You are on page 1of 21

2

Ariel
[los ecos de mi garganta ]
Alexander Correa
Proyecto Editorial Itinerante Colección Azul Poesía y Narrativa Contemporánea de Santiago de Chile N°2

“No me apures, déjame que me concentre y es que cuando me quedo solo en la cama ya tampoco soy vos, soy otra persona, que no es ni hombre ni mujer... (Manuel Puig/ El beso de la mujer araña) “Todo adquiere en mi boca un sabor persistente de lágrimas: el manjar cotidiano, la trova y hasta la plegaria” (Gabriela Mistral) Y yo; la tumba perdida, mi niñez, su color. (G.N)

A G.N. Por el tránsito de los ecos a la voz y los 36 meses de gestación. A mi amiga Angie Guerra Por las torceduras/ tus compañías en mis noches de escritura los secretos nuestros corazones

Un retorno sin caricias -pausael uso -nuestro miedo Ariella complicidad de estos ecos chorreados fluidos bucales devenidos de un vacío Matrio dormitado en los ribetes de tu edad y mis 17 años creerse cuerpos fulminantes atiborrados de posiciones inconexas -la tragediade suponernos mártires de una historia deconstruida a nuestro antojo. En un ruego al padre –nuestrosuelo Ariel –suelollevarte de rodillas a mi rezo bucólico, convexo la ventana entre/abierta tan pálida tu mirada obscena el impacto caliente -o los dedos derretidos en la pareden un reniego de todo esto de todos esos que re-significan tu nombre en mi autocastración púber de tenderme en todos esos hombres que no conozco Si me miras y cuando no, siempre estás ahí. cuando ríes –limitas- y cuando no, te abandono cuando quiero

Que/daría de manos sobre mis pies el roñoso placer de guardar un corazón un pequeño corazón / corazón que tengo por nadie y nadie vuelve a callarme esta noche quizás pronuncie mi delito reiterado Ariel te traspaso mi condena te traspaso poco a poco el dejo de otros guardarte cerradito en mi diario guardarte secreto para plegarte con calma con ansias de saciar esta voz desentonada desarrapada de rubores de los boqui-abiertos.

cuando no me resulta. cuando la presencia denota castigo no te ves -no te oyesno te oigo - re/frotar las notas que vuelan en un sueño de invierno. o los mensajes que guardan tu olor esta noche el sol se ha partido en rojo Si oscilo una palabra -un sacrificiolos sonetos de amor cargados de espinas corridas- lágrimas- derretidas en el cuerpo virgen /otros 17 años dejan huellas -llagas en mi bocaAriel nuestras pupilas dilatadas detonadas en púrpura las corneas esquivas arrugadas -maceradas- en los versos tus rasgos carcomidos en la ventana desequilibrio entre un yo y un él en su búsqueda de anidar y así poder ovular /callar -alimentar con hielese sueño tan blando –liquidopegado en las manos para recrear mi forma imaginaria la simulación del des/goce una mandíbula que atrofie esos ecos que tras/tornan tu garganta.

Quiero verte correr por estas manos quiero verte sentir el dejo de otros que salives el útero efímero y soples tan fuerte Ariel -tan fuertepara que al pujar no duela. No puedo interpretar /no puedo sentir eso como tú quieres mi animalidad trans/crita el cuerpo imberbe –enfocadola morfología de decir Ariel dice el acto a la espera de la cama mi cama cada vez más esta prisión corpórea para reiterar el delito ese/este que balbucea en cosa de ciclos que me lleva -me trasladaa lo que buscas bajo estas sabanas él dice mis sabanas tan húmedas y el polvo que las escurrió. Te molesta tanto que gustas de la boca que salivas todas las noches reitera mi historia completa –ficticiaporque te daña/ te encanta que no sea más de lo mismo dices sabes tan bien el cuento del príncipe/niño

tan bien que me gustaría ser el tuyo Ariel no entiendo no puedo creer que creas en esa/esta mi mentira del enganche tan púber tan púber y te encanta saber sí, saber si soy lo incorrecto si doy el que da vueltas de compás vueltas que trasladen/ que nos suelten vociferaciones de los ecos que nos brotan desde/ él dentro. Soy ámbar de veneno perdido en un recuerdo sordo –inconexorevelado en lo volátil un susurro que traslade –sostengala malformación del oído infeccioso (o nuestro cuerpo lleno de cicatrices) Dicen Ariel querrás que sea tu consuelo el consuelo de las noches al soñar-lo despierto en un sosiego de preguntas con un millón de respuestas que se insertan a un él y yo performativizado descorporizado a mi propio imaginario. El agua sucia se deshace en boca porque te irrita/intoxica el hecho esta nueva forma de disolver Ariel una sonrisa borrada en el recuerdo amnésico

violentado nuestro retorno –suicidael enjambre-origami que soltaste esta noche perdida en la decodificación del sentido Mantendré mi descendencia continua hasta que el maltrato traiga el forcejeo ingrato de otros años la lealtad que guardaré a mi madre entonada en el recorrido de la propia voz del propio arranque perpetuo Ariel esconderé los ecos de mi padre en un chirrido en otro en-canto que sea tan tuyo pregonado en nuestras noches de delirio Tu autorreferencia me da náuseas equívocas no toques -que no escuchono no no no no no no no no no no pisadas caen/caes entre mis brazos quebrando-lo todo -todo lo que tocas a tu pasoVuelven como ecos retorcidos de trasnoche saturaciones del corroer en rosa perfilar mi cuerpo en señal de su mandato adormezco todo lo antes instaurado en esta/esa enfermiginación nocturna o el eco acuna el estrépito salival este trans/mutar y decir leche y miel

Ariel -para dormir despiertoAriel en un quejo de este pecho arruinado cuidadoso en lo peligroso del toque -tranquilo- / toca toca y erecta mi pierna reemplazante toca este puño fallido toca y mis dedos se pierden en boca toca su entrada y salida toca y me vuelvo rítmica críptica rítmica críptica críptica En su asfalto regenera dice el recuerdo cíclico -la nueva voz empuñada en los labios -revelados (o el eco barroso que vuelca tantos) en el rezo que tanto te gusta/que tanto aprendiste a vomitar cada noche Si cayeran como muertos de boca –abiertalas manos destiladas al roce –perpetuoel perfil Ariel de comenzar a brillar /sí absorbe cada luz iluminada en un eco trans/figurado en un signo ambiguo sería el nombre de aprender

a desdoblar todo –movimientoincoherente me re-vuelca y dice iluminada no relumbra tosca es mi nueva manera de recomenzar a parodizar todas esas antiguas fijaciones sexuales, padecer la enfermedad de cada uno de sus cuerpos. Me desnudo y extrañaba la época –repartidame dejaste en el destello de su cama solitario encontrándome con los de la otra noche con los de siempre, los noctámbulos/los atrevidos podría volver limpio y derramar cada eco Ariel asomado penetrado por tu figura plástica aquel juicio que ganaste sin manos. Ariel de rodillas te sometes y gustas del premio lechoso mayor nuestra subversión invertida esta vez no quería esta vez no me tragas contento esta vez no siento lástima por ti Todo empieza como un juego Ariel como un juego desdoblar y desdoblar-me encanta como fluyen trastornados

me encanta ver la derrota en tus ojos cuando dices que esos repiten y vuelven a ganar más tiempo en el detalle mismo que convence -que desgarraese/este alarido salivoso es el acto perpetuo de descontinuar la realidad errónea -mi desquiteperturba el casi sueño erótico el t-e-a-m-o entrecortado -su quejidosublime el arte desértico Ariel me pro-pones/me/marcas de eso de estos que dicen palpar -meSon nuestras torceduras Ariel las escosuras; mi entrepierna partida balbuceada en juego errante a carcajadas siento -nuestro ritmo pélvicono preguntes crrrj crrrj crrj que no oigo no escucho shhh shhh los quejidos de la cama vueltas en articulación vueltas en un compás que traslade que traspase inocente/que retorne a lo mismo lo mismo palpar/girar/callar/ (A Paula Ilabaca)

Prometí cuentas/figuras de carey en su paso –en el traslado de un ángel tan marrón como el barro como el sueño que un día tuviste Ariel transformarme en lucía y acostarnos con el pero el ángel tan marrón como sus alas no se mezcla con estas sabanas amor yo no tengo esas/estas figuras de carey yo solo re/niego el paso yo solo devuelvo la ritmicidad que un día le robé Ella me dice Ariel dice estos ecos Ariel que dicen reiterar ella dice reiterar es la constante la manera en que el légamo nos parte… Prefería la ritmicidad ante el vocablo embrionario me gustaba cuidar tus versos ovulados –calladosen la lengua grasosa –carmínicasu interior esparcido sobre las sabanas Ariel no hay forma de escapar -no hay formade otorgar rostros a esos/estos que te vuelven tan vació en el consumo nicotinoso del respiro el quejido constante -noctámbulo- de raspar las caderas crujidas mis manos fetales a la espera mi cariño se va y no vuelve se va acunar el ritmo que dejaste entre/dientes

Seguidilla de espinas pilosas -mi llantosu boca abierta y la nicotina que da nauseas de re-formar la manera intacta /no existe la forma de aniquilarte por las noches entre-nadas en el arropo mitómano en el conteo de esta/esa voz tan tímida nuestro código retenido en los interludios de la canción La balada de risas asesinas regenera satisfacciones / sensaciones de piel veo umbrales cetáceos esparcidos restos de un yo fluido –escamosodispersado/doloroso /intramuscular la solidez de mi canto chillón –onuestra serenata re-corrida después de las 11 y el húmedo gotea donde no hay pliegues –formasel bisturí trazado en tanta pubertad o esta huella notoria -un símbolo uterinoen el cálido redoble del retazo carmesí Ven/dame la mordaza espero la re-capitulación del conte-o me arruinaré sangroso en su garganta para sonreír la misericordia perfecta si dijera que él -transitó desnudorecorrió la torcedura de su desgaste Ariel perdonará el sonido brusco de su tersa

satisfacción esconderá al nuevo eco que selecciono la [otra noche entre-nadas en el lloriqueo matutino dispersa en esa comisura que tanto le hace sonreír. (seré brusco hasta que me llegue/muy brusco hasta [aprender su nombre) Si tuviera memoria olfativa, y recordase las alergias [fetálicas, las alexias compradas por tu madre, la cadencia de que me llames fragante, acunar nuestros [fetos de cristales, enderezar el ojo, pujar con fuerza. Ariel yo / No/sé Sé que me ama Me completa Me duda/me confiesa palpas sin ritmo caderas tambalean silenciosas dices Ariel esta noche no esta noche no habrá serenata que cante los ecos infecciosos no suplen el placer de sentir despierto el vino en boca

el cuerpo/este nuestro Cristo digo Ariel dice bailar lento bailar montado en si mismo bailar solo solo después de las 12. El guardar silencio no calla que vuelva a ti recoger fragmentos Ariel recogerte esta noche para hacerte mío -como antescomo todos los días que me condenan a ti son estos ecos amor, son estos ecos que me piden regresar y yo no entiendo Ariel que hice yo no entiendo si lo hice y te merez-co con la boca repleta de luces yo te miento Perdóname si desconozco la risa tenue perdóname si perdí la costumbre orgásmica de nuestro [chirrido latente en las manos carnosas me deslumbro si Ariel, me deslumbro desnuda bajo la escalera porque conozco como traspasas las maneras traspasas –equivocassi relames las formas se enredan atar-dos manos en la cegatumbre de tu bipolaridad.

Éramos tan innecesarios que decidiste dejarme éramos tan hermanos y la imaginación no era correcta Ariel dime sí / Ariel dime si te gusta/te molesta el calor de mi niño tan frágil Ariel yo se que te encanta y podrías enmarcarlo podríamos hacer un collage de niños jugar a la ronda de san miguel como hermanos como amigos que se tocan y se besan a contra-luz el puede ver los actos el palpar el lamer el me vuelve Ariel el des/troza la histeria que regeneras al moverte. Prefiero pasar las penas del recuerdo por ti callaría los ecos que esta noche atormentan la cabeza húmeda de tanta letra que te resuena de [adentro sería un tonto si creyera que todo todo esto no calma los treinta y ocho que devuelven estas/esas imágenes dichosas ese tu y yo bien juntitos ese este retrato que guardo en cada sueño infantil en cada forma que existe para trasladar-me completo desde lo interno hasta lo externo este pensamiento de tres diez y nueve que no me deja [amor

que no me suelta las manos de tanto escribirte amor podría gritarlo si quieres podría tatuarlo en el vientre y me conserves cuando [mires hacia arriba cuando cuestiones si me lo merezco o no me lo merezco mi tacto al soñarte descalzo hacer valer la enfermedad del amor. Cuando equivoco el nombre se relumbran todos, [comienzan a relucir ecos, chirridos por doquieres, risas irónicas, maldecires de tantos otros, obediencias [de la osa mayor, mis dedos en tu culo, la vellosidad púica de tu refrote, las alergias del montón, [se asoman los ácaros mis compañeros valientes, signo incognito de la auto-infección. Y tus dedos finalmente sirvieron de recortes hilo rojo para las uñas desteñidas plegar cada articulación embriológica los ecos mal sabidos esta noche dicen Ariel dice sacar de mi mente hundir las costillas tan al fondo encontrar una peregrinación inventada -condensada- soñarte mártir Asfixiarte junto a todos estos esos que te llaman muerto ellos repiten Ariel dice muerto están

los recuerdos el grito turbante -impacienteMi suavidad lactante versus vellosidad alambráica – [púica Úsame en extractos de segundos tejedora despechada en mi cintura coleccionista de mujeres y finalmente sentirme dentro / muy dentro cuando profano las cadencias de tu celo amarrando cadenas a tu cuello Ariel gritas y así te entiendo entiendo el juego de quemar sin ser quemado el grita que corra corra por sus calles me corra por su pecho cortando mi lengua tan afónica para que no hable para que Ariel gritas y así entiendo entiendo cuando me doy tanta prisa y esos/estos se ríen de nuestros ecos. Salivosos los poros en seco

encías te carcomen bajo tierra sin pudor las imágenes renacen desde el sol y no existe forma de callar esos/estos rezos tu habitación a contraluz se desvanece en blanco pierdo la figura inocente –trastocadalos tobillos quebrados al suelo el miedo intravenoso se vuelve insípido sin gritar/sin poder –callarel mensaje que más te atormenta Transfigurar mi boca recta intercambiar el paso el humo entre dientes –distorsionanlos cuerpos vueltos agua. Nuestras sangres avinagradas mi lengua deslavada consume con ternura consúmeme en pantallas de humo consúmeme con los dedos en boca mi respiración artificial estos ecos que se queman en mi fluido biliar. Tú a las malas conductas le reniegas el pasado dime si estás tranquilo -dormidoEsos me dicen dormir para cerrar cada sueño dormir y callar estos ecos malditos Murmura mis travesuras

Ariel tus labios enmudecen mis gritos El vigor de bramar en las noches con más fuerza Ariel dice nadie percibe Y nadie vendrá a rescatarme. Me gusta esta casa dices nuestro castillo Islandés construido de grava cementaciones de mi boca Ariel entre tus piernas salen ciudades correntosas que alojan cada surco -cada forma- que robaste de mí ya sabes que tu cabeza se irrita tan fácil y los cimientos los vuelvo barro si Ariel de esos mismos he de saber me causan como si fuera -como si nunca quisieraconstruir, entrelazar eso estos que me demacran en mi comercialidad púber mis 17 años -tu delito- a contra-vueltas los 18 años de homoafectividad nos queda tan poco por esperar tanto por relucir. Dicen que la materia no respira y si no respira no mama no calza lo que buscan esos que te quieren enjaular en sabanas retornadas apiladas a la carne fingiendo el llorar para que te suelte

el cuerpo en sepia -mi ausenciala mandíbula caída al comer nos fracturan las caderas de tanto abandono lo que toco lo que dejo a mis 17 años de espera ingrata y exhalo hondo tres segundos he dejado de ser- y he dejado tantosde lo que me gusta al morder –teresientes de lo que digo -lo que instaurotu nueva condena Ariel para que acostumbres para que no escapes no eres libre de acto y pedazo de cuerpo y desangre mi llamado a la cordura infantil Al sacrificio palabras sonetos de amor locura de espinas dejan huellas llagas en mi boca el ojo tus pupilas dilatadas Te resistes y estas tan ahí tan presente Ariel que no me canso de insistir el delito de mi gemido ya no mancha los gramos que sueltas Ariel

siempre Ariel y lo sabes lo sabes y te revienta mi recuerdo mi mala manera de reaccionar mi posición que ignora que restringe que sofoca. Desvanece mi satisfacción lo que quiero lo tengo escritos en mi diario de corazón son los motivos que me acercan las causas del desgarro interno ajustar la pierna dos veces/tres vueltas poder andar/ salir corriendo y volver con un tumulto de tropiezos de rodillas no me quedo no me asalta la duda de aprender de consentir este/ese triangulo que pides no soy. no no no no aunque lo ruegues, aunque si quieras eso que guardo bajo la almohada Yo te decía amor no hay que temer no hay que soñar que el reloj se adelanta tres cuartos de compás que guarden mi inocencia el rencor adquirido Ariel nuestras sabanas machacadas –abrumadas-

y el sudor de frente deja de ser sudor deja de ser ese escozor que inhalas que fumas mi derecho al tacto caliente a la temperatura corpuscular homologa que irrita la visión desgastada del gesto mismo Las palabras se entremezclan de formas entrelazar cada risa para terminan en llanto la imposibilidad lingüística se quiebra mi ignorancia se refleja en versos hablantes dialéctica deforme en ciclos descontinúan los ocho minutos veinte segundos y una llamada perdida me resuena por dentro seis ocho dos cinco seis equis equis equis los dedos se fracturan amedrentados y los 17 años me vuelven inocente esta vez la ingenuidad salva los ocho minutos veinte segundos Hago cruces en la pastillita extraña entre / mezclas de lo que soy de lo que dejo para el final tan puritano, tan mundano que absorbo eso/ esos que me vuelven informal en el vocablo esquizofrénico anormal en la posición sodomita mi acto ingenuo

rellenar de palabras que dicen/dices Ariel no hay formas de atormentar-temezclas una vez cada 8 horas por 15 días continuos continúo con esa misma picazón con ese mismo ardor, tu aroma en boca. Me miras tan fijo dices los soldaditos duermen en mi cuna nos organizamos en juego te encanta-me encanta- y lo sabes como cuando la leche sobrepasa el vaso Ariel es la forma de mi delito lo que disfrutas -Lo que tantolo que tanto cuestionas a la hora de hablar pausas mi ritmo trastocada trastoca y vuélveme única yo sé que hay dudas por escurrir dudas por escapar Se me va la razón entrelazada desesperación corpórea ingrata la vida te juega chueco repito el dolor uterino me disloca completo porque se me va, se me va y no vuelve a callar el llanto caído en mis noches

me acompaña distraído en pulsiones Espero regenerar-te- volver a soñar jugando con los libros de mi biblioteca desordenar y volver a callar mis pechos primerizos de nodriza en el dejo de mi cuerpo abstraído en el juego materno que me pide que me dice -que me guardeLitio traspasa como agua intramuscular repito la exageración corpórea mi acto traslucido de retomar viejas posiciones la serenata sodomita de palpar sin dejar/ reiterar sin dejar de ser la ausencia profanada el grito mezquino retumba los vellos entrecortados retomados en este/ese mi sueño bailarín. hay una mancha de cloro en tu espalda hay un lunar en tu ojo de niño ay amor como me conoces dices hay un lugar que queda por descubrir. podríamos tomarnos de las manos podríamos traspasarnos el frío interior podríamos de roce en roce salpicar todo

lo que nos deviene desde a dentro. Retórname en la ausencia del gusto en la imaginación ingrata que irrita los dolores delirantes dices el juicio me va, me va y no vuelve nuestro amor distante de si mismo nuestro bien en materia de signos Bailar y ser tan tímida sin saber que ultimo paso espera las caderas tan siluetas dices las construcciones de manos sucias abrazan los cuatro cuartos de compás o el vals asimétrico nos vuelve tan Ariel me estafa tu estatura juvenil sostienes tan blando los quejidos en boca el juego un desquite -la despedidaesa que restringe su sueño lechoso –adoloridoel palpar me regenera tanto placer coreográfico mis pasos disueltos en su cama dices la garganta no es para guardar no es para engendrar el embrionario Ariel para pujarlo y escupirlo a la vez porque te daña tanto y sé que te asfixia mi manera tan vaga de aprender a bailar.

Sueltas la manera irritosa su sentir profanado en el ciclo de sueños des-lavados en una noche cortando el esófago blasfemo -mis 17 añosdormidos en cuerpos en -tantas gargantasguardadas consoladas todas las noches antes de parir su futuro Ariel conservado en el verso escondido en la sonrisa atrapada en el desvelo en este/ese insomnio imaginario –latentela distancia de un yo mismo o el retorno violáceo de su pecho fragmento recortado del nuevo eco. Si me embarras por completo déjame decirte el barro lo confundo con negro trastocado en la comisura extendida en eso huesos desgarrados al roce in-tacto prontamente le volví tan frígido dije me corretea el miedo que guardo en signos o el sollozo de un respiro in-tranquilo lo condensa -lo machaca- en bocanadas de risa me vuelvo tan normal y la normalidad me subvierte. El pasado o el momento en que he dejado de ser y he dejado tantos -otros en la esperaen el instante -en la sodomía de mi goceimpregna que en la plenitud podrás

des/vestirme de princesa –recuerdami espacio en la curvatura la letra untada en el sonido que la une a perdidas marchitas y costrosas atolondradas ansías nuestro quiebre por remitir. Queríamos hablar de boca de boca en boca la trans/figuración el deshielo santiaguino -su apocado bríomi camino recorrido tan sabido pasos quemados -tu borde intactovuelvo a escribir vuelvo a decir quedan tantos versos quedan tantos versos esparcidos el encefalograma que nunca llego a mis rezos agotados y la pastilla la pastilla tan lechosa se disuelve se des/hace en boca el hablar-te- causa tanta angustia (repita con los labios bien pegados) pero usted tiene tantos amigos pero usted tiene tantos amigos pero usted tiene tantos amigos pero usted tiene tantos amigos pero usted tiene tantos amigos pero usted tiene tantos amigos

pero usted tiene tantos amigos pero usted tiene tantos amigos pero usted tiene tantos amigos pero usted tiene tantos amigos que me re-vuelca que me vuelve tan tímida la manera de sentir –tesujetas y dices tanto no no no no no no no no no no y yo podría ser la ficción del giro yo podía escribir con la cabeza al revés y no marear-me- acostumbre a ser la pena escarchosa despojada despacio la panorámica intacta -el reflujome tragaré mi ambigüedad tripartida (me lavo la cara en el reflejo mismo) te irrita tanto decorar este acto renegado -haciéndote imperceptibleComo cuando aprendiste a palpar mi rostro El dolor a tomado otras formas nuevas cadencias en mi estado quémese/púdrase –pártaseel dolor uterino –su temple-

cuando vuelven o sienten esta manera de decir Ariel dice mi quejido nocturno me lamento tanto el poder repetir que me vuelva que des/troza las escosuras tantas veces que te arranque dentro de mí. Si usted gusta me quemo la boca con hiel me descalabra el palpito a-rítmico la manera ficticia de mi tacto improbable su balbuceo enjaulado /la comisura acuosa me des/velaba me lavaba la boca la mano el des/quicio noctámbulo -tu recreación supremaAriel me trasladas me retornas al mismo eje y me queda tanto -por ver por sentiruna pantalla plasmada/rasurada a contra-luz la distracción de mi canto -tu cuerpo mezquinoabrumado en la salpicadura (o nuestra comparación al lamer) Escondería el verdadero nombre Ariel en tu cuerpo tri/partido -mal paridoUn correteo de manos estremece cuando Ariel dice y suelta

es todo tan removible -tan artificialla libreta machacada/aruñada rasurada la manera del verme volver divagar por tanta letra y temple rítmico icónico (como el día que aprendí a escribir) El respiro a-venido -su entregala forma que Ariel pretende un imperio escarchoso afrodito, perdido en lo que soy una histeria re-tomada –lejanael re/niego próximo Ariel te re/niego distante el cariño soy tu Madre y tu Padre ensimismado en tu roce favorito una cama entre-abierta mi comercialidad plástica Sabes tan bueno Ariel dices tan tangiblemente –inhóspitauna manera -una nueva formamañana cabis-baja –correntosapodría ser esta/esa cadencia palpable un minuto más de piel amortiguada re-lamida / re-partida en la transparencia

me es tan fácil volver y no dejarte esperando un recuerdo que dure 9 meses Nosotros somos/fuimos un recuento en si mismo un recuento de cada parpado entre-abierto que cerró que dejé llorando una noche y esa noche somos y fuimos un flujo re/cortado en la cama de mentiras que hacen suplir el movimiento de boca en boca la despedida lechosa nos gusta tanto la salivación de un embrionario Ariel la llaga cicatrizada en tu nombre re-formulado por otros. Otros son tu y me desvelo en no revelar cada letra -cada pasoGalvanizado en el misterio Monstruoso de su rostro -elAlmacenamiento de su gesto Ariel flotando en cada vello infante Una ópera cantada / entre-cortada de tantas voces y su tiempo de espera en cada ciclo

cazador del recuerdo infinito late el poder volver he tenido tantos hombres Ariel y los he querido tanto pero tú eres el del recuerdo el Ariel del deseo -mi propia verdadMe colgué de su ciudad y ahora nos cuesta tanto evadir su avenida -plasmada fotografiadael nombre Ariel un retrato descolorido el nombre de lo que soy -A lo que quieroAriel mi disgusto por las mañanas -nuestro tanteo por las noches1548 Anticipándome a que serias Risa carcomida en el encanto Infante que es -nuestra locuraErrante de manos caprichosas Lamento propio de mis 17 años.

I can obey all of your rules And still be, be (Björk / Unison) Tardaría otros 17 años sin saber la respuesta o el anticipo del freno mortal un cigarrillo apagado en la sonrisa Ariel tu des/doble de piernas (o mi corazón entregado a la comisura) perdería otra infancia fértil o daría por muerto a unos cuantos más en un manuscrito polígamo -mi tardanza al hablar-meresuenas en el conteo juvenil el raspaje de la lengua cotidiana que inspira –omiteel des/cubrimiento del unísono. A – rgumenta el R - epaso I - nmaduro E – n sueños L – atentes You gardener You discipliner Domestically Reconozco que me intriga una mancha la nostalgia de mi pupila macerada en el flujo (embrionario era tu nombre)

correntoso en el encaje de una vértebra y su astilla pilosa es el fruto en tu vientre Ariel lo re-coges re-convertido –Infanteacunado en la poesía lechosa (que ha de ser nuestra cama) Habrá tanta labia cómplice Ariel el lenguaje me volvió maldito de manos de uñas y escozores atrevidos seré un desvío maduro en la llamada atmósfera en la palabra artificial que ahoga nuestros ecos mortifagos –acunadosen la simetría de la constante esa luz umbilical que nos corrompe En la cerrada/detenida minúscula la nausea entre-tejida en la estampa ha de ser su nuevo rostro para arritmar el estremecido toque y desgaste soltaría su eco chorrido en un enfoque y padecer su mística enloquecida en todo lo que demoro Ariel lo que sitúo en otros nombres pedazos de ser he dicho soltar su garganta desnuda/vacía calentar el grito que salivará la mueca o esa poesía forzada entre tanto obsceno que

permanece resaltante en el vértigo devorado por su figura fílmica. Resucite al margen del empalme grueso dije el desborde afuerino causa la aliteración de su toque en-forma la esencia del circulo azaroso puesto en el And/ariel del infra-mundo vendrá su manifestación demoníaca –esperoque no seas el regocijo de su nombre esbozado en mi patria errante de tanta pierna partida en el des/doble descuidé la visión del impulso para despegarnos los labios en un espejo de cuerpo entero nunca desgastaré la fulminación de este último beso

De: G,N para: Alexander Correa Fecha: 4 Octubre 2008 Asunto: 12,54 Quizás (no) entiendas que algún día entramos a un planeta sin lenguaje. Y quizás veníamos manchado el corazón con el polvos de otras tierras. El cuerpo no tenía reglas. La entrega era el mar. Y quizás veníamos manchada la cabeza con el fantasma de una historia. Y las nubes hablaron, y los besos fueron difusos, y no sabías si era a mí quien no besabas. quizás (sí) entiendas que nada, porque todo, es para siempre. que en el planeta si voy o vengo, si marcho o me encuentras, es un segundo que sabe durar dos siglos.

Y así en dos segundos ajusté el tiempo, lo oscilé a mi favor, sigo siendo un delito a contra vueltas, el que hacer de un poli-amor. Escribirte un final que dure 36 meses, 36 días, 36 páginas, que el 4 ahora se multiplique por dos, y que sea 8, 8 tiempos en los que demoré saturarme, volver a invaginar voces, ecos camuflados en mi garganta, instaurar la voz, saberme sin tu voz, estás tan presente que no te oyes, no te escuchas, no te sientes latir, Ariel siempre Ariel en el recuerdo, en el olvido de las noches de resonancia, en la lumbrera de las corneas dilatadas, en el oxido maquillaje de saberme neón, de relumbrarme con otros, de siempre querer llamar tu atención, la comercialidad plástica me vuelve maldito de escamas, de llagas que cirscunscribieron mi corazón. Se remontó en galopes, adquirió una nueva posición. Me escarcho a sabiendas de tu apariencia, de los ecos que dicen parir y liquidarte, poder partir renunciarte.

Alexander Correa
(Santiago de Chile, 1991). Es estudiante de Pedagogía en Lenguaje de la UAH. El 2008, asiste al taller de Poesía Hispanoamericana impartido por Héctor Hernández y Paula Ilabaca (Balmaceda 1215), El 2009 obtiene mención honrosa en el concurso de poesía Joven Roberto Bolaño otorgado por el Consejo nacional de la Cultura y las Artes, con un extracto de su trabajo “Ariel (o los ecos en mi garganta)” (Proyecto editorial itinerante, Buenos Aires 2012). Es parte del Colectivo literario Homoerótica, Puerto Rico. Ha publicado “(de)forma Permanente” en la antología de poesía Homoerótica Latinoamericana (Venezuela, 2010), "Lud Mía" en co-autoría con Angélica Panes. (Santiago de Chile 2011) "Ó" Antología homoerótica contemporánea (Puerto Rico, 2012) y en revistas de Literatura como planeta Z, y la revista mexicana Trifulca. Actualmente Alexander dirije el taller de Lecto-escritura y edición cartonera en el Liceo Manuel Barros Borgoño. actualmente trabaja en su nuevo libro/cuerpo, “Embrionario”. El año 2012 recibe mención honrosa en los Juegos Literarios Gabriela Mistral otorgado por la Municipalidad de Santiago por el texto “Las Cachorras” proceso escritural a partir del trabajo audiovisual del bailarin y filosofo Francisco Bagnara.

Related Interests