BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA DE CRIMINOLOGÍA

TEORÍAS Y MODELOS CRIMINOLÓGICOS 2: PSICOLOGÍA JURÍDICA Y CRIMINOLÓGICA

HIPÓTESIS DIAGNÓSTICAS DE CASO: FRANCISCO GUERRERO PÉREZ “EL CHALEQUERO”

PRESENTAN: GIOVANNI EFRÉN BAUTISTA CONDE MIGUEL ANGEL GONZÁLEZ LEÓN KEVIN DAVID TORRES VÁZQUEZ

Análisis de caso: Francisco Guerrero “El chalequero” SÍNTESIS DEL CASO

Página |2

Francisco Guerrero mejor conocido como el “Chalequero” tenía también otros seudónimos, entre los cuales podemos destacar el "Barbázul mexicano", el "Destripador mexicano o del río Consulado", o el "Degollador del río Consulado", un sujeto de nacionalidad mexicana que nació en algún lugar del bajío de León, Guanajuato según reportes en 1840. Es el primer caso de asesino serial del cual se tuvo registro en nuestro país, mas sin embargo es importante resaltar el hecho de que no fue el primero en presentarse. Se tienen conocimiento de que el “Chalequero” mató aproximadamente 20 mujeres dedicadas a la prostitución de las cuales se tiene registro, pero existe la sospecha de que fueron mucho más. La infancia de Francisco “el chalequero” se desarrollo en un entorno muy poco alentador, pues en la documentación consultada en las referencias posteriormente indicadas, se logra denotar que esté individuo fue el onceavo hijo de una familia económicamente desfavorable; por lo que dado el marco social, histórico, político y cultural se puede inferir que no contaba con formación académica; además es vital señalar que la educación establecida en el seno familiar también era desfavorable pues su madre lo maltrataba mientras que en cuestión del padre no se sabe certeramente si este no se encontraba en la familia o si maltrataba a su madre, hecho el cual podría ser considerado como un factor crimino impelente que facilitaría que se desarrollará su misoginia; todo lo mencionado con anterioridad se le catalogaría a Francisco como un futuro delincuente pero este seria resistente según los estudios de Werner y Smith que nos dicen que a pesar de todos estos factores desfavorables este no se había convertido en un delincuente hasta ese momento pues no se tienen registros de que Francisco Guerrero allá cometido delitos en su adolescencia o infancia1. Francisco Guerrero emigra del bajío a la edad de 16 años con rumbo a la C.D. de México donde se establece en la colonia Peralvillo, en el barrio de Guerrero y empieza a ejercer el oficio de zapatero; donde también contrajo nupcias con una mujer nombrada María con la cual procreó 4 hijos situación que puede bien ser considerada como un factor de protección. También es factible enlistar y considerar el hecho de que Francisco era muy simpático y sociable, lo que también podría encuadrar fácilmente como un factor de protección, pues como lo menciona Werner y Smith en su estudio de Kauai2. A la edad de 22 años comienza su carrera delictiva en primera instancia como proxeneta, pues los reportes indican que desarrolló su vida sentimental con varias parejas que tenían la particularidad de ejercer la prostitución; se puede argumentar la idea anterior pues desplegaba la conducta particular de aprovechar tal condición para exigirles “cuotas”, lo cual hace bajo fin de cubrir sus necesidades económicas. Las líneas de investigación apuntan a que el evento traumático que hizo estallar en él su carrera delictiva fue el momento en que sostuvo una conversación con una de sus
1 2

Garrido, V. ¿QUÉ ES LA PSICOLOGÍA CRIMINAL? Biblioteca Nueva.Madrid.2005.p77 Opus Cit.

Análisis de caso: Francisco Guerrero “El chalequero”

Página |3

tantas amantes, donde la fémina le retó al “Destripador Mexicano” a hacer una pelea en una de los barrios de Peralvillo, y a partir de aquél evento empezaron a hacerse los hallazgos que vinculaban los asesinatos a “El chalequero”. Según explican los expedientes, el perfil victimal de las personas asesinadas por “El Barbázul mexicano” cubría la característica principal de ejercer por oficio la prostitución. El modus operandi es descrito por la historia de tal modo que describe que emboscaba a sus víctimas bajo la apología de hacer uso de sus servicios, para que posterior a consumar el acto de naturaleza sexual les amagase, ultrajase para culminar por desollarles, estrangularles o degollarles con un cuchillo obtenido en su ejercicio como zapatero. Una vez finalizado el acto, éste se deshacía del cadáver arrojándolo al Río Consulado3. En lo que respecta a lo que este el “Barbázul Mexicano” con la motivación que este tenía consideramos que de acuerdo a la fuente consultada y aplicando la teoría en el particular caso estudiado se puede mencionar el hecho de que la necesidad que satisfacía el sujeto al momento de perpetrar los asesinatos era bien correspondiente a una cuestión mayormente relacionada al ejercicio de un poder, actuar en torno a un deber ser. Esto puede ser sustentado pues el caso relata a un sujeto que se siente con el poder y tiene la obligación de depurar la sociedad de las mujeres impuras (prostitutas) que dado el perfil victimal cubrían lo necesario para ser sujeto pasivo. En relación a su obligación también se ve vinculado en la teoría Akers sobre el aprendizaje social de 1997 en sus definiciones generales en cuestión de la religión4, pues la información obtenida nos dice que se consideraba un ferviente católico y devoto de la virgen de Guadalupe lo que en nuestra investigación observamos su definición de esta estaba muy acorde con su conducta antisocial por lo que la justificaba con lo antes mencionado.

3 4

Lo cual le valió uno de sus tantos seudónimos. A. Garrido, P. Stangelan, S. redondo. PRINCIPIOS DE CRIMINOLOGÍA. Tirant lo bianch. Valencia.2005.p355

Análisis de caso: Francisco Guerrero “El chalequero” HIPÓTESIS DIAGNÓSTICA DE CASO #1

Página |4

A pesar de los factores crimino repelentes, la personalidad de Francisco Guerrero5 en conjunto de la investigación teórica realizada para el caso indica que el caso de “El chalequero”, las conductas destructivas desplegadas por el sujeto puede encontrar su explicación con un diagnóstico hecho por la psicología criminológica como PSICOPATÍA. Para comenzar es indispensable mencionar que para poder concluir con el diagnostico antes mencionado se toman en cuenta 20 ítems obtenidos de la Lista de Registro de Psicopatía6 planteada por Robert Hare. A manera de sumario sustentaremos tal diagnostico mencionando que de los 20 ítems contenidos en la batería de pruebas, el sujeto presenta 12 ítems, dentro de los cuales encontramos: 1. Encanto superficial: El sujeto es mayormente inclinado a efectuar conductas interesadas en la apariencia y cosas materiales, lo cual podría fácilmente definirse como superficial. 2. Egocentrismo: De acuerdo a la documentación obtenida de las referencias7, “El chalequero” justificaba sus actos mediante la premisa de ser una persona intachable que la sociedad necesitaba para depurarse de mujeres “impuras”. 3. Mentira Patológica: Se tiene documentado de que la vida sentimental del sujeto presentó diversos sujetos femeninos por pareja, féminas a las cuales mentía para efectos de obtener beneficios8. Sabía siempre como encubrir con otra mentira en caso de ser descubierto. 4. Manipulación: Entrando de lleno al ámbito laboral, encontramos que desempeñaba la labor de proxeneta, lo cual implica claramente un concepto de manipulación. 5. Falta de remordimiento: Tomando como referencia la persistencia y reincidencia en sus actos destructivos, es fácil determinar la observación de este ítem en el caso. 6. Escasa profundidad de afectos: Como anteriormente se ha hecho mención con respecto a la vida afectiva y emocional de Francisco Guerrero, el hecho de que contara con varias parejas sentimentales hace posible deducir que no existe afectividad desarrollada. 7. Falta de empatía: Sustentada por documentación y testimonios entre otras referencias, se describe a un sujeto preocupado estrictamente en su persona. 8. Estilo de vida parasitario: A pesar de contar con un estilo de vida un poco estable, “El chalequero” vivía en función de lo que lograba obtener de sus múltiples amantes, lo cual indudablemente hace posible señalar un estilo de vida parasitario. 9. Conducta sexual promiscua: Teniendo este ítem como el más marcado de todos los mencionados que hacen posible generar el diagnóstico de psicopatía, hay que
5 6

Mediante la cual se le imputaba el adjetivo de misógino. Traducción al español de “Psycopathic Check-List” que tiene por siglas PCL. 7 Mencionadas en el apartado “Referencias.” 8 Económicos en la mayoría de los casos.

Análisis de caso: Francisco Guerrero “El chalequero”

Página |5

resaltar el hecho de que además de contar con varias compañeras sexuales, constantemente acudía a hacer uso de los servicios de prostitutas. 10. Conductas precoces: Dada la ausencia de los padres a edad temprana, hasta instintivamente es correcto aseverar la presencia de tales conductas. En ejemplos concretos se puede mencionar el hecho de ejercer oficios para su supervivencia, el consumo de sustancias tóxicas y el inicio de la vida sexual tempranamente. 11. Versatilidad criminal: Comenzando como proxeneta y terminando por ser el primer asesino en serie documentado de México, sin duda alguna demuestra tal signo. 12. Relaciones interpersonales breves: El sujeto contrajo nupcias en solo una ocasión, durando el matrimonio aproximadamente 7 años. Posteriormente se dedicó hedonistamente a seducir mujeres que ejercían la prostitución, teniendo la característica de volverse el proxeneta de la misma, se estima que el tiempo útil de las relaciones del sujeto era de aproximadamente 3 meses.

Análisis de caso: Francisco Guerrero “El chalequero” HIPÓTESIS DIAGNÓSTICA DE CASO #2

Página |6

Tomando en cuenta el planteamiento del DSM IV en su Eje II designado para aquellos trastornos conocidos como de la personalidad, es posible considerar como signos y síntomas de relevancia para el diagnóstico del sujeto puesto que los comportamientos son durables durante una extensión considerable de tiempo, afectaron las áreas de funcionamiento del sujeto y no fueron causados por una psicopatología de otra índole9. Los árboles de decisión planteados para evaluar signos y síntomas del Manual Estadístico de Enfermedades y Padecimientos Mentales arrojaron el resultado de un Trastorno de Personalidad Antisocial10, que tiene por manifestaciones: 1. Mentira frecuente: El sujeto presenta una clase de mitomanía, necesaria para lograr conquistar a tantas amantes y reclutarles en su harem. 2. Falta de remordimientos: Jamás se lograron apreciar signos de lo que es llamado como sentimiento de culpa, lo cual hace posible el encuadre con respecto al ítem mencionado. 3. El sujeto tiene al menos 18 años: Cubre perfectamente esta característica, pues a la edad de 20 años cuando comienza su carrera delictiva como proxeneta, más adelante comete asesinatos a la edad de 22 años. 4. El comportamiento no aparece durante un episodio de esquizofrenia: Se tiene registrado que el sujeto jamás presentó conducta alguna que haga denotar un episodio esquizofrénico.

De acuerdo a las técnicas de diagnóstico, contando con 3 síntomas es posible generar como viable un diagnóstico, Por lo tanto concluimos que el TPA es un diagnóstico probable.

9

10

Médica o toxicológica, entre otras. TPA por su siglas.