8

SDV LIBROS

Viernes 12.10.12 EL DIARIO VASCO

Un crimen para una crónica
Gonzalo Garrido retrata el Bilbao del esplendor industrial en una novela ágil y bien documentada, con un brutal asesinato como excusa
:: SANTIAGO AIZARNA
je de la ciudad, una niña de «cara deformada, unos ojos desorbitados y una lengua de peluche, un pequeño monstruo dulcificado por una sonrisa tierna y maliciosa»; asesinada de una manera un tanto espectacular «con el cuello seccionado de oreja a oreja, sin piedad, con un corte profundo que había separado parcialmente la cabeza de su tronco»; con el añadido de haber desaparecido una mano de la víctima, da pie para que un periodista fotógrafo, Alfredo Maldonado, colaborador de El Noticiero, aficionado al toreo y a las cró- do el corpus de la maldad en nicas de crímenes, que «ne- una ciudad que, paradójicacesitaba el cadáver como los mente, estaba viviendo peces necesitan el agua para tiempos de bonanza indusnadar», se interese en la in- trial y económica para cuya mejor descripción tiene el vestigación. Paso a paso, con minucio- acierto de escoger a una fasa atención, nos mostrará, milia como la de los Krüger, en primera persona todo el cuyo origen estaba en el trayecto que va recorriendo abuelo Klaus Krüger, que para dar con las claves de este «vino de Graz a tierras vasasesinato que, al mismo cas a mediados del siglo XIX» tiempo que una conmoción y que, por su trabajo y tesón, tanto social como narrativa, llegó a ser de las familias es, al mismo tiempo, una «principales de Bilbao por su buena apoyatura para que posición económica y por su Gonzalo Garrido (Bilbao, papel activo en el desarrollo 1963), en ésta su primera no- de la ciudad». La descripción de esta ciuvela, nos vaya dando opiniones sobre toda una serie de dad realizada como Gonzalo personas y profesiones en Garrido lo hace, con soltura sus personajes de novela, di- y agilidad notables saltando gamos que comenzando por de unos a otros en breves su propia familia «un padre pero densos capítulos en donde poco sobra y todo que le corría a lasignifica, va recotigazos, una mu- LAS FLORES DE BAUDELAIRE rriendo una escala jer extremada- Autor:Gonzalo prefijada en el ánimente piadosa Garrido. Novela. mo de por lo menos «con una menta- Editorial:Alrevés. Páginas: 257. igualar en interés el lidad vulgar y ce- Precio: 18 euros. retrato de la ciudad rrada» y que la veía capaz «hasta al crimen de la niña de lanzarle la en cuestión, que, plancha» y que pese al buen sesgo chocaba con el que se advierte en profundo agnostisu narración, y hascismo y las ideas ta con la exposición krausistas del nade métodos de inrrador; agentes del vestigación que seorden hasta con ñala minuciosacaracterísticas fímente el autor, el sicas muy definilector de la novela das «rechonchos, de manos va dándose cuenta de que lo regordetas, aulladores, echa- verdaderamente importandores de humo a la cara, no te, acaso, es este retrato de sólo chulos sino también una ciudad, Bilbao, en sus ‘maleducados, vagos y pen- momentos de esplendor indencieros»; las clases pudien- dustrial siendo el horrible crites que «habían tomado la men de la niña una excusa, costumbre de ayudar a com- aunque tan acertada para pobatir la miseria con activida- der hacer este paseo por la cades como bailes benéficos, pital de la Vizcaya de aqueconciertos o tómbolas»; el llos viejos tiempos de la forense Rotaeche «como casi mano de un experto bilbaítodos los de su profesión, un no, bien provisto de referenhombre mezquino, aparte cias para que todo se conforde amoral» que se apropiaba me con la posible realidad. «de las muelas de oro que briUna novela, en donde prillaban en las dentaduras de ma esta exposición de ciudalos difuntos ricos», así como danos y lugares bilbaínos en de otros múltiples abusos; una bien documentada los excesos gastronómicos muestra y en un sencillo pero con «la glotonería de gene- al mismo tiempo eficaz y ágil raciones de vascos que po- relato de un ambiente ciudanían sus principales energías dano en donde, como en las en una buena mesa»; los re- baudelerianas ‘Flores del mal’ porteros que lo que más les que figura en la cita introduccaracterizaba «eran sus ex- toria, se resaltan «la necedad, cesos en la difamación»; toda el error, el pecado y la tacauna serie de gentes integran- ñería de cuerpos y espíritus»

E

l asesinato en el Bilbao industrial de 1917 en la persona de la hija pequeña de un prominente persona-

:: ILUSTRACIÓN IVÁN MATA

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful