VIENTOSVERDES

Y los vientos siguen soplando... Una grave falacia de la prédica ambientalista clásica, es la ignorancia de la contaminación del suelo. Luchas, reclamos y hasta logros se han producido por el accionar de ecologistas, ONG´s y organizaciones internacionales de cooperación, y en ellos la agotabilidad de los recursos no renovables ha sido siempre la bandera más desplegada. Luego sobrevino la etapa de rescate de la biodiversidad, y desde Río 92 se cuenta con fondos mundiales y programas vigorosos para actuar en dicha causa. Agua, aire, fauna, flora y gea están en la prédica de salvaguarda de miles de manuales de educación ambiental y miles de leyes locales, nacionales e internacionales. Y su forma ecosistémica más avanzada, la diversidad biológica (como interpretación para una tutela integrada) está en boca de casi todos. Pero existe un gran ausente a este banquete: el suelo como territorio, como soporte antrópico, como paisaje que nos cobija. Y ese es el recurso más agotable, menos renovable. Y por ello sus formas de contaminación son más complejas.

La forma más cínica de la exclusión

El suelo como soporte de instalaciones humanas, ciudades, suburbios, fraccionamiento rural, producción agropecuaria, forestal. El suelo como asentamientos humanos; en definitiva, como hábitat. La cuestión de fondo la causa- es que el uso humano del suelo lo convierte en sujeto económico de alto valor. En general, vale siempre más un metro de suelo que lo que se coloca encima, y si ello está adherido una casa, una ciudad- ese suelo tiene un valor agregado inmenso, a veces casi ilimitado. Desde Roma y la invención del derecho de propiedad íntimamente ligado a la posesión del suelo- el territorio dejó de ser un soporte libre para recursos libres, como el agua y el aire, la fauna o la flora, y pasó a ser el dominio (la “domus”, del “domine”) de su propietario. Adquisidor o heredero. Confiscado, robado o retenido como especulación. Sin embargo este “problema original” no siempre generó impactos negativos. Bastó proceder con prudencia, con gobiernos que se encargaron de regular el derecho privado en relación al derecho público, y santo remedio.

2

Su propia cultura campesina. Los centros urbanos ven derrumbada su historia. pérdida de uso humano del agua-. Todo ello deteriora la cultura e identidad >>> . HASTA LÍMITES VERGONZOSOS. MANCILLANDO. la economía de los centros poblados. ilegales. su monopolización privada. bronca. y no contaron entonces con la alianza de muchos grupos sociales en especial los excluidos de la propiedad. la capacidad de empleo (generando emigración rural) y disminución de biodiversidad. CONTAMINANDO.. con formas quizás no demasiado evidentes. Pero la diferencia está en la escala mientras ello aconteció. o república). Esa prudencia de todos modos no evitó la exclusión territorial. Los entornos urbanos. El propio campo expulsa mano de obra..que hubieran defendido aquellas buenas ideas. Pero el propio campo se abandona y destruye su paisaje: sectores de parcelas pequeñas y accidentadas ya no se producen. la propia propiedad de la tierra. tiranos) sobre sus súbditos más obsecuentes. se tugurizan. sobre el territorio. sin propiciar o alentar su renovación. el suburbio. Enormes periferias infraservidas. África. pero prepotentes y de dominación... por su pequeña escala apta para mano de obra tradicional.. sus límites. porque no comprendieron la naturaleza política superior de la cuestión (alentar.VIENTOSVERDES 2 La forma màs cìnica de la exclusiòn Muchos hábitat del mundo en rigor.. marginalidad. las áreas malas. y sectores de grandes extensiones se dedican a monocultivar extractivo (como la soja o las plantaciones de eucaliptus) destruyendo su riqueza biológica y paisajística. porque no actuaron participativamente.pudieron más que tantos planificadores urbanos y regionales bien “ilustrados” (1) que hicieron y pregonaron planes reguladores de uso del suelo bien intencionados pero ineficaces. frente a la tecnificación creciente del agro. EL TERRITORIO SE ESTÁ FRACTURANDO. destructoras de paisaje y producción rural. Y cuando sobrevino la industrialización en Inglaterra y apareció el proletariado agolpando las ciudades. políticamente. la periferia... y después de los ´50 en especial. y entonces se invaden.. su retención en espera de mayor valor. Pocas ciudades fueron muy grandes y hacinadas.. los promotores de loteos sin servicios. la sufrimos todos. rápidamente el sistema político comenzó a reaccionar para “incluir” a los “excluidos”. Los derechos sobre la tierra. los simplemente invasores. O se consigue protegerlos.. en planes de vivienda social. fueron desde siempre la dádiva preferida de los dueños de todo (reyes. LA CATÁSTROFE SOBREVINO Vendedores de territorio la mayoría ni siquiera entendiendo el daño. la mayoríafueron durante milenios un sano equilibrio de los derechos de cada ciudadano (democracia) y la regulación con los intereses públicos (respúblico. poner en discusión. poco le hicieron unos reducidos burgos alrededor de los castillos o monasterios feudales. se erigen en pocos años. Su identidad.). sedimentos. Y en la medida que unos poseyeron lo más y lo mejor. se invaden por quienes no pueden pagar el suelo formal: el propio Estado. Nuestro siglo XX. otros comenzaron a quedar periféricos. leales o útiles. Y allí se consagró la exclusión social en las periferias urbanas de América Latina.. como la Ciudad Vieja de Montevideo. inundables o deslizables.. y conforman la forma territorial de exclusión quizás más injusta e irreversible: la pagamos todos. mortandad de peces. migrantes que agigantan la exclusión urbana. extendió ese fenómeno a contextos subdesarrollados económicamente y.. sobre todo.. ¿QUIÉN SE OCUPA DEL TERRITORIO? La insustentabilidad en el manejo del territorio perturba las cuencas hidrográficas contaminación. en aras de la explotación máxima de la rentabilidad del uso del suelo (2). genera inseguridad. ¿Por qué? Porque no proveían instrumentos económicos de premio o castigo a los especuladores. Asia y la mayoría de las ciudades del mundo. entonces huertas y quintas. o zonas naturales preciosas..

Ante la escasez.. rural y urbana en forma integrada. “Design with nature”. . un plan de uso urbano del suelo sin estética.. (4) Mc Harg.con gran cuidado de los centros urbanos históricos. 2000.. su patrimonio y. Rubén “Del Titanic al Velero”. Pero la cuestión va mucho más allá: ¿cómo se proyectan esas soluciones. áreas de urbanización compulsiva. siempre la humanidad supo ser creativa.urbanas y territoriales. Para ello faltan políticas claras: . el medio para procrear la exclusión más terrible. que es igual a “no me animo”). . Hoy las armonías a lograr son: . (3) Ver en este mismo Sitio A/mbiente. . cómo se diseñan? ¿Cómo nos enseñó Ian Mc Harg “diseñando con la naturaleza” (4). Para ello falta querer hacer (muchos saben qué hacer.de planificación territorial nacional. como el turismo. iracundias para el cambio. Además.de planificación articulada de biodiversidad. obligando a desalojar las que están en zonas de riesgo. ¿Quién se ocupa de evitarlo? No hay políticas ni planes claros.. con la sabiduría de un Leonardo Da Vinci en el manejo eficiente y bello del territorio.. el suelo como “res-pública”.VIENTOSVERDES 2 La forma màs cìnica de la exclusiòn >>>local. Está naciendo.. En Brasil se crearon instrumentos como el “Estatuto de la Ciudad” (3) que definen por Ley Federal la “función social de la propiedad” y sobre esa base incluyen operaciones concertadas.con gran cuidado de los crecimientos periurbanos. John Wiley and Son.de gran escala. . CADA METRO CUADRADO Una nueva ciencia/arte debe nacer. (1) Ver crítica a la ilustración en: Pesci. atenta contra otras oportunidades económicas y sociales. transferencia de índices constructivos. la destreza en el paisaje y en su manejo. que están allí para negociar el límite entre el derecho privado (cuando puede ser socialmente atentatorio) y el derecho general. para evitar que sean sólo un mosaico de ghettos de lujo y ghettos de marginalidad (dos formas paradójicas de exclusión). 1969. . y también puede llegar a ser ( y ya lo está siendo) el escenario activo. áreas especiales de interés social. o con la mano dura. El territorio es un vehículo extraordinario de inclusión social y ecológica. New York. como La Plata recientemente. pero dicen que “no se puede”. con el gremio de arquitectos aliado. justificándose como aumento de fuente de trabajo. junto a ideas de cambio y destrezas para hacerlo. Para ello faltan vientos verdes que soplen broncas. un bosque sin biodiversidad.. una empresa sin cuenca. y otros.con gran cuidado del paisaje como patrimonio natural y cultural. Japón) se necesitó armonizar para hacer sustentable la vida apiñada. concentrada en altas densidades. mediante operaciones programadas y consensuadas. impone la “regularización” de las tierras invadidas. . Ian. enyesada. incluyendo la tutela del medio rural. de ingenierías sectoriales que solucionan fragmentos generando externalidades negativas sobre otros? Una carretera sin contexto. El suelo/territorio es cada vez más escaso y allí donde esto sucedió hace siglos (Europa. (2) En algunos casos. Para ello falta enseñar la integridad. Editorial Fundación CEPA. en consecuencia. impuesto progresivo a la tierra urbana. productividad y manejo sustentable del patrimonio. la sección “Otras propuestas”.