Síndrome de Down.

Lectura y escritura
PRÓLOGO

La participación en la vida cultural es la condición principal del desarrollo del hombre, y a eso se refiere esta obra. Las autoras la han compuesto sobre sólidos fundamentos y con los materiales labrados mediante su propio trabajo educativo e investigador. Por añadidura, el libro es un excelente trabajo de comunicación técnica. Se trata, pues, de un instrumento precioso para sus destinatarios, los maestros, a la vez que plantea una gran responsabilidad a quienes no lo somos. Esta obra se inscribe en un propósito humanista, como es el de facilitar la participación de alumnos con síndrome de Down, y otros afectos de limitaciones mentales, en la cultura. Siendo que el hombre necesita de los recursos materiales, nos cuidamos de ponderar la importancia de la integración económica. Como también requerimos de los demás, resaltamos frecuentemente el papel clave de la integración social. Está bien que así hagamos, a condición de no perder de vista que la cultura es el medio básico de la realización humana. Este libro, a la vez que avista las funciones prácticas de la lectura y la escritura, apunta al objetivo radical de romper la barrera entre la deficiencia mental y esas dos principales vías de acceso a la vida cultural. Las profesoras María Victoria Troncoso y Mercedes del Cerro asientan su obra sobre conocimientos científicos generales relativos al proceso de aprendizaje y a la función lingüística. Pero los conectan con las condiciones particulares de los educandos con síndrome de Down que les son muy familiares, por estudio y experiencia. Por estudio y experiencia, también, son ellas autoridades en las técnicas didácticas que proponen y para la lengua a la que se refieren, el español. Estamos, pues, ante un libro cuyas autoras lo son en sentido pleno. No me parecen desdeñables, por principio, los libros cofre, es decir, aquellos que consisten básicamente en depósitos de datos, explicaciones, expresiones íntimas o ejercicios de estilo. Pero el presente, además de contener un rico tesoro científico y metodológico, tiene la virtud de ofrecérnoslo de acuerdo con las reglas de la buena comunicación técnica. El libro está escrito en el estilo claro y sobrio que conviene a su función. La ordenación de su materia permite al lector discurrir suavemente desde el estado de la cuestión a los fundamentos del método y, de éstos, al método mismo para, finalmente, ofrecerle en la panoplia de las técnicas y procesos mediante los que se instrumenta y desarrolla. Ocioso sería ponderar el interés de esta caja de herramientas para los profesores de la educación de alumnos con necesidades especiales. Mas sí me parece del caso anotar el servicio que a mí -lego en la materia- me ha prestado. Por de pronto, he venido a ser más consciente del meritorio trabajo pontifical que llevan a cabo quienes, como nuestras autoras, procuran facilitar el tránsito entre la orilla de la discapacidad y de la lengua, puerta principal de acceso a la cultura. Seguidamente, y por espíritu de corresponsabilidad, me he sentido llamado a trabajar en pro de que dicha puerta de acceso sea fácil de franquear. Sin entrar en asuntos más complejos y haciendo pie en una mención del propio libro, me atrevo a señalar la urgencia de simplificar y racionalizar el lenguaje funcional -verbal o pictográfico- de uso común para, entre otras

se les trata. en función de sus propios rasgos biológicos y de su devenir ambiental específico. cuidados y educación durante las etapas tempranas de la vida. 1995. por tanto. Por razón de equidad. no sirven para conocer las características propias de una persona concreta. Igualmente. Ello ha permitido conocerles más y mejor. Se ajusta a las capacidades cognitivas del niño con síndrome de Down. Estimula y facilita el desarrollo cognitivo ulterior: el ejercicio de la memoria a corto y largo plazo. Tiene en cuenta las peculiaridades de cada niño. Sólo así conseguiremos que nuestros programas de educación e intervención sean más ajustados y. y cómo estas características se expresan en una persona concreta que. Desarrollo de la funciones cognitivas en los alumnos con síndrome de Down. gracias a dichos programas podrán realizar toda una serie de actividades muy variadas que pueden aprenderse con metodologías adaptadas. Capítulo 1. sino de todos los que compartimos la condición humana. por una parte. ha aumentado extraordinariamente el número de trabajos de investigación y de publicaciones sobre sus características y sus posibilidades en todos los ámbitos de la vida: escolar. también ha servido para demostrar que todavía nos falta mucho por conocer. Actualmente residen. DEMETRIO CASADO PÉREZ Director del Seminario de Intervención y Políticas Sociales (SIPOSO) Capítulo 1. nuestro mensaje es claro y contundente. gracias a los progresos realizados en su atención. muestran aspectos comunes con otras personas que poseen otras formas de deficiencia mental. Hay un hecho por encima de todos que conviene destacar. las telecomunicaciones y los medios de comunicación social. Llegados a este punto. El método de lectura y escritura que aquí proponemos tiene las siguientes características: 1. conviven y participan en la comunidad. social. la circulación viaria. Y esto es tanto más interesante por cuanto el buen desarrollo de tales programas no exigen del individuo unos niveles intelectuales muy altos. y de sus tutores. más eficaces. posee una reaccionabilidad y personalidad propias e intransferibles. resulta más difícil realizar un buen trabajo de investigación y de seguimiento que tenga en cuenta todas esas variables. Desarrollo de la funciones cognitivas en los alumnos con síndrome de Down. su mayor accesibilidad facilita el análisis de sus características. se les ve. y también por criterios de eficacia. Estos datos son orientadores sobre las expectativas del aprendizaje académico. Características generales de los alumnos con síndrome de Down INTRODUCCIÓN Las tres últimas décadas han visto cambiar sustancialmente la actitud y el interés por las personas con síndrome de Down y. como también los muestran en relación con personas que no tienen deficiencia alguna. el consumo. 2. Flórez. podemos afirmar que estamos siendo testigos de una positiva evolución en el desarrollo de las personas con síndrome de Down. por otra. laborales y de integración social son adecuados en su contenido y en el modo de llevarlos a cabo. la integración no debe ser sólo tarea de las personas con diferencias y/o deficiencias. EL PROCESO DE LECTURA Y ESCRITURA COMO HERRAMIENTA EDUCATIVA Intencionadamente nos hemos detenido a describir de forma particularizada la problemática que plantea el niño con síndrome de Down al educador y a la familia en la esfera cognitiva.funciones. la mejoría observada en sus niveles de desarrollo se mantienen elevados en comparación con los apreciados en épocas anteriores (Shepperdson. Tanto la investigación biológica como la investigación psicológica demuestran la existencia de una gran variabilidad individual entre las personas con síndrome de Down. ni aclaran qué aspectos de las distintas baterías o pruebas son los más significativos. . sin haber ahorrado la descripción de sus carencias y dificultades. aunque existan una serie de características comunes entre ellas. 1996). que son tan diferentes y difíciles de evaluar. en consecuencia. pero evidentemente. Constatamos igualmente que cuando los programas escolares. 3. al multiplicarse las variables ambientales de la integración social. la autonomía personal en la adquisición de conceptos y la capacidad de correlación. Todo ello significa que la tarea que tenemos por delante es grande si queremos detectar cuáles son la peculiaridades y características consiguientes a la patología cerebral del síndrome de Down. laboral. Si. A pesar de estas dificultades.

laboral. Características generales de los alumnos con síndrome de Down INTRODUCCIÓN Las tres últimas décadas han visto cambiar sustancialmente la actitud y el interés por las personas con síndrome de Down y. Facilita el desarrollo del lenguaje expresivo. Constatamos igualmente que cuando los programas escolares. en función de sus propios rasgos biológicos y de su devenir ambiental específico. Todo ello significa que la tarea que tenemos por delante es grande si queremos detectar cuáles son la peculiaridades y características consiguientes a la patología cerebral del síndrome de Down. ha aumentado extraordinariamente el número de trabajos de investigación y de publicaciones sobre sus características y sus posibilidades en todos los ámbitos de la vida: escolar. social. Desarrollo de la funciones cognitivas en los alumnos con síndrome de Down. ni aclaran qué aspectos de las distintas baterías o pruebas son los más significativos. conviven y participan en la comunidad. posee una reaccionabilidad y personalidad propias e intransferibles. y cómo estas características se expresan en una persona concreta que.4. se les ve. cuidados y educación durante las etapas tempranas de la vida. también ha servido para demostrar que todavía nos falta mucho por conocer. su mayor accesibilidad facilita el análisis de sus características. A pesar de estas dificultades. 1995. Flórez. podemos afirmar que estamos siendo testigos de una positiva evolución en el desarrollo de las personas con síndrome de Down. Y esto es tanto más interesante por cuanto el buen desarrollo de tales programas no exigen del individuo unos niveles intelectuales muy altos. muestran aspectos comunes con otras personas que poseen otras formas de deficiencia mental. Actualmente residen. Igualmente. Capítulo 1. resulta más difícil realizar un buen trabajo de investigación y de seguimiento que tenga en cuenta todas esas variables. Estos datos son orientadores sobre las expectativas del aprendizaje académico. al multiplicarse las variables ambientales de la integración social. aunque existan una serie de características comunes entre ellas. Si. laborales y de integración social son adecuados en su contenido y en el modo de llevarlos a cabo. Sólo así conseguiremos que nuestros programas de educación e intervención sean más ajustados y. Hay un hecho por encima de todos que conviene destacar. que son tan diferentes y difíciles de evaluar. 1996). por tanto. más eficaces. . Ello ha permitido conocerles más y mejor. la mejoría observada en sus niveles de desarrollo se mantienen elevados en comparación con los apreciados en épocas anteriores (Shepperdson. gracias a los progresos realizados en su atención. Tanto la investigación biológica como la investigación psicológica demuestran la existencia de una gran variabilidad individual entre las personas con síndrome de Down. por una parte. en consecuencia. como también los muestran en relación con personas que no tienen deficiencia alguna. se les trata. pero evidentemente. gracias a dichos programas podrán realizar toda una serie de actividades muy variadas que pueden aprenderse con metodologías adaptadas. no sirven para conocer las características propias de una persona concreta. por otra.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful