines con ruta Moscú-Damasco, el cual llevaba a bordo suplementos militares, se decidió que la nave, un Airbus 320, fuera obligada a aterrizar en el Aeropuerto Esenboğa en la ciudad de Ankara a efecto de realizar la inspección técnica necesaria. El piloto fue informado de la situación mientras sobrevolaba el Mar Negro y se le dio la opción de regresar Moscú; sin embargo éste se negó y el avión aterrizó a las 17:15 hrs. hora local. Seguido al aterrizaje, se tomaron todas las precauciones necesarias para garantizar la seguridad de los pasajeros. Se le hizo saber a los pasajeros que podían abandonar la aeronave si así lo deseaban y ser transferidos a una sala de espera donde serían atendidos, sin embargo, sólo unos pocos abandonaron el avión, la mayoría de ellos prefirieron esperar en él. Para poder atender potenciales problemas de salud que se pudiesen presentar, personal médico y una ambulancia se colocaron de guardia en el sitio. Al tener conocimiento de que había un pasajero que presentó complicaciones de salud, se envió un médico a la aeronave pero luego se supo que dicha información no era fidedigna. El piloto de la nave se negó a proveer la lista de pasajeros y cualquier otra información referente a la nacionalidad de los pasajeros. Se supo de la presencia de ciudadanos rusos una vez que la Embajada rusa en Ankara así lo indicara, justo después del aterrizaje del avión. Posterior a las declaraciones de la Embajada rusa sobre la nacionalidad de los pasajeros, el proceso de coordinación entre la mencionada Embajada y el Ministerio turco sucedió de forma regular. El Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa fue informado de la situación en horas de la mañana del día 11 de octubre por la Embajada de Turquía allí apostada. Una vez efectuada la investigación y búsqueda en la aeronave, se hallaron 10 cajas de equipos militares destinados al Ministerio sirio de Defensa. A término de la inspección, las autoridades competentes turcas confiscaron el cargamento militar transportado de forma ilegal por la aeronave. Posteriormente, se autorizó a la aeronave a despegar a las 02:30 hrs. del día 11 de Octubre de 2012. Esta situación constituye claramente una violación del artículo 35 de la Convención de la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO, por sus siglas en inglés), el cual prohíbe el transporte de cualquier artículo que pueda ser utilizado a efectos de guerra, sin el permiso del Estado de cuyo espacio aéreo se trate. En adición, la Ley de Aviación Civil Turca N° 2920 del 14 de octubre de 1983, en particular el artículo 93, prohíbe el transporte de cualquier carga militar y todo tipo de implementos de guerra sin permiso ni autorización previa. Por otro lado, esta situación constituye una flagrante violación al Derecho Internacional así como a las leyes turcas y ha sido considerada inaceptable por Turquía. Se protestó el ilícito ante la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO) y ante el Consulado General de Siria en Estambul. Además, se envió una carta dirigida al Presidente de Consejo de ICAO al respecto.

Turquía espera que el régimen sirio ponga un alto a tales actos, que son abiertamente violatorios del Derecho Internacional y el ordenamiento jurídico turco.

*Se adjunta el texto del artículo 35 de la Convención de la Organización Internacional de Aviación Civil

"Convenio de Aviación Civil Internacional" firmado en Chicago el 7 de diciembre de 1944 CAPITULO V Artículo 35. Restricciones sobre la carga: a) Las aeronaves que se empleen en la navegación internacional no podrán transportar municiones de guerra o material de guerra en o sobre el territorio de un Estado excepto con el consentimiento de tal Estado. Cada Estado determinará, mediante reglamentaciones, lo que constituye municiones de guerra o material de guerra a los fines del presente artículo, teniendo debidamente en cuenta, a los efectos de uniformidad, las recomendaciones que la Organización de Aviación Civil Internacional haga oportunamente; b) Cada Estado contratante se reserva el derecho, por razones de orden público y de seguridad, de reglamentar o prohibir el transporte en o sobre su territorio de otros artículos que no sean los especificados en el párrafo a), siempre que no haga ninguna distinción a este respecto entre sus aeronaves nacionales que se empleen en la navegación internacional y las aeronaves de otros Estados que se empleen para los mismos fines y siempre, que además, no imponga restricción alguna que pueda obstaculizar el transporte y uso en las aeronaves de los aparatos necesarios para la operación, o navegación de éstas o para la seguridad del personal o de los pasajeros.