You are on page 1of 4

Envoltura membranosa de los virus

La cubierta exterior de un virus puede ser una cápside proteica o una envoltura membranosa:
Inicialmente se pensó que la cubierta externa de los virus estaba formada por un sólo tipo de molécula proteica. Se creía que las infecciones víricas empezaban por la separación del cromosoma vírico (su ácido nucleico) de la cubierta proteica, y que a continuación se producía la replicación del cromosoma dentro de la célula huésped, generándose muchas copias idénticas. Después de la síntesis de nuevas copias de la envoltura proteica específica del virus sobre moléculas de RNA mensajero codificadas por el virus, podía producirse la formación de partículas víricas hijas mediante el ensamblaje espontáneo de esta cubierta proteica rodeando los cromosomas víricos hijos (Figura 6-71). Ahora se sabe que estas ideas sobresimplifican extraordinariamente la diversidad de ciclos vitales víricos que existen. Por ejemplo, la proteína de cubierta que rodea el ácido nucleico de la mayoría de los virus (la cápside) contiene más de un tipo de cadena polipeptídica, a menudo dispuesta en varias capas. En muchos virus, además, la cápside proteica está recubierta a su vez por una membrana formada por una bicapa lipídica que contiene proteínas. Muchos de estos virus recubiertos adquieren su envoltura durante el proceso de brote de la membrana plasmática (Figura 01). Este proceso de gemación permite a las partículas víricas abandonar la célula sin romper la membrana plasmática y, por lo tanto, sin matar a la célula.

Fig. 01

Los virus utilizan la maquinaria de tráfico intracelular de sus células huéspedes
Todos los virus tienen una cantidad limitada de ácido nucleico en su genoma, por lo que han de parasitar procesos de la célula huésped para la mayoría de las etapas de su producción. De hecho, debido a que

Los virus recubiertos que afectan a las células animales. El virus parasita la célula huésped para la mayor parte de sus procesos biosintéticos. en los cuales el genoma está incluido en una membrana de bicapa lipídica. han utilizado la compartimentaliza ción de la célula hasta un grado especialmente preciso.habitualmente los productos víricos se sintetizan en grandes cantidades durante la infección y debido también a que durante su ciclo vital los virus siguen una rota secuencial a través de los compartimientos de la célula huésped. . Seguir el ciclo vital de un virus recubierto es hacer un "tour" a través de la célula. 02 Ciclo vital del virus Semliki forest. Un ejemplo bien estudiado es el virus Fig. las células infectadas por virus se han utilizado como importantes modelos para trazar las rutas de transporte intracelular y para estudiar qué reacciones biosintéticas esenciales están comparomentalizadas en las células eucariotas.

Estas proteínas de envoltura forman heterotrímeros situados en la bicapa lipídica y que interactúan con la proteína C de la nucleocápside. que contiene únicamente tres tipos de cadenas polipeptídicas. codificadas por el ARN vírico.Semliki forest. La nucleocápside (genoma + cápside) está rodeada por una bicapa lipídica situada muy cerca. que consiste en un genoma de cadena sencilla de ARN rodeado por una cápside formado por una envoltura eicosaédrica (20 caras) dispuesta de forma regular y compuesta por muchas copias de una proteína (denominada proteína C). uniendo la membrana con la .

formando nuevas nucleocápsides. Las proteínas recién sintetizadas de la cápside se unen al RNA vírico recientemente replicado. transportadas hasta el complejo de Golgi y liberadas a la membrana plasmática (Figura 02). y es liberado a los endosomas vecinos. Entonces el virus utiliza el proceso endocítico normal de la célula para entrar en ella mediante endocitosis mediada por receptor. la gema se libera. como las proteínas citosólicas de la célula.nucleocápside. en lugar de ser transferido desde los endosomas a los lisosomas. la proteína de la cápside. La infección se inicia cuando una proteína de envoltura del virus se une a una proteína de una célula normal que actúa como su receptor en la membrana plasmática de la célula huésped. son sintetizadas en los ribosomas que se hallan unidos al ER rugoso. E1 agrupamiento de las proteínas de la envoltura mientras se ensamblan alrededor de la nucleocápside durante la gemación vírica hace que las proteínas plasmáticas de la célula huésped queden excluidas de la partícula vírica final. y cada trímero forma una "espina " que al microscopio electrónico se ve sobresaliendo de la superficie del virus. Al pH ácido del endosoma esta proteína hace que la envoltura vírica se fusione con la membrana del endosoma. se sintetiza por ribosomas que no se hallan urudos a membrana. el virus se escapa de los endosomas gracias a las propiedades especiales de una de sus proteínas de envoltura. . Como resultado de una interacción específica con un grupo de proteínas de envoltura. Sin embargo. Finalmente las nucleocápsides víricas y las proteínas de la envoltura se encuentran en la membrana plasmática. de forma que aparece un nuevo virus independiente de la célula. recién sintetizadas. Las proteínas de la cápside y de la envoltura. Por último. liberando el ARN vírico. como las proteínas de la membrana plasmática de la célula huésped. por el contrario. Las proteínas de la envoltura. Las proteínas de la envoltura. donde son glucosiladas. produce muchas copias del ARN vírico. que entonces es traducido por los ribosomas de la célula huésped produciendo una ARN polimerasa codificada por el virus. siguen vías separadas a través del citoplasma. son insertadas en la membrana del ER. Esta enzima. liberando la nucleocápside desnuda en el citoplasma. La nucleocápside pierde su cubierta en el citoplasma. por el contrario. a su vez. Las zonas glucosiladas de las proteínas de envoltura siempre están situadas en el exterior de la hicapa lipídica. la nucleocápside forma una gema cuya envoltura contiene proteínas de envoltura embebidas en lípidos de la célula huésped. algunas de las cuales actúan como moléculas de ARNm dirigiendo la síntesis de proteínas estructurales del virus-la proteína C de la cápside y las tres proteínas de la envoltura.