Liberarse del tiempo genealogico Modo de borrar el programa del propio destino por la Psicogenealogía.

De Elisabeth Horowitz Pascale Reynaud

Liberarse del tiempo genealogico................................................................. 1 Prefacio.......................................................................................................... 3 Capítulo I: Las soluciones de la Psicogenealogía......................................... 4 Capítulo II. Concepción y fratría................................................................. 10 Capítulo III. La alianza, verdadero envite genealógico...............................16 Capítulo IV. Las circunstancias del matrimonio......................................... 25 Capítulo V. El papel del padrino y de la madrina....................................... 41 Capítulo VI. ¿Qué es el incesto geográfico?............................................... 48 Capítulo VII. Las formas ocultas del incesto.............................................. 55 Capítulo VIII. La enfermedad y sus raíces genealógicas............................ 77 Capítulo IX. Los traumatismos históricos y sus consecuencias. ................ 90 Capítulo X. Consecuencias del fallecimiento de los ancestros................. 101 Capítulo XI. Los programas genealógicos y sus consecuencias en términos de destino................................................................................................... 106 Capítulo XIII. Los secretos del tiempo genealógico................................. 115 Capítulo XIV. Desplazarse sobre le línea del tiempo. Una solución experimental.............................................................................................. 124 Capítulo XV. El descubrimiento del Antepasado - Guía.......................... 128 Capítulo XVI. La elaboración del relato................................................... 133 Capítulo XVII. El mandala psíquico......................................................... 137 Capítulo XVIII. Vincularse con nuestro Antepasado – Guía.................... 143 Capítulo XIX. Conocer al Antepasado – Guía.......................................... 144 Capítulo XX. Algunos ejemplos simplificados de mandalas precedidos de su objeto o animal – relé............................................................................147 Capítulo XXI. Ejemplos concretos de mandalas con El Antepasado - Guía ................................................................................................................... 150 Capítulo XXII. En busca de una unidad de la personalidad...................... 154 Capítulo XXIII. La liberación de la cripta................................................ 159 Capítulo XXIV. La elaboración de un cuadrado mágico.......................... 164 Capítulo XXV. El acto de paso................................................................. 166 Capítulo XXVI. El descubrimiento de tres otros Antepasados – Guías....170 Capítulo XXVII. Ejemplos de trámites completos con cuatro Antepasados – Guías....................................................................................................... 174

Prefacio Esta obra desarrolla y amplia las nociones expuestas en nuestro primer libro dedicado a la Psicogenealogía, titulado “Liberarse del destino familiar”, editado por Editions Dervy en 2000. Estas nociones se referían a las influencias del nombre de pila y de la fecha de nacimiento, así como el lugar ocupado en el seno de la fratría (conjunto de hermanos/as). Desarrollaba, entre otros temas, el del determinismo familiar durante nuestra concepción, de la importancia de las profesiones de nuestros padres, abuelos, y bisabuelos así como de la preponderancia de las creencias transmitidas por nuestra historia familiar. Esta obra, dividida en dos partes, se abre sobre las principales soluciones que ofrece actualmente la Psicogenealogía. La primera parte está dedicada al análisis concreto y objetivo del árbol genealógico. Temas esenciales están ahí desarrollados tales como las estrategias familiares en el momento de la alianza y las circunstancias del matrimonio, las formas ocultas del incesto, y la consecuencia del fallecimiento de los antepasados.` Verdaderamente innovadores son los capítulos que tratan de los traumatismos históricos y la influencia de la violencia de la Historia colectiva sobre el árbol genealógico y el origen de las enfermedades, los capítulos tratando de los programas transgeneracionales y sus consecuencias en términos de destino, los capítulos tratando de la repetición de las fechas de nacimiento, boda y fallecimiento y los secretos del tiempo genealógico. La primera parte acaba con la posibilidad de desplazarse en la línea del tiempo, posibilidad que constituye hoy una solución experimental. La segunda parte se dedica a la posibilidad de dialogar con el inconsciente familiar y trata del hallazgo de un antepasado íntimo construido a partir de dos relatos familiares, invitando a los antepasados a que se expresen a través nuestro. Esta segunda parte invita a nombrar a un personaje histórico como ancestro interior, mediador entre el inconsciente familiar y uno – mismo. Una vez nombrado, este antepasado estará facultado para jugar un papel de verdadero guía. Este Antepasado – Guía nos permitirá descubrir un nuevo destino que transmuta positivamente nuestro destino y nos libera del yugo familiar instalado desde hace varias generaciones. Para lograr este propósito, intentaremos integrar la sombra, es decir la dimensión arcaica en uno – mismo, a la vez que vamos liberando los antepasados personales encriptados en el interior de nuestro ser. Estas dos partes quieren ser complementarias y útiles en una búsqueda que intenta unificar la personalidad.

Capítulo I: Las soluciones de la Psicogenealogía Elisabeth, reanudamos ahora el curso de nuestras conversaciones. A petición de numerosos lectores, me gustaría entrar en el meollo del tema, o sea que nos indique Vd. las primeras soluciones en Psicogenealogía. Sí, con gusto. Voy a detallar cada punto para que estas soluciones estén claramente definidas. Explicaré lo que conviene emprender para diferenciarse de su familia de origen. La encuesta genealógica. Está en la base de nuestro trabajo. Sin un profundo conocimiento del árbol genealógico, es difícil establecer nexos y analogías entre la vida de nuestros antepasados y la nuestra. Para cada miembro de la familia, debería ser posible reunir fotos, fechas de nacimiento, casamiento y fallecimiento, así como varios testimonios referente a los acontecimientos mayores que incidieron en la novela familiar. Las fechas siempre se deben comprobar por la obtención de documentos oficiales cerca de organismos administrativos, ayuntamientos y archivos. Tener un mejor conocimiento de la historia colectiva. Es indispensable situar los acontecimientos familiares en su contexto histórico. Y, observé que cuanto más fue fuente de sufrimiento, menos se conocen los marcos históricos. Existe entonces una defensa frente al necesario conocimiento de la historia. Conocer la historia es quizás pensar no poder escapar a lo que vivieron nuestros antepasados. Por ejemplo, si se observa que uno de los abuelos nació en 1905, necesariamente hay que interesarse por los acontecimientos económicos y sociales de ese año, remontando algunos meses más para comprender que existen razones puramente históricas a su concepción. Imaginemos que en este ejemplo, se descubra que la concepción de este abuelo coincidió con el voto de la ley de la separación de la Iglesia y del Estado, he aquí una información mayor que deberemos tener en cuenta en mismo grado que si de un acontecimiento puramente familiar se tratase. Esta coincidencia entre la concepción y el acontecimiento histórico puede inducir un destino, por ejemplo, en este caso, el abuelo puede defender los valores de la laicidad o combatirlas según que haya sido concebido por adhesión o rebelión contra una decisión histórica con la cual su familia podía estar de acuerdo, o no. La sincronicidad entre la concepción y un hecho histórico mayor atestigua de la reacción de la familia frente a la Historia.

Descubrir la singularidad de las situaciones familiares. Con el propósito de alcanzar la singularidad de las situaciones genealógicas, se debe ir más allá de lo que llamo los enunciados generales. Los enunciados generales son enunciados que pueden referirse a miles incluso millones de personas, pero que no informan verdaderamente. Por ejemplo, los enunciados generales siguientes: “mi abuelo murió en la guerra de 14-18, mi abuela era empleada del hogar, mi tío era agricultor, mis padres se casaron por amor, mi familia no tenía dinero, mi tía era infiel… Estas afirmaciones actúan como engaños porque no informan verdaderamente sobre las situaciones mencionadas. En esta investigación para comprender la genealogía, tales enunciados no pueden bastar. Parece fundamental llegar a lo que hace la singularidad de la situación familiar, aun cuando esta situación, considerada desde el exterior, parece ser la de millones de otras personas. Por cierto, millones de personas fueron a la guerra, pero ¿qué le sucedió exactamente a mi abuelo? millones de personas fueron empleadas del hogar, pero ¿cuál era la singularidad de la situación de mi abuela? se dice que mi tía era infiel, pero ¿quién lo dice, a cuáles situaciones precisas se refieren exactamente, en qué época, en cuál contexto?… En breve, debemos llegar a encontrar la singularidad de las situaciones ancestrales, porque contiene un valor auténtico, un elemento clave. En la problemática se halla también la solución. En las huellas de los ancestros. En el marco del trabajo sobre el árbol genealógico, es necesario conocer muy concretamente el recorrido de sus antepasados, ir en las comarcas en donde vivieron y tomar fotografías, ir en sus tumbas, y a veces en su país de origen cuando la familia emigró. Un ejemplo? Últimamente, tuve el caso de un consultante cuyos padres habían emigrado de Polonia; habían dejado su país por obligación; y ningún miembro de su familia volvió allí luego. Aconsejé a este hombre viajar una vez como mínimo a su país de origen, no para instalarse allí lo cual sería un incesto geográfico, sino para darse cuenta de lo que es su país, sus tradiciones, sus paisajes, su cultura, sus monumentos, sus costumbres. Y antes de ir allá, le pedí leyera en detalle la historia de Polonia desde el siglo XIX. Este contacto directo y concreto es muy importante, el país de origen está así verdaderamente integrado en el presente, deja de ser una fuente de fantasmas y dificultades. Aquí, habla Vd. de los antepasados directos, pero si, por ejemplo, un hermano de nuestra abuela se marchó y se instaló en Brasil, deberíamos ir?

Sí, lo mismo. Sobre todo que un hermano de la abuela forma parte de la familia cercana. Un miembro de la familia que emigra siempre es fuente de fascinación para los descendientes. Naturalmente, tendríamos que saber en qué circunstancias se realizó esta emigración, en qué año, en cuál contexto, y por qué razones? Poner los pies en las huellas de los antepasados puede ser fuente de realización, es el motivo por el cual se debería hacer una lista de los países que atravesaron y los en donde se establecieron, incluso temporalmente. Concepción, nacimiento y atribución del nombre. Como lo expliqué en el libro de base dedicado a la Psicogenealogía1, es obligado informarse de las circunstancias de la concepción y del propio nacimiento. También es necesario analizar el lugar ocupado dentro de la fratría, conociendo la historia de los y las que ocupaban el mismo lugar de nacimiento en las generaciones anteriores. También uno puede ser un “hijo de sustitución” cuando fue uno concebido después del fallecimiento prematuro de un hermano o hermana. Finalmente, el nombre de pila puede forjar un destino, razón por la cual es absolutamente fundamental conocer los motivos por los cuales nos dieron el nuestro nuestros padres. Conocimiento de los programas y del tiempo genealógico. Según mi experiencia, es necesario conocer perfectamente las fechas importantes de nuestro árbol genealógico; con este propósito, se puede elaborar un cuadro con el conjunto de fechas de nacimiento, casamiento y fallecimiento. Este cuadro se completará con el de todas las edades claves del conjunto de nuestra familia, figurando en él y con detalle, todas las edades alcanzadas en el momento del matrimonio, del nacimiento de los hijos, de los divorcios, del fallecimiento, de los traumatismos históricos, declaración de guerra, etc. Antes de llegar a estas diferentes edades para liquidar una dificultad genealógica, es posible dividir estos tiempos por la mitad para anticipar su resolución. Decir la verdad a sus descendientes, contar su vida a su familia. No se puede hacer progresar su árbol genealógico absteniéndose de decir la verdad a sus descendientes. Sería conveniente, cuando se tienen hijos, informarles antes de su entrada en la pubertad, con todo detalle, de todo lo que vivimos desde nuestra infancia. Deberíamos hablarles de nuestra vida con nuestros padres y nuestros hermanos y hermanas, de nuestros años de estudios, de nuestras experiencias sentimentales y sexuales, circunstancias de nuestro casamiento y de nuestra
1

Liberarse del destino familiar, Dervy, 2000.

entrada en la vida activa, de nuestras adquisiciones financieras, y de lo que nos infligieron los demás o lo que infligimos a los demás. Obviamente, hay que cerciorarse de la capacidad de nuestros hijos para comprender estas verdades, esto sólo se puede hacer si los hijos están construidos en el plano interior por nuestro amor y el de nuestra pareja. No olvidemos que hijos que ignoran todo de la vida de sus padres tienen grandes probabilidades de repetirla, aunque sea sólo para volverse conscientes de los traumatismos familiares que no se les explicaron. Sólo la palabra, la restitución de las experiencias y su explicación pueden oponerse a la repetición de los guiones de vida. En esta óptica, constituir un cuaderno recopilando las experiencias por transmitir a sus descendientes constituye una acción concreta y positiva. Diagrama árbol genealógico recalcando las edades de los diversos acontecimientos de la vida. Enfant(s) = hijo(s) Mère= Madre; Père = Padre G.M.M.= Abuela Materna; G.P.M.= Abuelo Materno; G.M.P.= Abuela Paterna; G.P.P. = Abuelo Paterno A.G.M.M.= Bisabuela Materna; A.G.P.M.= bisabuelo Materno; A.G.M.M.= Bisabuela Paterna; A.G.P.P.= Bisabuelo Paterno. Liberarse de las situaciones incestuosas. Cuando esto es posible, es deseable dejar situaciones de naturaleza incestuosa, por ejemplo, ejercer la misma profesión que nuestros ancestros, casarse con una persona que nos ha sido presentada por un hermano o una hermana, elegir como cónyuge a una persona que se llama igual como uno de nuestros padres, vivir en una casa de familia, calcar su modo de vida sobre el de sus padres o el de sus abuelos, mantenerse en la misma clase social… Salir del incesto geográfico. Dejar el territorio familiar es la primera de las decisiones por tomar cuando uno se encuentra en un callejón sin salida personalmente. Evitar volver, de adulto, a vivir en el lugar de nacimiento, so pena de regresar. Vamos a profundizar largamente en este tema en esta primera parte del libro; por esto lo menciono aquí sin desarrollarlo. Volver a crear vínculos con algunos miembros de nuestra familia de origen. Desgracia y catástrofes pueden producirse cuando se mantienen conflictos con los miembros de la fratría y primo(a)s. Salvo los casos en que es mucho más prudente no frecuentar a los miembros de su familia cuando son éstos francamente hostiles y negativos,

puede ser útil volver a crear vínculos con algunos de los hermanos y hermanas, incluso los primo(a)s. Cuando conflictos iniciales menores han sido analizados objetivamente, reconciliarse con algunos miembros de la familia puede operar un verdadero renuevo en la vida personal. El hallazgo de los secretos de familia referente a la vida sentimental y al dinero. Es la revelación de los secretos lo que nos libera a veces de modo instantáneo. Últimamente, conocí el caso de una madre que acaba de confesar a su hija que de niña, había sido violada por su padre. El hecho de decirlo a su hija la liberó instantáneamente de los dolores de garganta que no conseguía curar. Liberarse del secreto la hizo separarse de su amigo que era más un peso que una ayuda para ella. Esto la volvió a colocar en una situación sana y normal, volvió a ser ella – misma. Ven Vds. como el secreto libera también al o la que lo confiesa. Además de los secretos sobre la filiación, la vida amorosa o la sexualidad, son los secretos de dinero que son los más dañinos para el equilibrio de los descendientes. Generalmente, se llega a descubrir los secretos sobre la vida sentimental, pero los secretos sobre la circulación del dinero en la familia constituyen generalmente el punto de resistencia más fuerte. En una sociedad capitalista, los secretos de dinero, el modo en que se ganó, invertido o perdido constituyen los secretos últimos. Entonces, si Vd. desea liberar a sus descendientes de un destino contrario en el nivel financiero, díganles toda la verdad sobre vuestra vida financiera. La relación con el dinero condiciona la relación con lo real. Vi casos en que personas habían entrado en una auténtica neurosis, con tendencias suicidas, cuando sus padres habían hecho creer que no tenían dinero cuando era totalmente falso. En estos casos, las personas siempre habían ignorado con precisión lo que ganaban sus padres así como el importe de su patrimonio. Un ejemplo? Sí, recuerdo el caso de una consultante muy depresiva, sus padres nunca la habían ayudado financieramente, vegetaba en un empleo sin interés y mal pagado. Sus padres tenían dinero, muchos ahorros, pero en vez de ayudarla a empezar en la vida, invertían sin cesar en gastos inútiles, obras en su casa cuando ésta era totalmente nueva… Su madre también trabajaba, pero su marido, el padre de la consultante, se las arreglaba para que el salario íntegro de su mujer esté destinado al pago de las facturas. Por lo tanto, el fruto del trabajo de su mujer desaparecía y no daba ningún placer, instituyendo un modelo muy negativo para las hijas de la familia, que podían dudar en casarse por este mismo motivo.

Diferenciarse en el plano emocional de su familia de origen. Huir de su familia o nunca separarse de ella constituyen las dos caras de un mismo problema. Cuando se está poco diferenciado de su familia de origen, los sentimientos negativos sobre uno – mismo y los demás dominan. Los aspectos oscuros y reprimidos de la personalidad se proyectan sobre el mundo del entorno; por este hecho, la vida se vive como una sucesión de luchas y tensiones internas y externas. Restablecer la alianza en su plenitud. Con esto, entiendo respetar los ritos y diferentes fases del casamiento. Se sabe que el casamiento es el acto de paso que polariza las resistencias familiares. Cuando el propio matrimonio no se hizo del modo en que se hubiese deseado, puede ser muy útil organizar otra vez sus diferentes etapas. Porque el casamiento constituye un rito de paso y volveremos sobre este tema en uno de los capítulos siguientes. En pocas palabras, recuérdenos las estrategias familiares en el momento de la boda? Cuando algunos miembros de la familia cercana no van a la boda, cuando la boda se hace junto con otra boda el mismo día, cuando la familia del novio y la de la novia estaban en conflicto, cuando la boda se celebró sin amigos, cuando uno se casó por razones administrativas, cuando las alianzas no fueron elegidas por los cónyuges, cuando los testigos son antiguos novios o enamorados, cuando el viaje de novios no se hizo… El casamiento debería desarrollarse tal como lo desearon los cónyuges, pero no del modo en que su familia se lo impuso. Tomar consciencia de su vocación y nutrirla, volverse creativo. Ser frente a la propia vocación como unos padres amantes frente a su hijo. Con demasiada frecuencia, se descuida la vocación. Por vocación, entiendo una actividad artística, deportiva o científica que nos gusta generalmente desde la infancia o la adolescencia, pero que los acontecimientos familiares inhibieron. En el mejor de los casos, aún se está consciente de esta vocación inicial sin considerarla como algo central, vital. Y, el hecho de nutrir su vocación puede inducir a un cambio de existencia de modo inesperado. Dice Vd. que hay que nutrir esta vocación, porqué? Porque la vocación está a la imagen de un niño en el interior nuestro.

Esta vocación necesita estar constantemente nutrida por una enseñanza, se trata de volver a vincularla con otra genealogía, la de los artistas que nos precedieron. Trátese de pintura, escultura, arquitectura, escritura, danza, dibujo, música, deporte, ciencia, hay que tener la humildad de aprender y volverse a nuestra vez el heredero de una tradición ancestral. Es particularmente difícil cuando nuestra familia no nos acostumbró a ser los herederos de aptitudes, saberes y experiencias. Poseer una vocación no basta, hay que aprender las técnicas. Mientras uno no ha accedido a esta vocación, queda bajo la influencia de su árbol genealógico de origen. Nutrir su vocación es el signo tangible de un primer nivel de realización. Vivir de ella materialmente, concretamente, representa un segundo nivel de realización personal. Pero en algunas familias, esto es totalmente impensable… Sí, porque muchas estrategias familiares impedirán que se realice la vocación. La crítica es una, la desvalorización es otra, la predicción, una tercera (nunca tendrás éxito, no se puede vivir de su arte…) las dudas sobre las dotes artísticas, una cuarta… Recientemente, escuchaba un reportaje sobre la vida del realizador Stanley Kubrick, y este documento mostraba el modo en que los padres de Stanley Kubrick le habían sostenido en sus proyectos creativos y artísticos. Su madre, ya en sus jóvenes años había sido positiva frente a él, le animaba sin parar en lo que él deseaba realizar. Cuando quiso realizar su primera película, su padre le dio sus ahorros, le hizo confianza. Al mirar el reportaje, tuve el pensamiento de que sí, verdaderamente, el interés, la confianza, el animo sincero de los padres moldean una vida creadora, original y próspera. Con el mismo nivel de capacidades, la actitud de la familia de origen modifica durablemente el sentido del destino.

Capítulo II. Concepción y fratría.

Empecemos, si quiere, por el principio. El momento en que uno ha sido concebido es muy importante… Es del todo verdad. El momento de nuestra concepción influenciará nuestro destino en tres casos principalmente. El primer caso trata del hijo concebido antes del matrimonio de sus padres. El segundo caso trata del hijo concebido cuando uno de sus dos padres está aún casado con un cónyuge anterior, el tercer caso trata del hijo que estaría concebido en el momento del fallecimiento de un miembro de la familia. En el primer caso, el del hijo concebido fuera del matrimonio, qué pasa?

El hijo está en una situación crítica en varios aspectos, primero porque puede sospechar que sus padres se quedasen juntos o se hubiesen casado a causa de su concepción que se puede calificar de accidental. Se vuelve el cimento de la pareja, y si va mal la pareja, puede sentirse responsable y reprochárselo. Por otra parte, el hijo puede tener dudas sobre la identidad de su auténtico genitor. Aunque el matrimonio no garantice la fidelidad de los esposos, estar concebido fuera del matrimonio puede ser fuente de interrogaciones ( a veces injustificadas). Un ejemplo? Pienso en el caso de un joven cuyos padres se casaron tres meses después de su concepción. Por parte de su madre, ésta tenía una semi – hermana mayor nacida de un primer matrimonio de su padre. Por parte de su padre, éste tenía una hermana mayor, fallecida antes del nacimiento. Los cónyuges tenían pues, cada uno, una huella difícil frente al mayor, en sus respectivas historias familiares. Supongo que por esto se van a cristalizar estas huellas sobre su primogénito? Sí, porque se hallan en una doble coacción: a la vez desear a un hijo mayor y estar en la dificultad de aceptarlo. Es el motivo por el cual el niño se halla en una situación ambigua: es el hijo de sus padres y está concebido antes de su unión. Por parte del hombre, se le quita a una hermana por el fallecimiento prematuro, y por parte de la mujer, se le impone a una hermana, verdad? Sí, exactamente. Los cónyuges llevan una problemática, que intentaran resolver con la concepción de su primer hijo. En este caso, la concepción del primer hijo siempre está vinculada con una situación compleja. Por parte del hombre, la concepción del hijo antes de su casamiento pone su paternidad en duda. Por parte del la mujer, la concepción del niño se produce justo después del fallecimiento de su propio padre. ¿Está el hijo concebido únicamente porque acaba de morir su abuelo? Probablemente, sí. Con mucha frecuencia, descubrimos que existe una coincidencia entre el fallecimiento de uno de los abuelos y la concepción del hijo. ¿Una joven madre concebida antes del casamiento de sus padres puede temer casarse luego? Es muy posible, porque casarse puede ponerla en peligro de desaparecer.

Puede sospechar que no la hubiesen concebido sus padres caso de haber estado casados. ¿Sólo la han concebido, a ella, porque no estaban casados? Es posible. Háblenos ahora del segundo caso posible, o sea si está concebido el hijo cuando su padre o su madre aún está unido a un cónyuge anterior?… Sí, pienso en un caso concreto, se trata de una dama que concibió a su hijo con su cónyuge antes de haber divorciado de su marido. Aquí, el hijo es biológicamente el hijo del cónyuge pero es también oficialmente el niño adulterino de la pareja de la madre y de su marido. El niño conoce serios problemas de identidad. ¿Qué se debe hacer en este caso? La madre debería confesar al hijo quién era su primer marido, enseñarle fotografías de ese hombre, explicarle en cuáles circunstancias se unió con él, cuál había sido el desarrollo de su matrimonio y los acontecimientos que lo marcaron y, eventualmente, los secretos íntimos de su pareja. Así, la historia precedente que se basaba en la concepción del hijo, dejará de constituir un misterio. Vd. deseaba hablarnos de otro caso… Tengo un caso similar que me viene a la memoria, el de una mujer joven concebida cuando su madre no había divorciado aún de su marido. Se había separado de hecho desde hacía varios meses, pero el divorcio aún no estaba pronunciado, así que su hija estuvo concebida como en el caso anteriormente citado, estando aún casada en el plano jurídico. Ahora es adulta su hija y reprodujo un poco este esquema, vive en pareja pero siempre piensa en un hombre con el cual vivió anteriormente, y no consigue estar embarazada. ¿No estaría realizando lo que su madre deseaba, o sea no quedar embarazada de su segundo cónyuge, para volver simbólicamente cerca de su primer amor? Sí, comprende Vd. en qué modo la historia familiar nos posee. Aquí, se debería conocer cuáles son los problemas de dinero que aparecieron en el momento de la separación y del divorcio. Siempre es por los contenciosos financieros que los problemas se concretan y es también por pagos financieros que pueden resolverse a posteriori. ¿Qué pasa cuando un hijo está concebido sin el deseo de su madre, cuando únicamente lo deseaba el padre? Idealmente, ambos cónyuges deberían desear la llegada del hijo, cuando ambos se sienten listos para hacerlo. Pero estas situaciones no son tan corrientes. Cuando sólo uno de ambos cónyuges desea al hijo, ya estamos en presencia de un grave desequilibrio genealógico.

Recientemente, tuve un caso que ilustrará este tema. Se trata de un hombre, Bastián, quien falleció cuando su hija acababa de dar a luz. Entonces, volvemos en la historia familiar para comprender la causa de esto. En el momento de su propia concepción, sólo su padre le había deseado. En la generación siguiente, reproduce esta situación, sólo él desea a un hijo, su mujer mucho menos, y tienen una hija. Pero en la edad adulta, su hija invierte el sistema porque es ella la que insiste cerca de su marido para que tengan un hijo. La inversión del sistema produce la desaparición del abuelo materno del hijo, cuya concepción se había producido sobre un esquema estrictamente opuesto. Encontramos frecuentemente la situación inversa, una mujer que desea un hijo a toda costa, aun cuando su cónyuge no lo desea en absoluto… Sí, y así se fuerza algo la naturaleza. Y al hacerlo, se transgrede una ley genealógica. He aquí una situación totalmente perjudicial para la pareja primero, y para el niño luego. Noté en este caso, que el niño padece mucho, regresa en el nivel de las emociones, su adaptación está retardada y manifiesta una inquietud perpetua. Intelectualmente, tiene dificultades escolares debidas a los trastornos de la atención. ¿También hay una relación casi fusional con la madre? Sí, sólo cuenta la pareja madre/hijo, el cónyuge o el marido sólo están solicitados como genitores, pero luego están excluidos prácticamente del sistema. En este caso, el niño está “pegado” a su madre; si se ausenta o si está monopolizada por una actividad, aumenta la angustia del niño porque es su única referencia, su único apoyo. Es el caso de mujeres cuyo padre estuvo ausente y no tuvieron hermanos. Adoptan este tipo de comportamiento con su hijo, sobre todo si se trata de un muchacho. Suscitan un nexo doble por parte de una figura masculina (su hijo) con tanta fuerza como si estuviesen inexistentes su padre y/o su hermano. ¿Qué sucede cuando existe una diferencia de edad muy importante entre hermanos y hermanas? Es el caso cuando los padres conciben uno o varios de sus hijos dentro de un primer período, generalmente poco tiempo después de su encuentro o matrimonio, luego, diez, trece, veinte años después, tienen a otro hijo. ¿Cuáles pueden ser las consecuencias para los mayores que, en ese momento, entran en la pubertad? El recién nacido moviliza la atención de los padres, su nacimiento toma la delantera sobre la entrada de los mayores en la pubertad.

Los procesos psíquicos y fisiológicos que se producen en los mayores en el momento de la pubertad regresan en el mismo período. ¿Puede el hecho de concebir a un hijo cuando los mayores son grandes, ser una estrategia de los padres, una estrategia genealógica? Probablemente, sí, en numerosos casos. No es esta nueva concepción la que es importante, es el hecho de quitar a los mayores la posibilidad de realizarse afectivamente, sexualmente y intelectualmente. Es también suplantar a los mayores en su futuro papel de padres. Se conocen muchos casos en que los mayores están incitados en asumir la educación de los menores. Es lo que se llama la parentificación. ¿Podría Vd. darnos una definición de la parentificación? Es cuando los hijos asumen el papel del padre(madre). En la familia, entonces es el hijo que se vuelve más maduro y se responsabiliza: se vuelve en algún modo el padre(madre) de su padre(madre). ¿Cuáles son las consecuencias concretas de un caso de este tipo? Citemos el caso de Clara, una mujer joven cuyos padres concibieron a un hijo cuando iba a tener doce años. Cuando nace, Clara entra en la pubertad. Sus padres llevan toda su atención en el hijo que acaba de nacer y se desinteresan de su hija justo cuando ésta se está volviendo mujer. Con el paso de los meses, se vuelve una madre de sustitución para su hermano: cuando lo va a buscar al colegio, los demás niños piensan que es su madre. Él, se vuelve poco a poco como su propio hijo, el hijo que ella – misma hubiese podido concebir porque nació cuando aparecieron sus primeras reglas. En la edad adulta, Clara conoció graves dificultades en el momento de dar a luz a su primera hija. ¿Por cuáles motivos según Vd.? Porque se instaló una confusión genealógica en el momento de su adolescencia, era a la vez la hermana y la madre de su hermano. Esta confusión, debida al cumulo de los papeles, llevó a la pérdida de su primer hijo en el momento del parto. Algunos trastornos de la concepción y de la maternidad se originan en configuraciones genealógicas de este tipo. ¿Qué pasa cuando sólo hay hijas, o hijos, en una fratría? Imaginemos una fratría únicamente compuesta de chicos. Cada uno de ellos conocerá la relación con un hermano. Sin embargo ninguno de ellos conocerá la relación con una hermana. Faltará la relación con una hermana. Interiormente, en la edad adulta, se buscará a una hermana. Esto puede complicar los nexos sentimentales y el casamiento, porque se puede buscar menos a una esposa que la complicidad con una hermana.

Este deseo está proyectado sobre las parejas y puede o bien amplificar la sexualidad o, al contrario inhibirla. ¿Puede Vd. hablarnos más en detalle de éstos últimos dos casos? En el primer caso, la sexualidad con las parejas está muy desarrollada para hacer obstáculo a la proyección de una imagen fraterna sobre la esposa o compañera, porque, por principio, la relación sexual está prohibida entre hermano y hermana. En el segundo caso, está inhibida la sexualidad. Sobre la pareja se proyecta el deseo de establecer un vínculo con una mujer que será un sustituto de la hermana. Es el caso por ejemplo cuando se sale con una persona que tiene el mismo tipo físico que uno mismo. ¿Sucede lo mismo por parte femenina, qué sucede cuando se es mujer y que sólo se tienen hermanas? Es exactamente el mismo principio: al haber tenido sólo hermanas, es la relación con el hermano que faltó y esta misma relación se buscará a veces de modo totalmente inconsciente. En la construcción de sí, contará esta ausencia de nexo con un hermano. La mujer que está en este caso puede también intentar buscar un nexo con un primo. Es lo que explica las atracciones sentimentales que se crean entre primos cuando se procede de una fratría de un solo sexo. Si por ejemplo, hay un hermano o una hermana, aquí no habría ningún problema… Cada configuración fraterna plantea una dificultad particular. Sí, es exacto cuando hay hijo e hija, parecería que nada falta, es verdad que la relación con el sexo opuesto está establecida. Pero por parte de la hija, le falta una hermana; y por parte del hijo, le falta un hermano. En la edad adulta, la relación con personas del mismo sexo puede buscarse a través de amistades muy intensas. Estas mismas amistades pueden a veces prevalecer sobre la relación de pareja. Lo mismo que en los casos de hijo único, estas carencias originales pueden conllevar a conductas que podrían asemejarse a ciertas formas de homosexualidad. Habla Vd. de hijo único y me dijo Vd. que, en algunos casos, uno se puede considerar como hijo único aunque tenga hermanos y hermanas… Sí, cuando se tiene una gran diferencia de edad con los hermanos y hermanas, o cuando se tienen semi – hermanos y semi - hermanas por parte paterna o materna. En estas situaciones, los hermanos y hermanas existen, pero frecuentemente, no se ha vivido realmente con ellos, así que uno está educado como hijo único.

Capítulo III. La alianza, verdadero envite genealógico.

Habla Vd. de la alianza como de un momento esencial de la existencia. ¿Por cuáles razones desde el ángulo Psicogenealógico? El modo en que se construyeron las parejas en la historia de nuestra familia es esencial. Las cuatro parejas formadas por nuestros bisabuelos, las dos parejas formadas por nuestros abuelos y la pareja de nuestros padres constituyen las verdaderas bases de nuestro árbol genealógico. ¿Plantean problemas a los descendientes los dobles matrimonios en el árbol genealógico? Muchas dificultades proceden de dobles matrimonios de los ascendentes (bisabuelos o abuelos). En el caso más frecuente, el abuelo o la abuela se casan una primera vez. A veces este acontecimiento se calla y los hijos del segundo matrimonio y sus descendientes lo ignoran todo de las circunstancias de la primera unión y de su desarrollo. También ignoran lo que se refiere a probables semi – hermanos o semi – hermanas, o semi – tíos o tías para los hijos de la generación siguiente. Háblenos, si le parece, de una descendencia procedente de un primer matrimonio… Sí, pienso en una mujer joven cuyo abuelo se casó una primera vez, tuvo dos hijos entre los cuales la madre de nuestra consultante. Divorció y se volvió a casar y tuvo tres hijos. Pero nunca habló de su unión anterior ni de sus primeros hijos a su nueva familia. Por lo tanto, nuestra consultante no conocía a sus semi – tíos y semi – tías del lado materno. En el marco del análisis, le pedí que los buscara y tomara contacto con ellos para concertar un encuentro. Así es como toda una parte de la historia familiar se mantenía en la sombra debido al tabique puesto por el abuelo materno. Así es como el abuelo se mantenía en una situación de dominio, cada uno de sus diferentes hijos conociendo sólo una parte de su historia. ¿Y en lo que a descendencia procedente de un segundo matrimonio se refiere? Sí, se trata de una consultante cuyo abuelo materno se había casado una primera vez habiendo tenido numerosos hijos. Su mujer muere por problemas de salud. Se vuelve a casar y tiene una hija (la madre de nuestra consultante). Pero los hijos de la primera cama no desean conocer a esta niña que acaba de nacer del padre y se produce una cisión en el interior de la familia. La consultante, como en el caso precedente, no conoce a sus semi – tíos y tías. Desconocer a una parte de su familia es equivalente a un secreto de familia.

Se sabe que un secreto lleva a repetir las situaciones familiares que se desconocen. ¿Y si existe una primera unión sin descendencia y luego otro casamiento? Pienso en un caso en que la abuela se casó y el mismo año murió su marido en la guerra de 1914-1918. Se volvió a casar luego con el abuelo de la consultante. Por nostalgia de la elección amorosa inicial, el primer marido está idealizado, más amado que el segundo. La programación que deriva en este caso es la siguiente: amar a alguien puede ser peligroso, debido a la sincronicidad de los acontecimientos casamiento / declaración de guerra.

¿Se presenta la alianza como una forma de relación evolucionada? La relación de pareja, y sobre todo la alianza, es la relación fundamental que no se parece en nada al vínculo padre / hijo y a la relación entre hermanos y hermanas. La alianza representa la posibilidad de conocer la plenitud y la prosperidad, por la asociación de dos individualidades realizadas. Generalmente sin embargo, y de modo inconsciente, se queda uno vinculado a sus hermanos y hermanas. Conozco el caso de una mujer joven que se casó con un hombre que le fue presentado por su hermano… Sí, en alguna parte, el hermano sigue dominando a través de la relación. Es realmente por el hermano y no por uno mismo que uno encontró a su pareja. ¿Y cuando dos hermanas eligen cónyuges inicialmente amigos entre sí, que se puede deducir? Se puede deducir que así, las hermanas estrechan su vínculo. Ve Vd. como se incluye una pareja, pero de tal modo que está ahí sólo para reforzar los vínculos preexistentes en el interior del grupo familiar. Entonces podemos hacernos la pregunta; ¿está amado el cónyuge por sí – mismo o sólo está elegido en función de su capacidad para estrechar los lazos familiares? Aparentemente, estamos en relación de pareja, pero ¿es realmente el caso cuando se analiza la situación en detalle? ¿Y en el caso, por ejemplo, en que el cónyuge tiene el mismo nombre de pila que el primo? Aquí también, hay muchas probabilidades para que no sea una simple coincidencia.

En un caso en el cual pienso, se trata de una mujer joven que se casó con un hombre que tenía el nombre de su primo hermano. No había tenido hermano y este primo hermano era el único chico de la misma generación. La ausencia de hermano la llevó a fijarse en los primos y a vivir con un hombre que llevaba el mismo nombre que su primo. ¿En este caso, es deseable la alianza? Sería preferible elegir a un cónyuge que no lleve el mismo nombre que uno de los miembros de la familia cercana. Naturalmente no está en causa el nombre en sí. Pero cuando se pronuncia el nombre, a quién se dirige uno, al primo o al marido? El mismo nombre impide diferenciarles y por lo tanto diferenciar sus respectivos papeles en la pirámide genealógica. ¿En su opinión, hay grandes probabilidades para que esta unión no funcione? Para valorar una situación, todo depende de los criterios que se adoptan. Diría simplemente, que quizás se hubiese tenido la oportunidad de vivir mejor beneficiando de una plenitud más grande con un cónyuge que no evoca a ningún miembro de la familia. ¿Y cuando el cónyuge ejerce el mismo oficio que uno de los abuelos? Sí, tengo un caso en memoria. Se trata de una mujer joven que se casó con un hombre que ejerce el mismo oficio que su abuelo materno. Su abuelo era impresor y su marido también. ¿Qué puede deducir de esto? Creo saber que tiene una seria vocación de escritor desde su infancia, entonces por falta de escribir los libros, se imprimen los de los demás! También es con este criterio que eligió a su cónyuge. Más allá de la repetición, hay una creatividad aún por expresar. Háblenos del caso en que la diferencia de edad con el cónyuge corresponde a una diferencia de edad que se tiene con un hermano o hermana o que existía entre los padres y sus hermanos y hermanas… Sí, esto es bastante frecuente. Las diferencias de edad con los hermanos y hermanas se transforman en diferentes de edad con el cónyuge. Conozco el caso de una mujer joven que vive con un hombre diez años menor que ella. La madre de dicha mujer se llevaba diez años con su hermana (diez años más) y la madre del cónyuge tenía también diez años de diferencia con su hermana (diez años menos). La diferencia de edad que planteó un problema se sitúa al nivel de sus respectivas madres.

¿Qué pensar cuando uno se casa en la misma edad que sus propios padres? Al casarse en la misma edad, hay el deseo de volverse consciente de ciertos aspectos de la unión de nuestros padres. Se busca o bien revelar un secreto, o bien compensar un suceso central en el momento de su matrimonio. ¿Un ejemplo? Es el caso de una mujer joven que se casa en la misma edad que su propia madre. Y la madre se casó sin amor verdadero, pensando el mismo día de la ceremonia que estaba haciendo un error. Pero nunca lo comentó con su hija y sus sentimientos depresivos y hostiles a la situación se quedaron en la sombra. Al casarse en la misma edad, su hija puede querer compensar esta situación casándose por ejemplo con un hombre de quien se siente muy enamorada (inversamente de su madre). Esto le permite fundar otra vez la boda de sus padres, mediante la suya. Restaura un episodio fundamental de su pasado, episodio fundamental que engendró su concepción. En otro caso, puede también descubrir, poco después del casamiento, que este hombre no le corresponde y que hizo un error. En este caso, su sentimiento le permite objetivar, concretizar el sentimiento de su propia madre. El problema es que debió volver a vivir un suceso similar en la misma edad para experimentar lo que su madre había deseado disimular. En el fondo, uno se da cuenta de que es muy grave mentir a sus hijos, esconderles lo que uno ha experimentado de verdad… Sí, es el motivo por el cual cuando los padres dicen que todo va bien, que nunca sucedió nada enojoso, llevan a sus hijos a que repitan situaciones que vivieron en el secreto. Es el secreto y el disimulo de sentimientos verdaderos lo que envenena la vida de los descendientes. En el caso que acabo de citar, si la madre hubiese dicho: “he aquí, deseo explicarte lo que sentí en el momento de mi boda…” la franqueza de esta revelación hubiese liberado a su hija de una coacción a la repetición, coacción que moviliza inútilmente tiempo y energía vital. Háblenos de la influencia de la vida sentimental de la madre sobre la del hijo… Tengo un caso en el cual pienso de inmediato, el de un hombre cuyas relaciones duran tres años aproximadamente. Mediante investigaciones genealógicas que, a petición mía, realiza diligentemente, descubro con él que su madre había tenido novio durante tres años antes de romper su noviazgo. Hasta entonces lo ignoraba y ejercía sin saberlo la misma profesión que el primer novio de su madre.

¿Es éste el motivo por el cual insiste Vd. en el hecho que es necesario conocer en detalle cuál ha sido la vida sentimental de la madre antes de su casamiento? Exactamente es absolutamente esencial. Le voy a dar un ejemplo. Se trata de una muchacha que recibí en consulta. A los veinte y cinco años, no tiene “ligue” ninguno. Sospechando un secreto en la vida sentimental de su madre, le pido solicitar una copia del acta de nacimiento de ésta en el Registro civil. Lo hizo. Al leer el extracto de nacimiento, se da cuenta entonces que su madre había sido casada una primera vez en la edad de diez y ocho años. Siempre había pensado que su padre era el primer hombre de la vida de su madre. ¿Y qué pasó luego? Decide visitar a su madre provista del documento oficial en el cual figuraba la fecha del matrimonio y fecha del divorcio así como el nombre del marido conseguido en el Registro civil. Le enseña el papel a su madre quien le contesta que se trata de un error del servicio de dicho Registro civil! Así que la consultante no pudo conseguir más explicaciones de su propia madre y tuvo que dirigirse a sus tíos y tías para tener algunos detalles sobre este primer matrimonio. Se enteró que este primer marido había sido muy violento. ¡Es increíble! Sí, todo se desarrolla cuando uno se da cuenta que los padres nos ocultaron aspectos esenciales de su vida. Lo ve Vd., hay que ser muy sólido cuando se desea descubrir la verdad sobre su familia, primero porque los miembros de nuestra familia pueden defender a toda costa el sistema engañoso y perverso sobre el cual se construyeron. Frente a la verdad, siguen mintiendo; nunca hay que abandonar e ir a consultar varias veces y con todo detalle el conjunto de la familia. Una sola persona no puede conservar la totalidad de la historia familiar, hay que comparar los testimonios, las fotos y las informaciones de los terceros. Por otro lado, siempre hay que tener los documentos oficiales de los ayuntamientos (Registro civil). En el caso que acaba Vd. de mencionar, entendemos claramente que debe ser difícil comprometerse sentimentalmente con un hombre cuando se ignora una parte de la historia sentimental de la propia madre… Esto parece difícil en efecto, porque se teme inconscientemente reproducir lo que vivió la madre, pero conscientemente no se puede poner palabras en lo que uno teme…

En algunos casos, dice Vd. que la familia del cónyuge puede encarnar ciertos ideales de nuestra familia de origen… Imaginemos una mujer insatisfecha en su pareja, porque inicialmente había renunciado a casarse con el hombre que ella amaba. Entonces, puede que su hijo o su hija elijan un cónyuge cuyo padre corresponde al ideal insatisfecho de su madre. Se dan casos de este tipo, se gustan los cónyuges, pero también sus padres! Lo cual significa que, con ocasión de un matrimonio, no sólo se alían un marido y una mujer, sino que a veces el árbol genealógico en su conjunto descubre beneficios complementarios. Son dos árboles genealógicos que encajan. Así se pueden permutar imágenes de los padres o fraternales. Había tratado este tema ya en mi obra de base sobre la Psicogenealogía2. Otra vez le hago esta pregunta porque este tema es realmente interesante, esta unión que sella el encuentro de dos árboles genealógicos… Sí, cuando se forma una pareja o cuando uno se compromete por casamiento con una persona, existe una transferencia de datos en ambos sentidos. La familia del esposo puede repetir o compensar ciertos aspectos del árbol genealógico de la esposa. Puede que se vuelvan a encontrar fechas similares en ambas ramas, sucesos similares, nombres idénticos o incluso apellidos poco distantes cuyos significados se complementan. A veces, con ayuda de dos árboles, se consigue cierto equilibrio. Imaginemos a una mujer cuyos padres son bohemios y que se casa con un hombre cuyos padres llevan una vida muy ordenada con reglas morales bien establecidas. Se asiste a una regulación: cada uno de los cónyuges halla en la familia del otro una alternativa a la orientación inicial de su familia de origen. Está diciendo que se trata de una regulación… Sí, en el mejor de los casos. Así se regulan actitudes fijadas en las cuales nuestra familia nos hizo vivir. De niño, tenemos poca elección; el niño no modifica en absoluto el modo de vida o de pensar de sus padres. Uno se halla inmerso en un medio que sigue estando orientado de tal o cual manera, con sus costumbres, sus propios modos de ser y actuar, en suma, sus propios códigos. En la edad adulta, la alianza ofrece la posibilidad de participar a una estructura familiar de otro tipo y regular así ciertos comportamientos. Sin embargo, no es menos verdad que los cónyuges pueden quedar secretamente vinculados a su genitor de sexo opuesto? Sí, naturalmente, está Vd. totalmente acertado. Últimamente, encontré el caso de un hombre adulto muy vinculado a su madre, por no decir bajo su dominio. Por cierto, eligió como compañera a una mujer que lleva el mismo nombre de pila que ella, Juana. En este caso, la esposa es un sustituto de la madre.
2

Liberarse del destino familiar, Dervy, 2000

Si el hijo está bajo el dominio de su madre, se entiende bastante fácilmente; lo que menos se entiende, es el motivo por el cual la esposa se queda con un hombre dominado por su madre? Naturalmente, esta situación va en el sentido del programa familiar de ambos miembros de la pareja. La esposa también, está dominada por la madre de su marido. En el caso en el cual estoy pensando, esta situación corresponde también a un programa que llevaba en ella, porque originalmente su propio padre había tenido una primera mujer. Por lo tanto, tenía una madrastra que planteaba un problema, es decir la primera esposa de su padre. La esposa llevaba en ella el “síndrome de la suegra”, visto que su padre se había casado una primera vez, ya la madrastra [en Francés, madrastra se dice igual como suegra; en el origen de ambas situaciones, se trata de una “madre” que no lleva la misma sangre que la propia] planteaba problema… Exactamente. Siempre es el caso cuando uno procede de un segundo matrimonio. La historia del primer matrimonio echa una sombra al cuadro, si así me puedo expresar. Idealmente, se desearía siempre que la pareja de nuestros padres sea fundadora de nuestra historia, pero en el caso de doble matrimonio, la historia se complica. Sobre todo si uno está engendrado por la segunda pareja, ésta se construyó sólo por disolución del anterior. No hay que olvidar que sólo pudo constituirse la segunda pareja porque se marchó o falleció prematuramente el primer cónyuge. ¿Qué hacer en este caso? En el caso que citaba, la esposa enfrentada con una suegra posesiva debería analizar que ella misma proyecta una parte de su historia en esta situación. No se da cuenta de su propia inquietud en cuanto a la primera pareja formada por su padre, debería hacer una encuesta detallada sobre la historia de su padre en su juventud, con qué tipo de mujer se había casado, en cuáles circunstancias, en qué lugar, cómo se llamaba esa mujer, qué edad tenían? Qué pasó luego en su pareja, ella es quien deseó marchar; si así es, en cuáles circunstancias, falleció desde entonces, etc. En este caso, uno no puede permitirse decir que el pasado es el pasado y que esto no cuenta… Absolutamente, porque este tipo de actitud lleva a situaciones sin salidas que uno sufre sin más en la vida diaria, a veces durante décadas. Los encuentros y las uniones parecen estar arregladas por el inconsciente…

Antaño, se hablaba de “casamientos arreglados”; en cierto modo, siguen estándolo. Porque es la familia o el inconsciente familiar lo que puede llevarnos a encontrar tal o cual persona y decidir de una unión verdadera. Es el caso cuando se casa uno con un cónyuge que lleva el mismo nombre que un hermano o una hermana, nacido(a) en una fecha que corresponde a una fecha de nacimiento o de casamiento en nuestra familia, y/o ejerciendo la misma profesión que uno de los abuelos. Se trata de un casamiento arreglado por el inconsciente que presenta “por casualidad” a una persona que puede estar en el cruce de elementos genealógicos. Nuestra familia hubiese podido presentarnos ella misma a esta persona! Quisiera hacerle una pregunta referente al caso en que el marido está más considerado que su mujer cerca de sus suegros. Conozco el caso de una señora, Joelle, cuyo ex – marido siempre estuvo defendido por sus suegros después de su divorcio. Éste sigue yendo a comer a casa de sus suegros. Entonces, los padres dijeron a su hija: “hemos perdido a una hija pero hemos ganado a un hijo”, porque la suegra está en admiración por su yerno. Por lo tanto, existe una ruptura en la lógica de los nexos familiares. En esta familia, sólo cuenta el varón, porque da cuenta de los nexos incestuosos entre la madre de Joelle y la hermana de ésta. En efecto, se casaron el mismo día, en el mismo lugar y tuvieron su primer hijo el mismo día, un niño del mismo sexo: un varón. A veces se oye hablar de desunión o incluso casos en que se tuvo que renunciar al casamiento porque el cónyuge elegido pertenecía a otra clase social que la propia… Sí, es exacto. Hay parejas que se formaron y se casaron cuando los cónyuges pertenecían a clases sociales diferentes. A veces, es verdad que pudieron casarse por provocación frente a sus medios de origen, pero a veces puede ser por auténtico amor. A menudo las familias toman este pretexto para enfadarse con los casados y estas situaciones llevan a profundas rupturas con la familia de origen. ¿Es muy importante esta pertenencia a la clase social? No sé si es importante, pero esto condiciona nuestra vida en gran parte. Se pueden hacer generalidades sobre las clases sociales y los que las componen, es el objeto del trabajo de los sociólogos el estudiar el funcionamiento de las diferentes clases sociales. Simplemente diré que quizás fuera peligroso estar fijado dentro de una clase social la que sea, porque este encierre se transforma en el tiempo en su opuesto… ¿Es decir…?

Imaginemos una familia de la pequeña burguesía sintiendo una auténtica repulsión por la clase obrera: si esta actitud persiste en el tiempo como una defensa frente a lo que no se quisiera ser, uno de los descendientes puede elegir hacerse obrero o casarse con un cónyuge salido de la clase social que despreciaban los padres. Lo que se teme brota a corto o medio plazo. Pero precisamente es porque se la temía que se presenta esta situación? Sí, seguro, se trata de un principio que se puede aplicar a cualquier situación extrema la cual, en un momento dado, genera su contrario. ¿Según Vd., el valor de un ser no está determinado por su medio de origen? No, bien lo sabe Vd., la clase social constituye una pertenencia elaborada por la historia. Por otra parte, la clase social en la cual crece uno quizás no tiene nada que ver con lo que desearía nuestro ser íntimo. Sólo una forma de iluminación interior puede hacer saltar lo que se podría llamar un encerramiento del yo dentro de una predestinación social. ¿Se le ocurre algún caso? Sí, me acuerdo el caso de una consultante cuya madre le repetía sin cesar que debía casarse con un hombre digno. No se atrevía a decir que tuviera cierto nivel de ingresos. El problema es que el hombre que tiene ingresos no forzosamente es un hombre digno. Todo depende del modo en que se gana el dinero… Sí, exacto. Lo importante no es tanto tener dinero sino las vías por las cuales llegó este dinero hasta Vd. Hay numerosos casos en que uno se casa con un cónyuge que es de la misma clase social… A priori, parece que se arregla algo. Pero, dentro de una misma clase social, existen diferencias notables. Una familia puede poseer más que otra, pero vista desde fuera, es de la misma clase social. Siempre existen diferencias imperceptibles de nivel en las cuales se vuelve a jugar, dentro de menores proporciones, la diferencia de clase. Sin contar que el mito fundador de una de ambas familias puede ser más poderoso que el otro. La igualdad absoluta es una ilusión. Es la razón por la cual no se deberían establecer relaciones únicamente a partir de la clase social sino sobre el valor personal. ¿Un ejemplo?

Tuve el caso de un consultante para quien esta cuestión de la pertenencia social se hacía una obsesión. Procedía de un medio modesto y tenía vergüenza de sus orígenes. Eternamente en guardia para no traicionar su pertenencia a la clase obrera y muy rígido en su comportamiento en sociedad, cultivaba lo que se llaman los signos exteriores de riqueza, coche de lujo, vestidos elegantes, destino de viaje muy selecto. Esta obsesión había invadido su vida sentimental y había elegido por novia a una muchacha distinguida, más joven que él, tan inocente como perversa… Esta necesidad de control le hizo elegir el oficio de comisario de policía que no correspondía en absoluto a su vocación original. En numerosos casos, el complejo social hace elegir una carrera que confiere poder y autoridad sobre los demás.

Capítulo IV. Las circunstancias del matrimonio. En el libro de base de Psicogenealogía3, explicaba Vd. que la elección del cónyuge no se hace por casualidad, lo confirmaría Vd. hoy? Sí. El casamiento no se organiza al azar. El cónyuge que se elegirá corresponde seguramente a elementos de nuestra historia familiar. Lo que pone de manifiesto los nexos genealógicos son primero el nombre de pila y la fecha de nacimiento del cónyuge, que pueden ser los mismos que los de nuestros padres, tíos, tías y abuelos. Después es su propia configuración familiar, es decir la diferencia de edad con sus hermanos y hermanas, las profesiones ejercidas por sus ascendentes, su apellido… ¿Por cuáles razones decide un hombre casarse? El hombre quiere casarse, en ciertos casos para desprenderse de su madre, o porque ésta acaba de morir, o también en función de la edad, por miedo a la soledad, para constituir una descendencia, para hallar a alguien que se cuide de él, en ciertos casos por frustración, después de haber renunciado a la a quien amaba, a veces también por amor (es el mejor de los casos). ¿Y por parte de la mujer? En un gran número de casos, la mujer parece haberse casado para apartarse de su familia, por comodidad financiera y/o social, después de una pasión amorosa que no pudo estar legalizada, después de la muerte del padre, después de otra unión en la familia (por ejemplo una hermana que acaba de casarse) a veces también por amor. El hombre deseaba casarse, la mujer se obligó a ello… Cuando no se formó la pareja por amor, existe inmediatamente una distorsión de la alianza que se vuelve perjudicial al equilibrio del árbol genealógico.
3

Liberarse del destino familiar, Dervy, 2000

Nuestro árbol genealógico en el fondo es una sucesión de parejas, así que una pareja que se forma sobre el deseo del hombre sin el deseo de la mujer es un peso para la descendencia. La ausencia de deseo de uno de los cónyuges imprime un regreso ulterior en los descendientes que manifestarán poco gusto por la existencia, una ausencia de pasión y entusiasmo por lo que es esencial, es decir el amor y la vocación. Algunos de los descendientes pueden reproducir el mismo esquema o bien invertirlo con los riesgos que esto comporta. Y cualquier casamiento ulterior reactivará los sentimientos ocultos durante el casamiento de los antepasados. Se constata en numerosos árboles genealógicos, que algunos hermanos y hermanas de nuestros padres o de nuestros abuelos se quedaron solteros o también sin descendencia: ¿cómo influenciará esta situación a los demás miembros de la familia? Primero, expliquemos los motivos por los cuales uno se queda soltero. Uno de los motivos puede ser el apellido. Para una mujer, puede haber sido deseable conservarlo, por esto rechaza el matrimonio. La soltería puede deberse a las condiciones de nuestra concepción, por ejemplo haber sido concebido(a) antes del casamiento de los padres puede poner en situación de caer enfermo, incluso de morir si uno se llega a casar. Puede ser la consecuencia de sincronicidades anteriores entre el casamiento y el fallecimiento, o un casamiento y un acontecimiento colectivo que inauguran un programa negativo, o también cuando uno de los cónyuges murió justo después de su unión. ¿Un ejemplo? Sí, conectado con la Historia precisamente. Se trata de una pareja que se casa en 1913. Tienen un hijo que nace en 1914. Poco después, está movilizado el marido y morirá en el frente en 1917. Se comprende que esta situación induce un matrimonio difícil para los descendientes. Uno teme casarse, por miedo a que, incluso en nuevas circunstancias, el cónyuge muera poco tiempo después. Su hijo tuvo muchas dificultades en casarse, y tuvo que recorrer a los pequeños anuncios del diario para lograrlo, y sus dos hijos se quedaron solteros. ¿Trastorna la guerra las relaciones de pareja? Sí, y volveré a ello en el capítulo dedicado a la influencia de la Historia en el árbol genealógico. Simplemente hablaré aquí del caso de un muchacho concebido durante la guerra 1914-1918, se cree que su madre entonces legítimamente casada no tuvo a este hijo con su marido, así que el niño está criado por la hermana de esta mujer. Ignora que esta mujer no es su madre hasta su mayoría de edad. Poco después de su casamiento, su mujer le anuncia que el hijo que está esperando no es de él. Encontrará una muerte accidental en montaña.

Comprendo mejor que un suceso ocurrido al principio del siglo XX pueda tener consecuencias sobre dos, incluso tres generaciones… Un no – dicho puede tener consecuencias terribles. Luego, también hay el modo en que se desvela un secreto, la edad que se tenía en el momento en que uno se entera. Todos estos elementos contarán en términos de destino. Puede que la soltería se deba al deseo de vivir la vida ideal (es decir sin cónyuge y quizás sin hijos) del padre o de la madre… Efectivamente, tuve este caso en mis consultas. Una mujer joven que no se había casado, pero que realizaba lo que su madre, una generación antes, no había podido vivir, es decir una vida libre e independiente, sin marido ni hijos. Puede deberse a acontecimientos extraordinarios sucedidos durante el matrimonio de tal o cual ascendente? Esto me recuerda un caso en que una mujer joven tuvo un malestar en el momento de probarse el vestido que debía llevar para la boda de su hermano, se la llevó al hospital donde murió poco tiempo después. Este tipo de suceso, se entenderá fácilmente, puede hacer temer el matrimonio a muchos descendientes, sobre todo si es un hombre quien proyecta casarse y que tiene una hermana… ¿Otro ejemplo? El de una madre que, el día del casamiento de su hija , revela a ésta la verdadera identidad de su padre. A partir de entonces, revelación de secreto y casamiento están vinculados y funcionan juntos. Si, luego, ya no hay secretos por revelar, es muy útil casarse? De modo paradójico, los descendientes pueden constituir secretos con el fin de poder casarse. ¿Puede ser la soltería una consecuencia de la formación de secretos de familia? Sí. Es el caso cuando los padres ya tenían un vínculo en el momento de casarse, o cuando estaban enamorados de otra persona. Para el descendiente, el matrimonio es, de modo paradójico, un freno al amor. Sólo se puede ser amado en el secreto, y por una persona también casada. Hemos comprendido las razones por las cuales se podía desear quedarse soltero, pero si un miembro de la familia se ha quedado soltero, tiene a su vez esto una influencia sobre los descendientes?

Sí, lo pude constatar en varias ocasiones. Parecería que algunos de los descendientes coleccionan las parejas, como para resolver a posteriori el problema planteado por la soltería de los antepasados. Sucede lo mismo cuando un miembro del árbol genealógico se quedó sin hijo?… ¿Porqué se quedó uno sin hijo, tal es la pregunta de inicio. Pueden haber respuestas múltiples. Se puede evitar tener hijos en los casos siguientes: cuando se es un hijo natural o un hijo adoptado; cuando se lleva, sin saberlo, un secreto de familia, por ejemplo, se ignora que nuestro padre no es nuestro genitor biológico; cuando uno de nuestros padres murió poco después de nuestro nacimiento (por miedo a morir uno – mismo después de dar nacimiento a un hijo); cuando se ha sido criado por los abuelos en vez de los padres. Cuando uno – mismo fue concebido después del fallecimiento de un ascendente, lo cual supondría otro fallecimiento para que pudiéramos concebir un hijo a nuestra vez… Bien, ahora, cuáles son las consecuencias de esta ausencia de filiación en los descendientes? Un caso me viene en mente, el de una dama, Marcela, que no tuvo hijo porque era una hija natural, no conocía a su padre, su madre era una madre soltera. Su semi – hermana, Matilde, tuvo una primera hija, luego otra niña tardíamente en la edad en que Marcela entraba en la menopausia. Así dio a luz al hijo que su hermana no pudo concebir ella – misma porque ésta ignoraba la identidad de su propio genitor. Lo ve Vd., la ausencia de hijo puede crear una presión inconsciente sobre los hermanos y hermanas para que conciban ellos al hijo. ¿Y, en este caso, de qué modo fue recibida esta hija tardía? Muy bien o demasiado bien… porque se volvió la hija preferida de su madre en detrimento de la mayor. La preferencia es la raíz de todas las situaciones graves en el árbol genealógico porque instituye la injusticia como base fundamental de todas las relaciones humanas. A veces, el o la que fue preferida conoce una existencia más fácil y más agradable, debido al apoyo incondicional aportado por uno de sus dos genitores, incluso ambos. ¿Las parejas que no tuvieron hijos pueden plantear otro tipo de problema a los miembros de la familia y sus descendientes? Sí, en el caso en que una pareja no hubiese revelado jamás el porqué de esta ausencia de filiación. De tal modo que los descendientes están frente a un enigma. Pueden sospechar la esterilidad de uno de los miembros de la pareja, incluso de ambos por motivos diferentes.

Una esterilidad ocultada puede inducir a uno de los descendientes a tomarla por su cuenta o a elegir a un cónyuge que encuentra las mismas dificultades. La mujer deseaba casarse y el hombre se obligó a ello. ¿Seguramente pesa mucho esta situación en términos de genealogía? Del mismo modo, la esposa puede haberse casado coaccionada. Todo lo que era consciente y oculto no desaparece. Con ocasión de una situación de misma naturaleza, noviazgo, casamiento civil y/o religioso, el pasado resurge, todos los sentimientos reprimidos, todos los compromisos afectivos y las frustraciones. ¿Es importante la elección de los testigos durante el matrimonio? Naturalmente; Son los fiadores oficiales de la alianza. Por esto, conviene elegirles con sumo cuidado. Primero, realmente habría que evitar elegir como testigo a un miembro de la familia porque sería acentuar aún más el poder de la familia. En numerosos casos, la hermana de la novia es también su testigo, si además no se la elige como madrina del niño por nacer! Habría que evitar elegir como testigo a un antiguo novio o antigua novia, porque el antiguo amor se vuelve el fiador del nuevo, así se mezclan pasado y presente, lo cual siempre es un signo desfavorable. Un ejemplo… Es una dama que viene en consulta y enseña sus fotos de casamiento. Y sobre las fotos, observo que en el momento de las firmas, su testigo parece llorar a lagrima viva. Cuando le pregunto de quien se trata, algo molesta me contesta que se trata de su antiguo enamorado, quien, de toda evidencia, aún lo está! Se puede soñar con mejores situaciones para empezar una alianza… Se me ocurre una pregunta: ¿qué pasa cuando los futuros cónyuges se conocen durante un casamiento en la familia? Le voy a contestar con otra pregunta: ¿no depende entonces su pareja del que se unió en el momento de su encuentro? Una debilitación de la relación puede aparecer si divorcian los que se estaban casando en el momento de su encuentro. ¿Sucede que reproduzcamos de forma idéntica un tiempo de casamiento propio de los ascendentes? Sí. Recientemente en consulta, recibí a una mujer joven que acababa de divorciar después de tres años de matrimonio. Parecía tener aún sentimientos por su marido; entonces miramos en qué modo se formaron las parejas de su familia. Entonces observé que en una generación anterior, la hermana de su madre se había casado y había divorciado al cabo de tres años. Aparentemente estaba reproduciendo de modo idéntico un elemento de su propia historia familiar del lado materno.

¿Qué le aconsejó Vd. entonces? Le aconsejé inmediatamente realizar una encuesta minuciosa sobre la pareja que había formado su tía materna. ¿Quién es el hombre que había elegido, en qué año, por cuáles razones, y sobre todo porqué se habían separado? Y en este caso, no basta con ir a interrogar a la tía, sino que también, si posible, al ex – marido de ésta, porque en una pareja cada cual puede defender una versión diferente de lo que sucedió. ¿Se puede encontrar a su cónyuge en la edad en que un abuelo o abuela se casaron?… Sí, pienso en el caso de Martina quien encontró a su marido en la edad de diecisiete años; en su árbol genealógico, era la edad de su abuela paterna en el momento de su matrimonio. Lo ve Vd., un encuentro importante no sucede por casualidad. ¿En este caso, era muy útil casarse? Si se conoce el propio árbol genealógico, se puede intentar no hacer este error. Tuve ocasión de explicar que el reproducir en la misma edad una situación antigua tiene toda probabilidad de ser un engaño genealógico. Esto no tiene nada personal, es un intento frecuentemente vano de reparar, incluso revelar a la luz del día elementos pasados. En este ejemplo, Martina se casó y luego divorció tal y como se podía presumir. Quizás realizó lo que su antepasado deseaba hacer en aquella época. La familia, o el miedo a la crítica social se lo había impedido quizás. Hablando de la hipótesis que, en este ejemplo, Martina haya podido divorciar para expresar lo que deseaba su antepasado, parece peligroso quedarse casado si, en sus adentros, uno desea estar libre… Absolutamente, esto puede obligar a que divorcien los descendientes en nuestro lugar, en la edad precisa en que lo habíamos experimentado como una necesidad. Es la razón por la cual el ser auténtico, decir la verdad, no hacer compromisos permite aliviar el destino de sus descendientes. Mentir, disimular, dejar creer que uno ha sido feliz cuando era todo lo contrario lleva a los descendientes a una forma de anti – destino. Sí, existen familias que pretenden que nunca sucedió nada, que todo iba bien en el mejor de los mundos!… Es mucho más delicado evolucionar en el seno de este tipo de familia, todo está cubierto por lo que se considera ser “los buenos modales”. Según las reglas de este tipo de familia, siempre es inoportuno hacer preguntas porque “esto no se hace”, todo el mundo se ofusca cuando alguien se atreve a interesarse por cosas tan inútiles.

Pero, es precisamente en este tipo de familia que frecuentemente los sucesos son los más graves y cuando se logra descubrir la verdad, la familia sigue negándola. Bien, ahora, quisiera hacerle una pregunta sobre el desarrollo del casamiento en sí: ¿qué pasa cuando ciertos miembros de la familia no vienen el día de la boda? En cierto modo, las y los que están invitados y no acuden sin motivo mayor y excepcional, causan un daño. Es un modo para ellos de mantenerse dominantes. Recuerdo el caso de una mujer joven cuyo padre, muy autoritario, rehusó asistir a la boda de su hija. Es un modo de hacer la unión mucho más difícil. Sí, pero si el padre no viene a la boda, ¿no se puede considerar esto como un signo, el signo de que esta unión quizás no sea deseable? Es posible, en efecto. Se puede ver un signo de la naturaleza, más allá del hecho que el padre estuviera celoso de sus prerrogativas. Observando esta alianza más minuciosamente, se descubre que la mujer joven había elegido casarse el mismo día de su cumpleaños y que su futuro marido se casaba porque contaba con lograr mucho más fácilmente un crédito bancario. Añadiría que si se piensa que uno comete un error en el momento de casarse, siempre es posible decir “no”, antes o durante la ceremonia. Esto me evoca la famosa película: cuatro bodas y un entierro. Sí, la película conoció un inmenso éxito, porque al final de la historia, cuando se dispone a casarse, el protagonista dice “no!” delante del sacerdote, sabe que va a cometer un error y se concede el permiso de huir! ¿Puede Vd. decirnos lo que significa casarse el día del propio cumpleaños? Uno elige casarse el día de su cumpleaños no para casarse, sino para usar el casamiento en esta precisa fecha de modo a asentar otra vez su nacimiento. Ya que el nacimiento planteó problema, se necesita añadirle un acontecimiento central de la existencia. Puede que el problema haya sido el ser poco deseado por los padres, de modo que el nacimiento es tan poco fundador, tan incapaz de dar la energía necesaria que más tarde, se usa la alianza en la misma fecha para suscitar un nuevo impulso. Volveré a hablar de modo detallado en el capítulo dedicado al tiempo genealógico. Tal como lo dice Vd., es muy difícil descubrir la verdad en el seno de tales familias, porque existe una complicidad entre sus miembros para no revelar nada; entonces ¿cómo puede uno progresar en sus averiguaciones?… Por suerte, está el inconsciente para ayudarnos en esta búsqueda de la verdad.

En cualquier momento el inconsciente, a través de los sueños o ensoñaciones, puede revelarnos informaciones esenciales referente a nuestra familia… Un ejemplo sobre este tema? Recibí a una dama que me dijo: “Mire Vd., tuve un sueño en el cual se me decía que mi hermano había tenido otro hijo oculto, este sueño me perturbó mucho porque me pregunté si esto podía ser verdad. Interrogué a mi hermano pero no me confesó claramente la verdad, entonces emprendí una encuesta referente a lo que conocía yo de su pasado sentimental y al cabo de varios meses, encontré por fin a este hijo, pero no estaba solo, tenía otros hermanos y hermanas, todos hijos de mi hermano. Acabé por comprender que en realidad, mi hermano llevaba doble vida, mantenía a dos hogares simultáneamente, el uno oficial, el otro oculto. Tanto es así que descubrí a mis demás sobrinos y sobrinas cuya existencia ignoraba!”. Supongo que conoce Vd. otros casos de este tipo… Sí, el inconsciente tiene mil vías para permitirnos descubrir elementos esenciales de nuestra historia que se refieren a nuestra familia más cercana, padres, tíos y tías, hermanas. El inconsciente puede colocar en nuestro camino “azares felices” que nos harán encontrar tal o cual persona que conoció a nuestros padres, o ciertos miembros de nuestra familia, revelándonos así un pasado que cuesta creer. ¿Otro ejemplo? Sí, se trata de una mujer joven cuya madre acababa de morir el mes anterior. En esta época, esta mujer joven daba clases y un nuevo establecimiento le hace un contrato en el marco de nuevos talleres que se están formando. Después de comprobar su apellido, la directora le confía haber trabajado con su madre y le revela, entre otras cosas, que ésta llevaba doble vida y tenía un fiel amante. La consultante no hubiese podido imaginárselo tan unida parecía la pareja modelo de sus padres, supongo? Exacto. Muchas veces las familias sin historia tienen precisamente muchas historias por ocultar! Bien!, ¿Qué pasa cuando en la infancia y la adolescencia nuestra madre formaba una especie de pareja con nosotros? ¿no perjudicará esto luego?… Sí. Estoy pensando en un caso; es el de una mujer joven que estaba muy cercana a su madre; era el deseo de su madre, no el suyo propio. Pero cayó gravemente enferma su madre y murió. Entonces, la consultante decidió casarse muy rápidamente, se enamoró de un hombre que aún vivía en casa de su madre.

Más allá del cónyuge, buscaba de hecho a su madre y entonces le convenía perfectamente un hombre dominado por una madre. Tuvo una hija y luego se peleó violentamente con su marido y acabó por divorciar y vivir sola con su hija. Entendemos bien que la única finalidad era reconstituir la pareja madre hija… Es esto exactamente, perpetuará este nexo privilegiado madre – hija, habiendo puesto al padre de la criatura a distancia. Conozco casos en que los respectivos padres de los novios eran amigos… Sí, naturalmente, a veces los cónyuges salen juntos y se casan porque sus respectivas familias ya eran unidas. Antaño esto se daba muy frecuentemente. Esto me recuerda a una pareja que se casó, sus padres se conocían bien porque trabajaban juntos, el uno era policía y el otro empleado en el ayuntamiento. Al casarse juntos, los cónyuges aliaban dos cuerpos de profesiones. Dos cuerpos de profesiones que no ignoran nada de los hechos y gestos de la población… Sí, y su descendiente, una de sus nietas, trabaja como funcionaria, lo cual la mantiene contra su voluntad en un empleo que no le gusta. Pero, en cierto modo, su genealogía le obliga a ello; sus ancestros estaban al servicio del Estado y la unión de sus padres determinó su pertenencia. Le es muy difícil renunciar a esta función porque la pareja de sus padres se formó sobre esta base. Entonces, dimitir, es de alguna manera volver a plantear su propia existencia. Sí, pero ¿no sería esto una solución? Sí, sería la solución: dimitir del trabajo liberaría el amor también, porque hasta ahora, la vida sentimental de esta persona fue muy difícil, sufrió mucho en las diferentes parejas que formó: su marido se reveló ser homosexual. ¿Porqué, en su opinión. se casó con un hombre que se reveló ser homosexual?… Le pregunto esto en el marco de la historia de esta persona? Porque la verdadera relación que está en la base de la formación de la pareja de sus padres, es la relación de dos hombres, colegas de trabajo en el principio, formando parte luego de la misma familia gracias al matrimonio de sus hijos. La relación de principio es entre dos hombres. La consultante vivió dentro de su pareja, con un marido que se reveló ser homosexual, lo que estaba oculto por el matrimonio de sus padres, o sea el acercamiento de dos funcionarios. ¿La profesión de los antepasados puede tener una influencia a nivel amoroso?

Sí, recuerdo el caso de un hombre cuyo padre era cartero. Y este hombre encontró su futura esposa haciendo de intermediario entre amigos de colegio… ¿Puede estar determinado el trabajo por el árbol genealógico? Naturalmente, les voy a dar un ejemplo. Es una mujer joven que se hizo médico y resulta que su padre tenía por amante a una dama a quien admiraba y que era médico. Esta mujer joven, nuestra consultante, se casó con un hombre que era peluquero, y el primer marido de su abuela materna ya era peluquero, pero había dejado a la familia. Acontecimientos ocultos o sin resolver en el desarrollo de la historia familiar dirigen a los descendientes hacía profesiones ya ejercidas por las y los con quienes nuestros ascendentes no resolvieron sus relaciones afectivas. ¿Sabiendo esto, no habría gran interés en conocer la profesión de los antepasados y terceros, para evitar comprometerse otra vez? Aquí, no es el oficio lo que es importante, sino el hecho que será representativo de los seres a quienes amamos: se conserva la actividad por falta de haber podido vivir una relación amorosa. Entonces, en el fondo, ejercer estas profesiones no nos conduce a nada! Efectivamente, es un enorme desgaste de energía. Un trabajo que es un fantasma se puede reconocer por el hecho de que moviliza mucho tiempo y energía vital, en detrimento de lo que es realmente personal. Pero, en este caso por ejemplo, no hubiese sido mejor evitar la profesión de médico y el casarse con un peluquero? Sí, pero hubiese sido necesario meditar seriamente sobre la historia familiar, conocer la vida privada del padre y las circunstancias del primer matrimonio de la abuela materna. Pero tiene Vd. razón, se hubiese tenido que evitar, naturalmente. Se hubiese tenido que pensar de inmediato: “Cuidado! No debería casarme con un hombre que es peluquero ya que el primer marido de mi abuela ya lo era, y no debería querer ejercer la misma profesión que la amante de mi padre.” Cuando aparecen en el presente elementos del pasado, hay que ser cauteloso, sino uno se hace presa de una trampa genealógica! Pero ¿qué sucede si se quiere, a pesar de todo, ejercer una profesión similar a la de nuestros antepasados? Entonces, se debería poder ejercer a un nivel muy superior socialmente y financieramente hablando, sino, porqué repetir de modo idéntico una situación pasada? ¿Otro caso?

Otro caso muy corriente consiste en ejercer una profesión vinculada a la salud cuando en el árbol genealógico los ascendentes estuvieron enfermos. Tengo un primer ejemplo de una dama que es enfermera psiquiátrica a pesar de tener una vocación por el teatro y la comedia. Acaba de enterarse recientemente que uno de sus antepasados había sido internado en psiquiatría y nunca más había salido. En el principio, se encontró en esta actividad no por elección sino un poco por azar, y quisiera salir de ella. Ahora que ella sabe que existe un origen familiar a su elección, le será más fácil salir de ella o progresar dentro de ella. ¿Otro ejemplo? Sí, se trata de una dama que es terapeuta y, como en el caso que le acabo de citar, que se enteró tardíamente que su abuela materna había fallecido en un asilo de salud mental después de haber sido internada por lesiones cerebrales. En ambos casos, se trata de cuidar a los antepasados a posteriori, para salvarles, para resolver una problemática dejada sin solución en el pasado. ¡No existe ningún aspecto positivo a esta situación? Sí, ejerciendo esta profesión a un nivel más alto sin padecer y logrando mucho dinero para vivir muy cómodamente. Ambos elementos entonces dan la prueba de la capacidad que tuvo el descendiente en transformar un prejuicio en prosperidad, pero he de precisar que no todo el mundo es capaz de hacerlo. Es un trabajo casi iniciático. Por lo menos, existe una compensación cierta al hecho de deber exorcizar una situación pasada. En el caso contrario, es totalmente inútil. ¿Cuáles son las situaciones más graves en el momento de la boda? La situación más grave en el momento de la boda, es el fallecimiento simultáneo de un miembro de la familia cercana. Un padre que muere de accidente o de enfermedad en el momento del matrimonio de su hijo o de su hija, una madre que fallece de cáncer el día del casamiento de su hija, un padre que tiene una crisis cardíaca durante el viaje de bodas de su hija, un tío que fallece el día de la boda de su sobrino… El daño más grande que pueda hacer un pariente, es morir el día de la boda de uno de sus descendientes. ¿Cuáles son las consecuencias? Son devastadoras para la pareja. Nunca encontré a una pareja que, habiendo vivido esta situación, se haya vuelto una pareja evolucionada. ¿Porqué? Porque el inconsciente registró la sincronicidad de las situaciones entre la boda y el fallecimiento, se puede incluso temer que la misma boda haya provocado la muerte del pariente. Con mucha frecuencia, los esposos caen en una depresión debida a la culpabilidad inconsciente, siempre seguida de separación, divorcio y conflictos.

La pareja se separa porque su formación conllevó una muerte, circunstancia que se intenta reparar separándose rápidamente. Separación a veces desgarradora, si se amaba realmente la pareja antes de casarse. Para evitarlo, habría que estar consciente que uno se hallaba bajo la influencia de una estrategia familiar. ¿Ejemplos? Empezaré con un primer ejemplo. Es el caso de un hombre cuyo padre murió el día de su boda. Esta muerte destruyó inmediatamente la posibilidad de ser feliz en su pareja. Divorció después de volverse violento con su mujer y sus hijos, y después se volvió a casar varias veces, repitiendo sin cesar el mismo esquema, violencia, infidelidad, etc.… La muerte de su padre le llevó a repetir sin parar el acto de casarse… Pero, a cada vez, se choca inconscientemente con el fallecimiento de su padre… Eso es. Al volverse a casar, cada vez piensa que se liberará del problema, intenta dejar atrás esta huella, pero de este modo no se resuelve un problema genealógico. Deseo precisar que su hija mayor nunca se casó, seguramente por temor que esto lleve otra vez a su propio padre a la muerte, por miedo a que el programa se perpetúe en el tiempo. El segundo hijo, un muchacho, se casó a escondidas de la familia. Acabamos de ver las consecuencias de este tipo de sincronicidad casamiento/fallecimiento, pero en el caso que acaba Vd. de citar, de hecho, porqué murió el padre en el momento del casamiento de su hijo? Naturalmente, para esto, es fundamental mirar cuál fue el destino del padre y las circunstancias de su propia boda. En este ejemplo, el padre sólo había tenido un hijo, es pues su hijo único el que se casaba cuando murió. ¿Cuando se dio a luz a un solo hijo, es porque no se desea que éste tenga hermanos y hermanas? Y frecuentemente es porque los propios hermanos y hermanas plantaron problema. Uno de los hermanos del padre había viajado a otro continente en donde había concebido a una hija que casi había abandonado antes de volver a Francia y casarse. Este acontecimiento que reúne expatriación e hijo ilegítimo abandonado es el que pone el sistema en peligro. Para deshacerse de su hermano cuyas acciones son poco loables, el padre sólo concibe a un único hijo, verdad?

Sí, exacto. Se podría hablar de un mecanismo de defensa contra el peligro que representa las acciones del hermano. Y el hecho de que su hijo transforme su situación al casarse, abandonando así en cierto modo su estatuto de hijo único y solo, es lo que producirá lo tan temido por el padre. El padre se encuentra enfrentado con lo que había intentado evitar, el sistema se mantenía hasta que el hijo decidiera unirse. Se supo luego que el hijo casado hubiese concebido también a un hijo ilegitimo en otro continente. Es increíble y lo notable es el hecho que las acciones de los demás nos conciernen también… Sí, es el motivo por el cual cada uno de nuestros actos tiene su influencia sobre el grupo familiar, nuestros hermanos y hermanas, y sobre nuestros descendientes. Una acción negativa tiene repercusiones, acabamos de constatar y comprenderlo a través de este ejemplo. Incluso la Biblia menciona las consecuencias de un acto negativo sobre varias generaciones. ¿Otro ejemplo referente a esta sincronicidad entre el encuentro sentimental y el fallecimiento de un miembro de la familia en el mismo tiempo? Sí, recuerdo el caso de una mujer joven que acababa de encontrar a un cónyuge y en el mismo momento, su tío materno se suicidó. Naturalmente, la pareja no aguantó en el tiempo porque en el momento de su creación se produjo un fallecimiento. Encontró luego otro cónyuge y éste había nacido en la fecha aniversario de la muerte de este tío. Esta fecha correspondía también a la fecha de fallecimiento de su abuela paterna. ¿Otro ejemplo? Sí, recuerdo el caso de una mujer joven que se casó y durante su viaje de bodas, su padre murió de las consecuencias de un cáncer. He aquí una situación que deja presagiar el fracaso de esta unión. Se preferirá divorciar para intentar borrar la muerte del padre. Es lo que sucedió en este caso. Como para el caso precedente, en el marco del análisis de la novela familiar, se deben buscar los elementos constitutivos de la vida del padre, las circunstancias también de su propio matrimonio. Este caso difiere del precedente en el sentido que aquí, la mujer joven se disponía a casarse con un hombre cuyo padre era rico, creativo y famoso. El padre del recién casado suplantaba ampliamente al padre de la novia. ¿Otro ejemplo?

Sí, el caso de una pareja que se casó y el mismo día de su boda, se enteraron del fallecimiento del tío del novio. Sin haber divorciado, hasta la fecha la pareja no pudo construirse normalmente. En particular el marido siempre hizo muestra de indiferencia para con su esposa, y esto se entiende fácilmente, porque es en su familia que sucedió el fallecimiento. En la vida diaria, los cónyuges viven como dos extraños. En este caso, era necesario que tuviera cierta importancia el tío… Por el mero hecho de ser un tío, seguramente. En este caso, se trataba del esposo de una de las hermanas de la madre. Morir en el momento de la boda de su sobrino es un modo de causar un enorme daño. Lo cual deja pensar que existía secretos entre la madre del novio y su cuñado. Bien, en este caso, dado que los cónyuges no se separaron, que les aconsejó Vd.? Les pregunté si después de su boda, habían ido sobre la tumba de este tío muerto en el momento de su unión? Nunca lo habían hecho naturalmente, porque el marido siempre lo había rechazado. Entonces les pedí que fueran ambos a visitar la tumba de este tío y de ponerle flores para liberarse de la prohibición que tienen de vivir su vida de pareja. También les pedí buscasen eventuales secretos sentimentales en la generación anterior. Pensaba en la posibilidad de una aventura secreta entre la madre del casado y su cuñado. Veamos otro ejemplo si quiere. Quería hablarle de otro caso, el de una mujer joven que se casó. Diez días después de la ceremonia, murió su padre. Pero estudiando más atentamente el árbol genealógico, veo que el año anterior a esta boda (es decir en 1944), la hermana mayor de esta mujer joven acababa de casarse y había perdido inmediatamente a su marido fusilado por los Alemanes. A partir de ese día, la huella era la siguiente, me caso y muere mi marido. Tal es literalmente el programa que se instala a nivel inconsciente. Preciso que es a nivel inconsciente porque conscientemente, uno no comprende que este suceso trágico se inscriba como una predestinación en el futuro. ¿Porqué, en este caso, muere el padre cuando se casa la hermana? ¡Para salvar al marido de su hija! El inconsciente familiar registró que el matrimonio estaba asociado con una muerte, esto no podrá cambiar fácilmente, a menos de un análisis de la genealogía.

Hay riesgo de que se produzca otra vez exactamente la misma situación: el marido fallece de enfermedad o accidente, de un problema cardíaco o de un aneurismo cerebral – ya que el marido de la hermana había sido fusilado (de una bala en plena cabeza o en pleno corazón). Se instalarán pues estrategias para contornar el programa. Así, para proteger a su yerno de una muerte prematura, el padre fallece de modo inesperado. Sí, entiendo muy bien el mecanismo, pero el propio padre tenía una historia… Exacto. El padre ya había creado quizás esta situación porque él mismo se había casado una generación anterior, pero se trataba de un matrimonio forzado y se había llevado muy mal con su esposa. Ve Vd. las consecuencias de este matrimonio sin amor vivido en la coacción y el resentimiento! Entonces, si puedo dar un consejo, hay que cuidar de no casarse por malas razones, porque la alianza no es un acto anodino, es una huella definitiva para el conjunto del porvenir del árbol genealógico. ¿Un último caso? Es un caso más grave. Se trata de una mujer joven cuyo padre se suicidó colgándose el día de su boda. Se trata de una muerte voluntaria que puso a la pareja de su hija en un conflicto importante. Naturalmente divorciaron los cónyuges y siguen detestándose. Naturalmente no son responsables, pero es el padre de la novia y su suicidio que son causa profunda de su animosidad. El hijo de la pareja, muy cercano a su madre, desprecia a sus sucesivas compañeras, no está casado y no tiene hijos. Nos preguntamos en qué medida esta animosidad hacía las mujeres no tiene por objeto el protegerlas, de hecho … Es verdad que frente a un tal programa, se podría estar espantado con la idea de comprometerse sentimentalmente y casarse. Potencialmente, el hecho de casarse puede, es verdad, conllevar un fallecimiento. Sí, ¿pero las mismas mujeres pueden temer inconscientemente formar pareja? Es absolutamente verdad, porque la propia pareja es llevadora de un programa en el cual el padre de la novia muere el día del casamiento de ésta. Las mujeres podrían sospechar temer y perder a su padre; sienten inconscientemente que su propio padre está amenazado por esta configuración.

Vale. Aún tengo otra pregunta si le parece. Fuera de los ejemplos que acaba Vd. de citar, ¿existen otras estrategias familiares que puedan hacer fracasar el matrimonio? Sí, existe otro caso de estructura como el de una pareja que se casó un siete de mayo. Cinco años más tarde, fallece la madre de la novia un siete de mayo. Es decir que la madre usa como fecha de muerte el día de la boda de su hija. Y cada año, cuando la pareja celebrará su aniversario de boda, lo asociará sistemáticamente con el fallecimiento de la madre, esto puede ser el principio de las dificultades… ¡Gracias mamá! Sí, entendemos mejor lo que se quiere llamar el complejo materno! Incluso muertos, uno no se libera tan fácilmente de los padres! ¿En qué la diferencia de edad de los cónyuges puede influenciar luego el destino de una familia? Voy a dar un ejemplo. Se trata de una pareja con diez años de diferencia, él siendo más mayor que su esposa. Tienen varios hijos, el que nace diez años después del mayor morirá prematuramente, en la fecha aniversario de la boda de sus padres. Se observará por otra parte que, después del nacimiento de su último hijo, es decir cuando la familia está bien instalada, todos los diez años sucede un acontecimiento importante, boda, fallecimiento, y nacimiento. ¿No se podría concluir que la pareja inicial con una diferencia de edad de diez años no estaba muy en armonía? Es muy posible, pero no necesariamente la diferencia de edad es lo importante, salvo en el caso en que los cónyuges, perteneciendo a generaciones diferentes, no fuesen en realidad hechos el uno para el otro. En este caso, la diferencia de edad jugará en el tiempo de modo negativo. ¿Qué pensar de los casos en que la familia confió secretos al cónyuge? Cuando el cónyuge tiene, sobre nosotros, informaciones esenciales que ignorábamos, tiene una ventaja cierta y se vuelve dominante. Este caso es el de una suegra que revela a su futuro yerno que su hija no es hija de su marido. ¿Puede una madre revelarlo directamente a su hija el día de su boda? Sí, recuerdo un caso de este tipo. Se trata de una dama. El día de la boda de su hija, le anuncia que el hombre a quien ella considera su padre no es su padre biológico. Simplemente la había reconocido cuando era niña. Se trataba de un hombre muy severo que la había martirizado durante toda su infancia, con la complicidad de la madre. Al anunciarlo el día del casamiento, éste no duró…

Los cónyuges se separaron definitivamente cuando murió el que sólo era el padrastro. Hábleme, por favor, de los secretos en espejo, cuando la configuración familiar del cónyuge objetiva secretos de nuestra familia de origen… Tengo un caso bien presente en mente. Es el de una pareja joven víctima de sus secretos de familia respectivos porque se separaron luego. Ésta es la historia. El chico pensaba que su padre había muerto, porque su madre lo pretendía desde hacía años; pero estaba vivo. En cuanto a la mujer joven, pensaba que su padre vivía, pero de hecho estaba muerto desde hacía veinte años. En realidad el que ella creía ser su padre, sólo era su padrastro; su auténtico padre, el amante de su madre, había muerto de crisis cardíaca cuando era ella adolescente. En resumen, la mujer joven pensaba que su padre vivía pero estaba muerto; y el novio pensaba que su padre estaba muerto, pero vivía. Es apasionante, pero ¿no están estos secretos en espejo en el origen inconsciente de su atracción recíproca? Sí, en efecto.

Capítulo V. El papel del padrino y de la madrina. ¿Cuál es la función de un padrino y de una madrina? Los primeros desarrollos de apadrinamiento aparecen en el siglo V° después de Cristo; sin embargo el rito del bautismo existía ya desde varios siglos. Desde la alta Edad Media, había nacido en Occidente, junto con la costumbre de bautizar a los recién nacidos, la de darles uno o dos padrinos. Hoy, aún cuando ya no se bautiza por razones religiosas, aún se puede designar de un modo más o menos ritualizado, a un padrino y una madrina para asegurar padres de sustitución – existe también un bautizo civil que sin embargo no tiene ningún valor jurídico. ¿Cuál es la función del padrino y de la madrina en el curso de la existencia? La tarea de los padrinos no termina con el día del bautizo. Por su presencia, marcan tradicionalmente con ciertos regalos rituales, las grandes etapas de la adquisición de la identidad sexual de su ahijado o ahijada. En la sociedad tradicional francesa anterior a la revolución industrial, lo mismo que en España e Italia, los padrinos regalaban las primeras bragas o ofrecían el primer corte de cabello a sus ahijados y ahijadas. En Francia, desde finales del siglo XIX, además de los regalos religiosos tradicionalmente dados en esta ocasión, se ofrecía al muchacho un reloj de oro, símbolo propio del control del tiempo.

Para las hijas, el perforar las orejas se hacía por iniciativa de la madrina. Constituían tipos de rituales iniciáticos, en el camino del casamiento. Los padrinos eran presentes en el momento del andar, del destete, del primer corte de pelo o de uñas, de los primeros pantalones de los muchachos o de los pendientes para las muchachas, en el momento de la primera comunión. Creo que en la sociedad rural europea, los hijos no recibían ningunos regalos de sus padres? Con frecuencia eran los padrinos los que se encargaban de hacer regalos en Navidad, año nuevo y por Pascua a su ahijado y ahijada. Los padrinos juegan un papel mayor en lo que a vocación de sus hijos espirituales se refiere; pueden transmitir o animar un arte, una pasión, una disciplina intelectual. ¿Puede considerarse la madrina como una figura femenina del árbol genealógico? Además de las cuatro bisabuelas, de las dos abuelas, de las tías y de la madre, la personalidad de la madrina juega un papel determinante. La madrina puede ser un recurso para el niño contra una mal ejercicio de la maternidad encarnado por la madre o la madrastra cuando se sufre un exceso de odio (abandono) o un exceso de amor (posesión). Otra especificidad de la paternidad espiritual es la de ser una paternidad reguladora, aparece como el modelo del buen amor paterno y esta positividad incondicional es fundadora de una vida feliz… Los padres espirituales son ideales, potencias que se alían a las de la madre para la madrina y a las del padre para el padrino. En la tradición, la madrina tiene por función, en el caso de que la madre ya no pudiera asumir su papel o desapareciera, garantizar que el niño seguirá estando en seguridad, que estará alimentado y protegido. Esto significa también que cuando los padres no pueden educar a su hijo, existe una alternativa. Es pues necesario aplicar este concepto de padrino y madrina al nivel psicológico. ¿Del mismo modo, puede ser considerado el padrino como una de las figuras masculinas del árbol genealógico? Además de los cuatro bisabuelos, los dos abuelos, del padre y/o padrastro, el padrino aparece como una alternativa a las figuras masculinas del árbol genealógico. La encuesta genealógica debería ayudarnos a comprender en qué circunstancias estuvo nombrado y por qué motivos? Lo eligió el padre o la madre, o bien uno de los abuelos maternos o paternos? Forma parte del árbol genealógico el padrino, o es un amigo de los padres y si tal es el caso, en qué bases nació esta amistad? ¿Porqué precisamente esta persona va a insertarse en el grupo familiar?

¿Cuando el padrino que es nombrado por la familia no cumple su papel educativo de sostén moral, incluso financiero, es un perjuicio real que se causa al niño? El niño reacciona psíquicamente y de modo inconsciente a cualquier alejamiento o desvinculo de su padrino. Del mismo modo, si somos padrino o madrina de un niño de quien no hacemos caso, el perjuicio nos está causado a nosotros mismos al mismo tiempo que al niño – es un lazo vital que no se desarrolló y que es esencial para las dos personas relacionadas. ¿En el marco de la curación del árbol genealógico, se dio el caso en que aconsejó Vd. a adultos que vuelvan a tomar contacto con sus ahijados y ahijadas? Sí, numerosas veces, el parentesco espiritual es un ejercicio de la paternidad al mismo título que la paternidad biológica. Más allá del nexo que se vuelve a crear, nuevas posibilidades aparecen. Cuando existe un conflicto entre los padres y el padrino (o madrina), es el signo que nos encontramos en el centro de una problemática genealógica grave que deberemos tratar en el análisis, del mismo modo en que tratamos los nexos padres – hijos o hermanos – hermanas. ¿El cumulo de los nexos biológicos y espirituales es una forma del incesto? Si por ejemplo, nombro a mi hermano como padrino de mi hijo, estoy en un cumulo de papeles genealógicos, el padrino del niño será también su tío; entonces cómo discernir las dos funciones? Por otro lado, deberé analizar la naturaleza de las relaciones con mi hermano, porque le nombro padrino de mi hijo por razones seguramente genealógicas. Es mi hermano mi hermano mayor? fue el preferido de mis padres? cuál es la diferencia de edad que existe entre nosotros? está en una situación dominante frente a mí? El modelo de la fraternidad es evidente dentro de nuestras sociedades en que, desde hace varios siglos, se eligen padrinos y madrinas en la fratría… Salvo el caso del primogénito apadrinado hasta una época reciente por los abuelos, generalmente los padrinos son elegidos entre los colaterales del padre y de la madre. En algunos casos, los padres designaron ambos al padrino y la madrina en sus familias respectivas… Esta designación significa que los padres colocan los miembros de su fratría como superiores psicológicamente. En otras situaciones los padres eligen a sus propios padres, a veces a sus tíos o tías como padrino o madrina: otra vez encontramos el problema del cúmulo de papeles genealógicos.

El padrino es a la vez padrino y tío; la madrina es a la vez tía y madrina, o bien la abuela. Estamos en presencia de una intensificación de nexos familiares, lo cual, en mi opinión es perjudicial a medio plazo para el equilibrio genealógico. En ciertos casos más graves, son los hermanos y hermanas benjamines quienes son nombrados padres espirituales a pesar de que su joven edad y su carencia de madurez les hacen totalmente incapaces de entender y asumir esta función. Es lo mismo para padrinos y madrinas muy mayores (bisabuelos, tíos o tías de segundo grado) que en lugar de dar un sostén pueden incluso causar un perjuicio importante (cuando por ejemplo mueren cuando sus ahijados o ahijadas entran en la pubertad). La superación del incesto y la aptitud a abrirse a lo que es diferente de uno es fuente de éxito y prosperidad… Cuanto más puede el árbol abrirse hacía el exterior, más se aleja del incesto y se vuelve positivo para los descendientes. Esta apertura prueba la capacidad de los padres para entretener amistades sinceras y fieles, incluir en el grupo familiar otros nexos que no son los de la sangre. Más allá del incesto, tendríamos entonces en el mejor de los casos, dos parejas para cuidar de nosotros, la pareja madre – madrina y la pareja padre – padrino, este cuaternario representando la base de toda estructura psíquica, esto corresponde a la paternidad biológica completada por la paternidad espiritual. Es un principio formidable cuando está bien entendido. ¿Pueden los padrinos poseer secretos de familia sobre la vida de los padres? Observamos que padrinos y madrinas no se nombran al azar, sino que generalmente, son los que poseen los secretos de familia. Nombrándoles otra vez en el seno del grupo familiar, doblando su papel de una paternidad espiritual (cuando forma ya parte de la familia) se insiste sobre su importancia y no es sin motivos. En efecto, los hermanos y hermanas de los padres pueden poseer secretos que los padres siguen ignorando conscientemente, lo cual les concede un lugar privilegiado. ¿Un ejemplo? Imaginemos que mi hermana conozca detalles íntimos sobre la vida extra – conyugal de nuestra madre, es posible adueñarme simbólicamente de este secreto nombrándola madrina de mi hijo, así la encierro en lazos más complejos, pero en el fondo no es ella la que me interesa sino lo que ella sabe sobre nuestra familia de origen. El parentesco espiritual está simplemente utilizado en este caso como una estrategia inconsciente para volver a adueñarse de informaciones referentes a la genealógica. En el caso en que el padrino se eligiera fuera de la familia, éste puede ser, sobre todo si es amigo íntimo del padre o de la madre, el único en detener informaciones muy precisas

sobre la vida amorosa, profesional y financiera del uno u otro de los padres y es, con la experiencia, casi siempre el caso. Imaginemos que mi padrino lo sabe todo de la vida económica de mi padre, su dinero colocado, su capital, sus inversiones, lo que hizo verdaderamente con su dinero, es por ello (además de mi padre) la primera persona apta para revelarme informaciones fundamentales. Informaciones sin las cuales mi vida financiera personal no podrá quizás crearse de modo autónomo. Tengo en memoria el caso de un hombre que nombró a una pareja de sus amigos padrino y madrino de su hijo mayor, y resulta que era el amante de la madrina y el padre del hijo de esta pareja. El hijo mayor de este hombre tiene pues un semi – hermano que resulta ser el hijo de su madrina con su padre. En el marco de nuestra investigación sobre la historia familiar, es fundamental ir a interrogar a nuestro padrino y madrina referente a los acontecimientos ocurridos en nuestra familia, lo mismo que es importante interrogar cuando esto es posible a los testigos de la boda, los colegas de trabajo y los empleados del hogar. ¿Cuando padrino y madrina se hallan ser los verdaderos padres, qué pasa? Cuando se sospecha uno o varios secretos sobre la filiación, del lado paterno frecuentemente, el análisis genealógico quiere que siempre se busque “entre lo más cercano”, porque hay muchas probabilidades de situar el verdadero genitor en el círculo relativamente limitado de la familia – o aún en el muy restringido de la actividad. En el caso más grave, el genitor resulta ser un hermano del padre legítimo, que además se halla estar nombrado padrino del hijo. La nominación del padrino y de la madrina es a veces el indicio de un secreto sobre la filiación – paternidad biológica y paternidad espiritual están unidas. Tuve un tal caso por tratar, el de una dama cuyo verdadero genitor era el hermano de su padre (vivían en la misma casa) y que era su padrino. Esta paradoja la hundió en una confusión terrible y la llevó a una forma de psicosis durante numerosos años. ¿Corresponde a algo particular el integrarse como padrino o madrina en una familia? Es posible descubrir a posteriori uno o varios secretos familiares a través de la configuración genealógica en la cual uno entra como padrino o madrina. Así se puede considerar que la nominación de los padrinos y madrinas sólo se refiere secundariamente a los hijos; los padres son los que hallan inconscientemente con ello posibilidades de modificar a posteriori datos genealógicos. Solidaridad indefectible y afecto caluroso deberían constituir la base de los nexos de naturaleza espiritual. Sí, exacto.

¿Qué es el incesto del tercer tipo? Se trata de un incesto tratando la relación entre dos personas no consanguíneas. La prohibición del incesto se aplica pues también a los nexos tejidos entre personas relacionados por lazos familiares cuando éstos son de naturaleza espiritual. El incesto del tercer tipo describe una categoría que prohibe las relaciones entre padrinos y madrinas de un mismo hijo, lo mismo que entre padrino/madrina/ahijado/ahijada, la imposibilidad de casamiento entre muchacho y muchacha en el caso en que compartirían el mismo padrino o la misma madrina, la imposibilidad de salir con un hombre o una mujer si son padrino y madrina de niños perteneciendo a una misma fratría. Los acontecimientos se vuelven trágicos cuando la procreación o el mero riesgo de que tenga lugar, resulta de una relación entre un hombre y una mujer que ya contrataron un lazo de paternidad espiritual – las consecuencias se hallan descritas en numerosos mitos referentes a la prohibición del incesto. ¿Un ejemplo? Sí. El de un hombre cuya mujer muere prematuramente a la edad de cuarenta años y que se vuelve a casar luego con su ahijada que tenía treinta años menos que él. Esto trajo una serie de catástrofes en sus descendientes: hijo muerto en la pequeña infancia, romance oculto con filiación… ¿Se puede reaccionar contra el fallecimiento de padrino y madrina? Del mismo modo en que existe un lazo concreto entre la aparición de síntomas corporales y el fallecimiento de los ascendentes, padres y abuelos, debemos tener en cuenta cualquier modificación presentándose en la existencia del padrino y madrina (casamiento, filiación, mutación). ¿Y considerar estos acontecimientos como posibles activadores de situaciones personales? Sí, así el fallecimiento de padrino o madrina puede tener una influencia considerable en nuestra existencia aunque no tengamos relaciones afectivas sólidas son ellos. El mero hecho de que hayan sido nombrados padres espirituales en un momento de la historia familiar y esto, de modo oficial, religioso o laico, basta ampliamente para incluirles en el grupo familiar al mismo título que el parentesco biológico (que es a veces hipotético). Imaginemos que mi padre no sea mi genitor pero que lo ignoro; ¿qué pasa entonces, voy a llevar inconscientemente mi afecto sobre mi padrino? Puede contar más porque en realidad es el único verdadero lazo de paternidad por parte masculina, dado que el padrino suple al padre cuando éste falta. Si muere, toda la inversión emocional que transferí sobre él ya no tiene objetivo porque en el fondo, buscaba a mi padre. Entonces puede que me ponga enfermo, sin quizás establecer la conexión entre mi enfermedad, su fallecimiento y mi búsqueda del padre.

¿Es importante la edad que tenía mi padrino en el momento en que fue nombrado? En el análisis del tiempo genealógico, varias edades serán importantes, la edad que tenía mi padrino cuando estuvo nombrado padre espiritual, la edad que tenía en el momento de su fallecimiento y la edad que tenía yo en el momento de su fallecimiento. Imaginemos que haya sido mi padrino a los treinta años; puede que yo, su ahijado, tenga una reacción en la misma edad (30 años). En cierto número de casos, se ignora totalmente quienes son nuestro padrino y madrina y, por este hecho hasta su nombre, apellido, oficio. A veces las personas se extrañan mucho cuando hago la pregunta; de aquí el interés de nuestras investigaciones genealógicas detalladas. ¿Por parte de los padres, es posible el rechazo del padrino o de la madrina? Sí, es un caso que se puede presentar cuando la pareja se separa por ejemplo. O aún cuando la amistad inicial se transformó con el curso de los años. En ciertos casos, la evicción del padre y del padrino ( a veces amigos en el origen), por parte de la madre refleja su deseo de reinar sin compartir sobre el destino de su hijo; se observa así que se forma una pareja madre – hijo o también madre – hija. Las consecuencias de la pareja con la madre son importantes en el hijo pero también en la hija. ¿Puede parecer la paternidad espiritual como un “yo ideal”? También es posible elegir como padrino o madrina a un miembro de la familia o a una persona externa sobre la cual el padre o madre puedan proyectar su “yo ideal”, es decir lo que desearía ser el padre o madre en el mejor de los casos. Recuerdo el caso de una mujer joven que eligió por madrina de su hijo a una mujer cuya situación social es muy superior a la suya, que disfruta de una gran libertad personal porque no tiene hijos a su cargo, y cuyo poder financiero es considerable. Estos diversos aspectos reflejan la situación ideal en la cual le gustaría a la madre colocarse, si su árbol genealógico no le hubiese impuesto a toda costa tener un hijo y criarlo sola. ¿El desfase de generación puede existir en la paternidad espiritual? Puede existir un desfase importante de generación y por lo tanto de edad en el seno de la paternidad espiritual, lo mismo que puede existir diferencias de medio social, educación y capital financiero. En un caso que recuerdo ahora, el padrino era un primo hermano de la madre y la madrina una tía de segundo grado no consanguínea. Comprendemos que para el hijo, la disparidad de ambas situaciones podrá impedirle experimentar su nexo espiritual como una unidad. Padrino y madrina otra vez están elegidos dentro de la familia, ambos del lado paterno aunque en generaciones que no tienen lazo directo entre ellas.

En resumen, ¿qué pasa cuando padrino y madrina, elegidos fuera de la familia de origen cortan cualquier relación con los padres de su ahijado? Causan un daño importante a su ahijado y ahijada, dado que se sustraen a una responsabilidad al nivel de la paternidad (espiritual). Reanudar los nexos participa de la sanación del árbol genealógico.

Capítulo VI. ¿Qué es el incesto geográfico?

¿Existen varias formas de incesto? Sí, abordé el tema en mi libro anterior4 y me gustaría desarrollarlo porque me parece esencial. Primero, hay que hablar de una forma de incesto que me parece ser, además, el verdadero incesto sexual, la forma más arcaica del incesto, o sea el incesto de territorio o incesto geográfico.

¿Puede Vd. explicárnoslo? Sí, es una forma de incesto que consiste, una vez adulto, a seguir viviendo cerca de su familia, o incluso en su ciudad natal. El incesto de territorio (geográfico) consiste en permanecer, de adulto, en el territorio de nuestros ancestros y de nuestra familia. A veces, se vive en casa de sus padres o a proximidad, en la misma ciudad, el mismo pueblo, la misma comarca. Uno intenta adueñarse del lugar con tanta más fuerza que es el único elemento tangible que nos vincula con el grupo familiar, porque el inconsciente percibió temprano a qué punto nuestra familia de origen no conseguía establecer ningún nexo auténtico con nosotros. Los trastornos del vínculo crean siempre una atadura redoblada. Esto nos lleva a ocupar, con obstinación a veces, este territorio de las orígenes pasando sistemáticamente sus vacaciones con su familia o en una casa que les pertenece, con la dulce esperanza de comprar este bien familiar. Ocupar el territorio de los antepasados es también chocar con sus límites, así no existe energía disponible para la diferenciación: se vuelve a ir en lo que ya está conocido con la esperanza muy inútil e ilusoria de adueñarse otra vez del amor de sus padres. ¿En qué circunstancias deberíamos dejar el lugar de los orígenes? Primero, se debería dejar el lugar de los orígenes no para huir de su familia, sino después de haber meditado sobre el hecho durante algún tiempo.
4

Liberarse del destino familiar, Dervy 2000.

Dejar el lugar, sin haber meditado en ello y estar interiormente desapegado, puede ser peligroso. Hay que evitar actuar bajo un momento impulsivo. Se ven algunas personas trasladarse a centenares de kilómetros después de un conflicto familiar, en cierto modo la puesta a distancia en estas circunstancias no modificó realmente nada. Sólo puede ser un recurso último frente a una familia destructora, y piense que existen. ¿Está Vd. haciendo la hipótesis que para tener mejor éxito económicamente, sentimentalmente y profesionalmente, es a veces fundamental dejar la ciudad en donde hemos nacido, la ciudad en la cual hemos crecido o la ciudad en donde vive nuestra familia? Sí, absolutamente; cuando todo va mal, existe una primera cosa por hacer o sea dejar el territorio de los ascendentes. Cuando hablo de territorio, hago la suposición que nuestros antepasados tuvieron una zona de influencia y quedarse indefinidamente puede ser fuente de dificultades, a veces también de problemas de salud. ¿Por ejemplo? Recientemente, una dama me contaba que su marido estaba volviéndose dependiente de la cama. Entonces, le pregunto “¿en dónde viven Vds.?” y me contesta ella que vive con su marido en una casa que, en realidad es una casa de familia que perteneció a los antepasados de su marido. Entonces hacemos el nexo entre el principio de la enfermedad de su marido y su instalación en esta propiedad familiar. Habitar no es un acto inocente… ¿Parece que quiera decir que este regreso a los orígenes puede conllevar verdaderas enfermedades? Sí, como todas las formas de incesto. Pero constaté que frecuentemente hay un vínculo entre el hábitat y la aparición de problemas de salud. Frecuentemente hay un nexo con una casa, un negocio o una finca que pesa en la vida cotidiana y nos vincula con el pasado familiar. El lugar representa frecuentemente nuestra última esperanza de establecer un nexo real, tangible, de seguridad, con nuestro árbol genealógico. Los seres viven y mueren pero el lugar queda. Parece presentar la fuente de seguridad última. ¿Podríamos decir que el hábitat es de alguna manera una extensión del cuerpo? Sí, es el motivo por el cual deberíamos cuidar de vivir en un lugar que será realmente personal. En caso contrario, podemos estar corporalmente poseídos por la historia de nuestra familia, el lugar es el último receptáculo de las influencias genealógicas, de los secretos de familia y de las experiencias insatisfechas. Así, no sólo es perjudicial morar de adulto en el territorio de los orígenes sino que aún es más delicado volver allí después de haberse marchado.

¿Tiene Vd. ejemplos de casos concretos a través de su consulta? Sí, tuve numerosos casos de personas que dejaron a sus padres y que, luego, volvieron a habitar en la misma ciudad que su familia o incluso que reintegraron su ciudad natal. Además existe un deseo de volverse dueño, se oye decir: “Sí, pero vuelvo a mi ciudad, es mi comarca…” ¿Podría Vd. citar un caso preciso encontrado en consulta? Sí, se trata de una persona de treinta años que, después de haberse instalado en París, volvió a vivir en su comarca de origen en donde había nacido, donde había ido al instituto, en donde había encontrado a sus amigos. No pudo evitar volver a sus orígenes y este regreso lleva en sí los gérmenes de la regresión, como todo regreso hacía lo que ya está conocido y vivido. Dio luz a un hijo y éste nació con problemas de sordera. ¿Piensa Vd. realmente que los problemas de salud de su hijo se deben al hecho que la pareja se instaló a proximidad de su propia familia? En cierto sentido, sí, no puedo impedirme ver aquí un nexo. Naturalmente, pueden existir otras causas a la sordera desde un punto de vista genealógico. Pero este incesto geográfico no está sin consecuencias. Cada forma de incesto lleva en sí un alcance psicológico y/o físico. Se opina equivocadamente que el lugar nos ofrecerá más posibilidades. Pero frecuentemente, se produce lo contrario, es decir que este regreso no nos dará más que lo que la familia de origen nos había propuesto. Si se desea vivir como los miembros de nuestra familia, este regreso hacía los orígenes nos dará plena satisfacción, nos fortalecerá en la idea que esta acción es positiva y que estuvimos acertados en reintegrar nuestra base de existencia. ¿En su opinión, podría tratarse de un deseo infantil?… Sí, es la búsqueda de una seguridad, sólo el lugar de los orígenes parece proponernos una seguridad, el lugar no cambia, las mismas casas ven sucederse las generaciones. La tierra y la piedra simbolizan un tipo de permanencia. ¿Qué pasa cuando se vuelve a comprar una casa de familia? Tengo el ejemplo de una pareja cuya esposa acaba de volver a comprar con muchos esfuerzos, una propiedad de familia. Decidió comprar la casa de sus abuelos maternos con los cuales vivía porque sus padres ya vivían con ellos. Este regreso hacía el pasado corresponde al deseo inconsciente de seguir vinculándose con los ascendentes. En este caso es porque los abuelos eran dominantes y los padres, que vivían bajo su techo, totalmente inmaduros. ¿Pero, es una solución? Personalmente, no lo pienso, porque hay muchas probabilidades que esta instalación corresponda a un período desgraciado y estéril sobre todo en el

caso en que los antepasados estarían idealizados como guardianes de un orden moral y proveedores de una seguridad material. ¿Por así decirlo, es toda la historia social del siglo XIX que parece Vd. poner en entredicho? Es un punto de vista que puedo comprender. Pero lo que quizás era valedero en siglo XIX ya no lo es en el siglo XXI. Se observa, dígame si me equivoco, que número de consultantes vivieron con sus padres en el domicilio de los abuelos paternos o maternos? Sí, totalmente exacto. Las razones son numerosas, a veces permanecemos una cuota de tiempo suplementario con los padres cuando hemos sido dejados en la infancia o la adolescencia, cuando eran preferidos hermanos y hermanas. Es la sensación de carencia que nos mantiene en el domicilio de los padres. Podemos quedarnos en casa de los padres una cuota de tiempo equivalente, por ejemplo, a una diferencia de edad que se tiene con un hermano o una hermana. ¿Tendría Vd. un ejemplo? Sí, es el caso de una mujer que tuvo una hermana nacida once años después de ella, esta hermana se volvió rápidamente la niña preferida de los padres. En edad de trabajar, su padre le encuentra un puesto en la administración. Está en deuda con su padre y debe quedarse porque a partir de entonces, sus padres le piden abonar gran parte de su salario para ayudarles a pagar la casa en donde viven. Quedará once años más cerca de ellos. Se casa y vuelve a vivir once años más con sus padres, pensando seguramente que debe recuperar once años de alquileres que ella abonó. Ve Vd. el modo en que la diferencia de edad entre las dos hermanas rige los acontecimientos de la vida. La hija de esta señora también volvió a vivir con los padres de su madre durante algunos años. ¿Quería añadir un comentario sobre esta historia? Quería insistir en los efectos perversos de la preferencia instalada entre los hijos y el modo en que la diferencia de edad, que ya es una forma de agresión, se transforma conscientemente en un precio a pagar y el modo en que uno pide reparación. Esto nos mantiene en el incesto de territorio, uno está literalmente poseído por la historia familiar durante décadas. ¿Qué edad tenía la persona en el momento en que por fin dejó a sus padres? Tenía cuarenta y dos años, una edad que se quedará como una huella en sus descendientes.

¿Y para la generación siguiente justamente, cuál es el programa instalado? La hija de la señora tiene cuarenta años, no tiene hijos, seguramente porque habiendo sido educada en casa de sus abuelos, existe una confusión al nivel del parentesco, espera inconscientemente ser más mayor para tener uno, a media distancia entre la imagen de la madre y de la abuela. Podría ser que quede embarazada o de a luz a los cuarenta y dos años, la edad de su madre en el momento en que por fin dejó a sus padres de modo definitivo. ¿Entonces, vivir en casa de sus abuelos, no es del todo inocente? No, naturalmente. ¿En el caso que acabemos de tratar, por cuáles razones el marido de esta mujer aceptó vivir con sus suegros? Esto convenía al marido porque en el momento de su boda, ya era huérfano; en el fondo, él buscaba imágenes de padres; a él le convenía perfectamente vivir con su mujer y sus suegros, y ellos, por su parte, eran felices porque sólo habían tenido hijas, su yerno podía parecer como un hijo… Sí, aparentemente, esto convenía a todo el mundo… Está Vd. acertada en decir aparentemente, porque en el fondo, todo el mundo está en una trampa genealógica. La esposa porque está presa de la preferencia de sus padres por su hermana, que la obliga a quedarse con ellos, el esposo porque se siente huérfano de sus padres, los padres en el fantasma de tener un hijo en casa… En este caso, recuerdo un detalle, el padre del esposo había muerto un dieciséis de junio y la madre de la esposa había nacido un dieciséis de junio… En el fondo, nada se produce al azar… Pienso ser la última persona en poder probarle una tesis contraria! La realidad se presenta como un programa genealógico altamente organizado y es precisamente a través de las coincidencias de edad y de fechas que uno se da cuenta que existe en acción una intención subyacente, no siempre es negativa pero más vale conocerla para no ser su víctima. Volvamos un instante a nuestro punto de salida, el incesto geográfico. Vd. parece decir que volviendo al lugar, la historia familiar vuelve a poseernos. Sí, hallarse a proximidad de los ascendentes, es también participar de su neurosis. Cada vez que volvemos al territorio de los antepasados, estamos confrontados con sus problemáticas no resueltas (amores frustrados, vocaciones no realizadas, fallecimientos prematuros, enfermedades, neurosis de fracaso, neurosis financieras, neurosis de clase, violencias físicas y morales, miedos y secretos…)

En conclusión, más vale ser vigilante cuando uno vuelve, aunque sea puntualmente, en el “territorio familiar”.… ¿Vuelve Vd. al lugar en donde creció? Prácticamente nunca, por los motivos que le acabo de explicar. Sus conceptos son contrarios a lo que suele admitir generalmente, siempre se aconseja volver a los orígenes, es incluso una actitud que se estimula. Recuerde Vd. que lo que más frecuentemente está admitido de modo colectivo tiene muchas probabilidades de estar carente de cualquier base. En general, la proposición inversa es incluso la que tiene todas probabilidades de funcionar. La opinión pretende que es mejor vivir cerca de los suyos dentro de los límites de lo que se conoce y reconoce. Se aconseja fácilmente pasar sus vacaciones en su comarca, incluso en su casa de familia cada verano durante décadas…. También se aconseja elegir a un cónyuge que no sea demasiado apartado del grupo familiar. Cuando obedecemos a estos imperativos, dejamos de ser singulares y volvemos al estado de no – diferenciación que caracteriza el incesto. Es la razón por la cual, cuando uno se halla en situación de fracaso financiero, profesional o afectivo, la primera cosa que contemplar es apartarse geográficamente de su familia y no revelar nada de sus proyectos personales. ¿Por qué motivos? Cuantas veces vi a pacientes que, empezando una relación sentimental o un proyecto profesional, informaban inmediatamente a su familia! Sin saberlo, corrían al fracaso. Para ser realmente personales, para los proyectos que realmente cuentan para nosotros, se necesita un tiempo de gestación en el secreto. La necesidad de una elaboración interior es la garantía de la madurez. Guardar el silencio de cara a la familia es el signo de cierta realización. Dice que aún es más delicado volver a un lugar después de haberse marchado; ¿ tendría Vd. otro ejemplo en mente? Sí, esto me recuerda varios relatos de vida en los cuales algunas personas del árbol genealógico habían emigrado a los Estados Unidos. Cuando la emigración no es obligada, se trata de un loable esfuerzo para diferenciarse. Cambiando de continente, a veces de nacionalidad y de apellido, la distancia con los acondicionamientos originales va creciendo. Gracias a una nueva destinación, el propio destino también se encuentra ampliamente modificado. Observen que existe un lazo fonético entre las palabras destino y destinación. Pienso en los casos de quienes emigraron pero volvieron a Europa, algunos para solventar asuntos familiares, y no regresaron a Estados Unidos.

Vd. me había contado el caso de un hombre que había emigrado a Estados Unidos y que había tenido que volver… Sí, la familia suya que se había quedado en Europa le había llamado porque debía supuestamente arreglar papeles administrativos referente a una herencia, de tal modo que nunca volvió a marchar. Su familia le llamó justo cuando tenía una excelente situación en los Estados Unidos, era chófer en el barrio de negocios de New York y se encontraba a los hombres más afortunados de América a principios de siglo. Sus hijas iban a casarse felizmente con americanos, su nueva vida se vió parada bruscamente por un telegrama de su familia. ¿Y qué pasó? Todo el mundo volvió a Europa; esto era la trampa genealógica. Uno de sus descendientes que viene en consulta, encuentra serios problemas de trabajo. Le expliqué que el esfuerzo para diferenciarse se había interrumpido con este regreso inesperado y le aconsejé irse algún tiempo a Estados Unidos. ¿Por cuáles motivos exactamente? Porque el impulso creativo de la familia se paró allí, es en América que había conocido el principio de un éxito. Es necesario pasar otra vez por el continente Americano para reanudar el curso de una historia que la familia de origen se apresuró a interrumpir. ¿Tendría Vd. otro ejemplo de estrategia familiar para romper esta apertura hacía lo nuevo geográfico y cultural? Sí. Acabo de leer la biografía de Paul Gauguin. Y voy a citar un trozo que se refiere al tema que estamos tratando. A doble título. Después del nacimiento de Paul Gauguin que sucedió en el momento de los acontecimientos de 1848, su padre tuvo el deseo de emigrar a América del Sur. En sí, no era mala idea, pero confiaba con ir a Perú, país en el cual su mujer tenía lazos familiares. En efecto, el tío en segundo grado de ésta residía allí como ciudadano algo importante. Era el descendiente de una familia de aristócratas españoles, rico e influyente; uno de sus hijos iba a ser presidente de la República del Perú. Después de llegar a las costas de Chile, el padre de Gauguin murió de una ruptura de anevrismo durante una escala en el estrecho de Magellan. Constatamos en un primer tiempo los efectos nefastos de este regreso a los orígenes, efectos cuanto más nefastos que la familia de su mujer era mucho más poderosa que él – mismo, socialmente. Su suegra, la madre de su mujer era la famosa Flora Tristan, egeria del socialismo. Fue pues muy peligroso cruzar los mares para desear integrarse en un clan tan poderoso, y en consecuencia desapareció inmediatamente. Su viuda, la madre de Gauguin, se instaló algunos años en el Perú en donde vivió en un entorno maravilloso, al albergue de la necesidad, hasta el día en

que la llaman otra vez de Europa de modo urgente para arreglar la herencia de su suegro, el padre de su marido fallecido. Regresó a Francia, en Orléans, y durante este período de tiempo, su tío en segundo grado instalado en el Perú, que la había recibido tan bien, murió. Como lo dijo más tarde su hijo Paul Gauguin, estuvo muy equivocada de volver. La trampa genealógica se cerró, perdió la herencia peruana ya que no estaba allí. Muy pronto la familia conoció días difíciles. ¡No hubiese tenido que volver!… No sólo los padres de Paul Gauguin no hubiesen tenido que intentar reunirse con una parte de la familia en Lima, sino que no hubiesen debido volver a Francia, el país que habían dejado. Se trata aquí de un doble caso de incesto geográfico. En mi opinión, hubiese sido deseable emigrar a un lugar virgen de cualquier experiencia familiar, sobre todo frente a una familia tan poderosa, sin jamás pensar en volver a instalarse en Francia. Hay que situarse otra vez en el contexto social, histórico y económico de la época, incluso cultural… No hay que olvidar que hasta la Primera Guerra mundial, era muy común que los hijos casados vivan en la casa familiar con sus padres e, inversamente, cuando los padres se hacían mayores, iban a vivir a casa de sus hijos… Sí, pero las soluciones que propongo no pueden referirse al pasado, se refieren al presente. Hoy diferenciarse de su familia de origen aparece como una verdadera posibilidad; en cambio hasta la Segunda Guerra mundial, los papeles sociales y familiares eran mucho más fijados y por lo tanto limitados. La segunda mitad del siglo XX vio realizarse las promesas contenidas en la ley de la separación del la Iglesia y del Estado de 1905-1907. En conclusión, añadiré que esta reflexión sobre el incesto geográfico sólo se aplica de momento a individuos y no al conjunto de la colectividad. Hasta entonces, y hoy aún, los Estados, para dejar este incesto geográfico, invadían por la fuerza nuevos territorios, de tal modo que no aparecía verdaderamente ninguna solución. De un modo general uno intenta sustraerse al incesto geográfico por la violencia hacía sí – mismo o hacía los demás.

Capítulo VII. Las formas ocultas del incesto. Bien, acabamos de hablar del incesto geográfico, pero existen otras formas de incesto… Sí, naturalmente. Voy a mencionar en seguida la forma de incesto en la cual piensa todo el mundo, o sea el incesto sexual entre dos personas de una misma familia. La forma más grave es el incesto con filiación.

Por ejemplo, un padre se acuesta con su hija y ésta queda embarazada de él. Una madre puede acostarse con su hijo, un hermano con su hermana, un primo con su prima, un tío con su sobrina… Entre todos los casos que Vd. acaba de mencionar, el más increíble parece ser el incesto entre una madre y su hijo… Sí. Fue el tema de una excelente película de Louis Malle titulada El soplo cardíaco, la historia de una madre que se acerca poco a poco de su hijo adolescente durante unas vacaciones. Duermen juntos y esta relación se le esconde al padre del hijo; su relación íntima y el secreto que le rodea fortalecieron el nexo para siempre. En algunos árboles genealógicos cuando existen casos de hijas – madres que nunca revelaron a nadie la identidad del genitor del hijo… Existen entonces fuertes probabilidades para que éste sea un miembro de la familia. En algunos casos, el padre y el abuelo son una misma persona. En todos los casos, un hijo natural llevará el apellido de su abuelo materno. Con el incesto, es la coherencia del sistema genealógico lo que se replantea, verdad? Exactamente. Si un hermano y una hermana se acuestan juntos y tienen un hijo, los lazos familiares se cumulan: así es como el padre del niño es a la vez su padre y su tío, su madre es a la vez su madre y su tía. Si un hijo tiene relaciones sexuales con su madre y que tienen un hijo, la madre y la abuela del hijo son una sola y misma persona. Con el incesto, una misma persona cumula varios papeles genealógicos. Este cumulo de papeles es peligroso, porque el sistema se vuelve a cerrar sobre sí- mismo. En vez de abrir el árbol genealógico acogiendo seres nuevos y por lo tanto diferentes, las parejas se buscan en lo más próximo en el interior del crisol familiar. Sucede lo mismo para las relaciones sentimentales y/o sexuales entre primos? Sí, es lo mismo. Pienso en una señora cuyos padres son primos hermanos. El padre de su madre es el hermano de la madre de su padre. Los padres del abuelo materno y de la abuela paterna son los mismos. Lo cual hace regresar el número de bisabuelos a seis en vez de ocho normalmente. En este caso, el número restringido de ascendentes indica por sí – mismo la disminución de posibilidades de existencia. ¿En la mayoría de casos, son padecidas estas relaciones? Sí, y es terrible.

Un padre puede acostarse con su hija o sus hijas, a veces durante años, sin que nadie se dé cuenta o quiera darse cuenta. A veces con la complicidad pasiva de otros miembros de la familia. Es el caso de una consultante, Valeria. Su padre empezó a tener contactos con ella cuando era niña, luego la violó cuando era adolescente. En su opinión, se pasa al acto en cada familia? No pasa un sólo día sin que una consultante o un consultante no me confiese haber sido tocado o violado por un miembro de su familia. O bien por amigos de su familia con la complicidad pasiva de los padres. Naturalmente, hay grados en esta violencia. Esta misma semana, un muchacho confesó haber sido violado por amigos de su padre cuando era niño, esto duró dos años. Cuando lo comentó a su padre, éste le contestó que esto era una fábula, que sólo era el producto de su imaginación… ¿Otro caso? Sí, el de una niña que fue violada a la edad de cinco años. El agresor pagó a los padres para que estos no hagan una denuncia contra él. Aceptaron el dinero y no dijeron nada. Luego, lo recibían en casa como a un amigo de la familia. Se traiciona a sus propios hijos… Sí, los hijos son a la vez traicionados y destruidos interiormente… Luego, los hijos viven en un miedo constante, miedo intenso de estar otra vez agredidos sin la ayuda de nadie, miedo de estar traicionados y perseguidos por los padres, miedo de no estar escuchados y entendidos. Un niño que fue agredido es más tarde un adulto herido. En el fondo suyo, hay un odio de los padres, un odio tenaz que vincula aún más a las imágenes de los padres. Por un efecto perverso, el abandono de los hijos por los padres crea en los hijos que son víctimas un giro en sentido contrario, o sea una atadura incrementada por el sentimiento de odio y rencor. Se abandona al hijo para que se ate doblemente a sí. Rara vez se sospecha el terror de los hijos en el seno de su familia… Alicia Miller, el autor de numerosas obras tratando de los lazos familiares es una de las escasas psicólogas que abordó abiertamente este tema. Describió perfectamente el sufrimiento del hijo sometido a la violencia moral y física de los adultos en el seno del sistema familiar. ¿Prácticamente, cuáles son las consecuencias de las situaciones incestuosas con descendencia?

Además del número reducido de antepasados directos que acabamos de mencionar, existen consecuencias reales, enfermedades graves, accidentes, fallecimientos prematuros, paro de la filiación en el seno de la familia. ¿Por cuáles motivos? Porque el incesto devuelve a lo que ya está conocido y corresponde a un movimiento regresivo hacía los orígenes. Y, la existencia nos pide explorar nuevas vías, diferenciarnos de nuestra familia de origen para expresar nuestra singularidad que es fuente de creación. El regreso hacía lo que ya está conocido es sumamente peligroso para sí – mismo y los demás miembros de la familia. Colocando los esquemas genealógicos podemos darnos cuenta que en todos los casos, el número de ascendentes está reducido por el cumulo de papeles , restringiendo así nuestra capacidad para diversificarnos. Estas diferentes situaciones de carácter incestuoso nos quitan posibilidades en vez de añadírnoslas. ¿Cuál podría ser el origen del incesto? ¿Porqué el incesto? ¿Por cuales razones un padre concibe un hijo con su hija? ¿Porqué una madre se acuesta con su hijo? ¿Porqué dos primos hermanos llegan a casarse juntos? Según nuestros estudios en Psicogenealogía, parecería que el incesto coja raíz en el miedo. Este miedo extremo viene, en nuestra opinión, de un marco mucho más ancho que la propia familia. Este miedo vendría probablemente del contexto histórico y sería una defensa frente a amenazas colectivas psíquicas y/o físicas.

¿Qué tipos de miedo puede generar la Historia? La Historia genera el miedo a estar matado en la guerra o a deber matar, miedo a ya no poder alimentarse o albergarse, miedo a quebrar, miedo a no poder escapar a su determinismo social de origen, miedo procedente de una lucha de clase, miedo a cambios políticos… Son estos miedos mantenidos y justificados por la Historia colectiva que llevan al incesto en el interior del árbol genealógico. Según Vd., más allá de la situación incestuosa, debemos remontar al miedo vinculado a la Historia? Y no nos faltará hallar para nuestra época, la revolución industrial, la separación de la Iglesia y del Estado en 1905, la guerra de 14-18, el Crac bursátil de 1929 y sus consecuencias en Europa, el frente popular de 1936 , la guerra de 39-45, la guerra de Indochina y la guerra de Argelia…

Esta violencia de la Historia produce un miedo tan grande que induce un auténtico movimiento de repliegue hacía lo que es conocido y aparentemente tranquilizador. El único sistema hacía el cual se pueda uno girar en similar situación es la familia de origen. Voy a desarrollar más ampliamente estas nociones en el capítulo dedicado a los traumatismos históricos. Este regreso a los orígenes no ofrece ninguna solución… Al contrario, el incesto reproduce en el interior de la familia la violencia que la Historia nos obligó a ejercer o a sufrir en el seno de la colectividad. Cuando un padre obliga a su hija a que tenga relaciones sexuales con él, sólo es responsable en parte. Puede repetir una situación que él mismo sufrió por parte de su padre en la generación precedente. Pero vamos a hallar la verdadera causa en el vínculo con la Historia. En un caso en el cual estoy pensando, el padre violentó a su hija y él – mismo había estado llevado preso y torturado durante la guerra de 39-45, así reprodujo con su hija la violencia que los Alemanes le habían infligido. Quería Vd. referirse al caso de niños abusados por una persona de su familia… Melania, de niña, fue violentada por su tío materno. Este paso al acto se hizo con la complicidad pasiva de los padres. Algunos años después del acontecimiento, cuando se atreverá a hablar de ello con su familia, éstos pondrán su palabra en duda, tomando partido inmediatamente por el agresor. Éste formando parte de la familia y habiendo sido el preferido de los abuelos maternos no está en ningún momento cuestionado. La preferencia instalada por los abuelos maternos a su respecto parece autorizarle a tomar posesión del hijo de su hermana y hacerle sufrir el ejercicio ilimitado de su poder. Se vuelve en el seno de su familia la figura dominante que se queda sin castigo, a la imagen de la que se encuentra en el plano colectivo (el líder político, la autoridad religiosa, el superior jerárquico…) O violentado por una persona exterior con la complicidad de la familia? Sí, no se puede acusar directamente a la familia, porque las responsabilidades son más difíciles de establecer. ¿Existe un incesto homosexual? Sí, naturalmente. Se trata de situaciones en las cuales un padre tiene relaciones con su hijo, una madre con su hija, una mujer con su hermana, un hombre con su hermano, un tío con su sobrino… Aquí, las consecuencias son dobles, el paso al acto destruye el vínculo lógico entre las generaciones y destruye también la relación con el sexo opuesto.

Las consecuencias psicológicas del traumatismo son numerosas: depresión, dependencia del agresor, trastornos del deseo infantil, comportamientos con riesgos, dificultades incluso imposibilidad de formar una pareja, anorexia o bulimia, alcoholismo, soledad, trastornos de la sexualidad y a veces tentativas de suicidio. Existe, me parece, formas incestuosas menos fuertes… Lo que se llama el incesto de segundo nivel se caracteriza por el hecho que se realiza por persona interpuesta, y a veces de modo tan disimulado que se ignora de buena fe que se halla en situación incestuosa. ¿Un ejemplo? Es el caso por ejemplo cuando madre e hija tienen el mismo amante. En cierto modo, el amante sólo está aquí “como decorado” porque el lazo que se fortalece gracias a él es, en realidad, el lazo madre – hija. Laura y su hija tuvieron el mismo amante, sólo lo descubrieron mucho más tarde, intercambiando confidencias. Más allá del propio amante, se trataba efectivamente de su vínculo de ellas dos. Esta situación puede producirse precisamente cuando la madre está insuficientemente vinculada con su hija mientras ésta era niña o adolescente. Al tener una aventura con el amante de su madre, la hija busca de hecho el vínculo materno, su afecto, su compromiso y su presencia, cosas todas que le faltaron en el pasado. Por falta de beneficiar directamente del amor de la madre, se busca inconscientemente a un hombre que ha tenido un vínculo sexual y/o afectivo con ella. Podemos sacar una ley general de este examen, o sea que, de adulto, buscamos la relación con la madre o el padre cuando ésta fue insuficiente para nosotros. Esto nos lleva a un callejón sin salida, en el caso de Laura, ésta sacrificó la relación con un hombre al cual amaba para tener una relación con el que había sido el amante de su madre. ¿Existe esta situación entre padre e hijo? Tengo un caso en memoria. Se trata de un nombre llamado Vicente. Comparte con su padre la misma amante. Esta situación es similar a la anterior. El hijo busca la presencia de su padre. Al no poder obtenerla directamente está reducido a tener una aventura extra – conyugal con la amante o la compañera de éste. Una vez adulto, uno se queda dependiente en el nivel emocional de la relación con el padre. Esta petición es proporcional al desinterés afectivo inicial del padre.

¿Por cuáles razones precisas, según su experiencia? Las razones por las cuales el padre no puedo ocuparse de su hijo pueden ser de varias clases: o bien había invertido en prioridad su trabajo en detrimento de su hogar, o bien su propio padre no le había apoyado y no puede a su vez estar presente para su hijo – o bien prefería a otros hijos. Precisemos que esta búsqueda del padre parece en la mayoría de los casos, coronarse por un fracaso. Una sola actitud puede liberar de esta búsqueda del padre, es una confrontación directa con éste, exigiendo de su parte el sostén financiero y la palabra fundadora para tener éxito. ¿Cuando dos hermanos salen el uno tras el otro con la misma amiga o a veces al mismo tiempo, estamos otra vez en una forma de incesto? Sí, tiene Vd. razón. Secretamente, intentan acercarse el uno al otro teniendo una pareja común. En ciertos casos, uno de los hermanos puede incluso casarse con la amiguita de su hermano. Últimamente leía la bibliografía de Brad Pitt, este actor americano que tiene mucho éxito. Su hermano se casó con su ex – amor de juventud. Es un caso típico, el hermano robó el amor y Brad Pitt pudo hacer carrera con la fortuna que se conoce. Cuando se presenta esta situación, se puede pensar que existieron, en el árbol genealógico, situaciones de este tipo anteriores. ¿Por ejemplo? Pues, no es raro, sabe Vd., ir de sorpresa en sorpresa cuando se descubre el modo en que las parejas se formaron en nuestras familias. No es raro descubrir por ejemplo que nuestra abuela estaba enamorada del hermano de su futuro marido, que uno de nuestros bisabuelos había querido casarse con la hermana menor de la mujer que le era prometida. La situación presente a veces sólo es la faceta visible de situaciones sentimentales anteriores más complejas de lo que parece. ¿Tiene Vd. un caso concreto, quizás? Rolan, un consultante, tuvo relaciones con la hermana de su mujer. Aquí también, desde un punto de vista exterior, parece que no se pueda hablar de incesto a propósito de esta relación porque los protagonistas no tienen vínculos sanguíneos. Sin embargo, estamos en presencia de un vínculo incestuoso porque Rolan es al mismo tiempo, el cuñado y el amante. ¿Porqué cae un hombre enamorado de la hermana de su mujer? Él - mismo puede de modo inconsciente buscar a una hermana. Su cuñada es la que, en el radio más corto, puede cumplir esta función. Cuando un hombre se siente atraído por su cuñada y/o tiene relaciones sexuales con ella, miramos automáticamente su fratría de origen.

En este tipo de caso, o bien es hijo único, o bien sale de una fratría donde sólo hay chicos, o bien tiene una gran diferencia de edad con una hermana, o bien tiene una semi – hermana legítima o ilegítima… En muchos casos, su cuñada le gusta mucho más que su esposa. ¿Pueden existir otras razones? Sí, su propio padre puede haber estado enamorado, una generación antes, de la hermana de su mujer, en cual caso estaríamos en presencia de un fenómeno de repetición. ¿Porqué aparece la repetición? Existen varias formas de repetición. Generalmente se repite para revelar los secretos de generaciones anteriores. La repetición sirve para volverse consciente de una situación secreta inscrita en el pasado familiar. La situación pasada se presenta otra vez por dos motivos, por una parte porque estaba oculta y por otra parte, porque se quedó sin solución. ¿Enamorarse de la hermana de su mujer revela también, por parte del hombre, una fijación en su fratría de origen? Exteriormente, todo parece normal, uno se casó y fundó una familia, sin darse cuenta que se depende todavía de lazos complejos y no resueltos con los hermanos y hermanas (en este caso concreto, la hermana o las hermanas). Cuando se da el caso, la alianza sólo puede estar traicionada. Interiormente no estamos listos para conocer la relación de pareja. En el otro sentido, encontramos la posibilidad que una mujer caiga enamorada de su cuñado… Del mismo modo, contemplamos la posibilidad que no haya tenido hermano ninguno, o que sea hija única, o incluso que sólo tenga un hermano mayor o menor con una gran diferencia de edad, o un semi – hermano. Contemplemos el caso de Sandra, que tiene una relación con el hermano de su marido, se trata de un hermano menor de éste que era el preferido de sus suegros. Ella misma no tuvo hermanos. Busca a un hermano y lo encuentra en la persona del de su marido. Su marido está aún vencido, a la edad adulta, por su propio hermano con el cual comparte su esposa. La rivalidad con su hermano está mantenida y su dependencia con el sistema familiar de origen lo está también. ¿Qué sucede cuando una madre tiene una relación con el marido de su hija? Maud y François son amantes. François es el marido de la hija mayor de Maud, Laura. Maud tiene pues una relación con su yerno y su hija lo ignora. La madre intenta seducir a su yerno y lo logra en ciertos casos.

Esto se produce en prioridad cuando la madre no tuvo hijos, como aquí es el caso. Generalmente, uno no se da cuenta del alcance de tales situaciones… En el ejemplo que acabamos de citar, esta situación conviene también al yerno, porque él – mismo perdió a su madre prematuramente y se quedó fijado en esta pérdida. Su pareja aparece como secundaria: él busca a una madre de sustitución. Por parte de su suegra, al no haber tenido hijo, está buscando el que puede hacer función de hijo. ¿Quién mejor para cumplir este papel que su yerno? ¿Por cuáles razones no tuvo hijos la suegra? Proponemos la hipótesis según la cual la madre no tuvo hijos porque se quedó vinculada sentimentalmente a su primer amor. Es en este primer hombre que se quedaron fijadas todas las posibilidades masculinas. ¿Podría Vd. desarrollar este último punto de modo más preciso? Sí, noté que frecuentemente, una mujer no tiene hijos cuando se quedó vinculada a su primer amor. Esto puede ser lo mismo por parte masculina, un hombre no concebirá hija si se quedó secretamente enamorado de una muchacha conocida antes de su matrimonio. Existen, supongo, muchas otras razones? Sí, es evidente, pero es una causa que observé muy recientemente, y es el motivo por el cual la menciono. Quería hablarme de un caso, el de una madre y su hija que tienen cónyuges respectivos que resultan ser primos hermanos. La dimensión del incesto es presente en el hecho que los cónyuges de la madre y de la hija tienen vínculos de sangre entre sí. Los lazos entre la madre y su hija son fortalecidos así como el lazo de los primos entre sí. Recientemente, me hablaba Vd. del caso de una mujer joven que no conseguía tener hijos con su marido… Sí, es una muchacha que se casó hace varios meses y parece estar muy enamorada de su marido; ambos tienen ganas de tener un hijo, pero esto no funciona. Por personas que conocen a la madre me entero que ésta sale secretamente con el padre de su yerno, es decir el padre del marido de su hija. Su hija, naturalmente, lo ignora totalmente. Además, en la generación anterior, el abuelo materno de la mujer joven hubiese tenido una aventura con la madrina de su propia hija.

Ambos secretos pesan mucho, se entiende fácilmente, en términos de destino, y bastan ampliamente para inhibir la posibilidad de concebir a un hijo. ¿Puede el inconsciente influir de este modo la fisiología? Sí, lo pude constatar numerosas veces. Lo que se mantuvo secreto puede jugar un papel inhibidor en el plano físiológico . ¿Según Vd., sólo tiene consecuencias negativas el incesto? El incesto parece tener sólo consecuencias negativas por el hecho que es él – mismo una consecuencia del miedo y dificultad generados por los sobresaltos de la Historia colectiva. ¿Es decir? El incesto consiste en un movimiento regresivo hacía los orígenes, un movimiento de repliegue provocado por la violencia de la Historia, que inhibió el curso normal de la existencia y que engendró miedo y dificultad. ¿Cuando una madre deja a su hijo sin amor, le anima a vivir una forma de incesto? Sí, absolutamente. Es la situación en la cual se halla Vicente. Su madre se cuidó poco de él cuando era niño. Ésta no le manifestaba ni ternura ni comprensión. Después de un primer matrimonio y un divorcio, encuentra a su compañera que tiene la misma edad que su madre, y en la cual piensa encontrar lo que faltaba a su madre para poder amarla. Por persona interpuesta, intenta restaurar el nexo con su madre. Otra vez estamos en presencia de una forma secundaria de incesto. ¿Para un hombre, casarse con una mujer que lleva el mismo nombre que su propia madre, puede constituir una forma de incesto? Sofía se casó con un hombre que lleva el mismo nombre que su padre. Entonces, podemos hacernos una pregunta, cuando ella pronuncia el nombre de su marido, de quién está hablando? O a quién se dirige? Es un modo de volverse a adueñar del padre, bien porque éste era ausente del hogar de origen, bien porque el nexo con él se había roto prematuramente (accidente, enfermedad, fallecimiento), o bien incluso porque se sospecha que podría no ser el verdadero genitor. ¿Puede el matrimonio de dos personas tener un carácter incestuoso, y si es así en cuál caso? El matrimonio puede ser incestuoso cuando tiene por objetivo doblar los lazos familiares. Citaría el caso visto recientemente en consulta; se trata de un

hombre dos veces casado. La hija de su primer matrimonio se va a casar con el hermano de su segunda mujer. Los cónyuges no tienen nexos consanguíneos, es verdad, pero el marido es a la vez el yerno y el cuñado de su suegro. En cualquier situación incestuosa, hay cúmulo de lugares genealógicos. ¿Qué pasa cuando un hombre tiene una amante que se llama como su mujer? Pienso en el caso de Alejandro que está casado con una mujer que se llama Juana. Su amante, de quien está locamente enamorado, se llama Juana también. Esposa y amante, tienen el mismo nombre! Son como las dos caras de una sola y misma persona, y están realmente la una y la otra opuestas; La una es activa y tiene una carrera, hermosa, inteligente (la amante); la otra es una mujer de su hogar que nunca trabajó, que dedica su tiempo a la educación de los hijos y que no es especialmente atractiva ni brillante en sociedad (la esposa). Alejandro está en medio de dos imágenes femeninas que son arquetipos bien conocidos en la sociedad. Si se funciona con arquetipos puros, otra vez estamos en una dimensión impersonal, fruto de traumatismos históricos. Veamos ahora un caso también muy frecuente, el del cónyuge presentado por un hermano o hermana… Sandra acaba de casarse con Renaud quien le fue presentado por su propio hermano. Más allá del cónyuge, se trata de la relación con el hermano. Es el hermano quien es importante y el futuro marido en el fondo sólo tiene un papel secundario, incluso si una se lleva bien con él. ¿Porqué no se pudo encontrar a un cónyuge en otro contexto que el de la familia? ¿porqué nuestro hermano debe ser el instigador de nuestra unión? Todos estos elementos revelan la incapacidad a diferenciarse de la familia de origen y a crear uno mismo las condiciones de un encuentro fuera del campo familiar. La prudencia se impone cuando nos está presentado el cónyuge por un miembro de nuestra familia! ¿Cuando dos hermanos se casan con dos hermanas… Los cónyuges no están vinculados por la sangre de modo directo. Pero se trata naturalmente de una forma de incesto, a partir del momento en que se forma la segunda pareja. Imaginemos a Silvia y Miguel que se casan; hasta entonces todo va bien; pero si la hermana de Silvia y el hermano de Miguel se enamoran luego, todo se complica. La segunda pareja tendría interés en separarse si no quiere poner el conjunto del sistema en peligro. ¿Un ejemplo? Sí, tengo el caso de dos hermanas mellizas que se casaron con dos hermanos.

La abuela paterna de las mellizas también tenía una hermana melliza. Fortalecer este sistema lleva a la catástrofe, el hijo de una de las mellizas murió prematuramente. Añadamos que a través del nacimiento de las mellizas existe la posibilidad de invertir el orden de los lugares; la que nace en primero está declarada oficialmente segunda y la que nace segunda se declara primera. ¿Casarse al mismo tiempo que otra pareja de la familia? Es naturalmente un error. Tengo dos ejemplos que acuden a mi memoria. El de un hombre que se casó al mismo tiempo que su hermana, en el mismo ayuntamiento, convencido por ésta de la bondad de este tramite. En realidad se dejo desposeer de la singularidad de su propio matrimonio, éste fue absorbido dentro del de su hermana que lo había organizado todo. En el fondo, son la hermana y el hermano que, al casarse el mismo día, fortalecen su nexo, los cónyuges respectivos estando allí, en cierto modo, sólo para adornar. El otro caso al cual me refería es el de una mujer joven que se casó y cuya madre eligió volverse a casar el mismo día en el mismo lugar. Son verdaderas estrategias que tienen el objetivo de impedir que una pareja viva plenamente este acto de paso esencial que es el matrimonio. A corto o medio plazo, la energía de la cual beneficiaba la pareja tiende a disminuir en vez de crecer, pero también puede impedir que la pareja se separe ya que pondría en peligro la pareja que se unió al mismo tiempo que ellos. Otra situación tiene consecuencias dramáticas, la en la cual un hombre o una mujer se casa, en segundas nupcias, con el hermano o hermana de su primer cónyuge. Sí, es exacto, pero es una situación que se puede encontrar en algunos árboles genealógicos. Pienso en René que se casó una primera vez con Silvia. Ésta muere algunos años más tarde por enfermedad. Luego, decide casarse con la joven hermana de ésta, Jessica. En otro caso en el cual pienso, es una mujer que se casó en segundas nupcias con el hermano de su primer marido muerto en la guerra de 1914-1918. Esta pareja tuvo dos hijas, una de las cuales tuvo un grave accidente de coche. Preciso este hecho porque los aspectos incestuosos de la unión podían hacer temer el fallecimiento prematuro de ciertos descendientes. ¿Cuando los primeros hijos de una pareja que se ha vuelto a casar se casan juntos, qué pasa? Françoise se casó una primera vez y tuvo su hija Bernadette. Miguel también se casó una primera vez y tuvo un hijo Christophe. Françoise y Miguel se casan. Sus respectivos hijos se enamoran el uno del otro y deciden casarse. Lo pueden ya que no tienen vínculos de sangre.

Sin embargo, el hecho de que su padre y su madre estén casados les coloca en una situación incestuosa. Fortalecen la pareja de sus padres… ¿Por cuáles motivos? Porque la pareja de sus padres se había construido sobre un concurso de circunstancias. Miguel, el padre inicialmente se había marchado para dar la vuelta al mundo en el curso de la cual tuvo que hacer escala forzada en el Caribe a causa del mal tiempo; debía irse a Australia, objetivo de su viaje. Durante su escala forzada, visita la isla en la cual se encontraba y ahí encuentra a Françoise. Se enamora y ella está muy decidida a casarse con él. Se casan y sus respectivos hijos se aprecian cada vez más con el paso del tiempo, al punto de que deciden casarse juntos. Se casan y tienen varios hijos. ¿Cuáles soluciones pueden darse en este caso? Aconsejé a Christophe, el hijo de Miguel, que fuera a Australia, país que era el destino final de su padre antes de hacer escala en el Caribe con las consecuencias que se sabe. ¿Porqué? Porque este viaje les permitiría liberarse de la situación incestuosa en la cual les colocaron los padres. Ir a Australia permitiría recobrar creatividad y prosperidad. Hábleme del matrimonio con un cónyuge que lleva un apellido similar al propio… Éste es un caso muy corriente. Esta forma de incesto es muy extendida. Buscamos inconscientemente un cónyuge cuyo nombre se acerque al nuestro o que se oiga igual en el plano puramente fonético. En formas más débiles, los nombres empiezan o se terminan con la misma sílaba, o bien tienen significados complementarios. Los cónyuges se buscan en prioridad porque llevan un nombre similar. Si es posible, se debería evitar casarse con un cónyuge cuyo apellido se parece al nuestro, empiece o se termine por la misma sílaba. Se podría extender esta prohibición a cualquier persona cuyo apellido se acerque o se oiga como uno de los apellidos de nuestra familia de origen. En efecto, esta prohibición no sólo se limita al apellido del padre sino también es válida para el apellido de la madre, el apellido de la abuela materna y el de la abuela paterna… Deberíamos tener en cuenta del mismo modo diferentes patrónimos de los miembros de nuestra familia por alianza. Veamos un ejemplo, si quiere… Catalina formó pareja con un hombre que llevaba el mismo apellido que su bisabuela materna. No sabemos si la familia de este hombre era inicialmente en parentesco con la familia materna de Catalina. De todos modos, lazos de sangre o no, estamos bien en presencia de una forma de incesto.

Aquí también, ¿porqué formar una pareja precisamente con la persona cuyo apellido es idéntico a un apellido de nuestra familia? Es importante para Catalina comprender cuál pudo ser el destino de su bisabuela. Siempre está ella presente por persona interpuesta. ¿Una palabra más referente al poder del apellido? El apellido puede decidir de un destino; ya tuve ocasión de explicarlo. Actualmente, en el nivel político, sólo se puede constatar la brillante carrera, Jacques Chirac. Si se conoce la historia de Francia, uno no dejará de observar cierta similitud entre su apellido y el de los primeros reyes de antes del año Mil, tales Childeric. Se acuerdan que, antes de la elección de François Mitterand, un antiguo presidente Francés llevaba el nombre de Millerand en 1920? Es mucho más fácil tener éxito cuando el nombre es, él – mismo, llevador de una historia de modo directo o de modo analógico. Un ejemplo de lazos incestuosos en el parentesco espiritual? Citemos por ejemplo el caso de Inés y Miguel. Inés y Miguel son, a petición de sus amigos cercanos, los padrino y madrina de sus dos niñas. Inés es la madrina de la mayor y Miguel es el padrino de la menor. No tienen lazos de sangre pero el mero hecho de que sean los padres espirituales de dos hijas que son hermanas, les vincula a ambos con un sistema familiar. Y, tienen juntos una relación sentimental, lo que les coloca a ambos en una forma de incesto. Esta relación se debe desaconsejar; entra en la categoría de las relaciones tan poderosamente prohibidas por las sociedades tradicionales que cuando se trata de un caso de incesto de primer nivel. Precisemos que en este caso, cuando la relación se terminó, Inés y Miguel vieron sus respectivas situaciones mejorarse, ella en el plano sentimental y él, en el plano profesional. Liberarse del incesto siempre abre a nuevas posibilidades creadoras. ¿Cuando se ejerce el mismo oficio que su padre u abuelo, se trata de una forma de incesto? Es el caso cuando se perpetua un oficio de la linaje materno o paterno. Remy es albañil, su padre era albañil y su abuelo también. Todos obedecen a una ley familiar según la cual la actividad es primordial y es esta actividad que da y fortalece el grupo familiar en su identidad. Los ancestros de Remy salieron de su país (Italia) para trabajar en Francia. Se comprende que su oficio traduce, después de la emigración en Francia, su pertenencia a su país de origen (incesto de nacionalidad) y su voluntad de mantenerse fieles a su patrimonio profesional. Dado que originalmente se desplazaron para trabajar, cambiar de oficio o dejar de trabajar sería cuestionar otra vez el mismo hecho de haber emigrado. Naturalmente, se trata de una ilusión, porque es precisamente atreviéndose a cambiar de actividad cuando se puede liberar uno de la angustia vinculada a una emigración forzada.

Cambiando de oficio, se hace posible superar el incesto profesional y por la misma ocasión, el incesto de nacionalidad. ¿Qué considera Vd. incesto de nacionalidad? El incesto de nacionalidad consiste en sentirse existir solamente a través de una nacionalidad, nacionalidad que se defiende en cualquier ocasión. Es corriente oír decir “Es mi región”, es mi país…” en donde el uso del posesivo traduce este sentimiento. ¿Otro ejemplo? En la familia de Vicente, un oficio se perpetua desde varias generaciones. Del lado paterno, todos son carpinteros y Vicente también. Subiendo en el árbol genealógico, constatamos que este oficio empezó a perpetuarse en el momento de la Revolución Francesa. Aparentemente, un medio de fijar este acontecimiento mayor en el tiempo fue repetir el mismo oficio desde esta época. Más allá del oficio existe aquí envites políticos, económicos y envites en términos de clases sociales. ¿Qué se busca defender al perpetuar el oficio? Aparentemente los valores de la Revolución. Un incesto de otra naturaleza se oculta detrás del incesto profesional. Es el incesto de clase, que nos mantiene preso de una clase social – la paradoja siendo que a veces queriendo salir de esta clase, sin embargo externamente se la sigue defendiendo. En el caso anterior se trataba de un incesto de nacionalidad, aquí de un incesto de clase social, veamos si quiere, un caso de incesto profesional.… Con Natalia, vemos en qué otro modo este incesto profesional puede referirse a nosotros. Su familia está dirigiendo una empresa desde cuatro generaciones. Toda la familia se dedicó a la empresa, de tal modo que se ha vuelto ésta una especie de entidad que hizo desaparecer las aspiraciones personales de los descendientes. “Se nace, se trabaja y se muere para la empresa.” La empresa movilizó la energía familiar durante un siglo… Natalia cayó gravemente enferma cuando se celebraron los cien años de la fundación de la empresa familiar. Este incesto profesional parece producir aquí sus efectos negativos. En este caso una encuesta genealógica exhaustiva es necesaria: en cuáles bases se había fundado la empresa, en cuál sitio, con cuáles personas y con cuáles motivaciones? De donde procedía el dinero invertido?… Quién estuvo empleado y en qué modo se trataba al personal, quien tuvo que renunciar a su vocación personal para mantener la empresa? Quiénes eran los clientes? ¿Porqué se ha vuelto tan importante la empresa? También es posible que existan secretos familiares referente a la tesorería y la repartición del dinero. En esta familia, las mujeres se mantienen apartadas de los negocios, los hombres

no quisieron compartir su poder (incesto de tipo “ sólo estamos bien entre hombres”). En el incesto profesional la vocación personal desaparece. Aquí, es en provecho de una empresa industrial: conviene entonces estudiar la Revolución industrial en Europa para comprender los mecanismos de evolución de la familia desde el principio del siglo XIX. Habla Vd. del trabajo, de un oficio, ¿pero no se ejerce frecuentemente la propia vocación auténtica? Con un primer ejemplo, vamos a constatar que existe una vocación por parte paterna, pero que ésta rara vez está puesta en valor sino que suele estar considerada como un pasa- tiempo sin importancia real. El padre de Virginia hizo carrera de obrero luego de ejecutivo técnico en una gran empresa Francesa. No consiguió realizar lo que deseaba hacer. Estaba dotado para la escritura y el dibujo. ¿Cuáles son los motivos que le impidieron ejercer su vocación? Los acontecimientos ocurridos en la generación anterior justifican su miedo a vivir y realizar concretamente los talentos que sentía en él. Pedro, el padre de Roberto, había participado a la guerra de 1914-1918 en Verdun. Después del cese de los combates, había recibido una pensión de guerra. La violencia impuesta por la Historia, vinculada por un incesto de nacionalidad (defender su patria) prohibe a la generación siguiente expresar su singularidad y su creatividad. En este caso concreto, Roberto se comprometió políticamente. La ideología comunista que defiende en el seno de su trabajo toma la releva del sentimiento nacional en nombre del cual se batieron en la generación anterior. Otra vez está canalizada la energía en un movimiento de naturaleza colectiva. Escritura y dibujo, los dos campos inicialmente privilegiados, están relegados en nivel de pasa tiempo poco importantes. Sin embargo, es la vocación inhibida, así como el amor decepcionado que se encuentran en la base de la neurosis en la vida cotidiana. ¿Otro ejemplo? Veamos ahora la situación de Sergio. Su padre Marcelo deseaba navegar. Pero en la generación anterior, su propio padre Gerardo había quebrado cuando era propietario de una fábrica. Esta quiebra había tenido un impacto muy fuerte en la familia. ¿Por cuáles motivos? Marcelo pertenecía a la burguesía y su fracaso social debido a la coyuntura económica, le había hecho perder el apoyo de los banqueros. Este corte de su medio y de su clase social de origen precipitó a la familia en una especie de pesadilla. Es precisamente este acontecimiento, producido él

también por la Historia y la política, lo que prohibió a la generación siguiente realizar su vocación. Aquí, el amor a la navegación toma también el significado metafórico de poder salir de una especie de incesto geográfico, de dejar la región o el país, lo cual hubiese sido quizás necesario para salvar la situación financiera. A veces la crisis que se produce es el signo que debe uno volver a orientarse y/o emigrar, cuando se han desgastado las posibilidades vinculadas a una actividad o un lugar. En este caso, por desgracia, la familia se ha fijado en el cambio de clase social. Esta situación dramática hizo temer a su descendiente el emprender vivir su pasión. ¿Podría Vd. hablarnos de otro caso? El padre de Silvia, Andrés, trabajaba en una administración Francesa. Deseaba ser cirujano, pero un hombre de su entorno se lo desaconsejó. Su propio padre, Julio, había muerto prematuramente, lo cual explica su vocación primera de médico. ¿Puede que esta vocación sólo sea virtual ya que tiende a restaurar un elemento de la genealogía? Sí, es exacto, numerosas carreras médicas se deciden después de la enfermedad o fallecimiento de antepasados frente a las cuales uno asistió, impotente. En este caso, lo que nos deja suponer que la cirugía es una pseudo – vocación, es el hecho que colateralmente a su interés por la cirugía, ama la literatura y sobre todo la filosofía. Este amor por la filosofía parece ser su auténtica vocación. Precisemos que no realizó ninguna de sus vocaciones iniciales, ni la medicina, ni la filosofía. Su carrera administrativa creó en él una insatisfacción crónica. Un accidente de coche en el cual hará una víctima parece ser la última consecuencia. Al no poder salvar a los demás gracias a una medicina o una filosofía, provoca accidentalmente la muerte de alguien. ¿Se podría hablar de un giro a 180°? Seguramente. ¿Puede Vd. hablarnos del caso de una persona que tiene la vocación de la música? El padre de Martina, Miguel, tenía una vocación por la música. Tocaba el trombón en sus años mozos. Pero al haber sido un hijo natural, la ausencia de su padre le había hecho buscar en prioridad un oficio en el cual no corría ningún riesgo, un oficio garantizando la seguridad de empleo. Debía integrar luego una gran empresa Francesa de construcción. Habiendo padecido de escasez de nutrición en su infancia, tenía un gran interés por el cultivo del huerto en el cual pasaba mucho tiempo.

Su dificultad genealógica original (la ausencia de su padre) le hizo ignorar en la edad adulta la pasión que le sostenía, es decir la música. Comprendemos bien en este caso en qué modo la muerte prematura del padre moviliza luego la energía de su hijo en actividades primeras (garantizar lo cotidiano, alimentarse, estar protegido). ¿Otro ejemplo? El padre de Micaela, Rafael, sentía el amor de la literatura y de la música. Pero su participación en comandos del maquis durante la guerra de 1939-1945 inhibió totalmente su vocación inicial. La violencia y el horror de la guerra hicieron desaparecer, al mismo tiempo, el sentido de la vida y el amor de la creación artística. De regreso, reproduce en el seno de su familia lo que había soportado en el maquis, la violencia de la Historia hará que se gire en contra de los suyos. Sus violencias verbales harán transformar en su opuesto su amor por las palabras y la literatura. Esta idea según la cual una calidad, un don, incluso una vocación se transforman en su contrario bajo la presión de la Historia me parece ser fundamental, ¿tendría Vd. otro ejemplo al respecto? Sí, es el caso de un hombre que tenía lo que se llaman las manos movidizas, el tipo de persona que, bajo pretexto de familiaridad, aprovecha la situación para tocar a las mujeres presentes de manera equívoca. Resulta que este hombre tenía facultades de sanador, toda su familia sabía que era zahorí y radiestesista. No usaba este don a pesar de que hubiese podido vivir de ello, de tal modo que este don, progresivamente, se había transformado en su opuesto. En vez de tocar a los demás para curarles, su contacto se sufría como una auténtica agresión. ¿Destruye la vocación la violencia de la Historia colectiva? Siempre es la violencia de la Historia la que destruye al individuo, sus valores y su singularidad. Es un caso un poco similar del cual vamos a hablar ahora. Pascal, el padre de Marcela, había sido traumatizado por el período durante el cual había sido legionario. Había sido obligado a visitar los burdeles militares (puede que haya concebido hijos). En este ejemplo aún, la violencia colectiva le transforma en un personaje sádico que, más tarde, se vengará salvajemente de lo que había tenido que sufrir y hacer sufrir en su juventud, sobre su mujer y sus hijos. Su hija se hará agredir con su complicidad pasiva por un hombre que hizo carrera de escritor. La escritura era la vocación inicial del padre. ¿Existen técnicas para liberar la vocación? Se debe empezar por hacer un relato detallado de lo que ha sido vivido por el padre en el nivel socio – profesional, integrando, si se sabe, lo que deseaba hacer, su o sus vocaciones primeras.

Este relato es totalmente libre, se hace en una hoja de papel que se puede llenar recto/verso para llegar a un texto consecuente. ¿Un ejemplo? Sí, le voy a leer algunas líneas que hizo un joven sobre la historia profesional de su padre. “Mi padre hubiese podido ser chofer de taxi, se lo habían propuesto, pero de hecho, se hizo obrero portuario, había sido educado según las exigencias comunistas. El marido de su tía en cambio estaba instalado como comerciante de prendas masculinas que tuvo éxito, un capitalista. Mi padre adoraba estar rodeado de gente, la fiesta, la música, el vino, incluso el mal vino, el “petróleo”, quería viajar, ir a Polinesia o a América del Sur. Para mí, mi padre, era como un dios, una estrella de rock, un héroe; es verdad, para un chico, un padre es una referencia…” Observamos la vocación musical y artística del padre y el hecho de ser preso de una dialéctica ideológica (comunistas contra capitalistas). Vemos cómo este corto relato es totalmente libre… Las frases se suceden sin nexo forzosamente aparente, y aquí está su interés. Es lo que está expreso espontáneamente, lo importante. No juzgamos el contenido, lo mismo que no lo orientamos en un sentido ni en otro. Sacamos luego del relato las palabras importantes. ¿Es decir? En este relato, todas las palabras importantes son: Taxi, obrero portuario, música, vino, petróleo, comerciante, comunista, capitalista, polinesia, América del sur, viajar, baile, gente, héroe, estrella de rock, dios, padre, referencia. Estas palabras se colocan luego en una hoja A4 empezando por los cuatro ángulos y yendo progresivamente hacía el centro de la hoja. Estas palabras constituirán pistas esenciales para sí – mismo. ¿Cada cual puede hacer el ejercicio? Naturalmente, por esto lo estoy mencionando. Cada cual debería hacer un relato muy libre del recorrido socio – profesional de sus padres; se observa que incluso en un relato muy corto en una página, está lo esencial, lo que hizo padecer a nuestro padre, su verdadera vocación, las palabras clave que dan cuenta de situaciones mayores de la existencia… Naturalmente se puede realizar el mismo proceso para la trayectoria de la madre. ¿Existen prohibiciones procedentes de la clase social referente a la vocación? Ciertas familias pueden estar horrorizadas pensando que su hijo pueda elegir una profesión que no corresponda a su clase social de origen o la en la cual están evolucionando.

Tengo el caso de un joven que tiene una vocación por la música. Pero procede de una familia comunista para la cual el trabajo difícil y mal pagado es el supremo valor. El padre decía a sus hijos: “ No entráis en casa si no lleváis vuestro carnet de elector del Partido comunista.” Esto hace quizás sonreír pero cada clase social tiene sus ritos y prohibiciones. ¿Existen prohibiciones comunes al conjunto de las clases sociales? Excelente pregunta. El arte está prohibido, porque es la misma fuente de la creación y puede cuestionar los disfuncionamientos mantenidos por los que están encargados de organizar la sociedad. Es un tema tabú en todas las clases de la sociedad, no a nivel de consumo, sino en el nivel de la propia creación. En todos los árboles genealógicos, hay un fuerte potencial creador al nivel artístico y/o científico, pero muy pocos individuos están sostenidos por su familia en su deseo de crear y vivir la vocación que presienten en ellos. Encontré numerosas personas que llevaban en ellas un proyecto creativo en el arte, el teatro, la comedia, el baile, la pintura, la música, pero su familia les prohibió puramente acceder a ello. La creación artística y/o científica, tal es el tabú por excelencia. Las clases sociales llamadas inferiores tienen miedo de abandonar sus limitaciones y su dependencia, y las clases llamadas superiores tienen miedo de cuestionar sus privilegios y sus adquiridos financieros basados sobre pasa – derechos y oportunidades. ¿Pero porqué es tan aterrador el arte y porqué corresponde lo más menudo a una vocación? Es porque no se realiza la propia vocación que se cae en la enfermedad psicológica y/o física. El psicoanalista Carl Gustav Jung dice que el amor decepcionado y la vocación contrariada están en la base de la neurosis. Habla Vd. de realizarse en el arte, pero cuando se mira la vida de Pablo Picasso por ejemplo, su vida tiene varios aspectos negativos. Sí, en el plano artístico, es un éxito y en el plano personal, es un fracaso. Voy a intentar explicarle los motivos. En el plano artístico Pablo Picasso se benefició del hecho de que su padre era profesor de dibujo académico y de haber podido así asistir a la escuela de Bellas Artes en España. Luego Picasso emigra felizmente en Francia y evita así un incesto geográfico. Por otra parte, Francia era el país que había hecho sufrir a su familia cuando las tropas francesas habían invadido Sevilla en 1810, Francia tenía una deuda hacía él, y es gracias a Francia que Picasso iba a volverse tan famoso como rico. Otro motivo es que su nombre era muy cercano al de otro pintor famoso en Francia, Camille Pissaro.

Picasso es el apellido de su madre, y tuvo la gran inteligencia de guardarlo, imitando así a uno de los más grandes pintores españoles que le precedieron, Diego Velásquez. Según ciertas investigaciones históricas, hubiese existido un pintor instalado en Genova que llevaba el nombre de Picasso en el siglo XIX. Picasso hubiese conseguido por cierto comprar una de sus telas. Al llegar a París, se instaló en el Bateau Lavoir, lugar que ya había acogido famosos artistas pintores como Renoir; se benefició así de toda una memoria artística ligada a este lugar. Inmediatamente se ubicó así en un surco. Para él, sólo contaba el arte, y esto también es importante. Para tener éxito, el arte ha de ser una pasión, el mismo motor de la existencia. Después de años difíciles, Picasso hará la adquisición de casas o propiedades que habían pertenecido a personajes famosos. Tuvo mucho éxito cuestionando la religión y volviendo al arte bruto, compensando así ciertos aspectos de su historia familiar en la cual se contaban varios religiosos, y un ermita que había vivido en las montañas del sur de España. Luego, Picasso comprendió que no debía ser víctima de la Historia, por sus adentros, se burlaba de las ideologías y acontecimientos históricos. Como extranjero residente en Francia, escapó al alistamiento de 1914. Así pasó, asistió al paso de un siglo… haciéndose el pintor más rico de su tiempo en vida. Pero desde un punto de vista personal… Hay que saber que la vida amorosa de Picasso se mostraba evidentemente muy difícil debido a las circunstancias del matrimonio de sus padres. Se llevaban diez y siete años y parecían más un padre y una hija. Cuando se disponían a casarse, el hermano del padre que era doctor en teología y canónigo de la catedral de Málaga murió repentinamente, de modo que en vez del casamiento previsto, se celebró su entierro. La boda se celebró algún tiempo después bajo auspicios muy fúnebres. El programa que se instala es tal que se tienen todas las probabilidades de temer luego el casamiento … Pablo nació poco tiempo después y se le dio el nombre de este tío religioso muerto poco antes de su nacimiento. Cuando nació Pablo Picasso, se le creyó muerto y tuvo que estar reanimado. Se sabe que Picasso había tenido muy joven aventuras homosexuales y que el matrimonio no representaba nada a sus ojos, efectivamente no estaba atado a nadie.… Añadamos a esto que su hermana menor encontró la muerte de forma prematura y se entenderá cuan violenta y compleja es su relación con las mujeres… Esta pequeña digresión sobre la vida de este artista nos ha permitido, me parece, matizar nuestra interpretación…

Desde un punto de vista personal, Picasso estaba poseído por problemáticas genealógicas. Sí, pero lo importante es esta pasión por el arte, es escuchar esta voz que nos incita a crear. Es una energía que transciende lo diario. Naturalmente, sería mejor crear después de haber realizado un trabajo personal, evitando las trampas genealógicas, pero en la época del nacimiento de Pablo Picasso, la psicoanálisis no existía aún, sólo movimientos anticlericales anunciaban la emergencia de nuevas disciplinas en las ciencias humanas. Bien, pasemos a otro tema ahora que se refiere a la fratría. ¿Es grave si uno se halla en conflicto con sus hermanos y hermanas? Muy grave la mayoría de veces, esto puede incluso condicionar el resto de la existencia. Se debería evitar enfadarse con sus hermanos y hermanas porque un conflicto que dura puede destruir conscientemente o inconscientemente la vida cotidiana. En realidad numerosos conflictos son de hecho ilusiones. Si se está en conflicto con sus hermanas y hermanos, hay que buscar la causa en la generación anterior. Hay que saber descubrir si nuestros padres estaban ya en conflicto con sus hermanos y hermanas, nuestra madre o nuestro padre se había enfadado con uno o varios miembros de su fratría y en la afirmativa, cuáles eran los motivos, en cuáles circunstancias y cuántos años tenían en esa época? Un ejemplo de este tipo de situación? Sí, pienso en dos hermanas que no se llevan muy bien y que están a punto de romper su relación. Una de ellas se acordó que su madre y su hermana, es decir su tía materna se habían enfadado de modo definitivo en la misma edad y no se han hablado desde veinte años. Se disponían a vivir la situación de modo idéntico… Se entiende que esta situación venga en este caso del conflicto de la madre con su hermana, conflicto no resuelto que tiende a repetirse en el tiempo, pero si la madre y la tía estaban en conflicto es también porque seguramente había un problema al nivel de los abuelos con sus hermanos y hermanas?… Sí, naturalmente, resulta que los abuelos maternos habían sido aislados de sus hermanos y hermanas y algunos habían muerto prematuramente. En la generación siguiente, se busca pues a estar solo sin los hermanos y hermanas ya que es un esquema que así se estableció. Imaginemos por ejemplo que una mujer de cuarenta y cinco años pierda repentinamente a su hermana, de enfermedad grave… Su hija en la misma edad puede muy bien enfadarse definitivamente con su hermana, obedeciendo a lo que había sucedido en la generación anterior, literalmente “tengo cuarenta y cinco años y pierdo a mi hermana”.

La causa de la disputa puede ser insignificante o arbitraria pero lo que se mira es el corte del nexo, el corte definitivo que hará que para esta mujer, su hermana sea como muerta, inexistente. Se trata aún de obedecer a programas? Sí, exactamente, es el modo en que el árbol genealógico toma posesión de nosotros. Entonces, una vez que se conoce el programa, una vez analizado, se evita así caer en un conflicto sin salida; al hacer esto, se vence un modo de funcionamiento limitado que nos quitaba posibilidades en vez de dárnoslas.

Capítulo VIII. La enfermedad y sus raíces genealógicas

Podría Vd. hablarnos de un primer caso de enfermedad en relación con el árbol genealógico… Sí, se trata del caso de una señora que tiene dolores de cabeza muy importantes desde la edad de veinte y cinco años; al hacer su árbol genealógico, se descubre que su bisabuelo paterno murió matado a la misma edad de una bala en la cabeza por un Alemán. Cuando un antepasado está matado de una bala en la cabeza, ¿no induce este acontecimiento una dificultad intelectual en los descendientes, no les será difícil aprender y pensar? Sí, precisamente. Esta señora me explicaba que no había podido seguir ninguna formación prolongada durante su vida, a pesar de su deseo de hacerlo repetidas veces. ¿Por cuáles motivos? Porque su cónyuge se mudaba constantemente en ciudades diferentes, no se quedaban nunca bastante tiempo para que emprenda estudios serios. ¿El hecho de haberse casado con un hombre que se movía siempre de lugar tiene un sentido en su historia? Los desplazamientos incesantes del marido son una metáfora de lo que hubiese podido salvar a su ancestro. Si uno se mueve siempre, escapa a la bala que nos estaba destinada. Sí, es esto… nada sucede por casualidad, en particular la elección del cónyuge; esto coincide con lo que dijo Vd. antes… Sí, lo afirmé varias veces. Y si hoy, me autorizo a afirmarlo de nuevo, es que tengo un tiempo de ejercicio de más de quince años como terapeuta.

Para una persona poco advertida, esto parece quizás algo extraordinario, pero son las leyes genealógicas. Hemos empezado con un ejemplo, pero en lo que se refiere a la enfermedad, podría Vd. dar algunos elementos teóricos? Cuando se mira la historia del árbol genealógico, uno se da cuenta que las necesidades de las generaciones sucesivas son rara vez satisfechas por los padres, abuelos, tíos y tías… Son necesidades que tenemos y que no son satisfechas por los ascendentes. Cuando hablo de ascendentes, no sólo son los padres, son también los tíos y tías, padrinos y madrinas, incluso los abuelos. Si en una familia cada cual asumiera su papel, habría bastante apoyo moral, financiero, ético, corporal… para que jamás se esté en peligro. Pero frecuentemente la familia se limita a la pareja de los padres. Si esta pareja de los padres no va bien, entonces encontramos de inmediato una problemática – sobre todo que pueden existir rivalidades con los hermanos y hermanas. En su opinión, para beneficiar de un equilibrio corporal, es necesario que ciertas necesidades hayan sido satisfechas… Exactamente y en primer lugar la necesidad de espacio. Debemos tener prácticamente ya en el nacimiento bastante espacio. Y aquí también constatamos que este espacio nos está concedido rara vez. Muchas personas en consulta me dicen: no tuvimos nuestra habitación propia, era demasiado pequeño, nos mudábamos siempre, vivíamos en casa de nuestros abuelos. Por lo tanto la primera cosa importante es el espacio que nos está concedido. Luego viene la necesidad de seguridad, supongo… Sí, una necesidad de seguridad y en particular de seguridad financiera. Nos damos cuenta que, cuando los ascendentes conocen problemas de dinero, incluso un regreso social, cuando pierden su empleo, su poder adquisitivo, la enfermedad puede aparecer inmediatamente. Es una respuesta a angustias profundas y vitales referente al dinero. Supongo que se necesita estar bien alimentado, al pecho si posible ya al nacer. Es lo que se llama la fase oral. Sí, esto es. ¿Cómo nos daban de comer o en qué forma, de qué estaban compuestas las comidas? Luego viene la necesidad de estar vestido y la necesidad de estar tocado. Si estas necesidades no están satisfechas del modo que nos corresponde, estamos entonces afectados en nuestra vida corporal porque no se podrá tomar buen cuidado de uno – mismo luego. Ya se ve en la edad adulta, con todos los trastornos vinculados a la alimentación, las dependencias al alcohol, al tabaco, a los medicamentos, la

imposibilidad de habitar en un lugar que convenga, de estar en seguridad financiera. ¿De un modo general, cuando se enferma y porqué? Amplia pregunta, pero voy a intentar darles varias respuestas. Se puede estar seriamente enfermo después del fallecimiento de un miembro de nuestra familia. Pienso en el caso de una señora que tuvo un cáncer de pecho poco tiempo después de la muerte de su padre. Murió en diciembre, y se operó ella en el mes de agosto del año siguiente, o sea casi nueve meses más tarde. Hacemos inmediatamente una relación entre la aparición de la enfermedad y la muerte del padre. Después de una encuesta genealógica, resulta que su padre era al origen la única persona que le demostraba cierto cariño. Su madre no le amaba y prefería a su hermana menor. La muerte del padre era para ella un acontecimiento muy grave, conllevando la desaparición del único vínculo familiar positivo. Después se cuidó de ella otra autoridad, otra figura paterna, la medicina. Sí, pero en este caso, que hubiese tenido que hacer ella? Primero, hay que estar suficientemente construido interiormente para no ceder al pánico causado por la pérdida de las imágenes de los padres. Por cierto, no es su pérdida lo que es grave, sino el hecho que éstas no hayan nunca realmente existido. La pérdida definitiva de los padres quita toda esperanza de ver un día encarnarse una función paterna real, y es este vacío que hay que colmar. Si aún se tiene la esperanza de apoyarse sobre ellos para existir, entonces se puede desaparecer con ellos. Entiendo bien lo que significa Vd.; en este caso concreto, qué es lo que se hubiese tenido que hacer para escapar a la enfermedad en el momento concreto de la muerte del padre? Para explicárselo, simplemente le voy a dar otro detalle de esta historia familiar. Su padre había encontrado un trabajo a esta señora, trabajo en el cual hará ella toda su carrera. Y lo que hubiese tenido que hacer cuando murió su padre, era dejar inmediatamente este trabajo,; no debía sufrir la pérdida del padre sin hacer nada, sino ver la señal de un paro necesario de la actividad en la cual le había colocado. La muerte de un pariente simboliza el paro de un proceso en nosotros, esto es lo que es importante, es la señal de que es fundamental empezar algo de nuevo… Y si no empezamos nada de nuevo en ese momento? Pues, no podemos oponer nada al programa familiar. El padre nos lleva con él en la enfermedad y la muerte.

Y lo que me permite decirlo en este caso, es que esta señora murió el mes de su principio de jubilación. Es el padre y la estructura en la cual él la había ubicado lo que decidieron en su lugar. Morir en el momento de coger la jubilación significa que sólo el trabajo mantenía nuestra existencia porque un miembro de nuestra familia nos había colocado en él. Entonces, más se ama el trabajo, más se fortalece la atadura con el padre. Supongo que esta señora estaba enamorada de su trabajo… Absolutamente; incluso tenía un amante en la persona de su superior. Hasta aquí, nada original!… Efectivamente, se podía deducir bastante lógicamente, lo ve… es como las matemáticas! Pienso haber comprendido bien el mecanismo de causa a efecto, pero se puede estar enfermo por otras razones genealógicas? Se puede caer enfermo en una edad que fue crítica para nuestros padres. Voy inmediatamente a darle un ejemplo. Se trata de una niña que presentó una parálisis de las piernas a la edad de nueve años. Salimos de la hipótesis que nueve años es una edad significativa, por lo menos para uno de los padres. En este caso, se observa que la madre de esta muchacha era una hija huérfana que había sido retirada de su familia de acogida a la edad de nueve años. La enfermedad de su hija y la parálisis de las piernas simbolizan a posteriori su negación a dejar el domicilio de sus padres adoptivos. Creo que deseaba Vd. hablarme de un nexo entre profesión y enfermedad. Sí, se trata de la madre de una consultante. Ésta ejerció el oficio de modista durante toda su vida, y después de problemas cardíacos, tuvo que estar intervenida. La operación se desarrolla bien pero muere poco tiempo después porque los hilos quirúrgicos no aguantaron. Fue víctima de un acto evocando su propio trabajo. Trabajo que no había soportado interiormente, de tal modo que su muerte hace esta situación objetiva. ¿Se puede estar operado el día del cumpleaños de uno de los padres? Sí, las operaciones serias en el plano de la salud pueden desarrollarse en momentos bien concretos. Recientemente, tuve el caso de un paciente que se había hecho operar de urgencias el 23 de setiembre de 1993, y su padre había nacido el 23 de setiembre de 1923.

La operación reafirma el vínculo con el padre. De modo que se debe mirar con detalle las relaciones padre – hijo, su naturaleza y su evolución al filo de los años. La operación puede ser un acto último por el cual se resuelve en carne propia una dificultad genealógica con uno de los padres. Tendría Vd. otro ejemplo referente a una enfermedad que aparece en una edad que fue crítica para el padre/madre? Pienso en Solange que presenta un quiste muy importante en el ovario a la edad de diez y nueve años. Miramos la trayectoria de sus padres. A la edad de diez y nueve años su padre pierde a su hermana de modo inesperado. Para el padre, diez y nueve años quedará como una edad crítica y su hija manifestará esta herida afectiva en su propio cuerpo. ¿Otro ejemplo? Sí, pienso en una niña anoréxica a la edad de cinco años. Su madre, a la misma edad había perdido a su hermana, muerta de enfermedad. La niña no sabía lo que había vivido su madre una generación antes, pero desarrolló síntomas inherentes al sentimiento de pérdida de un ser querido. Si no se conoce la historia familiar, es entonces muy difícil comprender el sentido de la enfermedad y las causas de su emergencia. ¿Tendría otro ejemplo que proponer? Se trata de Beatriz que fue víctima de una grave embolia pulmonar a la edad de veinte y cuatro años. Después de un análisis de su árbol genealógico, me doy cuenta que la hermana de su abuelo materno murió ahogada a la edad de veinte y cuatro años, después de descubrir la infidelidad de su marido. No sólo es la ascendencia en línea directa que nos influencia, hay que ampliar la investigación al conjunto del grupo familiar? Sí, cada miembro de la familia cuenta: los hermanos y hermanas de los abuelos, bisabuelos, primos. Más informaciones se tienen, mejor es, porque es mucho más fácil observar las conexiones entre los acontecimientos. ¿Un ejemplo en este sentido? Sí, se trata de un joven hospitalizado en la fecha aniversario de la muerte de su abuela materna, con los síntomas de la enfermedad de su bisabuelo. Su bisabuela murió el 27 de julio de 1958. Él esta hospitalizado el 27 de julio de 1990 por insuficiencia respiratoria grave y principio de coma. Su bisabuelo había sido víctima de los gases en Verdun en 1916.

Este joven lleva el nombre de Honore, este nombre corresponde a la necesidad del muerte en ser honrado, a estar reconocido por haber defendido la patria. ¿Otro ejemplo? Sí, es el caso de una joven mujer que sufre una operación de ligadura de trompas a la edad de treinta y siete años para ya no tener hijos. Y una generación antes, su propio padre murió a la misma edad, treinta y siete años, después de un cáncer del cerebro. Había deseado tener otro hijo pero esto no había sido posible debido al hecho de su enfermedad. Por ejemplo, un yerno puede tomar la programación de su suegro? Sí; se trata de un hombre muerto a cuarenta y un años a consecuencia de la guerra de 1914-1918. Su hija, en edad adulta, se casa y su cónyuge muere a la edad de cuarenta y un años de las consecuencias de una leucemia. Existe una evidente similitud, el yerno parece estar bajo la influencia del efecto de parentesco, muriendo él – mismo en la edad alcanzada por su suegro en el momento de su muerte. ¿Se puede, como lo pretende Vd. ver la emergencia de un síntoma cuando se alcanza la mitad de la edad de fallecimiento en nuestros antepasados? Pienso en Pablo, que tuvo un accidente de coche muy grave a la edad de treinta años, y resulta que su abuelo paterno murió a los sesenta años. A los treinta años, Pablo alcanzaba la edad de su abuelo en el momento de su fallecimiento, es decir una especie de medio – punto crítico. Se aprende con gran interés que este abuelo había participado a la guerra de 1914-1918 y había sido víctima él también de un accidente ya que había sido enterrado vivo antes de estar salvado in extremis por otros soldados. Quería Vd. hablarnos también del caso de una mujer joven que sufrió un cáncer al nivel del pie?… Sí, una mujer joven y un antepasado suyo de la rama materna tuvo los dos pies cortados por una máquina agrícola. Así pudo escapar a un destino social porque, igual como su familia, hubiese tenido que trabajar en la agricultura. Pero este accidente hizo desviar el curso normal de las cosas… ¿Piensa Vd. que un tal accidente puede estar provocado por el inconsciente familiar? Puedo contemplarlo como una hipótesis seria, ya que en ciertos casos el perjuicio corporal es el precio por pagar para cambiar el curso del destino. La enfermedad o el handicap son un medio de desviar una predestinación social. Es, de verdad, un medio arcaico y cruel. Lo que aquí lo muestra, es el síntoma de la descendencia, ¿qué deberá hacer según Vd.?

Para escapar al síntoma debería seguir estudios, lo que hubiese tenido que hacer este antepasado, normalmente, si hubiese deseado dejar de ser agricultor. ¿Incluso una enfermedad benigna puede estar en relación con el árbol genealógico? Naturalmente, del mismo modo. Le voy a dar un ejemplo. Se trata de una mujer que venía a consultar. Durante una sesión, me dice que su hija padece de una otitis. Me confía haber observado que la enfermedad se había declarado el día del cumpleaños de la hermana de su bisabuelo que se había vuelto sorda. ¿A través de la enfermedad, se puede estar preso de la Historia de Francia (o de España cuando se es Español)? Sí, es muy extraño, pero es así. Esto me recuerda el caso de un consultante que padecía torticolis repetidas veces. Su padre había nacido un 21 de enero (día aniversario de la decapitación de Luís XVI, el 21 de Enero de 1793), sus abuelos eran monárquicos. Y varios miembros de la familia había padecido de un cáncer de garganta. Volvamos a los accidentes; ¿ocurren, igual como la enfermedad, a la misma edad que los antepasados? Sí, tengo el ejemplo de un consultante que tuvo un accidente de coche muy importante a la edad de treinta y seis años. Su abuelo materno había tenido a la misma edad un accidente de trabajo a la mano y era un excelente músico. ¿En este caso, no sería más interesante dedicarse a la música? Sí, realmente, sí. Es porque uno no puede ejercer su vocación que el programa persiste a través de las generaciones de modo negativo fijando una edad crítica. Acabamos de ver que no podemos caer enfermo cuando llegamos a una edad que fue crítica para nuestros ascendentes directos, pero creo que se puede caer enfermo cuando uno de nuestros hijos alcanza él – mismo una edad que fue crítica para uno mismo?… Imaginemos por ejemplo que mis padres divorciaron cuando tenía siete años, cuando el mayor de mis hijos alcance también los siete años, puede que reaccione por un síntoma, un accidente, una enfermedad. Será mi modo de expresar una herida de la infancia, la discordia de mis padres, el modo de vida que me impusieron. Si a los siete años no reaccioné, reaccionaré totalmente cuando mi hijo alcance la misma edad.

Debo entonces resolver esta herida… Si me prepare y si analice la historia familiar, puedo aprovechar para transformarme, porque soy consciente de los procesos en acción. Voy a poder analizar lo que el divorcio de mis padres me impidió hacer y realizarlo ahora. En el caso contrario, el pasado vuelve a brotar con gran fuerza y puede conducirme a la enfermedad. ¿Existen otras causas para la emergencia de la enfermedad? Se sabe muy bien que de un modo general, la enfermedad sigue a una pérdida, de amor, dinero, seguridad, espacio, actividad, padre o pariente, estatuto social o incluso pérdida de una situación que no convenía… Se reacciona de modo primitivo, sin darse cuenta que lo que se considera como una pérdida es a veces fuente de cambio feliz. ¿Es decir…? Cuando uno se encuentra engañado por su familia, en su actividad, por su cónyuge… Son situaciones perjudiciales a la salud física y psíquica. Vd. dice que se puede caer enfermo para volver a centrar el amor o la atención hacía uno – mismo, es verdad? Sí, si uno es poco construido interiormente, se puede reaccionar de modo exagerado a cualquier modificación interviniendo en el grupo familiar. Por ejemplo, tengo una hermana que me es muy cercana, pero ésta se dispone a casarse. Puedo ponerme enferma para que invierta otra vez conmigo, para que vuelva a centrar su amor sobre mí. La enfermedad, en este caso, me ofrece auténticos beneficios secundarios. ¿Es el motivo por el cual se debe mirar lo que sucede en el grupo familiar en el momento en que aparece una enfermedad en uno de sus miembros? Exactamente, Es incluso uno de los puntos esenciales. Porque la enfermedad puede ser una reacción a cambios que se producen algún tiempo antes o simultáneamente en el interior de la familia. Dice Vd. también que se puede caer enfermo diez años después de un acontecimiento mayor de la existencia… Sí, hay que remontar hasta diez años en la historia personal para encontrar a veces el verdadero origen de un síntoma. Diez años forman un ciclo en psicogenealogía, cien años también. ¿Dice Vd. que se puede estar enfermo por falta de espacio?

En este trabajo sobre el árbol genealógico, me di cuenta que el espacio es vital, pero se suele tender a reproducir de adulto el poco espacio que se disfrutaba de pequeño. Si uno se pone enfermo, la primero cosa por modificar es el espacio en el cual uno evoluciona. Por otra parte, dice Vd. que el hábitat es muy importante.… Sí, todo lo que se refiere al hábitat es fundamental. Es el motivo por el cual es necesario analizar el modo en que nuestros padres habían alquilado o adquirido su casa. En qué lugar, por cuáles motivos, en qué año, en cuáles circunstancias, por el intermediario de quién, por qué cantidades, con qué dinero?… La casa, de alguna forma, es una extensión del cuerpo, entonces los envites genealógicos se concentran muy especialmente a este nivel. ¿Dice Vd. haber constatado que numerosas enfermedades se activan cuando uno se dispone a comprar o a vender una casa? Sí, frecuentemente hice esta constatación. Es el motivo por el cual cuando se me consulta por un problema de salud, pregunto si, en el mismo tiempo, existe el deseo de vender o comprar una casa, si existe un contencioso con relación a una propiedad inmobiliaria. ¿Pueden tener un nexo con elementos del pasado familiar los mismos nombres de las enfermedades? Sí, por ejemplo, se puede observar que las personas que sufren de problemas en el colon tuvieron un pasado familiar en las colonias. Es el caso de familias instaladas por ejemplo en Argelia hasta principios de los años 60 y que lo dejaron todo. El nombre de la enfermedad evoca la historia familiar. ¿Tendría Vd. otro ejemplo referente a este nexo entre un elemento de la historia familiar y el nombre de la enfermedad que se manifiesta? Sí, se me ocurre el caso de un hombre padeciendo de esclerosis en placas. Me contó que su padre había ejercido el oficio de “croupier” en un casino, oficio en el cual el padre manipulaba placas durante horas. Intuitivamente, pensé entonces que existía un nexo entre el oficio del padre y su enfermedad, entonces hemos buscado todo lo que se refería al padre, el modo en que había encontrado este trabajo, en qué lugar y en cuáles circunstancias, y lo que sucedía verdaderamente en el casino, la edad del consultante en el momento en que se declaró la enfermedad y lo que hacía el padre a la misma edad… ¿Pueden los problemas de pareja estar en el origen de problemas de salud? Sí, lo pude observar numerosas veces.

Padecer dentro de su pareja puede llevar a problemas de salud a veces muy serios. Engañar o estar engañado por su cónyuge puede resultar muy grave sobre todo si por juramento, civil o religioso, los cónyuges se habían jurado fidelidad. ¿Es perjudicial par la salud también el no ejercer su vocación? Sí, naturalmente, recibí en consulta numerosas personas que padecían por tener que ir a trabajar en empleos inútiles y aburridos en donde sus colegas de trabajo eran agresivos y desvalorizantes. Todas estas personas tenían problemas de salud, insomnios, úlceras, migrañas, depresiones, bulimia o anorexia. El cuerpo expresa la falta de adecuación entre las aspiraciones interiores y la vida cotidiana. Para ir mejor, a veces hay que cambiar radicalmente su modo de vida. Me contaba Vd. que sucede también que aparezcan síntomas en ciertos momentos del año… Sí, pensaba en una mujer joven que, cada año, padece de depresión desde el mes de Octubre hasta el mes de Diciembre. En el análisis se dio cuenta que esto correspondía a los tres meses que ella había pasado en incubadora después de su nacimiento, según toda probabilidad a causa de una septicemia que reinaba en el hospital en el cual había nacido. ¿Engordar sin razones a partir de cierto período es un síntoma vinculado al árbol genealógico? Estoy convencida. Últimamente, una señora me decía que había engordado mucho a la edad de cuarenta y ocho años sin haber modificado su modo de vida o su alimentación. Y su abuela materna había muerto a los cuarenta y ocho años, quien padecía obesidad. Además, esta abuela trabajaba como comadrona, y en el momento de su fallecimiento, alcanzaba la edad límite en que las mujeres pueden quedar embarazadas. La hermana de esta abuela había fallecido prematuramente a la edad de veinte años sin haber tenido hijos. ¿Dice Vd. también que la enfermedad puede aparecer para liberarse de una situación que se piensa sin salida…? Exactamente, a veces caer enfermo es el último recurso de cambiar de modo de vida. Le voy a dar un ejemplo, se trata de una consultante que trabajaba en la administración y hacía un trabajo realmente ingrato. Vivía lejos de su trabajo y su marido era espantoso; en suma, llevaba una vida terrible y monótona. Durante un período, deje de tener noticias suyas. Un día, me llama ella en el hospital, anunciándome que acaba de operarse de un cáncer de pecho.

Estaba muy disgustada con esta noticia, pero estaba muy contenta, incluso encantada porque gracias a esta operación, pudo descansar: luego, la cambiaron de servicio, se separó de su marido y encontró un nuevo compañero… ¿Todo se resolvió así? No, evidentemente, pero a veces la enfermedad puede salvarnos la vida! El perjuicio corporal es el precio a pagar por atreverse a cambiar… En el caso que acabo de citar, la enfermedad no era la solución, pero la persona misma, era la única posibilidad inmediata. ¿Puede la enfermedad deberse a la repetición de neurosis de los padres? Sí, cuando una persona fuma enormemente, es alcohólica o se alimenta muy mal, esto puede ser porque sus padres, incluso sus abuelos, habían instituido este modo de vida. Se sabe muy bien que se repiten muy fácilmente actitudes que se conocieron muy pronto en el seno de su familia de origen. El cuestionarlas es también volver a cuestionar la normalidad o la racionalidad de comportamientos de los padres en la vida diaria. Este cuestionamiento presupone que se mire a los padres de modo objetivo y que se tengan a disposición nuevos modelos. Pero es más difícil volver a cuestionar a los padres cuando aún se piden su atención, su amor y su apoyo. Siempre se tiene la esperanza de que a pesar de su inmadurez podrían sin embargo llegar a ayudarnos. ¿Supongo que esto se vuelve posible cuando cesa la petición que se tenía de ser amado y considerado por ellos? Sí, precisamente. Vd. me hablaba también del caso en que se declara una enfermedad para descubrir un secreto de familia… Sí, recuerdo el caso de un consultante que declaró una enfermedad muy grave que necesitó un injerto de la médula, de tal modo que se dirigieron a todos sus hermanos y hermanas para encontrar un donador compatible, y nadie lo era. Sus hermanos y hermanas eran numerosos, los médicos concluyeron después de análisis que era altamente probable que este hombre no fuera procedente del mismo genitor que sus demás hermanos y hermanas. En la vida diaria este hombre no hubiese podido obligar al conjunto de su fratría a realizar análisis; sólo la enfermedad grave le brindó esta oportunidad, porque los análisis estaban exigidas por el cuerpo médico. En último recurso, la biología sola permite hacer que un secreto sobre la filiación sea objetivo.

Otra pregunta se refiere al secreto sobre la filiación: se dice que es posible que un hijo desarrolle la misma enfermedad que su padre, incluso en los casos en que éste no es su verdadero genitor… En este caso, la enfermedad sirve para reafirmar la filiación. Por la enfermedad, el niño hace muestra que es efectivamente el hijo legítimo, biológico de su padre. Dice de algún modo “soy realmente su hijo, porque tengo la misma enfermedad específica que mi padre”. ¿Puede la enfermedad mental tener un origen genealógico? Naturalmente. Últimamente, tuve el caso de un joven que estuvo internado en hospital psiquiátrico. Alcanzaba la edad de uno de sus abuelos en el momento en que éste había tenido un accidente y había caído de cabeza en un precipicio. El árbol genealógico era particularmente pesado por parte de su madre. La tía de su madre hubiese tenido un hijo natural con un anciano minusválido a cambio de dinero, este niño hubiese sido asesinado y enterrado después de su nacimiento por la familia. El padre de la madre, es decir el abuelo materno del joven, había cometido numerosos delitos y había sido condenado por la policía, además se había acostado con la madre de su mujer. Uno de los semi – hermanos de su padre se había suicidado… Sin entrar en los detalles, comprendemos configuración familiar pueda llevar a la locura… fácilmente que tal

Sí, entre el incesto, el infanticidio, el suicidio y las malas acciones del abuelo materno, confesemos que quedan pocos elementos positivos para construirse. Los psiquiatras diagnosticaron una psicosis en este joven sin tener conocimiento de su árbol genealógico. Está cuidado con medicamentos pero su estado no ha mejorado. Frente al estado de su hijo, es su madre quien emprendió investigaciones familiares y desveló los secretos referentes a los acontecimientos que acabo de mencionar. Cuando la madre habrá resuelto en ella sus propias dificultades genealógicas, su hijo podrá empezar a ir mejor, porque, de momento, su estado es crítico y no puede realizar este trabajo solo. Dice Vd. que se puede caer enfermo cuando existe un movimiento incestuoso en el árbol genealógico al mismo tiempo? Sí; si uno se pone enfermo, inmediatamente hay que analizar lo que sucede al mismo tiempo en su familia de origen. Le voy a dar un ejemplo; recientemente una consultante tuvo un accidente al nivel del pie, accidente que la inmovilizó cierto tiempo. Este accidente era tanto más sorprendente que esta persona nunca está enferma y no le ha sucedido nada en el plano de la salud desde varios años. Le pregunto entonces lo que sucedía en su familia exactamente en el momento en que tuvo este accidente. Me respondió entonces que el mismo día su prima

hermana, después de varios años pasados en la capital, se marchaba para irse a vivir en su ciudad natal. Este regreso hacía el lugar de los orígenes constituye, lo hemos explicado ampliamente, un incesto geográfico. La consultante no pudo impedir que su prima se marchara, pero se lo impidió simbólicamente hiriéndose ella – misma al pie. Lo que parece decir Vd. es que un movimiento incestuoso en un miembro de la familia, induce una reacción negativa para los demás… Es muy posible. Es el motivo por el cual hay que considerar el hecho que un acto nunca está aislado, nuestras actitudes y nuestras acciones tienen una resonancia incluso una influencia sobre el conjunto del sistema. Quisiera que nos hablara del hecho que la enfermedad podría ser totalmente útil al sistema familiar, quiere Vd. hablarnos de un ejemplo concreto… Sí, se trata de un hombre cuya hija mayor es anoréxica y tiene tendencias suicidarias; vive recluida, sin poder trabajar y no está casada. Entonces me pregunté en qué esta situación que duraba desde hacía varios años era útil al sistema familiar. Entonces, me entero que el padre de la joven es un hijo de sustitución. Nació después del fallecimiento de su hermana mayor, muerta en temprana edad. En el programa del padre, si su hermana mayor hubiese sido viva, no hubiese sido concebido. Si el mayor conserva su lugar, él desaparece… Así su primera hija está constantemente enferma para protegerle. Su anorexia resiste a todos los tratamientos médicos y se entiende fácilmente si se analiza su caso desde un punto de vista genealógico, es decir en términos de programa. Vive al estado vegetativo para no poner la vida de su padre en peligro ya que estaría amenazado en su funcionamiento vital por una mayor bien viva. Su segunda hija le está totalmente dedicada, trabaja con él y le apoya en su carrera. Al mismo rango de nacimiento que su padre, añade su energía para confortar su lugar de segundo. Es muy impresionante… Sí, realmente. Pero lo que desearía añadir aquí es que uno debe interrogarse de este modo frente a una enfermedad resistente a todos los tratamientos. Cuando se padece una enfermedad, uno debe preguntarse si esta enfermedad entra en el programa de familia de origen o del cónyuge. Se entiende fácilmente que el programa pueda venir de la familia de origen, pero se entiende menos bien que el programa pueda venir del cónyuge,¿ puede Vd. explicarlo por un ejemplo?

Sí, tuve el caso recientemente de una señora que acababa de tener un dolor cerebral; desde algún tiempo, tenía ausencias y graves problemas de memorización. Le pregunté entonces si conoce la historia familiar de su cónyuge. Observamos entonces que está alcanzando una edad crítica, cincuenta y siete años, la edad de la madre de su cónyuge en el momento de su fallecimiento. La madre de su cónyuge había muerto de un tumor cerebral. ¿Porqué esta repetición? Su cónyuge no había visto a su madre en los meses anteriores al fallecimiento de ésta. Sólo los síntomas análogos en su compañera le permitían entonces volverse consciente de lo que había vivido su madre. Para evitar que su compañera no fuese víctima a pesar de él, hubiese sido necesario que él se informara mucho más en cuanto a la enfermedad de su madre y las circunstancias de su hospitalización, y que haga un relato detallado a su compañera. Ya tuve ocasión de decir que es la palabra, fiel y concreta, que es también fuente de curación. Habría que ser vigilante en cuanto a la historia familiar del cónyuge, sobre todo en los casos en que sus padres fallecieron de enfermedad grave y relativamente jóvenes… Sí, hay que prestar atención a lo que un programa genealógico no esté heredado de la familia del cónyuge. Los contenidos genealógicos se transfieren fácilmente de la suegra a la esposa, del suegro al yerno… Es el motivo por el cual conocer a la familia del cónyuge siempre es necesario, no se trata de una indiscreción, sino más de una medida preventiva con el fin de sustraerse a una influencia que puede ser negativa sobre la salud, de modo pasajero o de modo constante. ¿Entonces, según Vd., es posible caer enfermo cuando se guarda un secreto para sus adentros? Naturalmente, últimamente conocí el caso de un hombre que padecía de un cáncer del páncreas. Desde hace años, tiene un secreto. En realidad, reconoció como a su hija a una primera hija que su mujer había concebido con otro hombre. Pero nunca pudo confesar a su hija adoptiva que no era su padre biológico, por miedo a perder su amor. Pienso que ignoraba la identidad del verdadero genitor de su hija. Un secreto referente a la filiación puede estar al origen de una enfermedad grave, pude constatarlo numerosas veces. Liberarse de la enfermedad presupone la apertura de los secretos.

Capítulo IX. Los traumatismos históricos y sus consecuencias.

¿En el seno del árbol genealógico, existen responsabilidades? ¿En el fondo, sólo existirían víctimas?

verdaderas

En cierta manera, se puede decir que existen niveles de responsabilidad, pero lo que ejerce una presión sobre el árbol genealógico es la historia colectiva y los traumatismos que engendra. Dice Vd. que hay una auténtica presión de la Historia, del contexto social, económico y político que hizo padecer a los miembros de nuestra familia.… Existe una violencia política, la que decidirá de participar o provocar una guerra alistando miles incluso millones de personas en combates arbitrarios. También hay una violencia económica debida a la sociedad capitalista con sus períodos de euforia, sus depresiones bursátiles; existe también una violencia social debida a la formación de clases sociales, a la pertenencia al mundo obrero, a la pequeña burguesía, a la gran burguesía… ¿Qué produce esta violencia de la Historia dentro del árbol genealógico? Produce una transposición de la violencia exterior que se transforma progresivamente en una violencia entre los miembros de la familia. Lo que el Estado hace padecer a los individuos exteriormente, se vuelve a encontrar, idéntico en sus principios, en el seno de la familia. ¿Ejemplos de esta transposición? La violencia de la Historia se cuela en las relaciones entre las generaciones. Los padres ya no pueden ser leales de cara a sus hijos; el apoyo incondicional que deberían dar se limita a los deberes de base: alimentar, incluso educar a sus hijos de modo mínimo. En los casos de gravedad mediana, los padres instalan preferencias entre sus hijos, preferencias que van a reproducir en el interior de la familia clases sociales. Hay los preferidos, los amados, los favorecidos, y luego hay los abandonados., los dejados a ellos – mismos. Hay los de quienes se va a favorecer el éxito y los para quienes ningún proyecto estará verdaderamente definido. Progresando en el grado de gravedad, se encuentran los comportamientos violentos: violencia verbal, desprecios repetidos, críticas hacía sus propios hijos, estrategias para desviarles de sus verdaderas aspiraciones, de su vocación, de sus estudios, de sus amores. Vean el esquema en la página siguiente. En lo que acaba Vd. de decir, lo que me parece muy importante, son las estrategias referentes a los estudios… Sí, tiene Vd. absoluta razón. Se suele creer que la estrategia más grave consiste en no transmitir un capital a sus hijos; es, de verdad, un caso de figura capaz de inducir situaciones materiales límites para los descendientes. Pero pude constatar que hay más

grave, cuando los padres actúan de modo a interrumpir los estudios de sus hijos. Éstos se quedan presos de un complejo intelectual que arruina muy frecuentemente su vida y sus relaciones con el mundo exterior. ¿Un ejemplo de este caso de figura? Sí; se trata de una joven mujer cuyos padres divorciaron cuando estaba cursando los estudios de COU. El trastorno familiar y la crisis afectiva que siguió la hicieron dejar bruscamente el curso normal de su escolaridad. Debido a esta interrupción, su pensamiento no pudo ser nutrido adecuadamente. En la edad adulta, un grave complejo intelectual le hace elegir cónyuges manuales, violentos y frecuentemente alcohólicos con los cuales es difícil explicarse. En un caso de este tipo, ¿qué se debe hacer? En un primer tiempo, aclarar la cuestión del divorcio de los padres, es muy posible que no se conozcan todos los detalles y que se guarden secretos. Después, tener el valor de seguir clases particulares en las asignaturas que se abandonaron en la adolescencia. Lo que está afectado me parece, es la transmisión… Exactamente, todo se para, de modo que ya no se transmite nada, ni competencias pasadas, ni la historia de la familia, ni una verdadera educación. Los hijos fueron al colegio, pero no saben nada de la vida porque la relación auténtica con los ascendentes desapareció. Y sobre todo no se transmite su dinero, así uno está casi seguro de que les será muy difícil a los descendientes hacer mejor que uno – mismo. ¿Podría Vd. establecer “una lista”, no exhaustiva, naturalmente, de los síntomas familiares debidos a esta violencia que nos hizo padecer la Historia? Sí, he aquí algunos comportamientos tipos. Primero la inversión del orden de las generaciones. Después vienen la parentificación, el secreto de familia, el incesto, la avaricia. La ruptura del nexo entre las generaciones, la preferencia, la neurosis de clase, la fusión de las generaciones, el amor decepcionado, la vocación contrariada. La repetición de los sucesos, el tiempo genealógico, la programación de los acontecimientos. En su opinión, el punto de inicio de las repeticiones de las fechas y de las edades sería siempre un grave traumatismo histórico? Sí, con gran seguridad. Es el motivo por el cual debe Vd. imperativamente calcular la edad que tenían sus antepasados en el momento de un conflicto nacional o internacional.

La edad de sus abuelos o padres en el momento de la declaración de la guerra de 1914-1918 , su edad en el momento de la declaración de la guerra de 1939 y de la capitulación Francesa en 1940. Estas edades están fijadas por la Historia como huellas negativas, testigos del miedo incluso del horror vinculado a estos traumatismos colectivos. Desearía que nos hablara de un ejemplo preciso, el de un hombre que se marchó a la guerra de 1914, y las consecuencias familiares que derivaron… Sí, con gusto. Le voy a exponer los hechos y luego, analizaré; así comprenderemos mejor en qué modo un traumatismo histórico de esta amplitud extenderá su influencia sobre dos, incluso tres generaciones. Se trata de un joven, Pedro, nacido en 1896. Es el segundo de una fratría de tres chicos. Cuando se declara la guerra de 1914, cumplirá diez y ocho años. Apenas salido de la adolescencia, se le manda al frente. Estará herido a la pierna. En 1918, interiormente herido y depresivo aunque había escapado a la muerte, se vuelve a incorporar a la vida civil. Su hermano mayor, mayor de un año, no benefició de esta suerte y encontró la muerte en combate en 1915. Pedro se casa luego en 1924, diez años después de la declaración de guerra. Tendrá tres hijos, tres muchachos igual como la fratría que antes formaba con sus dos hermanos y que la guerra trastornó totalmente.

Diagrama página 145 del libro. ¿Puede Vd. analizar en un primer tiempo estos datos simples? En primer lugar, la edad de diez y ocho años se inscribirá como una edad de riesgo: a los diez y ocho años, la vida está en juego, es posible estar matado o matar a alguien. En un segundo tiempo, vemos como la fratría estuvo trastornada por la guerra, y como Pedro reconstituirá su fratría de origen dando nacimiento a sus hijos, tres muchachos. La guerra ya indujo una repetición con el objetivo de restaurar el equilibrio familiar anterior al conflicto. Y luego, ¿qué pasa? En efecto, se puede preguntar lo que va a suceder, cuando el segundo hijo llegará a la edad de diez y ocho años. Recalco su segundo hijo porque, él mismo, ocupaba un lugar de segundo. Cuando su segundo hijo tuvo diez y ocho años, Pedro murió de un cáncer de intestinos. Pedro murió cuando su hijo alcanzó la edad que él – mismo tenía en el momento de su marcha para la guerra. En el momento de su muerte, tenía cincuenta años. Precisemos que este segundo hijo no tuvo hijos y es seguramente lo que deseaba Pedro a su regreso de la guerra; sólo engendró hijos con el fin de reconstituir su fratría de origen. ¿Qué pasa en la generación siguiente? El primer hijo de Pedro, Marc, está operado in extremis de una úlcera perforada a la edad de cincuenta años. Entre tanto, había engendrado a una hija que se casará con un hombre minusválido de la pierna. Recordemos que Pedro había sido herido a la pierna por un estallido de obús. Ve Vd. en qué modo se puede elegir al cónyuge: porque lleva un síntoma que ofrece una gran analogía con la herida del abuelo sufrida cuando éste se batía en el frente. Lo más notable aún en este caso, es que el abuelo no tenía secuelas y nada demostraba exteriormente su herida y es el motivo por el cual su descendencia se había casado con este hombre cuyo handicap era, en su caso, totalmente visible. Su cónyuge le permitía revelar el prejuicio causado a su ancestro. El tercer hijo de Pedro, Pascal, conocerá un período grave y angustioso de paro a los cincuenta años, la edad de Pedro en el momento de su fallecimiento. Su hija, Laura, embarazada a los diez y ocho años sin haberlo deseado, sufrirá un aborto. Ésta conocerá luego graves dificultades financieras a los treinta y seis años (2 x 18) y recibirá una ayuda del Estado.

¿Puede Vd. hacer un resumen de las consecuencias de esta marcha para la guerra en 1914? Con la primera generación, marcha para la guerra, depresión, filiación con el objetivo de reconstituir la fratría de origen, fallecimiento cuando el hijo alcanza la edad que había sido crítica par sí. En la segunda generación, pérdida prematura del padre, ausencia de filiación para el segundo hijo, paro para el tercero, úlcera perforada en el mayor. En la tercera generación, aborto, elección de un cónyuge que lleva un handicap recordando la herida del combatiente, pérdidas financieras conllevando una ayuda del Estado. Colocarse en la situación de estar ayudado por el Estado, no es exigir una compensación de éste por la participación del abuelo en el combate? Sí, claro. Tiene razón; inconscientemente uno espera una contrapartida del Estado a la altura de los perjuicios causados por la guerra. Esta espera puede impedir una realización personal, porque se piensa entonces que el dinero no se ha de ganar por uno – mismo sino que nos lo debe la nación. Es muy verdadero en la medida en que la guerra induce muertes prematuras, vidas inacabadas y patrimonios inestables. Si es el caso, el Estado aún gana, no sólo mandó a individuos en el combate sino que mantiene luego a sus descendientes en una petición de reparación inconsciente. Pero si Pedro hubiese hablado, quizás no se hubiese producido esto? Sí, es sumamente raro que los ascendentes hablen de los traumatismos históricos a los cuales participaron y las violencias que sufrieron o hicieron sufrir a los demás. Para ellos, lo que fue vivido es indecible y se vuelve impensable y no - representable para sus descendientes. Los Estados son responsables de este abandono, porque terminada la guerra, no existe ningún marco social en el cual uno tenga la posibilidad de liberarse de la violencia. Ésta empezará inmediatamente a atacar los fundamentos de la estructura familiar. Según Vd., cuantos más conflictos existan dentro de una familia, más se debe esperar hallar su origen en la Historia? Exactamente, y en primer lugar esta violencia procede de las últimas guerras mundiales, cuando miembros de nuestra familia participaron a ellas o hallaron en ellas la muerte. ഀLa fuente de los disfuncionamientos familiares debe buscarse en la influencia de los traumatismos históricos vividos por la familia y cuyos miembros repercuten la violencia en el interior del grupo familiar. ¿Puede tener por origen el celibato un traumatismo histórico?

Sí, recuerdo el caso de una mujer cuyo tío en segundo grado, su mujer y su hija de corta edad estuvieron deportados en los campos de concentración y no volvieron. Acababan de casarse. Esta señora no se casó y no tuvo hijos porque en este caso, es el triángulo de base que fue destruido por la Historia. Después de tales acontecimientos, ¿puede tomarse el riesgo de formar pareja y traer un hijo al mundo so pena de desaparecer otra vez? ¿Puede la guerra obligarnos a actos deplorables? Su pregunta me hace pensar en un caso encontrado con ocasión de mis consultas. Se trata de un hombre que era ebanista antes de la guerra. Durante la Segunda Guerra mundial, está cogido para construir tumbas y poner los muertos en ellas. Teniendo muy poco dinero, decide entonces arrancar los dientes de éstos para recuperar el oro. A la generación siguiente, su hija entonces embarazada, hace un absceso dental; la infección se generaliza y pierde ella el bebé in útero. En la generación siguiente, el nieto de este hombre hace, de niño, una grave caída y se rompe los dientes delanteros. Se quedará muchos años sin dientes y deberá esperar el fin de su adolescencia para que una prótesis adaptada le sea colocada. Para contestar a su pregunta, diría que es verdad que la guerra puede colocarnos en situaciones muy peculiares e inesperadas; en el caso que acabo de citar, la guerra creó totalmente una asociación inconsciente entre la muerte y los dientes. ¿Cuáles son los traumatismos históricos más importantes? Los traumatismos históricos más graves son las guerras entre naciones por cuestiones de territorio o religión, las luchas entre clases sociales, las expatriaciones debidas a problemas económicos y políticos. Al origen de la ruptura del nexo de amor entre los miembros de una misma generación y entre las generaciones, existe siempre un acontecimiento de naturaleza histórica. Es el motivo por el cual cuando contemplamos la historia de una familia, la comprendemos siempre en el seno de un conjunto más amplio y remontamos hasta el acontecimiento histórico que rompió la estructura del orden familiar. Es pues necesario conocer (para lo que se refiere a Francia) la historia del país desde la Revolución Francesa… Es decir el período revolucionario de 1789 a 1889, la época napoleónica de 1800 a 1815, la restauración de la monarquía, la colonización de Argelia a partir de 1830, los acontecimientos políticos y sociales de 1848, el nacimiento de la República, la guerra con Prusia en 1870, la Revolución industrial… ¿Y en lo que se refiere a la primera mitad del siglo XX?

La ley de separación de la Iglesia y del Estado en 1905-1907 y la Primera Guerra mundial. En lo que a la Primera Guerra mundial se refiere, hay que conocer las diferentes fases, sabiendo que probablemente un miembro o varios miembros de nuestra familia pudieron participar en ella y a veces morir en ella. ¿Creo que concede Vd. mucha importancia a las fechas de estos diferentes acontecimientos históricos, porque estas fechas emergen después otra vez en la novela familiar? Sí; se mencionan los acontecimientos históricos, pero estos acontecimientos corresponden a fechas precisas y el árbol genealógico se queda bajo la influencia de la Historia cuando nacen sus miembros, se casan o mueren precisamente en los aniversarios de estas fechas. En lo que se refiere a la guerra de 1914-1918, las fechas importantes son las siguientes: 3 de agosto 1914: declaración de guerra de Alemania a Francia. 21 febrero – 24 junio 1916, batalla de Verdun; 6 abril 1917 declaración de guerra de Estados Unidos a Alemania 11 noviembre 1918: armisticio; 22 junio 1919, voto del tratado de Versalles. Si nuestra familia participó directamente a los combates, es necesario conocer las fechas de las diferentes batallas como por ejemplo la batalla de las fronteras del 21 al 25 agosto 1914, la batalla del Marne del 6 al 13 de setiembre 1914, la batalla del Yser el 17 de noviembre 1917, la derrota francesa del Camino de las Damas, el 16 abril 1917. ¿Desde un punto de vista económico, cual papel jugó en los años que siguieron la caída de la bolsa de Wall Street en 1929? Recordemos la fecha del 24 de octubre 1929, fecha en que cae la bolsa de Nueva York. Esta catástrofe económica toma una amplitud internacional y la recesión que se instala en Europa permite la subida del partido hitleriano en Alemania y anuncia los acontecimientos de 1936 en Francia. Referente a la Segunda Guerra mundial, es necesario retener las fechas siguientes: el 3 de setiembre 1939, declaración de guerra de Francia a Alemania; 14 junio 1940, ocupación de París por los Alemanes; 18 junio 1940, llamada de Charles de Gaulle a los Franceses desde Londres; firma del armisticio por el Mariscal Petain el 22 de junio 1940; 6 junio 1944: desembarque de los aliados en Normandía. 25 agosto 1944, liberación de París 16 diciembre 1944, la ofensiva alemana en los Ardennes. 8 mayo 1945, capitulación alemana; y por fin la apertura del proceso de Nuremberg el 20 noviembre 1945. Recordemos también el período de 1948 a 1952 que verá la aplicación del plan Marshall concediendo créditos americanos a Francia y a varios países Europeos para restaurar la economía. Y en lo que a la segunda mitad del siglo XX se refiere…

La guerra de Indochina y la guerra de Argelia. En cuanto a la guerra de Indochina, las fechas importantes son: 19 diciembre 1946, principio de la batalla de Hanoi; 5 junio 1948 acuerdos de la baía de Along en los cuales Francia acepta el principio de la independencia y de la unidad de un Viet-nam, estado asociado de Francia; 2 julio 1949, creación oficial del Estado de Viet – nam. Setiembre- noviembre 1950, graves derrotas Francesas: 13 marzo 1954, principio de la batalla de Dien Bien Phu 7 mayo 1954, caída de Dien Bien Phu; 20 julio 1954, acuerdos de Ginebra. En cuanto a la guerra de Argelia, las fechas importantes son: 1° noviembre 1954, fecha del principio de la insurrección y proclamación del Frente de Liberación Nacional; 4 junio 1958, discurso de Charles de Gaulle en Argel; 8 enero 1961, referendum sobre la autodeterminación; 22-25 abril 1961, putsch de los generales en Argel; 20 mayo 1961, negociaciones en Evian; 3 julio 1962 proclamación de la independencia; 15 setiembre 1963 Ben Bella está elegido presidente de la República. El final de los años 60 verá nacer la sociedad de consumo, la revolución obrera y estudiantil de mayo 1968, la emancipación de la mujer, el derecho al aborto, el movimiento hippy, la crisis del petróleo, la revolución informática. Numerosas familias estuvieron influenciadas por una ideología… Sí, por el nacionalismo, el fascismo o incluso el comunismo. Puede ser peligroso apegarse a una ideología, tanto de la defensa del gran capital, como la defensa de la nación o la defensa de la clase obrera. Pero son la revolución Rusa de 1917 y luego los acuerdos de Yalta en febrero 1945 así como los de Postdam en julio 1945 que fijan una rivalidad ideológica entre Americanos y Soviéticos y un recorte de la Europa Oriental. Es el principio de la Guerra fría en 1947 que se acaba en 1989 con la destrucción del muro de Berlín y la implosión del comunismo en Unión Soviética. ¿Porqué es violenta la Historia? Porque es arbitraria. ¿Porqué en tal época se debe padecer de modo arbitrario una guerra, un conflicto de nacionalidad, un conflicto religioso, una decisión política? Todo esto cambia rápidamente con las épocas, y porque las situaciones cambian, son arbitrarias, y esto engendra violencia. Es un instante T de la Historia. Si por ejemplo, tenemos un antepasado muerto en 1914 o muerto en los campos en 1944, nada puede justificarlo hoy porque estamos en paz con Alemania. ¿Porqué(o para qué) murieron? Y a cada vez, son millones de muertos!

Los países en guerra en 1914 totalizaron ocho millones de muertos y veinte millones de heridos. En 1945, el número de víctimas, según los cálculos de los historiadores, alcanzaba entre cuarenta y sesenta millones de muertos. Vd. dice que todo lo que sufrimos y que es de naturaleza colectiva, no es verdadero, ni real. Es una ilusión que nos da el sentimiento de existir. Esta violencia está pues aquí y se repercuta en el árbol genealógico por una desestructuración de los vínculos, un paro de la creatividad… La dimensión colectiva toma posesión de nosotros, impidiéndonos ser singulares. Nuestra singularidad está absorbida y desaparece en provecho de la violencia de la Historia. Vd. dice que, luego, vamos a ser víctimas de enunciados generales. Lo mismo que somos víctimas de lo colectivo, nos vuelve a coger un discurso general en el seno de nuestra familia. Por ejemplo, cuando se dice “mi abuelo ha muerto en un accidente de coche”, se trata de un acontecimiento que puede referirse a millones de personas. Los enunciados generales son frases que afirman cosas valederas para un gran número de personas. Si nos conformamos con esto, la información no cambia nada para nosotros. Es la dimensión colectiva la que pasa en el lenguaje y que lleva a enunciados referentes a la familia que nos bastan. Debemos ir más allá de estos enunciados y llegar a la singularidad de las situaciones familiares. Volvamos al caso de un abuelo fallecido en un accidente de coche… Debemos poder encontrar el día de este accidente, el mes y el año, en cuál comarca, de dónde salía y a dónde iba, si hizo un error de conducción o bien si otro conductor provocó el accidente, si estaba solo o acompañado… Si tal era el caso, por quién estaba acompañado? En qué coche, quién fue testigo, de qué murió exactamente, y sobre todo en qué estado corporal estaba en el momento de su fallecimiento, si existe un informe oficial?… Hay toda una serie de preguntas fundamentales que contemplar para llegar a cualificar la singularidad de la situación, cualquier sea el acontecimiento de que se habla. Y cuando se llega a la singularidad de la situación, se llega a encontrar el indicio a partir del cual la energía puede circular otra vez. Este indicio puede referirse al lugar del acontecimiento, su fecha, su porqué, su cómo… ¿Un ejemplo? Sí, hablar de accidente de coche me recuerda el caso de una consultante. Su padre murió en un accidente de coche, otro conductor le cortó la carretera. Como lo explicaba recién, no puedo conformarme con este enunciado general. Interrogo a la consultante y le pido lo que estaba emprendiendo su padre en el momento en que murió. Me contesta que estaba a punto de hacer la adquisición de una casa por una suma de dinero muy grande.

A partir de este elemento, entramos en la singularidad de la situación… El accidente es la materialización de un envite de otra naturaleza. ¿Pueden modificar el curso de nuestro destino estos acontecimientos colectivos? Sí, esto me hace pensar en una consultante cuya abuela materna cayó enamorada de un oficial que desfilaba en los Campos Elíseos en 1945, de tal modo que dejo inmediatamente a su marido… Pasemos a otro tema, ¿qué pasa cuando miembros de nuestra familia se casaron o nacieron durante una guerra? La pregunta planteada es la siguiente: se hubiesen casado si no hubiese tenido lugar la guerra, hubiesen nacido los hijos sin este conflicto? Vd. comprende la paradoja de la Historia, es que el conflicto en sí pudo construir la alianza y la filiación. En el fondo, el conflicto pudo permitir el desarrollo del árbol genealógico. ¿Dice Vd. que sería deseable evitar casarse o traer al mundo a un hijo en tiempo de guerra? Sí, lo pienso efectivamente. Pienso que sería deseable casarse e instaurar una filiación fuera de un traumatismo histórico y no en el interior de este conflicto, porque es la mejor manera de fijarlo en el tiempo. ¿Según su experiencia, qué tipo de comportamiento puede adoptar frente a sus hijos una persona concebida durante la guerra? Según lo que pude constatar, y lo constaté varias veces en el caso de mujeres nacidas durante la guerra de 1939-1945, estas mujeres que se vuelven madres son particularmente posesivas con su hijo. En esto, parecen reproducir para con su hijo, la situación exterior que prevalecía en el momento de su nacimiento, la dominación de una nación sobre otra. Por otra parte, es difícil para estas personas formar una pareja, porque están concebidas en tiempo de conflicto. El conflicto que presidió a la concepción se proyecta luego en la pareja. Observé que las personas nacidas durante la guerra se casan de buen grado con militares o empleados del Estado trabajando en el armamento. La profesión del cónyuge evoca así otra vez el contexto en el cual uno estuvo concebido. ¿Algunos ejemplos de este caso de figura? Se me ocurren tres casos. El primero es el de una mujer que fue concebida durante la guerra y que trabaja en un organismo que rige las relaciones internacionales. Formó pareja y tuvo hijos en secreto con un hombre casado. Siempre vivió escondida, como en tiempo de guerra. Un segundo caso es el de una señora concebida en el momento del armisticio de 1940, que, una vez adulta, se casó con un militar a quien amaba apasionadamente: concibió a su

primera hija durante un viaje en Alemania. La pareja nunca se llevó bien y divorció en condiciones difíciles. Un tercer caso es el de una señora concebida en 1941, quien se casó con un hombre que trabaja en el armamento. La pareja se disputa violentamente sin llegar a separarse. Se constata que las circunstancias de la guerra se reanudan en la vida de estas personas… Sí, en resumen encontramos situaciones ocultas, profesiones que tocan la comunidad internacional, cónyuges militares o trabajando en el armamento, enfrentamientos en la pareja, crisis de identidad… Para estas personas nacidas durante la Primera o la Segunda Guerras mundiales, no reviste importancia también la edad alcanzada en el momento del final de la guerra? Sí. Tomo el caso de una persona nacida en 1941, tiene cuatro años cuando se termina la guerra. Esta edad puede considerarse como crítica visto que es el contexto de la guerra que pudo suscitar su concepción, si la guerra se termina no corre el riesgo de desaparecer? o por lo menos de perder la energía que sostenía su existencia? Es el motivo por el cual es posible que los descendientes de esta persona desarrollen síntomas en la misma edad. Concretamente, ¿cómo puede la guerra afectar el árbol genealógico? Modificando a veces radicalmente las situaciones personales. Por ejemplo, tal deportista que iba a pasar profesional, estalla la guerra, su carrera está definitivamente rota. Después de la guerra, entrará en la administración. Tal mujer embarazada de seis meses en el momento de la guerra de 19141918 hará temer a sus descendientes el quedar embarazadas a su vez. Tal pareja casándose en 1916 por derogación especial cuando estaba el marido preso en Austria, conducirá su descendiente a engañar a su mujer y a coleccionar las amantes…

Capítulo X. Consecuencias del fallecimiento de los ancestros.

Parece Vd. decir que la existencia de los vivos está influenciada por la naturaleza y las circunstancias del fallecimiento de los miembros de la familia cercana… Sí, noté que los fallecimientos por accidente, suicidios o enfermedades graves y repentinas pueden conllevar efectos psicológicos en los descendientes. Cuanto más repentina e inesperada es la muerte, más importante es el traumatismo en los descendientes.

Elementos quedan sin resolver, tanto en la existencia del o de la que acaba de desaparecer como también en el nexo que los miembros de la familia entretenían con la persona. ¿Contará, supongo, el modo en que los padres fallecieron, verdad? Sí, esto me hace pensar en el caso de una mujer que nunca había cambiado de peinado. Me entero que su madre murió volcada por un camión cuando volvía de la peluquería… El inconsciente asoció inmediatamente el fallecimiento y la peluquería. Para los descendientes, no cambiar el peinado, es evitar morir. Más allá de esta anécdota, es verdad que el modo en que los antepasados han muerto es muy a menudo un misterio. Cuando interrogó a los consultantes sobre las circunstancias del fallecimiento de sus antepasados, las respuestas son frecuentemente aproximadas. Se sabe por ejemplo que tal o cual antepasado murió de enfermedad, pero no se sabe exactamente de qué enfermedad, lo mismo que se ignora la naturaleza de los tratamientos, las circunstancias exactas del fallecimiento y de las fechas del entierro. ¿Sigue siendo el caso más dramático el caso en que se piensa saber que tal o cual antepasado ha muerto pero nunca pudo ser localizado su cuerpo? Es un caso que se encuentra frecuentemente cuando uno de nuestros antepasados participó en la guerra de 1914-1918, en la guerra de 1939-1945 o en las guerras de Indochina y de Argelia. Uno de los antepasados estuvo considerado desaparecido, pero el cuerpo no pudo estar identificado, reapatriado y enterrado. Síntomas pueden aparecer cuando ciertos descendientes alcanzan la edad supuesta del desaparecido en el momento de su fallecimiento. ¿Cuáles síntomas? Cada caso es particular, pero de modo general, diría que los descendientes llevan en sí una imagen perturbada de su cuerpo. Esta imagen perturbada halla un corolario en las dificultades financieras. Inseguridad personal e inseguridad financiera están íntimamente ligadas. En este caso, una terapia corporal (masajes, bioenergía.) es necesaria así como un trabajo específico en Psicogenealogía. ¿Cuál es este trabajo específico? Se trata de un ejercicio que consiste en hacer un relato en el cual se deja que un miembro de la familia fallecido se exprese a través de uno mismo. Por ejemplo, si mi bisabuelo falleció en la guerra de 1914-1918 y que su cuerpo no haya sido encontrado, voy a empezar un relato sobre papel, evocándolo, pero no voy a decir “hizo esto o ello”, voy a hablar en nombre suyo, es decir voy a empezar escribiendo “me marché a la guerra en 1914, etc.”.

Sí, pero si ignoro todo lo que le sucedió, ¿cómo podré hablar en nombre suyo? Conscientemente, Vd. lo ignora, pero el inconsciente para el cual no existe el tiempo posee más recursos. Se trata simplemente de empezar a escribir y luego la pluma corre sobre el papel, damos entonces a otra parte de nosotros – mismos la posibilidad de expresarse. Es un ejercicio muy extraño, se descubre que somos llevadores de sucesos ancestrales que sólo piden ser restituidos, volverse conscientes. Extraemos luego del relato imágenes que pueden ser materializadas, concretizadas. Dice Vd. también que cuando uno de nuestros ascendentes fallece, se debería ver el signo de que acaba de terminar un ciclo para uno – mismo… Sí, precisamente. Cuando fallece un ascendente, padre o abuelo, pienso que se debería ver el final de un ciclo para sí. Este ciclo puede ser sentimental, profesional, material, intelectual o incluso geográfico. En ciertos casos, es incluso la señal de que debe parar lo que había inducido el antepasado. En el libro anterior5, recuerdo que Vd. cita el caso de una mujer joven cuyo abuelo acababa de morir, me gustaría que lo recordara… Este abuelo había tenido un hermano muerto siendo joven, en un accidente de avión.. Al mes siguiente al fallecimiento de este abuelo, la consultante entraba a trabajar en una compañía aérea. La muerte de este abuelo había al mismo tiempo hecho brotar el destino inacabado de su propio hermano, destino que la consultante se encargaba entonces de seguir. En este caso, hubiese sido necesario rehusar trabajar en una compañía aérea, dado que contenidos genealógicos estaban subiendo en superficie. Vd. dice que hay que ser muy vigilante después del fallecimiento de un ascendente para no perpetuar algo que le pertenecía en propio… Sí, es exacto, hay que ser muy vigilante a cualquier situación que se presente del exterior y que sería susceptible volvernos a una identificación con la familia de origen. En el caso que acabamos de citar, se trata de un proceso regresivo. En lugar y sitio de una actividad personal, la consultante está llevada a ejercer el oficio del hermano de su abuelo. Reflexionando, se hubiese tenido que rehusar esta proposición de trabajo por poco que se medite sobre la historia de los abuelos y de su fratría. Así se hubiese podido identificar la repetición que se anunciaba y evitar pasar varios años inútiles en el seno de un empleo que no nos convenía.

5

Liberarse del destino familiar, Dervy, 2000.

Si bien entiendo, se trata de vigilar cualquier situación que se presente como por casualidad en el momento oportuno después del fallecimiento de un ascendente, abuelo, padre, tío o tía… Antes de comprometerse, hay que analizar en qué la situación que se presenta puede parecerse o tener analogías con el pasado. Y si es el caso, se tendría que tener la energía de perseverar en esta vía pero sabiendo que quizás sea ilusoria dado que salió de la emergencia de elementos genealógicos, o bien apartarse de ella. Si se logra, se puede presagiar un cambio feliz, un progreso en lo que es realmente personal y fuente de desarrollo y realización personal. Pensaba en el caso de una persona que conozco que tuvo un extraordinario golpe de suerte en el trabajo exactamente en el momento en que su prima fallecía; es precisamente esta prima la que le había mencionado este proyecto algunos días antes de su muerte… Sí, ya me habló Vd. de esta historia. Es maravillosa, pero cuidado sin embargo con una cosa, el programa instalado es el siguiente: el éxito está vinculado con el fallecimiento, y esto, el cerebro lo registró. Éxito y fallecimiento funcionan ahora juntos. Una vez que se conoció el éxito, se busca otra vez. Lo que es más delicado, es el mantenerlo, incluso renovarlo, porque sería necesario que haya en el mismo tiempo un fallecimiento. Según lo que creo saber, la persona de quien me está Vd. hablando acaba de desarrollar un cáncer, su hermano y uno de sus amigos próximos acaban de morir. Ve Vd. en qué manera el árbol genealógico puede encerrarnos dentro de una doble coacción. La coacción del fallecimiento para mantener el éxito. ¿Entonces, qué hubiese debido hacer la persona en este caso? Hubiese tenido que aprovechar la oportunidad sin intentar hacerla durar, sin intentar mantenerla porque esta oportunidad es valedera únicamente en cierto período de tiempo y tiene un tiempo de vida que le es propio. La trampa sería mantenerse ahí artificialmente durante más tiempo. En este caso, se tenía que hacer fortuna e inmediatamente pasar a otra cosa, para evitar caer enferma a su vez. Se puede morir de desesperación después de la muerte de un padre… Sí, pero recordé en el capítulo anterior dedicado a la enfermedad que era necesario estar construido interiormente para no ceder al pánico causado por la pérdida de las imágenes de los padres. Repito que esta noción me parece esencial. Por cierto no es su pérdida lo que es grave, sino el hecho que dichas imágenes no hayan existido realmente nunca. La pérdida definitiva de los padres quita toda esperanza de ver un día encarnarse una función paternal/maternal real, y estamos confrontados con este vacío.

Si aún se tuviera la esperanza de apoyarse sobre ellos para existir, entonces puede que desaparezcamos con ellos. Si aún se tuviera la esperanza de apoyarse sobre ellos para existir, entonces puede que desaparezcamos con ellos… Esta frase me parece fundamental… Sí, no se debe olvidar de ella. Y para no estar llevado con ellos, hay que cesar absolutamente y en prioridad, cualquier actividad relacionada con ellos.

Capítulo XI. Los programas genealógicos y sus consecuencias en términos de destino. Vd. dice que llevamos en nuestros adentros programas transmitidos por nuestros ascendentes. ¿Podría Vd. explicar con más detalles de qué se trata? … Para empezar, desearía citar el caso de un hombre, tercero de una fratría de tres chicos, cuyo padre murió a la edad de cincuenta años. Su hijo, nuestro consultante, tiene entonces diez y seis años. Este hijo lleva en él, consecuencia de este episodio familiar dramático, el programa siguiente: cuando tengo 16 años, muere mi padre. Este hombre tiene dos hijos, no concibió ningún tercer hijo porque se hallaba él en este lugar originalmente y el no repetirlo podría alejar la muerte del padre. Este hombre podría con razón temer que sus hijos lleguen a la edad de diez y seis años… Sí, porque estaría a su vez en peligro de morir como su propio padre. Este programa le obliga a ciertos comportamientos irracionales para sustraerse a él. El primero podría ser el de dejar a su familia y abandonar a sus hijos: al ya no estar dentro de una función paterna, podría escapar al programa. En este caso concreto, su mujer, seguramente para protegerle de una muerte prematura, tenía un amante y es el amante quien murió cuando el hijo de este hombre tuvo diez y seis años. Otro ejemplo… En un segundo caso, se trata de una mujer joven cuyo padre murió en un accidente de coche cuando tenía ella 8 años. Se caso de adulta pero llevaba el programa siguiente: cuando tengo ocho años, muere mi padre. Cuando su hija tuvo ocho años, su marido dejo el domicilio y abandonó a su familia, totalmente inconscientemente, pero entraba dentro del programa de su esposa – un padre que muere cuando su hija tiene ocho años. Como padre, referido por el programa de su mujer, su vida estaba en peligro. Lo sabía su inconsciente y para salvarse negar sus responsabilidades y fundar una nueva pareja. Querría hablarnos de las consecuencias de una sincronicidad entre el nacimiento y la muerte de uno de los abuelos? Se concibe a una niña; justo después de su nacimiento, muere su abuela materna; había caído enferma tres años antes en la edad de cincuenta y seis años. Para la hija, el programa es el siguiente: una hija nace (yo), muere mi abuela. La niña que nace lleva este programa y éste perdura en la edad adulta. Ella – misma tiene hijos. Una generación más tarde su hijo espera a un hijo, ella se volverá abuela. Celebrará sus cincuenta y seis años.

Entonces, corre ella el riesgo de morir dado que en ella está inscrito el programa de nacimiento de un hijo/muerte de la abuela. Para evitar este programa, se deberá invertirlo; ya no será la futura abuela quien muera, sino el niño al nacer. Citemos para terminar, el caso de una dama cuyos padres fallecieron ambos de enfermedad algunos meses después de su nacimiento. El programa que ella lleva es el siguiente: es peligroso tener un hijo porque ella y su marido pueden desaparecer después del nacimiento de éste. Para evitar este programa, esta señora se casó con un hombre que se reveló luego ser estéril… El peligro estaba apartado, porque el inconsciente le había hecho elegir a la persona capaz de evitar su programa familiar. La genealogía es como una matemática, todos llevamos programas interiores en función de nuestra historia familiar. Al alcanzar una edad concreta es cuando se constata la emergencia de estos programas. Conocerles, permite anticiparles y gracias a acciones simples, liberarse de ellos. Otro ejemplo? Citemos el ejemplo de un hombre de negocios hecho famoso: Aristóteles Onassis. Nacido después de una hija, su madre iba a fallecer cuando Onassis acabara de cumplir ocho años. Llevaba en él la programación siguiente: ser el segundo hijo de la pareja de sus padres y llegar a 8 años para ver morir a su madre. Lo cual es equivalente al programa siguiente: segundo lugar = ocho años = muerte de la madre. El peligro era pues que cuando su hija Cristina, segunda hija del matrimonio formado con su mujer Tina, tuviera ocho años, era muy posible que Tina desaparezca a su vez. Para evitar que muera Tina, Aristóteles se enamoró de otra mujer cuando Cristina tuvo siete años y algo. Cristina había nacido en 1950 y Onassis encontró a María Callas por primera vez en 1957 y empezó una historia de amor concreta con ella en 1958. Provocó a su mujer invitando a María Callas a bordo de su yate “el Cristina” para un crucero y Tina solicitó inmediatamente el divorcio, lo cual quizás le podía salvar la vida; ya que ya no estaba casada con Onassis, escapaba momentáneamente a un destino programado por la configuración genealógica de su marido. Toda la paradoja de la situación cabe en el hecho de que, para salvar a su mujer, Onassis sólo halló las vías del engaño y de provocar el divorcio. ¿Otro ejemplo? Sí, conozco el caso de una consultante, cuya abuela materna se casó en 1914 algunos meses después de que su marido estuviera muerto en combate. El programa que se instituye es el siguiente: es peligroso casarse, so pena de que el cónyuge muera algunos meses más tarde.

Para evitar el problema y evitar que una pareja masculina muera prematuramente si se estableciera una relación seria entre ellos, la consultante se hizo homosexual. El hecho de evitar el problema de este modo no lo resuelve, porque la compañera de la consultante acaba de caer gravemente enferma. ¿La genealogía aparece como un tipo de matemática, llevamos todos programas, podría fácilmente comparar estos programas a los que se hallan en el disco duro de un ordenador? Sí, realmente, es una imagen que parece corresponder a lo que sucede a nivel cerebro, éste registra los acontecimientos genealógicos mayores y los transforma en diferentes programas. En el mejor de los casos, el programa es simplemente rodeado o desviado sobre una tercera persona que participa directamente o indirectamente al grupo familiar, no está ni analizado, ni resuelto con esto. ¿Pero de qué modo se inscriben adentro nuestro estos programas, si nadie en la familia los menciona? Se inscriben precisamente porque nunca estuvieron analizados como tales, sobre todo que se deja en el silencio generalmente los acontecimientos dolorosos pensando quitárselos fácilmente. Los acontecimientos no verbalizados están reprimidos y adquieren amplitud a nivel inconsciente. Entonces el inconsciente ya no puede dejar fluir su poder creativo, frenado en su funcionamiento natural por estas represiones generacionales sucesivas. Esta situación es particularmente grave porque sólo el inconsciente tiene el poder de transmutar el ser. Capítulo XII. La repetición de las fechas de nacimiento, casamiento y fallecimiento Se constata muy frecuentemente que se repiten las fechas en los árboles genealógicos… Sí, existe sin cesar repeticiones; es el caso en la casi totalidad de los árboles genealógicos. No es el fruto del azar. Al contrario, estas repeticiones de fechas dejan traslucir un inconsciente familiar, una organización subyacente que programa los acontecimientos en el tiempo. Pero, naturalmente, esto tiene una finalidad y nos pertenece a nosotros descubrirlo… Existe, creo, múltiples combinaciones de fechas… Sí, voy a darle algunos ejemplos empezando por la fecha de nacimiento. Puede que nuestro nacimiento corresponda con otra fecha de nacimiento de la familia, así nace un hijo en la misma fecha de nacimiento que su primo hermano, un hijo nace en la misma fecha de nacimiento que su madre, un hija nace en la fecha aniversario del nacimiento de su abuelo materno, un niño nace en la

misma fecha de nacimiento que su padre, un hijo nace en la fecha aniversario del nacimiento de su tío materno, un niño nace en la fecha aniversario del nacimiento de su hermano… Y según lo que dice Vd., nuestra fecha de nacimiento puede ser idéntica a la de uno de los miembros de nuestra familia, pero esto es valedero únicamente para nuestra familia más cercana? Se debe, por lo menos extender su conocimiento del árbol genealógico a los bisabuelos, hermanos y hermanas de nuestros abuelos y a los primos de nuestros padres; se debería también conocer las fechas de nacimiento de los primeros o segundo cónyuges cuando hubo matrimonios dobles. De hecho, cuanto más datos se consiguen recopilar, más se pueden establecer nexos, constatar similitudes de fechas. Una vez que se pudieron constatar, por ejemplo, que nuestra fecha de nacimiento es la repetición de la de un miembro de nuestra familia, qué se debe pensar? Primero y de modo general, diría que cuando se repite una fecha, es que puede existir un secreto referente a la concepción, embarazo, parto y declaración oficial del o de la de quien se perpetua la fecha de nacimiento. Del mismo modo, si uno nace en la fecha aniversario de una boda, puede que exista un secreto al nivel de los cónyuges, amor verdadero o amor obligado? Por fin, si uno nace en la fecha aniversario de un fallecimiento familiar, puede que un secreto rodee las circunstancias de este fallecimiento: enfermedad, suicidio, crimen, muerte natural… ¿Cómo analizar luego esta coincidencia de fecha? Diría primero que si mi fecha de nacimiento repite la de un miembro de mi familia, es que la concepción y el nacimiento de este miembro de la familia pueden haber sido problema. Imaginemos que haya nacido en la misma fecha de nacimiento que la de mi abuelo materno, hago la suposición que éste puede haber sido no – deseado por sus padres. Otros elementos negativos pudieron rodear su nacimiento, embarazo o parto difícil, hijo concebido por accidente, hijo ilegítimo, hijo macho cuando se esperaba a una hija, hijo de sustitución, crisis económica de los padres durante su nacimiento. Múltiples elementos pueden fundar de modo negativo el destino del antepasado, de modo que su nacimiento es un acontecimiento insuficientemente elaborado y necesitará su reproducción en el tiempo, por la programación del nacimiento de uno o una descendiente exactamente en la misma fecha. ¿Según Vd., el inconsciente familiar buscaría así a restaurar un elemento del pasado? Sí, lo pude observar en muchas ocasiones.

La fecha está programada otra vez, es un modo de fundar otra vez la existencia del antepasado, y esto es posible sólo mediante la concepción de uno de sus propios descendientes. En este caso, hay naturalmente gran interés en hacer una investigación genealógica referente al miembro de la familia de quien se lleva la fecha de nacimiento. En cierto modo, nuestro nacimiento dio la oportunidad al antepasado de expresarse otra vez, pero a través nuestro. ¿Qué es lo que pertenece al antepasado y qué es lo que es realmente personal nuestro, he aquí toda la pregunta, me parece? Insisto en el hecho que si la fecha de nacimiento de uno de nuestros antepasados se repite, es que existen elementos de su propia existencia que están inacabados, insatisfechos, es que la realización de la existencia no se ha hecho de modo pleno y entero. La encuesta genealógica nos dirá el porqué. Se debe a acontecimientos históricos concretos, se debe al crisol familiar?… Lo muy importante, es poder descubrir la vocación de este antepasado, porque si alimentamos esta vocación, si la hacemos evolucionar, es una fantástica resolución del árbol genealógico hacía la cual nos encaminamos. Esta resolución puede llevarnos otra vez alegría de vivir y prosperidad. ¿Por lo tanto, habría una herencia positiva, una posibilidad que nos llega de hacer evolucionar algo que se había parado, o incluso que no se había nunca desarrollado? SÍ, exacto. ¿Podría Vd. dar un ejemplo? Se trata de una mujer joven nacida en la misma fecha de nacimiento que su abuelo paterno, nació el 12 de mayo de 1954 y él había nacido el 12 de mayo de 1898. El nexo que les une es que este abuelo murió ciego y que esta joven mujer trabaja cuidando personas que ven mal. ¿Es esto una solución? En el fondo, es también ponerse en situación de salvar a su ancestro, pero a posteriori… Lo que sería interesante, es saber por qué razones se volvió ciego este antepasado, en qué circunstancias y después de cuál acontecimiento. Porque más allá del handicap, encontraríamos seguramente una creatividad artística no expresada. Tengo la sensación que nacer en la misma fecha que un antepasado nos coloca en una paradoja, es decir expresar lo que ese antepasado llevaba en él pero que no se realizó y no llegar a hacerlo por miedo que el antepasado invada nuestra identidad…

Sí, acaba Vd. de concretar un punto que me parece muy importante, es este temor que se tiene en descubrir en sí, un talento, una cualidad, una aspiración que sea a la vez nuestra y la de un antepasado. Es un problema falso en el sentido en que la creatividad artística no pertenece a nadie de modo propio, es una energía universal que fluye en cada cual. Entonces, si por ejemplo, nuestro abuelo deseaba ser pintor y que nosotros, nos gusta la pintura y la practicamos, no es el antepasado que toma posesión de nosotros, es la realización de una energía impersonal. Pintar nos vincularía no a una genealogía familiar, sino a la genealogía de la pintura, es decir a todos los pintores famosos o menos famosos que nos precedieron. Se comprende bien cual puede ser el proceso cuando la fecha de nacimiento es la misma que la de uno de los abuelos o la de uno de los bisabuelos, pero cuando por ejemplo, uno nace en la fecha de nacimiento de su tío o tía… Sí, se puede tratar del mismo proceso, pero en este caso, esto viene directamente de un deseo de nuestros padres, deseo de transformar su fratría o de fundarla de nuevo, deseo de prolongar la existencia de un hermano o hermana fallecidos prematuramente. Imaginemos por ejemplo que mi madre haya tenido un hermano. Éste muere en el momento en que empezaba su vida adulta; mi madre puede, al dar nacimiento a un hijo en la misma fecha, volver a dar vida a éste. Y permitirle renacer, vivir una cuota de existencia de la cual estuvo privado, a causa de un accidente, una enfermedad o la guerra, o una forma de suicidio. Y qué pensar cuando se nace en la misma fecha de nacimiento que el propio padre o propia madre? A través nuestro nuestros padres pueden renacer simbólicamente, fundar su existencia otra vez. Naturalmente se debe entender en qué circunstancias ellos mismos estuvieron concebidos por nuestros abuelos para necesitar esta repetición. Un ejemplo concreto de este caso de figura? Se trata de una pareja que da luz a un quinto hijo. De modo sorprendente éste nace en la misma fecha que su madre, un doce de junio. Poco tiempo después la madre fallece. Aquí, aparentemente, el nacimiento de un hijo nacido en la misma fecha que ella pone la madre en peligro de desaparecer. Su marido morirá algunos meses más tarde. Los niños estarán acogidos por la hermana de la madre. Cuando un hijo nace en la misma fecha de nacimiento que su hermana mayor, o aún cuando una hija nace en la fecha aniversario de su hermano mayor… Esto puede ser el caso entre hermanos, entre hermanas o entre hermano y hermana.

Hablaba Vd. de un hijo que nace en la misma fecha de nacimiento que su primo hermano, se trata seguramente de una causa diferente. Es para restaurar una forma de igualdad cuando sus padres que son hermanos, hermanas, o hermano y hermana sufrieron de preferencias instaladas por los abuelos. Abordemos, si quiere otro caso. ¿qué significa nacer en la fecha aniversario de una boda de la familia? Nacer en la fecha aniversario de una boda familiar significa que las mismas circunstancias de esta boda deben examinarse de cerca. ¿De cuál boda se trata? Quién se casa, qué edad tienen, por qué motivos, y en cuáles circunstancias, con qué motivación? Podemos estar seguros que en esta boda existe elementos que pueden presentar una dificultad para la familia y los descendientes. ¿Podría Vd. citarnos algunos de estos elementos? Sí, por ejemplo dos cónyuges con una diferencia de edad considerable, dos cónyuges de nacionalidad, religión o clases sociales diferentes, una boda obligada, una boda cuando la novia está embarazada (de su futuro marido?), una boda tardía, una boda de interés, una boda por razones administrativas, una boda en el secreto, una boda blanca, una boda desgraciada… Sabe Vd., en el pasado, existen muchas situaciones no resueltas. La mejor solución para basar de nuevo una alianza parece ser programar un nacimiento en esa fecha. Tengo la sensación que uno así se otorga una nueva oportunidad para la unión. Se fortalece la boda a posteriori… por un nacimiento en la misma fecha, es esto? Sí, se trata de esto. Voy a darle un ejemplo. Se trata de una mujer joven que nació en la fecha aniversario de la boda de su tía materna, es decir la hermana menor de su madre. Uno puede preguntarse legítimamente cuáles son los motivos. Pronto nos enteramos que esta boda había sido muy criticada por la familia y en particular por el padre de la futura novia. El violento desacuerdo referente a esta unión hizo nacer en los dos años que siguieron, a esta niña en la fecha del aniversario de la boda. Vemos aquí cómo el desacuerdo de un padre en el momento de la boda puede tener consecuencias… Sí, consecuencias inesperadas, o sea un nacimiento que repetirá la fecha de la boda, como para fundarla otra vez. Una oposición familiar seria y tenaz al matrimonio necesita como se ve una consolidación de éste a posteriori, esto obliga a un descendiente a que nazca precisamente en esta fecha.

Sobre el o la que nace en esta fecha, se proyecta el contencioso familiar referente a la alianza y esta proyección podría muy bien condicionar su vida sentimental futura. De aquí la importancia de analizar el objeto inicial de la crítica familiar. ¿Qué significa nacer en la fecha aniversario de un fallecimiento de un miembro de la familia? Sigamos el mismo principio según el cual existe una dificultad en la situación inicial. Una dificultad, que al no estar resuelta, induce una repetición de la fecha simbolizando el acontecimiento en cuestión. Cuando se nace en la fecha aniversario de un fallecimiento, es necesario analizar atentamente lo que sucedió en el momento de este fallecimiento y cuáles son las modalidades y las circunstancias. ¿Quién murió?, en qué edad, en qué lugar y sobre todo en qué circunstancias? Se trataba de las consecuencias de una larga enfermedad o bien de un malestar grave e inesperado, existen responsabilidades al nivel de este fallecimiento, se trata de un error médico, tuvo parte de influencia el cónyuge, se trata de un suicidio o de una forma de suicidio, de un accidente, incluso de un crimen? ¿Dónde está enterrada la persona? Es posible obtener documentos oficiales? Vd. precisa que se puede nacer en la fecha aniversario de un fallecimiento de un miembro de la familia, pero también se puede haber sido concebido ese día precisamente… Cuando se es consciente de la fecha en que uno concibió a su propio hijo, es posible mirar si esta fecha corresponde a una fecha de fallecimiento en el árbol genealógico. Tuve un ejemplo últimamente con una consultante que concibió a su hija un 3 de octubre o sea también la fecha de fallecimiento de su tía paterna… Éste es un caso muy preciso, entonces, según Vd. ¿porqué haber concebido a su hijo en esta fecha, fue un problema la vida de esta tía? Esta tía paterna, la hermana mayor del padre había fallecido prematuramente de leucemia, a la edad de treinta y cuatro años. En este caso, la hija está concebida con el fin de prolongar la existencia de su tía. Dos situaciones críticas en términos de identidad pueden aflorar, una a los treinta y cuatro años, la edad de la tía en el momento de su fallecimiento, o también la mitad de esta edad, o sea diez y siete años. Vd. dice que pueden existir numerosos secretos rodeando el fallecimiento de un miembro de la familia… Sí, absolutamente. En numerosos años de consultas, pude analizar múltiples casos de figura, crímenes entre cónyuges y crímenes disfrazados, suicidios inexplicados,

muertes debidas a accidentes de coche, de avión o de bicicleta, víctimas de errores médicos, desapariciones no explicadas… ¿Cuáles ejemplos podría Vd. proponer? Además del que acabo de citar, el caso más notable en mi opinión, es hallar la muerte cuando se está asistiendo al entierro de un miembro de la familia. Tal esta mujer joven que fallece al volver de los funerales de su hermano, tal hombre que muere de una insolación contraída durante el entierro de un familiar… A este respecto, me gustaría añadir que, fuera de las fechas de fallecimiento, debemos apuntar, al lado el día del entierro. Se deben tener en cuenta siempre ambas fechas… ¿Lo hace Vd. en casos particulares? Siempre, pero cuanto más cuando un período importante separó el fallecimiento del entierro, caso de fallecimiento en el extranjero, caso de autopsia, casos militares en los cuales el cuerpo sólo se encuentra varias semanas después del anuncio oficial del fallecimiento. Bien, acabamos de hablar de la fecha de nacimiento en conexión con otras fechas. ¿Sucede lo mismo para fechas de matrimonio? Aparentemente, ésta se elige en función de disponibilidades exteriores? Sí, cuando se compara una fecha de matrimonio a otra, deberíamos aceptar la coincidencia de fechas incluso cuando ésta es aproximada, porque en principio, las bodas se hacen en los fines de semana, y no cada día. Imaginemos que me haya casado un sábado 12 de mayo y que observo que esta fecha está cerca de un 10 de mayo, fecha de nacimiento de mi madre. Considero que existe un vínculo, simplemente era difícil casarme un jueves por razones administrativas y familiares. Esta distancia de dos días se debe simplemente a los trámites, pero no al inconsciente familiar que programa en principio los acontecimientos acercándose a una fecha familiar anterior del modo más preciso. Una mujer que se casa en la fecha aniversario de la boda de sus padres… Es en principio el caso cuando el matrimonio de sus padres había sido desgraciado. En un caso en el cual pienso, se trataba de un matrimonio arreglado. Los padres habían divorciado. Su hija se casó a la misma edad para restaurar la pareja de sus padres. Ella – misma divorció algún tiempo más tarde. Un hombre que muere a la edad de veinte y tres años en la fecha aniversario de la boda de sus padres, creo que es un caso que quería Vd. mencionar?

Sí, se trata de un joven fallecido un 16 de abril, fecha del matrimonio de sus padres, treinta años antes. Este joven muere a los veinte y tres años en Argelia, veintitrés era la diferencia de edad entre el primero de sus hermanos (mayor) y la última hermana concebida (fallecida un año después de haber nacido). Aquí, el fallecimiento reúne la fecha de boda de los padres y la diferencia de edad máxima entre los miembros de la fratría, los padres habiendo concebido a sus hijos sobre dos generaciones. Creo que desearía hablarnos de una pareja que se casó el 23 de febrero, fecha de fallecimiento del abuelo de la esposa… Sí, pero en el momento de la boda, ninguno de los miembros de la familia se acordaba que esa fecha precisamente correspondía exactamente al fallecimiento de este abuelo. Y el abuelo de la novia había muerto ese 23 de febrero, treinta y cinco años antes, a los cuarenta y un años después de haber sido jubilado por una herida sufrida en el marco de su profesión de policía. ¿Qué pasó luego? Al casarse en la fecha aniversario del fallecimiento de su abuelo, la mujer joven asociaba a su alianza, la historia de éste. El con quien se casaba entonces, murió algunos años más tarde, a la edad de cuarenta años, en servicio ordenado, porque era militar. Se encontró como poseído por el programa ancestral que llevaba su esposa; su trayectoria fue similar.

Capítulo XIII. Los secretos del tiempo genealógico.

Elizabeth, me gustaría que nos hablara del tiempo genealógico dándonos ejemplos diferentes y variados… Sí, le voy a citar una serie de ejemplos que ilustran esta cuestión del tiempo genealógico, tan importante en Psicología. En este primer ejemplo, se trata de un hombre dado como desaparecido durante la Segunda Guerra mundial, en realidad se ahogó después de haber sido golpeado en la cabeza y echado al mar por militares cuando intentaba ir a Inglaterra. Fue exhumado e identificado sólo catorce años más tarde. Resulta que el primer hijo de este hombre, hijo que había nacido mucho antes de la guerra, al principio de los años 20, había muerto cayendo de su cama a la edad de catorce meses. Vemos en seguida la analogía entre el hijo muerto, caído de su cama a los catorce meses y su padre caído al agua, identificado catorce años más tarde…

Sí, es una transposición prácticamente exacta, muchos años más tarde. El cuerpo de este hombre fue identificado el año del fallecimiento de su hijo menor, nacido diez años después de la muerte del mayor que tenía entonces catorce meses… Ese mismo año, una de las nietas de este hombre cayó en un puerto y estuvo a punto de ahogarse. ¿Un hijo que muere el mismo año que su padre? Esto prueba que el padre dominaba la vida de su hijo. Recientemente leía una biografía dedicada al cantante Michel Berger, éste falleció de una crisis cardíaca, seis meses después del fallecimiento de su padre, el mismo año. Su padre, cirujano famoso, le había robado su adolescencia obligándole cuando tenía quince años a llevar solo el secreto de la enfermedad de su hermano mayor, afectado de esclerosis en placas y condenado. Más tarde, su padre había dejado el domicilio conyugal y se había vuelto a casar, tomando contacto otra vez con su hijo cuando éste conoció el éxito. Observamos aquí, la influencia de un padre dominante, socialmente. Observemos que frecuentemente se fallece de problemas cardiacos o de larga enfermedad cuando el padre ejercía una actividad médica. Así, uno se coloca como paciente potencial para suscitar su interés, porque el padre sólo se apasionaba por su oficio. ¿Se puede estar al cruce de varias fechas de su árbol genealógico, verdad? Pienso en una consultante, María, nacida un 28 de mayo, día que corresponde a la fecha de fallecimiento de su bisabuelo paterno, muerto en 28 de mayo. Esta fecha también era la del fallecimiento por ahogamiento de un hermano de su otra bisabuela paterna. Cuando se repite una fecha, hay que analizarla de dos maneras, de un lado, hay que remontar al acontecimiento fundador que corresponde a esta fecha. También, a veces se puede remontar cien años atrás o ciento cincuenta años atrás, si se poseen informaciones muy detalladas sobre la historia de su familia. Por otro lado, hay que saber si esta fecha es la repetición de una fecha histórica mayor. Una mujer muere en la fecha aniversario de nacimiento de su marido… Sí, efectivamente, esto puede suceder en ciertos árboles genealógicos. Conozco el caso de una dama fallecida en la fecha aniversario del nacimiento de su marido nacido un 7 de marzo. Éste había muerto prematuramente a la edad de treinta años. Su fallecimiento prematuro había conllevado en su mujer un afecto incrementado. Es así, como por fidelidad, la fecha del fallecimiento recuerda la fecha de cumpleaños del marido. En la generación siguiente, su hija, ella también, fallecerá en la fecha aniversario del nacimiento de su marido, un 13 de enero. Existen, creo, nexos aún más sutiles entre las fechas…

Sí, se puede hablar de una verdadera red de fechas. Pienso en un hombre, casado dos veces. Constaté que la fecha de nacimiento de su segunda mujer, un 5 de febrero, correspondía a la fecha de matrimonio de sus ex-suegros, es decir los padres de su primera mujer. En alguna parte, la nueva compañera está elegida quizás inconscientemente porque tiene un nexo con la familia de la anterior… Las comparaciones de fechas ofrecen la posibilidad de identificar los nexos secretos que existen entre las diferentes situaciones. Vd. emite la hipótesis que existe una posible programación de los acontecimientos en el tiempo… Sí, se trata de una programación inconsciente, que está instalada a partir de los acontecimientos mayores de la vida de nuestros ascendentes. ¿Qué pensar del caso de un hombre que muere el día de su cumpleaños? Entonces, hay superposición de dos acontecimientos en sentido opuesto, el nacimiento y la muerte. En general, es el signo de que nuestros padres no habían deseado nuestro nacimiento. El inconsciente pone este hecho objetivo situando el fallecimiento el día del cumpleaños del nacimiento. Esta superposición de fechas complica la situación de los descendientes, dado que una sola y misma fecha evocará dos acontecimientos de sentido contrario. Parece estar interiorizada la genealogía, como si una organización particular del tiempo obrase en el tras fondo… Sí, esta temporalidad que toma raíz en la genealogía ya no tiene como punto de referencia el pasado solamente, sino también el provenir. Sin que lo sepan las personas, se refieren al pasado en sus acciones y reacciones. Estas referencias servirán de anclaje para el futuro. El destino, como automáticamente, está informado por el pasado. Después de un fallecimiento familiar, cuáles son las consecuencias de una boda? Pienso en una consultante que se casó en los meses que siguieron el fallecimiento de su abuelo materno y el fallecimiento de su padre, precisemos que los dos hombres, de hecho suegro y yerno, estaban vinculados en el trabajo. El suegro había ayudado a su yerno dándole una parte de su clientela. El nexo que entretenían en su actividad los lleva a ambos a fallecer el mismo años. Esta doble pérdida revela nexos homosexuales latentes, para oponerse a ello, uno se casa, haciendo muestra de la posibilidad de una pareja hombre/mujer. ¿Según Vd., existe una edad pasiva y una edad activa?

Sí, por ejemplo, un hombre matado en la guerra 1914-1918, tiene veinte y cinco años. En este caso, veinticinco años se dice edad activa, considerando que es la edad de la misma persona. Cuando su fallecimiento, su hijo tiene cinco años, esta edad se considerará una edad pasiva, es la edad del hijo en el momento en que sólo puede sufrir la desaparición de su padre. Cuando el fallecimiento, su mujer tenía veintitrés años, esa edad también se dice edad pasiva, es la edad en la cual uno sufre el luto. Un sólo acontecimiento produce así varias edades críticas, tal como podemos comprenderlo a través de este simple ejemplo. Los descendientes de esta familia verán inscribirse estas diferentes edades en la memoria familiar. Entonces es posible ver aflorar situaciones críticas en ellos, a los cinco, veintitrés y veinticinco años. ¿Existen elementos temporales invariables en el árbol genealógico? Sí, les voy a dar un ejemplo: una mujer da a luz a los veintisiete años; de ahora en adelante, veintisiete años la separarán de su hijo, es un tiempo que no está afectado por el incremento de las edades de la madre y del hijo. Más tarde, puede que el hijo tenga que resolver la relación con su madre precisamente a los veintisiete años, incluso el doble de esta edad, es decir a los cincuenta y cuatro años. La edad refiere a constelaciones organizadas de otras edades a lo cual está estructuralmente vinculado, si se modifica una sola fecha en la genealogía, siguen numerosas modificaciones… Cada edad o diferencia de edad influencia el conjunto del sistema, si Vd. modifica un solo de los parámetros, los cálculos deben rehacerse por cada uno de los miembros de la familia. Es el motivo por el cual, si se desea hacer prueba de decisión, aconsejo siempre comprobar las fechas cerca de los servicios del Registro civil. Habla Vd. de cálculos, ¿podría Vd. indicarnos cuáles son los principales cálculos por realizar en términos de tiempo genealógico? Primero, hay que notar en una hoja la edad de nuestros padres en el momento de su encuentro, su edad en el momento de su boda, su edad en el momento de los nacimientos de sus hijos, su edad en el momento de su entrada en la vida activa, su edad en el momento de los acontecimientos mayores de su vida de adulto (cambio profesional, expatriación, enfermedad, mudanza, divorcio, segundas bodas, etc.…) Anotamos luego la edad que teníamos en el momento de estos acontecimientos mayores, porque es posible que reaccionemos cuando nuestros hijos alcancen ellos – mismos la misma edad. La edad del fallecimiento es equivalente al múltiple simple de la edad en la cual se da luz al propio hijo.

Éste es el caso de una mujer que falleció a los sesenta años después de un cáncer, alcanzaba el doble de la edad que tenía en el momento de la concepción de su primer hijo. Es el signo de que existía alguna coacción en el momento de concebir al hijo. Se puede concebir al hijo para uno – mismo y hacer poco caso de la pareja, se puede concebir al hijo para escapar a una situación difícil, se le puede concebir por aburrimiento, en lugar y sitio de un auténtico desarrollo personal. Se puede hacer un hijo porque es normal tener pareja y tener hijos, se puede concebir al hijo para retener al cónyuge, y, en un caso más grave, se puede hacer pasar al hijo por el del cónyuge cuando el genitor es otro hombre. También se puede fallecer cuando se alcanza el doble de una edad que había sido importante para uno – mismo… Su observación me recuerda el caso de Grace Kelly que había abandonado su carrera de Hollywood para casarse en Mónaco y tenía veinte y seis años. Según sus biografías, sintió mucho el no haber podido llegar hasta el final de su vocación artística y haber tenido que renunciar a hacer nuevas películas. Llegaba al doble de esta edad, es decir cincuenta y dos años en el momento de su fallecimiento en un accidente de carretera. Es el motivo por el cual, por regla general, cuando se analiza la edad de un fallecimiento, la explicación inconsciente de éste, puede sernos dada por un acontecimiento mayor ocurrido en la mitad de esa edad, precisamente. Existiría una organización temporal que administra la llegada de acontecimientos familiares, los acontecimientos no suceden por azar. La teoría de las coincidencias consiste en apostar que la gente que se casa, procrea, fallece, normalmente lo hace refiriéndose automáticamente al pasado, consultando en cierta manera a sus antepasados, para producir un acto humano aparentemente sensato, organizado, integrado. Vd. dice que la diferencia de edad entre cónyuges es ella también, determinada por la historia familiar? Tengo un caso que me viene en memoria, el de un hombre que se casó con una mujer dieciséis años más joven que él; cuando había celebrado sus diez y seis años, su madre daba a luz a un penúltimo hijo que murió al nacer. La diferencia de edad entre esposos saca aquí su origen de una edad de luto, que permite transformar simbólicamente merced a la alianza. La diferencia de edad sirve para identificar y reconocer en el entorno la persona digna de ser amada. Un hombre se casa con una mujer que tiene siete años menos que él. Su árbol genealógico revela que, cuando tenía siete años, falleció su abuela materna. Esto significa que de modo inconsciente, busca a una mujer con la cual este intervalo de tiempo de siete años sea real y significativo.

Elegir a una esposa siete años más joven corresponde totalmente a su programa. Su futura mujer aparece pues, en la existencia, en el momento en que desapareció la madre de su madre. En términos de diferencia con el cónyuge, quería Vd. hablarnos del caso de Charlie Chaplin… Sí, tenía trece años de diferencia con su primera esposa, Mildred Davis, lo cual era su propia edad en el momento del nacimiento de su semi – hermano. Tenía diez y nueve años de diferencia con Lita Grey, su segunda esposa, diez y nueve años era la edad de la madre de Charlie cuando se casó con el padre del actor. Tenía veinte y un años de diferencia con su tercera esposa, veinte y un años era la edad de la madre de Charlie en la época en que le concibió. Finalmente, tenía treinta y cuatro años de diferencia con su última esposa, treinta y cuatro años era la edad de su madre en el momento de quedar viuda del padre de Charlie. En este ejemplo, observamos que la elección de la pareja está determinada por la diferencia de edad que devuelve a edades esenciales en la vida de Charlie y de su madre. ¿Deseaba Vd. hablarnos de Freud y de su boda…? En el momento de su boda, los siete hermanos y hermanas de Sigmund Freud alcanzaban todos respectivamente las diferentes edades de la madre en el momento de los nacimientos de sus diferentes hijos. O sea 20 años, 22 años, 24 años, 15 años [error posible de imprenta por 25 años], 27 años, 28 años y 30 años. El conjunto de la fratría, en la fecha del matrimonio de Freud recapitula simultáneamente las edades de embarazos de su madre, es esto? Sí, precisamente. Por otra parte, Freud se casa cuando alcanza la edad que tenía su madre en el momento de su último embarazo. El abuelo materno de Freud acababa también de fallecer. Esta unión no sucede por casualidad, respeta un proceso que permite escapar al azar… Sí, y cuándo intentamos escapar al azar? Cuando se tiene miedo, y el miedo siempre viene de la Historia. Si nos dejásemos ir al azar, empezaríamos a diferenciarnos, a aceptar lo nuevo. Pero uno no puede aceptar esto, por fidelidad al pasado, se temen los aleas de la Historia colectiva y por asimilación se teme lo que podría suceder que sea diferente. Dos genealogías que entran en contacto, es un conjunto de correspondencias, hablaba Vd. de un hombre y de una mujer que se encuentran y se aman… Y como por casualidad sus genealogías se corresponden…

Sí, y en el caso en que estoy pensando, la fecha de nacimiento de la madre de la esposa corresponde a la fecha de fallecimiento del padre del esposo. Merced a la unión, intercambian posibilidades, compensan sus imágenes de padres respectivas. Se puede hablar de un incesto temporal? Sí, cuando uno se refiere inconscientemente al pasado para construir el porvenir. Creo que Vd. quería hablarnos, siempre a partir de la vida de Freud, de la muerte de una madre en cierta edad definida por el árbol genealógico… La madre de Freud había muerto a los noventa y cinco años. Esta edad representaba entonces la suma de varias edades significativas en el desarrollo de su existencia. Primero la edad en que se vuelve madre por primera vez (21 años), la edad que tenía en el momento del nacimiento de su último hijo (31 años) y por fin la edad en la cual su último hijo da luz a su único hijo (43 años). La suma de estas edades da noventa y cinco años. La suma de las edades de su primer hijo (Sigmund) y de su último hijo (Alejandro) en el momento de su fallecimiento, da también noventa y cinco años. ¿Nos interrogamos e interrogamos la propia genealogía para saber cuando convendría morir para honrar a sus antepasados? Ciertos análisis genealógicos revelan que sería posible anticipar o retrasar el momento del propio fallecimiento para respetar aniversarios religiosos, y para asistir a un acontecimiento familiar mayor. Me hablaba Vd. del caso de un hombre que se puso enfermo cuando alcanzo la edad que tenía su abuelo paterno en el momento de su fallecimiento. Y cae enfermo en la suma de la edad que alcanzaba su abuelo en el momento de su nacimiento aumentada de su propia edad en el momento del fallecimiento de este abuelo. Vd. hablaba de períodos de tiempo significativas; ¿en esto se puede incluir el tiempo que separa la boda del nacimiento del primer hijo, que a veces puede ser corto, a veces largo?… Sí, pienso en un caso, el de una consultante cuyos abuelos paternos esperaron doce años después de su matrimonio para dar a luz a su primer hijo. Doce años constituirán un referente temporal para los descendientes. En regla general, es bueno calcular este tiempo para uno – mismo, o sea cuanto tiempo pasó entre la boda de nuestros padres y nuestra concepción.

Este período de tiempo puede repetirse luego y puede transformarse en secuencias de tiempo al nivel sentimental o en el seno de la actividad. Un ejemplo del modo en que este tiempo puede influenciar en nuestra vida? Sí, se trata de una consultante concebida por sus padres tres años después de su unión. Tres años constituye un mini ciclo que establece un ritmo tanto en su actividad social como en su vida amorosa. Después de tres años en una misma situación, ésta cambia bruscamente. Así la consultante conoció rupturas sentimentales después de tres años de vida común y rupturas en su actividad después de tres años pasados en un trabajo. Hablemos de un caso muy diferente; ¿qué pasa cuando se llega a la edad del fallecimiento de sus antepasados? En un caso en el cual estoy pensando, la abuela materna de la consultante, Francisca, fallece a los treinta y dos años; algunos días más tarde su marido muere también; tiene treinta y cinco años. A los treinta y dos años, su nieta, Francisca, encuentra a un hombre que cohabita, sin que lo sepa, con una amante. A los treinta y cinco años, Francisca está embarazada de un hombre casado. La edad que tenían sus abuelos en el momento de su fallecimiento induce dos experiencias negativas, pero es también su fallecimiento simultáneo lo que plantea un dilema. Dice Vd. que el tiempo vivido en el matrimonio es muy importante? Pienso en otro caso, el de abuelos fallecidos después de once años de matrimonio, sus descendientes no se mantienen casados más de diez años. Calcan inconscientemente la duración de sus amores en el de sus ascendentes. ¿Puede uno separarse de un cónyuge el día del aniversario del padre? Sí, todo puede suceder el día aniversario de nacimiento del padre, de la madre, incluso de hermanos y hermanas. Vigilar en no ser demasiado excesivos esos días, porque los contenidos genealógicos remontan precisamente a esas fechas con mucho poder. Por ejemplo, si como mujer, nos peleamos gravemente con nuestro novio el día del cumpleaños del padre o del hermano; no hay que olvidar que lo que se reprocha al novio puede ser lo que se reprocha de hecho a su propio padre o su propio hermano. ¿Cuando se tiene un accidente el día del padre? Piensa Vd. quizás en este famoso animador de televisión que tuvo un accidente muy grave de moto el día del padre. Otra vez, no es casualidad, esto revela que existe un contencioso entre padre e hijo y un análisis de las relaciones familiares es indispensable.

Por otra parte, es útil saber lo que hacía precisamente el padre en la edad en que se llega al momento del accidente. ¿Un abuelo que muere algunos días después del nacimiento de su nieta, qué significa? Quisiera hacer una distinción entre los casos en que se programa el embarazo porque fallece un ascendente, y el caso en que un antepasado fallece después del nacimiento de su descendiente. Las causas son totalmente diferentes, en el primer caso frecuentemente se busca colmar una pérdida por un nacimiento. En el segundo caso, es el nacimiento del niño que plantea problema al antepasado confrontándole a elementos que teme. ¿Un ejemplo? Tengo el ejemplo de una consultante. Algunos días después del nacimiento de ésta, fallece su abuelo materno y fallecerá porque es otra niña la que nace, y no un hijo. Recordemos la historia: este hombre tenía un apellido prestigioso. Su abuelo que lo había llevado antes de él, había sido el único rescatado de un naufragio en mar a mediados del siglo XIX, el apellido tenía una constelación positiva. Y este apellido no pudo transmitirse porque tuvo dos hijas. Cuando su hija mayor tuvo a su vez dos hijas, y dió luz a la segunda, desaparecía otra vez para el abuelo la posibilidad de transmitir su patrónimo. La situación hacía eco a su desesperación en la generación anterior, cuando el nacimiento de su propia segunda hija. El fallecimiento corresponde aquí a la pérdida del nombre, pérdida que conlleva la muerte en el caso en que uno se hubiese identificado a su patrónimo. Un hombre que muere cuando alcanza la edad que tenía su madre en el momento en que ella le dio a luz, , ¿qué puede significar? Sí, pienso en un ejemplo, el de un hombre que se suicidó a los cuarenta y cuatro años, la edad de su madre en el momento en que le daba a luz. Esto significaba que la madre no había deseado su concepción. El nacimiento no deseado de un hijo modifica definitivamente el curso de la existencia. En este caso, la madre le había concebido en el momento de la Liberación; ¿le había concebido por él - mismo, o en reacción a los acontecimientos históricos? Recuerdo el caso de una mujer que se casó a los veinte y dos años, veinte y dos años era la edad en que su bisabuela materna había dado a luz a su hija, sin estar casada… Casarse en la misma edad parece colmar una situación inacabada en el árbol genealógico. El matrimonio acabó por un divorcio cuando la consultante tuvo cuarenta y cuatro años, el doble de su edad en el momento de su casamiento. El divorcio

está pronunciado el día aniversario del fallecimiento de esta bisabuela un 21 de diciembre, noventa años más tarde. Debe relacionarse nuestro año de nacimiento con un acontecimiento mayor en la familia, nacimiento, boda o fallecimiento que hubiesen tenido lugar cien años antes? Absolutamente,. Conozco el caso de una señora nacida exactamente cien años después del nacimiento de su bisabuelo paterno. Este bisabuelo se había casado dos veces y esta señora se casó también dos veces, sin conocer la felicidad. Aquí parecería que la herencia ancestral se refiriese a la relación de pareja y su difícil realización. ¿Es posible arreglar cien años después una dificultad genealógica? Si el árbol genealógico ha evolucionado lo suficiente, los perjuicios generacionales se transforman después de un período de cien años, de modo espontáneo. Le doy un ejemplo: Se trata de una consultante que ha venido a consultarme en 1997. En 1897, es decir cien años antes, su bisabuela materna había dado a luz a un hijo natural, sin jamás revelar la identidad del genitor. El destino de la familia se encontró trastornado. En 1997, la mujer joven que consultaba consiguió realizar un proyecto creativo que la importaba mucho. Este proyecto iba a cambiar el curso de su destino de modo muy positivo. Capítulo XIV. Desplazarse sobre le línea del tiempo. Una solución experimental.

Estas soluciones nos permitirán acceder a un verdadero cambio tanto interior como exterior… Creo que quería Vd. hablarnos de otra solución? Sí, en ciertos casos la solución consiste en volver simbólicamente en una fase que antecede la entrada en una actividad y/o la entrada en la vida conyugal. ¿Un ejemplo? Se trata de una consultante que, después de años de decepciones sentimentales y soledad, encontró al que le correspondía como hombre cuando se iba a pasar unas vacaciones en un lugar que había frecuentado justo antes de empezar a trabajar en la vida activa. Este trabajo era en realidad un empleo que su familia le había aconsejado aceptar. Desde entonces, había dimitido de su trabajo, pero no había vuelto desde casi dos décadas en este lugar que le gustaba mucho. Lo que sugiere Vd., es que es importante volver a iniciar a partir del momento en que las cosas se han parado?

Esto es. Es un principio general, cuando el trabajo sólo era una aproximación o una obligación, incluso un sacrificio de sí, es necesario ir a buscar una energía parada en la fase que la precedió. Volviendo a una fase anterior a la obligación del trabajo, se recobra el amor. Lo que entiendo, es que a partir del momento en que se empieza a trabajar, pueden pararse ciertos procesos? Sí, hablo de una actividad que se ama poco o nada, es un inmenso sacrificio dedicar toda su energía a un trabajo, considerado de modo puramente exterior parece que nos obligamos a ello o nos adaptamos, pero constatamos en el fondo, que el sentimiento se paró, lo que se amaba o apreciaba está puesto entre paréntesis. ¿Otro ejemplo? Sí, se trata de una señora que tenía graves problemas de dinero. Su familia de origen era muy avara, el dinero era tabú. Después de análisis de su árbol genealógico, le había aconsejado irse a Holanda porque era el país a donde había ido su abuelo paterno para trabajar justo antes de volver y casarse en Francia. O sea que le pedí volver a una época anterior al matrimonio de sus abuelos paternos, y por lo tanto antes de la concepción de su padre. ¿Vía el lugar, se remonta en el tiempo, es esto, verdad? Sí, exactamente, en nuestra historia familiar, un lugar está asociado a una época: encontrando el lugar, se puede remontar en el tiempo genealógico. En este ejemplo, el abuelo paterno había ido a trabajar a Holanda algunos ochenta años antes. Volver a ir allí es igual esencialmente como remontar el tiempo en el interior de la novela familiar, un tiempo en que el destino sentimental y la filiación no estaban aún fijados porque el que iba a volverse el abuelo paterno no había encontrado aún su futura esposa. Es un acto liberatorio en la medida en que el matrimonio, es verdad, fija un destino y si este matrimonio no era tal como uno lo había deseado idealmente… Se acuerda que citaba a C.G. Jung que explicaba que la vocación contrariada y el amor decepcionado estaban en la base de la formación de la neurosis. Es el motivo por el cual es necesario extraerse simbólicamente de la novela familiar volviéndose a colocar en un período de tiempo que precede la entrada en el mundo del trabajo, o bien en un período de tiempo anterior al matrimonio. El matrimonio y la entrada en la vida activa constituyen umbrales inamovibles. Vuelvo a su primer ejemplo, en qué el hecho de situarse en un tiempo que precede la actividad social puede liberar el amor?

Uno vuelve a encontrar lo que se había parado antes de que uno se encierre dentro de una actividad para “ganarse la vida”, se vuelve a encontrar el placer de lo que se amaba hacer profundamente y en sincronicidad, se halla el amor de un cónyuge. Y en el segundo caso, a propósito de esta señora que se fue a Holanda, qué le sucedió? No sé si debería decirlo, pero a su regreso, esta señora ganó una suma muy grande a la lotería de la “Française des Jeux”. Le había dicho que el hecho de irse a Holanda liberaría una energía material, financiera. No le había dicho que iba a ganar al juego, porque como terapeuta, evito hacer predicciones y por otro lado, no lo sabía en esta época. A partir del momento en que su abuelo de regreso a Francia se había casado, ya no había prosperado. Su matrimonio había sido difícil porque se había desarrollado exactamente diez años después de la declaración de la guerra de 14-18, guerra en la cual había participado con los desastres psíquicos que se conocen en todos los casos de este tipo. El matrimonio, únicamente por el hecho que se sitúa diez años después de un acontecimiento mayor reactivó la angustia de la guerra y el miedo a morir. Por el ciclo de diez años, el acontecimiento colectivo se fija definitivamente, se injerta en un acontecimiento personal mayor (aquí el matrimonio y la concepción del primer hijo). Por mediación del lugar, era pues necesario volver a esa época anterior en que la prosperidad del antepasado era aún posible. En el Yi-King, el libro Chino de las transformaciones, hexagrama diez, se dice:” Para quien vuelve sobre sus pasos fundamentalmente abierto”. Esto se refiere un poco a lo que está Vd. aconsejando aquí… Es posible, pero todo depende de lo que sucedió en la novela familiar. Cada historia es particular, sería muy delicado aplicar una receta. Por otra parte, también hay que estar listo para transformarse, y una verdadera transmutación siempre corresponde a una especie de iluminación interior. Por fin, cuando uno va a otro país con esta comprensión de la genealogía, es necesario quedarse allí cierto tiempo porque el inconsciente obra con el tiempo. Una transformación psíquica necesita tiempo, un estado contemplativo – una obligación exterior y una discreción absoluta. ¿Otro ejemplo? Sí, se trata de una consultante que por primera vez volvió a la ciudad en donde había sido concebida algunos treinta años antes. Al hacerlo por primera vez, remonta la línea del tiempo y vía el lugar, alcanza un segmento temporal que antecede de algunas horas su propia concepción. Precisamente en este lugar, pierde el anillo de noviazgo que su compañero le había ofrecido seis meses antes. Poco tiempo después, se separan. Encuentra entonces un nuevo compañero que corresponde mucho mejor y con el cual fundó una bella familia simpática.

Al ir al lugar, remonto de hecho en el tiempo, a una época antecediendo por poco su concepción y según lo que dice Vd., esto la hubiese inmediatamente liberada de un cónyuge que no le convenía realmente… Sí, sucedió exactamente esto. Simbólicamente, al ir en el lugar, desató la pareja de sus padres ya que aún no la habían concebido. Sus padres eran una pareja mal acoplada, y la consultante para obedecer a este modelo se había unido a un hombre que no le convenía del todo. Al ir a este lugar, se libera también ella – misma de un modelo de pareja difícil. Lo comprende Vd., el viajar no es anodino, un mismo lugar no tiene el mismo poder y el mismo significado según la historia familiar de los individuos. Su última frase según la cual un mismo lugar no tiene el mismo poder y significado según la historia familiar de los individuos, me parece esencial. Ir a cierto lugar corresponde a remontar la línea del tiempo para volver a vivificar una energía que se había parado, esta energía puede ser material, financiera, corporal, intelectual, sentimental incluso psíquica… Desplazarse en el espacio sería igual como desplazarse en el tiempo? Sí, esto es exactamente. Sólo de este modo se libera uno de un tiempo genealógico que nos encerraba dentro de limitaciones. Ir en puntos precisos de la geografía nos permite en realidad remontar la escalera del tiempo. Navegar en la escalera del tiempo, es una búsqueda casi alquimista… Sí, cada campo de nuestra vida puede esperar encontrarse regenerado. Creo que estamos ahora capaces de abordar la segunda parte de nuestras conversaciones que estarán dedicadas a otro tipo de trabajo sobre el árbol genealógico, o sea el descubrimiento de un antepasado interior…

Capítulo XV. El descubrimiento del Antepasado - Guía.

¿Porqué se inscribe el Antepasado – Guía dentro de un trabajo genealógico? Descubrir un antepasado que podría ser un guía es una de las finalidades del trabajo sobre el árbol genealógico. Es lo que nos permitirá acceder a una dimensión transcendental, una dimensión que nos curará del pasado familiar. Existe una metodología permitiendo ir hacía lo que llamamos el Antepasado – Guía. Primero es necesario haber explorado su genealogía para disponer de cierto número de datos que podremos utilizar y luego hay que darse tiempo para nombrar a un Antepasado – Guía verdaderamente útil. ¿Podríamos hacer este descubrimiento del Antepasado – Guía directamente sin haber hecho investigaciones genealógicas previamente? No, porque volver a visitar la Historia en general y nuestra genealogía en particular es terapéutico. Esto nos permite discernir las palabras de los unos y otros sobre los hechos pasados y ya no repetir estas palabras como una verdad, de modo a integrar una visión personal. La Psicogenealogía con las investigaciones que necesita es una escuela con herramientas de aprendizaje, con el objetivo de un desarrollo personal. No es un objetivo en sí. Es un paso pero es necesario. ¿Qué significa la expresión “Antepasado – Guía”? Es el título de una gestión que tiende a dar una forma precisa a lo que llamamos “lo ancestral” y a poder instaurar un diálogo con él. También se podría llamarle el Amigo interior, según la denominación de Jung. ¿Es obligatoriamente un ejercicio de grupo? No, también se puede realizar de forma individual con ayuda de un terapeuta que adaptará el trabajo del grupo. Sin embargo, el grupo es sumamente interesante porque puede guiar, y dar elementos, indicios que se recordarán. Hay una elaboración por el grupo que servirá de soporte al inconsciente que podrá entonces manifestarse. En la base, este trabajo se efectúa sobre la genealogía. Esto permite liberar lo imaginario en condiciones que son a la vez serias y confortables. Debe existir un mínimo de confianza y trabajo en común, para que la experiencia sea interesante. No debe hacerse este trabajo bajo el registro de la angustia, debe ser algo que fluya solo. ¿Este trabajo es una forma de imaginación activa tal como la practicada por Jung?

Sí, se utilizan soportes como las historias y el dibujo para elaborar un Antepasado – Guía. Como en un trabajo alquímico, vamos a recopilar formas y vamos a juntarlas, lograremos un amalgama. Durante esta elaboración, aparecen acontecimientos sincrónicos. Es decir que la vida nos responde por signos, encuentros que serán indicaciones valiosas para nuestra nueva dirección. Ignoramos cómo funciona, pero es un hecho. El inconsciente está vinculado a la materia e interactúa con ella. Tan pronto como se actúa físicamente en consciencia, nuestro inconsciente responde y nos pone sobre un camino personal. Es una forma de peregrinación en la cual el punto de salida y de llegada no están definidos por anticipado. Vamos así a aprender a dialogar con nuestro inconsciente… Sí, estando a la escucha de nuestro ser profundo, llevaremos así una atención sincera y constante a los factores desconocidos, a los signos que nos rodean, para que nuestros actos sean justos para nosotros. Por ejemplo, aprenderemos a fiarnos de un portazo de la puerta que sucede al mismo tiempo que no tenemos ganas de ir a una invitación. Este ruido nos conforta en la negativa. Vamos a escuchar a nuestro inconsciente protector y sanador. ¿Habla Vd. de un diálogo? Sí, el diálogo es un objetivo. Porque el diálogo que establezcamos con nuestro Antepasado – Guía está en la base de la posibilidad de encontrar un fondo a la propia vida, bien sea personal o profesional. Estas nuevas palabras nos sostendrán en nuestra búsqueda. ¿Porqué es este intercambio tan importante y tan productivo? Es una vía que voluntariamente amalgama los elementos de Historia con la dimensión de lo imaginario. Es decir los elementos de lo vivido histórico de los antepasados a los cuales se añade nuestro imaginado, nuestra representación personal. Vamos a unificar lo Ancestral, es decir todo el pasado genealógico que nos determina, nos limita, para encontrar nuestra singularidad merced a lo imaginario. Los antepasados son una energía que podemos potencialmente usar, lo cual haremos merced a una serie de ejercicios. Permitirse jugar con la vida de nuestros antepasados nos ayuda a liberarnos físicamente y psíquicamente. Podemos darnos cuenta que ellos no son nosotros y recíprocamente… Sí, es esencial. Crear un personaje que brotará de nuestra vida es una experiencia extraña, asombrosa, que nos saca de una historia que pensábamos conocer y que ignoramos de todos modos ya que nos fue contada, estuvo desformada y la hemos comprendido con nuestro discernimiento que no es el de los personajes en juego.

Este trabajo específico nos permitirá extraer una simbólica que nos llevará a la síntesis unificadora de dos ramas de nuestra familia. Esta síntesis se hace con ayuda del Antepasado – Guía. Estará personificado por alguien que no forma parte de nuestra familia y que debe haber dejado huellas identificables en el plano histórico, para que sea lo más real posible para nosotros. Puede ser conocido o serlo menos. El Antepasado – Guía nos llevará en el camino de la transformación… Mediante el personaje que lo representa vendrán las soluciones que nos reunificarán. Más allá de la sucesión de las generaciones, la diferencia de sexos, las diferencias de clases sociales, por primera vez vamos a encontrar una unidad en un antepasado que es exterior a nuestra genealogía. Una vez nombrado y reconocido, este antepasado servirá de interface entre el universo y nosotros. Integrándole y volviendo a dar testimonio de su historia y de su parte verdadera, ya no estamos molestos sino enriquecidos por su presencia. Nos permitirá superar nuestros conflictos históricos interiorizados. Podremos dialogar con él, pedirle consejos para nuestras vidas. Representará la unidad que está en nosotros. ¿Porqué no debe formar parte de nuestro árbol genealógico? Si esta persona formase parte de nuestro árbol genealógico, chocaríamos con nuestros límites genealógicos (región, oficio, religión, etc…). Brota del trabajo compartido en el grupo o individualmente con el terapeuta, nos hace entrar en el mundo de lo imaginario y constituye un puente entre realidad e imaginario. Lo real está orientado, vamos del pasado hacía el futuro pasando por el presente pero lo imaginario, en cambio, no está orientado, no tiene dirección. Es una acción permanente. ¿Cuando se está actuando sobre lo imaginario, se actúa sobre todos los ejes del tiempo, pasado como futuro, es lo que quiere decir Vd.? El tiempo orientado sale del pasado para ir hacía un futuro, el sujeto se halla en medio, los antepasados se inscriben en esta línea del tiempo antes de nosotros. En cambio, en el tiempo imaginario, no orientado, no hay dirección en el tiempo, a partir de un lugar se puede actuar sobre el conjunto de la línea. Pluralidad de Los Antepasados Sujeto   -------------------------------------------------------------------- Tiempo orientado Pasado  / Futuro Real o Línea del Tiempo  /

<--------------------- ------------------------/-------------------- Tiempo no orientado. Antepasado – Guía Va y ven simbólico entre los dos imaginarios. Podemos actuar sobre nuestro pasado y nuestro futuro sin coacción. Lo que es nuevo en este enfoque, es que lo imaginario nos permite salir del árbol genealógico… Sí, lo que diferencia el descubrimiento del Antepasado – Guía de los demás enfoques de desarrollo personal que trabajan temas y desenredan historias, es la posibilidad de crear algo. La ambición del Antepasado – Guía, es incluso más que esto, es crear algo que va a crear. Es instaurar algo que hará su camino y creará nexos. La dimensión creativa no es el eje a priori del desarrollo personal, sin embargo aquí es central. Lo que se suele hallar es o bien desarrollo personal, o bien Arte terapia. El Arte - terapia propone seguir creando sobre objetos que no son el objeto psíquico; lo que proponemos, es crear sobre el objeto psíquico. Es la originalidad del Antepasado – Guía. Es un objeto creado, si existe, no existía como tal antes, por lo tanto lo hemos creado. Es una co-creación, hay aquí una dimensión personal del sujeto que se encuentra en la historia, también hay una dimensión propia de la creación del grupo. ¿Pero si es un personaje que ya existió, ya está creado? El ser histórico es simplemente un soporte, el modo en que lo habitamos, es nuestra creación. Está creado en relación con nosotros. ¿Es necesario que se trate de un personaje histórico?,¿ no podría ser simplemente un personaje inventado que sería una pura creación? Es una pura creación incluso si se trata de un personaje histórico. En general, se elige un personaje histórico conocido, es decir muy rápidamente identificable por los demás. Si no es el caso, de todos modos, debe ser una persona de quien, como mínimo, se puede encontrar una biografía. ¿Debe haber vivido en la misma época que nuestros antepasados cercanos? No, la dimensión obligatoria es que esté anclado dentro de una realidad que sea realmente palpable. Por ejemplo, Charles de Foucauld existió, está anclado dentro de la realidad, en una historia, pero no se le va a solicitar a él. El Charles de Foucauld creado en el marco de esta dinámica es único. Esta dimensión en la cual el Antepasado – Guía está reconstituido, vuelve a crear cierta forma de realidad, es por esto que es una dimensión de creación. Que hallemos a Charles de Foucauld ou a Luís XV, es un soporte para el Antepasado – Guía. Pero el Foucauld de quien alguien habla y el Luís de quien hable otra persona a través de su propia historia, están creados otra vez para

poder dialogar con ellos. Esta dimensión de creación es importante, es esencial a la continuación de todo lo que va a brotar. Lo más importante que destacar: Es el acto de creación lo que producirá cambios en nuestra vida. ¿No es peligroso crear un ser que más tarde, ya no querremos usar? No, se es libre en cualquier momento de hacer que ya no exista. Si la persona que lo creó ya no sueña o idealiza a través de él, ni a través de este trabajo realizado, desaparece por sí – solo. No tiene más importancia. ¿Si nos parece que ya no funciona, es necesario cambiar de personaje? No, porque veremos luego que nos llevará hacía otros personajes muy importantes que lo completarán. ¿Qué es lo que hemos creado exactamente? No se crea un mensaje, ni un objeto, ni es un trabajo que se hace, sino que es un objeto que tendrá su vida propia, una vez instaurado. Por esto es un Antepasado – Guía. Insisto diciendo que no es un objeto mecánico, es un objeto bio – lógico. Es decir que tiene una lógica de la vida. Si el Antepasado – Guía no está bien construido, no actuará. Es un talismán psíquico que debe trabajar solo. Es uno de los fundamentos del trabajo, se trata de crear cosas que funcionen solas luego. Una vez que están creadas, no tenemos necesidad de acordarnos de ellas en el sentido tradicional de la palabra, cogen presencia y actuarán de modo autónomo. ¿Sería como un genio bueno adentro nuestro, ya que este personaje siempre va en el sentido de una construcción? No, no se trata de un genio, porque la persona construyó ella misma un personaje, y ella no puede estar en la destrucción: está en la elaboración, es una herramienta de ayuda. ¿Se puede elaborar un monstruo? Si las personas están destruidas en el interior, hay posibilidades de que produzcan uno? No, porque sólo se puede hacer este trabajo después de un mínimo de elaboración en grupo o con un terapeuta. Lo que es básico es que haya una alianza suficiente entre las personas para que todo lo que se va a producir, construya y ayude en vez de destruir. En cambio, hay un interrogante: ¿puede todo el mundo lanzarse en este tipo de trabajo sin preparación y en particular, las personas que estarían psíquicamente afectadas? Ésta es otra cuestión. De todos modos, las personas que son frágiles no adhieren a este tipo de proyecto. La cuestión no se plantea durante el trabajo porque si han adherido, es que esto funciona. ¿Cuál es el objetivo de este trabajo?

Poniéndose en camino hacía un antepasado, verdaderamente, vamos a permitir una focalización de la consciencia. Dicho más filosóficamente, la consciencia es Una y lo que hay que conseguir es unificarla. Unificarla sobre un personaje nos permite polarizar la toma de consciencia en vez de favorecer la “adición”, es decir la suma de los conocimientos que podemos tener sobre todos nuestros antepasados conocidos o desconocidos. Polarizar la consciencia nos pone en un estado en el cual no nos dejamos sumergir por un montón de conocimientos que no son todos útiles al mismo tiempo. ¿Nos permite esto no dispersarnos? Hay fases de investigaciones puramente genealógicas. Entre estas gestiones, hay que organizar dispositivos que permitan al inconsciente encontrar salidas o soluciones para todas las informaciones cosechadas, y así tomar consciencia de la jerarquía y del valor de estas informaciones. Hay que elegir, para mejor hacer actos y encontrarse uno – mismo. Hay que favorecer el juego que es uno de los accesos privilegiados para el inconsciente. El lado lúdico ayuda a tomar consciencia y situarse de modo diferente con relación a historias familiares que frecuentemente son difíciles. Por una serie de “juegos”, vamos a acceder al “Je”. Capítulo XVI. La elaboración del relato. El primero de los juegos es el relato o historia de vida. Para esto, vamos a empezar con dos antepasados elegidos en el árbol: deben haber representado a un adulto cuando éramos pequeños. No forzosamente, los hemos conocido. En general, están muertos. Hay que elegir uno en cada rama, materna y paterna: deben ser de sexo diferente, un hombre y una mujer; y de generaciones diferentes. (Ejemplo: un tío paterno y una bisabuela materna). A la práctica, como se procede? Esquema página 209 del libro. Como lo puede observar, aquí hemos elegido a un personaje de la 2° generación del lado paterno y de la 3° generación del lado materno para estar seguros de caracterizar bien el conjunto familiar en su real estructura. También se pueden elegir en otras generaciones. Pero lo importante, es elegirlos en generaciones y linajes desfasados. El efecto psicológico es evidente, desfasa la percepción del sujeto. Lo importante es permitir una base del Antepasado – Guía que sea real en la historia de nuestra familia. Lo ideal sería que el Antepasado – Guía caracterice a la vez el árbol genealógico de la persona y su propio imaginario, por lo tanto que sea alguien totalmente inesperado.

¿Porqué elegir ambos personajes en estas bases? Porque, a priori, son diferentes. Esto es necesario para crear un amalgama. En general, esta palabra está citada peyorativamente. Al contrario, “amalgama”’ viene del latín amalgama, es en su primer sentido, la aleación del mercurio y de otro metal. Es realmente crear una cosa a base de sustancias heterogéneas pero que deben unirse, mezclarse. En la creación de un hijo, cuanto más diferentes son los padres, más el hijo tiene probabilidades de estar aceptado y animado en lo que tiene de único. El Antepasado – Guía, procede de un amalgama de nuestras familias porque, cuanto más esté anclado en la historia familiar, más es útil y bueno y, al mismo tiempo, su dimensión imaginaria debe ser portadora. Es pues un método de trabajo. ¿Cómo se realiza? Como en alquimia. Vamos a trabajar al mismo tiempo la dimensión real e imaginaria. Las vamos a amalgamar. No hay que vincular esto con una pura realidad histórica. No se intenta hacer Historia en el sentido histórico de la palabra aunque la realidad de la Historia sea importante. Tampoco se busca hacer algo mágico en dirección opuesta, es decir desconectarse de cualquier racionalidad. Nuestro objetivo es dar cuanta más argamasa posible a la realidad de modo que sea portadora de un diálogo. ¿Y si se desconoce del todo una de las dos ramas de nuestra familia o ambas? Se empieza con lo que se sabe, frecuentemente tenemos un nombre de ciudad, una edad, una profesión y se construye un relato con estos elementos. El inconsciente tiene muchas probabilidades de llevarnos sobre un camino de verdad. ¿Y luego? Luego, se hacen dos relatos. Un relato por antepasado. Utilizaremos la primera persona del singular en este relato. Se escribe pues “yo”, hablamos en su nombre, siguiendo nuestra inspiración. A veces ocurre, en el transcurso, que otro antepasado se imponga a nosotros y que cambiemos de relato. Sus relatos nos están destinados, nos cuentan una parte de su vida. El tiempo de escritura se sitúa entre media - hora y una hora por relato. Elegimos esta técnica del relato que nos permite recomponer como un artista nuestra historia. Nos volvemos autor, vamos a transponer nuestra historia en palabras, ordenarla y colocarla sobre papel. Así, podrá existir por sí misma, fuera de nosotros. Podremos establecer una distancia con nuestro pasado.

¿Qué es lo que cambiará por el hecho de hablar en nombre de nuestros antepasados, empleando el pronombre “yo” o sea hablando en primera persona? Esto nos permite de salir del enclaustrado de nuestra historia y de la de dos personas elegidas en nuestra familia. El árbol genealógico es una herramienta de proyección, el relato es en cambio, una herramienta de adueñación. Hacer un relato es retomar en mano la propia historia, tomar distancia, dejarse sorprender por su escritura. Lo cual sucede siempre, a cada vez. Después se lee en voz alta, cada uno de ambos relatos. ¿Puede Vd. darme un ejemplo de relatos de los antepasados? Sí, se trata de una mujer joven que eligió hacer hablar a su bisabuelo materno y su abuela paterna. Recuerdo que el antepasado habla a través suyo, por lo tanto usa el “yo”. El primer relato empieza del modo siguiente: “Soy rebelde, trabajo la vid. La vid, es mi vida. Cuando tiene frío, tengo frío. Cuando las uvas están doradas, respiro. Este alineado me da seguridad. Estoy aquí desde siempre. Mi padre era jornalero en la finca y mi madre, cuidaba de la ropa. Yo, administro la propiedad. Mi padre era el muchacho más guapo del país. Incluso se dice que la Barona, cuando su marido estaba demasiado tiempo en París, ya no podía vivir sin él, sobre todo en ciertas veladas de verano. Siempre pensé que su hijo “el Heredero” era demasiado guapo para ser hijo del viejo. No se habla de esto, él es la representación, y yo la conversación. Estamos inseparables, este secreto nos une. Mis hijos concebidos con la cocinera se sienten en casa. Mi hija es guapa y da vueltas alrededor de Antonio, el hijo del Barón, su primo de hecho. Es imposible para ellos, el baile acabó, deben parar las cuadrillas. Se casará con el hijo del carnicero. Uno de mis hijos se mató en esta vid, no quería seguir a su mujer a la ciudad. Es normal. Demasiado pasado lo vincula a esta tierra. Su sangre corrió en esta tierra, la vid la bebió. Muero, la tierra no está cerrada, mi hermano marcho solo, no, tú también me sigues, tu cuerpo pesado se cayó sobre mi ataúd cuando pronunciabas mi oración fúnebre.” Los participantes toman nota sobre lo que esto evoca para ellos y sobre todo anotan las palabras claves del relato. En estas palabras deben figurar imágenes materiales y un elemento natural que serán el soporte del ejercicio siguiente. De la imagen material, fluirá un elemento natural. ¿En el primer relato, cuáles son las imágenes materiales que emanan inmediatamente? “La sangre que corrió en la tierra” y “caerse sobre un ataúd”. Estas imágenes deben estar asociadas a un elemento natural que procede de él. Los elementos naturales que se pueden extraer son la madera, la sangre y la tierra. Estos elementos que aparecen de modo exterior en el relato

corresponden a la naturaleza intrínseca del o de la que elabora el relato, por esto estos elementos serán luego fundadores. Sigamos con el segundo relato… La abuela paterna habla: “Nadie jamás me ha amado, se lo he devuelto igual. Sólo tú contaste para mí. ¿Porqué te marchaste? Mi hijo, mi vida, mi ángel. Prefiero que mueras en vez de compartirte con otras mujeres y sus hijos”. ¿Cuáles son los elementos materiales? No los hay realmente, pero hay puntos de semejanza con el primer relato que era mucho más extenso. Lo que se puede anotar cuando se comparan ambos relatos, es que existen analogías, incluso un punto de convergencia que se puede detectar. Puede ser algo que los antepasados no consiguieron hacer o una problemática. Así, en este ejemplo, ambos relatos se terminan por la evocación de la muerte. ¿Qué quiere decir el término “imágenes materiales”? Las imágenes materiales no son ideas abstractas. Se halla una ilustración en Gaston Bachelard, en sus libros sobre el análisis de lo imaginario poético: el Fuego, el Agua, la Tierra, el Aire. Es necesario poder representarse una imagen mentalmente como si pudiéramos transmitirla a personas de otro tiempo, en otro lugar, que no hablan el mismo idioma que nosotros. Imágenes que podríamos transmitir por telepatía. La materia, es lo que sostendrá las imágenes que vamos a desarrollar. La poiética (que procede del verbo crear, hacer, en griego) se apoya sobre imágenes materiales que sugerirán sensaciones y emociones. ¿Por ejemplo? No se puede notar “apertura” sino preferentemente “puerta abierta”. el elemento natural en este caso podría ser la madera. debemos encontrar en el relato o volver a crear a partir de él imágenes materiales que se relacionarán con la persona como ser singular. Por ejemplo “ebullición suave de barro” fue encontrado por una persona para definirse. El elemento natural aquí es el barro (mezcla de agua, tierra, de tierra y de fuego porque está caliente”; otro ejemplo “tren de viajero saliendo hacía el Este”. El elemento natural sería el metal; “un molino de agua para hacer pan”, el elemento natural elegido por la persona será el agua. Estas imágenes y este elemento natural nos llevarán y nos permitirán desapegarnos de lo real. ¿Y luego? Cuando hemos encontrado estas expresiones que engendran imágenes en el relato, hay que intentar encarnarse en esta imagen.

Alguien hace hablar a un antepasado que dice “me han hecho rodar en la harina”. El elemento natural es aquí la harina. Esta persona ha de rodar físicamente en la harina para desbloquear una problemática del antepasado y sobre todo atravesarla para poder volverse a adueñar del elemento natural y poder construir el recorrido iniciático que sigue… ¿Y a la práctica, cómo proceder? En este caso, trabajando harina con sus manos, el inconsciente de la persona hace brotar la problemática del casamiento. Quizás al color blanco de la harina… Nunca se casó pero tuvo sus hijos con un hombre casado. Este hombre vivía en dos familias simultáneamente. Un secreto pesado; una lo sabía, la otra, no! El nuevo hombre de su vida aún no ha pensado al matrimonio… Su trabajo interior nos habla de bodas místicas, de unión entre sus contrarios. En otro caso, si un abuelo cruzó una frontera los pies descalzos en el barro, el descendiente puede fácilmente andar en un camino fangoso, esta sensación le abrirá sus fronteras interiores. Si un antepasado vivió un flechazo, seguido de una decepción (el matrimonio no se hizo), el descendiente puede pintar este flechazo (naturalmente no se recomienda sufrir el relámpago!) para superar este amor imposible y encontrar en él una energía poderosa para hallar una vía personal… Lo imaginario se pone muy poderosamente a nuestro servicio, tan pronto como hay un soporte material. Es una ley física. Por lo tanto, Vd. ha sacado un elemento material y abierto la puerta de lo imaginario con las imágenes materiales. Sí; hecho este trabajo, vamos a conservar el elemento material para hacer con él el inicio de un mándala psíquico.

Capítulo XVII. El mandala psíquico.

¿Qué es un mandala psíquico? Vemos como se utiliza un círculo partido en 8 partes iguales. Cada parte está dividida en 3 capas, la 1° saliendo del centro y la 3° hallándose en el borde externo del círculo. Las dos primeras casillas se agrupan bajo un título genérico: las cualidades naturales. Se empieza por la casilla Elemento natural que está vinculado a las imágenes sacadas de los relatos; se anota su elemento natural en la parte que está más cerca del centro en la izquierda del círculo, como en nuestro ejemplo ‘La Vid y la Sangre” (ver esquema en la página siguiente). Luego por asociaciones de pensamientos o por intuiciones, se pasa a la casilla siguiente. Situación. Seguimos estando en una cualidad natural, el objetivo es

situar el lugar donde se halla el elemento natural, en nuestro caso “En un paisaje ondulado con castillos”. Esquema página 218 del libro. Y en las dos casillas siguientes, ¿qué ponemos? Las dos casillas siguientes se refieren a las cualidades sociales que nos ponen sobre la pista de nuestro Antepasado – Guía. La 1°se titula: Fallo: se plantea la pregunta desde el punto de vista debilidad, ruptura en lo que se ve. Siempre dentro de nuestro ejemplo, es “La ausencia de conexión entre los castillos”. La 2° se llama: Poder; aquí se trata de ver o comprender cuál(es) poder(es) corresponden o compensan el fallo. Aquí es “la Magia” lo que permite crear o mantener vínculos no aparentes externamente. Llegamos a lo intitulado Cualidades culturales. En la casilla de las herramientas culturales que permiten una transformación, se puede poner todo lo que usa nuestro antepasado, se le pone en acción. En nuestro ejemplo, el personaje que se construye lleva una cruz y un cuchillo. En otro caso, es la palabra “serpiente médica” que apareció. El caduceo, signo de los médicos y del mercurio alquímico. En la casilla siguiente, nos interesaremos al contexto cultural, aquí “la Colonización”. ¿Cómo se halla esta palabra “colonización”? Dejando fluir lo imaginario, por asociaciones de ideas. Nos preguntamos cuál es el contexto cultural que envuelve lo que se ha encontrado anteriormente. Finalmente, llegamos al último sector titulado las cualidades históricas. Frecuentemente, es merced a estas dos casillas que se llega a hallar el personaje. La 7° casilla se refiere a la época, en nuestro ejemplo, “el Antiguo Régimen” y la 8° casilla, el camino que usa el personaje, aquí “un camino entre orden y desorden”. Acabada la primera vuelta, se vuelve a empezar con el elemento natural que se puede entonces volver a calificar y se empieza una segunda vuelta. Ciertas casillas no cambiarán pero otras se van a afinar o incluso cambiar totalmente su significado, otras no se llenarán por carencia de inspiración. Por esto se preven tres fases en nuestras casillas. Frecuentemente se necesitan tres vueltas, para que aparezca un personaje que será el Antepasado – Guía. Siempre en nuestro ejemplo, el elemento natural se quedó idéntico. La situación se hizo “subterránea, oculta”. El fallo se transformó en “subterráneo”. El camino se hizo “Las Ordenes”. El personaje que se impuso es el último Gran Maestro Templario quemado por el rey de Francia, Felipe el Hermoso: Jacques de Molay. ¿Cómo aparece este personaje?

Se forma una imagen adentro nuestro. Aparece un rostro, un traje, una silueta, un lugar de vida. Se puede oír un nombre y nombrarlo en seguida. A veces, se necesita un poco más de tiempo. Nombrar el Antepasado nos permitirá personificarlo, discutir con él, tenerlo frente a nosotros mentalmente. Se reconoce a alguien porque se pudo nombrarle. ¿Porqué no varios personajes? El ejercicio está construido así, pero es posible que un segundo personaje esté incluido dentro de otro. Anotaremos el nombre del segundo personaje que nos servirá luego. Al principio, hay que desarrollar el primer personaje, el primer Antepasado – Guía. ¿Porqué se usan estas denominaciones y esta forma? Este mandala es un caleidoscopio que sale de elementos naturales que sirven de soporte a lo imaginario. Luego, se va hacía los elementos más culturales, pasando por cierto número de fases para ir hasta un elemento histórico que permite volver a calificar un antepasado histórico, su ciudad, su siglo, su tierra. Esto constituye un todo coherente porque son los elementos de que dispone un individuo para cualificarse psíquicamente, o sea la naturaleza, el árbol, el agua, el bosque, la ciudad, lo urbano, el siglo, la época, la profesión. Es el individuo a través de una estructura. La idea de esta forma es que va girando. Se empieza con elementos naturales para volver a ellos dando una vuelta. De hecho, es un soporte interesante para nosotros en la medida en que, poco a poco, trabajando, se encuentra la unidad del alma. Antes de encontrarla, lo que es fantástico, es que se presiente y fácilmente, se recorre el círculo. Se constata que hay una convergencia de todos estos elementos que da una apariencia real a este Antepasado – Guía… Amalgamando todos los elementos, aparece el personaje. Siempre es más fácil hablar a un ser individuado que no individuado. Aquí está todo el interés de este trabajo. En principio el Antepasado – Guía que se ha hallado es un personaje conocido. Por su mediación, se trae a un ser colectivo hacía nosotros de modo a que nos sea útil. Se pone la historia a nuestro servicio, cuando generalmente, sucede lo contrario. Lo más frecuentemente, los individuos están absorbidos por los acontecimientos colectivos, víctimas de las guerras, decisiones políticas, económicas e ideológicas. ¿Qué pasa luego con este mandala? Primero, es interesante guardarlo. Siempre es útil sumergirse otra vez en producciones directas del inconsciente para captar nuevas claves, en cualquier momento de nuestro desarrollo.

¿Y luego? Se busca si el descubrimiento del personaje destapó algo nuevo para nosotros y se habla de ello a los participantes. Uno se coloca frente al grupo, con el mandala bien visible por todos. Se debe explicar cada palabra colocada en las casillas, esto puede tardar para las personas que no llegaron a calificar algunos puntos y sobre todo las que tienen dificultad en encontrar a un personaje. A veces, sólo se le encuentra mucho más tarde porque, aun cuando se le ha calificado, situado, se desconoce su nombre. Se hallará más tarde, a través del sueño o por “casualidad” al leer un libro, en el curso de una conversación o de una exposición… Esto puede tardar algunos días. El grupo sentirá si este personaje es justo. ¿Cómo se puede saber? Hay una resonancia psicológica y una resonancia física en el cuerpo. Siempre hay un momento en que la frente dice “Sí, sí, es esto”. Los participantes sienten que es exacto, como una música: “al uni –sono” Se ha de hallar un equilibrio, siempre es el problema del desarrollo personal, entre el lugar de los demás y el lugar propio, entre el inconsciente de los demás y el nuestro. Si se deja demasiado sitio al grupo, construirá su propio imaginario y lo pegará sobre la persona, esto no funcionará. Si se deja demasiado sitio a lo imaginario de la persona, sin dejar la distancia necesaria y la parte del grupo, recaerá demasiado fácilmente sobre sus a priori. El arte, es crear un equilibrio. ¿Qué se hará con este Antepasado Guía? El trabajo que sigue es muy personal y puede tomar varios meses. Hay que llegar a conocer perfectamente la vida de nuestro Antepasado – Guía. Por sincronicidad, siempre según las leyes extrañas del azar, vamos a encontrar puntos comunes muy elocuentes, entre él y nosotros y entre él y nuestra familia. Es una experiencia muy extraña y muy interrogativa. Para Jacques du Molay, la gran sorpresa fue encontrar en una biografía reciente de Alain Demurger, el punto fuerte del ataque del rey de Francia contra los Templarios de quienes fue el último Gran Maestro. Según Demurger, la intronización de los templarios tenía un carácter oficial, colorado con fasto y ceremonias; después de la ceremonia oficial, empezaba la ceremonia oficiosa “en un rincón retirado de la capilla –lo más frecuentemente, detrás del altar – por su receptor o hermano designado: se le pedía entonces, fuera de toda presencia, de renegar de Cristo, de escupir y/o pisar la Cruz, luego besar el receptor en el ombligo, la parte inferior de los riñones o el ano; finalmente se le aconsejaba, que en vez de tener comercio con una mujer, se uniera carnalmente con otros hermanos en caso de calor (sic). Naturalmente, esto no estaba practicado por todos, pero otros abusaron ampliamente de sus poderes tal como Gérard de Villiers, el último Maestro de Francia de los templarios. Jacques de Molay no había reformado estas prácticas que eran funestas para la Orden. No era alguien muy inteligente según los historiadores, era de pequeña nobleza y no pesaba bastante frente a sus detractores.

Qué desilusión con relación a lo imaginario templario que llevaba conscientemente la persona (metáfora de una desilusión familiar?)… La persona que lo eligió había indicado realmente en su mandala “Ordenes y desordenes”. Lo que aproxima a Jacques de Molay de su familia es la presencia de numerosos militares, atentos a la religión, entre sus antepasados… ¿Otro ejemplo? Un ejemplo extraño referente al personaje de Liane de Pougy y la mujer joven que la había elegido, ambas tienen la misma altura, 1,71m, el mismo número de calzado, 37,5 y nacieron el mismo día y mes de nacimiento. Vivieron acontecimientos similares en la misma edad. Ambas pronunciaban la misma afirmación con frecuencia: “Tengo los pies pequeños por mi altura”. Incluso es extraño que la biografía haya anotado este hecho… De todos modos, es lo que las acercó a través del tiempo. En momentos claves de nuestra vida, vamos a ver el nombre del Antepasado – Guía en un cartel, hallar un libro, una imagen, etc… Abriremos su biografía y encontraremos un pasaje muy luminoso para lo que debemos decidir en el instante o en algún tiempo. ¿Lo más importante, es que será una instancia de diálogo para nosotros? Sí, por su intermediario, podemos hablar con nosotros mismos. Lo que es muy interesante porque quizás sea la primera vez de nuestra vida que alguien nos hablara realmente. ¿Existe verdaderamente un antepasado o está aquí solamente para permitirnos hablar con nosotros mismos? Se trata de una cuestión que trata de la función de lo imaginario. Lo imaginario es la base de lo real. Hay que poder “soñar hacía”. Es realmente la capacidad esencial. Abrir las vías de lo imaginario, trabajar con él, es permitirse estar enganchado otra vez a una realidad. Si no se sueña hacía alguien, este alguien muere dentro nuestro. Se ve bien en el amor. ¿No es una forma de locura el hecho de hablar con seres adentro nuestro que nos dicen de hacer esto o ello? Al revés, es la imposibilidad de diferenciarse suficientemente en nuestro interior para precisamente mantener y tener cierto diálogo con nosotros mismos, a través de un objeto, lo que lleva a la locura. La psicosis, por ejemplo, es la ausencia total de dimensión imaginaria. Una definición radical del psicótico, es alguien que no tiene ninguna capacidad imaginaria, que se apega a todo lo que llega. Por suerte, jugamos con nuestras ideas, jugamos con las cosas, tenemos “algún juego”; en cambio el psicótico no tiene juego, está apegado a la realidad. Es lo que él cree que le han dicho que es, sólo es esto, un objeto dependiente de sus padres, el apéndice de su madre o de su padre. Los psicóticos no tienen ningún margen de maniobra con relación a esto.

¿Si se les integrase a un Antepasado – Guía, podrían salir de su psicosis? Diría que cada persona, en particular a causa de su historia familiar, puede tener puntos de psicosis. Todos tenemos puntos psicóticos en alguna parte. El trabajo de elaboración a través de la construcción del Antepasado – Guía puede permitir cierta forma de curación. No digo que esto cura la psicosis. Digo que esto puede favorecer que algunos puntos de abscesos hallen una vía de paso. Acto de paso, paso… Esto será la próxima etapa. ¿Llevamos a este Antepasado? Es él que nos lleva; lo importante, es que nosotros lo construimos. ¿Pero el antepasado no forma parte de nuestra genealogía, es un personaje histórico, a priori? Sí, pero empezamos con antepasados familiares para encontrar a este Antepasado – Guía. De hecho pasamos a través de ellos. ¿Este antepasado agruparía todos nuestros antepasados familiares? Sí, pero al mismo tiempo, los trasciende. Esto va más allá. Lo real está atravesado por lo imaginario, este antepasado imaginario que se reconstituye es alguien que atraviesa del mismo modo. Es por esto que es poderoso porque atraviesa, y al mismo tiempo, se desfasa algo de los antepasados reales. Porque la gente está entremezclada en sus historias familiares, no se desapegan. Están absortos, en cambio, aquí, se desfasan. Este desfase deja “un juego” entre la verdad y la realidad. ¿Un Yo y un juego? Del mismo modo en que se dice que un volante tiene “juego”, hay un espacio en el cual se pueden volver a crear cosas. Es por esto que es interesante que este antepasado esté inmerso en la materialidad del árbol genealógico y al mismo tiempo se desfasa algo. Esto vuelve a crear Juego, un Yo posible [juego de palabra, en el idioma Francés porque la palabra “juego” (jeu) se pronuncia igual que “yo” (je)]. El yo y también el Juego del niño. Por esto, ha de ser bastante portador, lo bastante caracterizado para ser verdaderamente instituido como diálogo. ¿En qué campos nos ayuda nuestro Antepasado – Guía? En numerosos campos y primero en la vocación y el amor. También ayuda en el momento de las elecciones, ayuda por sí – mismo, incluso si no se le solicita realmente, siempre y cuando está bien instalado. El principio es que si se construye una instancia que sea psíquicamente

pertinente, se mantendrá sola en la carretera, es decir que trabajará para nosotros. ¿En qué modo? El Antepasado es un objeto que debe trabajar solo. No puede dejar indiferente, interviene incluso al nivel de los sueños. No es una construcción mecánica, es una construcción animada, de anima “alma”. Normalmente, el alma funciona sola.

Capítulo XVIII. Vincularse con nuestro Antepasado – Guía. ¿Cómo vincularse a nuestro antepasado, cómo dirigirnos a él para pedirle consejos? Hay varias soluciones para contactar con nuestro antepasado y hallar un símbolo, objeto o animal que servirá de relé entre él y nosotros. La solución más sencilla es el sueño. La primera noche después de haber encontrado a nuestro antepasado, vamos a soñar con un símbolo que puede ser un animal, un objeto, por ejemplo “un zorro”, “un bolso de mano”, “una bufanda”. Es el objeto o el símbolo elegido por nuestro inconsciente para conectarse directamente con el antepasado. Nos bastará con mirar el objeto y dirigirnos a él como si se hablara directamente con la persona. ¿Y si no soñamos? Si no hemos soñado, elegiremos con cuidado, un objeto en la casa en la cual estamos, esto funciona perfectamente también. Vd. ha evocado otra técnica… Sí; es la relajación, le voy a presentar un ejercicio tipo que necesita una relación de confianza con la persona que nos acompaña en esta relajación. Este ejercicio se compone de cuatro partes. La primera se refiere a la bajada propiamente dicha en el inconsciente. Existen otras, ésta tiene el mérito de inducir una relajación muy profunda. La segunda permite a los que nunca han practicado este tipo de ejercicio el poder familiarizarse con la visualización. La tercera le conecta con el Antepasado – Guía directamente. La cuarta hace volver a las personas sin ningún problema a su estado normal de vigilia. Siguiendo las indicaciones siguientes, se baja hacía el Antepasado – Guía, pasando por una puerta situada en nuestro árbol genealógico. Cuando se le encuentra, se le piden varias cosas sobre la vida propia para ayudarnos a empezar un diálogo con él.

Es importante hacer este ejercicio en las mejores condiciones posibles y en total tranquilidad, para ello: *Instalarse en un lugar tranquilo en el cual estaremos seguros que no estaremos molestados. El ejercicio propiamente dicho de relajación dura media – hora aproximadamente, y la verbalisación de lo que se ha visto, también media – hora. *La persona que lee el texto debe ser una persona en quien tenemos total confianza y que se expresa tranquilamente sobre un tono de voz uniforme. *Prever un fondo musical de relajación. *Saber que estamos en un estado interior, que en cualquier momento podemos intervenir, por el pensamiento, para transformar una imagen o una situación que no nos gustaría. Los medios que podemos poner en acción en esos momentos son sumamente interesantes porque nos revelan nuestra fuerza interior y los recursos de que disponemos inconscientemente para liberarnos de nuestras resistencias interiores.

Capítulo XIX. Conocer al Antepasado – Guía. “Instálese cómodamente en el sofá, relájese, cierre los ojos… Empiece a hacer el vacío en su mente… Soltar la tensión de los hombros, los brazos, las manos…bien flexibles, blandos. Soltar la tensión de los miembros inferiores hasta la punta de los pies…, bien flexibles, bien blandos… Los brazos son como paquetes de trapos a lo largo del cuerpo, esta relajación sube a lo largo de la columna vertebral… Tomar consciencia de ello… Desde la zona renal hasta la nuca… Quitar cualquier tensión, cualquier contracción… Ahora desapretar sus mandíbulas, todo su rostro se está relajando… La piel del rostro es lisa… la frente, las mejillas, la boca ligeramente entre abierta para respirar mejor… como si pudiera sentir la respiración de los poros de su piel… Su tórax ahora se está relajando, es como un caparazón que se le quita… Su respiración es calmada y regular… Fija Vd. su respiración sin intentar modificarla… su corazón está latiendo calmamente, firmemente… Es una ligera vibración en su tórax… su abdomen se relaja a su vez, progresivamente, agradablemente. Tome consciencia de la respiración de su abdomen… Su cuerpo está totalmente relajado, esta relajación irá aumentando irresistiblemente, cada ejercicio aumenta la profundidad de la relajación… Ahora, lleve su atención a sus brazos… Sus brazos se vuelven pesados, la relajación conlleva irresistiblemente la pesadez, agradablemente. Cada vez son más pesados los brazos, como plomo… Sus brazos se hunden en el sofá… Le sería difícil, incluso imposible levantarlos, levantarlos ahora… Una fuerza irresistible tira sus brazos hacía abajo… Vd. siente el mismo fenómeno al nivel de los miembros inferiores, las piernas pesan, pesan, pesan agradablemente… Tiene botas de plomo, sus piernas son totalmente pesadas. No podría levantarlas siquiera… Esta pesadez invade el resto de su cuerpo, su cuerpo es muy pesado, agradablemente pesado, como en el momento de dormirse… Ahora esta pesadez invade su mente, las ideas son pesadas, pesan… Es una niebla que tiene Vd. en la mente, cuanto más lo piensa, más es espesa… La pesadez se transforma en letargo, todo su cuerpo está aletargado. Es como

algodón alrededor del cuerpo… Una insensibilidad agradable e irreversible… Cuanto más lo piensa, más sus brazos, sus piernas se aletargan, el letargo gana todo su cuerpo, su mente está maravillosamente aletargado, su consciencia se diluye lentamente, agradablemente. Se deja ir totalmente como en el momento del sueño. Está Vd. cansado, muy cansado. Un cansancio como si no hubiese dormido desde varias noches. Todo se aleja alrededor de Vd., está Vd. perfectamente indiferente a todo lo que le rodea. `Sólo oye mi voz, me oye como en un sueño. Un torpor irresistible le está invadiendo su cuerpo, su mente. Sólo piensa en dormir… Ahora, Vd. siente la arena, el sol… Los brazos, las piernas, todo su cuerpo se vuelve caliente, los vasos están relajados, se dilatan. Cuanto más lo piensa, más caliente es su cuerpo, agradablemente caliente, un calor suave y penetrante… Cada vez tiene más ganas de dormir… Insensiblemente, su consciencia ya está modificada. Para ayudarle a descender, lentamente, agradablemente en niveles cada vez más profundos, voy a contar de 10 hasta 1: 10, 9, 8 … Ahora está Vd. en un nivel muy agradable, Un nivel en el cual puede Vd. fácilmente visualizar, hacer venir en su mente, una puerta. Es una bella puerta. Detrás de ella empieza un camino. Un hermoso camino en el campo. Un camino bordado de árboles, flores y prados. Percibir este paisaje en todos detalles. Percibir los diferentes colores de las flores, árboles, yerba. Percibir los perfumes alrededor suyo, el perfume de los árboles, El olor tan especial de la yerba, el perfume de las flores, Percibir el calor muy agradable del sol en su rostro, Sentir el suelo bajo sus pies. Escuchar el canto de los pájaros, el zumbido de los insectos. Es una experiencia muy agradable. Andar en este camino y ver cómo cambia el paisaje a medida de su paseo. Andar hasta alcanzar el borde de un bosque. Es un bosque especial, formado de grandes árboles muy antiguos. Es un bosque encantado, este bosque es su amigo. Este lugar es perfecto para Vd. Entrar en el bosque y percibir otra vez las luces, los colores, la temperatura, los perfumes, los sonidos. Andar en el bosque. Le rodean grandes árboles. Seguir andando, mirar alrededor suyo. El calor exterior es muy agradable. Rayos de sol brillan a través de las hojas. Un viento ligero agita las hojas. Escuchar los ruidos del bosque. Se siente muy a gusto. En medio de estos árboles, hay uno que le parece familiar. Acérquese y conózcalo. Es un árbol gigante. Le ayuda a subirse en él. Se encuentra en un mundo denso de hojas y de ramas lisas, lejos de la tierra y del cielo.

Búsque un lugar confortable y siéntase cómodamente para descansar. Está Vd. seguro. Cerca de Vd. en una enorme rama, se mueve un trozo de corteza, acérquese. Alguien le abre. Esta persona es su Antepasado – Guía, lo ve Vd. claramente. Mire atentamente sus prendas, su peinado, su rostro. Pídale su nombre. Le contesta su Antepasado – Guía Y le invita a entrar. Entrar en este Universo en el cual se halla su Antepasado – Guía, Mirar el paisaje que le rodea, sus peculiaridades, Ir hasta el lugar donde está él. Examinar este lugar. Adelantar hasta su Antepasado – Guía. Tome el tiempo de mirarle, tocarle, sentirle. Ahora, instálese e interrogue a su Antepasado – Guía sobre su vida. Escúchele, conózcale. ¿Qué aventuras vivió? ¿Cuáles acontecimientos importantes atravesó? ¿Cuáles secretos creó o sufrió? ¿Cuál obra es el fundamento de su vida? Ahora este personaje le ayudará cada vez que lo solicite. Él conoce los engranajes secretos de su árbol y le ayudará en su recorrido. Le puede Vd. preguntar. Ya tiene un mensaje para Vd. Escuche bien este mensaje. Es una frase – clave o una palabra – clave para entrar más rápidamente en contacto con él. También tiene un objeto para Vd. Cójalo y déle las gracias. Registre la sensación física que experimenta en su presencia. Podrá Vd. encontrar a su Antepasado – Guía cuando quiera merced a esta sensación física que le permitirá volverlo a contactar en cualquier momento de su elección. Le dejo algunos instantes para permitirle hacer su propia experiencia. Cada vez, le será más fácil volver a conectar en este nivel de relajación, o despierto si tiene Vd. el deseo. Ahora es tiempo de volver a su nivel normal de vigilia. Para ayudarle, voy a contar desde 1 hasta 10. Cuando lleguemos a 10, se sentirá Vd. bien despierto, bien descansado, en plena forma, recargado de energía vital, como después de ocho horas de un sueño sano, natural, regenerador. 1, 2, 3, respirar hondamente. 4, vuelva a tener el contacto con sus pies, mueva los pies calmamente, 5, respire otra vez hondamente, 6, mueva las piernas calmamente, recobre el contacto con sus piernas, 7, recobre el contacto con sus manos, mueva sus manos calmamente,

8, mastique, estírese, 9, cuando esté listo, abra los ojos, estará Vd. bien despierto, bien descansado, en plena forma, 10, abra los ojos; está Vd. perfectamente despierto… Cualquier posible sensación de pesadez ha dejado su cuerpo el cual funciona otra vez de modo perfectamente normal. Fin del ejercicio. Hay que saber que en este tipo de ejercicio uno puede dormirse o pueden carecer las imágenes. Hay que aceptarlo. Después de algunas sesiones, acuden las imágenes… Lo importante es no dudar que se ha hecho algo aun cuando se opine que es poco, porque la negatividad hacía uno – mismo es una resistencia al trabajo con el inconsciente. ¿Cuál es la ventaja de esta técnica? Nos permite saber quien es realmente nuestro Antepasado – Guía, afinar nuestra percepción de él. Luego, se le puede llamar cada día. La sensación física experimentada cerca de él nos permitirá volver a conectar con él sin necesidad de pasar otra vez por la relajación. Muy rápidamente se podrá dialogar con él, nos dará soluciones. El objeto o animal dado por él durante la relajación nos servirá de objeto – relé en los ulteriores diálogos. Para transformar un animal en objeto – relé, usaremos su representación bajo la forma que sea.

Capítulo XX. Algunos ejemplos simplificados de mandalas precedidos de su objeto o animal – relé.

Veremos en los ejemplos siguientes cómo los elementos parecen extraños, pero el inconsciente está haciendo su trabajo subterráneo…: Animal: zorro Agua corriente El poder de decidir Sentirse solo La emergencia de los campos de concentración. La guerra de 1939-45 Los Vikingos Desconocido y misterioso Personaje: Romain Gary Puntos comunes: la madre de Romain Gary se llamaba Nina y era el apodo de Sofia de pequeña. Romain nació en Rusia en 1914. El bisabuelo de Sofia trabajó en Rusia, durante varios años.

Tuvo un hijo con Jean Seberg que se llamaba Diego, Sofia vivió en San Diego, USA. Tuvo dos premios Nobel de Literatura dados bajo dos nombres diferentes por Suecia, Sofia tuvo un novio sueco. Romain Gary, tenía un apodo, Emilio, que era un nombre muy corriente para Sofia, del lado paterno. Romain es el nombre del hijo de su prima hermana. Romain dijo que pensaba ser de ascendencia Vikinga. Sofia había elegido Vikingp como personaje histórico. Sofia piensa que la escritura es una vocación por realizar. Siempre pensó que no era para ella, que no se atrevía a hacerlo. El mero hecho de participar a talleres de escritura puede empezar a cambiarle su vida y ayudarla a realizar cosas que aún no había pensado. Romain Gary es aquí un excelente interlocutor. El objeto – relé: un vestido de novia. Cascada. Echar tierra. Dependencia del alcohol. Rebelarse. Nacimiento de la clase obrera. Revolución industrial Epoca romana Trayectoria del combatiente. El personaje: George Sand. Una mujer joven, en paro, divorciada, que quiere volverse terapeuta. El objeto – relé: el camino de Compostela. Sol Camino de Compostela. Abrir una ventana Nomadismo. Vivir sin raíces. La subida del nacionalismo Colonización de Argelia 1914- 1941. Ir y volver en un camino que se para. El personaje: Luís XIV. Peluquera esteticien, está contra los privilegios de clase. El objeto – símbolo: el sanitario del baño lleno de agua. Fuego. Alguien que lleva un uniforme. Miedo de lo desconocido. Fin de creencias animistas. Destrucción del imperio Inca. Cruzada de los caballeros de la Mesa Redonda. Rectilínea sin horizonte visible. El Personaje: Alejandro el Grande.

Un hombre que quiere hacerse Psicogeneálogo. El objeto – relé: mazmorra. Fuego Escritos Derelicción. Autonomía Desaparición de los archivos. Biblioteca de Alejandría. Antigüedades greco – romanas. Perdido y solitario. El Personaje: Séneca. El Hombre que hace este ejercicio es escritor. El objeto relé: una bici. Aire Libros El egoísmo. Cambiar de vida. Liberarse del dogma social y familiar. Las 30 Gloriosas. La muerte de Cristo. Pequeño camino estrecho y tortuoso. El Personaje Gandhi o St. Exupéry. Un joven, estudiante para la protección de la naturaleza. El objeto – relé: una nariz roja de payaso. El Fuego. En un jardín. Ser limitado. Ser imaginativo. Efervescencia artística y gran descubrimiento. El Renacimiento La Edad Media Un camino de campo con piedras. El personaje: Beatriz Potter. El personaje es una dibujante famosa para la literatura infantil. Es un punto común con la mujer joven que quiere hacer dibujos para los niños y teatro, es actualmente naturópata. El objeto-relé: una rana. Un estanque En bici. Dormirse El poder de calmarse. La domesticación del inconsciente. El Surrealismo. 1920. Un camino llano y arenoso. El personaje: Marcel Duchamps.

Es un surrealista de los años 20 que hacía montajes con ranas y bicicletas. La persona que lo eligió es profesor de artes plásticas y desea ser psicoanalista. Su personaje reúne a ambos.

Capítulo XXI. Ejemplos concretos de mandalas con El Antepasado - Guía Diagrama del Ejemplo n°1(p.239 del libro): Un personaje que se parece a Cristo.

Al día siguiente del descubrimiento de este Antepasado – Guía, piensa en su abuelo que no conoció y que le apareció sonriente en un sueño la misma noche. Una reconciliación interior apareció. Podrá empezar a dialogar con esta parte desconocida de su genealogía, que también es una parte desconocida de ella. Diagrama del Ejemplo n° 2: Juana de Arco.

Irrumpe su abuela. Se siente como una santa, idealizada. Se da cuenta que hay que ir más allá. Esta abuela murió matada por un toro – cuando se sabe que es un animal representativo de una fuerte sexualidad, hay una paradoja increíble entre la santa y el animal, que debe comprender antes que la mate. El fuego marcó también su familia por un incendio, un primo fue quemado vivo, un abuelo murió de insolación. También tiene la idea que el fuego es purificador. Su hijo debe marchar a Inglaterra, hay que reconciliarse simbólicamente con los Ingleses para que pase una estancia tranquila en el país de los que quemaron a Su Antepasado – Guía.

Diagrama del Ejemplo n° 3: Juana de Arco. Las dos mujeres jóvenes tienen el mismo Antepasado - Guía y hay similitudes en su trayectoria. La madre de su madre, que la abandonó, sería quizás Inglesa. Un gran almacén de París perteneciente a su familia quemó; con esto estuvo arruinada. Siente que ya no quiere ser abusada, víctima. Un participante observa que en la palabra “incendio”, se puede oír “una sangre dice” (fonéticamente, en el idioma Francés “un sang dit”), lo cual nos lleva al abandono en su familia.

Diagrama del Ejemplo n° 4: Leonardo da Vinci. Se siente muy cercano a este personaje porque reconoce que siempre le hubiese gustado ser artista en Italia, escribir. Está inventando constantemente. Sino, es terapeuta dotado de un gran carisma. Diagrama del Ejemplo n° 5: Tchen Yen, un discípulo de Lao Tseu.

El personaje le corresponde, le sugiere la palabra “compromiso”. Lao Tseu es la vía del justo medio… Es médico y habita un país fronterizo en Alsacia con un pasado familiar doloroso debido a la guerra. Siente que hizo progresos en esta vía del justo medio porque ahora puede curar a Alemanes que cruzan especialmente la frontera para venir a verle. Tchen Yen hubiese dicho: “El que no quiere curar no curará”. Lo cual es válido también para los terapeutas. Diagrama del Ejemplo n° 6: Liane de Pougy

La que eligió a este personaje es profesor de Francés en un colegio. Procede de una familia de la burguesía de campo, muy estricta. Su personaje que era una de las amigas de Colette, una magnífica semi – mundana muy artista, corresponde a su parte explosiva y viva, que ella quiere liberar. De todos modos, la hace salir! Quiere sacar de sus cajones un manuscrito erótico para hacerlo editar. Seguramente es el momento. Es un personaje que sólo puede darle buenos consejos. Diagrama del Ejemplo n° 7: Le Nôtre (arquitecto/paisajista de Luís XIV).

La participante que encontró a este jardinero genial de Luís XIV estuvo impactada por tener a un hombre como personaje: y no hay normas, aun cuando sea menos frecuente encontrar a un hombre quien elija a una mujer como Antepasado – Guía. Una de sus actividades principales es la jardinería, en cambio abandonó la escultura que tiene un lugar importante en los jardines de Versalles creados por Le Nôtre. Es una nueva pista para ella, y esto desde el principio. Cuando habla de su casa, habla esencialmente del jardín. El agua tiene también un lugar simbólico muy importante en su genealogía, como en los jardines de Le Nôtre. Diagrama del Ejemplo n° 8: Capitán Marchand (Juan Bautista, 1863-1934).

Fue oficial Francés, capitán de los espahíes (militares Franceses a caballo en Africa del Norte y el desierto del Sahara) en Argelia, que llevó una gran expedición, desde el Congo hasta Fachoda sobre el Nilo, para hallar las fuentes y extender la influencia Francesa hasta el Nilo. Para el participante, esto entra en resonancia inmediata con su vida personal. En efecto: el padre de su mujer fue capitán de los espahíes y la expedición que hizo famoso a Marchand salió en 1897, 100 años exactamente antes del nacimiento de su hija mayor. Sabemos que la concordancia de una fecha de nacimiento con un acontecimiento histórico y/o familiar que sucedió 100 años antes vuelve a activar, a través del que nació, el acontecimiento en cuestión. El participante piensa también que debería poner un poco de orden y disciplina en su vida. Marchand siendo militar explorador, es un buen interlocutor para equilibrar aventura y disciplina.

Diagrama del Ejemplo n° 9: Un maestro de escuela del siglo XIX.

La persona que eligió a este personaje también fue maestra, era un trabajo salido del árbol genealógico. Desde entonces, encontró una nueva vocación de escritora. En particular contando la historia de su pueblo y de sus habitantes, pudo hallar en él un lugar que esta vez, la satisface. Este maestro hace el nexo con su nueva actividad porque escribió mini – biografías sobre los muertos de la guerra de 1914-1918 en su pueblo. Empezó con estos textos para encontrar su historia y el lugar donde están inhumados. Este trabajo de restauración de la Historia tiene un interés inesperado por parte de los descendientes, habitantes del pueblo y de las asociaciones de los antiguos combatientes. Se ve que es una nueva pista de investigación que encontró su lugar de modo natural. Cómo interrogar al Antepasado – Guía con el objeto o su representación? Hemos tenido cuidado de ponernos en un lugar tranquilo, al principio, para facilitar el diálogo porque hay que estar bien concentrado. Luego, con la costumbre, el diálogo se instala solo. Por lo tanto, para interrogar fácilmente a nuestro Antepasado de modo simple y automático, se toma el objeto dado en el ejercicio de visualización, un objeto familiar o personal, o el objeto visto en sueño como fue indicado anteriormente y que servirá de soporte al antepasado. Estamos aquí en el campo de lo imaginario. Hacemos “como si…”. Lo mismo que los niños, vamos a entrar en el juego. Cogemos el objeto, nos concentramos mirándolo. Dentro aparece el Antepasado – Guía que nos hará tres preguntas a las cuales responderemos. 1-Cuál es tu búsqueda? 2-Cuáles son los obstáculos?

3-Qué quieres de mí? Después de una primera vuelta, damos otra vuelta para ver si las respuestas son coherentes. Después de la tercera pregunta, se vuelve a la primera para volver a estar interrogado y afinar las respuestas para comprobar que las respuestas sobre la búsqueda y los obstáculos son buenas y corresponden exactamente a la pregunta “Qué quieres de mí?” Un ejemplo: “El objeto que se ha impuesto a mí es una máscara Africana llana con una boca en corazón y una oreja rota ‘como en Tintín!) . La coloco en frente mío, me concentro, siento que si lo toco el diálogo se establecerá más fácilmente. Efectivamente, una sensación interior se pone en su sitio para decirme que mi antepasado puede servirse de este objeto para hablarme interiormente. El Antepasado – Guía, aquí, Jacques de Molay, me pregunta: “Cuál es tu búsqueda?”. A la primera vuelta de la pregunta, respondo: -Vincularme a África, la tierra de amor y de aventura de mis antepasados. A la segunda vuelta, se afinará la respuesta y diré: Vincularme a mi alma artística, creadora y comercial para vivir de ello. “Cuáles son los obstáculos?” -(primera vuelta). Es peligroso, tengo miedo de desaparecer. (segunda vuelta). Son las obligaciones que me doy todos los días lo que me mata. “Qué quieres de mí?” -(1° vuelta). Que me ayudes en los proyectos de cultura biológica y en el arte. A vincular mi consciente con mi inconsciente. -(2° vuelta). Que cada acto que cumpla sea tan esencial como plantar una semilla y que me autorice a estar en la abundancia, la alegría y el compartir. Este pequeño diálogo parece simple pero a veces se necesita tiempo para que cada respuesta sea pertinente, esto es el ejemplo de un primer contacto con el Antepasado – Guía. Luego, podemos hacerle preguntas como a un familiar cercano. ¿Sirve el Antepasado – Guía como interface entre el universo y nosotros? Sí, nos guía en todos los campos, podemos dialogar con él. Nos da la conjunción interior y las soluciones inmediatas a: -la vocación artística y científica, -el amor y la amistad, -la creatividad intelectual o pensamiento creador, -la prosperidad, -la mística. Nos permite realizar nuestra obra en todos los campos y desapegarnos con relación a la violencia de la Historia.

Capítulo XXII. En busca de una unidad de la personalidad. ¿Porqué vincula Vd. la alquimia con el Antepasado – Guía? Tal como la definió Jung, en el plano psicológico la alquimia tiende a crear una unidad en el seno de la personalidad. “Nuestra realización no es de concebir de modo extensivo, en el sentido de una acumulación. La realización íntegra es una realización del centro porque es desde el centro que irradia el Uno.” Lo cual es también la razón de ser del Antepasado – Guía. Hay cuatro fases en la alquimia que son: 1.La obra en negro, que corresponde al trabajo sobre el árbol genealógico personal. 2.La obra en blanco, que corresponde al trabajo sobre los marcos históricos que pesan sobre nosotros. 3.La obra en amarillo, que corresponde a la emergencia del alma del mundo gracias al descubrimiento del Antepasado – Guía. 4.La obra en rojo, que corresponde a su manifestación tangible en nuestra vida porque para que no siga siendo una idea o un imaginario, vamos a anclar el Antepasado – Guía en nuestra realidad cotidiana merced a un acto llamado Acto de paso. Merced a este acto, nos destinamos a una nueva destinación y salimos del incesto más grave, o sea el incesto geográfico, que nos mantiene preso de un lugar genealógico. Esta nueva destinación permitirá a nuestro cuerpo que esté vinculado de modo justo a nuestra encarnación. Entonces ya no sufriremos el peso del destino. ¿Cuál destinación? El Antepasado – Guía nos indicará un camino y una destinación real que deberemos seguir gracias al descubrimiento de tres otros antepasados. Tendremos así cuatro antepasados igual como hay cuatro grados alquímicos mayores. ¿Debemos elaborar tres nuevos antepasados? Sí, Jung descubrió que la correlación entre nuestra psique y el principio alquímico es la cuaternidad de nuestro ser. Disponemos de cuatro funciones que describió en Los tipos psicológicos. Para realizar la unidad de nuestra personalidad, debemos, en prioridad, equilibrar estas funciones.

Las detallaremos luego y las trabajaremos dentro nuestro, merced a cada Antepasado – Guía que corresponde a cada función distinta. La mayoría del tiempo, vivimos sin hacernos preguntas y entonces, nos hallamos a un nivel 1. 1-Participación pasiva. El 1° nivel es la participación pasiva a la vida. Aquí, no nos hacemos preguntas. Es más o menos impersonal y nada se vuelve a replantear. No nos damos cuenta de los procesos que obran adentro nuestro. Vivimos en una relativa inconsciencia. Reaccionamos de modo primitivo y extremo, en el “todo o nada”. Cuando se ha empezado a trabajar en el nivel 1, el segundo nivel se presenta: 2-Crítica. Al nivel 2, emergen percepciones negativas, la consciencia de las dificultades interiores y exteriores. Uno lucha contra uno – mismo y contra los demás. Hay una crítica de los demás y de sí – mismo. Es un grado de proyección en el cual dominan el miedo, el aburrimiento, la duda. Es una fase bastante larga. Luego llega el grado 3: 3-Antepasado – Guía. Renacimiento. En el 3° grado, hay una relativa unificación. Se entreve que hay otras formas de existencia que la lucha. El nivel espiritual aparece, tenemos a un maestro interior que puede ser personificado por un Antepasado – Guía. Empezamos a volvernos a crear nosotros – mismos. Es el principio de un renacimiento. 4- Unificación de la personalidad. Entre el 3° y el 4° nivel, el camino es mucho más difícil. Aquí, uno realiza el proceso alquímico, estamos dentro de la unificación de la personalidad. Entonces todo puede cambiar, y las programaciones familiares pueden desaparecer. Ignoramos a donde nos lleva este cambio. Es el universo que se expresa a través nuestro, ya no hay duda, la confianza es absoluta. Para llegar a este grado, hay que unificar las cuatro funciones siguientes en el seno de la personalidad (cf. “los tipos psicológicos” de Jung): Sentimiento Sensación Pensamiento Intuición

¿Puede Vd. explicarnos esto? Estas funciones complementarias. deben ser diferenciadas para ser armoniosamente

Lo que es problemático, es que según Jung, tenemos en nosotros una de estas funciones más diferenciada que las demás, sobre la cual nos apoyamos. Constituye el grado 1 que basa nuestra encarnación. Pero la función que está al opuesto en el plano horizontal no funciona bien. Es el principio de los vasos comunicantes, un exceso de una función conlleva un déficit en otra. Por ejemplo, si el Pensamiento está muy desarrollado, esto no funciona bien a nivel Sentimiento. Las dos otras funciones pueden sin embargo ayudarnos, de modo diferente sin embargo, una es bastante accesible al consciente, la otra lo es a medias. En resumen, la función principal es una fuerza, la segunda es su aliada, la tercera sólo es parcialmente utilizable y la cuarta pertenece a la sombra. La primera función llamada función dominante es la primera que se desarrolla, nos apoyamos esencialmente en ella pero es en respuesta a la carencia de la función menos desarrollada, llamada arcaica. Tomamos así la costumbre de usar en prioridad la función más fácil porque le hacemos más confianza que a las demás. Si esta función es la única que usamos o casi, puede volverse peligrosa porque no tiene protección de seguridad. Por ejemplo, alguien que sólo funciona por la sensación estará absorbida por los objetos y la materialidad. Funcionará con la cuarta parte de sus posibilidades. ¿Qué es lo que caracteriza la función en la sombra? Es la más difícil, la más inconsciente, la última que se desarrolla si es que se consigue. Es lenta, necesita mucho tiempo para cumplir lo que, para otros, no presenta ninguna dificultad. Por ejemplo, el intuitivo asimilará en un tiempo sumamente corto la idea esencial de un libro grueso y tardará en cambio mucho tiempo en hacer su contabilidad. La función inferior es susceptible: tocarla activará reacciones emocionales violentas. Reacciona a contra tiempo. Por ejemplo, un hombre cuyo Pensamiento es dominante, puede estar totalmente paralizado en el momento de declarar su amor a una mujer o incluso de pronunciar palabras de simpatía profunda. ¡cuántas personas dicen “él (o ella) nunca me dijo “te amo””. Por lo tanto deberemos actuar sobre lo que nos es lo menos fácil… Sí, es decir integrar el nivel quedado arcaico en nosotros (transmutación de los elementos de los alquimistas) que hace que estemos poseídos por una dimensión colectiva. En este nivel, no podemos existir personalmente, sufrimos lo colectivo. ¿Es la sombra descrita por Jung? Sí, por esto las funciones inferiores se expresan siempre por comportamientos estereotipados, clichés. También pueden sumergirnos como un movimiento irracional de la multitud. No reconocemos la sombra y puede destruirnos sin que podamos acogernos a elementos tangibles. Por ejemplo, una pasión amorosa que acaba por un suicidio para alguien que tiene la función Sentimiento arcaico.

En la alquimia también el trabajo empieza a partir de una material vil… Sí, es dentro de una materia bruta que se esconde nuestro tesoro. Se extraerá de lo que es negativo, escondido y arcaico una solución que no se parece a ninguna otra, que nos es personal. ¿Porqué no están naturalmente equilibradas dichas funciones? Lo que se ha vuelto arcaico viene de las carencias de nuestro árbol genealógico. Se sale del principio que es nuestra parte oculta, arcaica, la que empezará la cuaternidad. Es porque tenemos una carencia que se construye un exceso en frente por compensación. Por ejemplo si alguien no ha sido deseado por su padre (el padre quiso la muerte del hijo pidiendo a su mujer que aborte), esto tocará la función Sensación ya que es el cuerpo que está en juego o el envite mayor de la existencia. La función dominante estará en frente, la Intuición. ¿Puede Vd. explicarnos brevemente las cuatro funciones? La Sensación. Al sensorial le gusta lo concreto. Como Santo Tomás, cree solo lo que ve. Le gustan los hechos precisos y mensurables. Vive esencialmente en el presente. Su comprensión del mundo se hace por etapa, con lógica. Las palabras se toman en su sentido literal. Le gustan los modos de hacer ya probados, sólo habla de lo que ha leído. Es metódico y medido. Pragmático, espera de los con quienes se encuentra un comportamiento claro y coherente. Cuando esta función es arcaica, la causa se encuentra en un acontecimiento familiar vivido negativamente referente al hábitat, las finanzas, un desplazamiento repentino, una enfermedad, etc. Entonces existe una incapacidad a ganar dinero. Se está en el todo o la nada – incluso si uno tiene mucho, tiene la sensación de no tener nada. Al límite, uno se burla de él. Es una dimensión que aún no está encarnada, el dinero queda un ideal, y por lo tanto arcaico y mágico. En consecuencia, la función Intuición que le hace frente, estará muy desarrollada. La Intuición: Al intuitivo le gusta lo que emerge pero aún no es. Lo que le interesa son las potencialidades. Su mente se proyecta en el futuro, ama la originalidad y lo nuevo. No le gustan los detalles. Tiene una visión global de las cosas. Las palabras son importantes por lo que evocan. Le gusta hacer nuevos experimentos. Es espontáneo y rápido. Para él, la relación sólo tiene valor si es portadora de proyectos. Es todo lo que se refiere a creatividad y sexualidad. Cuando esta función es dominante, uno se queda en lo imaginario, no se actúa, nunca se pasa al acto.

Cuando se ha quedado arcaico, los problemas sexuales y de trabajo aparecen de modo repetitivo. Se carece de creatividad. Al extremo, uno tiene mala suerte, no tiene instinto de la mejor actitud que adoptar en una situación dada. El origen genealógico de este arcaísmo se halla en prioridad, en la inhibición de la vocación de nuestros antepasados. El Sentimiento Esta función hace tener en cuenta lo experimentado de las personas que frecuentamos a diario, para tomar una decisión o para actuar. Podemos fácilmente ponernos en su lugar, se reacciona por empatía. Las personas nos afectan, nos conmueven. Las decisiones tienden a la armonía. Es todo lo que se refiere a la vida de pareja, y el lazo afectivo con los demás. En exceso, uno está sumergido por las emociones y para no generar conflictos, se prefiere ceder delante del deseo de los demás. Uno se olvida de sí – mismo. Cuando esta función se ha quedado arcaica, se padece mayormente de problemas sentimentales. Al extremo, no se logra formar pareja. Se tienen pocos amigos, o sólo amigos y ninguna pareja. Nuestra vida afectiva está segada por una clientela, una colectividad, civil o religiosa. El origen genealógico de este arcaísmo se halla en la formación de las parejas de nuestros antepasados. Por ejemplo, bodas obligadas, alianzas sin amor, amor desaparecido e idealizado. El Pensamiento Permite tener una posición desapegada para tomar decisiones, el experimentado de los demás ya no es más importante que un dato “x”. Hay una voluntad de tomar las decisiones “justas”. En exceso uno no escucha bastante a los demás y la persona está percibida como alguien arrogante y frío, lo cual nos enajena la simpatía de nuestro entorno. Cuando es arcaica, uno no tiene opinión personal, ninguna opinión. De aquí una dificultad en elegir, tomar decisiones. Uno se expresa por pensamientos generales, observaciones banales, proverbios… Se necesita una ideología para pensar (la política, la psicoanálisis). Nunca se lee, etc.… El aspecto arcaico de esta función se arraiga en situaciones genealógicas no resueltas, como por ejemplo estudios abandonados prematuramente por nuestros antepasados directos, o la absorción del pensamiento en ideologías política o religiosas. Poseemos estas cuatro funciones que idealmente deberían ser bien diferenciadas y funcionar armoniosamente en el mismo objetivo: vincularnos con el mundo sin daños, ni para nosotros, ni para los que nos rodean, y hacer que estemos en el lugar justo, en el buen momento. Para poder dialogar con estas funciones, usaremos nuevos Antepasados – Guías. Previamente, debemos hacer una labor de apertura, preparación para su creación. Es lo que vamos a hacer, trabajando sobre la apertura y la liberación de las criptas de nuestro interior.

Capítulo XXIII. La liberación de la cripta.

¿Qué es una cripta? La cripta es una dimensión interna en la cual nada funciona; esta carencia viene de uno o varios elementos genealógicos, situaciones no resueltas del pasado familiar. En estas criptas, vamos a encontrar a un antepasado que “murió mal”. Está aquí por varias razones, bien porque cometió una falta, bien porque los vivos contribuyeron a su muerte. No vivió “su vida” y estamos condenados a llevarlo adentro nuestro porque no se dijeron las palabras en su muerte, no hubo ningún ritual de paso adecuado. Los textos religiosos expresan todos la misma lección: “Ayuden a los muertos, se lo devolverán”. Lo que es negativo funciona entonces en nosotros como criptas o “agujeros negros” que consumen nuestra libido. Lo que conduce a una falta de apetito de vivir, de amar o una carencia de creatividad. ¿Estas situaciones no resueltas, cuáles son? 1.Un fallecimiento prematuro. El problema es cuanto más grave que hay perjuicio corporal (cuerpo lastimado o no encontrado). Más específicamente, se hallan sobre todo: los ahogados, los niños no bautizados, los suicidados, los colgados, las muertes violentas, los casados fallecidos el día de sus bodas, los novios muertos justo antes de su boda, las mujeres fallecidas dando a luz. 2.una situación incestuosa 3.uniones difíciles (bodas arregladas…) 4.preferencias en el seno de la fratría. 5.abortos espontáneos o abortos. 6.amores decepcionados 7.vocaciones contrariadas 8.crisis financieras 9.enfermedades. 10. Etc.… Página 260, Dibujo.

¿Las personas víctimas de estas diferentes situaciones funcionan entonces adentro nuestro como fantasmas? Son ellos los que actúan a través nuestro, su vida se paró demasiado pronto, en condiciones dramáticas y como que no cumplieron su obra en la tierra, se incrustarán en el seno de nuestra corporalidad e intentarán dirigirnos. No hay que extrañarse entonces de tener direcciones totalmente incoherentes en nuestra trayectoria de vida. Al formar parte del pasado, no podemos estar en nuestro presente. No podemos dirigirlos, realizarlos en el sentido de hacer algo real, realizarlo. Comportamientos inverosímiles aparecen en las fechas aniversario, para revelar al exterior que guardamos muy vivo este antepasado en el interior nuestro. Cuando no podemos hablar de ello, enfermedades psicosomáticas aparecen también, la úlcera gastro - duodenal y el infarto del miocardio en particular. Además un fantasma se transmite, sólo existimos para seguir ocupándonos del antepasado problemático a través nuestro a través de las generaciones. ¿Qué hacer para extraer este o estos fantasmas de sí? Lo más importante es actuar. No hay que quedarse únicamente en elaboraciones intelectuales. Varias acciones son posibles. ¿Las cuáles? Como lo hemos visto, la primera etapa es la encuesta genealógica. La encuesta genealógica nos pone en camino para confrontarnos a otras realidades que la nuestra: interrogando a otros miembros de la familia, próximos o lejanos, conocidos o desconocidos, amados u odiados, nuevos puntos de vista aparecen. Otras personas de la misma familia tienen una visión diferente de la historia familiar. Algunos oyeron otras versiones de un mismo hecho, testimonios directos trastornan certidumbres, secretos guardados por algunos miembros de revelan. Todo esto relativizará nuestra historia y nos ayudará a distanciarnos. La segunda etapa: del mismo modo, hay que llevar una encuesta interior para ver lo que nos bloquea, cómo y porqué. Es a través de la hipnosis, el trance, los desplazamientos, la puesta en escena de vividos interiores que lo encontraremos. También podemos dibujar, pintar, esculpir. La simbolización manual a través del arte es una herramienta muy importante para que pueda manifestarse el inconsciente y ayudarnos a disolver un complejo. El descubrimiento del Antepasado – Guía es aquí la primera de las llaves que nos lleva hacía otras acciones. ¿Qué más podemos hacer? Otra acción es posible es decir cambiar nuestro entorno habitual yendo en lugares altamente vibratorios, lugares alquímicos y simbólicos que nos transportarán a otro nivel.

Para citar algunos en París: Notre-Dame de París, La Torre St. Jacques, la Iglesia Saint-Merri, la Fuente du Verbois… Esto nos preparará corporalmente y psíquicamente para poder abrir las criptas y hacer una limpieza interior. Paseándonos en estos diferentes lugares, nuestro nivel vibratorio sube y pone algo en movimiento adentro nuestro y afuera de nosotros. En estos lugares, imágenes, palabras, números aparecerán por sincronicidad, que hay que apuntar para seguir con la acción. Veremos signos, personas nos hablarán. Por ejemplo, uno de los participantes que había nombrado a Ramsès II como Antepasado – Guía vio signos repetidos de viaje a Egipto, incluso en el metro que lo llevaba de un lugar a otro. Es en esto que se percibe la diferencia de nivel interior, justamente en la vida de cada día, en medio de personas que no saben nada de nuestras obras. Para volver a nuestro ejemplo: el metro ya no parecía lúgubre a esta persona. Una dama incluso le habló de filosofía, otros le sonreían, una realidad le rodeaba en un lugar banal. ¿De qué pueden servir estas palabras y estos números? Estas palabras y estos números serán utilizados para la apertura de las criptas interiores. La cripta es un lugar en el interior de nuestro cuerpo, que es inaccesible a nuestro consciente y que contiene como lo hemos visto una presencia, un fantasma procedente de nuestra familia. Este personaje es antiguo, generalmente más allá de los bisabuelos, y entretiene en nosotros una historia muy difícil que no se cuenta y de la cual se olvidaron los detalles. Más allá de tres generaciones antes de nosotros, es difícil acceder conscientemente a las informaciones referente a nuestra familia. Pueden haber huellas, pero bajo formas de criptas o mitos. ¿Porqué cuesta remontar más allá de tres generaciones? La dificultad en remontar más allá de tres generaciones, es que ya no se está frente a un “impensado” es decir algo que escapa al pensamiento, sino en “lo impensable”: ya no se tiene la posibilidad de volver a transcribir, volver a traducir, volver a formular acontecimientos, historias a partir de los comportamientos de nuestros antepasados. Ya no es posible remontar la cadena al nivel psíquico, o entonces las cosas se diluyeron de tal modo que es una cripta, lo que queda, lo que se llama “Los aires de familia”, un gesto, cierto modo de poner la cabeza, desplazarse, mirar, un desfase. Se dice espontáneamente cuando nacen los niños… Es una carbonilla, algo que se escapó. Antaño era un suceso, pero ya no existe la posibilidad de remontar psíquicamente a ese suceso. Es una cripta es decir algo que ha muerto o que esta criptado, ambos sentidos se guardan. Estas situaciones crean criptas en nosotros, que chupan energía en vez de dar. El acontecimiento encerrado moviliza energía.

¿Llevamos centenares de criptas, porque si llevamos todo lo que fue doloroso para nuestros antepasados, hay trabajo…? No, por suerte, nuestros antepasados hacen también un trabajo de digestión, asimilación, no queda todo! ¿Podemos disolver estos antepasados encriptados en nosotros? Podemos liberar los fantasmas familiares, hacer desaparecer estas criptas. Claude Nachin en su libro, Los fantasmas del alma, habla de una palabra que permite liberar la libido (energía) que está encerrada. Para liberarse, se halla una palabra, porque a cada cripta corresponde una palabra – clave para abrirla. Una palabra o una expresión verbal. Jung la llama la “palabra de efecto mágico”. Se apodera del objeto y no sólo lo hace inofensivo sino que lo incorpora al sistema psíquico de modo que el poder de la persona se incrementa. Podríamos comparar la libido al sentimiento de ser vivo, de sentir que la propia acción está realmente adaptada a la vida. Cuando se libera, desaparece el aburrimiento y llega la alegría. Hicimos la experiencia de hacer descubrir esta palabra a través de una hipnosis llevada como un transe. La única hipnosis no bastaba, era necesario que el cuerpo se pusiera en movimiento ya que la cripta está dentro del cuerpo. La palabra que brotó de cada uno fue acompañada de un objeto o de un símbolo en movimiento. Muy frecuentemente observamos como objeto una o varias ruedas que se pusieron en movimiento y que eran muy coloradas, del color muy vivo de las producciones directas del inconsciente. Estos símbolos y esta palabra estaban acompañados de un número. ¿Cómo utilizarlas? De modo muy simple. Hay que pronunciar solemnemente la palabra delante testigo(s). Ejemplo: A Carolina le dolía la espalda desde hacía tres meses. Después de encuesta genealógica, se entera que uno de sus tíos en segundo grado, dentista, absorbió ácido clorhídrico pensando que se trataba de vino blanco, a la edad de treinta y ocho años. Murió de las consecuencias de este error fatal que se queda inexplicado hasta la fecha. En la misma edad, empezó a tener dolor de vientre, con reflejos en la espalda. Hace la hipótesis, ya que la dolencia es incurable por la medicina, que se trata de una cripta que contiene el antepasado. Durante un ejercicio de apertura de esta cripta, Carolina oyó interiormente las palabras. “Hueso de mandíbula de cordero”. Ya había encontrado esta frase durante otro trabajo sobre Gœthe que es uno de sus Antepasados – Guías. La pronunció en voz alta y el dolor se disipó dentro de la jornada. Gœthe tenía cuarenta y un años en el momento del descubrimiento de este hueso, es también la edad de Carolina. Por lo tanto tiene también un número mágico. Es él que volvió a activar su libido…

Hay sincronicidad entre la búsqueda y la solución. Es la elaboración de la búsqueda que nos permite encontrar la palabra justa.

Capítulo XXIV. La elaboración de un cuadrado mágico.

¿Cómo elaborará Vd. un cuadrado mágico? Con todas las palabras y números que hemos encontrado a lo largo de los ejercicios anteriores. Vamos a insertarles dentro de un cuadro, empezando por las cuatro esquinas. Conservamos la representación teórica de Jung referente a las cuatro funciones como base de inicio. Cuadrado mágico: Ángulo Sentimiento: Objeto, situación, apreciados. Compartir – Comulgar – Reunión – El cuadro nos reúne. Ángulo Pensamiento: Objeto, situación, esperados (aguardados según la realidad). Castillo, La galería de cuadros está llena de antepasados y escenas bucólicas. La cascada de las palabras. En la parte central entre ambos ángulos: María – Antonieta está en su ventana y mira los corderos. Ángulo Sensación: Objeto, situación, concretos. Un cuadro evocando la muerte – Libro – Escultura – En un cuadro vivo. El calor sale del cuadro y el alma atraviesa el tiempo y los siglos. Ángulo Intuición: Objeto, situación, esperados (anticipados, deseados). Fusión – Empatía – Estado oceánico – La naturaleza me invade con su dulzura – el calor me envuelve. La naturaleza es infinita de riquezas. En el centro del cuadro mágico: Para que brote la fuente de la inspiración, hay que comulgar con la naturaleza. Cuadrado mágico. P. 267. Del libro. Empezamos por colocar la palabra encontrada en la cripta, en el ángulo de nuestra función inferior. Colocaremos en las cuatro esquinas las palabras que intuitivamente corresponden a nuestras cuatro funciones. Nos iremos acercando al centro de la hora en espiral, escribiendo las palabras y las frases que aflorarán simplemente de nuestro inconsciente. Es un ejercicio que se debe hacer rápidamente sin pensar, para no impedir que nuestro inconsciente produzca estas palabras. Para las palabras referentes a la Sensación, hablaremos preferentemente de objetos y situaciones palpables, para las que se refieren a la Intuición, de una situación que se anticipa, las palabras referentes al Sentimiento hablarán de lo que se sabe apreciar, y las sobre el Pensamiento, de lo que se espera de la realidad.

¿Al final, se formará una frase en el centro? Sí, servirá inmediatamente de punto de salida para un texto que debe volver a utilizar todas las palabras de nuestro cuadrado mágico y contar una historia que hablará de nuestros poderes, de lo que pensamos hacer mejor. Luego volveremos a coger este primer texto, lo volveremos a escribir con las mismas palabras de base, pero insistiendo sobre nuestras carencias, lo que pensamos hacer menos bien. Estos textos son muy extraños, llegan directamente del inconsciente. No se debe buscar en ellos ninguna lógica rigurosa. Así, tenemos a nuestra disposición dos textos, uno sobre nuestros poderes (cualidades) y uno sobre nuestras carencias (defectos). ¿Por ejemplo, puede Vd. citarnos los textos de una participante… El texto sobre sus poderes: “En el compartir del pensamiento, encuentro que me falta la vista. Mi mano dibuja signos y me aparece el mundo inundado de sol. Ando entonces en la luz, dejo la callejuela, la sombra en donde me consumía el frío. Poder me está dado para romper una nuez y recoger en el desierto, la piedra cálida que calienta el frío del corazón. Así, dejé, triunfante, el desierto de los Tártaros, sin ya tener miedo. La muerte cruzada 33 veces, veo el sol levantarse encima de los techos de Casablanca. Mi palabra clave: Casablanca. Mi cifra mágica: 33 ¿Y el texto sobre las carencias? “Escalera de piedras frías, callejuela oscura en donde el frío me consume, estoy tan sola como el héroe del desierto de los Tártaros. La muerte está por todas partes, no hay mano tendida, hago sola, una y otra vez, mi viaje a los orígenes. El secreto mora indescifrable, secado como el corazón de una nuez olvidada en el suelo y el miedo me fija de frío. Mi carencia primordial, es la ausencia del signo de vida, trazada en la frente el día de mi nacimiento.” La persona escribirá ambos textos sobre un cuadro grande. A su vez, se sienta al lado de su texto y deja que trabaje el grupo. Lo que podemos subrayar en seguida, es la presencia de palabras simbólicas que se vuelven a encontrar en la alquimia. Por ejemplo: Sol, que es la energía, la consciencia; Tártaros, que es una personificación del Infierno; 33 la edad de Cristo en su crucifixión. Todo el grupo y/o el terapeuta estudia en detalle estos textos y debe en este ejercicio destacar la paradoja. Se buscan los fallos (carencias) de la persona, en su texto sobre el poder e, inversamente, su poder oculto, en el relato de sus carencias. Hay que llegar a las desarmonías de lo que creemos ser nuestras cualidades más evidentes e, inversamente, las cualidades sin explotar en lo que calificamos nosotros mismos de defectos. Frecuentemente se sorprende la persona de que toda la pasión puesta en su texto sobre sus cualidades esconde unas carencias e, inversamente, su texto donde confiesa sus defectos, revela sus cualidades ocultas, de las cuales dispone sin saberlo. Hay

que destacar lo que hemos hundido desde mucho tiempo en nosotros, que proyectamos sobre los demás, y que solo piden que nos revivifiquemos. La técnica utilizada cuando el grupo se expresa sobre los textos es la técnica de la burbuja. ¿Es decir? La persona está físicamente ahí, sentada con el grupo pero no debe hablar. No puede ni justificarse ni añadir explicaciones. Está dentro de una burbuja psíquica. Entonces, el grupo puede expresarse libremente sobre sus cualidades y los defectos que aparecen en los textos. La persona está escuchando sin tener obligación de responder, por lo tanto de una manera distanciada. La escucha es más intensa, más cómoda. El grupo va a converger hacía una interpretación que servirá de soporte al sujeto. Es muy importante que el grupo se exprese en las resonancias que crearon los relatos. Es una cuestión de “puesta al día” del inconsciente individual por un grupo. En nuestro relato de ejemplo, el grupo encuentra que el relato sobre la fuerza es difícil de comprender, hermético. Está buscando ella una visión ‘de la mente) que le venga de los demás (el compartir del pensamiento). Por lo tanto, se observa una falta de visión personal (esto sería la influencia de lo colectivo). La piedra caliente no puede calentar el frío, sino ya no sería algo frío. En Tártaros, hay “tara, tara”, el miedo. En el relato sobre las carencias, el tono es más claro, comprensible. Hay cualidades: la perseverancia, el valor, la esperanza, el nacimiento y el bautismo (la señal de la frente) que es el renacimiento a la vida. Es el corazón que está calentado, y ya no el frío. Es un momento muy conmovedor el oír hablar de sus cualidades desconocidas por un grupo. Es una experiencia de renovación muy poderosa. Cada persona del grupo se volverá a encontrar en su burbuja cuando sus dos textos estén examinados y volverá luego a ponerse dentro del grupo para detallar los textos de los demás participantes. Para que nuestro Antepasado – Guía nos ayude a actuar, vamos a utilizar las carencias y la fuerza de los participantes en una etapa muy importante llamada la técnica del acto de paso.

Capítulo XXV. El acto de paso. ¿Cuál es su definición? El Antepasado – Guía se ha vuelto a fabricar, y elaborar. Entonces, se ha encarnado y lleva un valor en vez de un síntoma como nuestros antepasados reales. Su construcción significó que podía tomar un lugar que permitía el intercambio, y que no se parecía a nuestros antepasados reales que, ellos ,

están dentro de la irrupción, el acting. El hecho que las personas lo hayan elaborado, esto es lo que cuenta. La irrupción, el acting, es lo que se opone al acto. Es cuando nuestros antepasados actúan en nuestro lugar, a través nuestro. En el descubrimiento del Antepasado – Guía, el sujeto construyó un antepasado y en el acto de paso, actuará él – mismo. Volverá a adueñarse de sus acciones, se pondrá en acto. Pasamos de un pasado obstruido por nuestros antepasados a un presente simplificado porque nosotros solos, vamos a decidir de nuestra acción. Las personas piensan que su historia ya está hecha, que las cosas ya son dichas, en consecuencia, no hay posibilidades de ser sujeto de su propia historia… Realizar un acto en dirección a…, es realizar que se puede ser sujeto y no sólo sí- víctima, sí- objeto, sí- pasivo con relación a nuestra dimensión genealógica, la dimensión de la historia pasada. Cada cual puede volver a coger su dimensión de sujeto actuando frente a toda la Historia. Es la persona quien debe invertir a su Antepasado – Guía, tan pronto como lo quiera utilizar. Si lo quiere utilizar, el grupo le facilitará la tarea y, con ayuda de todo el trabajo elaborado sobre los textos anteriormente, propondrá una serie de actos, cuatro como mínimo. Lo participantes no saben que el acto se debe hacer justo después de este ejercicio, sino podrían estar bloqueados en su imaginación; el animador es quien debe vigilar que los actos sean realizables in situ, con cosas simples pero que pondrán sin embargo a la persona frente a un reto personal. El sujeto no está en la misma habitación que el grupo durante la elaboración de los actos. El sujeto elegirá un acto entre los cuatro y así podrá ponerse en acción. Actuará en su vida en vez de “ser actuado” por sus antepasados reales. Ejemplos de actos propuestos al sujeto? 1; Dibújate tu tercer ojo! 2.ánimo, te estás acercando, quemas, nos calientas… 3.Rompe tu nuez! 4.Dibuja signos en la luz… Vemos aquí como los actos propuestos son simples, pero suelen requerir un tiempo de reflexión para saber cómo proceder. Los actos han de ser realizables fácilmente por el sujeto, y no ponerle en peligro físicamente. Es un reto psíquico que pasa por un acto visible por todos. El sujeto está sentado en una silla, cuatro participantes vendrán uno tras otro a aconsejarle al oído uno de los actos, el sujeto dirá sí o no. Puede decir “sí”, varias veces. Los “no”, están eliminados y los “sí” vuelven hasta que sólo quede un acto seleccionado.

Se decide entonces la frase de cada uno de los participantes y al final el animador revela que esta frase es la que será el soporte para crear el acto. Algunos están molestos de su audacia durante su elección! Cada cual se aísla entonces un momento, entre media hora y una hora y viene a hacer su acto delante del grupo que experimenta una emoción muy fuerte delante de cada acto, aunque simple, porque sale del alma de la persona y todo el mundo lo sabe, lo experimenta. Todos guardan en memoria la transformación física de cada cual, los rostros son lisos, auténticos y hermosos. El instante es mágico. ¿Un ejemplo? En nuestro ejemplo, la persona ha elegido la primera proposición. Simplemente, se ha dibujado un tercer ojo en medio de la frente. Pero para hacer este simple gesto, apartó el flequillo que le come el rostro. Pasó delante de cada persona en silencio mirándonos tranquilamente, sin miedo, y todos la vimos como una diosa, la cabeza levantada y orgullosa, el rostro joven y bello. Son momentos inolvidables. Todos y cada uno, los participantes hacen un acto simbólico que sólo pertenece a ellos en este momento mágico, como suspendido en el tiempo y en el espacio… Este trabajo de liberación de los pesos familiares efectuado a través de todos los ejercicios que acabamos de describir les permitió hallar una expresión tan verdadera y tan fuerte que hay una adhesión muy importante del grupo. Es en esto que se sabe que hubo un verdadero acto de paso. La persona se siente en profundo acuerdo consigo misma y los participantes lo comparten inmediatamente. El acto se impuso de forma natural. Si no hemos trabajado en grupo sino con un terapeuta, habrá que realizar un acto en la vida que habremos elaborado con él, salirse de la vida ordinaria. Este acto de todos modos, nos llevará a actuar en la realidad de nuestra vida de modo muy original y personal. Un ejemplo… Una de las participantes tuvo como frase: “Sé el cuadro que visitas”. Este cuadro representaba a María – Antonieta rodeada de nobles y dirigiéndose a ellos para agradecerles su presencia durante una ceremonia. El acto de paso fue ponerse en la piel de la reina y pronunciar estos agradecimientos del modo más creíble posible sin disfraz adecuado. Una mosca en la mejilla y un gran bastón sirviendo de cetro fueron los únicos accesorios. El grupo sintió la seguridad y la nobleza que la persona pudo sacar en sí, en un relámpago, como una certidumbre. Este acto simple desembocó en un noviazgo real, creo? Sí, algunos meses más tarde, la persona que había realizado este acto celebraba su noviazgo con unas prendas reales. La velada estuvo fuera del tiempo y del espacio. Todos los participantes estuvieron inmersos en su

nobleza, incluido el cura que aportó con su presencia la dimensión sagrada inherente a esta ceremonia. La velada fue “fuera de lo común”. De un modo general, la unión debe vivirse de modo singular.

Capítulo XXVI. El descubrimiento de tres otros Antepasados – Guías.

Al haber liberado nuestro imaginario, éste nos llevará más lejos, nuestro primer antepasado nos conducirá en la pista de otros personajes. Un nuevo Antepasado – Guía aparecerá en su huella. En nuestro ejemplo de salida referente a Jacques de Molay, se dibujó el personaje de Charles de Foucauld. Se parecen mucho. Seguimos teniendo los mismos elementos: la guerra, la religión y costumbres dudosas, porque Charles de Foucauld fue un joven más bien libertino, rebelde a la autoridad y malgastador además en la primera parte de su vida, militar luego y religioso ermitaño hacía el final de su vida en el desierto. Ambos murieron de muerte violenta, el primero quemado en la hoguera y el segundo asesinado por rebeldes en su ermita de Tamanrasset. El tercer personaje se encontró bastante rápido, fue Antoine de SaintExupéry. Es un título de libro que había asociado De Foucauld con SaintExupéry. Este está aún en el linaje de esos hombres que se dedican a un colectivo en detrimento, entre otras cosas, de la construcción de una familia. El también murió al servicio de la colectividad, haciendo observaciones en un avión americano, encima del Mediterráneo, por encargo de los Aliados durante la guerra. Como el primero, son hombres de cruzada. Lo que les vincula es el desierto y la nobleza. Se vuelven instancias de diálogo estos personajes, con cada una de nuestras cuatro funciones? La primera de la cual nos servimos fácilmente y que nos facilitó el camino hacía nuestra individuación, creó el primer personaje. Si no hemos podido identificar exactamente nuestras funciones, estos personajes nos ayudarán a entrar de todos modos en contacto con ellas. De aquí su interés suplementario cuando tiene uno dudas en cuanto a una de las funciones o que no se está familiarizado con ellas. En el caso de Jacques de Molay, la función dominante de la persona es la intuición. En el caso de Charles de Foucauld, la persona referida tiene el sentimiento como función auxiliar. Para Saint-Exupéry, corresponde a la función terciaria, el pensamiento. ¿Cómo encontrar el cuarto personaje que corresponde a la cuarta función, porque es la más difícil de alcanzar conscientemente? Aquí, utilizamos el dibujo, porque es a través del arte que podemos alcanzar los símbolos salidos de nuestro inconsciente que destinamos a disolverse e integrarse en nuestra totalidad. El dibujo es un arte fácil de usar y sin pensar en él con anticipación. Hay que tomar una hoja de papel y dibujar lo más rápidamente posible un personaje. Muy rápidamente (apenas 5 min.) aparece un personaje en el dibujo. La persona lo reconoce inmediatamente, esto crea

generalmente una emoción porque este personaje parece muy lejano de nosotros. Alguna vez primero hay que atravesar una imagen de nuestro entorno antes de alcanzar el personaje histórico. Es portador de nuestra cuarta función que no nos es accesible directamente, entonces deberemos explorarle, reconocer sus defectos (que son los nuestros ocultos) y las cualidades que derivan. Estas cualidades no utilizadas son nuestra fuerza insospechada, captada hasta ahora por nuestro árbol genealógico. En este ejemplo, Atchepsout, la gran reina de Egipto, es el cuarto personaje. ¿Siendo nombrado el cuarto antepasado, puede permitirnos dialogar con nuestra sombra? Sí, uno se da cuenta que es el Antepasado – guía más poderoso y el más tosco. Para que pueda manifestarse el inconsciente en un marco que no sea peligroso y explosivo, el cuarto personaje nos servirá de silbido de la válvula de escape de la olla a presión. El inconsciente tendrá posibilidad de expresarse. Dicha mujer joven detesta la autoridad, nunca entró en una estructura jerarquizada, y no toma conscientemente un lugar de líder; entonces esto se hace de modo oculto, y conlleva en su entorno la sensación de sufrir un despotismo tanto menos aceptado que es solapado. No puede ser un líder jerárquico, ya que esto es lo que más horror le da, es partidaria de una anarquía suave en la cual cada uno tendría su lugar espontáneamente y cumpliría sus tareas sin estar obligado a ello. Lo cual es una alusión traída por su sombra. No olvidemos que Atchepsout estaba ayudada por un hombre poderoso, el gran arquitecto Senenmout, que era su amante y co-reinaba con ella, de hecho. El marido de la mujer joven también es un hombre poderoso pero también en su función arcaica, de modo inconsciente. Imaginamos el poder de esta pareja cuando realicen (en el sentido de hacerla real) esta función. ¿Luego, qué hacer? Cuando el rostro del cuarto personaje se puede reconocer vamos a dibujarle una joya, un objeto decorativo, algo que sea importante para él, que le guste. Las personas dibujan frecuentemente una joya antes incluso que se les pida hacerlo. El inconsciente luego, naturalmente asociará un lugar con este objeto decorativo. Para esto, hay que hacer preguntas referente a este tipo de objeto. ¿a quién conocemos que fabrique este tipo de objeto? El país referido es, salvo excepción, un país desconocido de la persona. No se sabe porqué, es una producción natural del inconsciente. ¿Qué más se puede encontrar en el dibujo? Encontramos un número presente en el dibujo, el número de puntos componiendo la joya. Es la persona que debe contar estos puntos, y aquí está la cifra correspondiente a una edad en que las cosas se pararon para nosotros.

Nos obligaron a parar un proceso físico o intelectual. Por ejemplo, el dejar los estudios, un aborto, el descubrimiento vergonzoso de la sexualidad, el abandonar la música, un deporte, un amor, una quiebra, la lista es larga… Pero descubrimos también signos de apertura en el dibujo, una forma de llave, cerradura, puertas. Esto hablará a cada cual. ¿Hay algo común entre los cuatro personajes? Sí, lo que les vincula, es un lugar. Incluso hay varios lugares: un lugar de salida y un lugar de destino. En nuestro ejemplo, los cuatro personajes están vinculados por el desierto y merced a signos encontrados en el dibujo, el país de destino es el Japón, país no visitado hasta entonces por la persona. ¿Qué hacer de estos lugares? Este nuevo lugar nos permitirá volvernos a engendrar y poner un fin definitivo al incesto geográfico y a los límites del árbol genealógico. Nuestro inconsciente nos lleva ahí después de la peregrinación interior de nosotros – mismos. Ir a un nuevo país, es justamente volver a encontrar un espacio personal. Esto toca la esfera de lo real, nos atrevemos a confrontarnos a una nueva realidad. Esto abre las puertas de lo real! Estar en lo real, es sentirse encarnado. ¿Si uno no puede ir en seguida en el lugar que preconiza nuestro inconsciente, qué se puede hacer? Como mínimo, hay que hacer una comida típica del país, hallar un objeto que servirá de relé, encontrarnos con gente de este país. La vida colocará sobre nuestro camino signos por seguir. En el ejemplo del Japón, la persona encontró dentro de la semana que siguió el ejercicio, un gran pintor japonés que acababa de exponer en Francia por primera vez, enfrente de “Christie’s”. ¿Era un signo del destino? Pienso también a guantes de boxeo con una bandera americana encontrados “por casualidad” al día siguiente del descubrimiento de Cassius Clay llamado Mohamed Ali como cuarto personaje por un hombre de “aspecto” muy tranquilo… Tenerlos como talismán le permitió afirmarse inmediatamente en una situación conflictual que le trajo la vida. Un empleado que quería dimitir fue rápidamente devuelto a la razón sin que su moral esté afectado ni que degenere la situación. Al final de la primera parte de este libro, decía Vd. que desplazarse en el espacio era igual como desplazarse en el tiempo. Acabamos de descubrir también un lugar? Sí, en la primera parte, hemos aconsejado desplazarse en otros lugares correspondientes a fases de la historia familiar, para volver a poner las energías inhibidas en marcha. Esta segunda parte se acaba con el descubrimiento de un nuevo destino desconocido hasta ahora para nosotros. Un destino que corresponde a lo que deseaba nuestra encarnación. El destino se transforma entonces en un destino.

No es fácil transcribir en palabras el poder y la pertinencia de un itinerario tan personal. Los que participaron a experiencias de este tipo pueden atestiguar de su experimentado y de los cambios reales que llegaron en su vida. Es lo que vamos a compartir con ellos en el capítulo siguiente.

Capítulo XXVII. Ejemplos de trámites completos con cuatro Antepasados – Guías.

Una mujer joven, Carolina, terapeuta desde hace varios años, siente la necesidad de volver a orientar su carrera que ya no le trae las satisfacciones del inicio. El primer personaje descubierto en el mandala es Balthus. Esquema Ejemplo mandala, personaje: Balthus.(pág. 281 del libro).

Para ver la casa de Balthus, se alberga en Martigny, en Suiza en donde “como por causalidad” se celebra una exposición Picasso, “Bajo el sol de Mithra”. Veremos luego que Picasso será importante en su trámite personal El segundo personaje es Gœthe: le permitió abrir una cripta en ella, por lo tanto es muy poderoso y sanador (cf. ejemplo en el capítulo sobre las criptas). El tercer personaje es Jung. Se pretende que Jung sería un hijo natural de Gœthe. Se hospedó en el hotel comprado por Balthus para instalar su residencia principal. Incluso se llega a pensar que precisamente la compró precisamente por esto. ¿Porqué comprar un hotel si no es por la gente que por ahí pasaron? Suiza y la alquimia son los puntos comunes entre Carolina y los tres personajes. Sobre la experiencia realizada con Jung: en el curso de una sesión de hipnosis destinado a dialogar más intensamente con este personaje interior, le dice de ir a su casa, en Böligen, en Suiza. Es muy amable con ella y le habla como a una amiga de mucho tiempo que reconoce a su nivel. La mujer está encantada, es alguien a quien admira desde mucho tiempo, siempre se ha inspirado con sus obras y el hecho que la trate de igual a igual le indica que ha progresado interiormente. Se marcha tres días después para seguir a su Antepasado – Guía y hacer aparecer esta nueva dimensión que su subconsciente le indica revelar. Desde el principio, coge un mal giro el viaje; en la frontera suiza, un aduanero muy agresivo se echa sobre su amigo, le insulta reprochándole de tener droga, lo cual es falso naturalmente. El tono sube y sigue una disputa. Acaba por marchar y en el pasillo, ella lo ve pasando al lado de chicos que están fumando haschich a quienes no dice absolutamente nada. La violencia y la injusticia de la escena la dejan inquieta todo el resto del viaje. Demasiado nerviosa, sale tomar el aire en el andén y encuentra un prospecto sobre una exposición del pintor Turner. Es un signo importante porque su madre adoraba este pintor y la última exposición que visitaron antes de su fallecimiento era sobre él. Si el aduanero no la hubiese interpelado, no hubiese bajado en este andén.

Llegados a Lausanne, tomar un taxi. El chófer absolutamente desagradable les reprocha el bajar en un hotel de lujo. Su amigo, cuyos padres son comunistas, toma partido por el taxista afirmando que demasiada gente mueren de hambre para concederse el lujo de albergarse en tal hotel. Al final, el taxista les deja en el hotel y les roba pidiendo les más caro que previsto, en buen dador de lección… Agotada, llega a la recepción, que no tiene constancia de su reserva. Después de informaciones, resulta que la agencia de viajes se equivocó e hizo la reserva en el hotel anexo que es de una categoría inferior. El primero estando completo, salvo la “suite”, se vuelve a marchar para el hotel anexo! Por suerte, la vista sobre el lago es magnífica, lo cual, de momento, es tranquilizador. Sale para visitar la exposición Turner que es fantástica con numerosos cuadros entre los cuales algunos son desconocidos de ella. Dos meses antes, había ella expresado el deseo de volver a ver una exposición de él como hace veinte años! Sin embargo buscó largo tiempo el billete de la exposición antes de entrar, se había quedado en el vestuario, en su bolso… Decide luego visitar la casa de Jung, lo cual es imposible porque no hay ningún transporte en común hasta allí y no encuentran ningún taxi. Salen entonces para el Instituto fundado por Jung. Es un edificio hermoso, con una inmensa biblioteca, magníficas salas de conferencias. Selecciona algunos libros en inglés , que no se pueden encontrar en Francia, se presenta en caja. Muy raramente, la cajera hace comentarios sobre la tarifa excesiva de sus compras y siempre en la misma energía extraña referente al dinero, la tarjeta azul no funciona! La cajera la mira altivamente afirmándole que esto nunca le ha sucedido. A Carolina, tampoco. Se marcha enfadada por no haber podido comprar los libros, por haber sido maltratada por la cajera, decepcionada porque esta visita en el país de Jung se está desarrollando tan mal y muy inquieta porque sólo tiene su tarjeta azul como modo de pago durante su estancia… Acaba por calmarse diciéndose que es una ilusión, que hay un mensaje, pero cuál? De repente le aparece este mensaje: todo sucedió mal con Jung para confirmarle que la psicología corresponde a un período que se termina. La energía que invierte ya no le es favorable, y se gira contra ella al nivel financiero, es el mensaje de Jung. Lo que parece haber tomado el relé, es la pintura, porque esto era imprevisto en su viaje. Lo imprevisto es el signo de una renovación interior que se proyecta en el mundo que nos rodea a fin de que comprendamos objetivamente lo que está en juego para nosotros. La exposición era excepcional tanto en el nivel de la selección como de la rareza de los cuadros. Esto le devolvió un placer compartido con su madre, lo cual remontaba a una época anterior a la aparición de la terapia en su vida. Habiendo muerto su madre en condiciones dramáticas, se supone que la terapia, que es un modo de realización girado hacía el colectivo, fue una prueba salida de los dolores de su árbol genealógico. Su función inferior, la sensación, se ha nutrido de esto. Volviendo a Francia, su amigo le compra el libro más bello de arte de la librería en donde entraron. Sin saberlo confirma el aspecto positivo de la pintura, un detalle que tiene su importancia, el libro es de la colección Mazenot, lo que también la trae veinte años atrás porque era la colección de referencia

cuando estudiaba arte. Su gran pesar es el haber sido obligada a parar sus estudios artísticos. Su diálogo con Jung, interlocutor de su función Sentimental, la lleva a comprender muy concretamente que debe pensar en practicar ahora lo que le gusta hondamente, la pintura y que parece estar ahogado por los problemas genealógicos, en particular la desaparición prematura de su madre que poseía un secreto sobre su filiación… Esto nos lleva naturalmente hacía la cuarta función arcaica para ella y que se refiere por lo tanto al mundo material, el dinero, el cuerpo, etc.… Efectivamente, este viaje le hizo sentir también con acuidad que su cuerpo estaba cansado con todos estos años dedicados a la terapia, durante los cuales tuvo la sensación de no existir porque era necesario fundirse en la demanda del otro para traerle sin daños hacía la curación. Esto se hizo en detrimento de su salud. Las poluciones psíquicas son tan fuertes como las poluciones microbianas, un estrés es comunicativo, una depresión también, sin hablar de los casos más graves. Así se da cuenta que su cuerpo le pide parar este estrés, esto le parece por primera vez una evidencia. Al final de un trabajo colectivo, hay que hacer un trabajo personal, aquí la pintura. Para encontrar el camino de esta nueva realidad que sólo se contempla entonces, debe descubrir el cuarto personaje que será el interlocutor privilegiado para llevarla a colaborar con esta función “espantadiza”. Muy rápidamente realiza Carolina un dibujo y encuentra, por su gran sorpresa a Picasso, que no le gusta ni como hombre, ni como pintor. Tal como se vio anteriormente; ya había hecho una conexión inconsciente con él yendo a una exposición en Suiza, el país que une a los tres otros. Esta exposición tuvo lugar en un antiguo lugar de culto dedicado a Mithra. El toro, animal dedicado a este dios, fue uno de los animales fetiches de Picasso. Representa bien su virilidad animal y siempre fue un símbolo de prosperidad en la antigüedad. Carolina recorrió toda España con sus padres de pequeña y luego como estudiante en arte, su tema de estudio siendo el arte mudéjar. Conoce todas las grandes ciudades de España, salvo Sevilla, ciudad en donde nació Picasso. Este personaje es el antítesis de los otros tres. No cree en anda, no respeta su palabra, destruye a toda la gente que le rodea, hombres o mujeres. Es pues la representación de la sombra, una función arcaica de Carolina que, recordémoslo, se sitúa sobre la Sensación. Picasso es el pintor vivo que más se enriqueció gracias a su arte, de todos los tiempos. La única persona a quien respetaba era Balthus. Se sitúan exactamente el uno frente a otro en las cuatro funciones de Carolina. Balthus en la Intuición y Picasso en la Sensación. Son dos pintores que conocieron un éxito mundial. El único obstáculo para ellos fue el no ir a Estados Unidos, lo cual perjudicó a su carrera. Es pues a priori el país que se impondrá, como nueva vía de realización para Carolina. Tenemos realmente un país de inicio, Suiza, y un país de destino, los Estados – Unidos. ¿Otro ejemplo, otro relato?…

Faustina es una mujer guapa, atenta, de gestos flexibles, con ojos de gato. Tiene una trayectoria brillante: televisión, escritura, fotos, reportajes en la otra punta del mundo con una primera parte de su vida dedicada a criar a cuatro hijos en un ambiente poco abierto al desarrollo personal de las mujeres. Su talón de Aquiles, es que no encontraba comunicación sencilla con el otro, con los demás, esencialmente en el amor. Su función arcaica se sitúa en el Sentimiento porque procede de una pareja arreglada con una madre pueril y un padre abusivo. No tiene ningún recuerdo de ternura sino abusos físicos y morales, sí. La función Sentimiento se ha hecho mala. Sus tres primeros personajes son Maïcé, Khalil Gibran e Isidora Duncan. El cuarto se ha descubierto hace poco, es un alquimista, amigo de sus padres cuando era pequeña, viviendo una parte del tiempo en el Líbano, y la otra parte en Egipto. Esquema diagrama personaje: Maïcé. P. 286.del libro.

Le dejo la palabra: -El trabajo con el Antepasado – Guía, se abrió bruscamente sobre 15.000 personas. Me confiaron la organización cultural de una asociación a nivel mundial. Acepté este trabajo que administré al principio como de costumbre. La gente llamaba desde Japón, Argentina, Australia, Viet-nam, India, Cánada… En mi pasado de artista, para crear, me cerré sobre mí – misma, y aquí tuve obligación de abrir una cortina. Debo integrar estas gentes individualistas y hacerlas funcionar en grupo. La gente viene con su vivido de ser humano o de artista, los artistas son muy centrados en su ombligo, individualistas. También hay intercambios culturales. Definiendo su cultura y lo que es bueno y malo dentro, se puede estar en contacto con lo que es bueno en nosotros. Por cultura, entiendo cualquier cosa que se hace de modo inventivo, incluso el huerto, la cocina si no se hacen de modo repetitivo, se disfruta. -Dices que estabas centrada sobre ti y que ahora haces funcionar un grupo a nivel internacional. Pero ¿qué es lo que cambió en ti para subir a este nivel? -Una célula que almacena y almacena tanto que en cierto momento, explota y se parte en cuatro partes. Tengo la sensación de haber almacenado demasiadas cosas, esperaba la oportunidad que me permita abrirme hacía el exterior. Antes, almacenaba un placer interior y creía encontrarlo dirigiendo una cadena de televisión; ahora, lo que da un fondo de valor diferente que no es comercial, es una conexión humana. No tengo obligación de esconderme, de tener una máscara para comunicar con la gente. Esto permite una apertura cada vez más grande. -Como en ti, hay una apertura que se hace. -Sí, hay un espacio en mí que empezó a abrirse. Aproveché esta suerte. Esta visión se junta con un fondo de sueño en mí que me permite ver un mundo diferente.

-Piensas que materializaste una experiencia interior? Creces al mismo tiempo que crece tu auditorio? -Estas personas existían pero no estaba consciente de ello. -Qué te piden la gente? -Preparo un “happening exhibición”, es decir una exposición en la cual se desarrollan al mismo tiempo resultados óptimos, conciertos. Mi fuerza fue el hacer las cosas reales. Antes, la gente hablaba y nada sucedía, ahora, sí. Sé, punto por punto, cómo voy a concretizar un proyecto. Naturalmente, hay muchos contactos virtuales por e-mails pero establezco también relaciones directas. Esto me conmueve y me hace evolucionar también. -Es algo que ha cambiado en ti? -Sí, y tengo relaciones de otra calidad. -La gente es de otra calidad o eres tú que has cambiado interiormente? -Las dos cosas. Siempre tuve la idea que me aburría en el interior mío diciéndome que no había auténtica comunicación. Sentía como la gente no estaba a la altura de la autenticidad que quería y me escondía o no me atrevía. Una vez, en Tejas, durante una reunión del consejo de administración, realicé de golpe que la gente que ahí estaba, estaba a la altura de lo que tenía ganas de decir, que podía comunicar verdaderamente con ellos. Me dije que podía realmente abrirme cuando antes, siempre tenía miedo de ofender a la gente al hacerlo. -O de estar herida? -Sí, o de sufrir la envidia de los demás. Ahora, cuando decido algo, lo hago, es simple. Los demás me envidian diciéndome que hago lo que tengo ganas de hacer. Siempre ofrecí lo que no tenía y ya no lo quiero hacer. -Y qué pasa con tu propia creación, porque escribes, pintas. -Creo sobre todo a través de la foto, el baile y las películas. -Sientes que en estas disciplinas, progresaste, ya que te diriges en la vida a más gente? Hay más gente que ve tu producción? -No, porque centré todo sobre la comunicación, es decir oír lo que quieren decir los demás e intentar hacer pasar el mensaje. -Estás en una fase de recepción. -No sólo esto porque organicé talleres en varios países en donde pongo a la gente en contacto con su creatividad. Para mí, la creatividad es hacer visible lo invisible. Esta fase hace que la persona sea muy vulnerable. Ya se tiene miedo de ir a tocar lo que es invisible en nosotros, reconocerlo y ponerlo en el exterior. Trabajo con gente sin que se den cuenta. –Cómo lo haces? -Como te dije, se puede ser creativo en cualquier campo, cavando la tierra o limpiando las escaleras porque esto quiere decir: “Vivir el momento presente intensamente que no repites”. Para que haya comunicación entre nosotros, para vivir esto juntos, hay que llevar a la persona hacía la dulzura de su ser, en donde puede hallar y desarrollar este talento. -Lo haces con cosas concretas? -Sí, por ejemplo con el baile, pero no son movimientos, se va al fondo del baile. Es encontrar la conexión con el centro que tienes, de donde sale el movimiento.

Se puede trabajar su voz, la pintura, la cocina, de modo suelto, dejando fluir, permitiéndose estar en este estado de relajación en el cual la cosas se hacen a través de uno. Los seminarios que se hacen sobre el descubrimiento del Antepasado – Guía me permitieron comprender que hay que hacer la conexión de lo maravilloso que se tiene adentro suyo con la vida de cada día. En el tren, frecuentemente “al dejar correr” los paisajes, tengo una música que se crea en mí. No la he oído pero está creada, veo las notas sobre las partituras. -No la escribes. -No lo sé hacer, no las conozco, esto me fue prohibido. -Esto se junta con cosas de las cuales hablabas en los seminarios. Siempre hablabas de ritmo, de música. Las veías, pues, antes del seminario. -Sí, pero esto se está haciendo cada vez más consciente dentro de mí. Sé que el día en que tenga tiempo, haré escultura, pintura y música de modo intensivo. -No es una vía en la cual te has de orientar? Tu vía personal se abre si ves la música. -Sí, hay varios instrumentos, son muy bellas melodías. -Te das cuenta que es sumamente raro ver esto, supongo que esto sólo sucede a los compositores. -No hice música, incluso estuve privada de ella. No tengo la sensación de haber recibido un espacio musical. -Lo que hace nacer la emoción en ti es la música. Te animas. -Me provoca hormigueo en todo el cuerpo. Es extraño que suceda esto en el tren, cuando estoy mirando paisajes. -El tren es hipnótico, hay un ritmo y se ven pasar cosas. El consciente por lo tanto está focalizado sobre lo que ve y mientras tanto, el inconsciente hace lo que le gusta. Las imágenes llegan a pasar porque el consciente está ocupado en otro lugar por algo repetitivo e imposible de dirigir ya que es un paisaje que no se puede transformar. Es un automatismo y lo que sale es realmente lo que hay adentro de ti, esta música! -Me complace; me sentía privada de música y de golpe, me doy cuenta que tengo un capital musical adentro mío. -Después de la fase introvertida por la cual pasaste, estás haciendo la experiencia de girarte hacía el mundo y de poner en movimiento a la gente. Pero al mismo tiempo, hay en ti este potencial enorme, internacional, en la música, porque eres una mujer internacional. Cuando hablas, tienes una voz musical. -Cuando alguien me corta esta música por su pensamiento y su modo de ser, me vuelvo loca. -Sí, porque adentro tuyo escribes músicas que no te autorizas a escribir en la realidad. En la continuación del Antepasado – Guía, el hilo conductor sería aprender a escribir música. -Esto me parece imposible. -Mejor, esto es lo que prueba que es posible, las barreras que uno pone frente suyo deben derribarse. -Intenté y no era nunca como quería, como si tocara algo prohibido.

-Pasaste de una experiencia personal a una experiencia colectiva. El nuevo reto es una acción personal en dirección de lo colectivo ya que lo colectivo, una vez que se ha conocido, está ahí, integrado. -Volvamos al mandala que hiciste muy al principio del taller, para encontrar al primer Antepasado – Guía. Empezaste por un elemento natural, el diamante. La carencia, era ahogo (siempre el cuello) y pesadez. Los poderes: el grito, el aliento, el sonido, y el canto. Las herramientas de transformación: la música, el baile y el ritmo! -(grito de sorpresa). Había olvidado todo esto! -No piensas que la próxima etapa, la transformación pasaría por aquí: música, danza y ritmo. -Esto toca algo muy profundo que me da miedo, es una ola que te envuelve sobre la cual no se tiene ningún poder. Es una emoción profunda. Pero no tengo ganas de pasar por un aprendizaje largo y difícil. -Se necesita una técnica para atreverse a crear la música! -Había empezado con el piano, el profesor encontraba que tenía talento y de golpe, mi madre declaró que era una pérdida de tiempo. Siento que esto contiene mucha riqueza. -Primero hay que anclar en la realidad esta dimensión de ti. Si harás música luego en tu vida, no es cosa importante. Debes decirte que simplemente es una experiencia por probar porque el peligro cuando una cosa se quedó en lo ideal, es que se quisiera ya saberlo todo antes incluso de haber empezado. Es lo que nos bloquea. Más vale empezar tranquilamente diciéndose. “Voy a aprender”. Esto puede activar algo en tu vida, no se sabe qué, quizás algo que no tenga nada que ver con la música, es una etapa, hay que aprender justo la técnica. Luego, el lugar encontrado en el mandala era el Valle santo. -Sí, el de Kadicha en el Líbano. Me inspira terriblemente. Son los primeros cristianos llegados en el Líbano. Es un valle vivo, muy habitado. En un sueño despierto, me ví como un águila volando encima de él. Más tarde, vi realmente este águila en ese lugar. Al lado, hay cedros del Líbano y el pueblo de mi madre en donde iba a cazar mi padre. Cuando nos columpiábamos, de pequeños, con mis hermanos y hermanas, hacíamos como si nos echáramos encima del valle. -Es también tu grandeza interior. Tienes nostalgia de este lugar? -Lo recorrí en todo su ancho y su largo, viví en varios pueblos, pero nada me retiene allí. -Mejor, porque se debe integrar lo que es representativo de nuestro país, para no sentir pesar ni estar atado de forma enfermiza, queriendo guardarlo a toda costa. -Luego, encontraste como período histórico el principio del siglo futurista entre 43 y 75. -Sí, es Henri de Monfred, Tripoli, los Mamelucos, el nacimiento de la cultura, son los Franceses quienes quemaron la biblioteca, Rabelais aprendió árabe para hacer medicina. Hay un apogeo histórico merced a los árabes Mamelucos. Pienso en tejidos que envuelven las momias mamelucos. Estas momias llegan de este Valle santo, ahora están en el Louvre. -Cuáles son sus particularidades?

-Los Mamelucos eran guerreros y al mismo tiempo gente instruida. Eran Arianos que traían una civilización ya hecha y habían instalado la comunicación en el Líbano, lo cual era difícil a través de las montañas. -Lo que entiendo que, como Libanesa, hablas del Valle santo, eres cristiana pero tan pronto como se toca a la capa inferior, salen los Mamelucos. Una capa más antigua, con un refinamiento que estuvo quemado. Hubo la guerra y las mujeres fueron a refugiarse seguramente en la cueva y murieron allí. No había hombres. -Habría que buscar en la Historia quien, en ese tiempo, vino y ahuyentó a los Mamelucos. -En la historia de nuestras familias, más allá de nuestras familias, es la Historia que es violenta. La violencia de la Historia hace nuestras familias violentas. Por ejemplo, si amas a un hombre que muere en la guerra y que te casas con otro, esto trastorna el amor en una familia. Tú, sufriste muchas violencias históricas. Quizás, remontando a esta capa de los Mamelucos, te vas a poner en paz con tu madre, el lugar de la mujer y de los hijos en tu familia. Debes conocer las fechas, los hechos de este período para volverles a situar dentro de la Historia, para que vuelvan a la Historia. -Porqué, tengo yo memoria de esto, yo? -Pienso que un drama se ha transportado por la palabra, ha llegado hasta ti, y sigue a través de tus hijos. Pasó por tu madre. Se puede estar afectado por cosas así, sobre todo si las momias están en el Louvre, al lado de tu casa (en ese momento, se oye algo como un tiro procedente del exterior). Has de conocer perfectamente su historia para volver a situar dentro de la Historia la violencia y no seguir llevándola contigo. -¡Qué es lo que tocas! Lo voy a hacer. -Lo que se ha comprendido durante el descubrimiento del Antepasado – Guía debe ser conducido hacía la realidad, cosas que se desbloquearon pero otras se quedaron subterráneas. Cuando integramos nuestro pasado, nuevas posibilidades se abren. Esto forma parte de lo desconocido. -También me doy cuenta que hay un vínculo con la Historia ya que el Antepasado – Guía fue construido sobre nuestra genealogía, lado materno y paterno. No conozco muy bien la genealogía por parte de mi padre, pero tiene un aspecto Mameluco! Era un gigante, tenía la tez morena con ojos verdes, muchos cabellos que conservó hasta muy mayor, grandes manos. -Por lo tanto si te reconcilias con la historia de los Mamelucos, puedes reconciliar el padre y la madre. Sí, de todos modos, es así como me imagino a los Mamelucos. Que sea esto verosímil o no, lo importante es que esto está en ti. -Conoces su cultura musical? -Me gustaría! Me pides encontrar la dimensión en mi interior de lo que estoy dando al exterior… -Luego, en la preparación del paso al acto, hacíamos preguntas a nuestro Antepasado a partir de un objeto, tu tenías una bufanda. Se preguntaba al objeto: ¿Cuál es tu búsqueda?” habías contestado: “Tomar la plena dimensión de mi ser a través del amor”.

-Lo que hice siguiendo, porque encontré en mi camino a un hombre extraordinario. -Los obstáculos eran los tabúes, los parásitos, los borrados, y “traicionar si salto el obstáculo”. -Tengo mucho miedo a dejar gente atrás. -Cuando hemos hablado de música antes, dijiste: “Es un obstáculo que no conseguí franquear.” ¿A quién crees que vas a traicionar? -A mi familia. -En la frase colocada por tu Antepasado – Guía: “Qué quieres de mí”, Le contestaste “enséñame el gran ángulo”. -Estoy haciendo un gran ángulo para crear una comunicación entre los humanos de diferentes países. Me autorizo a establecer la conexión. Esta palabra “gran ángulo” me hace pensar también a la foto y al cinema. -Si pasáramos ahora al ejercicio siguiente referente a la elaboración de los dos textos sobre la fuerza y las carencias. Del ejercicio, sale que tu fuerza no utilizada era “la fuerza de la soledad dentro del grupo”. El grupo te propuso después de deliberación cuatro frases: -Dile a cada uno lo que es justo ahora, el bien como el mal. -Sé el único, que veas a los demás, -Deja colocarse tu mirada, -Sal el Solitario de su ganga. Te quedaste con esta última frase. -Es verdad que ahora llego a aceptarme como soy en un grupo, esto viene también del amor. Lo encontré después de los seminarios; él cree en mí, más que yo! Me respecta. -También Carolina en el seminario nos hablaba de Venecia y encontró el amor a Venecia! -Hay realmente una fuerza en el interior de nosotros a la cual no hacemos confianza, Hay que dejar fluir y seguir. Los personajes de Faustina son: -Maïcé, personaje legendario Fenicio, -Khalil Gibran, el gran poeta Libanés -Isadora Duncan. Tiene ganas de hablar de ésta: -Es la primera bailarina moderna. Tenía una vida muy libre, vivió en Europa, bailaba sobre operas, se casó con Singer, el de las máquinas de coser, luego se enamoró de un Ruso y murió estrangulada por una bufanda que se pilió en las ruedas del coche.” (Desde el principio, Faustina había elegido una bufanda como objeto para dialogar con su Antepasado – Guía). --¿Se autorizó a cantar? Quizás no, si murió ahogada? -Cuando estoy en escaleras mecánicas y que llevo una bufanda, siempre tengo que se pille dentro… Cuando era pequeña, siempre tenía dolores de garganta con 41 de fiebre, esto duraba 2 o 3 semanas, después estaba tan cansada que ya no podía andar. Era una carencia de expresión. -Es tan fuerte como el poder que tienes. Sale pero en el cuerpo, es lo que nos pone enfermos a todos.

-Era internacional, ligera, creativa, tenía la poesía, estaba en contacto con la belleza. Fue muy duro para ella también. -¿Puedes hablar con ella si cierras los ojos? Puede decirte si vas a cantar o si harás música? -Sí, me dice: eres despabilada, puedes encontrar a alguien para ayudarte. Después de haber vivido varios meses con el primer personaje Maicé, luego descubierto los dos otros personajes, pasa un período y nos volvemos a encontrar. Piensa que es tiempo de descubrir el 4° personaje. Todavía no consiguió encontrar una vía personal totalmente satisfactoria, lo colectivo se la tragó. Va recorriendo el mundo para su asociación y el número de participantes aún se incrementó en sus "happenings" lo cual es muy valorizante, pero le deja poco tiempo para realizar su obrar y entrar en el mundo de la música como participante íntegramente. El personaje va a emerger bajo su pluma, lo reconocerá en seguida, es un alquimista egipcio que conoció de joven, Nicolás. Como la experiencia del Antepasado – Guía es una obra alquímica en nosotros, el personaje es perfecto para ayudarla a finalizar y animar en ella esta gran voz del Oriente, con una música tan original y moderna y que sin embargo se nutre en una alma tan antigua… 4° personaje: un alquimista Nicolás. Dibujándole, llegan los pensamientos: Lo conocí cuando tenía 12 años, me tocó detrás de la cabeza y me dijo que en el teatro, me iría bien el papel de Santa Teresa de Ávila que, para mí, es una enamorada mística. También me dijo que fundaría una escuela de pensamiento. Siguiendo dibujando, tengo ganas de hacerle un collar, -Cuántos puntos tiene? -12. Lo encontré a los 12 años. -Qué es lo que dejaste de hacer a los doce años? -Encontré el amor auténtico, fresco y bello, prohibido por mis padres. -Tenías una actividad que hubieses dejado al mismo tiempo? -El piano y el ballet. -Quién te lo prohibió? _Mi madre me dijo que esto no servía de nada, que perdía mi tiempo. Presentía que la música era una maravilla que iba a descubrir. Tenía una profesora armeniana que estaba dispuesta para enseñarme. Era fantástica, muy paciente. Me doy cuenta que hay una gran pena, siempre presente en mí, evocando su recuerdo. -Fuiste en Armenia? (Intensa emoción de Faustina), escribe en el dibujo la palabra Armenia. (Es importante anotar todas las informaciones que nos llegan en el dibujo. Quedará como un talismán para nosotros). Eres tú quién debes ir a Armenia, es tu camino. Yendo allí, te volverás a conectar con la parte oculta de ti. Es una pista única, cercana a las cosas más bellas en ti que se han parado a los 12 años. No sé a quién vas a encontrar en camino, pero todo este sistema que ahí se paró, debe volver a iniciarse. El piano, el baile, la alquimia.

Lo que estamos haciendo aquí es una experiencia alquímica, es pues extraordinario que tu cuarto personaje sea un alquimista. En París, hay un restaurante que era una de las fundaciones de Nicolás Flamel, uno de los alquimistas más conocidos de la Edad Media. Era tan “real” que aún existe su casa. Es una de las más antiguas de París. Ir en ese lugar muy poderoso puede ser un momento fuerte para conectarte con tu Nicolás! -Sí, recuerdo una pareja de Armenianos en cuya tienda iba a revelar mis fotos en el Líbano, era para mí una oasis de paz y simplicidad. -Lo cual es también una parte tuya. Debes poner en marcha esta imagen y nutrirla. -Hay el monte Ararat allí, donde se encontraría el Arca de Noé. Lo que es duro actualmente, es que las cosas no son fluidas. Las cosas están durmiendo adentro mío. -Es un momento que es perfecto para bajar en su interior. Nuestro consciente puede encontrar el inconsciente. Es un estado que se llama depresión, pero que es necesario, creativo. No se puede ahorrar; sin él, no se puede bajar adentro suyo. Por fin uno se escucha. Tú quien te mueves mucho en tu vida, en el espacio y en el trabajo, es necesario que pases por estos estados. Este cuarto personaje te da una clave. ¿Otra vivencia de experiencia sobre varios meses? Astoria, una mujer guapa, morena, serena, de mirada negra e intensa se dispone a confiarme los meandros de su trayectoria interior, para que esto pueda ser útil a otros. Primero se expresa sobre los dos textos referentes a los dos miembros de su familia escrito en “yo” (primera persona y que produjeron el elemento natural, principio del Mandala. -Mi bisabuelo era propietario en Toscana, poseía olivares y vid. Era rico, por esto encontré el oro como elemento natural. Ganaban dinero con la tierra. Eran nobles. El oro se desprendía también del color del aceite de oliva dorado que corría… Sólo salían estos elementos: el Oro y la Tierra. Por parte de la tía de mi padre; también era la tierra. Sus padres eran propietarios en Charente. Se marchó para hacer fortuna en París. Se juntó con un hombre muy rico, luego volvió a su tierra natal, en donde había comprado una casa. En ambos casos, siempre hay oro y tierra. En ambos textos, no se ve la limitación de los lugares, todo está abierto. Incluso en Toscana, es lo que imagino, algo inmenso. Mi tía vivía en una casa con una vista magnífica desde donde se dominaba todo. Vivo al borde del mar, no hay límites tampoco. -Lo que vincula estos textos, es esta noción de Infinito. -Sí, pero para llegar allí, mi texto habla de un andar agotador en el fango. Sólo es al final de mi texto, cuando consigo sentarme por fin, y que descansaba al borde del mar, frente al mar infinito. Cuando terminé la escritura de los textos, sentí interiormente la necesidad de andar realmente en el fango. Lo cual hice, era el invierno, el barro

estaba helado, me acerqué al dolor de la emigración de mis antepasados siempre presente en mí. Sentándome al borde del mar, acepté pararme. El dolor de estar emigrada, extranjera, se calmó de golpe. Sólo era oriunda de más lejos, volví a integrar el espacio, mi espacio interior. Mis fronteras se abrieron. -Un mandala pudo construirse rápidamente a partir de esta experiencia? -Sí. Esquema diagrama del mandala para el personaje : Garibaldi. El camino era: el andar forzado. Era difícil esta tierra que me pegaba. La situación era: paisaje infinito, llano y tierra. La carencia era: la pasión y el enfado. Mis dos textos son muy apasionados porque mi bisabuelo abandonó a su hijo. Éste se alistó y se volvió anarquista. Entonces, mi bisabuelo lo desheredó. Tenían relaciones muy conflictuales y un compromiso político muy fuerte. Estos elementos son comunes con mi tía también, porque dejó su tierra para irse a París, en donde vivió como una mujer libre de su época. No se casó, tuvo un hijo de un amante y abortó. Par mí, era la imagen de una mujer libre. -Era una imagen! -Sí, solo una imagen. -El primer antepasado que se impuso es Garibaldi. Para mí, es un revolucionario que consiguió unificar Italia. Nació en 1807 en Niza y murió ahí también en 1882. Lo cual me vinculó con él inmediatamente porque nací un dos de junio! La fecha de creación de la República Italiana también es el 2 de junio. Mi familia debía querer conservar a través mío, este acontecimiento histórico porque mi abuelo italiano luchó en nombre de estas ideas. Además, una parte de mi familia es de Niza. Algunas semanas después apareció una mujer, una pasionaria. Encontré su nombre yendo en una librería, la imagen interior que había aparecido en mí correspondía exactamente a la foto del autor: el premio Nobel de literatura Grazia Deledda, una italiana comprometida. -Al establecer luego un diálogo con ella, pudo aconsejarte? Lo que fue más importante, es su profesión de escritora y siempre este compromiso político. De hecho, bastante rápidamente, me guió hacía otro Antepasado – Guía, que correspondía mejor a mi idea personal de compromiso, además de ser una gran artista. Es una mujer que hizo múltiples cosas por su país y para el arte de su país: Melina Mercouri. Me siento más en contacto con ella que con la primera. Imaginemos que hables o que cojas un objeto como intermediario, puedes pensar que te contesta? -Me dice de seguir. Es alguien quien luchó, no la conozco demasiado bien, pero luchó. Tocó a todos los campos, escribió libros, pintaba.

-Por lo tanto tomas como palabras importantes para ti: la pintura, los libros y el compromiso. -Sí, tomo también el compromiso político, en la ciudad. También defendió las artes en su país, es un poco lo que se está instalando para mí ahora. -Qué es lo que se puso en sitio desde que la elegiste? -Una asociación por la defensa y la promoción de las artes. Es diferentes de las demás asociaciones que existen en mi ciudad. Queremos mezclar las artes, no habrán límites! Esta frase siempre vuelve: “Ningún l1imite” Queremos ser abiertos. Melina Mercouri cruzó mares. Grecia está rodeada de mares, se fue a Estados Unidos, cuando se casó, luego volvió a su país. Se comprometió políticamente por su país, pertenecía al gobierno. Luchó mucho para hacer regresar las esculturas en Grecia sobre todo las que los Ingleses se llevaron. En dónde estuvo más famosa, en Estados Unidos o en Grecia? -La conocían por todas partes. Estaba casada con Jules Dassin, un gran realizador de cinema. También era cantante. Tocó muchos campos, me parece que es más conocida como artista que como mujer política. -Hay que seguir hablándole para que te lleve más lejos. El principio es instaurar una instancia de diálogo para poder salirse de los límites familiares. Realmente hay que hablarle y pedirle consejos. Es lo que hubiesen tenido que hacer nuestros antepasados, hablarnos para que haya una continuidad, consejos de vida. Reanudamos el diálogo establecido con el primer Antepasado – Guía, Garibaldi, par ver lo que progresó concretamente en su vida. El objeto, te acuerdas, que era necesario encontrar un objeto – relé para hablarle. Se le hacían tres preguntas: -Había empezado con un anillo con una paloma, encontrado en Maruecos. 1.A la pregunta: “Cuál es tu búsqueda?”, le contestaste: “Ser yo misma, lo para qué estoy hecha, escritura, escultura, El éxito.” 2.Cuáles son tus obstáculos? “No atreverme a hablar con mi padre.” Desde entonces, se hizo, incluso hablé con todo el mundo. -Luego, dijiste: “Quisiera autorizarme a cortarme los pies”, y el grupo te hizo observar que era inadecuado, cómo podrías andar? Entonces volviste a formular tu pregunta:; Atreverme a actuar sin autorización, finalmente paterna; ya que siempre me dijo que era nula.” -Pero esto, le hablaste tú en la realidad? -No. Queda aún por hacer ya que se vuelve a encontrar como barrera al éxito. La Padre-misión (“permisión”), los límites, es el permiso interior. Cuál era la misión de tu padre? “¿Lo que le hubiese gustado hacer? En qué se sentía idiota y nulo?

En su profesión, porque fabricaba aviones de guerra. No hablaba de ello. Sin embargo estaba orgulloso de haber tenido éxito, pero no creo que esta profesión le gustara realmente. -La 3° pregunta era: “Qué quieres de mí?”. Que me transportes? –Todos nos preguntamos a donde? –Entonces contestaste: “Recobrar este compromiso”. No tiene esto un vínculo con la Padre-Misión que asumes o no? Un compromiso? Atreverse a qué? Existir? -Mi padre no se comprometió políticamente, su padre lo había hecho tanto… Sin embargo formaba parte de las Juventudes comunistas. La imagen que tengo de él, es la de un hombre que nunca se comprometió, incluso en relación con su mujer, sus hijos. Nos crió, pero nunca supo dar un puñetazo sobre la mesa con mi madre y decir: “ es así ahora”, y es verdad que, en alguna parte, estoy esperando siempre que diga esto, no con relación a mí, pero en las situaciones familiares, me gustaría que diga, que se defina. Tiene un miedo. -¿Al compromiso? -Sí. _Entonces, cuál compromiso no cumplió? -Se lo debo preguntar. -Se comprometió en la guerra? -No, porque era una guerra que él no quería, la de Argelia. -Le hiciste la pregunta? -No, no personalmente, lo sé. -Dijiste “Lo importante, es no atreverme a hablar de ello con mi padre”. -Sí, solo lo sé por mi madre. -Finalmente, lo que querías volver a encontrar, era el orgullo. El orgullo de un compromiso? Los personajes que elegiste, todos están comprometidos, se comprometen con orgullo. Antes, se había comprometido con una mujer? Tuvo novia antes de casarse con tu madre? -No lo pienso, porque era joven. Pero se lo preguntaré. -Y el abuelo Italiano, se había comprometido con alguien antes de dejar Italia-Sí, tenía una mujer en su vida, que dejó para comprometerse como soldado y nunca regresó para buscar a su novia… -Te recuerdo la segunda parte del ejercicio, el paso al acto. Se escribía un texto en negativo que representaba nuestras carencias (nuestros fallos) y un texto en positivo que representaba nuestros poderes. Después se hacía un cuadrado mágico con ayuda de las palabras claves del texto. -Sí, teníamos la carencia de su poder y el poder de su carencia. Mi poder, era el valor, el compromiso. La debilidad, era la pereza. En el texto sobre la pereza, aparecía yo más feliz y más deseable que en el texto sobre el valor.

Loaba la pereza y el placer de cuidarse de sus hijos. Esto daba: “Permitirse el placer, y el éxito, los hijos son uno de mis éxitos…”. -El grupo debía encontrar, en nuestra ausencia, lo que no había sido dicho en cada texto, lo que experimentaba y que no habíamos dejado traslucir. La frase que iba a volverse un acto de paso debía salir de ahí. -La cualidad del acto debe ir a buscar en los textos la cualidad que no usamos. Trasluce en el texto, pero no la usamos conscientemente en la vida. Luego el grupo hacía cuatro propuestas. Y se elegía una. He aquí las frases que me propusieron: “Cierra los ojos, toca y atreve el metal”. “Sé el sonido de base”. “Cántanos la boda cretense (como Melina Mercouri)”. “Prométeme que esta alianza será feliz”. -Elegiste esta última proposición. -Sí, hice una escultura con una alianza de madera y de metal que encontré en la naturaleza, con dos caracoles anidados en la madera, ya instalados como una obra de arte. Mi paso al acto que siguió en la realidad fue de volver a celebrar una boda verdadera con mi marido. No la habíamos hecho en su tiempo, nuestro casamiento se había hecho sin amigos, sólo eran presentes los testigos. Quisimos volvernos a comprometer delante de nuestros amigos, nuestros hijos. Cruzamos el mar para ir a casarnos en Creta que es un país mágico para nosotros. Por lo tanto, el compromiso es un historia de alianza que lo sostenía. -¿Cuáles son los demás actos que pudiste hacer desde el acto de paso? -Instalé un banco después de un taller de escultura que hice justo después del descubrimiento del Antepasado – Guía y antes del Acto de paso. -El Antepasado – Guía había activado en ti la escultura? -Sí, así pude tomar un espacio personal de creación en la casa familiar con mi banco. La próxima etapa será la construcción de un taller completo, para que pueda producir y vender mis obras. Desde entonces, encuentro mucha gente que toca el círculo artístico. La calidad de mis relaciones con mis antiguos amigos cambió. Es como si supieran de qué era capaz, en cambio yo, hasta ahora, no lo sabía. Frecuentemente, se sabe de qué son capaces nuestros amigos, incluso si no actúan en este sentido. Cambié, ya no hablo de las mismas cosas. En el nivel relacional, ya no me comprometo del mismo modo (¡!), tengo la sensación de ser yo, ya no hay relaciones forzadas. Ya no intento ser lo que no soy, o lo que quisieron hacer de mí. Es como si ya no tuviera necesidad de Padre-Misión (permisión) para actuar.

-Ya no estás en la misión de tu padre? -Sí, relacionalmente, es esto. Ya no tengo la mirada de mi padre sobre mí. Ahora, sé que puedo ser una artista sin sentirme ridícula. También creé verdaderamente la Asociación para la puesta en valor de las Artes. -Hiciste alianza con otra gente? -Sí, es verdad! Además, la asociación se llama Lagartija (pereza…), -¿Hay una misión? -Sí, naturalmente! Hacer descubrir a la gente que son capaces de producir. Es la apertura al mundo artístico para todo el mundo, sin pasar por las escuelas de arte, aprenderán sin estar bloqueados por un cursus oficial. Todo el mundo es capaz de esto, hay que ayudar a que la gente lo descubra. -El verdadero reto, es atreverse a hacer real lo que se piensa que sólo es un fantasma. -Lo que es muy importante también, es que las relaciones con una familia se han hecho claras para mí, les dije todo lo que les tenía que decir. Todo mi sufrimiento, el incesto sufrido. Ya me es igual la mirada que tienen sobre mí. Puedo hablarles y si no están de acuerdo, no es grave, ya no busco su reconocimiento. -En consecuencia, estás menos enfadada? -Oh sí, ya no estoy enfadada. También hay gente que se mueve en mi familia. Incluso si yo ya no busco reconocimiento, ya no intento “ correr detrás” esta inteligencia que me habían negado (fui operada de las rodillas cuando era joven y siempre pensé que no podía ni correr ni hacer deporte, esto cambió desde entonces!), ya me reconocen verdaderamente. -Reconocen tu inteligencia, no la que se esperaba de ti. -Sí, mi mirada sobre ellos cambió, los quiero, es mi familia, ya no tengo ningún vínculo de niña con ellos. Recuperé mi lugar. Soy la mujer de mi marido, la madre de mis hijos. Ya no soy la madre de mis hermanos y hermanas y la amante de mi marido. Las cosas se pusieron en orden, es algo que se manifestó muy pronto. Es agradable, ya no tengo miedo. -Ya no estás en la marcha forzada, como decías en uno de los textos. -Sí y tengo la sensación que esto me salvó la vida. Hago deporte; Esto también es importante. Tengo una nueva sensación de mi cuerpo, lo siento. -Esto cambió las relaciones con tus hijos que tuvieron una mirada más admirativa sobre ti? -Sí. -El hecho de ir al fondo y decirles lo que había sido terrible para ti, no les hizo llevar una mirada horrible sobre ti? -Al contrario, les ayuda a hablar. Tengo un contacto con mi hija que es mucho más interesante que antes. La creía más próxima a su padre y

pensaba que no conseguiría a tener contacto con ella. Incluso ni siquiera lo intentaba. Ahora, todo esto se acabó, nuestras relaciones tienen una gran claridad! Veo claro, se instaló una gran ternura. Cuando contamos nuestros sufrimientos a nuestros hijos, no nos juzgan. Es como si esto les hubiese hecho bien, comprenden mejor su dolor. Sé que les liberé de mi peso! Es importante que esto pare, que mi sufrimiento mío no se quede en ellos. Sé que este proceso sucedió. Esto también, es más cómodo, por fin respiro. La respiración! Por esto hago carreras. Al nivel físico, recuperé un aliento que había perdido., o que nunca había tenido, no lo sé. Es algo físicamente muy fuerte de sentir. Cuando se corre y que se sabe que uno ha encontrado un ritmo, que se está en su ritmo, el aliento se hace solo. Nadar también, siempre tenía miedo de poner la cabeza bajo el agua, todavía no me tiro desde el trampolín, pero me quedo cada vez más tiempo debajo del agua. Puedo parar mi aliento cuando quiero, puedo iniciarlo otra vez. Esto, es fantástico, ya no tengo miedo de ahogarme. Mis amigos me dicen que tengo una nueva claridad sobre mi rostro. Volvió mi sonrisa. Esto ayuda mucho, cuando al principio del camino hacía el Antepasado – guía, tenía miedo. El miedo a perderme. Se va hacía una claridad. Estamos atraídos hacía arriba. Hay que vigilar no hacerse aspirar hacía arriba. La aspiración puede ser una ilusión, y esto para mí, significa irme en cosas irreales. -Por esto siempre nos referimos a la realidad, que siempre se actúa en la realidad. -Hacerse este camino me ha permitido preguntarme en donde estaba en todo esto y decirme que valía más que esto. -Es una palabra fundadora! Valgo más que esto. -Mi marido es orgulloso de mí. Vio el cambio. Nuestras relaciones de pareja han cambiado, aunque ya eran muy fuertes, ya no hay bloqueos. Ya no hay relaciones de poder en nuestra pareja. Como que ya no tengo miedo, no me posiciono del mismo modo. Ya no necesito ponerme delante para esconder cosas. Ya no tengo nada que esconder. Ya no nos peleamos por las pequeñas dificultades de la vida diaria. -Ya está seguro de ti. -Sí, no hace mucho tiempo que está totalmente seguro de mí. Ya no es celoso, porque ya no tiene miedo. Tenía miedo, de hecho, porque pertenecía aún a mi familia, no le pertenecía realmente. Estaba vinculada por este secreto del incesto con uno de mis hermanos. Lo que más grave era, es que lo había olvidado todo, una amnesia total, un secreto en el interior mío. Es lo que mantenía el nexo a pesar de todo. Estamos viviendo algo nuevo en la pareja, es importante a los cincuenta años, porque se marchan los hijos. Si uno se encuentro entonces sin haber resuelto nada de nuestros problemas interiores, con un hombre con quien uno no está bien, la pareja no aguanta. Esto se llama el síndrome del nido vacío… Y nos volvimos a casar celebrando la fiesta que no habíamos hecho cuando nos casamos, hace treinta años.

¡Qué felicidad. Cuando se lee, frecuentemente no se cree, y sin embargo es verdad. Liberar una palabra lo transforma todo. En mi familia, es lo que también se produjo, la gente se atreve a hablar, todavía no todo el mundo lo hace, pero esto sucederá seguramente. Nos hablamos auténticamente. Hablo a mis hermanos como a hermanos, todavía no hablo con el que me hizo sufrir, pero sé que esto se hará. Algunos meses más tarde: su marido acaba de dar un paso superior muy importante en su profesión. El taller de Astoria está a punto de estar terminado. Se ve la magia de la sincronicidad de los acontecimientos. Es tiempo de integrar el cuarto personaje para materializar e integrar las cualidades de la función arcaica. Astoria dibuja el cuarto personaje. Primero hay una máscara, luego una mujer tipo Picasso, una mujer, con mucho cabello, muy fiera. Dibujo naturalmente un collar. Es una mujer a quien ella vió en un cuadro, la reconoce sin poder poner un nombre. Finalmente, reconoce el cuadro de Picaso, es Dora Maar. El número de puntos encontrados en la joya es 7. -¿Cual proceso se paró a los 7 años? -Quizás la tranquilidad de la infancia porque mi madre “cayó” embarazada y me pedía tomar responsabilidades en la casa que no me pertenecía. Es también el año en que mi madre “se cayó “ en la escalera (vaya asociación del inconsciente!). Recuerdo una maestra muy mala que me había dicho: “Con tu carácter, no tendrás éxito, no conseguirás nada.” -Cuáles son las cualidades que reconoces al personaje de Dora Maar? -Es la única mujer que Picasso reconocía intelectualmente. Extrañamente, habitó algún tiempo con Picasso en la ciudad donde vivo. Recogían objetos de recuperación en la playa. También creo mis esculturas a partir de objetos recuperados en la misma playa! Tenía una bella personalidad, una mirada fuerte y supo transformar el genio agresivo de Picasso ayudándole. Antes de encontrarle, frecuentaba el círculo surrealista y era una fotógrafa reconocida. Hizo fotos con todas las etapas del cuadro de Picasso Guernica. Es su obra común. No transigió con Picasso. -¿cuáles son los defectos del personaje? -Los celos, decía ella que era ella psíquicamente frágil. Leyendo su biografía, se da cuenta que encontró a su antepasado durante el mes aniversario de su muerte, en julio. Numerosas exposiciones en Europa tuvieron lugar en aquella época, el ir a visitarlas nutre su vocación de artista.

Se pone en marcha hacía su Antepasado – Guía, interrogando a un historiador que le confirma que vivieron bien allí pero que las casas estuvieron destruidas durante la guerra. Le habla sobre todo de los Berberos y de una tesis importante de su hijo al respecto. Siempre supuso que tenía orígenes berberos, esto le da nuevas certidumbres. Buscando aún más, se entera que Dora Maar tenía orígenes yugoslavos por su padre. El padre de Astoria siempre había afirmado que los mejores años de su vida habían sido su estancia en Yugoslavia con sus padres que entonces se llevaban bien y sólo se cuidaban de él. Esto es una indicación muy importante de un país a donde debe ir para volver a un espacio – tiempo positivo, “el país de antes de la desgracia”. En efecto, para su padre, todo se había estropeado después de este período. Sus padres volvieron a Francia, su madre se volvió alcohólica y su padre ausente del hogar. Si Astoria va a Yugoslavia, volverá a activar esta parte de felicidad familiar, simbólicamente, en ella. -Los países encontrados en el marco de su propio camino interior son: Inglaterra, como país de inicio que reúne a los cuatro Antepasados- Guías y Chipre, el país de llegada que va a re- engendrarla (lo encontró en el dibujo).

Lina, sus 3 primeros antepasados son: Catalina de Siena, (nacida en 1347 en Siena, muerta en 1380). Era una religiosa italiana del orden de Santo Domingo y autor místico. Intervino para que el papa Gregorio XI deje a Aviñón para Roma para poner fin al cisma de la Iglesia. Giuseppe Balsamo, (nacido en Palermo en 1743, muerto en la prisión pontifical de San Leo en 1795) llamado Alejandro, conde de Cagliostro. Era un aventurero italiano, médico, adepto del ocultismo. Estuvo comprometido en la historia del collar de la reina María Antonieta. Paracelso. Su verdadero nombre es Theophrastus Bombastus von Hohenheim, nacido en 1493 en Einsiedeln y muerto en Salzburgo en 1541. Fue alquimista y médico suizo. Es el padre de la medicina hermética, elaboró una doctrina que hacía corresponder el mundo exterior (el macrocosmos) con las diferentes partes del organismo humano. Lo que vincula a estos tres personajes para Line, es su deseo de transformar al otro para que alcance su verdad. Una practicaba la ascesis, los dos otros eran médicos. Line, cuando era niña conoció la iluminación privándose de comida como Catalina de Siena. Es médico y práctica una medicina de vanguardia al margen de sus pares.

Su cuarto personaje va a ser Víctor Manuel. En su inconsciente, encarna el que unificó a Italia con su lengua. El defecto que siente es que era aplastante con la gente humilde. La madre de Line es de origen noble, y su padre quien tuvo un éxito profesional brillante es de ascendencia modesta. Lo que crea un complejo de clase social en el interior suyo. Su sombra es pues noble pero trabaja para y con el pueblo. Esta parte que representa un gran poder se debe volver a integrar. Le dibujo una joya con 7 puntos. A la edad de 7 años, lo que la marcó, es la exhumación de su abuelo. Se había ahogado en un puerto en junio 1940. Había querido subir en una barca para huir a Inglaterra. Pero la barca estaba llena y militares Franceses le dieron un golpe en la cabeza para evitar que vuelque la barca. Esta injusticia histórica mantiene una paradoja en la cual uno da su vida para la colectividad, por lo tanto por su trabajo. Observando su dibujo, llega una palabra: “Oeste” y, siguiendo, un nombre de ciudad: San Francisco. El país de salida dado por lo que unifica a los cuatro antepasados era pues Italia y el lugar de transformación, San Francisco; ¿Porqué? Lo sabe su inconsciente. Solo lo que sabemos en el fondo nuestro tiene el poder de curarnos, volvernos a engendrar. Espero que estas pocas experiencias pudieron enseñarles que el objetivo de nuestra metodología no es desestructurar sino, al contrario, unificar la personalidad para lo que todos buscamos: la felicidad de estar sobre la Tierra con el sentimiento de hacer una obra con su vida, esto en todos los campos: el amor, la prosperidad, la vocación y el pensamiento creador. Hemos visto como liberarnos de las programaciones de nuestra genealogía y de la Historia en general nos permitía restaurar un nuevo espacio – tiempo. Un campo de investigación se abre con la aplicación de la Psicología al mundo del trabajo en general. Sabiendo que hay una histórica propia a cada sociedad. ¿Cuándo se creó? ¿Y por quién? Es el principio de la genealogía. Además, cada lugar es portador de una historia que se transmite por la sucesión de las personas que la ocupan. Al pasar, la mayoría de nosotros, la mayoría de nuestro espacio – tiempo en nuestro trabajo, es importante meditar sobre ello. Nadie puede prever lo que puede cambiar para nosotros y las personas que nos rodean. Pueden dibujarse nuevas vías. Podemos ser el artesano de un futuro innovador y enriquecedor para nosotros y nuestros descendientes.

Después de haber vivido experiencias extraordinarias con el descubrimiento de numerosos Antepasados – Guías, es cuando me propuse escribir la sustancia. Doy las gracias a todos los que me ayudaron por sus historias de vida, sus consejos y su enseñanza, en particular, Thierry Ponsot. Mil gracias a mi marido y mis hijos por su apoyo constante durante la elaboración de este libro, así como a Elisabeth por nuestra colaboración amigable desde tantos años.