De Milton Friedman a

Calderón y Elba Esther Gordillo
De la “Libertad de elegir” a la ace
Coordinadora Nacional de los Trabajadores
de la Educación
¡Unidos y Organizados Venceremos!
Asamblea General de Representantes (agr)
Maestros Democráticos (md)
cnte- snte- Secc. 10
Enero de 2009
CNTE SNTE
Índice
Introducción ................................................................................................ 3
Milton Friedman y la “Libertad de Elegir” .............................................. 4
Teodore W. Schultz y el “Capital Humano” ........................................... 8
La ace y el Contexto Social ..................................................................... 14
Max Weber y la Certifcación .................................................................. 20
La ace y su carácter anticonstitucional, antilaboral,
antipedagógico .................................................................................. 21
Marx y la Computadora ........................................................................... 30
Recapitulación ........................................................................................... 33
Fuentes consultadas .................................................................................. 34
35
FUENTES JURíDICAS
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, México, Editores Gómez DMZ Herma-
nos, 2007.
Ley Federal del Trabajo, México, Secretaría del Trabajo y Previsión Social, 2005.
Reglamento del Apartado “B” del Artículo 123 Constitucional, Ley Federal de los Trabajadores
al Servicios del Estado, México, ed. Delma, 1999.
Condiciones Generales de Trabajo, Reglamento-sep, decretado en 1946.
FUENTES HEMEROGRÁFICAS
La Jornada, 23 de octubre de 2008.
Excélsior, 21 de agosto de 2008.
La Jornada, 28 de mayo de 2008.
La Jornada, 10 de octubre de 2008.
La Jornada, 12 de septiembre de 2008.
La Jornada., 21 de octubre de 2008.
Réplicas o comentarios o al correo electrónico:
ianzelv@yahoo.com.mx
34
Fuentes Consultadas
FUENTES BIBLIOGRAFíCAS
Anderson, Perry, “Balance del Neoliberalismo. Lecciones para la Izquierda”, en Revista Vientos
del Sur, No. 6, Primavera, México, 1996.
Chomsky, Noam y Heinz Dieterich Stefan, La Aldea Global. Educación, Mercado Democracia,
México, Contrapuntos, 7ª reimp. 1999.
Choosudovky, Michel, Globalización de la Pobreza y Nuevo Orden Mundial, Siglo XXI, México,
2ª ed, 2003.
Friedman, Milton y Rose, Libertad de elegir: hacia un nuevo liberalismo económico, Barcelona,
Grijalbo, 1981.
Galeano, Eduardo, Patas Arriba: La Escuela del Mundos al Revés, México, Siglo XXI, 1ª ed.,
1998.
Ibarrola, Maria, (compiladora), Las Dimensiones Sociales de la Educación, México, El Caballito-
sep, 199.
Kosik, Karel, El Mundo de la Pseudoconcreción y su destrucción, Dialéctica de lo Concreto,
México, Enlace-Grijalbo, 1986.
Marx, Carlos, “Mercancía y Dinero, (El fetichismo de la mercancía y su secreto)”, Capitulo I, El
Capital, T. I, 19ª ed., México, Fondo de Cultura Económica, 1986.
Marx, Carlos y Engels Federico, Manifesto del Partido Comunista, Moscú, Progreso, 1978.
Roseman, Roitman, Marcos, Pensamiento Sistémico. Los orígenes del social-conformismo, Méxi-
co, Siglo XXI, 2ª, ed. 2004.
V. I., Lenin, Discurso pronunciado en el I Congreso de Instrucción Pública de toda Rusia, 28 de
agosto de 1918, La Instrucción Pública, Moscú, Progreso, 1975.
REVISTAS
Alianza por la Calidad de la Educación”, (Gaceta), sep-snte, 20 de mayo de 2008.
Yánez Velasco J. Carlos, Debate por la Escuela Pública, en Ceahoy, Órgano Informativo de la
Confederación de Educadores Americanos, México, núm. 11, junio de 2000.
Maestr@, Boletín Informativo Comité Ejecutivo Nacional Democrático, snte, Época 1, No 0,
agosto de 2008, México.
Introducción
L
a refexión que hoy presentamos sobre la ace, creemos que es una necesi-
dad y una obligación de los militantes de izquierda y de la cnte en particu-
lar. El objetivo central del presente trabajo, es el desenmascaramiento político,
ideológico y teórico de éste proyecto.
Es apenas un ensayo, en el se abordan una serie de cuestiones de modo
general, por lo que seguramente adolece de una serie de limitaciones e impre-
cisiones.
Este modesto trabajo se inscribe en el marco de la lucha teórica, política
e ideológica que los dirigentes, activitas y simpatizantes de la cnte y el movi-
miento magisterial debemos dar. La lucha teórica es un elemento fundamental
de nuestro movimiento, que no podemos descuidar, es una tarea imprescin-
dible, para contrarresta en la medida de lo posible la ofensiva criminal y siste-
mática del aparato mediático de la burguesía y del charrismo con Elba Esther
Gordillo a la cabeza, en contra de la cnte y el movimiento magisterial y po-
pular en su conjunto.
En este trabajo intentamos demostrar que la ace, desde el punto de vista
de su contenido político, ideológico y teórico, sí acaso lo tiene, no es nada
novedosa, ni modernizadora, es una antigualla de mediados del siglo xx, tie-
ne su origen en el basurero ideológico de Miltón Friedman, quien pregonaba
desde los años 60s una educación de mercado, a partir de conceptualizar a los
maestros y administradores como productores y consumidores a los padres
de familia y alumnos, por lo que recomendaba una educación privada, qué en
su lógica representaba “mayor calidad” educativa, frente a la educación que
impartía el Estado.
Por su parte Teodore W. Schultz, teórico del capital humano, conside-
raba a la educación como una inversión, por lo que de manera mecanicista
creía que a mayor inversión, mejor preparación, por lo tanto, mayor y mejores
empleos, partiendo de los conceptos, empleo- productividad, que al mismo
tiempo equivale a mayor crecimiento y desarrollo, lo mismo que hoy creen los
neoliberales, teorías que una tras otra han fracasado, sobre todo en América
latina. Estos supuestos “ teóricos” han sido desmentidos por la misma reali-
dad, por las recurrentes crisis del capitalismo mundial, sobre todo por la de
los últimos meses.
En este ejercicio tratamos de destacar el conjunto de variables económicas
y sociales, negativas de la economía, que sí no son resueltas en el mediano y
4
largo plazo, cualquier proyecto educativo esta con-
denado al fracaso, como hoy lo está la ace de Fecal
y Gordillo.
Por cuestión de principios no nos oponemos
a que la educación se transforme, se modernice, a
que eleve su calidad, no rechazamos el uso de las
herramientas electrónicas como materiales de
apoyo didácticos, por un lado y por otro, no vendemos, ni defendemos la
venta de plazas, ésta practica nefasta fue instituida por la burocracia del Es-
tado y por los aparatos corporativos charros; ctm, fstse y snte, etc., porque
no somos reaccionarios, ni retrogradas, los que luchamos en contra de la ace,
somos mujeres y hombres de pensamiento libre, democrático y progresista.
Nos oponemos a su carácter aberrante, a su forma antidemocrática, autoritaria
y excluyente, la cuestionamos por que estamos convencido que carece de base
teóricas sólidas, técnico-pedagógicas.
Nuestra refexión está orientada a reiterar una vez más que la educación es
una función sustancial del Estado y que debe cumplirla sin regateos, ya que los
recursos fnancieros que éste destina a la educación, son los impuestos de los
ciudadanos, por tanto, la educación es un derecho social, no una dadiva.
De la “Libertad de Elegir” a la ace
Milton Friedman y la “Libertad de Elegir”
E
l proyecto educativo llamado “Alianza por la Calidad de la Educación” que
hoy nos presentan no es fortuito, ni resultó de la nada, es un subproducto
ideológico más del capitalismo y del neoliberalismo en particular, que Calde-
rón y Elba Esther Gordillo hoy lanzan al mercado en su versión más grotesca,
burda y agresiva, como la panacea del siglo xxi en materia educativa, esta
baratija no es ni novadora, ni absolutamente novedosa.
La ace que hoy pretenden imponer Calderón y Gordillo, es a todas luces
un proyecto de educación privada, es una educación de mercado, sacada del
basurero ideológico del capitalismo de los años 60s, del siglo xx, además es
copia y remedo de la teoría de libre mercado de Milton Friedman. La inte-
racción entre la educación y la economía es una vieja idea que viene acompa-
ñando la historia de las sociedades occidentales y accidentalizadas (entre estas
la sociedad mexicana) desde la antigüedad, H. Dieterich, Señala al respecto
33
Recapitulación
L
a “Alianza por la Calidad de la Educación” que hoy intentan imponer las
camarillas de Calderón y Elba Esther Gordillo desde nuestro punto de vis-
ta, no es un proyecto educativo serio y consistente, no es el resultado de un
diagnostico real, no responde a las necesidades de la niñez y la juventud de
México.
Este proyecto se intenta aplicar sobre bases empíricas y pragmáticas desde
el punto de vista teórico, está sustentado en la vieja ideología Friedmaniana,
que fracasó en él ultimo cuarto del siglo xx, el objetivo central de ésta contra-
rreforma es privatizar la educación pública, intenta convertirla de una con-
quista y un derecho social de los mexicanos, en un producto de mercado.
La ace, por su forma y contenido
es un proyecto antidemocrático, verti-
cal, autoritario y excluyente, impues-
to al magisterio nacional y al pueblo
trabajador desde una postura autori-
taria y dictatorial del poder del esta-
do burgués mexicano, obedece a los
intereses económicos y políticos de la
burguesía y en modo particular a los
intereses de una fracción del bloque
de poder dominante, de la burguesía ultraderechista de estado, representados
en este periodo por Felipe Calderón y por la mafa sindical corporativa del
snte encabezada por Elba Esther Gordillo. Como ya lo hemos dicho, la ace
no es un proyecto educativo, es una alianza política estratégica, tramada a es-
palda del medio docente y escolar, por lo demás, es demagogia e hipocresía.
Los ejes de la ace en su mayoría, violentan el texto constitucional de los
Artículos 3º, 123 y las leyes reglamentaria de cada uno, atentan contra la edu-
cación gratuita y el derecho al trabajo.
En el contexto de la más profunda crisis del modelo neoliberal, en México
que está tocando fondo con el colapso fnanciero del capitalismo mundial, la
ace está condenada a la derrota, al fracaso, incluso ya se atascó frente a la fé-
rrea resistencia magisterial y popular a nivel nacional, la ace pasará como un
experimento sexenal más, sin mayor impacto, es decir, “sin pena ni gloria”.
A todo ello debemos agregar que la lucha contra ésta nefasta reforma, es
aún larga, requiere de unidad, dirección y acumulación de fuerzas en el con-
junto del movimiento magisterial y popular a mediano y a largo plazo.
32
mercancía; encierra relaciones sociales de producción
y de explotación, “representa un gasto esencial de ce-
rebro humano, de nervios, músculos, sentidos etc. En
segundo lugar, encierra tiempo de trabajo socialmente
necesario para producirla, […] los hombres trabajan los
unos para los otros, de cualquier modo que lo hagan,
su trabajo cobra una forma social. […] El carácter mis-
terioso de la forma mercancía estriba, por tanto, pura
y simplemente en que proyecta ante los hombres el carácter social del trabajo
de estos como si fuese un carácter material de los propios productos de su
trabajo, un don natural social de estos objetos y como si por tanto, la relación
social que media entre los productores y el trabajo colectivo de la sociedad
fuese una relación social establecida entre los mismos objetos, al margen de
sus productores.”
80

La ideología burguesa pretende hacernos cree que la computadora y otros
inventos electrónicos e informáticos superan las capacidades cognitivas del
hombres, en tal sentido la han rodeado de un velo misterioso, es casi un ser
superior, incluso la ideología burguesa le ha adjudicado titulo de “ciudadana”
y nosotros frente a ella somos unas simples y mortales criaturas que debe-
mos postrarnos ante ésta. Pero debemos develar y desmistifcar este prejuicio
idealista a través del análisis riguroso, objetivo y dialéctico, asentando que la
computadora, es sólo trabajo humano y no otra cosa, Marx ha señalado a pro-
pósito del fetichismo de los productos del trabajo humano y en especial de la
mercancía.
“Por eso, si queremos encontrar una analogía a este fenómeno, tenemos que remontarnos a
las regiones nebulosas del mundo de la religión, donde los productos de la mente humana
semejan seres dotados de vida propia, de existencia independiente, y relacionados entre sí
y con los hombres. Así acontece en el mundo de las mercancías con los productos de las
manos del hombre. A esto es a lo que yo llamo el fetichismo bajo el que se presentan los pro-
ductos del trabajo tan pronto como se crean en forma de mercancías y que es inseparable,
por consiguiente, de este modo de producción.”
81

80
Marx, Carlos, “Mercancía y Dinero, (El fetichismo de la mercancía y su secreto)”, Capitulo I, El Capital, T.
I, 19ª ed., México, Fondo de Cultura Económica, 1986, p. 37.
81
Ibid., p. 38.
5
lo siguiente. “Desde Platón, hasta los
pensadores de la economía clásica
(Adam Smith, David Ricardo) y Alfred
Marshall, quien consideró que “El capi-
tal más valuable de todos los capitales
es el que se invierte en seres humanos”.
En nuestro siglo, la noción de la educa-
ción como inversión económica cobra fuerza en los años sesenta. Por ejem-
plo, en 1965 el director general de la unesco, dirigiéndose a la Asamblea de
Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, afrmaba. “La nueva
perspectiva que se ve en la educación como creadora de riqueza, como factor
esencial del desarrollo económico a la vez que de las transformaciones de la
estructura social, viene a alterar la actitud que hasta ahora se ha tenido frente
a la educación superior.”
1
Desde décadas atrás, connotados teóricos del capitalismo, en aras de
convertir el proceso educativo en un factor económico y superestructural
que incidiera de modo directo en el proceso productivo, por ende en la ele-
vación de la productividad y competitividad como premisas de la acumu-
lación capitalista, han hilvanado y sistematizado ciertas teorías que conciben
a la educación como inversión económica, para hacer frente al problema de
la falta de crecimiento y desarrollo de las economías, sobre todo, las latinoa-
mericanas.
Los teóricos de la “revolución” del capital humano están vinculados a Mil-
ton Friedman y a otros académicos asociados a la Universidad de Chicago,
entre estos Gary S. Becker , con su obra Human Capital (1964) y Teodore W.
Schultz, Investing in People. Te Economics of Populations Quality (1981).
2
La tendencia hacia una educación de mercado o privada, hoy no resulta
nada novedosa, es una vieja pretensión de los ideólogos del capitalismo, entre
estos Milton Friedman, desde la década de los 70s, había cuestionado la exce-
siva centralización del Estado, la burocratización y la mala calidad de la en-
señanza publica en los Estados Unidos. Ésta tendencia tampoco es fortuita,
corresponde a la lógica intrinca del modo de producción capitalista, cuya
avidez por la ganancia, impone a toda actividad económica, política, social o
cultural, el carácter de negocio-mercancía.
Friedman negó desde un principio la viabilidad y factibilidad de la educa-
ción publica, sobre todo en un contexto económico y social dominado por el
1
Chomsky, Noam y Heinz Dieterich Stefan, La Sociedad Global, Educación, Mercado y Democracia, Méxi-
co, Contrapuntos, 7ª reimp. 1999, p. 85.
2
Ibid., p. 85.
6
mercado capitalista, por un lado y por otro, ante el control burocrático y cen-
tralizado de la educación por el Estado y el bajo rendimiento de la enseñanza
publica. Afrmaba al respecto.
“El establecimiento en los Estados Unidos del sistema escolar como una isla de socialismo
en el mar de mercado libre refejaba en pequeña escala la pronta aparición entre los intelec-
tuales de un recelo hacia el mercado y el intercambio voluntario.”
3
En su cuestionamiento al Estado por los bajos rendimientos en materia edu-
cativa, Friedman recurre a la “Teoría del Desplazamiento Burocrático” de “Max
Gamon, tras estudiar el servicio nacional de sanidad inglés: en palabras suyas
–dice– en “un sistema burocrático […] el aumento en los gastos será contra-
rrestado por una disminución de la producción […]. Dicho sistema actuará casi
como “agujero negro” en el universo económico, absorbiendo recursos y a la
vez contrayéndose en términos de producción “emitida”.
4

En los Estados Unidos entre 1971 y 1977 el personal profesional aumentó
un 8 por ciento por alumno y 58 por ciento en dólares. “Está claro el aumen-
to de los medios empleados”. Sin embargo el numero de estudiantes y escuelas
descendió, “la calidad de la instrucción ha bajado. “Es claro el descenso en los
resultados obtenidos.”
5

Sin embargo para este ideólogo del capitalismo, el problema del bajo ren-
dimiento escolar, no es cuantitativo, es decir, no se trata de la cantidad de
recursos empleados, del mayor o menor numero de estudiantes en las escuelas
públicas. Para Friedman, éste es un problema de mercado (de la educación), es
un problema de oferta y demanda, creado por la intervención del Estado, que
se traduce en una contradicción entre el poder de los productores, “(profesores
y administradores) y la libertad de elección de los consumidores (padres de
familia y alumnos)”.
6
La contradicción estriba en “unas disposiciones bajo las
cuales el consumidor tiene libertad para elegir y unas medidas con arreglo a las
cuales el productor está en el poder, por lo que el consumidor tiene poco que
decir. Si el consumidor tiene libertad para elegir, una empresa crece solamente
si produce algo que éste prefere debido a su calidad o precio.”
7
Para Friedman
el fundamento de todos los males de la educación, era el control estatal de ésta.
3
Friedman, Milton y Rose, Libertad de Elegir: Hacia un Nuevo Liberalismo Económico, Barcelona, Grijalbo,
1981, p. 216.
4
Ibid., p. 218.
5
Ibid., p. 218.
6
Ibid., p. 220.
7
Ibid., p. 219.
31
ciencias exactas y naturales, de la economía y la pedagogía que la humanidad
ha producido y han dado su vida por ella; Euclides, Galileo, Newton, Descar-
tes, S. pinosa, Darwin, Pasteur, Mendel, Morgan, Edison, A. Smith, D. Ricardo,
C. Marx, F. Engels, V. I. Lenin, Rousseau, Pestalozzi, Montessori, Piaget, Maka-
renko, Vygotsky, Vasconcelos, etc. a los extraordinarios científcos y pedago-
gos contemporáneos.
En el aula la computadora, es una simple herramienta didáctica de apoyo,
que facilita, dinamiza y simplifca el proceso de enseñanza-aprendizaje, en la
interacción directa maestro-alumno, la computadora no puede suplir el rol de
facilitador, motivador, coordinador y organizador del proceso de enseñanza-
aprendizaje del maestro, en la actividad colectiva y grupal los alumnos deben
construir y descubrir sus propios conocimientos(a través de técnicas y diná-
micas grupales).
Este instrumento no puede suplir el elemento afectivo maestro- alumno,
no puede suplir la lectura, la investigación, el análisis, la interpretación, la crí-
tica, la problematización y la socialización de los contenidos curriculares de
las distintas asignaturas.
El Internet no puede ni debe desplazar los fondos documentales de los ar-
chivos históricos de las distintas instituciones, educativas, científcas, cultu-
rales, administrativas, fnancieras, eclesiásticas, políticas, laborales, militares,
sindicales (unam, uam, upn, colmex, agn, ahcm, inehrm, hn, shcp, sdna,
etc.) y todo los extensos acervos bibliográfcos, y hemerográfcos que existen
en las bibliotecas del país, y del mundo, debe agilizar y facilitar los procesos de
investigación en estos sitios, fortaleciendo así los aprendizajes de los alumnos;
enciclomedia no puede suplir el trabajo de campo de los alumnos, es decir
la investigación y observación directa en los sitios donde existe información
científca e histórica, como los museos y las zonas arqueológicas (en el caso de
la signatura de historia), de ningún modo podemos admitir que enciclomedia
desplace los libros de texto en el aula; la computadora no planea, no dosifca,
no jerarquiza no evalúa, como hoy pretenden los apologistas de la computa-
ción y los mercachifes Calderón- Gordillo y sus secuaces que este instrumen-
to suplante la actividad del docente y de los propios alumnos.
La computadora es simple y llanamente un objeto material, un producto,
una mercancía (en circunstancias de mercado), es producto humano, trabajo
social, es un valor de uso, expresa una magnitud de valor, cualquier otra de-
fnición, cualquier otra atribución o propiedad que se le quiera adjudicar a
este objeto, simplemente es una falsedad y una fantasía que no corresponde
a la realidad, lo que Marx en su momento caracterizó como fetichismo. La
computadora como producto social humano, sí la ubicamos en su carácter de
30
estado vela por la seguridad pública: de los otros servicios, ya se encargará el
mercado; y de la pobreza, gente pobre, regiones pobres, ya se ocupará Dios, si
la policía no alcanza. Aunque la administración pública quiera disfrazarse de
madre piadosa, no tiene más remedio que consagrar sus menguadas energías
a las funciones de vigilancia y castigo.”
79
Marx y la Computadora
P
or principio y a modo de aclaración, no negamos el vertiginoso desarrollo
de las fuerzas productivas, la revolución científco- técnica, mucho menos
la utilización de la tecnología de punta en la producción de satisfactores mate-
riales para la sociedad, sobre todo los avances científcos operados a fnales del
siglo xx y principios del siglo xxi.
El desarrollo y la aplicación de la informática, es un parte aguas en el desa-
rrollo de capitalismo, en su etapa global, ocupa ya, en la historia de las socie-
dades modernas una importancia histórica, como en su momento lo tuvieron
la Locomotora y el Barco de vapor, como la electricidad, el telégrafo, el uso
del petróleo y el motor de combustión. Inventos que tuvieron su origen en la
revolución industrial del siglo xix, en Europa y Norteamérica que marcaron
del mismo modo un salto cualitativo y una fase particular del desarrollo del
capitalismo.
El desarrollo de los procesos informáticos y su aplicación a las actividades
económicas, productivas, científcas, comunicacionales, culturales y artísticas
de la sociedad, contemporánea, constituye por sí mismo un salto histórico-
cualitativo, una revolución en la ciencia y la tecnología, trajo consigo profun-
dos cambios en la dinámica de las economías del mundo capitalista.
Pese al carácter utilitarista y privado que el capitalismo le ha dado a la
ciencia, ésta ha contribuido enormemente a mejorar y a elevar la calidad de
vida de las personas.
La computadora específcamente en relación con las actividades docentes
es un instrumento, una herramienta didáctica extraordinaria, de un importan-
te valor técnico- didáctico. Sin embargo éste extraordinario recurso no puede
estar por encima de su creador, por encima del hombre, jamás podrá suplan-
tar su capacidad, intelectual, racional, imaginativa, creadora e inventiva. Esta
herramienta tecnológica no podrá jamás superar a los grandes genios de las
79
Galeano, Eduardo, Patas Arriba: La Escuela del Mundos al Revés, México, Siglo XXI, 1ª ed. 1998, pp. 30-31.
7
“Desgraciadamente, en los últimos años nuestro historial educativo ha perdi-
do lustre. Los padres se quejan de la calidad descendente de la instrucción que
reciben sus hijos. […] Difícilmente mantendrá nadie que nuestras escuelas es-
tén proporcionando a los niños las herramientas que precisan para enfrentarse
a los problemas de la vida.”
8
Como solución al problema de la mala calidad de la educación, propu-
so mayor control y fnanciación de los padres de familia, de las escuelas y al
gobierno otorgar a estos vales o bonos educativos, como forma de pago de la
educación de sus hijos ya fuese publica o privada, exigía en este sentido, para
los padres de familia, por un lado el control de las escuelas a través de determi-
nadas asociaciones y por otro la libertad de elegir, la educación de su preferen-
cia para sus hijos, Friedman decía al respecto.
“Un modo de lograr mejoras, de devolver el aprendizaje a las aulas, en especial para los que
actualmente están más atrasados, es dar a todos los padres un mayor control sobre la edu-
cación de sus hijos, similar al que tenemos los que pertenecemos a la clase de ingresos más
elevados. Por lo general los padres tienen un interés mayor en la educación de sus hijos y un
conocimiento de sus posibilidades y necesidades que cualquier otro. […] Un modo sencillo
y efcaz de garantizar a los padres una mayor libertad de elección, conservando a la vez las
actuales fuentes de fnanciación, es un proyecto a base de vales. […] Supongamos que el go-
bierno le dice: “Si nos libra usted de la carga de educar a su hijo, se le dará un vale, un trozo
de papel amortizable por una suma fjada de dinero siempre que ésta se destine al pago de
la educación de su hijo en una escuela autorizada. A los padres se les puede y se les tiene
que autorizar el uso de los vales no sólo en escuelas privadas, sino también en otros centros
públicos. […] Esto dará a cada padre una oportunidad mayor para elegir, y al mimo tiempo
exigirá a las escuelas publicas que sé autofnancien cobrando la enseñanza (totalmente sí el
vale corresponde al coste total; si no, al menos en parte). Las escuelas públicas tendrán que
competir entonces tanto con las demás escuelas públicas como con las privadas.”
9
Friedman recomendaba vender educación a particulares y asociaciones. ¡In-
tentad vender un producto que alguien anda regalando! […] “Las organizacio-
nes libres –desde los vegetarianos a los boy scouts pasando por myca [Young
Men´s Christian Association: Asociación de Jóvenes cristianos]– podrían
montar escuelas e intentar atraer a padres. Y lo más importante, aparecerán
nuevos tipos de escuelas privadas para cubrir este enorme mercado.
10
8
Ibid., p. 212.
9
Ibid., pp. 223- 224 y 225.
10
Ibid., pp. 227- 228.
8
No nos cabe la menos duda, por la evidencia de los hechos, que el pro-
yecto educativo de Calderón-Gordillo, llamado ace ésta inspirado aunque
de manera burda, en esta fuente teórica e ideológica capitalista-imperialista,
Friedmaniana y en otras que más adelante iremos analizando. En ésta ideolo-
gía individualista se inspiran; “La Escuela de Calidad”, “La Escuela de Jornada
Completa”, los “Consejos de Participación Socia”, “Exámenes de Certifcación”,
la “Teoría de las Competencias”, etc., antecedentes inmediatos hacia una edu-
cación privada que conlleva como trasfondo la ace.
Teodore W. Schultz y el “Capital Humano”
11
E
s evidente que Schultz se propuso, justifcar la inserción del proceso educa-
tivo a la esfera de la producción de capital, como se puede ver.
“Propongo que consideremos la educación como una inversión en el ser humano y sus
consecuencias como una forma de capital. Puesto que la educación pasa a formar parte de
la persona que la recibe, me referiré a ella como capital humano. Puesto que se convierte en
parte integral de una persona, conforme a nuestras instituciones no puede ser comprada,
vendida o considerada como una propiedad. Sin embargo, constituye una forma de capital
si se presta un servicio productivo el cual tiene un valor para la economía”.
12

Esta teoría en los Estados Unidos fue duramente criticada y caracterizada
como degradante y repugnante por muchas personas, por que consideraban
que la educación no pode ser un medio para producir capital, sino que tiene
fnes culturales, la educación debe estar orientada a formar ciudadanos con
valores, debe ayudar a comprender el signifcado de estos para la vida, Schultz
reconoció esto. “Mi respuesta a los que creen en esto, es lo siguiente: Que un
análisis que considera a la educación como una de las actividades que puede
aumentar el acopio de capital humano no desconoce de ninguna manera la va-
lidez de su posición […] lo que trato de decir es que, además de alcanzar estas
metas culturales, algunos tipos de educación pueden mejorar las capacidades
11
Teodore W. Schultz, economista norteamericano nacido en 1902. Profesor y Jefe del Departamento de
Economía de la Universidad de Chicago, Profesor emérito, es un de los principales creadores de la economía
de la educación con enfoque del “capital humano”.
12
Ibarrola, Maria, (compiladora), Las Dimensiones Sociales de la Educación, México, El Caballito-sep, 1991,
p. 69.
29
Amén de los exámenes de certifcación, que son un fltro antilaboral in-
terpuesto por las autoridades, de igual modo para impedir que los profesores
obtengan una plaza en el ramo de la docencia. La ace, violenta en la práctica
los derechos de escalafón de los trabajadores al servicio del Estado contenidos
en los Artículos 47 Y 50 del la Ley Federal de los Trabajadores al Servicios del
Estado, los cuales establecen “las promociones de ascensos de los trabajado-
res” y, los “factores escalafonarios”, […] “concursos para ser ascendidos”, “los
conocimientos, la aptitud, la antigüedad, la disciplina y puntualidad.”
75
La ace,
omite lo dispuesto en el Artículo 132 de Ley Federal del Trabajo, que obliga al
patrón. “Poner en conocimiento del Sindicato, […] los puestos de nueva crea-
ción, las vacantes defnitivas y las temporales que deban cubrirse.
76

No podemos negar que el marco jurídico laboral establece los concursos
como mecanismo de ascenso de los trabajadores, sin embargo, se trata de con-
cursos ordinarios, contemplados dentro de los procesos escalafonarios de las
propias organizaciones sindicales, que no es lo mismo qué, los “Exámenes de
certifcación”, que cancela el derecho al trabajo en el sector educativo, como
ya lo hemos dicho. En las, “Condiciones Generales de Trabajo”, se reconoce
textualmente el derecho a la defnitividad para el personal al servicio de la sep,
al respecto se dice. “Artículo 9.- Ningún trabajador adquirirá el carácter de
un empleado de base, sino hasta que transcurran seis meses de la fecha de sus
ingreso.”
77

En términos generales la ace de Calderón y Gordillo, de este modo violen-
ta el Art. 123 constitucional, que dice al respecto. “Toda persona tiene derecho
al trabajo digno y socialmente útil, al efecto se promoverán la creación de em-
pleos y la organización social para el trabajo, conforme a la ley.”
78
En el texto Constitucional se establece con toda claridad, que la impar-
tición de educación y la regulación de las relaciones laborales son funciones
sustanciales del Estado, sin embargo en la actualidad, más que nunca, el Es-
tado está al servicio del capital como lo señala E. Galeano. “En la era de las
privatizaciones y del mercado, el dinero gobierna sin intermediarios. ¿Cuál es
la función que se atribuye al estado? El estado debe ocuparse de la disciplina
de la mano de obra barata, condenada a salarios enanos, y de la represión de
las peligrosas legiones de brazos que no encuentran trabajo: un estado juez y
gendarme y poco más. La justicia social ha sido reducida a justicia penal. El
75
Reglamento del Apartado “B” del Artículo 123 Constitucional, Ley Federal de los Trabajadores al Servicios
del Estado, México, Delma, 1999, pp. 12- 13.
76
Ley Federal... op. cit., p. 62.
77
Condiciones Generales de Trabajo, Reglamento-sep, decretado en 1946, p. 2.
78
Constitución Política.., op. cit., p. 100.
28
b) Fiscalizar y contratar la plantilla de personal, vigilancia permanente del
docente.
c) Impulsar escuelas de tiempo completo, con lo que se busca fusionar
grupos, cerrar turnos y cancelar dobles plazas.
d) Verifcar la labor del docente en tiempos extras para ganar puntos en
el aspecto de Desempeño Profesional de Carrera Magisterial en las lla-
madas escuelas de horario discontinuo, fuera del horario de clases y en
fnes de semana.
72
En estos aspectos la ace viola Ley Federal del Trabajo en los Artículos, 67 y 68,
en el primero establece que.
“Las horas de trabajo extraordinarios se pagarán con un ciento por ciento más del salario
que corresponda a las horas de la jornada, […] y en el segundo, “La prolongación del tiem-
po extraordinario que exceda de nueve horas a la semana, obliga al patrón a pagar al traba-
jador el tiempo excedente con un doscientos por ciento de salarios más que corresponda a
las horas de la jornada...”
73

Con respecto al “Eje dela profesionalización de los maestros y de las autoridades
educativas”, los propósitos antilaborales de la ace son evidentes, se busca.
a) Congelar todas las plazas que se generen por diferentes incidencias y en su
lugar crear contratos por servicios eventuales, esto no explica, los “exáme-
nes de certifcación”, de los cuales depende la creación de nuevas plazas.
b) Imponer la política del “primer empleo”, como periodo de prueba para
los maestros de nuevo ingreso (con contratos por servicios eventuales
indefnidos), poniendo como condición el desempeño para la contra-
tación, tiene como antecedente el trabajo meritorio (sin pago) a los
egresados de educación media superior y superior, la anulación de la
plaza automática a los egresados de las escuelas normales, […] reduc-
ción de la matricula normalista hacia su desaparición, las plazas direc-
tivas serán sujetas a concursos públicos.
74
En esta lógica, la “modernización”, lleva forzosamente a la privatización de la
educación y la exclusión de un gran numero de maestros a ejercer su profe-
sión, al incremento del enorme ejército profesional de reserva (docente).
72
Maestr@, op. cit., p. 1.
73
Ley Federal del Trabajo, México, Secretaría del Trabajo y Previsión Social, 2005, p. 45.
74
Maestr@, op. cit., p. 1.
9
de un pueblo mientras trabaja y dirige sus asuntos, y que éstas mejoras pueden
incrementar el ingreso nacional”.
13
La teoría del capital humano de Schultz, si
bien es cierto que acepta la cultura y los valores como productos intrínsecos de
la educación, también como toda teoría burguesa, de un modo o de otro busca
“algunos benefcios adecuadamente como capital identifcable y calculable”.
14

La teoría del capital humano hace énfasis en que a mayor grado de prepa-
ración y estudios, mayor posibilidad de inserción tiene una persona al mer-
cado de trabajo y mayores posibilidades de movilidad social. “La instrucción
aumenta la capacidad de la gente para adaptarse a los cambios en las oportu-
nidades de empleo asociadas con el desarrollo económico.”
15

Es indiscutible que la teoría del capital humano encierra un carácter pro-
ductivista y funcionalitas y preconiza una educación de mercado, también es
cierto que responde a los interese del capitalismo, sin embargo, por la fuerza de
los hechos reconoce, que el cometido fundamental de la educación es formar
sujetos con formación cultural y con valores ético- morales para la vida, por
un lado y por otro reconoce el papel fundamental del maestro en el proceso
educativo, a diferencia de lo que hoy pretende la componenda Calderón- Gor-
dillo, desaparecer las escuelas normales para convertirlas en escuelas técnicas,
contratar el menor numero de maestros a través de dudosos “exámenes de cer-
tifcación”, Schultz dice. “Las escuelas también reclutan y preparan estudiantes
para la enseñanza, una función tradicional de la educación. Aunque toda la
instrucción estuviese encaminada únicamente hacia el consumo fnal, es evi-
dente que los maestros serían necesarios, esto es, los individuos que poseen
una instrucción especial: flósofos, científcos y eruditos para la instrucción
académica y maestros para las escuelas primarias y secundarias”.
16

La teoría del capital humano ha permeado históricamente el discurso y las
políticas educativas concretas de los “organismos ejecutivos del capital”
17
(fmi,
bm) y de los Estados dependientes del imperialismo, con mayor énfasis en las
ultimas décadas.
Durante la primera Conferencia del Banco Mundial (14/06/1995), sobre el
Desarrollo en América Latina y el Caribe, el director del área de Recursos Hu-
manos del Banco Mundial, Juan Luis Londoño volvió a discurrir sobre el tema:
“La insufciencia en la formación de capital humano es uno de los elementos
básicos que explican tanto el débil desempeño de la economía latinoamerica-
13
Ibid., p. 72.
14
Ibid., p. 72.
15
Ibid., p. 74.
16
Ibid., p. 75.
17
Chomsky y H, Dieterich, op. cit., p. 68
10
na en los ¡últimos 15 años, como su falta de progreso, en materia de pobreza,
distribución del ingreso y democracia.”
18
En la cuarta reunión del Proyecto Principal de Educación en América La-
tina y el Caribe (promedlaciv) de la onu que convocó a los ministros de edu-
cación latinoamericanos en Quito, en 1993 se habló del “agotamiento de las
posibilidades de los estilos tradicionales de la enseñanza”. Se plantea en esta
reunión una transformación profunda en la gestión educativa tradicional, que
“permita articular efectivamente la educación con las demandas económicas,
sociales, políticas y culturales”.
19
En esta perspectiva coinciden educadores,
empresarios y otros grupos sociales, de la sociedad capitalista neoliberal en
América Latina, hacer de la educación “un factor clave del crecimiento y de-
sarrollo”.
20

La teoría del capital humano sostiene que, “la educación tiene un efecto
causal positivo sobre variables como: el ingreso, el empleo, el crecimiento eco-
nómico, y la equidad social, entre otras.”
21

La lógica neoliberal en América Latina, es incorporar sin contratiempos,
a la educación, en el proceso de creación de valor, de modo directo e indi-
recto, desde su propio ambiente. De tal suerte que la educación deja de ser
el espacio natural, para las ciencias, el arte y la cultura en general, Marx dice
al respecto. “La burguesía ha despojado de su aureola a todas las profesiones
que hasta entonces se tenían por venerables y dignas de piadoso respeto. Al
medico, al jurisconsulto, al sacerdote, al poeta, al hombre de ciencias, los ha
convertido en sus servidores asalariados.”
22

Desde los años 90 en el Banco Mundial se vienen diciendo gran cantidad
cosas sobre la educación, “le da a la gente la oportunidad de volverse más
productivos, escapar a la pobreza e improvisar la calidad de sus vidas”. “La
inversión en educación contribuye “tanto al progreso económico como la in-
versión en carreteras, plantas de energía, canales de irrigación o cualquier otro
capital físico, los benéfcos de esta inversión se miden por la productividad y
el ingreso”.
23

Estos supuestos y otros, Calderón, Gordillo y los neoliberales de derecha
y ultraderecha los repiten hoy como loros. “El Presidente de México ha deci-
dido impulsar la revolución educativa que el país esperó por décadas, y que se
18
Ibid., p. 78.
19
Ibid., p. 82.
20
Ibid., p. 82.
21
Ibid., p. 86.
22
Marx, Carlos y Engels Federico, Manifesto del Partido Comunista, Moscú, Progreso, 1978, p. 33.
23
Chomsky y H. Dieterich, op. cit., p. 83.
27
La ace trastoca de manera fagrante los fundamentos del 3º constitucional,
no encontramos ninguna semejanza, ni en la forma, ni en el contenido de
este proyecto con dicho Articulo. En ninguna parte del texto constitucional
encontramos el menor asomo de las “teorías” de la competitividad, de las com-
petencias, de la productividad, de mercado; que semejanza hay entre el texto
del 3º Constitucional y los Consejos Escolares de Participación Social (CEPS),
Con el pec, con enlace, con los “exámenes de certifcación”, bonos educativos
etc., ninguna.
En el “Eje de Modernización de los Centros Escolares”, se dice. “Equipa-
miento con conectividad de centros escolares en 155 mil aulas, adicionales a
las existentes, para cubrir el 75% de la matrícula. “Se referen a generalizar la
“educación en línea” (aulas de medios, enciclomedia, edusat, redes escolares).
Esto equivale a imponer una educación virtual o adiestramiento, para una
sociedad inerme y consumista acoplada a las determinaciones del mercado.
Esta política de equipamiento con la llamada “conectividad” busca suprimir
los libros y la función docente dejando ésta última a la computadora, el video
proyector y el pizarrón interactivo.”
70
En cuanto al “Eje de Gestión y Participación Social”, se menciona. “Parti-
cipación social en todas las escuelas, establecer en 50 mil escuelas modelos
de gestión estratégica, donde participen Consejos Escolares de Participación
Social para el 2012, impulsar en 100 mil escuelas modelos de escuela segura,
escuelas de tiempo completo, escuelas en horario discontinuo, escuelas fuera
del horario de clase y en fnes de semana, escuelas de bajo rendimiento, propi-
ciar el desarrollo integral de los alumnos, mejorar el rendimiento y aprovecha-
miento escolar”, lo que equivale de facto, a establecer Patronatos Educativos,
cuya función será. “[…] Financiamiento de una parte del mantenimiento y
equipamiento de los centros educativos”.
En este aspecto se viola el Art. 3º Constitucional, en su fracción IV, el cual
establece, “Toda educación: que el Estado imparta será gratuita.”
71
. En otra
parte del contenido de la ace, establece.
a) Los ceps defnirán las necesidades educativas y atenderán los conteni-
dos a incorporar a las competencias mínimas planteadas en Plan Secto-
rial de Educación y evaluadas por la prueba enlace, como condición
para asignar los “bonos educativos” y recursos presupuéstales a estados
y municipios.
70
Maestr@, Boletín Informativo Comité Ejecutivo Nacional Democrático, snte, Época 1, No 0, agosto de
2008, México, p. 1.
71
Constitución Política.., op. cit., p. 6.
26
“Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado –federación, estados y muni-
cipios– impartirán educación preescolar, primaria y secundaria. La educación preescolar,
primaria y la secundaria conforman la educación básica […] “obligatoria, laica y gratuita”
68
Por lo que es obvio e indispensable que el Estado destine los recursos fnan-
cieros sufcientes, 8% del pib, de tal suerte que la educación responda a las
necesidades de los niños, los jóvenes y del pueblo de México en general.
Sin embargo debemos precisar que cualquier acción del Estado que tienda
a reestructurar, transformar o modernizar la educación, debe ceñirse estricta-
mente al marco jurídico-constitucional, implica por un lado, no violentar, ni
modifcar en lo más mínimo el texto original del Art. 3º Constitucional, que
pugna por;
“el progreso científco, que lucha contra la ignorancia, la servidumbre el fanatismo y los
prejuicios; establece una educación democrática no sólo como una estructura jurídica y
un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento
económico, social y cultural del pueblo; aboga por una educación de carácter nacional,
por el aprovechamiento de nuestros recursos naturales, por la independencia política y
económica, por el acrecentamiento de nuestra cultura, contribuye a una mejor convivencia
humana.”
69

