REPORTAJE

En portada

PINTOR DE BATALLAS

Augusto Ferrer-Dalmau

Ha inventado un género nuevo: hace crónicas bélicas con pincel. Es el gran juglar del Ejército español, desde Rocroi a Afganistán.

Por Kiko Méndez-Monasterio

I

rrumpió en las exposiciones como una de esas cargas de caballería que muestran sus cuadros, desconcertando a críticos y público por la audacia de retomar una temática que parecía desterrada para siempre de los catálogos y las modas. Junto a sus colores, Ferrer-Dalmau ha mezclado con éxito arte, historia y milicia, y el resultado es una de las obras más demandadas del panorama pictórico español. Aunque hasta ahora los protagonistas de sus lienzos luchaban en batallas de otros siglos, hoy también se atreve con los ejércitos de la actualidad y acaba de visitar a las tropas españolas en Afganistán, así que sus pinturas de guerra van camino de convertirse en todo un tratado de historia militar, desde los Tercios de Rocroi hasta Qala-i-Naw y Herat.

SUS INFLUENCIAS VAN DESDE LAS OBRAS DE JOSÉ CUSACHS A LAS DE ANTONIO LÓPEZ
Todavía existe una admiración inevitable hacia lo militar. No son los uniformes vistosos la causa por la que se abarrotan los alrededores de un desfile, sino la intuición compartida de que un significado más profundo rodea a lo castrense, algo que consigue que hombres, mujeres y niños se estremezcan al escuchar la corneta y el chasquido que le sucede, creado por un millar de manos al golpear un arma y colocarla sobre el hombro. La imagen todavía se repite en la España más desmilitarizada de la historia, porque
[[[STRING1]]] [[[STRING2]]] | ÉPOCA 13

El artista catalán retocando un boceto.

12 ÉPOCA | [[[STRING1]]] [[[STRING2]]]

REPORTAJE

En portada GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

GUERRA DE LOS TREINTA AÑOS

ROCROI, EL ÚLTIMO TERCIO (1643) Inspirado por la obra de su amigo Arturo Pérez Reverte, en este lienzo hasta se puede encontrar -a la derecha- la triste figura del capitán Alatriste.

na, 1964), que lleva años colgando el cartel de “todo vendido” en sus exposiciones. Casi cien años ha tardado José Cusachs –otro catalán, el gran pintor militar del siglo XIX– en encontrar un heredero para dar continuidad a su legado. Por supuesto, Dalmau reconoce la influencia de Cusachs, pero también de

incluso ahora, que los ejércitos son menospreciados por el pensamiento dominante, conservan un atractivo imperecedero, natural, que nada tiene que ver con enfermizas aficiones a la violencia. Y es que a pesar de la contaminación ideológica imperante, el sentido común adivina el genio y la virtud que son necesarios para levantar un ejército, y el espíritu advierte que no reside en esos uniformes y armas la barbarie, sino todo lo contrario, que probablemente son ellos la última línea de la civilización antes del horror. Todo esto, y más, viene a la cabeza del espectador de la obra de Augusto Ferrer-Dalmau (Barcelo14 ÉPOCA | [[[STRING1]]] [[[STRING2]]]

ANTES DE PINTAR SE DOCUMENTA MINUCIOSAMENTE SOBRE EJÉRCITOS Y BATALLAS
otros grandes maestros del género como Caton, Butler, los franceses Detaille, Neuville y Meissonier y el gallego Víctor Morelli. Como sus maestros quedaban tan alejados, el recorrido de este pintor catalán tiene mucho de autodidacta. Empezó a trabajar como diseñador textil –en Barcelona y Málaga– mientras pintaba paisajes y también espacios urbanos influido por el más cercano Antonio López. Con estas primeras obras ya se hizo un hueco en el complicado circuito de galerías artísAGUSTINA DE ARAGÓN (1808) La heroína aragonesa suele estar retratada en el fragor del combate. Aquí aparece distinta, en la quietud brutal que sucede a la batalla.

[[[STRING1]]] [[[STRING2]]] | ÉPOCA 15

REPORTAJE

En portada GUERRA DE MARRUECOS

GUERRA CARLISTA

ticas, con buenas críticas y mucha demanda. Pero fue un poco más tarde, al conjugar sus grandes pasiones –la pintura y la historia bélica–, cuando empezó a disfrutar de un éxito singular. En poco tiempo se multiplicaban los encargos y los reconocimientos y, a pe-

LANCEROS DE GUIPÚZCOA (1836) Tres integrantes de una de las más famosas y aguerridas unidades del ejército carlista, los lanceros de Guipúzcoa, contemplan el fuego de su artillería en el Monte de Arlabán.

AUTODIDACTA, COMENZÓ A TRABAJAR COMO DISEÑADOR TEXTIL EN BARCELONA
sar de su fecunda capacidad de producción, apenas llegaba a los compromisos de las exposiciones, porque sus cuadros están vendidos casi desde que son un simple boceto. Minucioso en los detalles casi hasta la obsesión, sus pinturas se han convertido en un tratado de unifor16 ÉPOCA | [[[STRING1]]] [[[STRING2]]]

ALCÁNTARA (1921) La famosísima carga del río Igan, durante el desastre de Annual. El regimiento de Alcántara acaba de recibir la Laureada colectiva por esta acción, a la que FerrerDalmau ha dedicado más de un cuadro.

[[[STRING1]]] [[[STRING2]]] | ÉPOCA 17

REPORTAJE

En portada

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Pie de foto Ferrer-Dalmau documentándose en la base de Qala-i-Naw, en Afganistán.

DE POSSAD A OTENSKY (1942) Una marcha de la División Azul, los voluntarios españoles que combatieron en Rusia durante la Segunda Guerra Mundial.

AFGANISTÁN (2012) Estas notas de color, tomadas sobre el terreno, adelantan los cuadros que el pintor tiene en mente después de su visita a Afganistán.

GUERRA DE AFGANISTÁN

mes y armamento militar. A su profundo conocimiento del tema une el consejo de asesores especializados y, por supuesto, una vasta labor de documentación. Un ejemplo, sólo para el cuadro de Rocroi –inspirado en las novelas de su amigo Arturo Pérez-Reverte– tuvo que invertir tres meses de trabajo.
REPORTERO CON PINCEL

ejército estadounidense cuenta con tres artistas de guerra, entre ellos, Michael Fay, conocido por ilustrar la labor de los soldados americanos en Irak y el mismo Afganistán.

El pasado mes de agosto Ferrer-Dalmau pasó 11 días junto a los militares españoles destacados en Afganistán. No sólo visitó la base de Qala-i-Naw, que entonces ocupaba la Brigada Paracaidista; también acompañó a los soldados hasta los puestos avanzados de combate en Moqur y Herat, participando en convoyes y patrullas conjuntas de las fuerzas españolas y afganas. Aquí puede parecer extraño esta audaz forma de documentarse, pero esta práctica no solo era algo habitual en la Europa del siglo XIX, también hoy el
18 ÉPOCA | [[[STRING1]]] [[[STRING2]]]

SIGUE LA ESTELA DE MICHAEL FAY, QUE ILUSTRA LA LABOR DEL EJÉRCITO DE EE UU
Los frutos de esta última experiencia de Ferrer-Dalmau todavía no se conocen, pero ya podemos contemplar algunas de las notas de color y bocetos que ■ el pintor catalán se ha traído en su petate.

A la izquierda, la obra dedicada a Afganistán; sobre estas líneas, boceto de un soldado español.
[[[STRING1]]] [[[STRING2]]] | ÉPOCA 19