Las técnicas MIC

Las técnicas MIC permiten convertir las señales analógicas en digitales y comprenden tres operaciones básicas: muestreo, cuantificación y codificación. 

Muestreo: Consiste en tomar valores instantáneos de una señal a intervalos
de tiempo iguales.

Cuantificación: Es el proceso mediante el cual se asignan valores
discretos a las amplitudes de las muestras de la señal MIA. Puede ser uniforme y no uniforme. Tras la cuantificación las muestras serán de tipo digital ya que solo podrán tener un número finito de valores.

o

o

El proceso de cuantificación no uniforme que se aplica a las señales utiliza una característica de cuantificación a los intervalos más pequeños o menor longitud. El proceso de cuantificación uniforme es una cuantificación en la que todos los intervalos tienen el mismo intervalo de mayor longitud.

Dentro de una determinada gama de funcionamiento, cada intervalo de cuantificación está limitado por dos valores de decisión. El proceso de cuantificación introduce necesariamente un error, ya que se sustituye la amplitud real de la muestra, por un valor aproximado. A este error se le llama error de cuantificación. En realidad, el error de cuantificación se aprecia al realizar el proceso de decodificación descuantificación, (transformación de la señal digital a analógica). El error de cuantificación se puede reducir aumentando el número de intervalos de cuantificación

La señal de error será más grande cuanto menor sea la longitud de la muestra, de un 100%, mientras que las de mayor longitud de muestra el error será mínimo.

La ley A está formada por 16 segmentos de recta, de los cuales los cuatro centrales están alineados, por lo que se consideran uno sólo, reduciéndose los 16 segmentos a 13. Cada uno de los 16 segmentos está dividido en 16 intervalos de cuantificación iguales entre sí, pero desiguales de unos segmentos a otros, excepto en los 4 segmentos centrales en los que son iguales todos los intervalos de cuantificación.

La Codificación: es el proceso mediante el cual se representa una
muestra cuantificada, mediante una sucesión de "1s'', y "0's", es decir mediante una secuencia binaria.

(P) define la polaridad de la muestra. (A) define el segmento de recta dentro del cual cae la amplitud de la muestra a codificar. (B) define el intervalo que representa a la muestra, en el segmento de recta ya localizado. Como en los MIC europeos se utilizan 256 (128 positivas y 128 negativas) intervalos de cuantificación para representar todas las posibles muestras.

La decodificación: es el proceso mediante el cual se reconstruyen las
muestras a partir de la señal numérica procedente de línea.

Teorema de Muestreo: Es posible recuperar una señal analógica a partir de sus muestras, siempre que estas hayan sido tomadas con una frecuencia de muestreo mayor que el doble de la frecuencia máxima de la señal analógica original.

Multiplexación por División del Tiempo: Cada 125 µs se toma una muestra de la señal, pero entre muestra y muestra no existe nada, para aprovechar ese espacio vacío se usa la MDT, que une treinta y dos canales en uno solo.

Usando un multiplexador se consigue introducir 32 canales en uno, el tiempo entre muestras del mismo canal se denomina TRAMA. La trama se compone de treinta canales de voz uno de alineación y uno de control, el tiempo de muestreo de cada canal dura 3’9µs (125: 32) y cada bit tiene una duración de 488 ns (3’9: 8).

ALINEACIÓN: Un canal usado por la compañía telefónica para sincronizar los canales.

SEÑALIZACIÓN: Este canal lo usa la compañía para controlar el estado general de los teléfonos, tiempo de llamada, etc. Además de esta multiplexación (trama), se multiplexan las tramas dando lugar a multitramas, de la misma composición que la trama pero está compuesta de tramas en vez de canales. La multitrama se compone de 16 tramas, donde en la primera trama, el canal 1 indica alineación de la trama, y el 16 alineación de multitrama. En el canal 16 de cada trama indica información de dos canales, puesto que para la señalización de cada canal son necesarios cuatro de los ocho bits del canal, al haber treinta canales por trama, si se señalizan de dos en dos, son necesarios solo cuatro bits por canal.

Jerarquías Digitales:

Existen dos tipos de jerarquías, la plesiócrona y la síncrona. El objetivo es ofrecer líneas de mayor ancho de banda y regular este tipo de comunicaciones. Jerarquía Digital Plesiócrona (JDP): Se compone de multiplexadores de treinta canales, luego multiplexadores de cuatro multiplexadores, luego multiplexadores de estos cuatro, etc.

Formando líneas de 2Mb (30 x 64 Kb), 8 Mb (4 x 2Mb), etc.…

El inconveniente de este tipo de multiplexación es que es demasiado rígida, solo permite multiplexadores de cuatro y además no es compatible con las centrales americanas y japonesas. JDS Jerarquía Digital Síncrona: La Jerarquía Digital Síncrona permite generar la velocidad deseada por el cliente, mezclando diferente Multiplexadores. Está sincronizada con centrales americanas y asiáticas. Se controla desde una centralita en Madrid, la que tiene acceso a toda la red telefónica. Es muy flexible y permite incluso añadir canales sueltos a una misma línea.