Número 15

septiembre 2o12

publicación mensual del PCE - Agrupación de Villaverde Bajo
APOYAR LA MOVILIZACIÓN SOCIAL, P. 2 ¿POR QUÉ TENEMOS SALARIOS TAN BAJOS? P. 3 LOS MANDATOS DEL MERCADO P. 4 EL PCE CON LA MOVILIZACIÓN SOSTENIDA P. 5 COMO SE VIO EN TV - PROCESO DE ACUMULACIÓN DE IMÁGENES, P. 6-7

PEDIR QUE ESTE GOBIERNO ALCANCE UNA PAZ DEMOCRÁTICA EQUIVALE A PREDICAR VIRTUD AL EXPLOTADOR DE UN BURDEL. V. LENIN, 12 DE MARZO DE 1917
-1-

APOYAR LA MOVILIZACIÓN SOCIAL
Desde el año 2008, en que estalló la crisis, hemos andado un camino de constantes pérdidas de derechos sociales, laborales, y políticos, como nunca antes se había visto desde la Transición. Primero con el PSOE, y ahora con el PP, se nos han impuesto por la fuerza, sin refrendo democrático alguno, políticas de recortes, privatizaciones y agresiones a la clase trabajadora. La lista es interminable: paro masivo e incontrolado, bajadas de salarios, deterioro de la sanidad y la educación, congelación de pensiones, despidos en la administración pública, recortes en prestaciones sociales, retraso en la edad de jubilación... El PPSOE avanza por la senda que desde los mercados nos imponen: agresiones a la clase trabajadora y regalos a la banca; dinero para los especuladores y paro para los y las trabajadoras. Con un discurso mentiroso, el PPSOE prometió crear empleo y resolver los problemas financieros del país y de las familias. Todo era mentira: las políticas del PPSOE tienen por objetivo empobrecer a la clase obrera, y desviar nuestro dinero a los bancos y a las grandes empresas. Por todo ello, llamamos a la movilización del próximo 15 de Septiembre. Porque es posible salir de la crisis, no recortando a los y las trabajadoras, sino a aquellos que provocaron la crisis y ahora se benefician de ella. Desde la Agrupación de Villaverde Bajo del PCE llamamos a nuestra militancia y simpatizantes, para movilizar a la clase obrera de todo el distrito, el cual sufre terriblemente la crisis y las políticas reaccionarias del PPSOE.

¡SACARLOS FUERA YA!
Este gobierno ha tomado el camino fácil: - Recortar la educación. - Recortar la sanidad. - Recortar las pensiones. ¡DESDE LA MENTIRA! Y TODO PARA FAVORECER A LOS SUYOS, A LA BANCA

-2-

¿POR QUÉ TENEMOS SALARIOS TAN BAJOS?
Una de las características del mercado de trabajo español, acentuada durante la crisis, es el bajo nivel de los salarios de la gran mayoría de las personas que están trabajando. Otra característica es la gran diferencia que hay entre los salarios de los mejor pagados y los peor pagados, siendo nuetro salario mínimo interprofeional uno de los más bajos en Europa. La principal causa de esta situación está en la debilidad del mundo del trabajo frente al mundo empresarial. Por un lado, el paro crea inseguridad y miedo entre los trabajadores, que aceptarán peores condiciones con tal de no perder su empleo, por lo que el mundo empresarial propiciará cierta dosis de desempleo (por eso las reformas laborales del PPSOE han facilitado el despido). Por otra parte, la ingente tasa de desempleo produce un efecto de bajada salarial, ya que si hay muchos candidatos para un solo empleo, el empresario tendrá mayor margen para imponer las condiciones que le interesan: bajos salarios, temporalidad, trabajo por horas, etc. Y al contrario de lo que habitualmente se dice, incluso en los años de la burbuja inmoviliaria existía una política empresarial de contención salarial frente a los costes de vida, que ha conducido a un progresivo endeudamiento de las familias, al igual que existía una política de poca creación de empleo. Uno de los motivos de que existiese poca creación de empleo y de que, aún hoy, tras 4 años de crisis, se siga destruyendo empleo, está en el déficit que siempre ha sufrido España en lo tocante a políticas sociales: sólo uno de cada diez españoles trabaja en los servicios públicos (sanidad, educación, transportes, etc.), mientras en Suecia es uno de cada cuatro. Equipararnos a Suecia supondría crear 5 millones de puestos de empleo. Y más empleo significa más riqueza, menos precariedad, menos contratos basura. Ahora bien, que haya mucho empleo quiere decir que aumenta el poder del mundo del trabajo. Y eso es lo que desea evitar el mundo empresarial, que sigue beneficiándose en su conflicto contra el mundo del trabajo.

-3-

LOS MANDATOS DEL MERCADO
Los mercados ya han lanzado su nueva propuesta de “rescate a Grecia”: alargar la jornada de trabajo hasta los seis días semanales, quedando sólo uno para descansar, sin que ello implique un aumento de salario o alguna otra ventaja. Grecia, como España, sufre un severo problema de desempleo, y esta medida lo agravará, al concentrar el escaso trabajo disponible en aún menos trabajadores. En Grecia, como en tantos otros países, ya existe regulación laboral para algunos tipos de contratos que requieren seis días de trabajo semanal. Pero de lo que habla la nueva propuesta de los mercados es de modificar las condiciones laborales de todos los y las trabajadoras, borrando de un golpe y de forma unilateral los derechos laborales, logrados tras décadas de luchas sindicales por la jornada de 40 horas semanales. Otra medida teledirigida desde los intereses de la banca, y que los gobiernos nacionales acatan con pasmosa sumisión. Pero, ¿qué dirían los mercados si un Gobierno, elegido de modo democrático, decidiese reducir a cuatro los días de trabajo semanal, obligando a todas las empresas a mantener los salarios y a contratar más? ¿Serían sumisos los mercados? Por otra parte, es completamente falsa aquella imagen que se nos intenta trasladar, según la cual en los países mediterráneos, como Grecia y España, la clase trabajadora es perezosa y poco productiva. Según la propia Eurostat (que trabaja para el Banco Central Europeo), en Grecia y España se superan las 40 horas de trabajo semanal, mientras en Alemania sólo se alcanzan las 36. Los y las trabajadoras mediterráneas trabajan más horas, pero en una industria que fue descuartizada en los procesos de reconversión durante los años ’80. Los mercados (también llamados Troika en la prensa), es decir, los grandes bancos europeos y mundiales, proponen a Grecia una jornada laboral propia del siglo XIX. ¿Se atreverían a realizar la misma propuesta a Alemania, Suiza, Estados Unidos? La clase trabajadora vuelve a ser el factor sacrificable en la ecuación, y sus intereses pisoteados con la complicidad del bipartidismo, mientras los beneficios de la banca siguen aumentando.

-4-

EL PCE CON LA MOVILIZACIÓN SOSTENIDA
Para asegurar el pago de las obligaciones contraídas con las emisiones de deuda pública, una deuda que consideramos ilegítima, el gobierno está tomando medidas que vacían de contenido nuestro estado social y derecho al reducir el gasto social, los derechos laborales de los trabajadores de la administración pública y aumentar la fiscalidad indirecta, estas medidas que afectan fundamentalmente a los trabajadores y trabajadoras a los que se sigue haciendo correr con el costo de la crisis, sólo van a traer más dolor y desesperación, harán perder poder adquisitivo a las personas trabajadoras, y en absoluto van a mejorar la situación de las personas desempleadas, al contrario destruirán aún más empleo. El PCE se reafirma en la posición de que la única estrategia acertada para acabar con las políticas neoliberales, que el Partido Popular y los servidores del gran capital están imponiendo a los trabajadores y al conjunto de la ciudadanía, es la Movilización Sostenida. Ya nadie duda que las políticas de destrucción del estado social y de derecho no son para salir de la crisis, sino para beneficiar a las grandes entidades financieras. La última propuesta de la Troika realizada a Grecia es paradigmática en este sentido: que los trabajadores amplíen su jornada de lunes a sábado por el mismo salario, mientras que a los empresarios les reducen sus cotizaciones sociales. El PCE, por tanto, hace suya esta estrategia de movilización sostenida en el tiempo y que pretende acabar con estas políticas, por lo que llama a toda su militancia y simpatizantes a participar en las convocatorias que durante este otoño van a tener lugar. “No van a para, si no les paramos los pies”, señala Javier López, secretario general de CCOO de Madrid. “En las próximas movilizaciones el mensaje será claro, firme y contundente. Están destrozando este país y, por lo tanto, no les quedará otro camino que convocar un referéndum o anticipar la convocatoria de elecciones generales”. A través de este proceso de protestas sostenidas en el tiempo, que culminen en la convocatoria de una Huelga General, lograremos generar la articulación de respuestas que nos conduzcan a una salida social de la crisis.

