1

1

1 www.monografias.com 2 3 Efecto de la coinoculación de Pseudomonas putida y Glomus spp 4 sobre la absorción de 15N-urea en trigo sembrado en suelo calcáreo. 5 6 1. Resumen 7 Introducción 8 2. Materiales y métodos 9Resultados y discusión 10 3. Conclusiones 11 4. Referencias 12 13RESUMEN 14El suelo calcáreo limita la producción de trigo. Una posible alternativa de solución es aplicar 15rizomicroorganismos que favorezcan una mayor absorción del fertilizante nitrogenado y solubilizen el 16fósfato no disponible. Para ello, se coinocularon semillas de trigo con Pseudomonas putida y Glomus spp, 17aisladas de malezas crecidas exitosamente en un suelo calcáreo del Noroeste de México. En este 18ensayo el trigo se fertilizó con urea (UN) y superfosfato triple (PO) y medir la incorporación de fertilizante 19nitrogenado el isótopo estable del nitrógeno: 15N-urea. Las variables-respuesta empleadas fueron: 20nitrógeno total absorbido (Nt) y rendimiento. 21Los resultados muestran que el trigo coinoculado y fertilizado con una dosis de UN y PO inferior a lo 22recomendado, registró más Nt en el vástago: entre un 72.3 y 88.4%. En comparación con el trigo testigo 23(control relativo) fertilizado con la dosis máxima (100%) recomendada para la región. En el grano de trigo 24se detectó un 24.4% más de Nt, que en el trigo sin coinocular. Se obtuvo un rendimiento similar en el 25trigo coinoculado, con la dosis reducida al 50% de UN y PO. Que en el trigo usado como control relativo 26con la dosis 100%. 27Estos resultados apoyan el efecto positivo de la combinación P. putida y Glomus spp, sobre la absorción 28radical de urea y PO; y el impacto positivo sobre el rendimiento de trigo. Similar al registrado en el trigo 29con la dosis 100 % de UN y PO, pero sin inocular. Al reducir el nivel de UN y PO, la cantidad de 15N 30proveniente de la urea en el trigo coinoculado, fue mayor que, en el trigo usado como control relativo. Se 31concluye que la coinculación, es favorable para la producción de trigo en un suelo calcáreo, a dosis 32reducida de UN y PO. 33Palabras clave: rizomicroorganismos, promoción de crecimiento vegetal, suelos calcáreos. 34Nitrogen uptake and wheat yield response to inoculation with Pseudomonas putida and Glomus spp. 35 36 ABSTRACT 37 Wheat seeds of Mexico were inoculated with Psuedomonas putida and Glomus spp isolated from 38weeds colected from calcareous solis of north west of Mexico. Wheat was fertilized with urea (N) and 39phosphate (P). Also with 15N urea to determinate the total nitrogen (Nt) absorbed, variable-respond and 40yield of wheat plants. Wheat co-inoculated and fertilized with low rates of N and P, reached greater 41quantities of Nt in plantlets from 72.3 to 88.4% and seeds 24.4%. The yield of the co-inoculated plants 42was similar to the one obtained in the non-inoculated full fertilized ones. These results showed a positive 43effect of P. putida and Glomus spp. inoculation on wheat plants absorption of N and its growth using lower 44doses of N and P fertilizers. 45Key word: Rhizomicroorganisms, vegetal growth promotion, alkaline soils. 46 47 INTRODUCCIÓN 48El suelo calcáreo limita la disponibilidad de las formas combinadas de nitrógeno (N) y de los fosfatos 49(PO). Lo cual, aunado a la escasez de agua en regiones semiáridas del país, afecta la productividad del 50cultivo del trigo. Una alternativa para elevar su producción a un nivel rentable, es el uso de inoculantes 51biológicos. Así como la posterior reducción y fraccionamiento del fertilizante nitrogenado (FN) y los PO, 52para incrementar la baja absorción radical de ambos elementos aplicados como fertilizante.

Aristida 104spp. 79no necesariamente resuelve el problema de su inconsistente respuesta a la inoculación con 80rizomicroorganismos en suelo calcáreo. 74La estrategia común para seleccionar BPCV y HMA. que se hipotiza mejoran el funcionamiento de su sistema radical.. Una estrategia poco explorada. donde este problema es crítico. una de las principales causas del bajo 59rendimiento del trigo en este tipo de suelo (Marschner. Además. 103 Se colectaron tres especies de malezas asociadas al cultivo de trigo: Reseda luteola. la experiencia indica que está forma de selección microbiana. Fester et al. Para mantener su 54rendimiento y minimizar el exceso NH4. 1998). Aislamiento e identificación de rizomicroorganismos de malezas. 1998). sobre la absorción 98radical de 15N urea en trigo y ii) estimar el rendimiento de este trigo coinoculado con una dosis reducida 99de urea y fosfato en suelo calcáreo en el campo. 68Este HMA incrementa la absorción radical de los PO insolubles.. Esta clase de 83microorganismos se presume. que contamina el agua superficial y los mantos freáticos (Zapata. 1998).2 2 53Se calcula que estos valores entre un 24 a un 50% máximo es (Van y Hera. 65Azospirillum (García et al.. recomendadas para el agricultor. Bacillus (Bashan. tienen ventaja ecológica sobre rizobacterias (RB) aisladas de plantas 84domesticadas. mejora la absorción radical del FN. Los cuales son estimulados por los exudados radicales (ER) 77de la planta (Patten y Glick. 93 A pesar de los esfuerzos para su control y/ó eliminación. Es el aislamiento de microorganismos nativos de 76la rizósfera de otras gramíneas cultivadas. Muñoz-García y Valdés. 1996). 78Sin embargo. consiste en aislar 82rizomicroorganismos de plantas silvestres.. al medio día y tarde de 29-35°C. su ya limitada disponibilidad química. en función del crecimiento. 2000. en comparación con trigo no inoculado. México tal situación es climática frecuente con temperaturas durante las mañanas de 91entre 8-10°C. son beneficiadas por estos 87microorganismos. Así como la posterior 62aplicación de una dosis reducida y fraccionada del FN y los PO. 2002) y hongos micorrízicos arbusculares (HMA). 56 La nutrición mineral del trigo. El género reportado en la literatura de HMA más común. en suelo calcáreo es crítica. con bacterias promotoras del crecimiento vegetal ó 61BPCV (Gyaneshwar et al. 1995). 551990). es Glomus (Xavier y Germida. pero 70que se fertilizan con elevadas dosis de FN y PO. México. 1998). se cortaron en segmentos de 5 cm. ello estimula su crecimiento y 72mantiene su rendimiento a dosis reducidas del FN y los PO. bajo carencia de 67los PO insolubles. benéfico para plantas... y Eruca sativa en la región agrícola cercana a Saltillo. para preparar diluciones en . por su adaptación a ambientes adversos: stress provocado por la falta de los PO solubles 85para la nutrición vegetal (Sánchez-Yáñez et al. que favorecen la absorción radical del FN en gramíneas 64son: Pseudomonas (Reis et al. del cobre (Cu 2+) y del 69cinc (Zn2+) en trigo.. estimulan el crecimiento y mantienen el rendimiento de trigo. y también del FN. 2002).. 90En Saltillo. competencia contra fitopatógenos de raíces. pueden reducir la dosis del FN y los PO. Se hipotiza que los rizomicroorganismos de 94malezas. De esa forma estimula su crecimiento. Sánchez-Yáñez et al. 1999). 100 101 MATERIALES Y MÉTODOS 1023. Coah. Se les eliminó el exceso de 105suelo de las raíces de cada especie. por diversos 88mecanismos para enfrentar con éxito tipos de estrés fisiológico: hídrico. Azotobacter y Burkholderia (Reis et al. pues parte de los PO aplicados se 57precipitan.. en especial si pertenecen a la 95misma familia. pero persistentes y exitosas en la naturaleza. bajar su costo de producción (Valdivia96Urdiales et al. Los objetivos de este trabajo 97fueron: i) evaluar el efecto de la coinoculación de Pseudomonas putida y Glomus spp.1. para la inoculación del trigo fertilizado con dosis 75bajas de FN y los PO. 1995). para soportar cambios drásticos de temperatura. Coahuila. 86En general las plantas silvestres que crecen en esta clase de suelo. Una posible alternativa para resolver este 60problema. al combinarse con calcio (Ca) ó magnesio (Mg) de las arcillas una de las causas principales. 2000. para la inoculación de trigo. aproximadamente de entre un 20 a 50% 73menos de lo recomendado para cada específica región (Fester et al. 63Algunos de los géneros reportados de BPCV. 1995). Las plantas silvestres son un ejemplo de malezas 92consideradas nocivas para la agricultura tradicional. 58Esto disminuye más. mantenimiento del rendimiento y 81ahorro del FN y los PO (Bashan. es la coinoculación del trigo a la siembra. 1999. 1999. 662000). Se reporta en consecuencia que la coinoculación del 71trigo con Pseudomonas y Glomus. Heungens y Parke. nutrimental ó ausencia de PO 89solubles. 1997).

0. MgSO4. mL L-1 de la solución 123de micronutrimentos (g L-1): H3BO3.. para determinar su peso seco. 124Enriquecida con el equivalente a 60 kgN ha-1. A cada uno se les designó como G1 a 148Glomus aislado de R. sativa (Valdivia –Urdiales et al. NaCl 0. De cada RB se usaron 2 mL de suspensión. la RB se cultivó en un matraz de 250 mL con 50 mL de caldo nutritivo (Bioxon). Na2MoO4. NaCl. que generó un 129incremento en el peso seco total del trigo.. putida. El reservorio contenía 500 mL de la solución nutritiva para plantas.01. crecidas en una mezcla de suelo-arena (1:4) esterilizada.7H2O 0. para inocular plántulas de trigo (var Pavón F12076). 1493. para el aislamiento de bacterias promotoras de crecimiento vegetal. sativa e inoculados en raíces de trigo. 0.2.1. 1999). 114crecida en un medio mineral. hasta obtener cultivos axénicos. en agitación a 152150 rpm a 30°C por 24 h. Así como su tolerancia a 200 µg 154mL-1 de trimetoprim-sulfametoxasol (Bactrin.02.02. 0. K2HPO4. putida se cultivó en matraz de 250 mL con 50 mL de caldo nutritivo. se seleccionó la RB aislada de Aristida spp. similar al peso seco registrado en las plantas. Las semillas de 140trigo se mojaron con sacarosa al 10% (p/v) y se inocularon con 0. que causaron el efecto positivo sobre el crecimiento del trigo. Las plantas de trigo se mantuvieron en invernadero (25°C/19°C) hasta la 126etapa 10. MgSO4. después se tiñeron con la 135técnica propuesta por Phillips y Hayman. medido como peso seco. 125recomendada para la región. se tomaron 10 plantas 127de trigo.02.05.005 y CuSO4. 1954).5.1 g de cada HMA. con base a su morfología colonial: las lisas redondas. 128 Con base al resultado obtenido.2H20 0. 0.02. 133 Los HMA se aislaron de malezas comunes de la zona: R. Preparación de los inoculantes. CaCO3 0.005. Para la inoculación del trigo. Al llegar a esta etapa fisiológica. pero 144fertilizado con la dosis 100% de UN y los PO. luego se lavaron cinco veces con agua destilada esterilizada. hasta alcanzar una densidad de 10 3 x 106 UFC mL-1. 0. se le marcó con antibióticos. 115 Para la inoculación de las RB en plantas de trigo. 145 Las esporas de los HMA. 0. en comparación con las plantas sin inocular. 0. MnSO4.7H2O. El . las semillas se desinfectaron con NaOCl (hipoclorito de 139sodio) al 10% por 3 min. 1563. Los HMA aislados de R. provocaron un 143aumento en su crecimiento. 157 P. Se 107sembró 0. 0. ZnSO4. molidas y tratadas con kanamicina 0. 111Las rizobacterias que crecieron. pH 7.8 x 103 UFC mL-1. en el sistema hidropónico de jarras de 121Leonard. (1970). Roche). 0. en forma de urea correspondiente al 50% de la dosis. cada una se multiplicó en matraz de 250 mL 116con 50 mL de caldo nutritivo (Bioxon).3 3 106agua destilada esterilizada: 0. CaSO4. Senofi). Luego P. de la clase que fija N2. 1999). en un medio de cultivo conocido como agar 108Ashby (g L-1): manitol 1. putida se sembró en agar nutritivo para determinar su resistencia153susceptibilidad a 12 antibióticos (multidiscos Gram Negativo. K2HPO4 0. sin nitrógeno combinado como el agar Ashby. Las raíces se 137secaron a temperatura ambiente. 109agar. 150 Para evaluar la colonización de P. luteola y como G2 al de E. tamizaron y decantaron (Gerdeman y Nicolson. 1963). sin inocular y 130fertilizadas con 120 Kg Nha-1 (100%) de urea. a una densidad de 9.5 de la escala de Feeke (Large. se molieron por separado en un mortero en asepsia (Luna y Sánchez138Yáñez.1 mL de la dilución: 10-5 de ésta suspensión-raíces. este matraz se agitó 158rotatoriamente a 150 rpm a 25ºC por 30 h.002.85%). en agitación rotatoria a 150 rpm a 30ºC durante 48 h. El inóculo de HMA se preparó con raíces de las 136malezas cortadas. Las 110cajas con agar Ashby después de sembrarse con estas diluciones.3. esterilizada de Jensen (g L1221): CaHPO4. Lo que además se confirmó con el patrón bioquímico típico de este género (Valdivia132Urdiales et al.02.1 g de raíces en tubos de 18 x 50 ml con 9 ml de agua destilada. Esta RB se identificó como Pseudomonas putida según el 131sistema BIOLOGMR.02. FeCl3. sativa. se incubaron a 30ºC durante 48 h. 151Para ello. Se 112seleccionaron las RB dominantes.5.1 gL-1 para eliminar bacterias. 0. Posteriormente se realizó su 147identificación como miembros del género Glomus (Morton. Marcaje de P. putida en las plantas de trigo. se lavó con solución salina por centrifugación a 1500 rpm. luteola y E. Para asegurar su recuperación de la rizósfera del 155trigo sembrado en campo. 1988). color crema y 113elevada producción de mucílago. 1. Estas son características presuntivas distintivas típicas de BPCV.05. Luego cada 117RB. Las raíces se 134separaron de la parte área.6. se 146separaron. determinada por la técnica de 119cuenta viable. se resembraron en el agar Ashby. para usar un inóculo de RB suspendido en 118solución salina (NaCl 0. 141 Estas semillas se sembraron en el sistema de jarras de Leonard en la condición previamente 142indicada. luego se lavaron con agua para eliminar el suelo.01. 1991). luteola y E.

que explica su elevada alcalinidad y con 170una concentración baja del fósforo aprovechable de 32. Mex y se calculó el porcentaje del 15N derivado de la urea (Zapata. putida utiliza los ER del trigo y que es competitiva contra la población microbiana nativa del suelo 207calcáreo. este suelo se clasificó como arenoso-limoso. 1996).5 x 105 a 4. 2001.92% (pobre). pH 8. 192Irapuato. putida por los ER. con un arreglo factorial de 195tratamientos con 4 repeticiones. 1996). Se 172trazaron parcelas de rendimiento de 4 m2 (2x2 m) con cinco surcos cada una. 168con un porcentaje en materia orgánica de 1. se trillaron mecánicamente y molieron 191a una partícula de 1. pertenecen a la misma familia (Thirup et al. 185 Para determinar el efecto de la coinoculación. 120 y 180 kg N ha -1. Los resultados se 199sometieron a análisis de varianza y comparación de medias mediante la prueba de Tukey (P<0. García et al. 165 Antes de la siembra del trigo. arcilla 23. Se reporta 206que P.8 106 UFC g-1 raíces. Las semillas de trigo se 174coinocularon con P. 203 La colonización del rizoplano del trigo por P. se fertilizó con el isótopo estable del nitrógeno conocido como 15N-urea. 2000). así como de E. con un nivel de nitrógeno total con un valor de 1690.0 mm. según la práctica cultural recomendada para la región. Siembra.3%. El inoculante a base de HM se preparó 163con raíces desinfectadas y molidas de R. putida y G1+G2 y se 189fertilizaron con 60 kg de N ha-1 y 40 ó 80 kg de P2O5 ha-1. pues ambas son gramíneas. una área de 1. 1933.. 171 El terreno se preparó con tractor. (b) G2. Como se presenta en la fig. 208La atracción de P.2 g de G1 y/ó G2 y 40 g del inoculante bacteriano.5%.. 200 201 RESULTADOS Y DISCUSIÓN 2023. 5. Lo cual probablemente favoreció la entrada de la UN y los PO. Se molió el grano y el vástago en molino eléctrico para cuantificar el porcentaje de 198nitrógeno total (Nt) por el método Kjeldahl y el rendimiento del grano (ton ha -1). por su adaptación a este ambiente alcalino (Valdivia-Urdiales et al. inoculado con P. se realizó un muestreó del suelo a 30 cm de profundidad y se 166determinaron algunas de sus propiedades físicas y químicas importantes para el ensayo como: textura: 167Arena 52. separados a 30 cm. para lo cual las semillas se mojaron 175con sacarosa al 10% y se mezclaron con 0. Diseño experimental y análisis estadístico 194 Se estableció un diseño experimental completamente al azar. Éste se maduró a 20-25ºC durante 16215 a 20 días hasta alcanzar una densidad de 3. limo 24%. marcado como 15N-urea. 1991). (d) P. con 10% de 187átomos en exceso de 15N. 180En referencia a la dosis del FN y fosfatos se evaluaron: 0. Se 173estableció como parcela útil. No 211se estableció diferencia significativa en la densidad poblacional de P.5. putida fue turba canadiense molida en molino eléctrico. putida fue de 1. se cosechó en forma manual y 197se trilló mecánicamente. Esto se apoya en que el trigo y las 210malezas de este trabajo. con un valor de carbonato total de 36. putida y G2.7 Dinámica de colonización de P. 1995) para ejercer un efecto positivo sobre la absorción 205radical de la urea por el trigo. Ambos fertilizantes se fraccionaron en tres partes iguales 182y se aplicaron manualmente en banda: al amacollamiento. putida 161se mezcló con la turba para obtener el inoculante usado en el campo. 12 h antes de la siembra. aplicadas como urea y 1810. P.01).4. putida+G2).5 mg kg-1 (muy pobre). 179 La dosis de fertilización química recomendada para la región fue de: 120-80-60 (INEGI. Chelius y Triplett.. sugiere que la maleza Aristida spp y el trigo comparten un patrón 209de productos de excreción radical similar. putida y Glomus spp.4 4 159soporte para el transporte de P. luteola. putida en el rizoplano del trigo.5 x 109 UFC g-1. para un tamaño 160de partícula equivalente a una malla de 2 mm y esterilizada en autoclave a 120ºC durante 2 h. Se analizaron por espectrometría de masa en la unidad del CINVESTAV.5%. inoculación y fertilización de trigo. La 176siembra se realizó por el método de chorrillo con una densidad de 150 kg de semilla ha -1. putida en el sistema radical del trigo .0 m2 cada una. 3 niveles de PO y 3 categorías de inoculación (sin 196inocular.3 (alcalino).12 % (muy pobre). 40 y 80 kgP205 ha-1 como superfosfato triple. sativa.0 m 2 con tres surcos centrales. 1990). putida+G1 ó con P. 4 niveles de urea. 2001.. 1643. durante las 177primeras horas del día para evitar el efecto biocida de la radiación solar sobre los microorganismos (Luna 178y Sánchez-Yáñez. y (e) P. Guanajuato. en la antesis y al inicio del llenado de grano 183(Van Cleimput y Hera. En siete microparcelas de 1. 60. Evaluación de la absorción radical del fertilizante adicionado. (c) P. sobre la absorción radical del N proveniente de la 186urea en el trigo.6. 1999). El trigo maduro. putida y G1. Para el análisis 190isotópico se cosecharon 20 plantas de trigo de cada microparcela. 1843. Las semillas de trigo se 188coinocularon con: (a) G1. reportado 204como suficiente (Simon et al.

8. empleado como control relativo 219fertilizado con 180 kg N ha-1 como urea y 40 kg de superfosfato triple. 250sobre el rendimiento del trigo con P.rano de trigo (Gyanesshwar et 227al. a la par con la solubilización de los fosfatos con un 244adecuado hongo micorrízico (Ames et al... recomendada para los suelos calcáreos del Noreste 247de México.3%. 257Lo anterior. fue similar al reportado en otras gramíneas (James. En comparación con los valores obtenidos en las plantas de 264trigo con la dosis 100% de UN y los PO.2%. Estos resultados muestran que una forma de resolver la absorción 241de la UN en el suelo alcalino. 223 La coinoculación del trigo con P. Fester et 261al. 1983). similar. 229 Además.5 de la escala 213Feeke (Large. Rendimiento de trigo. putida dominó la zona rizosfera del trigo. 2153. más de lo reportado en el Nt 221del grano del trigo usado como control relativo de un 14. 1999). que redujo la capacidad de absorción radical de la 232gramínea. 1999).4%. Lo que sugiere que la población de P. así como Glomus facilitó la solubilización de los 254PO.putida + G1 incrementó el 217contenido en Nt en granos del trigo a pesar de reducir la dosis de UN a 60 kg N ha-1. 2363. al inducir de la proliferación de 252pelos radicales. 2002). 1954).. Con un valor semejante a la concentración en el Nt del grano del trigo usado como control 228relativo. para un crecimiento sano del trigo y en consecuencia un aceptable rendimiento (Germida y Walley. En donde se informa que estos 262rizomicroorganismos favorecen la absorción de UN y los PO y que eventualmente pueden incrementar el 263rendimiento del trigo (Saubidet et al. mejoró la absorción de UN. es clave en el 258aprovechamiento racional de la UN y los PO. para aumentar la absorción radical.-1. 1998). para prevenir la pérdida de fertilidad del suelo y reducir el 259costo de producción del trigo. 214como se reporta en experimentos semejantes al de este ensayo (Saubidet et al. 1999). . al reducir la dosis de urea y los PO. Esto también indica que la dosis de UN recomendada para esta región de Coahuila. supone que ambos 251microorganismos contribuyeron en una mayor absorción de UN y los PO. putida + G1 con la dosis de 60 kg de N ha -1 como urea y 40 kg de P205 ha-1 (UN y PO 226dosis 50% menor). pero sin microorganismos. causó un incremento en el 224contenido de Nt en el grano de un 15. Este efecto positivo de la coinoculación.9. sobre el rendimiento alcanzado en el trigo no coinoculado empleado 246como control relativo con la dosis máxima de la UN. el Nt fue bajo a pesar de 230que se le fertilizó con la dosis máxima de urea (180 kg de N ha-1).5 5 212a diferentes niveles de UN ó de los PO. fortalece la hipótesis que la coinoculación con microorganismos. sin inocular.. en 233realidad supera la demanda real del trigo. medido como Nt en el g. 2. la Figura 1 muestra que en el grano del trigo sin inocular.. mediante sustancias promotoras de crecimiento vegetal (SPCV) por P.. En esta Fig. 2000. 243Bashan. 2002). 2002). 237 En la Fig. putida. 248En comparación con el valor del rendimiento en el trigo coinoculado. se muestra el rendimiento de trigo coinoculado con P. 225La mezcla de P. 2 también fue evidente el efecto negativo 245del elevado nivel de UN y de los PO. al Nt del grano del trigo usado como control relativo. Se reporta que este resultado pudo 231ser consecuencia del pH alcalino del suelo (8. 2551997). inoculadas con la combinación Pseudomonas y Glomus. 216 En la Figura 1 se muestra que una correcta combinación de P. Además se 220determinó un aumentó en el Nt del grano de trigo coinoculado de un 24. que 253incrementó la absorción de UN en las raíces del trigo. que alcanzó un valor similar al logrado en el trigo usado 239como control relativo con la dosis 100% de UN y PO recomendadas para la región de 160 kg N h -1 como 240urea y 40 kg P ha-1 como superfosfato. putida+G1 con la dosis 60 kg 238de N ha-1 como urea y de 40 kg de P205 ha-1. 249el cual fue superior en un 20% al valor del trigo no coinoculado. este valor fue 218semejante al registrado en la concentración del Nt del grano del trigo. como tampoco en la etapa de crecimiento 10. Contenido de Nt en el grano del trigo. sin inocular y la dosis máxima de UN y los PO.. en comparación con la absorción radical de UN y los PO en el trigo sin coinocular y fertilizado con 256la dosis 100% de UN y los PO. en suelo calcáreo. 2004.3). agrava la ya crítica pérdida de fertilidad del suelo y 234contribuye a la contaminación de aguas superficiales y manto freático (Valdivia-Urdiales et al. El efecto de la coinoculación en el trigo fertilizado con el 26050% de la dosis de la UN y los PO. putida y Glomus (Valdivia-Urdiales et al.putida y G2. 235por el excedente de UN no absorbido por el trigo. no necesariamente aumentando la dosis de UN y de los PO y por el 242contrario apoya usar la coinoculación con rizobacterias promotoras de crecimiento vegetal (Galván. sin UN y los PO. pero no inoculado y con la dosis máxima de 222urea de 160 kg de N ha.

para 295una mayor absorción de UN. 1999). 288quienes señalan que la absorción radical del 15N-urea. 1982).6 6 265 266 267El efecto de la estimulación del crecimiento del trigo por P. Tanto en la raíz como en el 281vástago del trigo coinoculado con P. se determinó un incremento en la absorción del NdF marcado como 15N. fenómeno que se reporta en la 269naturaleza. putida y los hongos micorrizícos: G1+G2. similar de UN marcado con 28615N. inoculadas con una mezcla de hongos 300micorrizícos. 276putida + G1 y la dosis reducida de 60 kg de N ha -1 como urea y con 40 kg de P205 ha-1. putida + G1 y la dosis 50% de UN y los PO absorbió un 54. sobre el N total en el grano del trigo. 1997). varía entre un 23 al 51%. por interacciones ecológicas de este tipo y/ó simbioticas: raíz-microorganismo. Valdivia-Urdiales et al. Estos 283datos apoyan una actividad favorable de promoción del crecimiento vegetal estimulado por P.. putida y Glomus favorecen una mejor actividad fisiológica de las raíces del trigo. de un 44% de N 293absorbido con la dosis máxima de UN y los PO. se muestra que la absorción de UN marcada con el isótopo estable 15N fue de un 27544%. 2721983). El trigo 290coinoculado con P. Este dato reafirma la necesidad de seleccionar correctamente una combinación rizobacteria 301y hongo endomicorrízico que realicen una acción sinérgica en la absorción de UN y PO (Valdivia302Urdiales. 1997). 3. 274 En la Fig. como en el 270caso de suelos calcáreos que tienen deficiencia de estos elementos esenciales para cultivos agrícolas 271como el trigo (Carlsson y Huss-Danell. comprobado con 277el isótopo estable 15N-urea. como se reporta en 299otras gramíneas y leguminosas (Xavier y Germida. 1996).. Ames et al. En el vástago del trigo coinoculado con P.urea. apoya una acción 268sinérgica de ambos. probablemente por la competencia entre las especies de Glomus. Absorción radical de 15N urea. Estos resultados apoyan que una adecuada selección y 294combinación de P. Requena et al. una disminución en la 280concentración del NdF medido como 15N-urea absorbido por la planta. En algunos casos se registró.5% del nitrógeno derivado del fertilizante 278(NdF). 303 304Figura 1. que registró que absorbió un 54. 287 Estos resultados coinciden con diversos reportes al respecto (James. Este resultado fue similar al NdF registrado en los vástagos de trigo usado como control relativo 279con la dosis máxima de UN y los PO no inoculado. hubo una 296mayor solubilización de los PO (Reis et al.. 298putida+G1+G2. . 2002. 289dependiente del tipo de rizomicroorganismo inoculado en cereales (Sanford y Mackown. registrado en el trigo usado como control relativo con la dosis máxima de UN y los PO. 1987. putida y Glomus spp. 282 En general. Simultáneamente y en consecuencia de la acción de Glomus. putida 284(Saubidet et al. que aumentó en un 44% el ingreso de 285la urea en el trigo. en el trigo usado como control relativo y sin coinocular.. Este efecto se apoyó por el valor del N 15 de esta planta.. 2001. lo que se 291confirmó por la concentración del contenido en 15N en el vástago. 2000. Dukestra et al. 292 A diferencia de lo registrado en el vástago del trigo usado como control relativo. 2734. Clark y Zeto. 2000. Simon et al. 2001. 2000. Valdivia-Urdiales.. Xavier y Germida. 2003. 2000). Efecto de Pseudomonas putida+Glomus spp.5% más UN.. en genotipos de trigo. 297 La absorción radical medida con el 15N-urea. decreció en el trigo coinoculado con P. para aumentar la absorción radical de UN y los PO.

313Leyenda igual que Fig.1.7 7 305 306 307 308 309 310 311 312Figura 2. 314 (b) . sobre el rendimiento de trigo. Efecto de la inoculación de Pseudomonas putida+Glomus spp.

Trigo usado como control relativo sin inocular y con 323120 kg de N ha-1+80 kg de P205 ha-1. P.putida+G1. G1. P. putida+G2.p+Gi P. sobre la de absorción de 15N322urea en vástago y grano del trigo a 60 kg de N ha -1.8 8 316 317 318 319 320 321Figura 3. Efecto de la inoculación con Pseudomonas putida y Glomus spp. putida +G1+G2. P.p+G2 CA CR . G2. 324 325 SI P.

Norte y Centro América. por los análisis isotópicos de muestras vegetales. sugiere que la coinoculación es una alternativa viable. Juan José Peña-Cabriales y M. para 336la producción de trigo a dosis reducidas de UN y los PO en suelos calcáreos. 347 348 REFERENCIAS . Además. común en algunas zonas productoras del 339noreste de México.C.9 9 326 327 328 329 330 331 332 333 CONCLUSIONES: 334 El efecto positivo de Pseudomonas putida y Glomus sp sobre la absorción radical de urea 335marcado como 15 N-urea en plantas de trigo. Al proyecto 2. México. 342 Al apoyo del Instituto de la Potasa y el Fósforo.C.7 de la CIC 344de la UMSNH (2005-2006) por la facilidades para su publicación. Lo cual evita el incremento 337en las dosis de UN y un mayor costo de producción del cultivo. reduce la aplicación de un exceso de UN y PO que contribuyen a la pérdida 340de materia orgánica en el suelo y provocan contaminación de agua superficial y subterránea.. La coinoculación contribuye en la solución 338del problema del bajo rendimiento del trigo en suelo calcáreo. 341 Agradecimientos. Irapuato. A Grano 346Beatriz Noriega-Gamboa por su trabajo secretarial. A. A la 343Agencia Internacional de Energía Atómica Research Contract D1-MEX-1994. Gto. 345Antonio Vera del CINVESTAV-IPN. U. Al Dr.

2000.K.N.D. J. G. Marschner. Parekh. L. Plant and Soil. 28: 1495-1503. D. Lat. L. New Phytol.. 46: 235-244.. Nitrogen fixation in endophytic and associative symbiosis. México. and Glick. 1995. D. Chelius.L. A. Spores of mycorrhizal endogone species extracted from soils by wet sieving and decanting.) mediante labranza de conservación. E..M. Bashan. F. CH. P.L. C.. USA. J. Scholten. 394 39520. MK. 357 3585. Kumar. Patten. 1996. R.K. Trans. Hwitts Lane Wymondahm NR18. Soils. Tecomán. Universidad Autónoma de Nuevo León. and Triplett. a vesicular-arbuscular mycorrhizal fungi. 376 37712. Hyphal uptake and transport of nitrogen from two 15N-labelled sources by Glomus mosseae. 566-595. J. Carlsson. J.A.H. M. and Cambardella. 353 3543. and Nicolson. 2000. Y.C. Poole. Col.P.P. Sistema sostenible de producción de trigo (Triticum aestivum L. 378 379 38013. p: 10-30. nomenclature and identification. L.M. J. y Sánchez-Yáñez. ISBN 970-13-1678-9. Effects of biocontrol bacteriun Burkholderia cepacia AMMDR1 on two oomycee pathogens of pea (Psium sativum L). 2° ed. 1996. Large. 3°ed. 2002. 1995. 370 37110. Morton. 66:5192-5200. Fester. Geografía e Informática (INEGI). Tesis Doctoral. Plant Pathol. P. E. 1988. México. Facultad de Ciencias Biológicas.M. S. Manual de prácticas de microbiología del suelo. Soil Biol Biochem. and Strack. Amer.B. 1991. Rev. The population dynamics of maize rhizoplane inoculated with Pseudomonas and Azospirillum. K.. G. P.K. Heungens. García.M. Mycorrhiza 8: 241-246. 2000. 398 39922. E. 1983. Improved procedures for clearing roots and staining parasitic and vesicular-arbuscular mycorrhizal fungi or rapid assessment of infections. Accumulation of secondary compounds in barley and wheat roots in response to inoculation with arbuscular mycorrhizal fungus and co-inoculation with rhizosphere bacteria. Microbiol 98:3795-3801. W. O. J. 392 39319. Respuesta del maíz (Zea mays L. 253: 353-372. 1970. Fert. Peña-Cabriales. Nitrogen fixation in perennial forage legumes in the field.W. and Van Veen. Instituto Nacional de Estadística. Colonization of wheat seedling (Triticum aestivum) roots by Pseudomonas fluorescens and Bacillus subtilis. 1999. and Parke. Plant growth-promoting rhizobacteria alter rooting patterns and arbuscular mycorrhizal fungi colonization of field-grown spring wheat. Ed. 32: 276-324.95: 381-396. H.J.) a la inoculación con bacterias fijadoras de nitrógeno. Terra 13: 71-80. pp:1-20.10 10 3491. 396 39721.J. Mineral acquisition by mycorrhizal maize grown on acid and alkaline soil. Muñoz-García. Biotech.B. Model system for the analysis of a biological process. and Valdés. y Sánchez-Yáñez. Clark. 350 351 3522. 365 366 3678. 368 3699. 381 382 38314.A. Role of Pseudomonas putida indolacetic and in development of the host plant root system. Mycol. El Sector Agropecuario en el Estado de Coahuila. Phillips. Biology and Fertility of Soils 23: 113-120. 386 38716. 65:197-209. and Hayman. and Walley. pp. 38817. Appl. Moreno. 362 363 3647.. James.M. M. Biol.L. Environ.S. J.Appl.N. Germida. 60-80.. 1954. Porter. K. 2002. Growth stages in cereals.. England. Soc. 4: 41-46. Horizon Scientific Press. Maier. 3:128-129 Luna. 1998. Inoculants of plant growth-promoting bacteria for use in agriculture. A. J. Monterrey.R. R. Mycotaxon. G. C. 1963. 400 401 Ames.S. 1997. Taxonomy of mycorrhizal fungi: classification.Mycol. 2003. Res. T. Gerdeman.J. 2004. Brit. N. Galván. 389 390 39118. H. and Huss-Danell. Field Crop. and Zeto. B. 1987. Microbiol. 1995. 355 3564.Soc.E. Zoospore homing and infection events. Plants and Soil 245: 83-93.Z. T.N. Academic Press Limited. Reid. Microbiol. Trns.Br. México. 359 360 3616.N. J. 372 373 374 37511. Universidad de Colima-Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Prokaryotic Nitrogen Fixation.F. abono verde e inoculación con Bacillus cereus. pp: 120-143. 55:158-161 . Dukestra. Mineral Nutrition of Higher Plants. G. Advances 16: 729-270. 37: 305-313. 384 38515. Environ. Role of soil microorganisms in improving P nutrition of plants. Gyaneshwar.

.M. Xavier. Vienna.I.. 2. 2001. C. Coahila. 1990. Nava. 67: 514-520.E. J..M y Sánchez-Yañez. D. Mex. B. 425 41:231-237. Fernández-Brondo. and Goodman. M. Baldani. Genet.M. Mich. Guenthner. Efecto de la coinoculación de Pseudomonas putida/Glomus spp sobre la 427 absorción de nitrógeno y fósforo en trigo. F. 1998.. Rev. Cortés. 40424. B. Simon. 414 2001. Sci. 405 Management of indigenous plant-microbe symbioses aids restoration of decertified 406 ecosystems..V.. Baldani. Requena.. Growth response of lentil and wheat to Glomus clarum NT4 430 over a range of P levels in a Saskatchewan soil containing indigenous AM fungi. México. Appl.M. B1 Instituto de Investigaciones Químico Biológicas. and Hera. Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro. Crit. The effect of inoculation with Azospirillum 417 brasilense on growth and nitrogen utilization by wheat plants. H. Lat. Thirup.7944. 441**Microbiología ambiental. 442autor correspondiente 443syanez@zeus.J. 41829. Influence of tomato genotipe on growth of inoculated and indigenous bacteria in the 415 spermosphere. 436 437 438Blanca Valdivia-Urdiales* 439Juan Manuel Sánchez-Yáñez** 440*Departamento de Suelos. J.. and 408 Valdivia-Urdiales. 445Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. 19:227-247.A.J. Plant and Soil. and 419 actinomycetes en barley roots affected by the antagonistic strain Pseudomonas fluorescens DR54 420 and the fungicide imazalil. Pérez-Solis.M. pp:1-13 y 80-109. 42130. and Mackown. L. and Winding. Mycorrhiza 7:3431 8. E.. D. M. 43234. Smith.I.. 433 En: Empleo de técnicas nucleares en los estudios de la relación suelo-planta. J. 41327. B. C. R. 41628. J. Saltillo. Valdivia-Urdiales. V. 311 DI-MEX. J. G. C. B. 2001.. Jeffries. 2002. Saltillo. Sanford.M.P.. 435 Austria. cultivado en suelo calcáreo. Effect of bacteria and humic acids on the yield of wheat under 409 irrigation. Van Cleimput. Agencia Internacional de Energía Atómica pp 43-45.V. P. Efecto 424 de la coinoculación con Glomus spp y Pseudomonas putida en trigo. Morelia.M. Tesis doctoral. Environ-Microbiol 67:495-498. 40725.G. Technical report. J. de Microbiol. Environ Microbiol. N. Azcón-Aguilar.C. R.A. A. Variation in nitrogen use efficiency among soft red 412 winter wheat genotypes. N. 1982. Environ Microbiol. 1997. K. Appl. and Germida. 67: 1147-1153. 42331. Handelsman. 42632. Coah. México. 72: 158-163. Valdivia-Urdiales. Experimentación sobre el terreno en estudios realizados con ayuda de isótopos.. Jimenez. Succesion of indigenous Pseudomonas spp. Austria..J. L. Saubidet. Johnsen.. R. Appl. J. J. Viena. Sánchez-Yañez. Appl. 42933.umich.mx 444Ed. J. Caracheo. and Barea. 245: 215-222. VLD and Dobereriner. J. and Barneix. Galván. A. 1996. Zapata. Fatta. Rev.. 2000. Terra 14: 40-58.J.T. O. Plant.M.. Dodsworth. Universidad 428 Agrícola Autónoma Antonio Narro.. 1999. Research contract No.11 11 40223. 2000. 41126. Biological dinitrogen fixation in 403 gramineae and palm trees. Fertilizer nitrogen use and efficiency in different cropping 422 systems. Peña. Reis. Colección de 434 cursos de capacitación No.. 410 pp:13-20. 446 . IAEA.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful