You are on page 1of 52

Escultura románica hispánica

Se desarrolla en capiteles,
jambas, arquivoltas,
tímpanos; donde escenifica
pasajes de la Biblia (Antiguo
y Nuevo Testamento)
Se adapta al espacio
arquitectónico.
Aunque también incluye decoración vegetal, geométrica y animales
fantásticos.
Los condicionantes que implican
capiteles, arquivoltas y
tímpanos (versión cristiana
del frontón clásico) no
merman las posibilidades
expresivas de los maestros
románicos, en claustros,
portadas, pórticos e
interiores. Las figuras se
adaptan al espacio donde van
insertas.
Descendimientos en madera de Tahull (M. Nac.
Arte de Cataluña) Virgen, también hierática
e inaccesible. Sentada, rígida, frontal,
sosteniendo al niño en brazos como si le
sirviera de trono, pero sin expresar ninguna
emoción ni comunicación.
Majestad Batlló

Crucifijos de madera o marfil, y otras escenas


religiosas.
Cristo en Majestad, muchos aparecen vestidos
totalmente, vivos y triunfantes en la cruz.
Tradición bizantina, 4 clavos, cuerpo
envarado, ausente de emociones,
pasión o sentimientos. Conserva rica
policromía: verdes y azules intensos.
Crucifijo de Fernando y Sancha
S. Pedro de Incio (Lugo)
Descendimiento, Sta. Eulalia
(Erill la Vall; Boí-Tahull)
S. Juan de las Abadesas

Virgen de Montserrat

Influencia bizantina, y S. Juan de las Abadesas


situado ante el ábside (conjunto más dramático de la
Edad Media, con rasgos góticos).
Catedral de Jaca, portada occidental
S. Pedro el Viejo, Huesca, portada norte
S. Isidoro de León
S. Isidoro de León, Puerta del Cordero
Cordero místico porta la cruz, sostenido por ángeles, debajo el sacrificio de
Isaac. Las imágenes de S Isidoro, S Pelayo, los músicos de David y los
signos del zodiaco que enmarcan el tímpano son de la iglesia anterior.
S. Isidoro de León, Puerta del Perdón
Marcado carácter narrativo y pedagógico: muerte, resurrección y ascensión
de Cristo. La Ascensión articulada de forma similar a S. Sernin viene
acompañada de un rótulo: “Asciendo a mi Padre, vuestro Padre”
reminiscencia del primer arte cristiano que el románico cultivó con
entusiasmo.
Catedral de Santiago, Portada de Platerías
Tímpano de la derecha representa la Pasión y la infancia de Cristo y el de la
izquierda la tentación en el desierto.
Catedral de Santiago, Portada de Platerías
Catedral de Santiago,
Portada de Platerías
El Claustro benedictino de
Santo Domingo de Silos
(Burgos, principios s. XII),
quizá el más hermoso de la
orden de Cluny. El claustro,
imprescindible en edificios
monásticos, presenta en este
caso columnas geminadas con
doble capitel y ábaco común.
Sin duda, los elementos
escultóricos de Silos son su
mejor riqueza.
Los capiteles muestran
cierta variedad: desde
corintios degenerados
hasta capiteles
historiados, pasando
por capiteles de
raigambre musulmana
con una tupida red de
tallos vegetales a modo
de ataurique.
Una licencia que se permitieron los constructores de Silos: dos fustes intercambian sus
destinos.
Los 4 machones de esquina presentan cada
uno de ellos dos escenas del Nuevo
Testamento. Una de ellas, muy conocida, es
"La duda de Santo Tomás":
Relieve del claustro de santo Domingo de
Silos, “La duda de santo Tomás”.
El relieve se acopla al elemento
arquitectónico --el machón de
esquina--. Muchos son sus rasgos
antinaturalistas: lo inexpresivo de
los gestos y las actitudes, la
dimensión de los ojos, la posición
forzada de los pies, el tratamiento
de las túnicas, la isocefalia solo
rota para la figura de Cristo, la
misma figura de Cristo de mayor
tamaño como reflejo de su
supremacía, el apiñamiento de las
figuras dando un resultado
plano,..., etc.

