You are on page 1of 22

UNIVERSIDAD ESTATAL A DISTANCIA VICERRECTORRÍA ACADÉMICA

ESCUELA DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN LICENCIATURA ENSEÑANZA DE LOS ESTUDIOS SOCIALES Y CIVICA SEMINARIO REFLEXIONANDO NUESTRO FUTURO EDUCATIVO TUTOR: DENIS ALVARADO MONGE

RESOLUCIÓN ALTERNA DE CONFLICTOS ESTUDIO DE CASO: ESTUDIANTE VÍCTIMA DE BULLYING EN EL AULA.

Trabajo realizado por:

Marianella Chaves Aguilar Sara Soto Orozco Alexander Villalobos Fernández Laura Villalobos Fernández

III CUATRIMESTRE, 2012

1|P á g i n a

Calificación
Aspecto evaluado en grupo 1. Portada y tabla de contenido. 2. Introducción y justificación. 3. Fundamentación jurídica, ética y contextual. 4. Descripción de la problemática. 5. Planteamiento completo de la solución. 6. Conclusiones. 7. Bibliografía en formato APA 6th. TOTAL POR GRUPO Calificación Obtenida Porcentaje obtenido por aspecto

Co-Evaluación
Nombre del estudiante % obtenido del trabajo en equipo 5 5 5 5 % total obtenido por la coevaluación 5 5 5 5 Total por estudiante

Marianella Chaves Sara Soto Alexander Villalobos Laura Villalobos

2|P á g i n a

Tabla de contenidos
Calificación .............................................................................................................. 2 Co-Evaluación ......................................................................................................... 2 Introducción ............................................................................................................. 5 Justificación ............................................................................................................. 7 Fundamentación Jurídica, ética y contextual........................................................... 8 Descripción de la Problemática ............................................................................. 11 Selección del Caso: Estudiante víctima de bullying en el aula. .......................... 11 Describir los hechos claves, tanto estáticos como dinámicos que definen la situación. ............................................................................................................ 12 Descubrir las relaciones significativas que se dan entre los distintos hechos .... 13 Planteamiento completo de la solución o soluciones alternas .............................. 14 Solución al conflicto ........................................................................................... 14 Estrategias o técnicas para resolución de conflictos. ......................................... 15 Estrategia de resolución alterna ..................................................................... 15 Presentarse de manera asertiva ..................................................................... 18 Debate ............................................................................................................ 19 Semana de la NO violencia ............................................................................ 19 La caja de sorpresas....................................................................................... 19 Conclusiones ......................................................................................................... 20 Bibliografía ............................................................................................................ 21

3|P á g i n a

4|P á g i n a

Introducción

El fenómeno del bullying se ha instalado y apoderado de las instituciones educativas. Donde los estudiantes son partícipes activos de un fenómeno con repercusiones a nivel social. Ciertamente no podemos generalizar y es posible que quizás existan centros educativos donde este fenómeno no se presente en forma alarmante o significativa, pero en realidad son muy pocos. Lo más sorprendente de todo ello, es que contribuye a empeorar aún más la situación, es que el maltrato y el acoso entre iguales se ha naturalizado, por lo que los diversos agentes involucrados, como pueden ser los padres de los estudiantes, los profesores, la institución en sí, y la sociedad en su conjunto, no reaccionan como se esperaría, sino que muchas veces (sino la mayor de las veces) responden con indiferencia, intimidando muchas veces a la misma víctima, culpándola de ser la responsable de ser la causante de sus propias agresiones. Según Cerezo, mencionado por Salgado (2009), el bullying lo define de la siguiente manera:
El bullying es una forma de maltrato, normalmente intencionado, perjudicial y persistente de un estudiante o grupo de estudiantes, hacia otro compañero, generalmente más débil, al que convierte en su víctima habitual, sin que medie provocación y, lo que quizá le imprime el carácter más dramático, la incapacidad de la víctima para salir de esa situación, acrecentando la sensación de indefensión y aislamiento. (Salgado, p. 8).

Además se debe tomar en cuenta, que se distinguen diferentes formas de maltratar, acosar o agredir a los iguales, pudiendo ser: maltrato físico directo (pegar, amenazar con armas) o indirecto (robar, esconder las pertenencias), maltrato verbal directo (insultar, poner apodos) o maltrato verbal indirecto (expresarme mal de una persona, hablar mal de ella), la exclusión social directa (aislada y no admitirla dentro del equipo) o exclusión social indirecta (ignorar, menospreciar).
5|P á g i n a

En el Estudio de Caso de nuestra investigación la estudiante de agresiones verbales directas e indirectas, maltrato físico y de exclusión social directa e indirecta. A tal punto casi de no querer volver al Colegio y sentirse que no valía nada como persona entrando en una grave depresión psicología y social. Es este es una caso de tanto que pueden existir y que se viven a diario en nuestros salones de clase, por la necesidad de construir, alentar, motivar una cultura de paz, o como lo menciona Vega “La respuesta estaría dirigida a los procesos de socialización, que tienen una incidencia directa con la forma en que las personas enfrentan las situaciones diarias y en la poca visión para prevenir y resolver conflictos”. (Vega, 2005, p. 7).

6|P á g i n a

Justificación
Las relaciones sociales son parte esencial de la vida de todos los seres humanos; inicia en nuestros hogares y debe continuar tanto en la comunidad como en el proceso de enseñanza aprendizaje, ya que la influencia de todos los actores sociales cala positiva o negativamente en nosotros. En todas las relaciones humanas van a existir conflictos, como lo menciona Vega “Los conflictos son consustanciales a los seres humanos, son la convivencia de éstos en sociedad y no son propios parte de de los

adultos” (Vega, 2005, p.6). Intentar resolver estos conflictos de manera adecuada permitirá que la persona desde niño se prepare para “desarrollar habilidades y destrezas que le permitan solucionar los problemas más complejos que irán surgiendo con el paso de la vida” (Vega, 2005, p.6). Aun así, es común, en el ambiente educativo, que cuando en alguna relación se haga una fisura, no se comprenda como solucionar el problema, y se recurran a casos de agresión. Por esta razón es que, en la educación de nuestro país, y a nivel mundial, se han ido concretando más y más casos de “bullying” (acoso, intimidación o agresión en cualquiera de sus formas) a algún estudiante que no “encaja” con los demás. La pertinencia de un trabajo de esta índole es que nos permitirá conocer más acerca del fenómeno llamado bullying; además, es una circunstancia que ocurre en el entorno estudiantil, por tanto, como docentes, debemos mantenernos atentos e informados sobre esta situación; pues desgraciadamente este fenómeno ha cobrado muchas vidas, debido a que los chicos y chicas que sufren de bullying y al no ser escuchados prefieren quitarse la vida a seguir bajo la sumisión de otro.

7|P á g i n a

Fundamentación Jurídica, ética y contextual
“Bullying” es una forma de hostigamiento donde una persona o grupo de ellas atentan y asedian a otra persona y que paulatinamente conforme la impunidad en algunos casos se da o en el silencio de la víctima, el terreno de operación de los que incurren en prácticas de bullying se extiende hasta fuera de las aulas. Por lo general la víctima no toma medidas de defensa y se encierra en un mundo de soledad donde poco a poco se llena de inseguridad, desconfianza, desmotivación y posteriormente entra en depresión. Para muchos científicos esta problemática es llamada “la epidemia silenciosa”, muchos padres de familia, estudiantes e incluso docentes de primaria y secundaria ignoran los sucesos y optan por el silencio. En Costa Rica lamentablemente no existen medidas legales rigurosas que regulen y normen los casos de bullying, y tampoco está contemplado en nuestra legislación al hostigamiento en el campo educativo como prácticas prohibidas y sancionables. Las penalizaciones más notorias se dan dentro de los centros educativos donde en algunos de estos casos se castigan con medidas disciplinarias pero no trascienden más allá de las instituciones educativas. Existe un artículo en el Código Civil, se trata del número 22 donde se proponen indemnizaciones y tratar de frenar el abuso mas no así se penaliza. Por otro lado, en el artículo 33 de la Constitución Política se expresa “toda persona es igual ante la ley y no podrá hacerse discriminación alguna contraria a la dignidad humana” En este país también existe una ley llamada “Ley contra el acoso laboral en el empleo y el hostigamiento en el campo educativo” donde en el capítulo II, artículo 16 referente a medidas cautelares, en su punto número 2 que hace alusión al hostigamiento en los centros educativos se exponen las siguientes medidas:
8|P á g i n a

En el centro educativo a) Ordenar la reubicación del estudiante del aula en donde ocurre la situación de acoso. b) Ordenar al o a los denunciados que eviten el contacto directo por cualquier vía con el acosado u hostigado. c) Ordenar al acosador o acosadores que se inhiban de todo acto que mancille o denigre la imagen de la víctima, sea por medios directos, al modo de corrillos o chismes, como por vías indirectas como anónimos y grafitis que serán presumiblemente atribuidos a ellos o, por Internet y otros electrónicos. d) Todas aquellas que protejan oportunamente al (la) estudiante en papel de víctima presumible. (Asamblea Legislativa, 2011, p. 18) medios

Curiosamente este tipo de legislaciones en contra de una problemática social tan grave como el bullying demuestra la inoperancia del Estado y la incapacidad de los altos dirigentes gubernamentales de conformar reglas y normas de convivencia clara que regulen la socialización de las personas en aras de una sociedad más equitativa y llena de valores. Otro aspecto curioso de esta ley y que resulta hasta gracioso es que en el capítulo III referente a las medidas correctivas solo se incluye un apartado referente al acoso educativo, este es el apartado i que manifiesta:
i. En el caso del hostigamiento escolar, los daños provocados en el contexto del acoso, sea sobre el inmueble del centro educativo o las propiedades de los acosados, serán asumidos por los padres de familia, si se trata de menores de edad, o por los acosadores, en un plazo perentorio, no mayor a tres meses.

(Asamblea Legislativa, 2001, p. 20) Las principales recomendaciones de esta ley a los centros educativos es que categoricen las acciones de bullying y de hostigamiento como faltas que vayan de leves a gravísimas según el nivel de complejidad y daño. En el caso de México la legislación va más allá, esta ley mexicana penaliza y sanciona a las personas que practiquen la impunidad. De este modo se incluyen docentes y padres de familia. Esta práctica lleva a que todos los actores involucrados en los abusos y acosos escolares tengan que actuar y denunciar, el silencio es penalizado.
9|P á g i n a

Ante lo expuesto anteriormente acerca de la legislación resulta casi imprescindible pensar que lo más óptimo en casos de Bullying es apelar a la ética profesional y no solo a eso sino también a la dignidad humana. Por lo general, lo que trasciende cuando un caso de bullying es evidente es la impunidad y la indiferencia. Muchas veces no se actúa por miedo o por simplemente inoperancia profesional. Casos como estos nos competen a todos y más en nuestro ámbito laboral debido a que somos docentes, es decir, somos educadores, formadores de estudiantes comprometidos con una sociedad donde se debe promover la equidad, los valores y ante todo la interculturalidad. Estamos llamados a cumplir con nuestra ética y no permitir abusos de esta dimensión, debemos denunciar estos actos, castigarlos y llevarlos hasta las últimas consecuencias. Si bien es cierto, los contextos donde se centra el epicentro de los diversos tipos de bullying son distintos y consecuentemente no se percibe un entorno similar donde en muchas ocasiones la violencia y las respuestas a estímulos de castigo se vuelven más hostiles y conllevan a un conflicto social más generalizado, no es excusa para callar y mantener la indiferencia y la impunidad. El ámbito contextual nunca debe primar por encima de la ética. Un daño psicológico en un niño o adolescente provocado por el bullying en la mayoría de ocasiones genera graves daños, además son nuestros estudiantes las víctimas de este mal y nos afectan directamente. La sociedad costarricense requiere ciudadanos capaces de interponer un alto a la violencia e incentivar a la juventud para que promuevan valores de interculturalidad donde la ética prime y prevalezca por encima de todo.

10 | P á g i n a

Descripción de la Problemática
Selección del Caso: Estudiante víctima de bullying en el aula.
El caso que describimos a continuación es una estudiante del Colegio Nocturno, residente en la provincia de Cartago cantón de Turrialba, de nacionalidad costarricense, vive en el pueblo de Guayabo a 19 km del cantón. Tiene la edad de 15 años y cursa el nivel de octavo. Vive con sus madre, la cual es jefa de hogar, labora en el campo y realiza oficios domésticos para llevar sustento al hogar, tiene dos hijos menores, la estudiante le ayuda en el día a su madre en el trabajo de campo y el cuido de sus dos hermanos, por la tarde se prepara para ir al colegio, donde se tiene que trasladar en bus desde Guayabo a Turrialba, y al terminar el Colegio igual, trasladarse de noche a su pueblo. Se trata de una estudiante víctima de bullying en el salón de clase. Una compañera empezó a aislarla en el grupo, y como era una estudiante líder (poder sobre el grupo), los demás compañeros empezaron a hacer lo mismo. Durante algún tiempo la joven guardó silencio y no comentó con nadie lo que sucedía, los compañeros la ofendían de palabra y en ocasiones lanzaban sus pertenencias al suelo, no querían trabajar con ella en subgrupos. La víctima en inicio de depresión, le contó a la madre lo que sucedía, la madre acudió al colegio Nocturno donde la víctima estudiaba para buscar ayuda. El personal docente y administrativo estuvieron anuentes a tomar cartas en el asunto y tratar de buscar soluciones pacíficas al conflicto. Tanto las orientadoras, como profesores, y dirección administrativa del Colegio Nocturno, familiares (madre) de la afectada, los padres de la estudiante acosadora, pusieron todo lo que estaba al alcancen para darle apoyo a la estudiante y tratar de mitigar dicha situación conflictiva. La intervención en este caso consistió en lo siguiente: 1. Se habló con la estudiante afectada y la madre le brindó todo su apoyo.
11 | P á g i n a

2. Se brindó estrategias a la madre para fortalecer la autoestima de su hija y se le dio seguimiento por parte de las orientadoras y personal administrativo-docente. 3. Se habló con los padres y la estudiante que aislaba a su compañera para propiciar un cambio de actitud. 4. Se trabajó a nivel grupal para evitar que continuara el rechazo hacia la joven, mediante las siguientes estrategias:    Valores (cuentos y actividades sobre tolerancia y respeto). Técnicas sobre la cultura de paz. Estrategias para el manejo de conflictos. Los resultados dieron efectos positivos, porque la situación mejoró y la estudiante se fue sintiendo mejor con el grupo, poco a poco fue aceptada por sus compañeros. Todavía es un caso que se le sigue dando seguimiento para buscar alternativas de solución y evitar que este hecho no se repita con frecuencia dentro de las aulas.

Describir los hechos claves, tanto estáticos como dinámicos que definen la situación.
a. Hechos significativos referidos a las personas implicadas.  Aislamiento.  Afectación de la madre al ver a su hija triste, deprimida, angustiada.  Baja autoestima, al ser que no es aceptada por el grupo en el aula.  Padres angustiados por el rechazo de su hija y por otra parte los padres que ven que su hija externa poco valores en sus compañeros, maltratando a su compañera de aula y hostigando a que otros también lo hagan. b. Hechos relacionados con aspectos y variables contextuales.  Espacio físico (ambiente poco agradable, aulas en mal, estado), pocos espacios para compartir y dedicarse a actividades recreativas.  Las características del grupo escolar.

12 | P á g i n a

 Las condiciones de vida, familias de escasos recursos, la mayoría de los estudiantes trabajan, por tanto no tienen espacios para compartir con sus familiares, contarles de sus problemas o situaciones que les acosan.  Ubicación geográfica viven en barrios de la periferia y comparten con personas que no tienen responsabilidades educativas y de trabajo. c. Hechos vinculados a las relaciones interpersonales.  Convivencia hostil.  Son familias aisladas y poco comunicativas  Relaciones familiares son poco estrechas, poco afectivas.  No existe una comunicación directa de madre a hija o viceversa.

Descubrir las relaciones significativas que se dan entre los distintos hechos
a) Determinación de los elementos significativos de la situación:     Afectación de la estudiante víctima y la estudiante acosadora. Bullying o acoso, agrediendo a la víctima verbalmente en forma directa e indirecta. Inclusión social directa e indirecta. Convivencia pacífica dentro del aula, para que la afectación psicosocial y educativa no afecten a la víctima en el transcurso del presente curso lectivo y a futuro. b) Identificación de los elementos y tiempos decisivos de la situación:    Momento decisivo, para exponer su situación y hacerle frente a al conflicto. Tomar la decisión, para ser tratada, lograr que la compañera acosadora y los compañeros la acepten dentro del grupo. Apoyo brindado por parte de su madre, los docentes-administrativos de la Institución educativa y el aporte personal de la estudiante afectada.

13 | P á g i n a

Planteamiento completo de la solución o soluciones alternas

Solución al conflicto
Las alternativas que se lleven a cabo para contrarrestar los efectos del bullying, debe convocar a varios actores: a los estudiantes, a los profesores, a los padres de familia y a los administrativos de las instituciones educativas. Según EducarChile (2009), las estrategias más eficaces “son las que pueden entenderse como integrales, aquellas que incorporan a toda la comunidad escolar y operan en los distintos niveles”. (Sin página) Es fundamental considerar en un primer punto dentro de la resolución de conflictos escolares, que siempre se debe buscar la forma más adecuada de responder a la problemática que se da dentro del salón de clase, buscando una forma pacífica y que no sea el docente quien mediante sus llamadas de atención sea quien resuelve los problemas, sino que más bien sea el propio estudiante quien, mediante la guía del docente logre sacar satisfactoriamente la tarea, ya que se considera esta forma como la más efectiva, de no ser así,
estas soluciones impuestas pueden generar malas relaciones entre los actores más importantes del proceso educativo, los docentes y los alumnos, lo que va a provocar un ambiente escolar cargado de limitaciones basadas no en el respeto, sino en el temor a las jerarquías, o en la incomprensión de las razones por las que los adultos resuelven las situaciones de una u otra forma; pues los niños son personas capaces de generar a partir de los conflictos, organizaciones sociales y políticas que les permitan negociar sus intereses reales, según su experiencia de vida y madurez emocional. (Vega, 2005, p.

8). Por lo que es indispensable preparar estrategias o técnicas que ayuden a los estudiantes a poder resolver los conflictos siendo partícipes directos en ellos. Es recomendable que las estrategias, llevadas a cabo para mejorar las relaciones

14 | P á g i n a

de convivencia, estén dirigidas hacia ciertos puntos, como lo menciona Benítez (2012, p.89-90)
- Fijar de manera compartida normas claras y realistas, susceptibles de ser cumplidas. - Que el centro de interés gire sobre las necesidades e intereses de los alumnos. - Realizar actividades y tareas en equipo, propiciando el saber compartido a través del aprendizaje cooperativo. - Generar un rol del profesor activo, modelador y proactivo. - Propiciar que el plan de estudios aprendizaje de cada alumno. se adecue a las posibilidades de

- Promover la autonomía, la responsabilidad y compromiso del alumno. - Que se reconozca y atienda a la diversidad de raza, cultura y necesidades del alumno. - Elogiar y estimular no sólo los resultados y productos sino también los esfuerzos y empeño de los alumnos. - Confiar y respetar los aportes y reconocer las limitaciones y potencialidades de cada uno. - Recurrir a la presión de grupo como elemento de control personal y social.

Estrategias o técnicas para resolución de conflictos.
Estrategia de resolución alterna

Es indispensable preparar estrategias o técnicas que ayuden a los estudiantes a poder resolver los conflictos siendo partícipes directos en ellos. Para ello, como un primer punto se puede desarrollar una actividad denominada “El Diario”, la cual será sumamente efectiva como actividad de inicio, ya que nos permitirá conocer las características que presenta el grupo, en dicho diario, podemos ir anotando por día los actos o actitudes de cada uno de los estudiantes,

15 | P á g i n a

con el fin de ir preparando los distintos talleres o temas transversales, basados en las necesidades del grupo. Posteriormente, el (la) docente procederá a evaluar las necesidades de los estudiantes, realizando una lista de preguntas, como por ejemplo y según García y Ugarte:
1-¿Qué saben los alumnos sobre sus compañeros? 2-¿Existe un ambiente de cooperación en el aula? 3-¿Se llevan bien entre ellos? ¿Se ven contentos? 4-¿Hay niños o jóvenes con serios problemas emocionales? 5-¿Existen marcadas diferencias sociales y económicas o de edad entre ellos? 6-¿Hay argollas o grupos cerrados? 7-¿Se burlan unos de otros? 8-¿Se excluye a alguno o algunos de los juegos o actividades? 9-¿Existen grupos dominantes? 10-¿Mis alumnos se sienten bien con respecto a sí mismos y a los demás? 11-¿Saben escuchar y comunicarse claramente? 12-¿Se pelean con frecuencia? ¿Hacen cosas a mis espaldas? (García y

Ugarte, 1997, p. 23). Una vez identificado el problema, surgido del diagnóstico anterior, que es la prevalencia de un niño que por presentar problemáticas de violencia, es rechazado y maltratado por sus compañeros. Se realizará una actividad, denominada: “Árbol de la violencia y árbol de la no violencia” (García y Ugarte, 1997, p. 52), el cual consiste en que la (el) docente haya realizado con anticipación un mural de una árbol, con raíces y frutos que colocará en la pizarra, donde los estudiantes en orden pasarán a anotar en cada uno de los frutos o raíces una palabra clave, respondiendo de esta forma a las siguientes preguntas: ¿Cuáles son las raíces de la violencia?; y donde el docente proporcionará ejemplos, tales como: discriminación, injusticia, entre otros; y que irá colocando en las raíces del gran árbol, y la otra pregunta será ¿cuáles son los frutos de dicha violencia?, y de igual forma el guía facilitará ejemplos, como: muerte, pobreza, entre otros.

16 | P á g i n a

Posteriormente, de la misma forma, se realiza un árbol de la no violencia y se realizan dos preguntas, por ejemplo: ¿Cuáles son las raíces de la no violencia? y ¿Cuáles son los frutos de ésta? A continuación, se realiza una comparación entre ambos árboles, donde los estudiantes deben realizar sus aportes, y responder porqué una raíz se confunde con un fruto en el árbol de la violencia, y cuál es el fruto que cada uno de ellos genera, así mismo, se pretende que los estudiantes puedan identificar las ventajas y desventajas que se muestran a raíz del estudio de cada uno de los árboles, de igual forma que puedan sugerir cuál es la forma más fácil y llevadera de convivir en el aula, así mismo, crear un ambiente de sumo respeto hacia sus compañeros, para con ello plantear posibles soluciones hacia el tema de la violencia. Seguidamente, se realizarán actividades donde el estudiante realizará un auto-análisis de sí mismo en el aula y de cuál es su actitud ante sus compañeros mediante la técnica denominada las “Quince cualidades”, en ella deben escribir en una hoja 15 cualidades de sí mismos en un minuto, esto ayudaría a que los estudiantes se den cuenta de lo interno y lo valioso que son. Como continuación al ejercicio anterior, se pretende que el estudiante responda una serie de preguntas, con el fin de que éste tome conciencia de la actitud que está tomando en el salón de clases y reflexione si actúa responsablemente o no. Las preguntas pueden ser las siguientes:
1-¿Cómo me siento cuando soy amable con un amigo? 2-Si le pego o grito a un compañero él se sentirá…………………………. 3-Cuándo alguien se ríe o burla de mí, yo………………………………….. 4-Lo que yo hice alguna vez por un amigo fue……………………………… 5-¿Alguna vez no he participado en algún juego por miedo a perder? 6-Una vez que me sentí bien por algo que un amigo hizo por mí fue………………………………………………………………………………… 7-A veces insulto o pongo apodos porque………………………………….. 8-Puedo reconocer porqué tengo ciertas reacciones (rechazo, defensa, amenaza, acusación, agresión), ante diversas situaciones. (García y Ugarte,

1997, p. 32).
17 | P á g i n a

Esta actividad se realizará a manera de cierre, donde los estudiantes aportarán de acuerdo a lo vivido cómo consideran que se puede evitar o mitigar la violencia en las aulas, qué valores debe reinar en el aula para que exista la paz, y que actitudes negativas se deben eliminar de la práctica cotidiana en el salón de clases. Todas las actividades anteriores corresponden a una estrategia que debe llevarse a cabo por etapas, dentro del salón de clases donde se presenta el conflicto. La relevancia de la solución alternativa es que se le muestras al decente una estrategia utilizable en cualquier contexto. Como anexo, se le presentan a los docentes otro tipo de estrategias, que se pueden realizar para reforzar el tema de la cultura de paz o reforzar la autoestima de los chicos, las cuales son las siguientes:

Presentarse de manera asertiva

En la primera etapa, los estudiantes van a recalcar sus virtudes, como lo menciona Sag, el objetivo de esta activadas será que “el alumnado aprenda a hablar de sí mismo de forma positiva, realzado sus virtudes, dejando a un lado las percepciones negativas de sí mismo”. (Sag, 2007, p. 8). Para realizar la actividad, todos los participantes pueden sentarse en el suelo o en las sillas (pero acomodadas en círculo); el docente les dará una tarjeta donde individualmente y sin que nadie la vea, escribirán una característica positiva de ellos. Luego, colocaran la tarjeta en un lugar visible (ayudados por una gasilla o cinta) y le expondrán al grupo por qué creen que esa es su mejor virtud. Cuando todos hayan expuesto su fortaleza, las tarjetas se intercambiaran y la persona que recibió una nueva tarjeta debe explicar que podría hacer con esa cualidad. Sin duda alguna, todos los chicos y chicas participaran y se darán cuenta que pueden aprender mucho del compañero o de la compañera de al lado, pues no solo tienen cosas que no nos gustan sino que tienen características asertivas. Y las personas que se sientan un poco “fuera de lugar” van a poder sentirse parte del grupo, ya que puede que alguien más tenga su misma cualidad o que al no mencionar cosas negativas, recupere su confianza.
18 | P á g i n a

Debate

Una vez que el docente (o un profesional en algún área, por ejemplo, un psicólogo) les explique a los estudiantes acerca del bullying, se podrá realizar un debate donde los jóvenes expondrán sus puntos de vista: ¿Cómo se puede evitar? ¿Qué pueden hacer? ¿A quién solicitar ayuda? Entre otras. Cuando a los estudiantes se les menciona un tema que es de su interés, porque lo están viviendo o conozcan algún caso, es más fácil que comprendan que la violencia no es, ni será nunca, un método valido para resolver un conflicto.

Semana de la NO violencia

En esta semana los docentes, los estudiantes y los administrativos participaran en una serie de actividades donde se busca fortalecer la resolución pacífica de conflictos. Dentro de las actividades que se pueden realizar, están poesías, cuentos, foro- cine (películas o videos), charlas, teatro, música, entre otros. El fin principal es que los participantes comprendan la necesidad de disminuir la violencia dentro de la institución educativa.

La caja de sorpresas

Muchas veces el agresor irrespeta las pertenencias de sus compañeros o de las personas agredidas, lanzando los cuadernos o los útiles de los mismos al suelo. Una actividad que se puede realizar para aminorar esa situación es con la caja de sorpresas, que:
Consiste en dar al grupo una caja […] para que coloquen cotidianamente los objetos que se encuentren. […] se promueve el valor de la honestidad pues nadie se queda con lo que no es suyo y se facilita que los objetos perdidos regresen a su dueño. (Dirección de Educación Especial, 2011, p.12)

Es importante, que el docente establezca que al final del año se le dará un diploma de Honestidad a cada uno de los participantes, por la labor efectuada, venciendo la tentación de robar e inclusive, colaborando para que uno de los niños que ha sido intimidado recupere sus objetos.
19 | P á g i n a

Conclusiones

El bullying es un fenómeno general que se produce en todos los estratos sociales y en todos los países; este conflicto trae consecuencias negativas y desunión por una parte del grupo hacia un compañero o compañera que es agredida de diversas maneras, además, se le aísla y se ignora. En el estudio de casos, se demuestra como una estudiante de octavo año de un colegio nocturno en Cartago, sufre de bullying debido a que una líder decide aislarla y los demás la siguieron. La chica recibía, principalmente, agresiones verbales y psicológicas. Con el grupo, se lograron realizar algunas estrategias que lograron controlar la situación que se estaba desarrollando dentro del salón de clases; además, de brindarle estrategias de autoestima a la joven. Hay que poner especial atención al contexto donde se desenvuelve el estudiante, pues como lo menciona Oñederra, “Aunque todos los casos de acoso escolar tienen elementos comunes que les caracterizan como tal, cada situación es única porque los implicados y su entorno así los son”. (Oñederra, 2008, p. 50). Cuando un chico o chica sufre de agresión y un docente lo logre identificar, se establezcan una serie de objetivos específicos para poder desarrollarlos dentro de la clase. Hay que recordar que no sólo debe intervenir el docente, sino también los estudiantes, los administrativos e incluir a los padres de familia. Siempre, en educación, el centro de interés debe ser las necesidades del estudiante, si alguna de las necesidades básica de los seres humanos (pirámide de Maslow) no se cumple a cabalidad o está insatisfecha, no se puede pasar al siguiente nivel, por tanto va a existir un estancamiento emocional por parte de la persona que lo sufre. También, es relevante que los docentes promuevan actividades grupales, y que él se encargue de organizar a los subgrupos y en las instituciones educativas se debe promover una cultura de paz, que reconozca la diversidad humana.

20 | P á g i n a

Bibliografía

Asamblea Legislativa. (2011). Proyecto de ley “Ley contra el acoso laboral en el empleo y el hostigamiento en el campo educativo: Expediente n° 18.184”. Departamento de Servicios Parlamentarios. Disponible en la página web <http://www.asamblea.go.cr/Centro_de_informacion/Centro_Dudas/Lists/Fo rmule%20su%20pregunta/Attachments/663/18184%20(2).pdf>

Benítez, Luis. (2012). Bullying y convivencia en la escuela. Lima: Dennis Morzán Delgado Impresiones & empastes.

Constitución Política de Costa Rica. (1949). Varios artículos.

EducarChile. (2009). Métodos y estrategias para atender el bullying entre estudiantes. Revisado el día 19 de noviembre del 2012, del Portal de educación en la página web <

http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=194862>

Estudio de Caso. (2011). Estudiante víctima de bullying en el aula. Informe de la Institución del Colegio Nocturno. Cantón de Turrialba. Costa Rica.

Dirección de Educación Especial. (2011). Estrategias de intervención para la atención a la diversidad en el marco de la convivencia escolar. México. Disponible en la página web

<http://educacionespecial.sepdf.gob.mx/documentos/marco-convivenciaescolar.pdf>

21 | P á g i n a

Duarte, Javier. (2012). Ley número 303: Contra el acoso escolar para el Estado de Veracruz de Ignacio de la llave. Gobernación del Estado, México. En la página web <http://www.segobver.gob.mx/juridico/pdf/30.pdf>

García y Ugarte, Darío. (1997). Resolviendo conflictos en la escuela: Manual para maestros. Asociación Peruana de Negociación, Arbitraje y Conciliación – APENAC- Lima, Perú.

Oñederra, José Antonio. (2008). Bullying: concepto, causas, consecuencias, teorías y estudios epidemiológicos. Cursos de Verano EHU- UPV. Donostia, San Sebastián. En la página web <

http://www.sc.ehu.es/ptwgalam/meriales%20docentes%20curso%20verano %202008/1.%20Bullying%20aproximacion%20al%20fenomeno%20Onederr a.pdf>

Sag, Lydia. (2007). Estrategias de intervención contra la violencia escolar. Revista Digital Innovación y Experiencia Educativas, n°13. Diciembre 2008.

Salgado, Cecilia. (2011). Revisión de las Investigaciones acerca de Bullying: Desafíos para su estudio. Disponible en la página web <

http://www.alfepsi.org/attachments/article/96/6%20Revisi%C3%B3n%20de %20las%20investigaciones%20acerca%20del%20bullying%20desaf%C3% ADos%20para%20su%20estudio%20-%20Salgado.pdf>

Vega, Rolando (2005). Resolución alterna de conflictos en el ámbito educativo: Hacia una cultura de paz. Revista Futuros, n° 10. Vol. III. En la página web <http://www.revistafuturos.info>

Vicenst, Antonio. (2005). Juegos para la Cooperación y la Paz. Actualizaciones: 09 de enero.

22 | P á g i n a