Alarmas contra Robo

Etimología

(Compilado por Carlos F. Reisz de diversas fuentes)

"Alarma" viene del francés antiguo “à l'arme” = "al arma", diciendo a los hombres armados de un ejercito o una guardia recoger sus armas y prepararse para la acción (porque un enemigo puede haber aparecido de repente).

Tipos de Alarmas
Las Alarmas contra Robo (o intrusión), fuego y alarmas de protección personal son encontrados hoy en formato electrónico. Los sensores están relacionados con una unidad de control vía un cableado de bajo voltaje o vía señal de RF de banda angosta, que por su parte se vincula a un medio para anunciar la alarma, con esperanza de obtener alguna respuesta. Los sensores para seguridad más comunes, indican la apertura de una puerta o ventana o descubren movimiento vía infrarrojo pasivo (PIR). En nuevas construcciones los sistemas son predominantemente cableados por razones de economía mientras que en sitios ya ocupados los sistemas inalámbricos puede ser más económicos y seguramente más rápidos para instalar. Algunos sistemas son dedicados a una sola misión, mientras otros manejan incendio, intrusión, y alarmas de seguridad personal simultáneamente. Las variedades de sofisticación desde pequeños avisadores de alarma, autónomos, a los mas complicados, con sistemas digitales de zonas multidivididas con salidas a monitor de computadora con planimetría y códigos de iconos de alarmas por color. Muchos de estos conceptos también se aplican a alarmas portátiles para proteger coches, camiones u otros vehículos y sus contenido (es decir, "las alarmas vehiculares"). Las alarmas antirrobo son a veces referidas como sistemas de alarma,

Conexiones del Sistema
La señal resultante de una alarma, de cada sensor es transmitida a una o varias unidad (es) de control por alambres o medios inalámbricos (radio, línea portadora, infrarrojo). Los sistemas conectados mediante cableado son convenientes cuando los sensores (como los detectores de humo) requieren de alimentación para funcionar correctamente, sin embargo, ellos pueden ser más costosos para instalar. Los sistemas alambrados del nivel de base profesional utilizan una topología de red de Estrella, donde el panel está en el centro lógicamente, y todos los dispositivos hacen un "recorrido a casa" de sus alambres hacia el panel. Los paneles más complejos usan una topología de red de Autobús donde el alambre básicamente es un lazo de datos alrededor del perímetro de la instalación, y tiene "derivaciones" para los dispositivos de sensor que deben incluir un identificador de dispositivo único integrado en el dispositivo del sensor en sí mismo. Los sistemas conectados también tienen la ventaja, al ser alambrados correctamente, de detectar la manipulación de las uniones del alambrado. Los sistemas inalámbricos, por otra parte, a menudo usan transmisores a pilas que son más fáciles para instalar, pero pueden reducir la fiabilidad del sistema si los sensores no son supervisados, o las baterías mantenidas. Según la distancia, materiales de construcción, o ruido ambiental, puede requerirse que uno o varios repetidores inalámbricos que provean una señal fidedignas hacia el panel de alarma. Los sistemas híbridos utilizan tanto sensores alambrados como inalámbricos para conseguir las ventajas de ambos. Los transmisores, o los sensores también pueden estar relacionados por el recorrido eléctrico local para transmitir señales cifradas a la unidad de control (portador de

línea). La unidad de control por lo general tiene un canal separado o zona para robo y sensores de fuego, y los mejores sistemas tienen una zona separada para cada sensor diferente, así como indicadores "de problema" internos (pérdida de potencia primaria, batería baja, alambre roto, etc.).

Conexiones de Alarma y Monitoreo
El resultado deseado de un sistema de alarma debe ser el causar una salida de alarma apropiada y la respuesta cuando los sensores indican las condiciones válidas para provocar de la alarma. La capacidad del panel para comunicarse hacia el Centro de Monitoreo es crucial al concepto de escucha, y a menudo es pasado por alto o jugado no importante. Según la aplicación, la salida de alarma puede ser local o remota o una combinación. Las alarmas locales no incluyen el monitoreo, aunque puede incluir sonería de interior y/o al aire libre (p.ej campana motorizada o sirena electrónica) y luces (p.ej luz de estroboscopio) que puede ser útil para señalar un aviso de evacuación para la gente durante alarmas de incendios, o donde uno espera espantar a un ladrón aficionado rápidamente. Sin embargo, con el uso extendido de sistemas de alarma (sobre todo en coches), las falsas alarmas son muy frecuentes y muchas comunidades urbanas tienden a no hacer caso de alarmas en vez de investigarlas, sin mencionar el ponerse en contacto con las autoridades necesarias. En resumen puede no haber ninguna respuesta en absoluto. En áreas rurales (p.ej, donde nadie oirá la campana de fuego o la sirena de robo) las luces o los sonidos pueden no hacer mucha diferencia de todos modos, cuando a los respondedores más cercanos les podría tomar mucho tiempo para encontrarse allí, así que nada pueda hacerse para evitar pérdidas, salvo en instalaciones altamente sofisticadas. Los sistemas de alarma remotos son usados para unir la unidad de control a un sitio de monitoreo predeterminado de alguna clase, y estos vienen en muchas configuraciones diferentes. Los sistemas de alta calidad se unen a una estación central o respondedor (p. ej. Policía / Bomberos / Médico) vía un enlace telefónico directo (o resistente al sabotaje, de cable de fibra óptica), y el monitoreo de alarma incluye no sólo los sensores, sino también el alambrado de comunicación en sí mismo. Mientras el recorrido telefónico directo está todavía disponible en algunas áreas de las compañías telefónicas, debido a su alto costo se hacen poco comunes. Las uniones directas son más por lo general vistas ahora sólo en edificios de la Administración Municipal y Federal, Estatal, o en un campus escolar que tiene un departamento de seguridad dedicada, policial, de bomberos, o médico de emergencia, en algunos Country´s y en los sistemas bancarios. Los sistemas más típicos incorporan una unidad discadora telefónica digital que marcará una estación central (o alguna otra posición) vía la Red Telefónica Conmutada (PSTN) y dará la alarma, ya sea con una voz sintetizada (sistemas casi en extinción) o cada vez más, vía un mensaje codificado que la estación central de alarma decodifica. Éstos pueden unirse al sistema telefónico regular en el lado de sistema del punto de demarcación (entre la línea entrante y la instalación interna del edificio), pero uniéndose típicamente en el lado del cliente, por delante de todos los teléfonos que están dentro del local supervisado de modo que el sistema de alarma pueda tomar la línea cortando - cualquier llamada activa y llamar la compañía de monitoreo de ser necesario. Los codificadores pueden ser programados para indicar qué sensor específico fue disparado, y los monitores pueden mostrar la posición física ("o zona") del sensor a una lista o hasta un mapa del local protegido, haciendo que la respuesta resulte más eficaz. Por ejemplo, una alarma de flujo de agua, conectada con un detector de llama en la misma área es una indicación más confiable de un fuego presente que sólo una o la otra indicación de sensor por sí mismo.

Muchos paneles de alarma son equipados con la capacidad de un comunicador digital de reserva a usarse cuando el circuito primario PSTN no funciona. El comunicador digital redundante puede estar relacionado con una segunda línea telefónica, o un teléfono celular codificado especializado, radio, o dispositivo de interfaz de Internet para evitar completamente el circuito PSTN, frustrando la manipulación intencional de la línea (s) telefónica. Sólo el hecho de que alguien manipule la línea podría provocar una alarma de supervisión vía la red inalámbrica, dando advertencia temprana de un problema inminente (p.ej, incendio provocado). En algunos casos un edificio remoto puede no tener el servicio telefónico PSTN, y el costo de construir trincheras y tirar una línea directa en cañerías puede ser prohibitivo. Es posible usar un celular inalámbrico o el dispositivo de radio como método de comunicación primario. Hay controversia dentro de la industria de alarmas en cuanto al uso del Internet como un método primario de señales, debido a las cuestiones gemelas de la urgencia y la inmediatez de una señal de alarma, y la carencia de calidad del servicio dentro del diseño corriente del Internet público. Las alarmas monitoreadas y los teléfonos de altavoz permiten a la estación central contar con un método de habla-escucha con el propietario y/o intruso. Este puede ser beneficioso para el dueño para emergencias médicas. Para robos actuales, los teléfonos de altavoz permiten que la estación central impulse al intruso a cesar su actitud y desista cuando las unidades de respuesta han sido enviadas. La lista de servicios a ser monitoreados en una Estación Central se ha ampliado durante los pocos años pasados incluyendo: Monitoreo de Alarma de Intrusión; Alarma de Incendios y Monitoreo de rociadores; Monitoreo de Condición Crítica; Monitoreo para Respuesta Médica; Monitoreado de Teléfono de Ascensores y montacargas; Monitoreo de Asalto o Pánico; Monitoreado de ingreso bajo Compulsión; Pruebas Automáticas Discador y comunicador digital; Rastreo o Supervisión de Señal Abierto y Cerrado; Reporte de Abierto y Cerrado; Informes de Excepción; y número personal de identificación o administración de contraseñas PIN. Cada vez más, las Estaciones Centrales ponen esta información a disposición directamente de los usuarios finales vía Internet y un registro seguro en el sistema para ver y crear informes por encargo de estos acontecimientos por ellos mismos.

Respuesta de la Alarma
Según la zona activada, número y secuencia de zonas, la hora del día, y otros factores, el operador del centro de monitoreo puede iniciar automáticamente varias acciones. Ellos podrían estar instruidos para llamar una ambulancia, el cuerpo de bomberos o el departamento de policía inmediatamente, o llamar primero al local protegido o al gerente de la propiedad para tratar de determinar si la alarma es genuina. Ellos también podrían comenzar a llamar una lista de números de teléfono proporcionada por el cliente para ponerse en contacto con alguien para ir a controlar el local protegido. Algunas zonas pueden provocar una llamada a la compañía de servicios local (de calefacción, refrigeración, aire acondicionado, calderas, mantenimiento ascensores, etc.) para ir a controlar el sistema, o una llamada al dueño con detalles de imprevistos (cuartos que pueden haberse inundado, sistemas de agua para incendio sin agua o sin bombeo, etc.). Algunos sistemas de alarma son enlazados a sistemas de vigilancia de vídeo de modo que el vídeo corriente del área de intrusión pueda ser mostrado al instante en un monitor remoto, sin mencionar que además se lo registre.

Control de Accesos y Códigos de Traspaso

Para ser útil, un sistema de alarma de intrusión es desactivado o reconfigurado de nuevo cuando el personal autorizado está presente. La autorización puede ser indicada en cualquier número de caminos, a menudo con llaves o códigos usados en el panel de control o un panel remoto cerca de una entrada. Las alarmas de alta seguridad pueden requerir códigos múltiples, o una huella digital, la insignia (tarjeta), la geometría de mano, la exploración retinal, generador de respuesta encriptada, u otros medios que son juzgados suficientemente seguros para el objetivo. Los intentos de ingresar claves fallidas deberían causar una alarma o al menos un bloqueo calculado para prevenir "la experimentación" con códigos posibles. Algunos sistemas pueden ser configurados para permitir la desactivación de sensores individuales o grupos. Otros también pueden ser programados para evitar o no hacer caso de sensores individuales (una vez o tiempos múltiples) y dejar el resto del sistema armado. Este rasgo es útil para permitir que una sola puerta pueda ser abierta y cerrada antes de que la alarma sea armada, o permitir a una persona marcharse, pero que no reingrese. Los sistemas de alta calidad permiten códigos de acceso múltiples, y pueden permitirles ser usados hasta sólo una vez, o durante días particulares, o sólo en la combinación con los códigos de otros usuarios (es decir, escoltado). En cualquier caso, un centro de monitoreo remoto debería “arreglar” (convenir) un código oral a ser proporcionado por una persona autorizada en caso de falsas alarmas, entonces el centro de monitoreo puede asegurarse que es innecesaria una respuesta adicional de alarma invalida. Como con códigos de acceso, también puede haber una jerarquía de códigos orales, supongamos, para el personal de reparación gasista, para entrar en la cocina y áreas de sensor de sótano, pero no la bóveda de platería en la despensa del propietario. Hay también sistemas que permiten un código "de compulsión" a ser entrados y que silencian la alarma local, pero todavía provocan la alarma remota para convocar la policía a un robo. Los sensores de incendio pueden ser "aislados", significando que cuando sensen humo o temperatura o gases, no provocarán el disparo de la red de alarma principal. Esto es importante cuando el humo y el calor son intencionadamente producidos. Los dueños de edificios pueden ser multados generando Falsas alarmas que malgastan el tiempo del personal de emergencias. Sin embargo podrá haber alarmas sonoras locales de sonido diferente a las de robo para alertar y estimular la evacuación.

Falsas Alarmas
Para un sentido más genérico, verlo como “Falso positivo”. Definido como Error sistemático: la diferencia entre un valor calculado, estimado, o medido y el verdadero, especificado, o teóricamente el valor corregido que es causado por fluctuaciones no arbitrarias de una fuente desconocida (véase como incertidumbre), y que, una vez identificado, puede ser por lo general eliminado. Una falsa alarma, también llamada (bajo ciertas circunstancias de oportunidad y procedencia) una alarma de fastidio, es el informe falso de una emergencia, causando el pánico innecesario y/o utilizando recursos (como camiones de bomberos) a un lugar donde ellos no son necesarios. Con el tiempo, las falsas alarmas repetidas en una cierta área pueden hacer que los vecinos, inquilinos u ocupantes o copropietarios o transeúntes comiencen a no hacer caso de todas las alarmas, sabiendo que cada vez que suene esta probablemente será una falsedad.

El concepto de este puede ser remontado la historia de Esopo del Muchacho Que Dio una Falsa Alarma, donde muchos episodios seguidos donde un muchacho que falsamente grito "el lobo" hizo que los ciudadanos no hicieran caso de sus gritos cuando vino un verdadero lobo. Además, las falsas alarmas tienen el potencial de distraer a respondedores de emergencias lejos de emergencias legítimas, que podrían conducir por último a la pérdida de una vida. En la Administración de alarmas industriales, una falsa alarma podría referirse a una alarma con poco contenido de información que puede ser por lo general sin peligro eliminado, o uno que podría ser válido, pero es provocado por un instrumento defectuoso. Ambos tipos son problemáticos debido al efecto "dar una falsa alarma" descrito encima. El término "falsa alarma" es realmente un nombre poco apropiado, y es con regularidad sustituido por el término "alarma de fastidio." Cuando un sensor funciona, es apenas falso, y esto es por lo general una indicación verdadera del estado presente del sensor. Un término más apropiado es el de fastidio, indicando que la activación de alarma es inoportuna, molesta, o vejadora. Un ejemplo principal de esta diferencia es, alarmas antirrobo hechas saltar por arañas. (Una araña que avanza lentamente en una telaraña delante del detector de movimiento parece muy grande al detector de movimiento.) Igualmente, después de que demasiadas alarmas audibles de automoviles son encontradas falsas, la mayor parte de las personas ya no prestan la atención para ver si alguien roba el vehículo, y entonces hasta ciertos ladrones con experiencia pueden admitir que estas alarmas no los desalentarían de robar vehículos. La fiabilidad del sistema puede ser un problema cuando esta causa alarmas fastidiosas, falsas alarmas, o deja de comunicar alarmas cuando le es requerido u ordenado. Las alarmas de fastidio ocurren cuando un acontecimiento involuntario evoca un estado de alarma en un, por otra parte, sistema de alarma que trabaja correctamente. Una falsa alarma ocurre cuando es un funcionamiento defectuoso de sistema de alarma que causa un estado de alarma. En estas tres circunstancias, la fuente del problema debería ser inmediatamente encontrada y fijada, de modo que los respondedores no pierdan la confianza en los informes de las alarmas. Es más fácil saber cuando hay falsas alarmas, porque el sistema esta diseñado para reaccionar a aquella condición. Las alarmas fastidiosas son más molestas porque ellas por lo general requieren de pruebas periódicas que aseguren que los sensores trabajan y que las señales correctas pasan al monitoreo. Algunos sistemas son diseñados para descubrir problemas internamente, como baterías que se van agotando, empalmes sueltos o defectuosos, circuito telefónico muerto, etc. Mientras las alarmas fastidiosas recurrentes podrían ser activadas por pequeñas perturbaciones, como insectos o animales domésticos, modelos nuevos de alarmas tienen la tecnología para medir el tamaño/peso del objeto que causa la perturbación, y son capaces de decidir cuan seria es la amenaza, siendo esto, sobre todo útil en alarmas antirrobo.

Administración de Alarmas
La Administración de Alarmas es la aplicación de factores humanos junto con ingeniería de instrumentación y sistemas que piensan para manejar el diseño de un sistema de alarma para aumentar su utilidad. El problema más a menudo de utilidad principal es que hay demasiadas alarmas anunciadas en un entorno de planta, comúnmente referido como alarmas de inundación, ya que es tan similar a una inundación causada por la entrada de precipitación excesiva con una capacidad

de salida de drenaje básicamente fija. Sin embargo, también puede haber otros problemas con un sistema de alarma como alarmas mal diseñadas, seleccionar y poner puntos de alarma incorrectamente, anunciación ineficaz, mensajes de alarma confusos, etc.

La necesidad de Administrar las Alarmas
La Administración de Alarmas es por lo general necesaria en un proceso de ambiente industrial que es controlado por un operador que usa un Sistema de Control Distribuido, o DCS. Tal sistema puede tener cientos de alarmas individuales que hasta muy recientemente han sido probablemente diseñadas con la consideración sólo limitada de otras alarmas en el sistema. Ya que la gente sólo puede hacer una cosa a la vez y puede prestar la atención a un número limitado de cosas a la vez, tiene que haber un modo de asegurar que las alarmas son presentadas en una tasa que pueda ser asimilada por un operador humano, en particular cuando la planta está con problemas o en una condición extraña. Las alarmas también tienen que ser capaces de dirigir la atención del operador al problema más importante sobre el cual él o ella tienen que actuar, usando una prioridad para indicar el grado de importancia o rango, por ejemplo. Un ejemplo bueno de este problema es de la vieja costumbre de los militares y también de algunas secretarias de colocar requisiciones en la pila de papeles a la firma de algún jefe. De modo más o menos igual, si las alarmas no fueran priorizadas, las importantes pueden ser mezcladas con las de fastidio de valores inferiores.

Algunos métodos de mejora
Son técnicas para conseguir un rango de reducción de tasas desde la reducción de las alarmas muy simples de fastidio y de baja valoración hasta rediseñar el sistema de alarma de un modo holístico que considere las relaciones entre alarmas individuales.

Reducción de Alarmas de Fastidio
El primer paso en un programa de mejora continuo a menudo debe ser medir la tasa de alarmas, y resolver cualquier problema crónico como alarmas que no tienen ningún uso (a menudo descrito como uno que no requiere que el operador tome una acción).

Guía de Diseño
Este paso implica documentar la metodología o la filosofía de como diseñar alarmas. Esto puede incluir cosas como que alarmar, estándares para anunciación de alarmas y mensajes de texto, para como el operador se relacionará con las alarmas, etc.

Documentación y Racionalización
Esta fase es una revisión detallada de todas las alarmas para documentar su objetivo de diseño, y asegurar que ellos han sido seleccionados e instalados correctamente y cumplen con los criterios de diseño. Idealmente esta etapa causará una reducción de alarmas, pero no lo hará siempre.

Métodos Avanzados

Los susodichos pasos a menudo todavía dejarán de prevenir alarmas de flujo (incendio) en un entorno operacional, y entonces los métodos avanzados como la supresión de alarmas en ciertas circunstancias serán necesarios. Como ejemplo, cerrando una bomba siempre causará una alarma de flujo bajo en el flujo de salida de la bomba, entonces la alarma de flujo bajo puede ser suprimida si la bomba fuera desactivada ya que esto no añade ningún valor para el operador, porque él o ella ya saben que fue causado porque la bomba fue desactivada. Esta técnica puede ser por supuesto muy complicada y requiere un cuidado considerable en el diseño. En el susodicho caso por ejemplo, puede ser argumentado que la alarma de flujo baja añade realmente valor cuando esto confirma al operador que la bomba en efecto se ha parado. La Administración de Alarmas se hace cada vez más necesaria como la complejidad y el tamaño de los aumentos de sistemas industriales. Mucha necesidad en la Administración de Alarmas también se incrementa porque las alarmas pueden ser configuradas en DCS con un costo incremental casi cero, mientras que en el pasado en sistemas de panel de instrumentos físicos que consistían en instrumentos análogos neumáticos o electrónicos individuales, cada alarma requirió gasto y bienes inmuebles de panel de instrumentos, entonces lo más pensado por lo general se tornaba en la necesidad de una alarma.

Certificación Independiente
Algunas compañías de seguros y las agencias locales de contralor y/o aplicación de legislación o normativa obligatoria requieren que los sistemas de alarma sean instalados para cifrar o ser certificado por un tercero independiente. La certificación independiente y asegura que un sistema instalado se encuentra un nivel de criterios o grado de seguridad por encima y más allá de lo que un representante de ventas puede ofrecer. Esto le asegura que tendrá un sistema que será confiable cuando sea necesario. Como tercera parte, las agencias de certificación sin fines de lucro, de alarma incluyen: • • • • • •

(UL) Underwriters Laboratories (NFPA) National Fire Protection Association (NEC) National Electrical Code (NFBAA) National Fire & Burglar Alarm Association (CSAA) Central Station Alarm Association (IRAM) Instituto Argentino de Normalización

Fuentes consultadas: • • • • • • • •

Trimmer, H.William (1981). Understanding and Servicing Alarm Systems. Stoneham: Butterworth. Weber, Thad L. (1985). Alarm Systems and Theft Protection (2d ed.). Stoneham, MA: Butterworth. Walker, Philip (1985). Electronic Security Systems. Cambridge, UK: University Press PeopleSensor video system, Cognex Inc., viewed January 18, 2005. Schatz, David A., et al. Video safety curtain. U.S. Patent No. 6,297,844, Issued OCt. 2, 2001.
Wikipedia, la enciclopedia gratuita. Manual del Instalador de Alarmas © 2006 C. F. Reisz Código de Practica Instalaciones .Foro de Seguridad Electrónica Falsas Alarmas (ALAS)