Marte s , 16 d e O c tub re d e 20 12

introducir texto a buscar

BUSCAR

IN IC IO

PO LÍT IC A

B ER TAN

O C IO Y C ULT UR A

SO C IED AD

O PIN IÓ N

LA R EAL

G IPUZ K O A AC T IVA

IZ AN G AZ T E

blo gs Edito rial Mesa de redacció n La pregunta al lecto r Blo gs
Inic io O pinió n Tribuna a bie rta

hemero teca
im p rim ir | tam añ o

RSS

Cartas al Directo r

Tribuna abierta

Co lumnistas

¿Sabía que...

Encuestas

[ Entrar | Re g is trars e ]

COLABORACIÓN

Japón, el monstruo que forjó Occidente
PO R CARLO S AITO R YUSTE ARIJA, * HISTO RIADO R - Ma rte s, 25 de Se ptie mbre de 20 12 - Ac tua liz a do a la s 0 5:25h ¡vo ta ! ¡c o me nta ! (? ) Twit t e ar 0 Recomendar 0

EL 10 de octubre de 1964 dieron inicio en Tokio los Juegos Olímpicos de la decimoctava olimpiada. 5.151 atletas cumplían por f in un largo sueño de la sociedad japonesa. Un sueño al que ya a f inales de los años treinta habían debido renunciar, tras haber sido Tokio elegida para albergar la cita de 1940, por culpa de la guerra chino-japonesa. Sin ningún lugar a dudas, uno de los principales artíf ices de este gran éxito, aunque no pudiese f inalmente disf rutar de su victoria, f ue ShirO Ishii, Presidente hasta poco antes de su f allecimiento en 1959 del Comité Olímpico Japonés y responsable clave del regreso del Japón al club de las naciones "respetables", tan solo diecinueve años después del f inal de la Segunda Guerra Mundial. Valga como ejemplo que cuando España propuso organizar unos juegos por esas f echas, ya en Madrid, ya en Barcelona, el proyecto apenas sí f ue tenido en cuenta. Pero además de todo eso, ¿Shir? Ishii f ue a lo largo de los años treinta y cuarenta uno de los criminales de masas más repugnantes del siglo XX, lo cual es mucho decir teniendo en cuenta lo alto que quedó el listón en esa centuria. Al f rente de su unidad, el Escuadrón 731, cometió todo tipo de aberraciones en nombre de una supuesta ciencia diseñada para mayor gloria del imperialismo japonés. Desde experimentos con armas biológicas hasta vivisecciones sin
ÚLT IMA HO R A

19:34 Rajoy alerta de intereses "de vuelo corto" y
alaba a quien no se manifiesta

19:31 Unas 300 personas se concentran en la plaza
de Neptuno para repetir el 25-S

19:20 Condenados dos responsables de obra por
poner en peligro a sus trabajadores estado a punto de morir"

19:21 Carlos Sobera, embestido por un elefante: "He
El presentado r de "Atrapa un milló n" y "Avanti", que se enco ntraba de vacacio nes en Tanzania co n su pareja, narra en Twitter este "gran susto ".

18:57 Claudio Bravo pasará por el quirófano al
sufrir una fractura de radio
PDFmyURL.com

anestesia, desde abortos f orzados hasta congelamientos, todas las prácticas diabólicas que a la mente más ruin se le puedan ocurrir, él los llevó a cabo. Todo esto está documentado. Se sabe hoy y se sabía entonces, cuando cayó al f inal de la guerra en manos de los estadounidenses. Era uno más de los muchos criminales de guerra japoneses. Y f ue uno más de los muchos que se libraron de juicio alguno. Algo que también sucedió en la Alemania nazi, es cierto, pero en una proporción sensiblemente menor y en la mayoría de los casos con personajes de mucha menor relevancia que sus "camaradas" japoneses. Tres f ueron las razones que llevaron a los aliados occidentales a tratar con tanta magnanimidad a los criminales japoneses, comenzando por su emperador, pese a todas las monstruosidades cometidas por ellos a lo largo de la guerra. En primer lugar, el deseo de evitar que el ejército japonés se negase a entregar sus armas. Los nazis habían sido completamente derrotados, pero aún en 1945 los japoneses conservaban millones de soldados en Indochina, China, Formosa o el propio Japón. Por otra parte pesó, y no poco precisamente, el hecho de que esos disciplinados japoneses ya rendidos les hicieron por unos meses un f antástico papel de policías coloniales, como a los f ranceses en Indochina por ejemplo. ¿Policías contra quién? Contra el deseo descolonizador de los asiáticos, desesperados ante la idea de librarse de un yugo solo para verse bajo otro nuevo y contra la "amenaza comunista". En 1945 no solo en el f uturo Vietnam, Corea o China los comunistas tenían ya un gran peso: en el mismo Japón eran una f uerza considerable. Un ejército descabezado les hubiera servido de nada contra ellos. Pragmatismo le llaman a eso algunos. Pero si todo esto resulta ya de por sí asqueroso, la última razón aún es peor: Japón era a mediados del siglo XIX un reino aislado del exterior hasta que norteamericanos y británicos les obligaron a abrirse al mundo. Era una base ideal para comprar productos de lujo y vender manuf acturas. Lo curioso f ue que Japón cumplió con esta exigencia y de una f orma asombrosa. Mientras China era despedazada por Occidente, ellos pasaron en décadas de la edad f eudal al siglo XX. En pocas palabras, se convirtieron en el ejemplo perf ecto de cómo el colonialismo occidental podía "civilizar". Pero el experimento se les f ue de las manos: Japón, el primer país con el que el Reino Unido f irmó una alianza, el primer país no occidental con colonias, se convirtió en un monstruo que trató a chinos, coreanos o rusos como los europeos trataban a los herero o a los zulús af ricanos. El sueño de la civilización sobre el que Francia o el Reino Unido cimentaban sus imperios, y también el que justif icaba la presencia de los EEUU en Filipinas, creaba pesadillas. Pero ni China, ni Corea, ni Vietnam, ni Filipinas debían ningún tipo de deuda de ese calibre a su

sufrir una fractura de radio

18:47 Emma Watson tentada con "Cincuenta
sombras de Grey"

LO + LEÍD O

LO + VO TAD O

LO + C O MEN TAD O

1. La Diputació n tarda nueve meses en presentar las
bases de Gipuzko a Saretzen

2. Gallardo plantea elevar las indemnizacio nes po r
despido un día antes del juicio po r el ERE

3. "Quiero jugar ya" 4. El o lfato alavés 5. El Atlético sabe que sufrirá en Ano eta 6. La crisis lleva a la Diputació n a elabo rar uno de lo s
Presupuesto s más bajo s de lo s último s año s

7. El arte del clímax 8. Lo s pro cesado s po r el crimen de la sima de
Azko itia se acusan entre ello s

9. "La vio lencia ya no es la preo cupació n de la gente" 10. Desalo jado s lo s vecino s de un edificio de Bergara
po r un incendio
ve r listado c o mple to »

VÍD EO S

FO T O S

G ALER ÍAS

Mile s de manife s tante s s e conce ntran ante las vallas que prote ge n e l Congre s o GALERÍA: Todas las image ne s de las prote s tas

El pan bajo e n calorías ya e s una re alidad Co n un 45% meno s de apo rte caló rico , estará a dispo sició n del co nsumido r desde este o to ño .

Lo que vie ne de Japón: ore jas biónicas para e xpre s ar e mocione s

PDFmyURL.com

conciencia. Ellos habían sido las víctimas, los que habían suf rido. Y todo para ver cómo f inalmente no solo los japoneses eran perdonados, sino que el mismo Estado japonés seguía y sigue tratando a aquellos carniceros como héroes. Llegando a aupar, como hemos visto, a alguno de ellos a la cabeza de una organización tan idealista y f ilantrópica como el Comité Olímpico Japonés. Por eso, hoy día, cuando aún las heridas siguen abiertas, cuando nadie ha pedido perdón o lo ha hecho con la boca pequeña, no son tan solo unas pequeñas islas en litigio, o las riquezas que las rodean, las que provocan el odio de la memoria. Es la historia, viva, como siempre que no se cierra o se cierra en f also, la que rebrota. Puede que Occidente lograse olvidar y perdonar, pero las víctimas de aquella monstruosa máquina de guerra no. No mientras nadie rinda sincero homenaje a aquellos millones de víctimas ignoradas, pero nunca olvidadas.
Atrapado e n un as ce ns or durante 41 horas El vigilante de la playa

¡vo ta !

¡c o me nta !

(? )

Twit t e ar

0

Recomendar imprimir |ta ma ño

0

Haz tu comentario
C o me ntario s
Núme ro d e c arac te re s (50 0 /50 0 )

Co ndicio ne s de uso
No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros. El usuario es el único responsable de sus comentarios. Noticias de Gipuz koa se reserva el derecho a eliminarlos.

introduce tu comentario

C o rre o e le c tró nic o

So y usuario re g ist rad o Introduce tus datos.

Recordarme la próxima vez

Quie ro re gist rarm e . Só lo tardarás un minuto . El co mentario se enviará

PDFmyURL.com

C o ntrase ña

co mentario se enviará después de registrarte.

¿ O lvid ast e t u co nt rase ña?

Enviar

Pub licid ad

Pro mo cio ne s

Suscríb e t e

D ist rib ució n

Trab ajo s d e imp re sió n www.noticiasdenavarra.com Mapa web www.deia.com

Suscripción por RSS Boletín Auditada por OJD Haz nos tu página de Inicio Añadir a favoritos

internet@noticiasdegipuz koa.com © Diario de Noticias- Edición Digital Avda. Tolosa 23 20018 Donostia

Visite también www.noticiasdealava.com Aviso legal Condiciones de uso

Contacto

Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902

PDFmyURL.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful