Evidencia de aprendizaje. Mi contexto en un mundo globalizado. 1.

Reflexión sobre la globalización y mi contexto ¿Cómo ha influido la globalización al lugar dónde vives? Vivo en la Ciudad de México… “la región más transparente”… “la ciudad de la esperanza”… Llegué a vivir aquí en 1975, durante el sexenio de Echeverría. En un principio me pareció interminable. No importa cuánto me aventuraba a avanzar por rumbos desconocidos, la ciudad no acababa. Todo lo que había aquí me parecía nuevo, era un contraste con el medio rural en que crecí. Lo único extranjero que se veía, eran los turistas en el centro, Chapultepec y Zona Rosa. Día con día fui creciendo, igual que la ciudad. El panorama comenzó a cambiar en la década de los ochenta. Los aparatos electrónicos que anteriormente se conseguían sólo en el mercado negro, comenzaron a ser vendidos en las tiendas. El mercado de artículos importados comenzó a crecer. Ya no solo había turistas, ahora también productos extranjeros en las tiendas. Sin embargo, esta apertura comercial fue gradual. Fue a partir del sexenio de Salinas que más que intercambio comercial, se inició un proceso de globalización, que por supuesto, se vió más claramente en la Ciudad de México, por ser la capital del país. Entre los cambios que se dieron a partir de la globalización podemos mencionar los físicos o de espacios en la ciudad, especialmente en el Centro Histórico. Se incrementó la construcción de grandes edificios para alojar a los corporativos transnacionales, modificando la fisonomía del Paseo de la Reforma y Avenida Juárez . Muchos de los edificios históricos de esta zona fueron “concedidos” al capital privado con el pretexto de inversión para su rehabilitación y conservación. Los cambios no han sido solamente relativos al espacio físico. Ante la globalización, la apertura comercial y la actividad económica generada, la ciudad incrementó el flujo de inmigración. Muchas personas de los estados, cambiaron su residencia en busca de mejores oprtunidades de vida. Esto dio como resultado desempleo, subempleo y desigualdad social. En la ciudad comenzó a verse el fanatasma del subempleo en el crecimiento de vendedores ambulantes, limpiaparabrisas, mendigos y otros personajes que ahora son parte de la imagen de la ciudad. Al ser el asiento de los poderes de la federación, y ante los grandes problemas sociales sin resolver derivados de la gobalización y el modelo económico, la ciudad se transformó en el “marchódromo” más grande del mundo. Prácticamente no hay un día en que no haya una marcha, bloqueo o protesta en alguna parte de la ciudad. Sin embargo, no todo ha sido negativo. La Ciudad de México se ha convertido en una ciudad cosmopolita y de vanguardia. La actividad comercial, cultural y tecnológica se puede comparar con la de las grandes urbes del mundo. Además de esto, se ha convertido en un espacio de tolerancia a la diversidad. Las manifestaciones culturales tradicionales coexisten con tendencias culturales globales. Esta gran ciudad da cabida a todo. A pesar de no ser originario de esta ciudad, he vivido aquí desde hace treinta y siete años. He visto crecer y cambiar esta ciudad y también me he transformado en este proceso.

la globalización tiene aspectos positivos y negativos. En pocas palabras. La posibilidad de tener acceso en segundos a información de cualquier tema y de cualquier parte del mundo. me ha hecho ciudadano del mundo. El aspecto negativo es que la globalización económica ha acentuado la desigualdad social. También a partir de la globalización he tenido acceso a medios de comunicación masiva de otros países lo que me ha permitido. pero la globalización a nivel tecnológico ha marcado un gran cambio en mi vida profesional y personal.Quizá pueda parecer trivial. El acceso global a la información tiene un impacto muy importante en el desarrollo intelectual y personal. cómo perciben e interpretan su realidad. . ha significado un cambio importante en mi trayectoria laboral y personal. El reto es contribuir a reducir esta brecha e incrementar el capital humano. Como todo en esta vida. conocer casi de primera mano.