You are on page 1of 7

INFORME SOBRE LA ACTIVIDAD DE CRUZ ROJA ESPAÑOLA EN MATERIA DE TRANSPORTE SANITARIO, Y EL IMPACTO DEL REAL DECRETO 836/2012

SOBRE LA MISMA. La publicación del RD 836/2012 por el que se establecen las características técnicas, el equipamiento sanitario y la dotación de personal de los vehículos de transporte sanitario por carretera plantea a Cruz Roja Española dificultades que imposibilitan su continuidad en la prestación de esos servicios. Los problemas concretos derivados del RD 836/2012 son dos:   Impide la participación de personal voluntario en el desarrollo de las actividades de la Institución en la materia. Establece una exigencia de nivel formativo que excede con mucho de los requisitos que ha dispuesto el Ministerio de Educación para la regulación de los títulos que habilitan a conductores y a ayudantes, y erige una barrera injustificada para el ejercicio profesional o voluntario.

Las actividades de transporte sanitario son consustanciales a los fines y objetivos fundacionales de la Cruz Roja Española; vienen desarrollándose desde su creación, en el año 1864; tienen un amparo completo en el marco normativo que regula la actividad de la Institución, y a ellas se destinan cuantiosos recursos humanos, económicos y materiales, según se expondrá en el presente informe. Cruz Roja Española contaba a 31 de diciembre de 2011 con un parque de 791 vehículos ambulancia, y durante el pasado año prestó 57.840 servicios de cobertura preventiva en todo tipo de actos, trasladando en ambulancia a 171.566 personas. Estas actividades se realizaron con la intervención de más de 15.000 voluntarios, y con la participación de 600 conductores y 120 auxiliares de transporte sanitario con relación laboral. Las intervenciones realizadas por Cruz Roja Española durante el año 2011 se desglosan como sigue:      92.957 traslados en situación de urgencia o emergencia. 23.754 traslados derivados de la cobertura preventiva sanitaria a actos o actividades de riesgo previsible. 21.611 traslados derivados de servicios no urgentes, ante la falta de otros medios disponibles. 8.958 traslados de lesionados en accidentes de tráfico 24.286 traslados de distintas tipologías sin desglosar

1

1. MARCO NORMATIVO DEL TRANSPORTE SANITARIO DE CRUZ ROJA ESPAÑOLA.Introducción.Cruz Roja Española es miembro del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Este es un “movimiento humanitario mundial cuya misión es prevenir y aliviar, en todas la circunstancias, los sufrimientos humanos; proteger la vida y la salud y hacer respetar a la persona humana, en particular en tiempo de conflicto armado y en otras situaciones de urgencia…” (Preámbulo de los Estatutos y Reglamento del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja adoptados por la XXV Conferencia Internacional de la Cruz Roja en Ginebra –Octubre 1986-). En sus inicios el trabajo de los componentes del Movimiento estaba centrado en el socorro a las víctimas de los conflictos armados, si bien el mandato se ha ampliado y actualmente abarca también la protección y asistencia de las víctimas de las emergencias naturales y tecnológicas, así como los proyectos de desarrollo en tiempos de paz en las esferas de la educación, la sanidad y el bienestar social. En ambas vertientes es imprescindible la asistencia sanitaria con todos los medios materiales que requiere, entre los que se encuentran los transportes especiales. Normativa internacional.A) Derecho Internacional Humanitario.Las normas de mayor rango reguladoras de la actividad de Cruz Roja se encuentran en los Convenios de Ginebra y sus Protocolos adicionales, derecho positivo que constituye la base del Derecho Internacional Humanitario. (Al tiempo que tratados internacionales, son también parte del ordenamiento jurídico español por haber sido ratificados por nuestro país artículo 96 de la Constitución Española-). B) Derecho internacional de las intervenciones en caso de desastre (DIICD).Existe también un cuerpo de leyes y reglamentaciones relativas a la intervención en casos de desastre recopiladas por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que ha dado lugar a un nuevo instrumento compilador de reglamentaciones impulsado por Cruz Roja denominado “Directrices sobre Facilitación y Reglamentación Nacionales de las Operaciones Internacionales de Socorro en caso de Desastre y Asistencia para la Recuperación Inicial” (I.D.R.L. en sus siglas en inglés). Este compendio recopila la legislación vigente –

2

unilateral, bilateral o multilateral- a aplicar en caso de desastres y emergencias sanitarias. Derecho español.En territorio nacional Cruz Roja Española es la persona jurídica que desarrolla las actividades mencionadas como única Sociedad Nacional de Cruz Roja. Se rige específicamente por el Real Decreto 415/1996, de 1 de marzo, por el que se establece(n) las normas de ordenación de la Cruz Roja Española y por sus Estatutos, publicados por O. M. de 4 de Septiembre de 1997. El artículo 2.1 del Real Decreto determina que entre sus fines se encuentran: “……. d) La actuación, en caso de conflictos armados , preparándose para ello en tiempo de paz como auxiliar de los servicios de sanidad pública, en todos los terrenos previstos por los Convenios de Ginebra y protocolos adicionales en los que España sea parte, a favor de todas las víctimas civiles y militares. e) La atención a las personas y colectivos que sufren, previniendo y atenuando el dolor humano. f) La prevención y reparación de daños originados por accidentes, catástrofes, calamidades públicas, conflictos sociales, enfermedades, epidemias y otros riesgos o siniestros colectivos y sucesos similares, así como la protección y socorro de los afectados por los mismos, participando en las actuaciones necesarias en la forma establecida en las leyes y en los planes nacionales o territoriales correspondientes. …… …….”. Y el artículo 5. Dos de los Estatutos precisa que Cruz Roja Española podrá desarrollar cualquier tipo de actividad relacionada con sus fines específicos y, en su realización, prestar los siguientes servicios: “…. Transporte sanitario y transporte adaptado a personas con movilidad reducida. ……. …….” Convenios.En cumplimiento de las obligaciones que se derivan para Cruz Roja Española de la normativa citada, la Institución tiene suscritos en la actualidad los convenios que, de forma enunciativa y no exhaustiva, se relacionan a continuación: con la Dirección General de Migraciones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Convenio para la realización del Programa para la

3

Atención a Inmigrantes en asentamientos y llegados a las costas españolas durante el año 2012; con la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, Plan Anual de Acción para el año 2012; con la Red Nacional de Emergencias del Ministerio de Defensa, Acuerdo de afiliación a la Red Nacional de Emergencias (2011). Con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para la atención de emergencias sanitarias. Con un gran número de Comunidades autónomas, como entidad colaboradora de la Protección Civil. En el ámbito local, con numerosos Ayuntamientos y otras entidades municipales.

-

-

-

-

En todos ellos es determinante contar como instrumento con vehículos de transporte sanitario. Los servicios a prestar, como es manifiesto, no guardan relación alguna con los que realizan las empresas privadas que se dedican al transporte público. 2. NIVEL FORMATIVO REQUERIDO Uno de los dos problemas que plantea el RD836/2012 es el del nivel formativo exigible a conductores y ayudantes que presten servicio en las ambulancias asistenciales, estableciendo como requisito la titulación de formación profesional regulada en el RD 1397/2007. A la vista del contenido de la citada norma, tal nivel excede con mucho los requerimientos profesionales del puesto de conductor y de ayudante, pues en el programa de esa formación, con una duración total de 2.000 horas, se incluyen otras competencias profesionales distintas, cuales son las de técnico en emergencias sanitarias, operador de teleasistencia y operador de centro de coordinación. El programa de formación profesional regulado en el RD 1397/2007 dedica exclusivamente 649 horas a la formación en materia de transporte sanitario, cifra que es muy similar a la que establece la formación requerida en el Certificado de profesionalidad de Transporte Sanitario, regulado en el RD 710/2011, que determina las condiciones del personal que preste servicio en ambulancias, transporte sanitario programado y transporte sanitario urgente, con equipos de soporte vital básico y soporte vital avanzado. Para mejor comprensión, se incluye la comparativa carga lectiva en horas por materias dentro de cada una de las citadas normas:

4

Contenido Mantenimiento mecánico Dotación sanitaria Atención sanitaria Evacuación y traslado Apoyo psicológico Anatomo-fisiología y básicas Practicas Total

patologías

RD 1397/2007 50 85 150 135 35 60 134 649

RD 710/2001 100 160 100 40

160 560

Establecer el requisito del título de formación profesional supone erigir una barrera no justificada para el acceso a la profesión, requiriendo conocimientos que no son aplicables a los requerimientos del ejercicio profesional de conductor o de ayudante. De otro lado, habría que analizar el efecto que pueden producir las disposiciones del RD 836/2012 al contradecir las contenidas sobre idéntica materia en el RD 710/2011. 3. IMPACTO ECONÓMICO Y SOCIAL La aplicación del RD 836/2012 supondrá la desaparición de la participación de personas voluntarias en las actividades de transporte sanitario y otras actividades conexas realizadas por entidades benéficas y, por consiguiente, la destrucción de un activo social que no podrá ser reemplazado por la mera actividad económica de las empresas mercantiles. Téngase en cuenta que son muchos miles de personas las que dedican una parte de su tiempo libre a realizar actividades en favor de los demás, de manera altruista y gratuita, bien a través de la Cruz Roja, de las agrupaciones locales de Protección Civil, DYA, etc. Solo en Cruz Roja Española más 15.000 personas dedican una media de siete horas semanales a prestar servicios voluntarios en transporte sanitario, cobertura de servicios preventivos en grandes concentraciones, atención a emergencias, preparación para casos de desastre y coberturas no previstas a solicitud de las autoridades sanitarias. Esto supone al cabo del año más de 5 millones de horas de servicio voluntario que no tienen contraprestación económica directa. Si esos servicios hubieran de ser retribuidos a un valor de mercado medio de 10€ hora, el coste de realizar esas actividades con personal con relación laboral superaría los 50 millones de euros año. Además, las organizaciones voluntarias que operan en el sector realizan con cargo a sus propios fondos cuantiosas inversiones para la adquisición de

5

vehículos, compra de materiales de asistencia, contratación de seguros, etc.

arrendamiento de locales,

Teniendo en cuenta que el valor medio de un vehiculo ambulancia ronda los 50.000€, y que ha de renovarse cada siete años, Cruz Roja Española invierte más de 5 millones de € anuales en renovar su flota de vehículos ambulancia. Si los servicios realizados por Cruz Roja Española tuviesen que ser retribuidos a precio tarifa – tomando la del SESCAM, como media del sector – el coste anual del servicio superaría los 80 millones de euros, que tendrían que ser atendidos, mayoritariamente, por las distintas administraciones públicas. Dos conclusiones pueden extraerse de esta breve exposición económica:  Es imposible reemplazar la actividad que ahora realizan las entidades sociales con la participación de voluntarios por la mera actividad económica de las empresas mercantiles, pues las entidades que requieren estos servicios – entidades públicas mayoritariamente - no cuentan con los medios para ello. Y esto es mucho más evidente en la situación de crisis económica. De otra parte, se perdería el gran activo social que suponen las miles de horas de trabajo voluntario dedicadas a atender necesidades sociales, pues sería imposible mantener a los equipos humanos sin una actividad continuada.

Una gran parte de las actividades de las entidades sociales se realizan para atender situaciones imprevistas, que no justificarían la dotación de recursos permanentes contratados para actuar esporádicamente. Muchas de las intervenciones de las entidades sociales están asociadas a labores que son complementarias de servicios de mayor alcance, que se verían seriamente afectados (salvamento marítimo, atención a inmigrantes llegados a las costas, etc). Además, será imposible que en situaciones de grave necesidad social – incendios forestales, inundaciones, terremotos, disturbios, conflictos armados – este disponible la colaboración voluntaria para atender a las víctimas y apoyar la labor de las Administraciones públicas competentes. 4. CONCLUSIÓN Y SOLICITUD Atendiendo a lo expuesto en este informe Cruz Roja Española solicita se modifique el RD 836/2012 para:  Permitir a Cruz Roja Española y demás entidades benéficas mantener su actividad de transporte sanitario con finalidades humanitarias y sociales de carácter general, en cumplimiento de

6

sus fines y objetivos, y se facilite y apoye la participación de personas voluntarias, obviando los requisitos contemplados en el apartado 2 del artículo 4 del citado RD.  Modificar el apartado 1,b) del artículo 4 del citado RD, estableciendo que los conductores y ayudantes de las ambulancias asistenciales clase B ostentarán, como mínimo, el certificado de profesionalidad de transporte sanitario previsto en el RD 710/2011.

Madrid 22 de Septiembre 2012

7