You are on page 1of 1

Importancia de la proteína microbiana en rumiantes

Tu futura mansión
Por el padre Miguel Ángel Pérez Magaña padre.miguel.angel@hotmail.com

Ingenieros en sistemas pecuarios Juan Carlos Márquez Romero Víctor Daniel Orozco Valadez Aldo Villalobos Robledo Néstor Alfonso González Gutiérrez Centro Universitario de los Altos, Universidad de Guadalajara
Los órganos y tejidos de los seres vivos están constituidos fundamentalmente de proteínas. Estas son sometidas a constantes cambios y reacciones de catabolismo debido al constante estado dinámico de las células. De tal manera éstos compuestos orgánicos son fundamentales para la vida de las células. Los rumiantes (poligástricos) por su adaptación morfofisiológica de la parte anterior de su estomago le permite convertir alimentos fibrosos y proteínas de baja calidad, incluso NNP (nitrógeno no proteico), en nutrientes de calidad como son la proteína microbiana y los ácidos grasos volátiles. La utilización de productos vegetales (oleaginosas) como soya, canola, alfalfa, etc., y animales (harinas de pescado, hueso, viseras, etc.) incrementa los costos de producción y aumenta los riesgos y dependencia del sistema productivo. Sin embargo, la proteína microbiana producida en el rumen proporciona más de la mitad de los aminoácidos absorbidos por los rumiantes y pueden constituir entre el 70 y 100 % del nitrógeno disponible en el tracto digestivo. La síntesis de proteína microbiana depende de diferentes factores como las fuentes de proteínas, el nivel de consumo voluntario, la sincronización de las funciones ruminales, el reciclado ruminal de microrganismos y los factores antinutricionales de las plantas que consumen. La proteína microbiana tiene un papel de especial importancia en rumiantes alimentados con dietas de alto contenido de fibra y bajo contenido de N. Esta llega a ser la única fuente de proteínas para el animal y por lo tanto la fuente para el mantenimiento y la producción de carne o leche.

Un hombre rico soñó que moría e iba al cielo. San Pedro le daba un tour por una calle muy hermosa en la que todas las casas eran auténticos palacios. “Esa”, le dijo San Pedro, es la casa de uno de tus criados”. “Si mi criado tiene una casa tan magnífica, me muero de ganas por ver mi futura mansión”, exclamó el hombre rico. Llegaron a una calle estrecha y de casas pequeñitas . “Tú vivirás en esa cabaña”, le dijo San Pedro. “Yo, vivir en esa choza”, dijo indignado y furioso. “Esto es lo único que te podemos ofrecer. Tienes que comprender que aquí construimos las casas con los materiales que nos envían desde la tierra”, le explicó San Pedro. Jesús afirma con claridad que sólo entrarán los que hayan sido juzgados dignos. La Madre Teresa de Calcuta decía: “Si das lo que no necesitas, eso no es dar”. Recuerden que la persona más rica no es la que tiene más, sino, la que necesita menos y sabe compartir. Qué bien afirmaba aquella religiosa santa y que lleva por nombre Madre Teresa de Calcuta cuando decía que no es verdaderamente meritorio si damos de las sobras a quienes solicitan que les ayudemos, como aquel pordiosero que arrojó un pan a la ventana de la casa de una señora y le rompió el vidrio; cuando le preguntó por qué rompía su vidrio contestó que él no tenía la culpa de haber recibido un pan duro de 15 días, pues si le hubieran dado un pan blandito con posibilidades de poderse comer, el vidrio no se hubiera roto. Cuántas veces andamos regalando a los pobres comida en mal estado, ropa sucia y rota, buscamos en el monedero, o en le bolsillo la moneda más pequeña para regalarla y todavía estamos creyendo que es una gran obra de caridad.

10

7 días Sábado 1 de diciembre de 2012