You are on page 1of 4

Buenas tardes a todos

,

Adjunto a continuación, para su conocimiento, una carta aclaratoria de D. Sergio CastroLahuerta, Presidente del Grupo Uxúe, en relación con determinada información publicada hoy en la prensa aragonesa.

“Tras la noticia aparecida hoy en la prensa aragonesa y en las que se habla de mi persona y, en definitiva, de mis empresas, quiero aclarar una serie de cuestiones que en nada obedecen a la realidad. No quiere ser esta carta una justificación ni mucho menos, sí, por contra, quiere constituirse en una declaración de la verdad y que con el tiempo será en todo caso lo que prevalezca. Antes de empezar con los hechos en cuestión he de reflejar mi profunda sensación de tristeza por el tratamiento recibido ante lo que considero un claro ataque hacia mi persona por el mero hecho de decidir buscar otros objetivos empresariales y a niveles deportivos distintos a los que he mantenido hasta la fecha.

Comenzaré explicando el porqué del "no" inicio de algunos proyectos empresariales. El año pasado ha sido nefasto para nuestro negocio y para todo el sector de la bioenergía en España (fuera la empresa grande o pequeña) fruto de un Real Decreto (el 1/2012) que nos obligó a aparcar nuestro proyecto estrella, Zalla-PASTGUREN en el que volcamos ilusión, pasión, y como saben muchas de las personas con las que tuvimos relación, brillantez e ingenio. Además dos Órdenes Ministeriales (OM IET 822/2012 y OM IET 2199/2012) sobre los cupos del biodiesel nos tuvieron sin avanzar hasta octubre, y por si fuera poco, se unieron el invierno más duro de los últimos sesenta años en Ucrania, donde nos proveemos de materias primas, y el estado del entorno financiero, con las Cajas cerrando. En vez de ese titular sensacionalista y tendencioso, que por desgracia es lo que en este País importa, podrían decir que reinventarse es fundamental, que amoldarse a los nuevos tiempos es la única salida, que el ingenio, como dice nuestro lema en la empresa, es la energía del futuro, y sobre todo que hay que saber sufrir. No, de eso nos olvidamos. No siento decir que sí estoy orgulloso de haber sabido comenzar a salir de la ruina en la que hace bien poco estábamos, y ahora poder soñar con patrocinar a un equipo como el Bilbao Basket, porque esto representa que nos vamos consolidando, que todo el sacrificio mío y de los actuales integrantes de esta empresa ha valido la pena, y si podemos hacerlo es porque al final, nuestros diferentes proyectos han salido adelante, y nos posicionamos.

Ni una pregunta sobre que somos un referente de I+D como empresa, o nuestros proyectos de investigación energéticos, innovadores y revolucionarios en algunos casos sobre su concepción, o nuestra expansión por España y por Europa del Este, o que somos una de las pocas empresas dedicadas al biodiesel con los deberes hechos, y que por eso hemos buscado la alianza con grandes empresas en un claro “quid pro quo”, o de cómo hemos trabajado en la obtención de las materias primas como base para construir un negocio con proyección internacional a corto y medio plazo que aspira en convertirse en un referente bioenergético a nivel europeo. Parece que pasar de la ruina a otro estado sea un delito del que haya que mofarse. Tenemos futuro y no es fruto del azar, hemos trabajado y la consecución de grandes contratos en los últimos meses nos va a permitir gozar de una salud económica muy distinta a la que hemos tenido que soportar durante el último año y en los últimos meses.

El segundo tema es más doloroso y grave de cara a la opinión pública, porque es un tema personal. Como se supondrá, lo único que hace es minarme anímicamente y ante todo el mundo, en una Ciudad donde vive mi madre, mis suegros, mi cuñada, mi mujer, mis amigos, etc., y, sobre todo, creo que busca sembrar la duda y corromper la relación de cariño que tengo con el BB y con Bizkaia, donde estoy recibiendo apoyo real para salir adelante de la gente y del club. Ya es suficiente para mí que confié mi defensa a mi mejor amigo, de los que lo han sido durante 20 años, para que éste no presentase ni un solo documento ni testimonio de los muchos que podríamos haber presentado y con ello haber zanjado este tema (todo se basa en argumentar mi relación con el Ayuntamiento y porqué se me pagó mi trabajo). Se cumplieron y cerraron los plazos de instrucción, de lo que me enteré por el periódico, sin que mi abogado me hubiese defendido, y luego me enteré que lo habían echado del Colegio de Abogados hacía más de un año. Ahora pienso que no fue dejadez, fue algo peor, y yo la víctima de ello, si me lo hubiera dicho me hubiese buscado un abogado que realmente me representara. Con mejor abogado y tiempo, seguro que esto cambia. Al margen de esto, en mi caso la relación con el Ayuntamiento no es por tramas urbanísticas, sino de hace casi 10 años (y todo el famoso caso es de hace menos de 5), y el problema es demostrar la razón de la relación y su desarrollo. Sin más.

Desde la semana pasada estoy sufriendo ataques personales, con llamadas al círculo del Bilbao Basket con información mal intencionada, la que se está dando. Tengo claro el

origen de esa información, quienes la hacen pública y cual es la intención buscada. Al periodista, cuya única misión era dar esos titulares, podrían haberle contado cómo en varias ocasiones, y de una forma activa, propuse en el seno del CAI que había que crecer para intentar contar con un mayor presupuesto y mayor ambición, algo que un club histórico se merece, y que los patrocinadores necesitamos sobre todo en tiempo de crisis galopante, y para los que el basket es el “vehículo” que nos ha de llevar a todas partes para intentar crecer. Creo que esto es un titular, y creo que aquí está la razón por la que me he dirigido al Bilbao Basket, porque nosotros tenemos muy buen proyecto y necesitamos esa proyección que nos impulse tanto en España como en Europa. Eso sí, desde aquí mi ánimo y apoyo a toda la gran afición del CAI, una gran Institución, con quién además en breve cerraré los últimos flecos de nuestro acuerdo pasado, y que, a pesar de lo que está escrito por el periodista en cuestión, dado que no es lo que a mí se me ha comunicado desde el interior del Club esta misma mañana, siempre brindaré mi apoyo, y así se lo he trasladado, al igual que he recibido muestras de apoyo personal.

Dicho esto, como me preguntó el periodista, no sé hasta qué punto esto enturbiará mi relación con el BB, ahora tengo claro que sí era el objetivo buscado, y veremos si el conseguido. Por mi parte, a partir de este momento voy a tener muchísimo más cuidado con algunos medios. Sólo decir para terminar, que a aquellos, que los habrá, que se alegren de mi mal trago, no se lo deseo, porque no hay nada peor que estar en la picota por algo que es netamente injusto, y a aquellos cuyo cariño y apoyo he tenido a lo largo del día de hoy, mi infinito agradecimiento, y transmitirles la seguridad de que finalmente el tiempo nos va a dar la razón.

Sergio Castro. Presidente Grupo Uxue”

Un cordial saludo,

Ricardo Chueca González Secretario del Consejo de Administración y Director del Departamento Jurídico