El descendimiento. Cristo muerto es desclavado


de la Cruz por sus discípulos.
Silos. Cristo resucitado asciende a los cielos ante la mirada piadosa de sus Apóstoles.
El sepulcro
La Anunciación
Escultura del siglo XII

Sta. María de Ripoll, Girona


Portada como arco de triunfo o puertas de ciudades que recuerdan la
Antigüedad clásica. Disposición en frisos horizontales largos y
estrechos, paralelos y separados unos de otros por molduras. Articulan
las imágenes del ciclo narrativo a la manera de un cómic. Disposición
ideal para adoctrinar a los creyentes, muy religiosos pero no capacitados
para acceder a los textos bíblicos directamente. Rectángulo articulado
en 6 registros ornamentales, centro puerta abocinada por arquivoltas.
Construida a partir de bloques yuxtapuestos y con columnas
superpuestas en sus ángulos, recuerda claramente los arcos de triunfo
romanos.
Temática relacionada con la de glorificación imperial: Cristo aparece
rodeado de los personajes históricos que le ayudaron en su misión.
Simbología descendente, desde el cielo hasta el infierno.
Sta. María de Ripoll
Girona
Transición al gótico (finales s XII)

Sangüesa, Navarra
Apóstoles, Cámara Santa,
catedral de Oviedo

Apostolado (Las figuras están emparejadas y


situadas adosadas a las columnas, inician una
relación con una ligera torsión del cuerpo y los
gestos de las manos. Lo que supone una gran
evolución desde el hieratismo y frontalismo del XI
(Chartres).
La humanización se completa con la variedad de
posiciones de brazos y manos, la amabilidad de los
rostros y la individualización de los personajes.
Trabaja bien los volúmenes y los pliegues.
S. Vicente de Ávila
S. Vicente de Ávila

Cenotafio de los santos Vicente, Sabina y Cristeta


Catedral de Santiago

El Pórtico de la Gloria es una de


las obras maestras del arte
occidental y para muchos autores
ya es una obra gótica. Viene a ser,
en definitiva, el nártex de la
catedral, que la transformación de
la fachada respetó
afortunadamente. Aparece firmada
por el maestro Mateo en 1188.
Pórtico de la Gloria
El tímpano central nos muestra el tema principal: la Gloria de Jesucristo quien muestra en sus manos las
llagas de la Pasión ("Cristo resucitado ha vencido a la muerte", vendría a ser su significado). No se trata ya
del Pantocrátor majestuoso, solemne y alejado del espectador, sino Dios hecho hombre, lo que anticipa la
temática gótica. Le rodean los evangelistas. En las arquivoltas conversan y afinan instrumentos musicales los
24 ancianos del Apocalipsis.
En el parteluz se halla la figura sedente de
Santiago Apóstol. Profetas y apóstoles, no
rígidamente firmes, adornan las jambas de las
tres portadas. La escultura adquiere un mayor
relieve y naturalismo.
Santiago Apóstol, titular
del templo, con el báculo
en su mano. La conquista
de la redondez anticipa el
tiempo bajomedieval.

Parte baja del


parteluz, representa la
genealogía de Cristo
Es este pórtico el broche de oro del
románico español y al mismo tiempo
preludio del arte gótico: las figuras
comienzan a separarse del soporte
arquitectónico en el que se sitúan,
buscando el volumen y tendiendo al
bulto redondo. La isocefalia ha sido
desterrada completamente y los
personajes se muestran
considerablemente más naturales.
Esa aproximación al naturalismo pretende acercar los personajes sagrados al espectador, algo que será una
constante en el arte gótico. Los rostros ya expresan sentimientos, actitudes, como la sonrisa del profeta
Daniel o la tristeza de Isaías. Los pies buscan su posición normal; las vestiduras, de pliegues voluminosos,
caen con naturalidad. La rigidez de miembros va cediendo a favor de su posición normal. Todo ello anticipa el
arte futuro.
Pórtico de la Gloria: Apóstoles. A la izquierda San Pedro con su atributo, una gran llave. A la derecha el
discípulo más joven, Juan. Las figuras escultóricas, talladas en piedra, todavía conservan restos de
policromía, lo que demuestra una vez más lo peculiar del gusto medieval.
Colegiata de Toro
Asunción de María de Bossot
S. Juan de las Abadesas
Sta. Eulalia, Eric la Vall
Sta. María Besalú,
Girona