You are on page 1of 4

PROYECTO DE CATEQUESIS PARA CRISTOLOGÍA INICIO: A modo de comienzo de la catequesis, y para que sirva de inicio motivador, los animadores

solicitarán a los participantes que lo deseen que comenten anécdotas sucedidas en relación a la Navidad. Con esta actividad intentaremos una vinculación entre el hecho social que celebramos cada año y la realidad religiosa de la existencia de un Dios que se encarnó y vivió junto a nosotros. DESARROLLO: El profeta Isaías, se estima que nació en el 765 AC, o sea casi ocho siglos antes del nacimiento de Jesús en Belén. No obstante ello, el ser un profeta de Dios, le permitió saber que vendría un Mesías, que liberará al mundo de las cadenas del pecado y la opresión del dolor por las injusticias. Él profetizó: “Dijo Isaías: Oíd, pues, casa de David: ¿Os parece poco cansar a los hombres, que cansáis también a mi Dios? pues bien, el Señor mismo va a daros una señal: he aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel” (Is 7, 13-14) Nos estaba anunciando que Dios nos dará una señal muy especial, que servirá de luz para los pueblos y que nos indicará el camino a seguir. Su madre, María, un día recibió la visita de un ángel de Dios y éste le dijo: “No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobe la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin” (Lc 1, 30-33). Así, el hijo de María comenzó su vida entre nosotros bendecido por Dios, su Padre, y protegido con el amor de ese padre del cielo, se lo encargó al cuidado de María y de José, quienes debían educarlo en la fe y en las ciencias de la vida. En un hogar de gente humilde, trabajadora. José, su padre en la tierra, era un carpintero en su pueblo que con esfuerzo, con gran trabajo, pudo mantener a su familia y cumplir los preceptos que su religión les ordenaba: presentar a su hijo en el templo de Jerusalén; peregrinar una vez al año al templo a celebrar la pascua; asistir los sábados a la reunión comunal para la lectura de las Escrituras y comentar su contenido; etc. En ese ambiente fue creciendo un niño – joven que se educaba en la fe y en las necesidades de toda familia del pueblo en el Israel del siglo I. Teniendo 12 años, en una visita a Jerusalén ya discutía con los doctores y maestros del templo, en donde intervenía con gran sabiduría y prudencia1. Así transcurrió su vida, que algunos llamaron “oculta”, como modo de diferenciarla de la vida “pública”, que es aquella etapa de la vida de Jesús en la que se dedicó a anunciar el mensaje de redención y de cambio en la vida de las personas que el Hijo de Dios tenía como misión comunicar en su predicación. Ahora tenemos que enfrentarnos a la realidad de saber quién era Jesús. ¿Era Dios en la tierra? ¿Fue un hombre al que Dios le encomendó una misión, como fue el caso de Isaías?
1

Cfr. Lc 2, 41-50

en su predicación. ROSOLINO. expresión de su persona que manifiesta la perfección del hombre3.14) Esta realidad de la encarnación. y hemos contemplado su gloria. GULLERMO. Allá por el 451. la humana y la divina”. organizar y profundizar el estudio de la realidad divina en los primeros siglos de la Iglesia. Veamos una de las más lindas enseñanzas. la persona es el fundamento del carácter relacional (de relación) de la persona. fue dejando enseñanzas que marcarán el camino de todos los cristianos a través de los siglos. (Jn 1. Nos enseñó cómo vivir. Bienaventurados los que trabajan por la paz. . lo asume el Verbo como encarnación de Dios y asume la realidad de un solo yo. Bienaventurados los limpios de corazón. las que Mateo nos deja en el capitulo 5 de su evangelio: Bienaventurados los pobres de espíritu. El hombre es persona y por ello genera una relación horizontal (con otras personas) y una relación vertical (hacia arriba con la trascendencia de Dios y su mensaje de amor y hacia la creación buscando su sustento y un lugar donde habitar). 2 3 Cfr. que tenía grandes sectores sumidos en la miseria y el atraso? Él quería dejarnos dos cosas: por un lado un mensaje que guiara nuestras vidas en el camino que debemos recorrer en esta tierra (lo que llamamos una ética) y por otro lado. Jesús. ¿Pero. utilizaron los conceptos griego de “sustancia” y “naturaleza”. porque ellos verán a Dios. Así hablamos de dos naturalezas (la divina y la humana). la segunda persona de la Santísima Trinidad. porque ellos serán consolados. en Cristo. para qué quiso Dios estar entre nosotros? ¿Cuál fue el sentido para llegarse a una tierra oprimida por el imperio. Bienaventurados los misericordiosos. en esos tres años en que se dedicó a reunir y educar a sus discípulos en la fe. Así se instaura la doctrina que a través de los siglos la Iglesia sostiene sobre la persona de Jesús2. el asumir la realidad humana y redimir a toda la humanidad por los errores cometidos por nosotros (la forma de actuar la redención). Para los filósofos. aquellos líderes que asumieron en la responsabilidad de dirigir. para comprender la doble dimensión de Jesucristo. porque de ellos es el Reino de los Cielos. Persona en la Trinidad es principio de distinción. gloria que recibe del Padre como Hijo único. como se dio a llamar luego. devenir y unión hipostática”.Las Escrituras nos enseñan que Jesús era Dios encarnado en un hombre. porque ellos serán llamados hijos de Dios. porque ellos poseerán en herencia la tierra. Este carácter relacional. puso a pensar a los primeros cristianos. Dice San Juan en su evangelio: Y la palabra se hizo carne. aclara que Jesús es “en dos naturalezas. Los denominados Padres de la Iglesia. porque ellos serán saciados. Y a la pregunta de quién es: afirma que él es “la persona divina del Hijo de Dios hecho hombre”. para poder entenderla. que se llamó Jesús y que vivió en la Palestina del siglo I de nuestra era. y puso su morada entre nosotros. porque ellos alcanzarán misericordia. es signo de la unidad. Bienaventurados los que lloran. Ibid. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia. el Concilio de Calcedonia. Bienaventurados los mansos. en una sola persona. “Encarnación. Jesús el Cristo que es Hijo de Dios.

tiene una misión aún más importante. sino que toda la vida del cristiano debe basarse en el amor y el bienestar de todos. los pobres ejercen una profecía primaria por lo que ellos son en cuanto víctimas. en la proclamación de la palabra. En primer lugar. pues. La conclusión importante para la cristología es que para el conocimiento de Jesús es en verdad necesario conocer a los pobres”. sino que no hizo más que mantenerse en esa perfección propia y en el compromiso de fidelidad para con el pueblo que había elegido a través de los siglos. vino a estar con sus creaturas para salvarnos y mostrarnos el camino adecuado para llegar a la perfección que Él sembró en nuestras almas. en cambio para éstas el ir realizándose es propio de su naturaleza4. que intenta ser el modo de asumir las enseñanzas de Cristo para nuestro continente. Cada vez que dice “Bienaventurados”. Es por ello. buscar la paz y la justicia. Pero este Dios. un hombre. La correlación primaria no se da entre Jesús (y Dios) y los seres humanos en general. Vivir el amor a los demás. donde la paz sea un bien indispensable para la comunidad. y en este sentido. Este Jesús. con su propia muerte de cruz. sin molestar a nadie. Qué es lo que Él ve con buenos ojos. sin agredir a nadie. en segundo lugar. Es Dios que quiere irrumpir en nuestras vidas a fin de inundarla de su amor paternal. Ha querido identificarse con ternura especial con los más débiles y pobres” (196). su amor de guía que nos indica el camino con su propia vida. Cuando Dios se hizo carne. 6 Ibid. Dios es siempre el mismo. “que este es el modo que tiene Puebla de introducir el principio de parcialidad en Cristo. se nos plantea el problema de Cristo en la historia y la forma de llegarnos a Él: “Cristo está presente en su Iglesia. Y verán que ninguna palabra es de odio. que nuestros pastores. que se presentaba como un niño. no cambia.5 Nos dice el P. porque de ellos es el Reino de los Cielos. En la reunión de la Conferencia Episcopal Latinoamericana realizada en la ciudad de Puebla. ese encontrarse con sus creaturas. Cfr. después se podrá establecer la correlación universal. “Una nueva imagen y una nueva fe en Cristo”. llaman a conversión. hemos sabido mirar de un modo especial el mensaje evangélico.Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia. Y. que es el mismo que le habló a Abraham o que guío al pueblo elegido a través del desierto en la salida de Egipto. los obispos. inmersos en América Latina. Y así debemos ser nosotros. no modificó su modo de ser. ofrecen realidades y valores como las que ofreció 4 5 Ibid. JON. México. cuando él era una persona que predicaba la paz y el amor. 6 Y continúa diciendo: “Los pobres. Pero debemos saber que ese mensaje de salvación de Cristo no es adaptado en todos lados igual. es la máxima interpelación al cristiano y al ser humano. pero en esa inmutabilidad cumple su compromiso con la creación. sino entre Jesús (y Dios) y los pobres de este mundo. en los que se reúnen en su nombre y en la persona de sus pastores…. se reúnen cada cierto tiempo y nos dejan su mensaje. Sin injusticias. nos está diciendo qué es lo que el Padre quiere que hagamos. principalmente en la Sagrada Escritura. como la de Jesús crucificado. pues su propia realidad. siendo víctima de las mezquindades humanas. a través de lo cual. Sobrino. Nosotros. . sin guerras. un joven. que es Dios manifestándose entre nosotros. SOBRINO. son quasi – sacramento en dos dimensiones fundamentales de la misión de Jesús. Él decide ese cambio. y si a otros molesta será porque no quieren construir una comunidad capaz de basarse en el amor y la fidelidad a los valores que enaltecen al hombre. Esa es la gran diferencia entre Dios y las creaturas. se encarnó. viéndolo desde la misma realidad que vivimos.

la Madre de su Hijo que supo recibir su misión con abnegación y responsabilidad. tanto nuestra propia salvación. Cfr. y estando la iglesia primitiva (la de los apóstoles y discípulos de Cristo) reunidos en Jerusalén. capítulo 2. en sus escritos teológicos. para que podamos de ese modo descubrir que Cristo es el Salvador y comprender que se nos manifiesta en cada hermano pequeño. Con esto. Es por ello que el recibir el don de la fe implica necesariamente convertirnos en anunciadores de esa fe que recibimos. Hechos de los apóstoles. como el Padre Jon Sobrino. donde aquellos que eran de otros lugares los comprendían según su propio idioma8. en el Cielo. en Cristo y su mensaje nos obliga a comprometernos con una vida de responsabilidad que busque. y en ese sentido.7 Lo que nos quieren enseñar con esto tanto los obispos latinoamericanos. es que en la realidad americana hemos descubierto el rostro de Cristo en la cara sufriente de los pobres. en cada hombre que sufre. como la de los demás. para que comprendamos el misterio de la encarnación de Dios. ya que sólo piensa en enriquecerse y sin importarle cuánto sufren los demás. luego de que Jesús ascendió a los cielos. justicia ante la injusticia. oprimidos. Y así anunciaron que Jesús vivió entre nosotros. La presencia de Dios entre nosotros. Amén. golpeados por un sistema que se presenta como injusto. son portadores de un evangelio. murió y resucitó al tercer día y hoy está junto al Padre. a través de su mensaje de Puebla. . desplazados. Esta es la misión del cristiano y es lo que cada uno anunciará según sus propias capacidades. nos encomendó a todos a transmitir el mensaje de Cristo. nos enseñó su mensaje. perdón de los pecados. Por todo esto. dignidad para los oprimidos. con la ayuda de María. ejercen una evangelización primaria. 7 8 Ibid.Jesús. les envió su Espíritu que alcanzó a los reunidos y cada uno comenzó a hablar en distintas lenguas. en cada madre que llora por sus hijos. que es salvación para el alma. Ahora le vamos a pedir a Dios. el día de Pentecostés.