You are on page 1of 6

La irresponsabilidad hablando de responsabilidad.

Por Arturo Zevallos (aka chillinfart). Comenzando Noviembre el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo en el Perú (MINCETUR) llamó a un “debate abierto” sobre un proyecto de ley para regular a los proveedores de servicios de internet (ISP). Sin embargo, a un día de los primeros diálogos, desaparece el sitio encargado de dar cuentas de ese avance, responsabilidad-isp.pe, recordándonos que ese ministerio nunca destacó en transparencia. Esa historia está bien sintetizada en el blog de Blawyer. http://www.blawyer.org/2012/11/15/sopacriolla-peru-isp-responsabilidad/ Sin embargo, pese a las voces en contra sobre una potencial “SOPA peruana”, poco es lo que se habla en concreto sobre esos dialogos y sobre todo, la finalidad de ese proyecto de ley. Erick Iriarte, abogado y portavoz de este debate, explica que esta ley (la cual de ahora en adelante será referida como “la responsabilidad”) apunta a resolver un tema pendiente en el TLC con Estados Unidos, buscando concretar casos en los cuales los ISP sean responsables de lo que hagan sus usuarios en esas redes, aceptando notificaciones de baja de contenidos (takedown), tal como pasa con la Digital Millenium Copyright Act estadounidense (DMCA) y varios sitios web. ¿Por Qué se debe decir NO? Desafortunadamente, si tomamos referencias las cosas no son para nada buenas. Existen muchos casos de abuso (tanto en el Perú como fuera de él) donde el tema de la “responsabilidad” muestra su irresponsabilidad en ignorar la realidad. En realidad, el tema de la “responsabilidad” es demasiado grande como para tomarlo en 3 meses como quiere el MINCETUR y demasiado complejo como para solo buscar responsabilidades y punto, cuando existe toda una problemática al respecto. Y recordando que tenemos un reglamento de neutralidad de la red, definitivamente esto irá contra él, por mucho que digan que no, mucho menos si esto favorece a quienes en estos momentos no respetan la neutralidad (como los ISP en el Perú). Por eso es importante no dar obligaciones a quienes pretenden abusar de ellas.

1.- La automatización de la censura. La realidad muestra que ni en EUA el tema de la “responsabilidad” funciona. Funciona tan bien que atenta contra aquello que no infringe nada, motivo por el cual legislaciones como esa juegan en contra de la libertad de expresión, sobre todo si la burocracia es ociosa o tiene fe en las máquinas. http://www.peruhardware.net/foros/showthread.php?t=144284 O peor aún, protege o da créditos al infractor. Eso le pasó a Google con su tecnología Content ID, usada en Youtube para identificar a quién pertenece un determinado sonido o vídeo. http://torrentfreak.com/youtubes-content-id-piracy-filter-wreaks-havoc-110908/ Y lo peor de todo es que disputar en estos casos puede ser frustrante por el tiempo que toma o la sordera con la que se atiende el reclamo. Eso sumado a la desconfianza en el Perú hacia nuestras autoridades y la corrupción, puede ser un infierno. http://www.larepublica.pe/29-04-2012/un-67-de-peruanos-desaprueban-la-labor-del-poder-judicialy-un-59-del-congreso

2.- La impunidad. Los peruanos no solo tenemos desconfianza en nuestras autoridades, también en nuestros ISP. Y no solo porque tenemos el segundo peor servicio de Internet en Latinoamérica, también porque ellos manejan las redes a su antojo, en perjuicio del consumidor y hasta del comercio electrónico. ¿Qué tan grave es el caso? Tanto como impedir el derecho a la privacidad mediante servicios de terceros como las redes privadas virtuales (VPN) y hasta el manejo del protocolo HTTPS. http://es.scribd.com/doc/109732457/Clarogate-ahora-bloquean-VPN http://www.peruhardware.net/foros/showthread.php?t=144343 De la misma forma, el bloqueo arbitrario de sitios (aun si se lo merecen) es un tema preocupante... http://www.peruhardware.net/foros/showthread.php?t=157762 y a estas empresas de telecomunicaciones no les importa jugar con lo ilegal. El Artículo 283 del Código Penal (Entorpecimiento al funcionamiento de servicios públicos) establece hasta penas de cárcel contra quienes traben los servicios de telecomunicaciones, aun sin violencia como es el caso de los ISP. “El que, sin crear una situación de peligro común, impide, estorba o entorpece el normal funcionamiento del transporte o de los servicios públicos de telecomunicaciones, saneamiento, electricidad, hidrocarburos o de sustancias energéticas similares, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de seis años”. La Ley de promoción de la banda ancha es nuestro reglamento de neutralidad, prohibiendo toda distorsión del tráfico en la red. Su artículo 6 es bastante claro. “Los proveedores de acceso a Internet respetarán la neutralidad de red por la cual no pueden de manera arbitraria bloquear, interferir, discriminar ni restringir el derecho de cualquier usuario a utilizar una aplicación o protocolo, independientemente de su origen, destino, naturaleza o propiedad. El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones – OSIPTEL determina las conductas que no serán consideradas arbitrarias, relativas a la neutralidad de red”. Y este pedazo de ley es a su vez un calco del reglamento de OSIPTEL, la resolución 040-2005, que contiene la misma prohibición. https://dl.dropbox.com/u/199729/res0402005CDOSIPTEL%20%281%29.pdf A los ISP no los pueden corregir por los crímenes que cometen y encima, se pretende imponer un esquema de bajas que ellos manejan a su antojo de forma ilegal en estos momentos. Esto significa solo una cosa: IMPUNIDAD.

3.- La oferta legal casi no existe. ¿Qué se pretende bajar? La “responsabilidad” quiere controlar aquello que no tiene permiso de los titulares con derechos de autor, en teoría. Pero, ¿Cual es la oferta legal en el Perú? No es difícil encontrar quejas de que ciertas web de multimedios (Hulu, Spotify, E-music, etc.) no están disponibles en el Perú, o las que están (Netflix, iTunes, Beatport, etc.) adolecen de un catálogo muy limitado o restricciones molestas. De hecho, ni en los EUA el tema está resuelto y más de uno echa la culpa a la industria audiovisual por no acomodarse a la demanda de sus clientes... http://www.fayerwayer.com/2012/05/game-of-thrones-va-en-camino-a-ser-lo-mas-pirateado-del2012-la-culpa-es-de-hbo/ al punto que señalan que su pensamiento cavernario es responsable de que la piratería exista. http://www.peruhardware.net/foros/showthread.php?t=154395 Se pretende hablar de “la responsabilidad”, pero no quieren hablar de su responsabilidad. Pero pese a todo la demanda existe, pese a la desconfianza y las cifras infladas que usen INDECOPI y APDAYC (la SGAE peruana) para meter miedo con los “piratas”. Solo falta que alguien incentive las compras en lugar de justificar las matonerías de los ISP (ver punto 2, impunidad), tema donde el sector bancario también está en falta: solo dos bancos permiten disponer de tarjetas de débito aptas para compras en línea, sin necesidad de arriesgarse a una evaluación crediticia y al infierno de las tarjetas de crédito. El peruano siempre nadó contra la corriente, pero no es justificación para mantener las trabas existentes (o empeorarlas). Terminando este punto, ni siquiera la oferta local se beneficiará de la “responsabilidad”. La publicidad de boca en boca ha significado el florecimiento desde blogueros y podcasts (¡Habla MOX!) hasta programas de televisión. Compartir, una manifestación de la publicidad de boca en boca, funciona (y bien). http://www.peruhardware.net/foros/showthread.php?t=132677 ¿Por Qué matar algo que funciona? ATV (un canal local de televisión) lo intentó y terminó con una paliza verbal por parte de periodistas, internautas y su propia audiencia. http://www.blawyer.org/2011/10/20/gerardolipe-tuteve-youtube-atv/

4.- Lo que nos rodea. Cuando se cuestionó el poco alcance de la “responsabilidad”, limitándose a buscar obligaciones a los ISP para bajar contenidos, responden que el TLC con Estados Unidos no garantiza que se fuercen monitoreos a las redes (como si pretende hacer el acuerdo privado ”six strikes” entre la RIAA y los ISP estadounidenses). Y efectivamente, hay un “disclaimer” sobre la no necesidad de que los ISP intervengan en el tráfico de sus clientes en el acuerdo con EUA. El apartado telecomunicaciones del mismo tratado es más sentencioso, Sin embargo, existen otros acuerdos comerciales a la vuelta de la esquina y también las contradicciones. El TLC con la Unión Europea tiene un discreto pero peligroso artículo en su capítulos de propiedad intelectual que contiene medidas que obligan a los proveedores de servicios a monitorear a sus usuarios y rendir cuentas de lo que hacen a terceros bajo el mote de la piratería. Paradójicamente, el artículo 254 del capítulo Propiedad Intelectual de ese tratado se llama "Inexistencia de obligación de supervisión", pero contradice su propio nombre. “Las partes podrán establecer obligaciones para que los proveedores de servicios informen con prontitud a las autoridades públicas competentes sobre presuntas actividades ilícitas llevadas a cabo o sobre información proporcionada por receptores de sus servicios, o la obligación de comunicar a las autoridades competentes, a solicitud de dichas autoridades, información que permita identificar alos destinatarios de su servicio con los que hayan celebrado acuerdos de almacenamiento”. La pregunta es, si hacen una ley de “responsabilidad” que no acepte intervencionismos para cumplir el TLC con EUA, ¿Entrará en contradicción con lo exigido por el TLC con la Unión Europea que piensa ratificarse en Diciembre? Y desafortunadamente, nuestras autoridades tienen muchos antecedentes de cero transparencia (como el MINCETUR) y malas intenciones en cada ley que se propone (como la “ley de delitos informáticos” y la del “registro de marcas conocidas”). Como manifesté al inicio, el MINCETUR cerró toda información sobre el debate acerca de la “responsabilidad” un día antes de las primeras charlas, sin dar explicaciones, limitandose únicamente a descartar que ese proyecto de ley en formación sea una ley mordaza como la SOPA estadounidense. Anteriormente, borraron notas de la prensa sobre las declaraciones de ese ministerio contra el tratado Transpacífico (TPP/TPPA) poco antes de la llegada de diplomáticos chilenos y estadounidenses el pasado mes de Octubre. http://chillinfart.lamula.pe/2012/10/14/y-que-hay-del-tpptppa/chillinfart Y gracias a una filtración de Knowledge Ecology (KEI), sabemos qué piensa realmente el MINCETUR sobre ese tratado. http://www.peruhardware.net/foros/showthread.php?t=152988 Sobre las dos citadas leyes, la ley de delitos informáticos fue tan mala que hasta fue plagiada de internet. http://www.blawyer.org/2012/07/02/congreso-delitos-informaticos-pirateo/

y la ley de marcas conocidas, por las objetivos que tenía, buscaba conflictos a la americana con los peligrosos “copyright trolls”. http://www.blawyer.org/2012/05/03/creando-riqueza/ Un ejemplo práctico de lo que digo es el caso de “El Hobbit” en Reino Unido (en inglés) http://www.dailyecho.co.uk/news/9585643.Southampton_pub_The_Hobbit_in_battle_with_Hollywo od/ 5.- Conclusión Lastimosamente existen varios huecos respecto a los derechos de autor e internet en el Perú, demasiados como para admitir facilismos en este tema de la “responsabilidad”, que cuando se llamó al debate, prometieron dar forma al proyecto en solo 3 meses. Con el ocultamiento del debate se entiende que se buscan evitar las opiniones lo más posible. Dar obligaciones para las notificaciones de baja al intermediario (como el ISP) por lo que hacen sus usuarios equivale a dar las llaves de la cárcel a un sicópata. Y lo peor de todo es que tenemos varios antecedentes en contra, desde los abusos de los ISP contra sus clientes hasta una burocracia que busca cosas igual o peor de insanas que esta “responsabilidad”. Es por eso que importa mucho mantener neutros a los proveedores de servicios, sin amenazas de este tipo, que son innecesarias tomando en cuenta que la actual legislación de derechos de autor permite retirar el contenido infractor, sin llegar a extremos. Los cuestionamientos al proceso por tratarse de un uso no comercial (como el caso Gerardolipe vs ATV), es un tema aparte, lastmimosamente. Pero si esta “responsabilidad” debe ser establecida, la orden es clara: cero obligaciones, razones antes que imposiciones.