You are on page 1of 21

Hacer  arte  hoy  

Alejandro  Volpi  
SLPNov11-­‐01  

para   luego   trazar   sus   posibles   conexiones   con   el   trabajo   del   arte,   y   con   ello   simultáneamente,   trataré   de   establecer   las   diferencias   con   los   entendidos  de  la  lógica-­‐científica.     Para   llegar   a   una   verdad   conveniente,   pragmática,   razonar   es   el   camino.     Razonamos   para   articular   proposiciones   (como   éstas),   que   nos   llevan   a   conclusiones   y   si   todo   sale   bien,   éstas   nos   resultan   verdaderas   en   su  praxis.        Razonar  es  el  medio  por  el   cual,     esta   forma   de   verdad   aparece.     Es   decir,  en  el  ejercicio  de  la  razón  se  logra   una  verdad  operativa.       ¿Será  esto  válido  en  el  arte?     Sí,   cuando   elaboramos   una   interpretación;  pero  en  el  arte,  no  todo   es   interpretación   ¿o   sí?   ¿Qué   hay   del   momento  puro  de  la  creación?  ¿En  qué   difiere   la   creación   artística   de   la   científica?   Deberemos   entonces   mostrar   la   rareza   epistemológica   del   arte;   que   conoce   cuando   piensa,   pero   también   mientras   hace.   ¿Cómo   es   esto   posible?     conocer   es   según   nuestra   Academia  de  la  Lengua    “Averiguar  por   el   ejercicio   de   las   facultades   intelectuales  la  naturaleza,  cualidades  y   relaciones  de  las  cosas”.    Esta  definición   parece   suficiente   para   articular   la   lógica   terciaria.   Este   es   el   ejercicio   de   “crear   nuevas   creencias”   sobre   el   mundo.     Investigar   hasta   descubrir   la   verdad,   propio   de   la   ciencia   y   la   filosofía.     Pero   cometeremos   un   grave   error   si   sólo   tomáramos   esta   forma   de   conocimiento,   demasiado   racionalista,   cuando   del   Arte   se   trata.   La   lógica   formal   nos   diría   que   esto   es   suficiente   para   delimitar   el   mundo,   al   menos   esa   parte   del   mundo   posible,   el   único   posible:    El  que  se  crea  pensando.    

“Respeto  sinceramente  a  cualquiera  que   esté   dispuesto   a   emprender   un   esfuerzo   continuado   para   entrenarse   en   razonar   de   formas   tales   que   se   pierda   lo   menos   posible  de  esa  verdad  que  le  corresponde   saber,   evitando   al   mismo   tiempo,   en   tanto  que  las  circunstancias  lo  permitan,   los  riesgos  de  error…”.       Eso   escribió   Peirce   unos   meses   antes   de  morir.   En   vez   de   sucumbir   a   la   tentación,   someter   mi   razón   al   orden   impuesto   a   esta   frase,   simplemente   voy   a   entresacar   palabras   como   si   estuviera   desarmando  un  collar  de  perlas.    No  me   quedo   (aparentemente)   ni   con   las   demás   perlas,   ni   con   el   (mismo)   hilo   que   las   engarza.     Espero   que   el   lector   logre   hacer   los   ajustes   necesarios   en   su   conciencia   para   darme   licencia   en   este   acto.  

RAZONAR.  
 

 
Esto  no  es  una  pipa,  René  Magritte  

Inspirado   en   los   tiradores   de   conchas   voy   a   disponer,   azarosamente   o   bajo   los   designios   del   destino,   estas   perlas,     i  

Afortunadamente,   el   lenguaje   que   se   hace  hablando  y  no  por  los  designios  de   nuestra   Academia,   también   logró   compilar   lo   siguiente,   conocer   también   es  “Percibir  el  objeto  como  distinto  de   todo   lo   que   no   es   él”.       Con   ello   logramos   cambiar   la   escala.       Percibir   es,   recibir   algo   y   encargarse   de   ello,   recibir   del   exterior.   Para   este   ejercicio   del   conocimiento,   el   raciocinio,   tal   vez   no  sea  indispensable.       ¿Qué   sucede   si   metemos   la   mano   en   una   bolsa   que   no   permite   que   veamos   lo   que   hay   en   el   interior?   ¿Qué   sucede   cuando   recibimos   una   textura   o   una   forma?   ¿Estamos   realmente   haciendo   procesos   racionales   directamente   derivados  y  derivables  a  esa  sensación?   ¿no   podemos   jugar   con   el   objeto   sin   hacer  ninguna  clase  de  juicio  respecto  a   él?   Digamos   ¿sólo   siguiendo   la   conversación   con   un   interlocutor   sin   tomar   el   significado   del   objeto   para   nada?   ¿El   objeto   ya   no   existe   sólo   porque   no   lo   estamos   pensando   racionalmente?   ¿Qué   pasaría   si   de   pronto   el   objeto   nos   da   una   descarga   eléctrica?   ¿El   aventar   el   objeto   es   resultado   de   que   pensamos   algo   del   tipo   “como   el   objeto   me   ha   dado   una   descarga,   por   lo   tanto   voy   a   soltarlo   porque   si   no,   es   probable   que   la   descarga   siga   haciéndome   sentir   incómodo”?   ¿Se   puede   definir   todo   ese   asunto   sólo   con   procesos   de   significación?   ¿Alcanza   el   tiempo   para   que   la   mente   elabore   un   pensamiento   como   éste?   o   ¿la   decisión   de   soltar   el   objeto   sucede   antes   de   que   siquiera   hayamos  pensado  en  lo  sucedido?       Los   arcos   reflejos   suceden   cuando   unas   células   mandan   información   sensorial   al  cerebro,  mientras  otras,  mandan  una   señal  que  es  “respondida”  a  nivel  de  la  

médula   espinal   que   regresa   información   a   las   células   motoras   que   activan   el   mecanismo   que   hace   que   soltemos  el  objeto.   De   modo   que   la   conciencia   del   movimiento   es   resultado   de   la   recepción  de  las  señales  sensoriales  de   la   mano   elaborada   a   nivel   cerebral,   pero   el   movimiento   en   sí,   fue   determinado   por   un   mecanismo   diferente  a  la  conciencia.       En   este   acto   simple,   podemos   afirmar   que   el   movimiento   no   ha   sido   racional   aunque   nuestra   conciencia   de   dicho   movimiento,   aún   siendo   simultánea,   sí   lo  fue.    De  este  modo,  sea  que  el  soltar   el   objeto   haya   sido   resultado   de   un   condicionamiento   previo   del   cuerpo   o   un   mero   reflejo   natural   propio   del   sistema   nervioso,   en   cualquier   caso,   la   mitad   del   proceso   escapa   de   lo   que   consideramos     conciencia   racional.     Podemos  afirmar  que  el  cuerpo  conoce   en   el   sentido   de   percibir   la   diferencia   entre   el   estado   dañino   y   el   que   no.     Al   preguntar   al   sujeto   del   experimento   ¿por   qué   ha   soltado   el   objeto?   Este   podría   reportar   que   ha   sido   porque   sintió   que   le   daba   un   toque.     E   incluso   reconocer  que  al  sentir  el  toque  prefirió   soltar  el  objeto.    Sin  embargo  esto  no  es   exacto.   El   acto   de   sentir   tiene   una   temporalidad   y   territorialidad   distinta   a  la  de  soltar  el  objeto.    A  este  respecto   cabrían   entonces   muchas   preguntas   relacionadas  a  localizar  exactamente  el   lugar   de   la   conciencia   como   forma   de   verificar   de   lo   que   somos   concientes   y   de   lo   que   no,   sitúa   de   nuevo   el   asunto   de   la   conciencia   como   centro   del   debate  del  arte  y  la  ciencia.    Responder   a  esto,  queda  fuera  de  mis  capacidades.   Este   acto   reflejo,   sin   embargo,   pudiera   dar   alguna   luz   sobre   cómo   entender   las   ii  

 

  sino   incluso   en   el   pintor.   es   decir.   diseñado   previamente  de  forma  genética.   la   música.  no  podemos  decir   nada  a  cerca  de  la  conciencia  arácnida.   hay   algo   que   conoce   hasta   donde   se   extiende   cada   milímetro   de   su   cuerpo   en   este   entramado   complejo   de   movimientos     que     parece   actuar   en   base   a   las   diferencias   entre   un   estado   sutil   del   espacio   y   la   compleja   relación   con   el   cuerpo   mismo.   en   el   uso   de   una   computadora   en   la   que   se   corre   un   modelo   para   verificar   la   veracidad   de   cierta   hipótesis.   antes   de   los   procesos   racionales.   contundentemente.   desde  el  punto  de  vista  del  artista.   la   luz   pálida   de   los   tubos   neón.  es  un   acto   absolutamente   racional   que   intenta   definir   las   fronteras   entre   lo   que   sí   se   puede   razonar   y   lo   que   no   dentro   del   complejo   mundo   de   la   creación   artística.   o   el   artista   conceptual.     Y   en   muchos   casos.   Esto   no   es   un   alegato   en   contra   de   la   razón  en  lo  artístico.   la   música   de   fondo   en   el   laboratorio.   para   esclarecer   que   muchos   de   los   procesos   relacionados   con   el   movimiento   se   resuelven   en   procesos   biológicos  que  no  pueden  ser  asociados   completamente   racional.   el   ejercicio   de   la   bolsa   y   el   objeto  electrizado  difieren  en  mucho  de   la   compleja   articulación   de   un   bailarín   frente   al   espacio.   ni   que     tenga   un   plan   racional   para   lograrlo.experiencias   que   han   reportado   bailarines     al   tratar   de   explicar   su   ejecución.   Desde   luego.       En  el  caso  de  la  ciencia.   su   cuerpo.   en   el   que   la   evidencia   del   uso   del   cuerpo   es   contundente.  que   incluso.  como  si  una   suerte   de   materia   invisible   lo   impidiera.    Pero  baste  lo  anterior.   parten   de   su   propio   cuerpo   para   elaborar   la   creación.   los   movimientos.       Una   fuerte   sensación   que   activa  el  movimiento.   pero   me   parece.     a   la   conciencia   Lo   que   se   ha   querido   ejemplificar   aquí   es  que  no  importando  si  el  artista  es  un   bailarín   o   un   actor.   que   parecen   tener   una   función   motriz   al   tiempo   que   sensorial   y   que   tal   vez   esconden   el   secreto   de   la   articulación   de  la  conciencia.   en   directo.       Esto   no   implica   que   el   bailarín  en  el  momento  de  la  ejecución   haya   estado   pensando   en   sentido   racional.     Es   algo   semejante   a   la   explicación   fenomenológica   que   se   da   al   comportamiento   de   las   arañas   al   tejer   una   telaraña   en   una   pared   irregular.     En   el   arte   al   menos   potencialmente.   la   contundencia   de   los   teclazos   en   ella   o   su   ritmo   o   su   velocidad.     Y   mientras   el  científico  hará  todo  lo  posible  porque   la   particularidad   por   ejemplo   de   sus   teclazos  no  intervenga  con  el  resultado.   el   cuerpo   mismo.   nada   tienen   que   ver   con   el   resultado   final   relacionado   con   la   hipótesis   a   comprobar.   etcétera.       No   obstante.    Ha  de   existir   una   forma   de   conocer   y   reconocer   el   espacio.   el   artista   estará   abierto   a   que   esto   suceda   aunque   no   en   todo   momento   sea  consciente  de  ello.     No   podemos   afirmar   que   la   araña  sea  conciente.     Ante   esto   habría   que   revisar   el   papel   de   las   neuronas   espejo.  al  contrario.   sí.  no  me  atrevería   a   afirmar   lo   contrario.         Razonar   es   una   actividad   implícita   al   hombre   común   pero   mucho   más   lo   deberá   de   ser   al   iii     .   si   la   ejecución-­‐ creación  es  correcta  o  no.  de   no  poder  continuar  con  él.   parece   conocer   la   diferencia.   y   no   puede   ser   meramente   instintivo.  o  lo  contrario.   el  cuerpo  y  su  relación.   el   videasta.

  aún   relativo   al   género.     se   verifica   de   forma   natural   en   sus   razas.   o   sea   el   raciocinio.     El   instinto   místico   relacionado   con   la   primeridad.     Expuesto   lo   anterior.   el   arte   y   sus   .   colocar.   veamos.   sobre   todo   porque   no   hay   pruebas   contundentes   (al   menos   hoy)   para   explicarle   de   forma   satisfactoria   en   términos   más   específicos.  formas   “generales”   que   a   falta   de   mejor   explicación   conducen   al   menos   de   forma   probable   a   la   supervivencia.   el   instinto   de   terceridad.     Una   forma   de   actuar   voluntaria.   relacionado   con   la   segundidad.   la   contemplación   (del   que   en   este   momento   no   es   pertinente   hablar   de   más)   y   ¿por   qué   no?   Un   instinto   artístico.     Ha   de   razonar   para   conocer   o   mejor   dicho   proponer   los   límites   probables   de   su   creación.   categorizar.   subordina   la   razón   al   instinto.   se   sigue   que   arte   y   razón   son   formas   del   instinto   de   supervivencia  humano.  y  tal   vez   dar   algunas   pistas   para   su   posible   solución   futura.     ¿No   deberíamos   acuñar   un   término   que   pudiera   simplificar   nuestra   comunicación   y   situarnos   en   la   escala   lingüística   correcta.artista.     su   acción   ha   conducido   al   menos   de   forma   probable   a   la   preservación   de   nuestra   especie.   que   puede   estar   matizado   pero   de   cualquier   manera   existente.   que   prevalece   de   forma   casi   universal   en   individuos   normales.   es   decir.   bocetar   las  líneas  de  su  trabajo.   son   dos   componentes   del   instinto   humano   y   sería   interesante   que   el   lector   explorara   esta   posibilidad.   ¿Sería   entonces   el   Arte.   y   lo   explica   luego   como   una   forma   de   actuar   que   conduce   a   una   probable   perpetuación   de   su   especie.   una   vez   más   que   reconocer.     Dice   que   la   razón   ha   de   ser   un   instinto.     Bajo   esta   luz.         Un   instinto   a   la   mitad   entre   el   pensamiento-­‐acción   y   el   pensamiento-­‐ construcción.     De   este   modo.    Esta  visión  de  lo  artístico   cumple   con   las   premisas   propuestas   por   Perice.   que   traspasa   el   artis   latino   y   logra   comprender   la   raíz   indoeurpea   ar   que   implica   ajustar.     Revisemos   cómo   articula   Perice   su   lógica.  para  regresar  a  mi  objetivo.   hacer.   una   forma   de   instinto?  ¿El  Arte  tendrá  que  ver  con  la   supervivencia  de  nuestra  especie?   Quiero   dejar   al   lector   abiertas   estas   preguntas.   Pero   Peirce   propone   la   razón   como   un   instinto.     Proponer   el   arte   de   este   modo   sería   afirmar   que   Razón   y   Arte.   la  comparativa  entre  lógica  y  arte.   compartir.    Pero  tenemos.   cuando   de   estos   temas   se   trata?     Si   el   raciocinio   es   el   mecanismo   que   conduce   a   la   Razón.     En   este   proceso   podrá   incluir   el   análisis   inferencial   como   una   forma   de   poner   orden.     Este   mecanismo   relacionado   con   la   parte   profunda   y   perdida   de   la   etimología   de   la   palabra   Arte.   no   podemos     iv   simplemente   afirmar   que   el   Arte   es   resultado   meramente   de   los   mecanismos   racionales.   ¿no   sería   adecuado   acuñar   un   término   como   artecinio   o   articinio   como   el   mecanismo   que   nos   conduce   al   Arte?   Sería  más  correcto  decir  a  la  conciencia   artística.     Lo   llama   de   este   modo.  es  decir.     Esto   nos   conduce   a   pensar   que   existen   tres   formas   de   este   instinto.   que   no   podemos   limitar   la   complejidad   de   los   procesos   artísticos   al   mero   imperio   de   la  razón.     ¿qué   podríamos   decir   nosotros   del   Arte?   ¿En   qué   nivel   de   esta   proposición   lo   podríamos   localizar?   ¿Estamos   trabajando   a   la   misma   escala   lingüística?     ¿Es   el   arte   otra   forma   de   ese   instinto?   De   responder   afirmativamente.

 a   los   que   he   denominado   genéricamente   “contemplación”.   el   arte   y   sus   mecanismos   de   aprehensión   humanos.   voluntariamente.   a   nivel   de   instinto.   En   resumen.  (la  mística  y  sus  métodos.   junto   con   la   razón   y   el   raciocinio.mecanismos   de   concepción-­‐producción   (articinio).   son   las   formas  que  el  hombre  ha  elegido  como   probables.     v   .   como   una   apuesta  por  su  subsistencia  futura.   pueden   caber   en   la   definición   de   instinto   del   que   habla   Peirce.   inclusive).

  nadie.   incluida   la   semiótica.   si   alguien   no   hubiera   pintado   el   Guernica.   que   alguien   más   hubiera   descubierto.    Al  decir.   sin   embargo.  idéntica   forma.  es   una   forma   de   conocimiento   que.    Al  menos   no  de  idéntica  forma.VERDAD.     una   verdad   causal.   tarde   o   temprano   alguien   lo   hubiera   descubierto   por   él.  deje  lo   menos   posible   fuera   del   campo   de   observación   del   científico.   basado   en   verdades  que  se  suceden  una  a  otra.   La   belleza   de   la   verdad   emana   de   sus   sistemas   y   crea   una   cualidad   de   sentimiento   primero   que   puede   ser   idéntico   en   ambos   casos.     Una   cierta   verdad   que   como   en   la   ciencia  se  puede  aprehender  por  la  vía   de   la   razón   y   para   la   que   todos   los   mecanismos   de   ésta   son   adecuados.     Por   el   contrario.   es   probable.     No   importa   tanto   ¿cómo   es   que   estos   argumentos   utilizan   sistemas   simbólicos   (segundos).       alguien   hubiera   pintado   o   hecho   algo   similar.     Crean   en   su   lector-­‐ espectador  un  pensamiento  icónico.   parece   acertado   afirmar   que   tanto   la   ciencia   como   el   arte.   en   beneficio   del   arte.     Este   es   el   tipo   de   conocimiento   verdadero   que   busca   la   ciencia.         Tim Noble y Sue Webster ¿Qué   tan   verdadera   es   esta   imagen   de   Noble  y  Webster?     ¿Qué  es  la  verdad  en  el  Arte?  ¿Podemos   hablar   de   un   Arte   verdadero   y   de   otro   falso?   ¿De   dónde   podría   provenir   esta   necesidad  de  validación  en  el  Arte?   Lo   que   la   ciencia   busca.   la   verdad   de   la   ciencia   se   articula   sobre   todo   en   la   forma   de   teorías   y   pensamientos   propios   del   campo   argumentativo   tercero.     Y   otra   forma   de   verdad   que   opera   fuera   de   la   razón   y   es   contingente.   que   le   permita.   sino   que   apuestan   al     componente   intangible   tercero   que   emana   de   dicha   articulación..   aún   siendo   éstos   muy   distintos.   Si   Pitágoras   no   hubiera   descubierto   su   teorema.     No   importa   si   expresamos  la  verdad  en  inglés.   hacen   circular   el   misterio   mediante   sus   métodos.   estamos   aceptando   que   tal   vez   Entonces   podemos   dividir   la   verdad   encarnada   en   el   arte   en   dos   partes.   una   verdad   que   no   pueda   ser   negada   bajo  ningún  circunstancia.    Si  éste  no  hubiera   sido   propuesto   por   él   en   su   momento.   la   función   que   éste   hubo   descubierto   y   mostrado  en  su  urinal.   justamente  como  explica  Perice.     El   urinal  de  Duchamp.     Explicado   desde   la   lógica   triádica.  francés     vi   .     Pongamos   otro   ejemplo   que   funcionará   mejor   para   este   caso.   absolutamente   nadie   lo   hubiera   pintado  en  lugar  de  Picasso.   mediante   una   razón   infalible.   desenmascarar  un  asunto  y  que  resista   a   toda   práctica   que   intente   invalidarla.   por   eso   su   verdad   es   causal.    Aunque  es  muy   poco   probable   que   hubiera   tomado   la   forma   de   ese   urinal   particular   y   muy   improbable   que   hubiese   estado   firmado  por  Mutt  en  color  negro.

  parte  de  el  valor  mismo  de  su  reflexión   se  encuentra  en  la  manera  misma  de  su   articulación   segunda.   que   indiscutiblemente.  a  su  respecto.  por  ello.   si   usamos   la   óptica   científica.   para   el   arte.     O   mejor   dicho   se   traslapan.         Como   vemos   en   el   ejemplo   en   el   Arte.     Aunque   otro   personaje   hubiera   llegado   a   la   misma   reflexión   y   hubiese   hecho   circular   el   mismo   misterio.   podríamos   afirmar   que   si   la   sanación   no   resulta.   esta   “observación”   no   está   hecha   simplemente   por   el   ojo   de   la   mente.   Aquí   cabrían   algunas   consideraciones   a   favor   de   los   “objetos”   de   la   ciencia.   como   las   imágenes   (aún   mentales)   derivadas   de   la   teoría   de   cuerdas.  Al  menos  pretende  no  serlo.   será   verdadero   si   en   su   “observación”.  la  verdad  en  el  arte  es   contingente.   tan   validos   como   en   el   caso   del     vii   agua   de   la   llave   y   la   botella   de   Coca   Cola.   en   cambio.   trazan   un   puente   entre   el   pensamiento   artístico   y   el   científico.   de   no   haberse   hecho   por   las   vías   del   urinal.   sintáctica   u   objetual.   no   existen   a   la   mano  ni  un  río  ni  una  jícara  ritual.    Esta  es  su  facultad   de   Verdad.   un   chamán   en   estas   condiciones.    Lo  que  no  podemos   permitir   en   el   arte   es   que   su   .   el   aparato   sintáctico   no   tiene   tanto   peso   como   el   semántico   y   por   ello.     El   sistema   sintáctico   en   sí   mismo   no   es   consustancial   a   lo   buscado.  bajo   el   pensamiento   de   muchos   pueblos.   Si  analizamos  los  ritos  de  pueblos  como   el   huichol.   sin   embargo.   lo   que   se   experimenta   ante   él   es   congruente   con   lo  que  se  dice  de  él.    La  imagen  misma  imposible   de   separarse   de   su   consecuencia   cognitiva.   podemos   observar   que   si   por   ejemplo.   puede   utilizar   agua   de   la   llave   y   un   envase   vacío   de   Coca   Cola   para   efectuar   la   sanación.  se  erige  como  una  verdad  a  la   vez  científica  y  artística.     Para   la   visión   artística.   apunta   a   dejar   fuera   lo   menos  posible  de  esa  verdad  de  la  que   se   puede   saber.   para   una   determinada   sanación   según   la   tradición   es   necesario   utilizar   agua   de   un   río   y   una   jícara  ritual.   Es   más.  y  en  todo  caso  la   comprensión   de   cuales   son   los   elementos   “determinantes”   de   su   efectividad.     Sin   embargo.   la   ciencia   formal   tomaría   muy  poca  atención  a  este  asunto.   no   hubiese   existido   la   misma  verdad  artística.   veríamos  que  la  verdad  “importante”  es   la  efectividad  del  rito.   el   ritual   no   podría   ser   llevado   a   cabo.  pero  al  momento  de  que  se   quiere   realizar   el   rito.   Es   verdadero   en   los   dos   casos   (el   arte   y   la  ciencia)  que  la  visión  a  posteriori  de   un   “objeto”   creado.   sino   por   los   sentidos   en   toda   su   extensión.   Observar  estas  pequeñas  cuerdas  como   la   materia   que   le   da   existencia   a   la   Sinfonía   del   Universo   como   una   explicación   unificada   de   la   física.  develando  su   verdad  en  cuanto  objeto  (segundo).   en   el   pueblo   huichol.   y   será   verdadera   también   en   el   sentido   que   se   puede   “sentir”   a   un   nivel   meramente   sensorial   (valga   la   redundancia)   que   hay   una   cualidad   objetual   peculiar   y   esta   cualidad   del   objeto   genera   un   pensamiento   icónico   en  directo.     e   incluso   no   importar   si   la   efectividad   del   rito   resulta   en   una   sanación   del   paciente.o   mejor   en   español.   aparece   como   una   teoría   no   sólo   elegante   sino   con   grandes   dosis   artísticas.   o   si   es   el   lenguaje   matemático.   Al   aproximarnos   a   la   verdad   de   lo   anterior.   Como  un  corolario.   existirán   condiciones   de   verdad   en   el   rito   del   río   y   la   jícara   ritual.

    No   he   encontrado   otra   forma  de  definirlo  sino  como  una  suerte   de   elegancia   en   la   relación   objeto-­‐ concepto   que   sólo   se   reconoce   cuando   se   presenta.     Esta   noción   de   verdad   como   un   “contenido”   que   refiere   a   lo   Universal.   pero   que   no   puede   ser   explicado   del   todo   y   sin   embargo.       La  primera  va  en  sentido  y  congruencia   con   lo   dicho   en   el   apartado   sobre   la   razón.     Apoyaría   la   postura   que   afirma  que  el  arte  es  un  algo  que  logra   poner   en   circulación   la   Primeridad   y   con  ello  nos  atrapa  en  su  infinitud.   desde   luego.   Por   otra   parte.   este   modelo   puede   dar   alguna   luz   a   la   idea   de   lo   Atemporal   en   el   arte.  es  difícil  definir.   en   mi   propuesta   de   modelo   de   “Contenidos   Energéticos”   y   a   pesar   de   reconocer   que   sigue   en   proceso   de   validación.     Científicos   inclusive   han   utilizado  la  noción  de  teorías  elegantes.  esta  verdad   emana  del  objeto  y  con  el  objeto  y  uno   la   atestigua.     Hablamos   tal   vez   del   Misterio   que   transita   al   interior   de   cada   obra.     Sin   embargo.   suma   aspectos   corporales   e   incluso   acepta   nociones   místicas.   Permantente.   y   como   ya   autores   han   puesto   de   manifiesto.   deberíamos   aceptar   que   “hacer   arte”   es   en   sí   resultado   de   esta   pulsión   de   supervivencia.   no   encuentro   una   mejor   manera   de   explicarlo   que   bajo   la   lente   del   Misterio   que   se   activa   en   su   presencia.     Si   decimos   que   a   parte   de   la   razón   hay   este   otro   ejercicio   de   la   intuición   al   que   he   denominado   articinio   sería   pues   lógico   tratar   de   explicar   si   existe   o   no   una   verdad   que   le   es   propia.   siempre   la   misma.   que   añade   componentes   neuronales   al   conocimiento.     Lo   primero   que   podríamos   resolver   es   que   si   el   instinto   es   esta   tendencia   probable   a   la   subsistencia.   yo   quiero   simplemente  mencionar  dos.   y   que   ha   de   permanecer   Continuo   en   relación   con   la   cosa.   creo  que  cuando  uno  se  encuentra  ante   una   obra   de   arte   que   encarna   esta   verdad.   ha   sido   calificada   en   este   sentido.      Lo   anterior   no   significa   que   todo   el   arte   funcione   en   este   sentido   para   todas   las   personas   en   todo   momento.   Aclaraciones   a   esto   pueden   ser   hechas   desde   diversas   perspectivas.   sin   mutación.   verdadero   sería   por   tanto.   la   de   las   Cuerdas.       Tratando   de   responder   a   la   pregunta   sobre   si   existe   un   arte   verdadero   o   incluso   dónde   radica   la   verdad   en   una   obra   artística.     La   Verdad   cuando   se   logra   filtrar   por   la   ventana   de   nuestra   percepción   y   logra   viajar   e   impactar   a   través   de   sus   rayos   las   fibras   de   .   la   de   abrir   nuestra   noción   cultural  de  “conocimiento”  a  un  aspecto   complejo   superior   a   la   razón.   contiene   en   si   otra   posibilidad.interpretación   se   considere   como   verdadera   en   ese   sentido   de   ser   una   propiedad   que   tiene   una   forma   permanente.     Esto   podría   afinar   la   muy   de   moda   definición   de   Arte   de   Danto   y   agregar   no   sólo   su   conexión   con   la   historia   del   arte   sino   afinar   sus   accidentes   lógicos   a   la   noción   de     viii   supervivencia   de   algún   aspecto   de   lo   humano.   el   arte   que   “verificablemente”   pudiera   ser   relacionado   con   algún   aspecto   de     esta   supervivencia.   podemos   rodearle   más   que   aprehenderle   como   parte   del   correlato   significante   (3º)   del   signo   artístico:     El   pensamiento   icónico.   más   que   sólo   ser   evidente   a   la   razón  o  a  los  sentimientos.   la   noción   de   articinio.     La   verdad   atestiguada   aceptando  lo  anterior.

    El   misterio   atravesará   para   cada   quien   en   la   forma   en   que   sus   opuestos  personales  se  degeneran.       A  pesar  de  ser  ésta  una  explicación  del   mundo   mágico   de   los   antiguos   japoneses.   lo   azul.   el   agua.   etcétera.   me   parece   una   forma   ideal   de   explicar   lo   que   sucede   ante   el   objeto   artístico.     El   Kumite   explica   a   los   nuevos   asistentes   que   los   kanjis   verticales   refieren   a   lo   masculino.     El   punto   dorado   es  el  lugar  de  perfecta  fusión  de  ambas   naturalezas.  Una  hoja  blanca   con   kanjis   en   forma   de   cruz   enmarcado   en   dorado.   etcétera.   al   fondo.   parece   innegable.   Terminaré   este   apartado   con   una   experiencia   en   un   Dojo   de   Mahikari.     ix   .   en   un  altar  hay  un  cuadro.   el   fuego.  y  el   tamaño  de  la  Verdad  observada.nuestras   sensaciones   superiores.    El   marco  dorado  es  la  Ventana  por  la  que   cruza  la  luz  del  otro  lado.     Cuando   uno   entra   al   Dojo.  nunca   podrá  superar  el  tamaño  de  su  ventana.     Los   kanjis   horizontales   refieren   a   lo   femenino.     Y   el   punto   mediante   el   cual  uno  puede  observar  el  Misterio.   lo   rojo.

    sentido   de   la   cantidad   de   saber   que   es   pretendible   por   cada   persona   en   un   equipo  interdisciplinario?  ¿Es  menester   o   siguiera   factible   que   todos   los   miembros   de   un   equipo   interdisciplinario  terminen  por  saber  lo   mismo?  ¿Cuándo  hablamos  de  Arte.   de   esto   se   puede   seguir   que   en   el   compromiso   de   nuestras   ciencias   o   nuestro   arte   por   saber   su   verdad.   se   ganará   su   respeto   (el   de   Peirce).    El  Babel  del  que   partimos.   estarán   entonces   habitando   diversos   mundos.     ¿Qué   consecuencias  puede  tener  esto  para  el   productor   de   arte   contemporáneo?   ¿Cambia   la   afirmación   de   Perice   en   el   Cuando   convocamos   un   equipo   interdisciplinario   para   hacer   creación   artística.   o   siempre.   una   forma   particular   de   saber   que  permita  traducir  los  saberes  que  el   otro   no   puede   saber   porque   simplemente  no  los  ha  podido  ver.   comenzamos   por   incentivar   un   “diálogo   entre   locos”.     No   voy   a   profundizar  en  las  diferencias  que  esta   visión   puede   tener   entre   el   arte   y   la   ciencia   porque   escapa   a   las   posibilidades   de   este   texto.   aquél   que   muestre   “un   esfuerzo   continuado   por   alcanzar   este   Saber”.     Suena   a   un   grupo   de   esquizofrénicos   tratando   de   relatar   sus   experiencias   de   grupo   para  armar  una  Torre.  SABER.  nos   referimos   a   la   labor   solitaria   de   los   artistas.   sus   (de)formaciones   disciplinares.  y  siendo  congruentes  con   el   pragmatismo.   ¿Recuerdan  el  disco  de  oro  que  se  lanzó   al  espacio  para  tratar  de  hacer  contacto   con   posibles   civilizaciones   extraterrestres?   ¿Cómo   debía   ser   la   forma   en   que   los   mensajes.      La   lógica   científica   parece   el   pilar   ideal   para  lograr  tal  hazaña.     Dice:     “de   la   verdad   que   [nos]   corresponde   saber”.   las   fotos   y   la  demás  información  de  la  Tierra  debía   ser   codificada   para   una   posible     x   .   se   articulan   diversos   Saberes.     ¿Por   qué   me   lo   parece?   Esta   afirmación   me   sirve   como   metáfora   para   explicar   cómo   cuando   personas   de   distintas   disciplinas   se   ponen   a   “platicar”.   les   hacen   percibir   un   mismo   fenómeno   desde   diversas   perspectivas.       Me   gustaría   enmarcar   el   concepto   de   saber   dentro   de   mi   práctica   actual.   necesitará   de   un   saber   común.   deberemos   reconocer   que   en   la   intención   de   “organizar”   el   campo   artístico   habremos   de   partir   del   hecho   que   en   la   búsqueda   de   esta   Verdad.   en   realidad.     Sin   embargo.  al  proponer  la  Interdisciplina   e   incluso   la   Transdisciplina   como   una   forma   de   trabajo   en   el   arte   actual.   esto   ya   lo   he   dicho   antes.   el   ejercicio   interdisciplinario.   estamos   hablando   de   prácticas   complementarias   que   se   articulan   con   diversos   saberes   y   de   los   cuales   poco   sabemos  los  artistas  en  muchos  casos?     Disco  de  oro  del  Voyager   Aquí   Peirce   predica   el   saber   a   la   verdad.

    Pero   esta   diversa   actitud   ante   el   saber.   Para   esto   la   semiótica   puede   ser   increíblemente   útil.   resultan   extremadamente   confusas.  aún  a   costa  de  su  demanda  significante  y  que.   la   información  ahí  codificada  descansa  en   una   primera   hipótesis.   por   ejemplo).   Tomar   a   Perice   como   ejemplo   a   seguir   en   un   proyecto   de   arte.  nos  parecen  a  nosotros  los   humanos   como   los   saberes   que   se   espejean   de   forma   unívoca   a   lo   que   de   la  Naturaleza  podemos  conocer.   atiende   a   la   misma   lógica.   uno   debe   reconocerse   humildemente   ignorante   ante   muchos   campos   del   saber   humano.   puede   ser   comprendida   desde   estas   perspectivas.  nada  como  la  lógica  científica  y   sus   arquitecturas   para   intentar   el   acuerdo.   podemos   adelantar   que  bajo  esta  óptica.   la   lógica   y   la   matemática.  mientras  el  campo  de   intercambio.   el   de   encontrar   un   saber   que   permita   la   articulación   de   los   otros.     Respondiendo   a   la   pregunta   sobre   si   esto  cambia  la  afirmación  abarcativa  de   apuntar   a   poseer   todo   el   saber.    Esto  desde  luego  hace  un  eco   que   nos   obliga   a   reconocer   que   la   ignorancia  del  otro  respecto  a  nuestros   xi     .   podemos   afirmar   que   no.   necesariamente   implica   reconocer   que   ante   la   explosión   informática   que   vivimos   en   estos   tiempos.     Una   vez   naturalizado   este   SABER.   nos   permite   tejer   líneas   transversales   de   aproximación  entre  cualquiera  numero   de  saberes.  en  un  cuerpo  teórico-­‐ metodológico.   Respecto   a   las   consecuencias   que   esto   puede   tener   en   la   postura   del   creador   contemporáneo.  permite  que  la  mezcla  de   saberes   se   convierta   en   un   sistema   de   búsqueda  (o  creación)  de  verdad.  podemos  dejar  de   sentir   el   peso   rotundo   de   la   demanda   por   el   Homo   Universalis   renacentista.   pero   si   ha   de   tratarse  de  intentar  “poner  de  acuerdo”   diversas   conciencias   como   en   el   ejemplo   del   Voyager.     En   este   sentido.     Es   decir.civilización  que  tal  vez  no  se  parece  en   nada   a   la   nuestra?   Bueno.   el   sistema   funciona   por   la   capacidad  metodológica  de  creación  de   verdad   y   la   articulación   de   los   saberes   que   dan   los   elementos   que   faltan   a   la   metodología   para   la   creación   de   esta   verdad.   y   tal   vez   ni   siquiera   pertinente   o   siquiera   posible.   saberlo   todo   ya   no   es   necesario.   con   otros   extraterrestres   (cierto   tipo   de   saberes   no   artísticos.   hay   matices   que   no   deberíamos   olvidar.   es  igual.  ahora.     Un   sistema   que   permite   categorizar   cualquier   cosa   en   el  mundo  en  sólo  tres  categorías.   Partiendo   de   este   hecho.   no   es   necesario.    La  solución  para  no  armar  un   Babel   que   se   vaya   desmoronando   a   cada  nuevo  ladrillo  que  ponemos  sobre   su   torre   es   aplicar   un   saber   como   territorio  de  intercambio  entre  saberes.     En   esto.     Trazar   un   mapa   que  permita  a  los  terrestres  (cierto  tipo   de   artistas)   hacer   acuerdos   en   base   al   reconocimiento   y   traducción   de   lo   recibido   mediante   el   disco   y   su   lógica.   y   que   sin   la   explicación   correcta.   se   sigue   que   ya  no  es  indispensable  saberlo  todo  de   todos  los  campos.     Y   tratar   de   aproximarnos   al   fenómeno   artístico   desde   sus   explicaciones   es   inferir   que   no   importa   la   complejidad   propia   del   arte.   el   aplicar   un   saber   transversal   a   los  otros  saberes.   aunque   muy   abstractas.  interdependientes.   como   hemos   visto   antes.   incluya   un   cuerpo   metodológico   que   permita   que   la   verdad   sea   accesada   en   el   ejercicio   conjunto   del   sistema   de   saberes.

  encontrar   los   momentos   en   que   este   saber   sea   un   dato   significativo   en   la   función   creadora   de   la   verdad   artística   construible.       En   este   mismo   sentido.  uno  de  los  retos  más   difíciles   de   cumplir   ante   la   interdisciplina   es   precisamente   La   no   descalificación   del   otro.  pero   habremos   de   reconocer   que   en   el   ejercicio   de   estos   saberes.   el   artista.   han   de   ser  buscados  con  fuerza  potente  por  la   que  “se  pierda  lo  menos  posible  de  esa   verdad  que  le  corresponde  saber”.   a   sabiendas   o   no.   el   artista   contemporáneo.  Por  tanto.     En   el   ejercicio   del   Arte.  en   el   tenor   de   lo   dicho   por   Peirce.       Para   terminar   con   este   pequeño   apartado.   simplemente   voy   a   dar   un   comentario   más.     Ha   de   reconocer   su   saber   como   parcial.   no   es   motivo   de   exclusión.   Pues   de   este   ejercicio   de   intercambios   o   traducciones   gramaticales   surge   precisamente   el   ejercicio  Interdisciplinario.   depende   de   muchos   actores   que   permiten  que  sus  obras  se  articulen  en   el   Mundo   del   Arte.   tiene   el   reto   de   volverse  dato  y  gramática  en  la  función   artístico-­‐creativa.     xii   .  sino  tal  vez  y  en   todo   caso.   de   su   torpeza   por  decirlo  llanamente.     desconocemos   muchos   aspectos   del   saber   de   los   otros.   a   cambio   de   esta   carencia.   para   actuar   con   justicia   al   método.   hemos   de   articular   un   saber   transicional  que  nos  permita  recuperar   la   verdad   completa   de   nuestra   propia   práctica.     El   reconocimiento   de   que   la   disfunción   relacionada   con   la   falta   de   eficacia   de   un   actor   (ignorante)   en   un   sistema   de   creación   contemporáneo   de   corte   interdisciplinario.    Estos  saberes.   no   radica   en   la   falta   de   datos   en   este   actor.     Cada   uno   con   sus   saberes  particulares.saberes   particulares.     Al   tiempo   que   tendrá   el   reto   de   poner   al   mismo   servicio   las   gramáticas   de   su   saber   para   buscar   analogías  metodológicas  en  los  saberes   de   los   otros.   en   la   deficiente   aplicación   o   potencia   metodológica   del   saber   transicional.

  xiii     Ron  Athey  “Self  Obliterations”   ¿Qué  riesgo  corren  los  artistas?  Cuando   un   artista   está   frente   a   su   potencia   creativa.   así   se   diseño   el   cerebro.    Cuanto  más  lejano  este  futuro.   el   foro.   el   artista   se   asoma   al   precipicio   de   su   propia   tragedia.     Se   debate   entre   la   posibilidad   del   infinito   y  el  error  fatal.     Razonar   sobre   la   propia   obra   (sobre   sus   procesos).   razonar.         .   Hay   quién   atinadamente   comenta   haber   elegido   un   lenguaje.   fotográfico.   la   piedra   intocada.  en  tanto  que   las   circunstancias   lo   permitan.      ¿Cabe   para   los   artistas   la   reflexión   de   Perice?   Dijo:   “Respeto   sinceramente   a   cualquiera   que   esté   dispuesto   a   emprender   un   esfuerzo   continuado   para   entrenarse   en   razonar   de   formas   tales   que  se   pierda  lo  menos   posible  de   esa   verdad   que   le   corresponde   saber.     Calcular   las   diferencias   entre   el   buceo   y   el   rappel.  precisamente   mediante   esto.    Está  parado  en  el  borde   del   Misterio   y   todo.       ¿Cabe?  Definitivamente  sí.     Personajes   que   deciden   tomar   el   camino   aparentemente   difícil.     Razonar  implica  también  saber  calcular   el   riesgo   que   hay   entre   lo   que   se   propone   y   lo   que   se   logrará.   dispuestos   a   la   emoción.     Hablar   (o   escribir)   del   propio   trabajo   implica   aprender   un   nuevo   arte   que   correrá   paralelo   como   una   forma   de  flexionarlo  sobre  si  mismo.   todo   puede   salir   mal.   digamos   pictórico.   los   riesgos  de  error…”.   parece   la   vía   más   adecuada.     No   se   trata   sólo   del   ejercicio   de  traducción  que  se  propone.      El   riesgo  de  que  en  el  ejercicio  de  la  razón   se   pierda   ese   componente   del   que   hemos  estado  hablando.   para   el   artista.     Bajar   en   rappel   por   su   precipicio  con  equipo  de  buceo.   Me   gusta   pensar   en   los   artistas   como   seres   valientes.   a   descubrirlo   (describirlo)   por   vías   que   le   pueden   ser   un   tanto   ajenas   y   agresivas.   cuanto   más   riesgo   de   error.   evitando  al  mismo  tiempo.  la  razón  y  la  acción.     ya   sea   mediante   el   espacio   en   blanco   de   un   lienzo.   es   tener   que   “volver   a   pararse   al   borde   de   su   misterio”   y   esta   vez   atreverse.  se  trata  de  entrenar  la   razón   para   perder   lo   mínimo   posible.   con   todo   lo   que   esto   implica.  el  de  dar   sentido   y   significación   al   trabajo   o   la   obra  del  artista.     ¿De   qué   otra   manera   podría   conseguirse   llenar   con   propiedad   una   forma   para   una   beca   que   durará   un   año   y   que   de   ganarla   empezará   a   correr   más   o   menos  en  otro  año?  Pues.   el   ejercicio   del   que   habla   Peirce.  razonar  también  es   correr   un   riesgo.     El   riesgo   de   la   auto-­‐ traducción.   Razonar   es   también   para   el   artista   lo   que   es   para   cualquiera   otro.    Algo  que   se  volverá  uno  con  la  obra.  la  posible  auto-­‐destrucción.     Pero  para  el  artista.RIESGO.   una   apuesta   por   el   futuro.   escénico.   el   mero   ejercicio   de   conciencia   frente   a   un   arte   esperado   e   informe   aún.

  donde   se   presentó  un   ejemplo   de  clase  en  una  materia  donde  se  llevó   a   los   participantes   de   un   taller   transdisciplinario   de   artes   a   una   caverna   sin   luz   y   donde   los   sentidos   todos   experimentaban   alteraciones   importantes.   les   comparto   una   de   las   máximas   financieras   que   aprendí   en   mi   corta   estancia   en   una   casa   de   bolsa   como   analista   financiero.   proponer   cierto   nivel   de   riesgo   no   implica   solamente   el   hacer   que   los   participantes   de   un   ejercicio   de   educación   artística   “experimenten”   la   sensación  de  daño  posible.     En   este   sentido.  al   fin   y   al   cabo.   en   verdad   pensar.   comenzaron   a   crear   formas  alternativas  de  organización  de   ese   mundo   caótico.   que   derive   después   en   una   potente   encarnación   de   dicho   significado.     “a   mayor   riesgo.     Es   decir.     El   riesgo   aparente   o  real  del  ejercicio.precisamente   para   no   tener   que   “hablar”.    En  este  caso.       Aquí   me   gustaría   comentar   a   modo   de   respuesta   desde   diversas   ópticas.   estoy   convencido   que   si   hemos   corrido   el   riesgo   de   la   reflexión.   Yo   digo   que   asumamos   el   riesgo.   creo  que  si  logramos  crear  dispositivos   que   confronten   al   participante   a   .     Sometidos   por   el   gusto   a   la   acción   y   la   emoción.     ¿Cómo   debe     xiv   incluirse   el   riesgo   en   los   talleres   de   artes   en   una   institución?   Y   segundo   ¿Qué   valor   tiene   el   riesgo   en   la   práctica   artística   y   qué   clases   de   riesgos   puede   o  ha  tomar  el  artista?   Para   abordar   lo   anterior.     Dejarlo   que   hable   ahora   por   si   mismo.  no.  ante  la  cual   logren   movilizar   la   primeridad   y   con   ello.   por   el   misterio   indecible   de   su   arte.  la  idea  de   providencia   en   el   sentido   árabe   .   crear   un   pensamiento   icónico   en   esta   relación.   enseñémonos   a   pensar   y   con   ello   a   hablar   y   escribir   de   nuestros   trabajos.     Tomado   en   este   sentido.     Para   no   tener   que   explicar   a   los   demás   lo   que   significa.   estos   artistas   esquivan   la   maravillosa   experiencia   de   pensar.  a  cerca  de  lo  que  hacen.   incluimos   en   la   idea   de   riesgo.   habría   que   ir   más   allá   con   su   raíz  árabe  y  que  tiene  más  que  ver  con   “lo   que   depara   la   providencia”.   pero.   desde   la   postura   del   artista.   Yo  he  apoyado  la  tesis  de  que  se  de  un   curso   de   finanzas   para   artistas   como   una   materia   obligatoria   en   el   currículum.  ésta  se  verá  encarnada  en  él.   sobre   lo   que   podríamos   entender   por   riesgo   y   en   este   caso   no   podemos   simplemente   quedarnos   con   la   idea   de   nuestro   diccionario   en   el   que   se   asume   que   el   riesgo   es   siempre   la   situación   en   la  que   se   aproxima   (contingentemente   o   no)   un   daño.     una   desde   la   enseñanza   y   otra.   para   dejar   hasta   ahí   las   cosas.   mayor   rendimiento”.     Por   la   vivencia   conjunta   de   lo   anterior.  había  logrado  crear   las   conexiones   que   luego   derivaron   en   una  pieza  bastante  bien  lograda.   Esto   me   lleva   a   preguntarme   ¿son   válidos   los   riesgos   controlados?   ¿En   el   arte  se  toman  sólo  ese  tipo  de  riesgos?   Cuando   el   resultado   está   condicionado   ¿existe  en  realidad  un  riesgo?     Estas   son   preguntas   que   me   surgieron   de   asistir   a   un   seminario   de   maestros   de   artes.   es  un  riesgo  que  podemos  tomar.   la   idea   de  éxito.   implica   la   prevención   que   mira   o   conduce   al   logro   de   un   fin.   al   menos   de   forma   transitoria.   primero   habría   que   ponernos   de   acuerdo.     Nada  ni  nadie  nos  puede  obligar.   si   decidimos   guardar   esto   para   nosotros.    Y  en  congruencia  con  ello.

    Pero   y   entonces  ¿Cómo  podemos  proponer  un   nivel   de   riesgo   adecuado   en   nuestros   ejercicios?   En   este   sentido   me   parece   que   el   uso   de   la   maquinaria   semiótica   nos   permitirá.  garantizar  y  cuidar  la   ganancia   es   mediante   la   diversificación”.   mutilaciones.   elaborar   un   plan   en   el   que   los   participantes   pueden   estar   incluidos   para   ir   proponiendo   elevar   los   niveles   de   riesgo   en   función   de   la   preparación   y   la   auto-­‐observación   de   los   mismos   participantes   en   los   campos   de   la   posibilidad.   maestro   o   facilitador.   sin   control.    Esto  es  algo  que   supongo.   corporal  y  mental  de  los  participantes.   incluso   de   superarlos.   crucifixiones.   quién   ha   puesto   en   peligro   su   vida   mediante   operaciones.    ¿Qué  estoy   tratando   de   proponer   con   esto?   Que   pongamos  el  riesgo  en  el  centro  de  una   semiosis   y   en   comunidad   pero   desde   un   plan   preestablecido.   el   artista   deberá   responder   en   cada   caso.   segundo   y   tercero.   y   todo   tipo   de   castigos   físicos.  esto  podría  derivar  en  grandes   daños   inflingidos   a   los   participantes   y   como   instituciones   podríamos   experimentar   graves   problemas.   no   podemos   simplemente   “aventar”   a   participantes   en   formación   a   todo   tipo   de   ejercicios   de   riesgo.     Hay   artistas   que   han   logrado   destruir   sus   mundos   emocionales   al   punto   de   perder   la   razón.   derivará   en   una   suerte   de   responsabilidad   compartida   por   los   riesgos  asumidos.     Sin   embargo.   verificando   su   efectividad   para   un   ejercicio.potentes   cargas   de   caos.  de  forzar  al  participante  a   experimentar  fuera  de  los  límites  de  su   propia   auto-­‐conservación.    Esto  también  sigue  a   una   máxima   de   las   finanzas.  la  existencia  y  la  ley.   pero   también   podría   esto   ser   interpretado   como   diversos   niveles   de   riesgo   en   el   sentido   emocional.     Dicho   de   otro   modo.     vía   la   coordinación   con   el   equipo   de   trabajo   logra   también   elevarse   a   niveles   de   reto   pero   sin   la   elaboración   de   riesgos   a   priori   que   pudieran   devenir  en  catástrofes  y  por  último.     “la   mejor   forma  de  obtener.   son   mucho   mayores.  por  un     xv   lado.   hay   quienes   han   inflingido   todo   tipo   de   leyes   y   con   .   y   con   ello   logren   experimentar   fuerte   sensación   de   riesgo.   momento   y   grupo   de   participantes  determinado.   Quedó   pendiente   la   respuesta   sobre   qué   tipo   de   riesgos   puede   proponerse   el  artista  en  solitario.     No   creo   que   se   trate  de  esto.       El   coordinador.     Hay   quienes   se   han   injertado   tejidos   animales.   logramos   una   diversificación   del   mismo     que   derivará  en  una  mejor  comprensión  del   término   y   un   enriquecimiento   en   las   áreas  categorizables  para  dicho  riesgo.   desde   luego   cuenta   con   herramientas   adicionales  de  análisis  de  lo  propuesto.   fijemos   retos   de   riesgo   en   los   campos   primero.   en   conjunto   con   un   sistema   evaluativo   correcto.   determinar   los   niveles   de   riesgo   que   podemos   ir   proponiendo   en   nuestros   ejercicios.     Ahí   tienen   esa   escuela   de   teatro   que   aún   hoy   en   día   tiene   un   alto   grado   de   accidentes  y  de  la  cual  se  dice  que  para   cuando   se   llega   al   último   semestre   es   prácticamente   imposible   que   no   hayas   tenido   una   fractura.   categorizándolos   y   de   este   modo.   sea   tomado   como   una   responsabilidad   de   grupo.   pero   en   la   medida   que   este   establecimiento   de   límites   y   formas   de   llegar   a   ellos.   entonces   podemos   estar   seguro   que   las   posibilidades   de   los   resultados.     El   riesgo   propiciado   de   esta   manera   cumple   por   un   lado   con   ser   lo   suficientemente   potente   para   en   verdad   hacer   circular   la   primeridad.  vía   la   categorización   del   riesgo.

   Como  dice  Peirce.   creo   que   estos  riesgos  deben  ser  asumidos  por  el   artista   a   priori.ello   perdido   la   libertad.   ha   de   calcularse   el   riesgo   y   decidir   concientemente   sobre   él.       xvi   .     Lo   que   quiero   decir   es   que.     Todos   estos   riesgos   son   admisibles   en   nombre   del   arte.     Sin   embargo.     Para   ello.   me   parece   sumamente   acertado.   y   no   experimentados   como   una   consecuencia   no   esperada   de   sus   trabajos.   su   salud.   el   comentario   de   Peirce.   ha   de   saber   de   antemano   a   donde   se   dirige   y   ser   responsable  de  ello.   creaciones.     El   artista   que   esté   dispuesto   en   poner   en   riesgo   su   vida.   creo   yo.     Es   decir   responsabilizarse   por   completo   del   riesgo   de   su   ejercicio   y   sus   consecuencias.   debe   facultar   a   su   razón   para   lograr   dejar  lo  menos  posible  fuera  y  con  ello   evitar   todo   error   posible.   investigaciones   o   acciones   concretas.   su   libertad   o   cualquiera   otro   ámbito   de   su   persona   o   de   la   sociedad.   y   como   he   propuesto   antes.

  tiene   una   naturaleza   suicida.  me  respondió.   eso   decía   mi   mentor.   yo   no   tuve   la   oportunidad   de   asistir.   Yo  me  pregunto  ahora:   ¿Será   que   este   tipo   de   discurso   es   válido   en   la   creación   de   una   fórmula   científica?     O   mejor   dicho   ¿será   que   se   xvii     .ERROR     identificar   un   error   en   el   campo   artístico?   Nuevamente   tenemos   que   atender   a   la   naturaleza   distinta   de   estas   prácticas   para   poder   determinar   lo   que   significa   el  error  en  cada  caso.  salvo  que  yo  me  puse  muy  tenso  al   ver  que  las  cosas  estaban  desviando  su   camino.   me   comentó   que  existieron  varios  errores.  se  presentó  un  performance   para   dar   clausura   a   una   exposición   de   arte   interdisciplinario.     El   error   lógico   siempre   violenta   el   sistema.   un   artista   excepcional   del   exilio   español   encargado  de  un  taller  de  postgrado  en   pintura  al  óleo.     Porque   son   en   esencia   completamente   distintos.   ¿Dónde   vive   el   error   ese   del   que   hablas?   Tal  vez.   Habría   que   ser   muy   cuidadosos   al   comparar   el   error   artístico   y   el   error   lógico.       El   artístico.       Hoy   no   estoy     de   acuerdo   casi   con   ninguno  de  mis  maestros.   habría   que   plantear   aquí.   ¿Crees   que   haya   cambiado   la   forma   general   en   la   que   se   percibió   el   performance?   O   acaso   ¿Se   modificó   sustancialmente  su  significado?   No  lo  creo.       ¿Y  la  gente  se  dio  cuenta  de  ellos?       No  lo  creo.   Bien.   Habría   también   que   meditar   lo   que   implica   esta   voluntad   lógica   de   “evitar   a   toda   costa   el   error”   que   deriva   de   la   naturaleza   particular   de   la   idea   de   fallo   en   la   ciencia.  pide  ser  eliminado.       ¿Y  entonces  donde  está  el  error?     Pues   en   que   no   habíamos   planeado   que   sucediera  de  ese  modo.   uno   de   sus   participantes.    Está  condenado   a   desaparecer.   Pongamos  un  ejemplo.   ¿cómo   es   que   podemos   No.       En   el   mismo   sentido   que   hemos   discutido   sobre   cómo   saber   la   verdad   de   una   obra.     Hace  poco.     Sin   embargo.   “puede   enriquecerlo”.  sólo  en  mi  mente.   matizo.   ¿Impactó   de   forma   negativa   desarrollo  de  los  eventos?   el     Cuaderno  del  Moma   “Pintar   un   cuadro   debe   ser   una   serie   ininterrumpida   de   aciertos   y   no   un   lento   y   lastimoso   camino   de   correcciones”.   lo   enriquece.   en   cuanto   aparece   y   se   le   reconoce   como   tal.

  para  esta  noción  de  error.puede  entablar  una  conversación  como   esta   en   relación   con   una   disertación   lógica?   Vamos   por   partes.  el  arte  puede   dar   muchos   ejemplos.  será  considerado  el  error  del   que  habla  Peirce.   el   incremento   en   los   cocientes   de   estas   variables.   pueden   ser   el   paso   necesario   para   que   su   contundencia   pueda   incluso   ser   mayor.     Pero   un   error   puede   ser   también   un   concepto   equivocado   o   falso.     Si   no   se   ejecuta   la   acción   correcta.   en   aquella   presentación.   esto   significa.  podemos  verificar   que  ha  habido  un  error.   abstractos  y  posiblemente  inalienables.   (exposición).   la  percepción  del  científico  ha  de  llevar   estas   variables   a   su   mínimo   de   influencia.     Muchos   hemos   escuchado  la  opinión  de  que  a  pesar  de     xviii   ser   testigos   de   una   ejecución   técnicamente   impecable.   Mientras  en  el  arte.     Podemos   también   proponer   errores   conceptuales   en   el   sentido   de   equivocar   lo   generalmente   aceptado   respecto   a   un   concepto   artístico   y   que   derive  en  un  error  verificable.   ¿cuál   sería   la   diferencia   sustancial   entre  una  y  otra  situación?   A   mi   parecer   todo   radica   en   el   asunto   de   la   percepción   y   más   adelante   le   daré   a   lector   mis   razones   para   este   juicio   aparentemente  aventurado.   si   en  el  arte  se  trata  de  crear  conocimiento   nuevo   por   ejemplo.   sin   vida.   dice   Pierce   en   tanto   que   las   circunstancias   lo   permitan.   entonces.   el   resultado   no   será   el   deseado  y  por  tanto.     Habiendo   hablado   del   riesgo   anteriormente.  por  ejemplo.  su  tipo  y  el  tiempo  de  inmersión   de  una  placa  de  cobre  para  realizar  un   grabado.   o   diversa   o   contingente.   ya   se   puede   preveer   que   algo   puede   estar   pasándose  por  alto.   Un   error   es   una   acción   equivocada.     Aquí   podremos   poner   muchos   derivados   de   la   equivocación   en   un   procedimiento   establecido.     Para   poder   obtener   un   conocimiento   verificable   y   lograr  establecer  una  ley  general.     Si   nos   diéramos   licencia  de  hacer  esto  en  cada  caso.   ¿no   sería   lógico   pensar   que   se   trata   justamente   de   .   afectivos.   volver   los   coeficientes   de   todas  estas  variables  lo  más  semejante   a   cero   que   se   pueda.   apuntando   a   ser   congruentes   con   la   pragmática   y   por   ende   con   la   idea   de   que   la   verdad   está   supeditada   al   acuerdo.      En  esta   última   oración   sin   embargo.   algo   se   veía   (erróneo)   acartonado.   aquí   nuevamente   podemos   llenar   de   ejemplos   la   presentación.   las   modificaciones   desde   cualquier   perspectiva   en   el   campo   de   la   creación   artística   no   importando   sus   zonas   de   aparición.   la   percepción   se   carga   de   elementos   personales.    De  esto  ya   hemos   hablado.   baste   con   proponer  el  hecho  de  que  la  lectura  de   una   pieza   desemboque   en   una   noción   no   sólo   alejada   sino   contraria   a   lo   propuesto   para   intuir   que   existe   un   error   en   alguna   parte   de   este   proceso   específico   de   proposición   y   recepción   del   arte.  la  cantidad  de   ácido.   el   científico   tratará   de   no   correr   riesgos.   pero   siempre  posible  y  auténtica.  me   refiero   a   tener   esta   conversación   en   los   campos   del   arte   y   la   lógica   (ciencia).     Dejar   el   libre   tránsito   de   estas   influencias.  En  lo   posible.   sin   chiste.   Cuando   aceptamos   que   equivocar   está   relacionado   con   la   idea   de   lo   generalmente   aceptado.  percibir  una  escena   artística.   Por   el   contrario.

    Esto   es   lo   que   afirma   Peirce.   si   el   artista.   puede   no   serlo   en   el   momento   siguiente.   sino   en   realidad.    Y  por  ello.     ¿Qué   quiero   decir   con   esto?   Bien.   se  vuelve  tan  dúctil.   el   caos   y   la   oportunidad.     Justamente   en   ella   radica   la   postura   sobre   el   error.     Esto   ya   lo   hemos   ejemplificado  antes.  lo  que  puede  haber  sido  un  error   para   el   artista.   son   siempre   inacabados   hasta   que   no   existe   quién   los   perciba.   entonces.  lo   que  puede  ser  un  error  en  un  momento   dado.   tendríamos   que   hacer   un   ejercicio   filosófico   de   extender   el   tiempo   en   el   artismo.     Y   por   ende.     Maticemos   entonces.   la   responsabilidad   de   nuestra   incapacidad   de   verdad   pura.   esto   es   extensivo   a   los   demás  participantes  de  la  obra  artística   y   para   el   Mundo   del   Arte   en   general.    Este  error.  por  tanto.   la   idea   de   violentar   el   orden   establecido.     Pero   ¿para   el   arte   aplicarían   estas   mismas   nociones?   Muy   posiblemente   sí.   que   si   el   artista   vive   en   continuo   con   su   obra.   una   forma  de  error    no  contemplable  desde   nuestro   otro   sistema   de   observación   podrá  emerger.   hay   componentes   del   conocimiento   humano   que   no   son   medibles   por   la   razón   si   bien   pueden   ser   rastreados   en   los   procesos   corporales   (y   cerebrales).     Aceptar   esto   no   nos   deja   en   un   lugar   muy  confortable.    Adicionalmente.    El  error  en  el  Arte.   no   es   necesariamente   la   única   forma   de   novedad.     Si   aceptamos   que   el   Arte   y   sus   objetos.   entonces  podemos  afirmar  que  en  todo   caso.     Lo   que   hace   es   una   suerte   de   fractalización   de   lo   Real   en   aspectos   visibles   e   invisibles   y   propone   a   la   razón  como  el  mecanismo  que  permite   pasar   de   un   estado   a   otro.   pero  si  hablamos  de  la  idea  que  hemos   venido   desarrollando   en   la   que   asumimos   que   mediante   esta   función   del   artismo.     Lo   nuevo   ha   de   ser   un   subconjunto   del   orden  lógico  posible  que  se  encontraba   misteriosamente   oculto   y   que   emana   de   alguna   forma   de   proposición   de   aspectos   previos.     Pero.   en   el   caso   de   estar   hablando   del   componente   mental.  no  aplica  tal   vez   a   la   violencia   sobre   una   noción   de   .    Y  ya  no  solo  depende   de   la   temporalidad   de   la   percepción.   no   sólo  toma  en  cuenta  el  tiempo  presente   sino   que   como   una   forma   de   meta-­‐ observación   verifica   lo   que   está   sucediendo   en   su   propio   ejercicio.  trataré  de   dar  otra  opción.   con   ello.   en   sus   procesos.   existirán   tantos   tipos   de   errores   como   funciones   diversas   relacionadas   con   este   mecanismo   abierto.   al   error   y   las   circunstancias.   cumple  la  tarea  de  hacer  que  el  mundo   deba   ser   lógico   siempre   y   somete   a   la   falta   de   perspectiva.   esta   en   presente   de   la   que   hemos   venido   hablando.   ¿cómo  podemos  verificar  si  existe  error   en   ellos   o   no?   Derivar   la   noción   del   error   a   lo   que   defendimos   antes   como   lo   que   probablemente   funcionará   como   un   mecanismo   de   conservación   de   nuestra   especie.   parece   tan   general   que   resulta   estéril.violentar   lo   generalmente   aceptado?     Posiblemente   no.   puede   no   serlo   para   el   espectador.   el   error   se   escapará   a   cada   momento.  líquido  y  escapista   como   la   noción   de   Arte   es   en   realidad.     ¿Cómo   podemos   crear   un   mecanismo   evaluativo   que   pueda   resolver   la   noción   de   error   no   en   los   procesos   del   arte   sino   en   los   resultados?   ¿Dónde   finalmente   se   verifica   ese   resultado?   ¿Es   en   el   Arte     xix   tan   intrapersonal   como   lo   pretende   la   ciencia    o  la  lógica?   En   este   momento   es   cuando   explicaré   porque  mencioné  antes  el  asunto  de  la   percepción.   racional   y   por   tanto   lógico   de   la   producción   de   los   diversos   niveles   en   el   Mundo   del   Arte.

 lo  esperado  y   lo   logrado.     En   esta   forma.   de   orden  racional  o  lógico.  diré   que   el   error   en   el   arte   y   la   ciencia.   yo   no   lograba   entender   bien   a   qué   se   refería.   ¿la   pintura   sacra   ayudó   a   conservar   la   especie  o  más  bien  fue  el  eje  alrededor   del   cual   se   logró   el   exterminio   de   los   paganos?     Contesta   a   algo   así   puede   ser   un   acto   más   artístico   que   otra   cosa.  quiero  proponer  otra   posibilidad  de  error.  un  error  bajo  esta   óptica.   sin   dirección?     Un   amigo   musicólogo   siempre   me   habló   de   la   noción   de   direccionalidad   en   la   música.  como  lo   que   hace   posible   incluso   la   melodía.     Quiero   dejar   aquí   este   concepto   para   sobre   todo.       Ante   la   idea   que   hemos   venido   proponiendo   en   este   escrito.   pueden   ser   vistos   a   la   lente   de   este   método   evaluativo.     .   Tratando   de   recorrer   nuevamente   lo   propuesto  en  este  último  apartado.   simplemente   por   mi   capacidad   artístico   creativa   puedo   hacer   esto   o   aquello.     Es   verdad   que.   sino   que   va   en   contra   de   la   direccionalidad   creadora   de   un   artista   en   su   ejercicio   extendido   en   el   tiempo.   es   congruente   con   lo   posible   que   he   de   lograr   en   el   mundo   de   mi   arte?     Recordemos   como   alguna   vez   me   lo   hizo   ver   un   escritor.   es   posible   que   el   artista   pueda   mirar   un   error   en   la   forma   genérica   de   su   producción    artística.       Ante  esta  barrera.   más   bien   atiende   a   la   cualidad   extendida   del   creador   para   seguir   creando   con   una   direccionalidad   predeterminada.  que  pueden  auto-­‐validarse   en   cualquier   momento.  era  un   aspecto   que   me   resultaba   bastante   abstracto  pero  que.     xx   tratando   de   encontrar   el   error.   no   violenta   la   pieza   misma   ni   sus  proceso.   incentivar   nuestra  discusión  al  respecto.     En   el   arte.   el   error   lógico   también   es   posible.    derivada  no  de  la   relación  entre  lo  medido.   el   instinto   creador   relacionado   con   el   arte   y   sus   procedimientos.   sino   de   una   óptica   indagatoria   de   corte   metodológico.     ¿Esto   que   estoy   haciendo   ahora.   en   la   construcción   o   movimiento   de   los   objetos   o   en   la   cualidad   misma   de   la   relación  entre  lo  que  encarnan  y  lo  que   deberían  haber  encarnado.     En   este   mismo   sentido.     Errores   conceptuales.   Dicho  de  otro  modo.     La   pregunta   que   habría   que   hacerse   todo   artista.     No   sólo   en   relación   con   una   obra   o   proceso   específico   sino   en   relación   a   toda   su   obra   posible.   y   este   aparece   cuando   lo   deseado   no   es   lo   logrado.    La  verdad  es  que  son  muy   pocos.  defendía  él.   sin   ninguna   responsabilidad   y   sin   ninguna   culpa   si   resulta  o  no.   que   atiende   a   que   la   razón   no   es   la   única   forma   de   encontrar   formas   de   supervivencia.construcción   congruente   de   un   objeto   artístico   en   un   momento   determinado.     No   eran   necesariamente   las   melodías   implicadas  en  una  composición.     Un   posible   fallo   en   el   mundo   de   lo   posible   pero   todavía   no   verificable.    Pero.  ¿cuántas  obras  vas  a   poder   realizar   que   sean   congruentes   con   la   postura   que   estás   construyendo   mediante   tu   creación?   ¿No   será   un   error   crear   simplemente   por   crear.   nuevamente   deberán   ser   comprendidos   con   matices   diferentes.     ¿Cuántos   libros   se   pueden   leer   en   el   transcurso   de   una   vida?     La   respuesta   cuantitativa   es   irrelevante.   sea   por   errores   técnicos   o   simplemente   de   interpretación   relacionada   con   el   público   interpretante   propuesto.

   el  artista   tiene   que   encontrar   un   balance.    Es  decir.   y   que   radica   en   precisamente   la     imposibilidad   de   ver   el  mal.     Lo   que   sí   podemos   considerar   un   error   es   considerar   este   caos.  proponer   un   Arte   que   interrumpa   la   compleja   armonía   del   Mundo.     Esta   noción   no   carece   de   cierto   interés.   el   error   como   la   vía   para   liberar   al   ser   humano.     Este   equilibrio   puede   ser   destruido   con   una   sola   nota   fuera   de   lugar.     De   hecho   se   nombraron   la   Internacional   errorista   y   proclamaron   en   su   primer   manifiesto   “el   error   como   acierto”.   un   caos   se   da.   y   que   hacía   que   en   una   composición   nosotros   lográramos   asociar   las   notas   correctas   unas   con   otras   en   un   entramado   complejo   de   varias   melodías   simultáneas.     En  mi  opinión.    Y  dejo   al  lector  el  derecho  de  hacerme  ver  mi   error   en   esto.       Dicho   de   otro   modo.   donde   habrá   que   responsabilizarse   de   los   errores.   Una  postura  contraria  se  observó  en  un   movimiento   llamado   Etcétera   que   se   dio   en   los   noventas   en   Buenos   Aires.   me   parece   erróneo   crear   o   siquiera   proponer   un   Arte   que   intente   o   apueste   por   la   disminución   de   nuestras   probabilidades   de   supervivencia  como  seres  humanos.  al  menos  a  ese  nivel  de  dogma.  habría  que  ponerse   a  pensar  si  ese  error  no  es  el  camino  a   otra  perspectiva  que  amplíe  (y  mejore)   lo  antes  propuesto.   siempre   que   aparezca   un   rasgo   de   caos   que   derive  en  un  juicio  de  error  (que  no  en   un  error  de  juicio).   son   aquellas   en   las   que  por  el  alto  grado  de  originalidad  de   las   mismas.  su   explicación.   cuando   no   tenemos   aún   los   elementos   que   ordenan   una   fracción   del   universo.   la   gramática   que  le  da  orden  y  sentido.   en   ocasiones   es   innegable.Una   materia   abstracta   que   diseñaba   el   músico   o   vivía   en   las   ondas   sonoras.     Las   abducciones  de  las  que  habla  Perice.   que   le   permita   medir   el   mérito   (presente   y   futuro)  de  las  apariciones  no  esperadas   en   la   práctica   de   sus   procesos.     De   este   tipo   de   experimentos   está   lleno   el   arte   actual.     Actitud   que   se   sintoniza   con   el   mal   de   este   tiempo.  un  error  en  si  mismo.     Y   evitaba   al   mismo   tiempo   unir   en   nuestra   conciencia   de   forma   errónea   las   notas   de   forma   aleatoria.    Finalmente.   Yo   ahora   mismo   tomo   mi   postura   personal  ante  el  error  artístico.   y   sólo   se   da.   xxi     .   se   deberá   inventar   simultáneamente   al   caso.   Entre   la   noción   de   “control”   que   se   propuso   en   pro   de   conservar   la   direccionalidad  y  la  absoluta  tolerancia   (hasta   promoción)   del   error   como   acierto   de   los   erroristas   extremos   del   grupo  Etcétera.       La   creación  vista  desde  esta  perspectiva  es   también   una   forma   de   investigación.     No   es   que   el   movimiento   merezca   mi   respeto   por   completo.     Creo  sin  embargo.  el  error.     Este   movimiento   desde   luego.   y   sobre   todo   deja   muchos   huecos   sin   sentido   que   asume   serán   rellenados   por   el   espectador.  estaba  relacionado  con  el  Arte  y   sería   muy   difícil   poder   aceptar   una   posición   semejante   dentro   de   la   ciencia.   pero   llamó   mi   atención   su   postura   ante   el   error.  que  no  hay  que  caer   en   el   fanatismo   errorista   que   todo   lo   acepta   como   válido.   en   otras   habrá   que   tomar   postura   y   responsabilizarse  respecto  a  nombrarle   de   esa   forma   y   en   todo   caso.  las   de   primer   grado.    En  relación  con  el  Arte.   desviándola   de   lo   que   me   parece   su   naturaleza   fundamental   es   un   error.    el  caos  total.   esta   nota   podría   destruir   sobre   todo   dicha   direccionalidad.