#3

MIRTA BUSNELLI
REPO

/ALEJANDRA RADANO /MARTÍN BOSSI /PRIMERAS DAMAS /NATALIA COCIUFFO /FERNANDO DENTE /Y MÁS...

Y DE REPENTE SE HIZO LA LUZ...

POR

Ya en el editorial anterior hablaba de esto, aunque siento que debo retomar el tema. Cuándo fue que de pronto, de no haber proyectos musicales, se llenó el mapa de –bienvenidos- nuevos proyectos. En menos de dos meses, cambió todo. Hace poco hubiera dicho que la 2013, sería una de las temporadas con menor cantidad de proyectos de los últimos años; hoy diré, que no recuerdo una en que hubiera tantos. Hace poco hubiera transmitido lo que los productores piensan al respecto: que este es un género muy caro, cuya entrada debe ser más cara aún si se quiere recuperar la inversión; y que las expresiones del género en los últimos años fueron en casi un 90 por ciento fracasos comerciales. Ahora, ante este nuevo alud que poblará felizmente la cartelera porteña, y que sobrepasa los proyectos vinculados a obras de texto, ¿qué cambió económicamente? Creo que no mucho. Ya hablé en el número pasado de la fe y de la relación que este género tiene con la fe. Creo que lo que sucede es que son otros proyectos los que estamos acariciando. “Forever Young” es una fórmula de producción, que al estilo “Toc Toc”, sin ser ese monumental éxito, crea un antecedente a ser imitado: confiar en el proyecto.“Tango Feroz” busca por el lado de nuestra historia, con un estilo que -por los comentarios- no es el de la "típica " comedia musical. Más bien se acerca al teatro con canciones. “Los locos Addams” sigue sus audiciones en busca de que T4Fun logre hacer lo que todos necesitamos: proyectos con réditos económicos y, sin duda, artísticos. En este caso al igual que otros, están cerca ciertas figuras, que aún no están confirmadas, pero que buscan reforzar la convocatoria. No todos los productores piensan igual o no todos los proyectos son iguales. Algunos exigen figuras, otros no. Otras veces esa tampoco fue la mecánica de T4Fun. Veremos…
4 //EDITORIAL

Está el Sr. Javier Faroni que aún no definió fecha para “Anything Goes” pero que, sin dudas, buscará que la variante de recuperación resida en la forma de producir… La obra de Sabina, “Más de 100 mentiras”, recreará la manera de producción del Sr. Pablo Kompel que arma proyectos con equipos argentinos, en este caso solo trae al director español. Pepe Cibrián tiene más proyectos que nunca, dentro de una manera de producción que creó una variante exitosísima en nuestra tierra. A su vez, están las diferentes revistas que en Mar del Pata y Carlos Paz estarán seguramente recaudando, en general, buen dinero. ¡Quién duda de que “Stravaganza” influyó en tanto movimiento! Estrenaré en abril “Al final del Arco Iris” protagonizado por tres grandes actores, en un formato de obra intimista con no más de tres músicos. Y también el año que viene, “Y un día Nico se fue”, basada en el libro de Osvaldo Bazán y música de Ale Sergi. Y dicen que se viene “Camila” finalmente al Teatro Nacional, y que regresaría más adelante “Piaf”. Son solo algunos rumores, pero podría seguir nombrando proyectos del circuito de Avenida Corrientes o del off, que sin duda está en ebullición. Creo que hay algo que estamos comprendiendo, no todos de la misma manera, no todos con la misma focalización, pero sí lo estamos entendiendo: NO se puede producir como hasta ahora, pero SÍ se puede intentar producir de otra manera. Y eso no solo quiere decir buscar materiales afines, de una manera sensible, personal y expresiva, sino también buscar alternativas de producción. Es evidente que salvo en “Los Locos Addams” no veremos orquestas de 16 a 18 músicos como hasta ahora o ensambles de 18 a 22 personas. Pero si la calidad y la elección de materiales se afina, es probable que la duración de los shows en cartelera sea mayor y que el fracaso no esté asegurado. Volviendo a ser lo que fue siempre, que el éxito teatral sea un misterio no develado y no una previsible certeza, hasta que nuevamente haya espectáculos de martes a domingo, a precios razonables, con elencos acordes a su necesidad, músicos técnicos y mucha mucha gente bien paga... trabajando.

sumario
/PRIMERAS DAMAS

staff
RICKY PASHKUS / DIRECTOR GENERAL FLORENCIA VERA / EDITORA

60

#3 #1

/MIRTA BUSNELLI

22

KARI HERNÁNDEZ / DG GUIDO ZAFFORA / REPORTERO SEBASTIÁN SEWRJUGIN/ WEB THE WHITE BOX/ APLICACIONES TOMMY PASHKUS / PRENSA FUENTES 2 FERNÁNDEZ FOTOS PONCHARTE! AUDIOVISUAL ARCÁNGEL MAGGIO S.A IMPRENTA

36
/MARTÍN BOSSI

/LOS DE SIEMPRE

42 Y

/MÁS
MIRÁ TODAS NUESTRA SECCIONES / TIPS / DESDE ADENTRO / MI DIVAGUE / Y MÁS...
SUMARIO// 5 3 SUMARIO//

TIPS
10 RECOMENDACIONES PARA FIN DE AÑO, LAS FIESTAS Y EL VERANO!
X RICKY PASHKUS
Atención con el deseo racional de evaluar y considerar lo vivido y pasado durante el año y, como consecuencia, hacer proyectos muy claros para el año siguiente. La división en años es necesaria, pero nuestra capacidad creativa es indivisible. Mi recomendación es no nombrar demasiado al año, como “un gran año”, “de transición”, “sabático” o de “gran avance”... Pues el año sabático puede ser muy ajetreado y el más fructífero.

1

2 3

No temer a tomarse unas vacaciones por miedo a que aparezca una audición en ese preciso momento.

No planear un verano que sea de tal envergadura, que si aparece una audición o trabajo, sea imposible llevar ese trabajo adelante. Liviandad para el verano… ¡es lo mejor!

No dividir en verano o invierno la formación; como dije antes, no sugiero dividir en años. Frases como: “quiero hacer en el verano lo que me fue imposible en invierno”, o “quiero dejar de entrenar en el verano para pensar bien lo que quiero”, son como los regímenes. De nada sirve adelgazar en verano o engordar, justamente, cuando me pongo la malla.
6 //TIPS

4

Entrenar durante el verano sabiendo que, el calor distiende abriendo puertas para que en invierno tengamos las calorías necesarias. ¡No entrenar durante el verano como si fuésemos a morir en otoño!

5

El verano suele ser en intensidad, oferta y posibilidad laboral, un momento tan alto como el resto del año. Se estrenan tantos espectáculos como en invierno, por ende, los puntos anteriores vienen a confluir acá: No dividas el año… ¡es uno entero!

6

El verano tiene muchas festividades y son todas alegres: Reyes, Carnavales y más… Disfrutá, en cada etapa de la vida es distinto. Hay etapas en las que hay ganas de aprovecharlas, y otras, en las deseamos que pasen rápido para volver a entrenar.

10 8

Cuidado con el sol si trabajás en teatro, sabés que salvo en shows veraniegos, en Teatro Musical estás interprentando un rol que pertenece a una cierta situación. El rol está en ese lugar, NO de vacaciones. Y si estás estudiando, también tené cuidado con los excesos de sol y sus marcas… pueden ser incómodas manifestaciones de tu inexperiencia.

7 7 8

BONUS TRACK

de año y bancate la depre*Disfrutá tus muestras de fin y no dejes de sentir, pensar sión posterior. Si podés, an tiempo. Si las muestras tap entrenar durante todo ese .y para horno en el horno… el entrenamiento estamos está el verano e verano, con sus bellezas *Ese cuerpo que tenés en á rpo de todo el año. Trabaj imperfecciones, es tu cue solo bello. para que sea personal, no esa sensación tan particular *No creas que estás solo en son todo el mundo la siente, que sentís en las fiestas, a de la a percibir la angusti una invitación muy fuerte como puede. soledad. Cada uno avanza as ar las fiestas es hacer cos *La mejor manera de pas verdaderamente solidarias. que sepas que si sos artista *En síntesis… es importante camino artístico, tenés que o estás entrenando en el de las cosas más específicas hacerte cargo de una de NO hay verano ni invierno, nuestra vocación/profesión: los trabajos se dividen de otra no hay divisiones en años, s aporte pueden venir despué manera. La jubilación y su canso en meses en julio, el des de una temporada de dos etiembre/octubre, la desesp agosto, el receso en sep en fuerza del próximo trabajo ración en noviembre, y la enero. O todo lo contrario. diente! ¡Elegiste vivir todo el año pen
7 //TIPS

Cuidado con los golpes de calor y los estragos que la mala alimentación traen al estómago. Suelen ser motivo de faltas frecuentes al teatro y a las clases, y los productores terminan sin saber si son síntomas verdaderos o si son falsos. ¡Ah! Tomá mucho líquido… te obligará a ir a la clase de danza.

9

Si estás trabajando en Buenos Aires y volvés a tu provincia para las fiestas, es importante regresar a principios de año para trabajar. Sacá los pasajes con anticipación. Es frecuente la excusa de: “no pude volver porque no encontré pasajes”

ALEJANDRA RADANO

POR ALEJANDRA RADANO

Alejandra Radano es una artista. Siempre me pregunté qué significaba serlo. Cuando quise actuar, dejé que el carnet de actores definiera el día en que me iba a recibir de actor. Pero artista… artista es aquel que viaja en tránsito. Viajar en tránsito… a ver si lo logro expresar… es aquel que siempre recibe en el aeropuerto ese talón que dice “en tránsito”, no el que simplemente viaja de París a Londres. Es el que está “de paso”, sin que ningún otro estímulo sea entregado a su maravillosa obsesión. No es llegar a París, Alejandra llego a París por haber estado siempre en tránsito. Ella es una ARTISTA; está en París y está en tránsito. RICKY PASHKUS

El teatro Petit Montparnasse en Paris, Francia, está ubicado frente a una sala que se llama Bobino, en la cual Josephine Baker en 1975, hizo su famosa última revista. La historia dice que a los 4 días de haber estrenado, murió. Me imagino que al productor no le debe de haber caído en gracia el momento, que el destino hubiese elegido arrebatar a la Baker de la faz de la tierra… Siempre pienso en eso cuando estoy por llegar al teatro… pienso en la fragilidad… El Teatro Petit Montparnasse linda con el Cementerio de Montparnasse. El Teatro Petit Montparnasse es el espacio expresivo que me cobija en este momento. Mi camarín tiene una ventana desde la cual puedo observar tumbas marmóreas llenas de flores. A las 17.50 horas precisas, suenan unas campanas que indican que el Cementerio cierra sus puertas al público hasta el día siguiente; esa campanada me anuncia que me queda una hora para subirme al escenario. En esta temporada parisina junto a Sandra Guida, y dirigidas por Alfredo Arias, (Director Argentino radicado en Francia desde hace ya largos 30 años) hacemos dos obras por día, de martes a domingo, dos obras con dos lenguajes teatrales diferentes. La primera obra, “HERMANAS”, es un espectáculo creado en torno a Sandra Guida, amiga&colega admirada, y a quien escribe. Un Music-Hall homenaje a las consanguíneas, a las

hermanas gemelas, a las ilusiones ópticas… un juego de sincronización diabólico tejido con canciones y dúos elegidos por Alfredo Arias en colaboración con Max Otranto; un mapa musical hecho con la rigurosidad de un cirujano plástico con escalpelo en mano. El trabajo que realizamos junto a Sandra se plasmó en una primera etapa en Buenos Aires junto a Ana Carfi, quien nos preparó vocalmente; Diego Vila, quien lo hizo musicalmente (realizó también la banda sonora de la obra) y Gustavo Wons, quien hizo varias de las coreografías. Luego, teniendo todo el material aprendido se sumó Arias, quién montó el espectáculo en su totalidad, para luego tomarnos el avión, atravesar el océano y ensayar in situ una semana en Paris y… ¡estrenar! Parte del repertorio elegido fue interpretado, previamente, por curiosas intérpretes de la historia de la canción: las mexicanas hermanas Hernández, las alemanas adoptadas por Italia “Gemelas Kessler”, las hermanas chilenas Sonia y Myriam, y un homenaje a las Siamesas Hilton que actúan en el film “Freaks” de Tod Browing, al cual Broadway (que es capaz de todo) le dedicó una comedia musical: “Side Show”. De ahí se eligió un dúo a la altura de las circunstancias: “No te dejaré jamás”(I will never leave you).Y este pandémonium, suerte de obsesión sobre diversas maneras estilísticas de cantar y de moverse, deja aparecer el costado fascinante y monstruoso que todos tenemos
MIRADAS DE ALLÁ//9

a través de inocentes canciones, que en realidad son cuchillos que afila Alfredo para dejarnos bien claro que: “Nadie sale vivo de la galería de los espejos”. Pero nosotras, cual hidras del musical aún estamos vivas… ¡vivísimas! Aunque debo confesar que con “La Señora Guida” vivimos momentos infernales para educarnos en la sincronicidad de los movimientos y la voz, regulando y emparentando nuestras energías. Fue y es (aún hoy) un ejercicio de gran aprendizaje y control, un repliegue del ego y un aprovechamiento de la voluntad de la otra, utilizado para el fin más importante: el espectáculo en su totalidad. (Alfredo Arias dixit) El segundo espectáculo se llama “CINELANDIA” Teatro con Canciones donde Arias director, actor y autor evoca cuatro films argentinos construyendo una curiosa radiografía teatral que, según su punto de vista, ilustra el carácter del país de donde viene: la Argentina. Alfredo oficia de Maestro de Ceremonia, bien instalado en el Siglo XXI, un capo cómico moderno que cuenta y actúa junto a nosotros, este cuarteto de films de antaño, en los que Antonio Interlandi, Sandra Guida y la que escribe, usurpamos identidades asignadas por Arias. Los films que se eligieron fueron: “Besos Brujos”, “El Crimen de Oribe”, “La mujer de las Camelias” y “Carne”. El ejercicio que se nos plantea como intérpretes tiene que ver con la flexibilidad para abordar las texturas de cada película, el lenguaje puede tener una distancia “brechtiana”. Quiero decir, hay un disyunción entre el material abordado y lo que se actúa. ¡Ah!... hay otro tópico importante a tener en cuenta: ¡el francés! una lengua para desdentados, una lengua con sonidos absolutamente ausentes en el español, cada vez que encaramos una obra nueva, volvemos furiosas a las clases de dicción… sea en Francia sea en Buenos Aires… Y permítanme una digresión en el texto: me gusta más pensar en el concepto de “Atleta” en lugar de pensarme como “Actriz” me parece más sincero, una “Atleta de la expresión que corre en la pista escabrosa del Teatro Musical”, me calza más esta definición, es más honesta con mi persona. (N. de la T: Queridos Lectores, le robé el término “atleta” a Tilda Swinton esa extraña orquídea del cine británico). Volviendo al relato, este trabajo que nos toca en suerte requiere de una extraña concentración para rendir con un grado de

calidad artística, todas las noches, haciendo dos funciones por día, o sea 12 funciones a la semana. Cantar, actuar y bailar son deportes de riesgo cuando la repetición de la acción es constante y sostenida, la voz es una criatura frágil que se alberga en el cuerpo y en la mente, nosotras con Sandra compartimos muchas cosas… una esencial, es nuestro maestro de canto en Argentina: Marcelo Velasco Vidal, quien nos entrenó con sanidad vocal, la cual nos permite valernos de armas para batallar esta circunstancia. Muchas críticas acá en París nos apodaron, a la Guida y a mí, con el mote de “Amazonas”…y sí… somos Amazonas y Atletas del Teatro Musical. Para concluir les recomiendo un libro fabuloso: “Las primas” de la platense Aurora Venturini, una contemporánea de casi 90 años, una estrella de la literatura actual. En una entrevista, esta lúcida artista, que vivió su época de exilio en París, contó esta anécdota: -Un hombre grande me dice: “Yo me jubilé, tengo campos,
12//MIRADAS DE ALLÁ

tengo vacas, qué sé yo… y ahora quiero escribir”. “Ah, se está tomando un recreo”, le dije. “Y sí –me dice él– algo hay que hacer.” Lo eché. Si hay algo que detesto, es la gente que se toma esto como un juego, una frivolidad. Se creen que “escribir” es una pavada. Que es para pasar el rato. Que somos unos vagos. Cuando, en realidad, escribir es un sacrificio. Ah, cómo lo eché a ese hijo de puta. Fue fantástico. Desde París, los saludo para irme a dormir… mañana a la mañana: Clase de Yoga. ¡Sí muchachas, muchachos y camaradas!… no solo es: “que el viento golpee a tus espaldas y que los caminos te acompañen” sino que, para mí, por experiencia, es “estudiar, estudiar y entrenar”. El Teatro Musical no es “una pavada”. (Aurora Venturini Dixit)

DIARIO DE VIAJE
madrid · LONDRES

y nuevas experiencias
POR FERNANDO DENTE
Cuando estábamos cerrando el número dos de DIVAGUE, Fernando Dente (que es un gran amigo de todos los que hacemos la revista) nos contó que se iba de viaje, que se iba a conocer Europa a recorrer las calles de Madrid, París, Berlín, Londres, etcétera… Nos pusimos muy contentos por él, obviamente, por fin un poco de tiempo libre… Pero también, se nos ocurrió la idea de que mientras estuviese por allá, Fer pudiera ir documentando sus aventuras, y una vez de vuelta, nos escribiera sobre sus experiencias. Aceptó sin dudarlo.

De teatro, amigos

Así fue, de un día para el otro, apareció el tiempo libre. Y así fue también la decisión. De un día para el otro, estaba viajando a Europa. Madrid, Barcelona, Paris, Ámsterdam, Berlín y Londres eran los destinos. Solo. Bueno, con un Ipad adquirido especialmente para la ocasión, cómplice y testigo de viaje. La idea principal no era ver teatro durante el viaje, pero algo así como "la sangre tira" pero con el teatro, fue lo que pasó... En fin. Mi viaje no podría haber empezado mejor, tuve la bienvenida a Madrid a cargo de un argentino, Guido Balzaretti. Habíamos sido compañeros en “Despertar de Primavera”, y ahora él vive en Madrid desde hace dos años. Los españoles enloquecieron con él en Buenos Aires, y se lo llevaron a protagonizar (junto a otro argentino del que voy a hablar más tarde) la nueva puesta de “Los Miserables” en la Gran Vía (la avenida Corrientes de ellos) Fue el mejor anfitrión. El mejor, sin dudas. Conocer Madrid a través de su mirada fue un lujo. Sin dudas el responsable

absoluto de que me haya sentido como en casa. La ciudad es hermosa. Es muy parecida a Buenos Aires, con otro look quizás, pero claramente, somos una ciudad con una inmensa influencia europea. Tuve el privilegio de ser invitado a una función del “Rey León”. Hace un año que está en cartel con entradas agotadas todas las funciones, y no es una manera de decir, es literal. Así que ahí fuimos, Guido y yo, al teatro Lope de Vega, uno de los más lindos según él. No lo dudo. Es como un Lola Membrives pero un poco más grande. Como en ese teatro Guido había estado haciendo la primera temporada de “Los Miserables” (la segunda fue en Barcelona) conocía a los técnicos, y ellos lo invitaron a ver el backstage del musical antes de la función. Y claro, yo fui con él… suerte de viajero dicen. Hay actores de muchos países, y ahí solo se habla en inglés para que todos puedan entenderse. Un teatro hermoso, y su gente, cálida como acá. Me sentía en casa. Y ahí también fue donde sentí el primer momento de orgullo nacional, cuando vi como todo el personal del teatro se acercó a donde estábamos, para saludar a Guido. Fue la primera de varias situaciones que viví, donde pude ver cuanto lo quieren y respetan. En Madrid estamos maravillosamente representados, es un hecho. Del show no voy a decir mucho, el que lo vio ya lo sabe, y el que no... si tiene la oportunidad, ¡no se lo pierda! Al día siguiente visitamos a un amigo mío que trabaja en “Sonrisas y Lagrimas” o “La novicia rebelde” para nosotros. Pero así le dicen allá... Al margen, por qué no la habremos traducido como "El sonido de la música" y ya, ¿no? Mi amigo Interpreta a Rolf, un personaje que también hice yo en la puesta local. Fue muy divertido encontrarnos y conocernos (solo teníamos contacto por e-mail) Tomamos un café en el bar al lado del teatro, justo enfrente de la puerta de actores, y así fueron llegando, sumándose, entre ellos dos argentinas, Patricia Clarck (una de las protagonistas de “El beso de la mujer Araña” acá) y Silvia Luchetti (la Maria Reiner argento-ñola) De repente éramos más argentinos que españoles en la mesa. Fue uno de los momentos más lindos del viaje, sin dudas. Ahí sí, me di cuenta, que todo es lo mismo, que todos somos lo mismo. El teatro y sus rituales, modismos, formas y costumbres, exceden fronteras. Genial. Y llegó Londres… pero no, sin antes hablar de París y de “Ellas” dos. El primer musical que vi, las tenía como protagonistas. Yo tenía 11 años, fui con mi mamá, fue el plan del mes, llegamos tres horas antes al teatro, la entrada la pagamos 15 pesos, era el pullman del Teatro SkyOpera (así se llamaba en ese momento).

En París vi los dos espectáculos que están haciendo: “Hermanas” y “Cinelandia” (el ultimo con dos actores, uno de ellos el director de ambos espectáculos, el maravilloso Alfredo Arias) Quedé fascinado, como aquella vez, hacia mucho que no las veía en el escenario. Dos artistas con una elegancia que intimida, que para asombro mío, cada vez están mejor, y siguen evolucionando. Las conocía a los 11 años y ya eran consagradas, picando altísimo con sus instrumentos, y hoy 11 años después, estaban superadísimas de aquella imagen. Fue una noche especial. La buena noticia, es que estos dos espectáculos vienen a Argentina en el 2013 producidos por Lino Patalano, a quien me encontré en esa función! Habiendo atravesado la hermosa experiencia de Paris, visité Berlín y de ahí volé directo a Londres. Llegué. Apenas estuve ahí, me fui para el centro, y pregunté dónde era el teatro de “Los Miserables”, lo busqué y lo encontré, pero antes encontré el de “Singing in the rain”, el de “Jersey Boys”, el de “39 escalones”... Cuando finalmente llegué, estaba la foto de un argentino, la foto de Geronimo Rauch. Al día siguiente iba a tener el privilegio de ver el espectáculo protagonizado por un él. Así fue, mi queridísimo Jonathan Buteller (director de “La Novicia Rebelde”, que es inglés y vive allá) me llevó hasta la puerta del teatro después de haber tomado el té en el salón de uno de los Museos nacionales de Londres. Entré, la acomodadora me pidió el ticket y me preguntó como estaba. “Muy contento de estar acá”, le dije. Me miró y se rió, obviamente. Me ubiqué, empezó, y me encantó. Pasó el primer acto, y yo disfrutaba de ver el público, el teatro, los modismos, etcétera. En el entreacto venden heladitos Haagen Dazs, ¡excelentísima idea para hacer en Buenos Aires! Mientras tomaba mi helado, observaba el público, muchos matrimonios, muchos novios jóvenes, mucha gente sola, o con amigos, y de todas partes del mundo. Vino el segundo acto, ya nadie podía creer lo que cantaba ese muchacho. En el aplauso, el teatro se puso de pie, lo ovacionó, y yo, una vez más, me emocioné. Ese patriotismo que se aumenta cuando uno está afuera. Ese orgullo por el prójimo, se me impuso sin ningún tipo de premeditación.

Comimos pizza en Las Cuartetas antes de la función, y entramos a penas dieron sala (45 minutos antes de que empezara la obra). Había como una niebla en la sala, yo me sentía en otra dimensión. Se escuchaban los instrumentos afinando, y no paraba de imaginar qué estaría pasando detrás de ese telón. Y empezó, y disfruté cada segundo deseando que no terminara más. Pero terminó, y yo había conocido lo que era un musical… había conocido a Sandra Guida y a Alejandra Radano. Si, fui un suertudo.

Lo esperamos a la salida, y lo digo en plural porque también me encontré con argentinos ahí: Walter Sequeira y un matrimonio amigo de él. Tomamos una cerveza (yo no, no me gusta) hablamos del teatro allá, del teatro acá… hablamos del teatro. Confieso que no me aguanté y cuando Gerónimo contó que en el verano iba a estar por Buenos Aires, lo invité a Tango Feroz. Y bueno… Después de haber vivido tremenda emoción y de haberle dado, tal como me lo habían encargado, el primer ejemplar de Divague, seguí andando por Londres para vivirla. Básicamente no hice turismo, tomé clases, caminé, la recorrí, saqué entradas para el teatro, fui al teatro, a museos, visité amigos.... Las clases son buenísimas, muy divertidas, y sin desmerecer, no tienen nada que envidiarle a las que tomo acá con el Maestro Alejandro Ibarra, en serio. Me asombré con las similitudes que tenemos con los ingleses, y ya que estamos hablando de teatro, puedo decir que arriba del escenario también. Lo mismo que acá suele no gustarme, también lo vi allá, y lo que acá me asombra y maravilla, también lo encontré allá. Quizás tienen más variedad y cantidad allá, pero volví muy orgulloso de nuestro teatro. La lista se completa con “Billy Elliot”, pero tendría que escribir una nota entera solo de esa obra, así que no voy a decir nada. Solo que si pueden viajar a Londres, véanla. ¡Ah! y que el iluminador es Rick Fisher, quien iluminó “La Novicia Rebelde” acá y que me recibió en su casa con su pareja Marcus. Me hicieron un te ingles casero, espectacular. Rick, es sencillamente una bestia, ¡Vean Billy Elliot! También “Singing in the Rain” (llueve POSTA en el escenario y te mojan como si estuvieras en Mundo Marino), y “One man, two guvnors” (una comedia muy inglesa, del teatro nacional de Londres, una maravilla) a la que llegué tarde porque me perdí por vez número cien, y no encontré el teatro. Llegué pidiendo disculpas en mil idiomas, me recibieron con una sonrisa, me invitaron a tomar algo al hall y me avisaron que en nueve minutos iba a poder ingresar a la sala porque ya había comenzado el espectáculo. Y me dieron un papelito con una sinopsis de lo que me estaba perdiendo… Todo pasa por algo, ¿no?.

El teatro es hermoso, acá, allá y más allá también. Sin dudas no sabe de "países", sino de su gente, de sus hacedores, de sus historias. Fue algo que intuí siempre, y que me hizo muy feliz comprobarlo con mis propios ojos. Vivir la experiencia. Estoy muy orgulloso de ser argentino, de hacer teatro en mi país, estoy muy agradecido de las posibilidades que tengo acá para hacer el teatro que quiero hacer. Soy un afortunado. Estoy orgulloso de los maestros que tuve y que tengo, de los directores, de los actores, está buenísimo ser de acá. Comprobé que sería hermoso hacer una experiencia laboral allá también; y por supuesto, volver… porque siempre se vuelve a Buenos Aires. Porque yo soy de aquí, de otro lugar no puedo ser.
DIARIO DE VIAJE//17

U N DIVAG UE

“EL TEATRO MUSICAL: UNA FORMA DE VIDA...”

ES CORDOBESA. ES ACTRIZ DE TEATRO MUSICAL. ES PRIMERA DAMA. ES MUY QUERIDA. ES TALENTOSA. ES UN SER CON HUMOR Y SENSIBILIDAD. PERO POR SOBRE TODO, ES UN SER INTERESADO EN SER… Y LOS SERES CON ESA CONCIENCIA, SABEN LO QUE HAY Y LO QUE FALTA. ESO ES SER. POR RICKY PASHKUS

Soy de las personas que insisten con la idea de perseverar, de respetar los deseos. Aquellos deseos que te sumergen a los miedos de ser alguien, de hacer algo, de tener vértigo permanente, de buscar insaciablemente qué decir y cómo contarlo. De ser personal en el camino, en dejar una pequeña huella, un estribillo, un mensaje, una manera de cantar, sentir y vivir la profesión... Ser dueños de nuestras decisiones y ser fieles a lo que elegimos, sin boicots ni prejuicios. En mi historia, viví muchos momentos de incertidumbre, de sentir que no iba poder cumplir mis sueños. Pero a veces necesité tocar fondo. Tuve que mirarme en un espejo, en el baño de algún restaurante con el delantal puesto, maquillarme y decirme a mi misma: “¿qué haces acá un sábado a la noche? Si vos querés estar en algún escenario… cantando… contando alguna historia”. A veces no es tan fácil tomar las riendas de la situación. Todo parece imposible. Pero si mirás y te permitís sentir, nada ni nadie te puede parar. No hay fórmulas para el éxito. ¿Qué es el éxito? ¿Qué es llegar? No lo sé. Aunque sí afirmo, con todas mis verdades y experiencia de vida, y lo confirmo día a día, que cuando uno sabe y desea con todo el CORAZÓN algo (el que late fuerte cuando escuchás música, cuando te sentís más vivo que nunca,

cuando solo eso es el motor de tu vida), todo lo demás llega. Llega, se acomoda, se abren los caminos, aparecen las oportunidades y vos te preparás para recibirlas. Es como si estuvieras entrenando con fe y, cuando eso que tanto deseas llega, vos estás ahí, dispuesto, fuerte, maduro, con convicción. Sucede algo que te conmueve, lo inesperado, el mejor regalo… el resultado de ser consciente y actuar en consecuencia. Yo llegue de Córdoba en 1998, con una mochila llena de ilusiones. Jamás olvidaré a Dieguito Hodara, mi amigo, mi hermano de la vida, diciéndome en una plaza en plena peatonal de Córdoba: “Vamos, vamos a vivir a Buenos Aires”. Y yo lo seguí aterrada e inconscientemente. Esta ciudad llena de luces me cautivó, me invitó a descubrir quién era yo realmente y me hizo conocerme. Muchas veces sentí miedo, frustración, ansiedad por justificar por qué me había ido de mi lugar, de mi casa, de mi familia. Sentía una presión por demostrar y dar respuestas. Los primeros años fueron difíciles, un proceso lento de entender. Necesité conectar de a poco con mis sueños verdaderos. Me daba miedo y no creía que a mí podía pasarme algo bueno.
UN DIVAGUE//19

Mientras tanto, iba al teatro a ver a mis amigos y colegas, quienes ya empezaban a trabajar musicales, y pensaba: “yo también puedo estar ahí. ¿Por qué todavía no me pasa?” Me enojaba con Dios, el universo y era la víctima perfecta de mi vida. Tal vez necesité sentirme así para un día decir ¡basta! ¡Basta de sentirme así y no accionar! Así fue como un día renuncié a mi trabajo de camarera y empecé a dar clases de canto, a conectar con lo que realmente me gustaba: los shows, los musicales off. En los castings nunca pasaba la prueba de baile: “Doble pirueta… Graciasss!”. A pesar de eso seguía entrenando y confiando en lo que quería, con todos mis miedos y ansiedades. Nunca pensé que las cosas que después me pasarían iban a ser consecuencia de un trabajo más personal. Todavía me emociono cuando recuerdo que Valeria Ambrosio me llamó para protagonizar “ELLA”. Me había visto en otros musicales del off, como “Desconcierto de musicales” y “Zooilógico”, de Rubén Roberts, dirigidos por el gran Omar Calicchio y con la hermosa de Ivana Rossi y Dan Breitman. Nunca me imaginé que las cosas llegaban así, por consecuencia de otras, como un reflejo. Reacción, causa y efecto. Hoy creo en eso. Creo en soñar y pedirle al universo todo lo que quieras. Aunque no por arte de magia el universo lo concede, sucede cuando uno sabe, cree y confía en lo que es. Esa es la verdadera búsqueda, confiar en lo que uno quiere. Saberlo, desearlo, buscarlo con paciencia y con amor, creyendo que todo llega para todos, y que la vida y el tiempo tienen ese nosequé que te da las respuestas que alguna vez nos hicieron llorar de ira, de enojo y desilusión. Siempre todo pasa por algo, es increíble pero es así.

Hoy miro atrás y me emociono cuando pienso que cada cosa que hice, cada musical, cada rol, fue porque vino de un proceso lento, seguro y convincente. A veces los sufrimientos y las experiencias poco gratas o las audiciones donde no quedás, vienen a contarnos algo. Algo fuerte para revisar y considerar. No hay nada más fuerte que la experiencia, las trabas, los fracasos... todo lleva implícito un aprendizaje lleno de mensajes a descubrir. De lo que hay que estar seguros y, por eso defenderlo y respetarlo, es que cuando hay AMOR Y CERTEZA en uno mismo, es tan fuerte esa energía que es inevitable que las cosas no sucedan. Tal vez no en el momento que uno pretende, pero suceden y cuando pasan… emociona. En eso hay que confiar. Por eso, y sin más que decir, solo nos queda seguir creyendo, haciendo, probando, imaginando, estudiando, intentando y creando. Nada puede fallar si lo buscás con todo y a pleno. Ese es el camino del artista. Esa es para mí la ¡VERDAD! Y no es un DIVAGUE, es real, es ser honestos y bancarnos lo que elegimos ser. Bancate ser eso, divagá con tu imaginación y volá en lo más profundo. El viaje es lindo y hay muchas más aventuras por seguir descubriendo. Mientras vos sepas de VERDAD quién sos y qué querés… divagá con tu mente y soñá mil historias. Buscá tu propia verdad como artista y proponete contarla, todos queremos escucharte. Disfrutá el proceso, solo eso te hace fuerte, te hace crecer. Disfrutá. Confiá. Una vez alguien me dijo que si planeas un viaje y estás convencido de querer llegar a destino, en la ruta te puede pasar de todo. Te jode la ansiedad, pero seguro llegás. Es un ejemplo bobo pero pensalo así, bobo. No dramatices el viaje, disfrutalo, si igual vas a llegar a destino… al que vos quieras.

ESTO ES UN VIAJE, LO MÁS INTERESANTE ES TODO LO QUE VAS DESCUBRIENDO Y ENTENDIENDO MIENTRAS TANTO. DIVAGÁ PARA SENTIRTE LIBRE, Y CONFIÁ QUE ESA LIBERTAD TE VA DAR TODO LO QUE QUIERAS. TODO, SIEMPRE.

20 //UN DIVAGUE

U N DIVAG UE

B U S N E LLI

“GANARSE LA LOTERÍA

PUEDE SER UN INFIERNO”
ashkus). os con Ricky P arla de amig (Una ch

"Las cosas se buscan con más ardor que lo que se gozan", dijo William Shakespeare. La increíble Mirta Busnelli es una expresión bellísima de esta genial frase y, en este reportaje, nos cuenta como se siente el estar atravesada por ese ardor... Por Ricky Pashkus

Ricky: -La vocación del actor tiene mucho que ver con el deseo, y yo creo que en esa relación vos sos muy particular. Vivís distinta la fórmula: “deseo-logro-próximo paso”. ¿Es real lo que digo? ¿Cómo es tu relación con esto? Mirta: -Siento que esa es la pregunta del millón. Así como nosotros vivimos nuestra cultura atravesados por un montón de mandatos, por deseos, por posibilidades, despejar un poco el gallinero, para mí, es un tarea titánica. Es LA tarea. Porque eso no solo tiene que ver con el trabajo de uno, tiene que ver también con los afectos, con todo. Entonces, reconocer para dónde quiero ir, es un infierno. No es una tarea fácil, hay gente a la cual se le presenta o puede pensar profundamente y darse cuenta para dónde quiere ir. A mi no se me presenta así, para mí es muy complejo. O soy cobarde y no me atrevo a soñar y decir: “sí, esto es lo que quiero”. Quizás, por que sé que existe la posibilidad de no lograrlo o por lo que sea. Pero ese es un trabajo diario para mí. Todos los días me preguntó, ¿para dónde voy? ¿para dónde quiero ir? A veces surge como una cosa muy espontánea y plena, y es divino, pero no es la mayoría de las veces. Lamento decepcionarte. Ricky: -No me decepcionás, al contrario, me mostraste que estás signada por esa sensación de la que hablaba, la relación particular entre deseo-logro-próximo paso, solo que para mí no es un infierno sino sabiduría… Mirta: -Creo que se necesita una dosis de valentía y eso también es algo a conseguir. Porque pensar, atreverse a pensar, atreverse a
24 //REPO DIVAGUE

perder, es valentía. No hay posibilidad de ganar, sino hay posibilidad de perder. Y en toda elección hay una pérdida, lo cual es difícil porque uno siempre quiere quedarse con los mayores beneficios de una elección. Ricky: -Siguiendo esta línea, al saber que ninguna elección puede llevarte al “me gané la lotería”, es como decía, sabiduría... Mirta: -Y la lotería también es un infierno, porque ganando la lotería tampoco tenés todo. Implica el “qué hago con el dinero”. Si lo tengo que invertir, lo tengo que gastar, si lo tengo que dar… Implica un montón de cosas que son buenas, pero también se pueden convertir en algo difícil. Ricky: -Teniendo en cuenta esto que venimos hablando, ¿cómo describirías tu camino desde tus comienzos? Mirta: -Mi vieja me mandó de chica al Labardén,a la compañía que tenía Angelina Pagano.Hice muchas cosas. Me hizo entrar por acomodo al Labardén y no la pasé bien porque siempre me sentí una intrusa. Y para colmo de males, el día que me hizo entrar por acomodo llega a casa y me dice: “que injusticia, había tantas chicas maravillosas”. Hoy de grande le pregunto:“mami porque no lo hablabas con tus amigas, en lugar de con una nena 7 años…” Pero no lo decía por mí, porque yo no servía, sino porque “… le molestaba que existiera ese mecanismo. Yo odiaba estar en el Labardén. Después, en la compañía de Angelina Pagano no me acuerdo

como entré,pero un día ellos hacían una obra que se llamaba “El sueño de caperucita” y les faltaba una bailarina. Como yo estudiaba danza clásica (otra cosa a la que me mandaba mi mamá) tomé el papel. Y después un día faltó alguien que tenía que decir un textito, y lo hice. Ese día tuve la hermosa sensación de “estoy diciendo un texto en un escenario”, fue como pasar de una cosa a otra. Y no cualquier cosa. Eso me pareció a mí. Más tarde hice danza en La Escuela Nacional de Danza, iba después del colegio a clases particulares. Me tomaba el tranvía 99 donde los tipos me apoyaban. Tengo esa sensación de chica, de que como fuera te apoyaban, me quería ir para otro lado. Ricky: (Risas), ¿eso aportó a tu formación? Mirta: -Todo. Toda aporta, para bien o para mal. Pero volviendo a lo que decía, en ese entones, estudiaba con María Ruanova, una gran bailarina. En la Escuela Nacional de Danzas tenía como 10 materias, francés, dibujo, solfeo, danza moderna, danza clásica… Así que tenía todo eso, más las materias del colegio. Todo a los 12 años. También tomaba clases con Beatriz Ferrari. Aclaración de Ricky: Siguiendo con lo que yo pienso de Mirta, que es una persona que tiene una gran sabiduría y formación… Beatriz Ferrari, era lo top de esa época. Al igual de María Ruanova, en dos estilos distintos. Mirta: -Así que con todo eso a cuestas, decidí dejar la Escuela de Danzas y dedicarme al colegio. Esa decisión fue terrible. La verdad, es que no sabía qué hacer, pero la escuela era demasiado. Dejé sin saber si estaba haciendo bien o mal, si estaba tirando por la borda un montón de cosas o no. Pero por otro lado, más allá de que a mi me gustaba la danza, había algo que tenía que ver con mi familia, en relación a lo artístico que era algo entre: “mirá que lindo es”y “mirá que tenés que tenerlo”. Había un deber ser. Entonces, eso de disfrutar y esa intimidad con el trabajo existía, pero quizás un poco menos. Más allá de que cuando yo veía una función de Ballet después quería volver bailando a mi casa. Así que seguí con el colegio secundario y cuando salí del secundario fui a la universidad. Estudié psicología hasta la mitad de la carrera. Luego vino la intervención de Juan Carlos Onganía, se desmanteló la universidad, vino policía y mucho quilombo… Hasta que un día,vi un cartelito que decía “teatro” y entré. Fue en el club Gimnasia Esgrima. Allí estaba como director Jaques Arndt, con el que

participé de algunas puestas. El hecho es que cuando yo llegué estaban leyendo, y cuando me tocó leer por primera vez, sentí algo totalmente natural, como si yo supiera de qué trataba. Algo que me daba miedo, pero lindo. Creo que eso es algo que me viene de mi vieja, porque hubo una vez, en el que yo tenía que recitar un poema en el colegio y ella me lo enseñó. Y recuerdo eso porque no hubo muchas veces en que me sucediera algo así con mi mamá. Me enseñó a actuarlo y por eso me eligieron. Entonces, tiempo después, estábamos ahí con Jaques Ardnt ensayando y había un actor profesional trabajando con nosotros. Le pregunté con quien estudiaba y él me dijo con Juan Carlos Gené, así que empecé a estudiar con Gené. Él fue una mirada que me encendió mucho. Para mí, hay maestros y maestros, y aunque él era muy riguroso, yo sentía que su mirada me encendía. Eso fue determinante. Si hubiese empezado con otra persona, hubiera sido imposible. Ricky: -Luego de esta formación y de ciertas conciencias que dijimos que tenías, ¿cómo fue el avance en el camino? En momentos en donde quizás, la televisión “estaba mal”…. Mirta: -El camino en realidad, es el camino de la vida, no es el camino de la profesión. Aunque uno a veces crea que el camino más importante es el de la profesión. A mi no se me hizo, ni se me hace fácil nada, sobre todo en las elecciones. Ricky: -¿Eso ayudó a generar una identidad en vos o lo dificultó? Mirta: -Las dos cosas. Igual uno elige entre lo que hay y lo que se atreve a lograr. Yo no puedo elegir ser una modelo internacional, porque no existe la posibilidad. Pero sí puedo elegir amar, porque la posibilidad de amar está en todos. Dado los cánones del mundo, yo no puedo ser modelo, pero sí puedo amar. Ricky: -¿Cómo es tu manera de vincularte con los grandes medios al mismo tiempo que con Gené? Un actor versátil puede hacer de todo, pero en vos está todo… Mirta: -Creo que los jóvenes hoy son más amplios de espectro en ese sentido. Hoy no hay tanta división. Pueden estar en algo mediático, donde quizás ganen mucha plata y fama; y simultáneamente pueden hacer obra en el San Martín. Cuando yo era joven hacer una publicidad era “venderse” y a lo mejor lo es, no lo sé. Porque hay que pensar vos estás poniendo tu nombre y tu trabajo. Nunca tuve muy resuelta esa situación, y hoy tampoco.

REPO DIVAGUE//25

22 //REPO DIVAGUE

Ricky: -Siguiendo con lo que sería el chiste de la lotería, si es ganar o no ganar, vos no sos de decir frases sentenciosas. Es decir, “bien esto y mal esto”… Mirta: -Claro, porque además esto tiene que ver con un montón de cosas. Antes, en los 70, estaba eso de que si no eras combativo, eras un vendido. Sin embargo, tambiénes cierto se ha naturalizado la compra y venta. Algo que sale en televisión vende y tiene legalidad y valor, simplemente porque la gente lo mira. En nombre de eso ves programas en donde destrozan a las personas, donde todo el tiempo te hacen creer que valés, solo si vendés. Eso es durísimo. Además, algunos lo pueden tener claro, pero otros no, y esote hacen mierda. Una persona no tiene precio, no se puede entrar en esos cánones. Ricky: -En este sentido, ¿cómo funciona tu crítica? ¿Cuando estás en Graduados criticás no estar en una obra de Shakespeare y viceversa? Mirta: -Sí claro. Pero trato de disfrutar lo que tengo, aunque lo que tenga no sea todo disfrute. Todo tiene su costo. Tengo momentos de plenitud en mi trabajo, y otros donde tengo esperar a que lleguen. Y si hablamos de un teleteatro más, porque es un mecanismo industrial. Y el hecho de que sea así, día a día, atenta contra todo. No es el criterio artístico el que decide que vos tenés que grabar todos los días, es el criterio de producción. Ricky: -Y al decir esto, ¿te da miedo que no te vuelvan a llamar para una tira diaria? Mirta: -No sé si es por valiente, pero sé que esas cosas no pasan. Estoy hablando de un sistema y no de nadie en particular. Además, lo digo desde el lugar en el que estoy hoy, haciendo una tira con una producción más que amigable.En algún punto es la posición más cómoda que he tenido en mi vida, pero de cualquier manera no dejo de ver que “lo diario” lo determinan las cuentas, lo que resulte más remunerante. Y tampoco sé si es para ganar más, o simplemente para poder hacer.No sé tanto de economía. Ahora, volviendo a lo anterior, no sé si tengo ese impulso de ir y buscar mi propio espectáculo, por ejemplo. Aunque tengo versatilidad en mis elecciones, no elijo siempre eso. A veces viene alguien y me ofrece un papel de reparto, y ahí sí doy mi máximo. Quizás podría haber aportado desde un lugar donde estaba más servida la posibilidad de desarrollo, pero no lo elijo siempre. Por ejemplo, hoy en televisión hago de madre o de abuela; y las madres y las
REPO DIVAGUE//27

abuelas son personas que están en función de otras. Eso es bastante empobrecedor. Pero a esa gente le pasan cosas, aunque no sea lo que el público quiere ver. A mi gusta que se vean. Hablemos de musicales Ricky: -Hiciste muchos musicales, ¿cuáles? Mirta: -Lo primero que hice fue “Hair”, en una época muy distinta a la de hoy. Durante dos años, el teatro estuvo lleno con 2000 personas por función. Era una locura. Fue un período muy lindo, porque yo ya venía trabajando, pero no hacía tanto, y eso significó la posibilidad de hacer algo que estaba bueno,pero además, poder vivir de mi trabajo. Y también significaba entrenar. Yo sabía que todos los días, bailaba, cantaba y actuaba. Luego, estuvo “La vuelta a la manzana”, de Hugo Midón, donde te conocí. Fue breve para mí, pero a Hugo ya lo conocía y había visto sus obras. Era mi generación. Después hice los dos espectáculos de Antonio Gasalla en el teatro Estrella, con Nené Malbran, Gabriel Hacher, Cecilia Rossetto, Antonio y yo. Al año siguiente se incorporó Amelita Bargas. Fueron espectáculos muy lindos, porque además azarosamente, tiempo atrás, me habían llevado a ver a Antonio Gasalla y para mí fue como entrar en otra dimensión. Un placer total. Me acuerdo de cuando un verano en una fiesta en el Hermitage en Mar del Plata, Antonio me dijo que quería que trabaje en su próximo espectáculo. Morí. Y bueno, después también hice “Doña Flor y sus dos maridos”. Muy linda experiencia. Ricky: -¿Alguna última reflexión? Mirta: -A mí ser actriz me hizo persona. Mi encuentro con el teatro tiene valor porque me constituyó. Uno piensa que es el dinero, la fama, el reconocimiento de buena actriz o los premios; y en realidad es la posibilidad de ser. Porque en el encuentro con las personas, en la reflexión sobre los textos, en la relación con el público, te encontrás. Fue darme cuenta de que en todos hay potencia, que esa potencia se manifiesta de repente en un momento determinado, y aparece algo nuevo. Algo nuevo en el mundo. A mi esa posibilidad me la da la actuación, pero puede estar en cualquier ámbito. Y en ese sentido, yo agradezco, azarosamente haber, pasado por un cartelito que decía “Teatro”. Ricky: -¿A quién le querés dedicar estas reflexiones y por qué? Mirta: -Al que lo sepa apreciar, no sé quien vaya a ser. Y a mi hija y a mi madre. Emilia García y a Anita Pauls.
28 //REPO DIVAGUE

-UN NOMBRE DE MUJER: EMILIANA (LA MEZCLA ENTRE MI MAMÁ Y MI HIJA). -UN NOMBRE DE HOMBRE: CARLOS AXEL. -UN LUGAR LINDO PARA VACACIONAR: MAR DEL SUR (LUGAR DE LA INFANCIA). -UNA RUTA: UNA RUTA DONDE ME ENCUENTRE (RISAS). -UNA FLOR: FLOR DE PUTA. -UN PERFUME: CUANDO ME ACERCO AL CUELLO DE MI HIJA TIENE OLOR A VIENTO. -LAS ALMOHADAS QUE TE GUSTAN, ¿CÓMO SON? ANIMADAS. -¿QUÉ TIPO DE PIEL TE GUSTA SENTIR? PIEL QUERIDA.

Cortitas y al pie...
-UN AUTOR: DOS. FERNANDO PESSOA Y ROBERT WALSER -UN TIPO DE MÚSICA: TRISTE. -UN ACTOR QUE DE CHICA TE IMPRESIONÓ: NO SÉ SI POR ACTOR O POR EL HALO QUE TENÍA: JAMES DEAN. -UNA ACTRIZ QUE DE CHICA TE IMPRESIONÓ: NO SÉ SI POR ACTRIZ O POR EL HALO QUE TENÍA: BRIGITTE BARDOT. -¿CÓMO SOS COMO AMANTE? -PERVERSA (RISAS) -¿QUÉ TIPO DE TEORÍA O PSICOANALÍSTA QUERÉS NOMBRAR? -VICTORIA CORÍN.

30//REPO DIVAGUE

FOTOS | MACHADO CICALA MORASSUT DIRECCIÓN DE ARTE Y PRODUCCIÓN | JORGE LEÓN ASISTENTE DE PRODUCCIÓN | ARACELI SILVEIRA PÉREZ

31 //REPO DIVAGUE

SERGIO COLLICA GABRIEL ROSENSVIT

Llegamos hasta el Teatro Tabaris donde en enero se estrenará “Tango Feroz” la versión teatral de la película de Marcelo Piñeyro, con producción de DIXI GROUP y protagonizada por Fernando Dente, Florencia Otero y Federico Salles. En el escenario el elenco ensaya lo que pronto será uno de los musicales más importantes de nuestra cartelera. En el segundo piso, se encuentran los creativos de la obra -con Ariel del Mastro a la cabeza- en pleno diseño de la marquesina. Ellos son los responsables de la producción general, ambos están más que entusiasmados con este nuevo desafío y, en la siguiente charla, nos cuentan cómo es la productora detrás de estas producciones BIEN ARGENTINAS. DIVAGUE: -¿Cuál fue la motivación de la empresa para apostar al Teatro Musical? Sergio: -Hace un tiempo nos asociamos con Gabriel Rosensvit para comenzar con estos proyectos que teníamos en mente. Dixi es una empresa que se dedica a eventos hace 25 años. Queríamos incursionar sobre nuevos terrenos y transportar ideas que teníamos para eventos y llevarlas al teatro. Ahí surgió la sociedad con Gabriel, y arrancamos con nuestro primer proyecto que fue “Por amor a Sandro”. Gabriel: Yo estudio en la Escuela de Espectadores de Jorge Dubati, hice teatro de chico. Pero todo el talento viene de Sergio, él desde los eventos genera grupos de música y espectáculos.
32 //MINI·REPO

Sergio: Yo soy músico, de ahí viene la pasión, si algo no tiene música siento que falta una parte del arte, que es la que más me gusta. DIVAGUE: -¿Cómo fue la experiencia de llevar a cabo “Por amor a Sandro”? Gabriel: Fue maravilloso, la pasamos muy bien. Ni Sergio ni yo vivimos del teatro, vivimos de nuestro trabajo del día a día. Esto para nosotros es un remanso, un descanso. Entonces, las motivaciones están puestas en otro lugar. Nos interesa encararlo de una manera más artística, ponemos la mirada fuera del foco del dinero, tratamos que sea rentable y equilibrado, pero no es lo principal. Nuestro foco está en tener creatividad. DIVAGUE: -¿Cómo es trabajar con el equipo creativo liderado por Ariel Del Mastro? Gabriel: Ariel tiene dos características muy importantes, un nivel de calidad excelente y una estética muy definida. Eso hace que trabajar con él sea un placer. Es un desafío enorme donde los estándares se ponen a niveles muy altos y donde el esfuerzo se triplica. Sergio: Lo bueno de trabajar con Ariel, es que siempre pone la vara un poco más alta. La expectativa constante de lo que va venir, y eso nos da mucha felicidad. DIVAGUE:-¿Donde surgen las ideas de sus producciones musicales? Sergio: Con respecto a “Por amor Sandro”, surge de un viaje a Las

