“El cuarto fujimorismo. Si Keiko hubiese ganado las elecciones (2011)”.

El artículo de Carlos Cabanillas “El cuarto fujimorismo” del cual hago objeto de análisis en el presente informe forma parte del libro Contra-Historia del Perú. Se trata en realidad de una compilación de ensayos sobre la historia política peruana, en donde los compiladores, Eduardo Dargent y José Ragas reúnen nueve ensayos sobre escenarios alternativos a la realidad histórica de nuestro país, siendo el punto de partida la elección del valle del Mantaro como capital en el siglo XVI hasta el triunfo electoral fujimorista en el año 2011 con Keiko Fujimori como presidenta. Tocando en los demás artículos temas como el triunfo al cerco del Cusco durante la revolución de Tupac Amaru II, la implantación de regímenes monárquicos andinos y criollos, la formación de una coalición nacional con Manuel Pardo a la cabeza, así como el triunfo electoral de Haya de la Torre y Mario Vargas Llosa, además de la supervivencia del fujimorismo si los vladivideos no hubieran salido a la luz. Pero como ya lo he mencionado en un principio en este informe solo trabajaré lo que será un breve análisis del último artículo perteneciente a esta compilación, el cual se titula “El cuarto fujimorismo. Si Keiko hubiese ganado las elecciones”. El autor comienza describiendo lo que sería la celebración y juramentación de Keiko Fujimori para asumir la presidencia de la República, gracias a su victoria contra Ollanta Humala y el nacionalismo. Lo interesante aquí es que en esta escena, la cual es descrita por el autor, el menciona además una figura casi escondida que observa desde el balcón para invitados presidenciales toda la celebración; esta figura sería sin duda alguna nada más y nada menos que Alberto Fujimori Fujimori, dando a entender con esto el autor algo que en realidad todos sabemos que hubiera pasado si Keiko hubiera ganado las elecciones: lo primero que hubiera hecho al conseguir el poder hubiera sido, indudablemente conceder el indulto a su padre, el otrora presidente de nuestro país.

Algo que llama la atención aquí es que uno de los que encabeza la oposición a este proyecto. los cuales eran ya conocidos. primero por su discurso presidencial en donde. Posterior a todo esto. Incluso ya en pleno gobierno. el fujimorismo astutamente acude a las ONG’s feministas continuando con la estrategia de los discursos focalizados que tan buenos resultados le había dado durante la segunda vuelta electoral. Posteriormente a todo esto. se podía apreciar un deslinde de las ideas que tenía su padre. dando a entender con esto. El autor describe además las características de la “improvisada” campaña política que había sido trabajada por el fujimorismo. Sin embargo el partido se ve en jaque durante la segunda mitad del 2011 y parte del 2012 por las críticas hechas por la oposición al resultar infructuosos planes como el que habían propuesto para mejorar la seguridad ciudadana. el autor. el país se convierte en escenario de revueltas y actos de protesta por parte de la población. los cuales expresaban el descontento de los civiles por el resultado de dichas elecciones. esto generó dudas ya que a simple vista parecía ser el gobierno de Keiko parecía tener las mismas características que el de su padre.Se hablaba en esos días de fraude y de algunas supuestas irregularidades. quizá. y para seguir ganando la confianza y aprecio de la población. que fueron estos algunos de los factores que coadyuvaron a la victoria fujimorista en la lucha electoral del 2011. o también las numerosas críticas y grandes levantamientos de los pueblos rurales a favor del agua en contra del proyecto minero Conga. y quien es el encargado de convocar a los lideres regionales sería nada más y nada menos que Ollanta . Pero estas dudas y estos temores por parte de la opinión publica son disipados poco a poco. llegando incluso algunos congresistas fujimoristas que el triunfo electoral les cayó “como un balde de agua fría” ya que nunca se esperaron dicha victoria. luego por la “amplia” convocatoria que se da para el primer gabinete. según dos analistas políticos. pero es en el último mes de contienda en el que se cambia la estrategia usada y empiezan a usar los artificios y métodos anteriormente empleados por el fujimorismo.

hallando así la existencia de un grupo el cual sería denominado como los “Twitteros K”. Keiko sanciona tales actos acusándolos de chuponeo. entre muchos otros los que contribuyen al decaimiento para el fujimorismo en las encuestas de opinión pública. igual que su padre. a los cuales se les pagaba grandes cifras. Posteriormente cae el camarada Artemio. según describe el autor. e incluso muchos lo hacían gratis lo cual causó sorpresa en la población. último líder de Sendero Luminoso. se confirmaron se trataba del viejo y clásico fujimorismo disfrazado. que en dicha circunstancia. hubiera defendido a capa y espada el valor del agua para las sociedades rurales simplemente por ser el principal opositor político del fujimorismo. Ante tal hecho. entre otros… celebrando la democracia directa y criticando el sensacionalismo machista de los medios. Iniciando así. pero ya era demasiado tarde. una “lucha contra el terrorismo”. Esto generó para los fujimoristas un gran ascenso de popularidad y aceptación en las encuestas Por último se producen serios debates a través de las redes sociales tales como el Twitter y Facebook. invasión a la privacidad. Las dudas que permanecieron por meses en la población y que por cierto tiempo desaparecieron.Humala. Son estos factores. dando a entender el autor que éste sería muerto por las fuerzas antisubversivas. El problema para los fujimoristas surge cuando se desbarata una portátil digital que buscaba alterar el flujo del debate en Facebook y Twitter. el cual Keiko defendía por considerar “un medio libre y democrático”. no muy lejano a estas fechas se producen asesinatos de policías los cuales son clasificados como ataques terroristas formando una subcomisión dentro de la Comisión de Defensa Nacional del Congreso que estaría a cargo de investigar el número de víctimas que el terrorismo había dejado en el país. Oportunamente para Keiko. hace mención también a Susana Villaran quien también diría “CONGA NO VA” en dichas circunstancias. machismo. colaboradores del gobierno que a través de identidades falsas se dedicaban a linchar virtualmente a los opositores. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful