Educación universal de calidad

¿cuánto avanzamos y cuánto camino queda?
Ernesto Pérez de Rada
1. LA EDUCACIÓN COMO DERECHO FUNDAMENTAL no de los derechos fundamentales para el logro de mejores condiciones de vida y desarrollo es la educación. Este principio es coincidente con la alta valoración que la sociedad boliviana otorga a la misma, lo que implica que las tareas para el logro de su universalización sean aun más cruciales, tanto para el Estado Boliviano, como para la población en su conjunto. El logro de una Bolivia con altos niveles educativos representa un fin en sí mismo, dado que permite ampliar las libertades, la realización personal, la dignidad y el respeto. También es un medio para el logro de mejores capacidades productivas, mejoras en la vida laboral y desarrollo de condiciones materiales de las personas. De ello, se desprende la obligación ineludible que los bolivianos tenemos en materia de universalización de la educación, que permita el logro de la integración social, el ejercicio de una ciudanía plena y la construcción de una cultura de respeto. Garantizar el derecho a la educación, sin embargo, depende de una variedad de factores: condiciones materiales como escuelas y equipamiento, ingresos dignos de los padres de familia, estado de salud dentro del hogar, percepciones sobre la calidad del servicio, etcétera, que en conjunto permiten la ampliación de capacidades y oportunidades de las personas. Ello no significa que el rol del Estado sea menor; por el contrario, el papel que juega es imprescindible para normar las condiciones básicas de la prestación de servicios educativos, reducir las desigualdades en el acceso a la educación, velar por la calidad del servicio y promover la asistencia de niños y niñas al sistema educativo. En otras palabras, se trata de que el Estado sea el promotor para el logro de un piso mínimo que permita a las personas asegurar el ejercicio de sus derechos. Estos desafíos, analizados desde el punto de vista del nuevo contexto autonómico y construcción del nuevo Estado, implican el cumplimiento de complejas y múltiples tareas que en el caso de la educación se relacionan con aspectos tales como proveer servicios de calidad, la universalización de la oferta a través de la eliminación de las brechas existentes en materia de asignación de recursos financieros y no financieros, así como la mejora en la calidad de la enseñanza impartida. Reconociendo la importancia de estos temas, el presente artículo tiene el objetivo de ofrecer información sobre el estado de la situación educativa, así como la identificación de las brechas más importantes en el logro educativo. 2. FACTORES CRUCIALES EN EL LOGRO DE LA UNIVERSALIZACIÓN DE UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD La universalización de los servicios educativos de calidad implica el logro en tres grandes áreas de evaluación: i) el acceso,

Desde el punto de vista territorial, los promedios de cobertura nacional ocultan enormes diferencias departamentales y municipales. Mientras la tasa de cobertura en primaria para 2008 en Pando fue de casi 97%, Chuquisaca sólo alcanzó el 84%. En los niveles municipales se observa que todavía existen 24 municipios en el país en los que las tasas de cobertura en primaria son menores al 50%. En el caso del nivel secundario, las brechas son aun más grandes, si se toma como ejemplo que más de 200 municipios del país tienen tasas de cobertura de secundaria menores al 50%.
Cobertura neta en Secundaria (%)
60 58.5 58 56.7 56 54 52 50 48 46 2001 (*) 2002 2003 2004 2005 2006 2007 (p) 2008 (p) Cobertura Neta Nivel Primaria 0.00 - 50.00 50.01 - 166.50 50.4 54.5 58.9 58.1 57 56.3

reprobación, que pareciera ser uno de los principales problemas para el logro de la culminación de los estudios de los niños y adolescentes. En efecto, el abandono en primaria se hallaba en 2008 en 4.6% en comparación, con la tasa de reprobación que para el mismo año llegó a más del 10%. 5. LA CALIDAD, RESULTADOS A TRAVÉS DE ESTUDIOS ESPECÍFICOS La medición de la calidad educativa, reflejada en los conocimientos adquiridos por los alumnos en el sistema educativo adolece de una falta de mecanismos de medición y seguimiento, desde que el Sistema de Medición de Calidad (SIMECAL) dejó de funcionar a mediados de esta década. Los resultados que se tienen sobre la calidad del servicio solo pueden ser medidos a través de intervenciones específicas y aisladas que algunas instituciones han realizado. La última de ellas es la correspondiente al estudio realizado por el Ministerio de Educación y UNICEF, en el cual se han tomado pruebas estandarizadas a una muestra representativa de alumnos en las diferentes escuelas del país.