TEATRO EL TABARIS Av. Corrientes 831 O ESTRENO 8 DE ENER
, Florencia Otero, Con Fernando Dente rman Tripel, Eliseo Federico Salles, Ge Fernandez, Federico Barrionuevo, Mariu i lez Gil y Tony Lestingu Llambi, Sofia Gonza

Vegas donde vi “Viva Elvis” del Cirque du Soleil. Quería plasmar lo mismo con un ídolo argentino. En paralelo, había un libro escritó por Daniel Dátola, y de ahí comezó la idea de hacer este musical. Con respecto a “Tango Feroz”, el desafío está puesto en la adaptación de la película al musical, que creo que lo vamos a lograr muy bien. Gabriel: Con “Tango Feroz” el conflicto se trae a nuestros días, donde lo político no está puesto en democracia-represión, sino en una dicotomía más actual. DIVAGUE: -¿Tienen opinión en las elecciones de sus elencos? Gabriel: Absolutamente, todo el trabajo es muy participativo, formamos un equipo en todo sentido. Sergio: Somos productores activos, no hacemos lo que dicen lo creativos, participamos y elegimos. En general congeniamos, aunque algunas veces discutimos. DIVAGUE: -¿Cuales son sus expectativas con respecto al estreno de “Tango Feroz”? Sergio: En principio que no sea de verano … (Risas) Gabriel: Se espera una temporada bastante dura, pero nuestra expectativa es la mejor. Confiamos muchísimo en nuestro producto. Una de las pautas que nos pusimos en esta obra es que queremos salir de gira; con “Por Amor a Sandro” fue muy difícil por

la infractuctura. Pero queremos federalizar “Tango Feroz”. Sergio: Por los títulos que estamos haciendo, queremos hacer un teatro musical bien argentino, con nuestras ideas. No queremos posicionarnos en el género trayendo musicales de afuera. DIVAGUE: -¿Cómo está el Teatro Musical en cuanto a la inversión y el rédito económico? Sergio: (Piensa) La realidad, es que generar teatro musical es muy caro en nuestro país. Pero sostener una calidad y tener buenos creativos, el mejor sonido, una buena iluminación y las mejores compasiones visuales… suman números que son aún más difíciles. Hoy defendemos la calidad por sobre todas las cosas. DIVAGUE: -¿Hay más proyectos en la productora?, ¿qué viene por delante? Gabriel: Por suerte sí. Tenemos un proyecto para el Teatro Broadway 2, para el verano y con figuras de la televisión. Es una idea que tiene que ver con el amor a la música. No es una comedia musical, pero se aproxima. Un convivió teatral donde la música y la danza participan.Y además, tenemos otro proyecto muy interesante para mediados del 2013 con una idea de afuera, una película que queremos plasmar en teatro.

GABRIEL ROSENSVIT
Empresario dedicado al entretenimiento. Estudio teatro en su juventud y, a pesar de ser empresario en la actualidad, nunca abandono su vocación artística. Actualmente -y desde hace años- estudia teatro con Jorge Dubatti. Hace unos años comenzó a apoyar el proyecto Dixi, fue productor asociado en ¨El impostor¨ con Martin Bossi, Robin Hood de Héctor Presa con Oski Guzman, Por amor a Sandro, de Daniel Datola, con Dirección general de Ariel Del Mastro entre otras.
34//MINI·REPO

SERGIO COLLICA
Empresario, Director de Dixi Group. Realizó sus primeras exploraciones teatrales hace 5 años. Hace dos años decidió acompañar a Martín Bossi en su producción y así colocarlo en calle Corrientes. Luego de semejante éxito decidió doblar la apuesta y producir junto con Gabriel Rosenzvit, Por Amor a Sandro. Se encuentra asociado a AADET desde fines del año 2011.

BOSSI

SOY ADICTO A LOS ESTIMULOS

Es impredecible lo que sucede cuando estamos frente a un artista. Y él, a su vez, es impredecible. No supuse que sentiría lo que sentí cuando vi hace unas semanas a Martín Bossi, en una de sus funciones de "El Impostor". Martín Bossi se hace impredecible en cada caracterización. Me encontré con uno de los artistas más interesantes, vitales y potentes que vi en los últimos tiempos; y él me mostró cosas que nunca pude anticipar. El reino de lo impredecible... un artista.

Minutos antes de entrar a escena, Ricky pasó por el camarín de Martín Bossi y hablaron de todo. De la vida del artista, de la mímesis y de las cosas que alimentan el camino del actor. No te pierdas este reportaje y conocé un poco más al gran “imitador”. Ricky: -Estás en un momento de gran exposición y éxito, y eso hace que te puedas sentir feliz y presionado al mismo tiempo. ¿Qué es lo que te estimula hoy?, ¿cuáles fueron tus estímulos anteriores y cuáles los que vendrán? Martín: -Hasta acá me trajeron varios estímulos. Cumplir los sueños es algo muy peligroso para mí. A mis 38 años, y lo digo con agradecimiento a Dios, cumplí muchos. Uno, muy cerca tuyo. Trabajar en el Gran Rex con 4.000 personas. No importa si fue con “Patito Feo” o en un recital de Iron Maiden, yo trabajé. Cantar con Sandro, cantar con Rodrigo, trabajar en cine, en televisión, llenar teatros. O que todas esas mujeres que me rechazaron cuando era muy chico hoy me digan que sí. Es muy peligroso cumplir los sueños, porque una vez que los cumplís te das cuenta que no está ahí la felicidad. Hoy lleno treatros, sí. Pero no me interesa decir eso, todo el mundo lo dice. Si me gusta decir que me vienen a visitar en masa, y soy un agradecido de eso. Me compré mi casa, puedo elegir estar con mujeres bellas y buenas. La verdad es que “¡Puta! Tengo que ser feliz”. Hice un gran esfuerzo, lleno de estímulos que trajeron hasta acá y me di cuenta que no me salvé de lo que siempre estoy esquivando: estar conmigo. Ricky: -Me respondiste de una forma indirecta. Me hablaste de “Patito feo”, de Sandro, todas cosas que parecen haber sido estímulos muy fuertes para vos… Martín: -Hacer cine con Graciela Borges también. Estar frente de 2 mil personas todas paradas y yo arrodillado ante ellas agradeciendo. Más precisamente, ¿qué me impulsó?, ¿cuáles fueron mis estímulos. Quizás el día que me dejó mi primera novia a los 14 años. Ese día me dije:“voy a demostrar que puedo ser alguien en este mundo y no soy tan inservible como vos crees”. O estímulos de mis padres: “les voy a demostrar que puedo cumplir horarios y que voy a hacer algo en este mundo”. Quería que sepan que podía trabajar y ganar un sueldo. Y no en lo que ellos querían, sino en lo que yo amaba. También los pequeños estímulos de decir “quiero que me conozcan, que me saluden en la calle”. Ricky: -Es interesante lo que decís: hay dos tipos de estímulos. Por un lado, los positivos. Y por el otro los de venganza, el vengarse de aquellos que no confiaban, lo que creían que no ibas a poder… Martín: -Y hasta con saña me vengué porque sigo estudiando y hasta no tener un Oscar en la mano no voy a parar. Soy de esos asesinos de 113 puñaladas. Ricky: -Siento que no es fácil que estés mucho tiempo en un lugar con alguien. Te noto muy inquieto. ¿Sos tan inquieto como uno imagina? Martín: -La ansiedad es una respuesta a una fuerte angustia interna que debo resolver, pero vos sos director de teatro, manejás actores,

y es muy fácil para vos percibir esto. Es dos más dos. Sí, es así, soy muy inquieto. Pero hoy es así, hoy. No era así antes, me fue transformando el entorno y la vida. Es como pasar por la ventanilla de Dios y que te diga: “¿Cómo te fue?”. Mucha gente, eh. Tenés la banda que soñaste, Ricky Pashkus te hizo una nota… ¡Ricky Pashkus! Vos ibas a los castings de él. También te levantaste a la más linda del barrio, la pasaste bien. Bailás, cantás”. Sí, todo sí. Entonces, ese es el precio, a veces no estar en los lugares donde uno está. Ricky: -Sos profundamente transparente en lo que se refiere a vos, en contar que te ves internamente bastante oscuro, humano. Y contar aquellas venganzas que son el motor fantástico que tiene el artista para decir “yo te voy a demostrar”. Ahora, teniendo en cuenta tu arte, ¿te sentís simplemente imitador? Martín: -Primero te agradezco el piropo de artista, yo a esa palabra le tengo mucho respeto. Y si me decís artista, lo considero un gran piropo y lo tomo. Voy a luchar por ser un gran artista. Pero decir yo que soy un artista, me da como un poco de pudor. En relación a lo que me habías preguntado, yo quiero contar algo, algo que estudié. Decir que soy imitador, es lo mismo que decir que vos ahora estés haciendo de preguntador, o que vos trabajes de mandón con los actores. No, vos los dirigís, y la dirección tiene un arte muy profundo. Una cosa animal tuya que viene con tus ancestros. Yo loque hago, y lo hago en este espectáculo, es pasar por distintos géneros, comedia, stand up y, por supuesto, una parte de mímesis. Siempre me pregunté porqué esa necesidad brutal de imitar, mal llamada imitación. Y empecé a investigar, me fui hasta Aristóteles. Él decía que somos animales miméticos, que la mímesis es la base del aprendizaje y el comienzo de todo. De hecho, la música étinica qué es, una imitación o copia de los sonidos de la naturaleza. O qué es la pintura ruprestre. O cómo aprendimos a leer. Por mímesis. O porqué los varones imitamos a nuestros papás o las mujeres a la mamá. Es mímesis. En las primeras actuaciones en Grecia copiaban al sol. Básicamente, lo más bruto que tenemos es la mímesis, somos todos animales miméticos. Yo lo tengo más desarrollado. Ricky: -Lo tenés más desarrollado, pero no solo en el aspecto que la gente conoce, el del mal llamado “imitador”, sino en un sentido más profundo. Sin embargo, entre actor e imitador hay una diferencia, ¿cómo conviven esas diferencias en vos?

Martín: -La actaución es observación más acción. Cuando tuve que hacer a “Justina” -el personaje que hice en la película con Graciela Borges-, la travesti, fue un rol para el que trabajé seis meses. Trabajé el rencor y la pérdida. Y es el mismo proceso que hago cuando tengo que imitar a alguien. A vos por ejemplo, cómo haría a Ricky Pashkus yo, cómo lo encararía. Vería tus excesos, tu forma de ver la vida, vería tus obras. Investigaría sobre qué es ser un director de teatro, un director de comedia musical, un hombre que ama el arte… y ahí conformaría mi opinión de lo que es Ricky Pashkus. Después, como estoy haciendo mímesis, sí me basaría en una voz parecida y un cuerpo parecido, pero después está mi opinión. Es lo mismo cuando vos tranformás la mímesis en algo que tiene que ver con la actuación. Yo hice 5 años de arte dramático para hoy plantarme de Ricky Martin y hacer un stand up. Tuve que hacer Shakespeare, Calderón de la Barca, todo. Es más, hace siete años que hago danza. Entreno todas las semanas. A mi la danza clásica me enseñó a hacer Fito Páez, a estirar una mano y no dejarla corta. Yo, un chongo que venía de jugar a la pelota me tuve que poner a hacer danza clásica. O el clown, limpiar mi alma, aceptar el fracaso. Hoy salgo al escenario y digo: “señores, buenas. Soy un payaso que viene a fracasar y a que lo quieran”. Porque si hago esto porque tengo una necesidad imperiosa de que me quieran y entendí qu si me muero sigue todo igual. Cuando empecé a entender eso, transformé la mímesis en algo mucho más complejo. De hecho, esto que hago ahora no es un show de imitaciones, es una comedia musical que tiene varios cambios de género. Yo lo quise transformar en eso. No está mal aquellos que no lo hacen, pero quiero empezar a caminar por un camino más verdadero que solo la copia. Ricky: -Augusto Fernández dijo que: “la expresión solo resulta de aquello que se imprime en uno” y vos dijiste: “la observación construye la expresión”. Mi pregunta es, por qué esto que se imprimió en vos de manera tan profunda, no se ve para los demás, ¿no querés que se vea? Martín: -Sin subestimar, yo soy un gran estudioso, y sé cómo hablar y con quien. Quizás con un tachero me ponga hablar de putas, de fútbol y de si Riquelme tiene que volver a Boca. Esta verdad, que es la mía, la hablo con alguien que es experto, así siento lo puedo contar. Con personas que tienen la sensibilidad que tenés vos. Por otro lado, también tengo una necesidad respecto a las generacio nes que vienen por debajo. No es que hago un gran esfuerzo, pero

si quiero demostrar que uno puede ser simplemente un actor. Qu se puede llenar un teatro, y que hoy está lleno, pero quizás mañana no. Por ejemplo, si mañana tuviese que ir a una esquina y vestirme de Shakira, lo hago, yo no me como ninguna punta. Soy actor y me chupa todo un huevo. Porque a mí Dios me dio esta posibilidad de transmitir y la voy expresar hasta el dia que me muera. Quiero decir que no creo esa historia de “nosotros los artistas” ni me fumo un habano o tomo tinto en la puerta del tetro San Martín. No. Creo que se puede mostrarle a los pibes, que soy una persona que estudió teatro, tengo una vocación y la llevo a cabo. Ricky: -Sin hacerte el extraño, ni el exquisito al respecto… Martín: -A veces cuando me preguntan sobre mi vida, y yo cuento que jugué al fútbol, que no me drogo, que tengo a mi mamá, etcétera, no pueden hilarlo con mi trabajo. La gente necesita pensar que atrás de eso hay algo más, que fumo felpa, que me acuesto no tortugas… (Risas). Ricky: -Teniendo en cuenta lo que venimos hablando, siento que vas por otro carril que el del actor tradicional. ¿Lo sentís así? Creo que si tuviera que decir “En la terna de…” no sé en qué terna meterte… Martín: -Tengo la conducta del tenis, jugué en primera durante muchos años. Soy un tipo muy disciplinado y en este país, cuesta mucho, porque la gente necesita algo. Si no, no va. Siempre preguntan por qué no hacés a Cristina. Porque sería un lugar obvio, digo. Creo que para tener éxito no hay que darle a que la gente lo quiere, sino lo que uno mejor preparado está para dar. Y yo me preparé para todo porque soy muy voraz, y porque amo profundamente esta profesión. ¿Cuál es mi objetivo? Me gustaría mucho hacer una comedia musical en Broadway, hacerme cargo de lo más genuino. Quiero transitar por todos los lugares, a morir. Ricky: -¿Viste alguna vez a Hugh Jackman? Yo te veo mucho en ese lugar… Martín: -Vos me pusiste como presentador en “Patito Feo”. ¿Te acordás lo que hiciste conmigo ahí? “Patito Feo” era una comedia musical para chicos en el Gran Rex y era bastante caótico todo. Ahí hacía de un chofer, dentro de un grupo de malos… Hasta que un día, por una necesidad del show. Usted, el señor Ricky Pashkus me agarró y me dijo: “Vení, vos vas a conducir”. Me hiciste conducir, era como el presantador de Chicago. Y así empecé aconducir el

show, me disfrazaba, hacía de Fito Páez, de Charly, de malo… Todo en el Gran Rex, ante 4 mil personas. Ricky: -Una vez más, un camino muy tuyo, muy único. Sin embargo, siento que hay algo que todavía no puedo sacarte. Contame del quilombo de tu cabeza… Martín: -Te cuento donde está. Yo era de los pibes que si el árbitro adicionaba cinco minutos se ponía a llorar porque estaba terminando el partido. Iba a los cumpleaños y cuando me venía a buscar mi papá me quería morir. Mamá me llamaba a tomar la leche, me tenía que ir del campito y era horrible. Le tengo miedo al fin, por eso deboro la vida. Perdí muchas cosas de chiquito, perdí a mi papá, todo aquello de la foto de navidad. Por eso, las poquitas veces que gané un premio, me agarró tortícolis. Porque lo argadecí mirando para arriba, imaginando que me estaban viendo. Juagaba al Martín Fierro cuando era chico con toda mi familia alrededor, y cuando finalmente lo gané no estaba ninguno. En síntesis, le tengo miedo a la muerte, que es a lo que todos le tenemos miedo. Ricky: -¿A quién te gustaría dedicar este reportaje y por qué? Martín: -A todos los chicos que están empezando a estudiar. Si hoy tengo la posibilidad de estar en un teatro es porque estudié. Se puede trascender estudiando teatro. En un momento donde, me pongo una percha dentro de las nalgas y digo que estuve con Manuelita mientras Hi-Man se tocaba, y te hacés famoso, brindo por aquellos que entran a una escuela de Teatro. Brindo por ellos. Es un camino divino. De mucho dolor y mucho amor.

sin pensar...
UN PERFUME S COLONIA PIBE HOMBRE UN NOMBRE DE JORGE MUJER UN NOMBRE DE ESTELA ? EN UNA MUJER PELO TE GUSTA ¿QUÉ TIPO DE R LACIO IR A DESCANZA NDE TE GUSTE UN LUGAR A DO ORA LOMAS DE ZAM CER, A ESFUERZO HA QUÉ TE CUESTIE SE DE CUENTA AUNQUE NAD ESTUDIAR OR? CIENDO EL AM ¿CÓMO SOS HA OR COMO O. HAGO EL AM SHAKESPEREAN RIBÍA SUS OBRAS. PUEDO C SHAKESPEARE ES SAS MÁS INVEROSÍMILES. ETER LAS CO PROM VIERNO? ¿VERANO O IN VERANO UNA PELÍCULA Z Y EL LOBO NAZARENO CRU UN LIBRO SOLEDAD CIEN AÑOS DE

En este preciso momento los protagonistas de esta nota, seguramente están trabajando en algún espectáculo que justifique el título de la misma. Artistas sensibles, actores, cantantes, bailarines, trabajan en todos lados, pero sobre todo "son bichos" de teatro. Suelen estar en muchos espectáculos y, muchas veces, se escucha que los motivos por los que están, ya se saben (arreglos preestablecidos, gustos definitivos de directores o alguna otra cuestión). Hablamos de eso que en última instancia es hablar de "frases hechas". Frases hechas para no hacer...

Ricky: -Existe un discurso que yo no avalo, que dice que hay cierto acomodo en las audiciones y por eso siempre quedan los mismos. Dejando de lado este discurso, ¿por qué creen que existen “Los mismos de siempre”? Esteban Provenzano: -Primero, la formación y el “empezar” a imaginarte cosas a futuro. Esas ganas te hacen estudiar y laburar, lo que uno necesita para trabajar. Yo comencé por estudiar y después fui a una audición. Y además, también está la forma de audicionar; estar tranquilo con uno mismo e ir tomando seguridad, aunque después vayas a una audicionar y los nervios te traicionen. Deborah Turza: -La primera vez que fui a audicionar no tuve un sí, tuve muchos “no”. Además de estudiar hay que tener muchas ganas y seguir perseverando. Fui a muchas audiciones en las que llegaba y no entendía mucho, porque no había estudiado lo suficiente. Entonces, me daba cuenta que tenía que formarme más. Generé mis proyectos, estudié en el exterior y se me amplió el horizonte. Si doy lo que tengo para dar va estar bien, si no es en ese momento será en otro. Juanjo Marco: Tiene que ver con estar en movimiento constantemente, hacer cosas que te gusten hacer. Cuando vas a una audición vas a buscar trabajo, y por ahí te toca ser bailarín número 48 y querías un rol más importante. Generando cooperativas o proyectos propios también comenzás a formar una camino, y eso te da seguridad para cuando querés presentarte a un musical comercial porque ya tenés una base de datos importante.

Pedro Velázquez: En mi caso siempre estuvo el deseo fuerte, todo lo previo a quedar en una audición es la escuela y formarte. Descubrí la perseverancia y la nueva construcción que tiene que ver con la forma de trabajar. La relación “productor – actordirector”, cómo te movés, cómo hablás, cómo te dirigís al otro.Tiene que ver con el talento, pero también con cómo te manejás en el medio. He visto muchos ejemplos de esas personas, que tienen un perfil determinado, y que por dentro me digo a mi mismo “Está bien elegido”. Cuesta encontrar ese eje, pero se puede. Florencia Viterbo: Tiene que ver con controlar las cosas que uno puede controlar. Para las audiciones yo pienso todo dentro mis posibilidades. En la audición de “Los locos Addams” alguien que había pasado la prueba de baile me agarró del brazo y me preguntó: “¿De donde sacó una partitura para mañana?” ¡Eso no se puede hacer! Hace un mes que estoy viendo qué canto y que voy con mi maesto y pruebo. Hay que tomar las audiciones con la responsabilidad que implican; si te sale bien vas a estar feliz y si no pensarás en que tenés que modificar para la siguiente. Milagros Michael: Yo no puedo creer que ahora sea “una misma de siempre”, siento que fue ayer la primera vez que quedé en un musical. Me preparo y tengo los nervios de una principiante todas las veces. Eso es lo que hace que sea dedicada. Hay algo que no puedo explicar y es la pasión que en algún momento se transmite. Además, los directores quieren trabajar con gente responsable y dedicada, y eso hay que construirlo.

44 //PUNTO DE PARTIDA

Ricky: Si o no, ¿audición constante mata pasión? Pedro: Sí. Debora: No lo sé porque no hago audición constante, elijo a cuál ir. Florencia: No. Juanjo: No. La audición es un aprendizaje, vas mirando la meta. Milagros: Sí, cuando vas automatizado. Cuando vas con todo, te preparás y quedás, pero cuando vas a miles de castings, no das lo mejor de vos. Esteban: No, en mi opinión mi “casting tras casting” mata pasión, pero audición tras audición no. (Aclaración de Ricky: Digamos que hay una diferencia, entre casting y audición. Casting es cuando se elije a una persona por perfil y por talento. La audición es una palabra teatral, es igualdad de condiciones, se necesita audicionar. En el casting yo sugiero pararse y estar ahí, en la audición rómpete el alma.) Ricky: ¿Cómo se describirían ustedes, con defectos y virtudes? Milagros: Yo soy curiosa y estudiosa. Pero lo que me juega a favor y en contra, es que soy muy pasional, y muchas veces no me controlo. Esteban: En las audiciones parezco tranquilo, pero la vivo con muchos nervios. Pedro: Soy vervorrágicamente mental en el momento de crear, tratando de liberar lo físico y medio psicópata que tengo (risas), pero medicado con un medicamento natural. Lo que tengo en la cabeza tiene que salir. Juanjo: Apasionado por sobre todas la cosas, y muy tranquilo. Deborah: ¡Ahora resulta que todos somos tranquilos! (Risas). Apasionada me gusta. También soy obsesiva, perseverante y voluntariosa. Florencia: Soy buena onda, muy estudiosa. Y no soy tranquila (risas de todos)

Ricky: -En una audición en la que un audicionante no fue elegido, éste manda un mail colectivo muy agresivo con el director. Al director eso le duele mucho. El audicionante lo caratula como “un invento mediático”. Al tiempo lo llama como si no hubiera sucedido nada, pero el director cree que es importante que charlen… Si ustedes fueran el director y no el audicionante, ¿de qué creen que habría que hablar? ¿Lo llaman para una próxima audición? Deborah: Me juntaría a charlar y lo escucharía, porque en la vida de las personas pasan muchas cosas que uno ni se imagina. Entonces no lo juzgaría. Y creo que lo contrataría. Pedro: Primero lo escucharía a él y después hablaría mucho de mí. De lo que a mi me duele, porque soy un ser un humano. Y lo más importante, pondría en juego la reflexión. Respirar, no hay que ser tan impulsivo. Y creo que por el momento no lo tomaría, porque no me daría confianza. Esteban: (Piensa) Hablaría de la vida y de la verdad, porque cuando existe la verdad, está el entendimiento a la otra persona. Hacernos cargo. Y no lo tomaría en la próxima audición, dejaría pasar un tiempo. Juanjo: Pienso que le primer tema a charlar es el auto boicot, porque el enemigo de uno en las audiciones es uno mismo, y si después de la charla veo un cambio de actitud, veo si lo tomó en la audición. Que llegue a la final y que sufra. (Risas de todos) Florencia: Le preguntaría qué le pasó en ese momento y por qué ahora quiere volver a trabajar conmigo. Pero si estoy a cargo de un proyecto y esa persona es la ideal para ese proyecto, sin dudas lo tomo. Milagros: Me cuesta mucho, cuando te hieren es muy difícil separar las cosas, aunque lo escucharía y le diría la verdad. Creo que lo podría tomar si veo que me está hablando con la verdad.

22 //PUNTO DE PARTIDA

¿Qué sintieron cuando los convocamos para esta nota?

¿Se sienten “Los mismos de siempre”?

Sí, yo me siento identificada. Pero los mismos de siempre desde un punto de vista en el que uno nunca es el mismo. El río nunca para de correr.

un montón de Yo te puedo nombrar dé (Risas). ¿Está obras en las que no que que no soy una chequeado esto? Capaz ás Risas) misma de siempre… (M

Me hizo sent ir un poco vi eja, pero sigo es tudiando.

48//PUNTO DE PARTIDA

A mi me dio mucha gracia el llamado

Yo pensé “¿Soy un mismo de siempre?”

té… ¿Soy el Yo me pregun pre? mismo de siem

FOTOS · Fuentes2Fernández | PELOS ·Fabián Sigona | MAKE UP · Vanesa Karuchek & María Frangella para PAO DASSANER PRODUCTOS · Givenchy | ACCESORIOS ·Lucky Girl Argentina
PUNTO DE PARTIDA //49

Ya están definidos los protagonistas masculinos de “Al final del Arcoiris”, la obra que se basa en la vida de Judy Garland, que protagonizará Karina K. Nicolás Vazquez y Raul Rizzo serán parte del trío encargado de darle vida a esta historia que se centra en el último año de vida de la actriz y cantante, su estadía en el Hotel Ritz y su adicción a todo tipo de fármacos. La dirección está a cargo de Ricky Pashkus y el estreno está previsto para abril.

Se largaron las audiciones para elegir el elenco de “Los Locos Addams”, el nuevo musical de la productora T4F que se estrenará a mediados del año que viene en el Teatro Opera City. En un primer momento se dijo que Guillermo Francella podía ser Homero Addams, aunque luego él mismo lo desmintió. También Enrique Pinti fue tentado para interpretar el Tío Cosa, y Gladys Florimonte para el rol de la Abuela. Quienes sí están audicionando para el papel de Morticia son dos bellisimas actrices de novela, Isabel Macedo y Julieta Díaz, que están entrenando el rol para poder ser parte de está nueva apuesta musical.

Uno de los musicales más exitosos de la cartelera se aseguró la temporada de verano en el Teatro El Picadero. Hace un mes ingresó Mariela Passeri quién está cubriendo el lugar que dejó vacante Ivanna Rossi, a punto de ser mamá. Y ahora que Germán Tripel parte hacia un nuevo desafío en “Tango Feroz”, su reemplazo está a cargo del multifacético Dan Breitman, que ingresa para darle vida al rockero del grupo. Además Dan será parte de la nueva novela de Natalia Oreiro y Adrián Suar en canal 13.

El mes pasado se hicieron las audiciones para “Mas de 100 mentiras”, el musical con las canciones de Joaquin Sabina. El estreno previsto para abril del 2013 en el Teatro Liceo. Los protagonistas de la historia serán Luz Cipriota, Christian Gimenez, Diego Hodara, Sebastián Holz y Carlos Silveyra. También integran el elenco Jessica Abouchain, Karina Barda, Augusto Fraga, Jimena Gonzalez, Pablo Juin, Agustín Macagno, Juan Jose Marco, Milagros Michael, Daniela Pantano, Carlos Perez Banega, Ignacio Perez Cortez, Nestor Sanchez, Rodrigo Segura y Florencia Viterbo. Las coreografias están a cargo de Elizabeth De Chapeaurouge y la dirección de David Serrano, el mismo que montó la obra en España.

50 //SHHH...

Arenales 3648 7mo. B (1425) C.A.B.A. - Arg. Tel: (54-11) 4832-5573 - info@tommypashkusagencia.com

www.tommypashkusagencia.com

TODO PARA VER

N X OSVALDO BAZA

ASÍ ES LA 42

Se acerca un nuevo año y la cart elera local está en plena renovación y preparac ión para lo que viene. Por eso, para nuestros reco mendados de esta edición #3 se nos ocu rrió pedirle al periodista Osvaldo Bazán, que hace poco estuvo de viaje por Broadway, que nos haga un repaso de su viaje y nos cuente qué espe ctáculos vio y cuáles recomienda para aquellos que estén por subirse al avión dentro de poco. Una guía más que útil para emprender viaje bien preparado.

52 //RECOMENDADOS

Para quienes viven en el país de la comedia musical, Nueva York es la capital y punto. No hay acá consideraciones políticas, ni históricas, ni geográficas. Es así. Uno también elige su patria. Ricky Pashkus me había aleccionado, desayunando en un hotel aristocrático. Y con sus instrucciones, me largué a la gran manzana. Lo primero, claro, es conseguir entradas. Lo podés hacer por internet con tiempo –y plata- o podés llegar al “Tkts” con unos 45 minutos de anticipación –abren a las 11 de la mañana, acá todos los datos: http://www.tdf.org/TDF_ServicePage.aspx?id=56- y conseguís lo que haya para el día. Depende de la obra, pero los descuentos van del 30 al 50 por ciento. El precio promedio de lo que podés pagar es de 90 dólares. El menú del día proponía: “Nice work if you can get it” en el Imperial Theatre con Matthew Broderick y Robyn Hurder. Y ahí empecé. Casi la mejor elección posible. Un clásico de 1920 reversionado con un manojo de algunas de las mejores las canciones de George & Ira Gershwin: “But no for me”, “Delishious”, “Fascinating Rhytm” y la graciosa “Let’s call the whole thing off” (la de “poteito” y “potato” que escuchamos miles de veces con Louis Armstrong y Ella Fitzgerald). La historia, sencilla, casi una de Darío Vitori con mezcla de identidades cambiadas, ricos, arribistas, la policía y las bailarinas, permite que te aflojes todo, todo y te entregues al maravilloso mar de la superficialidad. Ahí en donde somos profundamente humanos. ¿Viste cuando todo está bien? Bueno, eso. En ese mar de gestos y movimientos sincronizados para el segundo mismo de la gracia, se mueven todos los participantes de “Nice Work”, contando para eso con el piso altísimo de las canciones. Al día siguiente “Tkts” me ofreció 40% de descuento en entradas para “Evita” y tenía que hacer lo que hace todo argentino que va a Nueva York. Ver a Elena Roger hacer de la primera dama argentina. Un bodrio. Después del baño de inocencia y alegría de “Nice” meterse en el cuarto oscuro, épico y solemne de Tim Rice y Andrew Lloyd Webber fue un bajón. “Evita” quedó vieja con sus bailes viejos, sus canciones forzadas, su despliegue mínimo. A Elena la hemos visto mucho y mejor en los escenarios porteños y sale bien parada porque su figura pequeñita se impone ante la pequeñez de la obra. Ricky Martin está simpático pero no se entiende el Perón alemán y el Magaldi italiano. El problema puede
54 //RECOMENDADOS

agrandarse para un argentino, que sabe que todo lo que se cuenta ahí es una fábula con poco contacto con la realidad, pero eso no es todo. Lo principal es que es aburrida. A ver qué revancha me ofrece “Tkts”. Cuando saqué la entrada para “Spider Man. Turn off the dark” sabía algunas cosas, pero no todas. Sabía que era la producción más cara de Broadway, que las piruetas eran peligrosas y que la música era de Bono. Lo que no sabía es que había sacado fila uno al medio. Sí, me llenaron de telarañas. Y voy a usar un lugar común que siempre odié: esta obra te lleva a ser chico otra vez. Los ojos así, la boca abierta y que ganen los buenos. Entrar en ese parque de diversiones es mágico. No creo que eso sea teatro, no sé lo que es, pero me encantó. Ver al Hombre Araña peleando a diez metros de altura en el medio del teatro, ver al fondo del escenario la calle con los taxis desde la torre del edificio Chrysler –no sé cómo explicarlo, pero es lo que ves- es mágico. Sí, quizás sea teatro en los límites que van más allá.

SPIDER MAN. TURN OFF THE DARK

Último día y “Tkts” no me da la opción “Newsies”. Un momento de duda y a romper el chanchito. Fui a la boletería y con vos argentina dije: “Déme uno”, pero en inglés. Y no tan fuerte. Y primero pregunté cuál era la más barata que les quedaba. Con mi entrada a precio entero, me acomodé en el segundo balcón y vi eso que Broadway ofrece cada noche: la certeza de que cualquier historia puede ser representada. Eso que Pablo Gorlero cuenta en su libro, cuando las palabras ya no alcanzan, hay que cantar. Y cuando el canto no alcanza, hay que bailar. La historia de los canillitas neoyorquinos en lucha contra el magnate Pulitzer con –la comedia musical empuja al lugar común- esa explosión de energía y canciones poderosas como “King of New York”, “The bottom line” y especialmente “Once and for All” es lo que te queda cuando salís silbando del Nederland Theatre. SI vas a ir, no saques entradas de platea: te perdés el numerito de cuando rompen los diarios con los pies. El último día era lunes y muchos teatros están cerrados. Hay una opción genial: el Birdland, sí el súper tradicional bar de jazz, ahí donde tocaba Charlie Parker, hace sus habituales encuentros a

micrófono abierto. ¿De qué se trata? Piano, bajo y batería, un presentador y la posibilidad de cualquier artista –en general de Broadway, pero en la noche que fui hasta había un argentino que hizo Los Mareados- de subirse y cantar. O tocar. O hacer chistes. Desde el que está último en la línea de coro de “The age of rock” hasta la estrella del momento. Como además se cena, pedite un Jambalaya, una especie de guiso de pollo, tributario de la comida de New Orleans. Dos semanas después que yo fui, me contó Florencia Etchevez que fue y estuvo Liza Minelli. En fin, así es la 42.

MARY POPPINS

NEWSIES

RECOMENDADOS//55

CICCIA
RECORRIDO POR EL

GIOVANNI
TEATRO MUSICAL EN PERÚ

Para hablar de mi profesión, de cómo empecé debo volver atrás… Empecé como todos los que empezamos en los noventas en el Perú, me tomé la libertad (o el atrevimiento) de hacer lo que más me gustaba en la vida. Estudié comunicaciones y luego con ese título me pude pagar cursos de actuación y dirección. No había mucha actividad teatral en esa época. No se veía mucho futuro, pero el tiempo me demostró que no me equivoqué. El mercado teatral y cinematográfico ha crecido muchísimo en el Perú en los últimos 10 años.

De mi vida actoral, los personajes que recuerdo con más cariño son los de “Frank'n'furter” y el de “Hedwig”, ambos en musicales. Disfruto cantando, pero no necesariamente me gustan solo las obras musicales. “La Nona”, de Roberto Cossa fue un éxito en Lima y tuve la suerte de interpretar a la vieja. El teatro latinoamericano siempre me llamó la atención. Mi último trabajo de dirección fue “La Fiaca”, de Ricardo Talesnik. Hablando de la actividad teatral en Perú, ha crecido bastante y esto tiene que ver con un crecimiento económico real en el país. Se puede decir que hoy los actores en Lima pueden ganar un honorar io respetable, a diferencia de lo que pasada años atrás. El cine sigue siendo muy eventual e independiente y la televisión está tomada por el reality. Aunque hemos crecido en mercado, dedicarse al arte sigue siendo una labor arriesgada y difícil. Aún así muchos jóvenes están apostando por seguir carreras artísticas. Desde hace diez años dirijo la asociación cultural Plan 9, con la que no solo producimos teatro ininterrumpidamente, sino que formamos chicos en el taller de formación actoral. Muchos de ellos han tenido la oportunidad de participar en nuestras producciones.

En lo que refiere a Teatro Musical, este año, en Lima hemos tenido producciones de musicales A1. (“Chicago”, “Hairsparay”, etcétera.) Esto no existía hace solo 5 años atrás. Hoy esto es posible, también porque el nivel y la calidad de los actores del país han crecido muchísimo. Antes no se hubiera podido ni siquiera armar un casting completo para una de estas obras. También existe un movimiento de gente joven que se interesa hoy en el musical. "Nunca estaremos en Broadway", de Sebastian Eddowes es un ejemplo de ello. Para lo que viene, el próximo año filmaré "La hora azul". Adaptación cinematográfica de la novela de Alonso Cueto del mismo nombre, y tengo planeado dirigir una argentina que ya contaré quién es cuando se concrete el proyecto. Los peruanos estamos siempre muy abiertos a trabajar fuera o a recibir gente de otros lugares. Tengo muy buenos colegas argentinos que trabajan en Perú. Buenos Aires me parece una ciudad hermosa, pero nunca he recibido una invitación para trabajar allá. Claro que me encantaría compartir experiencias. A mi parecer Buenos Aires es la capital teatral de Sudamérica. Trato de ir a ver espectáculos cada cierto tiempo. Sé que se estrenó la serie "Mi problema con las mujeres" en versión argentina. La versión original de Perú la protagonicé en el año 2005.

UN PERFUME UN LUGAR DE VACACIONES

CORTITAS

UN ACTOR QUE ADMIRES UN DIRECTOR QUE ADMIRES UN COMPLEJO UN NOMBRE DE MUJER UN LIBRO
DESDE ADENTRO//57

ESTAR PRESENTE,

Y OBSERVADO

POR RICKY PASHKUS

Me interesa el alumno. Me interesa profundamente porque está presente ante mí. No sé si a eso se lo llama enseñar, pero está ante mí y necesito serle útil. Me interesa. Me cuesta la vida social, me cuestan las fiestas, justamente por esto. Estando con los otros más que divertirme, trabajo. Trabajo irremediablemente y asumo de base que esto le pasa a todos. Sin embargo en el ámbito de la clase, ese trabajo me alivia. No puedo dejar de sentir a cada “otro”, percibir su presencia como una alegría/dolor. Entiéndase. Me refiero a la imposible ausencia de dolor que crea toda presencia al presentarse, al mismo tiempo, que la imposible ausencia de alegría por tenerla presente. En toda presencia hay una llamada del presente, y eso es alegría y dolor, al mismo tiempo que es sustracción de lo que no traigo al presente. Pero es eso lo que me duele, pues lo que me alegra no será tema de estas líneas porque, en síntesis, es la vida misma del otro -y la mía- lo que me alegran. Me duele aquello que queda sin expresar, eso de lo que el otro no se hace cargo. Aquello que se sustrae de la comunicación, pero que no se ausenta para mí, o que el otro no hace presente, pero sí se presenta ante mí.
58 //MI DIVAGUE

Se dice que el escenario es “transparentador”. Se dice que seamos el rol que seamos se nos verá. No nos verán lo que decidamos que se nos vea. NOS VERÁN MAS ALLA DE LO QUE DECIDAMOS . En el decir, no está todo el presente, ni el decir, ni el silencio, sino en un presente total y abarcador del decir y sus silencios. En nuestro cuerpo no está todo el presente. El presente está en lo que EXPRESAMOS. Ahí expuesto esta el actor y el alumno pidiendo auxilio y disimulando ese pedido, deseando mejorar y crecer. Necesitando orientación, confundido y al mismo tiempo, determinado. Disfrutando privilegios, gozando momentos… expectante. El maestro como esponja percibe esa llamada “energía de lo substraído”, que sin embargo está presente. Lo desinformado y desconocido, pero que es tan claro para los otros. Eso que se quiere controlar para que sea lo elegido y comunicado y, por ende, se nos comunique por encima de eso que no deseamos comunicar. El alumno entrena y se expone a veces más o menos visceralmente a la expectativa de comunicarse y expresarse, dándole lugar a su necesidad o deseo. Lo extraño es que para hacerlo no puede abarcar la totalidad, debe separar. Y esa totalidad en modo presente/ausente existe. Deseo, necesidad, alegría, dolor, mirada del otro, demanda de

esa mirada ajena, mercado que mira, y tiene a la vez sus leyes. Es mucho, lo debo agarrar por partes, pero cada parte trae el resto. ¡Qué problema! Si yo miro el mar, no siento que el mar me mira. Si yo miro a un ser humano que me mira, ¿qué siento? Ahí se genera el nudo que atraganta, que agarra por partes. Inevitable trampa que cual círculo vicioso no tiene escapatoria. Si agarro por partes pierdo conciencia del total, pero si solo veo el bosque me pierdo cada árbol. ¿Cuál es la salida? Saberme en presencia de un otro y dejar que mire... No puedo trabajar la expresión separada de mi necesidad, ni dividida del insoportable padecimiento y presión que produce la “presión del otro”. En todo caso, la expresión es una necesidad manifestada que soporta el peso de ser mirada, o lo goza o lo solicita. Es ahí donde nuevamente el maestro debe dividir sus clases por partes. Segmentar, pero sabiendo que todo concluirá en Roma, así como los caminos. El deseo, la necesidad, la ambigüedad, los miedos, son una expresión que se torna comunicación expresiva en el momento en que la voluntad de soportar el dolor/alegría de ser mirado y la demanda que esto causa, puede convivir/expresarse. Valiente es manifestar deseo y necesidades, bancando que arda en nosotros el dolor/alegría de sabernos mirados, demandados y exigidos y, sin embargo, no poder parar. Valiente es saber que comunicamos partes, por ser incapaces de hacer presente lo ausente y, sin embargo, permitir que el otro mire en nosotros lo presente y vea lo ausente. La demanda solo aparece si estamos presentes, si alguien no desea sentir presión, no tiene más que aislarse. Si estamos presentes, venimos con alegría y dolor. Si estamos presentes, es porque hay otro presente también.

Estar solo, aislado, no es el "estar presente" de un artista de escenario. Eso genera el primer bastardeo de nuestra soledad, corrompemos nuestra soledad, el maravilloso y valiente bastardeo de los que aceptan la presión. Estamos sujetos a un vínculo que necesitamos y estamos encadenados a esa necesidad. En ese vínculo aparece la expresión, y en esa expresión hay un valiente que soportara el dolor y la alegría de saber que mientras mira es mirado -y sin locura alguna que parezca que lo olvida- entiende por un instante, que eso es abarcador y maravillosamente elevado. Difícil de sostener diariamente. Difícil de tolerar, aunque si aparece, nos da alas. Estará en problemas el que se desconecte de su deseo al querer solo mirar el mercado, tanto como el que crea que su necesidad puede desalojar todo tipo de presiones. No me gusta pensar que los llamados artistas comerciales, son los que más cedieron al mercado y los que es tan en lo alternativo están más en la necesidad personal. Creo más que el mercado, su articulación de demandas sumadas y en la demanda sobre mí como parte del mismo mercado, son hechos que conviven con mi fervoroso deseo. Y que cuanto más me conozco y me hago cargo de esa disciplina que implica el conocimiento, más alivio le doy al otro y, además, comienzo a descontrolar y a comunicarme tornándome expresivo, sujetando las riendas y emprendiendo vuelo. Creyendo por un instante al menos, que me doy cuenta de todo lo que puedo, y que el resto lo dejo para que lo vean los demás.

NO PUEDO TRABAJAR LA

EXPRESIÓN SEPARADA DE MI NECESIDAD
MI DIVAGUE//59

Son 17. Son cantantes, bailarinas y actrices. Son artistas. Son talentosas. Y por sobre todo, son Primeras Damas. Una vez más, este 2012, algunas de las más importantes figuras femeninas del teatro musical argentino, pisan el escenario del Gran Rex para dar vida a la segunda edición de Primeras Damas del Musical. El viernes 14 de diciembre, en el Teatro Gran Rex, las más grandes representantes del género musical en Argentina se vuelven a juntar en: “Primeras Damas del Musical”, un megaconcierto con las mejores canciones de los grandes musicales del mundo y la Argentina, interpretadas por grandes estrellas. Este año, las intérpretes son: Natalia Cociuffo, Ana María Cores, Susan Ferrer, María Rosa Fugazot, Karina K, Melania Lenoir, Laura Manzini, Cecilia Milone, Florencia Peña, Alejandra Perlusky, Florencia Otero, Marisol Otero, Ivanna Rossi, Magalí Sánchez Allen. Deborah Turza y Julia Zenco. Además, hace poquitos días se anunció también la incorporación de la gran Valeria Lynch. ¡Un lujo! En las próximas líneas, les dejamos un divertido ping pong de preguntas y respuestas, que la misma Cecilia Milone –y equipohizo a algunas de sus compañeras de escenario, donde las primeras damas responden sobre sus gustos en musicales y la sensación de ser parte de este megaconcierto.

PRIMERAS
D E L M U S IC A L
2

DAMAS

PINGPONG
¿CUÁL FUE EL PRIMER MUSICAL QUE VISTE? Ana María Cores: “El Mago de Oz” con Judy Garland, en cine. Florencia Otero: “Socorro mi abuela tiene novio”, protagonizado por mi hermana. Susan Ferrer: “El violinista en el tejado”, en el Teatro Argentino. Deborah Turza: “Annie”, con Raúl Lavié. Laura Manzini: “Aquí no podemos hacerlo”, de Pepe Cibrián Alejandra Perlusky: “Drácula”, con Karina K como “Lucy”. María Rosa Fugazot: “Llamado de amor indio”, con Leslie Howard y una soprano maravillosa, en cine. Cecilia Milone: “El Diluvio que viene” como a los 12 años.
60//PRIMERAS DAMAS

1

¿CUÁLES SON PARA VOS LAS DAMAS DE MUSICAL, DE ARGENTINA O DE AFUERA? Susan Ferrer: Acá tenemos muy talentosas, eso es indudable, pero tengo que hacer referencia a alguien que admiro muchísimo como Liza Minelli. Y a Julie Andrews, Cyd Charisse y Patti LuPone, también. Natalia Cociuffo: Para mí son Elena Roger, Alejandra Radano, Bette Midler, Madonna, y muchas. Deborah Turza: Barbara Streisand, Liza Minelli, Judy Garland, Cyd Charisse. Hoy, Elena Roger, Laura Conforte, Ivanna Rossi, compañeras y amigas que quiero y adoro. Y yo también (risas) Magalí Sánchez Alleno: Voy a nombrar una de acá que me encanta; Karina K. Admiro muchísimo su trabajo, su carrera. Y por supuesto, todas las demás, yo aprendí mucho viéndolas a todas trabajar. Melania Lenoir: Bebe Neuwirth, Sherrie Rene Scott, Karina K, a quien admiro mucho. Todas mis compañeras son talentosas, pero con Karina tengo una fascinación especial. Judy Garland, por supuesto, Ruthie Henshall... Hay muchas. María Rosa Fugazot: Hay tantas para querer y admirar. En Argentina están todas las chicas maravillosas de hoy y de antes, Beatriz Bonnet, Rosita Quintana. Hasta Paola Krum, muchas chicas que hicieron cosas hermosas. De afuera, Barbara Streisand, Ann Miller, que ya no está, Cyd Charisse. Mujeres increíbles. Shirley MaClaine, Raquel Welch, y me olvido de otras tantas. Cecilia Milone: Yo creo LA dama del musical es Angela Lansbury, es como la reina madre. Y en Argentina, un referente muy alto, es Beatriz Bonnet.

¿QUÉ MUSICAL TE GUSTARÍA HACER O VOLVER A HACER? Ana María Cores: La segunda parte de “Sorpresas”. Florencia Otero: “Rent”, fue un musical que amé mucho y en un futuro me gustaría volver a hacerlo, quizás en otro personaje. Que no hice hay miles, “Mary Poppins”, los más clásicos me encantan. Susan Ferrer: Me gustan todos los musicales, pero amo un personaje en particular, Mama Morton en “Chicago”. Natalia Cociuffo: “Wicked”, “El beso de la mujer araña”, el “El Rey León”. Deborah Turza: En este momento, uno que estamos armando junto a Diego Hodara y Leo Bossio para el año que viene, pero del que todavía no puedo decir nada. Laura Manzini: “Sunset Boulevard”, está en la pirámide de mis sueños. Magalí Sánchez Alleno: “Wicked” y “Billy Elliot”, no sé en qué papel, pero movería una silla si fuera posible. Alejandra Perlusky: Me gustaría volver a hacer algunas cosas, las haría de otra manera. “Chicago”, por ejemplo. Melania Lenoir: “Wicked”. María Rosa Fugazot: “Follies”, un musical que no se hizo acá y que tiene muchos roles en los cuales poder lucirse. Marisol Otero: A mi me gustaría hacer, que no existe como musical, pero sí como película, “Gentle” con Barbara Streisand. Moriría por hacer ese personaje. Cecilia Milone: Hice pocos musicales de los que a mi me gustaría hacer, me gusta mucho el musical tradicional, así que quizás me gustaría hacer algo de Jerry Herman.

3
Melania Lenoir: Mucha felicidad, es un evento único. Es un premio al estar trabajando. Compartir con compañeras y cantar con esa orquesta atrás que es increíble, un regalo gigante. María Rosa Fugazot: Yo soy una enamorada del musical, así que todo lo que se haga en pro del musical para mí es una fiesta. Muy contenta. Florencia Otero: La primera vez fue una sorpresa enorme, porque si bien yo trabajo de muy chiquita, había figuras tan grosas que me sorprendió estar en un lugar así. Pero muy contenta. Y esta segunda vez, agradecer, es como una yapa.

5
¿QUÉ LE DIRÍAS AL PÚBLICO QUE VA A IR A VER PRIMERAS DAMAS? Laura Manzini: Van a ver un show inolvidable, van a llorar, van a reír. Va a ser un espectáculo femenino pero no es feminista. Y además, esta vez tiene el plus de ayudar a través de Juan Carr a aquellas mujeres que necesitan que nosotras como parte de este género, las apoyemos. Magalí Sánchez Alleno: Es una hermosa forma de terminar el año, es un hermoso encuentro con la música, con los musicales, con grandes voces y grandes interpretaciones. Insisto con la idea de fiesta. Es un evento que convoca mucho amor. Susan Ferrer: No se lo pierdan, es un hecho novedoso en la Argentina. Orquesta en vivo, coro de 40 personas, dirigidos por Ricky Pashkus, Gaby Goldman y toda la gente que acompaña la directiva. Mujeres talentos y canciones bellísimas. Imperdible. Alejandra Perlusky: Tienen que venir porque las cantantes que están arriba del escenario son increíbles, al igual que la música. María Rosa Fugazot: No se lo pueden perder, porque para los que no conocen el género es una forma de empezar a gustar del musical. Marisol Otero: Tienen que estar en el Gran Rex porque es un conjunto de emociones únicas. Vengan a disfrutar de esta unión de mujeres que nos dedicamos a esto con todo el amor y tenemos mucho para dar.
PRIMERAS DAMAS//61

4
¿QUÉ SENTISTE CUANDO TE CONVOCARON PARA PRIMERAS DAMAS? Deborah Turza: Fue una alegría inmensa porque tenía muchas ganas de estar. Sentía y siento que soy parte de las Primeras Damas de la comedia musical, y que la comedia musical es parte mía. Alejandra Perlusky: Me emocionó mucho porque trabajo hace mucho tiempo y esto es como un reconocimiento. Está buenísimo compartir el escenario con grandes artistas y con esa orquesta increíble. Un lujo.

ELLAS

SON

PASÓ EN EL 2011, Y LAS TE MOSTRAMOS UN POCO DE LO QUE O SE VIENE ESTE 2012! NUEVAS DAMAS ASÍ TE IMAGINAS COM

NATALIA

FFO COCIU

ANA MARÍA CORES

SUSAN FE

RRER

MARÍA RO

KARINA K
SA FUGAZ OT

62//PRIMERAS DAMAS

LAURA MAN Z

INI

MELANIA LENOIR

VALERIA LYNCH

FLORENCIA OTERO

CECILIA MILONE

MARISOL OTERO
PRIMERAS DAMAS//63

ALEJANDRA

PERLUSKY

FLORENCIA PEÑA

I IVANNA ROSS

DEBORAH

TURZA

MAGALÍ S ÁNCHEZ A

LLENO

JULIA ZENKO

64 //PRIMERAS DAMAS

22 //MEETING POINT

AG E N C I A 2 . 0

COM U NICARTE , A VOS CON TOD@ S.

WWW.PONCH.COM.A R

#3·ARGENTINA