De las redes sociales a la televisión 2.0 La forma de consumir televisión ha cambiado.

A los usuarios de Internet ya no les gusta sentarse frente a la caja tonta a ver una serie, un programa o una película con una actitud pasiva. Lo que quieren es poder participar e interaccionar con l a información que le proporciona este medio. Este cambio de mentalidad, originado por las plataformas sociales y el desarroll o tecnológico, ha propiciado un nuevo tipo de usuario que consume diversa informac ión, la contrasta con varias fuentes, busca la opinión de otros iguales y quiere par ticipar activamente en la generación y difusión de contenido. En definitiva, es la e ra de un nuevo espectador, del espectador trasmedia. Un reciente estudio publicado en Alemania por la consultora Booz & Company, expl ica que el medio televisivo tendrá que hacer un esfuerzo por adaptarse al formato trassmedia, en otras palabras, a la difusión de contenidos a través de múltiples sopor tes. De acuerdo con la definición de la compañía, los formatos trassmedia son las “nuev as ofertas de entretenimiento que tienen lugar en los smartphones y tabletas apo yadas tanto por la televisión tradicional como por plataformas adicionales como Fa cebook”. Ahora el espectador podrá acceder a una información más amplia y variada del producto gracias a herramientas como Facebook y Twitter que permite que el usuario consu ma un contenido menos estático, limitado por el formato televisivo. Por eso, el us uario podrá participar o saber la opinión colectiva en tiempo real e influir en el d esarrollo del contenido televisivo. Lo mismo sucede en otros soportes tradiciona les como la radio ya que, ahora, el presentador le invita al usuario a que parti cipe en sus perfiles de las plataformas sociales. Y en medio de este cambio, los medios audiovisuales están intentando averiguar si las técnicas tradicionales de análisis de audiencia sirven o se han quedado obsoleta s. Lógicamente, si la forma de consumir la televisión ha cambiado, también la forma de medir el impacto social. Imagino que el famoso audímetro aún mide el share – cantidad de espectadores que vieron en algún momento un programa- y el rating – espectadore s que ven la televisión respecto al total del país -. Obsoleto o no, ya existen alte rnativas estupendas que miden la audiencia televisiva y ayudan a saber qué tendenc ias hay y qué programas funcionan. Es el caso de Tuitele_Analytics, un panel de métr icas y análisis que sirve para medir el impacto televisivo de un programa y cuál fun ciona mejor. Esta herramienta procesa más de 4,5 millones de comentarios sobre programas de tel evisión al mes. Una gran cifra y no es la única, pues cada día son más de 75.000 los esp ectadores que comentan programas de televisión en directo. Según, MarketingDirecto, “L a Voz” es el programa con el récord de comentarios durante su emisión con 275.000 el p asado 17 de octubre y 115.000 espectadores comentaron el estreno de “Gandia Shore” e s decir, e 12% de la audiencia comentó el programa en directo. No nos queda otra que asumir este cambio con una actitud positiva pues, el 34% d e los usuarios entre 14 y 19 años consumen de forma simultánea varias medios. Según la compañía Booz & Company “Para que los jóvenes espectadores no abandonen definitivamente la televisión en beneficio de internet, las cadenas televisivas deben desarrollar iniciativas para volver a conquistar su atención”. www.marketalia.com