1 La condición epistemológica de la niñez en Heráclito. Por: Jesús Adrián Díaz Ramales.

Heráclito fue llamado por sus contemporáneos como “el oscuro”, debido a la complejidad que suponía la comprensión de su pensamiento y sus acciones. Sucede que el apodo aun es útil para nombrarlo, no por que en la actualidad pensemos que este filósofo fue un hombre perturbado, sino por que su obra nos ha sido transmitida fragmentariamente, lo cual suma una oscuridad mayor a la que enfrentaron los lectores de su tiempo. Aunque alguna vez haya sido posible acceder a la obra unificada escrita por Heráclito, sus lectores debieron enfrentar la complejidad tropológica de su discurso, tarea fundamental para pretender desenterrar el profundo sentido de sus argumentaciones, en las que incluso la falta de explicitud podría representar el fino ocultamiento de otras consideraciones; que quizá por ocultas e inaccesibles a una lectura superficial fueran muy valiosas. Damos cuenta de la necesidad de una estrategia de lectura que embonaría perfectamente con lo que el propio Heráclito advierte en el fragmento (EH) [B18] «Quien no espera, lo inesperado no encontrará, pues es difícil de hallar y de entender». Intentaremos realizar una lectura de este tipo, en la búsqueda de las consideraciones implícitas de Heráclito respecto a la condición o posibilidad de conocimiento de los niños (ἀνήβοιρ). Tarea que emprendemos con la pretensión de interpretar el papel que éstos representan, tanto en algunos fragmentos en los que se abunda sobre la capacidad de conocimiento, como en anécdotas doxográficas, las cuales parecen indicar que, para Heráclito, los niños (o de menos su condición epistemológica) son dignos de una cierta confianza que no merecerían la mayoría de los hombres. Y no porque sus almas sean secas como el fuego, sino porque, en la niñez, uno aun no es adepto a la humedad, por ejemplo, del alcohol1. Debido a la inmadurez, los niños son más bien como un terreno virgen, pues son inexpertos e ignorantes de las opiniones de la mayoría, y carentes de una sabiduría propia. Razón por la que la conformación de su carácter delineará su destino2. Verdad es que el Fragmento [B79] no permite sostener que Heráclito exprese una postura positiva respecto a las cualidades cognitivas de los niños, así lo leemos en la versión de Eggers Lan y Victoria E. Juliá: [B79] «El hombre puede ser llamado niño frente a la divinidad, tal como el niño frente al hombre». Si bien es claro que los pensamientos del hombre no son de la misma altura que los de la divinidad, y que tampoco los pensamientos del niño son cercanos a los pensamientos del hombre, es importante señalar que Heráclito desacreditó las creencias particulares de estos últimos, porque resultan contrarias al conocimiento de “lo común”, es decir, ignoran el logos. Sin embargo esta desacreditación no equivale a la imposibilidad de un conocimiento verdadero, es decir, conforme al logos. Así lo constatamos en el fragmento (EH) [B2] «Por eso hay que seguir lo común. Pero aunque el logos es común, los más viven como si tuvieran su propia sabiduría». En el fragmento citado encontramos tanto la base de un método epistemológico, que consistiría en seguir “lo común”, es decir, en escuchar al logos y en estar atentos para comprenderlo3, como una fuerte
1

Como lo sugiere el fragmento (JG) [B117] Cuando un varón se ha embriagado, es conducido por un chiquillo, vacilante, sin entender adonde va, por tener húmeda el alma. 2 Como lo indica el fragmento (EH) [B119]. Para el hombre, el carácter (ethos) es destino (daimon). Atiéndase también el fragmento (EH) [B118] Un rayo de luz es el alma seca, la más sabia y la mejor. Y el (EH) [B112]. 3 Enrique Hülsz, Heraclitó el ethos del filosofo, pdf. Ibídem “…las almas son llamadas "bárbaras" en cuanto no compren-den el logos, que es el lenguaje de lo real.”“…logos, entendido éste como lenguaje verdadero acerca de la naturaleza de las cosas”.

pero “preferible” a la de aquellos que presumirían de poseer una sabiduría propia. pero de los que duermen. cada uno se vuelve hacia el suyo privado. y. hombres como lo habría sido Pitágoras. El fragmento (E. pero tampoco admitimos que se encuentren destinados a poseer un “alma barbará 7 ” y a permanecer dormidos en una “mundo privado” 8 . sino que constituya el señalamiento de una condición moral y epistemológica. pp.2 crítica a quienes proceden de la manera indicada en el fragmento (JG) [B57] «El maestro de la masa es Hesiodo: creen que sabía más que nadie -él. que sea en otra parte y entre otros».). que gobierna tanto cuanto quiere. junto al (EH) [B112] «Bien pensar es la suprema excelencia y sabiduría: lo verdadero decir y obrar según la naturaleza. Tomando en cuenta la mención explicita de aquellos que hablan con conocimiento. que no descubrió que el día y la benévola {noche} son una cosa. (entendido éste como el lenguaje universal de la realidad. que por cierto rebasan. que aunque inmadura. 382. además de sostener la tesis sobre la posibilidad de conocimiento. sino que. tal como Heráclito lo hizo. E. V) [B129]. Este fragmento. V [B 14]. el lenguaje que da cuenta de la unidad de los contrarios y de la naturaleza de todas las cosas4). el Ethos del filósofo 8 Ibídem. escuchar al logos e incrementar el de la propia alma5. . V) [B 79]. la divina. como lo 4 5 Ibídem. el varón más eficaz de los suyos. Quizá por ello la anécdota del fragmento (JG) [B121] Bien merecido les estaría a los efesios en edad adulta ahorcarse y abandonar a los niños la ciudad.» Pues justamente aquello que tanto la “masa” como Hesiodo no eran capases de escuchar es el logos. me resulta inevitable preguntar cómo uno puede ser capaz de no terminar por inscribirse en una sabiduría particular (ya sea convencido de la propia o asintiendo ante la de otro). 395Conrado Eggerls Lan y Victoria E. y es suficiente para todas. a ellos que han expulsado a Hermodoro. Y el [B115]. y al (EH) [B115] «Es propio del alma el logos que se aumenta a si mismo». permiten entrever lo que entendemos como un anhelo moral de conformación social. no los encontrarías aunque recorrieras todos los caminos: tan profundo es su logos. no de cuenta de una muestra de benevolencia para con los niños. 7 Cf. quienes ignoran la sabiduría de los hombres. Pero a diferencia de éstos hombres se lee en el fragmento (EH) [B114] «Quienes hablan con entendimiento deben fortalecerse con lo que es común a todos. Traducción de ambos fragmentos tomada del artículo de Enrique Hülsz Piccone. 2008. y mucho más fuertemente aún. por lo contrario. escuchando». según lo leímos en el fragmento (E. por ejemplo. Juliá. diciendo: «no haya entre nosotros ninguno más eficaz. Atendiendo al fragmento (EH) [B101] «Yo me investigué a mí mismo. Editorial Gredos. que se encontraría en ambos casos 6 . si lo hay. o bien. Heráclito. se inscriben en su doctrina. dando la espalda a las convenciones (Cf. se entiende que la capacidad de escuchar el logos se forja individualmente. cuando falso es que los educadores estimulen el carácter (ethos) conforme a al logos. [B89] Para los que están despiertos existe un mundo único y común. el Ethos del filósofo. Ahora bien. Casos que no cuadran con las cualidades o deficiencias epistemológicas de los niños. que convencidos por los pensamientos de otros. hombres. como la ciudad en la ley. siendo que nos remiten ya a “quienes hablan con entendimiento” y “comprenden la naturaleza de las cosas”. [B45] Si vas a los límites del alma. muestra clara de las positivas consideraciones epistemológicas y éticas de Heráclito. y [hasta] las desborda». Con esto no pretendemos sostener que Heráclito considere que los niños se encuentren despiertos al contrario de la “masa”. 6 Cf. Pues se nutren todas las leyes humanas de una sola. El fragmento (EH) [B107] Malos testigos los ojos y los oídos para los hombres que tienen almas bárbaras. pp. es decir. en Heráclito. Los filósofos presocráticos. aquellos que “viven como si tuvieran su propia sabiduría” no son sino hombres formados en una tradición solida.

