You are on page 1of 17

Acción de profesionales de la salud

Gaza: El derecho a la salud, pisoteado
Israel/Territorios
Israel/Territorios Palestinos
Palestinos Ocupados

Los obstáculos a los que se enfrenta la población palestina de Gaza para obtener acceso a
los servicios de salud siguen siendo motivo de grave preocupación. El bloqueo israelí de la
Franja de Gaza ha deteriorado todavía más la situación humanitaria y ha causado
problemas de salud y de salubridad, así como pobreza extrema y malnutrición. En los
últimos meses, las ya terribles circunstancias de algunos pacientes se han visto
recrudecidas por la huelga de trabajadores de salud de Gaza, que ha agravado si cabe la
situación. Alrededor del 80 por ciento de la población de Gaza, de 1,5 millones de
habitantes, depende de la ayuda internacional, pero los organismos de ayuda de la ONU y
las organizaciones humanitarias sufren restricciones adicionales y tienen que asumir más
costes, lo cual dificulta su capacidad de proporcionar asistencia y servicios a la población.
Salvo contadas excepciones, los 1,5 millones de habitantes de Gaza están atrapados. Los
estudiantes no pueden ir al extranjero a cursar estudios universitarios ni a trabajar y, con
frecuencia, no se permite abandonar Gaza a los enfermos graves que necesitan atención
médica no disponible en los hospitales locales. Desde que comenzó el bloqueo en 2007,
decenas de pacientes han muerto debido a la falta de acceso a tratamiento.

Los instalaciones médicas de Gaza carecen del personal y el material especializados
necesarios para tratar diversas enfermedades, como el cáncer o las patologías
cardiovasculares, por lo que los pacientes que las padecen necesitan trasladarse a
hospitales situados fuera de la Franja. Tradicionalmente, los pacientes han sido atendidos
en centros médicos de otras partes de los Territorios Palestinos Ocupados (es decir, en
Cisjordania, incluido Jerusalén Oriental, adonde sólo se llega a través de Israel), de Egipto,
Jordania e Israel, o, en algunos casos, de otros países. Sin embargo, actualmente el acceso
de las personas enfermas a la atención médica está muy limitado por el cierre permanente
de las únicas puertas de Gaza al resto del mundo: el paso fronterizo de Erez hacia Israel en
el norte, donde las autoridades israelíes imponen el cierre directamente, y el paso fronterizo
de Rafá hacia Egipto en el sur, donde hasta la fecha el gobierno egipcio ha cumplido la
orden de cierre dada por Israel. Tan sólo a un reducido número de casos médicos o
humanitarios graves se le conceden permisos especiales para salir de Gaza por los pasos
fronterizos con Israel o con Egipto. Sin embargo, son muchos más los pacientes graves que
no logran una autorización para abandonar Gaza y recibir tratamiento médico del que no se
dispone allí.

Amnistía Internacional pide a las autoridades israelíes, al gobierno egipcio, a la Autoridad
Palestina y a la administración de facto de Hamás en Gaza que tomen medidas urgentes
para garantizar que las personas palestinas con problemas graves de salud tengan acceso a
la atención médica que precisan de forma segura y oportuna.
Coordinación de Activismo

Restricción o negación del acceso de los residentes de Gaza a la atención
médica necesaria
En 2008, Amnistía Internacional ha hecho repetidos llamamientos para que se
permita a personas gravemente enfermas salir de Gaza con el fin de acceder a
tratamiento especializado en otros lugares.1 A menudo, las autoridades israelíes
han denegado las solicitudes de traslado de pacientes con dolencias graves a
hospitales palestinos de Cisjordania (incluido Jerusalén Oriental) o a hospitales
de Israel, Egipto u otros países alegando “motivos de seguridad” no
especificados. Las personas a las que se ha impedido el acceso a atención
médica han visto empeorar su enfermedad y muchas han muerto a consecuencia
de ello. En abril de 2008, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó
un informe sobre las muertes de personas palestinas de Gaza con afecciones
graves, en el que citaba 32 casos de muertes ocurridas tras el retraso o la
denegación de la salida de Gaza.2 Desde entonces han fallecido más pacientes
después de que se les impidiera abandonar la Franja.

Una vez que se aprueba el traslado de un paciente a un hospital situado fuera de
Gaza para que reciba allí atención médica –cuyo coste es asumido por la
Autoridad Palestina–, el procedimiento que se sigue para la salida de Gaza de
los pacientes es el siguiente: el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina
debe dirigir una solicitud a la oficina de coordinación de salud del paso
fronterizo de Erez, que está subordinada al ejército israelí. Todas las solicitudes
son examinadas por el Servicio General de Seguridad (el servicio de inteligencia
de Israel), que decide si autoriza o no el paso. Es frecuente que transcurran
varias semanas sin que se reciba respuesta alguna; varios pacientes han muerto
mientras la esperaban.

Muertes tras denegación de acceso a atención médica “por motivos de
seguridad”
seguridad ”
Mohammed Abu Amro, Amro de 58 años y padre de seis hijos, padecía cáncer de
colon y recibió tratamiento en el hospital Ichilov de Tel Aviv en enero de 2008.
Cuando en marzo de 2008 solicitó regresar al hospital para someterse a más
sesiones de quimioterapia, se le denegó el permiso por “motivos de seguridad”
no especificados. La organización Physicians for Human Rights-Israel (PHR-
Israel) trató de interceder por Mohammed Abu Amro pidiendo que lo dejaran
salir de Gaza el 26 de agosto para recibir quimioterapia en el hospital Ichilov de
Israel. Sin embargo, las autoridades le siguieron denegando el permiso de viaje
para recibir tratamiento. Según PHR-Israel, el cáncer se extendió al hígado, a la
columna vertebral y al tracto urinario. Finalmente, las autoridades israelíes
autorizaron el regreso de Mohammed Abu Amro al hospital Ichilov el 13 de
octubre de 2008, ocho días después de su defunción, que tuvo lugar el 5 de
octubre.

1
Véase Amnistía Internacional, Israel / Occupied Palestinian Territories / Egypt. Denial of access to health care (Índice
AI: MDE 15/002/2008) y sus actualizaciones (Índice AI: MDE 15/004/2008; MDE 15/006/2008; MDE 15/016/2008;
MDE 15/036/2008; MDE 15/039/2008).
2
Organización Mundial de la Salud, Access to Health Services for Palestinian People, Jerusalén, abril de 2008, en:
http://www.emro.who.int/palestine/reports/monitoring/WHO_special_monitoring/access/access%20to%20health
%20services%20(April%202008).pdf

2
Coordinación de Activismo

Mahmoud Abu Taha (en la foto),
de 21 años, murió el 29 de octubre
de 2007 después de muchos
intentos infructuosos de salir de
Gaza para recibir tratamiento
especializado. Tenía cáncer de
intestino delgado y había perdido
un tercio de su peso corporal. Cinco
días antes del fallecimiento, su
familia dijo a Amnistía
Internacional que Mahmoud no
© Muhammad Sabah/BTselem podía comer y que la solución
vitamínica que necesitaba se había
reducido a una sola toma diaria
porque el producto escaseaba. En
un principio, el ejército israelí
autorizó a Mahmoud a salir de
Gaza, pero el 18 de octubre de
2007, tras una larga espera en el
paso fronterizo de Erez (entre Gaza
e Israel), el ejército israelí se negó a
dejarlo pasar. Se le permitió
finalmente pasar a Israel el 28 de
octubre de 2007, pero murió al día
siguiente.

A los pacientes a menudo se les impide abandonar Gaza por “motivos de
seguridad” no especificados, pero las autoridades israelíes no presentan pruebas
ni otros datos que fundamenten sus acusaciones de que los pacientes o los
familiares que los acompañan (sobre todo en el caso de personas menores de
edad que no pueden viajar solas) son una “amenaza para la seguridad”. Esto
hace que a los pacientes les sea imposible impugnar las acusaciones. Algunas
de las personas enfermas a las que se les negó la salida de Gaza se encontraban
en una situación crítica y no podían moverse por sí solas.

En un caso reciente de seis niños con afecciones cardiacas, se denegó el
permiso de salida a las madres (y a la abuela en uno de los casos), que debían
acompañarlos. Todos tenían que haber sido operados por un equipo de
especialistas británicos en el hospital Makassed, en Jerusalén Oriental, la
semana del 4 de octubre de 2008, pero no pudieron salir de Gaza porque las
autoridades israelíes denegaron a las personas acompañantes el permiso de
salida. Uno de los niños había perdido ya seis citas para su operación en los
últimos meses porque a la madre y a la abuela se les habían denegado en
repetidas ocasiones los permisos para acompañarlo al hospital en Jerusalén. Por
fin, a principios de noviembre, tanto él como otros tres niños pudieron viajar al
hospital Makassed para ser operados por un equipo visitante de especialistas
italianos, pero el tratamiento a otros cinco, entre ellos tres nuevos casos, se
retrasó porque les fue imposible salir de Gaza para operarse. A 28 de noviembre

3
Coordinación de Activismo

de 2008, dos de los cinco finalmente lograron viajar a Jerusalén Este, uno busca
tratamiento en otro lugar, otro está realizando preparativos para viajar, y otro
todavía no puede hacerlo porque a su padre se le niega permiso para
acompañarlo.3

Acceso a centros
ce ntros de salud en Egipto
Antes de junio de 2007, la mayoría de las personas palestinas que necesitaban
recibir tratamiento médico no disponible en Gaza viajaban a Egipto. En junio de
2007, las autoridades israelíes ordenaron el cierre del paso fronterizo entre Gaza
y Egipto. El gobierno egipcio acató la decisión de Israel, por lo que el paso
permaneció totalmente bloqueado esta principios de 2008. En los últimos
meses, las autoridades egipcias lo han abierto parcialmente varias veces para
permitir el tránsito de un número reducido de palestinos en circunstancias
excepcionales. El paso se ha limitado a personas enfermas y otras consideradas
como casos humanitarios (estudiantes, peregrinos y residentes en el extranjero).
No obstante, en cada ocasión, sólo algunas de las personas que se ajustaban a
estas categorías recibían autorización para cruzar la frontera.

Los criterios según los cuales se
permite a los palestinos de Gaza
cruzar la frontera hacia Egipto
no están claros. El 4 de junio de
2008, Amnistía Internacional
escribió a las autoridades
egipcias para que aclarasen
estos criterios, especialmente los
que estipulan a qué personas
necesitadas de atención médica
no disponible en Gaza se
Paso fronterizo desierto entre Gaza y Egipto, permite entrar en Egipto, pero
mayo de 2008. © Amnistía Internacional no ha recibido respuesta. Desde
entonces ha aumentado el
número de habitantes de Gaza
(pacientes, estudiantes y otros) a
los que se permite cruzar la
frontera hacia Egipto, pero las
autoridades egipcias han
seguido impidiendo el paso de
muchos enfermos (así como
estudiantes y otras personas) por
la frontera en las escasas

3
Véanse la Acción Urgente (Índice AI: MDE 15/041/2008) de 16 de octubre de 2008:
http://www.amnesty.org/es/library/asset/MDE15/041/2008/es/ced6d529-9e9e-11dd-9a4f-
d36d3e7b43f6/mde150412008spa.html, su actualización (Índice AI: MDE 15/046/2008), de 7 de noviembre de 2008:
http://www.amnesty.org/es/library/asset/MDE15/046/2008/es/272bdc56-afda-11dd-9f8f-
4b096084dc04/mde150462008spa.html y la actualización del 28 de noviembre (MDE 15/047/2008):
http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE15/047/2008/en

4
Coordinación de Activismo

ocasiones en las que se ha
abierto.

Entretanto, las autoridades israelíes insisten en que no permitirán que vuelva a
abrirse el paso fronterizo entre Gaza y Egipto hasta que sea liberado el soldado
israelí Gilad Shalit, recluido en Gaza por Hamás:4

Si Gilad Shalit no es liberado, no se abrirá el paso fronterizo de Rafá
Amos Gilad, alto funcionario del Ministerio de Defensa israelí, 19 de junio
de 2008.5

[E]n cuanto al paso fronterizo de Rafá, el asunto todavía no se ha
resuelto. Los egipcios saben que hemos condicionado la apertura de Rafá
a otras cuestiones que están sobre la mesa.
Ehud Barak, ministro de Defensa de Israel, 22 de junio de 2008.6

Amnistía Internacional vuelve a pedir al gobierno egipcio que tome las medidas
necesarias para garantizar que se autoriza la entrada en el país de todas las
personas palestinas enfermas que tienen citas en centros médicos de Egipto, y
que se permite pasar por Egipto a todos los pacientes que precisen viajar a
hospitales de otros países.

Acceso a centros de salud en el resto de los Territorios Palestinos Ocupados
y en Israel
Muchos habitantes de Gaza reciben atención médica en hospitales israelíes. La
mayoría de las personas que necesitan cruzar la frontera de Gaza hacia Israel
para someterse a tratamiento, ya sea en Israel o en Cisjordania (incluido
Jerusalén Oriental), obtienen la autorización necesaria. Sin embargo, las
autoridades israelíes impiden el paso a entre el 15 y el 20 por ciento de estas
personas, por lo que les niegan también el acceso a la atención médica que
tanto necesitan. Es el destino de estos pacientes lo que preocupa a Amnistía
Internacional. Según la Organización Mundial de la Salud, Israel denegó
permisos de entrada en el país al 18,5 por ciento de los pacientes que trataban
de abandonar la Franja de Gaza en 2007, casi el doble que el porcentaje de
2006, que fue del 10 por ciento.7

Karima Abu Dalal,
Dalal de 34 años y madre de cinco hijos pequeños, padece
linfoma de Hodgkin, un cáncer de los ganglios linfáticos que se puede curar en
más del 90 por ciento de los casos. No pudo recibir durante varios meses el
tratamiento que necesitaba con urgencia porque las autoridades israelíes le
denegaron el permiso para trasladarse a Nablús, en Cisjordania. En noviembre
de 2007, Karima Abu Dalal solicitó autorización para salir de Gaza y someterse

4
El cabo Gilad Shalit fue capturado en junio de 2006 por radicales palestinos en una base militar israelí situada en
el perímetro de Gaza y, desde entonces, se encuentra en Gaza recluido en poder del brazo armado de Hamás.
5
Ynet, 19 de junio de 2008: http://www.ynet.co.il/english/articles/0,7340,L-3557573,00.html.
6
Ynet, 22 de junio de 2008: http://www.ynet.co.il/english/articles/0,7340,L-3558853,00.html.
7
Haaretz, 1 de abril de 2008: http://www.haaretz.com/hasen/spages/970686.html.

5
Coordinación de Activismo

a tratamiento. Por esas fechas, un oncólogo escribió lo siguiente en un informe
para la organización Physicians for Human Rights-Israel: “Esta joven mujer
morirá si no recibe tratamiento, pero, si se la somete a tratamiento, sus
posibilidades de recuperación son muy elevadas” (subrayado en el original). Las
autoridades rechazaron la solicitud de Karima alegando “motivos de seguridad”
no especificados y el Tribunal Superior de Justicia se negó a intervenir. A
principios de 2008, Karima logró viajar a Egipto como circunstancia
excepcional, pero por entonces su estado ya se había deteriorado
irreparablemente. Ahora se encuentra en fase terminal. Está demasiado enferma
para emprender un viaje a Egipto, pero aún no se le permite entrar en Israel. Se
le debería dar ya autorización para salir de Gaza, de modo que pueda evaluarse
su estado de salud en un hospital israelí y administrársele el tratamiento más
adecuado para aliviar su sufrimiento.8

Con anterioridad a junio de 2007, las personas enfermas de Gaza podían
someterse a tratamiento médico en Egipto o en otras partes de los Territorios
Palestinos Ocupados (es decir, en Cisjordania, incluido Jerusalén Oriental) si
éste no estaba disponible en los hospitales locales. Sin embargo, cada vez más
pacientes de Gaza se han visto obligados a acudir a hospitales israelíes desde
que Israel ordenó el cierre del paso fronterizo entre Gaza y Egipto y restringió
con mayor severidad el paso de la población palestina hacia Cisjordania (incluido
Jerusalén Oriental).9

Aunque en los últimos meses varios enfermos han tenido la posibilidad de salir
de Gaza por el paso fronterizo de Rafá para recibir tratamiento en Egipto, en
algunos casos su estado es demasiado grave como para desplazarse. El viaje
desde Gaza a El Cairo, la capital egipcia, donde se encuentran las principales
infraestructuras médicas del país, es mucho más largo que el traslado a Israel o
a Cisjordania (incluido Jerusalén Oriental), adonde se puede llegar en una hora
desde el paso fronterizo de Erez. Además, muchas personas padecen dolencias
que precisan un tratamiento específico en hospitales israelíes.

Las autoridades israelíes sostienen que Israel no tiene responsabilidad jurídica
sobre los habitantes de Gaza. Según su política declarada, se permite el paso de
las personas enfermas y heridas sólo como gesto humanitario, pero no tiene por
qué autorizarse cuando las vidas de los pacientes no corren un peligro
inminente.10 Incluso enfermos cuya supervivencia dependía de la posibilidad de
recibir tratamiento fuera de Gaza han visto denegado el paso y han sufrido un
daño irreparable para su salud o han muerto.

8
Entrevista con Karima Abu Dalal y su familia, junio de 2008, en: http://uk.youtube.com/watch?v=HCdwTsnx95g
(la entrevista comienza en el minuto 3.28 del vídeo). Karima ya no puede caminar como lo hacía en el vídeo.
9
Estas zonas están bajo ocupación militar de Israel: sólo puede entrarse en ellas con permiso de las autoridades
israelíes y desde Gaza sólo es posible acceder a ellas a través de Israel.
10
Tal como afirmaron las autoridades israelíes en respuesta a una petición presentada por las ONG israelíes
Physicians for Human Rights-Israel y Gisha (organización cuyo objetivo es proteger la libertad de circulación de la
población palestina). Véase: http://www.phr.org.il/phr/files/articlefile_1188482807578.doc.

6
Coordinación de Activismo

Amnistía Internacional pide al gobierno israelí que permita, sin dilación ni
trabas, el paso de pacientes de Gaza a Cisjordania (incluido Jerusalén Oriental) y
a Israel para que reciban atención médica.

En junio de 2007, Alaa’
Odeh,
Odeh de 25 años de edad,
sufrió graves heridas en las
piernas, de carácter
ortopédico y vascular. El
ejército israelí le denegó el
permiso para abandonar
Gaza con el fin de someterse
a tratamiento médico
especializado, por lo que los
médicos se vieron obligados
a amputarle la pierna
derecha. Poco después de
tomarse esta fotografía, el
estado de la pierna izquierda
empeoró y, de nuevo, le fue
denegado el permiso para
salir de Gaza. La pierna
izquierda también hubo de
ser amputada.

© Muhammad
Baba/Physicians for Human
Rights-Israel

Impacto del bloqueo israelí en la situación humanitaria general de Gaza
Además de las restricciones impuestas específicamente a la circulación de
pacientes, así como de personal y material médicos, el bloqueo israelí de Gaza
ha tenido un impacto negativo sobre la situación humanitaria en general, que a
su vez afecta a la salud de la población. El 13 de noviembre de 2008, la
Agencia para la Ayuda a los Refugiados Palestinos, principal organismo de
asistencia humanitaria de la ONU en Gaza, anunció que se había quedado sin
suministros y que se había visto obligada a interrumpir la distribución de
alimentos a 750.000 habitantes de Gaza en situación de necesidad porque las
autoridades israelíes impedían el envío de productos básicos como trigo, carne
enlatada, leche en polvo y aceite de cocina. Los días previos, varias zonas de la
Franja de Gaza se quedaron a oscuras al cerrarse la única planta generadora de
electricidad debido a la falta de combustible. Unos días antes, Israel había
dejado de permitir el transporte de combustible, pagado por fondos de la Unión
Europea, a la planta. Asimismo, las autoridades israelíes prohibieron la entrada
en Gaza a periodistas, lo que provocó una protesta de la Asociación de la Prensa
Extranjera.

7
Coordinación de Activismo

La decisión de Israel de impedir la entrada en Gaza de combustible y ayuda
humanitaria respondió a la ruptura del alto el fuego que habían mantenido las
fuerzas israelíes y los grupos armados palestinos con base en Gaza desde el 19
de junio de 2008. La tregua de cinco meses y medio se desmoronó el 4 de
noviembre, después de que las fuerzas israelíes mataran a seis extremistas
palestinos en Gaza durante incursiones terrestres y ataques aéreos. La reacción a
estos ataques fue el lanzamiento de decenas de cohetes palestinos sobre
ciudades y pueblos del sur de Israel cercanos a la frontera con Gaza, que no
ocasionaron daños materiales ni víctimas.11

Huelga de profesionales de la salud en Gaza
Desde finales de agosto de 2008, la ya desesperada situación de los pacientes
en Gaza se ha visto agravada por una huelga de profesionales de la salud, que
está teniendo un seguimiento de alrededor del 25 o 30 por ciento. El colectivo
de médicos es el que menos la ha secundado, seguido de los profesionales de la
enfermería; el porcentaje más alto de seguimiento se encuentra en el personal
administrativo y otros trabajadores del sector de la salud. La huelga fue
convocada por sindicatos palestinos aliados al partido Fatah, del presidente de
la Autoridad Palestina Mahmud Abás, que acusan a la administración de facto
de Hamás en Gaza de transferir o destituir de sus puestos en el sector de la
salud a simpatizantes de Fatah por motivos políticos. Por su parte, el gobierno
de Hamás niega esas acusaciones y afirma que la huelga tiene motivaciones
políticas y se realiza a instancias del gobierno provisional de la Autoridad
Palestina que preside Mahmud Abás desde Cisjordania y del partido Fatah,
principal rival político de Hamás.

Mientras Hamás y Fatah se lanzan acusaciones, la huelga perjudica la salud de
los pacientes de Gaza. El grado de atención médica de los hospitales y centros
primarios de salud se ha reducido. El número de operaciones quirúrgicas ha
descendido más de un 30 por ciento; las admisiones hospitalarias, alrededor de
un 20 por ciento; las visitas externas de pacientes, más de un 30 por ciento, y
las consultas de atención primaria, en torno a un 20 por ciento.12

Además, dos órganos principales de la Autoridad Palestina en el ámbito de la
salud, a saber, el Departamento de Remisiones al Extranjero, encargado de
aprobar las remisiones de todos los casos excepto los más urgentes a hospitales
situados en otros países, y la Dirección de Coordinación y Enlace, que presenta
las solicitudes de salida de Gaza a las autoridades israelíes en nombre de los
pacientes, han cerrado desde el primer día de huelga y sólo han tramitado un
número limitado de casos. En septiembre, el Departamento de Remisiones al
Extranjero aprobó 233 casos, frente a una media mensual de 1.100 en el
periodo anterior a la huelga, y la Dirección de Coordinación y Enlace presentó
449 solicitudes a las autoridades israelíes, frente a las 874 enviadas en agosto.

11
Amnistía Internacional, 5 de noviembre de 2008: http://www.amnesty.org/es/news-and-updates/news/alto-
fuego-gaza-corre-peligro-20081105.
12
Actualización sobre la situación de los profesionales de la salud de Gaza, Organización Mundial de la Salud, 13 de
noviembre de 2008.

8
Coordinación de Activismo

De estos 449 casos, las autoridades israelíes rechazaron o retrasaron 101 (es
decir, el 22,5 por ciento).

Escasez de medicamentos
medicamento s básicos y material hospitalario en Gaza
Debido al endurecimiento del bloqueo israelí desde el año pasado, escasean los
suministros médicos y las piezas de recambio para los equipos hospitalarios.
Además, los hospitales también se han visto afectados por la falta de otros
bienes necesarios para el funcionamiento de las instalaciones, como productos
de limpieza, bombillas o material de construcción para efectuar reparaciones en
los edificios.

En los últimos meses, las discrepancias entre el Ministerio de Salud de la
Autoridad Palestina en Cisjordania y la administración de facto de Hamás en
Gaza han dado lugar a una escasez de medicamentos y material hospitalario que
ha agravado la situación. El 15 de octubre de 2008, la Organización Mundial de
la Salud informó de lo siguiente:

- el Ministerio de Salud no envía suministros farmacéuticos al Centro de
Distribución de Medicamentos de Gaza desde el 1 de septiembre;
- a principios de octubre, el Centro de Distribución de Medicamentos
anunció que se habían agotado 94 medicamentos básicos;
- 70 pacientes de fibrosis quística corrían peligro de sufrir complicaciones al
no administrárseles los medicamentos adecuados, que habían llegado al
Centro de Distribución de Ramala, en Cisjordania, hacía tres semanas, pero
que aún no habían sido enviados al Centro de Distribución de Gaza;
- existía el riesgo de que 12 de las 52 máquinas de diálisis renal en tres
hospitales de Gaza dejasen de funcionar debido a la falta de un “sistema
Bibag”.13

En un comunicado de prensa del 23 de octubre de 2008, el Comité
Internacional de la Cruz Roja (CICR) manifestó preocupación por el hecho de
que “[l]as últimas semanas, a causa del punto muerto en que se halla la
cooperación entre autoridades palestinas en Ramala y Gaza, las importaciones
de suministros médicos esenciales son lentas y escasas, lo cual empeora una
situación que ya es crítica”.14 El CICR exhortó a las autoridades de salud
palestinas, tanto de la Autoridad Palestina en Cisjordania como de la
administración controlada de facto por Hamás en Gaza, a que tomen medidas
urgentes para garantizar en Gaza la disponibilidad, en cantidad suficiente, de los
suministros médicos adecuados, y pidió a las autoridades israelíes que faciliten
oportunamente las entregas de suministros y equipos en la Franja.

Actualización de acción de profesionales de la salud (Índice AI:
AI: MDE
15/039/2008)
15/039/2008) sobre pacientes que necesitan tratamiento de urgencia
Sólo tres de los pacientes mencionados en la acción de profesionales de la salud

13
El “sistema Bibag” (o “módulo Bibag”) es un tipo de hemodiálisis en el que se emplea un concentrado de
bicarbonato líquido, elaborado a partir del Bibag, un polvo compuesto de concentrado seco de bicarbonato.
14
Comunicado de prensa del CICR, 23 de octubre de 2008: http://icrc.org/web/spa/sitespa0.nsf/htmlall/gaza-news-
231008?opendocument.

9
Coordinación de Activismo

emitida el 9 de septiembre de 2008 han podido salir de Gaza para recibir
tratamiento médico:

Nufuz Husni (m), de 44 años, tiene un tumor anal maligno. El 24 de octubre
pudo salir de Gaza para ser sometida a tratamiento médico en el hospital Ichilov
de Israel.
Shadi Hilis (h), de 31 años, tiene un tumor maligno en la lengua y recibe
tratamiento en Israel.
Suleiman Abu Shawish (h), de 59 años, necesita someterse a una operación
por desprendimiento de retina; ha podido viajar a Egipto para recibir
tratamiento.

El estado de As’ad al-
al -Qarinawi (h), de 47 años, que sufrió un ataque al corazón,
ha mejorado, por lo que ya no necesita ser tratado fuera de Gaza.

Los demás pacientes que se enumeran a continuación, cuyos casos han sido en
su mayoría remitidos a hospitales de Egipto, no han podido abandonar Gaza para
recibir tratamiento médico:

Bassam al- al -Oehidi (h), de 28 años, sufre desprendimiento de retina; todavía
está en Gaza.
Rami al-
al -Masri (h), de 25 años, tiene un tumor en el nervio óptico izquierdo; no
ha logrado que transfieran su caso debido a la huelga.
Sameer Taleb (h), de 47 años, debe volver a operarse tras haber sido sometido
a una laminectomía descompresora; todavía se encuentra en Gaza.
Rami al-
al -Arouqi (h), de 29 años, tiene un tumor en un hueso de la pierna
derecha; todavía está en Gaza.
Nadira Abu Oweimar (m), de 29 años, padece linfoma de Hodgkin; su caso fue
remitido a Jordania para que la trataran allí, pero no se le ha permitido
abandonar Gaza.
Muhammed al- al -Hurani (h), de 33 años, tiene un tumor cerebral maligno; no se
ha recibido más información actualizada sobre su caso.
Mahmud Odeh (h), de 31 años, sufre insuficiencia renal crónica y necesita que
le practiquen una biopsia para que le hagan el diagnóstico; su caso fue remitido
a Cisjordania, pero no se le ha permitido salir de Gaza.
Naser al-
al -Akhras (h), de 24 años, tiene dañada la pelvis; todavía se encuentra en
Gaza.
Fathi al-
al -Ghouf (h), de 43 años, necesita someterse a una operación de corazón
que no le pueden realizar en Gaza; todavía está allí.
Radi Abu Rida (h), de 50 años, tiene cálculos renales en fase avanzada que
pueden causarle un fallo en los riñones; aún se encuentra en Gaza.
Ayman al- al -Lidawi (h), de 35 años, sufre cardiopatía isquémica y necesita
someterse a un procedimiento especial; todavía está en Gaza.
Ahmad al- al-Baghdadi (h), de 27 años, padece cáncer de páncreas; no se ha
recibido más información actualizada sobre su caso.
Jamal Dughmush (h), de 62 años, sufrió un ataque cardiaco y necesita un
marcapasos; todavía está en Gaza.

10
Coordinación de Activismo

Falta de personal médico y de facultades de medicina en Gaza y
restricciones a los intercambios de profesionales
profesionales médicos
En Gaza no sólo faltan instalaciones médicas avanzadas, sino que también
escasea el personal médico cualificado. En Gaza no hay facultades de medicina,
por lo que a sus habitantes les resulta imposible formarse en esta disciplina y,
con frecuencia, los estudiantes que desean cursar sus estudios fuera de Gaza no
pueden marcharse. Entre los estudiantes que tienen plazas para estudiar
medicina en universidades del extranjero pero que permanecen atrapados en
Gaza cabe mencionar a Diana al-Saadi (Reino Unido), Muhammad al-Muqadmeh
(Alemania), Muhammed Khdeer (China), Ayman al-Hams (China), Iyad Abu Jazar
(Egipto) y Ghassan al-Bozom (Rusia).

Los profesionales de la salud ven severamente limitadas las posibilidades de
interactuar con sus colegas de otros países porque no pueden abandonar Gaza y
porque a las personas expertas que vienen de fuera se les impide con frecuencia
la entrada.

El único punto de acceso a Gaza para los cooperantes extranjeros y otras
personas es a través de Israel,15 y la entrada está sujeta a la autorización de las
autoridades israelíes. En octubre de 2008, éstas rechazaron una solicitud de
entrada en Gaza presentada por la Organización Mundial de la Salud en nombre
de 80 especialistas en salud mental, profesionales de la atención a la salud y
profesores universitarios de varios países para asistir a una conferencia
organizada por el Programa de Salud Mental de la Comunidad de Gaza en
colaboración con la OMS. La conferencia, titulada “Estado de sitio y salud
mental: muros frente a puentes”, estaba prevista para el 27 y 28 de octubre de
2008. El portavoz del ejército israelí, comandante Peter Lerner, explicó los
motivos del rechazo del siguiente modo:

[…] hemos aplicado una política consistente en permitir la entrada en Gaza
desde Israel sólo para la ayuda humanitaria, no para congresos ni asambleas.
Este evento no es humanitario, sino populista y de propaganda, como puede
deducirse del tipo de títulos, como que los palestinos de Gaza son “víctimas
civiles de un estado de sitio” […] en todo lo que concierne a Gaza influye el
hecho de que un soldado de las Fuerzas de Defensa de Israel, Gilat Schalit, lleva
allí recluido más de dos años […]16

En contadas ocasiones, las autoridades de Israel han permitido a médicos árabes
israelíes entrar en Gaza para operar a pacientes. Sin embargo, el 8 de octubre de
2008, impidieron la entrada a un equipo médico israelí que iba a realizar
operaciones y consultas médicas y a dar formación sobre traumas y tratamiento
postraumático durante tres días.

15
Según el Acuerdo sobre Circulación y Acceso, alcanzado en 2005 por Israel, la Autoridad Palestina, Estados
Unidos y la Unión Europea, el paso fronterizo entre Gaza y Egipto será utilizado únicamente por los habitantes de
Gaza; las personas extranjeras deberán seguir entrando y saliendo de Gaza a través de Israel.
16
The Jerusalem Post, 25 de octubre de 2008:
http://www.jpost.com/servlet/Satellite?cid=1222017624178&pagename=JPost%2FJPArticle%2FShowFull.

11
Coordinación de Activismo

La función
función del Tribunal Superior de Justicia: negación de los derechos
humanos
Desde junio de 2007, Physicians for Human Rights-Israel y otras ONG han
presentado varias peticiones al Tribunal Superior de Justicia en apoyo de
pacientes palestinos que solicitaban el derecho a recibir atención médica fuera
de Gaza. En todos los casos, los permisos de salida de Gaza han sido rechazados
por “motivos de seguridad” no especificados. El Tribunal ha respondido
repetidamente que no ve razón para intervenir en la decisión del ejército de
denegar la salida de pacientes de Gaza. Algunas de las personas afectadas han
muerto o han sufrido un daño irreparable. Entre las peticiones cursadas al
Tribunal cabe mencionar las siguientes:
26 de noviembre de 2007: petición urgente presentada por PHR-Israel y 11
pacientes (HCJ 9522/07)
En esta petición se solicitaba resarcimiento urgente para 11 pacientes cuyas
enfermedades podían entrañar la muerte, la adopción de una política para
garantizar el acceso de los pacientes a atención médica y el cese inmediato de
la coacción ejercida por el Servicio General de Seguridad contra los pacientes en
el paso fronterizo de Erez.

27 de diciembre de 2007: petición presentada por PHR-Israel y 15 pacientes
(HCJ 11105/07)
PHR-Israel volvió a dirigirse al Tribunal con una petición casi idéntica en
nombre de 15 pacientes con dolencias potencialmente mortales, en su mayoría
cánceres. El 8 de enero de 2008, el Tribunal rechazó la petición colectiva y
afirmó que cada paciente debería presentar una petición individual. Los jueces
del Tribunal determinaron que no había “razones para intervenir” en la decisión
del Estado de denegar a ocho pacientes el permiso de salida por motivos de
seguridad.

22 de enero de 2008: petición presentada por PHR-Israel y un paciente (HCJ
559/08)
La petición fue presentada en nombre de Amin Fayyad, enfermo de leucemia,
pero fue rechazada sin reservas. Incluía las declaraciones periciales de dos
oncólogos, según las cuales el paciente, que padecía leucemia mieloide crónica
en una fase muy avanzada, necesitaba tratamiento urgentemente. El Tribunal
Superior de Justicia falló que no veía “razones para intervenir” y levantar la
prohibición de viajar. En marzo de 2008, Amin Fayyad se desplazó finalmente
de Gaza a Egipto, pero no pudo obtener allí el tratamiento necesario. Necesitaba
un transplante de médula ósea, pero ningún donante compatible había podido
viajar con él a Egipto y posteriormente resultó imposible volver a salir de Gaza
con un donante debido al cierre de las fronteras. Además, la Autoridad Palestina
no cubría los gastos de la operación. Amin murió en Gaza el 9 de noviembre de
2008, a los 28 años.

26 de mayo de 2008: petición presentada por PHR-Israel y 13 pacientes
Esta petición fue presentada en nombre de 13 pacientes a los que el Servicio
General de Seguridad había impedido la salida de Gaza. El Tribunal Superior de
Justicia optó por no cambiar la decisión, alegando que consideraba suficiente

12
Coordinación de Activismo

que los pacientes pudieran ser trasladados a Jordania y Egipto mediante un
servicio de “lanzadera” operado por Israel, pese a que este mecanismo no era
fiable, no se había realizado durante meses y no podía constituir una solución
para enfermos de cáncer que necesitaban un acceso pronto y seguro a
tratamiento.

La mañana de la vista, el fiscal informó a PHR-Israel de que se había autorizado
la salida de tres de los pacientes. Un cuarto paciente, un hombre de 60 años
con un tumor cerebral, había sido convocado a un interrogatorio del Servicio
General de Seguridad como requisito previo a la concesión de un permiso de
salida. Asimismo, las autoridades habían prometido que autorizarían la entrada
en Gaza de dos cardiólogos árabes israelíes para que practicasen sendos
cateterismos a dos personas enfermas del corazón. No se abordaron los casos de
los siete pacientes restantes.

7 de julio de 2008: vista del Tribunal Superior de Justicia sobre el
desplazamiento de los pacientes de Gaza
Durante la vista, el fiscal informó oficialmente al Tribunal de que dejarían de
usarse las “lanzaderas” para sacar a los pacientes de Gaza, debido a las
reticencias del gobierno jordano de satisfacer las condiciones necesarias. La
opción de la “lanzadera”, huidiza desde el principio, se había puesto en práctica
tan sólo tres veces entre enero y julio de 2008. Sin embargo, había sido una de
las razones (o excusas) esgrimidas por el Tribunal para no respaldar la solicitud
de los pacientes de salir de Gaza. PHR-Israel espera ansiosamente la resolución
del Tribunal sobre la situación de estos pacientes, algunos de los cuales sufren
enfermedades que amenazan su vida.

Varias decenas de personas que desean regresar a sus hogares en Gaza siguen
bloqueadas en Jordania tras haber terminado su tratamiento. Se trata de
pacientes que tomaron la “lanzadera” para recibir atención médica en Jordania
en marzo de 2008 y han permanecido allí desde entonces. Israel exige que
vuelvan del mismo modo en que se marcharon, mediante la “lanzadera” de
regreso a Gaza (comunicado de prensa de PHR-Israel, 7 de julio de 2008).

14 y 15 de septiembre de 2008: petición presentada por PHR-Israel y 13
pacientes
Esta petición fue presentada al Tribunal Superior de Justicia para su examen
urgente en nombre de 13 pacientes de Gaza. A 11 de noviembre de 2008 aún
no se había celebrado una vista sobre estos casos.

Acciones recomendadas
a) Escriban a las autoridades israelíes que figuran infra:
• explicando que son ustedes profesionales de la salud concienciados con los
derechos humanos y mencionando si ya han escrito previamente sobre este
asunto;

13
Coordinación de Activismo

• pidiendo a las autoridades que garanticen que todas las personas que
necesiten tratamiento médico puedan salir de Gaza inmediatamente para
acceder a hospitales de Cisjordania (incluido Jerusalén Oriental), de Israel
o de otros países, y que su salida de Gaza no dependa de que colaboren
con el Servicio General de Seguridad;
• instando expresamente a las autoridades a agilizar con carácter de urgencia
el acceso a atención médica de Bassam al-Oehidi, Rami al-Masri, Sameer
Taleb, Rami al-Arouqi, Nadira Abu Oweimar, Muhammed al-Hurani,
Mahmud Odeh, Naser al-Akhras, Fathi al-Ghouf, Radi Abu Rida, Ayman al-
Lidawi, Ahmad al-Baghdadi, Suleiman Abu Shawish, Jamal Dughmush y
Karima Abu Dalal;
• pidiendo a las autoridades que se aseguren de que a los niños y las niñas
no se les niega la salida de Gaza por motivos de seguridad no especificados
relacionados con sus madres u otras personas acompañantes, y haciendo
referencia expresa a Ahmed Nahid Mohsin (de 1 año y 5 meses de edad),
Hamza Hassan Abu Habel (de 1 año y 2 meses), Yousef Rami Abu Latifa
(de 3 años y 5 meses), Nour Mohammed al-Jarou (de 5 meses) y
Mohammed Odeh Thabet (de 17 años), todos los cuales sufren patologías
cardiacas congénitas y están a la espera de que se les permita viajar al
hospital Makassed de Jerusalén Oriental para ser operados;
• exhortando a las autoridades a garantizar que se permite a los estudiantes
palestinos abandonar Gaza para cursar estudios de medicina en el
extranjero y que no se ponen trabas al desarrollo de una formación médica
más efectiva en la Franja;
• recordando a las autoridades israelíes que, en virtud del derecho
internacional, Israel, en tanto que potencia ocupante en la Franja de Gaza,
debe garantizar que los habitantes de Gaza tienen acceso al tratamiento
médico necesario, así como al mismo nivel de atención a la salud que la
ciudadanía del Estado de Israel.

b) Escriban a las autoridades egipcias que figuran infra:
• explicando que son ustedes profesionales de la salud concienciados con los
derechos humanos;
• expresando preocupación por el hecho de que a muchas personas
palestinas de Gaza que están gravemente enfermas y precisan un
tratamiento no disponible en la Franja no se les ha permitido entrar en
Egipto, entre ellas pacientes que esperaron durante horas en el paso
fronterizo de Rafá las veces en que se abrió recientemente;
• pidiendo a las autoridades que tomen medidas urgentes para garantizar sin
demora la entrada por el paso fronterizo de Rafá de personas enfermas de
Gaza que necesitan urgentemente recibir tratamiento médico en Egipto;
• pidiendo a las autoridades que aclaren los criterios utilizados para decidir
cómo y cuándo se permite el acceso de los pacientes de Gaza a tratamiento
en Egipto a través del paso fronterizo de Rafá.

14
Coordinación de Activismo

c) Escriban al gobierno provisional de la Autoridad Palestina en Cisjordania y
a la administración de facto de Hamás en Gaza (véanse infra los datos de
contacto):
• explicando que son ustedes profesionales de la salud concienciados con los
derechos humanos;
• pidiéndoles que se abstengan de emprender acciones que puedan empeorar
la ya difícil situación del sector de la salud en Gaza, como ejercer presiones
de cualquier tipo sobre los profesionales de la salud, no enviar o retrasar la
entrega de medicamentos y suministros médicos necesarios a centros de
salud de Gaza o demorar la remisión de pacientes que precisan tratamiento
no disponible en Gaza;
• pedirles que supriman toda medida adoptada que haya causado un mayor
deterioro de la ya desesperada situación de las personas enfermas de Gaza.
Direcciones
a) Autoridades israelíes:
israelíes:
Viceprimera ministra y ministra de Asuntos Exteriores
Tzipi Livni
Vice Prime Minister and Minister of Foreign Affairs
Ministry of Foreign Affairs, 9 Yitzhak Rabin Boulevard, Kiryat Ben-Gurion,
Jerusalem 91035, Israel
Fax: +972 2 530 3367
Correo-e/sitio web: sar@mfa.gov.il / www.mfa.gov.il
Tratamiento: Dear Minister/Señora Ministra

Jefe del Comando Sur de las Fuerzas
Fuerzas de Defensa de Israel
Major General Yoav Galant
GOC Southern Command
Military Post 02392, Beer Sheva, IDF, Israel
Fax: +972 8 990 2655
Tratamiento: Dear Major General/General

Ministro de Salud
Yacov Ben Yizri
Minister of Health
Ministry of Health, 2 Ben Tabai Street, PO Box 1176, Jerusalem 91010, Israel
Fax: +972 2 678 7662 / +972 2 623 3026
Correo-e/sitio web: sar@matat.health.gov.il / pniot@moh.health.gov.il /
www.health.gov.il
Tratamiento: Dear Minister/Señor Ministro

Copia a:
a:
Presidente del Colegio
Colegio Médico de Israel
Dr Yoram Blachar
Chair of the Israel Medical Association

15
Coordinación de Activismo

PO Box 3566, Ramat-Gan 52136, Israel
Correo-e: malke@ima.org.il

b) Autoridades egipcias:
egipcias:
Ministro del Interior
Habib Ibrahim El Adly
Minister of the Interior
Ministry of the Interior, 25 Al-Sheikh Rihan Street, Bab al-Louk, Cairo, Egipto
Fax: +20 22 794 5529
Correo-e: moi@idsc.gov.eg / center@iscmi.gov.eg
Tratamiento: Dear Minister/Señor Ministro

Ministro de Salud
Hatem Al-
Al -Gabali
Minister of Health
Ministry of Health, 3 Magles El Shaab Street, Cairo 11467, Egipto
Fax: + 202-7953966 / 7959422
Tratamiento: Dear Minister/Señor Ministro

Copia a:
a:
Director del Colegio Médico de Egipto
Dr Hamdi Al Sayed
Sa yed
Director of the Egyptian Medical Syndicate
Dar El Hekmah, 42 Kasr El-Eini Street, Cairo, Egipto
Correo-e: alsayed@ems.org.eg, H_nakeeb@yahoo.com e info@ems.org.eg
c) Autoridad
Autoridad Palestina - Gobierno provisional palestino en Cisjordania:
Cisjordania :
Ministro de Salud
Fathi Abu Maghli
Minister of Health
Ministry of Health, Ramallah, Cisjordania
Fax: +972 2 2408979 and +972 9 2384772
Correo-e: info@moh.ps

d) Autoridad Palestina - Administración de facto de Hamás
amá s en Gaza:
Encargado de asuntos de la Salud
Basem Na’im
Ministry of Health, Franja de Gaza
Fax: +972 8 282 6325 y +972 8 282 6295
Correo-e: health@moh.gov.ps

Copia a:
a:
Secretario general de la Federación Palestina de Sindicatos
Shaher Sa’ad
General Secretary
Palestinian General Federation of Trade Unions (PGFTU)
Fax: +972 9 2384374

16
Coordinación de Activismo

Correo-e: pgftu@pgftu.org y Shaher@pgftu.org

Envíen copia de sus cartas a los representantes diplomáticos de Israel, Egipto y
la Autoridad Palestina acreditados en su país.

Si no reciben respuestas en las próximas seis semanas, envíen una nueva carta
pidiendo una contestación.

****************************************
Si desean más información pónganse en contacto con la Oficina Nacional de
Amnistía Internacional México, llamando al número 56876010 55366776 o
envíen un correo electrónico a activismo@amnistia.org.mx

17