Artículo Original

Consideraciones Ergonómicas de las Salas de Clases en Escuelas Portuguesas de Primer Ciclo
ErgOnOMIC COnSIDErATIOnS OF CLASSrOOMS In FIrST CYCLE POrTUgUESE SCHOOLS
Ignacio Castellucci1, María Antonia Gonçalves2, Pedro Arezes3
1. Kinesiólogo, Máster en Ingeniería Humana. Departamento de Sistemas de Producción, Escuela de Ingeniería, Universidad de Minho. 2. Ingeniero, Dr. (c) en Ingeniería. Departamento de Sistemas de Producción, Escuela de Ingeniería, Universidad de Minho. 3. Ingeniero, Dr. en Ingeniería. Departamento de Sistemas de Producción, Escuela de Ingeniería, Universidad de Minho.

RESUMEN

Durante la vida escolar, los alumnos adoptan la posición sedente alrededor de 5 horas al día. Considerando esta situación y la posibilidad de utilizar un mobiliario inadecuado, es probable que ocurran cambios y algunos problemas en el sistema músculo-esquelético. Además de esta situación, los alumnos se encuentran expuestos a otro tipo de condiciones que pueden afectar no sólo su salud sino que también su desempeño escolar. Por último, es importante mencionar que en Portugal todavía no existen leyes específicas en esta área. El objetivo principal de este trabajo, que se encuentra en desarrollo, es proyectar salas para los alumnos de 1er Ciclo en Portugal (1ro a 4to Básico) considerando criterios ergonómicos. Actualmente, se está trabajando sobre uno de los objetivos específicos, que consiste en definir las dimensiones del mobiliario para los alumnos antes mencionados. La muestra hasta este momento consiste en 432 alumnos voluntarios (216 masculinos, 216 femeninos) de 9 escuelas, pertenecientes al 1er ciclo educacional Portugués con edades de los 7 a 10 años. En relación a la metodología, fue definido un grupo de 13 variables antropométricas recogidas mediante la utilización de una silla antropométrica previamente validada. En función de los resultados obtenidos hasta el momento, es importante destacar que los resultados presentan una distribución normal y existe una fuerte correlación de pearson entre la variable estatura y un grupo de variables, entre la que destacan altura poplítea, distancia glúteo-poplítea y altura sentado. Por otra parte, para permitir que los alumnos se sienten de forma correcta, es necesaria la utilización de 4 tipos de mobiliarios. En conclusión, los resultados de este trabajo permitirán, entre otras cosas, determinar las medidas necesarias para desarrollar un mobiliario escolar adecuado. Según resultados preliminares, se determinó la necesidad de contar con cuatro tipos de mobiliarios de características muy distintas a los dos tipos observados en la actualidad. (Castellucci I, Gonçalves M, Arezes P 2009. Consideraciones Ergonómicas de las Salas de Clases en Escuelas Portuguesas de Primer Ciclo. Cienc Trab. Oct-Dic; 11 (34): 184-187). Descriptores: DISEÑO INTERIOR Y MOBILIARIO, INSTITUCIONES ACADÉMICAS, ANTROPOMETRÍA, INGENIERÍA HUMANA, ESTUDIANTES, NIÑO, PORTUGAL.

ABSTRACT

The main purpose of this work that is under development is to design classrooms for Cycle students in Portugal, considering ergonomic criteria. At present, working is being done on one of the specific objectives that consists in defining the dimensions of the furniture for above mentioned students. The sample so far includes 432 volunteer students of 9 schools, aged 6 to 10 years. The methodology defined a group of 13 anthropometrical variables taken by means of a previously validated anthropometrical chair. According to results obtained so far, it is important to highlight that the sample shows a normal distribution and exists a strong Pearson’s correlation between height variable and a group of variables, among which popliteal height, gluteo-popliteal distance and sitting height stand out. On the other hand, in order to allow students to sit correctly, the use of 4 types of furniture is necessary. In conclusion, the results of this work will allow, among other things, to determine measures necessary to develop school furniture that so far is of four types, which differs widely from the two seen in practice. Descriptors: INTERIOR DESIGN AND FURNISHINGS; SCHOOLS; ANTHROPOMETRY; HUMAN ENGINEERING; STUDENTS; CHILD; PORTUGAL.

Correspondencia / Correspondence Ignacio Castellucci Departamento de Sistemas de Producción, Escuela de Ingeniería, Universidad de Minho. 4800-058 Guimarães, Portugal. Tel.: (351) 912697030. e-mail: icastellucci@gmail.com Recibido: 28 de agosto de 2009 / Aceptado: 16 de noviembre de 2009.

INTRODUCCIÓN
La ley de Bases del sistema educativo [Ley nº 46/86 de 14 de octubre], con las alteraciones introducidas por la Ley nº 115/1997, del 19 de septiembre y con las alteraciones introducidas por la Ley nº 49/2005, del 30 de agosto, no realiza ninguna referencia a la protección y promoción de salud de los actores de educación, cuando define los objetivos del sistema educativo.
Ciencia & Trabajo

184

184/187 | www.cienciaytrabajo.cl | AÑO 11 | NÚMERO 34 | OCTUBRE / DICIEMBRE 2009 |

Artículo Original | Consideraciones Ergonómicas de las Salas de Clases en Escuelas Portuguesas de Primer Ciclo Cuando analizamos los objetivos de la enseñanza básica, se verifica que no existe ninguna referencia explícita a las condiciones de salud. No se debe dejar que un tema tan importante deba ser desprendido de otros aspectos que puedan estar asociados. El hecho de no existir, en la mayor parte de las situaciones, referencias directas al aspecto de la calidad de los espacios escolares y de su implicancia en la seguridad y salud de los alumnos, puede estar relacionado al eventual desconocimiento de los impactos en la salud de los niños causados por los problemas físicos del ambiente de trabajo, en este caso específico las salas de clases. Uno de los aspectos más publicados y relacionados a los problemas de salud de los estudiantes es la adecuación del mobiliario escolar a las medidas antropométricas de los alumnos. Si consideramos que durante la vida escolar los alumnos adoptan la posición sedente alrededor de 5 horas al día, es importante que el mobiliario escolar sea el adecuado a los requerimientos de los alumnos (Savanur et al. 2007), y que permita el libre cambio de posturas (Yeats 1997). Existe un gran número de estudios a nivel mundial que demuestran gran incompatibilidad entre las medidas antropométricas y el mobiliario escolar (Gouvali y Boudolos 2006; Panagiotopoulou et al. 2004; Parcells et al. 1999). El hecho de utilizar un mobiliario inadecuado puede producir algunos problemas en el sistema músculo-esquelético, así como también la pérdida de interés por aprender, incluso durante la clase más entretenida (Hira 1980). De acuerdo con las principales bases de datos de publicaciones nacionales e internacionales, no existe un estudio antropométrico en Portugal para este grupo etario. Esto determina que la construcción del mobiliario escolar no tiene una “base” que sustente los criterios ergonómicos. Adicionalmente, la creciente utilización de computadores portátiles en ambientes educacionales trae como consecuencia un conjunto de nuevos requisitos relativos al dimensionamiento y concepción del mobiliario escolar. En función de los expuesto anteriormente, el objetivo principal de este proyecto, que se encuentra en desarrollo, es proyectar salas para los alumnos de 1er Ciclo en Portugal (1ro a 4to Básico) considerando criterios ergonómicos. En este artículo se presentarán resultados parciales de un objetivo específico que consiste en definir las dimensiones del mobiliario para los alumnos antes mencionados. rentes a las reales. Para clarificar esto analizaremos el ejemplo de la altura muslo-asiento (Figura 2.), donde es posible observar que el lugar de lectura está en un plano inferior al plano del asiento, para evitar errores y facilitar la lectura, a la medida observada se le restaban 5.4 centímetros correspondientes a la distancia existente entre el plano del asiento y el lugar de lectura. Figura 1. Instrumentos utilizados durante el desarrollo de este trabajo. (a) Antropómetro portátil. (b) Antropómetro fijo o de pared. (c) Silla antropométrica desarrollada en la Universidade do Minho.

(a)

(b)

(c)

Figura 2. Medición de la altura muslo-asiento. La flecha roja muestra el lugar de lectura y la flecha verde indica el plano del asiento.

MÉTODO
Instrumentos
Uno de los objetivos de este trabajo fue desarrollar una silla antropométrica que permitiera medir un grupo de medidas antropométricas previamente definidas y nombradas en el punto 2.3. Para la validación del nuevo instrumento, se realizó el levantamiento de las medidas antropométricas de 20 sujetos utilizando un antropómetro portátil (Holtain) y un antropómetro fijo o de pared. Posteriormente, estas medidas fueron comparadas con las obtenidas mediante la utilización de la silla antropométrica (Figura 1). Es importante destacar que antes de la obtención de los datos fue preciso calibrar el resultado de la silla antropométrica, a través de funciones matemáticas (suma y resta) producto de que las cintas métricas en algunas ocasiones consideraban medidas dife-

Muestra

La muestra hasta este momento consiste en 432 alumnos voluntarios (216 masculinos, 216 femeninos) de 9 escuelas, pertenecientes al 1er ciclo educacional portugués con edades de los 7 a 10 años (media 8.5 ± 1.2). Después de entregar información oral y escrita acerca del estudio a las diferentes municipalidades, directores de escuelas, profesores, padres y alumnos, se obtuvo una autorización escrita por parte de todos los involucrados. Es importante mencionar que la muestra corresponde a una determinada por conveniencia y que hasta este momento corresponde a un grupo de escuelas ubicadas en la región de Porto.

Medidas antropométricas consideradas

Las medidas antropométricas fueron tomadas con la utilización de la “silla antropométrica” descrita anteriormente. Durante este procedimiento los alumnos se encontraban sentados con caderas y rodillas en ángulos de 90° y las plantas de los pies completa185

Ciencia & Trabajo | AÑO 11 | NÚMERO 34 | OCTUBRE / DICIEMBRE 2009 | www.cienciaytrabajo.cl | 184/187

Artículo Original | Castellucci Ignacio mente apoyadas. Para facilitar y evitar errores en el proceso de medición los alumnos se encontraban descalzos, vistiendo pantalón corto y camiseta. Todas las medidas fueron tomadas por el mismo evaluador y registradas en centímetros por un asistente en una planilla Excel. Precisión y repetitividad de las medidas fueron alcanzadas con el entrenamiento en laboratorio y con la realización de un estudio piloto. Las siguientes medidas antropométricas (ISO 1996, Pheasant 2003) fueron consideradas y recolectadas en el estudio: Estatura: determinada como la distancia vertical entre el suelo y la parte más alta de la cabeza, medida con el sujeto en posición erecta y cabeza en el plano de Frankfurt. Altura de los hombros: distancia vertical entre el suelo y el acromion, medida con el sujeto en posición erecta y hombros relajados. Altura de los ojos: distancia vertical entre el suelo y el canto exterior del ojo, medida con el sujeto en posición erecta y cabeza en el plano de Frankfurt. Altura sentado: distancia vertical entre el plano del asiento y la parte más alta de la cabeza, medida con el sujeto en posición erecta y cabeza en el plano de Frankfurt. Altura codo-asiento: distancia vertical desde la superficie del asiento hasta la parte más baja del codo. Ancho de hombros (sentado): distancia máxima medida entre el deltoides izquierdo y derecho. Altura poplítea: distancia vertical entre el suelo y la parte posterior de la rodilla (hueco poplíteo). Distancia glúteo-poplítea: distancia horizontal desde la parte más posterior de la zona glútea a la parte posterior de la rodilla (hueco poplíteo). Distancia glúteo-rotuliana: distancia horizontal desde la parte más posterior de la zona glútea a la rótula. Ancho de caderas (sentado): distancia horizontal medida en la parte más ancha de las caderas. Altura muslo-asiento: distancia vertical entre el plano del asiento y el punto más alto del muslo. Altura de los ojos (sentado): distancia vertical entre el asiento y el canto exterior del ojo. Determinada en este estudio con el siguiente cálculo: altura sentada-(estatura-altura de los ojos). Altura de los hombros (sentado): distancia vertical entre el asiento y el acromion. Determinada en este estudio con el siguiente cálculo: altura sentada-(estatura-altura de los hombros). (AP+ 2.5) cos 30º ≤ Altura del Asiento ≤ (AP+ 2.5) cos 5º. Distancia asiento-mesa: para determinar esta medida algunos estudios señalan la utilización de la altura codo-asiento (ACA) como referencia (García-Acosta y Lange-Morales 2007; Milanese y Grimmer 2004; Molenbroek et al. 2003; Sanders y McCormick 1993). Parcells y cols. (Parcells et al. 1999) por su parte sugieren la utilización de los ángulos de flexión y abducción de la articulación del hombro. Otros investigadores recomiendan que la distancia asiento-mesa no debe ser superior a 3-5 centímetros en relación a la ACA (Pheasant 1991; Poulakakis y Marmaras 1998). Para este trabajo se definió que la medida mínima de la distancia asiento-mesa debe corresponder a la ACA, con la finalidad de disminuir significativamente la carga a nivel de columna (Occhipinti et al. 1985). Además, se consideró que la medida máxima de la distancia asiento-mesa no puede superar en 5 centímetros a la ACA. ACA ≤ Distancia asiento-mesa ≤ ACA + 5

RESULTADOS
Validación de la silla antropométrica
Después de aplicar el test estadístico en diferencias de medias, con un intervalo de confianza de un 95%, fue posible determinar que no existen diferencias estadísticamente significativas entre los resultados de las 11 medidas antropométricas efectuadas con los 3 instrumentos. Por otra parte, es importante destacar la fácil utilización de esta nueva herramienta, cuyo principal problema es el transporte a las diferentes escuelas.

Medidas antropométricas

Aplicación de las medidas

La estadística descriptiva de las medidas antropométricas es presentada en la Tabla 1, donde es posible observar la media, la desviación estándar (S) y un grupo de percentiles (P5, P50 y P95). Adicionalmente a estas medidas se les aplicó el test de correlación de Pearson, determinando que existe una buena correlación entre la variable estatura y un grupo de variables, entre las que destacan altura poplítea, distancia glúteo-poplítea y altura sentado. Esta situación podría facilitar la designación del tipo de mobiliario escolar a través de la medición de la altura, práctica que es comúnmente aplicada a nivel mundial. Sin embargo, es importante señalar que en un estudio publicado por Molenbroek y cols. (Molenbroek et al. 2003), esta práctica fue desechada producto del gran número de alumnos que utilizarían una silla muy alta al aplicar este criterio.

Con los resultados de las medidas descritas anteriormente se procedió a determinar las medidas del mobiliario escolar. A modo de ejemplo, a continuación se presentan los criterios para determinar la altura del asiento y la distancia asiento mesa. Altura del asiento: es considerada como el punto de partida para el diseño del mobiliario escolar, y la altura poplítea es el punto de referencia para su dimensionamiento. La mayoría de la evidencia determina que la altura poplítea (AP) debe ser superior a la altura del asiento (Molenbroek y Ramaekers 1996; Parcells et al. 1999). Sin embargo, esta diferencia no debe ser superior a 4 centímetros (UNESCO, MINSAL [Chile] 2001) o al 88% de la altura poplítea. Para el dimensionamiento de esta medida del mobiliario se tomó como base la fórmula utilizada por Gouvali y Boudolos (Gouvali y Boudolos 2006) definida como:

Medidas del mobiliario

Considerando los valores de las medidas antropométricas altura poplítea y distancia codo-asiento obtenidas hasta este momento, se concluye necesaria la utilización de 4 tipos diferentes de mobiliarios (Tabla 2). Es importante señalar que con la utilización de los mobiliarios tipo 2 y 3 será posible acomodar a un 86.3% de la población analizada. Si realizamos una comparación de estos 2 mobiliarios con la norma británica (BSEN-1729), la cual utiliza 2 mobiliarios para acomodar los alumnos entre los 6 y 11 años, podemos observar que existe una leve diferencia entre estos dos países. Esta diferencia que puede corresponder a la baja estatura de la población portuguesa en comparación con las restantes poblaciones europeas (Molenbroek et al. 2003).

186

184/187 | www.cienciaytrabajo.cl | AÑO 11 | NÚMERO 34 | OCTUBRE / DICIEMBRE 2009 |

Ciencia & Trabajo

Artículo Original | Consideraciones Ergonómicas de las Salas de Clases en Escuelas Portuguesas de Primer Ciclo Podemos observar también que con la utilización de estos 2 mobiliarios (Tipo 2 y 3) presentados en la Tabla 2, existe una mayor altura de la silla y mesa en comparación a los mobiliarios presentados en la Norma Chilena 2566 (INN [Chile] 2002). Sin embargo, es importante destacar que los datos antropométricos utilizados en esta norma corresponden al año 1998, por lo que es de esperar un aumento importante en la estatura de la población chilena, influenciado principalmente por los hábitos alimenticios y condición de vida (Harris y Straker 2000). Tabla 1. Resultados de las medidas antropométricas.
Medidas Estatura Altura de los hombros Altura de los ojos Altura sentado Altura codo-asiento Ancho de hombros Altura poplítea Distancia glúteo-poplítea Distancia glúteo-rotuliana Ancho de caderas (sentado) Altura muslo-asiento Altura de los hombros (sentado) Altura de los ojos (sentado) Media 131.3 106.4 122.1 67.0 16.5 31.9 33.8 38.2 45.9 28.2 11.4 44.0 59.8 S 8.9 10.4 8.8 4.2 2.0 2.8 3.0 3.3 3.9 3.0 1.6 7.6 4.1 P5 117.1 93.6 108.2 60.1 13.4 27.9 29.2 33.2 40.0 24.2 9.2 38.8 53.4 P50 131.2 106.6 122.3 67.0 16.3 31.5 33.6 38.3 45.9 27.8 11.1 44.5 59.8 P95 145.3 119.9 135.7 73.7 20.0 36.7 38.8 43.7 52.6 33.8 14.4 50.6 66.3

Tabla 2. Medidas del Mobiliario considerando la altura poplítea y altura de la mesa.
Tipo de mobiliario Mobiliario 1 Mobiliario 2 Mobiliario 3 Mobiliario 4 Altura de la silla 28 32 36 40 Altura de la mesa 45 51 56 61 % Utilizadores 10 50 36.3 3.7

CONCLUSIONES
Algunas de las principales conclusiones que se pueden desprender hasta este momento son: • La validación de una nueva herramienta para realizar estudios antropométricos. • La importancia de la recolección de datos antropométricos de este grupo etario, lo que permitirá diseñar un mobiliario escolar basado en la población utilizadora. Hasta el momento es necesario la utilización de 4 tipos de mobiliarios, lo que difiere ampliamente de los 2 observados en la actualidad y que están basados en las medidas antropométricas alemanas. Por otra parte, será importante realizar una comparación entre el tiempo necesario para realizar evaluaciones con los diferentes instrumentos, así como también el nivel de error intra- e interevaluador. Otras de las situaciones a considerar es realizar una comparación entre las medidas antropométricas obtenidas y el mobiliario existente. Artículo presentado en el VII CONGRESO NACIONAL DE ERGONOMÍA “Ergonomía, un aporte a la productividad del país” efectuado en el mes de octubre de 2009, V Región–Chile.

REFERENCIAS
García-Acosta G, Lange-Morales K. 2007. Definition of sizes for the design of school furniture for Bogotá schools based on anthropometric criteria. Ergonomics. 50: 1626-1642. Gouvali MK, Boudolos K. 2006. Match between school furniture dimensions and children’s anthropometry. Appl Ergon. 37: 765-773. Harris C, Straker L. 2000. Survey of physical ergonomics issues associated with school childrens' use of laptop computers. Int J Ind Ergon. 26(3): 337-346. Hira DS. 1980. An ergonomic appraisal of educational desks. Ergonomics. 23: 213-221. Instituto nacional de normalización (Chile). 2002. norma Chilena 2566. Mobiliario escolar - Sillas y mesas escolares - Requisitos dimensionales. [Santiago]: INN. International Standard Organization. 1996. ISO 7250: Medições básicas do corpo humano para design tecnológico. Milanese S, Grimmer K. 2004. School furniture and the user population: an anthropometric perspective. Ergonomics. 47: 416-426. Molenbroek J, ramaekers Y. 1996. Anthropometric design of a size system for school furniture. Proceedings of the Annual Conference of the Ergonomics Society: Contemporary Ergonomics; 1996 Apr 10-12; London: Taylor & Francis. p. 130-135. ————. kroon-ramaekers YMT, Snijders CJ. 2003. revision of the design of a standard for the dimensions of school furniture. Ergonomics. 46, 681-694. Occhipinti E, Colombini O, Frigo C, Pedotti A, Grieco A. 1985. Sitting posture: analysis of lumbar stresses with upper limbs supported. Ergonomics. 28(9): 1333-1346. Panagiotopoulou G, Christoulas K, Papanickolaou A, Mandroukas K. 2004. Classroom furniture dimensions and anthropometric measures in primary school. Appl Ergon. 35: 121-128. Parcells C, Stommel M, Hubbard RP. 1999. Mismatch of classroom furniture and student body dimensions: empirical findings and health implications. J. Adolesc. Health. 24(4): 265-273. Pheasant S. 1991. Ergonomics, work and health. Macmillan, Hong Kong. ————. 2003. Bodyspace: anthropometry, ergonomics and the design of the work. 2a ed. London: Taylor & Francis. Poulakakis G, Marmaras N. 1998. A model for the ergonomic design of office. In: Scott PA, Bridger rS, Charteris J (Eds.). Proceedings of the Ergonomics Conference: Global Ergonomics, 1998 Sept 9-11; South Africa, Cape Town; Elsevier Ltd. p. 500-504. Sanders MS, McCormick EJ. 1993. Applied anthropometry, work-space design and seating. In: Human Factors in Engineering and Design. 7 ed. Singapore: McGraw-Hill. Savanur CS, Altekar CR, De A. 2007. Lack of conformity between Indian classroom furniture and student dimensions: proposed future seat/table dimensions. Ergonomics. 50: 1612-1625. UNESCO, Chile. Ministerio de Educación. 2001. Guía de recomendaciones para el diseño del mobiliario escolar Chile. Santiago: UNESCO, MINEDUC. 160 p. Yeats B. 1997. Factors that may influence the postural health of schoolchildren (k-12). Work: A Journal of Prevention, Assessment & Rehabilitation. 9: (1): 45-55.

Ciencia & Trabajo | AÑO 11 | NÚMERO 34 | OCTUBRE / DICIEMBRE 2009 | www.cienciaytrabajo.cl | 184/187

187