qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfgh jklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvb MITOS DE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA nmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwer tyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx

cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio pasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghj klzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc
6 de noviembre de 2012 Presenta la Lic. Estefanía Ramírez Rojas

MITOS DE EDUCACIÓN A DISTANCIA
En el artículo de “Mitos de la educación a distancia y las nuevas tecnologías” publicado en Junio de 2002 en la “Revista Iberoamericana de educación a distancia” por Roberto Aparici, distinguido director del máster profesionalizante “redes sociales y aprendizaje digital” y del programa doctorado “comunicación y educación en entornos digitales” en la Universidad Nacional de la Educación a Distancia (UNED) de Madrid, España; es experto en comunicación educativa, plantea la necesidad de un cambio que no pasa tan solo por la implantación de nuevas tecnologías, sino por una educación fundamentada en paradigmas participativos, en la construcción del conocimiento colectivo y en el acceso a las herramientas que permitan interactuar con esta hibridación de lenguajes en el contexto de convergencia mediática en el que nos encontramos. El autor expone el desarrollo de la educación a distancia, fue generada la sociedad la sociedad informatizada por la revolución industrial y el cambio tecnológico, es la principal fuente de riqueza y es la base para la organización económica, política y social; propone un nuevo principio de estructuración y estratificación social donde las diferencias están marcadas por la riqueza o la carencia de información que posee cada persona. Las nuevas tecnologías de la información constituyen uno de los elementos claves y su incorporación en contextos educativos en función del modelo económico actual, suele implicar un uso mecánico y eficientista, este modelo casi uniforme y extendido a escala mundial no sólo es fomentado por las empresas sino también por los propios administradores educativos. Los mitos de la educación a distancia surgen por la influencia de la informática y los sistemas tecnológicos digitales de comunicación, los cuales están provocando cambios en la mentalidad de la gente, con apoyo del marketing para reforzar los siguientes mitos arraigados en la sociedad:

El mito de las nuevas tecnologías producen bienestar universal en todo el planeta. Las nuevas tecnologías hacen creer a los ciudadanos que con conocimientos tecnológicos van a estar preparados para insertarse en la sociedad de la inseguridad, del desempleo y la injusticia, por lo tanto, la gente tiende a dedicarse cada vez más a tareas vinculadas con la información; entonces los países más industrializados del mundo inclinan sus actividades laborales hacia la información y reducir su trabajo productivo manual. La falta de tecnología unida al exceso de población es la causa de las pocas posibilidades de desarrollo de algunos países. ● El mito de la educación a distancia suele exponerse como un modelo democrático de enseñanza que permite que todo el mundo pueda acceder a él y ahora con las nuevas tecnologías será aun más fácil. Tait señalaba que es muy fácil imponer una dirección totalitaria en los centros de enseñanza a distancia donde no hay lugar para la residencia o radicalismo estudiantil. Para que la democracia tenga lugar en los sistemas de enseñanza a distancia Chesterton insistía que el profesorado debe en todo momento vigilar los valores y supuestos que transmiten sus lecciones, encontrar el modo de que los alumnos puedan influir en mayor medida en los programas y animarles a que pongan en tela de juicio todo cuanto aprendan. Las nuevas tecnologías permiten establecer una comunicación on line y tener un papel mucho más activo en la construcción y desarrollo de un curriculum. La educación a distancia genera la voz y la palabra a los alumnos de un curso porque la tecnología nos permite superar el juego imaginario de comunicación diferida. ● El mito de las nuevas tecnologías pueden cambiar el sistema de educación a distancia. No sólo se trata de que se reproduzcan los mismos ejemplos utilizados en otros medios sino que también se repitan modelos comunicativos y concepciones reproductoras de M proceso de enseñanza de aprendizaje. La educación debe convertirse en un proceso cooperativo entre

profesores y alumnados, donde ambos, en particular estos últimos, asumen una mayor responsabilidad individual y colectiva; en el que los conocimientos están distribuidos en redes donde todos deben de aprender a buscarlos, analizarlos, elaborarlos y aprovecharlos. En las instituciones académicas el desarrollo de nuevas tecnologías no ha puesto en marcha una transformación de los modelos comunicativos y educativos. Las tecnologías utilizadas en la educación a distancia han pasado por cuatro etapas: Primera etapa: caracterizada por el dominio del material impreso, textos y manuales, por correspondencia e intercambio de documentos. Segunda etapa: que denominamos analógica caracterizada por la utilización de televisión, vídeos, programas radiofónicos. Tercera etapa: se incorpora la informática a los procesos de producción tecnológica de materiales. Cuarta etapa: que denominamos digital y donde se integran los diferentes medios tecnológicos a través de redes como Internet u otros canales de distribución digital. ● El mito de las nuevas tecnologías de la información favorecen la comunicación entre todos. La educación a distancia además de ser un sistema o modalidad educativa es un sistema de comunicación, se basa en los modelos matemáticos de la información y es de carácter transmisión, unidireccional, y de feed-back diferido. Las tecnologías actuales comienzan a permitir una comunicación en tiempo real y la puesta en práctica de otros modelos de comunicación. Existe el problema de la limitante llamada economía para desarrollar proyectos de comunicación digital integrando diferentes medios, es la mayor desventaja de la tele-educación respecto a la educación gratuita. ● El mito de la globalización. La información y la comunicación son formas de organización M mundo, donde las diferentes sociedades están día a día mas interconectadas entre sí. Para Regín Debray (1995) cada paso adelante en la unificación económica del mundo suscita compensación un paso atrás en el piano cultural y político. El concepto de la globalización de la economía implica también la mundialización de los intercambios culturales. Mattelart(1995) advierte en este sentido que la globalización no es incompatible con el aumento de las desigualdades, que le pertenece a los especialistas de marketing y gestión. En la década de los sesenta McLuchan recalco la expresión “aldea global”, pero esta idea comenzó a imponerse hasta finales de los ochenta con la globalización de la economía. La globalización puede resumirse como una política de todo en el mercado, alcanzado esta filosofía neoliberal a la educación, se producen en los siglos XVIII y XIX cuando las potencias coloniales transfirieron e impusieron sus sistemas educativos a otros países. En este sentido Noel F. McGinn afirma que antes de la actual ola de globalización, todos los pueblos del mundo se vieron afectados por los valores occidentales y por la penetración de fuerzas económicas externas. Todos los Estados nacionales ya existentes antes de 1945 poseían un sistema de educación con objetivos, estructuras y contenidos claramente similares a los de los demás países. La mayoría de los países independizados después de 1945 trataron de desarrollar los sistemas instalados por sus respectivas potencias coloniales, modificando apenas sus procesos y contenidos. La educación desde la perspectiva M nuevo orden económico, se le considera como una fuente de gastos. Los tres criterios y el tipo de formación en los individuos que se le exigen a la escuela para adecuarse a los planteamientos economistas que caracterizan al mercado mundial son: criterios de competitividad, de reconocimiento, y de rentabilidad La educación debe responder a las necesidades económicas de la sociedad, también debe proveer a los alumnos los elementos necesarios para comprender, analizar, reflexionar y criticar los fenómenos que caracterizan a la cultura de la globalización.

En los próximos años surgirán muchos dispositivos ofreciendo cada vez nuevos y extraordinarios servicios proponiendo una mayor interactividad y una mayor participación de los usuarios. Sénécal (1995) afirma que las tecnologías interactivas seguirán prestándose a un simulacro de participación social, a no ser que ciudadanos se movilicen en favor de una forma más abierta e igualitaria de democratización de los medios de comunicación. En el caso específico de la educación a distancia decimos que es interactiva si se utilizan modalidades de comunicación on line. La interactividad en este contexto educativo suele estar pensada en función de los docentes o de las instituciones, sin considerar el universo de los alumnos en la construcción del mensaje. El mito de la sociedad de la información. La información es considerada un bien económico fundamental, motor del desarrollo. El stock de información ha dejado de ser manejable y vivimos un exceso de información. Uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos es cómo no perderse ante tantos datos. Paralelo al desarrollo de la información puede hablarse de la sociedad de la vigilancia a través de tarjetas de crédito o de cámaras distribuidas en todos los puntos de la ciudad. Esta sociedad que nos provee tanta información utiliza también sistemas de información extremadamente sofisticados para el control social, hay formas invisibles de vigilancia y control a través de la tecnología que utilizamos. El mito de la democracia y de la interactividad. Toda nueva tecnología de la comunicación suele despertar la posibilidad de una mayor democratización de las comunicaciones. Desde hace unos años asistimos a la difusión por parte de empresarios, comerciantes y políticos de ciertas palabras que atribuyen a los productos o producciones de características específicas. Michel Senecal señala que: La facilidad con que se aplica el adjetivo interactivo a diversas tecnologías relacionados con os medios de comunicación de masas sin dotarlo de un sentido preciso permite pensar que esa palabra sirve, no para describirlas, sino para hacerlas comercialmente atractivas, para darles simbólicamente un valor añadido. En el caso específico de la educación a distancia decimos que es interactiva si se utilizan modalidades de comunicación on line. La interactividad en este contexto educativo suele estar pensada en función de los docentes o de las instituciones, sin considerar el universo de los alumnos en la construcción del mensaje. El mito de la libertad de expresión frente al concepto de pensamiento colectivo y opinión pública. Una información internacional vincula colectivamente con ese lugar que muestra, aunque no compartamos el criterio que utiliza ese medio para informar. En los últimos años la televisión está dejando de ser el medio donde se forja a la opinión pública, el nuevo espacio está gestándose en las redes; donde se está conformando una nueva opinión pública más abierta y colectiva, donde se forma el pensamiento colectivo y puede construirse con miradas diferentes desde distintos lugares. Aunque día a día la industria del marketing traslada los esquemas representacionales y estrategias de los medios convencionales al nuevo medio. El mito del mercado libre. En el nuevo contexto internacional de las comunicaciones estamos asistiendo a la concentración de muchas empresas de medios y de telecomunicaciones. El nuevo orden mundial de la economía implica un nuevo orden de las comunicaciones. Puede decirse que el control de las informaciones y de las comunicaciones está en manos de unas pocas empresas situadas, sobre todo, en Estados Unidos, Europa y Japón. En el caso Latinoamericano dos empresas tienen presencia global: Televisa (México) y O Globo (Brasil). Dice Marí Sáez: Inconscientemente, tenemos la tendencia a asumir como normal lo que estamos habituados a ver de una determinada manera, y automáticamente pensamos que ése es el único modo de representar la realidad. Desde esta perspectiva, las universidades a distancia se convierten en difusoras de la cultura y de la ideología socioeducativa de este modelo.

El mito de la participación en la red. Aunque la mayoría de los países están en la red, es en el norte donde se concentra el más alto número de conectados, mientras que los países que en están en el sur del planeta tienen pocas posibilidades de acceso. Las implicaciones de este desajuste pueden tener raves consecuencias en la educación. El nivel de desigualdades y el desequilibrio entre ambas partes del planeta se ven acrecentadas con la implantación de las tecnologías de la información. Actualmente menos del 2% de la población mundial tiene acceso a internet. ● El mito de la igualdad de oportunidades. El Grupo G-7 formado por los países más industrializados del mundo han planteado que el acceso a la red tiene que considerarse un servicio universal. Las tecnologías pueden convertirse en abismos que acrecienten aun mas las diferencias entre los que pueden tener acceso a la información, algunos son quienes la producen, y aquellos que no podrán tener acceso nunca, por consecuente, se generan los países inforricos y los países infopobres. Las universidades a distancia que no desarrollen sistemas de información sofisticados pueden llegar a ser residuales y ver disminuir el número de sus matriculados.  La educación en línea no es rigurosa como la metodología presencial y tradicional de enseñanza. Henry Ingle de la Universidad de Texas en El Paso, participó como recurso en el conversatorio que celebró el Consorcio Hispanic Educational Telecommunications System (HETS). El doctor desmiente este mito diciendo: Muchos jóvenes piensan que pueden tomar uno de estos cursos en sus "pijamas" y con una copa de vino en la mano, pero cuando comienzan a ver el curso se dan cuenta de que es más riguroso de lo que imaginaron. Pero no está del todo errada, ya que en su experiencia como profesor, ofrecer cursos en línea le permite estar de viaje en Puerto Rico, escribir un libro, trabajar en varios proyectos de investigación, y al mismo tiempo interactuar con los estudiantes que están matriculados en los tres cursos que dicta este semestre. Un curso en línea puede ser flexible y de una alta calidad. En el conservatorio el doctor explicó que este mito tiene su ventaja al ofrecer cierta flexibilidad para el profesor y sus estudiantes, mostró a la audiencia los módulos que ha diseñado en la plataforma de educación a distancia Blackboard. Además, relató la experiencia de varios de estudiantes que residen en zonas rurales y que han podido continuar estudios de educación superior gracias a los programas de educación en línea que ofrece la universidad. La distancia geográfica impedirían a estos estudiantes visitar el campus universitario más de una o dos veces al mes. Asimismo ha abierto posibilidades a los estudiantes que las instituciones académicas no habían contemplado, ahora los jóvenes analizan de forma más rigurosa el tipo de educación que van a costear, buscando programas académicos que sean de calidad y que a su vez representen una economía de tiempo y dinero. Actualmente la modalidad de programas en línea permite encontrar ofertas académicas de maestría o doctorado en cualquier país del mundo. Montar un curso en línea por un profesor novato es un giro novedoso a las estrategias educativas que solía utilizar. Ingle explicó que para un profesor que nunca ha incursionado en el ofrecimiento de este tipo de metodología es un procedimiento que toma aproximadamente de seis a nueve meses, será necesario aprender y hacer cosas que nunca ha hecho anteriormente sobre todo en el ámbito tecnológico y tendrá que modificar los paradigmas de enseñanza. El doctor relató la experiencia de algunos miembros de la facultad para quienes el haber montado un curso en línea ha sido el proceso pedagógico más elevado de su carrera profesional, para aquellos que antes de jubilarse montaron un curso en línea el proceso ha sido como tomar Viagra. Un profesor que imparta sus cursos en línea debe estar disponible en la red veinticuatro horas al día.

 

Al abordar este mito, Ingle resaltó que la clave es que el educador aprenda a organizar su tiempo y eduque a sus estudiantes con respecto a las horas específicas durante el día y la semana en donde estará disponible para entregar trabajos corregidos y/o contestar preguntas. ¿Cómo un profesor de educación en línea identifica que el trabajo que un alumno está sometiendo a través de Internet es auténtico? Según Ingle, hay varias formas de saber que el estudiante realiza su actividad con autenticidad. La primera es tratando de conocer a los estudiantes durante el comienzo del curso en conversación telefónica, en una sesión de chat y manteniendo una interacción con los mismos a través de los medios que provee la tecnología (correo electrónico, fax, teléfono, celular, entre otros). De esta forma, es fácil reconocer si las ideas que presenta una persona son propias o no. Otro factor importante es que los exámenes no deben ser de memoria, donde el estudiante conteste una palabra u ofrezca una respuesta en específico. Las pruebas a las que son sometidos los estudiantes que toman cursos a distancia, están dirigidos al análisis y a la solución de problemas. Esto evita que el mismo pueda copiar la idea de otro compañero, ya que tiene que presentar ideas originales con las que justifique y sustente cómo resolvió una situación en particular. La educación en línea contribuye a la creación de una comunidad virtual. Ingle resaltó este mito como positivo en donde los estudiantes se enriquecen con un intercambio cultural nunca antes imaginado, provocando que el éxito sea posible para todos. La educación a distancia: ¿modelo generador de mitos? A partir de la década de los sesenta, se produce un aumento de la demanda social de educación. Sarramona señala las nuevas tendencias de la educación que comienzan a perfilarse en esta época se podrían sintetizar en: masificación, diversidad y combinación de estudio-trabajo. Por otra parte, Sanyal veía este nuevo marco que dejaba claras las deficiencias de un sistema educativo que generaba un aumento en el descontento profesional cuando las oportunidades de absorción del mercado no correspondían con las aspiraciones forjadas. Por esta razón, se empiezan a maquinar nuevas formas de educación capaces de catalizar estos nuevos requerimientos ofreciendo una respuesta de calidad, y así nace la educación a distancia; beneficiándose de los nuevos avances en el campo de las telecomunicaciones asentando un nuevo paradigma de actuación en educación. Entrado el siglo XXI, el uso que está haciendo la EAD de los avances telemáticos, permiten solventar los problemas más acuciantes de este tipo de educación que la ponían en desventaja con respecto a la educación presencial: ausencia de feedback inmediato, comunicación unidireccional de sus materiales. El autor García Aretio atribuye las siguientes ventajas de la EAD: * Posibilidad de diversificar la oferta educativa para atender a las necesidades actuales de educación, favoreciendo de esta manera la igualdad de oportunidades. * El material didáctico de la EAD se estructura de manera que posibilita el autoaprendizaje. * La interactividad entre docentes y estudiantes en la EAD es incluso más elevada que en la educación presencial, sobre todo ahora con incursión de las nuevas vías de comunicación que permiten aún una mayor participación de los estudiantes en el proceso formativo. Lo novedoso de un sistema educativo basado en las TIC han hecho que muchos autores escriban sobre las virtualidades de este modelo de enseñanza sin ni siquiera conocerlo de primera mano. El director Roberto Aparici afirma la influencia de la informática y los sistemas tecnológicos digitales de comunicación están provocando cambios en la mentalidad de mucha gente, que abrumada por los resultados que anuncian las grandes empresas, termina haciendo consideraciones de orden casi mágico en torno a la tecnología y sus potencialidades. Con esta opinión se generan los siguientes mitos presentados en la revista Iberoamericana. Educación a distancia: ¿Un modelo de enseñanza democrático? Se ha invertido propugnando una mayor apertura de los materiales de aprendizaje a distancia en aras de una participación bidireccional del estudiante en el proceso de enseñanza-

aprendizaje. El autor Aparaci dice que los alumnos pueden influir en mayor medida en sus programas y poner en tela de juicio todo cuanto aprenden. Ante esto surge la cuestión de ¿quiénes tienen oportunidad de acceder a estas oportunidades? La concepción de la EAD es facilitadora de la democratización de la enseñanza, pero si normalmente los países del norte son los que tienen en sus manos la información, y esta información es trasvasada a los países menos desarrollados en forma de materiales formativos, entonces ¿qué modelos de comportamiento, conducta, estarán “absorbiendo” los países menos desarrollados? ¿Es posible la igualdad de oportunidades a través de la educación a distancia? Según Aparici y Marí Sáez desde elmomento en que existen países inforricos (poseedores de información) e infopobres (dependientes de la información de los países inforricos) desaparece la igualdad de oportunidades. Este proceso se puede acrecentar con la aplicación de las nuevas tecnologías al ámbito educativo ya que, mientras los primeros además de producir información, la distribuyen y generan nuevas formas de producción, los segundos tienen dificultades para obtenerla o nunca podrán hacerlo. Advirtiendo Matterlart dice “la globalización no es incompatible con el aumento de las desigualdades”. En suma, podemos pensar en las múltiples posibilidades que ofrece la EAD para la igualdad de oportunidades en materia educativa, pero a esto surge las siguientes consecuencias: Económicas: Si los países inforricos poseen la información y la información es poder, esto indudablemente se traducirá en unos mayores beneficios económicos. En este sentido, la educación y concretamente la EAD actúa como un factor que acusa más estas diferencias. Políticas y sociales: El autor Fernández de Buján indica el proceso de globalización que indudablemente se transmite a través de la EAD tiene el cometido de integrar “datos, hechos o referencias en un planteamiento común“. Si bien este planteamiento puede contribuir a la igualdad de oportunidades, creará brechas más profundas en la identidad de los países consumidores de una EAD impregnada de valores y principios procedentes de las culturas occidentales. ¿Proporcionan los materiales de enseñanza a distancia un aprendizaje tan eficaz? El autor Ross ve desde la concepción de la enseñanza como una mera asimilación de saberes ha hecho que se oculte la finalidad más importante que debe perseguir un modelo educativo que soporta su acción en materiales para el autoaprendizaje: “el fomento de la autonomía del estudiante”. Los contenidos de los cursos a distancia tienden a ser demasiados densos, por el hecho de estar no sólo al alcance de los alumnos, sino también de sus colegas los profesores; esto puede provocar que el alumno de más importancia a los contenidos que a sus aplicaciones. Consecuentemente García ha apuntado en varias ocasiones la urgencia en la creación de cursos más abiertos haciendo uso de las posibilidades de las nuevas tecnologías. Facilitando la participación de los distintos agentes del proceso de enseñanza- aprendizaje a distancia, logrando cursos más asequibles y adaptados a las necesidades del estudiante. Naturalmente, esto no se cumple en la mayoría de los casos. Intentando modular su metodología a los nuevos requerimientos de la sociedad, las macrouniversidades a distancia se apresuran a ofrecen cursos a través de Internet. Aparaci y Sáez indican que les lleva “reproducir en la pantalla de la computadora el mismo texto que se encuentran en un manual impreso, el mismo mapa, dibujo, cuando se podía hacer un uso más creativo de la multimedia”. Los materiales creados de forma centralizada suelen mostrar un corte conductista muy marcado. Debido a la gran cantidad de alumnos, las macrouniversidades tienden a la creación de paquetes formativos prefabricados en consonancia con las teorías de Peters. Este hecho hace que no se tengan en cuenta las experiencias del aprendizaje, sus necesidades o incluso sus estilos de aprendizaje. Este modo de producción refleja sus carencias en un estudio realizado por Rafael Celorrio sobre los materiales didácticos de la UNED en el centro asociado de Soria. Estos estudios concluyen que en el 90% de los casos, los alumnos piensan que en las unidades didácticas debe participar al menos un profesor de la facultad que conozca en cierta manera el perfil de los alumnos, cosa que no ocurre en la mitad de los casos, un 53%.

La auténtica igualdad de oportunidades no significa que los alumnos tengan el mismo libro, actividades o exámenes. El estilo favorito de enseñanza de la persona que elabora los materiales puede significar un favoritismo inconsciente hacia los alumnos con su mismo estilo de aprendizaje. En suma, además de fomentar las desigualdad, la producción de materiales conductistas que muchas universidades llevan a cabo, no deja grados de libertad a la originalidad del que aprende. ¿Son más interactivos los materiales basados en las NTIC? Aparici argumenta que existe una clara frontera entre interacción e interactividad. Por interacción se debe entender el proceso de relación entre seres humanos, mientras que la interactividad implica la participación activa de los grupos humanos con una máquina. Por otra parte el autor García afirma que no es sencillo contar con cuadros de profesionales familiarizados con las tecnologías de diseño y producción de los diferentes recursos propios de esta modalidad, ni siquiera para redactar textos adecuados, cuanto menos para elaborar materiales apropiados para una enseñanza de corte virtual. Por lo tanto, Aparaci exclama este hecho está provocando que en los materiales que se anuncian como interactivos la única acción que facilitan es la reproducción del itinerario diseñado previamente por el programador o diseñador que elabora el producto. En este sentido Sénécal señala que se debe hacer algo para remediarlo, ya que la interactividad que actualmente ofrecen una gran parte de los materiales de corte virtual es, más que una propiedad de los mismos, un modo de hacerlas comercialmente más atractivas. ¿Podemos cambiar la EAD con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación? Un cambio radical en la adopción de modelos de enseñanza más innovadores no siempre puede generar pingües beneficios a corto plazo desde el punto de vista educativo. Es necesario un proceso de amoldamiento progresivo que en cualquiera de los casos, tampoco asegura un cambio exacerbado de los modos de actuación propios de una institución. La inclusión de nuevas tecnologías en la EAD puede ayudar a que se suprima la distancia existente entre los protagonistas del proceso de enseñanza-aprendizaje. Es cierto que a través de las NTIC los problemas de los que adolece esta modalidad de enseñanza en cuanto a la transmisión del feedback pueden verse reducidos, a través del vídeo y del audiocasette se podrían generar procesos de enseñanza más rica e individualizada.

CONCLUSIÓN Desde mi punto de vista en la actualidad la concepción de educación a distancia ha cambiado debido a la aplicación de las nuevas tecnologías a los métodos de aprendizaje a distancia, lo cual facilita nuevas formas de interacción alumno, instructor y alumno, alumno que intentan crear un reproducción de las experiencias asociadas a un modelo de educación presencial. Se aborda el papel de los nuevos profesionales implicados en la educación a distancia, los cuales, además de tener que lidiar con el hardware, el software y el envío de información, representan un componente esencial de los sistemas de telecomunicación a distancia y de la tecnología de la información y juegan un papel importante a la hora de prestar apoyo a las necesidades tanto de los alumnos como de los profesores. La educación a distancia, requiere que los profesionales encargados de asuntos relacionados con el alumno tengan un mayor grado de implicación en la vida académica de sus instituciones, puesto que van ser requeridos como expertos a la hora de diseñar y construir los nuevos tipos de relación con los alumnos, adaptándose a las demandas de las nuevas tecnologías y a su influencia sobre el tipo interacción didáctica a poner en marcha. Al comparar el modelo de educación a distancia británico con el americano; así mientras el británico surgió como democratización de la educación superior, el modelo americano se concibe como la industrialización de la educación superior.

Además se propone la importancia de la medición de la satisfacción no sólo para el estudiante, los gestores de la institución a distancia, puesto que los administradores de cada institución pueden utilizar este tipo de información para defender la viabilidad del aprendizaje a distancia, y para guiar la toma de decisiones institucionales sobre programas y recursos; por otro lado, los profesores y personal docente puede utilizar esta información a modo de medida de puesta en práctica de programas de satisfacción. Se preservan los formatos de enseñanza tradicional son menos efectivos que los métodos a distancia a la hora de comprometer a los alumnos, de mantener su interés y motivación, de dirigirse a las necesidades del estudiante, y de producir unos determinados resultados de aprendizaje en la clase a distancia. Se propone un sistema de aprendizaje activo, cuyas estrategias producen una mayor participación del estudiante y una interacción más fuerte entre el estudiante y el profesor, y deriva en una motivación más fuerte por parte del estudiante a distancia, y por último, a unos mejores resultados de aprendizaje. Este aprendizaje activo se consigue mediante distintas estrategias, tales como las discusiones, aprendizaje cooperativo. FUENTE ELECTRÓNICA (Estilo APA)   
Rivera Figueroa, Bessie. (28 de enero de 2005). Universia Puerto Rico: Noticias. Mitos de la Educación a Distancia. Recuperado el 7 de noviembre de 2012, de http://noticias.universia.pr/vidauniversitaria/noticia/2005/01/28/143671/mitos-educacion-distancia.html Aparici, Roberto. (Junio, 2002). Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. Mitos de la educación a distancia y de las nuevas tecnologías, volumen 5 número 1, número de páginas 9-27. Recuperado el 7 de noviembre de 2012, de http://www.utpl.edu.ec/ried/images/pdfs/vol5-1/mitos2.pdf Almenara Casas, Juan José. Revista Iberoamericana de Educación OEI. La educación a distancia soportada en nuevas tecnologías ¿Un modelo generador de mitos?, ISSN: 1681-5653. Recuperado el 7 de noviembre de 2012, de http://www.rieoei.org/deloslectores/482Almenara.pdf