1

La voluntad del sentido como herramienta para la innovación y la calidad de la educación. Desde la logoterapia, Carolina Protti♣ .
Resumen Este artículo está inspirado en el trabajo diario de la autora, tanto en la clínica, como en la universidad, con mis estudiantes, pero más que nada con mí misma con lo interpersonal, adonde me encuentro sin parches. A donde me logro ver por como soy, a donde nadie puede decir ni hacer nada, es donde solo me encuentro ser, mi mí misma y mi yo. Se trata de de hacerles tomar consciencia a los seres humanos respecto a que logren ver lo que no han logrado recibir, para tocar lo intocable: los sentimientos, las necesidades, los hechos de la vida. Buscando encontrar un poquito de sentido a ¿qué es lo que encierra la vida? Buscando así hacer ver a la gente que los maestros, docentes, o como usted quiera llamarlos, como personas con sentimientos, con vida, que desean hacer una diferencia en la vereda de ir por este camino que llamamos vida. Es indispensable hacer la diferencia, hay que enseñar con amor, con sentido existencial, pero no olvidar los sentimientos, el sufrimiento, lo cual significa que se seguirá moviéndose el ser humano, aunque sea con dolor, lluvia o sol. Estas ahí para darte por completo a los otros, pero al mismo tiempo para encontrarte en los ojos de los otros. Palabras claves: frustración existencial, voluntad del sentido, sentido del amor, sentido del trabajo. Abstract This article is inspired in the author’s everyday work, at the clinic, university, with her students, but mostly with her personal and inter-personal experience, where she found herself without patches. Where she sees herself as she is, where nobody could say or do anything, is just she, herself and her. Looking forward to give conscience of making other human beans see what they haven’t got to catch, to touch the untouchable: the FEELINGS, the NEEDS, the Facts of LIFE. To get a little meaning in what is LIFE all about? Trying to make people see teachers, docents, as you call them, as a person with feelings, with a life, that wants to make a difference in the path of going throw this road call life.

Carolina Protti, psicóloga clínica y profesora de la Universidad Interamericana (UICR), Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (ULACIT) en la carrera de psicología, profesora de cursos libres de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), conferencista nacional e internacionales. cprotti@yahoo.com

2

Is indispensable to make the difference, teach with Love, with Sense of meaning of life, but let’s not forget the feelings, suffering, keep on moving, even with pain, rain or sun. You are there to give yourself to others, but at the same time to find yourself in the other’s eyes. Key words: existential frustration, sense of meaning, love sense, working sense.

Introducción Este estudio se fundamenta en la filosofía existencialista planteada por el Dr. Viktor E. Frankl como Logoterapia. ¿Qué es Logoterapia? Frankl (2001) plantea que logos en griego equivale a “sentido”, “significado” y “propósito”. Esta es la tercera escuela Vienesa de la psicología, se basa en que la primer fuerza motivante del hombre es el sentido a la propia vida. Se trabaja valorando el futuro, buscando así que el sujeto encuentre el sentido de su existencia en su cotidiano vivir. De este planteamiento surgen diferentes cuestionamientos o perspectivas de abordaje, como sería: la voluntad del sentido, el sentido existencial, el sentido del trabajo, el sentido del amor, el sentido del sufrimiento, el vacío existencial, entre otros. Se abordará la voluntad del sentido ante el quehacer profesional del docente. Desde el sentido existencial (o de la vida) se presentará lo importante que es quererse a uno mismo, querer lo que se hace y guiarse hacia un seguir amando lo que se va a tener; el sentido del trabajo desde una perspectiva de la labor del docente versus el amor que tiene uno para con su profesión, y el trascender este afecto que le tenemos a lo que hacemos, a nuestros estudiantes para que aprendan a amar lo que estudian o a lo que lleguen a desarrollarse.

Propósito y preguntas generadoras La finalidad de este ensayo es dar a conocer el sistema logoterapéutico en la cotidianidad docente, como una herramienta existencial tanto para el educando como para con el educador, donde puedan los sujetos identificarse ante las dimensiones existenciales así como el desarrollo básico humano. Se pretende que un educador pueda orientar sus labores dentro de este marco de referencia y así se adelante y conduzca con responsabilidad y eficiencia el ambiente propicio del aula, viendo a este espacio como un subsistema social. El tema será abordado a partir de las respuestas que surgen de las siguientes preguntas:

3  ¿Qué hacer cuando presentamos un vació existencial como docentes?  ¿Cómo determinar nuestro sentido existencial como docentes?  ¿Cuál es la importancia de valorar el sentido del trabajo vs. el sentido del amor con

respecto a la educación como fruto de nuestro trabajo y el de nuestros estudiantes.

El Vacío Existencial como Docentes Según Frankl (1999) es importante tener cierta dosis de conflictividad en nuestra vida; y lo veo como esta posibilidad de comparación del bien y el mal, desde un fundamento meramente ético y más allá de la ética viéndolo desde lo bueno y lo malo, valorando ya la parte moral del ser humano. Ninguna de esas dos dimensiones podemos desligar de la creación total del ser humano. Así mismo decía el Dr. Frankl (2003) que el hombre busca cumplir un sentido desde su parte ética, propia del ser y realizarlo desde sus principios morales, propio de lo impuesto socialmente. De este concepto de sociedad y deseo propio es que llegamos a entrelazarlos con respecto a lo que sería ser docente. En teoría se llega a ser docente por voluntad propia; es decir, por esa voluntad del sentido propio por desarrollarse como educador. Cada profesión encierra todo un bagaje de información y perspectivas filosóficas y personales, pero la docencia por sí sola tiene que ver con el creer en otro, ayudar a los otros a crecer, y crecer uno como persona en el desarrollo de los principios sociales y nuestros con respecto a nuestra profesión. Si en algún momento de nuestras vidas nos hemos preguntado: ¿si estaremos en el lugar correcto?, puede que hayamos caído en un vacío existencial. ¿Qué es vacío existencial? Este concepto está ligado por completo con lo que serían las frustraciones, y desde ésta perspectiva con la frustración existencial. Se experimenta por lo tanto “un abismal complejo de falta de sentido, acompañado de un sentimiento de vacío, razón por la que me inclino a hablar de un vacío existencial” en palabras de Frankl (2003, pág. 9). El sentido del sufrimiento nos dirige hacia un cambio de actitud ante nuestra existencia, ya que lo que importa es la actitud que se tome ante el sufrimiento. Siendo la autora de primera profesión psicóloga y practicante de la logoterapia llega a la conclusión de que lo que se busca en esta vida es un cambio de actitud, pensamiento y acción del sujeto ante sus conflictos, ya que los conflictos siempre van a existir, lo que importa es la posición que tomemos nosotros para con estos acontecimientos incontrolables. Es interesante el planteamiento de Riso (2003) cuando plantea que debemos controlar lo que esté en mis posibilidades, y dejar ir todo aquello en lo cual no puedo ni participar ni me corresponde. Se debe como docentes potencializar a los estudiantes con respecto a la materia que se imparte, sin caer en un abismo, ¿puede una persona realmente

4

hacer que otra persona ame lo que hace? ¿Qué puedo hacer yo como persona para que se me respete mí espacio así como para que los otros respeten el mío? Y finalmente ¿cómo hacer para que mis estudiantes logren potencializarse (encontrarle el sentido del amor) a lo que hacen tanto como educandos como futuros profesionales? Estas preguntas muchas veces nos confunden y nos hacen creer que podemos manejar un todo, mi mundo termina donde empieza el mundo del otro, como dice Jorge Bucay (2006): Yo soy yo – Tú eres Tu. ¡Qué importante esta frase! Necesito reconocerme como un sujeto propio de un medio social con el cual interactúo, pero que sin embargo sigo siendo un individuo. Yo nunca puedo llegar a ser Tú, y Tú nunca podrás llegar a ser yo. Parafraseando y explicando los pasos propuestos por Riso en “salvando el autoconcepto” (2003, pág. 34), Protti busca que el lector encuentre alguna forma de mejorar su cotidianeidad y minimizar la frustración existencial, desde el siguiente enumerado de acciones:
I.

Trata de ser más flexible tanto con los otros como contigo. Riso busca lograr que veamos que muchos conflictos están atados al querer ser perfectos, a que todo se puede hacer, a que todo lo sé y esto termina enfermando. ¿Cómo lograrlo? El enumera varios puntos para con este punto, los cuales menciono y ejemplifico a continuación: así ir más allá de los planteamientos.

a. Permítete no ser tan normativo. Se busca que los pensamientos no sean barreras, tratar

b. Trata de no ser perfeccionista. Esto ayudará a entender que no todos tienen o pueden

actuar como usted, y que está en la posibilidad de equivocarse.
c. No rotules, ni autorotules. No somos apodos, ni descripciones caminantes, somos seres

pensantes, que podemos cambiar constantemente.
d. Concéntrate en los matices. La vida va más allá de mí, hay cosas de la naturaleza, de los

seres que me rodean que pueden brindar tranquilidad, felicidad y experiencias nuevas a la vida.
e. Escucha a las personas que piensen distinto que ti. No somos los dueños de la razón y

muchas veces podemos aprender mucho de las personas que nos rodean, es importante escuchar y discernir.
II.

Revisa tus metas y las posibilidades reales para alcanzarlas. Muchas veces tenemos deseos imposibles de hacer tangibles, y luchamos y luchamos y nos frustramos porque no logramos alcanzar lo que se quería. Para esto es mejor valorar que tan reales o posibles son estas metas, preguntándose: ¿puedo realmente llegar a alcanzar esa meta? ¿cuánto tiempo tomaría? ¿qué sacrificio hay en mí para alcanzarla? ¿puedo con ese sacrificio? Acuérdese que para llegar a un lugar muchas veces se tiene que dejar otros.

5 III.

No auto observes solo lo malo. Es más fácil ver en que se falla, que en qué se ha logrado salir bien, por lo tanto es importante ver también los puntos buenos, y los fuertes, dando la posibilidad de sentirse bien con lo que se hace o piensa. Para ser positivos también hay que pensar positivo, y para esto hay que visualizar puntos positivos de la vida, ya que si no llegamos a frustrarnos o en palabras comunes a deprimirnos. No piense mal de ti. ¿Cómo es eso que vos te autolimitas? ¡NO! Tenemos que darnos la posibilidad de fallar, pero de manera positiva, donde se pueda reintentar, y si no se logra tampoco se defraudará, porque la próxima vez lo hará mejor, gracias a la experiencia actual. ¿Si tú no crees en ti, quien va a hacerlo? ¡Nuestro mayor limitante somos nosotros mismos!

IV.

Después de retomar a Riso se llegará a cuestionar la existencia desde otro lugar, y da la posibilidad de ser felices dentro de las debilidades y tristezas que cada quien presenta. Hay que vivirlo ¡TODO! Eso quiere decir aprender a sacar lo bueno de lo malo. Recordar que somos personas, antes de ser docentes; y como personas también tenemos conflictos. Runbeck un poeta dijo algún momento: “La felicidad no es una estación a la cual hay que llegar, sino una manera de viajar”. Encaminando así lector a pasar a pensar en el ¿Cómo determinar nuestro sentido existencial como docentes? Una vez ya abarcado lo que sería el vacío ahora necesitamos un sentido.

El sentido existencial como docentes Empecemos por abordar ¿de dónde sale existencial? Hay tres maneras de enfocarlo desde Frankl (1999): 1. Existencial, vivencia como tal, la vida de uno, de los otros, del cosmos. 2. Sentido de la existencia, tomar consciencia de nuestra función en esta vida, de que existimos y que afectamos el medio en el que nos desarrollamos. 3. Voluntad del sentido. Desde este último punto se trabajará el sentido existencial como docentes, ya que es el que tiene que ver con nuestro deseo, es nuestra dimensión de ¿hacia dónde nos dirigimos?, ¿qué queremos de nuestras vidas? No se debe el sujeto limitar a existir solamente, debe decidir cuál será su existencia. La autora considera parte de su filosofía existencial, el concepto propio del Dr. Frankl (1999) el que cada ser humano tiene derecho a cambiar en cada instante. Es a partir del suprasentido que buscamos excedernos y sobrepasar nuestras capacidades intelectuales como seres humanos, buscando así ir más allá. No se puede olvidar que el haber sido es parte del ese ser, a este concepto lo llama el Frankl transitoriedad (2003), lo cual potencializa y posibilita al sujeto a movilizarse en su

6

realidad guardada y rescatada, preservada del tiempo, es decir, que hay cosas del pasado que pueden hacerse presentes, así como hay cosas del presente que pueden hacer futuro. El sentido de la vida corresponde al significado concreto que cada individuo tiene de su propia vida en un momento determinado, ya sea por la acción que realice, por algún principio que tenga o finalmente por su sufrimiento. Ya se abordó el concepto de sufrimiento, ahora trabajaremos los otros dos puntos. Realizar una acción. Siendo docentes se está en acción a tiempo completo, se hace cotidianamente, se cree, se inspira, se dedica a realizar una acción más allá de lo tangible, se va al nivel espiritual. Dándole al estudiante o futuro profesional las bases de lograr apropiarse de lo que realizará, que para la autora es un mal uso de la palabra, ya que el sujeto es, no es un será, él va construyendo en su día a día su es, y el es, es cambiante, se transforma según sus nuevas percepciones. Algún principio. Se tienen parámetros en la vida vida, direcciones hacia a dónde dirigirse, y es a partir de lo que se inculca desde los padres (primeros educadores) que se logra dirigirse hacia un objetivo, una finalidad, ¡ser quien se es! ¿Puede este concepto ser flexible? ¡Por supuesto! Se cuenta con la posibilidad de pensar y repensar el diario vivir, tomando así decisiones para mejorar la existencia, aunque esto no quiere decir que se borre el pasado. No, el pasado solo sirve como marco de referencia para ser mejores en el futuro, pero sin un pasado no habría un presente, y sin un presente no habría hacia donde seguir dirigiéndose. Como seres humanos sin importar nuestra profesión, sufriremos, nos encaminaremos, y nos basaremos en nuestros propios conceptos, claro siempre tenido interrelación con la sociedad. No somos seres aislados, necesitamos hacer ver a los otros que los necesitamos, y los otros también deben darnos un lugar de privilegio en algún momento por lo que hacemos. La Programación Neurolingüística (PNL) plantea que se debe dar y recibir caricias positivas, en hecho de hacerles ver a las personas todo aquello que han hecho bien, para que así sea correspondido en otro momento. Doy para recibir, por lo tanto se dicen cosas bonitas para recibir elogios en otros momentos. Las caricias deben darse tanto del medio como de sí mismos, por lo tanto como docentes, si un estudiante hace algo bien que rico sería poder decirle ¡lo lograste!, ¡te quedo genial!, ¡válgame que buen profesional vas a llegar a ser! Detrás de un gran profesional hay un gran profesor, alguien forjo a esa personita, sin importar su edad, es y fue una persona en formación, y alguien tuvo que guiarle. El sentido existencial debe estar orientado en hacer el bien constantemente, donde la voluntad sea dar lo mejor de sí todos los días, para dar y recibir lo mejor, esto nos da el hincapié para pasar al siguiente enunciado el sentido del trabajo versus el sentido del amor con respecto a la educación, pensando en amar lo que se hace.

7

El sentido del trabajo vs. el sentido del amor con respecto a la educación Después del abordaje anterior se trabaja la idea del sentido del trabajo, y surge el cuestionamiento: “si tengo voluntad de sentido de vida, he de tener sentido de trabajo”. El sentido del trabajo corresponde a los quehaceres, a cómo nos desarrollamos día a día. Por ejemplo un ama de casa tiene como sentido del trabajo tener todos sus quehaceres al día para lograr demostrar que ha estado preocupada por sus funciones dentro de su hogar. Un doctor debe tener como sentido de trabajo el poder brindar calidad de vida a sus pacientes. Y finalmente un docente debe tener como sentido del trabajo ser el mejor facilitar o guía del proceso de enseñanza y aprendizaje, dándole al estudiante las pautas a seguir, los parámetros para hacer las cosas bien, y la amplitud de pensamiento para discernir sobre su propio deseo, para que incursione en lo que le gusta, dándole al cerebro de manera fantástica ese poder de “barita mágica”. Los educadores deben acordarse de en algún momento también se fue estudiante, cuando se tenían preguntas y se esperaban respuestas concretas y reales a las inquietudes… tantas cosas pasan por la mente siendo estudiante, y hay una cosa que nunca se debe olvidar, el que nunca se dejará el lugar de educandos por más de que se sea educadores. La educación y más que todo a nivel universitario tiene una ventaja que no tiene ninguna otra profesión, la cual es mantenerse a la vanguardia, ya que los estudiantes siempre irán o desearán ubicarse más adelante del profesor, y el educador no debe darles la posibilidad de pensar diferente que el como facilitador no sabe, debe hacer a los estudiantes que crean en el y en ellos mismos. Buscando la superación día con día, se debe estar al día con lo que pasa en el mundo globalizado. Por otro lado se encuentra el sentido del amor, el brinda la posibilidad de amar lo que se hace, la gente que se encuentra alrededor, las cosas que se poseen, los pensamientos y bienes, amar todo. El sentido del amor en el caso de la docencia se encuentra circunscrito cuando se potencializa lo que se hace en el diario vivir como educadores, donde por medio del amor que se le tiene a la profesión, se logra el fruto: un brillante pulido diariamente. He de acá que el punto generador sea: La importancia de valorar el sentido del trabajo vs. el sentido del amor con respecto a la educación como fruto de nuestro trabajo y el de nuestros estudiantes. Los educadores se encuentran interacción constante con los educandos, día a día, crecen tanto los estudiantes como los facilitadores, y aun así se podrá pensar como docente, ¿qué si se es o no una persona importante en el caminar de los estudiantes por esta vida? Los guías son muy importantes, son los encargados de las bases para su futuro profesional de los individuos que se encuentran en un aula buscando educarse, pero no son solo bases teóricas, sino

8

humanas, las que se les debe enseñar por medio del ejemplo, que se puede uno como ser humano equivocar y que no se conoce todo, pero que si se unen se puede llegar más lejos, que así como ellos necesitan del docente para lograr su objetivo tangiblemente (un título educativo), también necesitan de la parte intangible la cual corresponde a llegar a ser mejores personas.

¿Y cómo lo lograremos? Dando cada día lo mejor de como docentes, como personas, como individuos, con sus individualidades, respetando al otro, pero respetándome a mí mismo. Generando retroalimentación unos a otros.

¿Por qué el viejo es más sabio? ¿Por que ha vivido más o por qué ha aprendido a amar?

El llegar a amar hace que se disfrute más de la vida, logrando que los que se encuentren alrededor crean y busquen también disfrutar de lo que hacen. Hay que vivir, disfrutar y gozar de todo y de todos de una manera positiva.

Conclusiones Este ensayo ha sido una forma de fusionar la logoterapia con la docencia, cosa que para la autora es un crecimiento personal diario, ya que la psicología es la fuerza y la docencia es la energía de empuje para seguir caminando, para ella. Se debe buscar de alguna manera tener un fundamento para esta vida, un sentido para el cual se existe, sin olvidar que se cuenta con momentos difíciles, pero que sirven para crecer como persona, y lograr afianzar sus creencias, sus fuerzas y su espíritu con respecto a lo que se hace, siempre y cuando se haga con amor. Es importante es que sin importar las circunstancias o lo que se viva se crea en sí mismo y en sus posibilidades de salir adelante, y si se cree en sí, se cree en los otros, porque no se existe si no hay otro que nombre, decía Lacan, he de ahí que no hay educando sin educador. La vida es como un tren, donde se debe seguir encarrilado, según sus pensamientos y parámetros. Puede que se presente una parada forzosa, pero se sabe que en algún momento vuelve a pasar ese tren (u otro con el mismo rumbo) y podemos volvernos a montar en búsqueda de la felicidad.

9

No hay felicidad sin sufrimiento, ni sufrimiento sin felicidad. No hay amor sin trabajo, ni trabajo sin amor. No hay voluntad sin sentido, ni sentido sin voluntad, por eso es tan importante la labor que realizan los educadores, y estos deben darse cuenta de este lugar privilegiado que ocupan. Cerrando así este ensayo con palabras del Frankl (2003, pág. 179), “El hombre no está totalmente condicionado y determinado; él es quien determina si ha de entregarse a las situaciones o hacerles frente”. Referencias bibliográficas Bucay, J. (2006). De la Autoestima al Egoísmo. México: OCEANO. Frankl, V. (2003).Ante el vacío existencial. Barcelona, España: HERDER. Frankl, V. (1999).El hombre en busca del sentido. Barcelona, España: HERDER Frankl, V. (2001). Psicoanálisis y Existencialismo. De la Psicoterapia a la Logoterapia. México D.F., México: Fondo de Cultura Económica. Riso, W. (2003). Aprendiendo a quererse a sí mismo. Colombia: Editorial Norma.