tanto antes de escucharlo como después de haberlo escuchado por primera vez. les pasan inadvertidas cuantas cosas hacen despiertos. V) [22 B56]9 (…) «Se equivocan» (…) «los hombres respecto del conocimiento de las cosas manifiestas. retirándose en el templo de Artemisa. Por ejemplo la anécdota que cuenta 554. V) [22 A 1. Friedländer. incluso algunas citas consideradas. hombres perversos? ¿No es acaso mejor hacer esto que tomar parte con vosotros en los asuntos políticos?»” Si tomamos como cierto lo que cuenta esta anécdota. cuantos no vimos ni cogimos. 319] “Se alejó así de la vida pública. respecto de condición epistemológica de los niños. diríamos sin duda que para Heráclito es mejor “jugar” con los niños que. como apuntes doxográficos. vio a su alrededor a efesios. por ignorantes de la sabiduría de los hombres. parecen inexpertos aunque tengan experiencia tanto de palabras como de hechos tales como los que yo expongo. . Y que quizá debido al conocimiento de Heráclito. los traductores antes mencionados admiten lo propuesto por P. (E. diciéndole: ‘cuantos vimos y cogimos. como Homero. página 365. de menos. haya inventado una anécdota en la que un grupo de éstos se burlará de Homero. Implicaría bastante desviarnos y discutir si de hecho la “estructura” del logos es antitética. que perder el tiempo hablando con ciegos y sordos. pp. quien pasó por el más sabio de todos los griegos. así mismo en la nota 80. tanto fragmentos considerados auténticos como otros tomados por apócrifos. siendo como lo indica el fragmento (EH) [B1] «Aunque este logos es real y verdadero siempre los hombres se tornan incapaces de comprenderlo. dedicada a este fragmento. y les dijo « ¿De qué os asombráis. aun no se encuentran “dormidos” ni son malvados como los efesios de su tiempo. (E. a éstos los dejamos. analizando cada cosa según la naturaleza y mostrándola tal como es. lo engañaron unos niños que mataban piojos. a ésos los llevamos’». Lo único añadido aquí es que se debe aprender a comprender”. Juliá en la nota 76 del tomo uno de los filósofos presocráticos “(…) para comprender al logos hay que escucharlo. en cambio. a éste. en efecto. razón por la que no los hemos incluido en el presente trabajo.3 sostiene Eggers Lan y Victoria E.» 9Los filósofos presocráticos. Hay bastantes fragmentos en los que los niños figuran. igual que cuantas cosas descuidan cuando duermen. según cuenta el fragmento 676. que “el sentido [del fragmento apunta a que]: «los niños comprenden mejor que Homero la estructura antitética del Logos». a saber. me limitare a decir que la afirmación anterior remite seguramente a la «armonía entre los contrarios». Pues aunque todas las cosas suceden según este logos. A los demás hombres. y mientras estaba jugando allí con los niños.

(B119) Ἦθορ ἀνθπώπῳ δαίμυν. VII 6: Pitágoras. Hülsz. México. πολςμαθίην. (EH) [B1] Aunque este logos es real y verdadero siempre los hombres se tornan incapaces de comprenderlo…» Así como otros fragmentos en griego y su traducción que encontré en un documento anónimo tomado de http://www.com%2Fdoc%2F3963 6505%2FHeraclito-fragmentos&h=xAQH5-mzM Curiosamente esta traducción es prácticamente idéntica a la Versión al español de José Gaos. ἄγεηαι ὑπὸ παιδὸρ ἀνήβος ζθαλλόμενορ οὐκ ἐπᾴυν ὅκη βαίνει.scribd. κακοηεσνίην. (B45) Ψςσῆρ πείπαηα ἰὼν οὐκ ἂν ἐξεύποιο. Septiembre de 1982. Los filósofos presocráticos. Edición crítica de Enrique Hülsz. Nota 2: 121. 74-76. y con lo que extrajo de esos escritos formó su propia sabiduría: mucha erudición. L. Estos fragmentos serán identificados como sucede en el siguiente ejemplo: «2. lo señalaremos de la misma manera: «2. Nota 6: 17. (B118) Αὐγὴ ξηπὴ τςσὴ ζοθυηάηη καὶ ἀπίζηη: αὔη τςσὴ ζοθυηάηη καὶ ἀπίζηη (B112) Nota 5: 71. Aun así distinguiré entre estos de la manera anteriormente expuesta. (B89) Τοῖρ ἐγπηγοπόζιν ἕνα καὶ κοινὸν κόζμον εἶναι. Juliá. Traducciones de Fragmentos reproducidos en las notas: Nota 1: 73. hijo de Mnenesarco.4 Aparato crítico Utilizare algunos fragmentos traducidos por usted Dr. V) [B1]…». (JG) [B1] Siendo esta Razón eternamente verdadera. (B107) Κακοὶ μάπηςπερ ἀνθπώποιζιν ὀθθαλμοὶ καὶ ὦηα βαπβάποςρ τςσὰρ ἐσόνηυν. Buenos escuchas poniendo atención (B112) . (22 B 129) D. πᾶζαν ἐπιποπεςόμενορ ὁδόν οὕηυ βαθὺν λόγον ἔσει. se ejercito en informarse más que los demás hombres. la versión de José Gaos: «2. nacen los hombres incapaces de comprenderla…» Si da el caso que utilicemos la versión de Conrado Eggerls Lan y Victoria E. (B117) Ἀνὴπ ὁκόηαν μεθςζθῇ. tomados de su artículo Heraclitó el ethos del filósofo. (B129) Πςθαγόπηρ Μνηζάπσος ἱζηοπίην ἤζκηζεν ἀνθπώπυν μάλιζηα πάνηυν καὶ ἐκλεξάμενορ ηαύηαρ ηὰρ ζςγγπαθὰρ ἐποιήζαηο ἑυςηοῦ ζοθίην. Nota 8: 95. Editorial Gredos. ὑγπὴν ηὴν τςσὴν ἔσυν. (E. ηῶν δὲ κοιμυμένυν ἕκαζηον εἰρ ἴδιον ἀποζηπέθεζθαι. 826. 2008.facebook.php?u=http%3A%2F%2Fes.com/l. arte de plagiarios. Nota 7: 4.

a través de la participación en el logos que abarca a todas las cosas y habita en el alma. como predicado de lógos. Yo me he consultado35 a mi mismo. como dice B89). en primer lugar. que es lo que los hombres paradójicamente desatienden e ignoran: "los más viven" —escribe Heráclito— "como si tuvieran una inteligencia (θπόςηζιρ) propia" (cuando debieran obedecer al logos común.) y 115.5 “Es notorio. Si tenemos presente esa interioridad del logos. hace mención de "la mayoría" o "los más"). ni necesariamente. cuyo contenido —explícitamente vinculado con haber escuchado al logos— es la unidad de todas las cosas (B50). los durmientes (los ininteligentes) quedan ajenos al único mundo (κόζςορ) de los despiertos. (JG) …ese au-toincremento del logos bien pudiera ser la sensatez. es sabio estar acordes en que todas las cosas son uno". Es propio del alma un logos52 que se acrecienta a si mismo. {B115.” un rayo de luz es el alma seca. aun recorriendo en tu marcha todos los caminos: tan honda es su razon.” 91a. a la vez ética y metafísica: "Escuchan-do. que es el remate del Proemio. ni siempre. el famoso fragmento 50 tiene una significación filosófica. el vínculo logos-psykhe es bastante explícito. sino al logos. Esto "común" (xynón) aparece. como agentes epistémicos y mora-les. Un pasaje narrativo que quizás estaría situado entre estos dos textos (B114) inicia con una referencia a "quienes hablan con inteligencia" definidos como los que deben fortalecerse con lo que es "común a todos". Comun es a todos el pensar. no a mí. por tener húmeda el alma" “Por su parte.}” 80.38 Bl 16: "En todos los hom-bres está el conocerse a sí mismos y ser sensatos" “…consiste "lo sabio" (σοφόv). la más sabia y la mejor" (Bl 18) (…) (Bl 17): el borracho que es conducido por un niño y "no sabe por donde va. suprema sabi-duría y excelencia. como puede apreciarse en ios fragmentos 45 (Los limites del alma no lograrías encontrarlos. en B2. "incomprensivos". en la que crece por sí mismo. que la referencia inicial a los hombres no implica una universalidad irrestrícta: no son todos los hombres.” (ethos) . "inexpertos" o "dormidos" (B2.(ethos) “El ideal subyacente en la ética de Heráclito es la comunidad de los hombres.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful