You are on page 1of 1

EEN C U EA C IR O S DUC NT ÓN

ADMIRABLE

C

omo “una máquina”, así definirían muchos a María Jesús Camino (www.mariajesusmusica.com), una de las personas más activas en la difusión de todo tipo de ideas y prácticas educativas relacionadas con la música, y en particular con los recursos que hay en internet para la educación musical. Profesora del Instituto de Educación Secundaria San Miguel, en Meruelo, Cantabria, es entre otras cosas autora del blog Recursos musicales, que recibe una media de cuatro mil visitas diarias. Esta pianista/organista incansable lleva años difundiendo su ingente trabajo y el de muchas personas que han encontrado en internet la herramienta soñada para ofrecer a sus alumnos una variadísima gama de recursos. Hace años María Jesús se imaginaba escribiendo un libro de texto que respondería a sus necesidades pedagógicas en el aula. La aparición en internet de los blogs, los marcadores sociales y muchas otras herramientas le hizo darse cuenta de lo pequeño que quedaba el libro de texto: internet se convertía a la vez en fuente y archivo de cientos y miles de posibles propuestas pedagógicas. Un poco de todo Es difícil resumir todo lo que María Jesús Camino ha reunido en la red bajo licencia Creative Commons, es decir, abiertamente compartido: libros, partituras, vídeos (su canal propio de vídeo supera las 50.000 reproducciones), mapas conceptuales (como por ejemplo el que muestra los blogs y webs de educación musical distribuidos por comunidades autónomas), tutoriales, audiciones, proyectos colaborativos, juegos, bases de datos, presentaciones, webs, grabaciones, software, imágenes, ejercicios y todo lo que pueda imaginarse. Muchos de los materiales son materiales creados por otras personas que ella reseña por su interés para el trabajo de aula. Otros son materiales propios creados para o con sus alumnos del IES. Llama la atención la tranquilidad con que ha hecho este trabajo. Resulta imposible calcular las miles de horas dedicadas a una tarea de la que pueden beneficiarse tantas personas. Lo que comenzó siendo un repositorio de ideas propias y ajenas aplicables a la clase (nunca recomienda algo que no ha probado antes en clase) se ha convertido en un riquísimo archivo consultado por miles y miles de personas. Así comenzó a reunir lo que le parecía que podía serle útil: organizó la información de forma que ella misma podía encontrarla fácilmente. De esa forma, el paso a compartir a través de internet con el mundo entero resultó natural. A ella le gusta comprobar que lo que hace, pensado para un grupo de alumnos de Meruelo, municipio de menos de dos mil habitantes, puede circular por el mundo entero. Recibe con satisfacción mensajes de España y de Iberoamérica y sabe que es muy importante mantener el adecuado equilibrio entre esos dos mundos: el aula y la red. El contacto con los alumnos, el comprobar qué cosas funcionan y cuáles no, es algo que nunca termina. El aula es el único banco de pruebas real y adentrarse demasiado en internet apartándose de la clase nunca le ha atraído. María Jesús disfruta especialmente visitando blogs de otros docentes. El mundo de los blogs, que no tiene muchos años de vida, ha abierto nuevas perspectivas. Especialmente, según María Jesús, en los dos últimos años. Eso

ha supuesto un aumento notable de recursos específicos creados por docentes para trabajar con sus alumnos. El blog de aula, en el que se reflejan las cosas que suceden a lo largo del curso y se explica el proceso seguidos para llevarlas a cabo, es una de las mejores formas de acercarse a la práctica educativa. A veces reproduce lo que ha visto, otras lo modifica o lo adapta. El nivel con el que más le gusta trabajar son los grupos de primero de la ESO (12-13 años). Cuando lo hace, sabe que estará dos años con ellos. Durante el primero alcanza un nivel de confianza en determinadas herramientas que hace que al principio del segundo curso apenas haya que explicar cuestiones de nuevas tecnologías, redes, dispositivos, etc. María Jesús señala lo fácil que es pensar en la clase de matemáticas como una clase bien aprovechada mientras que la clase de música se entiende como una forma agradable de pasar el tiempo. Lleva años demostrando que se trata de prejuicios que no se corresponden con la realidad. La nueva ley que tramita el gobierno reduce drásticamente la presencia de la música en los institutos a favor de materias llamadas, paradójicamente, instrumentales. Para ella internet es, además de una fuente de recursos, un inesperado punto de encuentro en el que ha conocido a personas cuyo trabajo dignifica la educación. Sabe que la nueva ley supone un retroceso importante y no puede evitar sentir, por ella y por otros, cierto desánimo.

Pedro Sarmiento
educacion@scherzo.es

106