You are on page 1of 69

GuaIberto J.M.

MiIocco Germán Messina Rubén A Foscarini
Las sociedades
Iatinoamericanas en Ias
que (sobre)vivi(re)mos
RefIexiones sobre Ia gIobaIización y Ia crisis
actuaI. Una mirada aI futuro desde Ia
administración
Las sociedades Iatinoamericanas en Ias que
(sobre)vivi(re)mos
El propósiIo de esIe Iraba|o es re!lexiohar sobre la hueva realidad que
huesIros países eh!rehIarah. Para IraIar de ehIehder esIa crisis es
hecesario ehIehder cuales !ueroh los cambios políIicos, ecohómicos y
eh la admihisIracióh que la globalizacióh produ|o. A parIir de ello,
replahIear paradigmas y cohcepIos que seah comparIidos por la
comuhidad y rede!ihir las misiohes y los roles sociales de las
orgahizaciohes públicas y privadas, recohociehdo que ha !racasado la
´´Ieoría del derrame´´. Nos surgeh los ihIerrogahIes sobre cómo
diseharah su !uIuro los países laIihoamericahos. ¿Habra uha búsqueda
ihdividual o coh|uhIa?, ¿los liderazgos de 8rasil y México, cómo
|ugarah?, soh sólo alguhos ihdicaIivos de la diversidad de respuesIas.
De cómo resuelva cada país las que cohsideramos, desde la
admihisIracióh, cohdiciohes basicas para el desarrollo: red de liderazgo,
esIilo y el proceso eh la Ioma de decisiohes, cohesióh social y
accouIabiliIy, eh uha perspecIiva sisIémica, depehderah las sociedades
que !or|emos eh América LaIiha.
CualberIo J.M. Milocco
CUAL8ER1O J.M. MlLOCCO DocIorahdo eh AdmihisIracióh,
Especializado eh PlaheamiehIo EsIraIégico, Pro!esor 1iIular Uhiversidad
Pública CERMAN MESSlNA DocIorahdo eh AdmihisIracióh,
Especializado eh Fihahzas, Pro!esor 1iIular Uhiversidad Privada RU8EN
ARMANDO FOSCARlNl DocIorahdo eh CohIabilidad, CPN, CohsulIor de
Empresas

GuaIberIo J.M. MiIocco
Germán Messina
ßubén A Foscarini
Las sociedades IaIinoamericanas en Ias que (sobre)vivi(re)mos
GuaIberIo J.M. MiIocco
Germán Messina
ßubén A Foscarini
Las sociedades IaIinoamericanas en Ias
que (sobre)vivi(re)mos
ße!Iexiones sobre Ia gIobaIización y Ia crisis acIuaI.
Una mirada aI !uIuro desde Ia adminisIración
FdiIoriaI Académica FspañoIa
FdiIoriaI Académica FspañoIa
Impresión
lh!ormacióh bibliogra!ica publicada por DeuIsche NaIiohalbiblioIhek: La DeuIsche
NaIiohalbiblioIhek ehumera esa publicacióh eh DeuIsche NaIiohalbibliogra!ie, daIos
bibliogra!icos deIallados esIah dispohibles eh ihIerheI eh hIIp://dhb.d-hb.de.
Los demas hombres de marcas y hombres de producIos mehciohados eh esIe libro esIah
su|eIos a la marca regisIrada o la proIeccióh de paIehIes y soh marcas comerciales o
marcas comerciales regisIradas de sus respecIivos propieIarios. El uso de hombres de
marcas, hombre de producIo, hombres comuhes, hombre comerciales, descripciohes de
producIos, eIc. ihcluso sih uha marca parIicular eh esIas publicaciohes, de hihguha mahera
debe ihIerpreIarse eh el sehIido de que esIos hombres puedeh ser cohsiderados ilimiIados
eh maIerias de marcas y legislacióh de proIeccióh de marcas y, por lo IahIo, ser uIilizadas
por cualquier persoha.
lmageh de porIada: www.ihgimage.com
EdiIor: EdiIorial Académica Espahola es uha marca de
LAP LAM8ER1 Academic Publishihg CmbH & Co. KC
Heihrich-8öckihg-SIr. 6-8, 66121 Saarbrückeh, Alemahia
1elé!oho +49 681 3720-310, Fax +49 681 3720-3109
Correo ElecIrohico: ih!o@eae-publishihg.com
Publicado eh Alemahia
SchalIuhgsdiehsI Lahge o.H.C., 8erlih, 8ooks oh Demahd CmbH, NordersIedI,
Reha CmbH, Saarbrückeh, Amazoh DisIribuIioh CmbH, Leipzig
I5ßN: 978-3-8484-7396-0
ImprinI (onIy !or U5A, Gß)
8ibliographic ih!ormaIioh published by Ihe DeuIsche NaIiohalbiblioIhek: 1he DeuIsche
NaIiohalbiblioIhek lisIs Ihis publicaIioh ih Ihe DeuIsche NaIiohalbibliogra!ie, deIailed
bibliographic daIa are available ih Ihe lhIerheI aI hIIp://dhb.d-hb.de.
Ahy brahd hames ahd producI hames mehIiohed ih Ihis book are sub|ecI Io Irademark,
brahd or paIehI proIecIioh ahd are Irademarks or regisIered Irademarks o! Iheir respecIive
holders. 1he use o! brahd hames, producI hames, commoh hames, Irade hames, producI
descripIiohs eIc. eveh wiIhouI a parIicular markihg ih Ihis works is ih ho way Io be
cohsIrued Io meah IhaI such hames may be regarded as uhresIricIed ih respecI o!
Irademark ahd brahd proIecIioh legislaIioh ahd could Ihus be used by ahyohe.
Cover image: www.ihgimage.com
Publisher: EdiIorial Académica Espahola is ah imprihI o! Ihe publishihg house
LAP LAM8ER1 Academic Publishihg CmbH & Co. KC
Heihrich-8öckihg-SIr. 6-8, 66121 Saarbrückeh, Cermahy
Phohe +49 681 3720-310, Fax +49 681 3720-3109
Email: ih!o@eae-publishihg.com
PrihIed ih Ihe U.S.A.
PrihIed ih Ihe U.K. by (see lasI page)
I5ßN: 978-3-8484-7396-0
CopyrighI © 2012 by Ihe auIhor ahd LAP LAM8ER1 Academic Publishihg CmbH & Co. KC
ahd licehsors
All righIs reserved. Saarbrückeh 2012
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 1 -
INDICE
PROLOGO 3
Capítulo 1
¿QUÉ SE AFIRMABA ANTES DE VISIBILIZARSE LA CRISIS?
5
La dirección de las grandes empresas en el siglo XX
5
El proceso globalizador y sus manifestaciones socioeconómicas
6
Síntesis y conclusiones capítulo 1
10
La administración en ese contexto
12
Capítulo 2
¿QUÉ SE AFIRMÓ LUEGO DE LA VISIBILIZACIÓN DE LA CRISIS?
15
Algunos aportes del FMI, BM, CEPAL y BID
16
Algunos aportes con otras miradas
20
Nuestra mirada
21
Síntesis y conclusiones capítulo 2
23
Capítulo 3
ALGUNAS CONCLUSIONES HACIA LAS SOCIEDADES
LATINOAMERICANAS EN LAS QUE (SOBRE)VIVIREMOS
27
Síntesis y conclusiones capítulo 3
34
Una breve síntesis histórica y los tres acontecimientos principales
que permitieron la crisis
34
El concepto de Desarrollo Local Sistémico
40
El rol de la cultura
40
Capítulo 4
UNA REFLEXION FINAL
43
Preguntas finales
46

Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 2 -
Apéndice
BREVE ANÁLISIS DE LOS CICLOS ECONÓMICOS DEL
CAPITALISMO PARA ENTENDER EN QUÉ CICLO SE
ENCUENTRA EL ACTUAL MODELO LLAMADO NEOLIBERALISMO
47
Características de los ciclos económicos
47
Investigación realizada por Kondratieff
48
Investigaciones realizadas por el Banco Mundial y la CEPAL
49
Prospección sobre los modelos económicos
52
Conclusiones sobre algunas características que podemos ver sobre
el capitalismo a partir de las cuales podemos empezar a pensar
cómo (sobre)vivi(re)mos ¿en él o en otro sistema?
53
BIBLIOGRAFIA 59
















Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 3 -
PROLOGO
La presente obra tiene su origen en un trabajo publicado en la Revista
Observatorio de la Economía Latinoamericana, editada por el Grupo Eumed
de la Universidad de Málaga (España), en marzo de 2009.
En dicha publicación habíamos expresado algunas ideas y anticipado hechos
que ocurrieron (y ocurren) producto de la crisis que se manifestó fuertemente
en el 2008.
Ello originó algún interés entre colegas (profesores y estudiantes, ciudadanos
en el sentido que deseamos transmitir en este libro).
Para respetar el propósito original: discutir sobre las distintas consecuencias
en América Latina y que ellas dependerán en gran medida de la toma de
decisiones en cada país (sociedad), en el contexto de la globalización que
caracterizamos como financiera, hemos mantenido la línea argumental,
ampliando nuestros aportes e incorporando algunas manifestaciones
posteriores de autores reconocidos que fortalecen nuestra mirada.
Como consecuencia, creemos que ha resultado un trabajo más
enriquecedor, más plasmado y por lo tanto de mayor utilidad para el debate.
Finalmente, nos preocupa sobremanera, que se diferencie nuestra propuesta
de intervención estatal que a lo largo del trabajo pretendemos indicar como
necesaria, de las actuales intervenciones en la economía en algunos países
latinoamericanos.
Sustentamos nuestra posición en los siguientes principios:
• La concepción de Desarrollo Local Sistémico, que indicamos en la
síntesis del capítulo 3
• La participación privada es imprescindible para sustentar el proceso de
desarrollo, que debe darse en base a criterios de equidad, consenso,
libertad y oportunidades
• Esa conjunción permite la articulación entre la esfera pública y la
privada, en sus tres dimensiones: funcional (división del trabajo para la
gestión social), jerárquica (relaciones de poder entre ambas esferas) y
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 4 -
material (donde surge el conflicto fundamental, donde se decide ´´quién
recibe que, cuando, como´´)
1

• El principio de las tres fijaciones para definir el Estado: en primer lugar
definir el rol del Estado, en segundo lugar la estructuración de su
aparato institucional y posteriormente las definiciones sobre la dotación
de recursos.
• Asumir que a través de las definiciones gestionales, se redefinen las
fronteras entre lo público y lo privado, lo que obliga a la externalización
de esas definiciones.
Asimismo, nos interesa resaltar las que consideramos condiciones básicas
para el desarrollo, en una imprescindible perspectiva sistémica:
• red de liderazgo,
• estilo y proceso en la toma de decisiones sistémicas,
• cohesión social y
• accountability.










1
Para una ampliación conceptual de las articulaciones puede verse OSZLAK, Oscar; ´´Estado y
Sociedad: las nuevas fronteras´´, en KLIKSBERG, B (Compilador); El rediseño del Estado, Una
perspectiva internacional; Ed. Fondo de Cultura Económica; 1994
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 5 -
Capítulo 1
¿QUÉ SE AFIRMABA ANTES DE VISIBILIZARSE LA CRISIS?
Desde la Segunda Revolución Industrial, el capitalismo adquirió progresivamente
un carácter financiero. Las sucesivas crisis robustecieron el proceso. Las
entidades financieras cambiaron préstamos por acciones y las empresas
comenzaron a ser partes de corporaciones. Los negocios se tiñeron
fuertemente de un matiz financiero. Como consecuencia, dos conceptos
(negocios y finanzas) se volvieron casi sinónimos; el negocio debe evaluarse
exclusivamente con criterios financieros.
Desde mediados del S.XX, se dio un fuerte impulso a la creación de los
fondos de inversión y la separación entre la propiedad y la dirección, se
instaló para quedarse. Nacía una nueva generación de gerentes profesionales,
la de aquellos que no operaban y controlaban simultáneamente su propiedad
como los Henry Ford y los J. P. Morgan.
Hacia finales del siglo, el avance tecnológico, primordialmente de las TICs,
permitió que los procesos económicos fueran más flexibles, más volátiles,
más rápidos (casi instantáneos), más fluidos; es decir, más licuados, más
líquidos, más despersonalizados. Contrariamente a los que debían darse en
un espacio y en un tiempo determinados, que se simbolizaban con lo
¨pesado¨, lo ¨sólido¨, lo ¨agrupado¨, el ´´cara a cara´´, que caracterizó a la
economía en la época fordiana.
Del capitalismo financiero, las TICs y el conocimiento como principio axial de
la sociedad, a la idea de una ¨aldea global¨ hay un solo paso,
substancialmente si los Estados retardan su reacción o son débiles para ello.
En otros términos, capitalismo financiero y globalización son dos procesos
simultáneos, o las dos caras de un mismo proceso.
La dirección de las grandes empresas en el siglo XX
Schumpeter (1952:196,388-389) en la década de 1920 alertaba que las
poderosas burocracias (léase gerentes) se desarrollaban en todas partes,
cualquiera sea el sistema político que una Nación adoptara. Sostenía que la
expansión de las burocracias era lo único cierto en el futuro, pues no bastaba
con la eficiencia, también debían constituir un poder por propio derecho.
Afirmaba que el mismo capitalismo produjo la separación entre el órgano
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 6 -
propietario y el órgano ejecutivo de carácter asalariado, donde la figura del
propietario que actuaba como propietario y gerente se había desvanecido.
Por su parte Mintzberg (1991:357) sostenía que ´´.. a medida que crecen las
organizaciones, tienden a aislarse de las influencias externas y, por el
contrario, ejercen su propia influencia como sistemas cerrados poderosos,
bajo el control de sus propios miembros. … Y por eso, se ha levantado y
estallado un debate durante más de medio siglo, especialmente sobre la
corporación de capital disperso: quién debería controlarla, como y para
beneficio de quién…´´ (las cursivas son nuestras).
´´La publicación en 1932 del libro de Berle y Means The modern Corporation
and private property (La corporación moderna y la propiedad privada),
aunque no fue el principio del debate, sí atrajo su atención al presentar
evidencias de que era más probable que la gran corporación fuera controlada
por su director que por sus accionistas´´. (Mintzberg, 1991:357)
El proceso globalizador y sus manifestaciones socioeconómicas
Giddens (2000:20) describe que existen escépticos de la globalización, para
quienes es palabrerío, que la economía no es diferente a períodos
anteriores, que buena parte del intercambio económico se da entre regiones,
en lugar de ser verdaderamente mundial.
Pareciera que los escépticos a los que se refiere Giddens tienen alguna
razón. Perez Enrri (2000:293) sostiene que hasta mediados del siglo veinte
aproximadamente el 70% de las transacciones internacionales eran materias
primas y alimentos, a fines del siglo representaban sólo 20%. Como el 80%
del comercio mundial son manufacturas y servicios sofisticados, el 75% del
comercio mundial se realiza entre países avanzados. América Latina
representaba sólo el 5%.
En la década de 1980 el capital especulativo se movía poco y estaba
depositado en los bancos. En 1994 hay 2,3 billones de dólares circulando y
sólo 0,85 billones quedan en los bancos; es decir, hay 1,5 billones que
circulan en forma volátil, sin control, no están depositados y no paran en
ningún lugar del mundo. Por cada U$S 1 de producción hay casi U$S 30 de
intangibles, inmateriales, inmediatos, líquidos. El movimiento en las bolsas
requiere de 1 billón de dólares diarios mientras el comercio mundial de
mercancías y servicios sólo 0,025 billones por día; en consecuencia, el
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 7 -
capital financiero está independizado de la economía real (producción y
comercio) y tiene autonomía propia. Los bancos centrales nacionales
disponen de sólo 0,02 billones diarios de reservas para enfrentar
especulación de 1 billón diario. La sabiduría convencional o pensamiento
único asigna a las políticas pro mercado la prioridad, mediante políticas de
apertura, desregulación y reducción de la intervención del Estado,
implantación realizada a través de los organismos internacionales, de
universidades de EEUU y los medios de comunicación ligados al
establishment financiero (Perez Enrri, 2000:294/295).
En consecuencia hay una ruptura entre producción, consumo y espacios
nacionales, generando nuevas pautas de consumo, incluso un tipo de
consumo identificado como consumismo, para explicar la creación de
necesidades en el individuo, un exceso de compra de bienes y servicios, una
tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre
necesarios.
En lo financiero el capitalismo informacional facilitó el libre flujo de capitales,
el aumento de las deudas externas (que pasa a convertirse en el principal
instrumento de dominio) y primordialmente las inversiones especulativas. El
desempeño de organismos internacionales (ejm, FMI, Banco Mundial, OMC),
violentando sus misiones, sirven de apoyo directo como factor de imposición,
básicamente a los países más débiles. El patrocinio que han dado a la
división en Estados más pequeños y más débiles se encuadra en esta
estrategia. Giddens (2000:28) afirma que alguien podría decir que esto no es
una aldea global, es un saqueo global.
En julio de 2007, en el diario británico Financial Times, el entonces
presidente del Citibank, Charles Prince, confesaba: ¨cuando la música se
detenga, en términos de liquidez, las cosas serán complicadas. Pero
mientras la música siga sonando, tú tienes que salir y bailar. Todavía
estamos bailando¨. Una verdadera confesión sobre el desinterés total por las
consecuencias futuras. Es plenamente consciente que el sistema va a
terminar explotando inexorablemente. Pero también es consciente que
cuando todo explote tendrá la red de contención que sus intereses requieren.
Se acepta el liderazgo de las empresas multinacionales, produciendo
cambios en las relaciones internacionales, donde los estados centrales
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 8 -
defienden a sus grandes empresas
2
y los periféricos o dependientes
disminuyen sus márgenes de autonomía. Pareciera que las grandes
empresas multinacionales no conocen límites.
Castells (1998:282) sostiene que el estado-nación ha perdido una porción de
control de la política monetaria, de su presupuesto, de la producción y el
comercio y de sus prestaciones sociales (en este caso en muchos países
subdesarrollados se produjo un desmantelamiento del estado de bienestar y
un achicamiento en otros); es decir, ha perdido parte de su poder económico.
Expresado con una visión optimista, diríamos que ha perdido influencia, pero
conserva una cuota de poder importante. Obviamente, estas posiciones
están sustentadas desde una mirada centrista. La globalización afecta de
manera muy diferente a los estados de capitalismo avanzado de los estados
subdesarrollados.
La extraterritorialidad del poder (aunque sus cuerpos permanezcan in situ, lo
hacen en barrios estrechamente custodiados) significa despreocuparse de
empleados, de los jóvenes, de los más débiles, de generaciones futuras; es
decir, se libera del deber de contribuir a la permanencia y progreso de la
comunidad. El capital fluido tiene pocos límites suficientemente sólidos como
para someterse a la ley. Las elites poderosas y adineradas siempre tuvieron
más afinidad con las elites fuera de frontera que con el resto de la población
dentro de las mismas.
Las redes globales de comunicación se han convertido en instrumentos de
poder, con gran influencia en la opinión pública, insertando valores que
fortalecen sus intereses globales y demás actores que detentan el centro del
poder.
El consumismo expresado en párrafos anteriores originó que del ciudadano
se pasara al consumidor. Las elites globales que habitan el espacio de los
flujos, afirma Bauman (1999:394/395), están formadas por individuos sin
identidad, por ciudadanos del mundo, en quienes priman los impulsos
básicos, los de poder, los cálculos estratégicos centrados en ellos mismos,

2
En Argentina es habitual el caso de las defensas, que toman estado público, de las empresas
por parte de los embajadores de EEUU, desde Todman. Un recordado caso fue la presión ante el
Congreso Nacional por parte del embajador de ese momento, para la aprobación de la Ley de
Concursos que favorecía a empresas estadounidenses.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 9 -
con rasgos claros de una dinámica bárbara que amenaza las normas
político-legales y civilizadas.
Para sobrevivir en ese mundo, también sostiene Bauman (2006:220), hay
que acostumbrarse a viajar en caminos que se desconocen, concentrando la
atención en el próximo tramo de la ruta. Es como patinar sobre hielo delgado:
la velocidad es primordial para mantenerse. Y sin embargo la velocidad no
conduce a pensar, y menos aún a largo plazo. Y en este caso la suerte se
confunde con el destino.
Este proceso, sucintamente detallado, trajo como consecuencia que el sujeto
se transformara de ciudadano en consumidor
3
. En otros términos, de
sociedad de producción o industrial en sociedad de consumo, con toda la
implicancia que ello significa.
Touraine (1999), nos expresa algunas de esas transformaciones:
ƒ conduce a la lógica de la economía globalizada fortaleciendo el proceso o
a una reconstrucción de la identidad no basada en roles sociales. Cuando
más difícil es definirse como ciudadano o trabajador, más realizable es
hacerlo por sus intereses, o por la etnia, religión, creencias, género,
costumbres, etc.
ƒ Pero también conllevan a que el individuo se encierre en sí mismo, deja de
ser un ser social. Se define por lo que es, por lo que tiene, y no por lo que
hace, con su consecuencia de estatus transmitido por sobre el estatus
adquirido.
ƒ Contribuir al buen funcionamiento de la sociedad, siendo buen ciudadano,
buen trabajador, buen padre ya no es norma suficiente ni siquiera
aceptable de moralidad.
ƒ La vida privada sufre la invasión de la cultura de masas.
ƒ Se conforman sociedades, que algunos denominan tolerantes, en las
cuales las normas se diluyen y favorecen diversidad de conductas
(liberador pero angustiante y ¨líquido¨)
ƒ Ya no es en términos institucionales, con juicios normativos, como se
define. Es en términos de reconocimiento de los derechos e intereses
individuales

3
Capacidad de tratar cualquier decisión vital como una decisión de consumo

Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 10 -
ƒ Hay una ruptura entre el sistema y el actor
Como corolario hay un debilitamiento o desaparición de las normas
codificadas y protegidas por mecanismos legales, y la desaparición de los
juicios de normalidad, que se aplicaban a conductas regidas por las
instituciones. A este escenario Touraine lo define como desinstitucionalización
En una entrevista, el sociólogo francés sostiene que en los últimos 25 años
hemos vivido un progresivo abandono --o debilitamiento-- de la economía
productiva y un formidable desarrollo del capital financiero. A principio del
siglo se llamaba imperialismo, la dominación mundial del capital financiero.
Ahora hay una reacción, pero aún no es suficientemente fuerte. Si uno toma
2 ó 3 cifras muy conocidas, la gran mayoría de los movimientos de capital
son transacciones financieras y no producciones. De manera más extrema,
de los movimientos de capitales a nivel mundial sólo corresponden al
comercio internacional un 1 ó 2%. Se puede cerrar el comercio internacional
y la especulación financiera no se va a terminar.
Ve que cada vez hay menos vinculación entre el capital financiero y la
economía global. Más del 70% de los movimientos de capital no
corresponden a una inversión productiva y el comercio internacional
representa el 2%... y que en algún momento estallará en crisis regionales o
nacionales... (Touraine, 2000)
Síntesis y conclusiones capítulo 1
• Desde la segunda revolución industrial, el negocio va adquiriendo con
mayor intensidad un carácter exclusivamente financiero
• Se generan las grandes corporaciones, con incidencia mundial
• El capital disperso permite que esas corporaciones sean administradas
según criterios y objetivos fijados por sus administradores
profesionales. Su casi única limitante: generar ganancias a los
inversores. ¨…mientras la música siga sonando, tú tienes que salir y
bailar¨ afirmaba el presidente del Citibak en el 2007
• Facilitado porque los Estados perdieron su capacidad de regulación y
articulación.
• Y porque el ciudadano se convirtió en consumidor; es decir, que
considera cualquier decisión vital como una decisión de consumo.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 11 -
• Ello conlleva a que el individuo se encierre en sí mismo y
paulatinamente deje de ser un ser social.
• Esa perdida social, trae aparejada la desinstitucionalización y la
despolitización. Incluso, partidos políticos, asociaciones de trabajadores
y otras organizaciones sociales, en realidad, son administradas como
corporaciones empresariales.
• La V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe
(2007:40) en su documento conclusivo de Aparecida (Brasil) alertaba
que el desarrollo no puede reducirse a un mero proceso de
acumulación de bienes y servicios y que la empresa está llamada a
prestar una contribución mayor en la sociedad asumiendo su
responsabilidad social desde la perspectiva del bien común y no de la
simple acumulación.
• Ese llamado se sustentaba en la manifestación del proceso globalizador
en América Latina: el escenario latinoamericano se conforma como de
“pobreza paradojal”, con una pésima distribución de la riqueza
generada, donde la paradoja es la convivencia de una gran producción
de materias primas con una gran pobreza, hoy de tipo estructural; altas
tasas de mortalidad, de enfermedades prevenibles, de desnutrición
infantil que causa déficits en el desarrollo intelectual y de enfermedades
que dejan secuelas psicofísicas; altísimas tasas de deserción y
repetición en las clases de bajos ingresos (Kliksberg 2004:9-11). Todas
estas desigualdades contribuyen a la generación de problemas futuros
en la educación, en el trabajo y en la familia, configurándose y
retroalimentándose el círculo perverso de pobreza (Kliksberg, 2003). En
Argentina ya tenemos la tercera generación de pobres.
• ¨La última coartada es la peor de todas, la que alarma más; es la de ver
todos los días a los niños en la calle, a los ancianos pidiendo limosna,
... y a través del discurso relativizador y negador circulante llegar a
contraer el ´efecto insensibilización´, perder una de las capacidades
más importantes que tiene el ser humano, la ´capacidad de indignación´
frente a las injusticias …. No es parte de la naturaleza, es parte de lo
que ha sucedido en estas sociedades. Fueron las sociedades las que
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 12 -
generaron realidades como éstas. Tienen causas muy concretas¨
(Kliksberg, 2004:205/206)
• Proceso fortalecido desde algunas universidades, que establecían
como la panacea del desarrollo a las políticas promercados, con
apertura, desregulación y reducción de la intervención del Estado. Se
impulsó la inserción del pensamiento único en la administración de las
organizaciones públicas y privadas
La administración en ese contexto
Si bien hay un cambio en cuanto a centrar la mirada desde el interior de la
organización al contexto -principalmente hacia el consumidor
4
, no se produce
modificación en cuanto al enfoque individualista. Por el contrario, se ahondan
las diferencias con lo diferente, con la “otredad”: la competitividad se entiende
como competencia darwiniana, donde el competidor es un enemigo a vencer
y como el modelo taylorista de principios de siglo XX necesita ajustes para
este tipo de competencia, se apela al modelo que han denominado
“toyotista”
5
, que tal como sucedió con el taylorismo, su foco es otra forma de
dirigir el trabajo humano. Aunque en los países centrales comienzan a
aparecer algunas voces distintas, en los latinoamericanos primó con excesiva
crudeza este enfoque de los negocios. La preocupación fundamental de la
administración es la búsqueda de la eficiencia/productividad; proliferan
nuevas teorías y herramental para medir y mejorar la misma, con una
despreocupación absoluta de las consecuencias sociales que el accionar de
las corporaciones puedan generar, como lo manifestó el ex presidente del
Citibank.
Por ello, Bunge (1980), afirma enfáticamente que ¨La administración no
constituye una ciencia porque lejos de proponerse alcanzar conocimientos
desinteresados, persigue conocer la mejor manera de controlar algo¨
6
. Este

4
Sería una mirada aparente, ya que la oculta seguiría siendo dominar y controlar, pero ahora al
consumidor.
5
Basado en la flexibilidad del trabajador en cuanto al trabajo a realizar, las consecuencias que se
ven son: desaparición del trabajo de por vida, precarización de las relaciones laborales,
menosprecio de la calidad de trabajador al tratárselo como un “recurso” humano, pérdida de
participación en la riqueza nacional y en las decisiones empresarias, creación de una axiología de
pertenencia a la empresa; en otras palabras, en ciertos casos un empeoramiento de las
condiciones laborales y sobre todo de proyección de futuro de parte de los trabajadores.
6
Aunque si consideramos a Foucault, sería extensivo a todas las ciencias humanísticas, cuando
en ¨Las Palabras y las cosas¨, propugna la idea del dualismo: la aparente y superficial búsqueda
del conocimiento desinteresado y la oculta y profunda realidad de controlar al ser humano.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 13 -
propósito subyace en casi toda la generación del conocimiento en
administración. Si bien, tiene la finalidad de llenar un vacío en el cuerpo
teórico, creemos que claramente en Michael Porter (1999:7/8) está presente
ese propósito último cuando manifiesta que la investigación económica no se
ha dirigido a los intereses de los directores de empresas, que el libro
Estrategia Competitiva está escrito para quienes tratan de comprender el
entorno competitivo y para los empresarios que necesitan desarrollar una
estrategia para una empresa en particular.
Creemos que también por ello, las ideas económicas han llegado a ejercer
una marcada influencia en los estudios de la organización y su desempeño
(en la administración como disciplina y como función). Las teorías
económicas que se han importando con mayor frecuencia (la teoría de la
agencia, la del capital humano y la economía de los costos de transacción)
casi invariablemente proceden de una postura teórica limitada a la existencia
de un homo oeconomicus
7
exacerbado: al individualismo, la racionalidad
economicista de la eficiencia, suposiciones de comportamiento interesado y
aversión al esfuerzo (menor costo y/o elusión de responsabilidades). El
concepto de eficiencia/productividad, es un enfoque individualista, dándole
una impronta particular a la administración de las organizaciones privadas.
También, ha conducido a centrar la atención en temas específicos (por ejm,
el desempeño, la supervivencia, el liderazgo, la cultura) y al énfasis de un
nivel más limitado de análisis (individual y organización específica)
8
. La
explicación del comportamiento organizacional a través de los modelos
usualmente utilizados (económico, social, racional retrospectivo y cognitivo)
están fundados en esas premisas. La excepción sería el modelo basado en
las ideas de Eltzioni (denominado por algunos autores como ¨moral¨) pero es
más un modelo excesivamente teórico que extraído de la praxis.

Desde nuestra óptica, todos somos homos oeconomicus, lo que no significa como se
comprenderá, que todos nos comportemos de manera fría, calculadora, sumamente individualista
y egoísta; es decir, como homos oeconomicus exacerbados.
8
¨Aunque el problema de las consecuencias sociales … se ha planteado de vez en cuando .. no
se ha analizado a fondo las implicaciones políticas de esa inquietud en casi ningún foro en la
bibliografía organizacional¨ (Pfeffer, 2000:54)
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 14 -
La relación entre las organizaciones y la sociedad y los diversos problemas y
cuestiones sociales reciben atención sólo de vez en cuando
9
. Los puntos de
vista críticos rara vez se consideran en los análisis empíricos.





















9
Sin pretender utilizarlo como ejemplo a seguir, es interesante analizar las rentabilidades social y
económica de los ferrocarriles. En consecuencia, algunos interrogantes serían, ¿si es obligatorio
la presentación de los balances financieros, que miden la rentabilidad económica, es factible
establecer algún mecanismo obligatorio para medir también la rentabilidad social?, ¿por qué en
las carreras, por ejm de Contador Público, se centran principalmente en la enseñanza de las
cuestiones económicas-financieras de los entes?.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 15 -
Capítulo 2
¿QUÉ SE AFIRMÓ LUEGO DE LA VISIBILIZACIÓN DE LA CRISIS?
En el escenario brevemente descripto en el capítulo anterior, retomemos el
planteo, que habíamos aludido en el inicio, sobre quién controla a las
grandes corporaciones y la afirmación de que era más probable que la gran
corporación fuera controlada por sus directores que por sus accionistas.
Escribió el periodista estadounidense, ganador del premio Pulitzer en dos
ocasiones, Nicholas Kristof (2008), en una nota publicada por The New York
Times, reproducida por La Nación:
´´… Richard Fuld, que durante mucho tiempo fue el presidente de
Lehman Brothers. El se llevó a casa cerca de 500 millones de
dólares en total entre 1993 y 2007.
El año pasado, Fuld tuvo ingresos por aproximadamente 45
millones de dólares, según los cálculos de Equilar, una empresa
dedicada a la investigación de salarios de ejecutivos. Eso equivale a
casi 17.000 dólares por hora para borrar a una empresa del
mapa…
10

…Uno de nuestros mayores problemas nacionales es la creciente
desigualdad, que se ve exacerbada por ejecutivos corporativos que
se apropian del dinero en efectivo de los accionistas. Tres décadas
atrás, los directores ejecutivos ganaban en promedio 30 a 40 veces
el ingreso del trabajador común. El año pasado, los directores
ejecutivos de grandes empresas públicas ganaron en promedio 344
veces el salario de un trabajador….
…Al parecer, el republicano John McCain piensa que el problema
es que los directores ejecutivos (CEO) son codiciosos. Bien, por
supuesto, lo son. Todos somos codiciosos. El verdadero fracaso
está en el gobierno, que proporciona sólo la más mínima
supervisión para reducir la codicia de ejecutivos como Fuld.
´Comparen la destrucción masiva de la riqueza de los accionistas
con lo que él se lleva al final del día", destacó Lucian Bebchuk, de la
Facultad de Derecho de Harvard. Un defecto central del sistema

10
Los importes parecieran inexactos; se respetan por ser transcripción (de su traducción al
español). No obstante, reflejan la idea que el autor quiere transmitir.
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 16 -
actual es que los consejos directivos con frecuencia son poco más
que decorativos y la vigilancia que proporcionan es insignificante´.
John Kenneth Galbraith, el gran economista, explicó: "El salario del
director ejecutivo de una gran corporación no es un premio del
mercado por sus logros. Con frecuencia parece más un gesto de
calidez personal por parte del individuo a sí mismo".
Por su parte, Kliksberg (2009) sostiene en su artículo publicado en La
Nación:
´´El presidente Obama se ha caracterizado por su serenidad y
calma. Hace poco, reunió a los periodistas. El fiscal del Estado de
Nueva York Thomas P. Di Napoli había detectado que los ejecutivos
de las organizaciones financieras de Wall Street -beneficiarias, en
su mayoría, de los paquetes de salvataje financiados por los
contribuyentes- habían cobrado, en 2008, bonos por 18.400
millones de dólares. No ahorró adjetivos: "Es el colmo de la
irresponsabilidad. Es vergonzoso. El pueblo norteamericano
entiende que estamos en un gran agujero del que tenemos que
salir, pero no le gusta que haya gente que está haciendo el agujero
más grande mientras les piden a ellos que lo llenen". Exigió al
sector privado norteamericano que se autoimpusiera "moderación,
disciplina y sentido de la responsabilidad". No era demagogia.
Estaba reflejando las encuestas, que muestran una ira masiva de la
ciudadanía ante las sistemáticas actitudes del mismo corte´´
Algunos aportes del FMI, BM, CEPAL y BID
El FMI (2009) en su paper sobre las perspectivas de la economía mundial,
indica que:
• La economía mundial está registrando una profunda desaceleración
• Los mercados financieros siguen sujetos a tensiones
• Se generó un pernicioso círculo vicioso entre los sectores real y
financiero, basado en la incertidumbre, baja en los valores de activos y
cambios de hábitos de consumo
• Las economías avanzadas están sufriendo su más profunda recesión
desde la segunda guerra mundial
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 17 -
• Las economías emergentes y en desarrollo están registrando una grave
desaceleración
• El anémico crecimiento mundial ha dejado sin efecto el auge de los
precios de las materias primas
• Las presiones inflacionarias se han moderado
• Las perspectivas están sujetas a un nivel excepcional de incertidumbre.
Por su parte, el Banco Mundial (2008) informa que la globalización (a la
cual, también, caracteriza de financiera) ha generado fragilidad en los
sectores financieros, que las crisis periódicas han tenido impactos
heterogéneos sobre el bienestar y no solamente sobre los más humildes (ya
que de hecho para combatir las consecuencias originadas por la
globalización, se han implementado planes de protección a los más pobres).
Aunque la desnutrición y la disminución en la calidad educativa afectan más
fuertemente a este grupo, las crisis recurrentes amplían la población en
riesgo. Todo ello, indica que hay consecuencias de largo plazo que son
necesarias reconocer en la adopción de las políticas públicas, ya que las de
corto plazo tendiente a la estabilización macroeconómica, a mejoras
comerciales y las referidas al sector financiero, no solucionan los problemas
(en el largo plazo) del desarrollo y la vulnerabilidad a las futuras crisis.
Además, en su informe alerta sobre la importancia de:
• hallar incentivos que generen las respuestas deseadas en el diseño de las
políticas
• trascender los estímulos fiscales y/o programas de ajuste, e
• información confiable y válida sobre qué está sucediendo y como la crisis
lo revela.
En conclusión, el Banco Mundial indica que las opciones deben
compatibilizar respuestas rápidas en el corto plazo y los objetivos de más
largo plazo del desarrollo.
En cuanto a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe
(CEPAL), la misma a través del documento nº 79 de la serie Macroeconomía
del Desarrollo (Manuelito y otros, 2009), expresa relevantes conclusiones
sobre la crisis y las lecciones para América Latina.
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 18 -
De alguna manera, concuerda con las causas expresadas desde distintos
ámbitos, en cuanto a la insuficiencia de regulación y supervisión de la
actividad y de las organizaciones financieras, con posibilidades de producir
crisis sistémicas. Lo novedoso del aporte es el agrupamiento en cuatro áreas
sobre el aprendizaje que esta crisis deja, que podríamos resumir:
• Enfoque macro-prudencial: necesidad de adoptar una perspectiva más
global para complementar la regulación financiera, que se preocupe del
comportamiento del conjunto del sistema financiero y no sólo de las
actuaciones individuales de algunas organizaciones. La evidencia indica
que las crisis financieras sistémicas en los países desarrollados fueron
precedidas por significativas expansiones del crédito y alzas sostenidas
en los precios de ciertos activos, induciendo a una sobreinversión y
sobreendeudamiento que desembocan en crisis. En cuanto a los países
de la región, las crisis financieras se relacionan con la persistencia de
desequilibrios de tipo macroeconómico conducentes a excesos de gasto
público y privado y regímenes regulatorios permisivos que desembocaron
en excesiva toma de riesgos. En varios casos, las expansiones crediticias
se originan en fuertes influjos de capitales externos en un contexto de
regímenes cambiarios fijos y altas tasas de interés domésticas, que
induce a un comportamiento de sobreendeudamiento externo por parte de
bancos y otros agentes, originando exceso de gastos que presionan los
precios internos, reducen el cambio real, deterioran el balance externo y
finalmente obligan a una devaluación. La exposición al riesgo de
fluctuaciones externas facilita el descalce de tiempo o de monedas entre
sus activos y pasivos que agravan la situación. Otro motivo que la
experiencia indica es la excesiva concentración en segmentos de
mercados, originando sobreinversión en esos sectores y sembrando el
colapso de sectores y bancos. Como conclusión, indican que las políticas
preventivas no están en el ámbito monetario, sino en la corrección de los
desequilibrios macroeconómicos y en las políticas prudenciales o
regulatorias y de competencia del mercado.
• Reducción de la prociclicidad de los sistemas financieros: Es decir, la
disminución de la retroalimentación por parte de las instituciones, tanto en
el auge como en la recesión, ya que los mercados financieros se
conducen con la expectativa de rentabilidad futura, que ha demostrado ser
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 19 -
optimista en las fases ascendentes (mayor tolerancia al riesgo) y
excesivamente pesimistas y adversas al riesgo en las declinaciones,
acentuando las fluctuaciones cíclicas. Agrava la situación los sistemas de
incentivos que premian la rentabilidad en el corto plazo, induciendo a
comportamientos riesgosos y relajando los controles internos. Además, es
de recordar la no consideración de los efectos sistémicos que produce la
sobre expansión del crédito y el eventual colapso de la burbuja. Las
normas vigentes también son procíclicas, ya que regulan el
comportamiento observado y no el esperado, al relacionar la cartera
morosa existente en relación a la cartera total o a los activos. En el auge
esa relación disminuye y en la declinación aumenta, potenciando las
fases. Como conclusión, establece que es un desafío pendiente de
solución en el mundo y en la región
• Ampliación de los ámbitos de regulación e información fidedigna: Uno de
los elementos causales de las crisis es la inadecuada información sobre
exposición al riesgo de los bancos, aumentada por sus operaciones fuera
de balance. Regulación que debe alcanzar a toda institución con potencial
de generar riesgo sistémico. No está difundida en la región la práctica de
publicar los indicadores del nivel de riesgo de las carteras. Agregase a
esta situación la aparición de entidades cuyos propósitos son realizar
inversiones financieras y/o administrar portfolios de terceros, que quedan
fuera de toda regulación y de acuerdo a su volumen pueden producir
efectos sistémicos. Las tarjetas de créditos comerciales se incluyen en
esta realidad. La diseminación del crédito en estos casos no es sinónimo
de diversificación del riesgo, ya que en un caso actúan sobre montos
importantes y en el otro sobre una población de menores ingresos. Como
conclusión se establece que la regulación deberá estar enmarcada en el
enfoque macro-prudencial, no sólo circunscripta a entidades individuales o
grupos corporativos.
• Conflictos de Intereses en la evaluación del riesgo: la crisis actual enseñó
que las fallas en la medición, control, cobertura y divulgación del riesgo
fue una parte esencial de ella. Es evidente la existencia de conflicto de
intereses con las agencias calificadores de riesgos, ya que ellas
contribuyen a estructurar los instrumentos financieros y luego a emitir
opinión sobre la calidad crediticia. Algo similar ocurre con las auditorias
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 20 -
externas que prestan otros servicios a las entidades financieras. En la
región debe agregarse el conflicto entre entidades que pertenecen al
mismo grupo económico o con parentesco en directivos o ejecutivos.
El Banco Interamericano de Desarrollo, en el Informe del Progreso
Económico Social del año 2008 (BID, 2009), establece que una de las
inquietudes más apremiantes que enfrentan los gobiernos en América Latina
y el Caribe, una gran parte del intenso debate sobre las políticas económicas
y sociales necesarias para lograr el crecimiento sostenible y equitativo gira
en torno a la cuestión de la inclusión social. Este informe muestra que
alcanzar la inclusión social demanda no solamente que se reparen las
injusticias pasadas con transferencias de recursos y programas de acción
afirmativa, sino también –lo que es más importante– que se cambie la forma
en que se toman las decisiones, se asignan los recursos y se ejecutan las
políticas.
Algunos aportes con otras miradas
El economista francés Chesnais (2008) sostiene que el año pasado se
produjo una verdadera ruptura que deja atrás una larga fase de expansión de
la economía capitalista mundial, marcando un proceso cuyas características
son comparables con la crisis del 29 (aunque se produce en un contexto
totalmente distinto). Así, recuerda que la del 29 comenzó en ese año, pero su
punto culminante fue en 1933. Por ello, concluye ¨lo que por estos días está
ocurriendo y tiene como escenario los mercados financieros de Nueva York,
de Londres y de otros grandes centros bursátiles, es solamente un aspecto -
y tal vez no sea el aspecto mas importante- de un proceso que se debe
interpretar como un proceso histórico¨ viviéndose actualmente las primeras
etapas de ese proceso.
Desde nuestro país, el Secretario de Clacso y profesor de la UBA, Atilio
Borón (2008) descree de la desaparición del capitalismo, pero sí
enfáticamente sostiene el derrumbe del neoliberalismo (y su articulación de
la tríada Estado-Mercado-Sociedad) que tantos estragos causara en nuestro
país. ¨Si hay algo que celebrar es que ese modelo, en donde el capital gozó
de ventajas, prerrogativas y privilegios sin precedentes, murió en medio de
un colosal big bang financiero. Ahora se abre una nueva etapa y sus
características dependerán de la forma en que se desenvuelvan las
contradicciones sociales que brotarán en los espacios nacionales y en el
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 21 -
ámbito internacional. También del grado de conciencia y de la capacidad
organizativa de los oprimidos por el sistema y de las políticas que adopten
los gobiernos¨. Sustenta, además: a) la falacia sobre la independencia de los
Bancos Centrales que ocultaba la subordinación de esas entidades a las
necesidades del capitalismo financiero, b) por lo tanto, subordinar los Bancos
Centrales a los imperativos de los estados democráticos, c) el papel central
que le cabe al Estado, d) en nuestro país la necesidad de una estrategia de
desarrollo, basada en robustecer el mercado interno y protegerse de las
oscilaciones internacionales, y e) finalmente, abandonar la ortodoxia
propuesta por los “gurúes” económicos. ¨Gran responsabilidad tiene en esta
materia el Banco Central de Suecia que, salvo excepciones, concedió los
premios Nobel de Economía –otorgando respetabilidad intelectual y moral– a
algunos apóstoles del neoliberalismo como Friedman o Von Hayek –o a
mediocres alquimistas que inventaban fórmulas para crear nuevos
instrumentos de especulación para beneficio de los tahúres del casino
global–. Ellos son los autores intelectuales de este desastre¨
Analizando la especulación en el mercado de comodities, Sevares (2008)
manifiesta la vulnerabilidad de nuestros países, que hasta hace meses se
beneficiaban con la tendencia alcista. Alega que a lo largo de su historia, los
países periféricos afrontaron fases de vulnerabilidad externa que combinaron
lo comercial y lo financiero. En la actualidad se agrega la estructura de
producción y exportación con las transformaciones del mercado financiero
internacional. Es decir, alerta a que la actual crisis global no cubra los
problemas estructurales de nuestros países.
Nuestra mirada
Ya no estamos en una concordancia entre economía, política y cultura. La
economía (esencialmente financiera) se desplaza lo suficientemente rápido
para mantenerse a un paso de ventaja sobre cualquier gobierno que intente
limitarla, la idea que las naciones pueden controlar su fortuna, se ve
permanentemente contrariada por la realidad. Estamos ante un proceso de
normativización de marcada tendencia a-social y a-política -que llega a tener
rasgos de subestimación y/o de menosprecio de lo social y de lo político-
donde al mercado se lo ha autonomizado, dejado sin ningún tipo de control;
proceso en el que, simultáneamente, esta nueva sociedad prioriza el
conocimiento técnico basado en las ciencias (conocimiento tecnológico,
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 22 -
supuestamente desideologizado) y los mitos
11
(tema que será abordado en
“Síntesis capítulo 3” de este trabajo).
Este conocimiento técnico aplicado al campo económico, ha dado como
resultado la proliferación de los instrumentos financieros llamados
“derivados” y hacerlos ver como una panacea, siendo actualmente
“acusados” como los principales culpables de la crisis financiera que se está
viviendo o mejor dicho, intentando sobre-vivir, cuando en la realidad son
simples papeles sin vida, en donde existieron individuos y/o corporaciones
que les “inventaron” una vida para beneficio propio.
“Estados Unidos aparece hoy, como epicentro del sistema mundial, en la
madurez neoliberal, integrándose y haciéndose integrar a los pueblos en la
cultura posmoderna, así el americanismo, a través de la nueva derecha
republicana, se presenta como la prolongación más fundamentalista del euro
centrismo”. (Gómez Fulao, 2005:101). A ellos corresponde agradecerles por
la crisis que el mundo entero está atravesando, particularmente a quienes
representó la administración republicana de George W. Bush.
La crisis que estamos atravesando es la peor desde la segunda guerra
mundial, de acuerdo al consenso de los economistas.
Mucho se ha escrito en relación a las causas de la misma: la época de tasas
bajas de la Reserva Federal en la era Greenspan, que produjeron un
aumento explosivo y desmedido del crédito -mediante el uso de tarjetas de
crédito y de créditos personales- y de la especulación financiera -mediante la
creación de los “vehículos estructurados” y los famosos “derivados”-.
Tal vez sea el momento adecuado para preguntarse: ¿No será necesario
repensar las funciones del Estado?, ¿no se necesitará un Nuevo Estado de
Bienestar?, ¿No será necesario repensar los valores que deberían sustentar
a una sociedad?, ya que “Ser indiferente a los valores, hace que las
soluciones inevitablemente se ubiquen siempre detrás de los problemas”.
(Gómez Fulao, 2005:186)

11
Nos encontramos en una sociedad postmoderna asociada a un sistema de ilusionismo
económico y social.

Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 23 -
Síntesis y conclusiones capítulo 2
A pesar de los efectos negativos de la crisis, creemos que es la oportunidad
de reflexionar sobre cuál es la ruta que los países de América Latina deben
seguir hacia el desarrollo.
Se comparte que la crisis tuvo su origen exterior, que comenzó en la
hipotecaria estadounidense, pero se propagó por el modelo que la
globalización impuso, con Estados disminuidos en su poder regulatorio y de
articulación interna.
Pero también debemos recordar que nuestros países han logrado
transformar el auge de los precios de comodities en reducción de pasivos
externos, acumulación de reservas, en superávit en cuenta corriente, lo que
permitió un rápido crecimiento y que se necesita generalizar y consolidar un
manejo fiscal anticíclico y la intervención en los mercados cambiarios, de
acuerdo a lo aportado por Ocampo (2007).
Pero fundamentalmente debemos recapacitar sobre lo que es importante
para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID, 2009): que se cambie la
forma en que se toman las decisiones, se asignan los recursos y se ejecutan
las políticas.
Tal vez sea imperativo discutir sobre los dilemas del desarrollo como
propone Ferrer (2010) y su relación con lo que llama ¨Densidad Nacional¨ y
sus cuatro componentes: cohesión social, calidad de los liderazgos,
estabilidad institucional y las ideas
12
.
Tal vez sea el momento propicio para replantear nuestros problemas
estructurales, desde el lugar de la política y de la administración, y
cómo ellas generan y aportan a las redes de liderazgo, a las alianzas
(partnership) públicas-privadas, a la integración regional y a la inserción

12
Ferrer sostiene que las sociedades fracturadas por la desigualdad, por problemas religiosos o
étnicos (nosotros agregaríamos por cuestiones políticas partidarias y de liderazgo) carecen de
capacidad para desplegar el potencial de recursos. Que la calidad de liderazgo se relaciona con
que los líderes no sean agentes comisionistas de los intereses transnacionales y tengan
estrategias de poder dentro del propio espacio. Que es necesario tener una estabilidad
institucional de largo plazo para poder articular el dilema. Finalmente, las ideas, sosteniendo que
ningún país exitoso condujo sus políticas nacionales con la visión hegemónica del centro. Todos,
incluido Estados Unidos de América en el siglo XIX, siendo una nación emergente, se manejaron
siempre con ideas arraigadas en el interés nacional. Como síntesis sostiene que los países que
tienen fuerte densidad nacional son capaces de responder a los desafíos y pueden aprovechar las
oportunidades del sistema global.
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 24 -
mundial, al consenso y cohesión social, a la redistribución del ingreso, a la
lucha contra la pobreza estructural, a la definición de la estrategia de
desarrollo, a los ejes estratégicos, entre otras cuestiones, que en síntesis
podrían expresarse como ¨el proyecto país¨.
Tal vez sea la oportunidad de modificar los roles de la trilogía Estado-
Sociedad-Mercado. Estamos persuadidos que de esa reelaboración (o no)
dependerán las sociedades latinoamericanas del siglo XXI. Y hablamos de
sociedades, porque también estamos convencidos que esas definiciones no
serán uniformes, por cuestiones ideológicas, geopolíticas y de administración
(las cuestiones básicas del desarrollo).
Tal vez sea ineludible profundizar el estudio sobre el concepto y la inserción
social del ¨valor de creencia¨
13
, con su incidencia dominante, como
diagnóstico imperioso para el rediseño social de los roles de la tríada
indicada.
Tal vez sea necesario que la teoría de la administración intente contrarrestar
a Bunge cuando manifiesta que lejos de proponerse alcanzar conocimientos
desinteresados, sólo persigue conocer la mejor manera de controlar algo
Tal vez sea imprescindible, replantear el paradigma de la eficiencia y
reemplazarlo por el de efectividad sistémica
14
, que lo trasciende sin
desconocerlo, para elaborar un nuevo cuerpo teórico
15
.
Tal vez sea ineludible que la administración en nuestros países profundice el
estudio de las condiciones básicas para el desarrollo: a) redes de

Concepto que desarrollamos en el capítulo 3. Creencia podría considerarse como simulacro de
una realidad y, por lo tanto, conlleva a vivir en una sociedad dominada por un sistema de
ilusionismo económico que se aprovecha de la ingenuidad, desconocimiento y superfluidad de la
gente
14
Consideramos a efectividad como concepto que trasciende a los de eficacia y eficiencia.
Efectividad es lograr el impacto que debe producir una organización, para el cual fue creada y que
le otorga su razón de ser. Por qué sistémica?, porque debemos entender la realidad como un todo
estructurado y dialéctico. Es una concepción unificada de la realidad, que descarta las
compartimentalizaciones en ¨lo político¨, ¨lo económico¨, ¨lo social¨, ¨lo cultural¨, ¨lo educativo¨, ¨lo
ambiental¨.
15
Cuando hablamos de nueva disciplina, es posible que ella sea nuevas respuestas a las viejas
preguntas en relación a la producción de conocimiento: ¿a quién es útil?,¿cómo aseguramos esa
utilidad?. Quizás no necesariamente deba darse mediante una revolución científica (en la
conceptualización de Kuhn), aunque ´´las piezas aparezcan juntas de un modo nuevo´´. O en
términos de Bourdieu (2000:108) ¿Será el resultado de una relación objetiva de adversarios
cómplices?
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 25 -
liderazgos
16
, b) estilos y procesos de toma de decisiones con enfoque
sistémico
17
, c) cohesión social
18
y d) accountability
19
. O tal vez, podríamos
sostener, la condición básica para el desarrollo en sus cuatro dimensiones,
porque ellas están íntimamente imbricadas que conforman un mismo
fenómeno. Por eso, sostenemos como indispensable la perspectiva
sistémica.












16
Estamos persuadidos que no debemos trabajar, en la teoría y en la praxis, al liderazgo como
sinónimo de líder. Tal vez, ese enfoque individualista del liderazgo, sea causa de variadas
consecuencias como la dificultad de encontrar objetivos y estrategias comunes, cohesión social,
inestabilidad institucional y una búsqueda conjunta de un destino construido, con ideas propias y
no impuestas como en el caso del discurso único neoliberal. Desde la Administración pública la
fijación de verdaderas Políticas de Estado
17
Es decir, toma de decisiones basadas en la efectividad sistémica y no en la eficiencia
individualista. Sin dudas, ello obliga a redefinir los tipos de objetivos e incorporar otras alternativas
considerando el sistema mayor.
18
Cohesión social entendida por la asunción activa de ideas, proyectos y acciones. La cohesión
social que propugnamos no debe entenderse como la simple aceptación pasiva y/o acrítica de las
decisiones gubernamentales, que pareciera característica de algunos pueblos latinoamericanos.
19
Utilizamos el término ¨accountability¨ porque consideramos que conlleva un sentido claro de
obligación. En cambio la expresión ¨rendición de cuentas¨ en nuestros países parecería que
sugiere un acto voluntario de las autoridades, que no existe una necesidad y menos aún una
obligación.
La accountability obliga al poder a abrirse a la inspección pública, lo fuerza a explicar y justificar
sus actos y lo supedita a la amenaza de sanciones. Por ello, sus principios son legitimidad,
transparencia, buenas prácticas, credibilidad, responsabilidad social, efectividad sistémica.

Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 26 -






























Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 27 -
Capítulo 3
ALGUNAS CONCLUSIONES
HACIA LAS SOCIEDADES LATINOAMERICANAS
EN LAS QUE (SOBRE)VIVIREMOS
El mundo está globalizado, las nuevas tecnologías irrumpen día a día, las
tendencias dejan de ser locales para ser globales, se hace muy difícil que
una organización o persona pueda mantenerse aislada de los efectos no
positivos que les llegan. Hoy nos encontramos, en la praxis y en la teoría, en
un contexto de crisis económica, política e institucional. Lamentablemente,
esas crisis no ha llegado al corpus de la administración.
En julio de 2007 en el diario británico Financial Times, el entonces presidente
del Citibank Charles Prince confesaba “Cuando la música se detenga, en
términos de liquidez, las cosas serán complicadas. Pero mientras la música
siga sonando, tú tienes que salir y bailar. Todavía estamos bailando”. Esta
confesión es una muestra del desinterés que tienen los directivos y gerentes
de las grandes corporaciones por las consecuencias que acarrea su accionar
como dirigentes empresariales. Están plenamente conscientes que el
sistema va a terminar explotando inexorablemente y también son
conscientes que cuando todo explote, tendrán una red de contención que sus
intereses requieren, a diferencia del común de la gente.
Y la música se detuvo. Aún así, creemos que la actual crisis económica es
una oportunidad para una revisión de algunos “paradigmas” embarcados
dentro de la corriente más amplia que algunos autores, como Giddens, la
definen como una “radicalización de la modernidad”. Si las sociedades de
América Latina no aprovechan esta oportunidad, sólo se realizarán
correcciones, y la misma música (aggiornada), en un relativamente corto
tiempo, volverá a sonar.
De la mano de la caída de Lehman Brothers, en setiembre de 2008, no sólo
cayó un gran banco (too big to fail), no sólo se dio el evento de “cisne
negro”, la cuestión más profunda fue que comenzó a derrumbarse una
creencia de seguridad, de estabilidad y de justicia, que creemos que puede
actuar como hilo conductor para realimentar tanto la crisis política como la
institucional. Si describimos cómo se dio la crisis y cuáles fueron los
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 28 -
comportamientos de sus actores principales, nos quedará más clara la
situación.
El sistema bancario mundial es un sistema de encaje fraccional (sólo un
porcentaje de los ahorros del público que es captado en depósitos por el
sistema financiero queda “guardado” en el banco; el resto es prestado), por
lo cual si en un sistema se produce una “corrida bancaria” (que una gran
parte del público depositante vaya a retirar simultáneamente sus depósitos)
el sistema caería. Giddens lo definiría como un “sistema experto”. En
finanzas, se lo ve como un sistema de equilibrio inestable; hasta que se lo
pone a prueba (cuando se va a romper el equilibrio). En la actual crisis, ello
se empieza a desatar a comienzos del 2008. Recordemos que en marzo de
ese año Bearn Stern es “adquirida” por JP Morgan. Decimos “adquirida”
porque fue el primer banco de inversión de los big fives, que necesitó ser
rescatada. Esa “adquisición” fue con garantía de la Reserva Federal, pero en
realidad el garante último siempre será el contribuyente estadounidense.
El devenir posterior es conocido. Bancos cayendo por doquier, corridas en
los money markets, y en el cuarto trimestre del 2008, el golpe de gracia: los
créditos y préstamos interbancarios se congelan y los bancos no se prestan
entre ellos porque dudan de la solvencia propia y ajena. Los gobiernos
empiezan a intervenir garantizando instrumentos y deudas; es decir, tratando
de salvar al sistema financiero.
A nuestro entender las formas utilizadas para salvar al sistema no son las
correctas y profundizan el problema.
Una persona que no sabía lo que era Wall Street, que no había invertido en
títulos riesgosos, como acciones o bonos, que no sabía de las hipotecas sub
primes; que pretendía invertir seguro, por ejemplo, en Argentina en depósitos
a plazo fijo
20
vio cómo sus ahorros (en general, producto de su trabajo y

20
El depósito a Plazo Fijo es la inversión financiera por la cual el ahorrista depositante entrega al
banco un monto por un tiempo o plazo fijo predeterminado. Es una inversión que tiene un bajo
retorno, incluso en períodos inflacionarios por debajo de la inflación, sustentado en la creencia de
que es una inversión segura, sin riesgo. Para la otra parte, es decir, para el banco, es una
captación de fondos para prestar, a muy bajo costo total (financiero y operativo), que a pesar del
encaje (porcentaje que debe tener en su poder el banco, que no puede prestar), le permite una
gran diferencia entre ese costo y el precio de venta de los préstamos (interés, comisiones y
recupero de gastos). Este es un típico ejemplo de la preeminencia del valor de creencia sobre el
de uso o de cambio.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 29 -
esfuerzos de años) podían evaporarse de un día para el otro por la quiebra
del banco en el que estaban depositados.
El sistema puede absorber quiebras de bancos menores; de hecho, hay
quiebras de banco todos los años, pero los ahorristas generalmente resultan
protegidos por los seguros estatales de sus depósitos. Es decir no pierden su
ahorro. Con esta crisis, los sistemas de contención de crisis bancarias se
vieron desbordados ante el tamaño de los bancos. Los bancos que estaban
en riesgo de quiebra eran demasiado grandes (según Ben Bernanke:
“demasiados grandes para caer”) y no había certezas que los ahorristas
recuperaran todo su capital.
Entonces por un lado tenemos a los bancos que eufemísticamente
“asumieron riesgos excesivos” y que esos riesgos le produjeron durante años
beneficios extraordinarios que repartieron en bonus a sus directivos. Por el
otro lado, a personas que creían tener un ahorro seguro, y por lo tanto de
poca rentabilidad, no dispuesta a asumir riesgo, sino el tener una forma
conservadora de canalizar su dinero. Queda claro que no existe dilema moral
o ético para los directivos bancarios y para los sostenedores del sistema
financiero, menos aún sobre las consecuencias socioeconómicas de sus
decisiones
21
.
El capitalismo funciona equilibradamente cuando una persona se hace cargo
de las consecuencias de sus decisiones (tanto las favorables -ganancias-
como las desfavorables -pérdidas-). Eso es el libre mercado porque a través
de esa selección y competencia quedan las empresas que mejor satisfacen
las necesidades de las personas.
Este no fue el caso de la crisis en la que estamos transitando: los bancos,
directivos y Ceos con sus decisiones que nos llevaron a la misma, son
exactamente los mismos que todavía están dirigiendo esas instituciones que
prácticamente quiebran. El moral hazzard es eso; no asumir la
responsabilidad de las pérdidas. Las ganancias de estas empresas fueron
privadas, pero las pérdidas fueron socializadas. ¿El actual sistema

21
Vgr. ¨Crecen los suicidios por la crisis económica en Europa¨ en
http://observadorglobal.com/crecen-los-suicidios-por-la-crisis-economica-en-europa-n26307.html o
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/07/07/neurociencia/1310062312.html
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 30 -
capitalista, defiende esa clase de moral?. ¿Es aceptada por la/s
sociedad/es?.
El sistema funciona en forma estable siempre que el beneficiado sea un
pequeño grupo de personas a costa del resto de la sociedad y nunca
funciona cuando debe beneficiarse al conjunto de la sociedad. Al sistema se
lo puso a prueba y falló. No se encontró o mejor dicho no se quiso encontrar
una forma de “penalizar” a los que tomaron riesgos y pésimas decisiones
haciendo que perdieran su capital, y salvando y sí respetando al ahorrista
medio.
Creemos que esto puede ser un punto de inflexión porque el mensaje que se
transmite es que las grandes empresas (con su efecto contagio) pueden
hacer cualquier cosa, que si les va bien van a obtener los beneficios pero si
les va mal, alguien más se va a ser cargo de las pérdidas. Creemos que esta
gran decepción, y crisis de confianza no ha sido revertida, y encuentra sus
canales de expansión en las crisis políticas e institucionales (caso Tea party,
resurgimientos de nacionalismos, etc)
La crisis manifestada en el 2008 no es solamente una crisis bancaria. En
realidad, es una crisis del sistema de vida capitalista a nivel global, que está
atravesando gran cantidad de países, fundamentalmente del mundo
desarrollado. Creemos que estamos ante una profunda crisis que está
afectando todos los órdenes de la vida, aunque hacemos hincapié en nuestra
temática de interés: la administración y su relación con la política y la
economía
Existe un divorcio entre la sociedad civil y sus representantes políticos, el
movimiento de los indignados que recorre Europa, las crisis en Libia, Egipto,
también son prueba de ello. No es meramente un fenómeno local. Los casos
de Grecia y Portugal sirven de base para mostrar otra premisa fundamental
en la que se basa las finanzas modernas, el principio de interest only.
Los préstamos se otorgan a países o empresas, bajo esta premisa,
solamente importa el pago de intereses, porque el capital se va a refinanciar.
El principio funciona en los momentos de supuesto auge. En situaciones
como las actuales parecería que el sentido común vuelve a surgir y se
empieza a cuestionar si los deudores van a poder devolver el capital; de ahí
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 31 -
la deuda de los países dejan de ser libre de riesgo y se empiezan a originar
corridas contra los mismos. La crisis puso de manifiesto el sentido común
sobre estos “principios” en los que se basa la economía moderna. Igual no
esperemos grandes cambios, ni en el sistema bancario
22
, ni en este dogma,
la creencia de los “gurúes” de la economía es que el sistema por el simple
transcurso del tiempo encuentra formas de defenderse y de volver al
business as ussual.
Sostenemos que el sistema no es autorregulado. En las grandes crisis del
siglo XX siempre estuvo la intervención del Estado, gracias a las ideas
aportadas por Keynes. Creemos que se necesita la intervención de un factor
externo al sistema para poder sacarlo de la crisis. Tanto en el pasado como
en la actualidad, ese factor ha sido y sigue siendo el Estado.
El divorcio no es sólo de los países “no centrales”. En EEUU, dentro del
partido republicano, el movimiento Tea Party, integrado por jóvenes que no
son de tradición política, muestra también el vacío de representación que la
sociedad civil siente. Existe el capitalismo mundial, sobrepasando fronteras,
pero no un Estado Mundial, para encauzarlo. ¿Quizás Merkel apunte en esa
dirección?.
La militancia y la pertenencia, quedaron bastante desdibujadas. Una parte
importante de encuentro social, de valores y objetivos comunes, de compartir
lugares de encuentro, fue y continúa erosionada, quedando severamente
limitada y siendo reemplazada por espectadores cada vez más
desencantados, facilitando el surgimiento de futuras crisis.
Casi ninguna institución pudo sustraerse a este vendaval que vino a
cuestionar, formas, marcos, y principios seudo-establecidos o afianzados.
Empresas, bancos, ONG, organizaciones mundiales, organizaciones
ecologistas, incluso organizaciones de beneficencia, e iglesias, son
cuestionadas.
La misma ONU ha mostrado su inoperancia en casos importantes, donde la
decisión de intervenir en conflictos internacionales generalmente es tarde,
soportando, incluso, el asesinato de civiles inocentes. Lo más grave es que

22
vgr. Basilea III
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 32 -
no cuenta con el necesario enforcement; es decir, no posee el poder para
hacer cumplir sus decisiones.
El auge de las religiones no convencionales que tratan de llenar vacíos que
antes lo hacían las religiones tradicionales, la búsqueda de la gratificación
instantánea, la pérdida de esfuerzo en el trabajo, el apogeo de las relaciones
sin compromiso hacen percibir que el entramado social está severamente
dañado.
Desde la administración, vemos que la crisis no origina cambio alguno. Sigue
primando el principio de la eficiencia y la toma de decisiones asistémicas y
coyunturales.
En el sistema financiero, se están adoptando algunas reglas, que sólo
ajustan el sistema, pero no lo cambian. Por ejemplo. Basilea III presenta las
siguientes novedades
• Medidas para aumentar la calidad, consistencia y transparencia de los
recursos propios.
• Medidas para el refuerzo de la liquidez: Ratios de cobertura a corto
plazo.
• Ratios de apalancamiento.
• Colchones de capital.
Como sostiene un documento del IESE (2010), para mantener su margen
operativo los bancos deben optar por repartir menos dividendos –lo que
afectaría negativamente a su cotización en bolsa y, por tanto, a sus
accionistas– o aumentar los precios de sus productos y servicios (es decir,
aumentar las tasas y comisiones). Muy posiblemente, adoptarán esta
segunda alternativa por ser la más fácil, que no genera malestar en los
accionistas y por ser la de mayor beneficio inmediato para los bancos
(aunque no lo sea para sus clientes).
En resumen, no se visualiza un replanteo del sistema financiero global y su
función en la sociedad.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 33 -
Algunas universidades, especialmente las Escuelas de Negocios
23
,
plantearon la necesidad de rever sus planes de estudios y enfatizar más las
cuestiones ético profesionales. En el 2012, los planes siguen igual y los
cambios producidos sólo fueron ajustes en el mismo enfoque.
Se ha producido un importante cuerpo teórico sobre la Responsabilidad
Social de las Empresas y Organizaciones (RSE). La realidad nos muestra (y
variadas investigaciones universitarias lo ratifican) que la administración de
las organizaciones sigue siendo eficientista, individualista y de ética
hedonista.
Para el Prof. Amartya Sen (2009) la gente busca más el beneficio propio
cuando carece de confianza mutua y de contención. Sostiene que están
desapareciendo las motivaciones de las que hablaba Adam Smith
(compasión, generosidad, vocación pública, compromiso) y que toda crisis
humana es una crisis moral. La presente es moral porque la gente ha
utilizado la codicia de manera imprudente, o mejor dicho, irresponsable. Pero
también afirma que es una crisis de control social.
Las aseveraciones del Prof. Sen se comprueban en los planteamientos de
los empresarios sobre lo que consideran socialmente responsable: se nota la
ausencia de argumentos éticos (o como sostenemos, la presencia de una
ética hedonista). Lo socialmente responsable pasa por el tamiz de lo
económicamente rentable, según la conformación ideológica actual del
empresario
Así, se reclama que “Es necesario cambiar la forma de dirigir, gobernar y
gestionar las empresas y los Estados para salir de la crisis económica, de
valores y de confianza. El cambio es urgente” (1º Congreso RSE, 2010)

23
Son ejemplificativas dos notas publicadas en AmericaEconomía. En ¨¿Buena Educación?¨, del
22/05/09, sostienen que ¨Profesores de la Fundación Getulio Vargas analizan si la educación
ejecutiva ofrecida por las escuelas de negocios debe ser revisada a la luz de la crisis¨, mientras un
docente entrevistado manifiesta ¨.. la mayor parte de los MBA, según mi apreciación, tiene una
característica funcional. Nosotros como profesores tendemos a observar nuestra disciplina,
nuestra función, y tal vez no reflexionamos sobre los impactos de nuestra área en los demás. Ese
problema sistémico es lo más crítico en una crisis como esta. No basta con optimizar las partes,
hay que optimizar un todo¨ y en ¨El día del juicio¨, el 14/06/09, se expresa ¨ La crisis también está
haciendo que la academia se replantee cómo deben enseñar a hacer negocios¨.
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 34 -
Puryear y Malloy (2010), indican que la combinación de ingresos
inadecuados, servicios de baja calidad y mala focalización del gasto, logra
explicar por qué la desigualdad es tan persistente e intolerable. ”La evasión
de impuestos es alta y se extiende a lo largo de los países en América
Latina. Se estima que la evasión en el pago de impuestos individuales y
corporativos frecuentemente alcanza 40 por ciento o más”. Otro de los
problemas es la mala orientación del gasto, indicando por ejemplo la
referente a educación: a la primaria se asigna el 29% al quintil más pobre y el
8% al más rico, en la educación superior sólo el 2% al más pobre y el 52% al
más rico. El informe no hace referencia a la corrupción, importante en varios
países latinoamericanos.
Síntesis y conclusiones capítulo 3
Para orientarnos hacia las sociedades latinoamericanas postcrisis, nos
parece necesario complementar los análisis y propuestas anteriores con:
A) Una breve síntesis histórica y los tres acontecimientos principales que
permitieron la crisis.
1. Se instaló la globalización o expansión mundial del sistema capitalista -
sobre todo en su aspecto financiero- gracias a la tecnología electrónica
aplicada a las comunicaciones y a las computadoras.
2. se produjo una explosión de la información, gracias a la tecnología
electrónica aplicada a las comunicaciones y a las computadoras y a la
tecnología informática.
3. Se produjo un cambio de paradigmas en el capitalismo: dejó de ser
industrial y de servicios para pasar a ser del conocimiento y los mitos
24
,
cuyas consecuencias son:
a. En el capitalismo industrial y de servicios los temas claves fueron el
capital y el cómo crear los mecanismos e instituciones necesarias para
generar el ahorro y la inversión, todas cosas reales y no simulacros de

24
Por ejemplo: publicitando una imagen empresaria, una marca asociada a lo mejor de la vida,
creando instrumentos financieros de ganancia fácil, etc.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 35 -
realidad
25
; en el capitalismo del conocimiento y los mitos los temas
claves son: a) el conocimiento, donde la universidad y los institutos
técnicos son las instituciones principales, con importante presencia de
propiedad privada, b) los mitos, creencias
26
sobre simulacros de
realidad y no sobre la real realidad: es el vivir en una sociedad
asociada a un sistema de ilusionismo económico que se aprovecha de
la ingenuidad, desconocimiento, superfluidad de la gente (los
paradigmas de este capitalismo han contribuido de sobremanera a la
crisis actual) y c) cómo crear mecanismos e instituciones necesarias
para incentivar el consumo compatible con la precarización laboral
(bajos salarios, inestabilidad en el trabajo, despido sin indemnización,
eliminación de las conquistas laborales y de la seguridad social
logradas con el Estado de Bienestar, etc.), trayendo como
consecuencia la creación de simulacros de consumo a través de la
creación de los instrumentos de crédito tales como las tarjetas, los
derivados, etc.; en síntesis, vivir en y de una ilusión: el vivir de
prestado.
b. En el capitalismo industrial y de servicios el valor de los objetos estaba
estructurado diádicamente según el punto de vista economicista
prescripto por Marx (1989:pp.12-39): toda “mercancía” tiene un valor de
uso y un valor de cambio. En el capitalismo del conocimiento y los
mitos, para Gómez Fulao (2005:119) se mantiene la estructura diádica
pero con la particularidad que existe “la prioridad del valor de cambio
sobre el valor de uso” y para nosotros la concepción estructural del
valor de los objetos es de tipo triádica: al valor de uso y al valor de
cambio debe adicionársele el valor de creencia, que tiene absoluta
preeminencia sobre los otros valores. El caso de los instrumentos
derivados es paradigmático al respecto: ningún valor de uso, poco
valor de cambio y mucho valor de creencia (con la creencia muchas

25
Según Baudrillard (1978), es crear una realidad que sustituye a la realidad verdadera, que la
vorágine de la vida diaria impide a los individuos preguntarse y/o darse cuenta si es verdadera o
falsa hasta que la realidad sustituida y verdadera queda al descubierto con todas las
consecuencias que este hecho conlleve (la cursiva es de los autores de este trabajo).
26
Según Peirce (1877), es la búsqueda permanente de certezas para establecer un hábito para
actuar de determinada manera (sin importar si es conocimiento o no); cuando no existen certezas,
se encuentra en un estado emocional de lucha (estado de indagación) por salir de la incertidumbre
(duda).
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 36 -
personas sacan a relucir a su “enano economicus”, aquel ser egoísta
cuya única motivación es la de sacar excelentes rendimientos en
dinero con una mínima inversión).
c. En el capitalismo industrial y de servicios la principal creadora de
productividad eran las fuentes de energía termodinámicas (carbón,
petróleo, gas) y en el capitalismo del conocimiento y los mitos, la fuente
de productividad son el conocimiento (su generación, codificación y
procesamiento) y el aprovechamiento de la ingenuidad de la gente
(reconocida expresamente por los autores de marketing, donde Kotler,
de posición dominante en el campo, admite que la publicidad manipule
los consumidores y lo justifica con el hecho de que todas las personas
son manipuladas de muchas formas. Los estudiantes de negocios, por
lo tanto, asimilan en los cursos de marketing que el aspecto psicológico
del comportamiento del consumidor es determinante y que el marketing
debe aprovechar esta circunstancia - Milocco G. y S. Ferreyra, 2008).
d. En el capitalismo industrial y de servicios se orientaba hacia el
desarrollo y crecimiento económico; el capitalismo del conocimiento y
los mitos se orienta hacia la acumulación del conocimiento, que a su
vez se orienta hacia la explotación de la ingenuidad de la gente.
Mediante la globalización, todas las sociedades actuales fueron
alcanzadas por los procesos de generación del conocimiento que
transformaron al poder político, militar, a la productividad económica y
a los medios de comunicación. “Estados Unidos aparece hoy como el
epicentro del sistema mundial, en la madurez neoliberal, integrándose
y haciéndose integrar a los pueblos en la cultura posmoderna, así el
americanismo, a través de la nueva derecha republicana, se presenta
como la prolongación más fundamentalista del eurocentrismo” (Gómez
Fulao, 2005:101). A ellos corresponde agradecerles por la crisis que el
mundo entero está atravesando, particularmente a quienes representó
la administración republicana de George W. Bush.
e. En el capitalismo industrial y de servicios existía la hegemonía de la
política sobre la economía; en el capitalismo del conocimiento y los
mitos, existe la hegemonía de la economía sobre la política: la
instantaneidad temporal y la inmaterialidad en el desplazamiento por
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 37 -
parte del dinero, han producido la obsolescencia de todo tipo de control
que se aplica sobre desplazamientos de tipo territorial, lo que produce
que el dinero se encuentre a un paso de ventaja sobre cualquier
gobierno cuya poder surge de su territorialidad que intente limitarla;
cualquier idea que las naciones puedan controlar estos
desplazamientos, se ve permanentemente contrariada por la realidad,
a este problema debe agregársele que la cultura misma hoy es anti-
institucional y a-nómica. Prueba de todo lo dicho son los
acontecimientos ocurridos a partir de septiembre del 2008 con la caída
de Lehman Brothers donde el mundo central está pasando por la peor
crisis desde la época del 30, con la caída de grandes bancos de
inversión y una desconfianza generalizada hacia las instituciones
centrales propias del capitalismo: los bancos comerciales. Pero la crisis
que se originó en el centro del sistema financiero mundial no se detuvo
allí, la globalización que conectó a todo el mundo hizo que pasara
rápidamente a los países emergentes. Esto como lo señala el informe
del Banco Mundial, no hubo desacople, la crisis perforó las fronteras de
todo los países. La crisis no es local, sino sistémica, afectando los
fundamentos del sistema bancario mundial.
f. Si el capitalismo postmoderno es un capitalismo de mitos, ¿no
estaríamos hablando en última instancia de la dicotomía entre lo
verdadero (ĮȜȒșİȚĮ=a-létheia) y lo falso (ȥİȪįȠȢ=pséudos)?
g. En el capitalismo industrial y de servicios existió el liberalismo y el
keynesianismo, donde el Estado tenía un rol limitado pero preciso
(liberalismo) o un rol amplio y activo (keynesianismo); en el capitalismo
del conocimiento y los mitos existe el neoliberalismo.
h. Las ideas del neoliberalismo son:
I. sobre el rol del Estado: produjo un proceso de retiro como árbitro de
los intereses particulares en pugna dentro de la sociedad, produjo
un proceso de achicamiento mediante el desmantelamiento salvaje
de su estructura produciendo su total debilitamiento ante las
grandes corporaciones, produjo un proceso derogación de leyes que
establecían la presencia del Estado en distintos ámbitos sociales de
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 38 -
los que fue retirado creando vacíos legales aprovechados por las
empresas del sector privado y produjo la creación de toda una
estructura legal de liberación de todo tipo de responsabilidad social
de sus actos a las empresas del sector privado; todo esto con la
excusa que todos estos procesos iban a crear las condiciones para
crear empleo.
II. sobre el funcionamiento de la economía nacional y global:
proliferación hasta límites insospechados de la especulación
financiera mediante la existencia de una tasa de interés muy baja, lo
que permitió la fabricación masiva de “simulacros de dinero”
llamados “derivados” hasta convertirse en la panacea de los
instrumentos financieros, sustituyendo al mundo “real” por un mundo
“harrypotteresco” o mundo baudrillardmente “hiperreal”.
III. consecuencias: el retiro del Estado y la especulación financiera
apañada por el poco Estado que quedó, trajo como resultado que a
nivel economía de un país adquiriera la hegemonía sobre la política
con todas las nefastas consecuencias sociales como ser
precarización laboral, aumento del desempleo, in-seguridad
previsional y disminución de los salarios con el correlativo aumento
del endeudamiento de los asalariados para consumir y así poder
mantener artificialmente a la economía (simulacro de
funcionamiento de la economía).
Asimismo la especulación financiera globalizada de los derivados
cuando el mundo “real” volvió a imponerse (cuando se des-cubrieron
las subyacencias ocultas de los derivados -la alétheia de los
derivados-), se produjo la debacle financiera, siendo acusado de ser
su (aparente) principal culpable; empresarios como Buffet y Soros
habían dicho en reiteradas ocasiones que estos instrumentos
financieros actúan lisa y llanamente como armas de destrucción
masiva y que nadie los entiende muy bien; pareciera que a la luz de
las circunstancias no estarían equivocados.
La crisis que estamos atravesando es la peor desde la segunda guerra
mundial, de acuerdo al consenso de los economistas; incluso se está
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 39 -
pensando que puede llegar a ser del mismo nivel que la crisis de 1929. La
recesión en USA habría empezado en Diciembre del 2007 acorde al NBER
(Nacional Bureau Economic Research), organismo estadounidense que se
encarga de evaluar los ciclos económicos.
Durante todo el 2008 la Reserva Federal de Estados Unidos ha tratado de
atemperar los efectos de la crisis habilitando ventanillas de descuento a los
diferentes bancos, y empezando a aceptar hipotecas de agencia (Fannie
Mae y Freddy Mac), sin embargo ese primer esfuerzo no fue suficiente. Caen
bancos como Washington Mutual, Wachovia, e Indy Mac, entre los más
importantes. Bear Stern es absorbido por JP Morgan con ayuda del tesoro
de Estados Unidos. En septiembre de 2008 dentro de los mercados
monetarios estalla Hiroshima: la caída de Lehman Brothers. Mucho se va a
escribir sobre este acontecimiento ya que las consecuencias son y serán
funestas. A partir de ese momento la Reserva Federal y el gobierno de
EEUU, con Bush a la cabeza, lanzan los famosos planes TARP, de
asistencia bancaria. Vale recordar que la primera vez que se votó en
diputados, éste fue rechazado, y el Dow Jones, tuvo la mayor pérdida diaria
de la historia medida en puntos.
Luego la situación empeora no sólo en Estados Unidos. Europa se hundía; el
UBS, el mayor banco suizo, tiene que ser rescatado y Asia ardía; el nikkei se
desplomaba y el yen se apreciaba. En ese estado de cosas se empezaron a
ver acciones coordinadas de los bancos centrales del mundo, activando
bajas de tasas de interés (la gran mayoría de los bancos centrales se
encuentran en mínimos históricos de interés). La crisis que en su momento
era financiera ya pasaba al sector real.
Vemos que esta crisis es, a nuestro entender, diferente al resto porque es la
primera gran crisis de la globalización; y ello, precisamente, no es un tema
menor.
Los mercados financieros dejan rastros locales, bien tangibles y reales,
llamados a veces desocupación, a veces pobreza, a veces desnutrición, a
veces regresión en la distribución del ingreso, a veces impactos negativos en
el medio ambiente, a veces analfabetismo, ….. Es la consecuencia lógica de
la incorporeidad del capital, que no tiene incentivos de ser responsable,
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 40 -
porque sus dueños no viven en ese territorio (aún cuando físicamente estén
en él), las consecuencias no le llegan; pero si quedan en las comunidades
locales. ¿Esto no estaría creando una bipolaridad entre los que hacen del
mundo su “casa” y los que pierden su “casa” por el mundo?
B) El concepto de Desarrollo Local Sistémico
Para responder los desafíos expresados, nos parece necesario incorporar
nuestro concepto de desarrollo. Lo definimos como Desarrollo Local
Sistémico
27
y nos referimos específicamente al considerar el conjunto de
características que imprimen al territorio una identidad, como su ADN, que lo
hace único, poniendo de relieve que el territorio no es un mero soporte
geográfico de recursos y actividades económicas sino una construcción
social, producto de las interrelaciones y decisiones de los constructores
28

(actores) locales en torno a un proyecto de desarrollo concertado entre
todos. Para ello, es imprescindible considerar la participación social, la
multidimensionalidad y multisectorialidad, la mirada de una socioeconomía
local o del territorio y una mayor integración institucional.
C) El rol de la cultura
Finalmente, no podemos soslayar el rol fundamental de la cultura en el
desarrollo y la generación del capital cultural y del capital social.
En sociología, en ciencias políticas, en historia, en administración, en los
estudios culturales y de comunicación suele decirse (y crecientemente) que
el concepto de cultura es apreciado y utilizado “en un sentido antropológico”.
Con ello se afirma que no se trata de “bellas artes” o de cultura de elite, sino
de estilo de vida, cosmovisión vinculada al sentido común y a las prácticas
sociales más extendidas.

27
En sus cinco dimensiones absolutamente integradas y complementarias: biológica, económica,
política, cultural y ambiental
28
Al respecto, preferimos el término de ¨constructores¨ al de ¨actores¨ por considerar que el
primero se adecua más a la concepción proactiva y de constructo más autónomo que
sostenemos, ya que actores puede inducir al cumplimiento de un papel predeterminado. En otros
términos, sostenemos que se construye aún en la inacción involuntaria. No obstante podemos
usarlos indistintamente. Dentro de ellos encontramos a: empresarios (propietarios de micro,
pequeña y medianas empresas), dirigentes empresariales, empresas, profesionales, dirigentes y
organismos gubernamentales, dirigentes sindicales, directivos, integrantes y entidades del sistema
educativo, de salud, OSC. En cuanto a empresas, las del territorio son mayoritariamente pymes
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 41 -
Consideramos, siguiendo al Banco Mundial, como Capital Cultural,
identificado con el perfil cultural de un conglomerado humano, al conjunto de
normas, valores, creencias populares y religiosas, lengua, instituciones,
modas y costumbres; y al Capital Social, vinculado a los valores de la
asociatividad, la conciencia cívica, el consenso moral y los valores éticos
que, en conjunto, generan en una sociedad el clima de confianza y el tejido
social apropiado para que los miembros de la misma estén en capacidad de
trabajar juntos en grupos y organizaciones a fin de lograr objetivos comunes
Tanto nuestra concepción sobre las condiciones básicas para el desarrollo
como la densidad nacional de Ferrer, deben complementarse con la
asunción de los conceptos anteriores.
















Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 42 -






















Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 43 -
Capítulo 4
UNA REFLEXIÓN FINAL
Parte 1: Acerca de lo que se conoce como riesgo moral. Los grandes
bancos, se equivocaron y deberían pagar las consecuencias. En un mercado
libre implicaría la quiebra de esas empresas. Pero uno de los problemas que
esta crisis puso en evidencia es que el riesgo de la bancarrota de
instituciones bancarias pone en peligro a todo el sistema, por ello Bernanke
las definió como “muy grandes para caer”. La injusticia es que se sigue
solventando a las mismas personas que fueron responsables de la debacle
actual.
Parte de las enseñanzas de esta crisis tiene que ser como lograr un sistema
que se base en la Justicia. La crisis nace financiera pero sus efectos son
reales, y la tarea del Estado es tratar de mitigar esos efectos pero para
hacerlo paradójicamente tiene que salvar a los responsables de haberlos
creado (¨muy grandes para caer¨). Esta crisis lo ha puesto de manifiesto y es
uno de los desafíos a superar.
Parte 2: Nuestra intención en este trabajo es reflexionar sobre la nueva
realidad que nuestros países enfrentan. La globalización ha influido en todas
las economías y nuestras vidas. Para tratar de entender esta crisis es
necesario entender cuáles fueron los cambios políticos, económicos y en la
administración que la globalización produjo. A partir de ello, replantear
paradigmas
29
y conceptos
30
que sean compartidos por la comunidad y

29
Concretamente lo que estamos planteando es la necesidad de que los avances teóricos sean
instalados en toda la sociedad. Dei (2000), por ejemplo, consideraba la exigencia de pensar un
´´nuevo enfoque del Management, (que) será, de hecho, intentar la superación de los paradigmas
mediante los cuales todavía analizamos, pretendemos transformar o tenemos la ilusión de gestar
cambios sustantivos´´. A esos paradigmas que debemos superar los ha denominado
paradogmas.
30
Una muestra: el concepto de pobreza que socialmente seguimos utilizando es el proveniente de
épocas remotas, con un enfoque exclusivamente economicista y midiéndose por el nivel de
ingresos. Con las experiencias en América Latina, ¿podemos seguir considerando la pobreza
sólo como una cuestión económica, desconociendo los avances teóricos aportados desde
distintas disciplinas, incluso la economía? Por otro lado, a pesar de la literatura producida por las
universidades, socialmente no diferenciamos la pobreza estructural de la coyuntural. Son dos
realidades totalmente distintas y en consecuencia necesitan tratamientos distintos. En Argentina
estamos teniendo la tercera generación de pobres (abuelos, hijos y nietos).
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 44 -
redefinir las misiones y los roles sociales de las organizaciones públicas y
privadas
31
, reconociendo que ha fracasado la ´´teoría del derrame´´.
Parte 3: Esta crisis es la primera gran crisis de la era global. Los efectos que
pueda tener tanto a corto como largo plazo son muy difíciles de proyectar. Lo
que sí podemos decir que esta crisis puso en evidencia que el mercado
autoregulado en una economía global no es suficiente.
Creemos que de la crisis debe emerger fortalecida la figura del Estado
Nación. Y creemos que es éste el único capaz de poder prevenir futuras
crisis o aminorar sus efectos. Hay una economía mundial pero no estado
mundial, esta crisis ha dejado eso en notoria evidencia. Vemos que tanto el
papel de los estados nacionales como de los organismos multinacionales van
a ser importantes para nuestro futuro. Se necesita el Estado de Bienestar en
la era de la globalización. Entendemos que esa puede ser una de las
lecciones que esta crisis nos puede dejar. Pero nos surgen los interrogantes
sobre cómo diseñarán su futuro los países latinoamericanos. ¿Habrá una
búsqueda individual o conjunta?, ¿los liderazgos de Brasil y México, cómo
jugarán?, son sólo algunos indicativos de la diversidad de respuestas.
Parte 4: La mayor participación del Estado debe, inexorablemente, ir
acompañada de un mayor control ciudadano. Para ello, la gestión pública
debe incorporar mecanismos que permitan:
• una mayor participación de la ciudadanía,
• mayor información al ciudadano (no es publicitar las obras realizadas)
• la rendición de cuentas (accountability) que permita la transparencia en el
manejo de los recursos públicos
• la consolidación de las instituciones estatales,
• una búsqueda prioritaria de la cohesión social, en un ambiente de libre
deliberación y promoción del debate,
• una construcción colectiva, mediante acuerdos programáticos

31
Estos replanteos, llevarán a redefinir los roles de las organizaciones públicas y privadas, que se
reflejarán en sus visiones, misiones y objetivos estratégicos. Por ejemplo, ¿podemos seguir
considerando que la empresa es sólo una unidad económica, abstraída de la realidad social en la
cual está inserta?. ¿Tiene otro tipo de obligaciones?. ¿Podemos seguir pensando en la RSE sólo
como una cuestión voluntarista de la empresa?, ¿Se necesitará la implantación obligatoria de los
Balances Sociales?; son sólo algunos de los interrogantes que merecen una rápida respuesta.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 45 -
• y la amplia utilización de las TICS (como lo propone Rodatá, 2000)
Parte 5: Algunos números sobre los ciclos económicos
32
.
Si hiciésemos un análisis de la cantidad de meses que hubo de
´´normalidad´´ y de ´´crisis´´ en el modelo neoliberal (unos 351 meses, desde
1980, con el surgimiento del thatcherismo/reaganismo, hasta marzo/2009),
con datos Calderón (2008), Ocampo (2007) y Banco Mundial (2008) tenemos
que el período de total normalidad abarca un 36% (126 meses
aproximadamente) y el de crisis un 64% (unos 225 meses). En
consecuencia, pudiésemos afirmar que es un modelo donde la normalidad es
estar en crisis y la anormalidad/excepcionalidad es estar en bonanza o por lo
menos sin crisis. Es obvio, que ningún ser humano aceptaría adquirir un
producto que no funcione las 2/3 partes de su vida útil. Lamentablemente, los
modelos económicos no se compran, se les imponen a las sociedades,
especialmente a las latinoamericanas.
Si seguimos a Kondratieff (Urquidi, 1944), estaríamos ubicados en el 4º ciclo
largo que habría empezado en 1946 y estaría terminando entre 2008 y
aproximadamente el 2015, con 2 fases: la expansiva que correspondería la
keynesianismo/Estado de Bienestar/los 30 años dorados (34 años) y la
contractiva que correspondería la neoliberalismo/los 30 años nefastos (36
años), lo que daría un ciclo largo de 70 años (34+36). Por lo tanto, seríamos
testigos hacia aproximadamente el 2015 del nacimiento del 5º ciclo largo en
economía.
Si tenemos en cuenta que esta crisis del 2008 puede ser terminal para el
neoliberalismo y para el 4º ciclo largo (en otras palabras estaríamos en
presencia de una doble crisis: de fin de fase y de fin de ciclo largo a la vez) y
teniendo en cuenta que la crisis terminal del keynesianismo/Estado de
Bienestar (1946-1979: unos 408 meses) duró de 1973 a 1979 (unos 7 años)
y que la crisis del fin del 3º ciclo largo –según Kondratieff- duró de 1914 a
1921 (8 años, aunque podríamos incluir hasta la finalización de la 2º guerra
mundial dentro del ciclo -1914 a 1945-, lo que daría 31 años), se podría
pronosticar que esta crisis puede durar más de 2 años, pudiéndose extender
hasta unos 8 años
33
.

32
En el apéndice efectuamos, aunque breve, un análisis más detallado.
33
Es posible, dentro del período de crisis, que existan algunos cortos subperíodos de cierta
tranquilidad, otros de cierto bienestar y otros de zozobra. Este período de crisis es el que
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 46 -
En resumen:
Período Modelo
Fuente de
Productividad
1946 - 1973/1979 Estado de Bienestar Energía Calórica
1980 - ¿2008/2015?: Neoliberalismo Mitos/creencias
¿2015? en adelante ¿¿¿¿¿????? ¿¿¿¿????

Parte 6: ´´Pareciera que no estamos ante un dilema, del que no podemos
esperar si no algo peor de lo mismo; estamos ante la oportunidad de tomar
decisiones verdaderamente estratégicas sobre nuestro futuro … (de ello
dependerán las sociedades que se construyan) … Lo que queremos indicar
es que habrá profundas diferencias, que motivan nuestros interrogantes´´
(Milocco, 2008). Los hechos vividos y los aportes de distintos autores
fortalecen la idea: que los países tienen la globalización que se merecen.
Preguntas Finales
¿Cómo reconstruir las nociones básicas de “fiabilidad” (Giddens, 1994)
cuando “el ideal moderno de subordinación de lo individual a las reglas
racionales colectivas ha sido pulverizado”, cuándo el individualismo
hedonista y personalizado se ha vuelto legítimo” (Lipovetsky, 1995:7-9)
Cómo se reconstruye en palabras de Putnam el capital social, la solidaridad
orgánica de Durkheim?
¿Cómo hacemos para que el desarrollo se vea plasmado en ¨los grados de
libertad¨ que plantea Amartya Sen?
¿No será necesario refundar al Estado?, ¿no necesitará plantearse lo que
debería ser un nuevo tipo de Estado de Bienestar?;
¿No necesitará pensarse qué nuevos valores debería sustentar la sociedad?,
ya que “ser indiferente a los valores, hace que las soluciones inevitablemente
se ubiquen siempre detrás de los problemas”. (Gómez Fulao, 2005:186)


necesitaría el capitalismo para realizar la destrucción de los cimientos de la fase y/o ciclo que
termina y para realizar la construcción de los cimientos de la fase y/o ciclo que comienza.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 47 -
Apéndice
BREVE ANÁLISIS DE LOS CICLOS ECONÓMICOS DEL CAPITALISMO
PARA ENTENDER EN QUÉ CICLO SE ENCUENTRA EL ACTUAL
MODELO LLAMADO NEOLIBERALISMO
Características de los ciclos
Según Kondratieff (Urquidi,1944):
1. los ciclos tienen 2 fases: la ascendente o expansiva (compuesta por un
ascenso y una cima) y la descendente o contractiva (compuesta por un
descenso y un fondo)
2. los ciclos comienzan con una fase ascendente.
3. en la fase ascendente existe mayor cantidad de años de auge que de
crisis y en la fase descendente existe mayor cantidad de años de crisis
que de auge.
4. en los últimos años de la fase descendente de un ciclo largo (ciclo que se
termina) -y que continúa durante los primeros años de la fase ascendente
de un ciclo largo que se inicia-, se producen importantes cambios sociales
y/o tecnológicos y/o en los saberes.
Keynes agregó (1974:pp.125,279-280,286-287):
5. la fase ascendente es abrupta y corta y la descendente suave y larga.
6. la respuesta a la pregunta que se plantea un inversor es: ¿el dinero
conviene ser ahorrado o conviene ser arriesgado en empresas?:
a. la fase descendente se produce cuando la tasa de interés (i) del dinero
o de inversiones no empresariales -que no movilizan al factor trabajo-
es mayor que la tasa de beneficio (b) de las inversiones empresariales
-que moviliza al factor trabajo- => i > b.
b. la la fase ascendente se produce cuando la tasa de beneficio (b) de las
inversiones empresariales -que moviliza al factor trabajo- es mayor que
la tasa de interés (i) del dinero o de inversiones no empresariales -que
no movilizan al factor trabajo- => i < b.
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 48 -

Investigación realizada por Kondratieff
Kondratieff realizó sus cálculos hasta 1915, estimando que la crisis
terminaría en 1921 y no siguió más allá de esta fecha. Siguiendo con su
razonamiento, estaríamos ubicados en el 4º ciclo largo (cuya faz ascendente
correspondería al Estado de Bienestar/Keynesianismo/los 30 años gloriosos -
33 años o 408 meses (1946-1979)- y la descendente correspondería la
neoliberalismo que llamamos los 30 años nefastos -unos 35 años (1980-
¿2015? -en los siguientes renglones se explica cómo llegar a la fecha
estimada entre signos de pregunta-)-, lo que daría un ciclo largo de unos 68
años -33+35-).
Ciclos económicos del capitalismo s/Kondratieff (según Martinez Sánchez,2009)
1790-1814
(24 años)
Ascendente/Auge/Expansiva 1º ciclo largo del
Capitalismo-Liberalismo
(58 años)
1815-1849
(34 años)
Descendente/Depresión/Retraída
1850-1873
(23 años)
Ascendente/Auge/Expansiva 2º ciclo largo del
Capitalismo-Liberalismo
(45 años)
1874-1896
(22 años)
Descendente/Depresión/Retraída
1897-1921
(24 años)
Ascendente/Auge/Expansiva 3º ciclo largo del
Capitalismo-Liberalismo
(48 años)
1922-1945
(24 años)
Descendente/Depresión/Retraída
Ascendente/Auge/Expansiva
Keynesianismo/Estado de bienestar 1946-1979
(33 años) 1973-1979: Crisis y desaparición (aumento
precio del petróleo)
Descendente/Depresión/Retraída
Neoliberalismo y casi desaparición del
Comunismo
4º ciclo largo del
Capitalismo
(68 años) 1980-
¿2015?
(35 años) ¿2008-2015?: Crisis y ¿posible desaparición
por desmedida especulación financiera?
Nota: Las cursivas son nuestras
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 49 -

Investigaciones realizadas por el Banco Mundial(11/08) y la CEPAL(12/07 y
12/08) sobre el Neoliberalismo:
En el trabajo del BM no se profundiza sobre las causas que originan las
crisis; lo que hace es hacer hincapié sobre la heterogeneidad de formas y
efectos en que pueden verse afectados los países y las sociedades, la
imposibilidad de predecir su inicio y sus posibles efectos y fundamentalmente
se refiere a cómo deben afrontarlas de la mejor manera posible los bancos,
las empresas, las familias y sobre todo el Estado (como protector de crisis de
última instancia de la sociedad en su conjunto).
Aún así, se analiza desde otro enfoque la información brindada por el Banco
Mundial, que tal vez permita realizar una predicción.
Haciendo un análisis de la cantidad de meses de crisis en el modelo
neoliberal (desde 01/1980 hasta 03/2009), en donde existió un aumento del
riesgo país y fuga de capitales, tenemos:

Bonanzas
(CEPAL): 126
meses - 35%
del total
Crisis (BM): 225 meses - 65% del total
1980-1989: la década perdida por crisis de la deuda en
Latinoamérica (México 1982 y resto de los países endeudados
con los bancos europeos y estadounidenses durante la década
del 70), cuando estos bancos tenían una gran liquidez producto
de los depósitos de los “petrodólares” (por el brusco aumento del
valor del petróleo en los 70, que originaron una gigantesca
transferencia de recursos de los países consumidores de petróleo
a los países productores de la OPEP), incentivando los bancos a
que los países tercermundistas se endeudaran financieramente
en vez de hacerlo en cuenta corriente del comercio internacional,
ya que la tasa de interés financiero era más baja y el crédito a
más largo plazo que el comercial pero a una tasa de interés
variable, a diferencia de la comercial que era fija. Total: 10 (años)
x 12 (meses) = 120 meses
1990-
06/1995: la
media
década
mediocre

Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 50 -
07/1995-2002: media década perdida por crisis en distintos países
en desarrollo: México (1995), Sudeste asiático (1997), Rusia y
Brasil (1998) y Argentina (1998-2002). Total: 6 (meses) + 7 (años)
x 12 (meses) = 90 meses
2003-03/2006
(sobre todo
entre
04/2004-
03/2006)

04/2006-06/2006: crisis asiática, sobre todo en Rep. Popular
China (circunscripta a estos países). Total: 3 meses
07/2006-
06/2007: el
más
importante

07/2007-08/2007: crisis bancaria en Estados Unidos (circunscripta
a este país). Total: 2 meses
09/2007-
02/2008

03/2008-04/2008: nuevo estallido de la crisis bancaria en Estados
Unidos (circunscripta a este país). Total: 2 meses
05/2008-
07/2008

08/2008-01/2012: estallido final de la crisis bancaria -y ahora
económica- en Estados Unidos, que se propagó a Europa. Total:
8 meses
Total de meses de crisis = 120+90+3+2+2+8 = 225 (meses)
Total duración del Neoliberalismo: 01/1980-03/2009 => 1 (meses) + 12
(meses) x 31 (años) = 351 (meses).
De acuerdo a lo anterior, sobre un período total del Neoliberalismo de 351
meses, el período total de crisis abarca el 64% (225 meses) y el de
normalidad abarca el 36% (126 meses = 351-225); con estas sencillas
operaciones aritméticas y relacionales, se llega a la conclusión que el
Neoliberalismo es un modelo de epilepsia inversa: lo normal es estar en
crisis y lo anormal es no estar en crisis y con suerte, tener pocos momentos
de auge, coincidente con la proyección hacia el futuro de las investigaciones
realizadas por Kondratieff.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 51 -
De más está decir que ningún ser humano aceptaría comprar un producto
que no funcione (casi) las 2/3 partes de su vida útil; se lo tirarían al vendedor
por la cabeza.
Lo grave aquí es que los “modelos económicos” no se compran, se imponen
a la sociedad.
En el paper presentado en el 2009 indicamos: ”Si seguimos a Kondratieff
(Urquidi,1944), estaríamos en el 4º ciclo largo que habría empezado en 1946
y estaría terminando entre el 2008 y aproximadamente el ¿2015?, con 2
fases: la expansiva que correspondería al Keynesianismo/Estado de
Bienestar/Los 30 años dorados (34 años) y la contractiva que correspondería
al Neoliberalismo/Los 30 años nefastos (36 años), daría un ciclo largo de 70
años (34+36) y seríamos testigos, aproximadamente en el año 2015, del
nacimiento del 5º ciclo largo en economía en su fase ascendente hasta
aproximadamente el año 2040 y desde esta fecha hasta aproximadamente el
año 2075 en su fase descendente y así la repetición sucesiva de nuevos
ciclos largos con sus dos (2) fases (ascendente y descendente), mientras
dure el Capitalismo.
Si tenemos en cuenta que esta crisis del 2008 puede ser terminal para el
neoliberalismo -y para el 4º ciclo largo- y teniendo en cuenta que la crisis
terminal del keynesianismo/Estado de Bienestar (1946-1979: unos 408
meses) duró de 1973 a 1979 (7 años) y que la crisis del fin del 3º ciclo largo -
según Kondratieff- duró de 1914 a 1921 (8 años, aunque creemos que
deberíamos incluir hasta la finalización de la 2º guerra mundial dentro del
ciclo –1914 a 1945-, lo que daría 31 años), se podría pronosticar que esta
crisis puede durar no 2 años como desean los políticos y economistas sino
varios años más (de 4 a 7 años)
34

Hoy, febrero de 2012 podemos escribir:
1. Si prolongamos la duración del Neoliberalismo hasta 01/2012 = 385
meses; de crisis = 259 meses => 67% en crisis => ya se superaron los 2/3
de tiempo total del modelo.

Es ¡osillc, dcniro dcl ¡críodo dc crisis, quc c×isian algunos corios sul¡críodos dc cicria
iranquilidad, oiros dc cicrio licncsiar y oiros dc zozolra. Esic ¡críodo dc crisis cs cl quc
ncccsiiaría cl ca¡iialisno ¡ara rcalizar la dcsiruccion dc los cinicnios dc la fasc y/o ciclo quc
icrnina y ¡ara rcalizar la consiruccion dc los cinicnios dc la fasc y/o ciclo quc conicnza.
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 52 -
2. Se llegó a los cuatro (4) años de crisis y aún no se vislumbra la luz al final
del túnel; es más, ni siquiera se ve si existe el túnel.
3. Es desconcertante comprobar que se estén aplicando como recetario para
salir de la crisis las medidas que llevaron a la crisis (restricciones fiscales,
achique del Estado, privatizaciones, desregulaciones, despido de
empleados públicos, etc.), siendo caso testigo el de Grecia.
Prospección sobre los modelos económicos
¿Se podrá predecir cuánto puede durar la crisis que vivimos actualmente? Es
difícil, ya que se estaría proyectando el futuro de la sumatoria de conductas
individuales que siempre son impredecibles, pero mediante una relación
entre historia, economía y estadísticas posiblemente se puedan sacar
algunas prospecciones (anticipar acontecimientos en base a información del
pasado).
Para ello se realizará un análisis histórico-matemático de los modelos
económicos que existieron y/o que existen dentro del sistema capitalista
desde 1790 en adelante, basándonos en la forma en cómo fueron y/o son
manejados los factores productivos (tierra, trabajo, capital y tecnología) junto
con el nivel de intervención del Estado en la economía.
Como guía para el análisis se utilizará la siguiente función cuyas variables
independientes o parámetros serán los factores productivos y la intervención
del Estado en la economía, pero como los valores de las variables no son
numéricas sino valorizadas según la importancia que se le otorgue (0 -no
tenido en cuenta-, caro -C -, barato -B - y neutro -N: ni caro ni barato-):
M[odelo] E[conómico] = f(Ti[erra]; Tr[abajo]; C[apital]; Te[cnología]; E[stado])
(variable dependiente) (parámetros o variables independientes)

ME =f(Ti;Tr;C;Te;E)
Y si lo analizamos desde el punto de vista de la renta de los factores
productivos, tendremos:
Tierra = R[enta]
Trabajo = S[alario]
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 53 -
Capital = I[nterés] y B[eneficio] E[mpresario]
Tecnología = R[egalías] y P[atentes]
Estado = I[mpuestos]
La función será:
ME =f(R;S;IyBE;RyP;I)
Bajo la perspectiva propuesta, todo modelo económico es funcional a las
decisiones que la sociedad y el Estado establezcan sobre la forma de
disponer de los factores productivos existentes y al rol que se le asigne al
Estado.
A partir de esta función, se podrá obtener matemáticamente la cantidad
mínima de modelos económicos que pueden existir; es una permutación con
repetición cuya fórmula es
n
P
r
= n
r
, que tiene como mínimo cuatro (4) valores
(n) diferentes (0 -no tenido en cuenta-, caro -C -, barato -B - y neutro -N: ni
caro ni barato-), para las cinco (5) variables independientes (r) de la función;
esto significa:
4
P
5
= 4
5
= 1024 modelos económicos posibles (que puede dar
como resultado desde {0,0,0,0,0} hasta {N,N,N,N,N}); hay que tener en
cuenta que durante el Capitalismo se usaron solamente tres (3) modelos.
Conclusiones sobre algunas características que podemos ver sobre el
capitalismo a partir de las cuales podemos empezar a pensar cómo
(sobre)vivi(re)mos ¿en él o en otro sistema?
En base al análisis histórico de los modelos capitalistas que pasaron y del
que actualmente rige al mundo, podemos sacar las siguientes conclusiones
pero sin entrar en las causas de los mismos:
1. Factor productivo Tierra. Hasta ahora se ha visto que en los distintos
modelos económicos ensayados por el Capitalismo este factor fue barato
en la mayor parte del tiempo (primero fueron los alimentos, luego los
minerales y por último los energéticos, con solapamiento entre ellos), por
lo que su encarecimiento llevó a una crisis y posterior caída de los
mismos.
2. Factor productivo Trabajo. Si se presta atención sobre si la forma en que
se iniciaron cada uno de los modelos capitalistas fue violenta o pacífica,
podemos notar que los que nacieron bajo el signo de la violencia, el
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 54 -
desenvolvimiento posterior del factor productivo “trabajo” y su renta
(salario) fue el de ser barato; en cambio, cuando nació bajo el signo de la
paz, el desenvolvimiento posterior del factor productivo “trabajo” y su renta
(salario) fue el de ser caro.
3. Factor productivo Capital. El autor de este trabajo no vio que alguna vez
se cuestionara porqué sus modelos económicos siempre se basaron en
que este factor sea caro (yendo más allá de las momentáneas bajas en
las tasas de interés que se realicen como fomento estatal de ciertas
actividades o como medidas anticíclicas temporales ante las minicrisis que
se producen); sería interesante ver cuáles podrían llegar a ser los
resultados de un modelo económico cuyo cimiento sea tener barato a este
factor.
4. Factor productivo Tecnología.
a. Los autores de este trabajo no vieron que alguna vez se cuestionara
porqué los modelos económicos siempre se basaron en que este factor
sea caro; sería interesante ver cuáles podrían llegar a ser los
resultados de un modelo económico cuyo cimiento sea tener barato a
este factor.
b. Dentro del seno del Capitalismo (tal como sucedió durante la etapa
previa al maquinismo) se está dando un proceso de investigación para
lograr la masificación de nuevas tecnologías, que podría llegar a ser
tan revolucionario como lo fue el cambio del uso masivo de la
tecnología de trabajo mecánico-celular-muscular por la mecánico-
molecular-termodinámica, que dio origen al Capitalismo (el maquinismo
a vapor); esto podría significar el cambio del uso masivo de la
tecnología mecánico-molecular-termodinámica por la del uso masivo de
la tecnología mecánico-cuántica, que incluso podría llegar a producir la
caída del Capitalismo por otro sistema y que a lo mejor, los
fundamentos del nuevo sistema se estén construyendo sin que nos
demos cuenta. En otras palabras, el Capitalismo puede en estos
momentos estar cambiando hacia otro sistema pero quienes estamos
inmersos en esta época, podemos estar creyendo que estamos ante
una crisis más que pasará sin cambios al modelo actual o que estemos
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 55 -
cambiando de ciclo o de fase de ciclo dentro del Capitalismo pero no
estamos pensando en un cambio hacia otro tipo de sistema de vida.
Aún así, la historia enseña que no solamente el cambio de tipo de
tecnología de trabajo y su masificación pueden originar una revolución
social (McLuhan,1996); también lo fueron:
la agricultura (entre el paleolítico y el neolítico) provocando el cambio
del nomadismo al sedentarismo,
la metalurgia y su aplicación militar (entre el neolítico y la antigüedad)
provocando el desarrollo de las ciudades-estados,
el desarrollo de la escritura (entre el neolítico y la antigüedad)
provocando el desarrollo del conocimiento técnico y la separación entre
sociedades orales y sociedades escriturales,
el desarrollo del alfabeto (en la antigüedad) como el desarrollador de la
idea de la fragmentación del tiempo y espacio, el principio de
intercambiabilidad de piezas y el desarrollo del conocimiento racional
filosófico y científico griego,
la fragmentación política (entre la antigüedad y el medioevo) del Estado
imperial romano en los feudos europeos,
los relojes mecánicos (durante el medioevo) provocando una
profundización de la fragmentación del tiempo y con ello, la ruptura con
la forma de vida basada en el tiempo natural al poder controlar su
cuantificación, imponiendo el desarrollo de una nueva forma de vida
laboral y social basada en los tiempos mecánicos de trabajo,
el sistema de numeración indo-arábigo (entre el medioevo y la
modernidad) como principio de intercambiabilidad de piezas con el
consiguiente desarrollo de la ciencia y tecnología moderna,
la imprenta de tipos móviles (entre el medioevo y la modernidad)
provocando el desarrollo de la mecanización fundamentada en el
fraccionamiento del problema, la intercambiabilidad de las piezas, la
producción seriada, la homogeneidad del trabajo y la masificación del
conocimiento.
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 56 -
Lo que debemos tener en claro es que el Capitalismo moderno o industrial
fue el primer sistema de vida que nació como consecuencia de un cambio
en el tipo de tecnología de trabajo (el maquinismo a vapor) y que no
existen motivos para que esto no vuelva a suceder.
5. Si se analizan las distintas crisis del Capitalismo, en la mayoría de los
casos, fueron ocasionadas por (la especulación financiera en) el sector
privado y no por los Estados, salvo en los casos de conflicto bélico.
6. Latinoamérica nunca tuvo un modelo económico autóctono desde que fue
incorporada al mundo europeo en el 1500, ya que todos los modelos
fueron importados de Europa o Estados Unidos, que están ajustados a la
realidad de esos países pero no a la realidad latinoamericana, por lo que
sería saludable generar un modelo propio; tal vez uno que contemple las
características culturales generales y particulares de la región, permita
una racional y adecuada articulación entre Estado, Sociedad y Mercado,
entre el país y la región y entre la región y el Mundo, donde los Estados
en forma individual y /o conjunta, sean los grandes “administradores” de
dicha articulación, ayudado por las fuerzas vivas sociales y económicas
existentes asumiendo un rol social activo dentro de la realidad política,
social, geográfica e histórica en la que se encuentren inmersos.
7. Consideramos que las “soluciones” a las crisis recurrentes del Capitalismo
dadas por sí misma no son soluciones definitivas sino paliativos
transitorios; estaríamos ante postergaciones de la inevitabilidad de las
crisis que en el corto o largo plazo, igual se termina(rá)n produciendo (en
definitiva, trasladar el problema al futuro).
La ocurrencia histórica de las crisis dentro del Capitalismo son un indicio
muy importante que el sistema capitalista no prepara (por incapacidad,
inacción, desinterés y/o falta de voluntad) intelectuales para dar soluciones
definitivas a sus crisis recurrentes; solamente prepara(ría) a los
intelectuales para dar paliativos transitorios: el hacerlos expertos en
trasladar la ocurrencia de las crisis hacia el futuro (generando un problema
de tipo intergeneracional, afectando a las futuras generaciones), hacia los
grupos sociales más vulnerables (generando un problema de tipo social) o
hacia otros países (por ejemplo el problema de la deuda externa en la
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 57 -
década de 1980 a los países latinoamericanos cuando la FED de Estados
Unidos aumentó abruptamente las tasas de interés del dólar -sin perder de
vista la responsabilidad de los gobiernos latinoamericanos de entonces- o
creando guerras y/o invadiendo a países militarmente más débiles) o como
escribió Marx (1985:pp.14) creando una crisis más grande que la que se
está produciendo o como escribió Keynes (1943:pp.125,279-280,286-
287,329) que el Estado adopte todas las medidas económicas necesarias
para que realidad económica se encuentre en una situación de
permanente cuasi-auge evitando las depresiones o bien quedar a la
espera que la solución la brinde la Naturaleza con una catástrofe que si
bien ocasiona un desastre en cuanto al sacrificio de vidas humanas, una
amplia destrucción del capital físico es funcional al sistema (como ser el
tsunami japonés de principios del 2011 que obliga a reponer el capital
destruido).



























Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 58 -

Sobre los autores

Gualberto José María Milocco
Doctorando en Administración, Especialista en Planeamiento Estratégico,
Profesor titular Universidad Pública, Director de proyectos financiados por
BID y WB, Gerente de unidades de negocios sector bancario, Director
General de EDG http://www.equipodyg.org/
gualbertomilocco@yahoo.com.ar

Germán Messina
Doctorando en Administración, Especialista en Finanzas, Profesor titular
Universidades Privadas, Director de GM Inversiones, Conferencista
gm@gminversiones.com.ar

Rubén Armando Foscarini
Doctorando en Contabilidad, Especialista en Sistemas Administrativos,
Consultor en sectores hotelería, construcción, metalurgia, feed-lot, calzado
deportivo, otros
rfoscarini@yahoo.com















Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 59 -
BIBLIOGRAFIA
BAUMAN, Zygmunt (1999); La globalización. Consecuencias humanas;
Editorial FCE; San Pablo
BAUMAN, Zygmunt (2006); Modernidad Líquida; Editorial FCE; 6ª
reimpresión
BID (2009), Informe Progreso Económico Social 2008;
http://www.iadb.org/res/ipes/2008/preface.cfm?language=sp
BORON, Atilio (2008); Lecciones para recordar; en Realidad Económica;
publicado el 17-octubre; disponible en
http://www.iade.org.ar/modules/noticias/article.php?storyid=2658
BOURDIEU, Pierre (2000); Intelectuales, Política y Poder; Ed. EUDEBA;
Bs.As
BUNGE, Mario (1980); ´´Status epistemológico de la administración´´;
ponencia presentada en las Primeras Jornadas Nacionales de
Administración, Buenos Aires, en SCARAMO, E (1999); Metodología de las
Ciencias Sociales. Lógica, Lenguaje y Racionalidad. Ed. Macchi, p. 351-356;
Buenos Aires.
CALDERON, F. (2008). Una inflexión histórica. Cambio político y situación
socioinstitucional en América Latina. Revista de la CEPAL 96 12/2008 pp.
121-134.
http://www.eclac.org/publicaciones/xml/7/34907/RVE96Calderon.pdf
CASTELLS, Manuel (1998); La era de la información; Volumen 1 y 2.
CHESNAIS, Francois (2008); Como la crisis del 29, o más… Un nuevo
contexto mundial; en Realidad Económica; publicado el 03-octubre;
disponible http://www.iade.org.ar/modules/noticias/article.php?storyid=2643
DEI, Daniel (2000); Necesidad y condición de posibilidad de un nuevo
enfoque del Management; XVI Encuentro Nacional de Docentes en
Administración General; mayo.
FERRER, Aldo (2010); Raúl Prebisch y el dilema del desarrollo en el mundo
global; en Revista CEPAL nº 101, pág. 7/15; agosto
FMI (2009); Perspectivas de la economía mundial; Serie Al Día; 28 de enero
GIDDENS, Anthony (1994); Consecuencias de la modernidad; Alianza
Editorial; Madrid
GIDDENS, Anthony (2000); Un mundo desbocado. Los efectos de la
globalización en nuestras vidas; Editorial Taurus.
GÓMEZ FULAO, Juan Carlos (2005); Tiempos de la Economía, épocas de
inequidad; Ediciones Cooperativas; Buenos Aires.
IESE Business School, University of Navarra (2010); Basilea III. Hacia una
nueva arquitectura financiera.
Gualberto J.M. Milocco – Germán Messina – Rubén Armando Foscarini

- 60 -
KLIKSBERG, Bernardo (2009); Por qué se enojó el Presidente; en La
Nación, sección Opinión; 10 de marzo.
KRISTOF, Nicholas (2008); Ganar US$ 17.000 por hora... y fundir un banco;
The New York Times, reproducido por La Nación, sección Exterior; 19-
setiembre.
LIPOVETSKY, Gilles (1995); La era del vacío. Ensayos sobre el
individualismo contemporáneo; Ediciones Anagrama; Barcelona.
MANUELITO, S y otros (2009); La crisis sub-prime en Estados Unidos y la
regulación y supervisión financiera: lecciones para América Latina y el
Caribe; documento CEPAL – Serie macroeconómica del desarrollo nº 79;
febrero
MILOCCO, Gualberto (2008): "Globalización, ¿existe? Hacia las definiciones
en el Desarrollo Local", Tecsistecatl. Revista Interdisciplinar, 3, Invierno
2008. Disponible en Internet:
http://www.eumed.net/rev/tecsistecatl/n3/gjmm.htm
MILOCCO, Gualberto y FERREYRA, Silvina (2008); Hacia la producción en
marketing. La tensión entre producción y acreditación, en Contribuciones a la
Economía, agosto, disponible en http://www.eumed.net/ce/2008b/mf.htm
MINTZBERG, Henry (1991); Mintzberg y la dirección; Ediciones Díaz de
Santos
OCAMPO, Julio (2007); La macroeconomía de la bonanza económica
latinoamericana; Revista de la Cepal nº 93; diciembre; pág. 7-29
PEREZ ENRRI, Daniel (2000); Economía, en el pensamiento, la realidad y la
acción; Ediciones Macchi.
PFEFFER, Jeffrey (2000); Nuevos rumbos en la teoría de la organización;
Ed. Oxford University Press México
PORTER, Michael (1999). Estrategia Competitiva. 26ª reimpresión.
Compañía Editorial Continental. México (D.F.).
PURYEAR, Jeffrey y Mariellen MALLOY JEWERS (2010); Informe ´´La
política fiscal y los pobres en América Latina´´ para INTER-AMERICAN
DIALOGUE; junio; Síntesis disponible en
http://www.thedialogue.org/PublicationFiles/Policy%20Brief%203%
20Fiscal%20Policy%20and%20the%20Poor%20final%20June%2028.pdf
RODOTA, Stefano (2000). Tecnopolítica. Editorial Losada S.A.
SCHUMPETER, Joseph (1952); Capitalismo, socialismo y democracia.
Aguilar.
SEN, Amartya; Necesitamos una alianza entre el Estado y el mercado;
entrevista diario El País, suplemento Negocios, 08.febrero.2009; Madrid.
Las sociedades latinoamericanas en las que (sobre)vivi(re)mos
- 61 -
SEVARES, Julio (2008); La especulación en el mercado de comodities;
Revista Realidad Económica nº 240, editada por IADE; diciembre.
TOURAINE, Alain (1999); ¿Podremos vivir juntos?. Iguales y diferentes;
Editorial FCE; San Pablo.
TOURAINE, Alain (2000); La lucha social es hoy por los derechos culturales;
entrevista realizada el 18-julio-2000, con acceso en
http://www.proyectacultura.org/public/text_inter/derculttouraine.pdf
URQUIDI, Víctor (1944). Ensayos sobre el ciclo económico. FCE.
WORLD BANK, Development Research Group (2008); Lessons from World
Bank Research on Financial Crises; November 2008 ; traducción propia.

Buy your books fast and straightforward online - at one of world’s
fastest growing online book stores! Environmentally sound due to
Print-on-Demand technologies.
Buy your books online at
www.get-morebooks.com
¡Compre sus libros rápido y directo en internet, en una de las
librerías en línea con mayor crecimiento en el mundo! Producción
que protege el medio ambiente a través de las tecnologías de
impresión bajo demanda.
Compre sus libros online en
www.morebooks.es
VDM Verlagsservicegesellschaft mbH
Heinrich-Böcking-Str. 6-8 Telefon: +49 681 3720 174 info@vdm-vsg.de
D - 66121 Saarbrücken Telefax: +49 681 3720 1749 www.vdm-vsg.de