You are on page 1of 2

Paula Rubio Infante G e s t a c i ó n de los proyectos creativos, El peso de la justicia: Madrid Ij Come mierda

Exposición

vía proyección

audiovisual de una serie

de obras visuales

que

se

desarrollaron en 2007, y que tienen como punto de partida una serie fotográfica en b/n realizada por la artista en 1998, una semana después de que los internos del penal de Carabanchel fuesen trasladados y la cárcel cerrada. Esta primera visita fue posible gracias a que su padre trabajó en estas instalaciones desde los años 70 hasta su clausura. El peso de la justicia: Madrid I . Instalación. 2007."Madrid I " es la denominación oficial

de la cárcel de Carabanchel: "Centro Penitenciario Madrid I " . Esta primera instalación consta de 9 pesas de fabricación casera, realizadas según el procedimiento utilizado por los internos del Centro Penitenciario Madrid I (registrado en una de las fotografías realizadas en este recinto en 1998) y dos fotografías de este centro realizadas en ese mismo año, entre los meses de octubre y noviembre. En la instalación, las dos fotografías se sitúan dispuestas una junto a la otra y apoyadas en equilibrio sobre las pesas y en el suelo, de tal forma que toda la estructura creada se inclina debido al peso de los elementos hacinados, como si fuese a desmoronarse y romperse. El peso de la justicia: Madrid I. Responsabilidad compartida. Acción/instalación. 2007. fotografías

Esta pieza, que se exhibió en "Tentaciones 2007", se compone de 4

pertenecientes a la serie realizada en 1998. Estas fotografías se encontraban apiladas unas encima de otras, apoyadas en la pared. Una vez colocadas en el espacio expositivo por la autora, el padre de la artista procedió a realizar la performance acordada, que consistió en arrojar sobre las fotografías una pesa tantas veces como él consideró adecuado. A l terminar, invitó a los espectadores a compartir la acción, por lo que dos de ellos colaboraron de manera activa en la destrucción y "tortura" simbólica de estas imágenes. La obra/instalación se completó con un audiovisual que quedó como único documento de la acción realizada el primer día de la feria. La pesa utilizada ha sido fabricada siguiendo el procedimiento que empleaban los presos de la cárcel de Carabanchel, según se documenta en la serie fotográfica de 1998. Come mierda Instalación.2010. Es un proyecto que reflexiona sobre el sistema penal español, las víctimas del franquismo y la mierda [de paloma]. E l proyecto parte de un díptico fotográfico de gran formato [300cmxl50cm.] compuesto por dos fotografías en b/n. Una de ellas muestra el estado de la cocina de la antigua cárcel de Zamora,

actualmente cerrada, donde se puede apreciar la gran campana de extracción de humos y los fogones, ambos objetos parcialmente cubiertos de excrementos de palomas. La segunda fotografía muestra el estado actual de la fosa común del cementerio de Toro, Zamora, donde yacen a cielo abierto -y a simple vista-, los restos de 290 personas ajusticiadas por los sublevados entre 1936 y 1938. E l díptico se completa con una serie de dibujos y maquetas de las posibles futuras intervenciones que se realizarán sobre las fotografías. Todas ellas giran en torno a un elemento común: la campana de extracción de humos de la cocina de la cárcel de Zamora. En la instalación final se opta por colocar invertidas 4 reproducciones de la campana de extracción de humos respecto a su imagen fotográfica, impidiendo así que su función real se lleve a cabo y generando un metafórico "circuito cerrado" de "malos humos", toda una pesadilla penitenciaria. Estos 4 elementos invertidos se exhiben además llenos de tierra, dando lugar a un tipo de contenedor que recuerda formalmente a otros elementos como embudos, máquinas de triturar carne, nichos o ataúdes,..., donde los "malos humos" son "depurados". Cabe señalar la estrecha relación ente la cárcel de Zamora y el cementerio de Toro en la época que nos ocupa; los/as detenidos/as eran primero trasladados a la cárcel de Zamora y desde allí, finalmente "paseados" y asesinados entre otros espacios y cementerios, en el de Toro. Esta obra fue adquirida por la Comunidad de Madrid y Recibió el premio Arco Comunidad de Madrid para Jóvenes Artistas.