O.J.D.: 59218 E.G.M.

: 177000 Tarifa: 32670 €

La crisis ha forzado a las empresas catalanas a buscar mercados exteriores para compensar la caída de la actividad. Aun con todo, el resto de España continúa siendo el principal cliente, con casi la mitad de las compras a las empresas

Empleo
Xavi Grau Madrid

Fecha: 25/11/2012GACETA de LA Número Sección: ECONOMIA 33 Domingo, 25 de noviembre de 2012 Páginas: 1,4-5

economía y empresas

¡No quiero ni puedo vivir sin ti!
La empresa catalana necesita a España. Las estadísticas son incuestionables. Aunque por primera vez las exportaciones de las compañías de esta comunidad representan el 52,9% de las ventas de la industria fuera de Cataluña, lo cierto es que las ventas al resto de España suponen el 47,1% del comercio. El primer destino de las empresas catalanas sigue siendo, de largo, España, incluso cuando estas compañías han cargado más su actividad comercializadora en mercados exteriores debido a la crisis económica. Los datos se refieren a las manufacturas. Para acercarse a la realidad, la Cámara de Comercio de Barcelona encargó un sondeo a la empresa demoscópica DYM. Se trata de la mejor aproximación que se ha hecho a las ventas reales de las empresas catalanas, por el tamaño de la muestra y por su distribución, ya que tiene en cuenta la división de las compañías en función del tamaño y de los distintos sectores. Una encuesta que se refiere no sólo a los productos manufacturados, sino también en la facturación de las empresas, tanto de bienes como de servicios. Los datos de este estudio indican que un 64,2% de la facturación de las compañías se realiza en Cataluña, un 22,5% se genera en el resto del mercado español y un 13,6% en los mercados exteriores. Por tamaño, la dependencia del mercado español es más importante también en las grandes empresas, que facturan la mitad de su producción en Cataluña, un 14% en los mercados de exportación, pero un 34,4% en el mercado español. Incluso las microempresas y las pequeñas empresas de la comunidad tienen una importante dependencia del mercado español –excluido el de Cataluña–, del 17,6% y el 17,1%, respectivamente.
Págs. 4 y 5

El Motor Español va sobre ruedas
Página 9

1

4

&

O.J.D.: 59218 E.G.M.: 177000 Tarifa: 32670 € economía
empleo

LA GACETA Domingo, 25 de noviembre de 2012

Fecha: 25/11/2012 Sección: ECONOMIA Páginas: 1,4-5

reportaje
prinCipales seCtores Cava y vino

debate soberanista

Las grandes, con intereses en toda españa
en el sector del vino y del cava, aunque hay multitud de pequeñas bodegas, hay dos grandes jugadores: Freixenet y Codorníu. el cava gana claramente en los mercados internacionales. estas dos compañías tienen intereses en otras denominaciones de origen españolas de vinos tranquilos, como pueden ser el rioja, el albariño y el ribera del duero. alimentaCión

las empresas de cataluña necesitan del resto de españa
Aunque la exportación crece, el mercado doméstico es el primero. Hasta las microempresas facturan el 17% fuera de la comunidad
X. Grau Barcelona

ACTIVIDAD COMERCIAL DE CATALUÑA
Datos en millones de euros
Ventas en España Ventas en el munto 51.130,7 52.579,7 50.612,9 48.866,0

Más allá del mercado catalán
el sector de alimentación y bebidas es el que mejor funciona en Cataluña. Pero en este caso las compañías necesitan de todo el mercado español, como mínimo, para mantener los niveles de producción y la notoriedad de marca. además, en este sector hay compañías que fabrican marcas blancas para la gran distribución, que vende en sus tiendas de toda españa. el teXtil

Un sector con grandes inversiones
el textil catalán ha recobrado importancia. Pronovias, rosa Clarà o Mango han conquistado mercados de todo el mundo (también el español), realizando grandes inversiones. Pero el gran líder, inditex, ha apostado fuertemente por Cataluña con una gran inversión en tordera. nada menos que 190 millones de euros para crear 500 empleos en esta localidad en el límite de las provincias de barcelona y Gerona.

Teóricamente el año pasado por primera vez las exportaciones de Cataluña superaron las ventas en el mercado español. Y es cierto que las empresas catalanas lideran las exportaciones españolas. Con la crisis, las compañías han buscado más mercados en el exterior debido a la desaceleración del mercado interior. Los datos públicos de Idescat -el instituto de estadística de la Generalitat- son claros. En 2011, las exportaciones catalanas crecieron el 13,5%, tendencia que incluso ha ido en aumento durante 2012. El año pasado las exportaciones de las industrias catalanas alcanzaron la cifra récord de 55.185 millones de euros. Este crecimiento ha llevado a que, por primera vez, las exportaciones de las empresas de Cataluña supongan el 52,9% de las ventas de la industria fuera de la comunidad, mientras que las ventas al resto de España suponen el 47,1%. Aun así, el mercado español continúa siendo, de largo, el primer destino de las empresas catalanas. Pero estos datos, además, se refieren a las manufacturas. Para acercarse realmente a la realidad, la Cámara de Comercio de Barcelona encargó un sondeo a la empresa demoscópica DYM. Es la mejor aproximación que se ha hecho a las ventas reales de las empresas catalanas, por el tamaño de la muestra y por su distribución, ya que la muestra tiene en cuen-

55.525,0

44.644,3

45.657,4

47.167,0 43.584,0 43.659,2

47.867,3

50.515,7 47.218,8 42.703,4 49.679,8

41.758,0

49.389,0
48.623,0

39.485,1 33.796,5
2000

41.461,7

37.275,9 36.694,5

37.648,5

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

FUENTE: Consejo General de Cámaras de Cataluña y Centro de Predicción Económica (CEPREDE), con datos de la Generalitat de Cataluña / ECONOMÍA & EMPLEO

Cataluña es sede de importantes empresas que se irían en un escenario independentista.

Las grandes cotizadas tienen repartido el negocio en todo el país

ta la división de las compañías en función del tamaño y de los distintos sectores. Esta encuesta no se refiere sólo a los productos manufacturados, sino que se basa en la facturación de las empresa, tanto de bienes

como de servicios. Eso sí, se refiere a la facturación final. Pero es cierto que muchas empresas catalanas tienen centros de producción en otras comunidades, o adquieren bienes o servicios para su produc-

informe del iee

Una Cataluña independiente sería “un estado fallido, apocalíptico”
H. asensio Madrid el instituto de estudios económicos (iee) lo tiene claro: una Cataluña independiente tendría una caída de su Pib del 20,5% (unos 42.266 millones de euros) el primer año, con especial impacto en el saldo comercial con el resto de españa, la contracción del consumo y la inversión, y el coste de la deslocalización de las empresas. Porque habría éxodo masivo de empresas, nada interesadas en instalarse en un estado no miembro ni de la Ue ni la eurozona. Las exportaciones de Cataluña con el resto de españa se reducirían un 50% y además

verían cómo los costes se incrementarían un 7,5% por el pago de aranceles y otras trabas administrativas. donato Fernández, catedrático de economía aplicada de la Universidad autónoma de Madrid y uno de los autores del informe. considera que una hipotética independencia de Cataluña “se traduciría en un estado fallido, aislado, con deslocalización de empresas,

pérdidas de impuestos, fuga de capitales privados, tensiones sociales y desconfianza de los inversores internacionales”. Clemente Polo, también catedrático de análisis económico y otro de los autores del estudio, comparte los postulados de Fernández. incluso va más allá y califica las aspiraciones de artur Mas de “frivolidad muy seria, con tanta improvisación”.

2

O.J.D.: 59218 E.G.M.: 177000 LA GACETA Domingo, 25 de noviembre de 2012 Tarifa: 32670 €

Fecha: 25/11/2012 economía Sección: ECONOMIA empleo Páginas: 1,4-5

&5

reportaje
ción a proveedores de otras regiones españolas, según reconocía Joan Ramon Rovira, director de Estudios de la Cámara. Los datos indican que un 64,2% de la facturación se realiza en Cataluña, un 22,5% en el resto del mercado español y un 13,6% en los mercados exteriores. Unos resultados que, además, varían mucho en función del sector y del tamaño. En el caso de las manufacturas, las ventas al mercado español –sin incluir Cataluña– suponen casi un 30%. Lógicamente, en la construcción, donde tiene más peso la proximidad, las ventas en el territorio español sin contar Cataluña son sólo el 9,7%. Por tamaño, la dependencia del mercado español también es más importante en las grandes empresas. Estas facturan la mitad de su producción en Cataluña, un 14% en los mercados de que abastecen el mercado limitado, podrían quedarse en Cataluña, pero los que editan en español, con un mercado mucho más amplio, deberían trasladarse. Pero incluso dentro de un mismo sector las consecuencias serían distintas. En el automóvil, la fábrica de Nissan, en Barcelona, produce básicamente para la exportación. El modelo de la marca que más se vende en España, precisamente, no se fabrica en Barcelona. La compañía podría seguir exportando sus productos a los mercados mundiales sin problemas. Algo distinto ocurriría con Seat. Si bien la marca ya produce para Audi y cada vez exporta más, es la enseña española por antonomasia y en una secesión podría verse afectada por un boicot. En las grandes empresas cotizadas catalanas las consecuencias tampoco serían iguales. Abertis, por ejemplo, tiene la mayor parte de su negocio de autopistas en Cataluña, pero tiene más repartido el de telecomunicaciones. Por ejemplo, Hispasat trabaja para toda España, y también transporta la señal de televisión en toda España. Asimismo, Agbar tiene una parte de su negocio muy importante en Cataluña, pero explota concesiones en otras comunidades. Gas Natural, aunque con muchos clientes en esta comunidad, tiene una parte muy importante de su facturación no internacional en el resto de España, especialmente desde la absorción de Fenosa.
sector fInancIero

El sector manufacturero es el que más depende de las otras autonomías

Y el poco sector financiero que queda en Cataluña, básicamente La Caixa y el Sabadell, tienen una parte muy importante del negocio en territorio no catalán. En el caso del Sabadell, el consejero delegado, Jaume Guardiola, aseguraba recientemente que fuera de Cataluña tenían aproximadamente el 70% del negocio.

Buena parte de la industria catalana depende de los proveedores de otras regiones
exportación, pero un 34,4% de su facturación se produce en el mercado español no catalán. Pero incluso las microempresas y las pequeñas empresas tienen una importante dependencia del mercado español –excluido el de Cataluña–, del 17,6% y el 17,1%, respectivamente.
InversIón

Pero no sólo la facturación es un elemento a tener en cuenta. También lo es la inversión. En Cataluña hay instaladas importantes multinacionales que producen para todo el mercado ibérico o incluso mercados más globales. En 2011, el 23% de toda la inversión industrial extranjera en España fue para Cataluña. Pero la independencia de esta autonomía no afectaría igual a las distintas empresas. Por ejemplo, altos directivos de la industria química de Tarragona, recientemente, no se mostraban demasiado preocupados. Primero, porque sus factorías son inversiones multimillonarias que se prevén a muy largo plazo de vida útil, y porque no abastecen mercados locales, sino mundiales. Realmente son pocos empresarios los que se han pronunciado abiertamente. El editor José Manuel Lara ha sido el más explícito. Los sellos catalanes,

3