Los principios establecidos en a Constitución, son desde cualquier punto
de vista sufcientemente claros, de los cuales podemos desprender cinco orien-
taciones fundamentales.
a) Establecen la educación obligatoria, laica y gratuita para todos los mexi-
canos, sin consideración de posición social, raza o credo religioso.
b) Establecen la defensa, el fomento y el desarrollo de la cultural nacional.
c) Establece una educación democrática, no sólo como practica jurídica
y política, sino como factor de mejoramientos social, económico y cul-
tural de los mexicanos.
d) Establecen la independencia económica y política de México.
e) Establece una educación que fortalezca las relaciones sociales y hu-
manas.
68
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, México, Editores Gómez Gmz. Hermanos, 2007,
p. 5-6.
69
Ibid., p. 6.
11
refejará en el ingreso, empleo y la calidad de vida de los mexicanos, y en su
cohesión y armonía social”.
24

Para los teóricos del capital humano, el problema del subdesarrollo de los
países del tercer mundo se resuelve bajo ésta sencilla ecuación; inversión en
educación es igual a productividad e ingreso, por lo tanto, igual a crecimiento
y desarrollo económico. Lo que equivale en términos económicos a un incre-
mento en los ingresos de la mano de obra en particular, que se traduciría en
una mejor calidad de vida. H. Dieterich demuestra con toda claridad la in-
consistencia de esta hipótesis. “La crítica académica principal a la teoría es
metodológica: gira en torno a la diferencia epistemológica entre correlacio-
nes estadísticas y relaciones causales.
25
En otras palabras esto no es más que
una suposición ideológica que la realidad ha desmentido con creces, sobre
todo en el contexto del capitalismo salvaje o neoliberal, donde los medios
de producción y la producción misma se concentran en manos de la burgue-
sía, donde no existe la menor posibilidad de una distribución equitativa de
la llamada productividad o del ingreso de Schultz, en este sentido, el valor
(salario) de la fuerza de trabajo del obrero y de la fuerza de trabajo altamente
califcada, están determinados por las leyes del mercado y por el tamaño de las
economías, y no por la califcación y la formación académica.
A pesar del avance científco y tecnológico en México y el mundo la po-
breza cobra características globales, M. Choosudovsky. Afrma. “Aunque éstos
han contribuido a que se incremente en grandes proporciones la capacidad po-
tencial del sistema económico de producir los necesario bienes y servicios, el
grado de productividad no se ha traducido en una correspondiente reducción
del nivel de pobreza global.”
26
La “Alianza por la Calidad de la Educación”, no es una reforma en sí, es de-
cir no se trata de una “buena educación” a secas. Está responde a una política,
a una ideología, operadas por un gobierno de derecha y al modelo económico
neoliberal en concreto. Tiene objetivos que la sustentan, que van más allá de
lo que se anuncia en el discurso de sus autores. Lo central de este “Pacto” polí-
tico, es qué la educación sea autofnanciable y rentable, que se convierta en un
servicio privado a corto, mediano y largo plazo,
Que el estudiante, que se forma en el ámbito escolar, se incorpore al merca-
do de las mercancías y servicios, como tal, sólo qué, con una peculiaridad muy
específca, que éste sea una mercancía acotada, es decir se trata de producir un
24
“Alianza por la Calidad de la Educación”, (Gaceta), sep- snte, 20 de mayo de 2008. p. 3.
25
Chomsky y H. Dieterich, op. cit., p. 86.
26
Choosudovky, Michel, Globalización de la Pobreza y Nuevo Orden Mundial, México, Siglo XXI, 2ª ed,
2003, p. 13.
12
estudiante con “competencias”, básicas o elementales, de acuerdo a las exigen-
cias del mercado laboral.
El conjunto de reformas estructurales que se vienen aplicando en todo
mundo, tiene su origen en el insaciable apatito de las empresas globales, éstas
exigen ajustar las estructuras productivas, saláriales y educativas, bajo la ban-
dera de la productividad que los gerentes del global village han convertido en
un verdadero fetiche o tótem.
27

La educación en México en las ultimas décadas se han visto sometida a
duras presiones por el capital, de tal manera que en el conjunto de la economía
capitalista se convierta en elemento de acumulación, para amortiguar las crisis
crónicas del capitalismo a escala regional y mundial. Lo que en la esfera de la
producción y realización de las mercancías, no se genera en términos de valor o
plusvalía, en el contexto del modelo neoliberal, hoy se traslada, más que nunca,
al sector de la educación, la cultural, la ciencia y el arte. Estas actividades en
la flosofía neoliberal, en la actualidad, deben fomentarse con expectativas de
ganancia, de tal suerte que los estudiantes egresados de los distintos niveles
de educación deben estar entrenados (en teoría) para la producción y las insti-
tuciones de educación en general tienen que operar bajo el esquema o modelos
de empresas privadas. Esta es la orientación fundamental del Banco Mundial y
otros organismos internacionales. “El problema del Banco Mundial consiste en
idear instrumentos que permitan institucionalizar este tipo de sistema educa-
tivo dicotómico que, por una parte, proporcione el “capital humano” indispen-
sable para las necesidades del capital global y, por otra, afecte lo menos posible
sus ganancias, es decir tenga un alto coefciente de costo- benefcio.”
28

Las mismas prescripciones económicas se aplican en todo el mundo. Bajo,
la jurisdicción del fmi, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Co-
mercio (omc), las reformas crean un “ambiente propicio” para los grandes
bancos internacionales y las corporaciones multinacionales.
29

Lo que esconde el discurso de la “calidad” es la obsesión por la productivi-
dad-ganancia (economía vulgar), para vender esta idea al publico sólo basta
agregarle uno que otro adorno como es qué, “la educación pública –es un–
factor de justicia y equidad social, fundamento de una vida de oportunidades,
desarrollo integral y dignidad- promueve desarrollo humano sustentable”.
30

Las “profundas reformas al sistema educativo” que hoy se aplican en Méxi-
co y el mundo, dependen más de las necesidades de la realización del capital a
27
Ibid., p. 90.
28
Ibid., p. 80
29
Choosudovki, M., op. cit., p. 12.
30
“Alianza por la Calidad de l Educación”, op. cit., p. 2.
25
la escuela al margen de la vida, al margen de la política, es falsedad e hi-
pocresía.”
65

En este mismo sentido Freire afrma. “La pretensión de negarle su carácter
político a la educación sacrifca la naturaleza eminentemente política del acto
educativo
66
y la despoja de modo formal de una de sus riquezas.
La ace debemos dilucidarla entre los conceptos de “esencia y fenómeno”,
como dos elementos de un aspecto de la realidad social, política y cultural
de la sociedad neoliberal en México, sugerimos y recurrimos a la dialéctica
materialista, justamente por que tras éste “proyecto educativo”, se oculta una
concepción pedagógica política, ideológica, flosófca y económica de clase, de
la clase burguesa, se ocultan los verdaderos intereses económicos de ésta clase,
hoy representada por Calderón- Gordillo y la camarilla corporativa del snte.
Por un lado, el discurso de la ace pregona la “calidad educativa” de la edu-
cación pública y por otro, en este mismo discurso abstracto y confuso pone
a fote su antitesis, la privatización. A primera vista, amplios sectores de la
sociedad y del mismo magisterio no logran percibir el contenido real de esta
política educativa. El discurso neoliberal en este terreno no presenta el fenó-
meno de modo claro y concreto, se muestra ambiguo, enmarañado, lo que
Karel Kosik defne como “El mundo de la pseudoconcreción es un claroscuro
de la verdad y engaño. Su elemento propio es el doble sentido. El fenómeno
muestra la esencia y, al mismo tiempo, la oculta. La esencia se manifesta en
el fenómeno, pero sólo de manera inadecuada, parcialmente en una de sus
facetas y ciertos aspectos.”
67

En ninguna circunstancia son admisibles los intentos de privatizar y pre-
carizar la educación en México, creemos que la educación debe asumirla el
gobierno como una política de Estado, ocupando un lugar prioritarios en el
conjunto de los grandes problemas nacionales, tiendo como base la Constitu-
ción de la república y particularmente el Artículo 3º Constitucional, por una
parte y por otra, las leyes laborales (Ley Federal del Trabajo). Sin pretender ha-
cer apología de este marco legal, sencillamente es lo que hoy por hoy existe.
En este sentido, la educación es función fundamentalmente del Estado
mexicano, establecida con toda precisión en la Constitución, en el Art. 3º, que
dice.
65
V. I. Lenin, Del discurso pronunciado en el I Congreso de Instrucción Pública de toda Rusia, 28 de agosto
de 1918, La Instrucción Pública, Moscú, Progreso, 1975, p. 70.
66
Freire, Paulo, La Naturaleza Política y de la Educación. Cultura , Poder y Liberación. Barcelona, Paidós,
1990, cit. por J. Carlos Yánez Velasco, en Ceahoy No. 11, junio, 2002, p. 68.
67
Kosik, Karel, El Mundo de la Pseudoconcreción y su destrucción, Dialéctica de lo Concreto, México, En-
lace-Grijalbo, 1986, p. 27.
24
La ace, sólo contiene un conjunto de enunciados tecnocrático-adminis-
trativos; “infraestructura y equipamiento, tecnologías de la información y la
comunicación, calidad de la educación, reforma curricular, modernización de
los centro escolares de maestros alumnos, salud, alimentación, nutrición, desa-
rrollo social y comunitario, evaluación”, etc., que por sí mismos no dicen nada.
Este proyecto “educativo” no le precede ni lo sustenta un nuevo modelo edu-
cativo, un nuevo enfoque pedagógico, fue maquinado al margen de su medio
natural, es decir, en el medio docente y escolar, ni siquiera se gestó en la sep,
por eso lo combatimos, por eso ha fracasado frente a la resistencia magisterial
y popular a nivel nacional.
Un elemento más que no podemos perder de vista, es que éste proyecto
tiene su origen en el Gobierno usurpador y espurio, producto del fraude, el de
Felipe Calderón en componenda con Elba Esther Gordillo, este personaje sólo
lo mueve la ambición de poder y la corrupción, en conjunto los precursores de
tal empresa carecen de absoluta autoridad y calidad moral y ética.
En esta perspectiva el trasfondo de la ace es, bajo otras condiciones
y con otras características continuar reeditando la vieja escuela burgue-
sa, neoliberal, reaccionaria reproductora de los valores morales, ideológi-
cos, políticos, culturales y económicos del capitalismo global, supone una
escuela privada, de mercado, que responda a las necesidades de reproduc-
ción y acumulación de capital, que fortalezca el proceso de explotación
de los trabajadores industriales y agrícolas, de la ciencia y la cultura, el
sometimiento político y económico de las capas intermedias y marginadas
de la sociedad burguesa global en México, la ace defiende servilmente
la propiedad privada, conlleva ineludiblemente al sometimiento políti-
co, ideológico y económico de México a los dictados del imperio global
(al imperialismo norteamericano), no perdamos de vista que el proceso
educativo, no está al margen de la lucha política, ideológica y de la lu-
cha de clases en general. Mientras los neoliberales pugnan por una es-
cuela privada y lucrativa, nosotros estamos por una revolución educativa
integral, científica, progresista, democrática y socialista, luchamos por
una educación que tenga como objetivo al ser humano, a la colectividad,
a la comunidad y de manera particular a los obreros y campesinos, a los
indígenas empobrecidos, a las minorías urbanas excluidas y segregadas,
luchamos por una educación que rescate nuestra historia, nuestra identi-
dad nacional y los valores nacionales, planteamos formar estudiantes con
conciencia y compromiso social, en esta perspectiva no podemos negar
nuestros objetivos. Lenin decía al respecto, “declaramos públicamente que

13
nivel mundial que de los propagandísticos discursos de los tecnócratas globa-
les. Lo que H. Dieterich llama imperativos del capital.
a) En la economía global del siglo xxi la califcación científca y profe-
sional de la fuerza de trabajo (men-made-comparative avantage) cons-
tituye el arma competitiva fundamental en detrimentos de ventajas
comparativas tradicionales como: recursos históricamente acumulados
(p.e., el stock de capital acumulado) o riquezas naturales. Esta crecien-
te importancia de la calidad científca- profesional del factor humano
aumenta, in abstract, la importancia de los sistemas educativos en el
ámbito mundial.
b) La segunda tendencia estructural del capitalismo mundial tiene un
efecto opuesto a la primera. […], el capitalismo actual se caracteriza
por una proliferación acelerada y generalizada de un exorbitante des-
empleo y subempleo, que oscilan entre el 7 y el 25 por ciento en el
Primer Mundo y el 30 y 75 por ciento de la (pea) en América Latina.
c) El tercer imperativo es que la tendencia hacia la equilibración de los
precios de los factores de producción se extiende hacia el “factor sala-
rio”: la igualación de los precios genera una igualación de los salarios
[…] a nivel global, es decir los diferenciales saláriales tienden crecien-
temente a refejar los diferenciales de productividad nacional. Por lo
tanto, en una economía global el trabajador sólo puede ofrecer dos
cosas: una amplia califcación formal o disposición para trabajar por
salarios mínimos. De otro modo los trabajadores de sociedades ricas
aceptarán salarios bajos, por que los productos se pueden fabricar en
sociedades pobres con salarios bajos.
31

Es obvio que los apologistas de la “civilización de la productividad” venden a
sus consumidores ideológicos “gato por liebre”, por que de lo que se trata en
el fondo no es de la productividad, sino de la ganancia. [...] La productividad
se vuelve también la justifcación fundamental de la existencia de la población
precaria. Según esta ideología, la población precaria vive en su estado de indi-
gencia por que no es competitiva a nivel mundial. En consecuencia, los pues-
tos de empleo son ganados por trabajadores más califcados en otros países.”
32

Por fn los mexicanos “hallamos la felicidad en la tierra y el camino al cie-
lo”, la “Santísima Trinidad”, Calderón, Elba Esther y Vázquez Mota nos lo han
31
Chomsky, N. y H. Dieterich S., op. cit., pp. 107-108.
32
Ibid., p. 90.
14
descubierto, “la calidad educativa […] es el camino más certero para la movili-
dad social, el crecimiento económico y la competitividad del país.”
33

La educación tiene importancia como vehículo de movilidad social in-
dividual o grupal en América Latina, pero no es una variable clave del de-
sarrollo colectivo de la nación y su salida del subdesarrollo. En las actuales
condiciones del subcontinente son de mayor importancia factores, […] como:
la carga de la deuda externa e interna; la capacidad de ahorro interno; el gra-
do de desarrollo de la tecnología productiva; la distribución del ingreso; la
efciencia o el grado de la corrupción de la burocracia estatal y la situación de
los mercados mundiales de mercancías y de capitales.
34
La esencia política-
ideológica del proyecto económico-educativo de la globalización es el bino-
mio: desarrollo económico sostenible, desarrollo humano sostenible, con la
obvia primacía de lo primero sobre lo segundo.
35
La ace y el contexto social
L
a “Alianza por la Calidad de la Educación” frmada entre Elba Esther Gor-
dillo y Felipe Calderón el pasado 15 de mayo de 2008, no es de ningún
modo un hecho fortuito, se enmarca en la ofensiva neoliberal contra los dere-
chos de la niñez y las conquistas del magisterio en particular.
Los objetivos de esta “Alianza” a primera vista parecen convincentes, al res-
pecto se dice. “Modernización de los centros escolares”, “Profesionalización de
los maestros y de las autoridades educativas”, “Bienestar y desarrollo integral
de los alumnos, “Formación integral de los alumnos para la vida y el trabajo”,
“Evaluar para mejorar”.
36
Cada uno de los cinco ejes va acompañado de sus
respectivas estrategias para llevarse acabo. “Los centros escolares contaran con
infraestructura, equipamiento y tecnología de vanguardia, selección adecuada
de del personal docente y debidamente formado, con estímulos en función de
los logros educativos de las niñas y niños, evaluar para mejorar, etc.”
37
La justifcación social, política e ideológica de esta ”Alianza”, es el bajo
nivel de aprendizaje de los alumnos de educación básica y media superior
33
“Alianza por la Calidad de la Educación”, op. cit., p. 3.
34
Chomsky N. y H. Dieterich S., op. cit., p. 89.
35
Ibid., p. 102.
36
Ibid., p. 1.
37
Ibid., p. 1.
23
En el discurso de la ace no se menciona que porcentaje más del pib se
destinará para su impulso, mucho menos, acerca de una nueva estructura cu-
rricular que dé como resultado la formación de un nuevo maestro, con un
nuevo perfl, teórico y técnico-pedagógico, no contiene una nueva currícula con
nuevos contenidos que apunten hacia un nuevo estudiante de educación bá-
sica, una nueva escuela, al contrario la ace propone desaparecer las escuelas
normales y centros formadores de docentes.
Un objetivo más de éste engendro político es formar a mediano y a lar-
go plazo, individuos con conocimientos básicos, elementales que el proceso
de producción y mercantilización capitalista les demanda; pasivos, acríticos,
funcionales, sin capacidad de refexionar y cuestionar su medio social. Se tra-
ta en ésta perspectiva de reproducir y educar individuos apáticos, insensibles,
conformistas, escéptico, oportunistas, sin fe, de pensamiento sistémico como
los llama Roitman, que sólo sabe decir, “¡Que le vamos hacer, los humanos
somos así y no cambiaremos nunca!”
61
El prototipo de individuo que la ace
presupone, es aquel, individualista y mezquino que reacciona sólo cuando
ve afectado sus intereses, típico de la ideología burguesa, a propósito de esto
Roitman dice “un estar ahí sin ser. Todo vale mientras no me suceda algún
acontecimiento exterior del cual sea objeto de referencia que altere mi moral
de vida complaciente.”
62
Las reformas que le han precedido a la ace, como la res en educación
secundaria, sólo han profundizado la crisis de los contenidos curriculares, los
planes y programas han sido castrados , vulgarizados y empobrecidos de su
contenido científco-humanista. La perspectiva de la ace es una educación
alienante, manipuladora, mercantil, lo que Yánez retomando a Apple, Gentilli
y a Savater, caracteriza como la Macdonalización de la educación, es decir,
“la educación al más bajo nivel en el que simplemente se enseña a la gente a
obedecer, a no morder y a trabajar en lo que tenga que hacer”, efectivamente se
trata de la educación bancaria de la que habla Freire.
63
La concepción neolibe-
ral concibe a la escuela como un Mcdndonals, donde las mercancías según los
hombres de negocio, deben ser producidas en forma rápida y de acuerdo a las
reglas de control de efciencia y productividad, la escuela debe ser una institu-
ción fexible que reaccione de acuerdo a las señales del mercado educacional
competitivo.
64
61
Roseman Roitman, Marcos, Pensamiento Sistémico. Los orígenes del social-conformismo, México, Siglo
XXI, 2ª, ed. 2004, p. 2.
62
Ibid., p. 2.
63
Ceahoy, op. cit., p. 68.
64
Ibid., pp. 68- 69.
22
ta de un proyecto de educación de-
mocrática, a expertos en educación,
pedagogos, académicos, maestros
de educación básica, intelectuales,
a las Universidades publicas, em-
presarios, padres de familia, a la ju-
ventud organizada (organizaciones
estudiantiles), organizaciones sin-
dicales, organizaciones campesina,
comunidades indígenas, comuni-
cadores (salvo los mercenarios del
aparato mediático de tv Azteca y
Televisa). La ace, más que proyec-
to educativo modernizador es una
perversa alianza política entre Cal-
derón y Elba Esther Gordillo, que
tiene como trasfondo a mediano y
a largo plazo privatizar la educación publica, política que a corto plazo les
traería a estas camarillas jugosas ganancias.
La ace, no es desde todo punto de vista un proyecto educativo serio, ca-
rece de sustento teórico, metodológico, didáctico y técnico-pedagógico, no
soporta el más mínimo rigor de la crítica teórica, metodológica y pedagógi-
ca, en su contra han escrito decenas de periodistas y académicos de las más
diversas disciplinas científcas e intelectuales, democráticos y progresistas de
las distintas instituciones de educación media y superior, amen de la com-
bativa insurgencia magisterial y popular que va en ascenso a nivel nacional,
que para detenerla el gobierno panista con el aval de Elba Esther Gordillo
ha utilizado a la pfp y al Ejército en Morelos. El único referente que apoya
ésta componenda es el bloque de los partidos de derecha y ultraderecha, pan,
pri, al que hay, qué agregarle la corriente hegemónica de derecha del prd (los
chuchos), los charros del snte y los traidores que alguna vez se hicieron pasar
como democráticos y militantes de la cnte y hoy son vergonzantes lacayos
del charrismo.
60
60
Con respecto a estos últimos, lo más pronto posible trabajaremos un próximo documento de análisis que
contribuya a la caracterización correcta del charrismo, por un lado y por otro que coadyuve al desenmasca-
ramiento del neocharrismo, como enemigo embozado del magisterio nacional en lucha, sobre todo en la
Secc. 10. Nos referimos a las Pandillas de fariseos y colaboracionistas; los “Pelones” (Antonio López I.), los
“Daríos”, el Clan “Chávez-Martínez”, los King, David Zapata, Roberto Bueno, Gerardo Martínez, Carmen
Rueda y cía. y otras “ladillas” del charrismo Creemos que la lucha ideológica es una cuestión imprescindible
del movimiento y la “ultra” en esta etapa.
15
en México, cuyo culpable inmediato de esta problemática, es el magisterio
nacional.
Esta Alianza es desde todo punto de vista cínica, hipócrita y demagógica,
sobre todo porque no considera el contexto social en su conjunto, en el cual se
desarrolla el proceso educativo en México. Ignora las grandes desigualdades
sociales, producto de la extrema concentración de la riqueza en un reducido
grupo de oligarcas; Carlos Slim, Emilio Azcárraga, Lorenzo Servitge, los Garza
Sada, Salinas Pliego, contractual con la pobreza, por un lado y por otro la ex-
trema pobreza en que viven millones mexicanos, 65 millones en datos reales,
40 millones, según el gobierno panista y sus lacayos, el aparato mediático tv
Azteca, Televisa, y los medios escritos de derecha y ultraderecha. Aunque esto
ultimo fuera cierto no es para menos, todo esto en su conjunto se refeja de
manera directa y determínate, en el nivel de aprendizaje de los adolescentes y
jóvenes. La tendencia que se ha generado en los últimos días, producto de la
crisis económica mundial del neoliberalismo, es que la pobreza aumente un 10
por ciento
38
y sea más profunda que en años anteriores.
La ace pasa por alto una serie de variables económicas y sociales que aque-
jan al sistema capitalista en México, como: la deuda externa, la corrupción de
la burocracia estatal, el burocratismo en la sep, la falta de ahorro interno, la
falta de inversión sufciente en educación que no rebasa en la actualidad el 5%,
cuando la unesco recomienda el 8% del pib.
El desempleo ha puesto más de una vez, al descubierto la mentira y la de-
magogia de los neoliberales panistas, desde el año 2000 ha seguido una curva
ascendente, es decir del 2.58% en el 2000, al 4.15% hasta agosto de 2008
39
,
“de diciembre de 2000 a febrero de 2008 [...] la economía formal ofcialmente
generó 2 millones 57 mil 560 empleos, contra una demanda real cercana a 8
millones 600 mil, de tal suerte que el défcit de empleo en el sector formal de
la economía asciende a 6 millones 542 mil 440 plazas sólo en ese periodo.
De esos 6.4 millones de mexicanos que no la libraron, más de la mitad ya
encontró trabajo sí, pero en Estados Unidos; 1.75 millones se mantiene en el
desempleo abierto y el resto en la informalidad. Entonces ¿que creció, cuán-
to? ¿Que las cifras históricas, de qué?”
40
La explicación de este fenómeno es la
falta de ahorro interno y de inversión productiva en México, lo que ha llevado
a la política económica neoliberal, crear una taza “natural” de desempleo o
sea la creación de un ejército de reserva de trabajo.
41

38
La Jornada, 23 de octubre de 2008.
39
Excélsior, 21 de agosto de 2008.
40
La Jornada, 28 de mayo de 2008.
41
Anderson, Perry, Balance del Neoliberalismo, Lecciones para la Izquierda, en Revista, Vientos del Sur, No.
16
Al desempleo, se agrega el alza de precio de unos 30 productos de la canas-
ta básica
42
y la caída del poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores
“Más de 11 millones 760 mil personas, 27. 8 por ciento de la población ocupada, desarrolla
sus actividades en el sector informal de la economía, y casi la mitad, 17.3 millones, trabaja
en micronegocios, […] 12.1 millones de personas que trabajan en la economía informal,
los cuales tienen ingresos irregulares, no cuentan con prestaciones sociales y representan el
27. 5 por ciento de la pea.”
43
La clase trabajadora vive con salarios de hambre, en las tres regiones geográf-
cas del país: “A, 50. 57, B, 49. 00, C, 47. 60”,
44
peso diarios, nomínales.
El abandono del campo mexicano por los tecnócratas neoliberales del pan,
pri y prd (en los estados que estos dos partido gobiernan), está a la vista,
la desocupación es desastrosa, veamos tan sólo algunos datos de 2006, qué
creemos son conservadores por la fuente, no creemos qué haya mejorado tan
pronto con las limosnas de Procampo. “En los 15 años de vigencia del Pro-
campo sólo 10 por ciento de los 24 millones de benefciarios recibieron 57 por
ciento de recursos, es decir, 16 mil pesos anules, mientras que 80 por ciento
tuvieron menos de mil pesos al año, comentó Jorge Romero León, director del
Centro de Análisis e Investigación de Fundar.”
45
“En el cuarto trimestre de 2000, el universo de la desocupación abierta en
el campo mexicano estaba constituido por 63 mil 369 personas, según las
cifras del inegi. Más de cinco años después, en el primer trimestre de 2006,
ese número se elevó a 175 mil 33 individuos, lo que representa un incre-
mento de 176 por ciento, de acuerdo con los indicadores dados a conocer
por el mismo organismo.
46
A todo esto agreguemos de modo particular la
crisis alimentaria, producto de la escasez de granos y otros productos del
campo en México, el país ya no es autosufciente en este rubro. Para cubrir
la demanda nacional se importa el 25% de Maíz, de trigo y de fríjol, el sorgo
y la soya, el 75% de arroz
47
. En algunos de estos granos la dependencia es
del 50%, cuando México ha sido exportador de Maíz. Los propios organis-
mos gubernamentales reconocen, como el Consejo Nacional de Evaluación de

6, Primavera, México, 1996, p. 38.
42
La Jornada, 21 de octubre de 2008.
43
Ibid., 17 de mayo de 2008.
44
htp//boletín- informail.tipepad.com/2007. pdf.
45
La Jornada, 14 octubre de 2008.
46
Zúñiga, J. Antonio, La Jornada, 17 de mayo de 2006.
47
La Jornada, 21 de octubre de 2008.
21
vilegiado de la sociedad burguesa, permitieron una promoción asegurada, el
monopolio de las mejores posiciones económicas y sociales, lo que hoy los
teóricos y políticos posmodernos llaman “movilidad social”, sin embargo no
por ello los certifcados y exámenes escolares han sido siempre prueba de cali-
dad educativa, éstos han obedecido a los motivos más banales, como a las ne-
cesidades estrictamente económicas de la sociedad capitalista. En la sociedad
neoliberal en decadencia, las posibilidades de empleo y ascenso social por la
vía profesional y educacional se agotan cada vez más, aún cuando los neolibe-
rales demagógicamente lo sigan cacareando, el mercado laboral de la mano de
obra profesional, se encuentra cerrado y en crisis de oferta. Weber afrmaba en
su tiempo sobre este aspecto. “Cuando oímos clamar en todas partes a favor de
la introducción de curriculums regulares y exámenes especiales, desde luego
el motivo no es una “sed de educación” repentinamente avivada, sino el de-
seo de limitar la oferta para esas posiciones y su monopolización por parte de
los titulares de certifcados educacionales.”
59
La ace y su carácter anticonstitucional, antilaboral,
antipedagógico
E
s indiscutible que todos, los actores políticos, sociales, académicos, em-
presariales etc., coinciden en que la educación en México, atraviesa por
una crisis, crónica y aguda, que se remonta a varias décadas atrás, caracterís-
tico de la anarquía del capitalismo en general, por un lado y por otro como
consecuencia de las políticas educativas erróneas de los gobiernos priistas du-
rante más de 70 años de poder y panistas en los últimos. También es cierto
que México ha sido evaluado en ciertas asignaturas de nivel básico con las
califcaciones más bajas por los organismos internacionales (ocde). Frente a
esta problemática es indiscutible que se requieren acciones urgentes de corto
y mediano plazo, de todos los actores y sectores involucrados en la educación
básica, media y superior, sin embargo el problema se presenta en las concep-
ciones y formas para resolver el rezago educativo en México, desde el Estado
y la burocracia corporativa (charra) se toman medidas verticales, autoritarias,
burocráticas, excluyentes y antidemocráticas como hoy ocurre con la ace, se
excluyó de una discusión plural y democrática, para la elaboración y propues-
59
Ibid., p. 35.
20
Max Weber
56
y la Certifcación
U
na vez más la ace, pone al desnudo su carácter reaccionario y retrograda,
su carácter individualista, elitista y excluyente, este proyecto somete a los
docentes a un estado de antropofagia profesional, (darwinismo social) a través
de los exámenes de certifcación, se los presenta como una modalidad “no-
vedosa” y “justa” de contratación, sin embargo la historia nos demuestra que
ésta práctica fue desarrollada en las sociedades orientales precapitalistas de la
antigüedad y es tan vieja como el capitalismo, se vino desarrollando paradóji-
camente con el proceso de industrialización y burocratización de éste sistema,
en Europa y Norteamérica, Max Weber prominente sociólogo e ideólogo del
capitalismo, al analizar la relación de la burocracia y las instituciones educa-
tivas, pone al descubierto su ubicación histórica, el carácter; elitista, aristo-
crático, burgués y burocrático de los exámenes “especializados”, como medio
de selección y diferenciación sin que esto signifque necesariamente mejorar la
calidad de la educación.
57
Weber dice al respecto.
“El examen especial aparece ya en épocas preburocráticas o semiburocráticas. De hecho, el
locus regular y más antiguo de exámenes especiales se encuentran en los dominios organi-
zados prebendariamente. La expectativa de obtener prebendas, primero prebendas eclesiás-
ticas –como en el Oriente islámico y en la Edad Media occidental– luego, como sucedió en
China, prebendas seculares, es la recompensa típica que impulsa a la gente a estudiar y exa-
minarse. Sin embargo, en realidad estos exámenes sólo poseen un carácter parcialmente
especializado y perito. […] Este Sistema también progresa en los demás países, partiendo de
su centro nativo, Alemania. […] La burocratización del capitalismo, con su demanda de téc-
nicos, empleados , etc., con una instrucción experta, ha introducido estos exámenes en todo
el mundo. Sobre todo este proceso recibe un impulso adicional gracias al prestigio social de
los certifcados educacionales adquiridos por medio de estos exámenes especializados. Ello
sucede tanto más cuando la patente educacional se canjea por ventajas económicas.”
58

En los albores del capitalismo occidental los títulos, certifcados, diplomas y
curriculums educacionales favorecieron la formación de un estrato social pri-
56
Max Weber, nació en Erfurt Alemania (1864-1920). Profesor de economía en la Universidad de Friburgo
en 1894 y en la de Heidelberg en 1896, fue miembro de la delegación alemana en el Tratado de Versalles en
1918, sus principales obras son: La ética protestante y el espíritu del capitalismo, sociología de las religiones,
Historia, económica general y Economía y sociedad.
57
Ibarrola, Maria, op. cit., p. 31.
58
Ibid., op. cit., pp. 34- 35.
17
la Política de Desarrollo Social que hay 14. 4 millones de personas en pobreza
alimentaria.
48

A todo esto agreguemos la caída del paquete de ingresos que se redujo de
3 por ciento a 1. 8 por ciento, el Banco de México dio a conocer que las re-
mesas, la segunda fuente de ingresos de México después del petróleo, se han
reducido un 12.2% anual ( mil 900 mdd) y, entre enero-agosto, declinaron
poco más de 4%.
El ritmo de crecimiento de la economía mexicana se redujo al 1.6 por cien-
to en el ultimo trimestre de 2008, el pib entre julio-septiembre resultó inferior
al 1.7 anticipado por el gobierno, el peso ha registrado una devaluación de 26.
41 por ciento desde el 30 septiembre.
49
La distribución desigual del ingreso, los altos costos en seguridad publica,
40 por ciento del presupuesto para el 2009, los cuantioso fnanciamientos de
campañas electorales a costa de los contribuyentes en cada proceso electoral,
el narcoterrorismo y él trafco de drogas que protagonizan los poderosos cár-
teles en todo el país, en los gobiernos panistas este fenómeno se ha desborda-
do, en los últimos meses se vienen produciendo, un promedio de 30 asesinatos
por día, producto de la guerra entre los grupos criminales, la degradación del
tejido social, la disfunción familiar, la migración (450 mil en los últimos años),
el desarraigo comunitario, los altos índices de alcoholismo, prostitución, dro-
gadicción y narcomenudeo, en las grandes ciudades y en el campo, la alarman-
te inseguridad pública, secuestros permanentes, típico de la decadencia de la
sociedad burguesa neoliberal.
Para los neoliberales de derecha y ultraderecha en México y en el mundo
como señala Perry Anderson, la desigualdad se les hace cínicamente necesa-
ria, “la desigualdad tiene un valor positivo- en realidad imprescindible en sí
mismo.”
50
Las pésimas condiciones físicas y de higiene, la escasez de infraestructura
de las escuelas, (equipos audiovisuales, de computo, laboratorios, reactivos,
equipos deportivos etc.), los centros escolares a nivel nacional se encuentran
en un estado precario, sobre todo en las zonas marginadas de la provincia. Las
precarias condiciones saláriales y asistenciales del magisterio nacional, la per-
dida de la seguridad social con la imposición de la nueva Ley del issste etc.
La desintegración cultural de los pueblos autóctonos, la discriminación
religiosa y étnica en los centros escolares, la enorme dependencia tecnológica

48
La Jornada, 23 de mayo de 2008.
49
La Jornada, 22 de noviembre de 2008.
50
Anderson, Perry, op. cit., p. 38
18
con el exterior, en México apenas se destina en ciencia y tecnología el 0.3% del
pib y los empresarios aportan el 0. 06%.
51

El desempleo juvenil es alarmante en México. “Seis por ciento de los 18
millones de mexicanos de entre 16 y 29 años están desempleados, afrmó la
directora del Instituto Mexicano de la Juventud, Priscila Vera Hernández”.
52

En estas condiciones económicas y sociales, como pueden exigir, calidad
educativa y excelencia académica Calderón, Gordillo y lo neoliberales.
El empleo o desempleo son factores objetivos determinantes en la moti-
vación por el estudio y los aprendizajes escolares y académicos, en los adoles-
centes y jóvenes en México, lamentablemente ante el panorama de desempleo
galopante, un alto porcentaje de jóvenes, en la actualidad no encuentran en
la escuela ningún signifcado o utilidad, esto los orilla a buscar actividades
de subsistencia, más inmediatas, practicas y “fáciles”, como el mundo de la
economía informal o tomar el camino de la delincuencia, entre las activida-
des ilícitas, sobresale el narcomenudeo, el secuestro, el atraco violento, en la
practica se convierten en victimarios y victimas a la vez, la decadencia de los
valores éticos y morales de la sociedad burguesa arrastra a grandes sectores
de la juventud a un vertiginoso proceso de lumpenización. Vera Hernández
manifestó en el Teatro de la República, “que el nivel de desempleo también es
un factor para que los jóvenes decidan no estudiar, por que tener una carrera
no necesariamente garantiza el empleo.”
53

“El reduccionismo es alarmante: se obvian las consideraciones sociales y
los determinantes económicos y culturales que operan sobre la escuela”.
54
“La calidad educativa” es un eslogan que en estas condiciones resulta poco
o nada novedosa, se repite recurrentemente en cada sexenio o dependiendo
del grado de las crisis del sector educativo. Lo que hoy se nos ha impuesto
al magisterio nacional está cargado de demagogia e hipocresía. A la camari-
lla neoliberal, es evidente que no les interesa la calidad de vida la población,
mucho menos de los más pobres y marginados, del voraz modelo económico
neoliberal, Esta política responde a las necesidades de los ajustes estructurales
del capitalismo mundial, de tal suerte que todos los bienes de la nación y del
Estado, y los servicios que este debe brindar a la sociedad como obligación
constitucional, de modo particular la educación, se encuentren en la perspec-
51
Poder Ejecutivo Federal, Plan Nacional de Desarrollo,1995-2000, México, D. F., 1976, p. 156, cit. por Heinz
Dieterich Stefan en La Sociedad Global, Educación, mercado y democracia, México, 7ª reimp.1999, p. 79.
52
La Jornada, 10 de octubre de 2008.
53
Ibid., 10 de octubre de 2008.
54
Yánez Velazco J. Carlos, “Debate por la Escuela Pública”, en Ceahoy, Órgano In-Formativo de la Confede-
ración de Educadores Americanos, México, num. 11, junio de 2000, p. 66.
19
tiva privatizadora de los neoliberales en México, por decreto a la educación se
le ha despojado de su carácter social y humanista, para convertirse simple y
llanamente en una mercancía, la cual debe ser ofertada bajo los mecanismos
de la oferta y la demanda, a esto se deben los embates de la derecha contra la
educación publica.
La “Alianza por la Calidad de le Educación”, en las condiciones económi-
cas y sociales, que hemos señalado sin temor a equivocarnos, nació en estado
de agonía y condenada al fracaso, como tantos otros proyectos “moderni-
zadores” de la tecnocracia burguesa, sobre todo en el contexto de la crisis
más profunda del modelo neoliberal, producto de del derrumbe del capital
fnanciero mundial. La ace es una reforma más, entre tantas que se han apli-
cado, sexenio tras sexenio en México, desde 1974, éstas no han resuelto los
cometidos educativos más elementales, existen en México enormes rezagos
en educación básica, como son los altos índices de analfabetismo que no se
han podido abatir, incluso este problema tiende a crecer, en los periódicos
nacionales aparecen a diario datos alarmantes, “cada año 20 mil jóvenes de
15 a 19 años se suman a las flas del analfabetismo en México”, en entrevista
con La Jornada, Miguel Székely Pardo Subsecretario de Educación Superior,
luego de participara en la Conferencia Regional de América Latina y el Cribe
sobre Alfabetización, reconoció que 1.9 por ciento de jóvenes no sabe leer ni
escribir, en México existen 6 millones de analfabetas, la mayoría habita en
los estados de Chiapas, Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Puebla, por un lado y
por otro, 33 millones de mexicanos mayores de 15 años no han concluido su
educación básica, el funcionario señaló que menos del 5 por ciento del presu-
puesto educativo se destina a ese problema.
55
Frente a esta realidad es absurda la pretensión de la pandilla neoliberal
Calderón- Gordillo, de desaparecer las escuelas normales y los centros de for-
mación de docentes y convertirlas en escuelas tecnológicas, que tampoco es-
tán de sobra, es absurdo el argumento de que en México sobran maestros, de
tal suerte que hoy la mano de obra docente, (en paro forzoso creado por el
modelo neoliberal) para adquirir una plaza tenga que sortear un truculento
“examen de certifcación” (estandarizado).
55
La Jornada, 12 de septiembre de 2008.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful