Sé el Candidato de la victoria

Estamos muy acostumbrados a ser testigos de campañas políticas en nuestros países. Todo candidato político trata de proyectar una imagen triunfadora, una imagen de confianza, de tal manera que otras personas le confíen su voto. En cierta manera, cada uno de nosotros somos candidatos en diferentes actividades en nuestra vida personal, la escuela del trabajo. El Joven Adventista debe tener una personalidad triunfadora, y debe proyectar una imagen de confianza. De hecho, todos somos candidatos al reino de los cielos, y definitivamente debemos obtener la victoria. Este programa de Sociedad de Jóvenes tiene el propósito de mostrarnos cuáles son las cualidades de un vencedor.

Preparación
Cada orador pasará al frente llevando un poster que tiene su nombre en él ("Miguel para presidente", "Vota por Luis", "Miriam es una triunfadora", etc.). En la parte trasera del poster estará escrita una regla para ser un triunfador, que él o ella mostrarán en el momento designado. Para hacer la presentación más efectiva, decore con globos de colores patrioticos y posters con frases como las siguientes: "¡Sea un triunfador!", "Tu puedes hacerlo!", o "¡Llega a la cumbre!", "¡Tú puedes lograrlo!".

Programa
La gente de _____________ (nombre del país) han sido testigos, durante muchos meses, de campañas políticas que llegarán a su clímax en unos pocos días con la elección de un __________. ¿Cómo es que las personas logran ser electos? ¿Cómo se convierten en triunfadores? ¿Cómo puedes tú convertirte en un triunfador? Ese es el tema de esta Sociedad de Jóvenes. Con el fin de recibir algunos consejos tenemos como invitados en esta reunión tres candidatos presidenciales.

Candidato 1: Los vencedores creen que Dios les ha dado capacidades.
Los triunfadores obtienen la victoria porque creen que Dios les dio habilidades y les ha capacitado para triunfar. Ellos creen que pueden lograr todo lo que deseen, si esto es verdaderamente importante, porque Dios mismo quiere que lo logren y les ha dado los talentos para ello. Saben que pueden ser eficientes. No están dispuestos a aceptar las evaluaciones negativas que otras personas les hagan porque saben que Dios los ha creado para llegar a la cima, para triunfar. Ellos no esperan que la victoria venga por suerte, o por las conexiones que tengan, o las personas que conozcan. Los triunfadores saben que Dios les ha puesto su propio destino en sus manos. Saben que su destino no está en otras personas, o las circunstancias, sino en Dios y en ellos mismos. Los perdedores siempre están culpando a alguien o algo por sus fracasos. "Mis padres eran unos perdedores". "No le caigo bien a mi jefe". "No soy brillante o inteligente". "Los demás tienen todos los dones". "Los personas tienen prejuicios en contra mía". "No tengo buena ropa". "No tengo las circunstancias a mi favor". Cierta vez un hombre vendía globos en una de las calles de la ciudad de Nueva York. Cuando el negocio empezaba a escasear soltaba un globo, primero un color y luego otro. Cada vez que un globo se elevaba, nuevas personas se acercaban a su alrededor y vendía varios globos. El hombre de los globos se dio cuenta que un niño de color se encontraba parado en la parte de afuera del grupo de personas a su alrededor. El niño estaba mirando los globos de diferentes colores que se elevaban hacia el cielo. Finalmente, se acercó al vendedor de globos, lo miró a los ojos, y le preguntó: "Señor, ¿Si usted suelta un globo color negro también se eleva?"

"Por supuesto," respondió el hombre de los globos. "¡Es lo que está dentro de los globos lo que hace que se eleven!" Entonces, ¿por qué no ser un triunfador? Es lo que está adentro lo que importa. Tienes lo que es necesario. ¡Lo "puedes todo en Cristo!" Con Él "todas las cosas son posibles." ¡Con su ayuda tú puedes triunfar! (Muestre el cartel: "Los vencedores creen que Dios les ha dado capacidades").

Candidato 2: Los vencedores establecen metas
Imagínate, por un momento, el juego del campeonato (la final). Los jugadores se encuentran en los vestidores, y el entrenador les está dando una plática de motivación: "Esta es la noche, muchachos. ¡Es ahora o nunca! Lo ganamos o lo perdemos todo esta noche. ¡Salgan a la cancha y den lo máximo de ustedes mismos!" Los jugadores, muy bien motivados, entran a la cancha y se detienen de inmediato confundidos. No hay porterías, ni lineas, ni ningún otro tipo de marcas. ¿Cómo podrían jugar sin porterías, ni señales? No sabrían en cuál dirección correr, o hacia donde patear la pelota. No existe ninguna forma en que el partido se podría desarrollar. Sin metas no existen vencedores. Y eso es tan cierto en el juego de la vida, como en el juego del campeonato de Futbol. Los perdedores no planean fracasar. Sencillamente no planean. Al no planear llegar a algún lado, no llegan a ninguna parte. Es muy difícil llegar a un destino si no sabes cuál es. Los vencedores tienen metas definidas, precisas y claras que les ayudan a realizar su máximo potencial. Los vencedores siempre establecen metas. Algunas son metas pequeñas que pueden ser logradas hoy mismo, otras nos llevan una semana o un mes, pero todas apuntan a su objetivo principal en la vida. Existen muchos tipos de objetivos que necesitamos establecer: físicos, financieros, espirituales, profesionales, familiares, mentales y sociales. Si deseas ser un vencedor, toma tiempo para pensar en cada una de estas áreas de tu vida y establece un objetivo para cada uno. Escríbelo en alguna parte, de tal manera que tengas bien claro hacia donde te diriges. Intenta hacer una lista de metas y márcalas conforme las vayas logrando. Pronto verás como te estás transformando en un vencedor. Cierta vez J. C. Penney (fundador de una empresa comercial muy importante en los Estados Unidos) dijo: "Denme un empleado de almacén con un objetivo, y les daré un hombre que hará historia. Denme un hombre sin objetivos, y les daré un empleado del almacén." (Muestre el letrero: "Los vencedores establecen metas").

Candidato 3: Los vencedores no se dan por vencidos
Estar convencido que puedes ser un vencedor, establecer metas, y encaminarse hacia ese objetivos y no es suficiente para hacerte un vencedor. Para ser un vencedor debes lograr tu objetivo. Los vencedores desean lograr el objetivo tanto que se mantienen luchar en contra de todas las circunstancias. No se dan por vencidos. Muchas personas con Coeficientes Intelectuales elevados tienen vidas mediocres. Muchas personas con talentos maravillosas logran muy poco. Los vencedores no siempre son los niños más brillantes en la escuela, ni quienes muchas veces se piensa que triunfarán. Harry era un muchacho de provincia cuyo consejero le dijo que no tenía lo que se necesitaba para ir a la universidad - sus calificaciones eran muy bajas. Harry no escuchó los comentarios. Quería obtener un doctorado, así que fue a la universidad. Sabía que lo podía lograr; quizá sólo le tomaría más tiempo y

trabajo. Cuando otros dedicaban 5 horas a una investigación, éldedicaba 30, y obtuvo su doctorado en Ciencias de la Salud y en la actualidad es el dueño de una gran cadena de tiendas naturistas. Harry es un triunfador. Wilma Rudolf deseaba convertirse en una medallista de oro en los juegos olímpicos, pero estaba lisiada por una secuela de polio. A pesar de su condición, estaba determinada a convertirse en una atleta de clase mundial. A los 20 años se convirtió en la primera mujer en ganar tres medallas de oro en pruebas de pista y campo. Con perseverancia y trabajo duro, Wilma logró lo que parecía imposible. Tomás Alva Edison decía que el genio es 1 % de inspiración y 99% de transpiración. Los ganadores son duros trabajadores que no se dan por vencidos. El éxito muchas veces es un fracaso volteado al revés. Si tienes suficientes deseos de lograrlo, entonces encontrarás un camino para lograrlo. (Muestre el cartel: "Los vencedores no se dan por vencidos"). La red mundial de escuelas, hospitales, e iglesias que nuestra denominación opera es un testimonio de personas que no se dieron por vencidos, a pesar de los obstáculos que había en su camino. Ellos creían que habían sido llamados por Dios para difundir la influencia de la iglesia en otras tierras. Tenían una visión de lo que podía lograrse. Establecieron metas. Y se mantuvieron trabajando hasta que, por la gracia de Dios, lograron sus objetivos. Existen jóvenes y señoritas del mismo calibre que llevan adelante la obra de Dios en diferentes tierras. Hoy escucharemos algunas noticias de lo que ellos están haciendo. Noticiero JA. Buscar noticias de lo que Jóvenes Adventistas están haciendo en estos días. (Puedes visitar la página de noticias en este mismo sitio. Programa adaptado del programa "Get Yourself Elected" de Dorothy Eaton Watts.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful