You are on page 1of 18

El Pensamiento Apocalíptico en el Movimiento de Jesús

1

Pablo Richard NOTA: Esta ponencia aparece publicada el número 30 de la revista QOL . Agradecemos a la administración de la Revista por facilitarnos el texto digitalizado que aquí aparece.
Sumario: Desde la perspectiva del Jesús histórico se interpretan los discursos apocalípticos que aparecen en los Sinópticos. Se da una visión general de estos textos, luego, algunas observaciones histórico-críticas para entender su génesis y se termina haciendo alusiones exegéticas para interpretar esta tradición apocalíptica. I. Diez orientaciones hermenéuticas para leer los textos apocalípticos Quisiera dar en forma resumida las 10 orientaciones hermenéuticas que han guiado mi trabajo exegético, histórico y espiritual en el estudio de los textos apocalípticos. Aquí sólo los enuncio. Su demostración sólo es posible en el análisis mismo de los textos apocalípticos. Tengo presente aquí los textos apocalípticos de los tres Evangelios Sinópticos, pero también los Apocalipsis canónicos de Daniel y el Apocalipsis de Juan2. 1. La tradición apocalíptica nace en tiempos de persecución; pero sobre todo en situaciones de caos, exclusión y opresión permanente, en tales situaciones, permite a la comunidad cristiana reconstruir su esperanza y su conciencia. La apocalíptica transmite una espiritualidad de resistencia y orienta la organización de un mundo alternativo. El texto apocalíptico es liberador y su utopía es histórica y política, no es un texto confuso y de terror, que sólo hable de catástrofes, juicios y castigos, un libro del fin del mundo. 2. El Apocalipsis representa un movimiento importante en los orígenes del cristianismo, que hunde sus raíces en la historia del Pueblo de Israel y en el movimiento proféticoapocalíptico en el cual nace el movimiento de Jesús y las primeras comunidades cristianas. La apocalíptica recoge y transforma las tradiciones apocalípticas judías y judeo-cristianas, y cumple en la Iglesia una función crítica y de resistencia frente a la helenización del cristianismo y su institucionalización autoritaria y patriarcal posterior. El olvido de esta tradición hizo posible a largo plazo la integración de la Iglesia al sistema imperial dominante y la construcción de una Cristiandad de poder. Recuperar el texto apocalíptico es recuperar una dimensión fundamental del movimiento de Jesús y de los orígenes del cristianismo. No son textos aislados, propio de una minoría sectaria o desesperada, sino textos universales que urgen a una reforma radical de la Iglesia y a una nueva manera de ser cristiano en el mundo.

El mito es histórico y busca identificar y movilizar a la comunidad en situaciones de caos. Dios y el Mesías resucitado actúan en nuestra historia. en la comunidad y en el mundo. testimonio y construcción del Reino de Dios.3. oponer Îlo míticoâ o Îlo históricoâ. sino más allá de la opresión y de la muerte en nuestra única historia. y desde ya orienta todo nuestro pensamiento y acción. el tiempo de la Resurrección y del Reino de Dios ya ha comenzado. La visión transmite fuerza y expresa una espiritualidad histórica. yo te alabo porque has ocultado estas cosas a los sabios e inteligentes y las has revelado a la gente sencilla (Mt. Los mitos son tan racionales como los conceptos. 4. símbolos y visiones es distinto al lenguaje de los conceptos. El Apocalipsis no es un texto de "otro mundo". El mensaje central es: si Cristo resucitó. El mito reconstruye la conciencia colectiva y la praxis social del Pueblo de Dios. ahora. un libro enajenante y ajeno a nuestra historia. 5. Los mitos revelan la historia profunda de los pueblos. Su resurrección transforma el presente en un Kairos: momento de gracia y conversión. sino que está centrado en la presencia poderosa de Jesús resucitado. 25). sino también contempladas y transformadas en acción. El Espíritu de esta tradición se resume en el grito de Jesús: "Padre. que se realiza simultáneamente en el cielo y en la tierra. liberándonos de la opresión y de la muerte y construyendo un mundo alternativo. La visión es también memoria y parenesis (exhortación). La historia tiene dos dimensiones: una visible y empírica (que el autor llama "tierra") y otra dimensión profunda y trascendente (que el autor llama "cielo"). la teología liberal y Îmodernaâ despreció el género literario de la apocalíptica y lo consideró una Îdegeneraciónâ de la literatura . Los textos apocalípticos son históricos. El mito es polisémico (tiene muchos sentidos) y está siempre disponible a nuevas interpretaciones. Hay una sola historia. pero buena noticia (Evangelio) para los excluidos y oprimidos por el Imperio de la Bestia. la imaginación creativa del pueblo y la búsqueda de alternativas. sólo que "piensan" de una manera diferente. Señor del cielo y de la tierra. La tradición de los textos apocalípticos no está orientada a la "segunda venida de Jesús" o al "fin del mundo". 6. El texto apocalíptico crea mitos liberadores y sub-vierte los mitos dominantes. 11. Esta utopía trascendente y liberadora puede ser adelantada en la historia presente. Las visiones apocalípticas transmiten una convicción fundamental y una certeza histórica. La escatología de la tradición apocalíptica cristiana se realiza fundamentalmente en el tiempo presente. tiempo de resistencia. La visión desarrolla. El lenguaje de los mitos. Las visiones no sólo deben ser interpretadas. El hecho central que transforma la historia es la muerte y resurrección de Jesús. símbolos y visiones. No se trata de una comunicación de una ciencia oculta o esotérica de seres extra-terrestres o una revelación neutra y abstracta de un Dios fuera de nuestra historia. El Apocalipsis nos enseña a descubrir el poder de los mitos. Por no entender la racionalidad histórica de los mitos. Es falso además oponer Mito a Historia. Es lo contrario a lo que hoy llamaríamos ideología (que oculta la opresión y legitima la dominación). El Apocalipsis es cólera y castigo para los opresores. La utopía no se realiza más allá de la historia. El texto apocalíptico se expresa mediante mitos y símbolos. finalmente. La tradición apocalíptica es una des-ocultamiento histórico (apo-kalupsis) de la presencia trascendente y liberadora de Cristo ya resucitado en nuestra historia. opresión y exclusión.

modera y transforma los movimientos apocalípticos radicales y fundamentalistas. II. que es lo que llamamos el sentido espiritual de las Escrituras. 8. hemos sido más sensibles a la racionalidad diferente de los mitos. El Apocalipsis no es un libro universal y eterno. 1-37 1: Introducción (1-4) . del Testimonio y de la Palabra (lo que hoy llamaríamos la fuerza espiritual de los oprimidos y su estrategia de no. no es ni un noticiero del futuro ni ciencia-ficción. igualmente válido para todas las épocas y todos los lugares. Porque las Iglesias han abandonado las tradiciones apocalípticas bíblicas. Buscamos interpretarlo positivamente en su sentido histórico. Rechazamos toda interpretación fundamentalista o dispensacionalista. Apocalíptica y Profecía. su triunfo es en la cruz. La tradición apocalíptica debe ser entendida en el contexto histórico en el cual nació y debe ser interpretado con el Espíritu con el cual fue escrito. y sobre todo desde nuestras culturas indígenas. 7. En los textos apocalípticos hay análisis de la realidad y se nos da el material y la inspiración para la construcción de una sociedad alternativa. 10. La tradición apocalíptica. Los textos de los discursos apocalípticos de Jesús en los tres Evangelios Sinópticos La primera tarea es leer atentamente los textos. reproducen estos sentimientos para provocar en sus oyentes una catarsis (desahogo y purificación) y transformar así su odio en conciencia. especialmente el Apocalipsis de Juan. que puede ser modificada. los mártires derrotan a Satanás con su Testimonio. en la medida que este futuro puede ser adelantado en los pequeños triunfos del presente. estamos hoy dominados por las interpretaciones fundamentalistas del Apocalipsis o por interpretaciones "apocalípticas" de la realidad política actual. La praxis apocalíptica es la fuerza del Espíritu. pero asimismo intentamos interpretar el tiempo actual a la luz del Apocalipsis. Es una simple ayuda. hay una construcción utópica del futuro. 9. mito y praxis. conciencia y transformación histórica. No daré aquí toda la argumentación exegética para fundamentar mi propuesta.profética. sin embargo ese futuro está en las manos de las comunidades apocalípticas. con su Espíritu profético. Tampoco contiene en forma cifrada y enigmática la historia hasta el fin del mundo. símbolos y visiones. Jesús derrota a los reyes de la tierra con su Palabra. El odio y la violencia que aparecen en ciertos textos apocalípticos expresan la situación límite de extrema opresión y angustia que vive la comunidad. La violencia en la tradición apocalíptica es más literaria que real: Jesús resucitado aparece como un cordero degollado. puesto que une escatología y política. En la apocalíptica hay praxis transformadora de la historia.violencia). Pido al lector tener la Biblia delante y al lado la propuesta que aquí hago. Ofrezco a continuación una propuesta para delimitar los textos apocalípticos de los Evangelios sinópticos y para descubrir en ellos su estructura. Quiero que sea evidente por sí misma al entrar con profundidad en todos los Evangelios. Marcos 13. Desde el Tercer Mundo. el poder de los mitos. No hay pasividad o ausencia de práctica. la fuerza de la conciencia.

Habrá guerras. después de aquella tribulación. Cuándo y qué actitud tomar (28-37) . no hablarán Uds. Juan y Andrés Cuando sucederá eso y cuál será la señal 2: Etapas de la Historia de la Salvación (5-27) a) Período presente (5-13) + Comienzo de los dolores de parto (5-8) Vendrán muchos usurpando mi nombre.+ Al salir del Templo (1-2) Le dice uno de sus discípulos: qué piedras Jesús le dijo: no quedará piedra sobre piedra + Sentado en el Monte de los Olivos (3-4) Pregunta de Pedro. sino el Espíritu Santo Conflictos entre hermanos y odio de todos: el que resista hasta el fin se salvará b) La gran tribulación de Jerusalén (14-23) + La abominación de la desolación (14-20) + Falsos cristos y profetas. Santiago. no se alarmen. Es preciso que antes sea proclamada la Buena Nueva a todas las naciones No se preocupen qué van a hablar. señales y prodigios. pues todavía no es el fin. viene una catástrofe cósmica (24-25) + Entonces verán al Hijo del Hombre entre nubes con gran poder y gloria (26) + Entonces reunirá a sus elegidos desde el extremo de la tierra y el cielo (27) 3. miren que no los engañe nadie Cuando oigan hablar de guerras. Yo lo he predicho (21-23) c) La venida del Hijo del Hombre (24-27) + Por esos días. terremotos y hambre: es el comienzo de los dolores de parto + El que resista hasta el fin (9-13) Miren por Uds. mismos: persecución y testimonio.

No vayan ni corran detrás (23) + Como un relámpago así será el Hijo del Hombre en su Día (24) + Pero antes le es preciso padecer mucho y ser reprobado por esta generación (25) + Dos analogías sobre el carácter inesperado y repentino del Día del Hijo del Hombre : como en los días de Noé. 23-35) Llamado pequeño Apocalipsis 1.+ De la higuera aprendan esta parábola: a discernir los signos de los tiempos (28) + Así también Uds. 22. así será el Día en que el Hijo del Hombre se manifieste (28-30) + Actitud en ese Día: no mirar atrás como la mujer de Lot (31-32) + (intercalación: quién guarde su vida. 22-37) a)Discurso sobre el Día del Hijo del Hombre (vv. 33 y 36 Introducción: Dijo Jesús a sus discípulos sobre los días del Hijo del Hombre: (22) Texto L + Les dirán: Îvéanlo aquí o alláâ. En diálogo con los discípulos (vv. 20-37 (Q 17. la perderá) (33. cuando vean que sucede esto. tomado de Lc 9. Lucas 17. sepan que él está cerca (29) + No pasará esta generación hasta que todo esto suceda (30) + El cielo y la tierra pasarán. así será en los días del Hijo del Hombre (26-27) como en los días de Lot. En diálogo con los fariseos (20-21) L + Jesús responde a los fariseos que habían preguntado cuándo llegaría el Reino de Dios (20a) + El Reino de Dios viene sin dejarse sentir (20b) + No dirán Îvéanlo aquí o alláâ porque el Reino de Dios ya está entre Ustedes (21) 2. nadie sabe nada (32) + Estén atentos y vigilen (33-37). 23-35) Texto Q. mis palabras no pasarán (31) + Referente a aquél día y hora. excepto vv. 35) . 24 y de Mc 8.

Vendrán usurpando mi nombre y diciendo ÎYo soyâ. no los sigan Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones: no se asusten. 5-8) Miren. entonces se acerca su desolación (20) Texto de L + Entonces deben huir (21-22) (Mc 13. 17) . Mt 24. el Îtiempo está cerca". El v. ante reyes y gobernadores (12) Testimonio: no apología. 1-31) 1: Introducción (5-7) (Mc 13. hambre. 14b-16) + Ay de las que estén encinta y criando esos días (23a) (Mc 13. cosas espantosas y señales en el cielo + Antes de todo esto (12-19) (Mc 13. 14b-17) + Cuando Jerusalén esté cercada. 5-13) + Signos antes del fin (8-11) (Mc 13. 9-13) Los perseguirán: en sinagogas y cárceles. peste. yo les daré sabiduría que nadie podrá resistir(13-15) Problemas en la familia y odio de todos: en la resistencia salvarán sus vidas (16-19) b) La gran tribulación de Jerusalén (20-24) (Mc 13. terremotos. no es el fin inmediato Habrá guerras.+ Dos analogías sobre ruptura de relaciones en ese Día (35. no se dejen engañar. 28) Lucas 21. 5-38 (Mc 13. 36 es una adición posterior) b) Pregunta de los discípulos: Dónde Señor (37a) Texto L c) Respuesta de Jesús: cita un dicho popular (37b) (quizás es un texto Q Cf. 1-4) En el Templo (todo sucede en Templo) + Dicen algunos acerca del Templo: qué bellas piedras y ofrendas votivas + Jesús dice: no quedará piedra sobre piedra (5-6) + Le preguntaron (no se dice quién): cuándo sucederá esto y cuál será la señal (7) 2: Las etapas de la Historia de la Salvación (8-28) a) Período presente (8-19) (Mc 13.

Lc omite Mc. 24-25) + Entonces verán venir al Hijo del Hombre con poder (27) (Mc 13. 27) 3. mis palabras no pasarán (33) (Mc 13. 1-31) 1. terror y ansiedad (25-26) (Mc 13. 26) + Cobren ánimo.+ Detalles sobre la desolación de Jerusalén y su pueblo (23b-24) Texto de L c) La manifestación del Hijo del Hombre (25-28) (Mc 13. 30) + El cielo y la tierra pasarán. 1-44 (Mc 13. Introducción (1-3) (Mc 13. 24-27) + Señales en el cielo. 1-4) + Salió Jesús del Templo (1-2) Se acercaron sus discípulos para mostrarles las construcciones del Templo Jesús: no quedará piedra sobre piedra + Sentado en el Monte de los olivos (3) Se le acercaron en privado sus discípulos (no menciona cuales) y le dijeron Cuándo sucederá eso y cuál será la señal de tu venida (Îparusíaâ) y del fin del mundo . se acerca vuestra liberación (28) Texto de L.13. que cambia a Mc 13.28) + Cuando vean que suceda esto el Reino de Diosestá cerca (31) (31a en Mc 13. Cuándo y qué actitud tomar (29-36) a)Cuándo (29-33) + Parábola de la higuera: discernir (29-30) (Mc 13. en la tierra angustia. Mateo 24. 32) b) Exhortación final : (34-36) Texto de L (Mc. 29a / 31b es propio de L) + No pasará esta generación hasta que todo esto suceda (32) (Mc 13. 31. 33-37 tiene otra exhortación) + Guárdense para que no se hagan pesados sus corazones + Vendrá de improviso aquel día + Estén en vela orando para que tengan fuerza y escapen a todo lo que está por venir + Y puedan estar en pie delante del Hijo del Hombre. 13.

24-25) Señal del Hijo del Hombre. señales y prodigios. 5-8) Vendrán muchos usurpando mi nombre. 27) a) Período presente (4-14). 13b) Se proclamará esta Buena Noticia del Reino a todas las naciones. 17-21) b) La gran tribulación de Jerusalén: (15-25) (Mc 13. Yo lo he predicho (23-25) (Mc 13. miren que no los engañe nadie Cuando oigan hablar de guerras y rumores de guerra. 12-19 Mateo lo pone en 10. la caridad de la mayoría se enfriará (12) El que resista hasta el fin. Q 17. 24-27) Conmoción cósmica (29 continua el v 25 ) (Mc 13. Habrá guerras.2. 26) . 2123) c) La venida del Hijo del Hombre (26-31) + Paréntesis (26-28) (Cf. 5-13) + Comienzo de los dolores de parto(4-8) (Mc 13. Etapas de la Historia de la Salvación (vv. no se alarmen. Entonces vendrá el fin (14) (Mc 13. terremotos y hambre: es el comienzo de los dolores de parto + Antes del fin (9-14) (9-12 texto propio de Mateo) Los entregarán a la tortura. (Mc 13. 9-13 y Lc 21. se golpean el pecho (30a) Texto propio de M Verán al Hijo de Hombre venir sobre las nubes del cielo (30b) (Mc 13. pues todavía no es el fin. 14-23) + La abominación de la desolación (15-22) (Mc 13. 23-24. Quizás Q 17. 10) (lo que tiene Mc 13. se traicionarán y odiarán mutuamente (10) Surgirán falsos profetas que engañarán a muchos (11) Al crecer la iniquidad. 14-20) + Falsos cristos y profetas. 4-31) (Mc 5. ese se salvará (13) (Mc 13. los matarán y serán odiados por mi nombre (9) Muchos se escandalizarán. 37) + Venida del Hijo del Hombre (29-31) (Mc 13.

27) 3. cuando no piensen vendrá el Hijo del Hombre (44) (Q12. 1-13. nadie sabe nada. mis palabras no pasarán (35) + Pero de aquel día y hora. no saben qué día vendrá su Señor (42) (Cf. 2627) + Estarán dos en un campo (40-41) (Q 17. Texto propio de Mateo) (estos temas se refieren a la venida del Hijo del Hombre. 42-46) + Parábola de las 10 vírgenes (25. 40) (el fin de Mt 24. Texto propio de Mateo) + Parábola de los talentos (25. estén preparados. 37-44. ni los ángeles. 46) Sin paralelo en Marcos + Parábola del mayordomo (24.35) + Si el dueño de casa supiese a que hora viene el ladrón (43) (Q 12. 31-46. 14 ö 30. Cuando será y qué actitud tomar (32-44) a) El ahora y el fin (32-36) (Mc 13. 33.. 34-35) + Velad. 28-32) + Aprendan de la higuera esta parábola: discernir (32) + Así también Uds. 12-26: parábola de las minas) + El juicio final o definitivo (25. sólo el Padre (36) b) Velar y estar preparados para la venida del Hijo del Hombre (37-44) + Como en los días de Noé. 33. cuando vean todo esto.37) 4: Otros temas del discurso de Mateo (24. así será la venida del Hijo del Hombre (37-39) (Q 17.Marco Histórico-crítico mínimo para interpretar los textos de los Sinópticos 1. La corriente apocalíptica en los orígenes del Cristianismo . Se inspira en Q 19. Mc 13. no tanto al juicio final que es obra del Padre) III. ni el Hijo. sepan que él está cerca (33) + No pasará esta generación. 45-25.Reunión de los elegidos (31) (Mc 13.. difiere del fin de Marcos 13. hasta que todo esto suceda (34) + El cielo y la tierra pasarán. 45-51) (Q 12. 39) + Así también Uds..

por el gran peso de la tradición basada en los escritos de Pablo. La corriente apocalíptica siempre estará viva en la Iglesia. que es la más olvidada en la tradición cristiana posterior. a pesar de todas las crisis provocadas por las corrientes gnósticas. No es posible abandonar impunemente la apocalíptica"5 En forma muy esquemática y sintética podemos representar la principal corriente apocalíptica original con los siguientes textos canónicos: Daniel (especialmente los capítulos 7 al 12). (2) el judeo-cristianismo y los cristianismos helenistas. según este autor. Aquí nos interesa rescatar la tercera corriente. marginales. Era un movimiento que insistía en el rol del Espíritu Santo y relativizaba la autoridad de los obispos. un movimiento político con mucha carga anti-romana. El cristianismo apocalíptico por el contrario fue poco a poco marginado y olvidado. pero nunca será reconocida oficialmente. (3) y el judeo-cristianismo apocalíptico. pero no logró Îsalvarloâ.En los orígenes del cristianismo. clandestinos. Afirma J. Discursos Apocalípticos de los Evangelios Sinópticos y Apocalipsis . El judeo-cristianismo tradicional. Hoy buscamos rescatar los orígenes apocalípticos del cristianismo. que la teología cayera totalmente en la corriente helenista de pensamiento por lo cual pagamos el precio "de convertirnos en cuanto teólogos en herederos del pensamiento griego sistemático. generó actitudes anti-apocalípticas en la Iglesia. gran mentor de este movimiento. como movimiento y como Iglesia. prácticamente desapareció en el siglo II. pero por su radicalismo y exotismo. Una correcta interpretación de esta corriente. sino por las tendencias escatológicas de algunos exaltados. Dunn: "El cristianismo comenzó como una secta escatológica dentro del judaísmo. no tanto por ser portador de grandes herejías.H. también era un movimiento con gran participación de laicos. Lucas y Juan se impone como dominante en la Iglesia. especialmente con la crisis de los ebionitas (que rechazaban los escritos de Pablo de Tarso). podemos distinguir tres corrientes fundamentales3: (1) el judeo-cristianismo tradicional no-helenizado. También dice Käsemann: "Personalmente afirmo que la apocalíptica postpascual representa la forma y la interpretación más antigua del kerigma·No cabe duda que más tarde la teología de la Iglesia vio su tarea en la eliminación de la apocalíptica". El cristianismo helenista. Montano.G. una secta que en su apocalipticismo estaba en sustancial continuidad con los mensajes de Juan Bautista y Jesús"4. Vive en movimientos sectarios. especialmente mujeres. Eso permitió. a tal punto que en la Iglesia oriental muchos dudaron en reconocer el Apocalipsis como libro canónico del NT Tertuliano adhirió es este movimiento. prohibidos. es la manera más eficaz de rescatar sus elementos altamente positivos y neutralizar sus radicalizaciones destructivas. no fue en realidad un hereje.

etc.. por el contrario. Mt y Lc.5. En el Apocalipsis (19. los textos apocalípticos de los libros de Enoc.19-21 . temas como la tribulación. En los 3 textos canónicos podemos encontrar una línea roja que los une y que permite interpretar cada texto en un conjunto histórico y literario mayor. 3. bajo Antíoco IV Epífanes) y nuestro Apocalipsis del NT (escrito entre los años 90-97 d. pero si partir de las siguientes hipótesis de trabajo.17-18 b) Guerra y aniquilamiento: 19. 1 ö12. la resurrección.11-16 El gran banquete de Dios: 19. el falso profeta y los reyes de la tierra: 19. En la misma situación estarían muchas expresiones y temáticas de la tradición apocalíptica que pertenecen al Jesús histórico como: el Reino de Dios.C. 10-20 / 2Tes 2.Hay otros textos apocalípticos del NT insertos en la tradición helenista .C. el Demonio o Satanás. 13 .11-21 a) Cristo viene sobre un caballo blanco:19. hay una coherencia que no se explica sino poniendo ese uso de Daniel en boca del mismísimo Jesús. En primer lugar podemos decir que el Jesús histórico preferentemente no se sitúa en la corriente judía tradicional de fidelidad a la ley y al Templo ni tampoco en la corriente judía helenista. Baste como ejemplo el título "Hijo del Hombre". 2. Desde Daniel (hacia delante) y desde el Apocalipsis (hacia atrás) podemos salir al encuentro del Jesús histórico y realmente lo encontramos ahí donde realmente está: en la corriente apocalíptica. el Cielo-tierra.11ö22. 11 /1Cor 15 / Ef 6. Esto configura un horizonte apocalíptico de tres siglos dentro del cual podemos situar los textos apocalípticos de los sinópticos. la relación entre Daniel (especialmente Dn 7-12. que podemos estructurar en cinco fases o pasos8: 1) Juicio de la Bestia. salmos de Salomón y tantos otros6.que aquí no tomaremos en consideración: 1Tes 4. Discursos apocalípticos de los Evangelios Sinópticos leídos e iluminados "desde" el Apocalipsis de Juan Es extremadamente útil "ordenar" e "iluminar" los hechos escatológicos de los textos sinópticos.5) el orden de los sucesos escatológicos es el siguiente. donde Hijo del Hombre tiene una connotación colectiva (designa al Pueblo de los Santos) y se usa como un símbolo opuesto a las Bestias. Tampoco examinamos otra literatura apocalíptica del AT y la ingente literatura apocalíptica apócrifa. Jesús. se sitúa claramente en la tradición judía apocalíptica. Esta designación habría que interpretarla especialmente a la luz de Daniel 7. bajo Domiciano). esa tradición que se define en el horizonte histórico que va del libro de Daniel al libro del Apocalipsis. el testimonio en la persecución. Contexto judío-apocalíptico del Jesús histórico No podemos hacer aquí un estudio detallado del Jesús histórico. En segundo lugar. como 2 Baruc. donde ese Îordenâ es mucho más claro y diferenciado. los Signos y Milagros. 4 Esdras. escrito hacia el 167-165 a. No cabe duda. Q. a la luz del texto posterior del Apocalipsis. las catástrofes cósmicas como símbolo de catástrofes sociales. analizando el uso de Daniel en Mc. Hijo del Hombre representa Îlo humanoâ opuesto a Îlo bestialâ7.

Mc 13. Combate con la Palabra de su boca.5 Analicemos estos cinco pasos: Primer paso: Ap 19. 26.14-15 4) Cielo nuevo.7-10 3) Juicio de los muertos. la muerte y el lugar de los muertos: 20. Segundo paso: Ap 20. No viene para un juicio universal.12-13 b) Aniquilamiento de la muerte.2)Juicio de Satanás y Reino de los mil años:20 1-10 a) Satanás es encarcelado por mil años:20. nueva Jerusalén:21. enfrentado a las Bestias y los Reyes de la Tierra (como en Daniel 7). Se trata de la convocación de los elegidos para el Reino de Dios en su fase escatológica. 9-21 5) Presencia de Dios y del Cordero en la ciudad:21.1-3 Reino de los mil años:20 4-6 b) Guerra y aniquilamiento:20. tierra nueva.2-22.27-28 nos dice: "verán venir al Hijo del Hombre en una nube con gran poder y gloria. . No podemos discutir aquí todas las interpretaciones sobre el Reino de los mil años (eso lo hago en mi libro ya citado sobre el Apocalipsis). del lugar de los muertos y de los condenados:20. También Lc en 21. 23-35 /Lc 21.11-21: aquí tenemos el "Día del Hijo del Hombre" mal llamado "segunda venida de Jesús" y para el cual sólo Mt usa el término helenizado de "parousía". entonces enviará a los ángeles y reunirá de los 4 vientos a sus elegidos. todavía más cercano al texto de Apocalipsis es el texto de Lc 21.11-15 a) Dios hace justicia sobre un trono blanco: 20. no del Reino de Dios en su fase terrestre (al cual se refiere Lc 17. cuando empiecen suceder estas cosas cobren ánimo y levanten la cabeza. Véase lo que dicen los Sinópticos sobre el día del Hijo del Hombre: Mc 13. Jesús Reina con todos los que fueron decapitados por el Testimonio de Jesús y la Palabra de Dios que ahora resucitan.1-10: aquí tenemos en el centro el Reino de los Mil años. 20-21: "El Reino de Dios está entre Uds. En síntesis rechazo la interpretación fundamentalista y también la interpretación de San Agustín que identifica el Reino de los mil años con el Reino de la Iglesia sobre la tierra. 2528 / Mt 24. sino sólo para destruir los poderes de la muerte.31: "cuando vean que sucede todo esto sepan que el Reino de Dios está cerca".11 juicio de los muertos:20.26-27 nos dice: "verán al Hijo del Hombre que viene entre las nubes con gran poder y gloria. Jesús aparece en un caballo blanco. desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo"."). Corresponde a lo que dicen los Sinópticos. 31.1-8 Descripción de la ciudad 21. 24-27 / Lc 17. pues se acerca vuestra liberación (apolútrosis).

Quinto paso: 21. La utopía orienta la historia y puede ser adelantada en pequeñas realizaciones. pues es el cielo el que baja sobre la tierra. Después de la venida del Hijo del Hombre y del Reino de los 1000 años viene el Juicio final que ya no es obra de Jesús. Igual en Daniel 7 donde aparece el Hijo del Hombre representando al pueblo de los santos y el anciano que juzga o hace justicia destruyendo las bestias y dando todo el poder y gloria al pueblo de los santos. Cuarto paso: Ap 21. Esta venida por lo tanto no es un hecho terrorífico. también aparece la venida del Hijo del Hombre. Hay que distinguir por lo tanto entre el "día del Hijo del Hombre" y el "día del Padre".27 y Mt 24. como vimos. En los sinópticos. donde los asesinos e idólatras no tendrán lugar). pero ésta anima toda la apocalíptica de la tradición sinóptica: la historia no termina en el juicio final.28. En síntesis: el orden de los sucesos escatológicos según el Apocalipsis sería en forma sencilla como sigue: Venida de Cristo en un caballo blanco para enfrentarse las bestias Reino escatológico de Jesús con los mártires (Reino de los 1000 años) Juicio Final en manos del Padre y Nueva creación.32 (citado en Mt 24.36 y suprimido por Lc) se refiere a este juicio del Padre cuando dice "de aquel día y hora.T. después de la venida del Hijo del Hombre junto con la resurrección de los mártires y mil años antes del Juicio final (mil es aquí un símbolo). pues le veremos cara a cara y habrá vida corpórea en abundancia. del anciano que juzga. ni el Hijo. Este espíritu utópico llena toda la tradición del Jesús de la historia.1ö21: aquí tenemos el futuro de la historia más allá del juicio final. significa liberación (apolytrosis) y cercanía del Reino de Dios (Lc 21. En . pero en la espera del juicio final no cabe un discernimiento.31).5 Presencia de Dios y del Cordero en la ciudad. ni los ángeles del cielo.22 -22. Sólo nos dice que Jesús no sabe nada de ese juicio. sino del Padre. En la espera de la venida del Hijo del Hombre es posible discernir los signos de los tiempos. Marcos 13. sino exclusivamente del Padre. nadie sabe nada. sino una Buena Nueva: viene para reunir a los suyos (Mc 13. de la tradición sinóptica y de todo el N. sino un Reino al interior de nuestra única historia.31). pero sinópticos no desarrollan este juicio. pero no en otro mundo más allá de la historia. El Reino de Dios tendría así dos fases: una durante el tiempo del Jesús histórico y otra después de su venida sobre las nubes del cielo. que está sólo en manos del Padre. En los discursos Apocalípticos de los Sinópticos no tenemos una referencia explícita a esta sección del Apocalipsis. no para un juicio. que ya no es obra del Hijo. Es un Reino trascendente: más allá de la muerte.11-15: aquí tenemos el así llamado Juicio Final. Tercer paso: Ap 20. sino en la utopía maravillosa de una nueva creación y una nueva civilización (donde no habrá Templo-Iglesias. del Movimiento de Jesús. Véase que nuestro destino no es subir al cielo. sino solo vigilancia. sino en función del Reino de Dios. sino sólo el Padre".Pienso que el Reino de los mil años es la utopía de la realización del Reino de Dios sobre la tierra. donde Dios crea un Cielo y una Tierra Nuevas (nueva creación) y vemos a la Nueva Jerusalén bajar del Cielo a la Tierra (símbolo de una nueva civilización).

(3) A continuación estudiar el texto Q 17.20-22) y como lo interpreta en el contexto de su Evangelio.39 en Mt 24. sólo que tenemos que estar despiertos y vigilantes.44. años 50) son dos fuentes independientes una de otra. Q 12. Lucas y Mateo En los Sinópticos asumo aquí la teoría de las dos fuentes. Q 17.42-46 en Mt 24. Lectura sinóptica y diacrónica de los discursos apocalípticos en Marcos. no al juicio final.34-35 en Mt 24. más otras fuentes propias designadas con la letra L9. Q es citada siempre según el texto de Lucas (ejemplo: Q 12. con una perspectiva diacrónica o histórico-crítica. en forma independiente a Mateo. (2) Luego leer el texto de Lucas 21. donde tenemos las parábolas del mayordomo.37-39. 33) y ver cómo Lucas lo contextualiza (Lc 17.14-3010. de las 10 vírgenes.1-44 y discernir cómo estos dos autores reciben el texto de Marcos y cómo lo trabajan desde su propia teología. (5) Estudiar los textos propios de Lucas y Mateo (L y M). de los talentos y sobre todo cuando nos habla de discernimiento definitivo (tuve hambre y me distes de comer). y si es posible también una Sinopsis de los Evangelios. Q 17.2628. Para la delimitación y publicación del texto de Q usamos Ribla10. En el estudio que aquí presentamos.31-46 es llamado normalmente el juicio Îfinalâ. un ejercicio sinóptico. tomamos como base a Marcos y Q y con esa referencia vamos estudiando los textos de Mateo y Lucas. . Son textos cristo-lógicos. 4.42-46 = Lc 12. Habría que dar los siguientes pasos: (1) Empezar con un estudio básico del texto apocalíptico en Marcos 13. Mateo (Antioquía años 80) escribe su Evangelio a partir de Marcos y Q. De este juicio ni Jesús.45-51.23-35 (menos v. Los pasajes están marcados en la estructura inicial ya dada. El Evangelio de Lucas (Efeso años 85).42-46).40-41. Mt 25.43. Es importante hacer en la presentación de los textos realizada al comienzo de este artículo.37 en Mt 24.23-24.46. En los textos apocalípticos de los sinópticos se habla poco del juicio final como obra del Padre.45 hasta 25. pues se supone que Lc es más fiel a la letra de Q que Mt. Q 19. pero en realidad no es el juicio Îfinalâ. ni los evangelistas ni mucho menos nosotros sabemos algo. no tanto teológicos. Es un ejercicio simple de profundización en la lectura de los textos. sino el discernimiento definitivo o decisivo. Q 12.Mateo 24. En forma muy resumida dice así: el Evangelio de Marcos (Galilea años 60) y el "Evangelio de Galilea" (Q. para la cual no necesitamos sino la Biblia. la referencia es más bien a la venida del Hijo del Hombre.26-27 en Mt 24. Q 12. (4) A continuación ver cómo Mateo recibe y trabaja el texto Q.1-37 siguiendo la estructura arriba indicada.40 en Mt 24. No son muchos: Q 17.31-23). donde se discierne en última instancia nuestro encuentro definitivo con Cristo resucitado (algo semejante podemos decir de Mt 7.12-26 en Mt 25. más otras fuentes propias independientes que se las designa globalmente con la letra M.5-38 y Mateo 24. también se escribe utilizando Marcos y Q.

Todo el discurso apocalíptico es a ellos fuera del Templo en el Monte de los Olivos. por muy importante que ésta sea. siguen a Marcos. estructura y personalidad redaccional y teológica. pero no da nombres precisos. Algunas notas exegéticas finales En el primer capítulo hemos presentado una visión delimitada. es decir. Lucas cambia bastante el texto: todo sucede en el Templo y no se dice quién pregunta y a quién en específico va dirigido el discurso a Jesús. que nos parecen claves para interpretar mejor la tradición apocalíptica de los Evangelios Sinópticos. En síntesis: reconstruir la historia tradicional y redaccional de los discursos apocalípticos de Jesús. Mateo sigue a Marcos. en su presentación redaccional actual. situados también en la estructura global y en la teología de cada Evangelio.(6) Finalmente estudiar cada discurso. (1) Contextualización del discurso apocalíptico de Jesús En la introducción a los discursos apocalípticos (Mc 13. El contexto es un diálogo con los fariseos sobre el Îcuándo llegaría el Reino de Diosâ. El Reino en Q 17. Partimos del supuesto que la referencia fundamental para los discursos apocalípticos de Jesús sea el texto de Marcos y el "Evangelio de Galilea" (fuente Q). Lucas y Mateo. en forma independiente. En Marcos el diálogo inicial es con los discípulos y fuera del Templo. Luego hemos hecho algunas observaciones histórico-críticas para entender mejor la génesis los textos. Jesús aquí se refiere al Reino de Dios en su fase histórica anterior a su muerte y resurrección.1-3) hay variantes que son interesantes. Santiago. desde el Jesús de la Historia hasta la redacción final de los tres Sinópticos: Jesús de la Historia  Marcos 13 > Q 17 > Lucas 17 y 21 > Mateo 24 > Textos L y M > Discursos apocalípticos de Jesús > Evangelios Sinópticos 5. en cada uno de los tres Evangelios. global y estructurada de los textos apocalípticos de los Evangelios Sinópticos. Juan y Andrés.12 / Lc 21. desde la perspectiva del Jesús de la historia y no desde la perspectiva del Jesús dogmático o de la Cristología sistemática posterior. sin . La introducción hecha por Lucas al discurso apocalíptico de Jesús en Q 17. Ahora queremos terminar haciendo algunas observaciones exegéticas. Esto es propio de Mateo de universalizar los textos de Marcos. Una vez sentado en el Monte de los Olivos los que preguntan a Jesús sobre el Îcuándoâ y Îcuáles señalesâ son Pedro.5-7 / Mt 24. sino que habla de Îdiscípulosâ en general. (7) El desafío final de todo este trabajo es hacer una interpretación de los discursos apocalípticos de Jesús. en griego: sin Îparatéresisâ. Es la perspectiva del Jesús histórico la que nos permite entender los discursos apocalípticos de los Evangelios en el contexto histórico de su gestación al interior del movimiento de Jesús y el surgimiento de las Iglesias. no a su fase posterior a la Parusía. Utilizaremos algunas de las observaciones anteriores tanto sin-crónicas como diacrónicas. Lc es el que recoge la fuente Q con mayor fidelidad y como un discurso apocalíptico diferenciado (cap 17). Mt la cita menos y esporádicamente. Ver el texto en su totalidad.23-35 es totalmente diferente.20b llega "sin dejarse sentir".

especialmente al año 70. 10.5-13 / Lc 21.29-36 / Mt 24. En este asunto el "cuando" termina el tiempo presente poco interesa. 100 o mil años. no se alarmen.4-31: + El período presente: Mc 13.8-19 / Mt 24. por el contrario está "entre Ustedes". como se describe en el Apocalipsis entre 4.. Es un gran presente. Pero está claro. b) Cuándo será y qué actitud tomar en cada etapa: Mc 13. una caracterización de todo el tiempo que vivimos entre la Resurrección y la Parusía de Jesús. Un evento importante es este tiempo presente es la tribulación de Jerusalén. Pero esto no quiere decir que está en otro mundo. Nada más anti-apocalíptico que vivir Îcalculandoâ en fin del mundo.32-44 Es difícil precisar qué se entiende por tiempo presente.C.25-28 /Mt 24. .14-23 /Lc 21.8-28 / Mt 24. Marcos escribe antes del hecho y Lucas y Mateo después. Otro problema es qué pensaba el mismo Jesús histórico. Lo importante es cómo vivir este tiempo presente si Cristo realmente ha resucitado y resistir hasta el fin para salvar nuestras vidas. En este asunto la perspectiva no es cronológico-cuantitativa.): Mc 13.28-37/ Lc 21. Tendríamos así.observación empírica. No interesa saber si ese tiempo iba a terminar con la destrucción de Jerusalén.24-27 /Lc 21.1525.20-24 / Mt 24. Si Jesús está respondiendo a los fariseos. no es la Parusía. En Mc en esta etapa se insiste dos veces que todavía no es el fin y que ahora en el presente la Buena Nueva debe ser proclamada a todas las naciones.26-31. Lc y Mt. con la organización de las Iglesias o que iba a durar 50. También en el Apocalipsis lo fundamental es el tiempo presente. tocar "fotografiar"). Por eso no se puede decir véanlo aquí o allá. No hay que hacer del Reino una realidad empírica (que se puede ver. sino la Resurrección de Jesús: Si Cristo ha resucitado. + La gran tribulación de Jerusalén (año 70 d. En esta estructura podemos distinguir nítidamente dos partes: a) Las etapas de la Historia de la Salvación: Mc 13. miren por Uds. desde nuestra lectura hoy. (2) Notas sobre el carácter de cada etapa de la Historia de la Salvación La estructura de Marcos es la estructura básica seguida por Lucas y Mateo (véase la presentación estructurada de los textos dada al inicio). pero tampoco espiritualizarlo.5-27 /Lc 21. no les va decir que el Reino está "dentro" de ellos. Semejante en Lc y Mt. La traducción correcta es "entre" no "en". sino cualitativa: el tiempo presente es aquel tiempo marcado por la Resurrección de Jesús. con la muerte del último apóstol. mismos. En Mc (antes del hecho) Jesús no habla como vidente del futuro. año de la destrucción de Jerusalén por Tito. 5-13 y paralelos. C. no se preocupen. sino el "como" vivirlo. En el discurso aparece la actitud profética anti-templo de Jesús. el tiempo de la Resurrección ha comenzado. + La venida del Hijo del Hombre: Mc 13. que todos se refieren a los hechos entre el 66 y 74 d. sobre cuanto iría a durar dicho tiempo presente. Pienso que se refiere a todo el tiempo entre la Resurrección de Jesús y su venida-manifestación-parusía la cual pone fin a este tiempo presente. en Mc 13. 1 y 19.4-14. y posteriormente Mc. Sobre esto es que habla Jesús: miren que no los engañe nadie.

obra exclusiva del Padre. Jesús en realidad nunca viene. pero no para los que tratan de ser sus discípulos. Sobre el cuándo será y qué actitud tomar. Q 17. Deben también tener cuidado de no dejarse engañar por falsos profetas. tomada como un bloque. que nadie sabe cuando será. pues Jesús dice de sí mismo que: "antes (de ese Día) le es preciso padecer mucho". La primera que vive entre la Resurrección y la Parusía y la segunda que vive entre la Parusía y el Juicio final. que ya hemos delimitado al comienzo de este artículo). explicación de esto más arriba). Lo importante para Jesús es no comprometerse con el defensa del Templo. Son dos fuentes independientes. contenida en la segunda parte del discurso (Mc 13. Todos los fenómenos que suceden al momento de la Parusía de Jesús no son negativos. es el término griego para el término más bíblico "Día"). además de Marcos.25) indica más bien que se refiere a la Resurrección. sino huir. pero ya está entre ellos. porque nunca se ha ido. La otra fuente fundante. Detrás de cada una de ellas hay una comunidad con una realidad histórica y sociológica también diferente. Lc y Mateo. Recordemos que Marcos representa la fuente narrativa sobre Jesús y Q la fuente sapiencial. sino de esperanza. que vive ahora entre Resurrección y Parusía. Los discípulos de Jesús no tienen nada que ver con esa crisis. Mateo y Lucas. 30. Ya vimos el sentido de esta venida en la comparación con el Apocalipsis 19. después de la parábola de la higuera. de alguien que siempre ha estado entre nosotros. a quienes Jesús está respondiendo. Esto concuerda con la contextualización que Lc le da a Q en esta sección (Lc 17. incluso Jesús mismo no sabe. La segunda actitud es la de Îestar atentos y vigilarâ (Mc 13 32-37) de cara al día del juicio final. 28-37 y paralelos) Jesús distingue dos actitudes frente a dos eventos diferentes: la primera actitud es Îdiscernir los signos de los tiemposâ (parábola de la higuera: Mc 13.20-21). con su llegada se acerca nuestra liberación (apolutrosis) y llega el Reino de Dios (Lc). Aquí surge la duda si este "día" es la Resurrección o la Parusía de Jesús (ya dijimos que "Parusía".sino como profeta que interpreta el futuro a partir de la situación política y religiosa que vive en ese momento. En Q se habla de " el día del Hijo del Hombre". que sólo aparece en Mateo. La Parusía de Jesús no es por lo tanto una Îvenidaâ o Îretornoâ de alguien que se fue. En Q el Día de la . 30 se referiría a la primera generación. Si esto es así tendríamos una concepción distinta de la Resurrección de Jesús a la que aparece en Marcos. Esta segunda generación es la que está constituida por los mártires que resucitan para reinar con Cristo mil años (Cf. Lc 17. 11-21. No es un Reino que se pueda ver o tocar. ahora sólo se manifiesta en forma gloriosa. 28-31) de cara a la manifestación gloriosa (Parusía) del Hijo del Hombre. donde la preocupación es el discernimiento del Reino de Dios que ya está entre los fariseos. es el Evangelio de Galilea o fuente Q (Lc 17. Los evangelistas igualmente le dan un sentido positivo para sus discípulos: Jesús viene a reunir a los suyos (Mc y Mt). 25 (e. Los textos que se refieren a la venida del Hijo del Hombre. especialmente en Mateo. Deben sólo orar para que no suceda en tiempos difíciles. Mc 13. En los sinópticos. En Mc 13. se insiste en la permanencia de Jesús resucitado en la comunidad y en los pobres. sino la manifestación gloriosa (ese es el sentido de Parousía). tienen muchos detalles tomados de la historia reciente ya vivida. que escriben después del hecho. Se inspira en Daniel.d. Son quizás de terror para los opresores. A la luz del Apocalipsis de Juan podríamos pensar que Jesús aquí distinguiría dos generaciones. Jesús dice algo enigmático: "no pasará esta generación hasta que todo esto suceda".

Resurrección será como un relámpago (v. También se nos dice que la noche de la Resurrección se rompen relaciones sociales vividas en el lecho matrimonial y en el trabajo (vv. es decir en el Día de la Resurrección. La Resurrección nos proyecta sólo hacia el futuro. La Resurrección también se presenta como un Îdes-ocultamientoâ. una Îrevelaciónâ. 24).sitioabm. como el diluvio en tiempos de Noe o como la destrucción de Sodoma en tiempos de Lot (vv. pues el día de la Resurrección es el día cuando el "Hijo del Hombre se manifieste" ("apokaluptetai" v. pero que pareciera afirmarse lo contrario. 2629). no hay que volver atrás. 34-35). sorpresivo. ni hay mirar atrás como la mujer de Lot. un "apo-calipsisâ. un día no esperado.htm . Se dice normalmente que en la fuente Q no aparece ni la muerte ni la resurrección de Jesús. 33) se insiste que en aquel Día.31-35 (menos el v. http://www.com/2002_pablorichard. En Q 17. más allá de toda relación social actual. 30).