You are on page 1of 5

Puedo observar en la mayoría de las cuestiones propuestas por las sociedad y sobre todo por los jóvenes, una

gran influencia de líneas filosóficas pos modernistas, romanticistas y humanistas que tienen por rasgo común el abandono de las formas clásicas y racionalistas del pensar y vivir buscando la exaltación de los sentimientos, de lo práctico antes de lo dicho “correcto” y una súper valorización del YO. Es algo normal incluso entre los “evangélicos” sufrir la influencia de esas corrientes, puesto que están en boga en nuestra sociedad. “La única forma de entender el valor cuantitativo del número 19 es entender el mismo concepto pero dirigido a valores más básicos, como el valor del numero 0 y del número 1”. En otras palabras, para poder contar hasta el numero 19 tuviste que aprender a contar des del numero 0 o des del 1. Para entender que es pecado o no, es necesario que se entienda cual es el determinante que dicta que es y que no es pecado. ¿Cuál o cuáles son los conceptos o directrices que identifican un acto como siendo criminal o inocente? ¡¡¡ LA LEY!!! La ley o las leyes son la expresión de la justicia que por su vez hace distinción entre lo que es justo e injusto, bueno o malo, conveniente o no, aceptable y no aceptable, permitido o no permitido… La justicia dice que a las autoridades se les debe respeto y reverencia, que el propietario es digno de recibir disfrute de sus pertenencias. La justicia individual, la cual todos profesamos tener nos lleva a alabar con reconocimiento los meritos de alguien que sea brillante en lo que hace o dice, por ser poderoso en riquezas, buen deportista o por poseer gran belleza y etc. La justicia humana no es ni la sombra de la justicia de Dios. La justicia de los Hombres es incompleta, torpe, ciega, egoísta e injusta entre otros aspectos casi incontables. Sin embargo, tal justicia abundante en contradicciones es capaz de guiarnos a conclusiones cuantitativas y cualitativas referente a aspectos propios a cada persona, definiendo así lo que es bueno o malo de cada individuo consumando lo en elogios o criticas variadas. ¿Qué decir, pues, de una justicia intachable, inmaculada, sabia, recta y completamente perfecta? La perfecta justicia EXIGE supremo reconocimiento y obediencia a la suprema expresión de perfección. Dios es la medida de perfección, Dios es la perfección, luego la perfecta justicia DEMANDA supremo reconocimiento y obediencia al perfecto Dios. A perfecta justicia cualifica y cuantifica el valor, relevancia y notoriedad de Dios como siendo “suprasumo” inconmensurablemente SOBERANO. Alguien dijo: “La duda es el principio de la sabiduría”. La biblia dice que el principio de la sabiduría es el temor a Dios. Pero; ¿Quién es Dios? ¿Qué es Dios? ¿Por qué temer a Dios?

¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos! Pues, ¿QUIEN HA CONOCIDO LA MENTE DEL SEÑOR?, ¿O QUIEN LLEGO A SER SU CONSEJERO?, ¿O QUIEN LE HA DADO A EL PRIMERO PARA QUE SE LE TENGA QUE RECOMPENSAR? Porque de Él, por El y para El son todas las cosas. A Él sea la gloria para siempre. Amén. (ROMANOS 11:33-36)

En este pasaje bíblico observamos algunos atributos de Dios, aspectos de su naturaleza por los cuales toda la creación debe postrarse ante Él y justamente adorarle y obedecerle viviendo únicamente para su honra y gloria. 1º) Vs 33=> Su sabiduría y ciencia son profundamente ricas, abundantemente sustanciosa. 2º) Sus juicios son de tal manera perfectos que al hombre imperfecto le es imposible entender lo del todo y con profundidad.  Todo lo que se relaciona a la palabra “sondar” (insondable son sus juicios), nos comunica un sentido de estudio o conocimiento de algo, ya sea del cuerpo humano, de la profundidad de océano, la medida de los abismos o la incursión por medio de un aparato denominado sonda, al vasto espacio sideral buscando averiguar con profunda y especial atención los aspectos que lo componen y definen. La palabra “insondable” es la antítesis de la palabra “sondable”, visto que es formada por la raíz “sondable” más el prefijo de negación, “in” , expresando la idea de un conocimiento imposible de ser alcanzado, de tal modo transcendental que no es posible conocer sus niveles más profundos y más elevados.  “Inescrutable”, (in+escrutable), este término es sinónimo a “insondable”, dando la misma idea de algo que no se pude saber o averiguar. La mente de Dios supera toda la comprensión humana.

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos--declara el SEÑOR. Porque como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. (Isaías 55:8-9)
3º) Vs 34=> NADIE puede comprender todo el conocimiento de Dios, y NADIE le puede decir algo que Él no sepa, NADIE le puede “dar una idea”, NADIE le puede aconsejar en NADA. NADIE pudo y tampoco puede criar, inventar algo que no sea compuesto por lo ya creado, pero Dios creó todo de la NADA, del vacío, lo que se ve de lo que no se ve, con el poder de su voz, con su autoridad.

Por la fe entendemos que el universo fue preparado por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles.
(Hebreos 11:3) En el “día” de la creación Él no necesito el consejo u opinión de NADIE, Él cumplió su propósito en todo lo creado. Él es independiente, autosuficiente en todo.

¿Quién guió al Espíritu del SEÑOR, o como consejero suyo le enseñó? (Isaías 40:13)
4º) Vs 35=> Él no debe NADA a NADIE, NADIE le dio NADA porque todo es suyo, Él es vida y no depende de NADIE para vivir. ÉL ES DUEÑO DE LA VIDA, Él es el principio y el fin, antes de Él no hubo dios y después de Él no habrá.

Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin. (Apocalipsis 22:13)

Vosotros sois mis testigos--declara el SEÑOR-- y mi siervo a quien he escogido, para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que YO SOY. Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo habrá. Yo, yo soy el SEÑOR, y fuera de mí no hay salvador. Yo soy el que lo he anunciado, he salvado y lo he proclamado, y no hay entre vosotros dios extraño; vosotros, pues, sois mis testigos--declara el SEÑOR-- y yo soy Dios. Aun desde la eternidad, yo soy, y no hay quien libre de mi mano; yo actúo, ¿y quién lo revocará? (Isaías 43:10-13) Siendo así todo, lo que Él regala al “Hombre” es por pura bondad. ¡Él es bueno!
5º) Vs 35=> Porque todo es suyo, Él es la causa, el cerne de todas las cosas, y para su gloria son todas las cosas. Por esas pocas, pero fuertes razones, Él es digno de honra, primacía, obediencia y gloria. Así que, todo lo que “tengo” es justo que se lo dedique, “todo” lo que soy es por causa suya, ÉL es la razón, y del mismo todo lo que hago, digo, o pienso debe ser para su glorificación.

Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.
(1Corintios 10:31) Una vez que se entiende ese principio se concluye que: Dios es digno de gloria y es justo que esa sea la razón de todo en mi vida, si no cumplo con eso soy injusto, y transgresor de la ley suprema. Puede que también surja la siguiente pregunta; ¿y en el caso propuesto, como adorar a Dios y glorificarle? O tal vez ¿Cómo no se glorifica a Dios? O también; ¿Que tiene que ver todo eso con lo que pregunté? 1º) Conformándose a su voluntad. 2º) Siempre que vivo por mis deseos y no le considero el centro de mis motivaciones y sirvo solamente a mis ímpetu s y no a su voluntad. 3º) “Todo tiene que ver con SU voluntad…” Y ahora, ¿Cómo conocer la voluntad de Dios? ¿Es buena o mala su voluntad? ¿Por qué Dios quiere lo que quiere?

Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto. (Romanos 12:2)
Para responder a esas cuestiones, podemos rápidamente analizar este versículo. Se trata de palabras del apóstol (evangelista o predicador), Pablo dirigidas a la congregación cristiana situada en Roma. Aún que esta epístola o, dicho de otro modo, carta fue escrita en el año 57 d.C, su contenido es muy actual, y se encaja perfectamente a nuestra realidad posmoderna. Pablo en este versículo resalta tres aspectos importantes de la voluntad de Dios. Su voluntad, dice Pablo, es buena, aceptable y perfecta. Veamos qué es lo que este versículo no informa.

Romanos 12:2=> No os ADAPTÉIS, del griego (συσχηματίζεσθε*) que transmite la idea de conformarse, igualarse a… Pablo, aquí dice que no nos adaptemos, conformemos a este “MUNDO”. Según la biblia, “MUNDO” (αἰῶνι), aquí en este contexto, se refiere al periodo de tiempo indeterminado o “era” que transcurre y todo el sistema de pensamientos que se desarrollan en este contexto histórico. Filosofías y valores que excluyen a Dios de su realidad. La mayoría de las filosofías y valores que guían nuestra sociedad se dejan ver en las películas, series, músicas, libros, moda y etc. Esencialmente son humanistas, o sea, que priorizan el ser humano y sus intenciones que casi siempre son ególatras, y que llevaron a la sociedad al estado en que se encuentra, estando llena de toda injusticia, maldad, avaricia y malicia, envidia, homicidios, engaños, adulterio, insolencia, soberbia, desobediencia a los padres y a las autoridades, fornicación, infidelidad, opulencia, impiedad y un sinfín de malignidades. Principios, impulsos, comportamiento y estilos de vida contrarios a la voluntad de Dios. Lo primero que se demanda en el versículo 2, es no conformarse, adaptarse, igualarse a este sistema impío (maligno). Inconformarse a su forma de hablar cargada de infamias, a su manera de vestir ambigua, indefinida, carente de carácter, degenerada y gradualmente, más y más inmoral. No adaptarse a su egoísmo, materialismo, incredulidad e indiferencia a Dios y a su voluntad. La lista de aspectos contrarios a Dios que definen nuestra sociedad y su forma subvertida de “vivir” es muy larga. En cambio el versículo nos indica que debemos hacer, nos guía a un segundo paso. Dice: TRANSFORMAOS; transmutar, cambiar de forma… En el texto griego, idioma en que fue escrita la carta, el término que se usa es μεταμορυοῦσθε

que da origen al vocablo metamorfosis. El sentido que se busca expresar es que se debe aplicar una transformación, un cambio de forma. El autor empieza por advertir a que no nos adaptemos conformándonos al sistema de vida pagana de la sociedad, pero que debemos transformarnos, transmutar, pasar por una metamorfosis que se produce mediante la RENOVACIÓN, (ἀνακαινώσει), de la
MENTE. Siguiente el mismo método que hemos usado, avancemos analizando cada una de las palabras céntricas del pasaje para que alcancemos una mejor comprensión del mensaje transmitido. RENOVACIÓN (ἀνακαινώσει)=

Transformar, palabra derivada del latín. Sus componentes léxicos son: el prefijo trans( de un lado a otro) y forma ( figura, imagen), trans (através) + forma( estado, figura) => de un lado a otro, de una forma, es dejar de ser una cosa y pasar a ser otra.