Cobertura Neta, nivel primaria - 2008

U

entendido como la capacidad de cobertura que tiene el sistema educativo para acoger a las personas que deseen educarse, ii) permanencia y término, que implica la capacidad de sistema educativo de retener a los alumnos hasta la culminación de sus estudios y iii) calidad, que apunta al logro y adquisición de habilidades, competencias y conocimientos por parte de los educandos en el sistema educativo. Como se verá más adelante, los logros en estas tres áreas han tenido resultados disimiles en Bolivia y su evolución, hasta donde permiten dilucidar los datos, ha estado marcada por una suerte de desaceleración y estancamiento. 3. EL ACCESO De acuerdo al Ministerio de Educación, los datos sobre cobertura neta 1 en primaria muestran una suerte de estancamiento, aunque sus niveles han llegado al 90%. En el caso del nivel secundario, se observa que la tasa ha sufrido un retroceso de más de tres puntos entre 2006 y 2008, situándose este último año en 54,6%. Aunque las tasas de cobertura presentan problemas debido al cambio en el sistema de información educativo y a errores derivados de las proyecciones poblacionales de un censo realizado en 2001, es evidente que no se puede hablar de un claro avance en el tema de acceso en ninguno de los dos niveles de educación escolar analizados. A pesar de que las coberturas en el nivel primario han sido altas en la última década, se estima que para 2008 el número de niños entre 6 y 13 años que no se encuentran en el nivel primario es de alrededor de 190.000. En el caso del nivel secundario, las tasas de cobertura han sido tradicionalmente más bajas y aunque la brecha con la cobertura en primaria se ha ido cerrando, aun es preocupante el bajo nivel de matriculación en este nivel. En efecto, para 2008, el número de adolescentes entre 14 y 17 años que no se hallaban matriculados en el nivel secundario fue de alrededor de 397.000, cifra que duplica en términos absolutos a las personas fuera del nivel primario.
Cobertura Neta (%) 2008
96.8 96.3 93.5 92.0 90.3 90.1 90.0 89.0 85.3 84.3

4. PERMANENCIA Y TÉRMINO El acceso a la educación es solo la primera parte en la búsqueda de la universalización de calidad del servicio. La capacidad que tenga el sistema para retener a los alumnos hasta la culminación de su formación, representa la segunda tarea crucial en el tema. En Bolivia, las tasas de término 2 en la primaria, han tenido un aumento lento en la última década, llegando al 77% en 2008. En secundaria, la situación es menos alentadora, ya que únicamente se ha alcanzado un 54% para el mismo año.
Tasa de Término, octavo de primaria - 2008 Tasa de Término, cuarto de secundaria2008

Fuente: Ministerio de Educación – UNICEF.

De acuerdo al mencionado estudio, se observa que el rendimiento en materia de comprensión lectora en octavo de primaria es en general bajo, mientras que en materia de razonamiento lógico y matemático, los resultados muestran un rendimiento mayoritariamente concentrado en calificaciones bajas y medias. Dichos resultados, parecen no tener una correlación significativa con el tema de cobertura, ya que independientemente de si ésta es alta o baja, los resultados de las pruebas no tienen variaciones significativas. Esta situación estaría revelando que los problemas asociados a la calidad no son producto de una sobresaturación de la oferta (hacinamiento, alta relación alumno-edificación educativa o alumno-docente), sino que tendría que ver con problemas comunes en todas la unidades educativas, probablemente asociadas a la calidad de la docencia y acceso a materiales y equipamiento básico. En cuanto al rendimiento en la educación secundaria, se observa que los resultados de las pruebas para cuarto de secundaria son algo mejores que los observados en primaria. En efecto, se observa que en promedio los adolescentes de este curso, tienen un rendimiento medio tanto en comprensión lectora como en razonamiento lógico y matemático.

Tasa de término Octavo de primaria 0.00 - 50.00

Tasa de término Cuarto de secundaria 0.00 - 50.00 50.01 - 142.30

Cobertura Neta, nivel primaria - 2008

50.01 - 165.70

98,0 96,0 94,0 92,0 88,0 86,0 84,0 82,0 80,0 78,0

Tanto para el nivel primario como secundario, las diferencias territoriales vuelven a mostrar grandes brechas, particularmente en la educación secundaria. Esta situación revela la insuficiencia de los bonos de permanencia escolar para lograr la culminación de los estudios por parte de los educandos, incluso los de primaria, nivel en el que se otorgan estas transferencias condicionadas. De hecho, se observa que las tasas de abandono escolar han tenido una reducción marcada en los últimos años, situación que no se presenta en la

Pando

Beni

Oruro

Potosi

Cochabamba

La Paz

Bolivia

Santa Cruz

Tarija

Chuquisaca

Cobertura Neta Nivel Primaria 0.00 - 50.00 50.01 - 166.30

70 and a mios

and a mios 71

Al igual que en el caso de primaria, no parecen existir diferencias evidentes entre las tasas de cobertura y el rendimiento de los alumnos.

7. A MANERA DE CONCLUSIONES La universalización de la educación de calidad en Bolivia aún tiene un largo trecho por avanzar. Los principales indicadores sobre cobertura del servicio educativo revelan que si bien los esfuerzos en el nivel primario han logrado tasas interesantes de avance hacia la universalización, aun nos encontramos lejos de lograr un acceso total al servicio. Mucho más preocupante es la situación en secundaria, donde no solo las tasas de cobertura son notablemente bajas, sino que incluso se observa un retroceso de las mismas en el tiempo. Tan importante como el acceso, es la culminación de los estudios en el sistema educativo. En este punto, el país todavía presenta enormes problemas relacionados con la capacidad de retención de los alumnos en el sistema educativo. Ello, debido principalmente a la reprobación, más que al abandono, lo que sugiere la existencia de problemas asociados a la calidad de los docentes. Finalmente, los escasos datos sobre calidad educativa revelan que, particularmente en el nivel primario, los aprendizajes en lenguaje y razonamiento lógico – matemático se hallan por debajo El desempeño de la educación boliviana, con sus lentos avances y limitaciones, no es un resultado casual, se halla marcado por enormes asimetrías en materia de asignación de recursos de infraestructura como la de docentes y equipamiento muestran grandes brechas territoriales, lo que provoca una suerte de distanciamiento en la calidad educativa de los centros urbanos y rurales. Más preocupante aún es el hecho de presentar una acciones de promoción de la demanda – léase bonos- que no tienen una contraparte en el campo de la oferta educativa – mejoramiento del equipamiento, formación de maestros y atención en de agotamiento de las políticas públicas vigentes para lograr la universalidad de una educación de calidad. Desde el punto de vista institucional, la aprobación de la nueva ley educativa “Avelino Siñani – Elizardo Pérez” representa un ventana de oportunidad para mejorar aspectos relativos a la capacidad de retención que tenga el sistema educativo, así como ciones coordinadas de formación de docentes, políticas de equiayuden a la retención de los alumnos en la escuela. Todo ello, debería darse, en un contexto de acuerdos entre los diferentes niveles territoriales y sectoriales del Estado, con el objetivo de superar la fragmentación competencial que existe hoy en día en la provisión del servicio. Ernesto Pérez de Rada es economista de ODM PNUD-Bolivia

Fuente: Ministerio de Educación – UNICEF.

6. POLÍTICAS EN CURSO A pesar que la Ley Educativa “Avelino Siñani – Elizardo Pérez” ya se aprobó y promulgó, su implementación y reglamentación aun se encuentra en proceso de consolidación. No obstante, existen varias intervenciones puntuales en curso que apuntan al logro de la universalización de la educación primaria y la mejora de calidad. Entre ellas se destacan 3: • Bono Juancito Pinto, transferencia condicionada a los hogares para incentivar la asistencia al ciclo primario. • Programas de infraestructura educativa, equipamiento y procesos pedagógicos a través de los Gobiernos Municipales (PIEEGM), cuyo objetivo es la mejora de infraestructura escolar • Plan Nacional de Profesionalización de Maestros Interinos. • Creación de ítems para personal docente y administrativo en los niveles nacionales y departamentales (Recursos del Gobierno Central y Recursos IDH de Gobernaciones). • Programas de desayuno escolar en más del 80% de los municipios del país. • Diversos Programas de transferencias en especie a nivel Municipal (entrega de ropa, calzados y material escolar) para promover la asistencia y permanencia de los niños en la escuela. • Programa Niña Indígena, apoyado por UNICEF en los departamentos de Potosí, Cochabamba y Chuquisaca, orientado a promover el acceso, permanencia y reinserción de niños y niñas en la escuela. • Programa Yachay Wasi (Fe y Alegría) y Programa de Hospedaje Estudiantil (Fundación Pueblo), cuyo objetivo es garantizar el acceso y permanencia de los estudiantes a través de su permanencia en internados. Las iniciativas mencionadas, revelan una suerte de intervención “inercial” en la que se ha continuado con la política de ampliación del servicio a través de crecimiento de la infraestructura, ítems materia de mejoramiento de la calidad y permanencia. Con la aprobación de la Nueva Ley Educativa, los desafíos del sistema consistirán en abordar estas iniciativas de manera integral, a escala nacional, de manera que se conviertan en iniciativas de Estado a largo plazo.

72 and a mios

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful