5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb25ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

Índice
CISA / Co

mu

ni

ca

ción e In for ma ción, SA de CV
CON SE JO DE AD MI NIS TRA CIÓN: Pre si den te, Ju lio Sche rer Gar cía; Vi ce pre si den te, Vi cen te Le ñe ro;
Te so re ro, En ri que Ma za


DI REC TOR: Ra fael Ro drí guez Cas ta ñe da
SUB DI REC TOR DE IN FOR MA CIÓN: Salvador Corro
SUB DI REC TORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra
SUB DI REC TOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero
SUB DI REC TOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera
ASIS TEN TE DE LA DI REC CIÓN: Ma ría de los Án ge les Mo ra les; ayudante, Luis Ángel Cruz
ASIS TEN TE DE LA SUBDI REC CIÓN DE INFORMACIÓN: Gra cie la Ze pe da
COORDINADORA DE FINANZAS DE RE DAC CIÓN: Be a triz Gon zá lez
EDI CIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez,
Ser gio Lo ya, Enrique de Jesús Martínez, Hugo Martínez
REPORTEROS: Carlos Acosta, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz,
Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Santiago Igartúa, Arturo Rodríguez, Marcela Turati, Ro dri go Ve ra,
Rosalia Vergara, Jenaro Villamil
CO RRES PON SA LES: Campeche, Rosa Santana; Co li ma: Pe dro Za mo ra; Chiapas, Isaín Mandujano;
Gua na jua to: Ve ró ni ca Es pi nosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Fe li pe Co bián;
Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos; Oaxaca, Pedro Matías; Tabasco,
Ar man do Guz mán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández
IN TER NA CIO NAL: Ho me ro Cam pa, coordinador; Corres pon sa les: Madrid: Alejandro Gutiérrez;
Pa rís: An ne Ma rie Mer gier; Washington: J. Jesús Esquivel
CULTU RA: Ar man do Pon ce, edi tor; Ju dith Ama dor Tello, Ja vier Be tan court, Blan ca Gon zá lez Ro sas,
Estela Leñero Franco, Isa bel Le ñe ro, Ro sa rio Man za nos, Samuel Máynez Champion, Jor ge Mun guía
Es pi tia, Jo sé Emi lio Pa che co, Al ber to Pa re des, Niza Rivera Medina, Ra quel Ti bol, Flo ren ce Tous saint,
Rafael Vargas, Co lum ba Vér tiz de la Fuente; cultura@proceso.com.mx
ES PECTÁCU LOS: Ro ber to Pon ce, co or di na dor. espectaculos@proceso.com.mx
DEPORTES: Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra
FO TO GRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Ger mán Can se co, Miguel Dimayuga,
Ben ja mín Flo res, Oc ta vio Gó mez, Eduardo Miranda; ; asistente, Au ro ra Tre jo; auxiliar, Violeta Melo
AU XI LIAR DE RE DAC CIÓN: Á ngel Sán chez
AYU DAN TE DE RE DAC CIÓN: Da mián Ve ga
ANÁLI SIS: Co la bo ra do res: John Ackerman, Ariel Dorf man, Sabina Berman, Jesús Cantú,De ni se
Dres ser, Marta Lamas, Rafael Segovia, Ja vier Si ci lia, En ri que Se mo, Er nes to Vi lla nue va, Jorge Volpi;
car to nis tas: Gallut, Helguera, Hernández, Na ran jo, Ro cha
CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Ro ge lio Flo res, co or di na dor; Juan Car los Bal ta zar, Li dia Gar cía,
Leoncio Rosales
CO RREC CIÓN TIPOGRÁFICA: Jor ge Gon zá lez Ra mí rez, co or di na dor; Se ra fín Dí az, Ser gio Da niel
Gon zá lez, Pa tri cia Po sa das
DI SE ÑO: Ale jan dro Val dés Ku ri, co or di na dor; Fer nan do Cis ne ros Larios, An to nio Foui lloux Dá vi la,
Ma nuel Foui lloux Ana ya y Juan Ricardo Robles de Haro
COMERCIALIZACIÓN
PU BLI CI DAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ánge les, Ru bén Báez eje cu ti vos de
cuen ta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062
VEN TAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma
Velázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando
se ma na rio de in for ma ción y aná li sis
MOVIMIENTO SOCIAL
6 El ominoso silencio de los zapatistas
/José Gil Olmos e Isaín Mandujano
10 Acteal: la demanda contra Zedillo, con nombres
y apellidos /Jorge Carrasco Araizaga
LA GUERRA DE CALDERÓN
14 Veinte meses después, Sicilia ante el espejo
/Anne Marie Mergier
20 Las evidencias se vuelven humo /Marcela Turati
23 Las atrocidades del calderonismo, ante la
Corte de La Haya /Arturo Rodríguez García
25 El apocalipsis en Coahuila /Juan Alberto Cedillo
CORRUPCIÓN
28 Walmart de México: sobornos y escandalosos
privilegios fiscales /Jesusa Cervantes
31 Agravio cultural /Jorge Sánchez Cordero
ESTADOS / VERACRUZ
34 El Cristo de las calamidades /Noé Zavaleta
ANÁLISIS
38 La falacia reformista /Axel Didriksson
39 Salto mortal /Naranjo
40 Propuestas en el limbo /Jesús Cantú
41 Corporativismo educativo /Héctor Tajonar
43 Simulación nuestra de cada día
/Ernesto Villanueva
44 Los motivos de Jacintha /Marta Lamas
INTERNACIONAL
46 NICARAGUA: “La caravana Televisa”: dudas
y omisiones /Roberto Fonseca
50 ESTADOS UNIDOS: La boyante industria
de la muerte /J. Jesús Esquivel
53 CHILE: Juicio al golpe /Francisco Marín
No. 1886 • 23 de diciembre de 2012
Foto portada: Fabián Ontiveros
Viernes 21 de diciembre, marcha en San Cristóbal
56
34
31
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080 y 01 800 202 49 98. Delfina
Cervantes, Ulises de León.
ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Jonathan García.
ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora
TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN: Fernando Rodríguez, jefe; Marlon Mejía, subjefe; Eduardo Alfaro,
Betzabé Estrada, Javier Venegas
AL MA CÉN y PRO VE E DURÍA: Mer ce des Gue rra, co or di na do ra; Ro ge lio Val di via
MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez
FINANZAS. CON TA BI LI DAD: Ma ría Con cep ción Al va ra do, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Ra quel
Tre jo Ta pia
COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz
OFI CI NAS GE NE RA LES: Re dac ción: Fre sas 13; Ad mi nis tra ción: Fre sas 7, Co l. del Va lle, 03100 Mé xi co, DF
CON MU TA DOR GE NE RAL: Ka ri na Ure ña; Flor Hernández; 5636-2000
FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción.
AÑO 36, No. 1886, 23 DE DICIEMBRE DE 2012
IM PRE SIÓN: Quad Graphics. Democracias No.116, Col. San Miguel Amantla, Azcapotzalco, C.P. 02700.
México, DF
DIS TRI BU CIÓN: Voceadores DF y Zona Metropolitana: Comunicación Telefónica en Línea, SA de CV. Tel.
5535-0732. Voceadores Puebla, Pue.: Jorge López Morán; Tel. 467-4880. Resto de la República y Locales
Cerrados: Publicaciones Citem, SA de CV. Tel. 5366-0000.
EDI TO R EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Concepción Villaverde;
asis ten te: Ma ría Ele na Ahe do; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006
EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx
Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017
EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Armando Gutiérrez,
Juan Pablo Proal y Alejandro Saldívar, coeditores; Tel. 5636-2010
RESPONSABLE TECNOLÓGICO: Ernesto García Parra; Saúl Díaz Valadéz, desarrollador,Tel. 5636-2106
COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Cer ti fi ca do de li ci tud de tí tu lo No. 1885 y li ci tud de con te ni do No. 1132, ex pe di dos por la Co mi sión
Ca li fi ca do ra de Pu bli ca cio nes de Re vis tas Ilus tra das el 8 de sep tiem bre de 1976. Proceso es una
Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de
Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102.
Re gis tro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309
Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios
Registro No. 105 / 21
Suscripciones DF y zona Metropolitana: Un año, $1,490.00, 6 meses, $850.00; Guadalajara, Monterrey
y Puebla: Un año, $1,600.00, 6 meses, $880.00. Ejemplares atrasados: $45.00. Ser vi cios in for ma ti vos y
fo to grá fi cos: AP, No ti mex, Reu ters.
Pro hi bi da la re pro duc ción par cial o to tal de cual quier ca pí tu lo, fo to gra fía o in for ma ción pu bli ca dos sin au to ri za-
ción ex pre sa de Co mu ni ca ción e In for ma ción, S.A. de C.V., ti tu lar de to dos los de re chos.
agen cia pro ce so de in for ma ción
agen cia de fotografía
Siguenos en: @revistaproceso facebook.com/revistaproceso
RELIGIÓN
56 Jesús niño: historia, mito y dogma /Rodrigo Vera
CULTURA
60 No hay sometimiento del INBA al Conaculta:
García Cepeda /Judith Amador Tello
62 Ellas, las surrealistas /Rafael Vargas
64 Las luchas contra la política que se hace
al margen de las mayorías /Raquel Tibol
66 Páginas de crítica
Arte: 2012: éxito y desprecio de la fotografía
mexicana /Blanca González Rosas
Música: ¡Ave… María! /Raúl Díaz
Teatro: Nuevo Teatro: Off Spring
/Estela Leñero Franco
Cine: Marley /Javier Betancourt
Televisión: Bandas de rock and roll
/Florence Toussaint
Libros: Dignidad e ignominia
/Jorge Munguía Espitia
ESPECTÁCULOS
71 Demanda el caricaturista de Cantinflas al hijo
del mimo /Columba Vértiz de la Fuente
DEPORTES
74 El Polígono de Tiro, sin concluir, sin permiso
y… sin tiradores /Beatriz Pereyra
77 Hasta un autódromo se quiso robar Sabines
/Isaín Mandujano
79 Palabra de Lector
82 Mono Sapiens /Calendario telenovelesco
con un reparto muy grotesco
/Helguera y Hernández
77
14
50
71
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
S
AN CRISTÓBAL DE LAS CASAS,
CHIS.- Al comenzar el gobier-
no que marca el regreso del
PRI a la Presidencia, el Ejérci-
to Zapatista de Liberación Na-
cional (EZLN) volvió a aparecer
el viernes 21 con una moviliza-
JOSÉ GIL OLMOS E ISAÍN MANDUJANO
ción pacífica y silenciosa de miles de indí-
genas que salieron de sus comunidades y
marcharon en las cabeceras de los munici-
pios de Ocosingo, San Cristóbal de las Ca-
sas, Palenque, Altamirano y Las Margaritas,
los que en 1994 tomaron con las armas.
Desfilaron miles de jóvenes mujeres y
hombres que representan los nuevos cua-
dros del EZLN, los que nacieron o crecie-
ron después de 1994, cuando el grupo in-
surgente irrumpió en el escenario político
en los días en que Carlos Salinas de Gor-
tari anunciaba la entrada de México al Pri-
mer Mundo.
X
i
n
h
u
a
de los zapatistas
El ominoso
silencio
6

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
Si bien desde días antes se sabía que el viernes 21 habría
un comunicado del EZLN, para muchos fue una sorpresa
que varios miles de milicianos zapatistas marcharan en
silencio hacia las cabeceras de los cinco municipios que
tomaron por medio de las armas el 1 de enero de 1994.
Cuando la estructura de poder que encabeza Enrique Peña
Nieto festeja el fin de la pesadilla panista y se engolosina
con sus primeros logros, los zapatistas vienen a recordar-
le al México olvidado, el de ellos mismos y el que repre-
sentan, silencioso, callado, pero ominoso. Es el ruido del
silencio. El mensaje del subcomandante Marcos, dirigido
“a quien corresponda” luego de las cinco marchas con
bocas cerradas, fue: “¿ESCUCHARON?”.
Horas después de las marchas silencio-
sas, el subcomandante Marcos emitió un
comunicado en el que preguntó: “¿ESCU-
CHARON?”, seguido de una advertencia:
“Es el sonido de su mundo derrumbándo-
se. Es el nuestro resurgiendo. El día que fue
día, era noche. Y noche será el día que se-
rá el día”.
El comunicado, fechado el viernes 21,
está suscrito por el Comité Revolucionario
Indígena-Comandancia General del Ejér-
cito Zapatista de Liberación Nacional.
Con este documento Marcos rompió
un silencio de casi cuatro años y echó aba-
jo las versiones de que estaba muerto o in-
capacitado por una enfermedad terminal
–cáncer en un pulmón– y que estaría sien-
do relevado por una nueva dirigencia.
Además, Marcos y las comunidades
de base zapatistas se presentan a menos
de un mes del regreso del PRI a la Presi-
dencia de la República con Enrique Peña
Nieto, tras 12 años de panismo.
Marcos con su comunicado y los za-
patistas marchando por cinco cabeceras
municipales volvieron a mostrar su fuer-
za, la que durante años fue desestimada
por los gobiernos de Vicente Fox y Felipe
Calderón. Y ahora también por el de Peña
Nieto, que no ha hecho ninguna mención
de ellos desde que el 1 de diciembre tomó
posesión.
En San Cristóbal marcharon alrededor
de 15 mil indígenas zapatistas, en Oco-
singo 6 mil, en Palenque 8 mil, 4 mil en
Las Margaritas y otro tanto en Altamirano,
donde incluso algunos vistieron su uni-
forme militar de pantalón verde y cami-
sa café.
Los zapatistas han hecho diversas mar-
chas a lo largo de su historia y en cada una
de ellas han mandado un mensaje.
La primera fue el 12 de octubre de 1992,
en el quinto centenario de la llegada de Co-
lón a América. En esa fecha, agrupados en la
Asociación Nacional Campesina Emiliano
Zapata llenaron las calles del centro de San
Cristóbal y destruyeron la estatua del colo-
nizador de Chiapas, Diego de Mazariegos.
En 1994 se dieron a conocer pública-
mente como un ejército insurgente y to-
maron varias presidencias municipales;
en esa fecha lanzaron el comunicado don-
de declararon la guerra al gobierno federal.
F
a
b
i
á
n

O
n
t
i
v
e
r
o
s
San Cristóbal
MOVI MI ENTO SOCI AL

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 7
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
Desde entonces ha habido otras mar-
chas; la más reciente el 7 de mayo de 2011,
cuando cerca de 25 mil indígenas dieron
su apoyo a las víctimas de la guerra con-
tra el narcotráfico integradas en el Movi-
miento por la Paz con Justicia y Dignidad.
Hoy el EZLN reaparece en medio de una
crisis de movimientos sociales, como el
#YoSoy132, que fueron reprimidos el pasa-
do 1 de diciembre cuando protestaban con-
tra la llegada de Peña Nieto a la Presidencia.
Marcos emitió su comunicado este vier-
nes 21 por internet, como lo había anuncia-
do la página web Enlace Zapatista. Aunque lo
dirige “a quien corresponda”, el texto apa-
rece precisamente cuando en Chiapas asu-
mió el gobierno el priista Manuel Velasco y
en la Presidencia ya está Peña Nieto.
El mensaje
La mañana del viernes 21 en las cinco ca-
beceras municipales, el EZLN mostró que
después de casi 19 años de lucha aún tie-
ne capacidad de movilización y organiza-
ción, mientras Marcos da señales de vida
con su breve comunicado.
Desde hace unas semanas en el sitio
en internet Enlace Zapatista se anunció un
inminente pronunciamiento del EZLN.
“Próximamente, la palabra del Comité
Clandestino Revolucionario Indígena-Co-
mandancia General del Ejército Zapatista
de Liberación Nacional, Comisión Sexta y
Comisión Internacional del EZLN” decía el
aviso en mayúsculas en la página de inicio
del sitio web del grupo armado, mensaje
que apareció y desapareció varias veces
durante días, lo que creó confusión entre
sus simpatizantes.
Nunca antes el EZLN había anuncia-
do públicamente con tanta anticipación
una acción y un mensaje. Ahora lo hicie-
ron aprovechando la avalancha mundial
de atención a la profecía maya del inicio de
una nueva era precisamente para el vier-
nes 21. También en estos días en que or-
ganizaciones civiles estatales, como Las
Abejas de Acteal, han denunciado la reac-
tivación de grupos paramilitares, como Paz
y Justicia y Máscara Roja, en las zonas Nor-
te y Altos de Chiapas.
Pero igualmente el anuncio de las ac-
ciones zapatistas y el mensaje de Mar-
cos se dan luego de la firma del Pacto por
México –que incluye reformas educativas,
laborales y de seguridad pública– que no
mencionó a los zapatistas que desde 1995
siguen desarrollando sus propias formas
de gobierno autónomo en los llamados
Aguascalientes, que fueron sustituidos en
2003 por los Caracoles.
Información de distintas fuentes coin-
cide en que después de la represión del
1 de diciembre, en las comunidades za-
patistas se anunció la preparación de las
marchas de este viernes 21.
Los preparativos de la movilización se
hicieron en absoluto secreto. Algunas or-
ganizaciones afines al EZLN supieron de
los preparativos, pero no fue sino hasta el
miércoles 19 cuando se confirmó la mo-
vilización en las cinco cabeceras munici-
pales claves para el movimiento indígena
armado.
Ese mismo miércoles el gobierno de
Manuel Velasco Coello lanzó un mensaje
de “buena voluntad” para el EZLN.
En un comunicado anunció que “de
acuerdo a la voluntad política expresada y
en apego a la legalidad del estado, fueron li-
berados Aníbal López Monzón y Carlos Ló-
pez Monzón (bases de apoyo zapatistas), así
como sus hermanos Juan y Jacobo López
Monzón, mismos que se encontraban re-
cluidos en el penal de Motozintla”.
Velasco también informó de la cance-
lación de la orden de aprehensión contra
Alfonso Cruz Espinoza, originario de San
I
s
a
í
n

M
a
n
d
u
j
a
n
o
F
l
o
r

C
o
r
d
e
r
o
Ocosingo
Las Margaritas
Palenque
E
d
u
a
r
d
o

M
é
n
d
e
z
8

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
Antonio Toniná, igualmente base de apo-
yo zapatista.
La nueva generación
Muy temprano, bajo una lluvia incesante,
por las calles de Ocosingo, San Cristóbal, Pa-
lenque, Altamirano y Las Margaritas desfi-
laron en silencio los hombres, mujeres y ni-
ños del EZLN, encapuchados, con paliacate
rojo al cuello y con listones verdes, blancos
y rojos en sus capuchas negras.
En enero de 1994 un numeroso grupo
de indígenas identificados como el EZLN
tomaron con las armas las cabeceras de
esos mismos municipios y lanzaron una
declaración de guerra que aún se man-
tiene. Casi 19 años después otros zapatis-
tas, en su mayoría jóvenes, regresaron con
pasamontañas y paliacates en el rostro a
marchar por las cabeceras municipales pe-
ro en silencio, pacíficamente.
La mayor movilización se dio en San
Cristóbal de Las Casas, donde alrededor
de 15 mil indígenas bajaron de las monta-
ñas de la zona de Los Altos en decenas de
camionetas; fueron recibidos en la plaza
de la catedral con aplausos y vivas al sub-
comandante Marcos.
Tras una caminata de un par de horas
en medio de la lluvia, los miles de tzotziles
entraron a la ciudad de Jovel –como se lla-
maba– por el mismo lugar por el que en-
traron en 1994: La carretera que lleva a San
Juan Chamula y a San Andrés Larráinzar.
Los indígenas caminaron en filas de
cuatro en las que se veía un horizonte
de pasamontañas negros y azules y en la
frente el número de zona a la que perte-
necían. La 29 era la última en la marcha.
A paso lento, en silencio, sin salirse nun-
ca del orden, los miles de indígenas tarda-
ron varias horas en llegar a la plaza central
de San Cristóbal, a un lado de la catedral
donde en 1994 Marcos se reunió con Ma-
nuel Camacho Solís, representante del go-
bierno de Salinas.
Algunos comerciantes cerraron sus lo-
cales. Los miraban con recelo. Pero los za-
patistas pasaban sin voltear, sin romper la
formación.
La mayor parte de los integrantes de las
comunidades de base zapatistas eran hom-
bres y mujeres jóvenes. Algunas de ellas in-
cluso traían a sus hijos pequeños liados en
sus rebozos.
Sonaron aplausos en varias ocasiones
por parte de unas docenas de habitantes y
hasta turistas que fueron sorprendidos por
la presencia de los miles de indígenas. “¡Viva
el EZLN!”, “¡Viva Marcos!”, gritaron algunos.
Más de una hora tardaron en desfi-
lar los indígenas zapatistas por el escena-
rio improvisado frente a la catedral. Luego
de saludar con el puño izquierdo en alto se
formaron en el patio trasero del Palacio Mu-
nicipal, desde donde el 1 de enero de 1994
Marcos lanzó la Primera Declaración de la
Selva Lacandona declarándole la guerra al
gobierno y al Estado mexicano.
En silencio, tal como llegaron a la ciudad
colonial, los indígenas zapatistas se retira-
ron. No hubo desmanes, pintas ni gritos.
Los indígenas se fueron sin decir una
palabra. Horas después, ya bajo la noche, en
un comunicado el subcomandante lanzó la
retadora pregunta: “¿ESCUCHARON?”. O
MOVI MI ENTO SOCI AL

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 9
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
Los sobrevivientes de la matanza de Acteal quieren que
Ernesto Zedillo sea juzgado por su responsabilidad en
ese asesinato masivo. El priista –a quien Felipe Calde-
rón le arrojó un salvavidas en forma de solicitud de in-
munidad– arguyó que la demanda en su contra es “una
revancha política” amparada en el anonimato. Pero no
es así: Los demandantes tienen nombre y apellidos. Aho-
ra el expresidente inicia sus movimientos de defensa en
Connecticut, quiere que Estados Unidos le dé el mismo
trato que al exdictador filipino Ferdinand Marcos y dice
de sí mismo que fue “el arquitecto de reformas históricas
que llevaron a México a un nuevo amanecer de libertad
electoral”.
JORGE CARRASCO ARAIZAGA
E
l 22 de diciembre de 1997 Ernes-
tina Pérez Luna apenas tenía 10
años. Esa mañana, junto con su
familia y vecinos de la comuni-
dad tzotzil de Acteal, munici-
pio de Chenalhó, participaba en
la capilla local en una jornada de ayuno y
oración por la paz en Chiapas cuando un
grupo paramilitar los atacó con armas de
alto poder.
Fueron asesinadas 45 personas: 18 mu-
jeres –cinco de ellas embarazadas–, siete
hombres, 16 niñas de entre ocho meses y
17 años y cuatro niños de entre dos y 15
años. Otras 26 personas, en su mayoría me-
nores de edad, resultaron heridas. Cuatro
con lesiones permanentes.
Fue el caso de una de las hermanas de
Ernestina, Zenaida, quien a causa del ata-
que a mansalva con rifles R-14 y AK-47
J
o
a
q
u
í
n

A
v
i
l
a
Acteal: la demanda
contra Zedillo,
con nombres y apellidos
10

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
quedó ciega a los cuatro años. Ernestina
además perdió a su padre Miguel Pérez Ji-
ménez, de 40 años, a su madre Marcela Lu-
na Ruiz, de 35, y a sus hermanos Juana, Sil-
via y Alejandro, de 10, seis y 16 años.
Huérfana, Ernestina tuvo que hacerse
cargo de Zenaida, afectada de por vida, y
Rosela, de sólo dos años. Ahora, 15 años
después, ella es una de las víctimas cuyo
nombre aparece en la demanda civil en
Estados Unidos contra el expresidente Er-
nesto Zedillo para que se le juzgue como
responsable y encubridor de la masacre.
La demanda también fue presentada
por Mariano Luna Ruiz, quien en esos he-
chos perdió a su esposa Juana Pérez Pérez,
de 33 años, y a su hijo Juan Carlos Luna Pé-
rez, de sólo dos.
En el juicio civil al que pretenden dar-
le cauce en Estados Unidos también em-
plazaron a Jorge Madrazo Cuéllar, procura-
dor general de la República en el gobierno
de Zedillo. Los acusan de conspiración pa-
ra encubrir la responsabilidad del entonces
presidente antes, durante y después de la
matanza.
Por tratarse de un juicio civil, lo que las
víctimas buscan es la reparación en térmi-
nos de un daño moral. Pretenden que una
eventual sentencia en Estados Unidos se li-
mite a decidir si procede o no el pago de
una indemnización económica, no si Zedi-
llo debe ser o no encarcelado por sus su-
puestos delitos de omisión o comisión. La
reparación del daño la cifran en 50 millo-
nes de dólares.
Pero según Zedillo se trata de “un ca-
so calumnioso” en el que la Corte Federal
del Distrito de Connecticut carece de juris-
dicción, según un documento que presen-
tó el miércoles 19 a esa instancia judicial
donde fue interpuesta la demanda y en el
que para defender su inmunidad recuerda
la que en su momento le dio Washington al
exdictador de Filipinas, Ferdinand Marcos.
Acusa a sus demandantes de usar la Cor-
te estadunidense “como un vehículo para la
revancha política haciendo alegatos calum-
niosos detrás del velo del anonimato”.
Los culpables, libres
Ernestina lleva los mismos apellidos de
Omar Pérez Luna, el abogado que los re-
presenta a ella y a Mariano Luna Ruiz en
el juicio de amparo 1093/2012 que ambos
promovieron el 25 de septiembre de este
año en México contra la inmunidad solici-
tada en noviembre de 2011 por el gobier-
no de Felipe Calderón al Departamento de
Estado de Estados Unidos.
Los demandantes, cuyos nombres no
se conocían hasta ahora, dicen en su es-
crito de amparo presentado en México: “El
dieciséis de septiembre de 2011, deman-
damos al expresidente Ernesto Zedillo
Ponce de León, en Estados Unidos de Nor-
teamérica, como víctimas y familiares de
la matanza de Acteal, Chiapas”.
La demanda en ese país fue presenta-
da por 10 indígenas tzotziles –cuatro mu-
jeres y seis hombres– que reclaman por
la ejecución extrajudicial de sus padres
y madres y por la comisión de diferentes
delitos de lesa humanidad.
Bajo seudónimo, los familiares y so-
brevivientes de la masacre demandaron a
Zedillo en la Corte de Connecticut porque
en esa ciudad vive el expresidente, aho-
ra profesor del Centro para el Estudio de
la Globalización de la Universidad de Yale.
En su momento el gobierno de Zedillo
hizo una investigación, consignó a los su-
puestos culpables y hasta publicó un “libro
blanco” sobre la matanza, de la que res-
ponsabilizó a un grupo de indígenas tam-
bién tzotziles, como parte de un conflicto
intracomunitario de la organización cono-
cida como Las Abejas. En total 83 fueron
condenados a penas de entre 20 y 40 años.
Pero en agosto de 2009 la Suprema
Corte de Justicia de la Nación (SCJN) orde-
nó la liberación de 20 de ellos por consi-
derar que fueron condenados con pruebas
obtenidas de manera ilegal y por la fabri-
cación de testimonios por parte del go-
bierno de Zedillo. Otros 17 han sido libe-
rados desde entonces, además de que hay
más casos en revisión.
En la búsqueda del amparo judicial, Er-
nestina Pérez Luna y Mariano Luna Ruiz
aseguran que las víctimas y sus familiares
no han podido obtener justicia en México,
por lo que algunos de ellos han recurrido
incluso a demandas penales contra los res-
ponsables en instancias internacionales.
Luna Ruiz ha declarado incluso que los
liberados por la SCJN sí fueron responsa-
bles, pero el máximo tribunal, con la in-
termediación de la Clínica de Litigio de In-
terés Público del Centro de Investigación
y Docencia Económica, resolvió a favor de
los presos por considerar que hubo viola-
ciones en su procedimiento judicial.
Ante el argumento de falta de justi-
cia, Ernestina Pérez y Mariano Luna deci-
dieron ir por Zedillo a Connecticut, en un
juicio civil solicitado por los despachos
Matthew Dallas Gordon y Rafferty, Kobert,
Tenenholtz, Bounds & Hess.
Pero el gobierno de Calderón gestionó
ante el Departamento de Estado de Esta-
dos Unidos una solicitud de inmunidad a
favor de Zedillo.
La petición fue tramitada en noviem-
bre de 2011 por la embajada de México en
Washington y casi un año después, el pa-
sado 7 de septiembre, la administración
de Barack Obama accedió al pedido y pre-
sentó la Sugerencia Ejecutiva de Inmuni-
dad ante la Corte Federal de Connecticut
con el argumento de que “si esas acciones
fueron tomadas por Zedillo, lo fueron en
su capacidad oficial”.
La respuesta de las víctimas vino casi
tres semanas después.
El 25 de septiembre, Ernestina Pérez y
Mariano Luna promovieron en México el
amparo contra los actos de autoridad de
Calderón, entonces presidente de Méxi-
co, su secretaria de Relaciones Exteriores
(SRE), Patricia Espinosa, y los aún hoy fun-
cionarios de la SRE, el embajador de Méxi-
co en Estados Unidos, Arturo Sarukhán, y
el subsecretario para América del Norte,
Julián Ventura, al haber promovido ante el
gobierno de Estados Unidos la solicitud de
inmunidad diplomática a favor de Zedillo.
La demanda de amparo quedó radica-
da en el Juzgado Decimosexto de Distrito
en Materia Administrativa del Distrito Fe-
deral y fue ampliada el pasado 23 de no-
viembre. En sus escritos, Pérez Luna y Luna
Ruiz impugnaron la “falta de argumento
legal y motivo” del gobierno de Calderón
para pedir la inmunidad y “el memoran-
do de puntos” presentado por Sarukhán
al Departamento de Estado para pedir la
inmunidad.
Argumentaron que las órdenes de Cal-
derón y Espinosa y la solicitud de inmu-
nidad contenida en la carta diplomática
07654 firmada por Sarukhán el 4 de no-
viembre de 2011 violan garantías previs-
tas en la Constitución Política de México y
se trata de actos que transgreden flagran-
temente el derecho de acceso pleno a la
justicia.
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
El expresidente. Acorralado
MOVI MI ENTO SOCI AL

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 11
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
En su solicitud también responsabi-
lizaron a esas autoridades de impedir su
acceso a la justicia conforme a las leyes de
otros países y de la justicia internacional,
por lo que invocaron disposiciones de la
Convención Americana de Derechos Hu-
manos y del Pacto Internacional de Dere-
chos Civiles y Políticos de Naciones Uni-
das, adoptados por México.
En el caso de las órdenes verbales o
por escrito de Calderón para proteger a
Zedillo, acusaron al panista de “pretender
utilizar un mecanismo de carácter políti-
co diplomático para violentar finalmente
nuestros derechos fundamentales de ac-
ceso a la justicia y tutela judicial efectiva”.
Lo responsabilizan de violar las ga-
rantías constitucionales de igualdad y la
prohi bición de todo tipo de discrimina-
ción, “en nuestra condición de integran-
tes de un pueblo indígena con derecho le-
gítimo al reconocimiento por los daños y
perjuicios generados por la actuación de
servidores públicos del Estado mexicano”.
Tal y como sus abogados en Estados
Unidos lo mencionaron a la Corte de Con-
necticut (Proceso 1885), en México tam-
bién le dijeron al juez Decimosexto en Ma-
teria Administrativa que Zedillo “no debe ni
puede” gozar de ningún tipo de inmunidad
y menos de la diplomática en los términos
de la Convención de Viena, ya que no tiene
cargo o comisión alguno de esa naturaleza”.
Cuestionaron además la formalidad
de los actos administrativos de la peti-
ción del gobierno mexicano, en particular
de la embajada de México en Washington,
como la falta de firmas autógrafas de los
funcionarios “incompetentes” y los dife-
rentes tipos de letra.
Según la demanda, esa circunstancia
“propicia situaciones ambiguas que pue-
den traducirse en que autoridades sin
competencia aprovechan una actuación
de tipo genérico con una letra específica
para añadir los datos relativos a un caso
concreto de un administrado, con lo que
serían ellas y no la autoridad competen-
te quienes realizarían el acto de molestia”
motivo del amparo, previsto en el artículo
16 de la Constitución.
Gestiones de la Cancillería
Más puntuales todavía fueron con las ges-
tiones de Sarukhán. Lo acusaron de des-
conocer varios instrumentos internacio-
nales, entre ellos el Tratado de Roma que
dio origen a la Corte Penal Internacional y
cuya jurisdicción es reconocida por Méxi-
co. Recordaron que uno de sus principios
es la prohibición que tienen los Estados
miembros de invocar o aducir cuestiones
de inmunidad diplomática para impedir
la aplicación del propio tratado.
También criticaron el argumento de so-
beranía mencionado por el diplomático:
“La preponderancia del respeto a los
derechos humanos no puede estar sujeta
a la determinación arbitraria de las auto-
ridades que pretenden acudir al argumen-
to de inmunidad diplomática o soberanía
estatal cuando estos argumentos sólo evi-
dencian la finalidad de entorpecer el ac-
ceso a la justicia y de cubrir con un manto
de impunidad los actos de servidores pú-
blicos, impidiendo así que respondan por
la reparación de los daños causados, que
legítimamente les es exigible.”
El representante del Estado mexicano
en Washington, en efecto, se refirió al “re-
chazo de mi gobierno a cualquier proceso
interno que vulnere la soberanía”. Incluso
advirtió que si se negaba la inmunidad, se
“afectaría la relación bilateral entre Méxi-
co y Estados Unidos”.
En la ampliación de la demanda de
amparo dicen que Sarukhán “omitió fun-
dar y motivar en qué medida se daña la
soberanía nacional, con la substanciación
de un juicio civil en contra de un exman-
datario que no se encuentra en funciones
y que ya cesaron sus atribuciones como
jefe de Estado”.
En el caso del subsecretario para Amé-
rica del Norte Julián Ventura, los promoto-
res del amparo pidieron al juez mexicano
que evite la “ampliación y/o modificación
y/o difusión” del documento de la inmu-
nidad a Zedillo, así como la recopilación,
envío y difusión de sus datos personales
en Estados Unidos, “para que esa nación
vecina tome represalias en nuestra contra
por haber promovido un juicio contra un
expresidente mexicano”.
El Juzgado Decimosexto en Materia Ad-
ministrativa con sede en el DF respondió
el 18 de octubre a favor de los quejosos en
relación con esta petición. El juez federal
Ricardo Gallardo Vara prohibió a la Presi-
dencia de la República y a la SRE ampliar,
divulgar o modificar la carta de inmunidad
diplomática y les ordenó no transmitir al
gobierno de Estados Unidos los datos per-
sonales de los demandantes.
La medida estará vigente hasta que se
resuelva el fondo del juicio de amparo. Se-
gún los demandantes, el recurso podría
anular la petición de inmunidad. A partir
de la resolución inicial del juez Gallardo,
las víctimas y sobrevivientes de Acteal le
dijeron al juez de la Corte de Connecticut
que el Departamento de Estado fue “grose-
ramente manipulado” por Sarukhán en la
petición de inmunidad, que calificaron co-
mo un fraude al gobierno estadunidense.
Dijeron que “los errores” del Departa-
mento de Estado llevaron a la administra-
ción Obama a emitir la Sugerencia Ejecuti-
va de Inmunidad, por lo que le piden al juez
federal estadunidense ignorar la petición.
El pasado miércoles 19 Zedillo tuvo
que presentar en la Corte de Connecticut
un escrito contra esos argumentos. Apoya-
do en la Suprema Corte de Estados Unidos
dijo que en las solicitudes de inmunidad
al gobierno de ese país, las cortes federa-
les renuncian a su jurisdicción. Argumentó
también que ese país ha otorgado inmuni-
dades a exjefes de Estado, como al exdicta-
dor de Filipinas Ferdinand Marcos.
Aseguró que cualquier decisión de un
tribunal mexicano no le da jurisdicción a la
Corte de Connecticut para actuar contra la
inmunidad que ya ha sido aprobada por el
Departamento de Estado, por lo que califi-
có de “irrelevante” el amparo de Pérez Luna
y Luna Ruiz. Lo único que han logrado, dice,
es la suspensión definitiva para que el go-
bierno mexicano no difunda sus nombres.
“Este juicio no es más que un esfuerzo
equivocado para impugnar la reputación
de un hombre ampliamente visto por líde-
res internacionales y académicos como el
arquitecto de reformas históricas que lle-
varon a México a un nuevo amanecer de li-
bertad electoral, respeto por los derechos
humanos y una floreciente economía”, le
dijo Zedillo al juez de Connecticut.
J
o
a
q
u
í
n

Á
v
i
l
a
Acteal. Remembranza
12

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb25ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
14

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

ANNE MARIE MERGIER
S
AINT-ANTOINE-L’ABBAYE, FRANCIA.–
Es igual a sí mismo: efervescen-
te, complejo, paradójico, con su
honestidad y su autenticidad tan
carismáticas como lacerantes,
con su humanidad a flor de piel,
su coraje siempre al acecho, su dolor inde-
cible, su duelo aplazado durante 20 meses y
apenas iniciado en su retiro francés.
Es el mismo Javier Sicilia, obsesionado
por Dios, el Mal y la fuerza del Amor, el poe-
ta sutil, místico y atormentado cuyo hijo fue
secuestrado, torturado y asesinado en for-
ma salvaje junto con seis de sus compañe-
ros la noche del 27 al 28 de marzo de 2011.
Desde esa fecha la barbarie se incrustó
en cada uno de sus huesos, de sus múscu-
los, de sus tejidos; penetró hasta lo más
hondo de la memoria, de su cuerpo; inva-
dió su mente, su corazón, su alma; pulveri-
zó su vida y lo proyectó en otra dimensión.
“Estaba caminando en Baltimore, pe-
núltima etapa del recorrido por Estados
Unidos que la Caravana del Movimiento
por la Paz con Justicia y Dignidad realizó
el pasado mes de agosto, cuando sentí que
unos clavos me lastimaban el pie. Me di
cuenta de que se había zafado el tacón de
una de mis botas. Estas botas me las había
regalado mi hijo, y desde su muerte siem-
pre las he llevado puestas.
“Me quedé muy turbado y de repente oí
dentro de mí la voz de Juan Francisco que
me decía: ‘Ya terminamos, pa’. Lo hicimos
bien. Vuélvete. Es tiempo de regresar’.
“Al día siguiente salí para Washing-
ton. Cumplí con la agenda y volví a Méxi-
co. Llegué a Saint-Antoine-l’Abbaye el 14
de octubre y aquí me quedaré hasta el 26 de
diciembre.”
Javier recuerda la escena de Baltimore
mientras recorremos las heladas calles y
los callejones medievales de este peque-
Veinte meses después,
ante el espejo
Sicilia
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 15
LA GUERRA DE CALDERÓN
Desde una comunidad en Francia, organizada bajo los
principios de El Arca que concibió Lanza del Vasto, alum-
no de Gandhi, Javier Sicilia se dispone a regresar a México
después de un mes y medio de retiro. Dice que allí, trans-
curridos más de 20 meses de que secuestraron y asesina-
ron a su hijo, apenas ha empezado su duelo, pero seguirá
“acompañando” al Movimiento por la Paz con Justicia y
Dignidad, insistirá en la Ley de Víctimas y en el Memorial,
y, en medio de un dolor indecible que sólo es comprendido
por quienes han vivido algo semejante, buscará crear un
centro donde se enseñe la no violencia…
ño pueblo del sureste de Francia, celebra-
do como uno de los más hermosos del
país y que cuenta con un poco más de mil
habitantes.
“¿Dónde está la gente?”, interroga el
poeta. Sólo vislumbramos una farmacia y
una panadería abiertas, pero sin clientes.
“Ni siquiera hay un perro –se lamen-
ta Sicilia–. Es un pueblo fantasma… Una
escenografía para película”. Se nota más
descorazonado que fascinado por ese va-
cío surrealista.
El pueblo está dominado por una iglesia
gótica, tan descomunal como una catedral,
que se erige encima de una colina. Edifica-
do entre los siglos XII y XV, el templo fue un
gran centro de peregrinaje en la Edad Media
y sigue siendo una etapa importante en el
camino a Santiago de Compostela.
La iglesia alberga un tesoro: reliquias
de San Antonio que, según la leyenda, fue-
ron traídas de Egipto en el siglo XI por un
señor feudal. Son milagrosas: alivian los
males del cuerpo y del alma.
Al lado, majestuosa e inmensa para el
tamaño del pueblo, se encuentra la abadía
en la que se sucedieron monjes benedicti-
nos y antoninos. Los antoninos, sobre todo,
que nacieron ahí, se dedicaron a atender a
indigentes que padecían ergotismo: mico-
toxinas del centeno, del trigo o de la cebada
que causaban esa enfermedad, conocida
como fuego del infierno o fiebre de San Anto-
nio. El ergotismo provocaba alucinaciones y
gangrenas. Los pies y manos de los enfer-
mos acababan cayéndose como frutas po-
dridas. Luego llegaba la muerte.
Javier Sicilia cuenta la historia de
Saint-Antoine-l’Abbaye con suma grave-
dad sin dejar de mirar las escalinatas de
piedras antiguas que llevan a la iglesia y a
las calles vacías. Poco a poco su voz hace
surgir una multitud de peregrinos fantas-
magóricos, harapientos, mutilados y ator-
mentados por la fiebre de San Antonio.
La abadía está dividida en tres partes.
Una es administrada por la iglesia; otra,
un museo, y la tercera está ocupada por
una de las comunidades del Arca.
Los lazos de Javier Sicilia con el Arca se
remontan a los años ochenta, son estre-
chos y jugaron un papel importante en su
reflexión personal sobre la no violencia y
en su evolución espiritual.
La primera comunidad fue creada en
1948 por Lanza del Vasto, un discípulo de
Gandhi.
Enfatiza Margalida Reus, dinámica ca-
talana responsable de todas las comuni-
dades del Arca: “Fue Gandhi quien le dio
a Lanza del Vasto el nombre de Shanditas
(Servidor de la Paz). Shanditas siempre re-
calcó que la espiritualidad, la ética de la
no violencia y la acción social o política,
tenían que estar totalmente ligadas. Es
su principal legado. Nos enseñó que pa-
ra transformar una situación que genera
violencia es preciso poner en marcha un
‘programa constructivo’, es decir, empe-
zar a realizar lo que uno reivindica sin es-
perar el fin de la lucha”.
Insiste: “Gandhi fue el primer ‘líder’ en
pensar la no violencia como apego inde-
fectible a la fuerza de la verdad, no sólo
en términos éticos, sino también en tér-
minos de estrategia política”. Margalida
Reus está a punto de publicar un libro so-
bre la fuerza del consuelo.
La Comunidad de Saint-Antoine na-
da tiene que ver con una secta. Cuenta
con unos 60 miembros permanentes, sol-
teros y casados con familia, que viven en
habitaciones sobrias. Los niños van a la
escuela del pueblo. Los adultos se repar-
ten tareas comunitarias, trabajan la tie-
rra, administran la parte del monasterio
transformada en albergue, profundizan
su espiritualidad, leen mucho y acogen al
sinnúmero de visitantes que llegan todos
los días al Arca.
I
s
o
l
d
a

O
s
o
r
i
o

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
16

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

Unos se quedan pocos días,
otros permanecen más tiempo.
Los primeros están involucrados
en luchas sociales en toda Fran-
cia y encuentran en la comunidad
un centro de reflexión, de inter-
cambios de información y a me-
nudo de coordinación de luchas.
Los segundos pasan un año, a
veces dos, en El Arca para iniciar-
se en la no violencia. Tienen en-
tre 25 y 35 años. Vienen de todas
partes, Francia por supuesto, y de
muy lejos: Letonia, Canadá, Brasil,
España, Alemania o México. Los
mexicanos son mayoritarios.
Su aprendizaje es sofistica-
do: implica encuentros con filóso-
fos, sociólogos, historiadores, en-
tre otros, y, sobre todo, un inmenso
trabajo de fondo sobre sí mismos,
que Margalida Reus describe como
“reconstrucción de la persona”.
Las tareas domésticas se re-
parten por turno, pero pelar las
verduras de las comidas diarias
les toca a todos juntos cada ma-
ñana. La tarea dura una hora y es
un momento especial de convivencia.
Mientras observo a Javier Sicilia con su
coqueto delantal de algodón floreado cor-
tando col y apio con una agilidad relativa y
gran abnegación, me vienen a la mente las
imágenes del portavoz del Movimiento por
la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) inter-
pelando a Felipe Calderón o cuestionando a
los entonces candidatos presidenciales An-
drés Manuel López Obrador, Enrique Peña
Nieto y Josefina Vázquez Mota en Chapulte-
pec, y la del vocero de los sin voces trepado
en un estrado improvisado en Ciudad Juá-
rez exigiendo respeto y justicia para las víc-
timas de la violencia y sus familiares.
La Comunidad del Arca de Saint-An-
toine acogió a la hija y al nieto de Javier
Sicilia poco tiempo después del asesinato
de Juan Francisco. Su trauma era inmen-
so y se sentían amenazados en su integri-
dad física. Estefanía y Diego necesitaban
la quietud de esa abadía y las enseñanzas
del Arca para tratar de reaprender a vivir.
“Fue capital para ellos. Pero ahora mi
hija debe volver a sus estudios, y a mi nie-
to le falta mucho que procesar todavía.
Es tan chiquito… tiene sólo cinco años y
ha pasado por demasiado trastornos”, co-
menta, púdico, Javier Sicilia.
Javier llevaba un año y medio sin con-
vivir con su familia. Le urgía hacerlo. Le
urgía también recobrar su propio aliento.
Dejamos el pueblo, su silencio, sus fan-
tasmas y su lluvia intempestiva. Nos en-
cerramos en la habitación que Javier Sici-
lia comparte con Isolda, su compañera. La
ventana da a la torre de la iglesia. Javier po-
ne leña en la estufa para calentar el cuarto.
Un biombo esconde la cama. En la mesa se
der, que es uno de los rostros de
la desmesura. Huía cuando se lo
proponían. El relato de las tenta-
ciones en el desierto es muy cla-
ro; lo es también, además de mu-
chos otros pasajes, la manera en
que se escapa cuando el pueblo
quiere erigirlo en rey, y su com-
parecencia ante Herodes y Pila-
tos. Murió entre dos delincuen-
tes y como delincuente. Hemos
perdido el sentido de su encar-
nación y de su muerte.
–¿Y cuál es ese símbolo?
–La proporción.
–¿Es decir…?
–Nunca perder de vista que
somos pequeñez y debilidad,
que somos finitud. Fue lo que me
permitió preservar mi humani-
dad a lo largo de los recorridos
de las caravanas hacia el nor-
te de México, luego hacia el sur
y finalmente por Estados Unidos.
Fue lo que me permitió preser-
varme durante mis encuentros
con miles de víctimas y de fami-
liares de víctimas, o durante las
pláticas públicas y privadas que sostuve
con Calderón y con políticos de toda índo-
le. Nunca perdí mi proporción, mi límite,
mi debilidad humana tan estrecha y para-
dójicamente ligada a mi grandeza. Esa es
la esencia humana: debilidad y grandeza
inextricablemente enlazadas. ¿No crees?
–Sí lo creo… ¿Luchaste contigo mismo
para poder preservarte?
–No. Llevo años trabajando mi vida en
ese sentido, que me revelan el Evangelio,
Gandhi, el propio Lanza del Vasto y El Arca.
Tener poder no me interesa en lo más mí-
nimo. Ese trabajo sobre mí mismo se vol-
vió parte de mi naturaleza. En todos estos
meses, periodistas, compañeros o perso-
nas que observaban el Movimiento me pre-
guntaban: “¿Qué estás haciendo? ¿Por qué
lo haces así? ¿A dónde quieres ir?”. Me era
imposible responder en el sentido en que
suelen responderse estas cosas: con un
plan estratégico y una intención de llegar
al poder, cualquiera que éste sea. Les decía
entonces: “Vivo, como dice el Evangelio, ca-
da día mi afán, y para vivirlo lo mejor posi-
ble oigo cada día a mi corazón”.
–¿Y qué te decía tu corazón?
–Ahorita estás allí. Ahorita te toca es-
to. Escucha. Consuela. Sé lo más digno y
fiel posible a tu condición humana. Dales
voz a quienes no tienen voz; permite que
se visibilice el dolor y luego retírate. Eso
siempre estuvo en mi corazón.
–¿Te retiras?
–No en el sentido de la renuncia. Siem-
pre dije que mi retiro era temporal. Voy a
seguir acompañando al Movimiento.
–¿Cómo?
–Aún no lo sé. Hay que seguir escu-
amontonan libros: Les Anneaux de Saturne,
de W.G. Sebald; Hannah Arendt, de Elisabeth
Young-Bruhel; Le Concept d’amour chez
Agustin, de Hannah Arendt; L’Écriture ou la
Vie, de Jorge Semprún, y Ce Lien qui ne Meurt
pas, de Lytta Basset. Javier nos sirve café y
habla de Albert Camus, su alma gemela.
En la paz de Saint-Antoine-l’Abbaye
el poeta sólo aspira a conversar tranquila-
mente, a pensar en voz alta, fumando ciga-
rro tras cigarro, comiendo galletas con ca-
fé, sin preocuparse por el tiempo. Pasamos
tres días así en pláticas aparentemente sin
rumbo, pero en realidad buscando ambos
hacer un balance de estos 20 meses.
Al segundo día me atrevo a pregun-
tarle cómo se protegió del personaje en el
que muy a pesar suyo se fue convirtiendo,
cómo escapó al vértigo de la fama, cómo
siguió siendo él mismo en medio de tan-
ta admiración, conflictos, críticas, amena-
zas, desencuentros con el gobierno y gran
parte de la izquierda… Cómo no se mareó
cuando tomó la palabra en el Zócalo ante
miles de mexicanos.
“Es una pregunta difícil”, contesta.
Prende un cigarro. Y confía:
“No me mareé. Eso tiene que ver con mi
cristianismo, que está totalmente alejado
de la Iglesia como institución, de esa Iglesia
que pactó una alianza innatural entre el im-
perio y el pobre de Nazaret.”
–¿Qué significa eso, Javier, para quien
no tiene referencias cristianas?
–Una distancia total y absoluta con el
poder. Mi cristianismo es el de la encar-
nación y la proporción. Al encarnarse en
Cristo, Dios se hace proporción, se ha-
ce humanidad. Cristo nunca quiso el po-
I
s
o
l
d
a

O
s
o
r
i
o

El poeta. Duelo aplazado
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 17
LA GUERRA DE CALDERÓN
chando al corazón y dejar que el MPJD
construya su propia autonomía. Yo no pue-
do seguir siendo la figura que lo represen-
ta de manera absoluta. Ese papel no es sa-
no para nadie. Por desgracia en México, y
por lo general en el mundo occidental, to-
do gira alrededor de personajes. Esa verti-
calidad es malsana. Hay que dejar espacios
para otros actores. Si todo se fija en una so-
la persona se desgasta el Movimiento.
–Y se desgasta también la persona…
–Por supuesto. Uno puede convertirse
en un personaje, en un rehén del papel que
los medios te construyen y de las ilusiones
que otros proyectan sobre ti. Yo no quiero
violentar lo que soy. No soy un político. No
soy un activista puro. Soy un hombre bas-
tante solitario, un hombre de escritorio, de
libros y recogimiento, un hombre libre que
siempre quiere poseerse a sí mismo. No
me interesa ser un personaje público.
–Vamos, Javier… un escritor también
es una figura pública.
–Sí, pero de otra manera; un escritor, a
menos que quiera ser un personaje some-
tido a un público, siempre se mantiene fiel
a sí mismo, es decir, a su propia libertad.
Nadie lo condiciona. Por lo demás, des-
pués de la caravana por Estados Unidos
quedé exhausto. A veces me siento viejo.
Estos últimos 20 meses me pesan como si
hubieran pasado sobre mí 10 años. En rea-
lidad no había tenido tiempo de vivir mi
duelo. Apenas empiezo y sé que estoy en
el umbral de un proceso muy largo.
Silencio. Sólo se oyen el crujido del le-
ño en la estufa y la lluvia que golpea la
ventana.
–No te puedo imaginar exclusivamen-
te dedicado a tu proceso de duelo…
–Yo tampoco… Pero no puedo ni quie-
ro prescindir de ese proceso. De todos mo-
dos seguiré asumiendo mi responsabili-
dad con el Movimiento. Encontraremos la
forma. Aquí en Saint-Antoine, en el cen-
tro de esta hermosa comunidad, he ido
profundizando mi reflexión sobre el año
y medio que acabo de vivir. Medí la vacui-
dad y el peligro de lo que significa ser una
“figura emblemática”, ese tipo de figura
pública que no quiero ser… En ellas las
personas, no todas, pero sí muchas, pro-
yectan sus ilusiones, lo que ellas piensan
que eres y que, desde lo que ellas son, de-
berías ser: proyectan sus miedos, sus es-
peranzas, su impotencia, sus sueños…
Largo suspiro.
“Es imposible cargar con todo eso.
Acabas defraudando a todo el mundo por-
que nadie te ve como lo que eres. Y obvia-
mente en un momento u otro terminas
por destruir la imagen que los demás se
habían hecho de ti. Cuando se dan cuen-
ta de que no vas por donde se imagina-
ban que ibas hay una enorme frustración.”
–Aludes a tu desencuentro con la
izquierda …
–Entre otras cosas. Me fue mal con
AMLO y sus partidarios. Al principio re-
presentaron un apoyo enorme para el Mo-
vimiento. Pero no me oyeron bien cuan-
do grité ¡Estamos hasta la madre! Ni leyeron
bien la carta que dirigí al mismo tiempo al
crimen organizado y a TODA la clase polí-
tica del país.
“Allí no culpé sólo a Calderón y a su go-
bierno. Culpé a la clase política, incluyendo
a los partidos y al Estado, que están gan-
grenados por la corrupción. Para mí la úni-
ca respuesta a tanta corrupción y simula-
ción fue desde siempre un masivo voto en
blanco. Me parecía la única forma de exigir
a todos los partidos, incluyendo al PRD y a
la coalición de la izquierda, que rompieran
sus vínculos con los cárteles y realizaran
una profunda y verdadera reforma política
donde la ciudadanía tuviera el control de
la clase política. Pero esa izquierda estaba
obsesionada por AMLO –he allí lo que ge-
nera la ilusión sobre un personaje– y bus-
có llevar al Movimiento a una política par-
tidista. No tengo nada en contra de López
Obrador, pero la izquierda no quiere enten-
der que urge emprender una refundación
del Estado.”
–Es la primera vez que te veo perder la
calma aquí en Saint-Antoine…
Se ríe. Sirve más café.
–Intenté convencer al Movimiento de
que nuestra única opción era lanzar un
llamado nacional para votar en blanco.
Pero el propio Movimiento me acotó. Me
dijeron: “Respetamos tu posición, pero no
vamos contigo”. No hubo llamado nacio-
nal y gran parte del Movimiento votó por
AMLO. Pero mi posición de mantener al
Movimiento alejado de cualquier declara-
ción a favor de cualquier partido, y mi po-
sición personal de votar en blanco, jamás
me lo perdonará esa izquierda que no ha
sabido ver más allá de sus propias taras.
–¿Te duele?
–Lo que me duele es la mentalidad
corporativista y priista del PRD. Su apo-
yo al Movimiento era electorero; estaban
tratando de condicionar el voto del perso-
naje más visible del Movimiento. Eso na-
da tiene que ver con la democracia ni con
una ciudadanía madura. Es caciquismo
puro. Y lo peor de todo es que el resulta-
do de las elecciones ni siquiera los va a po-
ner a reflexionar. Se autocomplacen, co-
mo siempre, en su propio infantilismo. De
allí tanta incomprensión y tanto juicio su-
mario sobre mí.
Javier Sicilia prende otro cigarro. Esbo-
za una sonrisa sarcástica y dice:
–Me dolió que no haya ganado AMLO,
pero por una sola razón. Necesitamos des-
encanto. La izquierda necesita desencan-
to. AMLO en la Presidencia hubiera sido
garantía de desencanto. Sólo después de
ese desencanto tendremos la oportuni-
dad de construir algo a partir de la ciuda-
danía, partiendo desde abajo, como dicen
los zapatistas.
“Ahora la base electoral dura de AMLO
está creando un nuevo partido.  Es una
lástima ver esa gran reserva moral en-
ceguecida y apostando otra vez por la
partidocracia, por ese tipo de estructu-
ra corrompida que la realidad agotó… La
controversia que se dio en el Movimiento
en el momento de las elecciones nos cos-
tó caro, no a nivel de fuerza moral, pero sí
a nivel de fuerza movilizadora.”
–¿Estabas consciente de todo esto an-
tes de retirarte a Saint-Antoine?
–Lo intuía. Pero con la distancia, apar-
tado de la cotidianidad política, del vér-
tigo que implica estar en la dinámica del
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
Septiembre de 2012. La caravana en Estados Unidos
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
18

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

proceso que está viviendo el país, todo se
fue haciendo más evidente.
–¿Y a nivel personal, Javier, qué te ha
revelado sobre ti mismo este mes y me-
dio de retiro?
–Algo muy difícil de expresar. Me atre-
ví a decirme a mí mismo que en medio de
tanto dolor, en medio de la desgracia más
atroz, llegó una gracia infinita. Yo salí a
gritar mi dolor y mi indignación. Y de re-
pente oí el eco de mi propia voz. Desde los
rincones más apartados del país llegaron
cientos de personas a decirme: “Traigo el
mismo dolor que tú, y nadie nunca ha di-
cho nada por mí. Vengo a abrazarte y a po-
ner mi dolor y mi indignación junto a los
tuyos”. Eso es una gracia…
–Es difícil asociar miles de asesinatos
con la gracia…
–La muerte de mi hijo y la de todas
las víctimas de la violencia son desgra-
cia pura y absoluta; no debieron jamás ha-
ber ocurrido; no deben ocurrir nunca. Pe-
ro detrás de esa desgracia hay una gracia:
la del dolor compartido que de repente se
vuelve amor y fuerza. Hay una gran reser-
va moral en mi país que la guerra al narco,
los criminales y el patrimonialismo, esa
forma delincuencial del Estado mexicano,
buscaron arrebatarnos y corroer. El siste-
ma hizo lo imposible por convertirnos en
individuos aislados que aullaban solos y
maldecían de noche. De repente alguien
gritó, encendió una vela, otros prendieron
las suyas y gritaron a su vez … Ya nadie
puede amordazarnos.
–¿Cómo enfocabas la violencia que
desgarra a México antes del asesinato de
tu hijo?
–El mal siempre me persiguió. De pe-
queño siempre tenía miedo de que le pa-
sara algo a mi familia. Cuando caía la no-
che me quedaba en la ventana esperando
el regreso de mi padre, de mi madre y de
mis hermanos. Sólo me aliviaba cuando
los veía a todos en casa. Había siempre en
mí la sensación de la experiencia del Mal,
que se expresaba de muchas maneras en
mi experiencia interior. Toda mi obra no-
velística tiene que ver con el Mal y la Gra-
cia; toda mi crítica política estaba y conti-
núa estando centrada allí.
“Es una intuición, una ‘connaturalidad’,
como dicen los filósofos. Hasta que mi vi-
da personal comenzó repentinamente a lle-
narse de tragedias. Mi hermano y sus dos
hijas murieron hace 14 años en un acciden-
te de coche. Su muerte y la de mis sobrinas
nos desgarraron a mí, a mis hijos y a su ma-
má. Casi todos mis cuñados murieron jó-
venes en forma trágica… Mi vida está llena
de muertes prematuras e injustas. Esa con-
vivencia con la muerte agudizó mi percep-
ción del Mal que causa estragos en mi país.
Cuando murió mi hermana aniquilada por
una cirrosis, un año antes de que asesina-
ran a mi hijo, pensé que ya no podía vivir
algo peor. Pero no fue así. Hubo algo peor.”
Cae el silencio. Cae la noche. Cae la llu-
via. Tenemos frío a pesar de la estufa que
ronronea en la penumbra.
–Con la atrocidad del asesinato de tu
hijo te encontraste cara a cara con el Mal…
–Eso fue: estar cara a cara con el Mal
radical.
Nuevo silencio.
–Cuando murió mi padre me recargué
mucho en la oración. Cuando murieron
mi hermano y mis sobrinas, la oración de-
jó de consolarme. Me salvó la poesía. Me
recargué en César Vallejo, Paul Celan, Mi-
guel Hernández, Sabines. La poesía es tam-
bién una forma de la oración. Ahora con la
muerte de mi hijo la poesía dejó de traer-
me consuelo. La palabra, y su más alta ex-
presión, la poesía, no alcanza para decir lo
inefable del Mal y del sentido que el Mal
oculta. Aquí en El Arca siento nudos por to-
do el cuerpo… Hay zonas de mi cuerpo en
las que estoy anudado en mi dolor y en to-
do el dolor que recogí en el país. Viví en la
muerte de mi hijo y de sus amigos cosas
espantosas. He oído otras, cientos, iguales
y peores… Las víctimas se abrieron conmi-
go de manera total y absoluta porque ellas,
como yo, sabemos que sólo una víctima
puede comprender a otra víctima.
Otro silencio.
–Ahora el consuelo me viene de la mú-
sica, un consuelo doloroso, porque abre
y afloja los nudos. Aquí en El Arca cantan
en forma muy bella; es una de sus varias y
hermosas tradiciones. Cuando los escucho
cantar durante los oficios de la oración me
viene al alma, a la carne, la soledad de mi
hijo en el momento de su muerte, el horror
de su soledad y de su miedo, el horror de
la soledad de sus amigos… cuando… (Javier
se quiebra en llanto)… ¡puta!… cuando es-
cucho estas voces que cantan tan bonito y
se me viene a la carne la soledad de mi hi-
jo, me quiebro con ese dolor que sólo pue-
de venir del consuelo, y le digo entonces en
mi corazón a mi hijo, y a través de él a todos
los que han tenido que sufrir a manos de la
imbecilidad humana: “Espero que este con-
suelo, esta presencia amorosa de Dios que
me revela la música, haya estado contigo en
el momento de tu muerte. Eso, hijo, me ali-
viaría un poco”. La música me da una dura
paz. No hay otra frente al sufrimiento. En la
muerte de mi hijo veo cada muerte, la sole-
dad y el terror de cada una de las víctimas,
y en la música siento la paz que he deseado
para ellas ante la dolorosa imposibilidad de
haber evitado esos sufrimientos. Eso es in-
justo… No lo podemos permitir más.
Nos quedamos callados. Luego Javier
retoma la palabra.
–La gente me dice: “Usted sentó al pre-
sidente en Chapultepec”. Yo entonces les
respondo: “No fui yo ni fueron las vícti-
mas. Calderón fue a Chapultepec porque
le tuvo miedo a una nación unida e in-
dignada”. Cuando un gobierno le teme a
sus ciudadanos, estamos en la democra-
cia; cuando es al revés, estamos en el au-
toritarismo. Pero no se pudo continuar ese
proceso, porque una gran parte de esa in-
dignación decidió que unas elecciones ig-
nominiosas y corrompidas desde hace
mucho iban a arreglarlo todo.
Al día siguiente la lluvia y el frío nos
impiden caminar por el pueblo fantasma.
Gastamos bromas sobre el clima para ca-
lentarnos. Sigo sin entender qué tipo de
lazos quiere mantener Javier Sicilia con el
MPJD. Le vuelvo a tocar el tema.
El poeta insiste en que aún no puede
contestar, pero le queda muy claro que no
soltará sus dos prioridades: la Ley de Víc-
timas y el trabajo sobre el Memorial a las
Víctimas.
“Ese Memorial a las Víctimas que Cal-
derón manda hacer junto al Campo Marte
es un insulto, una burla infame. En nues-
tras pláticas con él exigimos un proceso
de memoria digno de ese nombre, un pro-
ceso que nos permita identificar a las víc-
timas, juntar sus nombres, sus historias,
su número…  ¡Ni siquiera sabemos cuán-
tas víctimas realmente hay! ¡Y día tras día
hay más!  Urge registrar todas estas vidas
sacrificadas para impedir que desaparez-
can para siempre de la memoria del país.
Es con eso que debemos empezar y des-
pués construir el Memorial. Ese Memorial
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
Memorial en honor a las víctimas de la “guerra”
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 19
LA GUERRA DE CALDERÓN
debe ser un lugar donde queden expuestas
todas estas vidas salvadas del olvido. Eso
nada tiene que ver con ese vil monumento
construido a toda velocidad, como un acto
administrativo más, al lado del campo de-
dicado al dios romano de la guerra…” 
Javier Sicilia busca sus cigarros. Atien-
de una llamada telefónica. Da vuelta por
la habitación como león enjaulado.
“Desde Saint-Antoine-l’Abbaye veo con
una claridad deslumbrante la situación te-
rrible de México: un país adolorido que se
niega a asumir el horror; un gobierno que
se negó durante seis años a asumir la res-
ponsabilidad del Estado; otro gobierno que,
a pesar de sus buenas intenciones, no se
perfila mejor que el anterior; un país que
se niega, con hermosas excepciones, a con-
tar a sus muertos, a recabar sus historias y a
buscar una ruta hacia la paz. Mientras más
lo pienso, más entiendo que tenemos un
largo trabajo que hacer con nuestra propia
alma y con el alma colectiva de la nación.”
–¿Por dónde empezar ?
–Todos debemos pensar en ese por
dónde. Paralelamente a la defensa de las
víctimas tenemos también que empezar
a reflexionar sobre los verdugos. ¿Qué va-
mos a hacer con todos estos muchachos
convertidos en sicarios desde su ado-
lescencia?  ¿Cómo los vamos a recupe-
rar? ¿Cómo los vamos a perdonar? ¿Cómo
vamos a perdonarnos a nosotros mismos?
Toqué el tema con Calderón cuando le di-
je que aun las víctimas culpables eran víc-
timas. Tenemos que saber cuál es la his-
toria de estos jóvenes sicarios para saber
en qué fallamos como nación, como so-
ciedad, en qué fallaron los gobiernos pa-
ra producir tantos delincuentes.
–¿Cómo te sientes cuando piensas en
los verdugos de tu hijo?
–Para no odiarlos los imagino cuando
niños. Pienso que fueron buenos y jugueto-
nes como mi hijo y mi nieto. Y me pregunto
qué grado de violencia familiar y social tu-
vieron que sufrir para convertirse en esos
monstruos. Nadie nace criminal. La deuda
social con ellos es enorme, pero eso el puri-
tano de Calderón nunca lo quiso reconocer.
Y dudo que la perciba Peña Nieto.
–¿No pensaste en hablar con los ver-
dugos de tu hijo?
–Sí. Lo pensé. Pero renuncié cuando
me enteré de lo que algunos de ellos ha-
bían filmado con sus celulares…
–¿Torturas… ejecuciones…?
–Sí. Hay en ellos una expresión tan
brutal del Mal radical que entendí que si
ellos no me pedían un encuentro, de nada
serviría ir a verlos…
Tomamos café en silencio.
El poeta confía en que por un tiempo
no volverá a vivir en Cuernavaca. Sólo irá
de vez en cuando. Se instalará en San Luis
Potosí para trabajar en el Colegio de San
Luis. Ya tiene el tema de su investigación:
poesía y silencio. Quisiera volver a publicar
la revista Ixtus en la Web mientras consi-
gue fondos para una edición impresa.
“No hay dinero, no hay apoyo, no hay
patrocinio. Pero Conspiratio, de nuevo bajo
el nombre de Ixtus, tiene que volver a exis-
tir. Lo que se decía en Conspiratio y en la an-
tigua Ixtus no se decía en otro lado. Es una
revista marginal, para pocos. Me siento co-
mo el Sísifo de Albert Camus. Ixtus, como la
justicia para las víctimas y la paz, es mi ro-
ca. Se cae. La vuelvo a subir a la montaña.
Se vuelve a caer. La vuelvo a subir.”
Javier Sicilia sueña también con crear
un centro para enseñar la no violencia en
México.
“No sería una comunidad como El Ar-
ca. Intenté crear una hace décadas y fra-
casé. Imagino un lugar austero de estudio
de la no violencia con un pequeño huer-
to y una panadería, asociado al Arca. Ve-
remos. Se confunde la no violencia con el
pacifismo. Son cosas muy distintas. El pa-
cifismo rehúye el conflicto. La no violencia,
que no es una táctica, como algunos creen,
es, en cambio, un trabajo sobre uno mis-
mo a partir del corazón y de la conciencia.
La no violencia no implica huir del conflic-
to, sino asumirlo para buscar la verdad que
lo trasciende. Eso sólo puede hacerse si hay
un corazón dispuesto a encontrar una ra-
zón y no a imponer un criterio.”
–¿Y qué más ?
Sonrisa del poeta.
–Seguir de pie y amando, a pesar del
dolor; sólo el amor nos hace solidarios y
verdaderamente libres. O
I
s
o
l
d
a

O
s
o
r
i
o

Nuevos proyectos
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
20

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

MARCELA TURATI
E
l pasado 30 de noviembre, último
día del sexenio de Felipe Calde-
rón, a las 8:30 de la mañana pe-
ritos de la Procuraduría Gene-
ral de la República (PGR) llegaron
al Panteón Civil de Dolores. Con
ayuda de panteoneros abrieron las fosas
comunes donde están los restos hallados
en las narcofosas de San Fernando, Tamau-
lipas, y sacaron 10 cuerpos descompues-
tos. Pasaron todo el día seleccionándolos.
No salieron hasta el atardecer, cuando los
cadáveres habían sido incinerados.
Una semana después las cenizas de
ocho guatemaltecos –que la PGR identificó
como William, Bilder Osbely, Delfino, Erick
Raúl, Gregorio, Jacinto Daniel, Marvin y
Miguel Ángel– y de dos guanajuatenses
–Israel y Luis Miguel– fueron entregados
en urnas a sus familiares. La dependencia
alegó que la cremación se hizo por “razo-
nes sanitarias”.
“Los cuerpos ya estaban irreconoci-
bles, estaban muy cocidos, no eran cuer-
pos completos. Nos dijeron que los iban
a trasladar, por eso los incineraron”, dice
a Proceso un panteonero que presenció la
exhumación.
En el lugar aún permanece una lámina
puesta para proteger de los perros la fosa
recién excavada que alberga los restos de
las víctimas no identificadas cuyos ase-
sinatos se atribuyen a Los Zetas. No tie-
Pese a la oposición de numerosas organizaciones de
búsqueda de desaparecidos y de familiares de las víc-
timas del crimen organizado, algunos de los cadáveres
desenterrados de las fosas de San Fernando, Tamauli-
pas, fueron incinerados por instrucciones de la PGR, que
al hacerlo viola los derechos de los deudos y tuerce las
leyes. De esta manera, las posibilidades de contar con
evidencias que lleven a los autores de las matanzas se
vuelven humo…
evidencias
Las
ne señalización alguna. En ese hoyo están
apilados poco más de 75 de los 193 cuer-
pos sacados en abril de 2011 de dos fosas
clandestinas.
A unos metros, bajo un montículo ca-
si aplanado, están enterrados 12 de los 72
migrantes asesinados en agosto de 2010
en el mismo municipio y que siguen sin
ser identificados. Por precaución de los
panteoneros, esos restos no fueron mez-
clados con los de las otras fosas comunes.
El 30 de noviembre un grupo de estu-
diantes universitarios y su maestro traba-
jaban en una tumba vieja contigua a las
fosas comunes y presenciaron la exca-
vación. Les sorprendió enterarse de que
los cadáveres exhumados frente a ellos
y trasladados para su cremación corres-
ponden a uno de los episodios más san-
grientos del sexenio, al de los asesinatos
masivos, sistemáticos, repetitivos de San
Fernando.
En ese municipio un sinnúmero de ca-
miones de pasajeros o camionetas con
rumbo a Texas fueron detenidos por Los
Zetas –según la versión oficial– y sus pasa-
jeros varones en edad productiva, obliga-
dos a bajarse. A las víctimas las forzaban
a enrolarse en su ejército o las secuestra-
ban para cobrar rescates o las asesinaban
por no ser buenos elementos para la gue-
rra, por rehusarse a enlistarse o para que
no fueran cooptados por el Cártel del Gol-
fo, su rival en la zona.
M
a
r
c
e
l
a

T
u
r
a
t
i
se vuelven humo
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 21
LA GUERRA DE CALDERÓN
Esto ocurrió durante 2010 y 2011. Las
maletas llegaban a las terminales pero no
sus dueños. Y todos guardaron silencio: Los
gobiernos federal y estatal, los policías de-
dicados a vigilar los caminos, los medios de
comunicación, las compañías de autobuses.
Uno de los migrantes desaparecidos
en San Fernando es Bilder Osbely López
Mérida.
Aunque a finales de octubre su fami-
lia fue informada de que lo habían locali-
zado entre los muertos de San Fernando
y de que México iba a repatriarlo, no es-
tuvo de acuerdo con la cremación. Qui-
so impedirla, pero no le hicieron caso; les
dijeron que la legislación mexicana impi-
de el traslado de cadáveres.
Desde el 5 de noviembre y todavía el día
de la exhumación, una decena de organiza-
ciones dedicadas a la búsqueda de personas
desaparecidas alertó a la Comisión Nacio-
nal de los Derechos Humanos (CNDH) sobre
las pretensiones de la PGR. En la queja con
folio 121493 quedó asentada su petición “de
medidas precautorias urgentes” para evitar
la incineración de restos.
Sin embargo la CNDH no respondió.
Tampoco impidió la acción pese a que las
organizaciones de búsqueda de desapa-
recidos señalaron que la PGR no demos-
tró que los restos cremados correspon-
dían a los migrantes cuyos nombres dio y
que esos asesinatos no han sido resueltos,
por lo que la incineración violaría legisla-
ciones internacionales sobre los derechos
de los familiares de las víctimas a saber lo
que ocurrió, a obtener justicia y a sepultar
a sus muertos según sus creencias.
“Una razón administrativa de trans-
porte de restos no puede pasar por encima
del derecho internacional. Con más razón
si estamos hablando de hechos violentos
de carácter colectivo en los que puede ha-
ber implicaciones de agentes del Estado,
donde las garantías de investigación de-
ben protegerse, así como los derechos de
las víctimas”, dice en entrevista el experto
español Carlos Martín Beristáin, quien ha
participado en comisiones de la verdad de
crímenes del pasado de países como Gua-
temala, Paraguay, Perú y Ecuador.
El investigador señaló que al incine-
rarse restos como los de San Fernando se
pierden las pruebas que proporcionan in-
formación sobre la causa de muerte y el
modus operandi de los asesinos, con lo que
se pueden reconstruir hechos concretos
y saber desde quiénes dieron las órdenes
hasta quiénes seleccionaron a las vícti-
mas, las transportaron, retuvieron, asesi-
naron y enterraron.
“Sólo podrían incinerarse si hay una
investigación terminada, si hay peritajes
completos contrastados, si las identifica-
ciones han sido bien realizadas y si hay
acuerdo de las familias para llevarse los
restos. Porque incinerar impide la identi-
ficación posterior por ADN, en caso de que
el primer peritaje antropológico estuvie-
ra mal hecho o si las muestras fueron con-
taminadas”, explicó el experto, quien ha
sido perito en la Corte Interamericana de
Derechos Humanos.
Las organizaciones quejosas tenían
razones para pedir ayuda y dudar de la
PGR. Durante el sexenio calderonista las
familias de migrantes desaparecidos en
México recibieron ataúdes llenos de pie-
dras, restos equivocados (brasileños fue-
ron enviados a Honduras) o cuerpos en fé-
retros sellados que tuvieron que enterrar
sin poder revisarlos, obligados a confiar
ciegamente en la procuraduría.
Hasta el final del sexenio el Estado
mexicano se rehusó a que el Equipo Ar-
gentino de Antropología Forense partici-
para como experto independiente en el
proceso de exhumación e identificación
de los cadáveres enterrados en fosas clan-
destinas en San Fernando, Tamaulipas, y
Cadereyta, Nuevo León (Proceso 1874).
También negó la posibilidad de contras-
tar los restos recuperados con la base de da-
tos genéticos de 411 centroamericanos que
consideran que sus familiares pueden ha-
ber sido enterrados en San Fernando.
La misma solicitud de ayudar a crear
una comisión forense independiente fue
presentada por organizaciones de familia-
res de desaparecidos a la CNDH, la que en
octubre pasado, con el oficio /PVG/495/2012,
la rechazó.
Mientras tanto los cuerpos desenterra-
dos de San Fernando se consumen rápi-
damente. Según un panteonero consulta-
do, las bolsas en las que fueron enterrados
aceleraron la descomposición. En casos
normales tardan hasta siete años en des-
componerse; estos tardarán menos de tres.
Cadena de culpas
El 23 de noviembre de 2012 (18 días des-
pués de que la CNDH había sido noti-
ficada por aquéllas organizaciones) la
Subprocuraduría Especializada en In-
vestigación de Delincuencia Organizada
giró 10 oficios en los que avisa a la de-
legación Miguel Hidalgo que el 30 de no-
viembre de 2012 a las 8:30 llevaría a cabo
en el panteón de Dolores la “exhuma-
ción prematura” con destino a “la cre-
mación” de 10 migrantes relacionados
con la averiguación previa PGR/SIEDO/
UEIS/197/2011, que corresponde a las fo-
sas de San Fernando.
Los migrantes enlistados son William
Rodríguez Alejandro, Bilder Osbely López
Mérida, Delfino Cusanero García, Erick
Raúl Velásquez Vail, Gregorio Can Escun,
Israel y Luis Miguel Gallegos Gallegos, Ja-
cinto Daniel López, Marvin y Miguel Ángel
Chávez Velásquez.
Los oficios –cuyas copias tiene Proce-
so– citan artículos de la Constitución, la
Ley Federal Contra la Delincuencia Orga-
nizada, el Código Federal de Procedimien-
tos Penales, la Ley General de Salud (LGS)
y el Reglamento de Disposición de Órga-
nos, Tejidos y Cadáveres Humanos para
validar la exhumación y cremación.
Los artículos referidos –como el 414 de
la LGS o 10, 11 y 134 del reglamento– adu-
cen que la cremación se realizaría a ma-
nera de prevención de “enfermedades
contagiosas”. Ese fue su pase al panteón.
El jueves 6, medios de Guatemala pu-
blicaron imágenes de indígenas llorosos
que recibieron de la cancillería de su país
las urnas con los restos de sus familiares.
Durante la entrega, la viceministra Ri-
ta Claverie de Scioli expresó que fueron
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a

Panteón de Dolores. Fosas comunes
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
22

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

LA GUERRA DE CALDERÓN
“19 meses de espera” para que el gobier-
no mexicano pudiera identificar los cadá-
veres mediante el ADN.
Esa declaración revela que aunque la
identificación de cadáveres por contraste
genético demora un máximo de dos me-
ses, la PGR entregó “por tandas” los restos
de las víctimas de San Fernando, ya que
las familias guatemaltecas con migran-
tes desaparecidos aportaron muestras de
sangre en abril de 2011, cuando las fosas
fueron descubiertas. La identificación del
primer guatemalteco ocurrió en abril de
2011, otros 10 fueron identificados en fe-
brero de este año, en abril siguiente otros
12 y hasta noviembre 10 más.
El gobierno de Guatemala había pedi-
do a México que no enviara a la fosa co-
mún los restos, porque presumiblemente
eran de guatemaltecos. No fue escuchado.
Este semanario ha documentado los
errores de la PGR en el envío de los cuerpos
y las denuncias de las familias centroame-
ricanas y brasileñas que se quejan de que
militares y policías de sus países les impi-
dieron abrir los ataúdes sellados en Méxi-
co por “razones sanitarias”. Los padres
del brasileño Juliard Aires Fernández, por
ejemplo, denunciaron que enterraron a un
desconocido y no a su hijo, porque en las
imágenes de la televisión reconocieron el
rostro de éste, que estaba completo, y den-
tro del ataúd que les entregaron sólo había
“una masa de huesos sin cabeza”.
Otra es la historia de los migrantes
mexicanos. El domingo 2 la Secretaría
de Desarrollo Social y Humano de Gua-
najuato informó a los medios que acaba-
ban de ser identificados los restos de los
hermanos Israel y Luis Miguel Gallegos
Gallegos, de 18 y 23 años, originarios del
municipio de Tierra Blanca y desapareci-
dos en marzo de 2011 cuando se dirigían
a Estados Unidos.
Según la dependencia, de 96 denun-
cias de desaparición de migrantes presen-
tadas en esa entidad ante la PGR, con los
hermanos Gallegos los cuerpos identifica-
dos han sido 14.
Los casos denunciados han sido 12 en
2010 (de jornaleros migrantes oriundos
de San Luis de la Paz y Comonfort), 62 en
marzo de 2011 (de San Luis de la Paz, Apa-
seo el Alto, Irapuato, Tarimoro, San Feli-
pe, Celaya, Valle de Santiago, Salamanca,
Comonfort y Tierra Blanca) y 20 en sep-
tiembre de 2011 (de Villagrán, Celaya, Sa-
lamanca, Acámbaro y Santa Cruz de Ju-
ventino Rosas).
Justicia denegada
En octubre pasado le notificaron a Lucy Mari-
cely Santos, del estado guatemalteco de San
Marcos, que los restos de su esposo debían
ser incinerados para poder repatriarlos.
“Sabemos que la familia no fue debi-
damente informada del procedimiento de
identificación que se llevó a cabo para con-
cluir que su esposo había sido encontra-
do y que se le dijo a la familia que debían
aceptar los restos y recibirlos incinerados,
ya que la Ley General de Salud no permi-
tía el traslado de los restos completos por
cuestiones de sanidad”, indica la queja re-
cibida por la CNDH el 5 de noviembre.
El documento ante la CNDH lo firman
la Fundación para la Justicia y el Estado de
Derecho, la Mesa Nacional para las Migra-
ciones de Guatemala, el Foro Nacional para
las Migraciones de Honduras, el Comité de
Familiares de Migrantes Fallecidos y Des-
aparecidos de El Salvador, Casa del Migran-
te de Saltillo, el Centro de Derechos Huma-
nos Fray Juan de Larios y Fuerzas Unidas
por Nuestros Desaparecidos de México.
Son las mismas que junto con el equi-
po forense argentino impulsó la creación
de la comisión independiente que acom-
pañaría a la PGR.
En el escrito las organizaciones se-
ñalan que tuvieron conocimiento de que
siete restos habían sido “supuestamente
identificados” como guatemaltecos.
“La esposa y los familiares de Bilder
Osbely López Mérida no desean que el
cuerpo de su familiar sea incinerado. Lo
anterior debido a que se opone a la creen-
cia y religión que ellos tienen y mencio-
nan que para ellos es fundamental que
se entregue el cuerpo completo de su fa-
miliar. Las autoridades mexicanas le han
insistido que, de acuerdo a la legislación
mexicana, el cuerpo de una persona falle-
cida no se puede entregar fuera de México
sino sólo las cenizas derivadas de la inci-
neración y que de lo contrario México no
entregaría los cuerpos”, explicaron.
Las organizaciones señalaron que nin-
guna legislación especifica dicha disposi-
ción y recordaron que “cuando los restos
estén sujetos a una investigación penal
por homicidio no deberán ser incinerados”.
Manifestaron que a la familia de Bilder
Osbely y a las de los otros migrantes se le
violaría el derecho de acceso a la justicia,
a la verdad, a la religión, cultura y tradicio-
nes. También se violarían tratados interna-
cionales como la Convención Internacio-
nal para la Protección de Todas las Personas
contra las Desapariciones Forzadas.
En la queja se solicita a la CNDH que
pida a la PGR las pruebas con las que ava-
ló la identidad de los restos, que impi-
da e imponga medidas precautorias pa-
ra que ningún cuerpo sea cremado hasta
que se compruebe que el proceso se llevó
a cabo según estándares internacionales y
sea avalado por un perito independiente,
y que cada familia sea debidamente infor-
mada del procedimiento con el que se lle-
vó a cabo la identificación.
También se señala que no puede consu-
marse una cremación si no se ha concluido
el procedimiento penal con sentencia con-
denatoria, si los familiares no lo autorizaron
por escrito y con la asesoría de sus aboga-
dos y organizaciones acompañantes.
El 30 de noviembre las mismas organi-
zaciones enviaron un nuevo oficio a Raúl
Plascencia, el presidente de la CNDH, en el
que le reiteran la urgencia de las medidas
cautelares y le piden una pronta respuesta.
Aunque los restos de San Fernando se-
rían exhumados ese mismo día, no obtu-
vieron respuesta: los cuerpos fueron que-
mados. Con ellos se redujeron a cenizas
evidencias que podrían haber ayudado a
desentrañar la trama criminal ocurrida du-
rante el calderonismo en San Fernando, la
cabecera municipal de las masacres. O
R
e
u
t
e
r
s
San Fernando. Masacre impune
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 23 1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 23
ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA
A
l desplegar a las Fuerzas Ar-
madas en todo el país para
combatir al narco sin seguir
los mecanismos constitucio-
nales, Felipe Calderón Hinojo-
sa desató una guerra interna
que se convirtió en eje rector de la políti-
ca nacional durante su gobierno, por lo que
el hoy expresidente debe ser juzgado por
la Corte Penal Internacional (CPI), estable-
ce Humberto Moreira Valdés en la denun-
cia que interpuso ante ese organismo.
Quien fue gobernador de Coahuila y
dirigente nacional del PRI, añade que la
inconstitucionalidad fue un escollo pa-
ra que las Fuerzas Armadas combatieran
a “los enemigos del Estado”, provocando
abusos y violaciones a los derechos hu-
manos, aun contra personas ajenas a los
narcos y al “conflicto bélico que prevalece
en el territorio nacional”.
Las consecuencias que enumera el do-
cumento tienen como fuente informes ofi-
ciales y reportes periodísticos: entre 50 mil
y 150 mil muertos, al menos un millar de
niños asesinados, unos 230 mil desplaza-
dos, la desaparición forzada de unas 3 mil
personas, cerca de 5 mil denuncias por tor-
turas y tratos crueles e inhumanos come-
tidos por militares o marinos que, además,
incurrieron en desapariciones forzadas.
Entre las investigaciones periodísticas
citadas en la denuncia hay varias vincula-
das a Proceso: Historias de muertes y corrup-
ción, de su fundador, Julio Scherer García;
El México narco, editado por el sello Plane-
ta y coordinado por el director de la revis-
ta, Rafael Rodríguez Castañeda; la edición
especial del semanario titulada El sexenio
de la muerte; el libro Fuego cruzado, de la re-
portera Marcela Turati, y varias notas pu-
blicadas en Proceso.com.mx.
La denuncia fue presentada en la ofi-
cina de la fiscal de la CPI, Fatou Bensuda,
el 29 de noviembre –penúltimo día de Cal-
derón en funciones–, de acuerdo al acuse
electrónico.
El lunes 3, mediante el oficio OTP-
CR-355/12, el jefe de la Unidad de Infor-
mación y Elementos de Prueba, M.P. Di-
llon, respondió con el acuse formular, el
cual indica que se analizará el caso para
ver si es admisible conforme al Estatuto
de Roma, que rige a la CPI.
Las atrocidades del calderonismo,
ante la Corte de La Haya
Hace poco más de seis años, a Humberto Moreira se le
acusó de operar la maquinaria electoral del magisterio
elbista a favor del candidato del PAN Felipe Calderón;
como gobernador de Coahuila, osciló entre la crítica
acerba y la adulación al presidente. Tras el asesinato de
su hijo José Eduardo por presuntos sicarios del narco,
el fugaz dirigente del PRI presentó la segunda denun-
cia en la Corte Penal Internacional contra el exaliado
de Elba Esther Gordillo por crímenes de guerra. De esta
forma, Calderón se encuentra entre dos fuegos: los se-
ñalamientos de miles de ciudadanos y el de un grupo de
políticos influyentes.
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
24

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

24

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

Éste es un órgano de justicia internacio-
nal de carácter permanente, cuyo propósi-
to es juzgar crímenes de guerra, genocidio
y crímenes de lesa humanidad. Tuvo su ori-
gen en la aprobación del Estatuto de Roma
en 2002 y tiene sede en La Haya, Holanda.
El domingo 16, Humberto Moreira acu-
dió al bautizo de su nieto, Eduardo Hum-
berto Moreira, hijo de José Eduardo, ase-
sinado por Los Zetas en Ciudad Acuña el
pasado 3 de octubre.
Afuera de la parroquia del Perpetuo So-
corro, en Saltillo, el exgobernador llamó a
Calderón “borracho de sangre” y “desequi-
librado mental”, anunció que se iría a Esta-
dos Unidos a estudiar una maestría, a “sa-
nar el alma” y a escribir tres libros. Uno de
éstos, El odio del águila, en el que describirá
las “tropelías” del expresidente.
También reprobó el desempeño del
gobierno coahuilense, que encabeza su
hermano Rubén, en el caso del asesinato
de José Eduardo y aseguró que la mayor
parte de la investigación la hizo él. Y en-
tonces reveló que interpuso la denuncia
en la CPI. Se despidió: “A Felipe Calderón
le digo: nos vemos en La Haya”.
La denuncia del priista es la segunda que
recibe la fiscalía de la CPI contra Felipe Cal-
derón por crímenes de guerra. Un año antes,
el 25 de noviembre de 2011, por iniciativa del
abogado Netzaí Sandoval y con las firmas de
25 mil personas, se presentó otra que hasta
el momento no se sabe si se admitirá.
La “guerra interna”
La denuncia interpuesta por Moreira Val-
dés consta de 46 páginas, 15 capítulos y
121 puntos, en los que expone desde el
sistema constitucional mexicano hasta
los excesos cometidos por militares en la
llamada guerra del narco.
Entre los aspectos constitucionales que
destaca el documento están las obligacio-
nes de las Fuerzas Armadas y su coman-
dante supremo, el presidente de la Repúbli-
ca. Y diferencia las funciones de seguridad
exterior e interior de las tareas de seguridad
pública, con las cuales son incompatibles.
“La Fuerza Armada permanente sólo
puede desplegarse en el territorio nacio-
nal cuando deba enfrentar invasiones pro-
venientes de potencias extranjeras; cuan-
do por vía de las armas existan amenazas
a la paz pública; o cuando se encuentre en
riesgo la seguridad interior, como conse-
cuencia de movimientos armados”, afir-
ma en el punto 35.
Este argumento ya ha sido utilizado
por juristas y organismos defensores de
derechos humanos en México: si el pre-
sidente determinó que había una amena-
za interior, debió seguir los cauces consti-
tucionales, esto es, declarar la suspensión
de garantías.
Al no hacerlo y, en cambio, ordenar el
despliegue militar, Calderón motivó la ile-
gitimidad de las operaciones militares,
que se entorpecieron por la ausencia de
marco legal. De esta forma la Fuerza Ar-
mada incurrió en la violación de derechos
humanos de civiles “que realizan su vida
normal asumiendo que disfrutan de todos
sus derechos, cuando de hecho los teatros
de operaciones militares restringían ga-
rantías de libre tránsito, reunión, inviola-
bilidad de domicilio, entre otros”.
Tales condiciones, insiste Moreira,
provocan “que las Fuerzas Armadas con-
fundan a los civiles inocentes con enemi-
gos en el fragor de enfrentamientos arma-
dos, o lo que es peor, que en algunos casos
deliberadamente violen sus derechos fun-
damentales bajo el pretexto de la necesi-
dad de servicio”.
Tras un recuento de los primeros días
del gobierno de Calderón, Moreira recuer-
da el desastre de las operaciones en Mi-
choacán y la arenga del entonces jefe del
Ejecutivo a las tropas el 3 de enero de 2007,
cuando vestido con casaca y quepí milita-
res exclamó que el país libraba una “gue-
rra interna”.
En el punto 76 de su denuncia añade:
“Cualquier que sea el concepto doctrinal
de la guerra, ésta tiene de manera intrín-
seca una constante: la lucha a muerte. Esa
lucha se verifica entre personas que de for-
ma organizada tratan de destruir a su con-
trincante para imponerle su voluntad”.
En el 88 invoca la Convención de Gi-
nebra sobre el trato a prisioneros de gue-
rra, pues afirma que esa es la situación en
México, aun sin una declaración formal de
las partes en conflicto. Y en el punto 95 ar-
gumenta que la movilización de tropas y
sus operaciones son suficientes para reco-
nocer el estado de guerra interna.
Con base en el artículo 8 del Estatuto de
Roma, que tipifica los crímenes de guerra
cometidos en “conflicto armado no inter-
nacional”, Moreira denuncia que en Méxi-
co se han cometido estos delitos. Y aunque
admite que existe excepción en motines,
actos esporádicos y aislados de violencia,
dice que en el país se desarrolla un conflic-
to armado prolongado entre las autorida-
des y grupos organizados de delincuentes.
El otro referente es el artículo 3, común
a los cuatro convenios de Ginebra, mis-
mos que México ha ratificado con excep-
ción del segundo, relativo a la protección
de los heridos, los enfermos y los náufra-
gos de las Fuerzas Armadas en el mar. El
precepto común tipifica como violaciones
graves los ataques a personas que no par-
ticipen directamente en hostilidades, in-
cluidos los miembros de las Fuerzas Ar-
madas que hayan depuesto las armas o
quedaron fuera de combate por enferme-
dad, herida, detención u otra causa.
Entre esas violaciones graves se enu-
meran el homicidio, los tratos crueles y
degradantes, la toma de rehenes y las
ejecuciones extrajudiciales. Además, se
recuerda que el numeral 8 del Estatuto
de Roma configura otros tipos penales
internacionales.
El capítulo XI, el más extenso de la de-
nuncia, se llama “De la ‘guerra contra el
narcotráfico’ en México” y tiene 19 pun-
tos, en los que Humberto Moreira describe
la situación que el gobierno de Calderón
propició en el país.
Según él, desde 2000 recrudeció la
violencia entre grupos de narcotrafican-
tes que se disputan las rutas de tráfico de
drogas a Estados Unidos. Esa lucha se fue
convirtiendo en una guerra interna cuan-
do los narcos empezaron a confrontar al
Estado mexicano para imponer su hege-
monía en diferentes zonas y apoderarse
de la vida económica, política y cultural
de las poblaciones.
Añade que las organizaciones de nar-
cotraficantes se caracterizan por su nivel
orgánico, con jerarquías y funciones defi-
nidas, capacidad logística, poder de fuego
y una inmensa capacidad económica.
Después de las operaciones en Mi-
choacán a partir de diciembre de 2006, sin
mediar la suspensión de garantías, la ya co-
nocida como “guerra contra el narcotráfico”
se extendió a todo el país y actualmente no
se ha establecido cuántas muertes ha provo-
cado, pero se calculan entre 50 mil y 150 mil.
“Tampoco es posible conocer con
exactitud el número de violaciones a los
derechos humanos cometidos por las
tropas, toda vez que son pocas las per-
sonas que tienen la posibilidad de que-
jarse ante la Comisión Nacional de los
Derechos Humanos (CNDH) o ante los or-
ganismos internacionales, bien por fal-
ta de recursos económicos, lejanía de sus
poblaciones, apatía u otros motivos”, di-
ce Moreira.
Su denuncia menciona las 10 recomen-
daciones generales emitidas por la CNDH,
así como las 102 recomendaciones emiti-
das contra las secretarías de Defensa Na-
cional y de Marina a partir de la militari-
zación y hasta abril de 2012. Asimismo,
remite al informe de Amnistía Internacio-
nal de octubre pasado, que documenta 4
mil 841 denuncias por tortura, tratos crue-
les, inhumanos y degradantes cometidos
por las Fuerzas Armadas, en casos como
los de Valentina Rosendo e Inés Fernández,
Teodoro Cabrera García y Rodolfo Montiel.
Se añaden también la desaparición
forzada de unas 3 mil personas y las con-
fesiones obtenidas por militares bajo tor-
tura, como en los casos de José Manuel Es-
queda, Gustavo Fuentes y Jethro Ramsés
Sánchez Santana.
Para el denunciante, todo esto forma
parte de una política que se convirtió en
eje rector de la administración de Felipe
Calderón, quien impuso prácticamente
LA GUERRA DE CALDERÓN
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 25
un estado de excepción al movilizar a
70 mil soldados y marinos.
Deficiencias del sistema mexicano
En la argumentación jurídica de Hum-
berto Moreira, la imposibilidad de en-
juiciar a los presidentes en México ac-
tualiza la competencia de la CPI en este
caso contra Felipe Calderón, ya que la
denuncia se presentó cuando él toda-
vía estaba en funciones.
Conforme al artículo 25 del Estatu-
to de Roma relativo a la responsabili-
dad penal individual, alega, la incons-
titucionalidad en la movilización de
tropas y sus consecuencias convierte a
Calderón en el responsable directo de
los crímenes señalados, por su calidad
de comandante supremo de las Fuer-
zas Armadas.
En su punto 113, Moreira cita el
artículo 17 del Estatuto de Roma, que
enlista los requisitos para que la CPI
conozca un asunto:
La fracción 1, inciso a) de dicho
precepto establece que se conoce-
rá un caso cuando un Estado no pue-
da hacerlo por falta de jurisdicción; el
inciso b) se refiere a la admisibilidad
cuando se carezca de voluntad para
enjuiciarlo en el Estado con jurisdic-
ción; y la fracción 3 dice que la Corte
conocerá un caso cuando la adminis-
tración de justicia del Estado en cues-
tión esté colapsada, se carezca de ella
o no esté en condiciones de llevar a
cabo el juicio.
Para demostrar la admisibilidad
de su denuncia, Moreira cita el artícu-
lo 108, párrafo segundo del Código Pe-
nal Federal mexicano, donde se esti-
pula que el presidente, en su calidad
de comandante supremo, sólo puede
ser juzgado por traición a la patria, se-
gún el artículo 203 del Código de Justi-
cia Militar. Y como civil, sólo por delitos
graves del orden común.
“El Estado mexicano no sólo carece
de jurisdicción para conocer del asunto,
sino incluso para investigarlo y, por en-
de, se surten las excepciones a que se re-
fiere el artículo 17 del Estatuto de Roma”,
concluye el punto 115 de la denuncia.
Agrega que el sistema jurídico
mexicano es defectuoso porque no
permite combatir la impunidad de los
crímenes graves cometidos contra la
humanidad por el presidente de la Re-
pública, “quien tiene facultades exclu-
sivas para disponer de la Fuerza Arma-
da permanente”.
Ahora, la CPI tendrá que iniciar un
procedimiento de análisis del caso y,
conforme a las disposiciones del Esta-
tuto de Roma, emitirá un dictamen pa-
ra decidir si lo admite o no. O
JUAN ALBERTO CEDILLO
A
LLENDE, COAH.– Las atroci-
dades de Los Zetas en Nava y
en este municipio eran un se-
creto a voces: hordas de nar-
cos arrasaron con estos dos
poblados del norte de la enti-
dad, destruyeron y quemaron decenas de
casas, se llevaron a familias enteras, ase-
sinaron a dueños de ranchos y violaron a
mujeres y niñas.
Ocurrió hace más de dos años y aun-
que esa barbarie se contaba en voz baja
entre los lugareños –era una “leyenda ru-
ral”, dicen–, el gobernador Rubén Moreira
sacó el tema a la luz la víspera de su pri-
mer informe de gobierno, que entregó el
pasado 29 de noviembre al presidente de
la Junta de Gobierno del Congreso local,
Francisco Eliseo Mendoza Berrueto.
Moreira ordenó a su procurador, Ho-
mero Ramos Gloria, abrir una investiga-
ción “sin histrionismo ni declaraciones”
Aun cuando los habitantes de los municipios Allende y Nava,
Coahuila, guardaron silencio durante más de dos años y evi-
taron hablar sobre las vejaciones sufridas a manos de Los
Zetas, a finales de noviembre pasado el gobernador Rubén
Moreira declaró que abrirá una investigación “sin histrionis-
mo ni declaraciones” porque, dijo, en su conciencia “no va a
estar el hecho de que no haya volteado a ver a quien clamó
justicia”. El mensaje iba dirigido a su hermano Humberto,
quien durante su administración se negó a escuchar los gri-
tos desesperados de esas poblaciones coahuilenses, que
fueron saqueadas, destruidas, quemadas, arrasadas.
El apocalipsis
en Coahuila
Especial
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
26

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

porque al final, le comentó, “lo que cuenta
es que los pistoleros “estén en la cárcel”.
“En mi conciencia no va a estar el he-
cho de que no haya volteado a ver a quien
clamó justicia. Que en la cabeza de otros
resuenen los gritos de esas personas de
Allende que seguramente pidieron ayuda
y nadie lo hizo”, enfatizó.
Con ello el mandatario intentó deslin-
darse de su hermano Humberto Moreira y
de Jorge Torres López, quien lo sustituyó en
el cargo los últimos meses de su adminis-
tración, pues las atrocidades contra las dos
poblaciones comenzaron cuando el prime-
ro aún era gobernador y se agudizaron en
la administración del segundo. Ninguno de
los dos escuchó los desesperados gritos de
los habitantes de Allende y Nava.
Aún no se hace justicia a las familias
afectadas ni a quienes fueron extorsiona-
dos o secuestrados; tampoco a las muje-
res violadas durante esa época.
Historias de miedo
Nava y Allende se localizan en el norte del
estado, a un costado de la carretera fede-
ral 57; uno 40 kilómetros al sur de Piedras
Negras, el otro a 55 kilómetros. Gracias a
sus manantiales y sus frondosos nogales
la economía de la región –semidesértica y
de temperaturas extremas– es floreciente.
Desde hace años el norte de la entidad
es controlado por Los Zetas. De Piedras Ne-
gra, pasando por Sabinas y Ciudad Acuña,
hasta los municipios de la región carboní-
fera y Monclova, ellos lo dominan todo. En
éste último opera Alejandro Treviño Mora-
les, El Z-42, y ahí solía desplazarse sin con-
tratiempos el capo Heriberto Lazcano.
Pareciera que en las amplias y tranqui-
las calles, en las frondosas plazas de Nava
no ocurre nada. Sin embargo sus habitantes
viven con miedo. Aún no olvidan las bruta-
lidades que vivieron entre finales de 2010 y
marzo del 2011, cuando la violencia, que ha-
bía comenzado antes, llegó a su clímax.
Pocos se atreven a contar sus historias.
Su miedo, dicen, es fundado, pues los res-
ponsables siguen en la región. Incluso cuen-
tan con una red de halcones que observan
a todos los que entran por la carretera y re-
portan a sus jefes cualquier anomalía. Los
pistoleros se pasean a bordo de camionetas
por las principales calles, siempre armados,
aun cuando la zona está militarizada.
Según el censo de 2010 Nava tiene 25
mil habitantes y Allende, 22 mil. Y este últi-
mo poblado es el que sufrió la peor barbarie.
Los sicarios “se llevaron a familias comple-
tas que no pudieron pagar las extorsiones”,
cuenta al reportero un comerciante, a con-
dición de que omita su nombre.
Lo secunda otro lugareño, un subte-
niente que se encarga de vigilar la región:
“Llegaron caravanas de al menos 50 ca-
mionetas con hombres armados”. Dice
que los vehículos con pistoleros a bordo se
apostaban en las entradas para observar
quién entraba y quién salía, mientras otro
grupo más nutrido tomaba los pueblos.
Durante semanas los miembros de la
delincuencia organizada se dieron vue-
lo secuestrando comerciantes, dueños de
ranchos y empresarios. Les exigían fuer-
tes sumas de dinero para liberarlos.
Uno de los casos más sonados es el de
Luis Moreno, el empresario más rico de
Allende, y su esposa, a quienes Los Zetas
les pidieron entregar toda su fortuna; de
lo contrario, les dijeron, serían ejecutados.
La familia optó por huir a Estados Unidos
y dejar su vivienda, una residencia estilo
californiano en una de las equinas de la
plaza principal, frente a la presidencia.
Los delincuentes fueron al inmueble y
lo saquearon. Se llevaron muebles, apara-
tos electrónicos, incluso ventanas, puertas
y rejas. Hoy está deshabitada y en ruinas.
“Tuvimos la destrucción de más de 40
casas”, declaró el gobernador Rubén Mo-
reira el 28 de noviembre pasado, cuando
habló sobre lo ocurrido en las postrime-
rías de la administración de su hermano.
En Allende los habitantes tienen un
padrón de cerca de 80 casas que fueron
quemadas y destruidas; la mayoría de
familias que no pudieron pagar a los si-
carios. Algunas de las imágenes de la
destrucción fueron subidas a las redes so-
ciales, en un intento por denunciar la vio-
lencia y crueldad que ahí se vivía. Ningu-
na autoridad atendió el problema.
Algunas veces los delincuentes saca-
ban a sus moradores y luego incendiaban
los inmuebles; otras, llevaban retroexca-
vadoras para derrumbar paredes, techos,
columnas. Lo hacían a la vista de todo el
pueblo. Las escenas se repitieron durante
semanas, meses.
Una vez, cuando el pueblo estaba de
fiesta, irrumpieron Los Zetas y comenza-
ron a saquearon los hogares. Muchísima
gente desapareció, “temo que murió”, di-
jo el gobernador.
Los habitantes de Allende contaron
que los narcos llegaban a los ranchos y
mataban a los caporales y empleados. “Se-
cuestraban a las familias de los dueños y
se las llevaban”, dicen.
Fue en 2009 cuando comenzaron le-
vantones masivos, recuerdan. Y mencio-
nan los casos de los jóvenes Agustín Al-
berto Núñez Magaña, Sergio Cárdenas
Córdova y José Flores Rodríguez, origina-
rios de La Barca, Jalisco. Los tres trabaja-
Huellas de la barbarie
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 27
ban para Marco Antonio Barajas, dueño de
Joyas Barajas avecindado en Guadalajara.
Se sabe que llegaron a Nava, incluso que
se hospedaron en el hotel Don Alberto, pe-
ro nada se sabe de ellos desde la segunda
semana de abril de 2009.
Las desapariciones se incrementaron
a partir del primer trimestre de ese año,
cuando Humberto Moreira era gobernador.
En Piedras Negras recuerdan aún el se-
cuestro de 12 empleados de Atlanta Du-
ramex oriundos del Estado de México que
llegaron a la ciudad el 21 de marzo de 2009
en dos camionetas a vender la pintura a
los negocios locales. Se dividieron en dos
grupos y comenzaron a ofrecer su pro-
ducto. Alrededor de las 15:30 horas uno
de los dos grupos detectó que sus compa-
ñeros se habían desplazado a Monclova y
comenzaron a buscarlos. Horas después
también desaparecieron.
A semejanza de Tamaulipas
Juan José Yáñez Arreola, subprocurador
para la Investigación y Búsqueda de Per-
sonas no Localizadas de la Procuraduría
de Justicia de Coahuila dice a Proceso: “El
principal problema al que nos enfrenta-
mos (al investigar las desapariciones) es
que nadie quiere hablar”.
Admite también que en Allende des-
aparecieron familias completas. “Ya se es-
tán haciendo las investigaciones”, ase-
gura. E intenta justificarse: No sabemos
cuántas fueron pues “no tuvimos conoci-
miento de esos hechos en esa época”.
Yáñez Arreola informó que el pa-
drón de denuncias por desapariciones
en Coahuila suma actualmente más de
mil 400. En los últimos meses lograron
ubicar a 482 personas, entre ellas algu-
nas levantadas por la delincuencia orga-
nizada. “En ese registro no están inclui-
dos los casos de Nava y Allende”, precisó
el funcionario.
Recientemente cientos de efectivos de
la Armada y del Ejército fueron enviados a
los municipios de la región para reforzar
la vigilancia. La carretera federal 57, que
atraviesa la entidad rumbo a la frontera,
y la autopista que lleva a Piedras Negras,
por ejemplo, hoy son patrulladas por ve-
hículos artillados de la Marina.
Los vehículos militares recorren las ca-
lles de Allende, mientras algunas tanque-
tas resguardan la presidencia municipal.
En los retenes militares se observan sofis-
ticados aparatos de rayos gamma con los
que las tropas escanean todos los vehícu-
los en busca de armas. Se instalaron desde
el municipio de Castaños, que forma parte
de la zona metropolitana de Monclova, y se
extienden a la garita fronteriza ubicada 53
kilómetros al sur de Piedras Negras.
Sin embargo los habitantes de la re-
gión consideran que la ayuda militar lle-
gó demasiado tarde. Lo mismo sucedió en
otras entidades, como Tamaulipas, donde
la barbarie de los sicarios es similar a la de
Los Zetas en Coahuila.
Comenzaron, dicen, en San Fernando
y se extendieron a Ciudad Mier. En ambos
municipios los narcos tomaron los pue-
blos e impusieron su ley. En 2010, durante
varios meses los ciudadanos de Mier vie-
ron a los narcos quemar la comandancia
de la policía y destruir viviendas sin que
nadie los detuviera.
A finales de ese año, cansados del su-
frimiento, tres cuartas parte de Ciudad
Mier, cuya población es de 7 mil personas,
huyeron a Miguel Alemán, la ciudad veci-
na; otros se exiliaron en Estados Unidos.
La historia se repitió en el municipio de
Güémez, ubicado a menos de 20 minutos
de Ciudad Victoria, en julio pasado. Las au-
toridades de Tamaulipas, incluido el gober-
nador Egidio Torre Cantú, tampoco oyeron
los gritos de auxilio de la población.
“Venimos a liberarlos de Los Zetas, no
se preocupen. Ahora van a estar bajo la
protección del Cártel del Golfo”, dijeron a
los habitantes de Güémez unos hombres
armados y encapuchados que llegaron a
la localidad en 20 camionetas la madruga-
da del pasado 10 de julio.
La llegada de los pistoleros de esa or-
ganización criminal desató una serie de
enfrentamientos en el municipio. Tropas
del Ejército recomendaron a los poblado-
res salir del pueblo porque, dijeron “se iba
a poner feo” y ellos no tenían la capacidad
para proteger a toda la región.
Los habitantes de Güémez iniciaron su
éxodo. Hoy, varias comunidades son “pue-
blos fantasmas”.
Y aun cuando los crímenes y matan-
zas de San Fernando y Mier se han docu-
mentado paulatinamente, los afectados
de Allende y Nava se niegan a narrar su
tragedia pese a que ahora los resguardan
militares y marinos.
El miedo los paraliza. En la región no
se permiten cámaras fotográficas ni vi-
deograbadoras, aunque es predecible que
cuando se conozcan más detalles de la
barbarie los agraviados alcen la voz. En-
tonces, dicen algunos de los lugareños, los
gritos retumbarán con más fuerza en las
cabezas de esos gobernantes que se han
negado a escuchar.
LA GUERRA DE CALDERÓN
E
s
p
e
c
i
a
l
F
o
t
o
s
:

E
s
p
e
c
i
a
l
Blindaje a destiempo
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
28

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

JESUSA CERVANTES
L
a voracidad de la trasnacional Walmart
de México es ilimitada. Con el transcurrir
del tiempo surgen nuevos elementos que
prueban la forma en que la compañía se
ha beneficiado económicamente a cos-
ta de las autoridades hacendarias, esta-
tales, municipales e incluso del gobierno del Dis-
trito Federal.
A los señalamientos lanzados por legisladores
estadunidenses contra la empresa e investigacio-
nes periodísticas como la del The New York Times se
suma la evasión de millonarios pagos por impuesto
predial en la Ciudad de México –en 2009 debía 24.1
millones de pesos–, así como el beneficio de diferir
la liquidación de impuestos federales desde 2004,
que van de 4 mil millones a 7 mil millones de pesos,
aun cuando Walmart de México tuvo ganancias su-
periores a 200%.
El pasado 14 de agosto los legisladores demó-
cratas Elijah Cummnigs y Henry Waxman reve-
laron que tenían documentos internos según los
cuales la empresa pudo haber incurrido “no sólo
en sobornos, sino también en conducta financie-
ra cuestionable, incluyendo evasión fiscal y lava-
do de dinero”.
Además, mencionaron el presunto pago de so-
bornos para obtener permisos de construcción de
manera ilegal.
Mediante una carta dirigida al presidente eje-
cutivo de Walmart, Michel Duke, Cummings y
Waxman notificaron: “Hemos obtenido documen-
tos internos de la compañía, incluidos reportes
de auditorías internas (y) de otras fuentes, sugi-
riendo que Walmart de México podría haber teni-
do problemas… no sólo de sobornos, sino también
de ‘conducta financiera cuestionable’, incluyendo
evasión fiscal y lavado de dinero”.
Al siguiente día, la firma respondió con un co-
municado: “Con relación a ciertos reportajes que
han aparecido en Estados Unidos que sugieren
que Walmex pudo haber estado involucrada en ac-
tividades de lavado de dinero y evasión fiscal, Wal-
mart de México y Centroamérica declara que no
tiene conocimiento de que esté siendo investigada
por autoridades mexicanas al respecto…
“Si se iniciara una investigación sobre esta ma-
teria y Walmex fuera notificada, cooperará con las
autoridades, y en la medida en que lo permita la
sobornos y escandalosos
privilegios fiscales
Walmart de México:
28

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
CORRUPCI ÓN

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 29
CORRUPCI ÓN

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 29
legislación vigente habrá de dar a conocer
públicamente dichos hechos”.
Cuatro meses después –el pasado lu-
nes 17– The New York Times documentó so-
bornos por parte de los directivos de la em-
presa para conseguir permisos, licencias
de construcción, así como dictámenes am-
bientales, de impacto urbano y vial.
A partir de documentos confiden-
ciales de Walmart, el diario neoyorquino
identificó 19 tiendas distribuidas en terri-
torio mexicano en las que los ejecutivos
habían recurrido al soborno, entre ellas un
Sam’s Club cercano a la Basílica de Guada-
lupe y un Centro de Distribución de Refri-
gerado al norte del Distrito Federal.
El rotativo relató la forma en que perso-
nal de la empresa aprobó pagos por al me-
nos 221 mil dólares para modificar el uso de
suelo en la zona de Teotihuacán, Estado de
México, con el propósito de obtener la licen-
cia para la construcción de otra sucursal.
La compañía emitió un comunicado el
mismo lunes 17, en el que sostiene que
sus ejecutivos están investigando el ca-
so de Teotihuacán: “El proceso de apertu-
ra de la tienda en San Juan Teotihuacán al
que hace referencia el artículo de The New
York Times forma parte de la investigación
que Wal-Mart Stores, Inc., está realizan-
do con abogados y peritos independientes
desde finales de 2011”.
Lo anterior significa que la informa-
ción manejada por el diario estaduniden-
se fue filtrada desde hace un año.
La empresa siempre ha tenido como
prioridad colaborar en las investigacio-
nes “con este fin –añade el comunicado–.
Mientras las investigaciones sigan su cur-
so, la empresa no hará comentarios sobre
alegatos o acusaciones en específico”.
Y aun cuando los directivos de Wal-
mart aseguran que iniciaron una inves-
tigación interna desde 2011 y que existe
una denuncia en el Congreso estaduni-
dense desde agosto de 2012, en México no
hay ninguna indagatoria relacionada con
el caso de Teotihuacán.
El diputado federal perredista Domiti-
lo Posadas Hernández dice a Proceso que
conseguirá la firma de 60 legisladores del
Estado de México para presentar un pun-
to de acuerdo en la Comisión Permanen-
te para que las autoridades inicien una in-
vestigación al respecto.
Se queja también porque, dice, tan só-
lo la semana pasada el cabildo de Toluca
autorizó la apertura de 40 tiendas Oxxo y
cinco gasolinerías, y porque aún no se tie-
ne información acerca de cuál será el im-
pacto ambiental de ello.
Una clave: diferir impuestos
Este año Walmart de México –que en 1991
se asoció con las empresas de Manuel
Arias y logró la apertura del primer Sam’s
Club en México– contaba ya con 2 mil 927
unidades comerciales, que incluyen 263
bancos, según reportes de la Bolsa Mexi-
cana de Valores.
La clave de su crecimiento está sobre
todo en la habilidad de sus ejecutivos para
diferir el pago de impuestos federales y lo-
cales, así como en reportar miles de millo-
nes como “gastos generales”, que al final
resta de sus utilidades. Así, a la hora de
pagar sus impuestos a nivel federal lo ha-
ce sobre cantidades mínimas, según ex-
plica Marco Fuentes Franco, miembro del
Centro de Estudios del Sector Bancario.
Por ejemplo, indica, de acuerdo con el re-
porte de Walmart al segundo trimestre de
2012, los ejecutivos detallaron como “datos
relevantes” ventas netas por 97 mil millones
de pesos, de los cuales 76 mil millones fue-
ron su costo de venta, por lo que se quedaron
con una utilidad bruta de 21 mil millones.
“Sin embargo –insiste Fuentes Fran-
co–, y aquí está la clave, la empresa repor-
ta un gasto de 15 mil millones en un rubro
que llama ‘gastos generales’. Esa suma se
la restan a los 21 mil millones de utilidad,
restando sólo 6 mil millones de pesos. Y es
con base en esta última cantidad sobre la
que pagan los impuestos a la federación.”
Esos “gastos generales” son escanda-
losos, pues equivalen a 20% de los costos
de venta, dice el analista, quien considera
exagerados dichos montos porque, expli-
ca, en esos rubros entra la renta, aunque
los locales son propios.
“Esos 15 mil millones de pesos no
pueden ser ni el sueldo de los trabajado-
res ni los gastos de operación ni el pago de
renta. Entonces, podría ser que esos gas-
tos generales sean una forma de evadir
impuestos. Corresponde a la Secretaría de
Hacienda exigir una explicación para sa-
ber a qué corresponden”, señala.
Pero eso no es todo. El consorcio Wal-
mart de México ha recurrido desde 2004
a un beneficio fiscal federal, según el cual
una compañía que tiene varias filiales u
otras empresas “consolida” impuestos y
hace sólo un pago.
En este caso, Walmart –que posee 2 mil
927 unidades comerciales, entre ellas Bo-
dega Aurrerá, Walmart Supercenter, Au-
rrerá, Sam’s Club, Superama, Suburbia y
los restaurantes Vip’s, El Portón y Ragazzi–
hace una “consolidación fiscal” y paga im-
puestos de un solo golpe, por lo que no de-
clara por cada una de las tiendas.
Aparte está Banco Walmart, con 263
sucursales, que funciona desde 2007.
Según datos del consorcio reportados
a la BMV, desde 2004 Walmart ha venido
difiriendo el pago de impuestos. Y es que
cuando una firma tiene varias sucursa-
les y las agrupa en una sola, el gobierno le
otorga facilidades para que pague sus im-
puestos “a plazos”.
En septiembre de 2009, cuando el pa-
quete fiscal para 2010 llegó a la Cámara de
Diputados, el diputado federal priista Se-
bastián Lerdo de Tejada, quien hoy está al
frente del ISSSTE, y el entonces titular de
Hacienda, José Antonio Meade, la llama-
da consolidación fiscal le estaba generan-
do pérdidas por 500 mil millones de pesos
al gobierno federal.
Si se toma como base esa suma –500 mil
millones de pesos–, Walmart ha diferido el
La firma trasnacional Walmart ha lucrado durante años al amparo de los
resquicios legales en México, donde ahora cuenta con 2 mil 927 unidades
comerciales y 263 sucursales bancarias. Aun cuando el corporativo se halla
inmerso en el escándalo, sobre todo en los últimos meses a raíz de una serie
de revelaciones de legisladores de Estados Unidos y del diario The New York
Times en relación con pagos de sobornos y evasión de impuestos, sus di-
rectivos en México no se inmutan: saben que las autoridades federales y del
Distrito Federal –a las que adeudan decenas de millones de pesos por la falta
de pago del predial– no las obligan a cumplir con sus compromisos fiscales.
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
30

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

30

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

pago de impuestos desde 2004. De acuer-
do con los reportes presentados por sus
directivos a la BMV, este 2012 tuvo ventas
por 145 mil millones de pesos, pero sólo
entregó al fisco 2 mil 500 millones y pos-
puso el pago de 5 mil millones de pesos.
En 2005, cuando sus ventas fueron
por 165 mil millones de pesos, pagó sólo
3 mil 900 millones y dejó de pagar 4 mil
400 millones; en 2006 Walmart se embol-
só 206 mil millones, liquidó 5 mil millo-
nes en impuestos y difirió la entrega de 6
mil millones; en 2007 sus ganancias fue-
ron de 224 mil millones, pagó 6 mil millo-
nes de impuestos y quedó a deber 5 mil
millones; en 2008 las ventas fueron de
244 mil millones, entregó 5 mil millones
y dejó de pagar 5 mil 500 millones.
En 2009, las ganancias de Walmart de
México se elevaron a 270 mil millones de
pesos, la empresa pagó 6 mil millones a
Hacienda y quedó a deber 5 mil 500 mi-
llones; en 2010 sus ventas fueron de 336
mil millones, pagó 8 mil millones en im-
puestos y dejó de pagar 7 mil millones,
y en 2011 sus ventas ascendieron a 381
mil millones, pagó impuestos por 8 mil
millones y difirió el pago de otros 8 mil
millones.
Puras ganancias
De 2004 a la fecha las ganancias de Wal-
mart son superiores en 200% a los im-
puestos que ha dejado de pagar al go-
bierno federal.
Los legisladores del PRI, quienes en
la anterior legislatura dijeron que revi-
sarían los llamados “regímenes especia-
les” –entre éstos la “consolidación fis-
cal”– para evitar que el gobierno federal
dejara de percibir 500 mil millones de pe-
sos, como sucedió en 2010, no presenta-
ron ninguna fórmula para acabar con el
privilegio de los grandes empresarios en
el reciente paquete fiscal para 2013 re-
cientemente aprobado en la Cámara de
Diputados.
Un dato más: según cifras del Distrito
Federal, se estima una recaudación por
impuesto predial de 7 mil millones de
pesos al año, mientras que en 2011 Wal-
mart dejó de pagar impuestos federales
por una cantidad mayor: 8 mil millones.
Y aunque la empresa creció durante
los dos sexenios panistas, fue a partir de
2004 cuando empezó a repuntar; inclu-
so obtuvo su licencia en 2006 para operar
como banco, esquema que inició opera-
ciones en 2007. Por lo que atañe al go-
bierno del Distrito Federal, la firma tras-
nacional ha obtenido grandes beneficios.
Según datos de la Secretaría de Finan-
zas del Distrito Federal correspondien-
tes a diciembre de 2010, cuatro empresas
Walmart –dos de ellas ubicadas en la de-
legación Venustiano Carranza, una en Co-
yoacán y otra en Benito Juárez– debían el
impuesto predial de 2005 a 2009.
Por ese concepto, en el periodo 2006-
2009 Walmart aeropuerto dejó de pagar 9
millones 856 mil pesos; Walmart Balbue-
na debía 4 millones 24 mil; Walmart Mi-
ramontes, 8 millones 617 mil, del cuar-
to bimestre de 2006 al quinto bimestre
de 2009. Finalmente Walmart Universi-
dad tenía un adeudo de 9 millones 702
mil pesos del segundo bimestre de 2006
al quinto bimestre de 2009.
Es decir, el gobierno del Distrito Fede-
ral le perdonó una deuda de 24 millones
199 mil pesos entre 2005 y 2009.
El 8 de diciembre de 2010, Mario Fuen-
tes Franco, miembro del Centro de Estudios
del Sector Bancario, entregó al entonces je-
fe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo
Ebrard, una carta en la que le reclamaba por
el millonario adeudo de Walmart.
En entrevista con Proceso, Fuentes
Franco sostiene que en 2011 los adeu-
dos de Walmart fueron modificados por
la Secretaría de Finanzas. “Nunca supi-
mos por qué le disminuyeron la millona-
ria deuda”, dice.
Hoy, agrega, al entrar a la página de
la secretaría “uno se da cuenta que los
adeudos de esa empresa están en cero; no
sabemos si se los condonaron o ya pagó”.
Fuentes Franco señala que una de las
herramientas a las que recurren con fre-
cuencia Walmart y otros consorcios es
el diferimiento del pago de impuestos.
Sin embargo, comenta, Walmart no para
ahí; también tiene licencia para el Ban-
co Walmart.
En este caso, explica el entrevistado,
según el informe financiero de ese banco
al cuarto trimestre de 2011 se puede uno
dar cuenta de que “difieren un porcenta-
je mayor en pago de impuestos que lo que
deben pagar a Hacienda en impuestos”.
Y detalla: “El reporte dice que tuvie-
ron ingresos por 264 millones de pesos,
pero declaran como ‘estimación preven-
tiva para riesgos crediticios’ sólo 239 mi-
llones; además, 70 millones son gastos
por intereses”.
Banco Walmart, dice Fuentes Franco,
suma los 70 millones y los 239 millones, lo
que implica una pérdida de 309 millones.
Sin embargo, los 239 millones no deben
quedar registrados como pérdida, pues
sólo es un fondo por si ocurre alguna ca-
tástrofe financiera o si el deudor no pa-
ga. Pero ese es dinero que el banco tiene.
Al final, lo que hacen es restar los 264
millones de sus ganancias a los 309 millo-
nes de pérdidas. Así, en ese trimestre de
2011 tuvieron una pérdida de 45 millones.
“Por lo tanto –dice–, no pagan impues-
tos sobre 264 millones de pesos que tuvie-
ron de ingreso. Con eso evaden al fisco. Y
eso deberán investigarlo las autoridades
hacendarias; no sólo los sobornos”. O
JORGE SÁNCHEZ CORDERO*
E
l pasado lunes 17 The New
York Times publicó un amplio
reportaje sobre los presuntos
actos de corrupción en que
ha incurrido Walmart Méxi-
co, en el cual se revela con
gran detalle una serie de actos vergon-
zosos para este corporativo y para las
autoridades del país, y que entristecen y
abaten a la sociedad mexicana.
Si bien es cierto que en el paisaje na-
cional los actos de corrupción son coti-
dianos –de manera que la investigación
periodística del Times pudiera haber pa-
sado como un episodio, uno más, de es-
te mal que corroe a nuestra sociedad–, el
reportaje cobra una importancia capital
porque hace énfasis en dos eventos de
trascendencia nacional que resultan re-
levantes para nuestra sociedad: la alte-
ración de los entornos de la Basílica de
Nuestra Señora de Guadalupe y de Teo-
tihuacán, dos de los más preciados san-
tuarios culturales mexicanos y sitios de
nuestra memoria colectiva.
Los hechos
En los años setenta el arqueólogo esta-
F
r
a
n
c
i
s
c
o

D
a
n
i
e
l
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
CORRUPCI ÓN

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 31
dunidense René Millon, de la Universidad de Rochester, tra-
zó el plano de la zona arqueológica de Teotihuacán y más
adelante, el 30 de agosto de 1988, fue publicado en el Dia-
rio Oficial de la Federación el decreto que declara al sitio co-
mo Zona de Monumentos Arqueológicos; el artículo segun-
do de la declaratoria dispone que la zona se dividiría en tres
áreas de preservación. Para los efectos de este análisis re-
sulta relevante el Área de Protección General, conocida co-
mo Perímetro C.
En lo que concierne a esta última el decreto prevé la rea-
lización de construcciones siempre que no atenten contra
la preservación e integridad de los monumentos arqueo-
lógicos y se ajusten a las disposiciones establecidas en los
planes o programas de centros de población aplicables a los
municipios de Teotihuacán y San Martín de las Pirámides.
En todo caso, concluye el decreto, las obras se ajustarán a
las disposiciones legales y reglamentarias vigentes.
No debe escapar a nuestro ánimo que el Estado mexica-
no forma parte de la Convención de la UNESCO de 1972 para
la protección del patrimonio mundial, cultural y natural y que
la zona de Teotihuacán fue inscrita en la lista correspondiente
mediante una resolución adoptada por la Asamblea del Comi-
té del Patrimonio Mundial el 11 de diciembre de 1987.
En marzo de 2004 Arrendadora y Centros Comerciales, S.A.
de R.L. de C.V. solicitó al Centro INAH de la entidad autorización
para construir una tienda de autoservicio en el predio ubicado
en la calle Cruz de la Misión sin número, del Fraccionamiento
La Parroquia, también conocido como Calle de la Cruz número
8, Barrio de la Purificación, localizado precisamente en el Perí-
metro C. Esta autorización le fue concedida el 19 de mayo del
mismo año, con las restricciones que obran en el oficio respec-
tivo, es decir, tres meses después de la solicitud.
Concomitantemente el cabildo del ayuntamiento de
Teotihuacán, Estado de México, aprobó por unanimidad y
en forma “económica” el proyecto de la tienda, aunque es-
to se hizo sin contar con solicitud formal alguna; la satis-
facción de este requisito fue desestimada en atención a que
“posteriormente el peticionario hiciera (sic) llegar el docu-
mento a la oficialía de partes de la Presidencia municipal, a
lo que el H. Cuerpo Edilicio no puso objeción alguna”.
En la sesión de cabildo la Dirección de Desarrollo Urbano
dio seguridades de que iba a darse cumplimiento a los requi-
sitos que al efecto prevé el Código Administrativo del Estado
de México y el Bando Municipal para la expedición de la li-
cencia de construcción, y de que se solicitaría el dictamen de
impacto regional y licencia de uso del suelo respectivos. Sin
embargo, para el cabildo esto tampoco significó un proble-
ma, pues expresó que “la calidad de la empresa no se pone
en duda y que cumplirá con los trámites que tenga que ha-
cer”. Finalmente la Dirección de Desarrollo Urbano expresó
que se tenía el visto bueno del Instituto Nacional de Antro-
pología e Historia (INAH), junto con otros permisos.
A solicitud de la comunidad, Icomos Mexicano A.C. (In-
ternational Council of Museums and Sites), en calidad de con-
sultor de la UNESCO, con fecha 9 de septiembre de 2004, rin-
dió su dictamen, en el que asienta que la construcción de la
tienda cumplía con los requisitos marcados por la declara-
toria de la Zona Arqueológica de Teotihuacán y formuló al-
Agravio
cultural
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
32

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

gunas consideraciones. En relación con la licencia de cons-
trucción requerida expresó que, conforme a la información
proporcionada por el propio INAH, el municipio de Teoti-
huacán había expedido dicha licencia sin contar con la pre-
via autorización del instituto.
A esos eventos le sucedieron otros más: El 19 de octubre
de 2004 la fracción perredista de la LIX Legislatura del Con-
greso de la Unión presentó un punto de acuerdo para que
se suspendieran las obras de construcción de la tienda, el
cual fue turnado a la Comisión de Educación Pública y Ser-
vicios Educativos, y aún se está a la espera del dictamen co-
rrespondiente.
Con anterioridad, el 11 de octubre del mismo año, el Tri-
bunal de lo Contencioso Administrativo del Estado de Méxi-
co aceptó la denuncia administrativa (expediente 925/2004)
interpuesta por el Frente Cívico en Defensa del Valle de Teo-
tihuacán y ordenó al presidente municipal, Guillermo Rodrí-
guez Céspedes, entregar originales y copias certificadas de
todos los documentos que fueron presentados para la cons-
trucción de la tienda en el Perímetro C de la zona arqueológi-
ca. El requirente, sin embargo, carecía de legitimidad procesal
para demandar la revocación de la licencia deconstrucción.
Los diputados locales, por su parte, solicitaron la inter-
vención de la Contraloría de la Legislatura del estado pa-
ra que abriera una investigación sobre la autorización de
la tienda.
La legalidad
De la narración farragosa de estos hechos se pueden ob-
tener los siguientes elementos de convicción:
En primer término, resulta insólito que el cabildo del ayun-
tamiento de Teotihuacán haya aprobado un proyecto sin
haberlo tenido a la vista, sin que mediara petición alguna
de parte interesada, con el único sustento de una presun-
ta acreditada solvencia. No existe ninguna disposición que
fundamente tal desatino.
Por lo demás, resulta evidente que el ayuntamiento in-
cumplió las disposiciones del Código Administrativo del Es-
tado de México, que en su artículo 5.59 fracción III ordena
que “para toda obra nueva en la entidad se requerirá de la li-
cencia de uso del suelo que se sujetará entre otros a los dic-
támenes en materia de conservación del patrimonio histó-
rico, artístico y cultural entre otros”.
El código dispone que una vez expedida la licencia de
uso de suelo conforme a la legislación mexiquense, se debe
gestionar ante la autoridad municipal la licencia de cons-
trucción, y junto con ésta tienen que anexarse los dictáme-
nes técnicos previos, específicamente los que se señalen en
la licencia de uso de suelo. Más aún, el artículo 83 del ban-
do municipal del ayuntamiento de Teotihuacán de febre-
ro de 2004 obliga a que toda licencia de construcción satis-
faga los requisitos del Código Administrativo del Estado de
México. En el caso que nos ocupa, la ligereza en la conduc-
ción de los asuntos municipales por parte de la presidencia
municipal y de su cabildo es jurídicamente reprobable y so-
cialmente inaceptable.
En lo que concierne al Centro INAH del Estado de Méxi-
co su actuación no es menos cuestionable. Resulta sorpren-
dente que la autorización que emitió haya carecido de toda
motivación y fundamentación.
El grave problema parte evidentemente de la falta de
yuxtaposición entre el trazo del plano y la delimitación del
área de protección, por una parte, y el trazo del plano del Es-
tado de México, por la otra. Si bien es cierto que la aproba-
ción del plan estatal de desarrollo urbano es competencia
de la entidad, no menos cierto es que se trata de una zona
arqueológica, sometida por tanto a la autoridad del INAH,
instancia a la cual sí le asiste legitimidad procesal activa
para controvertirlo en la jurisdicción en caso de discrepan-
cia, lo que no sucedió.
Lo más delicado es que hasta agosto de 2004, y ya du-
rante el proceso de la obra en el área del estacionamiento, se
identificó un basamento precolombino; se habló incluso
de la presencia ahí de urnas funerarias. Es necesario dejar
asentado –lo que no pasa desapercibido para el INAH–, que
existe una diferencia de principio entre la construcción de
una tienda y las más elementales técnicas de prospección y
excavación de la arqueología moderna. Es todo un despro-
pósito, para decir lo menos, que el INAH haya permitido la
ejecución de una construcción que transgrede su normati-
va interna en materia de prospección y excavación arqueo-
lógicas. El estacionamiento es hoy un hecho consumado.
Las versiones del INAH incluso difieren entre sí. En la
autorización de la licencia de obra (401-725-2/103P/04) se
consigna que “cuando se realicen las excavaciones, (se) de-
berá contar con la presencia de un arqueólogo, en la espe-
cie lo fue el C. M. en Arq. Carlos Madrigal Bueno, para que
se realice el rescate de los materiales arqueológicos que pu-
diere encontrarse”. Cuatro meses más tarde (boletín núme-
ro 554 del 3 de septiembre de 2004) se declaró que de acuer-
do con estudios que datan de 1984, no se habían encontrado
vestigios prehispánicos.
Resulta todo un reto imaginar cómo es que quien tiene
la guarda y custodia del patrimonio cultural mexicano emi-
te en tan sólo tres meses la autorización para construir una
Permiso oficial. Proyecto cuestionado
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
CORRUPCI ÓN

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 33
tienda en el área de protección. En este documento se con-
signa que pudiera haber arquitectura prehispánica, para –
tres meses después– constatar que siempre sí había un ba-
samento prehispánico, y un mes después sostener que la
referida autorización se basaba en estudios que databan de
hacía 20 años y según los cuales no había restos prehispá-
nicos. ¡Todo un galimatías!
Debemos partir aquí de la convicción de que no escapa
al ánimo de INAH que al ser parte el Estado mexicano de la
Convención de la UNESCO de 1972 ello le genera obligacio-
nes internacionales y que es la zona arqueológica la que está
inscrita como patrimonio cultural de la humanidad. Así, el
Estado mexicano está obligado a determinar el régimen ju-
rídico de la zona, sus significados culturales y su protección
permanente. Al haber sido inscrita en la lista del patrimo-
nio cultural mundial, el Estado tiene la obligación de prote-
ger los intereses de la humanidad y de la comunidad inter-
nacional en su conjunto.
La crónica
La sociedad mexicana no se debe llamar ahora a sorpresa.
Las noticias respecto del acoso a nuestro patrimonio cul-
tural nos han venido con gran frecuencia del extranjero y
por extranjeros. Un simple recuento de algunos hechos así
lo demuestra.
A finales del siglo XIX Edward Herbert Thompson fue
nombrado cónsul de Estados Unidos en Progreso, Yucatán,
atendiendo a una recomendación hecha por la sociedad es-
tadunidense de anticuarios y el Museo Peabody de Harvard.
Thompson adquirió en 75 dólares la Hacienda de Chichón
que colindaba con la ciudad maya de Chichen-Itzá y se ad-
judicó como propietario el Cenote Sagrado.
La adquisición de esta propiedad debe ser atribuida no
tanto al interés científico en torno a las leyendas mayas so-
bre la práctica de sacrificios humanos en honor del dios de
la lluvia Chaac, sino a la existencia de tesoros en el lugar.
Thompson fue el primero en dragar el Cenote Sagrado, en
donde conforme a la tradición eran sacrificadas vírgenes
mayas para obtener una buena temporada de lluvias. Du-
rante cinco años este diplomático estadunidense sustrajo
miles de piezas de jade, oro, cobre y obsidiana, masas de co-
pal, esqueletos y trozos de textiles. Además excavó el tem-
plo de El Osario y saqueó tumbas.
Este saqueo explica el hecho de que una gran colección
de bienes culturales precolombinos, fundamentalmente
mayas, se exhiban en el Museo Peabody de la Universidad de
Harvard y en el Museo Field de Historia Natural de Chicago.
Thompson tuvo una debilidad: conoció a Alma Reed en
la época en que ella trabajaba como corresponsal de The
New York Times en México, y le narró su odisea. La periodis-
ta, en una serie de artículos publicados en el New York Ti-
mes Magazine, no dudó en delatarlo. Se desató el escándalo.
Thompson fue procesado por robo y sustracción de objetos
arqueológicos del Estado mexicano. Sin embargo, jamás se
le arrestó, lo que es usual en nuestro medio, y siempre go-
zó de plena libertad.
En la década de los sesenta Clemency Coggings, una
prestigiada historiadora de arte especialista de la cultura
precolombina, publicó en Estados Unidos un artículo muy
crítico sobre el tráfico ilícito que se perpetraba en la época.
Cito en lo sustantivo sus reflexiones: “La última década ha
sido testigo de un aumento notable y sistemático del robo,
de la mutilación y de la exportación ilícita de monumentos
mexicanos y guatemaltecos con la finalidad de satisfacer
el apetito del mercado internacional del arte. América La-
tina no había sido objeto de un pillaje tan devastador des-
de el siglo XVI”.
El artículo también daba cuenta de la mutilación de
los templos mayas mediante la cercenadura de las este-
las a efecto de facilitar su transportación. Coggins no se
limitó a describir los actos de pillaje, sino que se esmeró
en seguirles el curso y denunció a sus beneficiarios, entre
ellos museos tan prestigiados como el de Arte de Cleve-
land, el de Arte de Houston, el de Arte Primitivo Rockefe-
ller de Nueva York, el de Arte de la Ciudad de Saint Louis y
el Instituto de Arte de Minneapolis.
Este pillaje fue tan escandaloso y las estelas mayas re-
movidas tan valiosas que se llegó a afirmar que para el es-
pecialista de la cultura precolombina las adquisiciones de
esas piezas por los museos equivalían a la compra del arco
de Tito en Roma.
La rapacidad llegó a tales extremos que generó un movi-
miento internacional, integrado por arqueólogos y etnógrafos,
que exigían medidas para impedir la arqueología clandesti-
na. Sólo así llegó a reaccionar entonces el gobierno de México.
Epílogo
La erupción de este escándalo desatado a escala interna-
cional por las recientes revelaciones del New York Times en
relación con los presuntos actos de corrupción de la ca-
dena Walmart en diversas partes del mundo obligó a este
corporativo en México a expresar su disposición de cola-
borar con las autoridades del país para el esclarecimien-
to de estos hechos bochornosos que, de acreditarse ante
las instancias correspondientes, suponen prácticas de co-
rrupción prohibidas por la legislación estadunidense y …
por la mexicana.
Esta declaración resulta inapropiada e insuficiente.
Walmart de México, una sociedad constituida conforme a
las leyes mexicanas, tiene la obligación no solamente de
ajustarse estrictamente a lo que mandata nuestra Consti-
tución y las leyes que de ella emanen, sino a los valores y
a los principios que animan nuestro sistema jurídico. A es-
tos principios y valores y formadores del sistema jurídico le
debe lealtad y fidelidad. Walmart de México está sujeto a la
potestad del Estado mexicano, aun cuando algunas autori-
dades le hayan hecho pensar lo contrario.
Para las autoridades mexicanas, la conducción de este
caso ya escapó de su ámbito y de sus usuales controles po-
líticos y mediáticos; el veredicto de las investigaciones que
se siguen en los Estados Unidos resulta para ellas altamen-
te impredecible.
En el Plan Municipal del Ayuntamiento de Teotihuacán,
punto de entrada de la zona arqueológica, se asienta que la
arquitectura del lugar carece de homogeneidad, presenta
una imagen urbana deteriorada y anárquica y registra una
pérdida de su imagen tradicional. La zona paulatinamen-
te pierde su identidad. El pueblo de Teotihuacán asocia su
suerte a este destino.
El gran agravio es para la sociedad mexicana, que, iner-
me y al margen de cualquier disquisición jurídica, ve alte-
rado el entorno de estos sitios que fundamentan sus para-
digmas de memoria. Ahora, un intruso ha irrumpido con
estrépito en estas construcciones sociales mexicanas, lo
que fatalmente nos obliga a incorporarlo en nuestra con-
ciencia del tiempo (Lazzaroti).
*Doctor en derecho por la Universidad Panthéon-Assas.
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
34

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

NOÉ ZAVALETA
C
OATZACOALCOS, VER.- En Coatza-
coalcos, el segundo municipio
con más presupuesto de Vera-
cruz y donde está uno de los
puertos más importantes del
sureste mexicano, las obras pú-
R
u
b
é
n

E
s
p
i
n
o
s
a
Dos obras inconclusas tienen entrampado al gobierno mu-
nicipal de Coatzacoalcos. Una es un Cristo monumental que
está deshaciéndose por la corrosión; la otra es el túnel su-
mergido que, luego de ocho años de retrasos y accidentes
mortales, sigue en construcción. Los habitantes del muni-
cipio están enojados porque las dos obras dieron al traste
con la actividad de la zona comercial del puerto y sobre todo
porque el manejo de los recursos, como lo detectó la Au-
ditoría Superior de la Federación, ha sido muy irregular. El
monumento religioso –que se planeó para ser un atractivo
turístico– sólo ha traído calamidades al municipio.
blicas del estado, de la federación y de la
alcaldía no “van hacia adelante” –como
reza el eslogan del gobierno del priista Ja-
vier Duarte– y sólo han traído perjuicios a
la población.
Un inconcluso Cristo monumental en
la localidad de Villa Allende –intento de
réplica del de Corcovado en Río de Janei-
ro– y el túnel sumergido de Coatzacoalcos
son obras que tienen el signo del llamado
Grupo Coatza del PRI veracruzano.
Las principales cabezas de este gru-
po son Marcelo Montiel Montiel, dos veces
presidente municipal de Coatzacoalcos y
hoy encargado del programa Adelante y
secretario estatal de Desarrollo Social; Joa-
El Cristo de las
calamidades
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
ESTADOS / VERACRUZ

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 35
dos en la segunda no se han podido preci-
sar pues en la Dirección de Obras Públicas
y Desarrollo Urbano de Coatzacoalcos ha
habido tres cambios de titular y nadie se
hace responsable de dar esa información.
Y según el alcalde Theurel se necesitarían
otros 8 millones de pesos si se pretendiera
concluir el monumento.
Pero la falta de un estudio de mecáni-
ca de suelo y la improvisación en su pla-
neación hicieron que la obra no se acabara,
resume el exregidor panista de Coatza-
coalcos, Claudio Cahuich, quien responsa-
biliza de esos yerros al entonces director
de Obras Públicas, Joaquín Caballero Rosi-
ñol, hoy aspirante a la presidencia munici-
pal de este ayuntamiento.
El proyecto fue abandonado hace dos
años y ni siquiera se empezó la construc-
ción de un “cilindro de concreto y acero”
que sostendría al Cristo.
“Falta por construir el cilindro que se-
rá el manto del Cristo, por ello sólo esta-
mos trabajando en el tallado de cabeza
y torso”, dijo en enero de 2011 el enton-
ces director de Obras Públicas y Desarro-
llo Urbano de Coatzacoalcos, Agustín Za-
mudio Ruiz, quien incluso prometió que el
monumento quedaría concluido en julio
de ese año; 18 meses después sigue aban-
donado y el funcionario municipal ya fue
despedido.
Cahuich, regidor en la administración
de Marcelo Montiel, dice que la falta de
planeación y de un recurso etiquetado dio
al traste con esta obra; el proyecto original
situaba la base a un lado de la franja cos-
tera, pero el fuerte oleaje que golpeaba la
cimentación obligó a cambiar de lugar so-
bre la marcha.
Esto hizo que la introducción de pilo-
tes causara fisuras en las paredes de las vi-
viendas contiguas: “La culpa fue de la im-
provisación. Nunca hicieron el estudio de
la mecánica de suelo. Cuando empezaron
a construir se presentaron hundimientos,
tuvieron que reforzar con pilotes, pero no
repararon en que habría daños a las casas
aledañas”, remata Cahuich.
Sueños cariocas
En Coatzacoalcos la clase política y los
empresarios hablan de la vida de lujos
de Montiel Montiel. Se compró un rancho
agrícola y ganadero cerca de Curitiba, Bra-
sil, que él mismo presume entre sus alle-
gados; esa información ha sido filtrada a
la prensa local y retomada por diversos
columnistas de Veracruz.
Por sus constantes visitas a Brasil, a
Montiel se le ocurrió hacer una réplica del
Cristo de Corcovado en Coatzacoalcos: “Y
ahí está lo que construyeron: uno de tama-
ño ridículamente menor que el del origi-
nal... y hueco; resultó ser una estatua cha-
fa y como obra pública resultó un fraude,
quedó inconclusa y, hasta donde ha tras-
cendido, hubo desvío de recursos”, señala
el periodista Vicente Martínez Blanco.
Pero además de que el Cristo monu-
mental no se concluyó, tampoco se ela-
boró un proyecto de infraestructura para
la congregación de Allende, que no tie-
ne zona comercial y en cuyos accesos ca-
rreteros hay varias calles sin pavimentar.
“Es una lástima, fue dinero tirado a la ba-
sura, con tanta necesidad que hay”, co-
menta Fermín, uno de los pescadores de
la zona.
La estructura de acero de 12 niveles
está inconclusa y por la falta de mante-
nimiento se aprecian piezas ya oxidadas
y dañadas por la corrosión. Las manos del
Cristo ya tienen laceraciones y hay perfo-
raciones de salitre en sus acabados.
quín Caballero Rosiñol, exdirector de Obras
Públicas de este ayuntamiento y ahora
dipu tado federal, y Marcos Theurel Cotero,
actual alcalde y exsecretario de Comunica-
ciones en el gobierno de Fidel Herrera.
El Cristo y el túnel sumergido, obras
que se emprendieron en Coatzacoalcos,
implicaron partidas millonarias, pero al
cabo de varios años siguen inacabadas,
ante la irritación de la gente, las críticas
de políticos de la oposición y las severas
afectaciones al sector comercial.
En Villa Allende, población ribereña a
la que se llega en lancha o panga, está el
Cristo monumental inconcluso, cuya es-
tructura ya está deteriorada por la corro-
sión y el abandono.
La inversión de la primera etapa fue de
5 millones de pesos. Los recursos eroga-
R
u
b
é
n

E
s
p
i
n
o
s
a
dos en la segunda no se han podido preci-
sar pues en la Dirección de Obras Públicas
y Desarrollo Urbano de Coatzacoalcos ha
habido tres cambios de titular y nadie se
hace responsable de dar esa información.
Y según el alcalde Theurel se necesitarían
otros 8 millones de pesos si se pretendiera
concluir el monumento.
Pero la falta de un estudio de mecáni-
ca de suelo y la improvisación en su pla-
neación hicieron que la obra no se acabara,
resume el exregidor panista de Coatza-
coalcos, Claudio Cahuich, quien responsa-
biliza de esos yerros al entonces director
de Obras Públicas, Joaquín Caballero Rosi-
ñol, hoy aspirante a la presidencia munici-
pal de este ayuntamiento.
El proyecto fue abandonado hace dos
años y ni siquiera se empezó la construc-
ción de un “cilindro de concreto y acero”
que sostendría al Cristo.
“Falta por construir el cilindro que se-
rá el manto del Cristo, por ello sólo esta-
mos trabajando en el tallado de cabeza
y torso”, dijo en enero de 2011 el enton-
ces director de Obras Públicas y Desarro-
llo Urbano de Coatzacoalcos, Agustín Za-
mudio Ruiz, quien incluso prometió que el
monumento quedaría concluido en julio
de ese año; 18 meses después sigue aban-
donado y el funcionario municipal ya fue
despedido.
Cahuich, regidor en la administración
de Marcelo Montiel, dice que la falta de
planeación y de un recurso etiquetado dio
al traste con esta obra; el proyecto original
situaba la base a un lado de la franja cos-
tera, pero el fuerte oleaje que golpeaba la
cimentación obligó a cambiar de lugar so-
bre la marcha.
Esto hizo que la introducción de pilo-
tes causara fisuras en las paredes de las vi-
viendas contiguas: “La culpa fue de la im-
provisación. Nunca hicieron el estudio de
la mecánica de suelo. Cuando empezaron
a construir se presentaron hundimientos,
tuvieron que reforzar con pilotes, pero no
repararon en que habría daños a las casas
aledañas”, remata Cahuich.
Sueños cariocas
En Coatzacoalcos la clase política y los
empresarios hablan de la vida de lujos
de Montiel Montiel. Se compró un rancho
agrícola y ganadero cerca de Curitiba, Bra-
sil, que él mismo presume entre sus alle-
gados; esa información ha sido filtrada a
la prensa local y retomada por diversos
columnistas de Veracruz.
Por sus constantes visitas a Brasil, a
Montiel se le ocurrió hacer una réplica del
Cristo de Corcovado en Coatzacoalcos: “Y
ahí está lo que construyeron: uno de tama-
ño ridículamente menor que el del origi-
nal... y hueco; resultó ser una estatua cha-
fa y como obra pública resultó un fraude,
quedó inconclusa y, hasta donde ha tras-
cendido, hubo desvío de recursos”, señala
el periodista Vicente Martínez Blanco.
Pero además de que el Cristo monu-
mental no se concluyó, tampoco se ela-
boró un proyecto de infraestructura para
la congregación de Allende, que no tie-
ne zona comercial y en cuyos accesos ca-
rreteros hay varias calles sin pavimentar.
“Es una lástima, fue dinero tirado a la ba-
sura, con tanta necesidad que hay”, co-
menta Fermín, uno de los pescadores de
la zona.
La estructura de acero de 12 niveles
está inconclusa y por la falta de mante-
nimiento se aprecian piezas ya oxidadas
y dañadas por la corrosión. Las manos del
Cristo ya tienen laceraciones y hay perfo-
raciones de salitre en sus acabados.
quín Caballero Rosiñol, exdirector de Obras
Públicas de este ayuntamiento y ahora
dipu tado federal, y Marcos Theurel Cotero,
actual alcalde y exsecretario de Comunica-
ciones en el gobierno de Fidel Herrera.
El Cristo y el túnel sumergido, obras
que se emprendieron en Coatzacoalcos,
implicaron partidas millonarias, pero al
cabo de varios años siguen inacabadas,
ante la irritación de la gente, las críticas
de políticos de la oposición y las severas
afectaciones al sector comercial.
En Villa Allende, población ribereña a
la que se llega en lancha o panga, está el
Cristo monumental inconcluso, cuya es-
tructura ya está deteriorada por la corro-
sión y el abandono.
La inversión de la primera etapa fue de
5 millones de pesos. Los recursos eroga-
R
u
b
é
n

E
s
p
i
n
o
s
a
Cabeza derribada. Dispendio y abandono
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
36

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

R
u
b
é
n

E
s
p
i
n
o
s
a
La cabeza del Cristo tiene un enorme
agujero y hay rayaduras en la parte baja;
la muestra real del desinterés de las auto-
ridades es que la cabeza está tirada en un
pastizal, zona de tránsito de perros calle-
jeros y área donde los pescadores descan-
san y toman cerveza.
Los deterioros del Cristo son justifica-
dos por Theurel Cotero, quien asegura que
Coatzacoalcos es el segundo lugar más co-
rrosivo del mundo, por encontrarse frente
al mar, por el complejo petroquímico de la
zona y por la alta salinidad.
“Si lo continuamos así como está, esa
estatua no aguantaría ni 10 años”, pun-
tualiza Theurel en entrevista. Agrega que
es un tema “complejo” y “delicado” pues
no hay recursos para la obra y su cancela-
ción definitiva podría malinterpretarse en
el ámbito político.
“Estoy a favor de que se haga. Ya es-
tán los cimientos y la base, y fue un com-
promiso ciudadano; soy católico y veo una
imagen positiva en el Cristo monumental
de Villa Allende; además sería un atracti-
vo turístico y a nivel local daría identidad
a sus pobladores. Sin embargo no lo po-
demos construir con recursos federales
y tampoco del ramo 33; de un Fondo Me-
tropolitano podría ser, aunque habría que
hacerlo de nuevo”, resume Theurel.
Theurel insiste en que un “santo pa-
trono” daría identidad a los habitantes de
Coatzacoalcos y en que hay un proyecto
conjunto con organizaciones civiles, con el
visto bueno de los católicos del puerto; só-
lo faltaría un acuerdo de cabildo y la auto-
rización del Congreso local para cambiar el
nombre del municipio a Coatzacoalcos del
Espíritu Santo o Coatzacoalcos Villa del Es-
píritu Santo, en aras de darle identidad a
los pobladores, como sucede con la Virgen
de la Candelaria en Tlacotalpan, el Cris-
to Negro en Otatitlán o la Virgen de María
Magdalena en Xico.
El túnel de la muerte
El pasado 14 de septiembre, brigadas de
auxilio de la Secretaría de Marina, de Pe-
mex y de la Secretaría de Protección Civil
rescataron el cuerpo del capitán Miguel
Carrasco Holguín, uno de los dos hombres
que murieron en los trabajos de inmersión
de uno de los remolcadores del túnel su-
mergido, obra magna del gobierno de Ve-
racruz, la federación, la empresa Cotuco y
la española FCC Construcción, que a ocho
años de iniciada no ha sido concluida.
Pese a que en un comunicado conjun-
to la empresa Cotuco y el gobierno de Ve-
racruz señalaron que el “accidente” fue
ajeno a una responsabilidad de la empre-
sa o de la Secretaría de Comunicaciones
y Transportes (SCT) –encargada de super-
visar la obra–, reporteros del sur de Vera-
cruz afirman que la presión del gobierno
de Duarte, de la empresa española y de la
SCT para entregar a tiempo el túnel –que
lleva 80% de avance– obligó a los trabaja-
dores a realizar de manera apresurada los
trabajos de inmersión, pese a que la co-
rriente del río era muy fuerte en esos días.
Incluso empleados de la capitanía del
puerto aseguraron que la corriente del río
y las condiciones climatológicas no eran
las más adecuadas y se lo hicieron saber
a Cotuco.
Aunado al accidente, empleados que
trabajan en el túnel sumergido –obra hoy
semidetenida por la falta de materiales–
detallan que ha habido otros momentos
críticos.
Por la urgencia del trabajo, cuando flu-
yen los recursos se han originado “verda-
deros momentos de caos”. Este año, por
una excavación mal hecha se filtró agua al
túnel, por lo que varios obreros estuvieron
a punto de ahogarse.
El proyecto del túnel comenzó el 22
septiembre de 2004 con la firma del títu-
lo de concesión entre el gobierno de Ve-
racruz y la Concesionaria Túnel de Coat-
zacoalcos, S.A. de C.V. (Cotuco), operada
mayoritariamente por la española FCC
Construcción, una de las más favoreci-
das con contratos en el sexenio de Feli-
pe Calderón.
Aunque la firma del convenio se hi-
zo aún con Miguel Alemán Velasco como
gobernador, no fue sino hasta el sexenio
de Fidel Herrera cuando comenzó la cons-
trucción y con ello las afectaciones, que
incluso llevaron a la suspensión de traba-
jos, que fueron reanudados en 2011 por
instrucciones de Duarte.
El proyecto original preveía que ter-
minaría de construirse en noviembre de
2010, para inaugurarse un mes antes de
que Herrera acabara su sexenio y Theurel
–a quien la Auditoría Superior de la Fede-
ración (ASF) le hizo varias observaciones
sobre dicho proyecto– ocupara la alcaldía
de Coatzacoalcos.
Según la auditoría 09-A-30000-04-0548
de la ASF, hecha en 2009, se reportaron se-
veras irregularidades por parte de las auto-
ridades locales y federales, así como de la
empresa que lleva a cabo la obra, cuyo cos-
to inicial era de 2 mil 100 millones de pesos
y que ahora, hasta noviembre de 2012, ron-
da los 3 mil 600 millones, según Luis Rafael
Anaya, director general de Inversión Públi-
ca de la Tesorería de Veracruz.
El secretario de Comunicaciones, Raúl
Zarrabal Ferat, admitió que el costo podría
incrementarse y dijo que por las condicio-
nes climatológicas y por el accidente de
septiembre era mejor suspender el traba-
jo hasta el año entrante, “para evitar más
riesgos”.
La ASF emitió un “dictamen negativo”
pues acotó que el gobierno de Veracruz
incumplió las disposiciones normativas
aplicables a la planeación, programación,
presupuestación, licitación, contratación,
ejecución y pago de la obra.
R
u
b
é
n

E
s
p
i
n
o
s
a
Theurel. Justificaciones
Túnel a medias. Ocho años detenido
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
ESTADOS / VERACRUZ

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 37
En la revisión de la auditoría 2010 las
observaciones e inconsistencias tam-
bién fueron considerables, pues en am-
bas hay irregularidades que se aproxi-
man a los 400 millones de pesos.
Un empresario constructor, quien
pide el anonimato, afirma que el costo
de más de mil millones de pesos de la
construcción del túnel sumergido y el
“desfalco” de 400 millones de pesos de-
tectados por la ASF se deben a que los
gobiernos de Herrera y de Duarte se tar-
daron en hacer el proyecto y aplicar los
recursos.
Las responsabilidades directas re-
caerían en los últimos tres titulares de la
Secretaría de Comunicaciones: Theurel,
Zarrabal –aspirante a la alcaldía de Boca
del Río– y José Guillermo Herrera Men-
doza, exdirigente estatal de Convergen-
cia y actual subsecretario de Turismo,
quien fue titular de Comunicaciones en
el gobierno de Herrera.
La ASF observó que en la construc-
ción del túnel sumergido de Coatzacoal-
cos no se cumplió con los parámetros
mínimos de calidad de los materiales y
procedimientos de construcción. La au-
ditoría agregó que se hicieron “pagos im-
procedentes” de 22 millones 90 mil 600
pesos por el acero de refuerzo, y de 42 mi-
llones 467 mil 600 pesos “por concreto”.
Ante ese cúmulo de irregularidades
Theurel sólo dice que es una obra “muy
compleja” y “única en Latinoamérica”, y
agrega que por las inconsistencias e irre-
gularidades fue citado “infinidad de ve-
ces” y nunca se hizo acreedor a una mul-
ta o sanción.
“El túnel sumergido, con la inver-
sión española y con la participación de
los tres niveles de gobierno, es una obra
multiauditada; en el tiempo que yo fui
titular de Secom se me hicieron múlti-
ples observaciones, pero todas las sol-
venté hasta febrero de 2010, que fue
cuando me separé del cargo para buscar
la alcaldía; a partir de ahí ya no respon-
do”, señala.
En referencia al retraso y a las múlti-
ples quejas que hay por las afectaciones
al mercado 12 de Noviembre, que con la
construcción del túnel vio morir su ac-
tividad económica, así como los res-
taurantes y las marisquerías de la ave-
nida General Anaya, el alcalde apunta:
“Cuando construyes un túnel o un puen-
te sabes cuándo lo inicias, pero no cuán-
do lo terminas; es una obra muy compli-
cada y de alto riesgo, que hoy ya tiene un
avance de 80%”.
En la danza de dinero del túnel, el go-
bierno de Veracruz tuvo que devolver el
año pasado 395 millones 842 mil 700 pe-
sos a la tesorería federal por los hoyos fi-
nancieros detectados por la ASF. O
En la revisión de la auditoría 2010 las
observaciones e inconsistencias tam-
bién fueron considerables, pues en am-
bas hay irregularidades que se aproxi-
man a los 400 millones de pesos.
Un empresario constructor, quien
pide el anonimato, afirma que el costo
de más de mil millones de pesos de la
construcción del túnel sumergido y el
“desfalco” de 400 millones de pesos de-
tectados por la ASF se deben a que los
gobiernos de Herrera y de Duarte se tar-
daron en hacer el proyecto y aplicar los
recursos.
Las responsabilidades directas re-
caerían en los últimos tres titulares de la
Secretaría de Comunicaciones: Theurel,
Zarrabal –aspirante a la alcaldía de Boca
del Río– y José Guillermo Herrera Men-
doza, exdirigente estatal de Convergen-
cia y actual subsecretario de Turismo,
quien fue titular de Comunicaciones en
el gobierno de Herrera.
La ASF observó que en la construc-
ción del túnel sumergido de Coatzacoal-
cos no se cumplió con los parámetros
mínimos de calidad de los materiales y
procedimientos de construcción. La au-
ditoría agregó que se hicieron “pagos im-
procedentes” de 22 millones 90 mil 600
pesos por el acero de refuerzo, y de 42 mi-
llones 467 mil 600 pesos “por concreto”.
Ante ese cúmulo de irregularidades
Theurel sólo dice que es una obra “muy
compleja” y “única en Latinoamérica”, y
agrega que por las inconsistencias e irre-
gularidades fue citado “infinidad de ve-
ces” y nunca se hizo acreedor a una mul-
ta o sanción.
“El túnel sumergido, con la inver-
sión española y con la participación de
los tres niveles de gobierno, es una obra
multiauditada; en el tiempo que yo fui
titular de Secom se me hicieron múlti-
ples observaciones, pero todas las sol-
venté hasta febrero de 2010, que fue
cuando me separé del cargo para buscar
la alcaldía; a partir de ahí ya no respon-
do”, señala.
En referencia al retraso y a las múlti-
ples quejas que hay por las afectaciones
al mercado 12 de Noviembre, que con la
construcción del túnel vio morir su ac-
tividad económica, así como los res-
taurantes y las marisquerías de la ave-
nida General Anaya, el alcalde apunta:
“Cuando construyes un túnel o un puen-
te sabes cuándo lo inicias, pero no cuán-
do lo terminas; es una obra muy compli-
cada y de alto riesgo, que hoy ya tiene un
avance de 80%”.
En la danza de dinero del túnel, el go-
bierno de Veracruz tuvo que devolver el
año pasado 395 millones 842 mil 700 pe-
sos a la tesorería federal por los hoyos fi-
nancieros detectados por la ASF. O
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
38

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

Con una gran desfachatez, se ha teji-
do y luego destejido la idea de que ha lle-
gado la hora de la gran reforma en la edu-
cación, aunque se sigue proponiendo lo
mismo que hace dos sexenios, y lo que se
presenta como novedad es sólo un discur-
so repetido.
Resulta, sin embargo, hasta vergon-
zoso que la opinión de algunos especia-
listas en el tema, y hasta la de quienes
dicen estar del lado opuesto al régimen,
avalen la continuidad de la sociedad de
la ignorancia. ¿Qué nadie se acuerda de
que durante los gobiernos de Fox y Cal-
derón se propusieron la más “verdadera”
revolución educativa, la Alianza para la
Calidad de la Educación y el examen uni-
versal para los maestros? Algo se ha de
esconder detrás de un olvido tan increí-
ble en ciertos personajes.
El primer embrollo argumentativo, por
ejemplo, que aparece como “novedoso”, y
con el cual arrancó la iniciativa de refor-
ma constitucional de Peña Nieto, es que se
está recuperando la “rectoría del Estado”
en la educación. Siendo este el tema cen-
tral del documento de referencia, no se
aclara a qué se refiere y por qué o de quién
se tiene que recuperar. ¿Estaba secuestra-
da la educación?; ¿se le había abandona-
do?; quien antes la dirigía, ¿no era parte
del Estado?; los funcionarios en turno, por
ser de otro partido, ¿no tomaban decisio-
nes de Estado en el sector? Y más allá de
estas preguntas que quedaron en el aire
en la propuesta de reforma constitucio-
nal, lo que debería aclararse es: ¿qué sig-
nifica para el gobierno del PRI retomar la
“rectoría del Estado”.
Si se trata en realidad de asumirla co-
mo tal, esa rectoría no aparece en los tér-
minos de la iniciativa ni en los hechos que
se han ido conociendo día a día. Porque,
de ser así, ello tendría que ver con un ar-
ticulado legislativo de reforma constitu-
cional que pondría la educación como un
bien público garantizado por el Estado (y
no por los particulares); con la propuesta
de construir un nuevo sistema de conteni-
dos, métodos y lenguajes para alcanzar, en
un cierto tiempo, un aprendizaje significa-
tivo de conocimientos imprescindibles pa-
ra todos, y durante toda la vida, en igual-
dad de circunstancias; con una calidad que
se obtenga por la vía de logros cognitivos
de alto valor social para desarrollar ha-
bilidades y capacidades en las personas,
sin distingo de sexo, ubicación territorial
o grupo cultural, para transformar la so-
ciedad en beneficio de la colectividad. Es-
to significaría, asimismo, sustentar presu-
puestos que fueran compatibles con dicha
responsabilidad de Estado, que no depen-
dieran de ningún gobierno en turno ni de
ningún otro grupo en lo particular (sea es-
te un sindicato o un grupo empresarial o
de presión), desde un proyecto para cons-
truir una sociedad más justa. También, por
lo menos, deberían aparecer acciones pro-
gramadas y explícitas para la reforma en
la integración y articu lación de los niveles
de estudio, la infraestructura, los libros de
texto, los espacios múltiples de aprendiza-
je (no basta repartir computadoras), la par-
ticipación ciudadana en la conducción de
las escuelas, la salud integral (no sólo el te-
ma de la comida “chatarra”, porque pare-
cen igual de graves la violencia en las es-
cuelas, los problemas relacionados con la
sexualidad y con el uso y manejo del inter-
net y las deformaciones lingüísticas en las
redes sociales), entre otras cosas.
Esto, que debió ser un trabajo previo
a la reforma del artículo tercero constitu-
cional, desde un articulado más comple-
to bajo la forma de una nueva Ley de Edu-
cación Nacional, quedó en el limbo en la
propuesta de EPN cuando dijo (página 6):
“El tratamiento de los demás factores (que
inciden en la calidad) podrá (...) ser objeto
de modificaciones legales (¿sólo legales?;
¿por qué no organizativas o pedagógicas?)
y administrativas en caso de estimarse
necesarias” (¿no son ya necesarias des-
de ahora?). Nada, lo que se vuelve a decir
es que se harán pruebas, exámenes y más
pruebas. Y que los destinatarios serán los
maestros, con todo y que no se precisó la
cobertura de los exámenes que se aplica-
rán ni a quiénes. La iniciativa, pues, estu-
vo llena de irregularidades conceptuales y
políticas.
Por ejemplo, no se llegó a diferenciar
la cobertura que tendrá el desarrollo del
denominado “servicio profesional docen-
te” para las diferentes categorías de tra-
bajadores de la educación: profesores de
aula, asesores, investigadores, directivos,
supervisores u otro tipo de personal (que
por cierto ni siquiera se mencionó, como
los técnicos, los trabajadores de la cultura,
de resguardo del patrimonio u otros ofi-
cios), y se les redujo a la negociación que
se realizaba con una organización gremial
(el SNTE), como si ésta fuera la única que
los organizara y defendiera.
Lo más sensato hubiera sido impulsar
una iniciativa de ley que pudiera abarcar
la formación, actualización, ingreso, pro-
moción y estabilidad del trabajo en el sis-
tema educativo nacional, para impulsar
un cambio de fondo en las escuelas nor-
males, la regulación de las escuelas priva-
La falacia reformista
A X E L D I D R I K S S O N
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 39
ANÁLI SI S
das que forman profesores (sobre todo las
de tipo “patito”), la definición clara de qué
se hará con el personal en ejercicio (en la
propuesta de ley se asentó que éste saldrá
del sistema o se mantendrá actualizándo-
se si no pasa las pruebas –aunque Chuay-
ffet tuvo que echar para atrás el asunto al
decir que no se les tocaría–, lo cual es un
contrasentido porque son más de 1 millón
y medio de trabajadores de la educación
laborando en pésimas condiciones de tra-
bajo y de formación), y tampoco se hizo
referencia a la manera como se controla-
ría la existencia de los miles de “comisio-
nados” que a todos nos cuestan.
Respecto del Instituto Nacional para la
Evaluación Educativa (el INEE), el asunto
que parece un galimatías en la iniciativa
de ley es: ¿de qué manera podrá ser “au-
tónomo” (esta figura ya se había aprobado
desde el sexenio anterior), si su Junta de
Gobierno queda dependiente de la desig-
nación del presidente de la República? De
forma consecuente, también sus miem-
bros deberían ser sometidos a un concur-
so público de acuerdo a méritos.
Asimismo, se debería haber especifi-
cado que la tarea del instituto no debe ser
la “medición” de la calidad, sino la inves-
tigación y la promoción de métodos y téc-
nicas para el mejoramiento de la calidad
educativa. La medición la puede hacer el
INEGI, pero no este instituto.
En conclusión, se trató de una propues-
ta inacabada, de orientación gubernamen-
tal, más que de visión de Estado, desinte-
gradora de los factores que intervienen
en el desempeño del sistema educativo, y
muy pobre desde el manejo de sus concep-
tos y de la realidad terrible que se vive en el
sector educativo. Mal comienzo. O
Salto mortal
N A R A N J O
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
40

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

En el caso de la reforma educativa,
las propuestas que presentaron legis-
ladores del PAN y del PRD, con el apo-
yo de sus respectivas fracciones, bus-
caban que las evaluaciones al personal
docente tuvieran efectos sobre maes-
tros, directores y supervisores actual-
mente en funciones, pero la Cámara de
Diputados no las aprobó. Los dos cam-
bios importantes que se introdujeron
a la iniciativa enviada por el presiden-
te Enrique Peña Nieto fueron: los re-
quisitos y el procedimiento de desig-
nación de los integrantes de la Junta
de Gobierno del Instituto Nacional de
Evaluación de la Educación; y el artícu-
lo transitorio, básicamente introduci-
do para garantizarle a la lideresa del
SNTE, Elba Esther Gordillo, que todos
los actuales miembros del magisterio,
sin importar si están en las aulas o en
posiciones directivas, permanecerán
en sus puestos, es decir, que la refor-
ma aplicará para los nuevos ingresos.
La iniciativa original, con esta en-
mienda para intentar complacer a la
dirigencia sindical, logró pasar la ins-
tancia de los diputados, pero a la ho-
ra de escribir este artículo se preveía
que en el Senado, donde la correlación
de fuerzas es muy distinta, las iniciati-
vas presentadas por senadores de PRD
y PAN tendrían nuevos obstáculos.
En la propuesta del exsecretario de
Educación del gobierno capitalino, el hoy
senador Mario Delgado, se indicaba cla-
ramente en su artículo tercero transitorio
que “todos los docentes, directivos, ase-
sores técnico pedagógicos y supervisores
(…) deberán presentar y realizar la evalua-
ción que emita la autoridad federal, den-
tro del plazo máximo de tres meses con-
tados a partir de la entrada en vigor del
presente decreto”. Y también, que los omi-
sos serían separados de sus cargos si no
lograban justificar su actuación; en tanto
que los reprobados tendrían una segunda
oportunidad, pero si volvían a reprobar se-
rían separados de sus cargos.
En el caso de la iniciativa del exrec-
tor de la Universidad de Guanajuato y ex-
director del Conacyt, el senador panista
Juan Carlos Romero Hicks, la propuesta
está en el mismo texto de la Constitu-
ción. La fracción III del artículo 3 señala
con precisión que “el ingreso, permanen-
cia y promoción (…) se llevará a cabo me-
diante mecanismos de evaluación de ca-
rácter obligatorio, incluidos los concursos
de oposición…”. Así, es claro que las eva-
luaciones sí inciden directamente en la
permanencia de los maestros. Más ade-
lante, en la fracción IX del apartado “B” del
artículo 123, precisaba: “En el caso de los
trabajadores de la educación, su perma-
nencia se sujetará también a los criterios
establecidos en el artículo 3º, fracción III,
de esta Constitución”.
Cerraba la pinza en el tercero transi-
torio, al establecer que “todo docente que
actualmente esté en funciones deberá ser
evaluado dentro del primer año a partir de
la entrada en vigor del presente decreto”.
Puntualizaba que si los resultados fueran
insatisfactorios, se le daría capacitación y
tendrían hasta dos nuevas oportunidades,
en un plazo no mayor de 24 meses.
De modo que dos fracciones parla-
mentarias, firmantes del llamado Pacto
por México, diferían sustancialmente de
la posición asumida por el Ejecutivo y su
partido, incluso de lo que aprobaron sus
correligionarios en la Cámara de Dipu-
tados. En suma, la posibilidad de que pa-
sara la reforma constitucional en el Se-
nado implicaba que PAN y PRD, por una
parte, y el Ejecutivo y el PRI, por la otra,
modificaran sus posiciones.
Seguramente Peña Nieto y el PRI ya to-
maron nota de que su concesión no satis-
fizo a la lideresa magisterial, quien busca
que la permanencia en el Servicio Profe-
sional Docente no dependa de los resulta-
dos de la evaluación, pues (según ella) ésta
debe tener únicamente efectos para fines
de diseñar la capacitación y otorgar incen-
tivos a los maestros. El Ejecutivo y el PRI
abiertamente se colocaron por aplicar la
evaluación únicamente a los de nuevo in-
Propuestas en el limbo
J E S Ú S C A N T Ú
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 41
ANÁLI SI S
Al igual que Salinas,
Zedillo y Calderón, el pre-
sidente en funciones ha to-
mado una medida de gran
impacto apenas iniciado su
gobierno con el fin de afian-
zar su poder e imagen. Ade-
más de haber marcado sus
respectivos sexenios, las
medidas de los tres exman-
datarios revelaron con clari-
dad su manera personal de
concebir y ejercer el poder
presidencial. Bajo esa ópti-
ca observaremos las conse-
cuencias e implicaciones de
la primera gran decisión po-
lítica de Enrique Peña Nieto.
A los 10 días de asumir
el poder, y en el marco del
Pacto por México, el nuevo
gobierno dio un paso signifi-
cativo hacia la recuperación
de la rectoría del Estado en la
definición de la política edu-
cativa del país. No obstante,
aún son muchas y complejas
las asignaturas pendientes.
Neutralizar el poder de Elba
Esther Gordillo era no sólo
un clamor nacional, sino elemento esen-
cial para superar los profundos rezagos en
materia de educación. En ese diagnóstico
coinciden los más autorizados análisis de
instituciones y especialistas, nacionales y
extranjeros: El sindicato de maestros y su
liderazgo constituyen una de las causas
fundamentales –no la única– del desastre
educativo que vive el país.
Durante décadas, la educación en
México ha estado sometida al corporativis-
mo impuesto por el PRI con fines de con-
trol político. Desde el conflicto magisterial
de 1958, los gobernantes del país han es-
tado más preocupados por evitar huelgas
o enfrentamientos que por capacitar a los
maestros para brindar una educación de
calidad. Una función prioritaria del Sindi-
cato Nacional de Trabajadores de la Edu-
cación, creado en 1944 con la intención de
unificar a las organizaciones magisteria-
les, ha sido controlar la fuerza laboral del
magisterio mediante severas tácticas de
mando sobre los diversos niveles directi-
vos a nivel federal, estatal y municipal, lo
cual ha fomentado una secuela de lideraz-
gos caciquiles y corruptos –Robles Martí-
nez, Jonguitud, Gordillo, et al– fomentados
o solapados durante más de medio siglo
por los gobiernos del PRI y el PAN, en de-
trimento de la educación de varias genera-
ciones de mexicanos.
El SNTE fue ganando espacios hasta
convertirse en un poderoso grupo de pre-
Corporativismo educativo
H É C T O R T A J O N A R
greso, no a los actuales, con todo el re-
traso que esto significaría en la mejora
de la educación y las enormes dificul-
tades que implicaría el estar aplicando
durante al menos 20 o 25 años un do-
ble rasero para evaluar a los profesores.
Se insistió en que es determinan-
te quién elabora y aplica las evaluacio-
nes, ya que otro de los aspectos funda-
mentales para lograr un buen servicio
profesional de carrera es precisamen-
te asegurar la independencia y auto-
nomía del evaluador. Si hoy se crea un
órgano autónomo, también es el mo-
mento para dotarlo de las atribucio-
nes que le permitan diseñar y aplicar
directamente los instrumentos para
evaluar la idoneidad de los candidatos
a ingresar a dicho servicio o a obtener
una promoción, al igual que para deci-
dir su permanencia.
De acuerdo con las disposiciones
actuales, serán las mismas autoridades
educativas federales y estatales (hoy
capturadas en muchas de sus instan-
cias por la dirigencia sindical) las que
realicen dichas evaluaciones. Y, para re-
matar, ninguno de los tres partidos que
hoy deciden el futuro político del país
incluyeron en sus iniciativas de refor-
ma constitucional una propuesta des-
tinada a garantizar la calidad de estas
evaluaciones. O
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
42

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

Octavio Paz y Samuel Ramos, los
autores más importantes de escritos
sobre la caracterología del mexicano,
identificaron uno de nuestros rasgos
distintivos: la simulación, infeliz ex-
presión que corroe las relaciones so-
ciales a lo largo y a lo ancho del país.
El Diccionario de la Lengua Española de-
fine el vocablo “simular” como “re-
presentar algo, fingiendo o imitando
lo que no es”. Para Octavio Paz, la si-
mulación, “que exige una invención
activa y que se recrea a sí misma a
cada instante, es una de nuestras for-
mas de conducta habituales (…) La
mentira posee una importancia de-
cisiva en nuestra vida cotidiana, en
la política, el amor, la amistad” (Las
máscaras mexicanas). Y esta contradic-
ción, que se expresa en las élites con
una tolerancia social muy extendida,
no respeta fronteras o esquinas. Es
sin embargo, al mismo tiempo, un re-
to de todos contra nosotros mismos
para rehacer nuestra vida de cara a
los demás. Véanse algunos ejemplos
de lo que aquí afirmo.
Primero. El proyecto de decreto de
Presupuesto de Egresos 2013 presen-
tado por Enrique Peña Nieto dispone
que “las dependencias y entidades se
sión capaz de obstaculizar reformas, impo-
ner y quitar secretarios o subsecretarios y,
lo más grave, de ser el factor decisivo en la
definición de la política educativa del país.
“Al que anda por Europa, le pedimos que
nos presente su propuesta para hacerla
nuestra, la analizaremos con respeto” –exi-
gió la maestra Gordillo en su vehemente
discurso de noviembre pasado, mientras el
presidente electo viajaba y el Congreso dis-
cutía la reforma laboral.
El acotamiento formal de Gordillo y su
sindicato, así como la reforma presentada
por el gobierno, representan avances rele-
vantes, aunque insuficientes, para resol-
ver el enorme atraso educativo del país. A
pesar de que el SNTE aceptó la reforma a
través de su secretario general, aún está
pendiente la reacción real, no sólo decla-
rativa, de la profesora. Veo dos opciones:
que Gordillo negocie una suerte de reti-
ro voluntario, o que decida utilizar el do-
minio sobre sus huestes para obstaculizar
la reforma e incluso para causar inestabi-
lidad laboral dentro del gremio. La ley de
hierro de la oligarquía (Michels) exige un
liderazgo fuerte para controlar a cerca de
2 millones de maestros. Hasta ahora, la
maestra mantiene el mando. ¿Permane-
cerá una fierecilla domada al frente del
sindicato o se impondrá otro liderazgo, a
la usanza salinista?
Dotar de autonomía constitucional
al Instituto Nacional de Evaluación de la
Educación es un paso necesario para lo-
grar que los maestros sean evaluados y
promovidos con rigor, de acuerdo con sus
méritos, no mediante corruptelas. Sin em-
bargo, poco dice la iniciativa acerca de la
capacitación y profesionalización de los
docentes. Crear el Sistema de Operación y
Gestión Educativa para que el INEGI nos in-
dique con precisión cuántas escuelas, pro-
fesores y estudiantes existen en el país, sin
duda es indispensable, pero resulta escan-
daloso que nuestros ilustres gobernantes
hayan ignorado esa información duran-
te tanto tiempo. Está bien prohi bir los ali-
mentos chatarra o prometer la creación
de 40 mil escuelas de tiempo completo. En
cambio, plantear una autonomía de ges-
tión de las escuelas “bajo el liderazgo de
cada director” resulta ambiguo y difícil de
implementar.
La realidad educativa del país es tan
desoladora como inequitativa. Existen 6
millones de analfabetos que, sumados a
los analfabetos funcionales, rebasan los 30
millones. La deserción escolar es alarman-
te: Sólo la mitad de los niños que ingresan
a primaria terminan la educación media
superior; de éstos, 21% llegan a la univer-
sidad y si acaso 10% se titulan. De acuerdo
con datos de la OCDE (Education at Glance,
2012), México es el país con el mayor gasto
público en educación en relación con el PIB
(20.3%), después de Nueva Zelanda (21.2%).
Sin embargo, en las pruebas PISA (2009) de
comprensión de lectura, matemáticas y
ciencia, los alumnos mexicanos obtuvie-
ron los resultados más bajos de la OCDE.
La iniciativa del Ejecutivo tiene graves
omisiones y está lejos de ser siquiera el
esbozo de una política de Estado en mate-
ria educativa, como lo establece la Cons-
titución y lo exigen los tiempos actuales.
No hay diagnóstico claro ni visión peda-
gógica. Nada se propone para remediar el
inmenso rezago de la infraestructura es-
colar; tampoco para aplicar las nuevas
tecnologías en beneficio de la docen-
cia y el aprendizaje. Ni sombra del lega-
do de Sierra, Vasconcelos o Torres Bodet.
Menos aún, de un proyecto modernizador
con visión de largo plazo, para desarrollar
la inteligencia y creatividad de los alum-
nos, vinculadas al ciberespacio y orienta-
das al mundo globalizado. Se trata de un
enfoque político necesario pero caren-
te de profundidad analítica para susten-
tar políticas públicas que logren sacar al
país del doloroso atraso educativo ocasio-
nado, principalmente, por dos burocracias
ineptas y voraces: el Frankenstein sindical
y el “elefante reumático” de la SEP. Urge un
cambio de fondo. O
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 43
ANÁLI SI S
Simulación nuestra de cada día
E R N E S T O V I L L A N U E V A
sujetarán a las disposiciones de austeri-
dad, ajuste del gasto corriente, mejora y
modernización de la gestión pública que
se establezcan en los términos del Título
Tercero, Capítulo IV, de la Ley Federal de
Presupuesto y Responsabilidad Hacen-
daria”. Enseguida, el citado proyecto es-
tablece que las pensiones de los expre-
sidentes “no podrán exceder el monto
que se cubre al primer nivel salarial del
puesto de Secretario de Estado, así como
aquellas correspondientes al personal
de apoyo que tengan asignado”. ¿Cómo
armonizar el criterio de “austeridad” con
los privilegios de lujo de los expresiden-
tes? No tienen éstos ninguna racionali-
dad, pues un mexicano con empleo for-
mal debe trabajar al menos 30 años para
recibir una pensión de hambre.
Segundo. Los spots publicitarios de
radio y televisión gubernamentales
ofenden la inteligencia de la comunidad
al pretender que borran su ánimo propa-
gandístico con la inserción de la leyenda:
“Este programa es público, ajeno a cual-
quier partido político. Queda prohibido
el uso para fines distintos a los estableci-
dos en el programa”.
Tercero. El derecho canónico esta-
blece que todo administrador de bie-
nes de la Iglesia ha de cumplir su fun-
ción con la diligencia de un buen padre
de familia, y señala un cúmulo de fa-
cultades y deberes, entre los que des-
tacan: vigilancia sobre la seguridad de
los bienes, cuidado de dotar a la propie-
dad de validez civil, observancia de las
normas civiles y canónicas pertinen-
tes. No obstante lo anterior, Onésimo
Cepeda Silva, obispo jubilado de Ecate-
pec, es protagonista de varios casos de
fraude, cohecho, tráfico de influencias
y otros delitos (http://www.proceso.com.
mx/?p=273034), sin que la santa Iglesia
católica diga algo.
Cuarto. Para atender y resolver los
delitos derivados del ejercicio de la liber-
tad de expresión, desde 2006 se creó una
Fiscalía Especial en la Procuraduría Ge-
neral de la República (Acuerdo A/031/06)
que no ha resuelto gran cosa porque fue
diseñada precisamente para que no fun-
cionara, toda vez que: a) no tuvo compe-
tencia para conocer directamente de los
casos; b) sólo se le permitió conocer in-
directamente una porción mínima de
delitos, dejando fuera, entre otros, el de
amenazas; y c) no se le dotó de infraes-
tructura y recursos humanos. Este es un
vivo ejemplo de cómo se dilapidan re-
cursos públicos para mostrar una más-
cara amable de una cara temible.
Quinto. El canal de televisión del
Congreso de la Unión se creó con el pro-
pósito de que el país contara con una
“televisión pública” que fuera el espacio
que diera cabida a los más distintos pun-
tos de vista de la comunidad. Era la res-
puesta a los medios del gobierno federal
que, se acusaba, sólo eran instrumentos
de propaganda. Al final del día el Canal
del Congreso fue exactamente la peor
expresión de lo que motivó su nacimien-
to: un medio de propaganda del Congre-
so, de difusión de los legisladores, donde
la sociedad no tiene lugar, menos aun la
crítica al quehacer legislativo.
Esta ayuda de memoria con los ejem-
plos anteriores no pretende ser exhaus-
tiva. No habría espacio si ese fuera el
propósito. La idea es que miremos lo
que vemos a diario. A diferencia de Paz,
quien creía que era “estéril su denuncia”,
estoy convencido de que permanecer ca-
llado ante la simulación no es otra co-
sa que facilitar su reproducción, en per-
juicio de las prácticas democráticas que
hoy son ejercicios aislados en el país. O
evillanueva99@yahoo.com
www.ernestovillanueva.blogspot.com
@evillanuevamx
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
44

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

ANÁLI SI S
tudio La humillación, distingue tres emocio-
nes que, pese a que comparten ciertas si-
militudes, provocan reacciones distintas:
embarrasment (turbación), shame (vergüen-
za) y humilation (humillación). Miller señala
que una misma situación puede provocar
cualquiera de los tres sentimientos, y que
será el contexto, la forma en que se trate a
la persona que cometió el error o que reci-
be la broma, lo que generará uno de ellos.
Por ejemplo, si una persona comete una
gaffe en público y sus amigas se burlan de
ella, probablemente sentirá turbación; pe-
ro si su jefa es la que se burla, sentirá ver-
güenza; ahora bien, si la jefa, junto con to-
da la oficina, se burlan, probablemente
se sentirá humillada. La diferencia entre
“burlarse” de alguien o humillarlo radica
muchas veces en la relación que se tenga
con él. Si la persona no puede “devolver”
la burla, seguramente quedará victimizada
por ella. Además, Miller vincula la herida al
sentido del honor con un sentimiento de
rabia e indignación tan fuerte que podría
desembocar en un acto violento. Es para
pensar, ¿no?
Los motivos de Jacintha
MA R T A L A MA S
¿
Qué llevó al suicidio a Jacintha
Saldanha? La enfermera que aten-
dió inicialmente la llamada telefó-
nica de dos locutores australianos,
que se hicieron pasar por la rei-
na Isabel II y el príncipe Carlos, se
ahorcó tres días después. ¿Qué ocu-
rrió durante ese lapso? Saldanha, de
46 años, solamente transfirió la lla-
mada a la enfermera encargada de
Catalina de Cambridge, ingresada al
hospital King Edward VII de Londres
por fuertes náuseas a consecuen-
cia de su embarazo. ¿Acaso fue víc-
tima de escarnio racista por no dar-
se cuenta de que no era la voz de su
majestad? Cuando se supo el en-
gaño, uno de los comentarios más
burlones fue que la voz de quien se
había hecho pasar por la reina ni si-
quiera era parecida a la de Isabel II.
¿Qué impulsó a la enfermera de ori-
gen indio a quitarse la vida?
Tras conocerse la muerte de Sal-
danha, los portavoces de la familia
real británica señalaron que no ha-
bían presentado ninguna queja al
centro médico por haber divulga-
do la información sobre el estado de
salud de Catalina. Por su parte, el hospi-
tal aseguró que la enfermera no había sido
sancionada. Familiares y colegas del cen-
tro hospitalario han sido citados a declarar,
mientras Scotland Yard investiga llamadas
telefónicas y correos electrónicos.
La interpretación que manejan los me-
dios de comunicación británicos es que la
enfermera, que trabajaba desde 2008 en
ese elegante hospital privado, sufrió un
cuadro muy grave de estrés laboral y per-
sonal. Jacintha dejó tres cartas, escritas de
su puño y letra, antes de suicidarse. Aun-
que todavía su contenido no ha salido a la
luz, una persona cercana a su familia di-
jo en entrevista para el Daily Mail  que, “en
la carta, Jacintha cuestiona algunos de los
tratos que recibió en el hospital. El tono de
sus palabras es muy crítico”. The Guardian
también publicó, a partir de información
provista por dos fuentes cercanas, que una
de las cartas denuncia el maltrato que su-
frió en su centro de trabajo. La sospecha de
que algo serio pasó ha sido motivada por la
gravedad de su decisión.
El doctor William Ian Miller, en su es-
Por lo pronto, las reparaciones –
simbólicas y económicas– ya comen-
zaron. De un lado, una  misa en su
honor  en la catedral de Westmins-
ter, a donde asistieron el viudo y los
hijos de 16 y 14 años. Del otro, la ra-
dio australiana 2Day FM, que fue ob-
jeto de una intensa polémica tras
obtener los datos clínicos de la  du-
quesa Catalina  mediante el engaño,
volverá a contar con anuncios des-
pués de que se suspendiera tempo-
ralmente su actividad publicitaria.
Los propietarios de la emisora han
anunciado que destinarán parte de
los ingresos a la familia de Jacintha
Saldanha. “Sentimos mucho lo suce-
dido. Ha sido una tragedia espanto-
sa y esperamos que contribuyendo al
fondo creado para su memoria poda-
mos ayudar de algún modo a la fami-
lia en un momento tan difícil como
éste. La compañía reitera hoy de nue-
vo que está profundamente afectada
por este evento trágico e imprevisto y
ofrecemos nuestro pésame a la fami-
lia de Jacintha Saldanha”. También
la compañía confirmó la suspensión
del espacio Hot 30, en el que trabaja-
ban Mel Greig y Michael Christian, los locu-
tores que suplantaron la identidad de Isa-
bel II y el príncipe Carlos, y anunció que
de ahora en adelante todos los engaños y
bromas telefónicas quedan absolutamen-
te prohibidos en sus programas. Mientras
tanto, los locutores Greig y Christian tuvie-
ron que ser instalados en lugares protegi-
dos, según informó este viernes la policía
australiana, pues han recibido amenazas
de muerte. Hasta el momento, de acuerdo
con fuentes oficiales, los conductores y al
menos 10 ejecutivos tienen protección de
agentes de seguridad privada.
En su ya clásico ensayo sobre el suici-
dio, A. Álvarez señala las múltiples razones
que llevan a una persona a quitarse la vi-
da: además de las clásicas de desesperan-
za, angustia y gran frustración existencial,
también están el enojo, el deseo de lastimar
y de vengarse. Habrá que ver qué informa-
ción arroja Scotland Yard para este caso, pe-
ro por lo pronto la reflexión sobre cómo la
humillación se puede convertir en violencia
ofrece una pista interesante para interpre-
tar el suicidio de Jacintha Saldanha. O
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb25ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
M
ANAGUA.- El juez Edgard Alta-
mirano encontró culpables
a los 18 mexicanos aprehen-
didos en Nicaragua cuando
transportaban 9.2 millones
de dólares en camionetas
que tenían estampados logotipos de Tele-
visa. Los cargos: lavado de dinero, crimen
organizado y tráfico internacional de estu-
pefacientes.
Sin embargo, mientras el juez leía el
fallo expresó un par de dudas:
“Esta autoridad tiene indicios fuertes
y probados de que este dinero no es de to-
tal legalidad, porque viene oculto en cale-
tas (…) Hasta el momento esta autoridad
desconoce qué fin económico traían”, ad-
mitió Altamirano al referirse a los 9.2 mi-
llones de dólares en 23 maletas ocultas en
La “caravana Televisa”:
Concluyó en Nicaragua el juicio contra los 18 mexicanos
que viajaban en camionetas pintadas con los colores y el
logotipo de Televisa. El juez Edgard Altamirano los declaró
culpables de los delitos de lavado de dinero, delincuencia
organizada y tráfico de drogas. Pero ni el juez ni la fisca-
lía ni los abogados de la defensa ni los propios acusados
despejaron las dudas fundamentales del caso: ¿cuál es
el origen de los 9.2 millones de dólares que transporta-
ban en las camionetas? ¿Cómo se explican los rastros de
cocaína encontrados en los vehículos? ¿A quién llama-
ron por teléfono a México desde territorio nicaragüense?
¿Para quién trabajaban en realidad?
ROBERTO FONSECA
compartimentos secretos en cinco de las
seis camionetas.
“Utilizan el enmascaramiento de una
actividad ilícita, fingiendo ser funciona-
rios de una empresa mexicana, una de las
más grandes en Latinoamérica, y con ese
engaño, con esa mampara, proceden a pa-
sar por este país en ruta, transportando
una cantidad de dinero que todavía no tie-
ne explicación, o este judicial no encuen-
tra ninguna explicación”, insistió el juez.
El origen y el destino de ese dinero si-
guen siendo una incógnita que no des-
pejaron los 20 testigos convocados por el
Ministerio Público y la Procuraduría Ge-
neral de la República, quienes desfilaron
en cuatro de las cinco audiencias del jui-
cio oral y público que se inició el pasado
lunes 10.
En el transcurso del juicio surgieron
una serie de conjeturas razonables. La
más popular de esas teorías es que el di-
nero se utilizaba para comprar droga en
Costa Rica y trasladarla luego a México.
Según los peritos las cinco caletas (o
compartimentos ocultos) tenían forma de
U y medían 36 centímetros de ancho por
45 de largo. Estaban en la parte trasera de
las cinco unidades, bajo las consolas de so-
nido. Según el informe IO-CONT231-2012,
presentado como prueba documental du-
rante la primera audiencia del juicio, en
ellas se podían ocultar unos 2 mil kilos de
cocaína.
Uno de los testigos, Carlos Quintana,
oficial de la Policía Nacional desde hace
10 años y operario del aparato Sintrex Tra-
ce 2200 –que se usa para detectar drogas
ilícitas– fue quien descubrió partículas de
cocaína en las caletas de cuatro de las seis
camionetas.
–De acuerdo al manejo de la máquina,
¿qué le indica la presencia positiva para
cocaína en las caletas? –preguntó el fiscal
auxiliar, Giscard Moraga, a Quintana.
–Lo que indica es que en algún momen-
to se almacenó ahí, o tuvo contacto con al-
y omisiones
dudas
46

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
guna sustancia psicotrópica –respondió.
El perito policial expuso que el Sin-
trex Trace 2200 es un equipo adquirido
por la Policía Nacional desde hace un año,
que es muy preciso –“no tiene margen de
error”– y se utiliza para detectar presen-
cia de cocaína, mariguana, heroína y me-
tanfetaminas.
En cuatro de las camionetas el equipo
dio positivo en el caso de las caletas y ne-
gativo para asientos, tapizados, tableros y
otras partes de los vehículos. Por lo tanto
las autoridades descartaron que las partí-
culas de cocaína fueran para consumo in-
dividual o del grupo. En su alegato final el
fiscal auxiliar Moraga insinuó que el tras-
lado de la droga pudo haberse realizado
en el penúltimo viaje del grupo, entre el 6
y el 9 de junio pasados.
Sin embargo los abogados defenso-
res rechazaron esa tesis en sus alegatos
conclusivos. “No hay transporte (de es-
tupefacientes) si no está la droga, la sus-
tancia prohibida. Aquí ninguno de los tes-
tigos mostró ni un kilo de mariguana ni de
cocaína. Es una falacia, que quedó proba-
da en juicio, decir que el 9 de junio trans-
portaban droga. Lo único que sí quedó
demostrado es que salieron y entraron a
Costa Rica en esas fechas”, dijo el coordi-
nador del equipo de defensores, José Ra-
món Rojas Urroz.
Sus colegas apuntaron en otra direc-
ción: “¿Cuáles son los ilícitos de donde
proviene ese dinero? Eso no quedó de-
mostrado”, dijo la abogada defensora Jo-
hanna Fonseca. Su colega Amy García in-
sistió: “Ellos (la fiscalía y la Procuraduría)
están obligados a demostrar si ese dine-
ro procede de actividades ilícitas. ¿En qué
momento se ha demostrado de qué activi-
dades ilícitas proviene ese dinero?”
Mientras leía su fallo final Altamirano
hizo alusión a las críticas de los abogados
defensores. “La prueba del perito estable-
ce que fueron encontradas partículas de
cocaína en cuatro de las seis van”, dijo y
luego agregó que la norma no indica ne-
cesariamente que debe ser encontrada la
droga para que exista el delito, ya que la
misma también habla de preparar, ocul-
tar, custodiar, etcétera.
“Esto lo quiero aclarar porque los defen-
sores dijeron que había que encontrársele
la droga. Estos vehículos estaban acondicio-
nados para esto”; por tanto, los declaro cul-
pables del tráfico de estupefacientes en la
modalidad de “preparación o acondiciona-
miento de los medios necesarios”, indicó el
juez citando la ley antidrogas.
El “Lic. Amador”
Otra de las dudas que expresó Altamirano
y que no despejó el juicio oral y público es
la referida a la presunta relación laboral
de los 18 mexicanos con Televisa.
“La empresa Televisa no se ha comuni-
cado ni ha comparecido informando has-
ta este juez si son o no son trabajadores.
No ha habido ninguna comunicación ni
negando ni aceptando lo que son”, dijo el
titular del juzgado noveno penal de Mana-
gua durante la lectura final del fallo.
Agregó: “Esta autoridad desconoce al-
gún tipo de trabajo (periodístico) que ha-
yan realizado. Tampoco la defensa lo
aportó para poder discernir o poder decir
que realmente desde 2008 algunos de es-
tos acusados han circulado con este en-
mascaramiento”.
La presunta relación de los 18 mexica-
nos con Televisa surgió en varias ocasiones
durante el juicio oral y público, que com-
prendió cinco audiencias, más de 30 horas,
20 testigos y miles de hojas con pruebas
documentales y periciales.
La primera vez fue cuando declaró el
testigo de rostro oculto identificado úni-
camente como “Oficial Código Número
Tres” y que corresponde al coordinador del
puesto migratorio de Las Manos, compar-
tido con Honduras, y quien los retuvo el 20
de agosto de 2012.
“Traían documentos donde contenían
unidades de transmisión de Televisa, los
equipos que traían y firmada por un li-
cenciado Amador, vicepresidente de In-
formación Internacional de esa televisora.
Al momento que estaba pasando el dato
(a sus superiores de Migración y Extranje-
ría), tenía a la vista el documento donde se
describe el vehículo, la placa, lo que traía y
la firma y una copia para la embajada de
México. Cada vehículo estaba descrito en
cada documento, con el logotipo de Televi-
sa y firmado por ese Lic. Amador”, decla-
ró, según el acta de transcripción de la au-
diencia inicial en poder de Proceso.
La segunda vez es cuando declaró el
testigo oculto identificado como “Oficial
Código Número Uno”. Se trata de un ofi-
cial de inteligencia policial destacado en
el departamento de Nueva Segovia, al cual
está supeditado el puesto fronterizo de
Las Manos. “Pasamos la información (del
grupo) al jefe y dijo que verificaron la in-
formación; lo raro es que nadie llamaba
hablando por ellos, aunque dijeron que
trabajaban para la televisora”, dijo al com-
parecer en la audiencia inicial.
A
P

p
h
o
t
o

/

E
s
t
e
b
a
n

F
e
l
i
x
I NTERNACI ONAL
/ NI CARAGUA

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 47
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
La siguiente conexión la hizo otro tes-
tigo oculto identificado como “Código Nú-
mero Dos”, que corresponde a otro oficial
de la Policía Nacional en Nueva Segovia,
quien participó en las “entrevistas” que
hicieron a cada uno de los 18 mexicanos
y que se extendieron desde las 10:30 ho-
ras del 20 de agosto hasta las 4:00 horas
del 21 de agosto.
“Primero ella (Raquel Alatorre Correa)
al ser abordada por la policía, en el caso de
mi persona, dijo en la entrevista que venía
a Managua a hacer investigaciones de la
empresa Televisa, a investigar institucio-
nes del Estado; después cambió la versión
diciendo que había pasado por Guatema-
la, Honduras, Nicaragua para investigar
movimientos financieros de un ciudada-
no Carlos, que se había enriquecido de la
noche a la mañana en México, y que por
eso Televisa, a través de su director, le ha-
bía encomendado a esas 18 personas in-
vestigar a esa persona”.
En la segunda audiencia del juicio oral
y público, la lectura del “recibo de ocupa-
ción No. 0544” por parte del capitán Álvaro
Rivas, detective de la policía, provocó un
revuelo entre los defensores que trataron
de impedir su lectura e incorporación co-
mo elemento probatorio.
Ese recibo, tal como quedó registrado
en el acta de transcripción judicial, contie-
ne los documentos que estaban a bordo de
la camioneta placa 571-XXD, color blanco,
que conducía Alfredo Mar Hernández. En-
tre ellos, una carpeta blanca con documen-
tos con sellos de Televisa.
“Si ese documento debió ser ofrecido
como prueba documental, no puede ser
leído, no puede ser incorporado por el in-
vestigador, el que lo lea produce ilegalidad
(…) Ese documento no fue propuesto co-
mo prueba documental, la prueba docu-
mental se ofrece conforme el artículo 210
Logotipos de Televisa. Evidencias
Juez Altamirano. Interrogantes
CPP. Esta defensa se opone a que se conti-
núe con la pretensión del Ministerio Públi-
co”, dijo Amy García. Igual lo hicieron los
otros cuatro abogados defensores.
Finalmente Altamirano ordenó la lectura
del documento, bajo protesta de los defenso-
res que parecían querer proteger la imagen
corporativa de la televisora mexicana.
Rivas leyó la carta firmada por Ama-
dor Narcia Estrada, vicepresidente de In-
formación de Televisa, fechada el pasado
14 de agosto y dirigida a las autoridades
de Nicaragua para explicarles que los
equipos tenían como misión filmar diver-
sas locaciones en el país y pedirles apoyo.
También había otra carta en dos hojas con
el sello de Televisa, dirigida a Aduanas de
Nicaragua, en la que se describen los seis
vehículos y los equipos técnicos.
En los alegatos finales, durante la au-
diencia final del miércoles 19, los defen-
sores rechazaron la incorporación de es-
ta carta de Narcia Estrada como prueba
documental. “No entiendo por qué y pa-
ra qué quedó incorporada. ¿Qué está pro-
bando? Más vicio e ilegalidad. Se quiere
construir algo en base a la ilegalidad”, dijo
Amy García y agregó: “Aquí no se discute
si son o no periodistas de Televisa”.
Por su parte Mike Woo, otro de los de-
fensores, dijo en los alegatos finales: “Aquí
hubiera sido bueno que el Ministerio Pú-
blico corroborara ese documento, que hu-
biera llamado de testigo a un funcionario
de Televisa”.
La “última palabra”
El remate lo puso el teniente Jorge Isaac Pé-
rez, de la Dirección de Auxilio Judicial y coor-
dinador de la investigación del denominado
“Caso Televisa” en la Policía Nacional. Com-
pareció la noche del martes 18 como testigo
de cierre de la fiscalía nicaragüense.
“Se le pregunta a la ciudadana qué an-
daba haciendo y ella dijo que su trabajo era
una investigación, que debía comunicarse
con sus jefes para que hablaran con Nica-
ragua. Dijo que llamaría a Claudio X. Gon-
zález (vicepresidente corporativo de Tele-
visa); llamó varias veces. Entre preguntas
y respuestas no convincentes llegamos a
las 12 de la noche” del 22 de agosto, cuando
fueron trasladados de Las Manos a Mana-
gua y llevados a la sede de la Dirección de
Auxilio Judicial de la Policía Nacional.
El testimonio de Pérez provocó la in-
mediata protesta de todos los abogados
defensores.
“Me sumo a la protesta, pese a todas
las nulidades, adversidades, hemos sido
demasiado tolerantes; mi protesta es por-
que en la página 9 del intercambio se se-
ñala lo que se incorporará con el testigo,
que son actas de detención, actas de re-
A
P

p
h
o
t
o

/

E
s
t
e
b
a
n

F
e
l
i
x
A
P

p
h
o
t
o

/

M
i
g
u
e
l

A
l
v
a
r
e
z
48

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

I NTERNACI ONAL / NI CARAGUA
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
M
ANAGUA.- Un diagrama elaborado
por la Dirección de Investigacio-
nes Económicas (DIE) de la Poli-
cía Nacional de Nicaragua muestra
la imagen sonriente de Raquel Alatorre, líder
del grupo de 18 mexicanos juzgados en este
país por lavado de dinero, delincuencia orga-
nizada y narcotráfico.
Debajo aparecen su nombre y el número
telefónico que usó en Nicaragua: 505872584
74. De la fotografía salen 20 flechas hacia ico-
nos de teléfonos celulares a cuyos números
llamó entre julio y agosto pasados.
Habría hecho 249 llamadas a 20 núme-
ros distintos, la mayoría a celulares y teléfo-
nos fijos de México.
Una de las flechas apunta a otra fotografía:
la del “Lic. Amador Narcia”, vicepresidente de
Información Nacional de Televisa, quien apa-
rece de traje y también sonriente. Su nombre
está registrado en el celular de Alatorre. Según
el diagrama de la DIE, ella llamó a ese número
106 veces. Tanto Televisa como Narcia han re-
chazado reiteradas veces tener relación algu-
na con los mexicanos detenidos en Nicaragua.
Hay otra fotografía en el documento: la
de Juan Luis Torres Torres, quien habría lla-
mado 44 veces al celular en México de la
“Lic. Diane”. Además él y Alatorre se habrían
comunicado 25 veces a un mismo número
en México: 5215511950449.
Aparecen otros dos nombres: el “Ing.
Antonio Medina” y “Consuelo”. Alatorre
les marcó en cuatro y dos ocasiones,
respectivamente.
Actualmente los números que aparecen
en el diagrama están desconectados o remi-
ten automáticamente al buzón de mensajes,
sin que persona alguna se identifique como
propietaria de alguna de las líneas.
El anterior diagrama es parte de las prue-
bas “sobrevenidas” que, a solicitud de la fis-
calía de Nicaragua, se presentaron en la au-
diencia del pasado jueves 13 como parte del
juicio contra los 18 mexicanos que transpor-
taban 9.2 millones de dólares en camione-
tas pintadas con los colores y logotipos de
Televisa.
Seguimiento de las rutas
En dicha audiencia la fiscalía también presen-
tó un informe de peritos del Instituto Nicara-
güense de Estudios Territoriales (Ineter) con el
análisis de la información grabada en los GPS
(equipos de posicionamiento global) que por-
taban cinco de las seis camionetas.
Según ese informe, el técnico topógra-
fo del Ineter José Antonio Gaitán encontró
en uno de los tracks que la caravana salió de
Arriaga, Chiapas, pasó por la frontera Méxi-
co-Guatemala (Talismán), por la frontera
Guatemala-Honduras (El Florido) y llegó a su
destino: el departamento de Francisco Mo-
razán, Honduras. En este país los mexicanos
se hospedaban al menos en tres lugares.
El experto del Ineter analizó el track co-
rrespondiente a uno de los viajes de regreso.
Según éste, la caravana salió de Tegucigalpa,
Honduras, y su destino final era la localidad
de Santa María Aticpac, Hidalgo, cerca de la
autopista Arco Norte, para lo cual debía pa-
sar por los puestos fronterizos de Honduras-
Guatemala (El Florido) y Guatemala-México
(El Ceibo).
Asimismo, según el experto, se pueden
observar “puntos de viaje” en los estados de
Querétaro, Michoacán y Jalisco, y un pun-
to cercano al aeropuerto internacional Juan
Santamaría, Alajuela, Costa Rica. O
Las llamadas de Raquel
ROBERTO FONSECA
conocimientos, recibos de ocupación. Es-
to sería violación al debido proceso. Pido
que el fiscal interrogue al testigo confor-
me lo propuesto en el testimonio. Esto lo
pido por lealtad procesal, transparencia”,
dijo Amy García.
Altamirano dijo que quedarían regis-
tradas las protestas y pidió que el testigo,
Pérez, siguiera rindiendo declaración auxi-
liándose de una presentación en power po-
int. Éste declaró que al día siguiente, 23 de
agosto, volvieron los 18 mexicanos a la se-
de de Auxilio Judicial a eso de las 10:00 de
la mañana.
“La Lic. Raquel comenzó a realizar lla-
madas para que le enviaran un documen-
to a las autoridades nicaragüenses que di-
jera que ellos trabajaban para Televisa. Ese
mismo día, después de las 12, se notificó
a la embajada de México que estaban los
18 ciudadanos en la DAJ Nacional. Ese día
llegó carta firmada por el señor Germán
(Murguía, cónsul de México); se plasma
que los 18 ciudadanos no son trabajadores
de Televisa. La Lic. Raquel sigue haciendo
llamadas a México.
“A las 7 de la noche fue el tiempo que
se esperó para que se pronunciaran las
autoridades de su país; como no fue así,
se puso a los 18 ciudadanos a Migración y
empieza la investigación paralela por Mi-
gración y la Policía Nacional”, declaró.
Inmediatamente después empezó el re-
gistro de los vehículos y el descubrimiento
de la primera caleta en la camioneta Che-
vrolet placas 886-XCR, conducida por Ro-
dolfo Jiménez Camacho.
En su análisis final Altamirano trató
de despejar las dudas sobre el vínculo la-
boral con Televisa, o la ausencia del mis-
mo, de los 18 mexicanos de una forma ca-
si salomónica. “Hay una negación tácita
porque la empresa Televisa no se ha co-
municado con esta autoridad ni ha com-
parecido ante este juez. Ellos en su mo-
mento alegaron que eran trabajadores de
Televisa. Esta autoridad los tiene como no
empleados de Televisa”.
Tras declararlos culpables Altamira-
no les concedió la “última palabra”, que
corresponde a la oportunidad de los acu-
sados para dirigirse al juez. Doce de ellos
hicieron uso de este recurso, pero ningu-
no despejó las dudas sobre la proceden-
cia del dinero, con qué fin trasladaban
ocultos más de 9 millones de dólares, pa-
ra quién trabajan, quiénes son sus jefes, a
quién llamaron a México y si son o no em-
pleados de Televisa.
Esas dudas razonables no lograron ser
despejadas tras cinco audiencias del jui-
cio, 20 testigos convocados por la fiscalía
ni por decenas de pruebas documentales
y periciales presentadas en el proceso oral
y público, que desde su inicio estableció y
reconoció el derecho de los acusados de
“abstenerse de declarar”. O
Alatorre. Números en México
A
P

p
h
o
t
o

/

E
s
t
e
b
a
n

F
e
l
i
x

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 49
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
Pese al creciente número de matanzas en escuelas y
lugares públicos de Estados Unidos –la más reciente, la
de una escuela en Newtown donde murieron 20 niños
y seis adultos–, la producción y venta de armas en ese
país se ha incrementado: 40% de las familias estadu-
nidenses poseen al menos una pistola o un rifle; la in-
dustria del ramo produjo 6 millones de armas en 2011
y este año las ventas del sector produjeron ganancias
netas por 992 millones de dólares. Paradójicamente en
estos años de crisis económica los estadunidenses han
adquirido más armas. La razón: quieren defenderse de
un eventual aumento de la delincuencia.
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
La boyante
industria
de la muerte
J. JESÚS ESQUIVEL
W
ASHINGTON.- La masacre de
20 niños y seis adultos en la
pequeña población de New-
town, Connecticut, reabrió el
debate en Estados Unidos so-
bre la necesidad de cambiar
las leyes que regulan la venta, portación y
uso de armas; no obstante los expertos pien-
san que difícilmente se resentirán las arcas
de las empresas que las fabrican.
“El tema de las armas es muy compli-
cado y difícil de entender. Es una cultura
muy arraigada entre la sociedad (estaduni-
dense) y puedo asegurar sin temor a equi-
vocarme que pese a lo de Newtown habrá
gente que ahora piense que es más urgen-
te tener armas para defenderse de un ata-
que así”, dice a Proceso Michael Rostein,
de la organización Campaña Brady para
la Prevención de la Violencia con Armas
(BCPGV, por sus siglas en inglés).
50

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
“Esperamos que la matanza de los ni-
ños en Newtown sirva de algo, pero será
muy difícil desenterrar del país la cultura
de comprar, portar y usar armas”, añade el
experto de la BCPGV, agrupación dedicada
a la promoción de leyes que prohíban la
venta de esos productos.
En Estados Unidos hay casi dos cente-
nares de organizaciones no gubernamen-
tales que llevan décadas luchando contra
la cultura de las armas. Hasta ahora, y no
obstante matanzas como la de Newtown o
la de la secundaria de Columbine en abril
de 1999, han fracasado en su intento de
convencer al Congreso federal de la validez
de su causa.
De acuerdo con estadísticas no oficia-
les recopiladas por organizaciones o cen-
tros de investigación y académicos, 40%
de las familias estadunidenses posee al
menos un arma de fuego –pistola, rifle o
escopeta– con el argumento de que la tie-
ne para su defensa.
“Son esas familias el principal bloque
opositor a que se prohíba la venta de ar-
mas de fuego”, explica Roy Tabliure, inves-
tigador de la Organización Antiarmas, con
sede en el estado de Nueva Jersey.
Según investigaciones de la empresa pri-
vada IBIS World, en 2011 la industria de las
armas en Estados Unidos produjo más de 6
millones de piezas, es decir el doble de lo que
se había producido en la última década.
Otra organización dedicada a la in-
vestigación de la industria de las armas,
First Research, informa que de toda la pro-
ducción correspondiente a 2011, casi 50%
consistió en pistolas, 35% en rifles y el res-
to en otro tipo de armas de fuego.
Aun cuando en los últimos cuatro años
la sociedad estadunidense ha vivido una
de las peores crisis económicas en su his-
toria, de enero a noviembre de este año la
venta de armas arrojó un saldo de 11 mil
700 millones de dólares, con ganancias ne-
tas para los productores de 992 millones de
dólares, anota IBIS World.
Rostein explica que aunque al resto del
mundo le parezca inaudito el dinero que de-
ja la venta de armas en Estados Unidos de-
bido a la crisis económica, esto tiene una ex-
plicación muy sencilla y a su vez irracional:
“Los estudios e investigaciones que he-
mos realizado nosotros y otros colegas nos
demuestran que precisamente por la crisis
económica la gente compró más armas por-
que piensa que ante la falta de dinero au-
mentará la criminalidad. Por ello tienen que
contar con lo necesario para defenderse.”
Ninguna entidad gubernamental ni las
ONG, centros de investigación o académi-
cos saben en realidad cuántas armas y de
qué tipo tiene la sociedad estadunidense.
La diversidad de leyes estatales y loca-
les, junto con la negligencia del gobierno
federal para modificar los estatutos cons-
titucionales en la materia, permiten que
cualquier persona tenga acceso a las armas
de fuego de manera directa o indirecta.
Algunos cálculos indican que en pro-
medio las personas con licencia para com-
prar, portar y usar armas tienen por lo me-
nos tres pistolas, dos rifles o una escopeta
de grueso calibre.
“Sabemos que esto es un asunto com-
plejo que provoca pasiones profundas y
divisiones políticas”, declaró el presiden-
te Barack Obama el miércoles 19 en la Ca-
sa Blanca, cuando anunció que dio instruc-
ciones al vicepresidente, Joe Biden, para que
encabece un equipo de análisis y revisión
del problema de las armas de fuego. En ene-
ro próximo Biden deberá entregarle al man-
datario propuestas concretas para prohi-
bir y restringir la venta de armas de asalto
y municiones, así como para fortalecer los
condicionamientos en torno a su venta.
El escollo de la NRA
En este contexto sobresale la actividad de
la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por
sus siglas en inglés), organización privada
con más de 4 millones de miembros que
lleva más de cinco décadas de éxito blo-
queando iniciativas de ley que pretendan
restringir la venta de armas de fuego.
Pero a raíz de la masacre de Newtown,
y específicamente porque en este caso
fueron asesinados 20 niños de entre seis y
siete años de edad, la NRA se expresó a fa-
vor de que se haga algo para prevenir tra-
gedias similares.
“Estamos preparados para ofrecer con-
tribuciones significativas que ayuden a ga-
rantizar que esto (la masacre de Newtown)
no vuelva a ocurrir”, estableció la NRA en un
comunicado de prensa el pasado lunes 17.
En este momento la sociedad estaduni-
dense se siente dolida, avergonzada y está
de luto por la masacre que cometió Adam
Lanza, joven de 20 años quien sacó de su ca-
sa dos pistolas y un rifle AR-15 que su ma-
dre había comprado legítimamente, armas
con las que le quitó la vida a ella, a los 20 ni-
ños y a seis adultos antes de suicidarse.
El hecho de que en esta nueva matan-
za fueran niños la mayoría de las víctimas
generó una reflexión general en el país que
incluso obligó a que legisladores federales
–defensores incondicionales de la venta de
armas– hablen de la necesidad de cambiar
las leyes.
“Este país tiene una fuerte tradición en-
tre los dueños de armas que ha pasado de
generación en generación y obviamente a
lo largo del país hay diferencias regionales,
diferencias sobre la manera de pensar de la
gente en las áreas urbanas y rurales, y es un
hecho que la mayoría de los dueños de ar-
mas son estadunidenses responsables”, ma-
tizó Obama el día que anunció que las pro-
puestas que le entregue Biden serán la base
de un proyecto de ley que exigió al Congreso
federal refrendar en enero de 2013.
Los estudios dan la razón a Obama res-
pecto a las diferencias ideológicas sobre las
armas entre la población urbana y la rural,
pero también es cierto –de acuerdo con un
estudio de la BCPGV– que la mayoría de las
matanzas, desde la de Columbine hasta la
de Newtown, han ocurrido en pequeñas
poblaciones alejadas de los grandes cen-
tros urbanos.
“Precisamente en esos lugares es don-
de más está arraigada la cultura de las ar-
mas y donde será más difícil arrancarla de
la población... pese a las masacres”, dice el
especialista de la BCPGV.
En noviembre de 2012, en sus más re-
cientes elecciones generales, la NRA le
declaró la guerra a todos los aspirantes a
un puesto político que tuvieran la míni-
A
P

p
h
o
t
o

/

T
h
e

C
o
n
n
e
c
t
i
c
u
t

P
o
s
t
,

C
h
r
i
s
t
i
a
n

A
b
r
a
h
a
m
Newtown. Duelo
I NTERNACI ONAL / ESTADOS UNI DOS

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 51
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
ma oposición a la venta de armas. Inclu-
so estuvo a favor de los republicanos para
derrotar a Obama en la elección presiden-
cial, aun cuando el mandatario nunca se
expresó a favor de prohibir la venta de ar-
mas en su primer mandato.
“Estuve entretenido con la peor crisis
económica desde la gran depresión, con
una industria automotriz a punto del co-
lapso y con dos guerras. No estuve de va-
caciones”, se justificó Obama la semana
pasada cuando se le cuestionó sobre su in-
diferencia a la oposición a la venta de ar-
mas y que ahora, después de la tragedia,
quiere que el Congreso apruebe algo.
Con un presupuesto anual de 200 mi-
llones de dólares para financiar campa-
ñas políticas y para el cabildeo a favor de
la venta de armas, la NRA perdió en su
apuesta por la elección del candidato pre-
sidencial republicano Mitt Romney, pero
triunfó en el apoyo a los candidatos repu-
blicanos al Congreso federal. Las estadísti-
cas de la organización Center for Respon-
sive Politics señalan que en las elecciones
del pasado noviembre la NRA gastó 20 mi-
llones de dólares en el financiamiento de
las campañas de candidatos republicanos.
Pero la herida que abrió la matanza de
Newtown podría modificar el panorama
de los intereses políticos en Washing ton,
aun entre los republicanos y los defenso-
res de la venta de armas de fuego.
Hasta el cierre de esta edición ya ha-
bía más de una veintena de legisladores
federales republicanos (representantes y
senadores) y miembros de la NRA que ha-
blaban de la necesidad de modificar las le-
yes para la venta de armas.
Protegidos por la segunda
enmienda
El coletazo moral de la masacre de Newtown
ya cobró sus primeras víctimas. El miércoles
19 en la Bolsa de Valores de Nueva York se
reportaron pérdidas notables en las accio-
nes de las fábricas de armas. Por ejemplo el
valor de las acciones de Smith & Wesson ca-
yó 10% , y 7.7% el de las acciones de Sturm,
Ruger & Co.
Por otro lado la firma de inversiones
Cerberus anunció la semana pasada que
vendería las inversiones que tiene en la em-
presa Freedom Group, la manufacturera de
armas más grande en Estados Unidos y la
productora del rifle semiautomático Bush-
master, calibre .223, como el que usó Lanza
en la masacre de Newtown.
A su vez, en varios estados se anuncia-
ron propuestas de ley para restringir y con-
dicionar la venta y portación de armas de
fuego. La tienda de deportes Dicks Sporting
Goods y los almacenes Wal-Mart retiraron
de sus aparadores pistolas y rifles semiau-
tomáticos, por lo menos temporalmente.
La Casa Blanca explicó que Obama
quiere que las propuestas concretas que
formule el equipo de análisis que dirige
Biden se integren al proyecto de ley para
prohibir la venta de armas de asalto, que a
mediados de enero presentará al Congre-
so federal la senadora demócrata por Ca-
lifornia, Dianne Feinstein.
Pese a que no se han dado a conocer
detalles de este proyecto de ley, se adelan-
ta que la intención es revivir la ley que ex-
piró en 2004 y que prohibía la venta de 18
tipos de armas de uso militar.
Las armas de asalto son pistolas y rifles
automáticos y semiautomáticos tipo militar.
El pedido de Obama a Biden es que
también encuentre la fórmula para prohi-
bir la venta de cargadores de rifles y pisto-
las con capacidad de hasta 30 balas, que se
achique la cantidad de municiones que se
pueden vender a una sola persona cada se-
mana o cada mes y que se exija a los esta-
dos fortalecer condicionamientos, como el
de examinar meticulosamente los antece-
dentes penales y el estado de la salud men-
tal de una persona, antes de que se le auto-
rice la compra de cualquier arma.
El reto de Obama y de los legisladores
republicanos que se atreven a desafiar la
cultura de los estadunidenses y a la propia
NRA, será determinar hasta qué punto es-
tán dispuestos a modificar la segunda en-
mienda de la Constitución, la que da a to-
do ciudadano el derecho de adquirir, portar
y usar armas para su legítima defensa. O
52

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
Organizaciones de familiares de las víctimas de la dic-
tadura de Augusto Pinochet presentaron el pasado
viernes 14 una demanda judicial contra los responsa-
bles últimos del golpe militar que derrocó a Salvador
Allende. Argumentan que si los tribunales chilenos ya
sentenciaron a culpables de delitos de lesa humanidad,
resulta ilógico no proceder contra quienes propiciaron
el cuartelazo. La demanda es explosiva: Señala como
implicados a importantes exfuncionarios de Estados
Unidos, exmiembros de la Corte Suprema de Justicia,
empresarios y políticos de renombre, entre ellos el ex-
presidente Patricio Aylwin.
FRANCISCO MARÍN
V
ALPARAÍSO, CHILE.- Cuando están
por cumplirse 40 años del golpe
militar del 11 de septiembre de
1973 contra el gobierno de Salva-
dor Allende, agrupaciones de fa-
miliares de víctimas de la repre-
sión política presentaron una querella para
identificar y castigar a los responsables de
“este crimen de lesa humanidad” que cam-
bió radicalmente el destino de Chile.
La demanda fue presentada el pasado
viernes 14 por Lorena Pizarro Sierra, pre-
sidenta de la Agrupación de Familiares de
Detenidos Desaparecidos (AFDD), y por
Alicia Lira Matus, presidenta de la Agru-
pación de Familiares de Ejecutados Políti-
cos (AFEP). Será el ministro de la Corte de
Apelaciones de Santiago, Mario Carroza,
quien decidirá si le da trámite o no.
Es una decisión complicada para Ma-
rio Carroza.
Entre los implicados en el golpe apare-
cen altos exfuncionarios del gobierno de Es-
tados Unidos, políticos chilenos de renom-
bre, como el expresidente Patricio Aylwin,
y hasta exmiembros de la Corte Suprema,
que en los días previos al 11 de septiembre
de 1973 emitieron una declaración en la que
señalaron que el gobierno estaba actuando
al margen de la legalidad.
En sus fundamentos la querella señala
que “el golpe en sí mismo y los ilícitos pe-
Palacio de La Moneda. 11 de septiembre de 1973
A
P

p
h
o
t
o

/

A
l
b
e
r
t
o

B
r
a
v
o
Juicio
al golpe
I NTERNACI ONAL / CHI LE

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 53
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
nales cometidos el propio 11 de septiem-
bre del 73 constituyen delitos de lesa hu-
manidad, imprescriptibles de acuerdo a
los tratados internacionales suscritos por
Chile que gozan de rango constitucional
y de acuerdo, además, con la propia juris-
prudencia de nuestros tribunales y nues-
tra Corte Suprema en fallos reiterados”.
En entrevista con Proceso el abogado
patrocinante de la querella, Eduardo Con-
treras, expresa que “no resulta concebible
que se juzguen por los tribunales los efec-
tos de un hecho y no la causa: no habría
habido genocidio si no hubiera habido gol-
pe. Y el golpe no fue una loca ocurrencia
que tuvo el 11 de septiembre el señor (Au-
gusto) Pinochet. Él no se levantó ese día y
le dijo a su mujer: ‘Oye, voy a dar un golpe’.
“Fue producto de una conjura de larga
data en la que participaron miembros de
todas las ramas de las fuerzas armadas,
funcionarios de la embajada norteameri-
cana, de la CIA, pero también un buen gru-
po de políticos chilenos que están involu-
crados y que tienen que responder por los
delitos cometidos.”
Consultado respecto de los motivos
que tuvo para presentar esta querella pe-
se al tiempo transcurrido, Contreras expre-
sa que “este es un buen momento para pre-
sentarla”. Señala que a principios de los
noventa, al iniciarse la transición a la de-
mocracia, no había condiciones para enta-
blar un juicio así. “Se estaba abriendo cami-
no la transición cuyo primer presidente de
la república fue Patricio Aylwin y su partici-
pación en las negociaciones políticas pre-
vias al golpe resulta evidente”.
Agrega: “Desde 1998 los jueces chilenos
han establecido que efectivamente hubo
genocidio: hay sentencias, hay militares
presos, hay cientos de condenados (70 de
ellos en prisión). Hay certeza jurídica y no
suposiciones de que hubo miles de dete-
nidos-desaparecidos, ejecutados políticos,
torturados (…) Bueno, ahora vámonos a la
causa: ¿Quién es más culpable, el soldado
que degolló, el soldado que disparó, el mi-
litar que dio la orden o los civiles y milita-
res que crearon todas las condiciones para
que eso ocurriera?”.
Contreras señala que nunca se podrá
sanar el dolor provocado por los crímenes
de la dictadura “si no se abre proceso con-
tra los crímenes del golpe mismo en sí y del
conjunto de ilícitos que se perpetraron”.
El papel de la CIA
La AFDD y la AFEP esgrimen como argu-
mento central de la acusación el informe
del Comité Selecto del Senado de Estados
Unidos para el Estudio de las Operaciones
Gubernamentales Respecto a las Activida-
des de Inteligencia –conocido como Informe
Church, por el senador Frank Church, quien
presidió el comité– en el que se detalla la
participación de la CIA y otras agencias y
empresas estadunidenses en el golpe.
En la querella se sintetizan los apor-
tes y relevancia de dicho comité: “La pri-
mera sesión del Senado del 94 Congreso de
la Unión de los Estados Unidos de Nortea-
mérica, de fecha 18 de diciembre de 1975,
conoció del Informe acerca de la Acción
Encubierta en Chile entre los años 1963 y
1973. (Ahí) se demuestra que mediante la
inversión de millones de dólares se com-
pró la conciencia y la acción de un vas-
to grupo de políticos, de parlamentarios y
empresarios.
“El fin era clarísimo: Impedir que en
Chile se produjera todo proceso de cam-
bio social, económico o político que pudie-
ra afectar los intereses norteamericanos
en Chile. Para ello, entre otras cosas, se pu-
so en movimiento a organizaciones terro-
ristas como Patria y Libertad, dirigida por
el abogado Pablo Rodríguez Grez; se entre-
garon cuantiosos recursos a gremios, como
el de los camioneros, o a líderes del comer-
cio; se provocó el acaparamiento y la esca-
sez de productos; el estallido de bombas y
la ejecución de atentados; las huelgas pa-
tronales y del transporte, y se captó a di-
rigentes políticos de derecha y de centro”.
Se cita el propio informe Church:
“Los esfuerzos de Estados Unidos para
alterar el curso de la política chilena alcan-
zaron la cima en 1970: La CIA fue orienta-
da a emprender un esfuerzo para promo-
ver un golpe militar en Chile evitando así
el ascenso al poder de Salvador Allende (…)
“El 15 de septiembre de 1970 –después
de que Allende terminó en primer lugar en
las elecciones pero antes de que el Con-
greso chileno hubiera elegido entre él y el
candidato (Jorge) Alessandri–, el presiden-
te Nixon se reunió con Richard Helms (di-
rector de la CIA), el asistente del presidente
para asuntos de Seguridad Nacional, Hen-
ry Kissinger, y el procurador general, John
Mitchell. Helms fue comisionado para pre-
venir que Allende se hiciera con el poder.
Este empeño se llevó a cabo sin el conoci-
miento del Departamento de Estado y De-
fensa o del embajador.”
El informe sostiene también: “Resul-
tó evidente, tanto para la Casa Blanca co-
mo para los oficiales de la CIA, que un gol-
pe militar era la única solución para evitar
el ascenso de Allende al poder. Para lograr
este fin la CIA estableció contacto con va-
rios grupos de conspiradores militares y
finalmente pasó armas y gas lacrimóge-
no a uno de ellos. La CIA sabía que los pla-
nes de todos los grupos de conspiradores
se iniciaban con el secuestro del constitu-
cionalista jefe del Estado Mayor del Ejérci-
to, general René Schneider”.
En julio de 2010 The Washington Post
publicó una nota basada en grabaciones
desclasificadas de una conversación en-
tre Nixon y Kissinger el 11 de julio de 1971,
en la que se confirma que la CIA y el go-
bierno de Estados Unidos estaban entera-
dos de ese atentado y participaron de él.
Golpe de Estado. Responsabilidades
Carroza. Querella histórica
A
P
A
P

p
h
o
t
o

/

R
o
b
e
r
t
o

C
a
n
d
i
a
54

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
Aspectos jurídicos
Contreras previene que quienes se vean
afectados por el avance de esta causa po-
drían argumentar que el golpe es un cri-
men político y no de lesa humanidad. Esto
es importante puesto que si se considera
crimen político habría prescripción.
“Creo”, dice, “que ésta va a ser la prin-
cipal discusión que va a abrir esta que-
rella. Nosotros sostendremos que es un
crimen de lesa humanidad. Y hay un pre-
cedente: En Uruguay se presentó hace al-
gunos años una querella contra Juan Ma-
ría Bordaberry (presidente entre 1972 y
1973 y dictador entre 1973 y 1976). Allí se
dio esta discusión y triunfó la tesis de que
era un crimen de lesa humanidad”.
En noviembre de 2006 el juez Roberto
Timbal lo imputó por su participación inte-
lectual en los asesinatos de los parlamen-
tarios Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez,
y de los guerrilleros tupamaros Rosario del
Carmen Barredo y William Whitelaw, to-
dos secuestrados y asesinados en Argenti-
na mediante el Plan Cóndor.
En febrero de 2010 la juez Mariana
Motta condenó a Bordaberry a 30 años de
cárcel por delitos “de atentado contra la
Constitución en reiteración real”, nueve
crímenes de desaparición forzada y dos
asesinatos políticos.
Los querellantes chilenos apuntan fun-
damentalmente a los autores intelectuales
del golpe militar. Con ese fin invocaron el
artículo 122 del Código Penal que sanciona
“a los que, induciendo a los alzados, hubie-
ren promovido la sublevación (…) siendo
coautores de la rebelión, sea como autores,
ejecutores o como autores instigadores (…)
aunque no consista en su presencia física
a la cabeza de los sublevados o en el sitio
de los sucesos”.
Los hechos derivados del golpe militar
también prefigurarían los delitos de ho-
micidio y lesiones graves, “sean consuma-
dos o en grado de tentativa, respecto de
las personas a las que les alcanzaron los
disparos o bombas lanzadas por los asal-
tantes del Palacio de La Moneda”, se sos-
tiene en la querella.
Las víctimas del golpe estiman que sus
autores incurrieron en “el delito de daños
a la propiedad del Estado y el delito de in-
cendio, los que se configuran a partir del
muy cobarde bombardeo a La Moneda”.
Además sostienen que en este caso
se configura el delito de asociación ilícita,
previsto en el artículo 292 del Código Pe-
nal, que sanciona “a la asociación forma-
da con el objeto de atentar contra el orden
social y contra las personas”.
El hecho de que en la planificación
y posterior ejecución del golpe se hayan
realizado ejecuciones, secuestros, tortu-
ras y asesinatos de partidarios del gobier-
no entonces constituido, configuraría, de
acuerdo a los querellantes, “un tipo de aso-
ciación ilícita asimilable al delito de geno-
cidio, definido en la Convención para la
Prevención y Sanción del Delito de Genoci-
dio, publicado en el Diario Oficial (de Chile)
de fecha 11 de diciembre de 1953”.
Asimismo se señala que los golpistas
habrían cometido traición y espionaje, crí-
menes “que afectan gravemente a la sobe-
ranía y a la seguridad exterior del Estado
estatuidos en los arts. 244 a 258 del citado
Código de Justicia Militar”.
Con el golpe “que destruyó la histo-
ria constitucional chilena y violó la enton-
ces vigente Constitución Política de 1925”
se habrían vulnerado –según los deman-
dantes– tratados y convenios internacio-
nales de los que Chile es parte: los Conve-
nios de Ginebra, la Declaración Universal
de los Derechos Humanos, el Pacto Inter-
nacional de Derechos Civiles y Políticos, la
Convención contra la Tortura, la Conven-
ción Americana de Derechos Humanos y
el Pacto de Derechos Económicos, Socia-
les y Culturales”.
Los responsables
Aunque los familiares de las víctimas sos-
tienen que será la justicia la que deberá
definir las responsabilidades, en el citado
escrito dan luces respecto de hacia quié-
nes apuntan sus dardos:
“Desde ya corresponde señalar a los
altos mandos de esa época de las fuer-
zas armadas, del Cuerpo de Carabineros
y del Servicio de Investigaciones. Así co-
mo a los responsables de la embajada de
los Estados Unidos de Norteamérica en
Chile. Pero muy especialmente a los diri-
gentes políticos de la oposición al gobier-
no constitucional del presidente Salvador
Allende, la inmensa mayoría de todos los
cuales siguen su vida a la fecha en la ma-
yor impunidad e incluso algunos ocupan-
do cargos de responsabilidad en el apara-
to del Estado.”
También señalan como sediciosos a
quienes participaron del acuerdo tomado
por la Cámara de Diputados el 22 de agos-
to de 1973, en que ésta acusa el quebran-
tamiento al orden constitucional en el que
habría incurrido el gobierno de Allende.
Especial importancia le asignan los
querellantes al papel desempeñado por
Aylwin, entonces senador de la Democra-
cia Cristiana. “Recordemos que (Aylwin)
declaró el 26 de agosto de 1973 al perió-
dico norteamericano The Washington Post
que si a él le dieran a elegir ‘entre una dic-
tadura marxista y una dictadura de nues-
tros militares, yo elegiría la segunda’.
¿Hay algo más claro de abierto apoyo al
golpe que se veía entonces como un real
peligro para la estabilidad democrática?”,
se pregunta Contreras.
La prensa de derecha es directamente
acusada por las agrupaciones demandan-
tes de ser partícipe de la conspiración gol-
pista, citando específicamente a El Mercu-
rio, La Tercera, Tribuna y La Segunda.
Al dueño de El Mercurio, Agustín
Edwards, se le asigna un papel central en
la conspiración. Se subraya que en 1968 fue
fundador y “comodoro” de la llamada Co-
fradía Náutica del Pacífico Austral. Esta or-
ganización, aparentemente un club social,
fue en la práctica un grupo que fungió co-
mo articulador de las tentativas golpistas.
Allí participaron los almirantes José To-
ribio Merino –que el día del golpe asumió la
comandancia de la armada, defenestrando
al almirante Raúl Montero–, Patricio Carva-
jal y Arturo Troncoso, además de los em-
presarios y exoficiales de la armada Ro-
berto Kelly y Hernán Cubillos. Este grupo
articuló la conspiración con los servicios
secretos estadunidenses, con la armada y
con los más importantes empresarios.
En septiembre de 1971 un grupo de em-
presarios, con el apoyo de la citada Co-
fradía, realizó un seminario en el hotel
O’Higgins de Viña del Mar. Fue un cónclave
en el que se planificó el estrangulamien-
to de la economía y la generación de ac-
ciones violentas destinadas a sumir al país
en un caos. Participaron grandes empresa-
rios, como Javier Vial, Ricardo Claro y Euge-
nio Heiremans.
Contreras concluye: “No es éticamen-
te aceptable que se paseen libremente por
la calle, como si fueran personas que estu-
vieran libres de polvo y paja, como si fue-
ran muy honorables, y que ocupen impor-
tantes cargos públicos en el Parlamento,
en los ministerios, personas que tienen
responsabilidades tan grandes por las
cuales tienen que responder”.
Kissinger. Implicado
A
P

p
h
o
t
o

/

C
z
a
r
e
k

S
o
k
o
l
o
w
s
k
i
)
I NTERNACI ONAL / CHI LE

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 55
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
56

