Los Senadores Académicos Claustrales y Estudiantiles Electos del Senado Académico del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad

de Puerto Rico (UPR), resuelven hoy 27 de noviembre de 2012 lo siguiente. Por cuanto: El Rector del RUM, doctor Jorge Rivera-Santos, en el ejercicio de sus funciones como Rector Interino y como Rector en Propiedad, le ha fallado al Recinto en las siguientes áreas. 1- El Rector Rivera-Santos no protegió la Finca de Gurabo de la Estación Experimental Agrícola, ni en palabras, ni en acciones personales. El Rector Rivera-Santos falló en proteger la infraestructura académica del Recinto, al no organizar a la Comunidad Académica del RUM para defender, con todos los argumentos racionales necesarios y disponibles, los terrenos de investigación agrícola de Gurabo (ver Anejo 1). 2- El Rector Rivera-Santos ha fallado al no defender la integridad académica institucional. El auspiciar proyectos incoherentes y engañosos, tales como CIME y CRECE-21, han degradado la integridad en la oferta académica del RUM. La integridad y la preparación académica de la mejor calidad en Puerto Rico han caracterizado la relación del Recinto con todos sus estudiantes a lo largo de su centenaria y prestigiosa existencia. Aunque el Senado Académico ha ejercido su potestad, legal y reglamentaria, para la coordinación de los programas de enseñanza pertinentes a los estudiantes del Recinto, el Rector Rivera-Santos se ha negado a implantar las determinaciones del Senado en lo que se refiere a estos casos (ver Anejo 2). 3- El Rector Rivera-Santos ha sido incapaz de defender el prestigio institucional ante la NSF (Fundación Nacional de Ciencias), y de corregir prontamente irregularidades en la administración de subvenciones otorgadas por esta agencia, a pesar de tener conocimiento de los señalamientos planteados por la agencia a principios del año 2010. La suspensión de pagos a proyectos de investigación vigentes y la imposibilidad de recibir nuevas subvenciones mientras dure la suspensión afecta directamente a muchos proyectos de investigación científica en el Recinto y a los programas graduados en ciencias y en ingeniería. Los fondos externos ayudan a equipar los laboratorios, a cubrir los salarios de los investigadores y las ayudantías de los estudiantes que participan en los proyectos de investigación. Al rehusarse a colaborar de forma efectiva con el Senado Académico y con la Comunidad Académica para atender los señalamientos de la NSF al Recinto, al no proveer la información requerida oportunamente y al negarse a implantar las soluciones que el Senado ha formulado, el Rector Rivera-Santos retrasa la normalización de las relaciones con la NSF, y afecta gravemente el presente y el futuro de las actividades de investigación en el RUM (ver Anejo 3). 4- El Rector Rivera-Santos ha implantado acciones disciplinarias arbitrarias y sin 1

sustancia en contra de líderes estudiantiles. La arbitrariedad en los procesos disciplinarios es contraria a la esencia de una sociedad democrática. La UPR viene obligada legalmente a enseñar e inspirar en su estudiantado el mayor respeto a las tradiciones de una sociedad democrática. La imposición de penalidades arbitrarias, la intimidación y persecución por parte del Rector Rivera-Santos y de algunos miembros de su equipo de trabajo al liderato estudiantil, violenta los objetivos fundacionales de la Universidad y el Reglamento General de Estudiantes de la UPR (ver Anejo 4). 5- El Rector Rivera-Santos no ha sido capaz de defender los procesos institucionales para la consideración de los ascensos del profesorado. Esto ha contribuido a un éxodo significativo de profesores del Recinto (ver Anejo 5). 6- El Rector Rivera-Santos ha fallado consistentemente en defender la autonomía académica y administrativa del RUM ante la Presidencia de la UPR según establecida en la Ley y el Reglamento General de la UPR (ver Anejos 1 al 5). 7- El Rector Rivera Santos ha ignorado consistentemente las prerrogativas y funciones del Senado Académico del RUM, lo que ha perjudicado gravemente la gobernanza de la Institución (ver Anejos 1 al 5). Por cuanto: El Rector Rivera-Santos no ha protegido la infraestructura académica del Recinto, no ha defendido la integridad académica ni el prestigio de la Institución, ha impuesto penalidades arbitrarias al estudiantado, no ha escuchado a la facultad ni ha sido capaz de inspirarles confianza, entonces ha sido incapaz de convocar a esta comunidad de académicos para continuar su trabajo productivo por el bienestar del País. Por tanto: Los Senadores Académicos del RUM pide la renuncia inmediata del doctor Jorge Rivera-Santos como Rector del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico. Copia de esta resolución será enviada a la Junta de Síndicos de la UPR, el Presidente de la UPR, la comunidad universitaria del RUM y la prensa del país. Resolución aprobada con la siguiente votación: A FAVOR – 29 votos EN CONTRA – 1 voto ABSTENIDOS – 3 votos 2

Resolución presentada en Asuntos Nuevos dentro de la reunión ordinaria del Senado Académico del RUM celebrada el 27 de noviembre de 2012. Una vez presentada la resolución, el Rector pretende pasar moción para dejar el asunto pendiente. Tras un receso, reanuda la reunión para indicar que no reconoce la presentación de la resolucion, al momento en que se presenta moción para apelar la decisión del Presidente, declara cumplida la agenda y da por concluida la reunión. Acto seguido abandona el salón, seguido por los 9 senadores ex officios (empleados de confianza del Rector). Los Senadores Académicos Claustrales y Estudiantiles Electos presentes, treinta y tres 33, de 51 que componen el total del Senado, deciden considerar la resolución, con los resultados arriba mencionados.

3

Anejos 1- La pérdida de terrenos en la Finca de la Estación Experimental Agrícola en Gurabo ocurrió por coacción legislativa (tanto de la Legislatura de Puerto Rico, que condujo un proceso para adjudicar terrenos propiedad de una corporación cuasi-pública con personalidad jurídica sin la conducción de vistas públicas ni estudios que justifiquen la necesidad pública, como de la Junta de Síndicos y la Presidencia de la UPR, que accedieron a la apropiación ilegal sin tampoco reclamar las vistas públicas y los estudios pertinentes para justificarla). a- El Doctor Rivera-Santos jamás ejerció defensa alguna, efectiva o inefectiva, en contra de la "venta presumida de los terrenos", cual le reclamó varias veces el Senado Académico del RUM. b- La presencia del Rector Rivera-Santos a nombre la Comunidad Académica para oponerse a la "presunta venta de los terrenos" jamás se estableció ante la Legislatura de Puerto Rico ni ante la Junta de Síndicos, lo cual es inaudito pues su presencia como el gerente de más alto rango del Recinto es la que es permitida en dichos foros. c- El Doctor Rivera-Santos nunca usó de sus oficios como líder oficial de la Comunidad Académica para recabar el apoyo y la colaboración de la misma en la defensa, en todos sus méritos científicos, de los terrenos de investigación agrícola de la Finca de Gurabo. Ese derecho de la Comunidad, como representantes de los intereses educativos del Pueblo de Puerto Rico, frente a lo que claramente lucía como una expropiación forzada y ejecutada sin seguir el debido procedimiento de ley, debió ser reclamado ante la Legislatura, ante la Junta de Síndicos, y ante la opinión pública del País. El Doctor Rivera-Santos ni tan siquiera abordó a la Comunidad Académica del Colegio de Ciencias Agrícolas con tan meritorio proyecto de defensa institucional. d- Coda: al presente (octubre de 2012) , los terrenos de la "presunta venta" ya están siendo rotulados sobre la construcción de un centro comercial. Allí no se construyen escuelas, ni égidas ni hospitales según argumentaron públicamente los oficiales del Gobierno de Puerto Rico, del Gobierno Municipal de Gurabo y el Presidente de la UPR. e- Como consecuencia al desarrollo urbano se invalidará el uso para investigaciones agrícolas de los mejores terrenos para estos fines en el este de Puerto Rico. 2- El Rector Rivera-Santos ha fallado al no defender la integridad académica institucional. a- El Rector permitió que se adoptara en el RUM, sin restricciones, la política de la Presidencia de la UPR de conceder permisos especiales para tomar cursos en otros recintos, aunque tales cursos no cumplieran en contenido, nivel y rigor de aprobación con la calidad de cursos similares que se ofrecen en el Recinto. Esta adopción ha ocurrido por encima de la potestad legal y reglamentaria del Senado para garantizar que la preparación académica de nuestros estudiantes sea de la mejor calidad. Esa potestad le compete únicamente al Recinto que les otorgará dichos grados. El Senado formuló numerosas objeciones y acciones razonadas para confrontar este problema. 4

b- El Rector Rivera Santos permitió que se estableciera, sin restricciones, el Proyecto CIME en el Recinto (mayo a octubre de 2010) que tuvo muchos defectos en su implantación. Por ejemplo, en CIME, numerosos miembros no capacitados del personal no_docente del RUM fueron usados como instructores en "presuntos talleres de adiestrar” maestros de primaria, intermedia y superior de las escuelas del País. Aunque el Senado, a nombre de la Comunidad Académica, insistió sobre la incoherencia académica que tal oferta implicaba, el Rector ignoró tales señalamientos. Luego, el Senado insistió en solicitar una investigación o auditoría sobre las irregularidades cometidas durante CIME, y el Rector Rivera-Santos también ignoró tal determinación del Senado, aunque por ley y reglamento está obligado a implantar las determinaciones pertinentes del cuerpo. c- El Rector Rivera-Santos permitió que se estableciera, sin restricciones, el Proyecto CRECE-21 en el Recinto. Este proyecto adoleció de numerosas irregularidades académicas, incluyendo cuando menos: (1) El Rector Rivera-Santos insistió en que los cursos de CRECE-21 habrían de ser cursos académicos y no cursos universitarios (según sus propias expresiones en reunión ocurrida en mayo-2011 de la Junta Administrativa del RUM). En la misma reunión también insistió en afirmar que tales cursos no podrían ser luego usados para grado universitario ulterior. Ambas cualidades de los cursos de CRECE-21 fueron revertidas ilegalmente en declaraciones posteriores de la Presidencia de la UPR. En ninguno de ambos, la Ley de la UPR o el Reglamento General de la UPR, se adjudican potestades a la Presidencia de la UPR para determinar cuáles cursos, a posteriori a su definición, han de ser considerados válidos para grado universitario en algún recinto particular de la Universidad. Con su insistencia inicial y con su anuencia posterior el Rector Rivera-Santos desvirtuó el proceso adecuado y reglamentario de definir cursos y de adjudicar crédito universitario por los mismos. (2) Permitir la oferta de cursos de otros recintos en el RUM sin que hayan sido aprobados por el Senado Académico, en contradicción al orden institucional. (3) Permitir la oferta de cursos del RUM sin que se cumpla con el contenido, el nivel, el tiempo de cobertura de temas y el rigor de aprobación que sean mínimamente equivalente a cursos con codificación u objetivos similares. (4) El uso de estudiantes graduados del Recinto para enseñar cursos académicos o universitarios de CRECE-21, con el objetivo de re-adiestrar a maestros de las escuelas primaria, intermedia y superior del sistema público del País en una segunda concentración académica fue insensato. Los educandos de CRECE-21, quienes eran maestros en funciones, necesitaban y merecían que los cursos fuesen dictados por profesores universitarios experimentados en las disciplinas que enseñan. El Rector Rivera-Santos debió escuchar a la comunidad de expertos en re-adiestrar maestros de los cuales hay decenas en el RUM, en todas las disciplinas de CRECE-21. (5) Los cursos de CRECE-21 fueron anunciados y ofrecidos, no como cursos para refrescar conocimientos a maestros experimentados en un área o disciplina, sino a educandos que aspiraban a desarrollar una segunda área de pericia como maestros de escuela. La enseñanza de cursos para CRECE-21, como cursos nominales universitarios, en el tiempo extraordinariamente breve de 2 1/2 5

semanas por curso es a todas luces una falacia académica, pues no permite que los educandos puedan digerir los temas en la calidad pertinente a la labor de educadores que posteriormente habrían de realizar. Este problema fundamental le fue señalado repetidamente al Rector Rivera-Santos sobre CRECE-21. (6) Se admitieron educandos para CRECE-21 sin que cumplieran con los requisitos de ingreso que son aplicados a todos los estudiantes que ingresan a cualquier programa o disciplina académica en el Recinto, cual advirtió el Senado. (7) El objetivo de obtener fondos del Departamento de Educación no puede primar sobre la tradición institucional de excelencia académica si es que hemos de trabajar por el bienestar educativo del País. El trabajar con objetivos trastocados no es la forma ética en que la Universidad está acostumbrada a laborar. Los señalamientos anteriores (1) al (6) les fueron indicados al Rector Rivera-Santos antes, durante y después del primer cohorte de educandos de CRECE-21, con el objetivo de evitar manchas en el prestigio y la integridad académica del Recinto, sin que la advertencia rindiera efectos positivos. (8) Se admitieron estudiantes en cursos sin que estos hubieran aprobado previamente los pre-requisitos del curso, en violación a las normas académicas más elementales de nuestro Recinto. (9) Todavía más, muchos educandos de CRECE-21 reconocieron haber aprobado sus cursos sin tener los materiales educacionales que les fueron ofrecidos (e.g., textos en Inmunología, Cálculo y Literatura). (Nota: algunos educandos del Proyecto expresaron esta queja en una reunión del 4-febrero-2012, en el Anfiteatro de Enfermería del RUM, convocada por el Presidente de la UPR, Miguel A Muñoz-Muñoz, los Rectores de Mayagüez y Utuado, Jorge RiveraSantos y Yanaira Vázquez-Cruz, y la Decana de Asuntos Académicos del RUM, Darnyd Ortiz-Seda. La Rectora Vázquez-Cruz le explicó a la audiencia, por petición del Presidente Muñoz, que el proceso de compras centralizadas de los materiales a través de la Administración Central de la UPR retrasó la adquisición de muchos libros, puesto que las órdenes de compra que excedían los $50,000 tenían que procesarse en subastas públicas. Otros participantes indicaron al micrófono, y a la vista de las estibas de computadores que estos oficiales universitarios habían traído a la actividad para entregarles a los educandos, que en realidad ellos no se habían matriculado en el Proyecto para recibir un computador, sino para tratar de mejorarse profesionalmente.) (10) El Rector Rivera-Santos escogió ignorar las advertencias del Senado sobre las graves fallas inherentes al Proyecto; ignoró la insistencia del Senado para que se detuviera el Proyecto según implantado en el RUM e ignoró las recomendaciones del Comité de académicos con algunos expertos en re-adiestrar maestros sobre cómo corregir mínimamente las inexcusables fallas académicas de CRECE-21. (11) Todos nosotros queremos que los servicios profesionales que recibimos o que reciben nuestros hijos ocurran de las manos más competentes, y la calidad profesional requiere el haber recibido la mejor educación. El proceso educativo es muy complejo y largo, iniciado en los grados primarios y culminado, quizás, al graduarse de la universidad. El Rector Rivera-Santos ignoró las advertencias 6

sobre los devastadores daños que CRECE-21 tendría para las generaciones de estudiantes en las escuelas públicas del País en décadas por venir. Tales daños advienen por la preparación deficiente que CRECE-21 ofrece y ofreció a maestros que buscaban adiestrarse genuinamente en una segunda área académica.

3- El Rector Rivera-Santos ha sido incapaz de defender el prestigio institucional ante la Fundación Nacional de Ciencias (NSF), y en resolver problemas de larga duración entre el Recinto y la NSF. a- El Doctor Rivera-Santos fue el Director del CID desde el 21-septiembre-2010 hasta el 15-febrero-2011. Durante ese periodo, personal del CID, en colaboración con la Vicepresidencia para Investigación y Tecnología, desarrolló y sometió la respuesta del RUM a los 8 señalamientos de la NSF (identificados por carta de la NSF en enero de 2010) sobre manejos inapropiados a sus subvenciones para investigación. Como Director del CID fue responsable de que dicha respuesta, contenida en un Plan de Acción Correctiva, fuera la pertinente para atender y resolver las quejas de la NSF con el RUM. b- El Doctor Rivera-Santos era el Director del CID al momento en que NSF acepta el Plan de Acción Correctiva del RUM, y envía carta con copias al Recinto confirmando el acuerdo (fechadas el 3-febrero-2011). Como Director del CID al recibir la notificación del acuerdo, y como Rector del RUM a partir del 15-febrero-2011, fue el funcionario responsable de que se implantara el Plan de Acción Correctiva en el Recinto. c- Hasta el verano de 2012 muchos pormenores del Plan no habían sido implantados, particularmente la contaduría correcta del tiempo y esfuerzo de los investigadores y demás participantes en los proyectos subvencionados por NSF en el RUM. d- El Senado Académico conformó un comité ad-hoc en las primeras semanas de mayo de 2012 para ayudar en la pronta resolución de los problemas con la NSF. El Senado insistió en la inclusión de un funcionario de la Administración del RUM para facilitar toda la información que el Comité pudiera necesitar, y el Rector Rivera-Santos insistió en que dicho funcionario habría de presidir el Comité. El Comité inició prontamente sus trabajos (primera mitad de mayo de 2012) y comenzó a hacer gestiones para conseguir dos documentos importantes para sus labores: el Plan de Acción Correctiva y la carta con los señalamientos originales de la NSF. El Rector no ofreció copia del Plan, que debía estar en su poder desde febrero-2011, ni de los señalamientos originales, que debían obrar en su poder desde enero-2010. A pesar de haber recibido el Plan, aprobado por NSF en febrero-2011, el Rector pretendió no tenerlo y de hecho escribió una carta al Presidente de la UPR (fechada el 28-agosto-2012) solicitándole que se lo enviase al comité ad hoc, que lo había solicitado. ¿Cómo se escribió la respuesta del RUM, la que él debió supervisar como Director del CID en 2010, a los señalamientos originales de la NSF? El Rector Rivera-Santos no ha obrado con buena fé para resolver, junto al Senado del RUM, el problema con la NSF. 7

e- Desde abril-2012, tanto el Senado como las Facultades de Artes y Ciencias y la de Ingeniería han insistido, verbalmente y en resoluciones aprobadas en dichos foros, que la Administración del RUM debe realizar con energía las gestiones posibles ante la NSF para separar la consideración de los señalamientos al Recinto de aquellos que corresponden al Centro de Recursos para Ciencia e Ingeniería, que está adscrito a la Administración Central de la UPR. (Nota: Las facultades y el Senado entienden que el Recinto no tiene influencia efectiva en la diligencia y las soluciones que proponga e implante la Administración Central a sus 24 señalamientos. También fue claro a las facultades y al Senado que la suspensión ejecutada por la NSF el 23-abril-2012 no afectaba a 10 de los 11 recintos de la UPR, lo que en efecto implica que se estaban separando las unidades del Sistema UPR ante la NSF.) f- El Rector Rivera-Santos se ha negado a portar la petición de las Facultades y el Senado, y más recientemente se ha negado a firmar, en su calidad de Presidente del Senado, la resolución del cuerpo que pide a nombre de la Comunidad Académica del Recinto la consideración separada de los casos y señalamientos del RUM. Esta actitud antidemocrática del Rector Rivera-Santos (contraria al voto de una mayoría abrumadora del Senado en este asunto, y ocurrida en reunión presidida por él mismo) es en violación de su obligación legal y reglamentaria como Presidente del Senado, y es contraria al llamado que él hizo a la Comunidad, como candidato a la Rectoría, para colaborar en la solución de los problemas del Recinto. 4- El Rector Rivera-Santos ha implantado acciones disciplinarias arbitrarias y sin sustancia en contra de líderes estudiantes. a- El Rector Rivera-Santos ha impuesto penalidades que no existen en el Reglamento de Estudiantes de la UPR (e.g., "probatoria permanente") y sin demostración de cargos, a por lo menos un estudiante. En el caso en cuestión la acusación contra el líder estudiantil es que miró de forma extraña a un funcionario de la Biblioteca General del RUM. Aún luego de descartada la acusación por insuficiencia de cargos, el Rector Rivera-Santos impuso la "probatoria permanente" sobre el estudiante. b- El Rector Rivera-Santos ha impuesto suspensiones de facto de todo un año a estudiantes sobre la base de cargos sin sustancia y acusaciones arbitrarias que jamás fueron probados por los abogados del Recinto. Sobre el mismo estudiante y por el mismo caso mencionado anteriormente, esta suspensión de facto ocurrió de la siguiente forma: incluyó una suspensión durante el semestre en curso, ocurrida en noviembre de 2010 (??), y un retraso en cancelar la suspensión en el semestre siguiente. La resolución de la suspensión original se dilucidó en vista preliminar del 10-enero-2011, sin estipular perjuicio contra el estudiante, pero cuyos trámites posteriores no se completaron hasta febrero de 2011, varias semanas después de comenzado el segundo semestre académico. Estos procesos convirtieron la suspensión inicial en una efectiva para todo un año de estudios. 8

c- El Comité de Consulta para la Designación del 12mo Rector del RUM cursó una carta (fechada 20-octubre-2011) al Rector Interino Rivera-Santos por las acciones de, por lo menos, un miembro de su grupo de trabajo quien trató de amedrentar al Presidente del Consejo General de Estudiantes por dirigirle preguntas al candidato a rector en propiedad, Doctor Rivera-Santos, durante el Foro de los Candidatos. 5- El Rector Rivera-Santos ha fallado en defender los procesos institucionales para la consideración de los ascensos del profesorado. a- Aunque la Ley y el Reglamento de la UPR confieren únicamente la potestad para examinar (i.e., para rechazar o conceder) los casos de ascenso y permanencia del profesorado a la Junta Administrativa del RUM, el Rector optó por apoyar desde octubre de 2009 la congelación efectiva de todos los ascensos del personal docente. b- La congelación efectiva de los ascensos fue apoyada por el Rector Rivera-Santos aún después de que su administración identificara y prometiera la existencia de fondos recurrentes institucionales para la concesión del primer escalafón de ascensos, y aún a pesar de que el Senado apoyó el que el Recinto recobrara el ejercicio de su autonomía en la evaluación y adjudicación de los ascensos de sus profesores.

9

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful