You are on page 1of 2

www.fgabraxas.esp.

st

UNA NOTA SOBRE BASÍLIDES Por Gilles Quispel
Trad. Thelarbus

Una carta proveniente de la escuela valentiniana nos enseña "…. cuando en el principio el Autopator (Dios) contenía en sí mismo todas las cosas, que estaban Él en estado inconsciente (ἐν ἀγνωζίᾳ) etc…" (Epifanio, Panarion 31.5). Al parecer, nos encontramos con una concepción similar en Marcos el Gnóstico: "Cuando en el principio, el Padre. . . . . . que carece de conciencia (ἀνεννόηηος) y de sustancia, que no es ni masculino ni femenino, quiso... " (Hipólito, Refutatio VI, 42,4). Es posible que la famosa descripción de Dios antes de la creación del mundo, que sería hecha por Basílides, no sea más que una amplificación de la misma idea de Dios. El autor dice: Sin embargo, cuando no existía nada, ni materia, ni sustancia, ni lo que está desprovisto de sustancia, ni lo que es simple, ni lo que está compuesto, ni aquello que es perceptible (αἰζθηηόν según la conjetura de Jacobi), ni lo que es imperceptible, ni hombre, ni ángel, ni dios, ni en general nada de lo que puede ser nombrado o percibido por los sentidos o comprendido por la inteligencia, pero cuando todas las cosas estuvieron bien, y de una forma aún más sutil simplemente designados (περιγεγραμμένων), el Dios no existente… ha querido crear el mundo ἀνοήηως, ἀναιζθήηως, sin voluntad, sin intención, sin pasión (Hippolyte Refutatio VII, 21). Ahora bien, es notable que el autor del noveno tratado hermético trata de la combate la opinión de aquellos que por un exceso de reverencia suponen que Dios es ἀναίζθηηος y ἀνόηηος (Corpus Hermeticum IX, 9). Se podría sustituir estas dos palabras por "inconsciente", porque αἴζθηζις tiene los dos sentidos de percepción sensible y percepción intelectual, y equivale al término general de "conciencia". Es posible que "Basílides" haya querido decir que Dios ha creado el mundo inconscientemente, lo mismo que el escritor de la epístola valentiniana, que antes de la creación del mundo todas las cosas descansaban en Dios en un estado de inconsciencia. Si esta interpretación es correcta, puede ayudarnos a explicar un pasaje bastante oscuro del mismo "Basílides". Cuando este autor describió cómo los dos σἱόηηηες espirituales fueron separados del caos original, producido por Dios, y fueron elevados hacia lo alto. Declara: ζπεύδει γὰρ. . . πάνηα κάηωθεν

1

www.fgabraxas.esp.st

ἄνω, ἀπὸ ηῶν τειρόνων ἐπὶ ηὰ κρείηηονα ‧ οὐδὲν δὲ οὕηως ἀνόηηόν ἐζηι ηῶν <ἐν> ηοῖς κρείηηοζιν, ἵνα μὴ καηέλθῃ κάηω (Hippolyte Refutatio VII, 22). Hemos querido corregir este texto. Bunsen propone: ἀκίνηηον en lugar de ἀνόηηον, Wendland prefiere: ἀκοινώνηηον. ¿No se podría, al referirse a lo que precede, conservar el texto transmitido y traducirlo simplemente: "Porque todas las cosas se apresuran de abajo hacia arriba, del mundo inferior al mundo superior. Y ninguna de las cosas en el mundo superior no es tan inconsciente (en Dios) que no ha descendido hacia abajo "? Admito que podría traducirse también como: "Y ninguna de las cosas en el mundo superior está hasta tal punto más allá de la conciencia (humana) que ella no ha descendido hacia abajo”. Pero las cosas espirituales, no siendo incognoscibles según los Basilidianos, que creen haber recibido la γνῶζις ηῶν ὑπερκοζμίων (Hippolyte Refutatio VII, 27), me atrevería a aceptar esta explicación.

Nota adicional En 1948 escribí este breve artículo en la revista Vigiliae Cristianae y fue presentada al mismo Dr. Carl Gustav Jung. Entonces publicó el único ensayo sobre Gnosticismo que escribió: "Símbolos Gnósticos del Self”, Collected Works 9, 287-346. En este estudio, Jung cita el pasaje del Valentiniano Marcos el Mago, que dice que Dios es inconsciente (ἀνεννόηηος) y afirma que esta divinidad simboliza el inconsciente de forma primordial, de estado indiferenciado; el demiurgo inferior simboliza el ego, que cree que no hay nada más allá de él. El Anthrôpos, identificado con Cristo, es un símbolo del Self. Jung se apresura a admitir que siempre estas imágenes en todas las religiones expresan el terreno universal del Ser, la propia divinidad, de quien, sin embargo, la psicología no puede afirmar nada. El físico teórico Wolfgang Pauli tomó la palabra griega e identificó el concepto subyacente de la Voluntad inconsciente de Schopenhauer. Para Pauli se trataba de una imagen adecuada de Dios. Recientemente, Winrich A. Löhr, Basílides und seine Schule, Tubinga 1996, ha negado que Hipólito transmitiese la auténtica doctrina de Basílides (Alejandría- 130), cuyos fragmentos demostraban que era un pensador con talento. Es, sin embargo, inverosímil que un anónimo discípulo anónimo llevase a cabo una idea tan brillante.

2