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

RODRIGO VERA
D
esde la anunciación del na-
cimiento de Jesús hecha por
el ángel Gabriel, pasando por el
embarazo de la Virgen María,
el parto en un pesebre de Be-
lén, la adoración de los ma-
gos e incluso la resurrección de Jesucristo
ocurrida al tercer día de haber muerto, son
todos “acontecimientos históricos” que
nada tienen que ver con el “mito”, pues
sucedieron en un tiempo y lugar determi-
nado, asegura el Papa Benedicto XVI en La
infancia de Jesús, su más reciente libro que
ya circula en todo el mundo en la actual
temporada navideña.
Más que como pontífice, Joseph Ratzin-
ger escribió el libro en su condición de teó-
logo, pues no se trata de un documento del
magisterio de la Iglesia sino de un estudio
sobre la infancia de Jesús basado princi-
palmente en los evangelios de San Mateo
y San Lucas.
Haciendo a un lado su investidura pa-
pal, el teólogo Ratzinger afirma en su libro:
“Jesús no ha nacido y comparecido en
público en un tiempo indeterminado, en la
intemporalidad del mito. Él pertenece a un
tiempo que se puede determinar con pre-
cisión y a un entorno geográfico indica-
do con exactitud… La fe está ligada a esta
realidad concreta, aunque luego el espacio
temporal y geográfico queda superado por
la resurrección.”
Sin abandonar esta perspectiva teoló-
gica, agrega:
“Hay dos puntos en la historia de Jesús
en los que la acción de Dios interviene di-
rectamente en el mundo material: el parto
de la Virgen y la resurrección del sepulcro,
en el que Jesús no permaneció ni sufrió la
corrupción.”
Esos dos hechos clave –puntuali-
za Rat zinger– “son un escándalo para el
mundo moderno”, puesto que actualmen-
te “a Dios se le permite actuar en las ideas
y en los pensamientos, en la esfera espiri-
tual, pero no en la materia. Esto nos estor-
ba. No es éste su lugar”.
Sin embargo, el teólogo asegura que
aquí estamos ante el “poder creador de
Dios, que abraza a todo ser. Por eso, estos
dos puntos –el parto virginal y la resurrec-
ción real del sepulcro– son piedras de to-
que de la fe. Si Dios no tiene poder tam-
bién sobre la materia, entonces no es Dios.
Pero sí que tiene ese poder, y con la con-
cepción y la resurrección de Jesucristo ha
inaugurado una nueva creación”.
Hechas estas puntualizaciones, en La
infancia de Jesús –que empezó a venderse
en 70 países y 20 idiomas– Ratzinger co-
mienza por analizar el momento en que el
ángel Gabriel le anuncia a María que ten-
drá un hijo concebido por el Espíritu San-
to. Será el “Hijo de Dios”, un nuevo rey
muy distinto a los terrenales y “su reino
no tendrá fin”, le dice el ángel.
Ratzinger detalla que este reino hoy se
extiende “de mar a mar, de continente a
continente, de un siglo a otro”.
En La infancia de Jesús, el tercero de los libros dedica-
dos por Joseph Ratzinger a este personaje, no habla el
pontífice, sino el teólogo. Afirma que la vida de Jesús
no es un mito, sino un acontecimiento histórico. Basado
en los evangelios de Mateo y Lucas, hace un recorrido
por la vida del Nazareno: del alumbramiento de María en
un pesebre, hasta el martirio de su hijo en la cruz. En la
actualidad, afirma, el espacio de Dios se reduce al ám-
bito espiritual y no se le concede ninguna potestad en el
espacio de lo material. Para el teólogo los dos aspectos
más relevantes de la acción divina en el mundo son: la
concepción y la resurrección…
mito y dogma
Jesús niño:
historia,
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 57
Y agrega: “Este reino diferente no está
construido sobre un poder mundano, sino
que se funda únicamente en la fe y el amor.
Es la gran fuerza de la esperanza en medio
de un mundo que tan a menudo parece es-
tar abandonado de Dios… La promesa que
Gabriel transmitió a la Virgen María es ver-
dadera. Se cumple siempre de nuevo”.
Elemento de fe
En cuanto a la concepción por obra del Es-
píritu Santo, Ratzinger se pregunta: “¿Es
una realidad histórica, un acontecimien-
to verdaderamente ocurrido, o bien una le-
yenda piadosa que quiere expresar e inter-
pretar a su manera el misterio de Jesús?”.
Hace un repaso sobre otras religiones
cuyas divinidades también tienen contac-
to corporal con “la madre”. Resalta las di-
ferencias con la católica. Y señala:
“En los relatos de los evangelios se
conserva plenamente la unicidad de Dios
y la diferencia infinita entre Dios y la cria-
tura. No existe confusión, no hay semidio-
ses. La Palabra creadora de Dios, por sí so-
la, crea algo nuevo. Jesús, nacido de María,
es totalmente hombre y totalmente Dios,
sin confusión y sin división, como preci-
sará el Credo de Calcedonia en el año 451.”
Recalca que la concepción fue un he-
cho real –muy ligado a la resurrección– y
“un elemento fundamental de nuestra fe”,
al igual que el nacimiento de Jesús.
A éste lo sitúa en Belén, a diferencia
de otros exegetas que lo ubican en Naza-
ret, porque ahí vivían José y María. Pero
Ratzinger argumenta que estas son puras
“conjeturas personales”, ya que los mis-
mos evangelios lo sitúan en Belén. “Que-
da claro que Jesús nació en Belén y creció
en Nazaret”, asegura. Y agrega que nació
realmente “entre el año 7 y el 6 a. C.”
Explica que “un censo cuyo objeto era
determinar y recaudar los impuestos es
la razón por la cual José, con María, su es-
posa encinta, van de Nazaret a Belén”. No
encuentran sitio en una posada y María da
a luz en uno de los tantos pesebres que
en aquel tiempo solían estar en las grutas.
Ratzinger comenta sobre el significa-
do del lugar:
“El pesebre es donde los animales en-
cuentran su alimento. Sin embargo, aho-
ra yace en el pesebre quien se ha indicado
a sí mismo como el verdadero pan bajado
del cielo, como el verdadero alimento que
el hombre necesita para ser persona hu-
mana. Es el alimento que da al hombre la
vida verdadera, la vida eterna. El pesebre
se convierte de este modo en una referen-
cia a la mesa de Dios.”
“… Los primeros testigos del gran acon-
tecimiento son pastores que velan. Mucho
se ha reflexionado sobre el significado que
puede tener el que sean precisamente los
pastores los primeros en recibir el mensa-
je. Me parece que no es necesario emplear
demasiado talento en esta cuestión. Jesús
nació fuera de la ciudad, en un ambiente
en el que por todas partes en sus alrededo-
res había pastos a los que los pastores lle-
vaban sus rebaños. Era normal, por tanto,
que ellos, al estar cerca del acontecimien-
to, fueran los primeros llamados a la gru-
ta… formaban parte de los pobres, de las al-
mas sencillas, a los que Jesús bendeciría…
el verdadero signo es la pobreza de Dios.”
Agrega que principalmente el Evange-
lio de Lucas “está impregnado todo él por
una teología de los pobres y de la pobreza,
nos da a entender aquí, una vez más de
manera inequívoca, que la familia de Je-
sús se contaba entre los pobres de Israel”.
Ratzinger hace mención sobre la abun-
dante “iconografía cristiana” que ha capta-
do ese momento, señalando que “ninguna
representación del nacimiento renunciará
al buey y al burro”, animales que –dice– no
se mencionan en los evangelios.
Luego habla acerca de la llamada “es-
trella de Belén” que apareció durante el
nacimiento de Cristo y es mencionada en
los textos sagrados. Aborda la controver-
sia que ha provocado la estrella entre los
más renombrados exegetas a lo largo del
tiempo –como Ignacio de Antioquia, San
Juan Crisóstomo y más recientemente Ru-
dolf Pesch–, algunos de los cuales señalan
que nada tiene que ver con la astronomía.
Pero Ratzinger menciona el descubri-
miento hecho en el siglo XVII por el as-
trónomo Johannes Kepler, quien determi-
nó que durante el nacimiento de Cristo se
produjo una conjunción de los planetas
Júpiter, Saturno y Marte, a la cual se aña-
dió una supernova, que es la explosión de
una estrella. Ante esta constatación cien-
tífica, Ratzinger se aventura a hacer la si-
guiente afirmación teológica:
“No es la estrella la que determina el
destino del Niño, sino el Niño quien guía a la
estrella. Si se quiere, puede hablarse de una
especie de punto de inflexión antropológico:
el hombre asumido por Dios –como se ma-
Adoración de los pastores, por Gerard van Honthorst (1622)
RELI GI ÓN
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
58

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

nifiesta aquí en su Hijo unigénito– es más
grande que todos los poderes del mundo
material y vale más que el universo entero.”
Esta luminosa supernova sirvió de guía
para que los tres Reyes Magos llegaran al
pesebre donde acababa de nacer Jesucris-
to. Aquí se pregunta Ratzinger: “¿Qué cla-
se de hombres eran esos que Mateo des-
cribe como ‘Magos’ venidos de ‘Oriente’?”.
Hace un recuento sobre el tipo de per-
sonas que en aquel tiempo se les designa-
ba con el nombre de “magos”: sacerdotes
persas, sabios, astrólogos, embaucadores,
seductores, brujos...
Ratzinger señala que en realidad se tra-
taba de “sabios”, hombres con plena con-
ciencia de que la religiosidad es un “camino
hacia el verdadero conocimiento”. Y explica:
“Los sabios de Oriente son un inicio,
representan a la humanidad cuando em-
prende el camino hacia Cristo, inauguran-
do una procesión que recorre toda la his-
toria. No representan únicamente a las
personas que han encontrado ya la vía
que conduce hasta Cristo. Representan
el anhelo interior del espíritu humano, la
marcha de las religiones y de la razón hu-
mana al encuentro de Cristo.”
Refiere que los textos bíblicos señalan
“la proveniencia de estos hombres hasta
el extremo Occidente (Tarsis-Tarsesos en
España), pero la tradición ha desarrolla-
do ulteriormente este anuncio de la uni-
versalidad de los reinos de aquellos so-
beranos, interpretándolos como reyes de
los tres continentes entonces conocidos:
África, Asia y Europa. El rey de color apa-
rece siempre: en el reino de Jesucristo no
hay distinción por la raza o el origen”.
Vuelve a preguntarse: “¿Cómo hemos
de entender todo esto? ¿Es verdaderamente
historia acaecida, o es sólo una meditación
teológica expresada en forma de historias?”.
Y apunta que, a diferencia de la anun-
ciación a María, la adoración de los Magos
no incide en ningún aspecto esencial de la
fe. Pese a todo, dice tener la “convicción”
de que “se trata de acontecimientos histó-
ricos” a los que la comunidad cristiana les
ha dado una “interpretación teológica”.
Las fuentes
El relato del nacimiento concluye con la
presentación de Jesús en el templo –como
lo ordenaba la tradición judía a la que per-
tenecía la familia–. Ahí, el viejo profeta Si-
meón se acerca a María y le hace una pre-
dicción muy personal: “Y a ti, una espada
te traspasará el alma”.
Ratzinger menciona que esa espada
clavada es el vaticinio del sufrimiento en
la cruz. Lo explica de la siguiente manera:
“La teología de la gloria está indisolu-
blemente unida a la teología de la cruz. Al
siervo de Dios le corresponde la gran mi-
sión de ser el portador de la luz de Dios
para el mundo. Pero esta misión se cum-
ple precisamente en la oscuridad de la
cruz… El amor no es una romántica sen-
sación de bienestar.”
María –asegura Ratzinger– “se queda
sola con un cometido que, en realidad, su-
pera toda capacidad humana. Ya no hay
ángeles a su alrededor. Ella debe conti-
nuar el camino que atravesará por mu-
chas oscuridades”, hasta llegar a “la no-
che de la cruz”.
Asegura que la misma María le contó
personalmente al evangelista Lucas todas
sus tribulaciones, pues “sólo ella podía in-
formar del acontecimiento de la anuncia-
ción, que no había tenido ningún testigo
humano”.
Y remata:
“En los padres de la Iglesia se considera-
ba la insensibilidad, la indiferencia ante el
dolor ajeno como algo típico del paganismo.
La fe cristiana opone a esto el Dios que su-
fre con los hombres y así nos atrae a la com-
RELI GI ÓN
pasión. La Matter Dolorosa, la Madre con la
espada en el corazón, es el prototipo de es-
te sentimiento de fondo de la fe cristiana.”
Pasa después al siguiente capítulo,
cuando, según lo narra el Evangelio de
Mateo, “Herodes montó en cólera y man-
dó matar a todos los niños de dos años pa-
ra abajo, en Belén y sus alrededores”.
Ratzinger comenta:
“Es cierto que no sabemos nada sobre
este hecho por fuentes que no sean bíblicas,
pero, teniendo en cuenta tantas crueldades
cometidas por Herodes, eso no demuestra
que no se hubiera producido el crimen.”
Recalca que ese infanticidio nada tie-
ne de imposible tomando en cuenta que
entonces corría la versión de que había
nacido un rey mesiánico. A Herodes “de-
bió de ponerlo en guardia” el saber que
existía “un pretendiente al trono”. Y “vis-
to su carácter, estaba claro que ningún es-
crúpulo le habría frenado”.
Ratzinger refuerza su hipótesis histó-
rica al señalar que Herodes había hecho
ajusticiar a sus hijos Alejandro y Aristóbu-
lo porque también “presentía que eran una
amenaza para su poder” y “él pensaba exclu-
sivamente según las categorías del poder”.
Es entonces cuando un ángel le orde-
na a José tomar al niño y a su madre, huir
a Egipto y permanecer allí porque Herodes
anda buscando a Jesús para matarlo. José
acata la orden y huye a Egipto. Pasa el tiem-
po. Herodes muere. Ha llegado el momento
de que la sagrada familia regrese a Judea,
pero resulta que ahí reina Arquelao, el más
cruel de los hijos de Herodes. Por ello, deci-
den finalmente irse al reino de Galilea, go-
bernada por el no tan cruel Antipas.
Ratzinger aborda otros hechos de la
infancia de Jesús, como su estancia en el
templo, cuando tenía 12 años y ya convi-
vía con los doctores, escuchándolos y ha-
ciéndoles preguntas.
Otros pasajes sobre la vida de Cristo
ya han sido analizados por Ratzinger en
sus dos libros anteriores sobre el persona-
je: Jesús de Nazaret: del bautismo a la trans-
figuración (2007) y Jesús de Nazaret: desde la
entrada en Jerusalén a la resurrección (2011).
De esta manera, La infancia de Jesús –que
en México acaba de poner en circulación
editorial Planeta– forma parte de una trilo-
gía sobre Cristo escrita por el Papa teólogo,
con la que intenta sustentar históricamen-
te los hechos narrados en los evangelios.
Por ello, termina así su reciente libro:
“En cuanto hombre, (Jesús) no vive en
una abstracta omnisciencia, sino que está
arraigado en una historia concreta, en un
lugar y en un tiempo, en las diferentes fa-
ses de la vida humana… Él ha pensado y
aprendido de un modo humano.”
Sin embargo, reconoce que “no podemos
definir” el “profundo entramado” entre esta
dimensión humana y la dimensión divina…
“Permanece en el misterio”, concluye.
A
P

p
h
o
t
o

/
O
s
s
e
r
v
a
t
o
r
e

R
o
m
a
n
o
Ratzinger. Interpretación teológica
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb25ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
60

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

JUDITH AMADOR TELLO
D
esignada por Enrique Pe-
ña Nieto como responsa-
ble de la transición en el
tema cultural, María Cris-
tina García Cepeda se
perfilaba como candidata
a presidir el Consejo Nacional para la Cul-
tura y las Artes (Conaculta). Pero el viernes
7 fue designada directora general del Ins-
tituto Nacional de Bellas Artes (INBA) por
el titular de la Secretaría de Educación Pú-
blica (SEP), Emilio Chuayffet.
Habrá quien lo considere un premio de
consolación, pero también quien lo equipa-
re con haber ganado la rifa del tigre. Y es que
la institución fundada el 31 de diciembre de
1946 arrastra diversos problemas y pendien-
tes desde hace años, a los cuales se suman
ahora la necesidad de incorporar las nuevas
tecnologías, una reducción presupuestal y
complicadas relaciones con las delegaciones
sindicales del Sindicato Nacional de Trabaja-
dores de la Educación (SNTE).
Aunque sean graves los problemas,
García Cepeda –o Maraki, como le llaman
en el medio cultural– no parece amedren-
tarse. Con el característico tono mesurado
y gentil de su voz responde a las pregun-
tas de Proceso con optimismo y sin ánimo
de confrontación o crítica hacia las gestio-
nes panistas, no obstante que la primera
de ellas, a cargo de Sari Bermúdez, sí cues-
tionó la labor del Conaculta que dejaba
Rafael Tovar en el 2000, en el cual la exdi-
rectora del Auditorio Nacional se desem-
peñó como secretaria técnica.
Su evaluación luego del breve periodo
de transición, en el cual visitó veintitrés
instituciones culturales, es que “cuentan
con personal muy comprometido con sus
proyectos, con sus responsabilidades, que
sienten realmente cuál es la dimensión de
la cultura para el desarrollo cultural e in-
tegral de nuestro país”.
Para ella fue “un privilegio” haber he-
cho la transición, le permitió ver los retos
que deben afrontar esas instancias en el
siglo XXI, uno de los cuales es aprovechar
las nuevas tecnologías y plataformas para
multiplicar el impacto de las actividades
de promoción y difusión artística y cultu-
ral, “y hacer llegar sus beneficios al mayor
número de mexicanos”.
En entrevista telefónica –debido a su
agenda tuvo que cancelar la cita perso-
nal–, dice acerca del INBA que si bien ha
sido una institución con un papel decisi-
vo en la difusión nacional e internacional
de contenidos culturales, requiere mo-
dernizar su infraestructura (no adelanta
ningún proyecto específico) y adaptarse
a esas tecnologías de avanzada, a fin de
alcanzar espacios no habituales, formar
nuevos públicos. Añade a sus propósitos
lograr la excelencia artística.
La pregunta entonces es cómo. El INBA
tiene 66 años de existencia y al margen de
quién lo dirija, sus lineamientos generales
(difusión artística, preservación del patri-
monio, educación artística) se van desa-
rrollando casi de manera natural, si bien
no exento de controversias o momentos
de tensión, como la reciente remodela-
del INBA al Conaculta: García Cepeda
No hay sometimiento
García Cepeda
Para la recién nombrada directora del
Instituto Nacional de Bellas Artes, el
recorte al sector cultural para el año
venidero deberá enfrentarse con mayor
imaginación, “hacer más con menos”.
María Cristina García Cepeda, en
entrevista, señala que “la cultura está
más allá de decisiones partidistas
o personales”, y plantea que la
educación básica debe contener
a la educación artística, “para
fortalecer el tejido social”.
Germán Canseco
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 61
ción en el Palacio de Bellas Artes.
Dice que apenas tomó posesión como
directora se ha abocado a hablar con cada
uno de los coordinadores de las áreas de la
institución, pues deben multiplicar sus ac-
ciones de promoción y difusión sin perder
de vista la excelencia artística y educativa.
A diferencia del titular de Conaculta,
Rafael Tovar y de Teresa, que ve difícil in-
cursionar en la educación básica, pues se
requerirían 240 mil maestros de arte (Pro-
ceso, 1885), García Cepeda considera ne-
cesario incidir en estos niveles educati-
vos con contenidos artísticos y culturales,
pues sólo así se formarán “nuevas genera-
ciones interesadas en las bellas artes y eso
les permitirá tener otra visión de la vida”.
México, enfatiza, tiene grandes talen-
tos y es conocido en el mundo “por la cali-
dad de sus creadores, su música, su pintu-
ra, las artes plásticas, las artes escénicas,
la literatura, la arquitectura”, y es obliga-
ción del INBA seguir desarrollando ese ta-
lento; en ese sentido, dice, los programas
de las coordinaciones deberán responder
a lo que se entiende por excelencia.
Se le comenta que, en muchos medios, la
política cultural de los sexenios panistas fue
muy criticada e incluso se dijo que desman-
telaron parte de lo hecho por los anterio-
res gobiernos. Se le pregunta si así lo perci-
bió, pues habla de instituciones fortalecidas,
gente con ganas de trabajar, y continuidad.
Explica que la indicación de Peña Nie-
to fue realizar una transición “eficiente
y responsable”, para tener un diagnósti-
co de las instituciones, saber qué proyec-
tos merecen continuar pues algunos son a
mediano y largo plazo:
“Cada responsable de las institu-
ciones ha tenido aciertos importan-
tes en su momento. Todos han realiza-
do acciones y proyectos enriquecedores.
Quienes llegamos a las instituciones
culturales debemos entender nuestra
responsabilidad de servidores públicos.
Estoy convencida de que la cultura está
más allá de decisiones partidistas o per-
sonales e independientemente de colo-
res o de partidos, cada una de las admi-
nistraciones ha aportado.”
En su opinión se deben crear proyec-
tos y reencauzar otros. Cita como ejemplo
de esto último las nuevas tecnologías, ya
impulsadas por Consuelo Sáizar, anterior
titular del Conaculta. Ese es un tema a re-
forzar “pues quien no entienda que en el
siglo XXI la promoción y la difusión de la
cultura tienen que estar necesariamente
muy de la mano con su uso, pues no es-
tá en el mundo contemporáneo”, si bien la
nueva funcionaria no detalla.
Racionar el gasto
Entre sus propósitos está el evitar duplici-
dad de programas y proyectos. Y, por ins-
trucciones de Peña Nieto, lograr la transver-
salidad con otras instituciones del gobierno
“para potenciar los proyectos... y hacer más
racional el gasto”. Menciona como ejemplo
la Secretaría de Desarrollo Social.
Sin duda deberán ajustar el gasto. Pues
según el proyecto del Presupuesto de Egre-
sos de la Federación, el INBA sufrirá un re-
corte presupuestal de 30 millones 72 mil
229 pesos para el 2013. En 2012 se le auto-
rizaron 2,915,949,986. Ahora la Secretaría
de Hacienda y Crédito Público solicitó pa-
ra el instituto 2,885,877,757 pesos.
La funcionaria sostiene que la austeri-
dad no será privativa de la cultura, sino una
política anunciada por el ejecutivo. Lo im-
portante, a decir suyo, será que los progra-
mas existentes continúen y crear nuevos,
“ser imaginativos... hacer más con menos”,
no pensar sólo desde el punto de vista eco-
nómico, sino potenciar a la institución. En
este sentido dice que se buscará impulsar
la participación del sector privado y nue-
vos mecanismos de financiamiento para
evitar que la cultura caiga en la parálisis.
–Es entendible lo de la austeridad, pe-
ro quizá no en educación y cultura. ¿No es
contradictorio anunciar que la cultura se-
rá un elemento para reconstruir el tejido
social y reunificar al país dividido política-
mente, y reducirle el presupuesto?
–La educación y la cultura son priori-
tarias para el desarrollo integral y social, y
para reconstruir el tejido y la unidad de los
mexicanos. Y puedo decir que estamos tra-
bajando para hacer crecer nuestros proyec-
tos. Si somos racionales en el gasto, somos
más productivos, eficientes, vamos a poder
multiplicar las acciones de promoción, di-
fusión y educación para beneficio de la po-
blación. Este país debe fortalecer la eficien-
cia de las instituciones, principalmente de
las culturales, eso se puede lograr.
–Habla de educación y de incentivar la
participación de la iniciativa privada en
los proyectos culturales. ¿Qué piensa del
debate en torno a la relación cultura-eco-
nomía vs. cultura-educación?, ¿hacia qué
lado se inclina?
No se pronuncia abiertamente por al-
guno de los dos factores, pero enfatiza que
la educación básica debe contener educa-
ción artística, pues en la medida en que
se siembra en las nuevas generaciones el
conocimiento cultural se fortalece el teji-
do social. Afirma que lo constató cuando
trabajó en el desaparecido Consejo Nacio-
nal de Recursos de Atención a la Juventud
(Crea), donde realizaban festivales artísti-
cos y culturales para los jóvenes de todo el
país, con música, poesía, canto:
“Enriquecían su entorno, se acercaban
y me decían: ‘Maestra, eso me ha abierto
los puentes de la imaginación, esto es la
poesía y me encanta, me dice cosas que
antes no sabía cómo expresar’. El arte y la
cultura nos vuelven mejores seres huma-
nos, debemos sembrar desde la educación
básica el contacto con las manifestacio-
nes artísticas y culturales, hacer de la cul-
tura y las artes una presencia cotidiana.”
–¿Estrecharán entonces la relación
con la SEP, con las escuelas de nivel básico,
para llevar los programas de Bellas Artes?
–El INBA se dedica a la educación artís-
tica profesional y por eso hablamos de
la excelencia. Y estoy convencida de que la
educación artística básica está en la SEP, pe-
ro para fortalecer la educación profesional
estaremos, y estamos, en permanente co-
municación con la SEP.
–Para algunos de los directores del INBA
los trabajadores y delegaciones sindicales
han sido un problema, son un sector muy
combativo que busca participar también en
la política cultural y ha realizado acciones
de defensa del patrimonio o de la institu-
ción, ¿cómo espera que sea su relación?
–Estaré en comunicación con el sindi-
cato y seré respetuosa de la vida sindical,
es uno de mis propósitos. Estoy convenci-
da de que si se respeta la legalidad se po-
drá contar con la participación de todos
los sectores de la población. La cultura de-
be de ser incluyente.
Se dice dispuesta escuchar todas las
voces que contribuyan a fortalecer las ac-
ciones del INBA:
“Si nos dedicamos al arte y la cultura es-
toy segura que el sindicato y la institución
podremos dialogar, construir alianzas para
fortalecer la democracia, la libertad, la in-
clusión social, la expresión de los artistas, la
libertad de expresión. Yo estaré atenta para
que se tomen en cuenta a los artistas, al pú-
blico, a todos aquellos actores relacionados
con el desarrollo artístico, la promoción y la
difusión del arte y la cultura del país. El arte
y la cultura son plurales, incluyentes y per-
tenecen a todos los mexicanos, y todas las
voces merecen ser escuchadas.”
Como directora del INBA no ha tenido
aún una reunión con los trabajadores, pe-
ro sí cuando fue coordinadora de la transi-
ción, y asegura que “expresaron sus pun-
tos de vista, hubo coincidencias, tuvimos
una muy buena comunicación y aspiro a
que este primer encuentro con una parte
del sindicato sea el inicio de una relación
muy fructífera para beneficio del desarro-
llo cultural de este país”.
Uno de los aspectos que los trabajado-
res han criticado a los directores del INBA
es su sometimiento a los designios del Co-
naculta. García Cepeda considera que am-
bas instancias son vitales y que la coordi-
nación del Consejo ha sido benéfica pues
“ha evitado la duplicidad de acciones”.
Enfatiza que no hay sometimiento si-
no “suma de voluntades”, pues la cultu-
ra no es “un archipiélago” y el INBA traba-
ja con diversas instituciones, entre ellas las
universidades, “ello enriquece y fortalece
cualquier proyecto de política cultural”. O
CULTURA
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
62

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

RAFAEL VARGAS
L
entamente se acerca el cente-
nario del surrealismo. En do-
ce años más –el primer ma-
nifiesto surrealista se publicó
en junio de 1924– el mundo
pasará revista a uno de los
movimientos culturales más influyentes
y trascendentales del siglo XX, cuya hue-
lla es evidente tanto en las artes como en
el pensamiento crítico, que a fin de cuen-
tas forman parte de un mismo entramado.
Su conmemoración dará lugar a una
vasta diversidad de reflexiones, pues el su-
rrealismo lo mismo tiene que ver con el
pensamiento utópico que con la publicidad
–la mercadotecnia ha sabido explotar su in-
mensa riqueza conceptual–, y nunca ha de-
jado de ser objeto de estudio y debate, den-
tro y fuera del ámbito académico. El interés
por los surrealistas rebasa el marco de la
historiografía, si bien es en ese campo don-
de resulta más fácil advertir la abundante
producción intelectual en torno de su obra
y de su vida.
No obstante, hay aspectos del surrea-
lismo que no han sido suficientemente
explorados o que, en todo caso, aún son
muy poco conocidos por el gran público.
Por ejemplo, la magnitud –tanto en can-
tidad como en calidad– de la obra plásti-
ca creada por mujeres afiliadas o afines al
surrealismo a lo largo de cinco décadas, y
Ellas, las
Se exhibe en el Museo de Arte Moderno de la Ciu-
dad de México In Wonderland, muestra del genio
creativo de mujeres mexicanas y estadunidenses
inscritas en el movimiento surrealista, por décadas
dominado por varones que tendían a ver a las mu-
jeres como musas antes que como artistas. Ellas,
sin embargo, mostraron su talento a través de crea-
ciones que han dejado una profunda impronta. La
muestra permanecerá abierta hasta el próximo 13
de enero.
las difíciles circunstancias que les tocó re-
montar para construir su identidad como
artistas en el seno de un movimiento en-
cabezado por hombres.
En efecto, desde sus orígenes, el movi-
miento surrealista estuvo compuesto ca-
si exclusivamente por varones. Las únicas
mujeres que figuran entre los integran-
tes del grupo fundador son Simone Co-
llinet, Gala Éluard y Elsa Triolet, esposas
de André Breton, Paul Eluard y Louis Ara-
gón, respectivamente. De ellas, sólo Simo-
ne habrá de colaborar en La Révolution Su-
rréaliste, y sólo por una vez, en el primer
número, con unos textos sin título y fir-
mados únicamente con sus iniciales: S. B.
(Simone Breton). Los surrealistas miran a
la mujer como musa, puerta de entrada al
misterio, encarnación de la belleza, em-
blema de la pureza u objeto de deseo; la
divinizan: no la tratan como su igual.
Sorprende tal actitud. Especialmente
por parte de Breton, quien a los 28 años de
edad (la que tenía cuando redactó el pri-
mer manifiesto) indudablemente conocía
la llamada “carta del vidente”, de Arthur
Rimbaud, genio tutelar del surrealismo.
En esa carta, escrita en mayo de 1871, más
surrealistas
Ruth Benhard. “En la caja-horizontal” (1962)
C
o
r
t
e
s
í
a
:

M
u
s
e
o

d
e

A
r
t
e

M
o
d
e
r
n
o

/
L
o
s

Á
n
g
e
l
e
s

C
o
u
n
t
y

M
u
s
e
u
m

o
f

A
r
t
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 63
CULTURA
de medio siglo antes del primer mani-
fiesto surrealista, Rimbaud, de 16 años de
edad, vaticina:
“Cuando se consiga quebrar la infi-
nita servidumbre de la mujer, cuando
viva para ella y por ella, porque el hom-
bre –hasta entonces abominable– la ha-
ya liberado, ¡la mujer también será poe-
ta! ¡La mujer encontrará lo desconocido!
¿Diferirá de los nuestros su mundo de
ideas? Encontrará cosas extrañas, in-
sondables, repugnantes, deliciosas; las
tomaremos, las comprenderemos.”
Es inútil buscar un eco de estas pa-
labras de Rimbaud en el Primer manifies-
to. Habrán de pasar 20 años para que Bre-
ton escriba algo relativamente semejante
en las páginas de Arcano 17 (libro conclui-
do a finales de 1944), donde, todavía bajo
la sombra ominosa de la segunda Guerra
Mundial, señala:
“Ya es hora que las ideas de la mujer
prevalezcan sobre las del hombre, a cuyo
tumultuoso fracaso asistimos hoy. Son los
artistas en particular quienes deben asu-
mir la responsabilidad… de maximizar la
importancia de todo lo que sobresale en
la visión femenina del mundo, en contras-
te con la masculina, para construir sólo a
partir de los recursos de la mujer.”
No obstante, las artistas surrealistas
tuvieron que ganar por sí mismas el es-
pacio para desplegar esa visión. Precisa-
mente ése es el eje de la excelente mues-
tra que se presenta en el Museo de Arte
Moderno de la Ciudad de México: In Won-
derland. Las aventuras surrealistas de muje-
res artistas en México y los Estados Unidos,
que reúne más de 200 obras –pinturas, fo-
tografías, objetos, esculturas– realizadas
por 48 artistas (once de ellas mexicanas:
Lola Alvarez Bravo, Lilia Carrillo, María Iz-
quierdo, Frida Kahlo, incluyendo a siete
célebres inmigrantes: Leonora Carrington,
Olga Costa, Katy Horna, Alice Rahon, Ro-
sa Rolanda, Bridget Tichenor y Remedios
Varo) a lo largo de cincuenta años, pues la
mayor parte están fechadas entre 1930 y
1980, aunque hay unas cuantas que datan
de la década pasada, como ilustración de
lo que María Elena Buszek –una de las au-
toras del importante libro homónimo que
complementa la exposición– llama “el le-
gado del surrealismo en el arte feminista
contemporáneo”.
Desde luego, no es necesaria exposi-
ción alguna para enterarnos o convencer-
nos del talento creativo de las mujeres que
se dedican a las artes visuales. Pero sí re-
sulta muy significativo ver específicamen-
te la manera en que las mujeres surrea-
listas o relacionadas con el surrealismo
plasmaron su talento, sobre todo porque el
surrealismo, al poner en tela de juicio los
valores tradicionales de la sociedad bur-
guesa (la patria, la familia, el trabajo) y pri-
vilegiar la rebelión, la libertad, el amor, el
sueño, la poesía, fomentó una
nueva actitud y una nueva con-
ducta por parte de las mujeres,
no sólo en lo que se refiere al cul-
tivo del arte, sino a su propia vi-
da. Si bien una gran parte de los
artistas surrealistas eran seño-
res tan convencionales como la
mayoría de los hombres en lo to-
cante a su trato con las mujeres,
el surrealismo fomentó la liber-
tad femenina en una gran diver-
sidad de planos –desde el erótico
hasta el político– y, como suele
ocurrir con toda revolución, sin
duda desbordó a sus propios im-
pulsores.
In Wonderland –ya que el tí-
tulo busca referir al visitan-
te al universo creado por Lewis
Carrol en Alicia en el País de las
Maravillas (Alice in Wonderland),
bien podría habérsele puesto a la exposi-
ción “En el País de las Maravillas”– nos acer-
ca a ese mundo de ideas al que Rimbaud
alude en su carta, y nos entrega un testi-
monio fascinante y revelador de la ima-
ginación de las mujeres, que disipa la
acendrada ensoñación masculina de la
mujer-niña, tan cara a los propios poetas
y pintores surrealistas.
Gran parte de las obras elegidas para
representar el trabajo de las artistas mexi-
canas son ampliamente conocidas, pe-
ro nunca dejará de ser una maravilla vol-
ver a verlas y, presentadas en conjunto, en
un contexto diferente, hace que operen de
una manera distinta. Los cuadros de Leono-
ra Carrington se aprecian de otro modo vis-
tos al lado de las obras de Alice Rahon y de
Remedios Varo, pero además permiten inte-
resantísimas comparaciones y espejeos con
las obras de sus colegas europeas y estadu-
nidenses. (Por cierto: ya que la parte mexi-
cana está representada por siete eminentes
inmigrantes europeas, resulta extraño que
no se incluya ninguna fotografía de Eva Sul-
zer, quien llegó a México en 1939 con Alice
Rahon y Wolfgang Paalen.)
Naturalmente, para el espectador mexi-
cano la parte más novedosa de la exposi-
ción es la que corresponde a las artistas eu-
ropeas y estadunidenses, cuyas obras pocas
veces (o nunca antes) habían sido exhibidas
en México. Hace más de medio siglo que no
se exhibía en México un cuadro de la italia-
na Bona Tibertelli (esposa del gran narrador
francés André Pieyre de Mandiargues) o de
Mina Loy (quien viviera en nuestro país con
el poeta francés Arthur Cravan, desapareci-
do en el Golfo de México).
Es una oportunidad irrepetible de ver
obras espléndidas de grandes pintoras co-
mo Kay Sage, Dorothea Tanning, Helen Lun-
deberg, e impresiones vintage de imágenes
tomadas por Lee Miller, Ruth Bernhard y
Francesca Woodman, entre otras notabilísi-
mas fotógrafas.
El trabajo de curaduría es extraordina-
rio, y admirable el esfuerzo realizado por
Ilene Susan Fort y Tere Arcq para seleccio-
nar y reunir tantas piezas de primerísima
calidad provenientes de museos y colec-
cionistas muy diversos. No por nada tomó
cinco años el realizar esta exposición.
Sólo es una lástima que gran parte
de los documentos que se exhiben con la
muestra no se hayan transcrito y traduci-
do, pues hay algunos tan nortables como
la divertida carta que Dorothea Tanning le
envía a Joseph Cornell en 1944. Ojalá fuese
posible que antes de retirar la exposición
el Museo de Arte Moderno hiciera un pe-
queño cuadernillo con, por lo menos, los
más destacados de ellos.
In Wonderland es una exposición excep-
cional que invita a ser visitada y disfruta-
da repetidas veces, y a invertir varias horas
en cada visita, siempre con gran deleite. O
“Maternidad” (1944) de Izquierdo
Max Ernst y Dorotea Tanning
C
o
r
t
e
s
í
a
:

M
A
M

/
L
A
C
M
A
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
64

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

RAQUEL TIBOL
L
as agresiones del pasado 1 de
diciembre contra estudiantes
y sectores populares, actua-
da por porros y paramilita-
res, orquestadas desde esfe-
ras gubernamentales, tiene
tantas similitudes con lo ocurrido del mes
de julio de 1968 en adelante, que resulta
indispensable volver a revisar los dos to-
mos elaborados con la máxima seriedad y
precisión por el profesor Ramón Ramírez;
editado por ERA en 1969 y reeditado por la
misma editorial en 1998 y 2008; titulados
El movimiento estudiantil de México. Julio/di-
ciembre, 1968. El primer tomo, de 553 pági-
nas, dedicado al análisis, está dividido en
siete capítulos: 1) Lo genérico de los mo-
vimientos estudiantiles, 2) Particularida-
des del movimiento estudiantil, 3) La ubi-
cación del movimiento estudiantil dentro
de la situación política y social del país, 4)
Posibilidades de que el proceso democrá-
tico sea logrado, 5) Cambios necesarios en
la Universidad, 6) El movimiento frente a
sí: organización, aciertos, errores, y pers-
pectivas, y 7) Actitudes y posiciones ante
el movimiento estudiantil.
La segunda parte de este primer tomo
está dedicada a una amplísima cronolo-
gía dividida en ocho etapas que abarcan
de la página 145 a la 553. En la “Explica-
ción necesaria” que inicia el volumen,
Ramón Ramírez agradece la ayuda que
le prestaron jóvenes universitarios en la
concentración de parte del material infor-
mativo, animados por el economista Ra-
món Figueroa Noriega. Las fuentes fueron
los periódicos El día, Excélsior, La Prensa, El
Universal, Novedades y La Voz de México; las
revistas Por qué?, Siempre!, Revista de la Uni-
versidad de México, Historia y Sociedad y Ga-
ceta (título éste del boletín Informativo del
Consejo Nacional de Huelga).
Cuando Ramón Ramírez concentró
sus energías intelectuales en la elabora-
ción de este trabajo dedicado a tan impor-
tante acontecimiento histórico, se desem-
peñaba como investigador del Instituto de
Investigaciones Económicas de la Univer-
sidad Nacional Autónoma de México. Ha-
bía nacido en España en 1913; durante la
guerra civil española fue profesor norma-
lista; fundó y presidió la Federación de
Trabajadores de la Enseñanza. En 1940
llegó como exiliado a México, en 1947 se
recibió de licenciado en economía en la
UNAM, donde fue profesor e investiga-
dor de 1960 a 1972, año éste de su falle-
cimiento. En la Escuela Nacional de Eco-
nomía perteneció a la comisión mixta de
profesores y estudiantes que modificó los
planes y programas de estudio, y en 1970
fundó el seminario sobre El capital de Car-
los Marx. De 1947 a 1959 laboró en el Ban-
co de Obras y servicios Públicos. Entre las
diversas publicaciones en las que colabo-
ró se cuentan Investigaciones económicas e
Historia y Sociedad.
Además del que estamos resumiendo,
publicó los siguientes libros: El problema
de la habilitación: aspectos sociales, legales
y económicos (1948), La posible revaloración
del oro y sus efectos en la economía de Méxi-
co (1961), Principios para el desarrollo de la
economía subdesarrollada (1962). La moneda,
el crédito y la banca a través de la concepción
marxista y de las teorías subjetivas (1972).
El segundo tomo, de 523 páginas, está
dedicado a 279 documentos emitidos en-
tre el 28 de julio de 1968 y el 10 de enero
de 1969 por comités coordinados, federa-
ciones, coloquios, asociaciones, uniones,
asambleas, comisiones, partidos políticos
(Comunista, Popular Socialista, Acción Na-
cional, Revolucionario Institucional), cen-
trales, centros de investigación, grupos de
profesores, comisiones mixtas, consejos
técnicos, escritores, Consejo Nacional de
Huelga, directores de escuelas, intelectua-
les, artistas, academias, sindicatos, asam-
bleas, colegios, organismos, sociedades,
comités directivos, llamados, ciudadanos
asilados, Secretaría de Gobernación, comi-
sión de pasantes, 37 sacerdotes mexicanos,
Secretaría de la Presidencia, Central Cam-
pesina Independiente, médicos del Hospi-
tal Juárez, del Hospital General, del IMSS y
del Hospital de la Mujer, Gran Comisión de
la Cámara de Senadores, presos políticos,
Pen Club Internacional, El Colegio de Méxi-
co, Universidades y Escuelas Superiores
(UNAM, Politécnico Nacional, Universidad
Veracruzana, Escuela Normal Superior, Na-
cional de Antropología e Historia, Universi-
dad Iberoamericana, Universidad de Nue-
vo León), Grupo de Jesuitas, Academia de la
Danza Mexicana, organismos obreros (fe-
rrocarrileros, telefonistas, electricistas, pe-
troleros), diputados de la XLV Legislatura
del Congreso de la Unión, Gran Comi-
sión de la Cámara de Senadores.
Además, cartas, discursos, declara-
ciones, entrevistas de personajes repre-
sentativos de diversos organismos y ten-
dencias: General y licenciado Corona del
Rosal, Víctor Rico Galán, Adolfo Christ-
lieb Ibarrola, Demetrio Vallejo, presidente
Gustavo Díaz Ordaz, Manuel Marcué Par-
diñas, ingeniero Heberto Castillo, Rector
Javier Barros Sierra, David Alfaro Siquei-
ros, Marcelino Perelló Valls, Manuel More-
no Sánchez, general Lázaro Cárdenas, Jor-
ge de la Vega Domínguez y Andrés Caso
representantes del Presidente de la Repú-
blica, Fernando Benítez, Rina Lazo, secre-
tario de Educación Pública Agustín Yañez,
doctor Guillermo Massieu director del IPN,
Oriana Fallaci, Fidel Velázquez, general
Luis Cueto Ramírez jefe de la policía del
Distrito Federal. (A pesar de su amplitud y
contrastes del movimiento, que dejó una
huella imborrable).
Lo que llevó al profesor Ramón Ramí-
La represión desatada durante la toma de posesión
como presidente por parte de Enrique Peña Nieto, el
1 de diciembre pasado, tiene similitudes con el mo-
vimiento del 68, según advierte Raquel Tibol, quien
glosa las ideas centrales de los dos tomos que el pro-
fesor Ramón Ramírez, exiliado español, escribió en
1969 sobre ese movimiento. Además, reproduce lite-
ralmente algunas de sus ideas, donde el economis-
ta por la UNAM subraya la importancia de las luchas
populares y estudiantiles frente a un poder que in-
tenta impedir el cobro de conciencia. De ahí el título
puesto por la autora para su artículo.
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 65
CULTURA
rez a realizar este esfuerzo único dentro
del movimiento de 1968, fue su plena con-
vicción de que las orientaciones del mo-
vimiento estudiantil eran innegablemen-
te progresistas y democráticas, y que los
estudiantes aspiraban a ser vanguardia en
la denuncia de las estructuras negativas y
reaccionarias de la sociedad contemporá-
nea. Expresaba claramente Ramírez que
los movimientos o rebeliones estudianti-
les responden a distintas causas que des-
embocan en la lucha contra el presente
sistema capitalista de consumo.
He aquí unos párrafos que, como mu-
chos otros, podrían aplicarse a las lamen-
tables circunstancias que hoy se desarro-
llan en México:
“Surgidos en la Universidad, institu-
ción que desempeña un importante pa-
pel en la supervivencia de la presente
organización social y en cuyo seno se re-
flejan las contradicciones tanto del pro-
ceso educativo como del proceso econó-
mico, el poder tratará de impedir que la
actitud del estudiantado cree estado de
conciencia en el resto de la población y
en particular en la clase obrera. Esto ayu-
da a comprender la posición fuertemen-
te represiva que las llamadas autoridades
ejercen contra la totalidad de las acciones
juveniles que vienen a reivindicar el des-
tino histórico de la humanidad.”
“Iniciados, generalmente, al calor de
la Reforma Universitaria, y casi sin excep-
ción por la incomprensiva actitud de los
diversos gobiernos, sus acciones han tras-
pasado los marcos de la Universidad, deri-
vándose hacia luchas cuyas banderas han
sido en muchos casos la democratización
del país y en otros la franca lucha contra
gobiernos dictatoriales y pro-imperialis-
tas, así como factores de vanguardia en la
movilización y organización de amplias
masas populares.”
“En general los movimientos estu-
diantiles son censurados por su heteroge-
neidad, por su falta de pureza ideológica,
su espontaneidad, su poca consistencia, y
porque el factor humano que los impulsa
es sumamente endeble, pues no pasan –se
dice– de ser jóvenes inexpertos e impulsi-
vos. Tales críticas desvirtúan los hechos y
siembran la duda y la desmoralización en-
tre los grupos del país hacia rumbos más
democráticos y justicieros o luchar fran-
camente contra el sistema.”
“Es difícil prever la suerte del movi-
miento estudiantil; mas lo que sí debe-
mos estar seguros es de que los jóvenes
estudiantes, universitarios, politécnicos y
de otros centros de enseñanza, por su sen-
tido político, abnegación y espíritu com-
bativo, han marcado nuevos derroteros y
abierto esperanzados horizontes al país;
que entre las grandes enseñanzas que el
propio movimiento ha dejado escritas es
el saber que el camino a recorrer, has-
ta lograr un México más justo que el ac-
tual, sin dejar de ser largo y difícil, hay que
compartirlo con el pueblo, en sus sectores
obreros y campesinos, con los intelectua-
les y profesionistas honrados.”
contra la política que se hace al margen
de las mayorías
Las luchas
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
66

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

Arte
2012:
éxito y desprecio de
la fotografía mexicana
BLANCA GONZÁLEZ ROSAS
A
demás de museos gu-
bernamentales sin pú-
blico –entre semana, en
la Ciudad de México, es común
encontrar sin un solo visitante
la Sala de Arte Público Siquei-
ros, el Museo de Arte Carrillo
Gil, el Museo Nacional de la
Estampa, el Laboratorio Arte
Alameda y Ex Teresa Arte Ac-
tual–, escandalosos subsidios
y creatividad artística deprimi-
da –en el Museo Tamayo Arte
Contemporáneo se exhibe ac-
tualmente una pintura de Omar
Rodríguez-Graham que es casi
una copia textual de otra reali-
zada en 2006 por el australiano
Toba Khedoori–, el 2012 deja
como saldo la ambivalencia
entre la valoración y el despre-
cio de la fotografía mexicana
contemporánea.
Sobresaliente en el ámbito
creativo, el escenario fotográfco
de nuestro país se caracteriza
actualmente por una dinámi-
ca libertad que se desborda no
sólo en la exploración temática,
sino también en la construcción
de texturas icónicas que trans-
mutan las imágenes en objetos
misteriosamente seductores.
Marginada del circuito comer-
cial, la fotografía mexicana des-
puntó este año en el merca-
do nacional y ferial a través de
Patricia Conde Galería. Dedica-
da desde 2009 a la promoción
exclusiva de prácticas fotográ-
fcas, este proyecto ubicado en
el Distrito Federal sobresalió
desde abril con su participación
en la feria mexicana Zona Maco
Arte Contemporáneo. Arriesga-
da en la selección de su establo,
Conde ha conjugado una equili-
brada pluralidad de estéticas fo-
tográfcas las cuales, sin perder
la fascinación de la imagen, se
caracterizan por la profundidad
y solidez de su concepto.
Diseñado con el objetivo
de divulgar el conocimiento de
la diversidad de las prácticas
fotográfcas de nuestro país,
su programa de exposiciones
abarcó durante 2012 fotografía
documental y construida, dis-
cursos conceptuales, paisajes
urbanos y fantásticos, retratos
e introspecciones personales,
fotoperformance y foto-objeto,
contenidos de género, natura-
lezas muertas y texturas visua-
les –o de imagen– a partir de
técnicas tan antiguas como el
colodión húmedo. Entre lo me-
jor que se ha visto en su espa-
cio se cuentan las narrativas
corpóreas y maternales de Ana
Casas, los retratos intervenidos
de Belinda Garen, los encuen-
tros urbanos de Alejandro Car-
tagena, los raptos emocionales
de Claudia Hans, las imágenes
objetuales de Patricia Lagarde,
el documentalismo poético de
Yolanda Andrade, la fotografía
dibujística de Juan José Ochoa,
los paisajes fantásticos de
Alexandra Germán y el tiempo
evocado con imágenes estáti-
cas y en movimiento de José
Antonio Martínez.
También sobresaliente por
sus actividades y programa de
exposiciones, la Fundación Ar-
chivo Héctor García comprobó
en 2012 el potencial del gremio
fotográfco. Dirigido desde hace
tres meses por la exsubdirectora
del Centro de la Imagen y excura-
dora del Museo Universitario del
Chopo, Gabriela González Reyes,
el archivo pretende fortalecer sus
servicios con un nuevo programa
de educación fotográfca dirigido
a creadores y espectadores.
Dinámica, interesante y au-
daz, la fotografía mexicana con-
temporánea no cuenta todavía
con un espacio-museo guberna-
mental digno y apropiado pa-
ra su difusión, posicionamiento
internacional y conservación.
En 2012, Consuelo Sáizar, titu-
lar hasta hace dos semanas del
Consejo Nacional para la Cultu-
ra y las Artes (Conaculta), cerró
el Centro de la Imagen –único
recinto público dedicado a este
género– para iniciar una restau-
ración que todavía no tiene fecha
de término. Convertido en un
presente despreciado y un re-
cuerdo añorado, el Centro de la
Imagen merece adquirir la gran-
deza de nuestras prácticas fo-
tográfcas. El reto, ahora, queda
bajo la responsabilidad de Rafael
Tovar y de Teresa como nuevo
presidente del Conaculta. O
Música
I
¡Ave… María!
RAÚL DÍAZ
A
ve María, llena eres de
canto, la música está
contigo y bendita tú
eres entre todas las sopranos.
Amén.
Se sabe que el “Estado de
Gracia” no es para todos los co-
munes, sino alcanzado por unos
cuantos y, aun entre éstos, pa-
rece ser que no todos lo poseen
permanentemente, sino sólo por
momentos. Este es el caso de
María Alejandres (antes Katzara-
va), quien sin duda escala a las
supremas alturas cuando, sobre
un escenario, da muestras rea-
les del arte del canto, dimensión
no comprendida, desafortuna-
damente, por la gran mayoría de
intérpretes en el mundo.
Esa diferencia es lo que ha-
ce a los artistas de excepción y,
consecuentemente, a la joven
Alejandres excepcional. Así lo
demostró en los dos concier-
tos únicos que en un lapso de
siete días ofreció en nuestro
país (en el ínterin voló a Europa,
cantó, triunfó y regresó): el 6 de
diciembre como el punto culmi-
nante de las celebraciones de
aniversario del Centro Nacional
de las Artes (Cenart), y el 13 del
mismo mes en la sala grande
de Bellas Artes. En ambos con-
ciertos estuvo acompañada al
piano por Ángel Rodríguez, con
quien ha establecido de unos
cuantos años para acá una es-
pecie de productiva complici-
dad artística.
No fue, en ópera, un reper-
torio “de cajón” el escogido por
la Alejandres aunque, en el Ce-
nart, estrenó en México su ver-
sión de Ah forse lui… Sempre
libera, de La Traviata de Verdi,
ópera que estrenará comple-
ta el año próximo en Ginebra,
Suiza, y posteriormente cantará
en la Florida Grand Opera. Aquí
quizás tengamos la fortuna
de escuchársela en, digamos,
unos cinco años. El resto de
la primera parte de su Gala la
constituyeron Vittoria, mio co-
re!, de Giacomo Carissimi; O del
mio dolce ardor, de Christo ph
Gluck; Ouvre tes yeux bleus, de
Massenet, y Ne poy, krasavitsa,
pri mne, de Rachmaninov. Algo
que no se escucha en todas las
galas que por aquí se acostum-
bran. La segunda parte la des-
tinó a la zarzuela y a la canción
fna mexicana, manejadas am-
bas especialidades con enorme
maestría y desparpajo, dejando
bien claro el porqué del reco-
nocimiento a su versatilidad.
Pocas pero importantes
variaciones hubo en el concier-
to de Bellas Artes, en el cual
Sin título, de Alexandra Germán
Alejandres. Estado de gracia
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
CULTURA

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 67
abordó un repertorio aún más
difícil y terminó con un alarde
de facultades realmente ex-
traordinario, ofreciendo como
segundo encore nada menos
que Sempre libera, aria que,
simplemente, no cualquier so-
prano se atreve a abordar y
solamente una suicida o suma-
mente temeraria confada en
sus capacidades se atrevería
a enfrentar despus de ese tour
de force que fue todo el con-
cierto. Sin embargo, la Alejan-
dres la despachó con un des-
parpajo y facilidad que dejó a
todos asombrados.
Antes, en la primera parte
del programa, había cantado:
Intorno all’idol mio, de Antonio
Cesti; dos canciones de Rach-
maninov; algo de Thais y de
Ariane, ambas de Massenet;
Dieu, quel frisson…Amour ra-
nime mon courage de Romeo
y Julieta, de Charles Gounod,
personaje del que ha hecho to-
da una creación de acuerdo a la
crítica mundial, y por si lo ante-
rior fuera poco y nada agotador,
remató con Qui la voce de Los
Puritanos, de Bellini. Es de-
cir, un paseo por un repertorio
sumamente delicado, amplio,
diverso y belcantista.
En la segunda parte del
programa, la soprano volvió a la
zarzuela, una pieza de Piazolla
y fnas canciones mexicanas.
Factor importantísimo en el
buen resultado de ambos con-
ciertos fue la participación de
Ángel Rodríguez, quien manejo
muy bien los tiempos, tanto de
él como de la cantante. O
II
“Su majestad
la zarzuela”
MAURICIO RÁBAGO PALAFOX
E
ste espectáculo de Polo
Falcón se presentó en el
Auditorio Alejo Peralta,
sede de la Orquesta Sinfónica
del Instituto Politécnico Na-
cional dirigida hábilmente por
Gabriela Díaz Alatriste. Lleno
total, exitazo; la gente comen-
taba: “Avísenos cuando haya
otra”. Y es que la zarzuela tiene
un profundo arraigo en nuestro
país, como en la mayoría de
Hispanoamérica.
La zarzuela, un género de
teatro cantado y hablado, pri-
ma hermana de la ópera y de la
opereta, originaria de Madrid,
España, debe su nombre a que
las primeras funciones que se
realizaron de este género teatral
fueron en el Teatro de la Zar-
zuela, dentro del pabellón de
caza de los monarcas españo-
les, muy cerca de Madrid. Entre
las primeras obras se cuentan
títulos como La selva sin amor
(1629), de Lope de Vega, o El
golfo de las sirenas (1657), de
Calderón de la Barca.
Cuando el nacionalismo
como movimiento estético se
comienza a extender por todo
el mundo desde su natal Rusia,
la zarzuela toma un carácter
netamente español y madrile-
ño, ya que en su música y esti-
lo muchas de las obras de este
género eran italianizantes; de
esa época provienen las más
famosas zarzuelas con las que
se conjuntó este disfrutable
programa que presentó el IPN.
Abrió este concierto escénico
con tres selecciones de La ver-
bena de la paloma, de Tomás
Bretón, obra cumbre del género
chico, llamado así por su bre-
ve duración; se acostumbraba
presentar a La verbena… junto
con otra obra también corta, la
Obertura, las coplas de don Hi-
larión interpretadas con mucho
histrionismo por el productor
y director del espectáculo Po-
lo Falcón: “Una morena y una
rubia, hijas del pueblo de Ma-
drid…”. Y la Habanera “¿Dónde
vas con mantón de Manila?”,
dúo cantado por Lorena von
Pastor (hija de la queridísima
soprano Guillermina Higareda)
y Rodrigo Garciarroyo, aguerri-
do tenor que acaba de triunfar
en el Sansón y Dalila de la ópe-
ra de Cuernavaca. Tocó el tur-
no a la mezzosoprano Verónica
Alexanderson con la entrada de
Paloma de El Barberillo de La-
vapiés, de Francisco Barbieri,
obra alegre y encantadora co-
mo pocas pero llena de difíci-
les adornos para la solista, que
Verónica sorteó con habilidad.
En seguida el coro-chotis de
La Chulapona, de Moreno To-
rroba, con el Coro Alpha Nova
del propio IPN; sorprende que
sin ser profesionales del canto
canten bien, afnados y a tiem-
po, y además ejecuten los sen-
cillos pasos del chotis, algo que
al Coro del Palacio de Bellas
Artes no hemos visto hacer. Del
mismo autor de Luisa Fernan-
da, el dúo de La flor, Los varea-
dores con coro y solista, donde
el barítono Carlos Sánchez nos
regaló un Vidal Hernando ex-
celente de voz, carácter y ac-
tuación como hacía mucho no
veíamos, y que nos hace abri-
gar esperanzas de un verdade-
ro renacimiento de la zarzuela.
Concluyó la selección con la
Mazurca de las sombrillas.
El intermezzo de La leyen-
da del beso con música de los
maestros Reveriano Soutullo y
Juan Vert hizo derramar lágri-
mas de emoción a más de uno.
Otros momentos inolvida-
bles fueron selecciones de Las
carcelarias, de Ruperto Cha-
pí; El gato montés, de Manuel
Penella; El niño judío, de Pablo
Luna; La boda de Luis Alon-
so, de Jiménez, bellísima obra
orquestal que bailó el ballet de
la Compañía Mexicana de Zar-
zuela y Opereta con coreografía
de Clemina Zugasti. Y terminó
el festín con La tabernera del
Puerto, de Pablo de Sorozabal,
y la Jota de La Dolores, de José
Serrano interpretada por toda la
compañía. Atestiguamos varios
cambios de vestuario y gran
producción.
Una gala en todo lo alto.
Con ambas funciones, el 6 y
el 8 de diciembre, concluyó la
temporada 2012 de la OSIPN. O
Teatro
Nuevo Teatro:
Off Spring
ESTELA LEÑERO FRANCO
A
rturo Amaro inaugura
antes de fnalizar el año
el Espacio Universita-
rio de Cultura Off Spring ,que
cuenta con un foro teatral para
300 personas y otro para 150,
con la intención de apoyar y
difundir la dramaturgia mexica-
na y las experiencias teatrales o
multidisciplinarias.
Autor de origen, Amaro ha
transitado por la dirección, la
producción, la gestión y la pro-
moción del teatro escolar. In-
teresado por temas sociales,
la marginación y el abuso del
poder, su pasión por el teatro
lo llevó a construir en la colonia
San Rafael el suyo propio y pa-
ra la colectividad, con precios
accesibles, acompañado de ca-
fetería y biblioteca.
El Espacio Universitario de
Cultura Off Spring, cuyo nom-
bre remite a la famosa calle de
Los Ángeles donde se ubica el
teatro comercial, iniciará funcio-
nes en enero con varias obras
de teatro: Sobre la radio, con el
actor y periodista Juan Carlos
Jiménez Román y Joaquín Cha-
blé; La agonía de la memoria,
y Bonanza, escritas y dirigidas
por él mismo. El espectáculo de
Jiménez Román surgió siendo
él el responsable de los efectos
de sonido en el montaje de El
rey Lear, protagonizado por Ig-
nacio López Tarso en 1980.
Sobre la radio consiste en
divertidas estampas mexicanas
realizadas a través de la na-
rración y la ejecución a vistas
de los efectos que producen,
por ejemplo, el sonido del fue-
go, el crujir de las hojas en un
bosque, el viento o la multitud.
La zarzuela politécnica
D
a
n
i
e
l

G
o
n
z
á
l
e
z
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
68

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

ROSARIO MANZANOS
A
ndrea Peláez estudiaba coreo-
grafía cuando se dio cuenta de
que muy en su interior lo que
deseaba en verdad era suspen-
derse en el aire, hacer contorsiones y hasta
payasear.
Su vocación era ser cirquera.
Muchos años después, orgullosa y feliz
se vanagloria de haber creado en 2003, al
lado de Leonardo Constantini, el Cirko De
Mente; pero no sólo eso: Además fundó la
Karpa De Mente y está egresando la pri-
mera generación de su diplomado en circo
contemporáneo.
En entrevista con Proceso, Peláez ex-
plica las razones por las que el circo no es
reconocido en México como forma de ex-
presión escénica fundamental, las diferen-
cias entre el circo tradicional y el contem-
poráneo, y el empuje que está teniendo el
arte circense a nivel latinoamericano.
En el aire
El circo ya no es necesariamente como lo
pintan en las películas. Los niños y los jó-
venes no huyen de sus casas para incorpo-
rarse a ese mundo, los payasos no sufren
todo el tiempo ni son seres siniestros. Vivir
del circo no implica abandonar el hogar pa-
ra vivir en forma errante y recorrer el mundo
de pueblo en pueblo como lo hacía Mel-
quiades, el personaje de Cien años de sole-
dad, de Gabriel García Márquez.
Porque según explica Andrea Peláez,
en convivencia con ese circo de antaño que
pervive en el sólo afán de divertir a través
del asombro, existe otro más relacionado
con la investigación del fenómeno escénico
y que involucra a coreógrafos, directores de
teatro, diseñadores de vestuario, músicos,
escenógrafos y videoartistas, entre otros
profesionales.
Egresada de la Escuela Nacional de Dan-
za Clásica y Contemporánea del INBA, Pe-
láez también hizo la licenciatura de coreogra-
fía ahí mismo y se fascinó por la danza aérea.
“Se me daba fácil, me gustaba el vérti-
go, las alturas, la acrobacia, el riesgo”, dice
Andrea.
Hizo algunos de los talleres de danza
vertical impartidos por el creador y bailarín
Juan Manuel Ramos, y posteriormente em-
pezó a investigar por su cuenta haciendo
trabajo en arnés y en escalera vertical; luego
fue invitada a talleres en Canadá y países
de América Latina como Brasil, Argentina y
Cuba, así como en Europa, donde encontró
Bonanza, que trata el tema de
la parálisis cerebral, y La agonía
de la memoria, sobre el bulling
infantil, son las que se presen-
tarán los fnes de semana.
El Centro Cultural Off Spring
se inauguró recientemente y el
foro lleva el nombre de la crítica
y profesora Reyna Barrera. El re-
conocimiento a esta mujer en-
tregada al teatro estuvo acom-
pañado de las palabras de Leo-
nor Azcárate y la presencia de
Elia Domenzáin, Mónica Lavín y
Alejandro Sandoval. Reyna Ba-
rrera, maestra en la Facultad de
Literatura Dramática y Teatro de
la UNAM, cuyas colaboraciones
teatrales se publicaron duran-
te muchos años en el periódico
Unomásuno, también tendrá su
nombre en una butaca, así co-
mo el resto de las butacas lleva-
rán el nombre de diversos dra-
maturgos mexicanos.
Los Hombres Subterráneos
fue el grupo en el que Arturo
Amaro inició su actividad teatral
a nivel profesional, en donde
participaban estudiantes de la
Universidad Veracruzana como
Cristina Michaus, Enoc Leaño y
Luis Miguel Lombana.
El proyecto de Arturo Ama-
ro, estudiante de la Facultad de
Filosofía y Letras de la UNAM,
tiene como antecedente la po-
sibilidad que él vio cuando los
hermanos Ramos le ofrecie-
ron el Teatro Galerías que ellos
administraban. Los hermanos
Ramos, técnicos del teatro El
Galeón, del INBA, por muchos
años, también levantaron un
teatro en los noventa, el cual no
pudo prosperar ni ser retomado
por Amaro a causa de proble-
mas legales. Ahora Arturo Ama-
ro, en colaboración con la actriz
y directora Adriana Enríquez
Tornero, abre las puertas del
Espacio Universitario de Cultura
Off Springs, que se enriquecerá
con la participación de la gente
de teatro tanto para la bibliote-
ca como para el enriquecimien-
to de la cartelera teatral y, sobre
todo, por el público asistente.
Francisco Pimentel número 14
es la calle, no en Los Ángeles
sino en la San Rafael; nada de
teatro comercial sino puro tea-
tro mexicano. O
Cine
“Marley”
JAVIER BETANCOURT
E
n este documental sobre
la vida de Bob Marley, el
británico Kevin Macdo-
nald aglutina los ingredientes
principales de la vida de un
hombre, artista y líder social,
para confgurar el monumento
de este ícono de la música re-
ggae cuya leyenda, como en el
caso de John Lennon o Michael
Jackson, crece con el tiempo.
Marley (Estados Unidos-
Reino Unido, 2012) es un am-
bicioso proyecto que señala el
estatus de Marley en la historia
de música, su ideal político y
social, el periplo de un hombre
desde su humilde nacimiento
en un pueblo jamaiquino, su ac-
ceso a la fama y su prematura
muerte, sin descuidar su men-
saje de tolerancia al amor y a la
mariguana.
De entrada, la leyenda ya
está hecha y no existe ries-
go en acceder a la imagen de
un hombre tan carismático, su
personalidad accede sin pro-
blema a la psique del público
gracias a su música y a su fa-
ma; sobran referencias y mate-
rial documental; pero la aporta-
ción original de Kevin Macdo-
nald (El último rey de Escocia)
radica en la alianza que esta-
bleció con la familia y los he-
rederos de Marley; y tampoco
evita mostrar el lado oscuro y
poco heroico de la vida del mú-
Cirko De Mente, por una escuela
de expresión artística
por primera vez eventos, convenciones, en-
cuentros de circo contemporáneo y se abrió
ante ella un nuevo mundo.
“Leonardo Constantini, malabarista y
antropólogo social, y yo decidimos crear
un proyecto de circo social, queríamos in-
corporar a poblaciones de alto riesgo a la
sociedad, viajamos a Latinoamérica y en-
contramos un universo enorme de posibili-
dades dentro del circo y el arte.”
Circo, maroma y teatro
–¿Cuál es la diferencia entre el circo tradi-
cional y el circo contemporáneo?
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
CULTURA

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 69
–Circos tradicionales hay muchos, los
contemporáneos son menos pero van en
aumento. La diferencia consiste en que en
el tradicional encuentras a varias familias
que llevan varias generaciones dedicadas
al circo, son grupos cerrados, tienen car-
pas itinerantes, remolques donde viven y
su pretensión es ser más parte de la indus-
tria del entretenimiento que el desarrollarse
dentro de las artes escénicas.
“Los circos contemporáneos se inte-
gran por cirqueros que se formaron en cen-
tros profesionales y con un sistema escola-
rizado. Su estructura involucra espectácu-
los que tienen una intención artística.
“El circo tradicional y los grandes mono-
polios del circo se comparan con el cine de
Hollywood, que es una gran industria del es-
pectáculo, y el contemporáneo tiene un para-
lelismo con el cine de autor, por eso es que las
compañías contemporáneas son muy pocas.”
–¿En qué consiste el diplomado creado
por ustedes?
–El primer diplomado de artes circen-
ses de Cirko De Mente es un proyecto
de formación profesional al que le hemos
puesto todo el corazón, junto con una
treintena de profesores, y que a lo largo de
cuatro módulos y durante 16 meses he-
mos impartido materias de artes del cir-
co y escénicas a un total de 30 alumnos.
Ahora están egresando 15 de ellos con
la puesta en escena del espectáculo Son
Sus ¿Sesos?, dirigido por Gerardo Trejo-
luna, a partir de los números logrados al
término del diplomado.
“Además estamos abriendo la convoca-
toria para la nueva generación, pues que-
remos mantenerlo por mucho tiempo como
un espacio abierto de formación profesio-
nal para todos los jóvenes interesados en
dedicarse al circo en nuestro país.”
–¿Qué materias se imparten en su
diplomado?
–Enseñamos acrobacia aérea, acro-
bacia de piso, equilibrismo aéreo y de pi-
so, contorsionismo, malabarismo, payaso
o clown, trapecio a vuelo sencillo, cuerda
foja en cable, actuación, danza contempo-
ránea. En fn, todo lo circense. En nuestra
experiencia de las escuelas circenses euro-
peas tenemos claro que se requiere de una
formación muy amplia que incluye la músi-
ca, el teatro, la flosofía.
“En fn, se busca una manera sistemá-
tica de aprender donde haya una discipli-
na que te permita una constancia. Es difícil
porque el circo incluye una infraestructura,
es decir que hay que tener el equipo ade-
cuado, además de un capital de saber. Así
que nuestra intención es crear un primer
paso en el camino de la profesionalización
y poner el ejemplo de que se puede tener
una buena escuela de circo en el país, la
cual hasta ahora no existe.”
–¿Hay muchos prejuicios en México so-
bre la profesión circense?
–La imagen que tenemos del circo en
México se refere más hacia el circo tradi-
cional. Los circos tradicionales tienen un
aspecto de decadencia, creo que el público
tiene ya necesidad de ver otras cosas.
“Hay países como Francia o Canadá
donde el estigma del artista circense que
es pobre y trabaja en la calle no tiene nada
que ver con un arte que está a la vanguar-
dia e incluso hacia la élite.
“Pero además México tiene un amplio
reconocimiento en el circo mundial, por
ejemplo los artistas de circo tradicional y en
particular los de trapecio de gran volante
son muy famosos.”
–¿Qué es un “gran volante”?
–Son grandes vuelos de trapecio donde
tienes a un catcher haciendo péndulo, a un
flyer que salta de un lado a otro y en oca-
siones dos o tres o cuatro trapecios volan-
do al mismo tiempo. Algo difcilísimo. Inclu-
so el cuádruple mortal fue inventado por un
mexicano.
“Nosotros estamos haciendo trapecio a
vuelo sencillo apenas, el gran volante re-
quiere una carpa de cuatro mástiles y noso-
tros tenemos sólo dos. Es algo que se está
perdiendo, porque implica muchísimo ries-
go, el flyer va suelto y una mala caída, aun-
que sea sobre la red, puede ser fatal, lleva
un gran peligro. Es un arte que te pone al
borde de la cornisa todo el tiempo.”
–¿Por qué no se ha creado una escuela
ofcial de circo en México?
–Hay en Argentina, Brasil, Colombia, Cu-
ba, Ecuador y Venezuela. En México no y creo
que tiene que ver con la política. Aquí de al-
guna manera se han olvidado del circo como
han olvidado a la educación, al deporte y a la
cultura. Es un olvido grande y creo que tene-
mos que caminar mucho para repararlo. O
sico, múltiples conquistas amo-
rosas e hijos, ambición mate-
rial, manipulación y arribismo.
Marley sigue un esquema
plano y cronológico, casi ex-
haustivo, desde su nacimiento,
rodeado de exuberante vege-
tación en Jamaica, hasta su
entierro en su pueblo natal.
Bendito por su talento y perse-
verancia, Robert Nesta Marley
posee los dones necesarios
para proyectar un mito de di-
mensión épica, padre blanco y
madre negra, infancia meneste-
rosa, el espíritu heroico que se
despliega cuando después de
un atentado con pistola, herido,
persiste aun en llevar a cabo el
concierto para no ceder ante la
presión política y defender así
su mensaje de paz. La virtud de
este trabajo de Kevin Macdo-
nald obedece a la dinámica en-
tre las diferentes dimensiones
que componen la vida de este
rastafari, su originalidad artís-
tica y genio social que aprove-
cha el rango entre negritud y
origen europeo, todo sin dejar
de estar del lado de los opri-
midos; además, los defectos
del personaje, su lado humano
demasiado humano, lo acercan
aún más al hombre de carne y
hueso.
Conocedores y admirado-
res de Marley pueden, segura-
mente, apreciar, mejor que los
legos, el material y la amplia se-
lección musical de la cinta; para
otros, este documental biográ-
fco invita a descubrir no sólo la
obra y la vida de un músico tan
original como fue este hombre,
ejemplar jamaiquino que invita
a conocer más sobre su país y
cultura.
Aunque en principio fue un
trabajo por encargo, y quizá
podría argüirse que Jonathan
Demme, designado original-
mente como director, hubiera
logrado una narración menos
plana, Kevin Macdonald lleva
más de dos décadas haciendo
documentales. Marley muestra
que el director sabe que algo
mágico ocurre cuando la cá-
mara se asoma al mundo real;
Macdonald mantiene el interés
del espectador por aprender,
no desde la mera acumulación
informativa, que la tal Wiki-
pedia satisface de antemano,
sino desde esa aprehensión
constante que provoca saber
que la muerte acecha al hé-
roe; bien apoyada, la visión del
público se abre al homenaje
de un hombre extravagante y
original. O
Televisión
Bandas de rock
and roll
FLORENCE TOUSSAINT
L
os lunes temáticos de
Canal 22 ofrecen series
complementarias. Las
combinaciones de programas
nacionales e importados dan
pie al despliegue de un abani-
co de informaciones y puntos
de vista diversos. En un afán
didáctico, los cortes inician
con una pregunta y tres opcio-
nes a escoger. De regreso a
la emisión se da la respuesta.
También hay breves noticias
sobre los personajes, proce-
sos o géneros tratados. Esta
es una labor del canal que
evita, especialmente cuan-
do se trata de producciones
extranjeras, la retransmisión
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
70

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

simple de materiales sin un
toque propio.
El lunes pasado se dedicó
a la música de rock. Destaca-
ron los documentales en tor-
no a bandas emblemáticas del
género: el grupo irlandés U2 y
los muy famosos ingleses Ro-
lling Stones. Con apenas una
década de distancia en el naci-
miento de una y otra, las dife-
rencias son evidentes aunque
también la continuidad en el
acercamiento a un tipo de ritmo
y expresividad propios de una
época de cambios en la cultura
y la forma de vida de los jóve-
nes. Ambas se caracterizan por
una sutil crítica a la sociedad en
la cual se desempeñan.
En el programa sobre U2 se
comienza con una entrevista a
los integrantes de la banda en
un estudio de radio de la BBC
de Londres; su líder Bono lleva
la voz principal. Tres cancio-
nes se ofrecen a los radioescu-
chas y a los asistentes al foro.
La parte central nos explica la
forma de trabajar, de ir compo-
niendo las melodías y la letra,
de ir integrando los instrumen-
tos, para al fnal producir una
pieza de alto impacto. Bono se-
ñala: “Buscamos que en nues-
tra música haya alegría, sencilla
alegría, lo cual es difícil de con-
seguir”. Acaba con un concierto
al aire libre en una terraza situa-
da casi en el techo de la BBC.
Abajo, en la calle, cientos de
fans disfrutan.
En la obra dedicada a los
Rolling Stones hay menos expli-
caciones verbales. Se expone
una etapa: cuando se autoexilia-
ron a Francia con el fn de po-
der pagar los impuestos que les
exigían. Muestran entonces el
proceso de constituir un disco.
Keith Richards y su esposa se
instalan en la Costa Azul, gozan
de una casa enorme, un palace-
te con vista al mar. Y en virtud
de la difcultad de conseguir un
estudio adecuado para trabajar,
poco a poco todos los miem-
bros de la banda van a vivir a
dicha casa. No hay horarios de
comida, de descanso o de tra-
bajo. Abunda el consumo de
droga y alcohol. Luego de prue-
bas eligen el sótano, que dividen
en secciones para los instru-
mentos, y ahí instalan la sala de
grabación. Ensayan, corrigen,
componen, desarman y al fnal
integran todo y sale una pieza.
Resulta sorprendente cómo
del caos que hemos visto emer-
gen obras geniales, casi per-
fectas, que componen un disco
y serán aceptadas y repetidas
en todo el mundo occidental. El
proceso creativo es misterioso
y único para cada artista y gru-
po, parece indicarnos el docu-
mental de los Rolling Stones. O
Libros
Dignidad e ignominia
JORGE MUNGUÍA ESPITIA
1
U
na de las novelas mexi-
canas más destacas en
este año fue Canción
de Tumba, de Julián Herbert.
La narración recibió el Premio
Jaén de Novela 2011, otorga-
do por la Obra Social de Caja
Granada en Andalucía. Además
se le concedió el Premio Ibe-
roamericano de Novela Ciudad
de México Elena Poniatowska
2012.
Julián Herbert (Acapulco,
1971) es poeta y narrador. En
Canción de tumba cuenta la
vida de su madre, Guadalupe
Chávez, quien fue prostituta. La
historia comienza en el hospital
en donde la mujer se encuentra
internada por leucemia. Julián
la cuida y durante la custodia
escribe sus recuerdos de infan-
cia y juventud. También trata
de la complicada relación con
su progenitora y hermanos.
Igualmente refexiona sobre el
ofcio de escribir. El relato ocu-
rre en el México contemporá-
neo sumido en la corrupción y
el narcotráfco.
En Canción de tumba (edita-
da por Mondadori), Julián Her-
bert escribe sobre la difícil vida
de su madre. La elección de
su ofcio respondió al deseo de
mantener su independencia, ya
que se negaba a someterse a un
hombre, y a la falta de prepara-
ción. No obstante, les enseñó a
sus descendientes el coraje pa-
ra enfrentar la dura existencia y
buscar formas dignas. La narra-
ción es presentada de manera
franca por Herbert y sin ningún
artifcio, con lo que consigue
una lectura intensa. O
tenciones estratégicas era con-
tener el despliegue alemán, por
lo que no sólo ocupó la región,
sino que creó listas de personas
consideradas antisoviéticas,
con orígenes alemanes o políti-
camente peligrosas, para evitar
cualquier subversión. Los lista-
dos fueron hechos por la NKVD,
después llamada KGB. Luego
los elegidos fueron asesinados,
encarcelados o deportados a
campos de trabajo en Siberia.
La exterminación fue poco
advertida porque la atención
recaía sobre las atrocidades
de los nazis, e incrementó las
crueldades contra los expul-
sados y la destrucción de los
países bálticos hasta que fue-
ron desaparecidos del mapa
mediante la absorción. Parte de
la infamia que soportaron estos
hombres, mujeres y niños es
tratada por Ruta Sepetys en la
novela Entre tonos de gris (Ed.
Oceano-Maeva; México, 2012.
280pp.).
En este libro, Sepetys hace
una denuncia de los horrores
que padecieron los lituanos a
manos de los soviéticos. Hay
que indicar que durante la exis-
tencia de la URSS a los depor-
tados que regresaron se les
trató como criminales y se les
obligó a vivir en áreas restringi-
das. Si comunicaban sus expe-
riencias eran castigados con la
cárcel o deportados de nuevo.
Hasta hace pocos años comen-
zó a conocerse la ignominia
sufrida. Entre tonos de gris es
el resultado de una recolección
de testimonios realizado por la
autora. En 2012 recibió el Pre-
mio de la American Booksellers
Association al mejor libro. O
2
E
n los inicios de la Segun-
da Guerra Mundial, la
Unión Soviética invadió
los países bálticos de Estonia,
Letonia y Lituania. Una de las in-
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 71
ESPECTÁCULOS
COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE
E
l hijo de Cantinflas, Mario Ar-
turo Moreno Ivanova, no só-
lo enfrentó sin ventura un
pleito legal por los derechos
de 39 películas del mimo de
México con su primo Eduar-
do Moreno Laparade.
Debido a que el heredero del actor au-
torizó en diciembre de 2009 en un contra-
to a Felipe Martínez Ancona para ser el di-
bujante “único y exclusivo” del personaje
de Mario Moreno Reyes en formatos varios
como revistas, libros o caricaturas anima-
das y ahora “está violando dicho acuerdo
firmado ante notario”, el caricaturista ha
decidido demandarlo penalmente.
Martínez Ancona es el creador de di-
versos personajes para marcas comercia-
les como el leoncito de gelatinas Art y el
orangután de Frutsi (obteniendo hasta 56
veces el Premio Nacional de la Industria
Editorial “Juan Pablos”), y delata en entre-
vista que “Moreno Ivanova quebranta la
exclusividad que me otorgó y tendrá que
darme más de mil dólares por cada dibu-
jo de los más de 3 mil que llevo, pues está
plagiando mis caricaturas de Cantinflas”.
El también creador del personaje cari-
caturizado de La Chilindrina, denuncia ade-
más que ha recibido amenazas de muer-
te hacia su familia y su propia persona por
dicha situación.
A su vez, Moreno Ivanova argumenta
para este semanario que Martínez Anco-
na “no ha sido amenazado por parte mía
o de mis asociados, porque no somos ese
tipo de personas”, y aclara que ningún di-
bujo ha sido plagiado:
“Todos los que usamos están basados
en los programas de televisión Cantinflas
Show de 1972 y de Cantinflas y sus amigos
(Amigo & Friends) de 1980, que son de mi
propiedad. Los únicos que se usaron del
señor Martínez, y que fueron remunera-
dos al 100% son los que sacaron Quality
Films y Tycoon como portadas en unas co-
lecciones que, de hecho, ya fueron susti-
tuidas por nuevos diseños de mayor cali-
dad”, rematando así:
“El señor Martínez es un oportunista,
quien intentó hacerle lo mismo al señor Ro-
berto Gómez Bolaños con los personajes de
El Chavo, lo cual obviamente no procedió.”
El gozo al pozo
En entrevista, Martínez Ancona señala que el
4 de marzo de 2008, Moreno Ivanova en su
carácter de único y universal heredero y al-
bacea de la sucesión testamentaria del actor
Mario Moreno Reyes “me autorizó y designó
como único y exclusivo dibujante para rea-
lizar los trazos, los colores, las expresiones,
y las poses del personaje ficticio o caracteri-
zado de Cantinflas para utilizarlos con fines
Como sketch más bien trágico de una película de
Cantinflas que comenzara desde hace 19 años,
su heredero, Mario Arturo Moreno Ivanova, cierra
2012 con nuevas tormentas legales. Ahora es acu-
sado de romper el contrato de exclusividad que fir-
mó con el caricaturista del mimo, Felipe Martínez
Ancona, y de plagiar dibujos que éste ha realiza-
do. Son demandas que se añaden a la que desde
junio interpusieron su esposa Sandra Bernat y su
hijo, por maltrato, y a la que acaba de perder el pa-
sado 8 de diciembre en la disputa del legado fílmi-
co de Mario Moreno.
Demanda
el caricaturista de Cantinflas
al hijo del mimo
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
72

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE
A
unque el pasado 23 de noviembre
la Primera Sala Familiar del Tribunal
Superior de Justicia del DF le reco-
noció a Eduardo Moreno Laparade
la titularidad y/o propiedad de 39 películas de
Cantinflas, así como su derecho para cobrar las
regalías de éstas que Columbia Pictures depo-
sita en los tribunales de Estados Unidos desde
1993, todavía falta una instancia.
El mismo sobrino del cómico Mario Mo-
reno Reyes, Moreno Laparade, explica a Pro-
ceso que todavía le falta “un poquito” para
vencer en el juicio:
“Gané la sentencia, gané la apelación, y
ahora estamos esperando que se ampare Mo-
reno Ivanova (hijo del mimo de México), por-
que insiste en que es el dueño de estos filmes.
Yo nunca he dicho que él no sea el heredero
único y universal de mi tío, pero mi tío en vida
dejó un documento denominado Agreement o
‘acuerdo’ (Proceso 1814), donde me transfirió
todos los derechos, títulos e intereses de esas
39 cintas, las cuales ya no eran parte de la ma-
sa hereditaria.”
Moreno Ivanova exalta a este semanario
que no es una sentencia definitiva y “vamos
a recurrir a la instancia del amparo, por lo
que no es una victoria del señor Moreno La-
parade”. No quiso dar más detalles y fijó que
lo podría hacer su abogada Carmen Olvera,
quien nunca respondió las llamadas.
Las cintas en altercado son: No te enga-
ñes corazón, de Miguel Contreras Torres; ¡Así
es mi tierra! y Águila o sol, de Arcady Boytler;
El signo de la muerte, de Chano Urueta; Ahí
está el detalle, de Juan Bustillo Oro; Ni sangre
ni arena, de Alejandro Galindo.
También El gendarme desconocido; Los
tres mosqueteros; El circo; Romeo y Julieta;
Gran hotel; Un día con el diablo; Soy un pró-
fugo; ¡A volar joven!; El mago; El supersa-
bio; Puerta, joven; El siete machos; El bom-
bero atómico; Si yo fuera diputado; El señor
fotógrafo; Caballero a la medida; Abajo el
telón; El bolero de Raquel; Sube y baja; El
analfabeto; El extra; Entrega inmediata; El
padrecito; El señor doctor; Su excelencia;
Por mis pistolas; Un quijote sin mancha; El
profe; Don quijote cabalga de nuevo; Con-
serje en condominio; El ministro y yo; El pa-
publicitarios en alguno o algunos productos
de campañas promocionales”.
Muestra el escrito a esta reportera y
añade que el 7 de diciembre de 2009, por
medio de su entonces esposa Sandra Con-
suelo Luisa Bernat Castellano, como apo-
derada legal del hijo del cómico, le otorgó
un contrato de participación económica y
la autorización para el uso exclusivo del
personaje caricaturizado o dibujado, así
como la exclusividad del personaje por 20
años. El documento fue llevado ese mismo
día a la notaría y estipula:
“El señor Felipe de Jesús Martínez Ancona
es autor primigenio de las caricaturas del per-
sonaje denominado Cantinflas, cuyos regis-
tros están inscritos en el Registro Público de
Derecho de Autor con los números 03-2007-
071313560500-14, 03-2007-111613224700-14
y 03-2008-031114303500-14 en las ramas de
dibujo y caricatura que obran en poder del
señor Felipe de Jesús Martínez como único
propietario.
“El 7 de diciembre de 2009, la señora
Sandra Consuelo Luisa Bernat Castellano y
el señor Felipe de Jesús Martínez formaron
un Poder General para Pleitos y Cobranzas,
actos de administración y actos de domi-
nio, mismo que fue ratificado ante el licen-
ciado José N. Irabien Medina con fecha de 7
de diciembre de 2009 y cuyo objeto consis-
tió en otorgar al propio señor Felipe de Je-
sús Martínez Ancona el uso exclusivo del
personaje caricaturizado Cantinflas por 20
años, contados a partir del mismo 7 de di-
ciembre de 2009, renovable de manera au-
tomática por períodos de tiempo iguales,
en los siguientes medios o soportes:
“Revistas, cuentos, libros, videos, pe-
lículas en cortos, caricaturas animadas
(series), carteles, calcomanías, llaveros y
todo tipo de promocional, juegos y utiliza-
ciones para telefonía, juegos y utilizacio-
nes para internet, película en largometra-
je animada, portadas de discos CD, DVD,
en fin, todo tipo de aplicación de la cari-
catura denominada Cantinflas, bajo cual-
quier sistema conocido o por conocerse.
Pudiendo utilizar el nombre de Cantinflas
para los títulos correspondientes, ya sea
acompañado de la caricatura o sin ella…”
Más adelante se instruye:
“…En caso de incurrir en algún acto con-
trario a lo mencionado en el presente
convenio, como la violación de la exclu-
sividad del personaje a favor de Felipe
de Jesús Martínez Ancona, la parte otor-
gante se compromete a pagar mil dólares
por cada ilustración realizada por el an-
tes mencionado o bien su equivalencia en
moneda nacional.
“La parte otorgante se hará acreedora a
un 5% neto de las utilidades generadas por
Felipe de Jesús Martínez Ancona…”
Ante la pregunta de que si Moreno Iva-
nova sabía lo que hacía, el artista asegura
que sí:
“El contrato lo perfeccionamos duran-
te un año y aún así tiene dedazos. Yo le di-
je que iba a correr el tiempo cuando lo lle-
váramos al notario.”
Todo empezó en mayo de 2008, reme-
mora el dibujante.
“El mismo año que Chichén Itzá ganó el
nombramiento como Séptima Maravilla del
Mundo hice un proyecto y Mario se lo llevó a
la entonces gobernadora de Yucatán, Ivon-
ne Ortega Pacheco. Cantinflas iba a ser el
personaje que representara a Yucatán para
todo el planeta. Se propone a Cantinflas co-
mo el embajador del turismo en México. Le
gustó a la gobernadora y nos invitó al otro
día a un evento internacional con mucha
prensa. Pero una vez que vieron el compor-
tamiento de Mario, se echaron para atrás.”
Cuenta que por las fechas que firmaron
aquel contrato de diciembre de 2009, Mo-
las 39 cintas de Cantinflas
Aún en litigio
trullero 777, y El barrendero, de Miguel M.
Delgado.
Son casi 20 años de disputa.
Cantinflas murió el 20 de abril de 1993
y ese mismo año inició el pleito. Moreno La-
parade destaca que ha ganado ya cuatro
veces (“no sé qué pasa con los jueces aquí
en México. Gano la sentencia y luego tam-
bién la apelación, y después se van al am-
paro, y en el amparo que falta otra vez esto
y lo otro… Hay que empezar de nuevo”). In-
cluso demandó penalmente a la juez Susa-
na Trujado:
“Ella votó la última vez todo a mi fa-
vor, y de la noche a la mañana cambió todo
a favor de Moreno Ivanova. Aquí han movi-
do mucho dinero, muchas influencias. To-
do mundo se ha vendido, empezando por
mis abogados, no los que tengo ahora, sino
los que he tenido. Luego, la debilidad de los
jueces; yo por eso no he querido conocerlos,
pero sí sé cómo actúan, con tácticas muy
sucias, con procesos por abajo del agua, y
eso es lo que a mí me tiene molesto.”
Ninguno de los dos pueden vender las
39 películas; pero Moreno Laparade dice
que su primo sí lo ha hecho:
“Mario ha cometido desacato con los
jueces estadunidenses. Él no puede entrar
a ese país porque en el momento que lo ha-
ga, lo aprehenden.”
Se le pregunta si seguirá peleando los
largometrajes y seguro, expresa:
“Yo con Mario, hasta la muerte pierda
o gane.” O
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 73
ESPECTÁCULOS
reno Ivanova rompió con su esposa, y él lo
estuvo llamando por teléfono “durante 10
meses, cuando de repente me citó en el de-
partamento de su entonces novia Aurora
Marbez Baños; había mucha gente alrededor
de una mesa mostrando todo lo que iba a ser
Cantinflas, y yo viendo copias de mi trabajo
pensé (que) eran un domi y le pregunté qué
pasaba, él estaba con su laptop, y me contes-
tó que ‘todo había cambiado’. Ya no volvió a
mirarme ni a tener contacto conmigo”.
El 17 de enero de 2011, el sitio de internet
de El Universal publicó una nota en espectá-
culos (http://www.eluniversal.com.mx/737997.
html) donde Yoanpablo Pérez Anaya, repre-
sentante de Primetime Management Group
y Gyroscopik Studios, declaró que para cele-
brar el centenario del protagonista de Ahí es-
tá el detalle realizarían una serie animada y
un videojuego de Cantinflas, amén de More-
no Ivanova anunciar la conformación de la
empresa Cantinflas World.
Por televisión vio que presentaban sus
dibujos dando la primicia de que harían la
caricatura (“¡todo era mío, ni siquiera gas-
taron los infelices, y anunciaron la serie!”).
Televisa estaba por cerrar el contrato y lo-
gró frenarlo.
Dicho contrato, en poder de Proceso,
especifica que el hijo del actor otorgaba
a la televisora comercial una licencia ex-
clusiva sobre los derechos, para a su vez
la emisora contratar a terceros con el fin
de explotar en forma comercial la fabri-
cación de productos con el personaje. Se
aprecia en la página cuatro que a Moreno
Ivanova se le adelantarían 1 millón de dó-
lares a la firma del contrato.
Martínez Ancona expresa que le en-
vió a Emilio Azcárraga Jean un apercibido
en un documento con todos los papeles
en regla, fechado el 20 de febrero de 2012,
donde le avisa que debe abstenerse de dis-
tribuir, exhibir, reproducir las caricaturas
del personaje Cantinflas. Incluso mandó
otro apercibido similar a Yoanpablo Pérez
Anaya, explicando el contexto.
–¿La serie sigue elaborándose?
–Dicen que yo logré parar eso, pero no
sé… Mario quiere sacar una serie anima-
da y todo lo que está presentando es un
plagio. Si soy el autor primigenio, tendrían
que pedirme permiso. Me quedan de ex-
clusividad 17 años, pero es prorrogable a
otros 20 y no sé si voy a vivir tanto.
Destaca que cuando apercibió a Yoanpa-
blo, lo mismo también realizó Eduardo Mo-
reno Laparade con “este socio de Moreno
Ivanova, muy curioso que fue el mismo día
pero por un error del notario sacó todo co-
mo un solo acto. Estuvo mucho mejor”. Sin
embargo, apunta que Yoanpablo “ha vuelto
a las andadas”:
“Hay un timbre que le canceló la enton-
ces primera dama, la esposa de Calderón,
Margarita Zavala, en el ámbito del cente-
nario del natalicio de Cantinflas, y dije: ‘Yo
la llamo de testigo’.” Irónico, acusa:
“La figura del timbre es mía, la tengo
registrada, pero le hicieron cambios. Luego
sacaron con la Lotería Nacional un ‘ráscale’
y también es un dibujo mío, puedo demos-
trarlo. Otro de mis dibujos lo vendieron a
unos alemanes para una máquina de juego
de casino. Por fortuna, todo lo tengo regis-
trado. Mario ha dicho que mi dibujo se les
hizo muy sin chiste a los inversionistas…
¡tan sin chiste que me lo están plagiando!”
–¿En el contrato con Televisa tiene Mo-
reno Ivanova los registros de la caricatura
de Cantinflas desde 2006?
–¡Sí, ahora resulta que él hizo antes
que yo los dibujos y soy el que está pla-
giando! A finales de octubre pasado pedí
un certificado de antecedentes registrales
y aparecen estos registros de 2006. ¡Eso es
magia! Mi lista de registros no está, pero
tengo los títulos sellados y firmados. Eso
es algo muy grave que hizo el Instituto Na-
cional del Derecho de Autor (Indautor).
Las demandas de Martínez Ancona
contra Moreno Ivanova son por violar la
exclusividad que indica el contrato y por
plagio (“es penal y es la más fuerte, y ya
estamos trabajando en otra a las autori-
dades del Indautor”). Todavía elaboran
una demanda más contra Luis Calzada, de
Qualiy Films y hermano de Gloria Calza-
da, quien “cambió y mutiló mis dibujos en
portadas de unas colecciones, aunque sí
me las pagó”, concluye molesto.
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
74

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 74

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012
E| Po|ígono de Tiro,
sin concluir, sin permiso y. sin tiradores
BEATRIZ PEREYRA
E
ntre los pendientes que de-
jó Bernardo de la Garza al con-
cluir su gestión al frente de la
Conade se encuentra el Polígo-
no de Tiro Deportivo, instala-
ción que no cuenta con el per-
miso de la Secretaría de la Defensa Nacional
(Sedena) para operar, además de que la cons-
tructora Milos, S.A. de C.V., tampoco ha en-
tregado oficialmente la obra concluida.
Sin enviar una invitación a los medios, el
pasado 30 de noviembre, último día que De la
Garza fungió como responsable del deporte
nacional, se realizó una presentación gris y
desangelada del polígono a la que acudieron
no más de cinco periodistas y algunos fotó-
grafos que por casualidad se enteraron.
El director del Centro Nacional de Desarro-
llo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento
(Cnar), Gustavo Sanciprián, encabezó el reco-
rrido por la instalación ubicada a un costado
del velódromo y que cuenta con un stand de ti-
ro de 10 metros para armas de aire y otro de 25
y 50 metros para armas de fuego.
Este polígono es una de las dos obras de
infraestructura deportiva más importan-
tes que se edificaron en el Distrito Federal.
La otra es una alberca olímpica en Villas Tlal-
pan, que tampoco está terminada.
Aunque Sanciprián calificó esta instala-
ción como “de primer mundo”, no mencionó
que la Sedena aún no le otorga el permiso pa-
ra operar, pues no cumple con las recomen-
daciones de seguridad establecidas por la
Dirección General del Registro Federal de Ar-
mas de Fuego y Control de Explosivos.
En virtud de que el uso, transporte y res-
guardo de armas y cartuchos está regulado
por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explo-
sivos, la Sedena deberá emitir una recomen-
dación para que en la armería del polígono
se instale una puerta especial, similar a la de
una bóveda bancaria, ya que actualmente só-
lo cuenta con puertas de madera.
Sanciprián tampoco informó cómo se au-
torizó la construcción de este campo de ti-
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 75
DEPORTES / AUTOMOVI LI SMO

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 75
también la transportación de las armas”,
apunta Ortiz.
Equipamiento premier
La Sedena no atendió una solicitud de in-
formación hecha por este semanario para
saber en qué etapa se encuentra el trámi-
te para autorizar la operación de polígono.
Tampoco informó si la Conade deberá ha-
cer algún ajuste o cambio para que el cen-
tro pueda empezar a funcionar y traiga de
Guadalajara el resto del equipamiento ad-
quirido por el Fideicomiso Fodepar para
las pruebas de tiro deportivo dispu tadas
en los Juegos Panamericanos de 2011. Par-
te de ese equipamiento, como blancos
electrónicos, monitores computarizados,
mesas, etcétera, ya está en el polígono.
Ortiz explica que debajo de las pare-
des del stand de tiro para armas de fue-
go se colocó un recubrimiento de caucho
de 1.5 pulgadas y bloques de madera incli-
nados que sirven para detener las balas.
Añadió que la pared donde están los blan-
cos cuenta con un recubrimiento de acero
de cinco milímetros, ligeramente inclina-
do para que las balas reboten
contra el piso y detrás hay un
muro de hormigón “como ex-
ceso de seguridad”, pues co-
mo los disparos van a dar
prácticamente siempre en el
mismo lugar, en unos ocho
o 10 años el acero se puede
adelgazar.
En el techo del stand se
colocaron maderas para ga-
rantizar que aun si se dispa-
ra desde el piso y con el rifle
lo más inclinado posible nin-
gún proyectil salga del área
de competencia, según lo exi-
ge el reglamento de la Federa-
ción Internacional de Tiro De-
portivo (ISSF, por sus siglas en
inglés).
El Polígono de Tiro Depor-
tivo es una réplica del Centro
Especializado de Alto Rendimiento de Tiro
Olímpico Juan Carlos I, ubicado en Las Ga-
bias, Granada. Se construyó con la idea de
que los seleccionados mexicanos dispon-
gan de una instalación para concentrarse
en periodos de tres a cuatro semanas, sin
tener que viajar a Europa a prepararse pa-
ra las competencias importantes.
“Toda la preparación para Juegos Pa-
namericanos y Olímpicos se hizo en Eu-
ropa, con las complicaciones que ello le
genera al equipo mexicano, que es muy
joven y a veces no se adapta. México no
tiene muchos entrenadores y si te llevas a
uno de viaje dejas a 15 niños sin guía. Te-
ner cuatro meses en Europa a cada depor-
tista puede costar hasta millón y medio
de pesos. Esto nos indica que en un ciclo
olímpico completo el ahorro puede llegar
hasta 70 millones de pesos, que ya no gas-
taremos puesto que ya tenemos las insta-
laciones”, plantea el funcionario.
Además, afirma que como el tiro de-
portivo fue el segundo deporte que más
medallas centroamericanas le dio a Méxi-
co y es uno de los que cuenta con atletas
juveniles con marcas más cercanas a las
ro, toda vez que no cumple con la espe-
cificación marcada por la ley de que debe
estar a mil metros de distancia en sus
cuatro puntos cardinales de lugares ha-
bitados, vías de comunicaciones, líneas
eléctricas y telegráficas, así como de ac-
cidentes topográficos. Es decir, la Conade
contrató una obra sin saber que existe una
reglamentación especial para este tipo de
instalaciones.
“Hay algunos requerimientos que de-
ben cumplirse para que pueda otorgarse
el permiso para uso de armas de fuego. No
se tiene aún, puesto que apenas se hizo
el registro de la instalación. Aquí hay tres
puertas antes de llegar a la zona de armas;
aunque eso cubre el criterio de la Federa-
ción Internacional de Tiro Deportivo, no lo
cubre para la Sedena. Es la parte que debe
ajustarse para cumplir las reglas de am-
bas instancias; de lo contrario, no podrá
operar el centro”, afirma el director de Al-
to Rendimiento de la Conade, Vladimir Or-
tiz, único funcionario que aceptó dar una
explicación.
Si la Conade ya inició los trámites para
operar este centro, personal de la Sedena
ya debería haber realizado una inspección
para verificar las medidas de seguridad de
vidrios, distancias y que todo se ajuste a la
normatividad.
Una vez realizado lo anterior, la Sede-
na tendría que emitir un dictamen en el
que se estipule quiénes serán los respon-
sables de la instalación –éstos tendrán que
ser de la Conade–, cómo se establecerá un
vínculo permanente con esa dependencia
y si habrá circuito cerrado. También se de-
tallará qué tipo de seguridad se establece-
rá alrededor del Cnar y cómo se garanti-
zará que los menores de edad no utilicen
armas de fuego.
“La facilidad que van a tener los de-
portistas es que con este centro ya regis-
trado es muy probable que la Sedena sea
el proveedor permanente de cartuchos y
no que cada deportista los
tenga que conseguir. Se-
rá más fácil adquirirlos y
DEPORTES
/ TI RO
no que
tenga
rá m
En la construcción del Poligono de Tiro Deportivo se hicieron presentes la improvisación
y la apatia. Concebido como una réplica del Centro Especializado de Alto Rendimiento de
Tiro Olimpico Juan Carlos l, ubicado en Las Gabias, Granada, para que los tiradores mexi-
canos no tuvieran que viajar a Europa a realizar sus ciclos de preparación con vistas a com-
petencias internacionales, aún no está terminado. Tampoco se han realizado las gestiones
ante la Sedena a fin de que otorgue los permisos requeridos para el manejo de armas de fuego.
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
Sanciprián y Ortiz. Justificaciones
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
76

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 76

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012
de alto nivel de primera categoría, eso ge-
neró la idea de construir el polígono, cuyo
costo de construcción ascendió a más de
20 millones de pesos.
Se supone que por tratarse de un de-
porte muy caro –una pistola puede costar
entre 35 mil y 40 mil pesos, y un rifle en-
tre 55 mil y 75 mil– y por no contar con
un programa de apoyo en el Fideicomiso
CIMA, históricamente México ha tenido
muy pocos atletas que lo practican, lo que
deberá revertirse en los próximos años,
afirma Ortiz.
Po|ítica de Estado
En octubre de 2010, después de los Juegos
Centroamericanos de Mayagüez, Puerto
Rico, justa en la que el tiro deportivo fue el
segundo deporte que más medallas apor-
tó a la delegación mexicana (13 de oro,
siete de plata y dos de bronce), Ortiz le
propuso al Comité Técnico del CIMA que
emprendiera modificaciones para apoyar
esta disciplina con un proyecto en el que
hasta ahora se han invertido más de 60 mi-
llones de pesos en la adquisición de equi-
pamiento, así como en la preparación de
más de 30 atletas para Juegos Panamerica-
nos y Juegos Olímpicos.
Según sus estimaciones, en los Juegos
Olímpicos de Río de Janeiro 2016 Méxi-
co clasificará a entre 10 y 12 tiradores –a
Londres 2012 acudieron cuatro–, de los
cuales por lo menos dos se ubicarán en-
tre los primeros ocho, y de esos dos por lo
menos uno estará en condiciones de ga-
nar medalla.
“Podemos ver que en dos años el creci-
miento de este deporte se dio dándoles las
mejores condiciones a varios deportistas.
No a uno solo, porque esperar que un país
dependa de que un deportista salga en su
día denota que no hay una política de Es-
tado para desarrollar el deporte. México
debería tener 10 o 12 atletas en un nivel
muy alto y cuatro o cinco más que van por
un resultado extraordinario.
“Esa es una política de Estado; que no
estés esperando persignándote para que
María Espinoza salga en su día y si no lo
hace todo ese deporte no funciona. Eso es
inaceptable. El tiro deportivo hoy tiene las
condiciones en cantidad y en nivel para al-
canzar el resultado que tuvo el tiro con ar-
co (medallas de plata y de bronce con Aída
Román y Mariana Avitia) en Juegos Olímpi-
cos”, plantea.
–¿Es un compromiso que heredó el go-
bierno de Peña Nieto? ¿El tiro deportivo
está obligado a ganar al menos una meda-
lla olímpica? –se le pregunta.
–Sí. Y si no se gana es que dejarán caer
algo que ya venía creciendo desde los es-
tados con esfuerzos aislados y luego con
una política del gobierno federal para de-
sarrollar ese deporte y obtener resulta-
dos a nivel mundial. Tenemos a una niña
en las modalidades de aire: Rosa Peña (de
17 años), pero como ella tenemos otras
siete que están tirando por arriba de 393
puntos. Es la marca con la que se ganó el
bronce en Panamericanos 2007. Hoy tene-
mos niñas en la Olimpiada Nacional que
tiran más de lo que se tiraba en la pelea
por las medallas hace cinco años. Alejan-
dra Zavala ya se ubicó entre las primeras
ocho del mundo en un abierto europeo
disputado en Polonia, y Alexis Martínez
(de 21 años) terminó en el lugar 24 en la
Copa del Mundo de Munich, en mayo de
este año.
Maestro en ciencias del deporte, Or-
tiz destaca que incluso en Guadalajara
2011 los resultados de los tiradores fueron
buenos, aunque no fue evidente el creci-
miento de esta disciplina en relación con
Río de Janeiro 2007, donde sólo hubo cin-
co ubicados entre los ocho primeros luga-
res, mientras que cuatro años después se
obtuvieron nueve cuartos lugares, más la
medalla de bronce de Rosa Peña.
“Esos nueve hasta antes del último dis-
paro eran medalla de oro o de plata. Poca
gente lo ve porque nadie revisa el cuarto
lugar. Fue sólo por la falta de experiencia.
La selección es muy joven, la edad pro-
medio para los próximos Centroamerica-
nos será de 18 y 19 años. No pudimos ver
reflejado todo el talento que hay en Lon-
dres por esa falta de experiencia, Rosa Pe-
ña es muy joven y su entrenador es nuevo
en ese nivel; pasaron de la Olimpiada Na-
cional directo a competir en Juegos Olím-
picos. Las marcas de esa niña son exce-
lentes: tiró entre 398 y 399 puntos cuatro
veces en 2012. A la final de Juegos Olímpi-
cos se clasificaron con 396. Qué malo que
no lo haya tirado en ese momento; ahora
lo que falta es que no tire las marcas que
necesita un mes antes, sino en los Juegos
Olímpicos.”
–La falta de entrenadores es un pro-
blema importante. ¿Cómo se resolverá?
–Optamos por la vía más larga, pe-
ro la más segura: que los entrenadores
mexicanos aprendan el alto nivel porque
esos no se nos van a ir a ningún lado ni
cuestan 10 mil dólares al mes y pueden
atender a más niños no sólo a los que
ellos quieran. Apostamos por la forma-
ción de entrenadores nacionales duran-
te toda la gira en Europa previa a Juegos
Panamericanos y durante toda la pre-
paración para Juegos Olímpicos con su
asistencia a centros especializados pa-
ra acercarlos con los mejores del mun-
do… Es importante que el nuevo gobier-
no le dé continuidad a esta forma de ir
consolidando los deportes desde la base
y no empezar por arriba, porque así nun-
ca vas a terminar. O
la
di
. P
cu
eri
ed
tro
pu
ue
rie
tren
e l
pet
de
98
la f
ron
ado
es q
n m
s.”
BRE
da
mpi
el
epo
na
dej
de
os
fed
falt
im
Opt
a m
exi
so
cu
a
ISAÍN MANDUJANO
T
UXTLA GUTIÉRREZ,
CHIS.- Luego de casi
cuatro años de litigios
en los tribunales locales
y federales, los propie-
tarios de Operadora de
Servicios Promocionales y Espectácu-
los S.A. de C.V. (OSPE) podrán recu-
perar el Autódromo Chiapas, del que
fueron despojados durante el gobier-
no de Juan Sabines Guerrero median-
te artilugios legaloides. En el despojo
participaron servidores públicos, jue-
ces locales y un grupo de particulares
cercanos al gobernador.
La magistrada Susana Teresa Sán-
chez González, del Tercer Tribunal Co-
legiado del Vigésimo Circuito, puso fin
a la prolongada disputa tras resolver
los amparos indirectos en materia ci-
vil 314/2012 y 488/2012, mediante los
cuales instruyó a la justicia civil local
para que invalide la escritura públi-
ca que acreditaba como propietario al
gobierno de Chiapas.
Isaín Mandujano
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 77
DEPORTES / AUTOMOVI LI SMO
El abuso de poder caracterizó al
gobierno de Juan Sabines. Prue-
ba de ello es el despojo que rea-
lizó el mandatario, junto con sus
principales colaboradores, de
un predio en el que se construyó
el Autódromo Chiapas. De nada
les valió a los empresarios afec-
tados acudir ante las instancias
de justicia, pues sus decisiones
siempre favorecieron a Sabines.
No obstante, el Poder Judicial
de la Federación puso orden y
determinó que el terreno sea
reintegrado a sus legitimos due-
ños, quienes planean remozar
el Autódromo Chiapas. La pista
podria albergar las competen-
cias de la serie Nascar.
se quiso robar Sabines
Hasta un autódromo
El empresario José Roqueñí Reyes,
administrador único de OSPE, y sus so-
cios fueron despojados “de mala fe” –se-
gún resolvió el Poder Judicial de la Fede-
ración– de un predio de 34.4 hectáreas,
donde en 2008 construyeron una pista
tipo Nascar –la primera de su tipo en La-
tinoamérica– con valor estimado de 138
millones de pesos (Proceso 1853).
El 24 de octubre de 2008, Roqueñí y
sus socios adquirieron, con base en un
contrato de compraventa notariado y ra-
tificado por las partes, el terreno deno-
minado Río Agua Dulce. Le compraron el
predio a la familia Cancino, integrada por
los esposos Augusto Enrique Cancino So-
lórzano y María Dolores Ruiz Arizmendi,
y los hijos de ambos, Enrique y Susy.
Los empresarios firmaron un con-
trato ante notario público por medio del
cual se comprometían a pagar a los pro-
pietarios del predio la cantidad de 6 mi-
llones 495 mil 500 pesos en dos partes.
La primera erogación sería por 3 millo-
nes 150 mil pesos pagaderos al momen-
to de firmar la escritura el 31 de octubre
de 2008, mientras que el segundo se li-
quidaría en diciembre del año siguiente.
Todo indicaba que se trataba de una
compra legítima. Sin embargo, el go-
bierno de Chiapas, encabezado por Juan
Sabines, coludido con Édgar Matute,
director de Nascar Corona Series; su se-
cretario de Hacienda, Carlos Jair Jimé-
nez Bolaños, y otros servidores públicos,
entre ellos Ricardo Serrano Pino, secre-
tario de Infraestructura, y Alfredo Mar-
tínez de la Torre, secretario de Trans-
portes, pagaron a la familia Cancino 7
millones de pesos –con recursos del era-
rio– para “adquirir” el predio que ya es-
taba comprometido.
Pese a que ya había pactado la ena-
jenación del terreno con Roqueñí y
asociados, en marzo de 2009 la fami-
lia Cancino firmó unas escrituras pú-
blicas –emitidas por el notario público
número 94, de Chiapa de Corzo, Gilber-
to Ocaña Méndez– a favor del gobier-
no del estado.
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
78

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012
DEPORTES / AUTOMOVI LI SMO ORTES / AUTOMOVI LI SMO
gradando, al grado de que la carrera de
Nascar estuvo en grave riesgo de suspen-
derse. No obstante, funcionarios del go-
bierno de Chiapas abogaron por su cele-
bración, en virtud de que el mandatario
pretendía encabezar esa competencia. En
esa ocasión la prueba estuvo plagada de
accidentes –13 en total–, lo cual es poco
frecuente que ocurra en una pista del re-
ferido serial.
El martes 18, Roqueñí y el correspon-
sal recorrieron las instalaciones que lucen
abandonadas, sucias y saqueadas. Pudie-
ron constatar que el proceso de desman-
telamiento ha sido lento, pero constante:
los cables, las bocinas y muchas lumina-
rias han desaparecido del lugar. Las ofici-
nas lucen vacías, sin muebles. En el suelo
vuelan los papeles y el boletaje, las plan-
tas ornamentales están marchitas y ape-
nas un par de guardias armados vigilan el
acceso del autódromo y toman nota de los
visitantes, pero sin revisarlos.
El empresario recorrió la pista que se
encuentra casi en ruinas. No obstante,
confía en que con el nuevo gobierno enca-
bezado por Manuel Velasco Coello el autó-
dromo quede habilitado nuevamente. Só-
lo aguarda que le devuelvan la propiedad
que le fue arrebatada de “mala manera”
por Sabines y sus colaboradores.
Acepta que la recuperación del circui-
to chiapaneco requerirá de una inversión
millonaria para que el serial Nascar Coro-
na Series vuelva a encender sus motores
en esta entidad del sureste.
“Contamos con el respaldo de la jus-
ticia federal que nos otorgó el amparo e
instruyó al Tribunal Colegiado de Tuxtla
(jueces locales) que acaten el fallo y eje-
cuten la sentencia. Hasta el día de hoy no
se ha ejecutado la sentencia por motivos
que solamente los jueces locales conocen
y por tal motivo aún no podemos tomar
posesión del inmueble”, reconoce.
Considera que la nueva administra-
ción estatal ha mostrado interés para que
el Nascar México Series regrese a Chiapas
en 2013. Prueba de ello, dice, son las co-
municaciones que sostienen con la em-
presa Conciertos, Eventos, Espectáculos y
Deportes en México (Ocesa), con la idea de
conocer los requisitos para el regreso del
referido serial a la plaza chiapaneca.
A su vez, Ocesa ha redireccionado el
tema con el nuevo director general de la
Nascar Corona Series, Enrique Contreras,
la persona que decide dónde se corre el
serial.
“Ahora sólo esperamos que los jueces
acaten el fallo de la Corte y, en cuanto nos
entreguen nuestro autódromo, Ospe es-
tará en la mejor disposición de traer nue-
vamente el serial Nascar México Series a
Chiapas para 2013”, expone Roqueñí.
Triquiñue|as
Para Roqueñí, la compra realizada por el
gobierno del estado es ilegal a todas lu-
ces, pues a sabiendas de que el autódro-
mo le pertenecía, el gobernador Sabines
ordenó y auspició el despojo, por lo que,
afirma, incurrió en el delito de abuso de
autoridad.
Por su parte, el gobierno estatal justifi-
có la adquisición con el argumento de que
se trataba de un “rescate financiero” de-
rivado de supuestos incumplimientos de
pagos de OSPE a sus proveedores, así co-
mo a los vendedores del terreno. Más aún:
alegó haber comprado un terreno “rústi-
co” (Proceso 1853).
Sin embargo, el 12 de octubre de 2008,
cinco meses atrás, Sabines y Matute fue-
ron invitados de honor a la ceremonia
inaugural del autódromo con la prime-
ra carrera Nascar Corona Series, donde el
propio mandatario felicitó a Roqueñí y a
sus socios por la inversión millonaria rea-
lizada por la iniciativa privada.
El 15 de mayo de 2009, Roqueñí promo-
vió ante el Juzgado Cuarto Civil, con sede
en Tuxtla Gutiérrez, una demanda contra
el despojo, la cual se registró en el expe-
diente 571/2009. En esa querella el empre-
sario exige a los vendedores que presen-
ten la escritura pública, cuando éstos ya
habían realizado una segunda venta.
El gobierno pagó por el predio, apun-
ta Roqueñí, pero no por la infraestructu-
ra con que contaba el autódromo. Sostie-
ne que el cerebro del despojo fue Matute,
quien le “vendió la idea al gobernador no
tanto por el negocio, sino por el proceso de
legitimidad y proyección de su imagen que
podrían darle no sólo en Chiapas, sino en
el resto del país e incluso en el extranjero”.
Para cubrir todos los flancos, Roqueñí
interpuso, por medio de su abogado Gre-
gorio Rodríguez Santiago, un juicio más
de invalidez de escritura pública. Pro-
movió su querella ante el Juzgado Terce-
ro del Ramo Civil, con sede en Tuxtla Gu-
tiérrez, y quedó asentada en el expediente
979/2009. “Aunque se presentaron todas
las pruebas documentales, no nos favore-
ció la justicia”, lamenta el empresario.
Los años 2010 y 2011 fueron de mucho
desgaste para Roqueñí y sus socios. Pron-
to entendieron que en Chiapas todo sería
inútil, que no lograrían nada, pues la jus-
ticia local estaba totalmente sometida al
Poder Ejecutivo del estado.
Ante ello recurrieron al Poder Judicial
de la Federación, donde interpusieron dos
recursos de amparo indirecto por la vía ci-
vil: el 314/2012 contra el gobierno del es-
tado, comprador del terreno, y el 979/2012
contra la familia Cancino, vendedora del
predio.
Así, tras casi cuatro años de pleitos el
pasado 8 de noviembre, justo un mes an-
tes de que el gobernador Juan Sabines
Guerrero entregara el cargo, la magistrada
Susana Teresa Sánchez González, del Ter-
cer Tribunal Colegiado del Vigésimo Cir-
cuito, resolvió los amparos indirectos a fa-
vor de OSPE, Roqueñí y sus socios.
También ordenó a la Segunda Sala Ci-
vil del Poder Judicial del Estado de Chia-
pas que invalidara las escrituras públicas
a nombre del gobierno del esta-
do, en tanto que la familia Can-
cino fue obligada a firmar esos
documentos a favor de los repre-
sentantes legales de OSPE.
De acuerdo con el resoluti-
vo, los servidores públicos del go-
bierno de Chiapas actuaron de
“mala fe”, a sabiendas de que el
predio ya estaba comprometido
con OSPE.
En ruinas
El abogado de OSPE, Rodríguez
Santiago, asegura que el gobierno
de Chiapas incurrió en abuso de
poder al meter mano al erario lo-
cal, ya que en el presupuesto de
egresos de 2009 no estaba previs-
ta la erogación para la compra del
predio en cuestión.
La última carrera en el Autó-
dromo Chiapas se realizó en ma-
yo de 2011, ya en pleno litigio. No
se programaron más competen-
cias porque la pista se fue de-
A
l
e
j
a
n
d
r
o

S
a
l
d
í
v
a
r
Roqueñí. Resarcimiento
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
PALABRA DE LECTOR

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 79
Del director general de
Comunicación Social de la UNAM
Señor director:
C
on relación a la nota Muerte en la Prepa 6,
aparecida en Proceso 1885, la Universidad
Nacional Autónoma de México (UNAM) precisa:
1. Como se informó el día 7 de diciembre
pasado, respecto del lamentable suceso del es-
tudiante Marco Antonio Gómez Espinosa, de la
Preparatoria 6, el alumno realizó una inmersión
en la fosa del plantel. Al percatarse de que no
salía del agua, fue rescatado por algunos de sus
compañeros. Posteriormente fue trasladado a
una clínica del Seguro Social, donde el joven
falleció.
2. Desde entonces, se reitera que la Univer-
sidad ha estado al tanto. En el momento de los
hechos, y como en otros casos, de inmediato se
informó de lo sucedido a los padres del alumno
Gómez Espinosa. También se ha otorgado apoyo
económico y jurídico a la familia.
3. La autoridad ministerial correspondiente ini-
ció una averiguación previa, de cuyo curso la Uni-
versidad está atenta; ha ofrecido la colaboración
para el desahogo del caso, como la declaración
de los funcionarios que han sido requeridos, y
ha entregado la documentación solicitada. Al
respecto, ya se han realizado varias diligencias.
El Ministerio Público, después de recabar infor-
mación sobre el profesor Daniel Gómez Rosales,
responsable del grupo de natación al que perte-
necía el joven alumno, señaló que ya fue citado
para comparecer.
4. Paralelamente, desde el día 6, esta casa
de estudios comenzó una indagatoria administra-
tiva para dilucidar los términos del percance y las
consecuencias laborales que se deriven.
Atentamente
Enrique Balp Díaz
Director general de Comunicación Social
de la UNAM
Respuesta de la reportera
Señor director:
A
unque la carta de Enrique Balp Díaz no
desmiente nada de lo publicado en este se-
manario el 16 de diciembre, permítame precisar a
nuestros lectores lo siguiente:
–No aclara el director general
de Comunicación Social de la
UNAM por qué el maestro de
educación física Daniel Gómez
Rosales –según los testimonios
recogidos por esta reportera– se
negó a entrar a la alberca para
rescatar al chico de 15 años que
se ahogaba, ni por qué, una vez
fuera, mostró impericia en las
técnicas de reanimación.
–En cuanto al supuesto
“apoyo económico y jurídico”
por parte de la escuela, el repor-
taje incluye el testimonio de la fa-
milia de Manuel Antonio Gómez
Espinosa en el sentido de que el
respaldo económico recibido fue
insuficiente para pagar su fune-
ral, y de que el apoyo jurídico fue para la escuela,
pues los parientes de Manuel Antonio tuvieron
que contratar un abogado.
–Cabe precisar, igualmente, que si el
Ministerio Público inició una averiguación previa
fue porque el papá de Manuel Antonio presentó
una denuncia penal por homicidio, y no a iniciati-
va de las autoridades de la Preparatoria 6, cuyos
abogados, de acuerdo con nuestros declarantes,
presionaron a los padres de Manuel Antonio para
que aceptaran por escrito que la muerte de su
hijo fue un accidente.
–Por último, la carta del señor Balp Díaz
habría sido innecesaria si él u otras autoridades
de la UNAM hubieran aceptado las solicitudes
de entrevista que desde el 6 de diciembre ha
formulado esta reportera para que, entre otras
cosas, expliquen por qué no hay un salvavidas
con conocimientos de primeros auxilios en una
instalación acuática que cuenta con una fosa de
seis metros de profundidad y donde en cada cla-
se hay alrededor de 30 alumnos adolescentes.
Atentamente
Beatriz Pereyra
Acerca de
Muerte en la prepa 6
De Víctor Hugo López-Araiza
Señor director:
E
n el número 1882 del 25 de noviembre de
este año de su revista Proceso en el artículo
Legado de espinas escrito por la Señorita Gloria
Leticia Díaz, en la sección referente a la “Línea 12
del STC” quiso escribir sobre la corrupción que
existe en el STC metro de la Ciudad de México
y alude lo que el Diputado Héctor Saúl Téllez
Hernández, Presidente de la Comisión de Hacienda
de la VI Asamblea Legislativa del Distrito Federal
menciona que recibió entre otros documentos de
la queja 288/12 presentada ante la Contraloría del
Gobierno del Distrito Federal refiriéndose a “pre-
suntos” actos de corrupción entre el personal del
S.T.C. metro y el dueño de Industrias Lopraiza, S.A.
de C.V. Víctor Hugo López-Araiza y del Corral (se
refiere a mi persona). Ella menciona esto como que
extrañamente la contraloría recibió alguna queja
que involucra a la corrupción, supongo yo, del
mencionado oficio-queja y que existen actos de
corrupción de mi parte.
Licenciado Rodríguez Castañeda con todo
respeto a la señorita Gloria Leticia Díaz; o no lo-
gró la lectura de los documentos de dicha queja
o no sabe interpretar, o no sabe leer bien, pues
yo, Víctor Hugo Lopez-Araiza y del Corral, soy
dueño de Industrias Lopraiza, S.A de C.V. (que es
lo único real y cierto de ese párrafo de su artícu-
lo) envié el 21 de abril de 211 (que le ruego señor
director de Proceso lea usted completamente),
después de una visita personal que habíamos
hecho meses antes al director general del metro,
en la cual reclamo prácticamente el no acción
en el tema tan grave que se había hecho a pesar
de dos oficios escritos, y que fue de un monto
de casi tres veces mayor que los 3.5 millones de
pesos que la señorita Gloria Leticia Díaz asienta
equivocadamente, por no haber leído toda la co-
rrespondencia que de mi escritorio se envió con
los anexos de las dependencias oficinales que
recibimos y que me estoy permitiendo en esta
Legado de espinas
carta anexar para conocimiento de usted señor
director de Proceso sabiendo del cuidado de lo
que se edita en su revista, y que sin duda en lo
personal usted cuida mucho.
Anexo se servirá usted encontrar la co-
rrespondencia que dirigí tanto a la Secretaría
de la Función Pública, como al IFAI, como a la
Contraloría del Gobierno del D.F. y Contraloría
del STC (metro), para poner en conocimiento de
ellos el suceso y conocieran los datos que por
el IFAI se supone son conocidos y argumentar
correctamente cualquier palabra que salió de mi
persona, mismos que pongo en su conocimiento
igualmente con la debida atención y respeto para
que doña Gloria Leticia Díaz tenga a bien leerlos
y conozca que lejos de ser yo el que alude como
corrupto; es mi empresa la que está señalando
las corrupciones, que aunque sabemos de otras
tantas, esta es solamente la que nos atañe direc-
tamente en esta ocasión.
Desde el año 1977 hemos sido proveedores
muy serios del STC, porque si bien es cierto que
antes no había habido tanta incidencia y que
cualquier persona, funcionario público se atreve
a solicitar “cochupos” para su beneficio propio,
mi contestación personal a muchos encarga-
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
80

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012

dos del departamento
de adquisiciones del STC que han pasado es:
“discúlpeme señor, pero yo vengo a vender mis
bombas, no vengo a comprar al personal del
metro” y licenciado Rodríguez Castañeda, si
todos nosotros los proveedores no tuviéramos
miedo de quedarnos sin vender nuestro producto
y fueran lo suficientemente honestos, éticos y
sinceros sabemos que México seria otra cosa,
pero desgraciadamente y usted lo sabe muy
bien, tienen que aceptar corruptelas porque su
producto o no es de gran calidad, o no es el
adecuado, o sencillamente son intermediarios
falsos que el propio adquisidor le pide que se
acerque a los fabricantes para auto nombrarse
como representante vendedor del proveedor.
En el caso de Industrias Lopraiza, S.A. de C.V.
solamente yo, personalmente, y mis empleados
del departamento de ventas tratamos las ventas
directamente ó a menos que alguno de nues-
tros distribuidores este haciendo el esfuerzo de
vender directo los productos de nuestra marca,
entonces le apoyamos en el servicio que forzosa-
mente debe dar, pero no aceptamos que de esta
empresa salga un dinero para reforzar cualquier
corrupción y engañar al fisco.
Por lo anterior me indigna extremadamente
que una reportera suya sin haber hecho investiga-
ción alguna, ni haberse puesto en contacto con mi
persona para ayudarle a respaldar su artículo, me
haya involucrado y que me ponga ante sus lecto-
res como un empresario deshonesto y corrupto
como lo ha hecho libertinamente con su artículo.
Apropósito Lic. Rodríguez su revista me
fue traída a mano la semana pasada por un
mensajero incógnito, con un recado escrito en
computadora, amenazador y A N O N I M O que
anexo, que sin duda viene o de alguno de los
empleados del metro que a través de tantos años
vendiéndoles al S.T.C. y alguna vez escuchando
mis señalamientos contra la corrupción los hayan
sancionado; ó lo mas triste y difícil, pero factible,
que la señorita reportera en combinación con
alguien trató de perjudicarme en mi imagen de
empresario serio, formal, ético y honesto de to-
dos conocido.
Esperando que de alguna forma la ética de
la REVISTA Proceso que usted dirige, informe a
sus lectores de que yo soy una persona honesta,
seria, formal y ética y no el corrupto que apuntó
la señorita Gloria Leticia Díaz.
Sin otro particular, deseándole que siga el
éxito en la dirección de su revista, me es grato
saludarle muy
Cordialmente
Víctor Hugo López-Araiza y del Corral
Director General
(Nota de la Redacción: La presente carta,
fechada el 3 de diciembre de 2012,
se reproduce aquí de manera literal.)
Respuesta de la reportera
Señor director:
E
l nombre del señor Víctor Hugo López-Araiza
y del Corral, así como el de su empresa,
aparecen en un documento de queja presentado
ante la Contraloría General del Distrito Federal
y la Presidencia de la República –del cual tengo
copia–, donde se les involucra en “presuntos ac-
tos de corrupción” con personal del Sistema de
Transporte Colectivo-Metro.
Eso fue todo lo que se dijo al respecto en un
solo párrafo de un reportaje cuya extensión fue de
alrededor de ocho cuartillas. Así, la reacción del
señor López-Araiza parece desproporcionada, pues
la presunción de corrupción no lo hace corrupto,
y a los periodistas no nos corresponde esclarecer
si una persona actuó honestamente o no en de-
terminadas circunstancias. Eso siempre queda en
manos de las autoridades.
Atentamente
Gloria Leticia Díaz
Más sobre Legalizar ya
Señor director:
A
l pedirle publicar esta carta dirigida a la
psicóloga Sabina Berman, referente al texto
que de ella se dio a conocer en Proceso 1885,
respondiendo a mi nota incluida en esa misma
edición, por su artículo Legalizar ya comprendido
en el número 1883 de su prestigiada revista, le
hago saber a Berman que de ninguna manera fue
mi intención insultarla, como ella supone, aunque
no encontré otra manera de escribir después de
leer sus razonamientos, que en algunos casos
sólo se basan en creencias. Al respecto, dejo al
lector que valore su propuesta de que el Estado
“…imparta educación sobre el uso afortunado de
alteradores de conciencia”.
Son evidentes las coincidencias y diferencias
entre su posición y la mía sobre legalizar la mari-
guana. En mi caso, tengo 35 años laborando en el
campo de las adicciones, y soy autor de un mo-
desto texto sobre la materia, cuya versión original
fue financiada por el Ducado de Luxemburgo. Una
discrepancia es que nunca he fumado la droga
que venimos arguyendo; y destaco este hecho
porque confirma que Sabina Berman pertenece al
grupo de personas que sí la han usado sin haber
experimentado consecuencias adversas graves.
Cuando un sujeto prueba esa u otra sustancia
adictiva por vez primera, no es posible deducir si
quedará incluido en la categoría en que agrupo
a Berman, o bien, que desarrollará dependencia.
Seguramente ningún adicto actual a la mariguana
previó que llegaría a tener esa condición cuando
tuvo su primer contacto con la hierba.
Para justificar el libre uso de la sustancia
adictiva que se comenta, también argumenta que
el Estado no tiene derecho a decidir lo que ingie-
ren los individuos. Esa explicación olvida que el
empleo de la mariguana, considerada como la
droga ilegal de mayor consumo en todo el orbe,
es causa directa del aumento de la criminalidad,
conjuntamente con otras sustancias que alteran
el humor, la conducta y la conciencia.
Alega que no hay ningún muerto por esa
droga (Proceso 1884). Aunque aparentemente
no hay fallecidos directamente por uso de mari-
guana, cabe recalcar que el forense no hace una
búsqueda intencionada; hay afectados de dife-
rentes formas, dándose casos de quienes llegan
a perder la vida a causa de actos realizados por
personas bajo el influjo de la hierba que se ex-
pone; invadiéndose de esa manera la libertad del
prójimo, condición que estipula como limitante a
la voluntad de intoxicarse con ese producto. 
Admito que la utilización de la marigua-
na –afortunadamente– es menor en el país en
comparación con lo que ocurre en otras partes
del mundo, lo que a mi juicio es motivo no para
propiciar su incremento con suposiciones como
las de Sabina Berman, sino, como ya lo expresé,
para acrecentar las acciones preventivas.
Resulta claro que el debate sobre este tema
controversial no puede limitarse a solamente dos
expositores, como es en este caso, sino que re-
quiere de amplios foros de discusión, con la par-
ticipación de un mayor número de conocedores y
especialistas.
Por último, invito cordialmente a mi colega
Berman dé a conocer su opinión sobre este es-
crito, si Proceso me permitiera una nueva répli-
ca. De no ser ello posible, quedo a sus órdenes
por el correo electrónico que cito en este mismo
comunicado; en el entendido de que mi oposi-
ción es a sus ideas, no puede ser a su persona,
ya que no tengo el gusto de conocerla.
Atentamente
Psicólogo Carlos Hiram Culebro Sosa
carloshiram9@hotmail.com
Respuesta de Sabina Berman
Señor director:
L
e agradeceré publicar las siguientes líneas.
Estimado colega psicólogo Carlos Hiram:
Si de verdad no desea insultarme, le pido
cordialmente que deje de usar la expresión
“como ella supone” o “con suposiciones como
las de Sabina Berman”. Afirmo, no supongo,
que la tendencia a la adicción en la gente que
prueba la mariguana es baja porque lo afirma la
Encuesta sobre la Adicción de las Drogas, de la
ONU. 10% de los que la usan llegan a la adic-
ción. En contraste del tabaco, donde la adicción
es de 20% de los que lo prueban. Afirmo que ese
mínimo grupo, en nuestro país menor a 0.17%
de la población, está formado por adictos pro-
clives a la pasividad, no a la violencia, porque la
mariguana no violenta, sino relaja y conduce a la
pasividad propia de la contemplación. Y afirmo
que es absurdo poner en la balanza la salud del
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
PALABRA DE LECTOR

1886 / 23 DE DICIEMBRE DE 2012 81
0.17% de la población contra 70 mil muertos por
bala a lo largo de seis años, lo que ha durado
esta guerra boba contra las drogas.
Los mexicanos nos hemos ganado el Derecho
Moral de decidir si legalizamos la mariguana,
atendiendo únicamente a nuestro interés nacional.
Ya hicimos la guerra que nos pidieron los estadu-
nidenses, y el resultado son esos 70 mil muertos
y el empeoramiento de la crisis de la seguridad,
como oficialmente declaró ya este gobierno.
Podemos decir al concierto de las naciones: lega-
lizamos porque debemos separar el crimen de una
planta. Está por hacerlo Nicaragua, y Costa Rica
y Guatemala no se retrasarán. Podemos decirles:
legalizamos porque es una tontería criminalizar la
mariguana, miren acá las cifras de adictos y de
sus agravios a la sociedad, al contrario: educa-
remos a la población en el uso benigno de esa
hierba autóctona. Y como escribí en Legalizar ya,
podemos decirles: además se las exportamos, la
mariguana mexicana golden, ahora como un bien
de lujo, semejante al coñac francés.
Mire, un amigo, a raíz de Legalizar ya, está
comprando tierras propias para el cultivo en
Morelos, preparándose para exportar. 
Despreocúpese, sé que no me ataca a mí,
porque no me conoce, en efecto. Lo saludo.
Atentamente
Sabina Berman
Recuerda cómo en 2006 pronosticó
lo que causaría la guerra de Calderón
Señor director:
D
espués de que Felipe Calderón Hinojosa
tomara posesión forzada entrando por la
puerta falsa a un Congreso desquiciado, trató de
imitar a Bush hijo cuando aprovechó el atentado
del 11 de septiembre para lanzar su war on terror
(guerra contra el terrorismo) contra Afganistán a
efecto de hacerle olvidar a su pueblo que asaltó
la presidencia con menos votos que Al Gore;
pero como Calderón no podía declararle la guerra
a ningún país, pretendió legitimarse imitando la
war on drugs (guerra contra las drogas) lanzada
por Nixon en 1971.
Ahora que ya lo conocemos, tenemos la cer-
teza de que fue el avieso consejo de una mente
más astuta el que lo indujo a colombianizar a
México, abusando de nuestros impuestos sin
consultarnos, para fabricar un macabro juguete
con búnker y todo: una guerra civil que –a pesar
de ser abogado– no le declaró a entidad legal
alguna, sino a un concepto impersonal, a los 10
días de estar en el poder, involucrando irrespon-
sablemente a las Fuerzas Armadas en tareas
que les están expresamente prohibidas por la
Constitución, y exponiéndolas al ridículo. Dos
días después me permití enviar a usted mi prime-
ra carta al respecto, publicada en el número 1574
del 31 de diciembre de 2006, bajo el título Con
el narco, Calderón entró en el mismo callejón sin
salida que Fox, cuyo texto reza:
“Entre la infinidad de órdenes ociosas pero
espectaculares que de acuerdo con su modo
gerencial de entender lo ‘ejecutivo’ del poder dio
Vicente Fox durante su sexenio, que no gobierno,
una de las primeras –en Tijuana, si mal no recuer-
do– fue la de suprimir el narcotráfico en el pe-
rentorio término de seis meses en esa localidad.
Los resultados están a la vista no sólo en Tijuana,
sino en todo el país.
“Hoy por hoy Felipe Calderón se ha metido en
el mismo callejón sin salida en su estado natal, sin
tomar en cuenta ya no las lecciones de la historia,
que sería mucho pedir, sino por lo menos la expe-
riencia en la cabeza ajena de su antecesor.
“No se necesita ser adivino para saber que en
breve tendremos a la vista los mismos contrapro-
ducentes resultados, porque no se puede resolver
el todo atacando sólo una de sus partes, ni es por
el costoso y fracasado camino de la fuerza bruta
donde se encontrará la solución del problema.”
A seis años de distancia, resulta que lo que
hizo fue multiplicar el número y peligrosidad de los
cárteles de la droga; los adictos a las sustancias
peligrosas aumentaron en números absolutos,
aunque mañosamente la Conadic no lo diga en
su informe, si bien reconoce que las adicciones a
las permitidas (alcohol y tabaco, que son las más
peligrosas) se siguen incrementando; las ganancias
del narco crecen, y las de los bancos que las lavan
también; los efectivos militares y civiles se duplica-
ron; el presupuesto militar de todo el sexenio llegó
a la escandalosa e inútil cantidad de 19.2 billones
de pesos, y a pesar de eso, como dijo Murillo
Karam recientemente, “también aumentaron los de-
litos”; y los muertos, que fueron 2 mil 21 en el sexe-
nio de Fox, mientras que en el de Calderón éste
asegura que fueron 60 mil, pero el INEGI dio la cifra
de 95 mil 632 sólo hasta 2011; aparte de las 20 mil
desapariciones forzadas, los 250 mil desplazados y
demás afectados, que suman cientos de miles de
mexicanos, cifra que algunos estiman es de más de
1 millón y medio de personas.
Cumplido su sexenio, Calderón se fue tran-
quilamente dejándonos la basura de su guerra
absurda y entrampadas las Fuerzas Armadas en
el túnel en que las encajonó, porque lo único que
pueden hacer para salir es recular, lo cual es una
papa caliente en las manos de su sucesor, quien
necesita resolver el problema porque también
arribó al poder en circunstancias críticas.
Pero tanto por sus declaraciones en campa-
ña como por las primeras acciones tomadas en
funciones, Enrique Peña Nieto tampoco parece
tener interés o capacidad para resolver el proble-
ma en sus causas, pues continúa obstinado en
acciones de largo plazo, costosas y de efectos
superficiales.
La situación es preocupante, porque lo que
menos le conviene al pueblo mexicano es que el
texto de la carta que Proceso publicó hace seis
años continúe vigente.
Atentamente
Netzahualcóyotl Aguilera R.E.
Aguascalientes, México, América Latina
tlacuilo.netz@yahoo.com
Reclama justicia tras el
secuestro y muerte de un hijo
Señor director:
M
ucho agradeceré que sea publicada la
siguiente carta dirigida a Enrique Peña
Nieto, presidente de México; Miguel Ángel
Osorio Chong, secretario de Gobernación, y
Jesús Murillo Karam, procurador general de la
República.
El que suscribe, Alberto Butrón Delgado, so-
licita de manera atenta su intervención para que
se haga justicia en el caso del secuestro y asesi-
nato de mi hijo, Misael Butrón García, ingeniero
de 29 años de edad.
Misael salió a las 17:45 horas del pasado 17
de noviembre de Pachuca, Hidalgo –ciudad en
la que residía por motivos de trabajo–, con des-
tino a la cabecera municipal de Huayacocotla,
Veracruz, donde vive su familia. Conducía su ve-
hículo marca Audi, tipo A4, modelo 2002, placas
MJX-7135.
Aproximadamente a las 22:00 horas de ese
día recibí una llamada telefónica. Era Misael. Me
dijo que lo habían secuestrado. Inmediatamente
el secuestrador le arrebató el celular y me dijo
que tenía a mi hijo. Me exigió 8 millones de pesos
para liberarlo. Me advirtió que no diera aviso a las
autoridades ya que, afirmó, él y su grupo las te-
nían compradas. Media hora después, el secues-
trador volvió a llamar. Me preguntó: “¿Vamos a
negociar o no?”. Le contesté que sí, pero que no
tenía esa cantidad de dinero. Me pidió entonces
5 millones de pesos. Le dije que tampoco podía
reunir ese monto. Colgó.
Mis familiares y yo nos comunicamos a la
Oficina de Antisecuestros de la Subprocuraduría
Especializada en Investigación de Delincuencia
Organizada (SEIDO), la cual envió a dos oficiales
“expertos” en negociación de secuestros. Éstos
pidieron que no se hiciera gestión alguna ante
otra instancia. Aseguraron que liberarían a mi hijo
con vida por medio de una negociación pacífica.
Hubo dos llamadas más: el 19 y el 26 de
noviembre. En ambas el secuestrador insistió:
“¿Ya tienes listo mi dinero?”. En la última llamada
me dijo: “Desde el jueves (22 de noviembre) ya le
hicimos daño a tu hijo”.
Informé de esto último a los oficiales de la
SEIDO. Aseguraron que era una mentira; una
estrategia de los secuestradores para aumentar
la presión. Explicaron que era necesario esperar
la siguiente llamada, la cual jamás llegó. Debo
aclarar que seguimos las instrucciones de dichos
oficiales, pero que en realidad éstos no actuaron;
tampoco nos informaron si ellos u otros funciona-
rios de esa dependencia estaban realizando una
investigación paralela al proceso de negociación
para ubicar el paradero de mi hijo y para identifi-
car a los responsables del secuestro, a pesar de
que desde el 17 de noviembre la SEIDO abrió la
averiguación previa correspondiente.
El 7 de diciembre, la policía del estado de
Veracruz encontró el cuerpo de mi hijo en el
paraje denominado Jarillas, en el estado de
Veracruz. Su rostro estaba irreconocible debido
a los golpes que recibió. Lo identificamos por la
vestimenta y por sus señas particulares.
Por lo antes expuesto, exijo que se escla-
rezca el secuestro y homicidio de mi hijo Misael
Butrón García; que se lleve ante la justicia a los
responsables del crimen cometido en su con-
tra; que las autoridades establezcan medidas
para garantizar mi seguridad y la de mi familia,
así como la de los habitantes del municipio de
Huayacocotla, quienes viven a merced de la de-
lincuencia y en estado de zozobra.
Atentamente
Alberto Butrón Delgado
5ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb25ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb25ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb25ec9d6b2feca2945c0f5a56d3729884716094cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful