No.

5 - mayo 2003

NUESTRA MISIÓN para el futuro

1

Nos complace presentar este quinto número de la revista CRUZ DE HIERRO titulado “Nuestra misión para el futuro”. Es un intento más, de nuestra parte, para borrar esos “malos hábitos” que nos han sido impuestos. Un esfuerzo por volver a la realidad que vivimos. En esta ocasión optamos por omitir imágenes para dar

cabida a uno de los mejores textos desarrollados por nuestro equipo de investigación, quienes dedicamos el presente número “a los jóvenes que merecen un mundo mejor, donde su espíritu se desarrolle libre y se mantenga fiel a esta tierra” “CRUZ DE HIERRO”

2

LA LUCHA DEL ESPÍRITU.
Terrible realidad la de este mundo: la luz del espíritu humano, representada por la Cultura Europea se halla asediada por enormes masas, muy bien adiestradas, de falseadores y criminales. Todos los valores, todas las obras, todo el recuerdo de épocas pasadas, de esplendor y orden padecen con el ataque de las masas embrutecidas, conducidas por sus amos los usureros. Esta circunstancia sin embargo no es nueva, y sólo difiere en el grado de salvajismo con que el enemigo ataca, y con los medios gigantescos que ha llegado a poseer para tal acción, sin embargo desde hace mas de 35.000 años el Hombre "de Raza fuerte" ha mantenido, contra toda amenaza, contra todo peligro, siempre viva la llama del Espíritu humano, contra los intentos casi infinitos de destrucción. Durante 35.000 años o más el resultado de esta lucha enorme entre los creadores y los parásitos se ha decidido por los primeros, no sin grandes pérdidas y no sin épocas enteras en las que sobre la tierra el reino del crimen se haya enseñoreado, hombres, mujeres, niños, generaciones y pueblos enteros agonizaron "abandonados por dios" durante grandes períodos de tiempo bajo el instinto criminal de las fuerzas enemigas, nuestra época es de estas. Y sin embargo de todo esto siempre volvieron a florecer nuevos pueblos, nuevos individuos geniales, nuevas muestras de elevación espiritual, nuevas comunidades populares que encarnaron valores elevados, disciplina y una visión del mundo basada en el honor. Todo esto se debió principalmente a que un grupo de personas no desesperaron en los peores momentos, y siguieron trabajando en lo que ha sido, es y será lo importante: la Elevación del Espíritu. El Europoide por doquiera que haya ido no ha dejado de demostrar su afán de elevación y conocimiento, que le caracteriza entre los demás pueblos.

Es un hecho incuestionable que el falseador (que ha actuado dirigiendo las hordas destructoras que se han presentado bajo los ropajes mas diversos, sea razas, sea religiones o facciones religiosas, sea bajo el influjo de mentiras o de la imbecilidad propia de los más) que el falseador -digo- es, por leyes inamovibles que no viene al caso enunciar, incapaz de dar muerte al espíritu: podrá matar millares de personas, exterminar pueblos enteros, difundir rumores y calumnias con las cuales los sanos valores populares, tales como el honor sean tomados como una excentricidad ridícula... etc., pero la grandiosa búsqueda de iluminación y honor volverá continuamente a renacer. La realidad obedece a un ritmo del que nada puede sustraerse.

EL VERDADERO PELIGRO.
Solo la propia dispersión, el abandono por parte de estos mismos estratos creadores podrá terminar con la labor del espíritu, simbolizada más que nada en el Arte, y luego en las demás hechos culturales. La labor del Espíritu humano, tiene una característica especial con la que fácilmente la distinguimos y separamos de la falsedad seudo espiritual: la unión con este mundo, con la realidad, cuando esta se distiende o falta por completo todo es falso. Toda creación autentica arraiga en la tierra, en la raza, en la cultura, en el individuo orgulloso y contento de la que nace; cuando tal cosa no sucede, cuando arraiga solo en la mente caprichosa de un individuo hosco y extirpado de la realidad, entonces toda la entidad espiritual se ha encontrado con un peligroso enemigo. La angustia que se presenta ante los ojos de unos cuantos en la actualidad es realmente esta: en la actualidad pueden notarse síntomas indudables, actitudes extrañas que parecerían mostrarnos que la dispersión de las fuerzas creadoras es un hecho cierto e inexorable. Nos encontramos en un mundo donde la fantasía desbocada es igual a la dispersión. Tal dispersión debe ser detenida. 3

NUESTRA MISIÓN PARA EL FUTURO.
"(La) cultura en su mejor sentido significa creación de lo que está por hacer, y no adoración de la obra una vez hecha". Gasset). (José Ortega y Gasset No resulta difícil comprender entonces cual es la tarea que se debe imponer el hombre que quiera salvar la cultura. Y no creo equivocarme demasiado si digo que es a esto a lo que se refería nuestro Führer cuando hablaba de las gigantescas tareas que vendrían en épocas de paz. La Misión que tiene el Nacionalsocialista por delante no es mas que la de continuar la labor espiritual, realizar nuevamente la unión del alma de cada hombre con la realidad, la realización del destino para el que nos encontramos de pronto, y sin haberlo pedido, viviendo. Continuar con alegría esta labor, tomando en cuenta todas las cumbres del pasado, las obras de los grandes hombres que vivieron antes. La Cultura vive mientras exista un estrato de personas que continúen la labor espiritual, y mientras este grupo indefinido de personas se mantengan fieles al estilo cultural que irá impreso en sus obras. De hecho es imposible ver donde se encuentra en determinado periodo este "estrato portador de la Cultura", aunque es un hecho indudable que existe. El Nacionalsocialismo debe, por tanto, convertirse en el canalizador e impulsor de este estrato, y quién sabe si, luego de un supremo acto de voluntad, alegría, estilo de vida, honor y audacia, en encarnarlo.

EL ATAQUE DEL ENEMIGO.
Aquí es donde actúa con fuerza el falseador: millares de filisteos de todos los cuños hablan de Europa como de un ente muerto, de cuya alma ninguna nueva idea, concepción artística nueva, ciencia nueva, comunidad popular, estrato cultural, salud espiritual, honor, podrá brotar, y lo hacen desde todo tipo de lugares, desde las universidades, desde los medios, desde los púlpitos, etc. Son los antros dirigidos por el falseador, desde donde se 4

vomita toda esta verborrea corrosiva con la que los traidores se ganan la aprobación del usurero, su amo. A esta idea errónea impuesta por filisteos "que no han acrecentado ni nutrido" jamás nuestra cultura, van indisolublemente unidas amplísimas campañas de mentiras y calumnias, de las cuales la mas conocida y feroz sería la del archifalso "holocausto" judío, sin embargo hay muchas otras mentiras, calumnias, mitos que cumplen funciones disolventes muy complejas (sobre todo debido al tiempo que tienen funcionando) y que han venido calladamente inyectando su veneno destructivo desde hace mucho tiempo. Todas estas mentiras, que empiezan con ciertas partes de la misma religión cristiana, como su sentido de culpa; se lanzan por ejemplo, sobre España con la tan famosa "leyenda negra"; u otras como “el buensalvajismo”, y muchas por el estilo, que avanzan como una sombra que va con el hombre Europeo acompañándolo en cada paso que da. Mentiras que han adquirido vida propia, que se han ido desarrollando hasta convertirse en "hechos" desde los cuales los grandes estratos populares heridos del mundo encaran una vida de cada vez mas hostil aliento. El alma orgullosa del “Ario”, que avanza impertérrita por milenios va siendo poco a poco detenida, a fuerza de acarrear mentira tras mentira, el alma del hombre de nuestros días es un complejo de culpas, la vergüenza andante. El enemigo ha sabido muy bien comprender la estructura de la atención del hombre, saben muy bien que mientras una porción de nuestra alma está atenta a denunciar las mentiras sobre ciertos hechos, otras partes de nuestra mente se muestran descuidadas, mucho de esto se puede comprobar si notamos como muchos están prestos a denunciar ciertas mentiras mientras que se adscriben olímpicamente a otras sin advertirlo siquiera. Por esto es tan difícil tratar de dar un nuevo empuje a la labor espiritual.

ANTICIPACIÓN.
El “enemigo”, pero: ¿quién es el enemigo?; muchas veces el peligro está más cerca de lo que se cree, lejos debemos

estar de señalar como enemigo a un pueblo determinado, o a una raza o una religión o facción: requerimos de mayor exactitud respecto a esta determinación. El enemigo es todo aquel que tenga una actitud determinada que va contra nuestra forma de ser, más adelante nos detendremos para interrogarnos sobre quién es el enemigo, cuál es su actitud.

LA CULTURA.
Sólo es posible que el hombre se eleve sobre la existencia ciega que le dicta la naturaleza, y a la que no le importa más que el ciego suceder de la vida, sin ningún matiz o valor, si este hombre nace en medio de una comunidad popular sana. El intento de hacer renacer la Cultura parte entonces de asumir los valores que caracterizan tal comunidad, el estilo con que el hombre se comporta en cada acto de su vida, y con el cual quedan marcadas sus obras. El honor, la voluntad, la necesidad de experiencias estéticas e intelectuales superiores, son algunas de las características básicas. Analicemos uno de estos puntos –la labor cultural- con más atención:

LA LABOR CULTURAL.
En épocas remotísimas, que escapan a cualquier valoración temporal, sucede un hecho grandioso, cuando ciertos hombres, muy posiblemente de una sola y determinada raza emprenden una aventura en la que hoy todavía nos encontramos. La elevación espiritual, el intento por develar el secreto de la naturaleza, el entendimiento, la elevación del sentimiento y la comprensión de lo humano mediante el Arte, la mejora real de la “vida” del hombre, entendida como el asumir valores elevados como el honor. (A tal grado de pandemia ha llegado la calumnia que resulta realmente difícil avanzar en este texto, a cada momento asaltan dudas, a cada momento se presiente el dedo acusador del hombre infectado de mentiras y prejuicios.) 5

Hablar de la Cultura es por tanto casi imposible, y definirla llevará a levantarse en contra a cientos de fanáticos cuyas objeciones, por muy "alternativas" que parezcan a veces no son más que manías dignas de esta época como mas adelante veremos. La Cultura no es la labor pedante de la que hablan los filisteos y contra la cual predican desde siempre las hordas cuya esencia es justamente la destrucción de la verdadera Cultura por mas trajes que se pongan, a la que pretenden volatilizar o falsear; es una aventura llena de peligros, de ilusiones frustradas, de caminos no recorridos, de grandes cumbres, de grandes pueblos y grandes individuos y su lucha contra las fuerzas de la disgregación. ¿Podemos afirmar que la Cultura es el mecanismo que el hombre utiliza para “vivir” en el mundo?, esto es cierto si hacemos una pequeña diferenciación: El conocimiento de la Naturaleza revela hechos que muy pocos han querido aceptar, uno de estos es el de determinar que de muy poco sirve las formulaciones objetivas, estadísticas, lógicas cuando se trata de analizar la manera en la que los individuos –todos sin excepción- encaran la vida; la “vida” es entendida de muy distinta manera por cada persona, ciertamente pueden haber porciones de la misma que puedan ser predeterminadas por factores genético-raciales o de otra índole, pero más allá de esto la forma en que cada individuo decide tomar para vivir es muy diferente; es por esto que por ejemplo aún personas que no sólo personas de un mismo credo, un mismo idioma o patria, sino personas que pertenecen a un mismo tronco racial toman sobre diversos asuntos muy distintas actitudes. Generalizando un poco encontramos dos grandes actitudes ante la vida, la una es la de aquellos que viven una existencia puramente material, sin que a toda esta chusma inmunda jamás le haya interesado nada que no sean los problemas del vientre y las mas indispensables funciones orgánicas; el otro grupo por el contrario ha llegado a dedicar todos sus esfuerzos a labores de nueva índole, labores espirituales, que dan “peso” a esas existencias.

Pues bien: nada fuera de la Cultura garantiza la supervivencia de este segundo grupo. Una aclaración muy importante es aquella de desechar de una vez la idea “aristocrática” que define este grupo como la suma de unos pocos egoístas y displicentes, muy por el contrario, la grave crisis de lo “clásico” ha mostrado que la cultura proviene de la Raza y de los pueblos sanos. Es este estrato creador y espiritual el que utiliza la Cultura para sobrevivir, y se compone no solamente por artistas, escritores y científicos sino por ejércitos, por jóvenes, por maestros, etc.; es decir: por una comunidad popular sana. La cultura es mucho más que la simple . obra intelectual, es una manera de vivir en el mundo, son valores que cada ser humano aplica a cada cosa que hace en su vida. La lucha por el Espíritu es la única que puede garantizar que este estrato continúe vivo, ante los terribles ataques que la chusma materializada, los pueblos enfermos y aberrantes, y los parásitos corruptores están lanzando en la actualidad. La acción del parásito corruptor judaico, obedece por tanto a su naturaleza caracterizada por un ciego afán disgregador: acarrear la destrucción del Espíritu acarrearía el fin de este tipo de vida sobre este mundo. Ciertamente la Cultura no es un hecho "global", a lo mejor el fin ultimo que persigue todo hombre de cualquier Cultura sea el mismo, pero entonces actúa sobre este tanto el medio, como la raza, y otros factores que llevan a los hombres de las distintas grandes culturas habidas o la única que está en proceso de perfeccionamiento actualmente a distintas conclusiones y caminos disímiles, no ignoro esto, mas bien lo recalco, y recalco como máximo valor ese "fin" indeterminado que los ha conducido a la elevación espiritual. Tal "fin" último no es otro que la lucha contra la muerte, por tanto la Cultura es el anhelo del hombre espiritual por no morir al elevarse sobre la existencia material.... ya que el hombre Espiritual necesita tanto como de la materia, de las creaciones espirituales y de un entorno sano para “vivir”, sin este entorno, lo que hace es malvivir o morir si las cosas degeneran demasiado.

Hora es ya de descubrir que hemos sido afortunados por lo menos en algo, ya que desde que el hombre está en esta tierra, continuas oleadas de Europoides han nutrido de nueva vida a la Cultura llevándola cada vez más lejos, más profundo. Estamos ante un hecho insoslayable: el Nacionalsocialismo es la más reciente de estas oleadas, el trabajo está en lograr que triunfe en su misión, ya veremos como no es tan fácil, ya veremos cómo el peligro se encuentra por todos lados, ya veremos sobre todo cómo debemos aceptar ciertas cosas como necesarias, y desechar otras por ser dañinas. El Nacionalsocialismo actual debe vencer creando nueva y más avanzada Cultura verdadera en todos los campos, la victoria espiritual será la victoria de la voluntad sobre la decadencia.

UN MUNDO POR (RE) DESCUBRIR.
“Lo importante es aquello que nos ilumina el camino del futuro de una forma coherente con el pasado” (Ramón Bau).
El Nacionalsocialismo actual es un movimiento que carece de ejércitos, de instituciones que le ayuden en esta labor, pero tiene en su delante TODO el acervo cultural que los Europoides del pasado le han legado, este legado que el parásito no ha destruido aún, y que está frente a nosotros recordándonos que no somos solo bolsas de fluidos (genes) ordenados de cierta forma sino mucho más. Veremos como se equivocan quienes pretenden decir que nuestra cultura es algo muerto: La constante labor de millares de seres a lo largo del tiempo ha venido a producir una enorme masa de ideas, pensamientos, movimientos, de los cuales sólo algunos han llegado a ser desenvueltos en gran proporción, el resto permanece oculto, muchas grandes ideas se conservan sólo como insinuaciones escondidas en los escritos de grandes hombres; otras aún menos ya que

6

sólo aparecen como un rumor que se lee "entre líneas" en algún oscuro texto. En el Arte pasa algo igual: grandes movimientos artísticos han quedado apenas insinuados en algunas obras. La conclusión es sencilla: si estas tareas están inacabadas el hombre de nuestros días vivirá también una existencia manca, inacabada, insustancial. La tarea cultural es por tanto enorme aún. La obra espiritual del hombre en nada se parece a nada terminado y lindo, tampoco se parece en nada a aquella "caída" desde supuestos tiempos míticos en los que el hombre era "un dios" de la que tanto nos hablan ciertos románticos empedernidos de lo fantástico con los que ajustaremos cuentas más adelante. Pero la extensión de este mundo por descubrir es aún mayor que esto, de muy diversas maneras el horizonte que aparece ante nuestros ojos se ha ensanchado hasta niveles increíbles, que si los comparamos solamente con los que tenía un hombre que vivía en 1900 realmente encontraremos una diferencia inconmensurable. Por tanto en la actualidad, y luego de los asombrosos y terribles acontecimientos del pasado reciente, el Europoide alcanza la radicalidad absoluta en los problemas del Espíritu. La realidad toda está ante nuestros ojos, realidad sobre la que sabemos más bien poco, aunque contamos con todos los medios para descubrirla y sentirla. La explosión del horizonte espiritual en nuestros días llega prácticamente hasta el confín mismo de la realidad. Un esfuerzo enorme que ha llevado al hombre espiritual al máximo de sus fuerzas y que amenaza con desaparecer por obra del enemigo, realmente es triste ver como toda esta labor que estuvo –con el tercer Reich- tan cerca de ser asumida con todas las fuerzas está en la actualidad amenazada por perderse sin remedio..... Este es el panorama con que nos encontramos, un panorama riquísimo, dispuesto para que los hombres "de Raza Fuerte" inicien su camino de elevación y renacimiento; muchos sentirán vértigo ante semejante reto, muchos preferirán hundirse en fantasías estúpidas, otros recluirse en su "arte" simplísimo, cancioncillas con guitarra eléctrica, peleas, otros muchos "aguafiestas" y

simplones seguirán reclamando una inmediata lucha política como lo más importante, etc. Lo cierto es que tal decisión sobre el porvenir revelará la calidad real de cada hombre, revelará si tiene o no calidad Espiritual mucho mejor que cualquier letrero que se ponga o sobre estadísticas de genes, o sobre color de piel, y sobre estos.

INCITACIONES.
La cantidad de obras por realizar, es realmente infinita, debido esto antes que nada a la enorme capacidad de auto expresión del Europoide. La Visión del hombre Espiritual Europeo (que se encuentra por todas partes del mundo) coincide siempre sobre un punto: la enorme fascinación por los retos, por plantearse cuestiones profundas, desafíos aparentemente inalcanzables, nuevos horizontes, sobre los cuales ejercitar toda su capacidad, toda su voluntad; ningún problema, reto, desafío, ha sido soslayado nunca por el Hombre culto europeo, por más difícil que sea, por más imposible que parezca, siempre ha aceptado los retos, esta es la mayor diferencia con el resto de hombres. Analicemos un poco el panorama del Espíritu, olvidándonos – aunque sea difícil- por un momento de las vulgaridades que sobre tal o cual materia, o sobre las Artes se nos ha venido enseñando en antros como la escuela, el colegio o la universidad; miremos con ojos de “transeúnte” y no con ojos de especialista. Lo que vamos a encontrar es una serie de obras y movimientos grandiosos, pero nunca terminados, todas las Artes, todas las ciencias, el pensamiento, son retos que esperan por hombres que los enfrenten, de nada sirve la beatería y adoración ciega si no la continuamos adelante. En una anterior revista afirmé que la existencia de los demás seres vivientes vale para dar una un sentido pleno a nuestra existencia. De la misma forma todas esas grandes obras están ahí para darle sentido absoluto a nuestra existencia. Artes, Ciencias, exactas o sociales, todo esto se haya en proceso de perfeccionamiento, mismo que nada tiene que ver con "progresismos" mesiánicos, ni positivismo

7

cientificista, ni mucho menos la “novedad” o “moda” con la que el falseador intenta suplantar, con sus aberraciones, este verdadero desarrollo del Espíritu, sino con la más simple constatación de las cosas. La historia de los hechos espirituales del hombre comprende millares de caminos sin recorrer, es hora de ir al rescate de ideas que de una u otra forma no pudieron desarrollarse y han quedado como meras inquietudes. Donde quiera que pongamos nuestra mirada encontraremos grandes problemas, con los que nuestra alma podrá vibrar, poniendo en marcha nuevamente el sublime proceso de la creación. Millares de problemas esperan ser desarrollados por mentes jóvenes, auténticas, mentes que huyan de la fama y de las miradas, espíritus que no teman a la soledad, que desprecien de una vez y por completo este mundo decadente, que desprecien todo eso para, mientras el mundo externo se hunde en la locura de la noche materialista, ellos continúen obrando el milagro del Espíritu. El demonio materialista no podrá advertir esto, seguirá su camino y se hundirá con sus esbirros en la barbarie. ¡Son tantos los ejemplos de lo que está por desarrollar!: Desde la Filosofía, que debería presidir todo intento espiritual, y donde está por avanzar sobre tantos problemas y nuevas ideas; problemas como por ejemplo la Disteleología de la naturaleza apenas sugerida por un desconocido y grandioso Leibniz, o su planteamiento de un lenguaje universal. O la grandiosa visión de la Razón Vital o Histórica, el descubrimiento de lo que es la “Experiencia de la vida”, la fundamentación de un sistema científico de los hechos del hombre: la “Historiología”, que son algunas de las grandes tareas que planteó Ortega y Gasset. La extraordinaria visión de un curioso filósofo Inglés llamado Charles H. Hinton y de P. D. Ouspensky sobre la posible existencia de un hiperespesor tetradimensional en el cerebro humano: el dominio de dimensiones espaciales superiores, idea totalmente europea y que nada tiene que ver con esoterismos absurdos, y que tras la muerte de Hinton no ha sido casi desarrollada.

La exégesis del pensamiento de grandes movimientos filosóficos como los presocráticos, los sofistas, etc. La investigación sobre el origen de grandes ideas como el socialismo ético, etc. La exégesis del pensamiento de grandes filósofos, teólogos, místicos, científicos, artistas como Nietzsche, Platón, Eckhart, Leonardo, Goya, y otros, etc. La investigación sobre el alma animal de la que tan poco sabemos aún. La consolidación de una concepción estética del mundo, que tras el gigantesco Wagner, quedó flotando en el ambiente. El análisis profundo de lo que es la Cultura, análisis que ha llegado a un grado extraordinario con la obra de hombres como Spengler y Parker Yockey. El problema del conocimiento donde el objeto ha sido redescubierto, y donde urge la fundamentación de una nueva teoría que entienda el conocimiento como una relación entre el sujeto y el objeto. Problemas tan extraños y asombrosos como el de la “humanidad” y la “naturaleza” y todo lo que encierra por ejemplo la consideración de problemas como el del conocimiento mutuo de la realidad de hombres de otras culturas, la comunicación con animales, el alma de los seres vivientes, el sentido de la muerte, etc. Finalmente los problemas básicos de la Filosofía: el Ser, Dios, La Vida humana, la Voluntad. El terreno de las Ciencias donde urge hacer un replanteamiento de las mismas liberándolas de seudo ciencias y charlatanería, para reemplazarlas por nuevos y verdaderos sistemas científicos, que puedan interpretar libremente le realidad fuera de todo prejuicio igualitario, de toda tendencia cientificista, de toda pedantería artificial, y de todo especialísimo barbárico. Las Ciencias Sociales, donde esta o hacerse todavía un estudio definitivo de lo que es esa realidad tan extraña y escurridiza que llamamos “Raza”, realidad sobre la que todavía no se ha dado una respuesta definitiva. El estudio de los caracteres más diversos, comenzando por un estudio real y sublime de lo que es la relación del Hombre y la Mujer.

8

La definición de lo que entendemos bajo estas dos condiciones vitales tan distintas. Las características tan diversas que a lo largo del tiempo han ido encarnando los hombres, las mujeres, los jóvenes. Las características regionales que de la concepción Aria del mundo se han ido dando en cada Pueblo y en cada Época, el estudio de lo que se halla bajo nombres de entidades como “España”, “Mediterráneos”, “Germánico”, “Europa”, etc. La averiguación sobre la génesis de movimientos y revoluciones como la revolución de Galileo, la gran revolución Europea de 1933, el Ars Nova, el Renacimiento, la muerte de Grecia y Roma, etc. Especial es para quienes descendemos de España hacer un estudio a fondo sobre la realidad tan desconocida y asombrosa sobre el imperio Español, sobre la acción de las diferentes regiones de España en la historia, en suma “la interpretación Española del mundo” de la que hablaba Ortega. La definición del Papel de Latinoamérica en el mundo. El estudio de esa realidad tan importante que es el idioma. El estudio sobre el origen de los judíos. La historia donde urge la consideración del significado de realidades tan extrañas y decisivas como la de la Lotaringia tan bellamente expuesta por Henry Pirenne, el influjo del paisaje, la guerra, las masas, y otras cosas en el desarrollo de las sociedades. La investigación sobre caracteres literarios de nuestra cultura, como Fausto, Hamlet, Don Juan etc. El revisionismo historiográfico que debe ser aplicado a toda la historia de la humanidad que no es sino un basurero de mentiras. El intento definitivo de averiguar cosas verdaderamente sustanciales sobre la naturaleza de grandes personalidades de la historia como Adolf Hitler, San Francisco de Asís y muchos otros. La penetración en pasados remotísimos en los que la existencia del hombre, que es una entidad que parecíamos conocer, se convierte en algo tan extraño que casi podemos decir que se trata de otro ser, camino inexplorado que ha sido insinuado por Bachofen, y que

no queda ahí, que se prolonga hasta un mundo anterior a todo lo conocido, donde existe otro tipo de especies, otro tipo de “forma” que la naturaleza imprime a los seres, incitación de Edgar Dacqué, etc. Las Artes, donde tanto hay por hacer, y donde es sin duda la labor más importante: Desde la fundamentación definitiva de un arte verdaderamente Popular y a la vez elitista. Una poesía que una definitivamente el empuje arrollador del Ímpetu y la Mesura, camino que insinuó Goethe. La búsqueda imperiosa de un renacimiento de la Tragedia. Los caminos desconocidos de la pintura que dejó abiertos Velásquez. La música en donde tanto ha sido ya hecho, un cúmulo de grandes obras que debemos retomar. La Ciencias exactas; la Matemática, por ejemplo donde Leibniz dejó señalado el camino para una sistematización de lo discontinuo. La real consideración y la exploración de todas las posibilidades de lo que significa una geometría de dimensiones infinitas. La Física, en donde urge la determinación de un nuevo sistema que reemplace los actuales, etc. Los problemas son tantos y de tan extraordinaria importancia y belleza que sería necesario mucho más de todo lo que se podría escribir.

EL DESBOQUE DE LA TÉCNICA.
Una consideración adicional se da frente al actual desboque deshumanizador de la técnica, solo un renacimiento del espíritu podrá detener lo que está por venir, teniendo en cuenta que la técnica está en manos del falseador usurero y de las hordas amarillas, cuyo fin es lograr el triunfo de una existencia puramente material, rebajando la calidad humana a la categoría de las piedras, que es el tipo de existencia que tienen. La “técnica” no es mala ni buena por sí misma, sino que es malo o bueno quién la maneja. (Lo más angustiante es que por ejemplo los grandes centros tecnológicos están en manos de los falseadores y

9

de hordas bárbaras y parasitarias, por ejemplo Marvin Minsky, el “gurú” de la informática relata como el Instituto Tecnológico de Massachussets, uno de los más grandes del mundo tiene casi un 50% de alumnos asiáticos, y el otros 50% de judíos... ¡realmente ridículo ver como la tecnología creada por los Europeos está en manos de los bárbaros, mientras que muchos de estos se refugian en la fantasía o en el skin “rock”!.....) Muchas personas trabajan actualmente en todo esto... ¿y la actitud de los Nacionalsocialistas? Con todo y el odio de los falseadores y sus esclavos, podemos constatar cómo algo de esta labor no se ha paralizado del todo, muchos científicos, escritores, directores de orquesta, investigadores, etc., continúan adelante con todo esto y se puede comprobar en muchos campos. Sobre todo en el de las ciencias exactas, esto es valiosísimo, y debemos cuidarnos de aquellos que pretenden negar “en bloque” los avances auténticos que se dan. Separando lo valioso de lo aberrante, encontramos muchas cosas valiosas, casi ninguna de las cuales es obra de un Nacionalsocialista o cercano, cosa que hace poco era muy diferente. Tenemos que dar por sentado que tiene igual (¡¿o mayor?!) importancia la lucha por la conservación de la Cultura que la importancia de la lucha por la conservación de los Genes. ¿De que sirve llegar a producir bolsas de genes perfectos, si la cultura no ha sido nutrida?, esto sobre todo como una respuesta clara a los fanáticos que creen que el valor de la raza es algo ya ganado, cuando es un hecho que la Raza objetiva (el hombre, entendido como estadística de genes) no es sino un punto entre los muchos de lo que hay que hacer. Soy el primero en defender la necesidad de cuidar y proteger a cualquier costo el acervo genético de los Europoides que esta siendo amenazado por la dispersión y está entrando en un proceso -inducido por los judíos y sus secuaces- de mestizaje a gran escala que de seguir acrecentándose va a eliminar la raza blanca de la faz del planeta. Pero Robots genéticos sin Cultura, no sirven de nada.

Y es más: un hecho interesante y triste es ver como en la actualidad el falseador ha domado a la “bestia rubia” de muchos países y utiliza estas masas blancas desarraigadas del espíritu como borregos para sus fines macabros, algo que quedó muy claro en la segunda guerra mundial. Ya es hora de desterrar la idea de que una persona que es blanca por genes ya lo tiene todo y puede hacer lo que le da la gana, muchos NS han llegado a convencerse de que basta con verse cada día en el espejo y luego ¡a comportarse como les de la gana!, y no se trata sólo de tener comportamientos indecentes, sino de ser mediocres o de no hacer nada mas que estarse contemplando narcisistamente, cuando el NS exige de todos sus miembros el máximo de nivel, en todos los actos, y una entrega en cada momento a la lucha contra la disgregación. Cada acto de la Vida debe ser visto por los NS como un nuevo reto en el que se debe ser óptimo. Junto a la ”raza objetiva” está la Cultura para darle coherencia, sin la Cultura los genes son fluidos químicos, con una existencia igual a la de las piedras, acabada.... mientras un hombre esta en un papel como una estadística de genes no es nada, sólo cuando actúa en la historia “es”. Partamos de la idea de que la realidad del hombre no se explica por razones lógicas o matemáticas, sino históricas, por una "razón histórica o vital", que es la que considera la acción del hombre en la realidad, su decisión de actuar en el mundo, es decir: el desarrollo franco del Espíritu en la tierra. ¿Dónde está el limite en el que termina la matemática, y entra a funcionar con pleno derecho esta nueva "razón Histórica"? ¿Dónde esta el limite que separa en los hombres de raza genéticamente pura de los hombres que son sujeto de la historia, el criminal del genio, el decente y normal del aberrante y desviado aunque todos estos sean blancos puros?: porque sin duda lo importante es llegar a lograr una comunidad popular sana y artística llena de hombres decentes y elevados, no en crear bolsas de genes.

10

La consideración de que la raza genéticamente pura es lo único importante es una negación de la realidad, de la historia, de la vida del hombre entendida como una lucha por emprender, un destino por realizar. Ahondando un poco en el tema vamos a llegar a darnos cuenta que esta lucha por la conservación del acervo genético es una parte de esta otra tarea mayor de conservar y nutrir el Espíritu, ya que aunque les choque a muchos fanáticos de las estadísticas de genes, hasta las mismas características raciales -que los genes han determinado-, son ya mucho más que estadística.... no se ha puesto mucho énfasis en aquella consideración estética de la Raza por ejemplo: los caracteres físicos mismos son bellos, y esto es lo importante, según lo entendió Hitler y los Griegos, y no al revés: no se trata de que las características físicas son importantes para las estadísticas de los técnicos, sino de que las características físicas de la raza blanca empiezan ya por ser bellas, son por tanto una especie de “arte natural” que es considerada bella por el espíritu de los hombres pertenecientes a una cultura. El físico es una manifestación en la realidad, por ello es que Rosemberg decía que el cuerpo es el reverso del Alma; pero para los estadísticos lo importante son los números, la abstracción de la materia. La Raza empieza a tener valor en la realidad de la historia, desde la belleza racial, hasta el estilo grandioso que emana de los mejores hombres de una determinada raza, lo que vale es esto. Pero esto lo ignoran los estadísticos. Pretenden quedarse en la abstracción absoluta sin darse cuenta que ésta es imposible, ya que el hombre sólo existe si se manifiesta en la historia. El problema se plantea aquí porque el movimiento que debería ser el que conduzca –o lo intente por lo menos- este proceso espiritual (el Nacionalsocialismo) no lo ha hecho; por ejemplo en el Arte, el gran camarada Ramón Bau que ha hecho tanto por el NS y por el Arte con libros como “El Wagnerianismo como concepción del mundo” ha dejado clara la importancia que el NS le concede cuando escribe que luego de una reunión NS en España (1):

“(...) Una vez terminada esa charla, en el turno de ruegos y preguntas, cuando se profundiza y se tratan las dudas y cuestiones que los camaradas tienen sobre lo dicho, me encontré con la relativa sorpresa de que NADIE preguntó ni trató el tema del Arte (que claramente había presentado como el objetivo a lograr), sino que todos volvieron a los temas políticos inmediatos. Estaba claro que el Arte no les interesaba de forma vital, aunque aceptaban “su importancia teórica y discursiva`, pero no era para ellos una vivencia vital y personal.” ¡Cuánto está por hacer entonces!
(1). Arte y Lucha política: el por qué de este texto. Por Ramón Bau. Absolutamente recomendado.

LA ENFERMEDAD DE LA CULTURA.
Mucho de este gran acervo espiritual se encuentra actualmente enterrado en medio de pseudo ciencias, de patrañas, de mentiras; de gentuza filistea que se ha adueñado de todo esto. Es de este pantano de falseadores, del que no debemos dejar de señalar que son judíos los más feroces, con gentuza como Freud, Reich, o Marx, y millares más de donde debemos rescatar todo. Esta aclaración es extremadamente importante ya que la base de la destrucción cultural que realiza el falseador se basa en la parecida prédica de “avances”, “novedades”, “nuevos caminos”, “nuevas interpretaciones”, de estas debemos cuidarnos. La única base que tenemos para no caer en los abismos de aberración es mantenernos fieles a los fines de nuestra cultura, La Belleza, el Bien, el Amor y el respeto por todos los seres vivientes sanos y buenos, desde las plantas y los árboles hasta los animales, y los seres humanos; la voluntad, el anhelo de comprender las cosas, el anhelo de vencer los retos desinteresadamente, el anhelo profundo de nuestra alma de seguir siempre adelante, el amor y orgullo por nuestra raza tan bella y creativa. La referencia que vamos a tener siempre en mente es la de que nuestra cultura parte de una base popular y racial, todo intento por revitalizarla tendrá que obedecer esta

11

norma, por mas difícil que parezca, ya que en la actualidad existe la tendencia en un grupo de falseadores de imponer una “cultura” única y cosmopolita, propia de pobres hombres egoístas que se ahogan en gigantescos pantanos de cemento. Por tanto este planteamiento no se parece en nada a los planteamientos del sistema destructor actual; ni son Schönberg, ni Stockhausen, ni el Jazz, ni otras cosas por el estilo son verdaderos “descubridores de” nuevas rutas o “nuevas rutas” para la esencia de la Música; ni son Históriologos o Filósofos o continuadores de la gran tradición intelectual europea gentuza como Fukuyama o Huntington; ni son Literatos o innovadores gentuza como Thomas Mann o García Márquez; ni son “artistas” homínidos como Tapies, Botero, Picasso o Miró ni sus basuras son nada que se parezca a una verdadera nueva tendencia artística; ni son antropólogos gentuza como Levy Strauss; ni son Historiadores gentuza como William Shirer, Machtan, o Toynbee, ni millares más que solo son falseadores a sueldo de los usureros. La Verdadera cultura esta en otro lado.

EL PAPEL DE LOS NACIONALSOCIALISTAS.
Sería muy deseable pero lastimosamente es falso y romántico presentar -aún- a los Nacionalsocialistas como el "estrato" portador de la cultura en la actualidad ya que de hecho no lo somos. La consideración sobre el papel de los hombres en la historia ha venido acarreando una terrible rémora: Se trata de aquella consideración "externa" que los hombres se dan a si mismos a lo largo de la historia, ropajes, ritos, extravagancias, títulos rimbombantes, pura cáscara, son muestras de cómo el hombre -a lo largo de la mayoría del tiempo histórico- ha venido teniéndose a si mismo como actor de un "papel" determinado en la sociedad, en vez de limitarse a "ser" simplemente ese papel. Se trata por tanto de "ser" sujeto de nuestra historia en lugar de "actuar" como si lo fuéramos.

Épocas como la nuestra en las que la distorsión campea en grado sumo, esperan mucho de la voluntad individual, y muy poco de las instituciones, de los uniformes, de los gestos; realmente el hecho de llamarse "NS" no es ninguna garantía de valía. Se trata no sólo de nombrarse bajo una denominación a sí mismo, sino de serlo en realidad; pasaron ya las épocas en las que la Cultura podía representarse por Estados, ideas religiosas, es la hora en la que sólo la voluntad de unos cuantos puede salvar todo. La actual situación en que las obras culturales se encuentran obedece al síntoma de este tiempo enfermo: se trata por tanto de "ser" sujeto de nuestra historia en lugar de "actuar" como si lo fuéramos. De ahí lo alarmante que es estar viendo como este movimiento se va desviando en manos de violentos, de locos, etc. Pero, las cosas no quedan ahí, el peligro es mucho mayor, el daño es interno y va más allá de esto: Se puede apreciar muy bien en cierto grupo de camaradas un exceso de apego hacia un estilo que no tiene nada que ver con el estilo europeo. Tal "disgregación" es, por ejemplo en el pensamiento, la historia, la ciencia, igual a un exceso de fantasía y subjetivismo, es la predilección por las construcciones puramente mentales, caprichosas; los hechos son negados, y suplantados por invenciones mas halagüeñas, y lindas, pero falsas sobre las cuales se empieza elucubrar las cosas mas absurdas, acompañadas de cierta pedantería exclusivista. Tal disgregación es en el Arte el apego a manifestaciones superficiales que no buscan más que provocar ciertas sensaciones primarias, despertar en el hombre ciertos sentimientos encajonados, lejos de cualquier sublime matiz sentimental. Tal disgregación es en la contemplación del pasado un cierto romanticismo huero que falsea la realidad de los acontecimientos a los que se reemplaza por otros más bonitos pero falsos. Tal disgregación equivale simplemente a la muerte de la cultura y por tanto del mundo en el que es posible la vida tal como los NS la comprendemos.

12

Pero hay esperanzas, que van unidas a un acto heroico de voluntad suprema mediante el cual los NS podremos ponernos a punto y retomar la labor cultural en todos los campos, permitiendo así un renacimiento de nuestro mundo.

definir previamente la forma en que se dan los hechos y actuar en ellos... Ésta es la oportunidad del Nacionalsocialismo.

EL PELIGRO.
(Imagen: Goya “Que viene el Coco”). Hemos venido insinuando los peligros internos que el NS tiene en su delante al llevar a cabo esta gran misión, llega el momento de definir cuales son estos peligros. Definición que significa analizar las causas primeras y no las consecuencias que se derivan. En primer lugar debemos considerar que el problema va más allá de la consideración de los violentos con swásticas, de los camorristas, de los resentidos. El problema se plantea en un radicalismo muy superior a éste: se trata de considerar la labor de los hombres en relación al espíritu, se trata de determinar si existe un estrato que sea capaz de mantener viva la llama del espíritu humano, y por tanto la consideración de cuáles son los elementos anómalos, los elementos que van en contra de dicha voluntad y posibilidad de reconstrucción espiritual. Este peligro no se da básicamente por ciertos autores, por ciertos grupos, como muchos piensan, de hecho muy poco es lo que se puede hacer en relación personas individuales, baste decir que cada una de estas ha transmitido lo que piensa, cada grupo se dedica a hacer algo que considera es que lo que debe hacer, por tanto ninguno de estos es un gran peligro en si mismo.

EL NIVEL ESPIRITUAL.
La propuesta de este ensayo es, en pocas palabras la puesta en marcha de la labor cultural por parte de los Nacionalsocialistas, puesta en marcha tiene muy en cuenta el grado tan alto de elevación que el hombre de otras épocas ha logrado. No se trata de decir que con una cancioncilla de “rock” se está continuando la música que ha llegado a niveles tan altos en manos de hombres como Bach o Mozart, ni que con una idea caprichosa como la de ciertos "tradicionalistas" se va a continuar el camino de comprensión de los hechos del pasado del hombre trazado por mentes tan brillantes como Parker Yockey. Lo que necesitamos es un periodo de gran esfuerzo para que un estrato de personas se ponga a nivel suficiente y así poder ofrecer verdaderas obras dignas de nuestro pasado.

¿INGENIERÍA CULTURAL?
Es algo que no se había intentado ya que los hechos espirituales no pueden ser controlados, lejos de esto, estas cualidades surgen determinado día en la mente de hombres privilegiados, sin que los que no nacieron con "raza" puedan nunca lograr nada, pero es una característica de nuestra Cultura Europea, el hecho de 13

El Verdadero peligro mortal se da por la actitud, el estilo con el que actúan muchos, y cuya característica principal puede ser aislada y definida. Hacer abstracción de la principal característica de tales actitudes perjudiciales es bastante fácil: El exceso desbocado de fantasía que es igual al ALEJAMIENTO DE LA REALIDAD, la creencia de que la realidad se amolda a los caprichos que salen de la cabeza, o a las fantasías infinitamente estúpidas en las que muchos se refugian para huir de la realidad tan desesperanzadora del mundo actual. Este constante afán de buscar refugio en fantasías, en ideas torcidas, en formular conceptos que no tienen ninguna base más que el puro capricho es lo que está minando el Nacionalsocialismo actual. Quien aplique esta pequeña regla de actitud determinará enseguida quienes son los individuos que tanto daño hacen al NS encontrará que esta es la característica que los une a todos. Sean esotéricos, numerólogos, cabalistas, magos, brujos, disfrazados de todo tipo, “tradicionalistas”, fanáticos de "más allás" con los que han reemplazado totalmente la realidad; paganistas holliwoodenses que sueñan despiertos con mundos llenos de princesas anémicas, magos, castillos, dragones, piedras que hablan y demás; etc.

ACLARACIÓN SOBRE EL PAPEL POSITIVO DE LA FANTASÍA.
No debe malentenderse esto, no se trata de querer extirpar de ninguna forma la sana fantasía, el Mito heroico, la leyenda, o menos el Arte, del alma de los Nacionalsocialistas. La grave advertencia que hago es la de anotar el uso torcido de tales cosas que cada vez se está dando más, el Mito, la Fantasía lo mismo que las Artes que las contienen y que son propias de todo pueblo sano sirven como acicate, como ejemplo, como sublime manifestación estética que se convierte en alimento espiritual, como energía que hace surgir en nosotros constantes oleadas de ánimo nuevo en nuestra vida. Tales manifestaciones guardan por tanto, y mientras un hombre, un pueblo, una cultura, un estrato esté sano, una indisoluble relación con la realidad: un hecho sublime –algo que podría tranquilamente calificarse de divino- es este fenómeno que “comunica” el mundo de las manifestaciones estéticas con la realidad por vía de los hombres: La capacidad de transformar el arte en realidad. La Belleza, la exaltación heroica, lo mismo que el alumbramiento intelectual son cosas intangibles, como lo es el alma humana, pero estas llegan a plasmarse en la realidad mundana de mano de los hombres cuando logran transmitir toda su fuerza al alma de estos. Nadie fue en esto tan grande como Adolf Hitler que tomaba fuerza de todo tipo de manifestaciones estéticas, de la necesidad de belleza, de su amor hacia los sublimes dramas de Wagner, de los paisajes, de las pinturas, de la historia-leyenda gloriosa de los antiguos pueblos blancos, etc. y todo lo aplicaba luego a la realidad del mundo en una comunicación directa entre el sentimiento estético y la realidad. Los mitos, la fantasía, las Artes, “sirven” entonces para volvernos con más fuerza sobre la realidad, no para que nosotros salgamos en perpetuo carnaval y para siempre de esta. Para lograr tal efecto, todas estas manifestaciones fantásticas han guardado una importante disciplina, el

UNA ACTITUD MORTAL
Este constante afán en ser tránsfugas, en soñar con otras realidades, en suma este amor desmedido y libertino por la fantasía que reemplaza hasta el último resquicio de la realidad que es despreciada, es sin duda el más terrible peligro que pesa sobre el Nacionalsocialismo actual y sobre la misión de éste de revitalizar en la realidad la cultura. El hecho de negarnos a analizar la realidad y a encararla y valorarla tal cual, es lo mas nefasto que puede suceder.

14

hombre sano sabe lo que significan y les asigna un lugar importante pero enérgicamente delimitado, tanto si es un hombre o un pueblo, las manifestaciones fantásticas son consideradas como tales, son actos de alumbramiento estético, popular o individual. De todas las existencias no hay duda que la mas extraña y difícil de entender es la de lo humano -a lo mejor porque somos juez y parte. Lo humano es lo real por excelencia, el hombre es el único ser que se interroga por sí mismo, por ende si la intuición estética, el sentimiento, son las formas indicadas para captar la realidad de lo humano, entonces el Arte se convierte en el vínculo más directo que existe con la realidad de este mundo.

LA TRAGEDIA DEL MUNDO MODERNO.

(Goya: “Disparate volante”). Pero llega un momento en que la salud interna de un conglomerado declina –dejemos para otra vez el análisis de por qué causas esto sucede- entonces llega la hora en que toda manifestación desborda sus límites, que desaparecen. La fantasía desbocada, el disparate sin fundamento deja de tomar contacto con la realidad. La realidad es falseada y reemplazada. El libertinaje de lo fantástico es común a toda época en la que los mediocres reinan, estas épocas se dan no como un declinar sino que suceden con otras de rigor y elitismo a lo largo de la historia. Síntoma –no único- de toda decadencia es la ausencia de mesura, de límite a la fantasía, la que se dispara sobre

todo; charlatanes y vanidosos de todo tipo y disfraz viven de inventar más y más volteretas absurdas sobre las cosas, a las que fanáticamente dejan de dar un significado real para reemplazarlo por otro más “novedoso”, más estrafalario, más grosero. La realidad es negada y reemplazada cada vez más, hasta que empiezan a nacer nuevas generaciones que se son ya incapaces de volver a tomar contacto con esta. Un síntoma claro de que los límites estrictos de la Fantasía han desaparecido es la ausencia de nuevas manifestaciones artísticas de gran envergadura, esto sucede por ejemplo en la actualidad. El hombre de estas épocas vive de engañarse a sí mismo; malvive dando a su circunstancia un extremado sentido falso y fantástico, es la edad del egoísmo absoluto, que le lleva a vivir de las pobres evidencias que su mentecilla egoísta y pedante le da y que son meros engaños, con los cuales se “desentiende” del mundo real. Observemos épocas obscuras como la actual, nada es más claro que esto, nada es más claro y común a la pobre vida del hombre moderno que el engaño fantástico que le da –aún algunas personas que creemos que por su profesión o credo no lo harían- a su vida ahogada en gigantescas urbes moribundas. La mentira fantasiosa desbocada y egoísta, cada vez pierde más al hombre en un sueño irreal del que cada vez es más difícil volver a la realidad; hasta que los últimos resquicios de realidad pura y de contacto con la tierra se pierden reemplazados por el disparate y la Cultura está muerta. Tal es el estado en que se encuentra nuestro mundo en la actualidad, por ende se trata de advertir este daño, de detenerlo, ya que lastimosamente una parte del NS está infectada por este mal, anuncio terrible es el de advertir que algunos Nacionalsocialistas, y otros pretendidos “antimodernos” “tradicionalistas”, luchadores “antisistema” y demás, como vivientes de esta época muchas veces no escapan a tal influencia nefasta como demostraré mas adelante. En épocas de decadencia y caos el engaño acapara todos los ordenes de la vida, hasta las mismas ciencias están mordidas por este morbo insano que se desata; libertinos

15

de espíritu frente a los cuales los libertinos sexuales son manifestaciones menores. La tradición intelectual de Europa ha llegado tan lejos gracias a una férrea disciplina y rigurosa pasión por la exactitud, pero sobre todo a un amor hacia la realidad de este mundo. Pero esto no le importa en absoluto al cuentista impenitente que ignora los datos ya que su único interés está en dejar acabado su edificio disparatado. La Filosofía Europea auténtica y las Ciencias, que ha avanzado lentamente sin soslayar ninguna dificultad sino asumiéndola, teniendo grandes reveses, llegando muchas veces a grandes caminos sin aparente salida, pero que, pese a todo, los ha ido superando, es pasada por alto. El profesor Alberto Buela en un excelente artículo que recomendamos mucho, titulado: “LA GNOSIS MODERNA COMO ATAJO AL SABER” (2) dice: “Nuestros gnósticos contemporáneos, siguiendo a Nietzsche niegan toda metafísica occidental y dan una voltereta hacia atrás de tres mil años, pero sin siquiera tomarse el trabajo, al menos, de explicar sus proposiciones apocalípticas como hizo Nietzsche con las suyas. (...) Buscan un saber primordial sin desandar el camino que ha hecho el nous hasta el presente. Cuando Nietzsche se pone al borde del camino que viene llevando a cabo la historia espiritual de Occidente sospechando que es errado, no realiza la destrucción conceptual de la metafísica, no la desmonta con el pensar conceptual del ser, pero, eso sí, repudia el concepto, el racionalismo y opone un irracionalismo vital.”. De la misma forma por ejemplo parece que no ha servido de nada el tremendo esfuerzo por averiguar la verdad hecho por los revisionistas, frente a la inexactitud de lo que muchos NS escriben. Y los ejemplos se suceden por doquier: La sublime Música Occidental por ejemplo es negada como: “Una decadencia: melódica, racional y sentimental; una profanación que se inicia en el renacimiento y culmina con la música sinfónica”(3) en nombre de la sempiterna y onírica cantaleta nostálgica de pasados esplendorosos y “tradiciones”; no importa ninguna característica interna de tal música, ni su belleza prístina, lo que importa es el

edificio fantástico que se construye, lo que importa es la idea a priori que le da el caprichoso a la realidad a la que obliga a someterse. El drama del hombre perteneciente a la Cultura Europea en la actualidad es el de una triste historia de abandono continuo de este mundo por “otro mundo”... y lo triste es que pese a lo que aseguren muchos este “otro” no existe, es una falsedad. (*) Tal obra es un síntoma inequívoco de falta de fuerza, de deseo facilista por reemplazar la verdad con mentiras gratificantes. Es algo angustiante el hecho de notar que cada hombre bueno que se encuentra con la vida viene al mundo exigiendo realidad, nada es más cierto que esa apelación de los niños, de los jóvenes sanos y de los hombres decentes a la realidad de este mundo; nada es más cierto y triste que ver cómo aún hay pequeños asomos de nostalgia de realidad aún en esos pobres seres que han venido al mundo para ser juguetes del monstruo materialista, aún entre las más ultrajadas jovencitas, entre los drogadictos, entre los hombres y mujeres que vagan sin sentido por el mundo aún es posible encontrar alguna vez algo de luz en sus ojos cuando en algún momento de su vida falseada se topan de repente con un paisaje, con un rayo de luz; pero el mundo en que vivimos, mordido por el parásito ofrece cada vez menos posibilidad a estos pobres seres. Culpemos a los responsables de haber creado este mundo aberrante: los judíos usureros y fanáticos talmúdicos, y sus hordas de criminales blancos, de ingleses, de estadounidenses, de mongoles, de filisteos, de traidores, de charlatanes: culpémosles y exijamos el castigo por tanto sufrimiento, y asimismo el perdón para quienes no son culpables, para los judíos inocentes, para los engañados, para los aliados que lucharon con honor, para los hombres honrados. No lo olvidemos nunca, no olvidemos nunca la historia de los sufrimientos de cada uno de los seres que han tenido que morir para satisfacción del usurero. Ahora, analicemos la forma como se encara la realidad en algunos textos que deberían guiar, ¿cuál es su actitud?

16

Algunos defensores de supuestas “tradiciones” son en realidad enemigos mortales de todo lo que es sanamente popular, su actitud de un aristocratismo y altanería caricaturesca revela que son mentes desarraigadas, que no les interesa más que su propio egoísmo, tal es la actitud que se revela siempre en el fantasioso, los suyos siempre son saberes ocultos a una minoría, y es precisamente a estos a los que debemos que muchos jóvenes caigan de lleno en tales equivocaciones. A la hora de la verdad, de muy poco sirve la consideración externa de un individuo, por mas trajes que se ponga, lo importante es su forma de pensar, esta revelará su verdadera identidad. El tiempo en que vivimos nos afecta siempre, ya sea para negarlo o para entregarnos a él, vivimos en relación a la circunstancia en la que hemos nacido. Cada persona que vive en este momento en el mundo esta afectada en algún grado por la decadencia general, aún quienes la combatimos (porque tenemos que luchar contra ella). Toda esta suma de embustes componen el mundo del que el hombre trata de escapar, y lo triste es que muchos intelectuales que deberían ser los que mas lucha dieran para liberar al hombre y mostrarle la belleza de la realidad, son los que mas daño hacen con su actitud, no son mejores que su tiempo, simplemente son hijos de su tiempo aunque no lo acepten. Nietzsche dijo: "vive peligrosamente", no dijo: “fantasea peligrosamente" (2) La Gnosis moderna como atajo al saber. Alberto Buela Lamas, Catedrático de Filosofía, Universidad Buenos Aires. Pueden leerlo en: http://www.nuevorden.net/a_04.htm muy recomendado. (3) Arte musical, Arquitectura del Cosmos. Por Federico González. (*) Al menos no hay pruebas contundentes. (Nota de G. Granero.)

ADVERTENCIA NECESARIA.

La aclaración anterior se debe básicamente a la fatal constatación de que ciertos escritos aparecidos en paginas NS suscriben criterios EXACTAMENTE IGUALES a los de muchos de estos falseadores (evidente es que son una minoría pero representan un síntoma que debe ser detenido). La lucha del Espíritu está, en nuestros días, regida por una ley inamovible: o se es Nacionalsocialista, o se es su contrario, nadie puede situarse ya fuera de esta ley; por más que así lo quiera las obras revelarán a cuál de estas dos concepciones se encuentra adscrito: Un hecho realmente notable por lo increíble que resulta es el de apreciar en ciertos textos una extraña pero indudable cercanía con planteamientos de esa ultra izquierda “progresista”, enemiga mortal de Europa; similitud que algunas veces revela mucho más que un simple parecido de las palabras, ya que desvela una preocupante analogía en la manera como se encara el análisis de los asuntos, misma que debe ser corregida de inmediato exigiendo más exactitud en las cosas que se plantean. Así por ejemplo ¿Qué diferencia puede haber entre las fantasías torcidas de un archienemigo de Europa como el judío Claude Levy Strauss, en las que fundamenta toda una santificación de los salvajes semihumanos, a los que coloca espiritualmente ¡¡¡sobre!!! el nivel de los hombres pertenecientes a los estratos creadores de las grandes culturas, y por otro la imaginería fantástica y absolutamente falsa y ese morbo anti racional, y esa constante apelación a sublimes edades perdidas que hablan de pasados esplendorosos en los que el hombre supuestamente vivía mejor que en las “odiosas” culturas?. Evidentemente no hay ninguna diferencia de fondo. Tanto las imaginerías de Levy Strauss, como las fantasías utópicas de los otros son lo mismo en esencia: meros caprichos de mentes egoístas, en los que se pretende basar toda una interpretación de las cosas. La coincidencia se da sobre el objeto falso al que tanto unos como otros se refieren: así por ejemplo: ese “salvaje sublime” que –según Levy Strauss dice en una entrevista“vive en armonía con la naturaleza” y ese “hombre dios” ese sublime ario primigenio que “vive en armonía con la

17

naturaleza” son dos fantasías quiméricas, que nunca han existido. Incuestionablemente algo anda mal entonces, en alguien existe cierta haraganería, cierto desinterés por la exactitud y también cierta ingenuidad, cierta desinformación, cierto facilismo que son característica de los Izquierdosos y defecto en los otros. El caso llega a mayores, por ejemplo: conceptos rodados y no bien entendidos como “cíclico-lineal”, “edades áureas”, “armonía con la naturaleza” y muchas otras frasecillas son utilizadas indistintamente por unos y otros, como muy fácilmente se puede comprobar. Bien es verdad que hay quienes han advertido muy brillantemente sobre diferencias de fondo (por ejemplo la diferencia infinita que hay entre la concepción NS del respeto hacia la naturaleza y el ecologismo “verde” izquierdoso), sin embargo hay quienes, en sus escritos no captan y determinan siquiera que hay tales diferencias, con lo que las minimizan, olvidando la exactitud que requiere un movimiento como el Nacionalsocialismo que no puede relajarse. Muchos creen que al tratarse de un “motivo poético” o metáfora inofensiva esto se puede tolerar, pero no es así. Y no se pretenda decir que quien escribe sea un defensor de la actual civilización materializada, o del cientificismo racionalista atomístico o del progresismo o de la “modernidad”, nada de esto.

MÁS EJEMPLOS.
¿Que diferencia puede haber entre las prédicas antievolucionistas de la chusma protestante o del fanatismo Talmúdico Judío y los ataques contra el evolucionismo a favor de supuestas épocas en las que éramos “hijos de dioses”, “hombres primordiales”? Textos como este: “Estamos, por ende, hablando, por un lado, del Hombre-Dios que, según el pensamiento Tradicional, se va bestializando paulatinamente y, por otro lado, del animal simiesco que, según uno de los subproductos de la modernidad? el evolucionismo-, progresa hasta convertirse en humano; y es que esta idea de “progreso”

continuo emana de la concepción lineal que de la historia de la humanidad hace gala el mundo moderno. (4) A este respecto cito la autoridad innegable de Ramón Bau quien ventajosamente pone claro el asunto honrando así al Nacionalsocialismo actual: “Que el hombre proviene de una evolución biológica es hoy día una realidad científica, la única que explica científicamente las circunstancias reales comprobables. De esta verdad científica no hay que sacar obligatoriamente la conclusión ética de que dios no existe y que todo es materia, eso sería cientificismo, sería extrapolar, sería imponer a nuestra ética, a nuestra voluntad una conclusión válida sólo para la ciencia. Pero tampoco debemos negar el evolucionismo simplemente porque nos gustaría más, sería más agradable a nuestra voluntad, el que proviniéramos de unos dioses ideales en el Thule solar que tantos han soñado. Condenamos pues, tanto el cientificismo como el utopismo anticientífico. No queramos sacar nuestra ética de las matemáticas, pero tampoco pretendamos imponer que dos mas dos son cinco porque ello sería mas bonito a nuestros ojos” (5) ¿Qué diferencia puede haber entre los fanáticos cabalistas Judíos o los adivinos de revista de “farándula” y los numerólogos NS como un tal “Janus Montsalvat” que nos dice que: “Entre la destrucción de la Orden del Temple y la desaparición de los últimos rosacruces, que según la leyenda se retiraron a la India, median exactamente 333 años. El número 333 simboliza la armonía del Cosmos según los pitagóricos. Es un número solar y cíclico. La suma de los dígitos dan 9 que simboliza un ciclo cerrado y completo y además es el símbolo numérico de la circunferencia.”(6) ¿Qué diferencia hay entre la manera de pensar tan caprichosa y absurda de los enemigos que en el Talmud por ejemplo aseguran que: “Jehová mismo, en el cielo, estudia el Talmud de pie; tal es el respeto que tiene por este libro”? y las aseveraciones del mencionado señor “Janus Montsalvat” que asegura que: "...Si Hitler al final acabó perdiendo la guerra, fue porque era una encarnación menor del Dios VishnuWotan, no la Encarnación Suprema..."(¡¡¡)(7)

18

¡¡¡Vaya falta de respeto por el sacrificio de un ser humano único en la historia y por el sacrificio de quienes le siguieron!!!, ¡que falta de objetividad, qué perdido está este pobre hombre en un mundo de fantasía, del que ya no puede salir, para regresar al mundo real!. ¡Que nos importa que Hitler no llene las expectativas de esta clase de teólogos, ¡que nos importa si no fue “kalki”, como asegura Savitri Devi, esto nos debe tener sin cuidado, lo maravilloso es que fue Adolf Hitler, eso basta !!!... (¡Vaya que existe una manía realmente enorme por deshumanizar todo lo grandioso que haya existido!) Ningún “camino real” que lo traiga de vuelta a la realidad pasará nunca por la cabeza de quien haya caído en esta trampa a tal nivel. Frases como esta que los falseadores seguramente aplaudirán en secreto.... El caso de los datos históricos es el más grave: si éstos no coinciden con el lindo edificio de caprichos que se levanta simplemente los datos son falseados, ignorados, como si se tratara de cosas que se pueden desechar, todo con tal de que el capricho subjetivo no se vea molestado por el influjo de la realidad de los hechos; existen cientos de ejemplos de este proceder, sobre todo en lo que se refiere al tercer Reich, pero tomemos uno lejano: Es realmente lamentable y me ha causado un gran dolor notar que personas tan valiosas, valientes, nobles e inteligentes como Savitri Devi, por la que siento un enorme respeto y admiración, hayan caído en esto: por ejemplo en sus “Recuerdos y Reflexiones” cuando habla sobre el proceder de los Españoles durante la conquista de América en contraposición al de pueblos antiguos “tolerantes” con las religiones extranjeras. ¿al defender la tolerancia a las “religiones” de los pueblos precolombinos supo Devi cuales eran estas “religiones”, si es que se puede llamar así a la barbarie en que se encontraban estos pueblos, la cantidad increíble de sacrificios humanos, canibalismo y degeneración en que se encontraban y de la que los Españoles –no sin fallas por supuesto- les liberaron?, al parecer era mas importante defender la idea preconcebida y necesaria para su argumento subjetivo de que los Romanos y otros pueblos del pasado

idílico toleraban la religión de pueblos conquistados, mientras que los “odiosos” pueblos modernos no lo hacían, que ceder ante la realidad de los hechos: estoy de acuerdo en que fue una sublime forma de actuar de los pueblos paganos la de tolerar los cultos de otros pueblos, pero no es necesario generalizar tal asunto, y no es razonable pasarse por encima de los hechos. ¿Podían los Españoles “tolerar” por ejemplo que bajo su mando volvieran a darse los sacrificios Aztecas como el de 80 000 esclavos para la consagración de una de sus pirámides, o que se siguieran comiendo platos preparados con carne humana como el "tlacatlaolli"? porque ésta era también la “religión” de los aborígenes precolombinos. La realidad de lo sucedido fue muy diferente; Pero: ¿supo Devi cual fue la realidad de indios y en general de la América Española? ¿Supo cuál fue la obra española en América? ¿supo -ella y muchos otros- que España no cometió Genocidios en América?, Pero no importaba realmente mucho: Devi necesitaba que los datos se amoldaran a su capricho, necesitaba de esto para no deformar la belleza de su edificio... nuevamente importó más el egoísmo, las ideas preconcebidas, las generalizaciones simplificadoras y maniqueas, que la verdad de los hechos históricos. Muchos escritores que se dejan llevar por este tipo de proceder están engañados con la creencia de que una misma idea puede aplicarse a distintos escenarios, pueblos, épocas, razas, circunstancias... esto no es así, cada circunstancia es diferente, la historia nunca se repite de igual forma. ¿Qué podemos esperar?. ¿Qué podemos esperar si empiezan a surgir nuevas generaciones de jóvenes NS que suscriban y repitan frases como esta? ¿Qué podemos esperar si nuestros NS jóvenes han perdido contacto con la realidad y lo que es razonable? ¿Qué podemos esperar si los jóvenes falsifican a su capricho los datos del pasado? ¿Qué nivel de comprensión sobre la obra de nuestros ancestros podremos tener si falsificamos toda la historia y prehistoria de éstos haciéndola más linda pero falsa?. La ortodoxia en una base tan superficial y simple lleva a generalizaciones que pueden hacer mucho daño, por

19

ejemplo en cierto artículo (8) se habla de que el judaísmo reclama la redención de la carne desespiritualizada, esto es cierto, los judíos no conocen más que de materia sin alma; se generaliza esto sobre el cristianismo, y aparentemente- se matan dos enemigos de un tiro: nada más lejos de esto. Cierto cristianismo positivo aboga por la salvación del cuerpo tanto como la del alma, por ejemplo Miguel de Unamuno exaltado de fe Cristiana, y de esa sublime lucha tan suya por la inmortalidad, demanda la salvación de su cuerpo (tanto como la de su alma), este es uno de los mas grandes logros de lo que podríamos calificar de "cristianismo positivo" esta negación de los mundos fantasmales del protestantismo y otros movimientos, a los que un mundo en el que tanto Cuerpo (realidad) como Alma tienen dignidad, algo que el Nacionalsocialismo –con su amor por la realidad de este mundo- lleva a la perfección. Triunfo que el propio Nietzsche reconoce cuando señala la gran obra de la Roma renacentista de los Papas, en la que el valor del cuerpo empezó a ser tomado en cuenta; luego un monje terco llamado Lutero impone nuevamente la negación del cuerpo y la redención de transmundos fantasmales. Pero esto es ignorado ingenua o deliberadamente. Otro punto donde coinciden esta serie de fantaseadores es en el de tomar con los adversarios la misma actitud que los amos del sistema con sus enemigos. Y así como los héroes que se atreven a negar el Holocausto son tratados por los esbirros del sistema como “Xenófobos” y cosas por el estilo; asimismo quien se atreva a negar el valor de tan extrañas ideas, de tales estupideces, de tales caprichos será fuertemente insultado: los “iniciados” asegurarán que quien escribe estas líneas es un hombre “inferior” ya que seguramente no ha podido “elevarse” al nivel necesario para ser admitido como un “elegido” dentro de las sectas al uso. Y no se trata de negar la existencia de dichos grupúsculos, muy por el contrario, estoy seguro de que existen, aunque afirmo que lo que sostienen es pura palabrería. Hace poco alguien me aseguró que aún existían los templarios, y a lo mejor sea cierto, a lo mejor un grupo de vagos se pasa las horas de la vida vagueando, hablando, bla, bla, bla, y nada mas,

seguramente en espera de alguna fecha señalada que nunca llega, en espera de un cálculo nigromántico que nunca resulta correcto. Existen dos clases de movimientos en la historia del mundo: los que se hacen a fuerza de la sangre derramada en la lucha en el mundo real, y los que no se salen del papel y de las poses. Una forma fácil de descubrir este estilo nefasto, se puede hacer cuando advertimos que tales personas han creado una serie de “compartimentitos” compuestos por algunos prejuicios, en los que de inmediato meten a los que quien pretenda discutirles algo. Como un defensor de la sublime realidad de este mundo no me queda más que aguantar, ya viene siendo hora de que esta manía se detenga, pienso en el futuro no en el pasado. Estos hombres acostumbrados a vivir “fuera” de la realidad, a la que no pueden regresar porque la han suplantado con invenciones fantasiosas son el síntoma del peligro al que el NS se enfrenta en la actualidad. Como vemos el problema es que muchos de estos manipulan las ideas más delicadas con guantes de box, cualquier matiz, cualquier profundización en el tema, cualquier apelación a los simples datos históricos y adiós fantasía. Muchos creen que sus concepciones son realmente "antimodernas" cuando no son mas que Kantismo puro, son construcciones subjetivas por las que se obliga a los hechos a someterse a la fuerza. Solipsismo al mas puro estilo de los iluministas, marxistas, holocaustistas, con su “democracia” “materialismo histórico”, con su “Auschwitz” , y demás cuentos y falsificaciones... ¡y lo mas ridículo es que se atreven a acusar a todos los filósofos serios de Europa de “subjetivos”!... El amor por la realidad de este mundo, la unidad del sentimiento, la intuición, una nueva razón vital y el respeto por la verdad de los hechos, es la única esperanza para que nuestra cultura no muera, si sigue proliferando esta actitud de inventarse cuentos sobre todo, sin demostrar nada, sin razonar nada, falsificándolo todo,

20

Europa habrá muerto mucho antes de que dejen de existir los hombres de raza blanca genéticamente pura. (4) Cosmovisiones cíclicas y cosmovisiones lineales. Por Eduard Alcántara. (5)Raza y Ciencia, por Ramón Bau. (6)¿Quién era Adolf Hitler?. Por Janus Montslavat. (7) Montslavat Op. Cit. (8) Eduard Alcántara Op. Cit.

DEFENSA DE LA RAZÓN

(Goya: “El sueño de la razón produce monstruos”). Tratamos de lograr hacer renacer la Cultura, entonces recalquemos una herramienta indispensable que necesitamos. Hay algo que debemos rescatar: no puedo dejar de defender uno de los más grandes logros del Hombre Occidental: la Razón, si bien cierto cientismo positivista, así como aquel Racionalismo seco totalitario y académico, y esa pedantería de gentuza como Marx ha puesto en tela de juicio la validez de dicha facultad, esto no es mas que un espejismo, de los muchos que los

falseadores han creado con el fin de destruir esta herencia Occidental. No dejo de recordar lo nefasto que resultó para el mundo antiguo la payasada dialéctica racionalistoide de Sócrates, que trató de sustituir la intuición artística como medio para conocer lo humano. No se trata pues de ninguna manera de recordar ni alabar esta locura que precipitó a Grecia al desastre. Lejos estamos ya de los tiempos en que “la Razón” pretendía suplantar lo humano, gracias a la gran revolución de hombres como Schopenhauer, Wagner, Nietzsche que llegan a determinar que “lo puramente humano solo puede ser conocido por el sentimiento, la intuición.”(8) Pero -es un hecho indudable- luego vendrá la reacción inversa, que pretende imponer la dictadura de la irracionalidad vacua o más bien la locura absoluta en la anarquía del pensamiento, (dicho sea de paso esta no tiene nada que ver con la grandiosa visión de hombres como Schopenhauer, Nietzsche, o Wagner, sino que es la obra cínica y veneno disolvente de los falseadores y egocéntricos). Frente a esta se alza como una necesidad una nueva razón, una razón que asuma como su fundamento la vida y no la “idea” abstracta, esta es la Razón vital o histórica, que determine el final del subjetivismo tiránico del pasado. Este es el camino por el cual este irracionalismo vacuo que no es más que subjetivismo total será derrotado y esta otra razón lógica será relegada a donde presta algún servicio, destruyendo también la pretensión totalizadora de la estadística genetista. Así como a la gran época en la que la Razón lógica es un valor necesario y auténtico, y lo sigue siendo mientras permanece dentro de sus límites, sigue una época desbocada, en la que ciertos hombres pretenden tiranizar todo bajo el racionalismo; asimismo a la época en la que hombres como Schopenhauer revolucionan el mundo con su concepción voluntarista, le sigue otra época en la que un irracionalismo desbocado y enfermizo pretenden enseñorearse con el mundo: no es otra nuestra época.

21

Debe quedar claro que ninguno de estos dos grupos de gentecita que deforma lo positivo de estas dos grandes revoluciones Europeas desciende directamente, ni es influido de ninguna manera verídica por las ideas de los creadores de tales revoluciones; si analizamos un poco las cosas veremos que ni los iluministas y racionalistas a ultranza tienen mucho que ver con Galileo; ni los irracionalistas vacuos de nuestros días tienen nada que ver con Schopenhauer, sino que ambos bandos de falseadores son parte de ese ejército de gentuza que deforma y malinterpreta todas las grandes obras de los grandes hombres, hipertrofiando y sacando todas las ideas del nivel en el que son verdaderas. Los racionalistas fanáticos pretenden reducir a su muy particular lógica todo lo existente, matando la vida; mientras que los irracionalistas vacuos de nuestro tiempo pretenden reducir a la irracionalidad absurda, desmedida, incontrolable todo, hasta el más mínimo razonamiento, hasta la más mínima prueba lógica es desechada y cambiada por el capricho, por el disparate, ambas cosas son funestas. No existe ninguna diferencia en la actitud, entre lo desbocado y fanático de la personalidad de hombres como los iluministas, que pretendían imponer un racionalismo desbocado, la idea de una sociedad que progresa infinitamente hacia el “bienestar” igualitario y otras ideas por el estilo por un lado y por otro la personalidad de esos triviales irracionalistas modernos, mezcla de hechiceros estafadores de feria y supuestos sabios de saberes ocultos al común de los mortales. La facultad de Razonar, en primer término, y en segundo y determinante la necesidad de una nueva Razón Vital que actúe como contrapeso frente a todo este irracionalismo destructivo, a esta manía por la inexactitud, por la fantasía desbocada, es una necesidad de nuestra cultura, sobre la que los intelectuales NS serios deben pronunciarse. La época actual se parece mucho a la época en que un Joven Schopenhauer lanza su revolución voluntarista frente al academicismo racionalista; la situación de hoy es inversa pero del mismo cuño: se trata de rehabilitar la

facultad de la razón para detener el irracionalismo a ultranza. La facultad de Razonar, la necesidad de rigor, exactitud, fidelidad a los hechos es un valor necesario de nuestra Cultura frente al “irracionalismo” necio de: “..... Magos occidentales convertidos en maestros hindúes, judíos cabalistas, católicos sedevacantistas, neopaganos, iniciáticos, indoeuropeístas, aghartistas, indigenistas, astrales, horoscoperos, hiperbóreos, hiperaustros, teluristas, titanístas, atlantólogos, orientalistas teosóficos, vikinguistas, siuoxistas, yogas rúnicos, etcétera. Todos unidos en una cruzada irracional en busca de una tradición primordial y apelando a una espiritualidad confusa en donde todo vale. Un verdadero cambalache en que como dice el tango: «lo mismo es un burro que un gran profesor». Es lo que denominamos «el atajo al saber». No existe en estos miles de expositores sabihondos, otro criterio de verdad que su «capricho subjetivo» camuflado de saber primordial. En donde cualquier cosa se afirma y cualquiera se niega. Así autores renombrados pueden afirmar muy sueltos de cuerpo: «reemplacemos la tradición judeo-cristiana por nuestros héroes hiperbóreos», como si eso fuera soplar y hacer botellas. O «el Sur es el sexo de la tierra, de ahí nuestro complejo de inferioridad». O «Los iberos son descendientes de los atlantes». O «la civilización de América Latina es lunar y no solar, de ahí su poca potencia». Claro está, la luna es femenina y el sol es masculino, y como todo el mundo sabe, los hombres tienen más fuerza que las mujeres. (...) En cuanto a las propuestas de orden político, sus tesis van desde el comunitarismo cósmico al comunitarismo pueblerino, y de la restauración del sacro imperio romano germánico al nacionalismo elitista de fronteras cerradas.”(9) La razón: “ese pequeño juguete de tu gran Razón” como diría Nietzsche en su Zaratustra es ahora necesaria, contra el irracionalismo salvaje y plebeyo. Pero contra la facultad de Razonar y su anhelo de explicar claramente las cosas se levantan furiosos y confundidos en un solo tropel tanto progresistas de izquierda, como algunos supuestos “NS” y/o

22

tradicionalistas, esoteristas, (o más bien cierto estilo y falta de objetividad que estos tienen) y pretenden destruir la razón en nombre de otro tipo de facultades sin fundamento, esto es lo mas grave ya que significa pretender cambiar uno de los fundamentos básicos de la Cultura Europea. Estimados Camaradas: -sobre todo los jóvenes- ¿a dónde llegaremos si no se pone un alto a la fantasía desbocada, a un irracionalismo brutal en donde no se respeta la verdad ni siquiera lo más mínimo? ¿A dónde llegaremos si la fantasía desbocada nos hace falsear los datos de nuestro pasado, si el hombre debe remitirse constantemente a lo que sucedió en él? ¿A dónde llegaremos de manos de los cuenteros si, en lugar de ver las cosas como suceden, las vemos como nos gustaría que fueran?: Habremos caído irremediablemente en el veneno disolvente del enemigo, seremos iguales a los falseadores que han sustituido la realidad, igual el NS se convertirá en un movimiento que huye de la realidad de este mundo. Por ello es tan importante la Razón. Y no se me malentienda, no defiendo el odioso “racionalismo” destructor de la vida que tanto mal hizo a nuestro mundo, ni tampoco ese “cientificismo” a lo Sagan, que pretende deformar el alcance de la ciencia para convertirla en religión, sino la facultad de razonar, que es la única que nos mantiene en la realidad cuando el mentiroso fantaseador se pone a hablar. La Razón, dentro de sus humildes y nada pretenciosos límites, es indispensable: cualquier persona puede comprender que la “razón” es una herramienta necesaria que el hombre usa para no perderse, por ejemplo: cuando sobre algún asunto decimos que “no es razonable”. Si queremos mantenernos en la realidad y lograr hacer renacer nuestra cultura, el irracionalismo del sentimiento y la voluntad, la intuición artística, el sentimiento trágico en primera instancia, y la facultad de razonar sin pretensiones de nada más que estar protegidos de los caprichos y de la locura irracional que ahoga el mundo actual, al utilizar la razón para determinar si una idea es válida, y una Razón vital o histórica que nos mantenga siempre en el plano en el que es válida la

existencia del Hombre, fuera de las fantasmagorías, son las herramientas que tenemos. Ninguna diferencia de fondo hay entre “pensamientos no pensados” “ciencia no sabia”, “desdoblamientos”, y demás magia por un lado y por ejemplo ese “pensamiento salvaje” de los izquierdistas por otro: ambos conjuntos de ideas buscan exactamente lo mismo, no se venga entonces a decir que se está “contra el sistema” cuando está demasiado clara la estrecha relación teórica y de estilo entre lo que ambos bandos supuestamente disímiles persiguen. El nivel de cinismo, falta de lealtad científica, falta de escrúpulos, y caprichosa invención de cuentos es realmente increíble, para un movimiento de los alcances que tiene el Nacionalsocialismo. Confieso que no encuentro demasiadas diferencias por ejemplo; entre el horrendo planteamiento “buensalvajista” (que, dicho sea de paso es una de las mas terribles calumnias que se ha lanzado contra Europa) y las fantasías de ciertos textos NS o “tradicionalistas” sobre edades míticas, donde el hombre “vivía en armonía con la naturaleza” ambas ideas son por supuesto falsas y son calumnias anti culturales. No hay tampoco demasiada diferencia entre las ideas de los “estructuralistas” sobre el pensamiento salvaje, y ese continuo desprecio de la inteligencia y la razón que muchos blanden como muestra de “antimodernismo”. (8) “El Wagnerianismo como Concepción del Mundo” Wagner contra Nietzsche pág. 31. por Ramón Bau. (9) Alberto Buela Op. Cit.

LO QUE MUCHOS “IGNORAN”.
Muchos publicitan ideas antifilosóficas, imbuidos de un cierto tradicionalismo vacuo, así como de cierta pedantería que pretende calificar a todas las obras prístinas de Europa como estupideces para pasar a repetir ideas exactamente iguales a las de gente del sistema; esta es una calumnia que se hace contra nuestra Cultura, ya que estos “tradicionalistas” ignoran muy

23

convenientemente que el cientificismo y el positivismo fanático, así como las ideas lógico racionalistas “subjetivas” fueron abandonadas hace ya mucho tiempo en Europa, muchos de estos “ignoran” todo esto para poder seguir con la cantaleta de siempre, lanzando sus calumnias. Desconocen deliberadamente en dónde esta actualmente la teoría del conocimiento, gracias a la labor de grandes y auténticos Filósofos, que han llegado ya fundamentadamente y luego de una lucha tenaz (como tiene que ser) a determinar que el conocimiento se ve determinado no bajo categorías subjetivas, sino bajo categorías que nacen de la interacción del sujeto y objeto: “Pero la misión del intelecto no es proyectar su forma sobre el caos de datos recibidos, sino precisamente lo contrario. La característica del pensar, su forma constitutiva, consiste en adoptar la forma de los objetos, hacer de éstos su principio y norma. (...) En suma, pensamos con las cosas.” Escribe Ortega y Gasset hace mas de setenta y cinco años.(10) El anterior párrafo demuestra el esfuerzo de genuinos Filósofos europeos como Ortega y Gasset por superar fundamentadamente el “subjetivismo” y para que el pensamiento permanezca unido a la realidad de este mundo, a las cosas de este mundo, y al sujeto, este es el camino que debemos seguir. Pero esto lo ignoran los fantasiosos para poder seguir lanzando sus ataques calumniosos y su verborrea incontinente, ya que de hecho toda la gran Filosofía Europea es calificada por todos estos como algo “inferior”, cuando la Filosofía Greco-Europea, representada en hombres como Heráclito entre los antiguos y Schopenhauer entre los modernos y muchos otros es la más grande obra intelectual del hombre. Estos son también feroces enemigos de Europa. Esta lucha, minada cada vez más por el falseador y sus fuerzas y por los fantasiosos egocéntricos, por arraigar el conocimiento y el sentimiento en manifestaciones de hombres de este mundo, de esta realidad nuestra, y en contra de los que aman inaccesibles transmundos, es el máximo valor que tenemos para poder seguir adelante en

la tarea cultural, por ende los Nacionalsocialistas debemos defenderla a toda costa. Porque debemos saber que este tipo de “tradicionalistas” pretenden fundarlo todo en ciertos “principios sapienciales atemporales y objetivos”, que no son mas que invenciones febriles... Es el colmo de lo forzado, rebuscado, cómico, desconcertante, ridículo y desfachatado atreverse a llamar “objetivo” a toda esa “trascendencia inmanente”, a esas categorías ahistóricas... es una muy conveniente mentira aceptada en complicidad por muchos, cuando todo este mamotreto de categorías transfísicas y conceptos ahistóricos no es más que pura invención subjetiva, capricho, fantasmagoría; no tiene ningún fundamento, ninguna prueba de su existencia mas que la existencia brumosa que hay en la mente de sus autores: subjetivismo puro. El tradicionalismo y esoterismo que pretende fundamentarlo todo en categorías externas, fantasmales, con lo que nuestro único mundo real se convierte en algo “inferior”, en nada. Cada vez que se lea alguno de los constantes y consabidos ataques contra la filosofía europea, por parte de estos muy particulares “tradicionalistas” entendámoslos sin más como una calumnia. Calumnia, porque los tradicionalistas pretenden minimizar y encubrir todo el valor de este acervo, y porque ellos no se dan el trabajo de fundamentar nada en sus aseveraciones, recurren a la estigmatización de las teorías contrarias en una actitud exactamente igual a la de los falseadores (igual que los sostenedores del Holocuento judaico que no ha fundamentado nada ni lo harán jamás... porque no lo pueden hacer), por lo que proceden constantemente a acusar a quien se atreve a negar algo de sus extrañas teorías de “ignorante”, “no iniciado”, “profano”. Calumnia, porque los tradicionalistas generalizan a toda la filosofía Europea y la desprecian estigmatizándola de “subjetivista”, con lo que de una sola creen que destruyen todo este acervo gigantesco, cuando un hay duda que – por el contrario- este muy particular “tradicionalismo” es

24

el grado más salvaje de subjetivismo que haya existido en el mundo. Por lo menos la “odiosa” e “inferior” filosofía Europea ha tenido el valor de luchar contra el mal subjetivista que la esclavizó por varios siglos, en cambio no se podrá ver jamás que el tradicionalismo haga algo parecido, el “tradicionalismo”, que nada tiene que ver con la “Tradición”, ha nacido ya perfecto en la mente de unas cuantas personas.... Si la lucha por perfeccionarse, por pulir, por desechar, si es necesario, falsos caminos andados, por tener el valor de demoler pacienciosa y detalladamente todos los fundamentos que se creyeron sólidos para quedarse en nada y partir otra vez y que es una de las características básicas del hombre Ario, es desconocida por algún movimiento, y es reemplazada por insultos, calumnias, entonces este movimiento es sin duda un obstáculo para la lucha Nacionalsocialista por la reactivación de una auténtica comunidad popular y cultural unida a este mundo, por tanto debemos detener el influjo de este tipo de actitudes. Nuestro radicalismo en el pensamiento entronca con los más perfeccionados intentos de la auténtica Filosofía Europea por lograr una teoría del conocimiento valida de verdad, buscaremos siempre transmitir nuestras evidencias fundamentándolas en demostraciones razonables contra este gnosticismo moderno. Citamos nuevamente el excelente trabajo del profesor Alberto Buela: “Así pues, la gnosis moderna es un atajo al saber porque no significa ningún esfuerzo ni intelectual ni moral como lo exige el acceso a la verdadera sabiduría - la filosofía griega, el derecho romano, la teología mística cristiana, la música clásica, el arte gótico, la pintura como splendor veri, etcétera- dado que es una colección de términos esotéricos de cierta resonancia y frases crípticas más o menos ocurrentes, que cada autor acomoda a su gusto y piaccere. Y la gnosis moderna es además, y sobretodo, un atajo al saber, porque su pensamiento no significa nada para el enemigo modernomundialista a quien no afecta en lo más mínimo. Es, en definitiva, un «sin sentido» filosófico-político.”

Ya hemos visto como estos “sabios” calumnian estigmatizando de “inferior” tanto a la Gran Música Europea, a los Grandes Hombres Europeos, a la Filosofía Europea, a la Ciencia Europea, etc. todo esto es tratado como “inferior” por estas personas, sin que medie ninguna prueba tangible de por qué estos charlatanes creen que es inferior: ¿es inferior una sinfonía de Beethoven porque así lo cree algún egoísta como el citado en este trabajo?, todo es calumniado de igual manera que los falseadores del sistema calumnian todo esto, por ejemplo cuando en la actualidad a un verdadero pintor le dan el sobrenombre de “clasicista” o a un verdadero músico el de “tonal”, como un desprecio, no hay diferencia. Y algo más: es realmente interesante analizar la actitud que toman los discípulos de los más importantes gnósticos, porque son estos discípulos los mas feroces fantaseadores. Y las cosas no terminan ahí, absolutamente todo lo genuino y prístino que hay en nuestra cultura es suplantado por otros saberes más caóticos, otro caso es el de pretender suplantar la sabiduría de Grecia por las simbióticas, obscuras y caóticas religiones y cultos de otros pueblos obscuros de la antigüedad... (no me refiero a lo Hindú) al parecer todo lo que es puro y directo debe ser demolido a favor de lo “misterioso”. (10) “Kant, Hegel, Scheller” pág 83. por José Ortega y Gasset, 1928. (11) Alberto Buela Op. Cit

EL JUSTO ALCANCE DE NUESTRO RECLAMO.
Acusar a un hombre por algo escrito es algo excesivo, y puede ser posible que quienes manipulan con tal libertinaje las ideas, sean en el fondo personas valiosas y que aprecien la lucha del mundo, además de buenos camaradas, lo que condenamos es su estilo y actitud, por dios santo: ¡¿podrán darse cuenta del daño espantoso que tales caprichos, tales ideas falsas y ridículas pueden causar en la mente de los jóvenes inteligentes que tratan 25

de encontrar una mejora de este mundo sórdido en el que vivimos?! y ¡¿pueden entender que deben preocuparse de la comunidad popular que el NS pretende fundar, tratando de guiar a los que están por venir, en vez de escribir sólo para satisfacer su ego?! Lograr una comunidad sana, en la que los hombres tengan dignidad es el fin de la lucha Nacionalsocialista: niños sanos, mujeres fértiles, trabajadores tratados dignamente, jóvenes valerosos, intelectuales comprometidos con la realidad, un Arte popular y elitista, amor por los animales y la naturaleza en general, desprecio por la decadencia y por la usura, decencia, naturalidad y normalidad, esto es lo que buscamos..... ¿pueden entenderlo? Por nuestros hijos y los que vendrán después, todo el movimiento Nacionalsocialista serio debe poner freno a esto, infinitamente más importante es verlos orgullosos y libres en este mundo que mil Thules hiperbóreas cuando estén muertos, luego de haber pasado por este mundo sin haber nutrido su alma, ahogados, explotados y corrompidos por el falseador. El intelectual Nacionalsocialista, el Tradicionalista auténtico y otros no es un ente separado de la comunidad. Separados están los intelectualetes del sistema, los esclavos del usurero, paniaguados que cobran dinero a cambio de engañar con sus prédicas falsas y sus promesas de paraísos felices como el “paraíso proletario” o “la american way of life” a los pobres hombres perdidos en el mundo. Pero el Nacionalsocialista pone como premisa el respeto y la lucha por todos y cada uno de los seres nobles de este mundo; por lealtad, grandeza y honradez está en la obligación de mostrar al hombre que la realidad del mundo es difícil y que el sufrimiento no va a dejar de existir. Pero sobre todo está en la obligación de mostrarle no sólo al “iniciado” sino a la madre, al niño, al trabajador, al joven, al soldado, al maestro, al jubilado, a la anciana, etc. la belleza de la realidad de este mundo y la necesidad de mantenernos fieles a esta tierra, está obligado a enseñar a los demás a sentir orgullo por poseer la vida,

que es la manifestación de la realidad de este mundo y que es la única realidad en la que todo es posible. La vida tal como la entendemos, con los valores de la raza, la cultura, la tradición, la belleza, la fertilidad, el amor, el sentimiento de algo divino que ha dado origen a todo este mundo real en el que es viable que cada persona se eleve espiritualmente por medio del Arte, el Pensamiento, La Voluntad: es lo que legó al mundo Adolf Hitler.

CLARIDAD.
Busquemos siempre la claridad, no tendamos jamás hacia lo turbio, lo oculto o lo privativo, de nada sirve que nos elevemos solos. La pedantería egoísta es farragosa, es “difícil”, y como es oculta es privativa de unos pocos tipos hoscos, mientras que la vida es alegría, es la lucha de los hombres contra la naturaleza ciega. como son difíciles y absurdas las seudociencias de los judíos, como su “ciencia económica”, su “psicoanálisis”, su antropología “estructural” o el seudo arte de sus retardados mentales que es fantasía falsa que han fundamentado mediáticamente. Mientras que el verdadero Arte es claro e inmediato (no digo “fácil”), es claro como la música de una oda de Píndaro –que muy pocos han escuchado en nuestros díaso como los dramas de Esquilo, Calderón, o Shakespeare; o como los principios económicos del socialismo Hitleriano, como la música de Mozart, etc. Y los aspectos mas complicados de la Cultura, como la Filosofía son, sin embargo, asuntos de este mundo, de los hombres y mujeres que vivimos en este mundo, incluyendo el Tema de Dios. Las prédicas fantasmales, el reemplazo de esta realidad, es un hecho que debe ser abandonado ya. Dejemos y ayudemos a que las futuras generaciones tengan contacto con la realidad, pero un contacto directo, inocente, inmediato. Ya es bastante triste con toda la basura que el falseador vomita para que la poca realidad que queda sea suplantada con afirmaciones absurdas, y con “más 26

allás” que además guardan un gran parecido con el mesianismo de los judíos. Las creencias deben estar basadas en realidades, los Nazis pretendieron reimplantar por ejemplo cierta “paganidad” sublime, para esto hicieron esfuerzos para arraigar a los hombres en este mundo, para amar a los animales en este mundo, para sentir la belleza de este mundo, la expansión hacia el Este basada en granjas y en la unión de “sangre y suelo” fue el mas grande intento de lograr una comunidad popular. El Socialismo Hitleriano permitió que los pobres hombres pudieran vivir con dignidad. Mientras que algunos escritos de nuestros días pretenden arraigar sus creencias en promesas vagas, en cuentos. Pretenden poner como fin del Nacionalsocialismo a las abstracciones más locas, cuando el verdadero NS pretende poner como fin de su lucha el lograr que cada ser viviente tenga una mejor vida espiritual y material, sin salirse nunca de lo que es posible en la realidad. La lucha Nacionalsocialista no puede pasar por alto tan funesto cáncer. Hay algo hermoso en los jóvenes valientes y que es lo más bello que hay en los niños, y es que aman la realidad, por esto es que los jóvenes se forman cada vez más extremos, más lujuriosos, más desconfiados de todo aquello que les legaron sus antepasados; por ello es difícil que muchos jóvenes se acerquen al NS: se trata de una íntima necesidad de realidad que lastimosamente cierta parte (marginal pero bulliciosa) del NS no ofrece. Por ello muchos prefieren tomar algo de lo simple que el mundo actual brinda, cancioncillas, melodías pegajosas, y no desean tener nada que ver con fantasmagorías. Las “14 palabras” con las que tanto se llenan la boca ciertas personas, deben ser aplicadas, no hay peor degeneración, peor síntoma de la decadencia que el constatar que un grupo de personas ha asumido como misión huir de este mundo, despreciar esta realidad, o peor aún: de mostrar a los niños y jóvenes que este es el camino. Nunca me dejará de sorprender el hecho de que este tipo de personas toman a veces el nombre de “tradicionalistas” cuando son los entes mas desarraigados que existen sobre

este mundo, todo conocimiento parte de una tradición espiritual, parte del “trabajo” que ya dejaron otros hombres en otras épocas, en otros pueblos, en otras circunstancias, hasta la matemática y la lógica tiene por lo menos esta conexión con otras mentes del pasado, pero el capricho, la idea –a la que todavía se pretende calificar de “objetiva” -nacida de la mente egoísta y efímera de un ser abandonado de todo contacto con la realidad que no sea su pequeño sujeto, anclado en una mísera y fugaz coordenada en la que vive aislado de todo, es el desarraigo mas absoluto. La verdadera “tradición” es la obra espiritual por realizar basándonos en las cumbres de nuestro pasado, honraremos así nuestra época sabiendo llevar más adelante el grandioso acervo espiritual de nuestros ancestros. Muchos creen que el hecho de decir lo mismo bajo un ropaje diferente va a cambiar lo que se dice, pero en realidad el único que resulta falseado es quien lo dice.

TIERRA DE AUTÉNTICA LIBERTAD.
El Nacionalsocialismo es la "tierra de la auténtica libertad" ya que muestra a la vez los limites estrictos de los que no se puede salir sin caer en la falsedad y a la vez es el único campo en el que es posible la audacia, la necesaria libertad de pensamiento, que permite encarar los problemas espirituales con todo el atrevimiento y profundidad que se necesiten. Problemas del conocimiento, análisis profundos sobre la realidad e importancia de la raza y tantos otros asuntos delicados e "incorrectos", todo esto no sería permitido en otros movimientos, pero a la vez tampoco sería permitido en estos otros movimientos la necesaria y estricta vigilancia de "normalidad" y valores de nuestra milenaria cultura; en el Arte por ejemplo los antros universitarios enseñoreados por los judíos y su basura, terminarían por expulsar a cualquiera que se pusiera a decir verdades tan grandes como: "el seudo arte actual es basura, es porquería como lo son las mentes que lo han hecho" u otras verdades tan grandes por el estilo.

27

Estas personas que tanta verdad están afirmando tienen un lugar de libertad en el NS. El NS es libre de esta traba, por ello es la tierra de hombres "de Raza fuerte", que no huyen de los peligros, que van derecho sobre las mayores incitaciones, de las que un tesoro seguro, de sublime belleza artística, conocimiento y elevación siempre consigue. Es hora de tomar la labor cultural en nuestras manos, un trabajo duro pero no imposible.

NUEVA MORAL.
El hombre "de Raza y Cultura" a lo largo de su historia ha ensayado distintas maneras de ser, las mismas que se han ido adaptando a la necesidad de la supervivencia de la raza y la cultura. La situación tan desastrosa de nuestro mundo actual exige una adaptación a las circunstancias, "adaptación" que esta muy lejos de significar "acomodo" o "concesiones" al entorno corrupto y aberrante, muy por el contrario tal adaptación Nietzscheana exige del Nacionalsocialista actual un endurecimiento extremo que le haga invulnerable ante los ataques del falseador. Esto significa entonces vencer, despreciar total, heroica y "brutalmente", en un acto supremo de libertad todas y cada una de las mentiras que vomitan los falseadores, hecho que es mucho mas difícil de hacer, ya que, como hemos visto, no se refiere únicamente a la cuestión de las mentiras sobre el Tercer Reich como la mentira del Holocuento Judío, sino a las mentiras y calumnias que los insidiosos y mediocres han repartido sobre cada hecho de la vida de los mejores. Esto, en segundo término, significa también vencer y relegar ya todas las tendencias insanas que los falsos y los ingenuos quieren imponer. Todavía no se ha llegado a valorar completamente lo que significa el hecho de querer negar por completo este mundillo falso, el futuro para quienes logren esto será un campo libre: llegará un día en que un nuevo tipo de camaradas hagan frente al falseador, no les importará lo más mínimo ninguna critica, a la hora de hacer una obra de Arte volverán a buscar la belleza sin reparar en

lo que los medios les muestren; al analizar algún problema intelectual no habrá reparos en denunciar cada manía y disparate con el que se encuentren. Los jóvenes valerosos del futuro despreciaran y serán inmunes a las tentaciones que la podredumbre de un ambiente sórdido cargado de lujuria insana les muestre a cada paso; un mundo decadente en el que millares de prójimos agonizarán sin remedio; un mundo donde los lazos de camaradería, hermandad racial, piedad, respeto por cada ser viviente, y por cada persona decente (sin importar su origen genético racial), amistad y honor no podrán ser violados a ningún costo. La voluntad y la fuerza indetenible, unida al amor más profundo por nuestra realidad, despreciando por tanto “más allás” absurdos, El camino de Nietzsche; y por otro lado la más sublime piedad y el respeto por los demás seres, la comprensión constante de que la “felicidad” no es más que un espejismo, el camino de Wagner se une pese a todo en la vida de los Nacionalsocialistas. El Nacionalsocialista sitúa su circunstancia y posibilidad en relación a "su" mundo, el único en el que puede existir. A partir de esto es un hecho incuestionable que millones, tal vez miles de millones de homúnculos viven o entienden el vivir de otra forma muy diferente, la existencia de estos seres se abre paso al tiempo que este se crea la circunstancia adecuada, La guerra del alma de nuestra cultura contra la existencia de tales principios opuestos es un hecho que se da en cada momento, la nueva moral exige el máximo grado de esfuerzo a fin de poner a punto todo el poder espiritual de la Cultura Europea, es un gran intento por retomar en nuestras manos todo el enorme poder y la fuerza sobrehumana de nuestra cultura que tanto temen y odian los usureros Judíos, y las masas de esclavos que trabajan para ellos. El hecho de intentar poner a punto el espíritu para hacer renacer nuestra cultura, es sin duda la labor mas difícil que haya asumido nadie en el mundo, exige de nosotros un esfuerzo de voluntad, cambiando un poco una frase de J. Bochaca una nueva norma moral sería: "todo aquello que beneficie la raza y la cultura es moral, todo aquello que lo perjudique es inmoral".

28

Todo esto está en marcha actualmente, depende de nosotros que siga adelante, este nuevo reencuentro con la realidad:

EL VALOR DEL NACIONALSOCIALISMO.
Nunca en la historia se ha dado otro movimiento que tenga tal nivel de alcances. Por ello contra nosotros se ha levantado una campaña de odio que no tiene parangón en la historia. La derrota Bélica de 1945 pone de manifiesto algo que no se había notado antes: el actual Nacionalsocialismo demuestra una “salud” que ningún otro movimiento ha mostrado en la historia. Al nacer, todo fenómeno se halla marcado por ciertas características que no podrán ser cambiadas jamás, por mucho que se haga, por mucho que se intente, estos valores primarios permanecerán inamovibles, y a la postre serán los que determinen el futuro del movimiento. Al nacer, el Nacionalsocialismo no se parece en nada a otros movimientos en cuyo centro están situados unos cuantos corruptos, movimientos en los cuales la poca gente valiosa –si la hay- se encuentra situada marginalmente y como una minoría; por el contrario El NS tiene la característica única de que su “centro” está lleno de hombres de primera línea, intachables; su centro es auténtico, indeformable, inatacable, grandioso, esto no lo quita nadie: en el centro se encuentra la figura esencial de Adolf Hitler, y luego tantos hombres de gran valía, esto es lo más importante, ya que la historia ha demostrado que, si bien ciertas patrañas se han querido enseñorear sobre este movimiento, el centro del mismo continua inatacable: Este es el supremo valor del Nacionalsocialismo. Acarreamos gloriosamente este pasado, por esto es que los movimientos NS serios que se encuentran en el centro de la lucha espiritual no han abandonado este mundo, hay “algo” todavía en el NS que ha impedido decisivamente que la fantasía anárquica se haya generalizado. Es un hecho muy interesante ver como las peores mentiras, los peores intentos de falsear este movimiento han pasado de largo y hoy se encuentran 29

marginadas pese a la presión del sistema y de los fantasiosos. Es en esto muy destacable la labor valiente de grandes líderes NS de la Posguerra. El Nacionalsocialismo auténtico se encuentra en la actualidad en uno de sus momentos mas críticos, un “momento” por el que todos los grandes movimientos, pueblos, culturas han pasado: se trata de decidir qué es lo importante, por un lado están quienes luchan por transformar al NS en un movimiento que desprecia la realidad, que no se decide a encararla y huye hacia transmundos; y por otro están quienes luchan por “arraigar” el movimiento en esta Tierra. Ahora bien: aunque parezca una lucha entre unos pocos, aunque parezca una lucha en un movimiento marginal y odiado por los amos del mundo: de esta lucha decisiva depende el futuro del hombre espiritual sobre la tierra. Nunca antes el enemigo ha logrado alcanzar tan tremendo poder, pese al cual, portando miedo, avanza claramente contra nosotros. El odio paranoico de los amos del sistema contra un movimiento que no posee ejércitos, ni dinero, ni medios, ni muchos militantes sólo se explica por la preocupación que le atormenta sobre qué pasara con esta lucha interna del NS. El enemigo espera ávido el resultado de la lucha interna del NS, el enemigo cifra sus esperanzas en que el actual estado de aberración y podredumbre del mundo arrastre al NS hacia él. Su confianza en tal asunto ha encontrado cierto grado de satisfacción al notar ciertas actitudes extrañas. Por el contrario, muchos seguidores del NS en todo el mundo confiamos en nuestra voluntad para resistir estos embates y en que ese legado de valor y honor que nos transmitió nuestro Führer no pueda ser afectado. Nuestra gran misión es mantener la labor espiritual, y mantener al amor por la realidad de este mundo.

LA LUCHA ESPIRITUAL POR LA REALIDAD.
El nivel de degradación, de aberración que ha alcanzado el hombre de nuestros días es tal que es ya imposible tratar de definirlo.

Lo que no se comprende es cómo la mayoría de los hombres no han llegado a darse cuenta de lo que sucede a su alrededor. La más baja mediocridad, las aberraciones más inimaginables, la estupidez más infinita, es algo de lo que tenemos que enfrentar a diario. Y frente a esto el acervo sublime de las obras de nuestros mayores, ocultado, obras que tienen tal valor espiritual que estoy seguro que el sólo redescubrimiento de todo este legado hecho por un grupo de Nacionalsocialistas valientes tendría el suficiente poder para detener al falseador.

El Nacionalsocialismo es el único movimiento que puede enfrentar con éxito toda la falsedad de este mundo. La Lucha por la revitalización de nuestra Cultura, la lucha por la elevación del espíritu por medio del cultivo del Arte, el Pensamiento, utilizando para ello la Voluntad, el sentimiento, la intuición y la razón hará posible el reencuentro con la Realidad. El reencuentro con la Realidad de este mundo significará la puesta a punto de las fuerzas necesarias para derrotar al falseador. El camino que nos legó nuestro inigualable Führer Adolf Hitler. ¡Heil Hitler! ¡Sieg Heil!

Colabora con la mejor revista del NS actual “Bajo La Tiranía”. Envía sellos a rb-ap. de c. 14,010-08080 Barcelona, España. No te limites a leer y criticar

Visita la página de Cultura Europea: www.culturaeuropea.tk

30

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful