1

...................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

Vida, testimonio y palabra de Monseñor Romero

“SERVIR AL PUEBLO”
¡Simplemente mantengo una posición de que no estoy confrontándome con na­ die, sino que estoy tratando de servir al pueblo. Y el que esté en conflictos con el pueblo sí estará en conflictos con migo. Pero mi amor es el pueblo; y desde el pueblo pueden ver, a la luz de la fe y del mandato que Dios me ha dado de con­ ducir a este pueblo por los caminos del Evangelio, quiénes están conmigo y quié­ nes no están conmigo, viendo simplemente las relaciones con el pueblo!
(Homilía 20 de agosto de 1978, V p. 134)
..................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

JULIO 2012. Zona costa, Usulután.
¿Por qué LAS INSTITUCIONES NO APORTAN A LA VIDA? El Comité Cultural de Tierra Blanca, es un grupo de jóvenes que tratan de crear cultura tanto de música, danza folklórica como de pintura. Entre estas actividades elaboraron la idea de pintar, ayudados por algún artista, una pared en el centro del pueblo, perteneciente a ANDA. En vista de que la segunda pared de ANDA que tiene el logo de la institución ya pintaron letras grandes de la Mara 13, pensaron solicitar el permiso con todo respeto a la Institución ANDA. Primero solicitaron al cuidandero del lugar, pero este decía que tenía que solicitarse a la regional. Se solicitó a la regional donde contestaron que era necesario consultar y dirigirse a la sede de San Miguel. (Faltaba poco para que se tuviera que solicitar a Banki Moon de la ONU). Pero se hizo: así el resultado: Carta dirigida a Gerencia de ANDA, San Miguel, al Señor José Neftalí Cañas el 19 de junio 2012. Reciba un cordial saludo de parte del Comité Cultural de Tierra Blanca. Por medio de la presente el Comité Cultural de Tierra Blanca le informa que desde hace un año y medio estamos desarrollando un programa de rescate de la cultura y prevención de violencia, específicamente las “maras”. Con los jóvenes hemos decorado los postes del tendido eléctrico con paisajes y flores de nuestra fauna. Hemos elaborado murales que expresan los valores que se están perdiendo en nuestra sociedad. Es por ello que solicitamos su apoyo en concedernos el permiso de elaborar un mural en una de las paredes de la distribuidora de agua de Tierra Blanca, específicamente la pared que esta frente al campo de fútbol, que es propiedad de ANDA, en vista que en esta pared ya empezaron a elaborar siglas como M 13. Noso­ tros lo solicitamos para plasmar uno de nuestros grandes personajes como es Monseñor Romero. También queremos pintar a uno de los mejores artistas de Centro América como es, el ya fallecido arpista Joel Ramos, quien fue asesinado en abril de 2005. Joel es nacido en nuestra comunidad. Joel ha significa­ do un orgullo para nuestra población y queremos hacer homenaje a su memoria para que personajes de esta talla no queden en el olvido. Sin más que expresar y en espera de una respuesta favorable nos despedimos de Usted, deseándole éxito en sus labores a desarrollar. Por el Comité Cultural: José Salvador Ruiz y Claudia López.

ACOMPAÑANDO LA VIDA

2 Esta carta fue contestada el 26 de junio de 2012 a José Salvador Ruiz, de esta forma: Señor Ruiz, Les felicitamos por el desarrollo del programa de rescate de la cultura y prevención de la violencia que están realizando en su comunidad, sin embargo, no es posible concederle autorización para pintar los mu­ rales planificados en la planta de Bombeo, Luxemburgo II, ubicada en el cantón Tierra Blanca, municipio de Jiquilisco, Usulután; ya que debo respetar los lineamientos y leyes que rigen a la Administración Na­ cional de Acueductos y Alcantarillados – ANDA, y dentro de los cuales están establecidos los colores ins­ titucionales y logo para la infraestructura distribuida a nivel nacional. Esperamos su comprensión, José Neftalí Cañas Platero. PENSANDO QUE SE TRATABA DE UN MAL ENTENDIDO POR LA PARED SE VOLVIÒ A INSIS­ TIR el día 3 de julio 2012 al ingeniero José Neftalí Cañas Platero de esta forma: Primeramente agradecer por su respuesta. No conformes con la respuesta recibida, el día martes 3 de julio, queremos hacer un segundo intento, aclarando que la pared que les estamos solicitando, no contiene ningún logo, ni colores de la institución ANDA. Nuestra insistencia porque nos concedan este permiso es porque el lugar se encuentra en el centro de nuestra comunidad donde el mural podrá ser apreciado por todos los habitantes. El lugar se encuentra en la calle principal donde transita gran parte de la población. Sin más que decir y para una mejor aclaración les enviamos las siguientes fotografías. Comité Cultural de Tierra Blanca. Se añadieron 2 fotos: una con la pared donde está el logo de ANDA (con además las letras M 13) y la otra solicitada sin nada. LA RESPUESTA FUE ESCUETA, el 10 de julio 2012: De acuerdo a las instrucciones del Ingeniero Cañas, atentamente les reiteramos que independientemente que la pared no tenga colores no se autoriza ningún mural en la misma. Esperamos su comprensión. Secretaria ejecutiva, Gerencia Oriental. APRECIACIÓN: Cada uno puede hacer su valorización. Nosotros lamentamos que instituciones del Estado, quien proclama que Monseñor Romero es su guía, trunca por parte de sus inferiores, a jóvenes que quieren aportar a la cultura. ¿Por qué LAS INSTITUCIONES NO APORTAN A LA VIDA?

EL GOLPE DE ESTADO TÈCNICO EN EL SALVADOR.
El 16 de julio de 2012 una supuesta nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ) tomó posición con su supues­ to nuevo presidente, en medio de manifestaciones de apoyo de partidos políticos y policías. Mientras tan­ to sesionaba la anterior CSJ indicando que mientras no eligen a los magistrados el presidente será el pri­ mer vocal que es Florentín Meléndez. ¿DE QUÈ SE TRATA? ¿Cuál ES LA HISTORIA? 2

3 En el año 2006 la Asamblea Legislativa eligió por SEGUNDA vez 5 magistrados, o sea eligieron 10 ma­ gistrados en el mismo periodo legislativo. (Los magistrados se eligen por 5 cada tres años y su tiempo es de 9 años). En este entonces ARENA tenía mayoría en la Asamblea Legislativa y querían asegurar su in­ fluencia en el ente judicial). Hubo demanda de inconstitucionalidad de parte del FMLN pero en vista que la sala de lo constitucional estaba en manos de simpatizantes de ARENA no se dio curso a la demanda. En 2009 se eligieron también 5 magistrados, precisamente de ellos 4 están en la sala de lo constitucional para 9 años. En el año 2012 el FMLN hizo un mismo procedimiento y eligió por SEGUNDA vez en un mismo periodo legislativo a 5 magistrados. O sea eligieron en su periodo 10 magistrados. Ahora, personas de la sociedad civil pusieron una demanda constitucional contra esa elección. La sala de lo constitucional declaró inconstitucional tanto el nombramiento de 2006 como el de 2012. De manera que exigió la nueva elección en este nuevo periodo en curso. La sala de lo constitucional es la máxima autoridad en cuestiones constitucionales y por ende debe de ser acatada la sentencia. Los partidos FMLN, CN, GANA, PES pusieron una apelación a la Corte Suprema Centroamericana. Pero esta Corte según expertos no puede fallar en asuntos de constitución de los países miembros, ya que son independientes como estados. No obstante aceptaron la apelación sin haberse pronunciado al respecto. Ahora bien, los partidos FMLN, GANA, CN, PES acompañaron a los nombrados magistrados y su nom­ brado presidente a la toma de posición, el día 16 de julio 2012. Con un cerrajero violaron la puerta del presidente de la CSJ, el nuevo nombrado presidente y se instaló. ¿Cuáles VEREDICTOS DE LA SALA DE LO CONSTITUCIONAL CAYERON MAL? La actual sala de lo constitucional junto a su presidente Belarmino Jaime hicieron varios veredictos que no cayeron como monedita de oro. Primero pusieron orden en la CSJ quitando el nepotismo vigente. (magistrados que disponían de carro para ellos y sus mujeres y algún familiar más, junto a los vales de gasolina etc..) A una señora que había ganado un premio de parte de la Prensa Grafica y que no fue pagado ya que de­ cían que los papeles se habían perdido logró cobrar su premio. Al Presidente de la República le redujeron la “partida secreta” que recibía de los presupuestos no utiliza­ dos en el año previsto y que desde antaño fueron acumulados en una “Partida secreta”. Los fondos no gas­ tados deben de ser utilizados en la misma cartera el siguiente año. Los partidos PCN y PDC fueron declarados anticonstitucionales por no haber logrado el 3 % de los votos en las elecciones. Tuvieron que constituir nuevos partidos: CN y PES. Y por último la inconstitucionalidad por los magistrados nombrados por segunda ocasión en un mismo periodo legislativo. ¿Y LA SITUACIÒN AHORA? Estamos ante un golpe de estado técnico. Miembros no elegidos constitucionalmente toman posición apo­ yados en partidos políticos que no acatan la Sentencia de la Sala de lo Constitucional. Por otro lado la sala de lo constitucional que sesiona con suplentes mientras se acata la sentencia. Estamos pues ante una situación en que la constitución no es respetada. Eso se llama “Golpe de Estado Técnico” ¿Se puede solucionar eso? El camino es sencillo: elegir de nuevo los magistrados en este perio­ do, si es preciso los mismos. Pero ¿Habrá suficiente humildad en las cúpulas de los partidos para hacer eso? Claro está, que internacionalmente eso tiene también consecuencias. Los Estados Unidos de Norteaméri­ ca, que consideran a El Salvador y toda Centro América como el jardín de su casa, no permitirán que este jardín sea destruido. Por eso empiezan a decir que si no se arreglan las cosas y la constitucionalidad, esta­ rán en peligro los beneficios que reciben, como los fondos del Fomilenio II, el Acuerdo público privado, y otras donaciones, porque ellos solo donan a países que respetan su constitución.

4 ¿ES UN ENFRENTAMIENTO ENTRE CSJ Y LA ASAMBLEA LEGISLATIVA? No. Es más bien un enfrentamiento entre la sociedad civil que puso la demanda y cúpulas de los partidos políticos que eligieron por segunda vez. La CSJ como árbitro pitó en favor de los demandantes. Y los par­ tidos en juego no quieren acatar la sentencia. Así están las cosas en El Salvador: ¿la ley o la viveza?

“QUIEREN” ESTADO DE DERECHO CADA UNO A SU MODO
1. TANTO LA DERECHA TERRATENIENTE oligárquica, exportadora, maquilera, propietaria me­ diática y pro-yanki, que la guerra civil y el Acuerdo de Paz, no pudieron hacer desaparecer del escenario explotador salvadoreño, como la fementida izquierda que la guerra y el Acuer­ do de Paz, tampoco pudieron lograr que apareciera sincera, inteligente y con claridad revolu ­ cionaria, “quieren” Estado de derecho. 2. AL CABO DE LA GUERRA, LA DERECHA QUEDÓ con medio cuerpo sin enterrar, y la “izquier­ da” electorera quedó con la mitad del cuerpo sin surgir; ambas han estado clamando en el desierto, por el poder que es lo único que les interesa. La excepción fue el Compañero Scha­ fik Handal. 3. EL PUEBLO, QUE VOTA EN ELECCIONES, les da poder y dinero en la deuda política, y como siempre, lo manipulan y arrastran a la vileza, a que se mate pueblo contra pueblo; mientras los politiqueros corruptos, han estado por años gritando “por un Estado de derecho”, sólo como pretexto electorero. 4. CUANDO POR FIN en toda la historia del país, una Sala de lo Constitucional decente, puso a la orden de la ciudadanía un verdadero Estado de derecho, basado en los principios constitu­ cionales de justicia, democracia, equidad y armonía jurídica para el funcionamiento del bien común, resultó que lo que buscan son beneficios particulares, pero no Estado de derecho: se les cayó la máscara. 5. ¿QUÉ ESTADO DE DERECHO quieren? Uno que deje intactas las instituciones estatales que cobijan con impunidad los robos y cubren sus intereses económicos y políticos; quieren Es­ tado que permita actuar a sus anchas a los ricos y a los politiqueros oportunistas. 6. ¿QUÉ ESTADO DE DERECHO quieren? Uno que no toque al reino de los partidos políticos que es la Asamblea Legislativa, que no toque los “combos” de votar por banderas; que no exi­ ja votar por rostros, sino “en vaca”; que no arruine los negocios de las argollas partidarias de poder, y que no exija candidaturas independientes, fuera del control de los partidos políticos de las mafias.

7. ¿QUÉ ESTADO DE DERECHO quieren? Uno que no los saque nunca del Estado, donde por si­ glos se han enriquecido tranquilos; otros quieren Estado de derecho que los lleve de un salto hacia la cumbre del poder sin practicar la democracia interna. 8. AHORA ESTÁ CLARO: no es un Estado de derecho lo que buscan, sino, su propio paraíso ver­ de dólar… con todo el poder incluido… 4

5 9. ESTÁ CLARO QUE EL SALVADOR, como Estado fallido, no necesita magistrados estudiosos que expliquen y apliquen con transparencia los preceptos constitucionales; tampoco necesi ­ ta de connotados hermeneutas que se rebanen los sesos interpretando las leyes; lo que nece­ sita es un cerrajero, doctorado en cerrajería judicial; preferible con postgrado en el manejo de cizaya, o mejor aún, con maestría en almádana o almágana como dicen en El Salvador, los delincuentes tumbadores de puertas en la nocturnidad. Tirso Canales

EVANGELIZAR…SERVIR…COMPARTIR…SEGUIR A JESÚS.
El capitulo 6 según San Marcos lo leímos según el misal durante varios domingos del mes de julio en las celebraciones de las CEB’s. ¡Qué interesante el mensaje que descubrimos! Nazaret niega creer en Jesús. (Mc.6,1-6) Jesús estaba admirado por su falta de fe. Por eso ahí no podía ha­ cer casi ningún milagro, dice el texto. Parece que hay un extraño vínculo entre fe y realizar obras milagro­ sas. ¿Cómo entender eso? Es que en nosotros, entre nosotros esta nuestro Dios escondido. Parece que no lo creemos. Por eso esta presencia de Dios está dormida o anestesiada. De esta forma nunca llegamos a ser lo que Dios ha soñado de nosotros. Quedamos como barro pero sin el Espíritu que ha dejado en y entre nosotros. Así quedamos como barro simplemente. Por eso tampoco creen en Jesús. Piensan sencillamente que también es puro ba ­ rro sin Espíritu. De ahí que Jesús va a predicar afuera en toda la región. Y además envía a sus discípulos de dos en dos a predicar, a expulsar demonios y a sanar. (Mc.6,7-13) ¿Qué tienen que hacer los discípulos? Lo mismo que Jesús. Jesús predica el Reino de Dios, o sea la justicia, la verdad, la vida, la solidaridad y la libertad. Y hace signos de este Reino, despertando el Espíritu de Dios que está presente pero dormido en y entre los pobres. Eso es Evangelizar: predicar el Evangelio, o sea, la Buena Nueva para los pobres. O dicho de otra manera despertar a este Dios presente y dormido en y entre las personas. Y como de hecho evangelizaron vinieron tan contentos de regreso. Ni había tiempo para descansar. La gente adivinó donde se iban a retiro y llegaron antes que ellos. (Mc. 6, 30-34) ¿Qué buscaba toda esa gente? Los Evangelios no lo dicen pero podemos adivinar por las frases es­ critas en el texto. Eran como ovejas sin pastor dice el texto, y Jesús empezó a enseñarles largamente. Eran pues gente pobre, engañada, manipulada que buscaba soluciones para sus múltiples problemas. Para decir verdad, no creían tampoco. Pensaban que Jesús podía arreglar mágicamente sus dolamas. No creían que tenían que despertar a este Dios que tenían dormido en y entre ellos. De ahí, suponemos que la explica­ ción era larga, todo un proceso de explicación. Lo que siempre pasa es que nos gusta más creer en un mago o en una fuerza extraña desde afuera que despertar el Espíritu de Dios en nosotros. Con razón decía Monseñor Romero: “Rezar y no hacer nada, dejar todo a Dios, eso no es oración, eso es pereza.” Veamos un ejemplo de nuestros días. En una comunidad hay un joven trabajador que cuando venía de tra­ bajar con su carreta de bueyes fue asaltado por un animal que brincó sobre la carreta. Este animal era grande y tenía cachos y una cola. Tanto fue el susto que la carreta se desbarrancó a un lado de la calle y volcó. El joven trabajador quedó un tiempo fuera de conocimiento. Después, llegando a la casa contó lo ocurrido y explicó que habían sido asaltados por el demonio. Rápido se divulgó lo ocurrido. Había perso­ nas que sentían la necesidad de buscar a un sacerdote para realizar un exorcismo al joven para liberarlo del demonio. Según cuentan los habitantes ya son varios que han visto este animal-demonio. Resulta ahora, que en la misa, mucha gente está asistiendo y muchas personas llegan con una botella de agua para que el sacerdote bendiga el agua para que tengan protección en la casa con el “agua bendita”.

6 Eso es lo que ocurre. Les gusta tener protección con una fuerza extra - protectora. Pero de esta forma las personas siguen engañadas, manipuladas, e ignorantes. ¿Qué es lo que de verdad ha sucedido? ¡Drogas! El joven trabajador se droga. Y claro, cuando uno se dro­ ga ve animales y pierde el control sobre sí mismo. Pero aceptar esa realidad y organizarse contra la droga­ dicción esa es harina de otro costal. Ni los familiares aceptan eso. Para eso es preciso despertar el Espíritu dormido en y entre nosotros Urge que aprendamos a servir y no a ser servido. Urge entrar en el segui­ miento de Jesús como lo hicieron los apóstoles. Es comprometedor. No obstante es posible si tenemos fe en nosotros mismos y cuando el pobre crea en el pobre. Pero eso requiere de una larga predicación. Es todo un proceso largo. Jesús termina este proceso de ense­ ñanza con una señal milagros del compartir, el reparto de los panes.(Mc.6,35-44) El ejemplo que hemos mencionado se puede multiplicar por mucho. Por la lucha para las cooperativas, por las donaciones de sangre, por la multiplicación de los grupos de AA, por la construcción de vivienda para una pobre viuda como lo hicieron los jóvenes de una comunidad etc.. No sabemos si la gente logró despertar a este Dios presente en ellos. Sabemos que los apóstoles si lo lo­ graron, sabemos que Monseñor Romero también lo hizo y tantas figuras grandes que nos siguen ilumi­ nando. Despertemos a este Dios presente en y entre nosotros también.

“ROMA NOS ACUSA DE TRABAJAR DEMASIADO CON LOS POBRES”
EL VATICANO REPRENDIÓ A LA ASOCIACIÓN DE RELIGIOSAS DE EE UU A LA QUE PERTENECE

Cuando el nombre de la organización que lidera apareció recientemente en un informe de la Congregación para la Doctrina de la Fe -la antigua Inquisición- donde el Vaticano acusaba a la mayor agrupación de superioras de EE UU de graves faltas de heterodoxia -entre ellas, la defensa subrepticia de un “feminismo radical”-, un amigo le escribió una misiva a la monja Simone Campbell (Santa Mónica, 1945), en la que la comparaba con la santa Juana de Arco y le decía: “Cuando veas que las cerillas se encienden, mantente en marcha”.
Esta hermana de sonrisa afable defiende un variado ideario de justicia social mientras toma un descafeinado a escasas manzanas del Capitolio. No parece una hereje, algo que ha implicado veladamente la curia recientemente. El 18 de abril, un informe del Vaticano reprendió formalmente la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas, unión de un 80% de las 57.000 monjas de EE UU, a la que Campbell está asociada. Además, esta sor es directora ejecutiva de Network, un lobby político al que ese mismo informe acusa de minar la doctrina oficial. “Los obispos de EE UU están claramente alineados con un ideario derechista”, explica Campbell. “Hay una lucha entre una cultura de absolutismo monárquico, donde es el hombre quien lo decide todo, y otra cultura democrática, la nuestra. Creemos que es bueno tener en cuenta todas las voces

6

7
mientras en Roma, en línea con una antigua tradición, se piensa que el monarca absoluto es la única voz”. Hay algo que a Campbell, miembro de las Hermanas del Servicio Social, le enerva del informe del Vaticano: “Se dice, básicamente, que trabajamos demasiado con los pobres. ¿Y con quién vamos a trabajar si no? ¿Qué es lo que dijo Jesucristo?”. Como directora ejecutiva de Network, ha departido en numerosas ocasiones con el presidente Barack Obama, y le ha apoyado en sus esfuerzos por aprobar una ley de reforma de la sanidad. “Eso me lleva a pensar que el problema es político, no doctrinal”, explica. Aunque ha hecho los votos de pobreza, castidad y obediencia, Campbell no luce hábito. Solo un detalle revela su afiliación: un pequeño broche en el que se lee el lema de su congregación: “Espíri tu Santo, ven”. ¿Es difícil ser una monja en uno de los frenéticos epicentros del poder? Campbell ríe. “Me ayuda levantarme cada mañana a las cinco para meditar. Me hace estar abierta al Espíritu Santo, a quien se encomienda mi agrupación”. Hay algo que la monja le pide a los obispos y a la curia vaticana: que vengan a EE UU y pasen tiempo con los desfavorecidos. “Que vean cómo nuestros miembros representan a Cristo en las calles, que dejen que sus corazones queden rotos por aquellos que sufren, los pobres. Entonces, de verdad, cambiarían su opinión”, explica. Hay algo desafiante en la hermana Campbell, que transmite un aire de serenidad, segura de que se halla del lado de los justos. ¿El siguiente punto en su agenda? No duda ni un instante: “¡La reforma migratoria! Desde EE UU exportamos televisión y creamos esperanzas. Y si combinas hambre y esperanza, la gente busca emigrar. ¡Tenemos tantos acuerdos para el movimiento libre de capital, pero no hay ninguno para el libre movimiento de personas!”. En año de elecciones presidenciales, suena a gran batalla. Y esta Juana de Arco moderna está dispuesta a librarla.

LATINOAMERICANOS RICOS ENVIARON 2 BILLONES DE DÓLARES A PARAÍSOS FISCALES EN 40 AÑOS
Sao Paulo/AFP Las personas más ricas de 33 países de América Latina y el Caribe enviaron más de 2 billones de dólares a paraísos fiscales entre 1970 y 2010, más de un cuarto proveniente de Brasil, según un informe del grupo británico independiente Tax Justice Network (TJN). El estudio, que observó flujos de capital, activos y ganancias offshore (fuera de fronteras) de las personas más ricas de América Latina, señaló que los brasileños más acomodados guardaron 519.500 millones de dólares en paraísos fiscales, el cuarto lugar mundial detrás de sus pares de China (1,2 billones de dólares), Rusia y Corea del Sur (779.000 millones de dólares por cada país). La asociación, que lucha contra la evasión de impuestos y los paraísos fiscales, señaló en un informe di­ fundido el domingo que la cifra exacta de dinero de latinoamericanos en paraísos fiscales --2,058 billones de dólares-- es más del doble de la deuda externa de esa treintena de países, de 1,01 billones de dólares.

8 En América Latina los brasileños fueron seguidos por los mexicanos (417.500 millones de dólares), vene­ zolanos (405.000 millones) y argentinos (399.100 millones), mientras sus pares de los otros 29 países su­ maron una cifra de 316.400 millones de dólares. La cifra se compara con las deudas externas en 2010 de Brasil (324.500 millones de dólares), México (186.400 millones), Argentina (129.600 millones), Venezuela (55.700 millones) y 317.300 millones de dólares de los otros 29 países. Según James Henry, autor del estudio, estos activos están "protegidos por un grupo diligente y bien paga­ do de agentes en la banca privada y en empresas legales, de contabilidad e inversiones que tienen ventajas crecientes en la economía mundial cada vez más sin fronteras ni fricciones". El reporte señaló que los diez mayores bancos privados del mundo manejaron más de 6 billones de dóla­ res en 2010 con destino a paraísos fiscales, casi el triple en relación a los 2,3 billones de cinco años atrás. Henry basó su estudio en datos del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco de Pa­ gos Internacionales (BPI). El reporte de TJN -grupo que fue lanzado en 2003 en el Parlamento británico- estimó que al menos 21 bi ­ llones de dólares en activos financieros estaban depositados por particulares en paraísos fiscales a fines de 2010 en Suiza o las Islas Caimán. Según la estimación más alta, el monto de los activos financieros (que excluye obras de arte, bienes inmo­ biliarios) depositados en plazas fuera de las administraciones fiscales de origen podría alcanzar incluso 32 billones de dólares. Si esas sumas reportaran un rendimiento anual de 3% y se les aplicara un impuesto a los ingresos de 30%, TJN afirma que se generarían entre 190.000 y 280.000 millones de dólares en ingresos fiscales anuales, cerca del doble de la ayuda para el desarrollo aportada anualmente por los países ricos de la OCDE.

RESTAURAN IMAGEN DE MONSEÑOR ROMERO
La imagen de Monseñor Romero colocada en el monumento del mismo nombre, en la alameda Roosevelt, frente al Salvador del Mundo, fue dañada recientemente por lo que fue necesario iniciar un proceso de restauración para dejarla en su estado original. El artista Napoleón Alberto Romualdo explicó que la imagen fue dañada con una piedra, lo cual destruyó el 70% del rostro, el mentón y los anteojos. Para evitar daños en la imagen, la Fundación Monseñor Romero propuso a la comuna capitalina elaborar una imagen de bronce para sustituir la actual, construida de cemento y polvo de mármol. “La idea de poner la imagen fue de la Fundación, eso fue en 2002, desde entonces se ha restaurado varias ocasiones siempre por problemas de vandalismo” comentó Luisiana de Beltrán, miembro de la directiva de la Fundación Monseñor Romero. Según Romualdo esta es la cuarta vez que la imagen es dañada, sin embargo, esta ocasión resultó severa­ mente dañada. “Otras veces solo le habían dañado las manos, pero esta vez fue en casi todo el rostro”, dijo. Norman Quijano alcalde capitalino, comentó que la reconstrucción de la imagen “es obligación de la al­ caldía”, por ser considerado uno de los monumentos emblemáticos de la ciudad, por lo que él mismo giró instrucciones para iniciar el proceso de restauración. En cuanto a la propuesta de elaborar una imagen de bronce, el edil capitalino tendría que hacer las consul­ tas debidas, para verificar si es necesario contar con los permisos de otras instituciones para cambiar la actual. El artista agregó que el brazo derecho de la imagen está muy frágil, por lo que es propenso a caerse, sobre todo si alguien intenta nuevamente dañarla. 8

9 Asimismo, Romualdo expresó que la imagen de Monseñor Romero instalada a la entrada de Santa Ana fue dañada en los días posteriores a su colocación “al poco tiempo ya tenía los huecos de disparos” dijo.

Viene del boletín anterior:

EL CAMINO (J. COMBLIN) CAP. I: LA ESPERANZA.
6. LA ESPERANZA Y LA REALIDAD HISTÓRICA. El cristianismo es historia dentro de la historia de la humanidad. La teología occidental dejó a un lado la historia. Seguía el tren del pensamiento griego. La doctrina social de la Iglesia se hizo un programa abs­ tracto, fijo, de proposiciones universales, que en principio debían de ser aplicadas en todas las culturas. Por eso, su generalidad es tal que no se aplica en ninguno y los peores opresores la proclaman como su propio proyecto social. Ese cristianismo invariable fue criticado en los siglos de la modernidad que elabo­ ró el concepto de la historia. Fue en vano. Fue solamente el Concilio Ecuménico Vaticano II que, en parte, reconoció el carácter histórico del cristianismo. Y desde entonces la Iglesia Romana volvió al carácter universal y abstracto de la doctrina social de la Iglesia. La idea moderna considera la historia como transformación orientada por un sistema de valores, como movimiento de la sociedad en búsqueda de formas más humanas. Algunos entienden esta historia como determinismo físico, económico y biológico. Al lado de las interpretaciones deterministas, hay concepcio­ nes más abiertas a la historia, que llevan más en consideración la libertad y la responsabilidad humana. Pero estos no determinaron en la modernidad. La concepción moderna percibe la historia como desarrollo del ser humano, individual y social, gracias a su propio esfuerzo: el progreso de las ciencias, de las tecnologías y de la salud que hacen que la humani­ dad cambia. Ella siempre cambió, pero el cambio permaneció invisible hasta que se produjo una acelera­ ción, obligando a reconocer que, de hecho, el ser humano es histórico. El ser humano es un ser situado en un momento de la historia en movimiento, y esa situación condiciona toda su existencia. Por consiguiente, un sistema que se presenta como inmutable –el mismo sistema que 2.000 años atrás– no puede convencer. La esperanza no puede tener sentido en un sistema que contempla el mundo como inmóvil – sin historia, a no ser de puras contingencias que no afectan substancialmente la vida humana. En tal sistema nada im­ portante puede acontecer y no hay nada relevante que se puede esperar. De hecho, dentro del sistema teo­ lógico medieval y moderno (antimoderno) solamente se puede esperar el fin del mundo. Dios escogerá el tiempo del fin del mundo de modo arbitrario y sin relación con todo lo que aconteció antes. De repente, Dios decide que basta, y el mundo termina. Ahora bien esa no es la visión bíblica. Se puede hasta pensar que la concepción moderna de la historia es la secularización de la idea bíblica cristiana que fue abandonada por la Iglesia por varios motivos. Entre esos motivos hay la teología escolástica que no puede abrir espacio para la historia. Pero esa teología no hubiera tenido tanto éxito si no hubiera ofrecido un argumento ideal a un clero y a una jerarquía que de­ seaban evitar cualquier cambio, una vez que eso pone en peligro su status privilegiado. De hecho, todos los movimientos que quisieron proponer un cambio fueron cruelmente reprimidos – la muerte de J Huss, héroe de la Bohemia del siglo 15, fue un ejemplo famoso que muestra lo que pasó con los reformadores. La jerarquía no tenía ningún interés en dar apoyo a una esperanza que amenazaba su ideología y su posi­ ción social. La Biblia registra la historia de las promesas de Dios y la esperanza en la realización de esas promesas. La propia esperanza es histórica porque cambia con los tiempos y se desenvuelven conformidad con los

10 acontecimientos históricos. La esperanza va adquiriendo, poco a poco, su rostro definitivo. Quien da la vuelta radical y definitiva, pero sin suprimir cambios ulteriores, fue Jesús. Él, es el hijo de la esperanza de su pueblo y padre de la esperanza del pueblo renovado – que nace con él. La Biblia explica el mundo a partir de la vocación de Abraham. Él, no recibió ninguna doctrina, ningún sistema moral, sino, a penas una promesa. A su vez, el cristianismo no comienza con una doctrina univer ­ sal, sino con un hecho histórico. Dios se reveló como autor de una promesa, y como fidelidad a su prome­ sa. El resto es la continuación de una historia. Esa historia está situada en un lugar bien determinado. Otras religiones se escandalizaron porque Dios había escogido solo un pueblo, un lugar y un tiempo. Así fue. Dios escogió una persona y todo el cristianismo comienza con una persona – o una familia. No sería his­ toria si no hubiera comenzado con una persona. Todo comienza con una persona. La historia es hecha por personas y no por factores abstractos universales. Por eso, la historia de la descendencia de Abraham no está aislada de la historia de la humanidad. Y, de cierto modo, debemos de reconocer que toda la historia de Israel fue una permanente relación de intercambio entre esa pequeña familia y las grandes fuerzas his­ tóricas del mundo (los imperios de Egipto, de Mesopotamia, de Grecia y de Roma). En esa familia fue vi­ vido el reflejo de la historia de la humanidad. Después de Jesús, ese universalismo se abrió más allá y to­ dos los pueblos, y todas las culturas comenzaron a formar parte de la historia de los descendientes de Abraham. Se trata de una historia que está lejos de su fin. Toda esa historia está, a cada momento, condicionada por la historia en general. Es una historia dentro de la historia. Por señal la historia de Abraham y de sus descendientes hace con que los otros pueblos tam ­ bién entran en la historia o se constituyen como partes de la historia universal. Sin eso, cada religión se entendería como un bloque fijo – una totalidad auto – suficiente. Después de Abraham viene Isaac, Jacob y los hijos de Jacob. La historia de Abraham registra que su fami­ lia tiene que pasar por Egipto. Más adelante ella era sometida a todas las vicisitudes de los imperios: egip­ cio, asirio, babilonio, persa, griego y romano. La historia de Israel acontece dentro de esa historia, fruto de esa historia de relaciones en que la esperanza va abriendo su camino. A cada etapa surge algo nuevo, una nueva relación, una novedad en el modo de actuar. Hay una ascensión en el Advenimiento del Reino de Dios. Esa historia es vivida subjetivamente por el pueblo como historia de una esperanza. Siempre tiene por ob­ jeto la promesa hecha a Abraham. Ese pueblo conserva más o menos la esperanza en las promesas, y, al mismo tiempo, sufre el impacto del mundo en que vive. A partir de cierto momento, no obstante, pierde la memoria de la promesa y se deja llevar por el prestigio de culturas distintas: Ahí aparecen profetas que re­ cuerdan la esperanza. Hubo en la historia de la esperanza, una etapa cuya crisis fue especialmente marcante. Eso ocurrió en el tiempo del imperio Griego, donde el asalto a la religión de Israel fue tan fuerte que muchos perdieron la esperanza de una liberación en este mundo y concentraron las promesas de Dios sobre la vida en otro mundo. Las promesas hechas a Abraham solamente se realizarían en otro mundo, después de la muerte. Comenzó a aparecer la idea de la resurrección, para que todos pudieran participar de esa última etapa de la realización de las promesas. Fue la época de la apocalíptica, de la cual se deriva la doctrina cristiana ul­ terior de los fines últimos. El cristianismo nació en un contexto en que el apocalipsis era muy fuerte. Si la apocalíptica hubiera prevalecido, la esperanza cristiana no hubiera sido posible. Pero no prevaleció. Jesús no fue apocalíptico, no obstante integró algunos elementos del imaginario apocalíptico. El se man­ tuvo fiel a las promesas de Abraham, despertando de nuevo la esperanza de su pueblo, así como los profe­ tas lo dijeron. Jesús fue el portador de la esperanza para este mundo, llamando a la conversión en el pre­ sente. Jesús entró en la historia. El ocupó un lugar determinado en el espacio y en el tiempo, en un momento de la historia de la esperanza de Israel. Asumió la esperanza de los pobres de Israel, no de los círculos apoca­ lípticos, de los sacerdotes y doctores. Él venía a renovar la esperanza. De hecho todo el Nuevo Testamen­ 10

11 to es una proclamación de la esperanza, una nueva convocación a la esperanza de Israel, una esperanza que va a crear una historia extendida al mundo entero. La teología escolástica procuró eliminar la historia del tiempo presente. La historia de Israel había llegado a su fin con Jesús. Después de él, ya no habría más historia, porque tenía instalado el Reino de Dios de modo definitivo. En adelante no habrá más historia, a penas habría la continuidad del Reino de Dios esta ­ blecido por Jesús. Después de Jesús comenzaría la época en que todo permanece fijo y definitivo: Jesús triunfo y el Reino está establecido. No puede cambiar más porque todo llegó a la única perfección posible en esta tierra. No se puede esperar ya nada nuevo. Esta fue la teología de la jerarquía y del clero. No fue la teología de los pobres. Durante todo el tiempo de la cristiandad, los pobres pidieron a Dios y a los hombres, un retorno al Evangelio. Protestaron contra la estructura impuesta como si esta fuera el Reino de Dios. Se negaron a aceptar que el Reino de Dios hubie­ ra alcanzado toda su perfección posible y que no había nada que esperar. Guardaron durante siglos – sin desanimarse o conformarse – nuevas etapas en el Camino del Reino de Dios. A partir del siglo XII el cla­ mor se hizo más fuerte y San Francisco de Asís es reconocido como el rostro perfecto de lo que se espera, como el primero de una nueva historia, de un cristianismo retornando a sus orígenes. No obstante, los temas básicos del Nuevo Testamento muestran que la historia continua en forma de mi­ sión. Los discípulos son enviados para anunciar el Evangelio a todas las naciones. La ideología de la cris­ tiandad interpretó la misión como si fuera una conquista. En la concepción de las autoridades, los misio­ neros son enviados para incorporar nuevos pueblos dentro de la estructura de la Iglesia Católica. De esa manera la misión no cambiaría nada en la Iglesia. Los pueblos cambiarían, pero la Iglesia quedaría siem­ pre igual, cambiaria cuantitativamente, haciéndose más extensa y más numerosa. Ahora bien, esa es una concepción imperial o imperialista de la misión. San Pablo no lo entiende así. Cuando el Evangelio entra en el mundo griego, no es la Iglesia de Jerusalén que aumenta y se extiende en el mundo y en el espacio. Queda claro que hay muchas cosas que en Jerusalén se consideraron necesarias y partes del Reino de Dios no era así. La Iglesia de Jerusalén es llamada a abandonar muchos signos de su identidad que pensaba necesarios. La misión entre los griegos vino a purificar la Iglesia echando elemen­ tos considerados como riquezas, pero que eran pobreza espiritual- porque eran obstáculos para el dialogo. Cuando el Evangelio entra en contacto con un nuevo pueblo, se inicia un encuentro, el dialogo, el inter­ cambio. Los misioneros descubren todo lo que deben abandonar. Pues los nuevos pueblos traen algo espe­ cial, algo particular que los misioneros deben recibir. Lo que traen es su cultura, y sobre todo su pobreza. Eso obliga a los misioneros a cuestionar su Iglesia, apegada a muchas cosas que no solamente no son ne­ cesarias, más hasta que se apartan de la enseñanza de Jesús. Cada nueva etapa en la misión significa un nuevo llamado a la conversión al Evangelio, un nuevo descu­ brimiento del Evangelio – o por lo menos, una nueva oportunidad para eso. La Iglesia puede entrar más en el Reino de Dios en la medida que los otros pueblos la liberan de tantas dependencias que ella misma se impone. No se puede decir que la Iglesia ha aprovechado todas esas oportunidades. El espectáculo de la historia no lleva a decir: cuantas oportunidades perdidas! La historia de la misión en América Latina fue motivo de reflexión, sobre todo con ocasión de la celebración de los 500 años del descubrimiento (conquista) en 1992. Los primeros misioneros tenían la idea de tener que fundar – en las tierras nuevas, con pueblos nue­ vos – una nueva cristiandad, libre de todas las formas de corrupción que había en Europa. Esos misione­ ros rápidamente entraron en choque con los conquistadores. Desde la segunda mitad del siglo XVI quedó claro que la Iglesia, dominada por los reyes, entiende la conversión como una conquista. Se trata de hacer crecer la Iglesia europea con nuevas regiones y nuevos pueblos. Algunos van a explicar que esas conquis­ tas son una compensación providencial para la pérdida del Norte de Europa – que había adherido al cisma de la Reforma. Si la misión en América Latina fue entendida como conquista, eso fue todavía más fuerte en África – para todos estaba claro que la Iglesia nada tenía que recibir de los africanos. Era conquista pura y los pueblos

12 africanos fueron introducidos en la estructura católica sin consulta alguna. Eran considerados como pue­ blos infantiles, sin capacidad de diálogo. En Asia, la misión fue mucho más difícil porque los pueblos lo­ cales supieron defenderse mucho mejor contra la conquista religiosa. Ellos tenían en sus tradiciones un aparataje que les daba una estructura capaz de resistir a la conquista de los misioneros. La esperanza podía haber renacido por uno de estos caminos: por las protestas de los pobres durante toda la cristiandad o por los nuevos pueblos evangelizados con ocasión de la conquista del mundo por las mo­ narquías europeas. Esas oportunidades fueron perdidas. La institución de la cristiandad se sabía portadora del fin de la historia y no entendía que se podía imaginar que la historia seguía, que la esperanza tiene un lugar – con más etapas posibles a ser promovidas en este mundo. Una tercera gran oportunidad fue la secularización de la modernidad. Ella fue inaugurada por la revolu­ ción francesa, y poco a poco se extendió a toda Europa. De nuevo, pocos entendieron esta historia como un mensaje de esperanza. El Padre Julio María quiso convencer a la Iglesia que la caída del imperio y del Padronato, la separación de la Iglesia y el Estado y la constitución secularizada de la nueva República era una gracia de Dios; apeló para una nueva etapa en el Camino del pueblo de Dios, por una Iglesia libre de tanta dependencia. No obstante, la mayoría no lo entendió de esta manera. Se interpretó que lo que estaba aconteciendo era la victoria del diablo y que la tarea de la Iglesia era reconquistar los privilegios perdidos. En lugar de aceptar el mensaje de la pobreza, la Iglesia trazó un programa de reconquistar el poder. Mató la esperanza, sustituyéndola por el deseo del poder (todo en nombre de Jesús, naturalmente). No es de extrañar que la jerarquía tomara ese rumbo – era el rumbo que la Iglesia romana quería imponer en todos los países. El pensamiento romano era de que la sociedad moderna estaba condenada a desapare­ cer. Al rechazar el dominio de la Iglesia católica estaría auto – extinguiéndose. Basta aguantar un poco y esperar su ruina final. Entonces el mundo volvería a someterse al Papa reconociendo en él, la única salva­ ción. Durante casi todo el siglo XIX, la Iglesia romana predicó ese pesimismo absoluto, especie de renaci­ miento de la apocalíptica judaica de los tiempos de Jesús. Era necesario resistir a cualquier aproximación con la modernidad, perseverar firmes sin cambiar nada. Quien entrará en dialogo con la modernidad pere­ cería con ella. En ese pesimismo absoluto no hay esperanza posible. Pero Jesús nunca participó de ese pesimismo en re­ lación a la humanidad. Anunció el Evangelio a los pobres, con la certeza de que sería escuchado y practi­ cado. La parábola de la semilla muestra eso. El tenia el convencimiento de que el Reino de Dios podía crecer en este mundo y que hombres y mujeres convertidos, iluminados y fortalecidos, podrían trabajar para el crecimiento de ese Reino y el cambio de la humanidad. Jesús anunció la esperanza porque el mis ­ mo la practicó. La historia de los últimos 2.000 años enseña que – en cuanto estamos en el camino – no podemos esperar una realización plena del Reino de Dios. Las realizaciones serán siempre parciales, locales y temporales. El Reino de Dios nunca será una estructura instalada de modo definitivo en la historia. El será siempre precario, susceptible de desaparecer o de reaparecer – pero no por eso deja de existir. Los cristianos hacen localmente la experiencia de una vida comunitaria que es una realización parcial, más autentica del Reino de Dios. Seguirá……….

12