-5-

AS SEEN ON TV [COMO SE VIO EN TELEVISIÓN] EL PROCESO DE ACUMULACIÓN DE IMÁGENES
El capital se define por un proceso de acumulación. También el moderno capital especulativo. Y sin embargo, y a pesar de que combatir este desequilibrio es lo más urgente, quizá, no sea lo más importante a la hora de derrocarlo. Junto al proceso de acumulación de riquezas tiene lugar un proceso de acumulación de imágenes. En los televisores repartidos por cada salón, comedor, living room del globo, se generaliza la misma disposición de los contenidos de la noticia según la prioridad e importancia que se quiere otorgar al grupo social que la protagoniza. El proceso de acumulación de la imagen, muy similar al del capital, es sencillo: consiste en omitir todo exterior, todo elemento accesorio o secundario para dar empaque o relieve al personaje. Para lograr esta sencilla operación en la pequeña pantalla podemos observar la abundancia de planos medios y americanos para enfocar a los representantes de organismos estatales, instituciones o patronales, mientras que para las manifestaciones y manifestantes, sorprendentemente, se alternan planos generales con primeros planos. La TV es un elemento de divulgación ideológico, pero lo que vomita no son sólo contenidos, sino modos de ordenación y disposición de la sociedad discriminando para ello entre lo principal y lo secundario, lo importante y lo accesorio, lo necesario y lo prescindible. Así, el plano americano abre las noticias que han de considerarse como relevantes para ir limitando los elementos en un segundo plano medio en un proceso de acumulación claramente tendencioso. De modo que la imagen del sheriff con su sombrero, la placa y la mano en el revólver, ha sido sustituida al inicio de las piezas que componen la noticia por la del magnate, empresario, político o burócrata portando un pulido maletín o portafolios negro (recurso pésimo del suspense), donde se omite cualquier otra información hasta el segundo plano medio, donde el personaje adquiere mayor relevancia no tanto por lo que dice, ni por la institución o riqueza que representa, sino porque no hay elementos accesorios en el plano. Y anótese que en casi ningún caso hay primeros planos de estos personajes, pues el detalle de los tonos de la piel,

-6-

de las arrugas, por ejemplo, desplaza la atención sobre lo que ha de ser fijado como importante. Es exactamente el mismo procedimiento que justifica el éxito del viejo John Wayne. Por el contrario, todo aquello que se pretende colocar en el orden social como secundario aparece con esos amplios enfoques de planos generales donde es imposible discernir cuál es el protagonista, qué elementos son adicionales a la acción y dónde está lo imprescindible, pongamos por caso, de una manifestación. De ahí que exista una alternancia entre planos generales de exteriores de patios de colegios, de entradas hospitales o calles atestadas de coches y transeúntes y manifestantes. Todo ello mezclado indistintamente en el mismo cuadro. Y de seguido a estos planos de paisajes urbanos surge el contrapunto de los primeros planos, pues con los primeros se resta importancia a nuestra educación, nuestra sanidad y nuestras ciudades, mientras que con el segundo se denuncia y se acusa a un personaje, igual que en el western, del malo malísimo tanto para desprestigiarlo como para concederle un papel secundario en la trama social. De ahí, anótese, como de pasada, que la violencia de los anti-

disturbios siempre trate de quebrar las columnas de manifestantes y que ello siempre se muestre en televisión, pues un proceso de acumulación de la imagen diferente del establecido podría, en nuestros tranquilos salones, quebrar todo el orden social entre lo principal y lo secundario.

-7-

villaverde@jcmadrid.org frentedevillaverde@gmail.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful