You are on page 1of 22

Global Vision Internacional (GVI) en Mexico: una nueva fórmula de turismo

alternativo en Quintana Roo.


Ponce-Taylor, Daniel J., Arochi Zendejas Cynthia A. and Cameron, Andrew
Global Vision Internacional, Mexico.

Avenida 25 esquina Calle 28 Departamento 5, Playa del Carmen, Quintana Roo,


9841164208, 984 1280004, 9848762067, mexico@gvi.co.uk

Global Vision International (GVI), organización conservacionista del Reino Unido fundada en el 1998,
tiene como misión promover el avance de un desarrollo sostenible a través de la creación de alianzas,
promoción de oportunidades globales y locales de educación y vía el apoyo directo financiero. GVI tiene
una red de proyectos y expediciones en más de 20 países alrededor del mundo, con más de 5000 turistas
especializados enviados hasta la fecha, lo que equivale a un apoyo financiero de más de UK£2,500,000 /
US $4,000,000. GVI utiliza estos turistas alternativos o especializados para llenar un vacío existente en
los campos de la investigación ambiental, conservación, educación y desarrollo comunitario, ofreciendo
un beneficio mutuo a las comunidades y a los turistas. El objetivo de este tipo de turismo es que el
visitante conozca el país que visitan desde adentro, de una forma más responsable, consumiendo los
productos locales, interactuando con la gente y al mismo tiempo apoyando a grupos o comunidades
locales en proyectos ecológicos o sociales. Este tipo de turismo esta reconocido por la Organización
Mundial de Turismo y busca que las comunidades locales ganen al mismo tiempo que los turistas
conocen el país desde otra perspectiva, aportando conocimientos y experiencias. En colaboración con
Amigos de Sian Ka’an (ASK), Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la
Universidad de Quintana Roo (UQRoo) han venido desarrollando tres proyectos en Quintana Roo,
México. Estos proyectos se ubican en Pez Maya, Reserva de la Biosfera Sian Ka’an (RBSK), la Estación
Costa Maya, Mahahual, y el último en Tulúm. Es los tres proyectos, los turistas especializados adquieren
conocimientos específicos (en identificación de especies arrecifales o en enseñamiento del idioma Inglés)
y utilizan estos conocimientos durante su estancia en los proyectos para contribuir a los objetivos de los
proyectos. Los datos obtenidos por los voluntarios son analizados, en colaboración con los socios locales,
con la intención de ayudar a aumentar el conocimiento biológico y socioeconómico del área, así como
contribuir a crear planes de manejo sustentable e integrales de los recursos naturales.

Palabras clave: Turismo Alternativo, Caribe, Mexico, TEFL, Arrecifes, GVI, Sistema
Arrecifal Mesoamericano, sostenible
1. LA INDUTRIA TURÍSTICA

El turismo es sin lugar a dudas una industria en continuo crecimiento y con la tasa de desarrollo

más rápida del mundo (WTTC, 2005). Es además una fuente económica importante que genera

trabajo y sustento (Neto, 2002); y facilita de manera directa e indirecta el intercambio y

aportación de divisas de los países con economías más fuertes a los de economías más débiles.

Estos últimos, en su gran mayoría, poseen grandes riquezas culturales y de biodiversidad que a

su vez son atractivas para los que los visitan.

La industria turística es conformada por hoteles, restaurantes, atracciones diversas, medios de

transportación, agentes de viaje, agencias de mercadotecnia y publicidad y operadores de tour,

entre muchos otros negocios y organizaciones (Naisbitt, 1994), los cuales no se han

caracterizado en general por conservar los ambientes naturales y culturales.

De acuerdo con datos del Consejo Mundial de Turismo y Viaje o WTTC, por sus siglas en

inglés (World Travel and Tourism Council), el turismo genera el 10.6% del producto interno

bruto (PIB) en el mundo. Una cifra considerable sobre todo para los países en vías de desarrollo

que poseen grandes potenciales turísticos como México. Se estima que para el 2006 el turismo

moverá en México 140 450 millones de divisas así como generará 4.988.000 empleos (WTTC,

2005).

De igual manera en México, mientras que otras actividades productivas como la agricultura,

ganadería y pesca tan solo generan el 6% del PIB (Arochi, 2005) el sector turístico representa el

14.7% del mismo (WTTC, 2006). Por lo tanto juega un papel determinante en el desarrollo

económico, social y ambiental de México. Se ha previsto que de seguir como hasta ahora la

actividad turística crecerá 5.8% en el presente año y 5.3% cada año a partir del 2007 hasta el

2016 (WTTC, 2006).

2
Esto significaría un gran impulso para la economía mexicana. Sin embargo, un crecimiento

turístico descontrolado también generaría a largo plazo problemas sociales, económicos y

ambientales importantes como más adelante se explicará.

1.1 El turismo en el Caribe y Quintana Roo

El Caribe provee una gran variedad de servicios ecológicos y económicos (Miller, 2004). Por

ejemplo, se estima que la contribución económica a través de la pesca, turismo y protección

costera es de 500 billones de dólares (WB, 2006). Además, más de 116 millones de personas

que viven dentro de los 100 km de sus costas dependen en gran parte del ambiente marino para

subsistir (Burke and Maidens, 2005). Por ejemplo, la nutrición de más de un millón de personas

deriva de la pesca relacionada con los arrecifes de coral (WB, 2006). Por lo tanto, los arrecifes

coralinos contribuyen de manera importante a la nutrición de la población y la oferta de empleo,

particularmente en áreas rurales donde son escasas las oportunidades de trabajo (Burke and

Maidens, 2005). Estos valores naturales y culturales son de gran demanda turística, como

demuestran los 25 millones de turistas recibidos por la región Caribeña anualmente (Burke and

Maidens, 2005).

Asimismo, estudios del Centro Smithsoniano han revelado que los ambientes marinos tropicales

poseen de cuatro a cinco veces más especies en promedio de lo que se pensaba tenían (Lang,

2005). Esto los convierte en el ecosistema más rico del planeta tomando en cuenta que los

océanos cubren el 71% del mismo (Miller, 2004).

Por otro lado, Mesoamérica posee el 10% de biodiversidad del mundo, México es uno de los 12

países con mayor megadiversidad (Avila-Foucat, 2002) y Quintana Roo es uno de los estados de

la República Mexicana que posee mayor diversidad biológica así como gran riqueza cultural y

arqueológica. Esto atrae año con año una gran afluencia turística nacional e internacional al

Estado. De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, fue

el segundo estado que más visitantes tuvo en el 2004 después de Yucatán (INEGI, 2006). Esta

3
estimación fue basada en el número de visitantes a los sitios arqueológicos sin contar a los

visitantes atraídos por el mar caribe y sus arrecifes coralinos.

Debido a que está localizado al este de la Península de Yucatán posee en su litoral parte de la

segunda barrera arrecifal más grande del mundo y la más grande del continente Americano.

Partiendo de la premisa que el turismo es el sector con mayor crecimiento asociado con los

arrecifes de coral (Hoegh, 1999) se puede decir que Quintana Roo es un estado privilegiado

económica, ecológica y culturalmente con un gran potencial de desarrollo turístico.

1.1.1 Sistema Arrecifal Mesoamericano

Como se mencionó anteriormente, la región Caribeña de Quintana Roo posee entre otros

atractivos naturales parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), el cual es compartido

por cuatro países. Se extiende 700 kilómetros desde el extremo norte de la Península de Yucatán

en Mexico hasta el complejo Islas de las Bahía/Cayos Cochinos, adyacentes a la costa norte de

Honduras e incluye la Barrera arrecifal de Belice y la Costa Caribe de Guatemala (ver mapa 1).

Mapa 1. Sistema Arrecifal Mesoamericano (Kramer and Kramer, 2002)

Dentro de la línea costera de los cuatro países que comparten esta eco región, como se le conoce

también al SAM, viven varios grupos étnicos como los Maya, Garífunas y descendientes de

europeos (WWF, 2006), lo que le da mayor diversidad étnica y cultural. Del mismo modo, la

4
eco región cuenta con una gran variedad de ecosistemas productivos como camas de pastos

marinos, sistemas de manglares, sistemas arrecifales, atolones, etc (WWF, 2006). Del mismo

modo es el hogar de la población más grande de manatíes en el Caribe Occidental (entre 300 y

700 individuos), además de cocodrilos, tortugas marinas, más de 60 especies de corales, delfines

y gran variedad de peces incluyendo el tiburón ballena (WWF, 2006). Estas características

proporcionan beneficios naturales, sociales y económicos a la región. Por ejemplo, su

contribución en el desarrollo de ciudades como Playa del Carmen, la cual tiene la tasa de

crecimiento más acelerada del mundo, 25% (Bandick, 2006) y una afluencia turística estimada

en más de 2 millones de personas (Rivieramaya, 2006).

Otro de los servicios ambientales que provee el arrecife es una defensa natural contra la erosión

y los huracanes que llegan a la costa del Caribe (WWF, 2006). Sin olvidar que en las planícies

costeras también se dan importantes actividades agropecuarias, tales como el cultivo del banano,

cítricos y palma africana (WWF, 2006) de los cuales dependen económicamente las

comunidades que viven en esta zona.

Amenazas al Sistema Arrecifal Mesoamericano

A pesar de los servicios ambientales, sociales y económicos enunciados anteriormente, los

arrecifes de Coral enfrentan serias amenazas. Se estima que el 20% de los arrecifes de coral han

sido severamente dañados y las perspectivas de mejoramiento no son muy favorables

(Wilkinson, 2004). Asimismo, el 24% de los arrecifes de coral del mundo están bajo inminente

riesgo de colapsar debido a fuerzas naturales y antropológicas (Wilkinson, 2004). Existen zonas

con mayor y menor grado de amenaza como se aprecia en el mapa 2. Siendo las áreas en azul de

baja amenaza, las de amarillo de mediana, la de naranja de alta y las de rojo de muy alta

amenaza.

5
Mapa 2. Clasificación de amenazas del Arrecife de coral (Fuente:Burke and Maidens, 2005)

Entre las amenazas naturales se cuentan enfermedades, plagas, depredadores naturales y el

calentamiento global (Wilkinson, 2004). Este último, del cual se debate entre si es causa natural

o humana, puede alterar los patrones de migración de las especies marinas, incrementar las

temperaturas de los océanos y aumentar los niveles del mar (Miller, 2004), lo que provocaría

una modificación paulatina pero constante de los ecosistemas marinos y por lo tanto de las

especies que viven en el.

Entre las fuerzas humanas de impacto se cuentan la sobreexplotación pesquera, la

contaminación de suelos, la conversión del hábitat (en donde tiene gran influencia el turismo) y

la industria del petróleo. Por ejemplo, cerca del 75% de los peces marinos de importancia

comercial son sobreexplotados o son blanco de la pesca descontrolada (Miller, 2004).

Igualmente, el desarrollo urbano alrededor de las costas ha modificado grandemente estos

ecosistemas. Por ejemplo, 60% de la población del mundo vive en un radio de 100 kilómetros

de la costa y se prevé que siga creciendo (UNEP, 2006). Como consecuencia el 44% de la

contaminación marina proviene del desarrollo urbano de áreas costeras marinas, el 33% de la

atmósfera y el 23% restante de la industria naviera y de combustibles (Miller, 2004).

6
Un ejemplo palpable del impacto antropológico en los arrecifes de coral es el que se presenta en

la zona norte del estado de Quintana Roo en donde, como se aprecia en el mapa 2, tiene una

amenaza muy alta. Cabe mencionar que es esta misma zona norte del estado la que durante

años ha tenido un desarrollo turístico importante. Por lo tanto, uno de los mayores peligros para

el Sistema Arrecifal Mesoamericano del lado mexicano es el turismo.

1.2. Impactos Del Turismo

A pesar de que la industria turística es una fuente económica importante de desarrollo, su rápida

extensión ha provocado impactos ambientales y socioeconómicos significativos (Neto, 2002).

Entre los impactos ambientales más importantes generados del turismo se cuentan la presión en

los recursos naturales, contaminación y generación de desechos sólidos y daño a los ecosistemas

(Neto, 2002).

Cabe mencionar que este impacto no ocurre en un solo sentido. Al degradar los recursos

naturales, los atractivos turísticos disminuyen y como consecuencia la demanda turística baja.

Esto crea un círculo vicioso que a la larga lleva a la insostenibilidad ecológica, social y

económica. Por ejemplo, por el lado ecológico al extenderse la mancha urbana sin ningún

control se provoca entre otros efectos deforestación, erosión de suelos y mayor demanda de

consumo de agua potable (Neto, 2002). Además se generan desechos sólidos y líquidos, los

cuales terminan a menudo contaminando el suelo, los cuerpos de agua subterráneos y los

ecosistemas marinos, degradando la biodiversidad y restando atractivo en los lugares.

Por lo tanto un turismo descontrolado es una seria amenaza para las zonas que viven de ello. Sin

embargo, el turismo controlado con una visión sostenible es una herramienta importante para la

conservación y recuperación de los ecosistemas y así garantizar la subsistencia de de los

servicios económicos, ecológicos y sociales que se desprenden de ellos.

7
2. TURISMO SOSTENIBLE

Debido al impacto que tiene el turismo convencional en los ecosistemas naturales, han

comenzado a surgir movimientos hacia un turismo más sostenible y responsable, tanto a nivel

mundial como regional. El concepto de turismo alternativo es relativamente nuevo y comenzó

aproximadamente hace 15 años (Stoddart, 2004). La definición más comúnmente aceptada para

este tipo de turismo se basa en los principios del desarrollo sostenible postulados por Bruntland

(1987). Fue en la 1ª Conferencia Mundial de Turismo Sustentable (1998), en Lanzarote –España

(Jaramillo, 2005), donde se establecieron como objetivos que el turismo debe ser

ecológicamente viable, económicamente factible y ética y socialmente justo para las

comunidades locales (WTO-UNEP, 1998).

Muchos otros esfuerzos han seguido a éste, como la Iniciativa de los operadores de Turismo por

el Desarrollo Sustentable (2000) (TOI, 2005), códigos globales de ética para el turismo (WTO,

1999) y reportes como la Agenda 21 de Viaje y Turismo (WTO, 1996). Fue entonces cuando se

definió el turismo sustentable como aquel que “(…) satisface las necesidades de los presentes

turistas y regiones anfitrionas mientras se protege e impulsa la oportunidad para las futuras

generaciones de disfrutar de ellas. Se prevé como una industria líder para el manejo de los

recursos de tal manera que las necesidades económicas, sociales y estéticas sean satisfechas

mientras se mantiene una integridad cultural, procesos esenciales ecológicos, diversidad

biológica y sistemas de soporte vital” (WTO, 1996). Asimismo, algunos investigadores afirman

que este tipo de turismo es el de más rápido crecimiento dentro de la industria turística

(Masberg y Morales, 1999)

México también reconoce la importancia del turismo sostenible y cuenta con una Agenda 21 del

mismo, donde se establecen lineamientos para su mejor práctica (SECTUR, 2006a). La

Secretaría de Turismo considera al turismo alternativo como una oportunidad para diversificar

la oferta de productos turísticos del país y consolidar un modelo sustentable (SECTUR, 2006b),

de acuerdo con los objetivos de la Agenda 21 (WTO, 1996)

8
Dentro de este marco, Mexico ha firmado la Declaración de Tulúm, suscrita en 1997 por los

jefes de los cuatro países relacionados con el SAM, estableciendo un apoyo político del más alto

nivel para la conservación y manejo de dicha zona (WWF, 2006). Del mismo modo, se firmó en

el 1994, en Cartagena de Indias, la Convención que decreta al Caribe como zona de turismo

sustentable y se han establecido indicadores para guiar su correcto desarrollo (Aec, 2006).

3. GVI

Global Vision International (GVI) se creó en 1998 con el objetivo de proporcionar apoyo y

servicios a organizaciones internacionales de caridad (ONGs), agencias sin ánimo de lucro y

agencias gubernamentales. GVI es una organización laica y sin aspiraciones políticas, la cual, a

través de sus alianzas con organizaciones locales alrededor del mundo, ofrece oportunidades a

Turistas Expedicionarios para llenar un espacio crítico en el campo de la investigación

ambiental, conservación, educación y desarrollo comunitario. La misión de GVI es la de

impulsar el avance de un desarrollo sostenible a través de la creación de alianzas, promoción

de oportunidades globales y locales de educación vía el apoyo financiero directo.

Para cumplir esta misión, GVI tiene tres objetivos principales: alianzas a largo plazo con socios

locales, que son la máxima prioridad de GVI, adecuándose a las necesidades de los socios

locales; educación en las comunidades locales, a través de los programas existentes en los

diversos países y con la intención de emplear a gente de las comunidades donde se colabora, y

de los turistas expedicionarios, mediante un entrenamiento específico e intenso; apoyo

económico, proporcionando hasta la fecha el equivalente a más de US$4,000,000 /

UK£2,500,000 a sus socios, a través de los proyectos, ya sea a través de ayuda directa, o vía

apoyo científico en sus programas, y de esta forma contribuyendo a que los socios de GVI

continúen consiguiendo sus objetivos.

9
Como resultado de estos acuerdos globales (Agenda 21, Declaración de Tulúm, entre otros), y

debido al aumento de la demanda, se han desarrollado a nivel mundial muchos ejemplos

exitosos de este tipo de turismo. La realidad es que, cada vez más, los turistas se están alejando

del concepto tradicional de turismo y no sólo tienen en cuenta la calidad del servicio y

hospedaje, sino también los recursos naturales y culturales de la región visitada, así como el uso

y conservación que hacen de éstos los complejos y empresas turísticas. Otras motivaciones de

los turistas son las de obtener conocimientos en los ecosistemas que se visitan y contribuir

activamente a su preservación.

El concepto de que la conservación de los recursos naturales se autofinancie no es nuevo. Cada

vez más, países con dificultades en financiar proyectos culturales y de medioambiente están

desarrollando la idea de usar el turismo para financiar estos proyectos (World Tourism

Organization, 1996)

A día de hoy, GVI tiene una red internacional de más de 100 personas en más de 30 países,

entre otros México, Costa Rica, Seychelles, Sudáfrica, India, Argentina (Mapa 3). En todos

estos países, GVI continúa proporcionando ayuda en proyectos de suma importancia

conservacionista y humanitaria.

Mapa 3: Proyectos de GVI


alrededor del Mundo (Global
Vision Internacional, 2006)

Todos los proyectos que GVI tiene están enfocados hacia la conservación a largo plazo a través

del desarrollo sostenible junto con sus socios aliados, y cada proyecto busca incrementar uno o

más de los criterios siguientes: conocimiento científico e interés en el área; valor de

10
conservación de la región; concienciación cultural y ambiental por parte de la comunidad;

entrenamiento de la comunidad local; concienciación cultural, ambiental y entrenamiento de

turistas; ingresos sustentables para las comunidades locales.

3.1 Turismo científico de GVI

A través de sus alianzas con sus socios locales y nacionales, GVI proporciona oportunidades a

turistas expedicionarios internacionales, para que estos llenen el vacío actual que existe en los

campos de la conservación, investigación, educación y desarrollo de comunidades. Hasta la

fecha, más de 5000 voluntarios han participado en proyectos de GVI, resultando en una ayuda

financiera a los socios locales equivalente a UK£2,500,000 / US $4,000,000.

La idea de obtener beneficios mediante la conservación de los recursos naturales es de suma

importancia para el éxito de los proyectos, ayudado por el valor de investigar el ecosistema

mesoamericano. El Conocimiento es un recurso económico primario que no disminuye o merma

con su uso, todo el contrario. Desde el punto de vista de las comunidades locales, una

investigación sistemática de los ecosistemas naturales y humanos del área, unida a la

revitalización de los conocimientos ya existentes, son vitales para conseguir un manejo efectivo

y sustentable de los recursos (Strong, 1995).

Muchos viajeros buscan educación y aprendizaje en sus viajes, y por ello responden de forma

favorable a la idea de participar en proyectos de investigación en su destino. GVI maximiza esta

idea creando una serie de expediciones en las que los turistas aprenden unos conocimientos

necesarios para contribuir a la investigación del proyecto. Para los Expedicionarios de GVI, el

poder contribuir al conocimiento local y la conservación del área visitada aumenta la calidad y

autenticidad de la experiencia. De esta manera se combina el interés del turismo y la

conservación con las actividades de investigación, lo que beneficia tanto a la calidad del destino

como la del turismo (Ayala, 1997)

11
Se ha demostrado en varias ocasiones que, mediante programas de entrenamiento rigurosos y

adecuados, personas voluntarias no especializadas pueden proporcionar datos útiles y fiables

para ser utilizados efectivamente en el manejo ambiental, incluyendo manejo de zonas costeras

(Hunter y Maragos, 1992; Mumby et al., 1995; Wells, 1995; Darwall y Dulvy, 1996, Erdmann

et al., 1997 y Walker et al., 2004). Para garantizar la calidad y estandarización de este

entrenamiento, GVI genera y suministra staff con gran experiencia (en proporción de un staff

por cada tres Expedicionarios), para cada expedición. Una vez entrenados y comprobados sus

conocimientos, tanto teóricos como prácticos, los turistas Expedicionarios salen a hacer el

trabajo y contribuyen con los programas que se llevan a cabo durante las cuatro expediciones

anuales que GVI realiza en cada uno de sus proyectos, cada una de 10 semanas de duración.

Los objetivos, metodologías, resultados y derechos de investigación pertenecen a las

organizaciones que GVI apoya. A diferencia de otras organizaciones, GVI, se asegura de que

los socios locales reciban el crédito total de cualquier investigación o logros conseguidos. La

filosofía de GVI es que todos los derechos de autor permanezcan en el país donde los resultados

se han obtenido, para así ayudar a los socios locales a conseguir sus objetivos y finalidades.

3.3 GVI Mexico

La selección de las expediciones es realizada por los socios locales de GVI, escogiendo

proyectos considerados de mayor prioridad. Estos pueden ser, entre otros, trabajos que han

querido iniciar pero para los que no han tenido los recursos suficientes y, por tanto, mediante los

recursos adicionales proporcionados por GVI pueden llevarse a cabo. Los socios también

escogen las metodologías que consideran más útiles tanto a nivel local como regional.

En México, GVI formó una alianza de colaboración con Amigos de Sian Ka'an (ASK)

(www.amigosdesiankaan.org) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas

(CONANP) (www.conanp.gob.mx) en 2002 y levantó una expedición pionera en Pez Maya,

dentro de la reserva de la Biosfera Sian Ka’an. Debido a su éxito, GVI fue invitado a formar una

segunda colaboración con ASK y la Universidad de Quintana Roo (UQRoo) (www.uqroo.mx)

12
en su base conjunta en Mahahual, comenzando en Abril de 2004. El trabajo comunitario de

estos dos proyectos fue tan positivo y exitoso, que se decidió implementar un 3er proyecto en

Tulúm en Julio del 2005, en colaboración con La Casa de la Cultura de Cancún.

Mapa 4: Localización de las tres


expediciones de investigación y
trabajo comunitario de GVI en
Mexico (Fuente: Google Earth,
2006)

PEZ MAYA

GVI comenzó su trabajo en México en 2003 en la estación de investigación Pez Maya

en la Reserva de la Biosfera Sian Ka’an. Los objetivos de esta expedición son:

- Monitoreo biológico de sitios estratégicos arrecifales a lo largo de la costa Norte de la

Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an.

- Entrenamiento de los turistas expedicionarios en la metodología del Programa de

Monitoreo Sinóptico (PMS) del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), incluyendo

peces, corales duros, algas y otras especies bénticas.

- Provisión a gestores locales y regionales de datos actualizados del estado real del

ecosistema arrecifal.

- Clases de Inglés y Educación Ambiental en comunidades locales colindantes.

- Trabajo en el monitoreo de Tortugas marinas durante la temporada de anidamiento

- Desarrollo de un programa de limpieza de playas en Pez Maya y la Reserva.

13
- Colaboración con ASK y CONANP en otros proyectos considerados como prioritarios.

Durante los más de tres años que Pez Maya ha funcionado, algunos de los logros que se han

conseguido son:

- Durante las 13 expediciones que se han realizado en Pez Maya, aproximadamente se

han entrenado a 350 turistas expedicionarios en el PSM del SAM.

- Más de 300 niños y 30 adultos han participado en el programa de clases de Inglés y

Educación Medioambiental, tanto en Punta Allen como en Tulúm.

- Entrenamiento de buceo de 6 pescadores de Punta Allen, quienes participan activamente

en distintos programas de investigación con ASK.

- Monitoreo bianual de 21 sitios, tanto en comunidades coralinas como de peces,

totalizando más de 3000 inmersiones de monitoreo.

- Monitoreo de 121 nidos de tortugas.

- Asistencia a ASK, CONAMP y The Nature Conservancy (TNC) en proyectos

regionales como la Evaluación Rápida de Arrecifes (ERA).

MAHAHUAL

La colaboración entre la UQRoo, ASK y GVI en Mahahual comenzó en 2004, cuando se equipó

la Estación Costa Maya como base para un proyecto de monitoreo del ecosistema arrecifal de la

costa de Mahahual. La 1ª expedición empezó en Abril 2004.

Los objetivos de esta expedición son los siguientes:

- Monitoreo biológico de sitios estratégicos arrecifales a lo largo de la costa de Mahahual.

- Entrenamiento de los turistas expedicionarios en la metodología del Programa de

Monitoreo Sinóptico (PMS) del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), incluyendo

peces, corales duros, algas y otras especies bénticas.

14
- Provisión a gestores locales y regionales de datos actualizados del estado real del

ecosistema arrecifal. Debido al rápido crecimiento turístico de esta zona costera, estos

datos base serán de suma importancia para desarrollar planes de desarrollo sostenible de

la región.

- Clases de Inglés y Educación Ambiental en la comunidad de Mahahual, tanto para

adultos como en las escuelas de la localidad.

- Contribución en la creación y desarrollo de nuevas estrategias de manejo sostenible de

los ecosistemas costeros y marinos de Mahahaual

- Colaboración con ASK y CONANP en otros proyectos considerados como prioritarios.

Durante los casi 3 años que Mahahual ha funcionado, algunos de los logros que se han

conseguido son:

- Durante las 11 expediciones que se han realizado en Mahahual, aproximadamente se

han entrenado a 130 turistas expedicionarios en el PSM del SAM.

- Más de 100 niños y 60 adultos han participado en el programa de clases de Inglés y de

Educación Medioambiental,.

- Monitoreo bianual de 26 sitios, tanto en comunidades coralinas como de peces,

totalizando más de 1200 inmersiones de monitoreo.

- Asistencia a ASK, CONANP y The Nature Conservancy (TNC) en proyectos regionales

como la Evaluación Rápida de Arrecifes (ERA).

- Se han conseguido fondos para un programa de zonificación de la costa de Mahahual a

través de PADI AWARE

- Colaboración en el desarrollo de un centro de Educación y Concienciación Ambiental

en la entrada de Mahahual, tanto para la comunidad local como la turística.

- Facilitación del proceso consultivo para desarrollar una propuesta de área marina

protegida con zonación para usos múltiples.

- Iniciación junto a la UQRoo de una iniciativa de manejo de recursos sólidos en

Mahahual.

15
TULÚM

Después del éxito de las expediciones de Pez Maya y de Mahahual y, en especial, el aspecto de

educación comunitaria, ASK, GVI y la Casa de la Cultura (CdlC) decidieron comenzar un

nuevo proyecto en Tulúm, comenzando en Julio del 2005. Este proyecto se centra en el aspecto

comunitario, educativo y cultural, habiendo desarrollado un programa de TEFL (Teaching

Engligh as a Foreign Language) de 4 semanas, totalmente único a GVI y sus socios. Tulúm es

una localidad que está experimentando un crecimiento turístico muy elevado, y por tanto este

programa brindará a sus habitantes oportunidades de sacar provecho de esta nueva situación

económica de una forma más sostenible

Los objetivos de la Expedición de Tulúm son:

- Fomentar el desarrollo sostenible en Tulúm.

- Ofrecer clases gratuitas de Inglés oral en la comunidad de Tulúm.

- Entrenar a profesores locales en técnicas de enseñamiento del idioma Inglés.

- Apoyar en programas de concienciación medioambiental y cultural de la región.

- Incrementar la capacidad local de beneficiarse del turismo de una forma sostenible.

Desde el comienzo del proyecto, se cuentan los siguientes logros en Tulúm:

- En seis expediciones, más de 80 turistas expedicionarios han participado en este

programa, recibiendo entrenamiento en enseñamiento del idioma inglés e impartiendo

clases en la comunidad.

- Más de 500 personas han participado gratuitamente en las clases impartidas por GVI en

Tulúm.

- Ocho turistas entrenados en TEFL han continuado enseñando en otras comunidades

cercanas a Tulúm, como Muyil, Chumpón, Rio Largartos, Punta Allen y por tanto han

aumentando el rango geográfico en el cual se puede ofrecer este servicio.

- Asistencia para equipar la Casa de la Cultura, en específico dos aulas de enseñamiento.

16
- Contribución en iniciativas a nivel local en aspectos de reciclaje, especialmente en la Casa

de la Cultura.

3.4 PROGRAMA DE BECARIOS NACIONALES (NSP por sus siglas en inglés Nacional

Scholarship Programme)

GVI emplea staff tanto local como internacional para organizar a los expedicionarios y

coordinar los programas y el trabajo de los mismos junto con la gente local, investigadores y

profesores. Esta es una parte esencial de los programas de GVI. Cada año, y alrededor del

mundo, GVI invita a entre 30 y 35 investigadores gratuitamente, entrenando y trabajando junto

a los expedicionarios. Esto equivale a entre una y dos personas nacionales por expedición y

fase.

El NSP se ha convertido en uno de los principales programas de GVI ya que ayuda a

incrementar la capacitación local. Este programa ofrece posiciones gratuitas para mexicanos en

entrenamiento biológico y enseñamiento del idioma inglés. A día de hoy, más de 20 nacionales

han participado en el programa de Becas.

17
CONCLUSIÓN

En México, especialmente en la Región del Caribe Mesoamericano, el turismo es importante

para el desarrollo económico, social y cultural. Sin embargo, un crecimiento de la industria con

vistas al aprovechamiento de los recursos a corto plazo es un modelo insostenible para las

comunidades que dependen de los servicios de la misma ya que, a largo plazo, solamente genera

pobreza y degradación.

Es por tanto necesario impulsar un modelo de turismo sostenible basado en la conservación de

los recursos naturales, sociales, económicos y culturales. Global Vision International apoya a las

comunidades y grupos locales en el desarrollo de modelos de turismo sostenible mediante tres

proyectos localizados el Estado de Quintana Roo.

A través de sus programas y del trabajo regional, GVI busca incrementar la capacidad a largo

plazo de las organizaciones y comunidades locales, ayudando a utilizar los recursos naturales y

a monitorear los efectos de dicho uso. Sólo así, las comunidades pueden decidir entre elegir un

aprovechamiento a corto plazo o un uso sustentable a largo plazo.

El objetivo de este tipo de turismo es que el visitante conozca el país que visita desde adentro,

de una forma más responsable, consumiendo los productos locales, interactuando con la gente y

al mismo tiempo apoyando a grupos o comunidades locales en proyectos ecológicos o sociales.

Este tipo de turismo busca que las comunidades locales ganen al mismo tiempo que los turistas

conocen el país desde otra perspectiva, aportando conocimientos y experiencias, contribuyendo

a un uso sostenible de los recursos naturales en la Región y en otras partes del mundo.

Global Vision International agradece y reconoce el arduo trabajo y experiencia de las siguientes personas:

Gonzalo Merediz, Rosa Loreto, Albert Franquesa, Vidal Vela Sierra, Orlando Iglesias, Angelica
Gonzalez, Francisco Usúa, Omar Ortiz, Canela Andrews, Steve Gwenin, Charley Rix, Andrew Wood-
Ballard, Richard Walton, y todos los turistas expedicionarios que han participado en los proyectos de
GVI.

18
REFERENCIAS BIBLIOGRÀFICAS

Agenda 21 y turismo sustentable de la Secretaria de Turismo (Sector) (2006) Agenda


21 para el turismo sustentable. Extraído el 27 de noviembre de 2006 de
http://www.sectur.gob.mx/wb2/sectur/sect_Contenido_Folleto_agenda_21

AEC, Asociación de Estados del Caribe (Acs-aec) (2006) Convention establishing the
sustainable tourism zone of the Caribbean. Extraído el 27 de noviembre de 2006 de
http://www.acs-
aec.org/Documents/Misc/STZC_LEGAL_DOC_AND_INDICATO.DOC)

Arochi C. (2006) TOWARDS A SUSTAINABLE RURAL DEVELOPMENT IN


MEXICO? Case study of the implementation of the SRD law in Acaxochitlán, Mexico.
Tesis para titularse de la Maestría en Ciencias Internacionales Ambientales, LUMES,
Suecia.
http://www.lumes.lu.se/database/alumni/04.05/theses/cynthia_arochi.pdf

Avila-Foucat, V. S. (2002). Community-based Ecotourism Management Moving


Towards Sustainability, in Ventanilla, Oaxaca, Mexico. Ocean & Coastal Management
Vol. 45, 511-529

Ayala, Hana. (1997) Resort Ecotourism: A Catalyst for National and Regional
Partneships. Cornell, Hotel and Restaurant Administration Quaterly, Vo. 38, No. 4, pp
34-45.

Bandick Shawn (2006) Inside Real State Scoop: Growth Rate, Playa Mayan News,
Sabado 03 de junio de 2006, extraido el 30 de noviembre de 2006 de
http://www.playamayanews.com/real_estate/inside_real_estate_scoop_growth_update.h
tml,

Brundtland GH (1987) Our Common Future: report for the world commission on
environment and development.United Nations. Oxford University Press. World
Commission on environmental development

Burke, L. and Maidens J.(2005) Arrecifes en peligro en el Caribe, World Resources


Institute, Washington. pp.17

Darwall W.R.T. and Dulvy N.K. (1996) An evaluation of the suitability of nonspecialist
volunteer researchers for coral reef fish surveys. Mafia Island, Tanzania – A case study.
Biological Conservation 78:223-231.

Erdmann M.V., Mehta A., Newman H. and Sukarno (1997) Operation Wallacea: Low
cost reef assessment using volunteer divers. Proceeding of the 8th International Coral
Reef Symposium 2:1515-1520

GLOBAL VISION INTERNATIONAL, Global Vision Internacional [online].


Disponible en http://www.gvi.co.uk [consultado el 1 de Diciembre del 2006]

19
Hoegh–Guldberg, Ove (1999), Climate change, coral bleaching and the future of the
world.s coral reefs, Marine Freshwater Resource. 50, 839.66, CSIRO Publishing,
Australia

Hunter C. and Maragos J. (1992) Methodology for involving recreational divers in long-
term monitoring of coral reefs. Pacific Science 46:381-382.

INEGI, Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, 2006; extraído el 28


de noviembre
http://www.inegi.gob.mx/est/contenidos/espanol/rutinas/ept.asp?t=mcul06&c=3133

Jaramillo G. (2006) An analysis of the voluntary policy instruments for tourism


sustainability used by the marine tour operator sector in the Galapagos Islands. Tesis
para titularse de la Maestria en Ciencias Internacionales Ambientales, LUMES, Suecia.
http://www.lumes.lu.se/database/alumni/04.05/theses/gabriel_jaramillo.pdf

Kramer P.A. and Kramer P.R. (edited by McField M.) (2002) Eco-regional
Conservation Planning for the Mesoamerican Reef. Washington, DC, U.S.A.: World
Wildlife Fund

Lang, M., Smithsonian Institution Coral Reef Research, OCEANS Proceedings of


MTS/IEEE, vol 3, pags 2850-2852 Extraído el 27 de Noviembre de 2006 de
http://www.lub.lu.se/cgi-
bin/ipchk/http://elin.lub.lu.se/link2elin?genre=article&issn=&year=2005&volume=1&is
sue=&collection=conf&pages=2850-2852
Vol.3&resid=b67d26f7f5420f2b16a3e2194b40a334&lang=en

Masberg, B.A. and Morales, N.(1999) A case analysis of strategies in ecotourism


development, Aquatic Ecosystem Health and Management. 2, 289–300

Miller, E. (2004), Living in the Environment, Disco interactivo, Ed. Thompson

Mumby P.J., Harborne A.R., Raines P.S. and Ridley J.M. (1995) A critical assessment
of data derived from Coral Cay Conservation volunteers. Bulletin of Marine Science
56:737-751.

Naisbitt, J.(1994) Global Paradox, Avon Books, New York.

Neto F. (2002) Sustainable tourism, Environmental protection and Natural Resource


Management:Paradise on Earth?. Paper submitted to the International Colloquium on
Regional Governance and Sustainable Development in Tourism-driven Economies,
Cancun, Mexico, 20-22 February 2002.

Sectur, Secretaria de Turismo (2006) Extraído el 28 de noviembre de 2006


http://www.sectur.gob.mx/wb2/sectur/sect_Turismo_Alternativo

20
Stoddart H. and Rogerson C.M. (2004) Volunteer tourism: The case of Habitat for
Humanity South Africa; GeoJournal 60: 311–318,. Kluwer Academic Publishers.
Holanda

Strong, M.F. (1995) Agenda 21: Sustaining the Spirit of Rio. Proceedings of the
American Philosophical Society, Vol 139, No. 3, pp 233-239

Riviera Maya (2006), Extraido el 30 de Noviembre de 2006


http://www.rivieramaya.com/esp/es-Estadisticas.htm

TOI, Tour Operators Initiative (2004) A Practical Guide to Good Practice: Managing
Environmental Impacts in the Marine Recreation Sector. Extraído el 13 de Julio de
2005 de http://www.toinitiative.org/supply_chain/supply.htm

UNEP, United Nations Environmental Program, Programa de las Nacionaes Unidas


para el Medio Ambiente (2006) Extraído el 29 de Noviembre de 2006 de
http://www.pnuma.org/rolac/documentos/broshure/Regional2006com.pdf

Walker R.C.J., Taylor J., Waska H., Ponce-Taylor D., Vause B., Comley J. and Raines
P.S. (2004) The Sian Ka’an coral reef conservation project: final report – Mexico 2003.
Report Submitted to La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas. 94 pp

Wells S.M. (1995) Reef Assessment Using Volunteers and Non-Professionals.


University of Miami thesis

WTO (1996) WTO-UNESCO Sign Cooperation Accord, news release from the World
Tourism Organization, Madrid, February 29, 1996

WTO-UNEP (1995) World Tourism Organization & United Nations United Nations
Environmental Program. Lanzarote Charter for Sustainable Tourism. Extraído el 27 de
noviembre de 2006 de www.world-tourism.org/sustainable/doc/lanzarote.pdf

WTO, World Tourism Organization (1996) Agenda 21 for the Travel and Tourism
Industry. Extraído el 9 de Julio de 2005 de www.world-
tourism.org/sustainable/doc/a21-fore.pdf

WTO, World Tourism Organization (1999). Global Codes of Ethics for Tourism.
Extraido el 9 de Julio de 2005 de http://www.world-
tourism.org/code_ethics/eng/global.htm

WTTC, World Travel & Tourism Council (2005) World Travel & Tourism Sowing the
Seeds of Growth. The 2005 Travel & Tourism Economic Research. Extraído el 18 de
agosto de 2005 de www.wttc.org/2005tsa/pdf/World.pdf

WTTC World Travel and Tourism (2006); Corporate Social Leadership in Travel &
tourism; extraido el 28 de noviembre de 2006 de http://www.wttc.org/frameset2.htm

21
Wilkinson, C. (2004) Status Of Coral Reefs Of The World:2004, Estatus de los
Arrecifes de coral en el mundo: 2004. Publicado en Washington Dc el 6 de diciembre de
2004 www.reefbase.org, www.aims.gov.au, www.gcrmn.org

WB, World Bank, (2006) Bank Backs Push to Save Coral Reefs, publicado el 4 de junio
de 2004. Extraído el 30 de noviembre de 2006 de
http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/NEWS/0,,contentMDK:20210732~me
nuPK:34457~pagePK:34370~piPK:34424~theSitePK:4607,00.html

WWF (2006) World Wildlife Found, Programa Ecoregional de Arrecife


Mesoamericano, Folleto informativo.

22