TITULO: “VIVE, APRENDER”.

SIENTE,

DISFRUTA,

PREPARATE

PARA

NOMBRES DE LOS COORDINADORES: 1. OMAIRA HERNANDEZ ARMAS. 2. FRANCISCO MEDINA IZQUIERDO.

CEIP VALVERDE CURSO: 2008-2009

PROYECTO DE MEJORA: Modalidad C (proyectos de mejora del
equipamiento didáctico). Actualización y mejora de los recursos didácticos del aula de psicomotricidad.

1. JUSTIFICACIÓN/FINALIDAD
El aula de psicomotricidad debe plantearse como un recurso que favorezca el desarrollo infantil, teniendo en cuenta que la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación (LOE), propone como finalidad de la educación el contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los ninos/as. Por otro lado, la LOE recoge alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo, los cuales presentan dificultades de en los distintos ámbitos del desarrollo. Con la psicomotricidad y los recursos materiales y personales, pretendemos contribuir a dicho desarrollo. Se pretende que los materiales nos permitan trabajar diferentes conceptos, como, por ejemplo, los espacio-temporales, a la vez que

permitan a los alumnos dar rienda suelta a su imaginación, favoreciendo sus posibilidades motrices y expresivas. Nos apoyaremos de los materiales, los compañeros y los profesores para ofrecer al alumno la seguridad suficiente para explorar el espacio con confianza. Los profesores seremos meros guías en su aprendizaje. El aula de psicomotricidad abre un campo para trabajar con alumnos de diferentes ciclos como son la etapa de infantil y primaria, para sentar las bases de futuros aprendizajes.

2. OBJETIVOS:
• Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias. • • Observar y explotar su entorno familiar, natural y social. Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades

habituales. • • Desarrollar sus capacidades afectivas. Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos. • Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión. • Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lectoescritura y en el movimiento, el gesto y el ritmo.

3.

ACTIVIDADES,METODOLOGÍA Y EVALUACIÓN.

ACTIVIDADES/SESIONES
Las sesiones mantendrán siempre la misma estructura por norma general, variando en cada una de ellas los materiales, la combinación de los mismos y la distribución de estos en la sala, en función de la evolución del propio juego y del grupo. Las sesiones durarán aproximadamente una hora, lo cual variará en función de las necesidades. Esta estructura de las sesiones consta de: - Un ritual de entrada: Entrada al aula , descalzarse, y exponer las normas establecidas en la sala. - Juego sensoriomotor: este es el momento para el juego libre y espontáneo donde con total libertad se desplazan por la sala liberando su impulsividad sin ser culpabilizado, desarrollando acciones motrices como: caídas, giros, balanceos, saltos, etc. Para ello, ofrecerá seguridad la proporción y disposición de materiales como: Colchonetas, cojines, cuerdas, etc. - Juego simbólico: es el lugar donde se transforma lo real en imaginario, donde los niños y niñas pueden vivir sus deseos y fantasías sin ser culpabilizados. - Vuelta a la calma o relajación: En este momento lo que se pretende es bajar el tono muscular, lo que comúnmente conocemos como relejarse y descansar, momento, además de favorecer las relaciones afectivas, de cariño y respeto para con los iguales y con los adultos. Contribuye como momento de transición a la representación y verbalización.

- La representación y verbalización: este es un momento dedicado a manifestar lo vivido en la sala, a través del dibujo, el modelado o las construcciones. También se plantea la verbalización acerca de lo ocurrido en la sesión ayudando al alumno a tomar conciencia de sus vivencias, trabajando no solo el lenguaje expresivo si no también la memoria a corto plazo y la capacidad de abstracción.

METODOLOGÍA La práctica psicomotriz se basará en el juego libre y el respeto a la espontaneidad para favorecer la expresividad del alumno, todo ello partiendo de los siguientes principios metodológicos que se ajustan a los que la ley plantea (LOE): – Metodología activa. – Adecuación de la enseñanza a la manera de aprender de los alumnos. – Organización del aprendizaje de forma global. – El aprendizaje significativo. – Que el alumno sea el protagonista de su propio aprendizaje, desarrollo y evolución.

EVALUACIÓN

En cuanto a la evaluación encontraremos diferentes formas o medios para llevarla a cabo como: – Recogida de información de cada niño, sin hacer juicios de valor.

– Observación: situación de seguridad, que le permita actuar libremente. – Relación con los materiales, con los iguales y con los adultos, manifestando sus formas de relación, su forma de ver y entender el mundo. – A partir de la observación podemos ajustar nuestra intervención. – Partimos de unos parámetros que nos permiten ver la expresividad motriz de cada niño. – Los dibujos y las representaciones como instrumento de evaluación.

Como en todo proceso de enseñanza aprendizaje debe de haber una evaluación inicial, continua y final. La evaluación inicial nos sirve para conocer en momento se encuentra el alumno y plantearnos hacia donde queremos llegar, para planificar nuestro proceso de enseñanza. La evaluación continua nos permitirá ver la evolución del alumno y/o replantearnos nuestra planificación. La evaluación final, para ver los logros o progresos alcanzados por el alumno.