«The Name and Nature of Translation Studies» es la versión expandida del trabajo que James S.

Holmes presentó para la sección de traducción del Tercer Congreso Internacional de Lingüística Aplicada, celebrado en Copenhague del 21 al 26 de agosto de 1972. Esta versión se publicó por vez primera en Approaches to Translation Studies, serie editada por el Área de Estudios de Traducción del Departamento de Estudios Literarios Generales de la Universidad de Ámsterdam en 1972. La presente traducción se basa en la segunda versión de pre-publicación de 1975 incluida en HOLMES, James. S, Translated! Papers on Literary Translation and Translation Studies. 3ra edición. (Amsterdam: Rodopi, 2005) pp. 66-80. Se publicó una versión ligeramente diferente de ésta en Indian Journal of Applied Linguistics, 13 (1987), pp. 9-24. Así también se publicó una traducción titulada «Wat is vertaalwetenschap?» en TERVOORT, Benard T. (ed.), Wetenschap & Taal: Het verschijnsel taal van verschillende zijden benaderd (Muiderberg: Coutinho, 1977), pp. 148-165.

El nombre y la naturaleza de los Estudios de Traducción11 «La ciencia», como señala Michael Mulkay, «tiende a desarrollarse mediante el descubrimiento de nuevas áreas de ignorancia».2 Este proceso ha sido bastante bien definido por parte de los sociólogos de la ciencia y la investigación. Cuando un nuevo problema o conjunto de los mismos surge a la vista en el mundo del aprendizaje, se produce un influjo de investigadores de las áreas adyacentes, que traen consigo los paradigmas y modelos que les han sido fructíferos en sus propios campos. Luego se procede a que dichos paradigmas y modelos enfrenten el nuevo problema, produciéndose uno de dos posibles resultados. En algunos casos, el problema se revela susceptible a la abstracción, el análisis, la explicación y, cuando menos, a la solución parcial de uno de los paradigmas o modelos; en tal caso, se anexa el problema como una rama legítima del campo de estudio ya establecido. En otros casos, los paradigmas y modelos resultan ineficientes y los investigadores caen en la cuenta de que se necesitan nuevos métodos para abarcar el problema. En casos como estos últimos, lo que resulta es una tensión entre los investigadores abocados al nuevo problema y los colegas en sus campos de origen; esta tensión puede conllevar de manera progresiva la creación de nuevos canales de comunicación y el desarrollo de lo que se ha denominado una nueva utopía disciplinaria, es decir: una nueva dirección de intereses compartidos en torno a un nuevo conjunto de problemas, enfoques y objetivos a los que entrega un nuevo grupo de investigadores. Como lo ha indicado, W. O. Hagstrom, ambos pasos, el establecimiento de canales de comunicación y desarrollo de una utopía disciplinaria, «hacen posible que los científicos se identifiquen con la disciplina emergente y que aleguen la legitimidad de su enfoque al momento de dirigirse a instituciones universitarias en niveles más amplios de la sociedad». 1.2 Si bien no cabe duda de que algunos académicos, particularmente entre los lingüistas, se opondrían a lo que sigue, considero que, en la actualidad, al complejo conjunto de problemas concentrados en torno al fenómeno del traducir y de las traducciones se aplica esta segunda situación. Tras siglos de una poco entusiasta e incidental atención por parte de un disperso grupo de autores, filólogos y literatos, a los que se suma uno que otro teólogo o lingüista idiosincrásico, el tema de la traducción ha gozado de un marcado y constante incremento de interés por parte de académicos en los últimos años, siendo la Segunda Guerra Mundial una suerte de punto decisivo.

Traducción de Iván Villanueva Jordán para su uso académico en el curso de Traductología I, Carrera de Traducción e Interpretación Profesional – UPC.

Notas 1 Escrito en 1972, el presente trabajo se ofrece en su segunda versión de pre-publicación que cuenta con solo algunas revisiones de estilo. A pesar del transcurso del tiempo, la mayoría de mis postulados, según creo, se mantienen como fueron formulados ---aunque en uno o dos pasajes plantearía mis ideas de manera de manera distinta si estuviera redactándolas ahora---. En la sección 3.1224, por ejemplo, son notables los desarrollos que siguieron en torno a la lingüística del texto, particularmente en Alemania. Con una relevancia más directa, la escasez de metareflexión con respecto a la naturaleza de los estudios de traducción ---a la que me refiero en la sección 3--- no es tan relevante en nuestros días como lo era en 1972, nuevamente gracias a los académicos alemanes. Resulta particularmente notable el trabajo aún sin publicar de Wolfram Wills «Methodische Prbleme der allgemeinen und agewandten Übersetzungwissenschaft», presentado en un coloquio de estudios de traducción que tuvo lugar en Germershein, Alemania Occidental, del 3 al 4 de mayo de 1975. 2 Michael Mulkay, «Cultural Growth in Science», en Barry Barnes (ed.), Sociology of Science: Selected Readings (Harmondsworth, Middlesex: Penguin; Modern Sociology Readings), pp. 126-141 (reimpresión resumida de «Some Aspects of Cultural Growth in The Natural Sciences», Social Research, 36 [1969], No. 1), cita de p. 136.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful