You are on page 1of 6

Montserrat Hernandez Flores

Estetica I
¿ES POSIBLE UNA DEFINICION DEL ARTE?
'(...) ella tiene miedo de no saber
nombrar
lo que no existe`
Alejandra Pizarnik
Hablar sobre arte en el siglo XXI es una labor complicada debido a que existe una diversidad
colosal de cosas que llamamos 'arte¨ sin cuestionarnos minuciosamente ¿Que es 'arte`? ¿Que
ha sido entendido v que entendemos por el termino 'arte`? Y especiIicamente reIerente al arte
contemporaneo nos surge la pregunta: ¿Por que cosas abstractas, fuera de lo ordinario, o la
inversa, cosas totalmente comunes v banales las incluimos en la categoria de 'arte`? Estas
cuestiones han estado intermitentes desde el siglo XX con la ruptura de la tradicion artistica, es
decir, desde el rompimiento con canones especiIicos para crear y para que lo creado sea
caliIicado como Arte.
Pareciera que ahora no hablamos de un canon en particular para la pluralidad, sino que la
creacion o idea de cada artista es muy peculiar; el arte de nuestro tiempo rompio esquemas al
arriesgarse a crear sin una identiIicacion especiIica, es decir, sin una identidad compartida entre
los mismos artistas como tecnicas o corrientes concretas. Actualmente es tan diversa la creacion
artistica que cae en indeterminaciones, pues surgen como nuevas Iormas de arte, ya Irecuentes:
la instalacion, el arte-objeto, performance, happenings, etc., ademas de que aparecen nuevos
instrumentos tecnologicos para crear, los cuales engendran una disparatada pluralidad de 'arte¨
aparentemente inclasiIicable e indeIinible. Asimismo, se puede entrever que se ha dejado atras
'lo bello¨ o 'lo grande¨ para ir por 'lo complejo¨, la tecnica o el simbolismo por 'la idea¨. En
este sentido, decir que el arte ha muerto, no parece tan descabellado, pues el discurso del arte
parece que esta agotado y que ya no hay nada que pueda aportar, pues cada vez es mas Iacil ver
arte por doquier, pero cada vez mas diIicil encontrar 'Arte¨ o su sentido. Se podria interpretar
esta Ialta de sentido por la desaparicion del simbolismo como caracteristica Iundamental del
arte en el arte contemporaneo, es decir, perdida de simbolizacion e ilusion de la realidad, pues
1
Cánones que,
por cierto,
tampoco han
existido
siempre.
¿
?
'la ilusion que procedia de la capacidad de arrancarse de lo real mediante la invencion de
Iormas capacidad de oponerle otra escena, de pasar al otro lado del espejo, la que
inventaba otro juego y otra regla del juego, es hora imposible porque las imagenes han pasado a
las cosas. Ya no son el espejo de la realidad: han ocupado el corazon de la realidad
transIormandola en una hiperrealidad¨
1
, en este aspecto, el arte, al perder sus iconos y degradar
su manera de Iigurar la realidad hasta el punto de no representar nada, sino de ser mera
'hiperrealidad poetica en donde las cosas se encargan ellas solas de explicarse ironicamente y
se descartan de su sentido sin esIuerzo¨
2
aparece en su aspecto mas superIicial, banal, cotidiano
e insigniIicante, en donde ya ni el espectador individual ni el publico colectivo tienen
garantizado el acceso a la comprension de las obras, pues esta ya no posee ningun tipo de
cualidad hermeneutica. En consecuencia de lo anterior surgen mas interrogantes secundarias
como ¿Que significa el arte contemporaneo para la sociedad actual? ¿Existe ese significado
en la obra misma?
Siguiendo esta linea, al decir que se han cambiado los valores bello a complejo, tecnica por
idea, se percibe una relacion entre su muerte (ya anunciada por Hegel, seguida por un Danto
esencialista y evidenciada violentamente por Baudrillard
3
) y su deIinicion. La relacion radica en
que, si el arte ha muerto o se ha destruido en tanto que ya no representa 'lo grande¨ (Hegel),
sino que se convierte en mera reIlexion de la tecnica, del contexto o de su sentido, entonces lo
que soliamos clasiIicar como arte ya no tiene sentido despues de su destruccion, y puesto que la
destruccion o el Iin marcan la pauta de un cambio teorico y conceptual, se necesita otro tipo de
deIinicion que contenga la reciente apreciacion de las nuevas Iormas emergentes de creacion
artistica.
¿Que otro trasIondo hace surgir todos estos problemas y la necesidad de deIinir el arte?
Quizas resida tambien en 'la idea de que todas las obras de arte deben ser producidas por la
1 Jean Baudrillard, El complot del arte. Ilusiones v desilusiones esteticas. p. 28
2 Ibid., p.32
3 Hegel comprendiendo el Iin del arte como obra meramente reIlexiva, para su analisis racional que ya no
representa un gozo inmediato de 'lo grande¨; Danto entendiendolo como 'el acceso a la conciencia de la
verdadera naturaleza del arte¨ (Tres decadas despues del fin del arte, p.53) es decir, piensa que el arte tiene
historicidad teleologica que debe concluir en la depuracion del arte, la llegada a su esencia; y por ultimo
Baudrillard lo comprende como mera desilusion o Ialta de representacion e iconicidad artistica que cae en lo
grotesco e irrisorio.
2
Sólo no
pierdas de
vista que esta
tesis de
Baudrillard
refiere a la
imposibilidad
de la ilusión
como una
simulación de
realidad. La
cuestión
detrás de la
desaparición
de la
dicotomía
ilusión/
realidad,
consiste en la
postulación de
que ya todo es
ilusión y ya
todo es
realidad,
hyper-
realidad. En
un mismo
movimiento que
desaparece
ambas cosas.
mano del artista, o deben ser esteticamente bellas o emocionalmente conmovedoras¨
4
,
planteamiento que encuentra Iacilmente contra-argumentos, pues hoy en dia, muchas obras
como las instalaciones o los arte-objeto no son creados por el mismo artista, sino que los Iabrica
un no-artista
5
y asimismo un gran numero de obras son violentas, extravagantes, oIensivas y
que ademas pueden no provocar siquiera una experiencia estetica o emocional que implique una
relacion sujeto-objeto en coincidencia con una expresion-impresion, las cuales provocan
rechazo por parte del espectador, pero que aun asi se anuncian como arte.
El problema de su deIinicion, de una manera intuitiva, salta a la vista por el mismo
concepto de 'deIinicion¨, pues este tiene que delimitar puntualmente lo que recae en su
proposicion, es decir, determina concretamente nuestra comprension para que nos guie en
valoraciones o rechazos posibles de una obra clasiIicada como arte; en palabras de Sixto Castro
los IilosoIos del arte intentan encontrar en una deIinicion 'condiciones necesarias y
conjuntamente suIicientes para la verdad de la aIirmacion de que un objeto es una obra de arte,
es decir, un principio que permita clasiIicar cosas muy variadas como arte y distinguirlas del
no-arte¨
6
, en este sentido, si nos atrevemos a dar una deIinicion cientiIicista o cerrada de 'arte¨,
tendriamos la Iinalidad de encontrar una esencia atemporal, abstracta e inmodiIicable en comun
que poseen ciertas obras y objetos creados a lo largo de toda la historia humana, para asi poder
distinguir el arte del no-arte de una Iorma mas objetiva o a priori, es decir, no sujeta a
cuestiones meramente contingentes y subjetivas de gusto individual o ajustando la deIinicion
unicamente a la autoridad institucional (en este ultimo caso pienso en los museos que deciden,
de Iorma importante, que es arte y que no y ademas resuelven que se exhibe y que no).
Siguiendo esta direccion, las teorias 'cerradas¨ que apelan a una deIinicion universal,
inmutable y eterna, podrian ser erroneas, pues 'si las hay en un tiempo, pueden desaparecer en
otro¨
7
, es decir, que podria no existir elementos en comun aunque si un 'codigo genetico¨
inminente a todas; yo no deIiendo esta tesis esencialista porque creo que una comprension del
arte (desde arte antiguo hasta contemporaneo) se comprende mejor cuando se contextualiza
historica y culturalmente dependiendo de los canones relativos a la epoca, (deIinicion sugerida
4 Sixto J. Castro. La problematica definicion del arte. p. 337
5 Llamese carpintero, herrero, etc.
6 Sixto Castro, op. cit., p.334
7 Ibid., . p. 338 (ReIiriendose al argumento de Wittgenstein en lo relativo a los juegos)
3

por Larry Shiner, la cual explicare posteriormente) aunque si creo que este reparo sobre la
Iactible inexistencia de un principio o propiedad inmanente que nos diga que es el arte, nos
permite dar una zancada para pensar en otra posible Iorma de deIinicion del arte, una mas
abierta: la deIinicion racimo de Berys Gaut.
Esta deIinicion bajo el concepto de racimo sostiene que 'no hay propiedades que sean
individualmente necesarias y conjuntamente suIicientes¨
8
, es decir, que no existe alguna
propiedad inherente a todas las obras de arte, sino que todas las obras consideradas como arte
deben poseer algunas caracteristicas dadas por la deIinicion; en otras palabras: no hay
condiciones individuales suIicientes y necesarias para que algo sea considerado obra de arte,
sino que el concepto racimo da criterios de propiedades para su clasiIicacion basandose en
atributos esteticos como la tecnica, la armonia, etc., y quiza ontologicos, lo que podria abrirnos
mas el panorama en donde hay cierta lista modiIicable de propiedades, en donde es suIiciente
que X obra tenga A, B o C propiedad (o todas) para ser considerada como arte. Me parece que
esta deIinicion abierta resulta problematica porque podria caer en relativismo, como el
planteado por Danto cuando enunciaba que 'cualquier cosa visible puede ser una obra visual¨
9

en donde se podrian modiIicar los elementos del concepto racimo para adaptarlos a X o Y obra
y que esta sea reconocida como arte, en otras palabras 'las obras de arte tienen una existencia
propia y pueden ir ampliando el concepto de arte, sin limites claramente determinados¨
10
, es
decir, que la diversidad contemporanea de obras emergentes, hechas de nuevos materiales y con
tecnicas tan variadas y eclecticas, tienen por si mismas en su individualidad, elementos
particulares (que no se encuentran en otra obra) que pueden ser añadidos a la lista racimo,
ampliandola sin cesar.
En un sentido mas historico, se encuentra la teoria esbozada por Larry Shiner, la cual podria
responder mas contundentemente a la cuestion ¿como afecta el tiempo al arte?, pues el sostiene
que el canon que clasiIicaba a las artes y no-artes a partir del concepto europeo dieciochesco de
las ' bellas artes¨, ha sido superado y asi, replanteando la problematica del Iin del arte
comprendiendolo como 'el Iinal de una determinada institucion social originada en el siglo
8 Ibid., p.343
9 Ibid., p.341
10 Ibid., p.347
4
Así es,
¿acaso no
podemos
vivir sin
categorías
universales
o
esencialista
s?
XVIII?¨
11
, en donde esta categoria europea, al ser una construccion historica, podria
desaparecer en cualquier momento en relacion con el contraste y la extrañeza que provoca el
arte emergente en 2012, pues estas nuevas Iormas ya no tienen lugar en una comprension
antigua dieciochesca, porque para Shiner, 'el arte no es solo una idea, sino tambien es un
sistema de ideales, practicas e instituciones que se transIorman, en este sentido, los marcos de
reIerencia pueden discontinuarse y tomar en cuenta otras posibiliades de enjuiciar lo que es arte
y lo que no.
No quiero pensar en una deIinicion determinista esencialista, intentando deIinir "lo que el
arte debe ser", pues hoy en dia el arte esta inmerso en la vida, y quizas ese sea el sentido del
arte contemporaneo: que la realidad misma sea arte y que el publico añada el signiIicado a una
obra que posiblemente, per se, no tenga signiIicado. Aunque tambien es dudable que carezca de
signiIicacion, pues es maniIiesto que se crean muchas obras de arte contemporaneo que, a mi
parecer, surgen por la inquietud del artista (o no artista 'legitimo¨
12
) de maniIestar o
materializar una idea que usualmente se acompaña de un sentimiento de catarsis, melancolia,
odio, violencia, amor, rencor, etc., o en conjuncion con juicios o reIlexiones, que bien el
espectador puede sentir en la obra, en donde 'quizas hay un enigma negativo, un misterio entre
lineas¨
13
, en la cual, mas que la labor hermeneutica, la sensacion y la emocion tomen las riendas
de la apreciacion porque este podria ser el valor mas elevado del arte. Y en este sentido podria
surgir otro problema pues ¿se cumple mas una Iuncion ontologica que estetica o viceversa?
Como conclusion, me parece que una deIinicion mas sensata para jerarquizar al arte es en la
que tenemos que contextualizarnos con la obra para poder adquirir o apreciar su valor estetico,
pues el arte puede ser la expresion de vida de una comunidad y apreciar su valor estetico o su
belleza no depende de valores o principios universales, a priori, sino que se sostiene en su
contexto, en su contenido, en su tecnica o en las tres juntas. Se debe conocer su externalidad
para penetrar en el valor de su internalidad; esto hasta podria involucrarnos emocionalmente
con el arte de otra cultura o epoca a la cual somos parcialmente ajenos. Por lo tanto, los
signiIicados, las tecnicas, las visiones pueden variar sobre un contexto en particular, pero lo que
debemos entender es que el arte de los ultimos años constituye una continua sucesion y
11 Larry Shiner, La invencion del arte. Una historia cultural. p. 22
12 Y aqui ya se inserta el tema de la dicotomia artesania-arte, la cual seria objeto de reIlexion en otro ensayo.
13 Jean Baudrillard, op.cit., p. 55
5

Tal vez el
problema de
fondo es cuál
es el lugar
de la
estética
filosófica,
cuál es su
fuinción:
normativa,
especulativa,
descriptiva?
¿A qué tiene
derecho la
estética
filosófica
frente a la
producción
artística?
renovacion de corrientes plasticas que surgen como respuesta a una nueva realidad social, esto
es, que el arte contemporaneo maniIiesta realidades a partir de una creacion libre, eclectica, con
combinacion de tecnicas quisquillosas y hasta extravagantes que inciten a la reIlexion o juicios
sobre temas contemporaneos y muevan a los espectadores en todo sentido, de una Iorma
contextual. Y asi, creo yo, que la deIinicion no debe ser comprendida como una esencia 'dura¨
universal, sino temporalizada, en su historicidad.
6
¿Será que el arte contemporáneo revela la
diseminación misma del mundo, de una unidad a un
cúmulo de fragmentos, y su heterogeneidad e
incluso su incapacidad de definirse en un único
fenómeno se debe a que da cuenta de esta fractura
ontológica?